Opinión

PERVERSIÓN Y QUIEBRA DE LOS REGÍMENES DEMOCRÁTICOS OCCIDENTALES

08.09.18 | 11:52. Archivado en Antonio José Parafita Fraga

Por Antonio José Parafita Fraga, escritor y comentarista de temas sociales y políticos.

Del Blog VERBO SUELTO del autor.

PRIMERA PARTE. CONSIDERACIONES GENERALES.

La crisis generalizada del sistema político al que pretendidamente se hace alusión en el título de este artículo, abarca tanto las democracias de corte liberal como las de inspiración marxista. Vaya por delante que este trabajo de reflexión y análisis, responde primordialmente al deseo de ponerle voz a lo que percibe, piensa y siente el hombre de la calle, perteneciente a distintos estratos sociales de esta parte del planeta. Se procura, a través del mismo, aproximarse a una lacerante y sombría realidad, así como dar forma, con la mayor objetividad posible, a las opiniones e inquietudes de un número indeterminado de personas que viven angustiadas por la inestabilidad política, social y económica. Hecho, por lo demás, atosigante porque condiciona y merma sobremanera su calidad de vida. En consecuencia, no se trata de fustigar sin más a los políticos ni de arremeter sañudamente contra cuantos ejercen con honestidad este noble arte. En absoluto, sólo se busca reseñar con sentido crítico un panorama realmente desolador al margen de puntos de vista catastrofistas y apocalípticos.

Ahora bien, que el mundo occidental está inmerso en un proceso de descomposición de los sistemas sociales, políticos y económicos es una realidad incontestable, como también lo es el que los ciudadanos están siendo protagonistas pasivos de la destrucción de su propio bienestar individual, familiar y social, al tiempo que contemplan de manera imperturbable cómo se desbaratan las sólidas estructuras que venían conformando los Estados de Bienestar en los distintos países de este ámbito geográfico del planeta. Esta incapacidad socio/anímica de reacción por parte de la sociedad y su inhibición de las implicaciones y compromisos cívicos y sociales deviene en claro indicio de un alarmante adormecimiento democrático, así como en pérdida de entusiasmo vital, pero todavía es peor el que algunos sectores de la población occidental estén moralmente muertos, sin ilusiones ni esperanza.

Esta carencia de reflejos para aportar, en el momento oportuno, y por los medios constitucionalmente adecuados, los pertinentes y necesarios elementos correctores de los desmanes del poder en estas democracias supuestamente consolidadas, demuestra que sistemas sociopolíticos no están aún bien asentados, de manera que afirmar con euforia lo contrario es una gran falacia, dado que la debilidad, decadencia y falta de solidez de estos regímenes democráticos es una percepción real que tienen la mayoría de los habitantes de las diversas naciones, por más que se ponga especial énfasis y empeño en demostrarle o venderle lo contrario. La democracia española, como le ocurre a otras de la órbita geopolítica occidental, sean escandinavas, germanas, anglosajonas o latinas no sólo están necesitadas de una regeneración política y democrática a fondo, sino de que ésta se lleve a cabo con carácter de urgencia, con el decidido propósito de evitar la quiebra y el hundimiento del sistema político existente, fruto de muchos años de lucha y conquista.

Pero salta a la vista que el motivo de la frustración ciudadana, se debe en buena medida a que actualmente no hay líderes carismáticos ni liderazgos ejercidos por auténticos estadistas ni partidos políticos que defiendan principios y valores que den consistencia a las instituciones sociales y políticas. Lamentablemente, sólo existen dirigentes populistas que se dedican a entusiasmar y fidelizar de manera sectaria a sus equipos y huestes incondicionales, mediante la promesa o pago real de determinadas prebendas y/o gabelas, y esta falta de líderes, dispuestos a tomar medidas y a aportar iniciativas de propuestas solventes, para luchar contra la tremenda crisis financiera y económica que está devastando el solar patrio occidental, se acusa más ahora en este país, España, que, a mayor abundamiento descriptivo de esta grave situación, debe saberse que se está corriendo el riesgo de entrar en otra descomunal recesión económica, debido al inicio de un crecimiento negativo. Recuérdese que justamente el pasado 31 de Agosto del año en curso, se produjo la mayor destrucción de empleo de la historia de España, según publican acreditados medios de comunicación social.

>> Sigue...


Sábado, 15 de diciembre

BUSCAR

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930