Opinión

Carmen Tomás - El "sanchismo" se radicaliza

31.05.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Pedro Sánchez ganó las primarias y ahora prepara junto a sus más fieles su programa, el rumbo que quiere darle al PSOE. Parece claro por lo dicho tanto por él como por sus colaboradores que los socialistas van a girar a la claramente a la izquierda, pero radical. A pesar de que su gurú económico se afana una entrevista tras otra en vendernos que van a una socialdemocracia seria, se puede decir sin ambages que se "podemizan" y que de seriedad nada de nada. Para la fotocopia ya está el original Podemos. Estamos hablando de subir impuestos eufemísticamente a los ricos, de las 35 horas de trabajo semanales, de poner el SMI en los 1.000 euros, de sindicalización de las empresas, banca pública y renta básica. Estamos hablando en definitiva de muchas de las medidas que no han funcionado y que han llevado al fracaso absoluto a la socialdemocracia en Europa.
Manuel Escudero, que así se llama el gurú económico de Pedro Sánchez, habla de una revisión a fondo de la fiscalidad que grava la riqueza y el patrimonio. Hay que decirle que compare las circunstancias y resultados económicos de Andalucía y Madrid. La primera con unos impuestos muy altos, los más altos de España junto con Cataluña y los resultados de recaudación, crecimiento y empleo. Y es que al final no nos engañen ni nos engañemos, la subida de impuestos siempre alcanza a los mismos que es donde está la mayor base de ingresos. Además, ya se sabe que los grandes patrimonios no tienen problema en irse del país y tributar en otro lado. Sólo hay que recordar lo que pasó en Francia. También por cierto con las 35 horas de trabajo semanales.
Está casi todo inventado y probado y hay ya mucha experiencia y argumentos para rebatir que impuestos más altos, lejos de favorecer el estado de bienestar de todos, acaba en un mayor reparto, pero de pobreza. Y, por supuesto, que daña la inversión y por tanto la generación de puestos de trabajo. El señor Sánchez quiere seguir por el camino equivocado y que volvamos a la casilla de entrada en la crisis, cuando ahora todos los indicadores se han dado la vuelta y hay que afianzar el crecimiento. Los salarios, además, no se fijan por ley. Todo el mundo quiere mejores salarios, pero eso sólo se consigue aumentando la productividad, y no depende precisamente del BOE. Perseverar en el error puede acabar con el PSOE.


No te va a gustar - Ciudades al borde... ¿del caos?

31.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Nunca es buen momento para paralizar una ciudad y hay manifestaciones y huelgas que deberían, por el interés público del servicio que se corta, tener una regulación muy específica y estricta. Lo dije en una televisión madrileña, precisamente cuando, este martes, la capital empezaba a quedarse paralizada por la protesta de los taxistas, una protesta que se ha extendido, en forma de paros, a numerosas ciudades españolas. Gustó poco mi comentario y recibí algunos exabruptos. Lo lamento, pero no podemos permitir que las ciudades se nos mueran por la contaminación, la asfixia del tráfico, la falta de servicios a los habitantes permanentes y a los turistas y la mala gestión municipal, que no es factor ajeno en muchos casos al caos que se organiza en esos espacios para la convivencia -y también para convertir en víctimas a los ciudadanos- que son las grandes urbes.
Vivimos una era de inestabilidad política "urbanita", derivada sin duda de acciones de violencia, de muchos errores de quienes quieren representarnos... y de alteraciones laborales con escaso futuro. Quiero decir que sectores como la estiba, que tantos conflictos ha generado y aún, pese a todo, genera, o el que comentamos del taxi, o el de los coches de alquiler en general, van a experimentar tales cambios en el curso de pocos años que más valdría que sus responsables comenzasen a pensar menos en el presente y más en el futuro. Y conste que con ello no estoy condenando las legítimas reivindicaciones laborales. Simplemente, quiero decir que no puedo ponerme a favor de los taxistas y en contra de Uber, o viceversa, porque las cosas no van a ir necesariamente acerca de si los coches van pintados de una forma u otra, o si están regulados por las autoridades municipales o autonómicas. No; la cosa va a ir, dentro de muchos menos años de lo que pensamos, por el sendero de los vehículos sin conductor, lo cual va a propiciar una revolución social en tantos órdenes y aspectos que ahora resulta muy difícil evaluar todas las consecuencias.
No soy urbanista, aunque he trabajo un tiempo para el Ayuntamiento de la ciudad de Madrid, cuando tuve ocasión sobrada -luego la he tenido como paciente conductor o maltratado transeúnte- de comprobar los dislates y ocurrencias de toda laya de los munícipes, y no solo de estos. Porque si hemos tenido líos con la estiba no ha sido (solamente) por el egoísmo cortoplacista de los trabajadores del sector, como quieren hacernos creer. Y si se ha llegado a la gran manifestación de taxistas airados (aunque de buen talante, también hay que decirlo) y de aeropuertos incomunicados tampoco ha sido únicamente porque los conductores ven amenazados puestos de trabajo y su modo de vida: creo que, una vez más, ha faltado planificación y sentido de la gran ciudad como lugar donde se desarrolla la vida de los ciudadanos, su trabajo, su ocio. Y entiendo que combatir la contaminación no consiste solamente en prohibir el tráfico rodado, como hacer un Ayuntamiento saneado no se basa en multar a destajo llenando la ciudad de "trampas" para el conductor.
Ahora que lo rural se queda limitado casi a vivienda secundaria, hay que reflexionar mucho sobre el futuro que les damos a nuestras ciudades. Y ese futuro pasa por estudios sin dictámenes apresurados, por comisiones mixtas del gobierno central y de los autonómicos y locales y por no convertir el centro de las ciudades en manifestódromos o en campos de deporte municipales. Ni en campos de batalla entre conductores que tendrán que reciclarse.


