Opinión

El rincón del soneto -  LOS ESFÍNTERES DE TU NOMBRE,TEZANOS

12.04.19 | 20:04. Archivado en Salvador Freixedo


LOS ESFÍNTERES DE TU NOMBRE,TEZANOS

Los esfínteres de tu nombre, Tezanos,
han, de nuevo, excretado caca y pis,
compitiendo con el diario el País,
que tergiversa y miente a cuatro manos.

Yo les doy un consejo a los hispanos:
No os fiéis nada de lo que diga el CIS,
ni de lo que en la tele veis y oís,
pues lo hacen libretistas muy villanos.

No me extrañará si alguna vez leo,
entre las mentiras que el CIS se inventa,
que Carmen de Cabra es la presidenta

y el Sánchez dirige el Banco Europeo.
Y al gran Tezanos, como recompensa,
lo harán censor general de la prensa.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Eutanasia, matar directamente o dejar morir

12.04.19 | 09:04. Archivado en Magdalena del Amo

Aunque ya hemos entrado en materia en artículos precedentes, conviene dejar claro qué se entiende por eutanasia. Etimológicamente, viene de las palabras griegas “eu”, bien, y “thanatos”, muerte. Buena muerte o bien morir es su significado. Según la interpretación literal de esta acepción, nadie puede estar en contra de ella. Sin embargo, cuando se habla de regularizar la eutanasia mediante leyes para garantizar seguridad jurídica a familiares y facultativos, nos estamos refiriendo a otra cosa. Hablamos de causar la muerte a una persona que sufre –con o sin su consentimiento—, alegando piedad o compasión. A esta manera de morir, los partidarios de la eutanasia la denominan “morir dignamente”, y lo promocionan como un bien social y un logro de la sociedad del bienestar. Nada más lejos de la verdad. Un homicidio nunca puede ser un bien, y eliminar a un ser humano, por viejo, enfermo o imposibilitado, siempre será un acto reprobable por muchas leyes que se promulguen en su defensa.

La eutanasia puede ser VOLUNTARIA o INVOLUNTARIA, dependiendo de si es el paciente quien la solicita o se debe a otros criterios. La eutanasia que se impone sin el consentimiento del enfermo se denomina CACOTANASIA. (Su etimología, “kakos”, malo, define una mala muerte). También puede ser PERINATAL cuando el sujeto a quien se priva de la vida es un recién nacido (en general, con alguna malformación); o AGÓNICA cuando se aplica a enfermos terminales. Es eutanasia PSÍQUICA la que reciben los afectados de lesiones cerebrales irreversibles, y eutanasia SOCIAL la que se aplica a los mayores por ser gravosos para la sociedad.

La muerte puede producirse por “acción”, es decir, aplicación de sustancias con el fin de poner fin a la vida; se denomina comúnmente eutanasia ACTIVA o DIRECTA. La muerte por “omisión” se produce cuando se niegan al paciente los cuidados médicos y farmacológicos necesarios. Es la denominada eutanasia PASIVA. La eutanasia puede ser a petición del propio enfermo, de los familiares o a discreción del facultativo.

El significado etimológico se ha desvirtuado. Hoy, en el imaginario colectivo, cuando se habla de eutanasia se alude a poner fin a la vida. En la actualidad, el reclamado derecho a bien morir incluye la eutanasia y el suicidio asistido. Este se produce cuando el enfermo es ayudado por otra persona a poner fin a su vida.

DISTANASIA, ENCARNIZAMIENTO TERAPÉUTICO O CUIDADOS DESPROPORCIONADOS

La DISTANASIA, del griego “dis”, mal, y “thanatos”, muerte, es etimológicamente lo contrario de la eutanasia. Consiste en alargar la vida del enfermo aun a costa de causarle dolor cuando no hay ninguna esperanza.

La “Asociación Médica Mundial” definió el encarnizamiento terapéutico como la aplicación a un enfermo terminal de “tratamientos extraordinarios de los que nadie puede esperar ningún tipo de beneficio”. Se denomina también ENSAÑAMIENTO, ENCARNIZAMIENTO TERAPÉUTICO u OBSTINACIÓN TERAPÉUTICA, pues es una actitud obstinada con el fin de retrasar el curso normal de la naturaleza. Es un acto indigno y una práctica éticamente reprobable, y así lo expresa el artículo 28.2 del “Código de Ética y Deontología Médica de la Organización Médica Colegial del Estado”, con estas palabras: “… en caso de enfermedad incurable o terminal, el médico debe limitarse a aliviar los dolores físicos y morales del paciente, manteniendo en todo lo posible la calidad de una vida que se agota, y evitando emprender o continuar acciones terapéuticas sin esperanza, inútiles u obstinadas. Asistirá al enfermo hasta el final, con el respeto que merece la dignidad del hombre”. En este periodo vital, y más en tiempos pasados, se solía experimentar con tratamientos o instrumental nuevos. No obstante, el paciente, en un acto de generosidad, puede prestarse a que ensayen en él medicaciones y técnicas en fase experimental.

>> Sigue...


El rincón del soneto -  PEDRO Y PABLO

12.04.19 | 08:54. Archivado en Salvador Freixedo


PEDRO Y PABLO

Si Pablo dice ven, se lo doy todo.
Pablo, si me llamas, voy de cabeza,
nuestros partidos serán una pieza,
siempre muy unidos, codo con codo.

Llevaremos a España por el lodo,
gobernaremos con odio y vileza,
yo te secundaré en cualquier bajeza
aunque la gente piense que estoy beodo.

Superaremos al vago Mariano,
y al descerebrado de Zapatero,
impondremos régimen staliniano

que llenará de pasmo al mundo entero.
Pablo amigo, añoro tus abrazos,
y ardo en deseos de caer en tus brazos.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


El rincón del soneto -  VOTO SECRETO

12.04.19 | 08:52. Archivado en Salvador Freixedo


VOTO SECRETO

Mientras la votación no sea secreta
en Senado, Congreso o Ministerio,
y no sea un absoluto misterio
lo que dice cualquier papeleta,

la democracia será cuchufleta,
y este sistema será un putiferio,
y estaremos siempre bajo el imperio
de cualquier sinvergüenza con gran jeta.

El congresista no vota, obedece,
y en su sillón hace igual el senador,
y lo mismo hace el juez prevaricador

que a su amigo político favorece,
mientras que el presidente aviador
fabrica leyes como le apetece.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Jueves, 23 de mayo

BUSCAR

Hemeroteca

Abril 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930