Opinión

La Sexta y TV3 al servicio de los golpistas catalanes.

03.11.17 | 12:00. Archivado en Magdalena del Amo

Me parece indignante que estos medios de comunicación al servicio del golpismo campen a sus anchas en sus programas maratonianos defendiendo la ilegalidad. No se entiende. El problema independentista es un tumor bastante más grande de lo que nos imaginábamos. Muchos nos hemos caído del guindo y descubrimos con preocupación que una parte del pueblo catalán, esos dos millones que han puesto en jaque al Estado, no solo están envenenados por años de educación y matraca televisiva independentista, sino que hemos descubierto que esta gente adolece de discernimiento y capacidad de pensar.

Hace años me dediqué a investigar las sectas e incluso coqueteé con alguna de ellas para experimentar en carne propia cómo ejercen la manipulación y el proceso destructivo de la mente hasta convertir a los adeptos en zombis que actúan a la voz de mando del líder. Fue poco tiempo, pero me bastó para hacer un buen análisis que después publiqué. Es cierto que, en general, los partidos políticos tienen estructuras y maneras de sometimiento muy similar a las de las sectas. Yendo a lo que nos ocupa, el independentismo catalán es la gran secta de España, que encaja en la clasificación de secta destructiva. Lo que suele hacerse con los adeptos de las sectas es someterlos a un proceso de desprogramación voluntaria e individual, aunque no siempre se recuperan. Hacer esto con los secesionistas catalanes es prácticamente imposible. Por eso me parece que esto es un caso perdido.

Lo que es indignante, vuelvo a decir, es que haya medios de comunicación que de manera sistemática se sitúen del lado de la ilegalidad y contribuyan a la agitación de las masas, ya de por sí bastante soliviantadas. Refiriéndonos al tema catalán, y en concreto a la Sexta, es de notar que todos los programas políticos de la parrilla dedican parte de su tiempo a emitir declaraciones de los radicales: Podemos, Colau, la CUP y demás partidos independentistas y sus tentáculos ANC y Ómnium Cultural. Les faltó tiempo hoy para criticar la decisión de la juez Lamela de enviar a prisión a los golpistas. Lo sorprendente es que nadie corrige sus mentiras repetidas una y otra vez. Así, el pueblo, en un estado de esquizofrenia permanente, agitado por los dirigentes de la secta destructiva, repite las consignas invirtiendo la realidad.

Mientas tanto, Puigdemont se mofa de la Justicia desde su escondrijo belga, esperando que su abogado, defensor de etarras, ponga en entredicho la justicia española. Y, encima, tiene a TV3 a su servicio para seguir intoxicando. ¿Seguirá el Gobierno sin intervenir este foco de golpismo? Esa concesión al PSOE antes del debate del Senado pudo estar justificada, pero vistas las cosas, algo habrá que hacer. Una cosa es ser prudente, y otra que se rían en nuestras caras.

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
Directora de Ourense siglo XXI
periodista@magdalenadelamo.com
Suscripción gratuita
.


El rincón del soneto - PUIGDEMONT HUIDO

03.11.17 | 11:00. Archivado en Salvador Freixedo


PUIGDEMONT HUIDO

Se escapó el exalcalde de Gerona
cuando vio que la cosa iba de veras,
y al contrario, al pardillo de Junqueras
enseguida lo metieron en chirona.

La valiente Lamela, peleona,
no les teme miedo alguno a estos fieras,
y legalmente y de buenas maneras
decretó para ellos la encerrona.

Pedro Sánchez discurre con los pies,
como hace tiempo viene demostrando,
y exige que les dejen TV3

con la que seguirán envenenando.
Si Perico llegase a presidente
Cataluña sería independiente.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Luis del Val - La incómoda independencia

03.11.17 | 08:42. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Me refiero a la independencia de la Justicia, porque de las independencias del noreste me encuentro con un auténtico empacho, al borde la oclusión intestinal del cerebro, que ya sé que no tiene intestinos, pero si los tuviera estos días hubieran producido auténticos ictus de pronóstico irrecuperable.
Eso que llamamos Democracia no es sólo votar cada cierto tiempo, sino que, en el transcurso de la vida cotidiana, un gobernante, democráticamente elegido, no pueda descolgar el teléfono y ordenarle al juez que al delincuente que esté juzgando lo deje libre, porque es un amigo, una cuñada o una novia. O que le ordene al arquitecto municipal que declare la zona rústica como terrenos de construcción intensiva, o que, paseando por el campo, un gobernante -democráticamente elegido, claro- decida que se expropie una finca, porque la ha gustado y quiere quedársela para él. Las reglas de la propiedad y de las leyes son mucho más importantes que cambiar de mediocres gobernantes cada cuatro años. Y esa independencia es incómoda para los gobernantes, que se tienen que aguantar, y soportar que todos somos iguales ante la Ley. Si no fuera así el PP habría cortado lo de la trama Gürtel. Y, en Andalucía, la Junta hubiera suprimido la investigación de los Eres de la GC (Gran Corrupción). Pero no puede. Y se aguantan.
Ahora, por ejemplo, si no hubiera independencia del Poder Judicial, es decir, si España fuera una RB (República Bananera) se les "aconsejaría" a los jueces que no fueran muy estrictos y no empezaran a meter delincuentes independentistas en la cárcel. Pero no pueden hacerlo. Porque España es un Estado de Derecho. Y Puigdemont un delincuente fugado de la Justicia.