Pedro Calvo Hernando - El cor al vent

31.05.17 | 08:16. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

El procés independentista catalán lleva ya un recorrido demasiado largo y se consolida en su condición de principal problema político de España y del Estado español. La Generalitat asegura que en dos semanas habrá fecha y pregunta para el pretendido referéndum por la independencia. Uno piensa qué pecado hemos cometido para merecer esto. Y nos lo preguntamos también los que pensamos como aquellos que aplaudían entre grandes emociones a Raimon desde que estrenó 50 años atrás su incomparable y mítica canción Al vent:

Al vent, la cara al vent, el cor al vent, les mans al vent, els ulls al vent, al vent del món

Como tantísimos catalanistas, Raimon no figura en las filas del independentismo y supongo que no está cometiendo ningún pecado, exactamente lo mismo que los demás en esa posición. Hasta hace unos pocos años, esa era la posición de la inmensa mayoría. Hasta que desde el ultranacionalismo español comenzaron a echarle una mano al otro extremo, y a eso no fue ajeno el partido de Mariano Rajoy, con sus famosas demostraciones anticatalanas y con su recurso de anticonstitucionalidad del nuevo Estatut que habían aprobado el Parlament y el Parlamento español y que fue diezmado en aquella sentencia del TC. Lo milagroso hubiera sido que tales sucesos no hubiesen alterado el mapa político dentro de los límites del Principado.
La reposición de aquel Estatut sería la condición mínima para un sueño de retorno al momento en que casi todo el mundo era nacionalista-catalanista y casi nadie independentista. El Gobierno de Rajoy y toda la oposición ya saben cuál es el camino. Por eso Sánchez ha dado su apoyo a Rajoy en ese exclusivo tema del referéndum ilegal. Aunque esa reposición solo fuese el comienzo. Sería además el remedio a las tremendas frustraciones que aquejan y aquejarán a todos los que tienen el cor al vent. Pero hace falta inteligencia, generosidad y un gran sentido de la responsabilidad. Persistir en el actual tobogán de la sinrazón y el disparate ya sabemos que solo conduce a la desesperación y al hundimiento de quienes siempre han soñado con los ideales que Raimon ya manejaba nada menos que medio siglo atrás.


Escaño Cero - Punto de partida

31.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Pedro Sánchez ha acertado al comprometerse a apoyar al gobierno para que se respete la legalidad en Cataluña y por tanto no se celebre el referéndum anunciado por los separatistas catalanes, con el Presidente de la Generalitat Carles Puigdemont en cabeza, en su permanente órdago al Estado.
Si el PSOE o su secretario general cayeran en la tentación de ponerse de lado esquivando su responsabilidad cometerían un error imperdonable. Por eso, teniendo en cuenta los vaivenes ideológicos de Pedro Sánchez, es un alivio que haya dado un paso al frente dando muestras de responsabilidad.
Lo cierto es que los independentistas catalanes están en una huída hacia delante como si desearan un choque de trenes.
Es evidente que el gobierno de España no puede permitir que se celebre un referéndum en que se decida si Cataluña sigue o no formando parte de España. Así que la responsabilidad de Mariano Rajoy pasa por impedir ese referéndum. Pero dicho eso el presidente de Gobierno tiene que hacer algo más. Las cosas han llegado a un punto en el que hay que paliar el desencuentro de una parte de la sociedad catalana con el resto de la sociedad española. Y solo hay dos caminos para hacerlo. El primero que el Presidente acuda a las Cortes y explique ante la Cámara una oferta de negociación de muchas de las revindicaciones que se vienen haciendo en Cataluña sobre infraestructuras, inversiones, déficit, etc. Y puede ir más allá ofreciendo la posibilidad de que se pueda reformar la Constitución con el concurso de todos los partidos y de la sociedad en su conjunto para tratar de encauzar el Titulo VIII de la Constitución y eso podría pasar por denominar a España como Estado Federal, lo que es de hecho pero no nominalmente. Eso sí, una cosa es que España sea un Estado Federal y otra muy distinta esa ocurrencia de denominar a nuestro país "Estado plurinacional".
En cualquier caso el Gobierno de España tiene la obligación de tender la mano a los ciudadanos catalanes ofreciéndoles una salida por lo menos a algunas de sus reivindicaciones y eso debe de hacerlo el presidente con solemnidad en las Cortes para que no quepan dudas de que ofrece y como lo ofrece.
Y reitero que Sánchez ha acertado plenamente al ofrecer su apoyo al Gobierno. Al César lo que es del César.


Fermín Bocos - Buena señal

31.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Bien está lo que bien empieza. Pedro Sánchez reestrena mandato al frente del PSOE dando una buena señal. Ante el desafío separatista del gobierno de la "Generalitat" de Cataluña ha hecho saber que el PSOE defenderá la legalidad y la Constitución. Es la posición tradicional del partido pero en esta ocasión concurre la novedad de haber sido expresada por Pedro Sánchez, caliente aún su triunfo en las primarias y sabido que en su día fue defenestrado por los barones ante la sospecha de que podía haber negociado con los separatistas sobre una hipotética moción de censura a cambio de secundarles en la convocatoria de un referéndum.
La sombra de aquella sospecha que alcanzaba al PSC (Miquel Iceta fue señalado como presunta celestina de la operación), nunca se desvaneció del todo. En algún momento pareció que reverberaba cuando en el transcurso del debate con Susana Díaz y Patxi López, Pedro Sánchez habló de Cataluña como una "nación cultural".
La posición del PSOE cobra un valor añadido al haber sido Mariano Rajoy quien ha dado cuenta del criterio de Sánchez contrario al referéndum desvelando el contenido de una conversación telefónica con el líder de los socialistas. También porque convive en el tiempo con el intento (aparentemente fallido) del presidente de la "Generalitat" y los representantes de los partidos que apoyan el proceso separatista para fijar la fecha del referéndum y acordar la pregunta.
Consciente de la incertidumbre que están generando las maniobras de los políticos catalanes embarcados en este proceso de golpe de Estado encubierto bajo el eufemismo del "derecho a decidir", el Gobierno de España, por boca de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, reitera que el referéndum -ilegal por contrario a la Constitución- no se celebrará. Vivimos tiempos revueltos en los que los que hay que recordar hasta lo que es evidente. Al indicar Pedro Sánchez dónde está el PSOE en asunto tan capital, manda una buena señal y aleja sospechas.


