Opinión

En gestación el próximo fraude electoral del 26 de mayo.

13.05.19 | 09:42. Archivado en Magdalena del Amo

Nadie habla de ello, salvo los periodistas alternativos, libres, que no dependen de una línea editorial ni de los financiadores que sostienen sus medios. Me refiero al supuesto fraude electoral perpetrado en España en las elecciones generales del 28 de abril. Me doy el gusto de empezar este artículo con unas palabras que el periodista neoyorkino John Swinton pronunció en el transcurso de un homenaje que varios profesionales de los medios organizaron en su honor. Cuando a alguien se le ocurrió brindar por la prensa libre, estas fueron sus demoledoras palabras: “No existe la prensa libre. Ustedes lo saben tan bien como yo. Ninguno de ustedes se atreve a escribir su honesta opinión, y si lo hiciese, saben perfectamente que no saldría impresa. A mí me pagan para que no escriba mi opinión sincera en el periódico donde trabajo. A ustedes les pagan por lo mismo que a mí, y si alguno estuviese tan loco como para decir sinceramente lo que piensa, pronto estaría buscando trabajo. Si yo me permitiese escribir lo que pienso de muchos temas, en veinticuatro horas estaría despedido. El trabajo de los periodistas es destruir la verdad, es mentir descaradamente, es pervertir, es vilipendiar, es adular a los que tienen el dinero y es vender a su patria y a su raza para ganarse el pan. Ustedes lo saben igual que yo. Por lo tanto, ¿a qué viene este brindis por la prensa libre? Nosotros somos las herramientas y los siervos de los ricos que están tras bastidores. Nosotros somos solo muñecos; ellos tiran de los hilos y nosotros danzamos. Nuestros talentos, nuestras capacidades y nuestras vidas les pertenecen. Nosotros somos prostitutas intelectuales”. Esto es como para retirarse, a no ser que hayamos jurado no vendernos y decir siempre la verdad aunque nos echen, aunque nos veten, aunque, a pesar de la capacidad y el mérito, nunca lleguemos a la primera fila. Ni falta que hace. La libertad no tiene precio.

Suponíamos que los amos del mundo que actúan tras bambalinas, valiéndose de las marionetas de aquí y allá, estratégicamente colocadas mientras son útiles, iban a seguir con la agenda de demolición de España, y suponíamos bien. El plan continúa. Lo van a volver a hacer. Triste, porque lo que está en juego es una demolición de amplio espectro que afecta a los ámbitos político, territorial, social y moral. A todo. Lo nunca visto antes, ni siquiera imaginado por las generaciones pensantes que solo conocimos la guerra por los libros y por lo que nos contaron los supervivientes, incluidos familiares que la sufrieron. Siento gran estupor, a la vez que rabia, cuando sesudos periodistas bienintencionados –eso quiero pensar— y bien informados, analizan la debacle de la derecha en las pasadas elecciones generales, como si estuviéramos viviendo un momento normal de nuestra historia. Nada es normal ahora. Por eso me pasma que para sus análisis se basen únicamente en lo aparente, en los datos que nos sirven desde la oficialidad corrupta y direccionada, sin ver más allá. Nadie de ellos nombra a Soros, Rothschild, Rockefeller, Bilderberg. Deben creer que son personajes de ficción. La palabra fraude o pucherazo parece no existir en el léxico habitual de quienes analizan las elecciones y los diversos flecos que confluyen en los resultados. ¡Cómo es posible!, me pregunto, una y otra vez, y sigo sin encontrar respuesta. Es fácil caer en razonamientos lógicos y facilones, como la mala campaña de la derecha; es cierto que trabajó contra sí misma al equivocarse de enemigo, por exceso de personalismo, por exceso de ambición, en definitiva, por anteponer el propio interés a las necesidades de los españoles. Como siempre. Pero esto no justifica los devastadores resultados. ¿Quién puede creer en los escaños de Podemos? Nadie en su sano juicio. Se ve a la legua que es un inflado de diseño, de pura necesidad de aritmética. Creo que hay piezas que no se están usando en la confección del puzle; quizá no las tienen. De muchos eventos importantes del pasado, hemos sabido a posteriori que alguien movía los hilos, más allá de lo aparente. Esto debería llevarnos a deducir sobre ciertos actos del presente utilizando las piezas que tenemos detrás de la cortina. En la actualidad, disponemos de muchas más claves para llegar al fondo de los hechos. Observo, con cierta desesperanza, que esto solo lo hacen los periodistas alternativos, libres, como dije al principio, aquellos que se expresan a través de blogs, sin la obligación de rendir cuentas a los comerciantes de ideas, que han convertido el periodismo en pura prostitución, como expresó amargamente el periodista citado.

>> Sigue...


Domingo, 16 de junio

BUSCAR

Hemeroteca

Mayo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031