Charo Zarzalejos - Legislatura cautiva

03.11.17 | 08:42. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Que la legislatura no iba a ser fácil, era algo obvio desde el minuto uno. Rajoy lo supo antes de ser investido. No era descabellado pensar en una moción de censura o bien que la Oposición hiciera imposible el hecho mismo de gobernar. El triunfo de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE generó no poca inquietud en el PP pese a que, como argumento de tranquilidad, pensara que a los socialistas no les convenía estirar la cuerda más allá de lo razonable. El famoso botón rojo estaba y está en manos del Presidente del Gobierno y "nadie quiere elecciones".
Esto se decía desde Génova hasta hace unos cuantos meses. Ahora la legislatura no es que sea difícil --que lo es-- es que se ha convertido en una legislatura cautiva. Cautiva de unos acontecimientos, los catalanes, que eran difíciles de imaginar, al menos en la magnitud que han tenido. El desafío secesionista lo ocupa todo. Es verdad que produce fatiga pero resulta imposible sustraerse a una realidad que está condicionando la vida nacional, genera incertidumbre económica y deja tras de sí un profundo desgarro en la sociedad catalana.
Si costaba creer que el independentismo catalán llegara a donde ha llegado, más difícil era imaginar a Rajoy y Sánchez convertidos casi en buenos amigos. Ambos hablan y hablan y además acuerdan. Ni Sánchez podía hacer algo distinto a lo que viene haciendo, ni Rajoy, como Presidente, resistirse a aplicar la ley tantas veces desafiada en Cataluña. El 21 de Diciembre es la cita con las urnas para los ciudadanos catalanes y la fecha en la que los partidos constitucionalistas han puesto todas sus esperanzas. Quizás demasiadas. Salvando todas las diferencias, en el País Vasco los no nacionalistas tocaban el triunfo con los dedos cuando Jaime Mayor Oreja y Nicolás Redondo, cada uno con su partido, decidieron hacer frente, juntos, al nacionalismo. No ganaron.
La legislatura está cautiva de Cataluña porque no se ve espacio ni rendija para que el Gobierno pueda presentar el proyecto de Presupuestos para 2018, pese a que no se pierde la esperanza de que el PNV, finalmente, se avenga al acuerdo. La comisión que debe iniciar el estudio de una eventual reforma constitucional se ha convertido en una cita a dos, PP y PSOE, porque ningún otro partido se suma a la misma. Tampoco hay síntomas de que los grandes acuerdos como pensiones o Educación puedan salir adelante.
Todo esto, siendo muy importante porque afecta a la vida misma de los ciudadanos, ahora se ha impuesto lo urgente y lo urgente, tanto para Gobierno como para el Estado mismo, es lidiar con el mayor acierto posible el asunto catalán que va mucho más allá de las decisiones judiciales y de la aplicación del 155. Y hay que resolverlo bien, de manera que a nadie le quede ganas de ni siquiera intentar nuevas aventuras que, como he visto y escrito en más de una ocasión, conduce a ninguna parte. Bueno, a ninguna parte, no. Conduce al abismo, al desgarro, a la tensión y al desencuentro y todo ello con una fenomenal burla a la ley. Y este ha sido el gran pecado de los secesionistas. El llevar a Cataluña a un camino pedregoso arrastrando con ello a la mismísima política nacional.
Lo único bueno de esta tragicomedia --la comedía es, por ejemplo, la de Puigdemont en Bruselas-- es que la Cataluña silenciosa se ha hecho oír. Se demuestra también que si se ha podido hacer frente a esta situación es porque en España, con todas sus carencias, defectos y agujeros negros, han sido los dos grandes partidos los que han marcado los referentes de actuación. Sin duda, Ciudadanos está en el acuerdo, pero con ellos solos no hubiera bastado.
No hubiera bastado ni para aplicar el 155, ni para llenar las calles de Barcelona ni para afrontar una situación tan inédita como es la prisión incondicional para buena parte del ya cesado Gobierno catalán. ¿Alguien podía imaginar tanto?. Nos siguen esperando jornadas de tensión y perplejidad y vienen tantas que a nadie debe sorprender que la legislatura sea una legislatura cautiva y Rajoy, un Presidente, al que no le ha faltado de nada y además de todo ello una prueba no pequeña para Sánchez y el PSOE.