Rafael Torres - El camino de la sedición

30.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

Para solicitar, negociar o proclamar nada menos que la independencia de un territorio, la lógica democrática dicta que los partidos que la defienden reúnan, como mínimo, las tres cuartas partes de los votos emitidos, cuando menos, en las elecciones de su demarcación, regionales o autonómicas. Desde ese punto de vista aritmético, básico en una democracia parlamentaria, la demanda independentista, refrendada por tres de cada cuatro electores, adolecería de una razón y de una fuerza difícilmente discutibles. Por desgracia para los partidos que en Cataluña han emprendido el camino de la sedición, si es que no de la abierta rebeldía, entre todos ellos no juntan ni la mitad.
El que sí reunió en torno a ese 75% de votos afirmativos, adhesivos, fue el Estatut de 2006, votado por los catalanes, y al que el Partido Popular principalmente tumbó con sus recursos al Constitucional y con sus apocalípticas campañas del "se rompe España". Es ahora, y en buena medida a causa de aquél escamoteo de la voluntad mayoritaria, que sólo expresó su deseo de ser tratada como lo que seguramente es, una nación, o de lo que cree o desearía ser, cuando la amenaza de ruptura se ha materializado. La torpeza y la menesterosidad política de una parte, sumada al aventurerismo irresponsable y delincuencial de la otra, nos han traído hasta aquí.
No hace falta volver a señalar, por repetitivo y por obvio, que la soberanía nacional reside en el Pueblo Español, es decir, en todos y cada uno de los españoles, ni que la integridad territorial de España no es ni negociable ni enajenable. Habría, pues, que preguntar a todo el mundo, a todos los españoles, si conceden, primero, en resignar su soberanía en un ente "negociador", y, segundo, si aceptan de grado la pérdida de una parte de su país, y habría que preguntárselo mediante la fórmula democrática más directa y unívoca, a través de un referéndum. A los secesionistas de ERC, del PdCat, de la CUP, y a los partidarios de su "consulta" como Podemos, que se reputan tan fanáticos del referéndum, no quieren ni oír hablar de éste único posible, democrático, legal y verdadero.
Aquél Estatut de 2006, como uno se hartó de defender en su día, no rompía España. Todo lo demás, desde que se lo cargaron, sí.


Antonio Casado - PGE 17: Números y política

30.05.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

Si las cuentas no fallan, a Cristóbal Montoro le contemplan once Presupuestos Generales del Estado en su condición de ministro de Hacienda. Por eso sonríe con sobrado conocimiento de causa ante los aspavientos de quienes denuncian la debilidad del Gobierno frente al ventajismo de nacionalistas vascos y canarios al forjar una mayoría de respaldo parlamentario a las cuentas del Estado para el año en curso.
Es lugar común referirse a la factura que el PNV (5 diputados), Coalición Canaria (1 diputado) y Nueva Canarias (1 diputado) le pasan al Gobierno por sacar adelante los Presupuestos ¿Cuánto nos cuesta eso a los españoles?, nos preguntamos. Y en ese punto el experimentado titular de Hacienda suele desplegar su doctrina sobre una inapropiada forma de hablar. "No nos cuesta nada", dice, porque "en la democrática España eso es, simplemente, cambiar de sitio el dinero".
Así que propone reformular la pregunta. No deberíamos preguntar cuánto cuesta a los españoles que vascos y canarios apoyen los PGE sino cuánto cuesta a España la inestabilidad política que frena el crecimiento y la creación de empleo, porque ese sería el precio. Y es lo que está en juego. No solo en lo que se refiere a la aprobación de los PGE 17, ya en la recta final de su tramitación, sino también respecto al irresponsable desafío del nacionalismo catalán al Estado, cuyo choque de trenes también se percibe cada vez más cerca.
Marianismo puro y duro. Que la política no frene la creciente mejora de la economía. Que la política no estropee los números. Todo por el crecimiento y la creación de empleo, de lo que da testimonio el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont: "Con Rajoy no hay forma de avanzar sobre el referéndum, porque solo habla de economía y no de política".
Tampoco se deja de hacer política cuando se manejan números. El Gobierno no verá debilidad en la negociación con el PNV por el hecho de que se vayan a Euskadi 1.200 millones de euros por las cantidades indebidamente aportadas por el Gobierno vasco al Estado a cuenta del "Cupo", pendiente de actualización desde 2009. Política es lo que inspira el reconocimiento de esa deuda, explicado como puesta al día del singular modelo vasco de financiación autonómica.
Lo mismo puede decirse de las ventajas logradas por dos partidos canarios (CC y NC) para los ciudadanos de su Comunidad. El Gobierno hace política al recordarnos que en ese querido rincón de España, con un régimen económico-fiscal diferenciado, es de justicia bonificar parcialmente los billetes de avión de sus ciudadanos a la península y totalmente si se trata de mercancías. ¿Quién va a estar en contra de que el Estado se comprometa a invertir en Canarias, con un 25 % de paro, unos 1.500 millones de euros en tres años?


No te va a gustar - Un minuto en la vida

30.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

Quisiera uno creer que las cosas vuelven a su cauce normal. Que, al fin, el líder de la oposición (porque todavía lo es) y el presidente del Gobierno encuentran ese minuto de oro para hablar de cosas que afectan muy seriamente al futuro de la nación, y me refiero ahora en concreto a la amenaza independentista planteada por la Generalitat de Catalunya. "Cuando tengas un minuto, hablamos", dicen que le hizo llegar Rajoy a Pedro Sánchez. Y ahora, nos comunican que el renacido líder del PSOE ha telefoneado al jefe del Gobierno para expresarle su apoyo ante el desafío de Puigdemont y compañía. Por fin se lo toman, según parece, medianamente en serio, y es lo menos que podríamos pedirles: hay que responder al desplante, hay que atajar la amenaza de ruptura de la nación, nada menos.
Entre las muchas anomalías que registra la democracia española se encuentra ese aislamiento absoluto entre quien gobierna y quien ejerce la oposición. Y no me refiero, claro está, a la efímera próxima moción de censura que Podemos, parece que inevitablemente, allá ellos, presentará contra Rajoy. Hablo ahora del PSOE, ese partido sin rumbo que ahora debe encontrar lo que antes llamábamos "un sentido a su vida". Instalarse en el "no, no y no", en el "enviaremos a Rajoy a la oposición" y en una vía de ocurrencias en solitario para confrontarlas con los problemas, ya no tiene el menor sentido: hemos visto cómo eso (no) funciona. Y las amenazas que nos llegan a los españoles exigen una nueva conducta: no cabe sino la colaboración en muchos terrenos entre las dos principales fuerzas de la nación.
Bienvenida sea la llamada pidiendo un minuto de su tiempo (manda narices) al próximo nuevo/viejo secretario general del PSOE. Bienvenido sea el telefonazo de Sánchez a La Moncloa, a donde esperemos que vaya pronto, enterrando el hacha de guerra. Me consta que Sánchez, en quien no aprecio finas dotes de analista de la coyuntura política, está encantado con su victoria en las urnas socialistas: piensa que tenía razón en su estrategia. Y uno tiende a pensar que no, no la tenía. Ganó porque no nos dejaron votar a los no militantes, que otra cosa hubiera sido si el PSOE hubiera hecho como los socialistas franceses con sus primarias: a mí, que reconozco ocasionalmente haber votado socialista, me hubiera gustado poder intervenir en la no elección de Sánchez, aunque hubiera sido tapándome la nariz a la hora de votar a otro/a candidato/a.
Pero no perderé la oportunidad, mientras pueda hacerlo, de expresar lo que pienso en esta hora que yo me atrevo a llamar como de aflicción de la patria. No me bastan ni con las proclamas patrióticas de Rajoy ni con los silencios -increíble que aún no haya dado una conferencia de prensa abierta y prolongada, para que podamos preguntarle qué piensa hacer con nuestras vidas- del "nuevo" Sánchez. Ni con los alejamientos equidistantes de Rivera. Y menos con las salidas de pata de banco de Iglesias. Ha llegado la hora de plantar cara, negociando, a los vientos de locura que nos llegan desde una Cataluña que se ha pasado claramente de frenada.
Hay soluciones, hay mucho que pactar, muchísimo de lo que hablar. Rajoy y Sánchez tienen que encontrar ese minuto, o más bien muchos minutos, para olvidar el pasado que les separa tanto y dialogar sobre un presente conjunto. Y sobre un futuro que nos pertenece a quienes en ellos hemos depositado nuestra representación. No podemos tolerar que sus malas relaciones personales nos pongan de nuevo al borde del abismo.


Escaño Cero - Menos amigos

30.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

Lo ha dicho Angela Merkel Estados Unidos y el Reino Unido van a los suyo.
Bueno, en realidad no lo ha dicho así, pero esa es la conclusión a la que ha llegado la canciller alemana después de la última cumbre de la OTAN y del G7 .
En realidad Merkel ha confirmado lo que ya se sabía por más que costara creerlo: Donald Trump quiere cambiar la relación con Europa y no está dispuesto a costear la seguridad europea corriendo con la mayor parte de los gastos de la OTAN y en cuanto a los ingleses, lo del Brexit va más que en serio.
Así que la Unión Europea se tiene que reinventar y me parece a mi que esto puede ser una oportunidad.
Es verdad que la seguridad es cara y que venía muy bien la chequera interminable del amigo americano a la hora de correr con los gastos de la Alianza Atlántica, pero eso ha hecho que durante muchos años en el seno de la UE no se haya tomado la decisión seria de hacer una proyecto sobre seguridad. Claro que para eso se debe de avanzar en otras políticas de unidad dentro de la UE.
Y es que el problema de fondo tiene que ver con que la UE se ha estancado y no avanza ni hacia delante ni hacia atrás. Se ha convertido en un club económico del que emanan directrices económicas y poco más.
Es un fracaso que los países de la UE no tengan una política exterior común y por tanto una política de seguridad común. Y eso lo vemos en cada crisis internacional donde cada país defiende sus exclusivos intereses.
Por otra parte la Unión Europea se ha convertido en la madrastra mala de la crisis porque desde Bruxelas-Berlín se han tomado decisiones que han supuesto un grave quebranto para millones de ciudadanos europeos de los países del sur.
El sufrimiento de Grecia, de Portugal y sí, también de España, a cuenta de tener que aplicar unas draconianas medidas de austeridad, ha provocado desafectos hacia la UE y lo peor que se puede hacer es ignorar esta realidad.
Así que ahora que Donald Trump ha dicho en la reunión de la OTAN y del G7 que su país no va a pagar la factura de la seguridad europea, y que además no comparte las políticas migratorias, etc, y que Gran Bretaña prepara con entusiasmo su Brexit, o sea que son menos amigos de Europa que antes, la UE tiene la oportunidad de reinventarse y asumir la mayoría de edad. Ya es hora.