Escaño cero - Sin perdón

03.11.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Independientemente de la suerte judicial que puedan correr los ex miembros del Gobierno de la Generalitat los ciudadanos de Cataluña intentan regresar a la normalidad aunque en las filas independentistas cunda el desconcierto.
Hay miles de ciudadanos que después de haber sido arrastrados por Puigdemont, Junqueras, la CUP, los Jordis (de la Asamblea Nacional y Omnium), a la rebelión contra la Constitución y su propio Estatuto de Autonomía, ahora no saben a que atenerse por más que algunos hayan decidido instalarse en una realidad virtual e insistan en que Cataluña ya se ha convertido en una República independiente.
El caso es que esos miles de ciudadanos han sido manipulados y engañados por los líderes del PDeCAT, de Ezquerra y de la CUP. Les han tomado el pelo. Han abusado de sus ideales y de su buena fe. También todo hay que decirlo de su obcecación, porque creerse que se iba a permitir que Cataluña declarara a las bravas la independencia es tanto como creer en Santa Claus vuela en un trineo tirado por renos para traernos regalos.
Artur Mas fue quién comenzó toda esta aventura disparatada. Ahora Mas se agazapa detrás de Carles Puigdemont pero él fue el instigador de todo este disparate.
Mas, Puigdemont, Junqueras, los líderes de la CUP, contando con el apoyo de Ada Colau y de Podemos, aunque tanto Colau como los líderes de Podemos queriendo quedar bien con todos han quedado mal hasta con sus propias bases. No se puede decir que Cataluña tiene derecho a celebrar un referéndum y apoyar su celebración para a continuación decir que el referéndum no tiene base legal y por tanto no es más que una gran movilización. ¡Menudo ejercicio de cinismo!

Vuelvo al principio, a la desolación de tantos y tantos ciudadanos catalanes que ahora mismo viven en el desconcierto aunque más que desconcertados deberían de rebelarse por haber sido engañados.
Los mismos que dicen que han declarado la República catalana ya han decidido presentarse a las elecciones convocadas por el Gobierno de España para el próximo día 21. Es decir están aceptando la aplicación del artículo 155 de la Constitución y por tanto reconociendo que su proclamada República Catalana no existe.
Lo peor es que hay gente que se cree a estos políticos aventureros como son Artus Mas, Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y compañía siguen insistiendo en que se presentan para consolidar esa República virtual.
Ojalá los que de buena fe han apostado por el independentismo despierten a la realidad y castiguen en las urnas a este grupo de aventureros sin escrúpulos. No merecen el perdón.


El Abanico - Isabel Sartorius vuelve a sonreir.

03.11.17 | 08:42. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

En medio del caos político-financiero en el que estamos metidos, salta una agradable noticia, la relación sentimental entre Cesar Alierta, presidente de la Fundación Profuturo, e Isabel Sartorius. Dos personajes que por su posición social y económica atraen el interés de los medios de comunicación. El porque se quedó viudo recientemente y durante años fue uno de los hombres más poderosos del país desde la compañía Telefónica, ella porque la fama le persigue desde que se supo que era la novia del Príncipe Felipe cuando este empezaba a despertar a la vida. Todo ello le ha impedido vivir con naturalidad sus avatares sentimentales, debido a que siempre estaba pendiente de dónde estarían escondidos los fotógrafos y del qué dirán. Una situación que le ha marcado el carácter y le ha impedido amar sin que la sombra del heredero se interpusiera entre ella y algunos de los hombres que han formado parte de su vida sentimental.
Alierta y Sartorius son hoy dos personas libres de ataduras sentimentales, que se están conociendo y que solo el tiempo dirá si están hechos el uno para el otro o no.
Reconozco que Isabel es una de mis debilidades, incumpliendo mi propio código de no encariñarme con los famosos. Y lo es porque he vivido de cerca lo mucho que sufrió durante el romance con Felipe al saberse vigilada las 24 horas del día y, después, porque han sido pocos los hombres que han aceptado de buen grado que aquella relación de adolescentes se la recuerden constantemente, sin tener en cuenta los años que han pasado de aquel romance juvenil, del que solo queda una buena amistad, como no podía ser de otra manera.
A Alierta le conozco por lo que la prensa publica de él. Un hombre serio, trabajador, hecho así mismo, y que ahora dedica su tiempo y dinero a llevar a cabo proyectos sociales en Nigeria a través de la Fundación Profuturo. Un trabajo que le permite devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad le ha dado.
Me consta que no lo hace por postureo sino porque sabe de las dificultades que pasan los niños en los países africanos y la necesidad que tienen de una buena educación. Una formación que les permita hacer realidad el sueño de salir adelante, sin necesidad de dejarse la vida en aguas del Mediterráneo. Un proyecto que sumado a los de Isabel, en los que lleva colaborando desde hace muchos años, al menos desde que conoció a la Madre Teresa de Calcuta y vio todo lo que se puede hacer en favor de los más necesitados, les enriquecerán en lo personal.
En una boda reciente a la que asistí, el sacerdote, un hombre mayor de unos 60 años, les dijo algo a los novios que me llamó la atención por inusual entre los representantes de la Iglesia católica: Si queréis que vuestro matrimonio dure tenéis que dejar que el aire circule entre los dos. Si no lo hacéis así, el fracaso está asegurado. Es lo mismo que les diría cualquier persona sensata a César a Isabel: los dos lleváis la mochila llena de experiencias, experiencias de todo tipo, unas podrán gustaros menos que las otras, pero lo importante es aceptaros como sois.
Si lo logran, la relación será un éxito porque los dos se lo merecen.


Viernes, 24 de noviembre

BUSCAR

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930