Fermín Bocos - El flautista

30.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

A estas alturas del desafío separatista cualquier cosa que se diga sobre el proceso que impulsa el gobierno de la "Generalitat" de Cataluña es una palabra de más. Todo está dicho. En una y otra dirección. Denunciado está el proceso como un intento de golpe de Estado al ralentí y predicado hasta la saciedad el discurso del llamado derecho a decidir, eufemismo que desde su raíz pretende solaparse con el derecho de autodeterminación figura jurídica reservada a territorios en vías de descolonización .Que no es el caso de Cataluña.
Todo está dicho y nada parece suficiente para detener la aceleración del proceso hacia el choque institucional. Hasta Mariano Rajoy, por lo general poco dado a las declaraciones contundentes, ha subido el tono de sus admoniciones recordando que el Gobierno no tolerará la celebración de referéndum. Pero sus palabras se han perdido con el eco. En el bando que alienta la secesión todo son presiones para que el presidente de la "Generalitat" Carles Puigdemont -que a éste paso va camino de hacer bueno el irónico alias de "Putschdemont"- desvele la fecha en la que pretende convocar una consulta contraria al orden constitucional.
En los últimos días en este retablo en el que todo parecía dicho han comparecido los empresarios. Este gremio que llevaba años en régimen de afasia y servidumbre respecto de quienes impulsan el proceso separatista, por boca de Juan José Bruguera, presidente del Círculo de Empresarios, tímidamente se han atrevido a decir lo que todos sabemos: que el cumplimiento de las leyes es la base de la democracia. Conviene recordarlo.
También ha terciado Pablo Iglesias. En su caso para echar gasolina al incendio. Defiende la celebración unilateral del referéndum por considerarlo una "movilización legítima." Sería bueno que repasara sus apuntes de cuando estudiaba Políticas y revisara en qué consiste y a quien ampara el derecho de autodeterminación. Le iría mejor a España y de paso a Podemos al que desde Vistalegre II guía como si fuera el flautista de Hamelín.


Cayetano González - Aplicar la ley

30.05.17 | 08:16. Archivado en Cayetano González


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

El proceso secesionista impulsado desde Cataluña por los partidos independentistas sigue su camino, sus ritmos, y está previsto que en los próximos días anuncien la fecha del referéndum que pretenden celebrar, así como el texto de la pregunta que someterán a consulta. Todo es, por supuesto, manifiestamente ilegal, porque ni un Presidente de la Comunidad Autónoma, ni un parlamento autonómico pueden convocar un referéndum que ponga en solfa la soberanía nacional. Esta, como reza el artículo 1.2 de la Constitución, "reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado". Ante este desafío -algunos lo han calificado de "golpe de Estado"- el Gobierno de la Nación, con su Presidente a la cabeza, no tiene otra que cumplir y hacer cumplir la ley, que es lo que por otra parte juraron o prometieron al tomar posesión de sus cargos. Hay que aplicar la ley, toda la ley, y nada más que la ley, pues a pesar de lo que piensa el actual Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el Estado de Derecho en España es lo suficientemente fuerte y tiene las herramientas necesarias para impedir que se consume en las próximas semanas este desafío a ese Estado de Derecho.
Rajoy ha dicho que mientras que él sea Presidente no se celebrará ningún referéndum que tenga como objetivo preguntar en una parte del territorio nacional si quieren dejar de formar parte de España. Habrá que creerle al actual inquilino de la Moncloa, aunque los precedentes no ayuden a ello. El 9 de noviembre de 2014, los independentistas catalanes sacaron las urnas a la calle, los ciudadanos que quisieron pudieron votar, aunque todo fuera una pantomima, sin ningún valor legal. En aquella ocasión, Rajoy también dijo que ese simulacro de referéndum no se llevaría a cabo, cosa que como digo si sucedió.
Algunos, los muy políticamente correctos que también suelen ser tremendamente relativistas, hablan de que hay que evitar el choque de trenes y que hay que seguir intentando buscar una solución política y dialogada. No quieren aceptar que es metafísicamente imposible entenderse con quien lo único que persigue es irse de España, romper con la Nación que les ha acogido durante tantos años. No hay diálogo posible con quien antes de sentarse a hablar pone como condición el que si no se aceptan sus peticiones, se levantan de la mesa y se van. Así es imposible. Y eso es lo que vienen haciendo los independentistas catalanes en los últimos años. No han ocultado nunca sus intenciones. Otros, en su ceguera, pensaban y decían que este problema se arreglaba con dinero. Pues va a ser que no. Al final, repito, la única y mejor solución es aplicar la ley a quien quiera saltársela. ¿No habíamos quedado que todos somos iguales ante la ley?


El rincón del soneto - ¿TÚ ESTÁS DORMIDO O ESTÁS DESPIERTO?

29.05.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


¿TÚ ESTÁS DORMIDO O ESTÁS DESPIERTO?

¿Tú vives dormido o vives despierto?
Pues lo cierto es que si vives dormido,
el tiempo que viviste, lo has perdido,
pues pareces vivo, pero estás muerto.

Para ti la vida es como un desierto
que estás cruzando triste y resentido;
para ti el vivir no tiene sentido,
y del Más Allá, no estás nada cierto.

Si no estás muy atento y muy consciente,
y vas muriendo lento, año tras año,
eres un pobre diablo, no eres gente,

eres solo uno más en el rebaño,
porque aunque vives, estás inconsciente,
y eres el que a ti mismo te haces daño.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


El rincón del soneto - LA PAYASADA DEL ORGULLO GAY

29.05.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


LA PAYASADA DEL ORGULLO GAY

Andan los homos muy alborotados
organizando marchas y desfiles
exhibiendo sus nalgas y perniles
con los que se sienten muy encantados.

Hay también marimachos excitados,
ataviados con hábitos monjiles,
pero con gestos toscos e inciviles
que son para la estética pecados.

Los homos nos dedican todo un día
para que admiremos su anomalía.
como algo cultural y novedoso.

Pero su desfile es tan cochambroso
que lo único que logra es que la gente
los discrimine más abiertamente.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Fernando Jáuregui - Esas cosas inquietantes que dicen por ahí

29.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

¿Cómo saber si el Gobierno acierta cuando, a través de varias voces, habla de "golpe de Estado" en Cataluña? ¿Cómo interpretar a quienes se refieren a los intentos de "sedición" secesionista por parte de la Generalitat? Y ¿cómo compaginarlo con la fiesta catalana en Madrid, viendo a Puigdemont junto al Rey (y junto al ministro Méndez de Vigo, uno de los que habló de golpismo) en el palco del Vicente Calderón, celebrando la victoria del Barça en la Copa? Pues eso: que vivimos en una contradicción permanente de la que, aunque sea de manera temporal, con "conllevanza", habremos de salir. Pero no será solamente con discursos de autoridad, del tipo "ni puedo, ni quiero" autorizar un referéndum, como hasta ahora viene haciendo Mariano Rajoy, como salgamos del marasmo. Ni con brillantes desfiles. Aunque la "firmeza de posiciones rajoyanas" algo ayude, bastante más habrá que hacer. Pero ¿qué?

He hablado con gentes que me consta que han aconsejado a Rajoy algo inteligente: dirigirse, ahora que se está analizando muy pormenorizadamente a la sociedad de Cataluña, a ese siete por ciento de catalanes que no son abiertamente partidarios de la independencia, pero sí de fuertes avances autonómicos y, desde luego, sí que desean ejercer su derecho a decidir en unas urnas autonómicas. Eso es algo que anhela al menos el setenta por ciento de quienes se sienten catalanes y, de una u otra forma, hay que constatar que urnas tendrá que haber, y las habrá más pronto que tarde.
Es la primera realidad a la que habrá de enfrentarse Rajoy: algo habrá que mover en ese sentido. Organizar desde el Estado un referéndum, adecuado a los preceptos de la Constitución, para ganarlo. No podrá, claro, ser una consulta del tipo "¿quiere usted que Cataluña sea independiente?", porque eso, en las normas fundamentales, no cabe. Pero sí podría consultarse, como dice el artículo 152.2 de la Constitución, a los empadronados en la Comunidad Autónoma catalana acerca de un Estatut reformado. E incluso acerca de una Constitución reformada. Porque caben avances económicos -y Rajoy ha probado ser un maestro en negociar partidas dinerarias a cambio de votos, por ejemplo para sus Presupuestos_ y también políticos: ¿por qué no reconocer, como ya se hace en el prólogo del actual Estatut, que Catalunya es una nación dentro de la nación española? ¿A qué ha venido tanto escándalo en la Villa et Corte, donde cada día se propugnan más medidas de "dureza" con los "sediciosos", cuando el renacido y reinventado Pedro Sánchez se ha referido a esta cuestión?

No me cabe en la cabeza que el "seny" catalán, del que tan pocas muestras dan estos días los responsables de la Generalitat, rechazase una consulta referida a una clara mejora en la vida de los habitantes de esa autonomía, al tiempo que se ven satisfechas algunas reivindicaciones "políticas" que casi no pasan de lo semántico. Lo que ocurre es que alguien tiene que proponérselo, negro sobre blanco, y crece la sensación de que la "operación diálogo", en la que se hallaba embarcada Soraya Sáenz de Santamaría con el vicepresident Oriol Junqueras, tiene algún boquete por donde entra el agua a raudales.
Lástima que la política española sea tan personalista, tan clásica -iba a decir vieja_ y que se deje conducir por rencillas, vendettas y protagonismos que a nada conducen. Lo digo porque no sé cuánto tiempo más habrá que esperar para que PP, Ciudadanos y PSOE, y hasta Podemos, si es posible encontrar ahí algún atisbo de sentido trascendente, se embarquen en una negociación conjunta con la Generalitat... y con la sociedad. Buscando la aquiescencia de ese siete por ciento de catalanes que, sumados al otro cincuenta por ciento que rechaza la independencia, venza de una vez, aunque no sea de una vez por todas -ah, la conllevanza orteguiana...-, los inútiles, pero tan dañinos, empeños independentistas. Ese referéndum, plenamente constitucional, así, lo ganaríamos los que deseamos una España unida. Pero es imprescindible una gran operación de Estado.
Claro, con Rajoy en el Olimpo, con Sánchez en el "no y no", con Rivera en la impotencia y con Podemos en el trapecio de las mociones vociferantes, con los maquinistas del tren de la Generalitat enloquecidos, solo podremos constatar que estamos como hace un año y medio, instalados en ese nefasto 2016 que solo sirvió para empeorarlo todo . Y no sé si para ese viaje nos han sido necesarias tantas alforjas, tantas amenazas, tantas bravatas, tanta diplocat y tantas zarandajas.


Francisco Muro de Iscar - Pero, ¿quién quiere la independencia?

29.05.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) Nadie duda de que Mariano Rajoy no ha llevado bien el problema catalán, por más que como presidente del Gobierno de España ni puede permitir la secesión ni dar alas a los independentistas. Es posible que su falta de presencia en Cataluña y de una campaña activa para poner en valor a España haya aumentado el número de independentistas y, sobre todo, haya radicalizado a los más jóvenes y a los más extremos. Y que haya llevado al PP catalán -también sin discurso y sin empuje- a la inanidad. Pero haciendo el "Tancredo", como en otros muchos asuntos, ha conseguido que el proceso catalán vaya perdiendo fuerza día tras día y sólo se sostenga por la absoluta necesidad de mantenerlo como autodefensa por parte de sus impulsores tanto para tapar la corrupción como la seguridad de que no van a ninguna parte. Ni siquiera después de las últimas elecciones, el Gobierno ha cambiado su política en Cataluña. Sólo está allí de visita. Si lo hubiera hecho, sin duda sería aún menor el número de catalanes que quieren la independencia.
Rajoy es responsable, pero no el único y, desde luego tampoco el mayor. El PSOE no sabe lo que quiere para Cataluña y sus dos almas se pelean cada día sin conseguir una respuesta a la altura de su historia, pero eso le sucede hoy en casi todo. Y es el culpable de la crecida independentista porque fue Zapatero el que en lugar de frenarla, la impulsó. Como gobernante prometió lo que nunca debió hacer y se cargó la autoridad de las instituciones del Estado. Ciudadanos, quizás el más coherente, pierde fuerza en Cataluña y no representa un poder suficiente para oponerse al poder clientelista que ha dominado Cataluña, con algún relevo nefasto, desde el retorno de la democracia. Nadie puede predecir dónde acabarán Podemos y En Comú pero su interés en desmontar la actual democracia y sustituirla por no se sabe qué y su oportunismo les acercan más a los intereses soberanistas que a los del conjunto de los españoles.
Lo mismo se podría decir de los empresarios catalanes. Reclaman diálogo, pero, salvo excepciones han guardado un silencio culpable, provocado por el miedo. Jueces, funcionarios, escritores, policías, empresarios, ejecutivos y muchos más ciudadanos corren un serio riesgo de ser ciudadanos de segunda o, en todo caso, de poner en riesgo su libertad como ciudadanos españoles y europeos. Y han permitido, sin protestar que los actuales gobernantes fracturen en dos a la sociedad catalana. Una ruptura que impide, incluso el diálogo entre familiares y amigos, y que, pase lo que pase, seguirá viva durante generaciones. Hoy hay dos Cataluñas, la del poder casi absoluto y la ciudadana; la independentista, minoritaria, y la que quiere seguir viviendo en España, mayoritaria. Pero ésta calla. Cataluña es lo que es y tiene la mayor autonomía de su historia, incluida la República, gracias a la Constitución de 1978. Claro que hay que dialogar. Sin parar. Pero con más de un 60 por ciento de catalanes contra la independencia no se puede avanzar un paso más en esa dirección sin que los partidos asuman sus responsabilidades y actúen los mecanismos constitucionales que sean precisos si el diálogo lo rompen los que vulneran la legalidad y la legitimidad.


Siete días trepidantes - El atronador batir de los tambores de Cospedal

28.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Yo diría que, en una semana de ruidos, resultaba atronador el batir de los tambores de batalla. Porque, por poner un solo ejemplo, no cabe duda, y me refiero ahora exclusivamente al plano nacional en este resumen de lo ocurrido estos días, de que asistimos a una escalada verbal de advertencias desde el Gobierno a la Generalitat: ahí han quedado registradas alusiones al "golpe de Estado" que pretenden Puigdemont y Junqueras, así como las advertencias de la cada vez más influyente ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, garantizando que no habrá urnas, porque el Ejecutivo central no las permitirá de ningún modo, para el referéndum catalán. No podemos olvidar, en este contexto, la angustiada petición del empresariado catalán al president de la Generalitat para que respete la legalidad vigente

De todos modos, una docena de cuestiones bastaría, cada una de ellas, para elaborar una larga crónica, o hasta un libro, sobre lo que ha ocurrido en una semana trascendental. En el plano internacional, con un mundo aún conmocionado por la matanza de Manchester, y en el nacional, desbordado por múltiples acontecimientos. Hemos asistido a discursos imposibles que tienen a Trump como ineducado protagonista en el G-7 y al Papa recibiéndole con cara de pocos amigos. Hemos escuchado a Rajoy en Sitges, en una "ofensiva catalana" que comentaré a continuación. Y, un año más, hemos esperado, estupefactos, el tampoco muy educado pitido al Rey en la final de Copa (ay, si Vicente Calderón levantara la cabeza... y viese a tantas gentes del Barça en los juzgados). Semana en la que irrumpieron Pedro Sánchez y sus silencios con la prensa, Javier Fernández y su callada, prudente y lenta despedida. O el estruendo circense de la próxima moción de censura de Podemos contra... ¿Rajoy?, y que acabará estallándole, como ruidoso petardo que es, a Pablo Iglesias en los oídos. Menuda barahúnda.
Ante tanta algarabía, hay quien siente mayor aprensión ante las calladas por respuesta que ofrece Rajoy ante amenazas y desplantes que ante sus discursos, que pocas veces aportan titulares novedosos. Ni él, ni el nuevo/antiguo jefe de la oposición, Pedro Sánchez, son gentes que destaquen precisamente en el secarral declarativo de la política española. Por eso, hay que estar atentos a los susurros, a los sobreentendidos, a los gestos o a las sílabas: los micrófonos ansiosos de los periodistas no andan, la verdad, sobrados de trabajo y por eso es llegado el momento de los analistas más o menos perspicaces y, cuando de gentes como Donald Trump se trata, incluso de los humoristas, si es que espacio quedase para el humor aquí y ahora.
Convencido de que es hora de aguzar la vista, el oído y hasta la imaginación, contemplo a Rajoy y a su equipo más cercano -Cospedal, Iñigo Méndez de Vigo, mientras la "negociadora catalana" Soraya Sáenz de Santamaría parece desaparecida de los focos y de la tamborrada_ lanzando cada vez más serias advertencias al secesionismo catalán. No, no habrá referéndum y, en cambio, puede haber ofertas negociadoras bastante jugosas. Veo a María Dolores de Cospedal, a cuyo entorno familiar le llegan muy serios avisos procedentes de quién sabe qué rumorólogos, acumular un cada vez mayor protagonismo, y no solo por el Día de las Fuerzas Armadas, claro; incluyendo en este protagonismo a la potenciación de los servicios de inteligencia militar (CIFAS), tanto en la lucha contra el terrorismo yihadista como en las admoniciones a los catalanes separatistas. Algo tiene que pasar, más allá de seguir incólumes soportando al ocasionalmente hierático Puigdemont -cuando escucha los pitidos futboleros al Rey_ mientras lanza ultimátums de opereta al Gobierno central.
Y ese "algo" debería pasar necesariamente por un gran pacto de Estado por la unidad territorial de España. Ya no podemos esperar mucho tiempo a que Pedro Sánchez encuentre un mensaje político que lanzar en una rueda de prensa que escamotea, mientras los medios se preguntan qué pasó para que fuese él el elegido por las bases; ni podemos aguardar ya demasiado a que el nuevo/viejo secretario general socialista logre aquietar las aguas internas del que aún es el segundo partido de la nación. ¿Puede Sánchez seguir con su "no, no y no" cuando el Estado reclame su cooperación para una negociación nacional que frene, aunque sea temporalmente, la loca ola separatista catalana?

Y de Podemos ya ni hablo: nunca, desde aquel mal paso de Hernández Mancha, he visto dislate semejante a esa moción de censura contra -teóricamente_ Rajoy, en la que el audaz, pero poco reflexivo, Pablo Iglesias pretende apoyarse para convertirse en el sustituto de Sánchez al frente de la oposición de izquierdas al Gobierno de centro-derecha. No logrará ni siquiera que todos en la amalgama podemita secunden su iniciativa. Por no lograr, no conseguirá ni que Rajoy, (aún) más tranquilo ahora que ya ha logrado mayoría absoluta en el Congreso para aprobar sus Presupuestos, le responda en el lance parlamentario: lo hará el pugnaz Rafael Hernando, con lo que el espectáculo parece garantizado.
Sí: "the show goes on". Si no nos bastase con Trump, tenemos a Pablo Iglesias devaluando el sistema parlamentario y tratando de convertir el referéndum secesionista en una "movilización cívica" (lo dicho: poco reflexivo). O a Puigdemont y Junqueras desenterrando el hacha de guerra, quizá porque creen que es la mejor baza ante la negociación inevitable. O la batalla, disimulada de intento de conciliación, de Pedro Sánchez con los ya no tan suyos. Hemos vuelto, pero con datos empeorados, a la situación lamentable de enero de 2016: un Podemos gallito tras entrevistarse con el jefe del Estado, un PSOE sin rumbo, un Ciudadanos que no da el paso de ofrecerse como socio de gobierno-en-el-Gobierno... y, ya que estamos, un Gobierno que vuelve a hallarse, pese a la luz verde a los Presupuestos, casi en funciones, aunque sea hasta que, en 2019, un Rajoy harto vuelva a tocar la campana electoral. Pero claro: de aquí a entonces, como decía antes, van a pasar, ya lo pueden ver ustedes con estos meros apuntes, muchas cosas. Tienen que pasar muchas cosas. Y confiemos en que, al menos, algunas de ellas sean buenas.


Victoria Lafora - Abstención por abstención

28.05.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, (OTR/PRESS)

Es muy probable que el "nuevo" PSOE, con Pedro Sánchez como líder indiscutido, se abstenga en la moción de censura planteada por Podemos. Sería una forma de "lavar la cara" a unas siglas que considera manchadas por la abstención a Rajoy. No se puede basar una campaña de primarias en el "no es no", redefinirse como la izquierda y votar no contra Podemos.
Es la primera trampa que Pablo Iglesias le tiende a Sánchez y no será la última. De ahí el malestar con sus socios de Compromís que instaban a retrasar la moción hasta la celebración del congreso socialista. La formación morada quiere que el PSOE se retrate, aún cuando no se han cerrado las heridas y no han definido su proyecto político.
Para Iglesias, la moción de censura y su resultado, es una táctica más de apropiación de la oferta de una izquierda alternativa de gobierno. Cuando la corrupción se come a dentelladas el discurso de la recuperación económica del PP, cuando los escándalos, no sólo de usurpación de los caudales públicos sino de manipulación de la Justicia a beneficio de parte, bajan las expectativas de voto de Rajoy, es el momento de escenificar quien manda en la izquierda.
Va a ser una moción fallida, sin consecuencias. Pero es lo de menos para la estrategia de política espectáculo que tanto gusta a Iglesias, ya que con ella va a escenificar la figura de líder alternativo, aunque Rajoy ni siquiera le responda desde la tribuna. Queda claro, además, que no tenía demasiado interés en contar con la aprobación del PSOE, al que no han dado tiempo ni de respirar. Se trata de ocupar espacio en los medios y de obligar a Sánchez a retratarse: o estás conmigo o estás con los malos. Obligarles a devolver con la abstención lo que fue su no rotundo a la investidura fallida del entonces líder socialista.
De este relato surge la imperiosa necesidad de que el vencedor de las primarias no pierda mucho tiempo pensando que va a hacer con los enemigos derrotados en las urnas, no se pierda en descabezar agrupaciones regionales, o hacer de la purga su principal ocupación. Una semana después de su aplastante victoria, la rendición es un hecho y hasta Antonio Hernando ha aceptado seguir en la dirección del grupo del Congreso para ayudar a su sucesor.
Urge un relato serio y creíble con la alternativa política que representa el "nuevo PSOE", con una oferta programática de medidas económicas diferentes a las de la derecha, donde se tienda la mano a los perdedores de la crisis. Sin demagógicas ni populismos. Sin aumentar el techo de gasto y descontrolar unas cuentas vigiladas de cerca por Bruselas.
Sánchez tiene que contar, no sólo a los militantes, que idea del Estado tiene en la cabeza. En qué consiste la plurinacionalidad. Si es solo un concepto cultural/sentimental o se refiere a ir más allá del Estado Federal. Porque han dicho demasiadas cosas y sus contrarias.
De no hacer una propuesta creíble, con futuro, para la España de los próximos veinte años, el PSOE puede quedar relegado a ser el partido que se abstiene. Triste papel.


A vueltas con España - Brecha generacional en el PSOE

28.05.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, (OTR/PRESS)

Siempre existió la izquierda a la izquierda de PSOE e incluso un ala izquierda en el PSOE. No es ninguna novedad lo que a veces se quiere presentar como tal. La diferencia está en que nunca hubo una izquierda tan ineficaz como la actual, lo cual explica que el PP, dañado por la corrupción y los recortes, se mantenga a flote y siga en el Gobierno. Dicho de otro modo: los estrategas del PP y sus medios afines hacen mejor el trabajo que sus adversarios del PSOE, tal vez porque estos últimos perdieron el rumbo, se desunieron y también se quedaron sin importantes apoyos mediáticos.
Sea o no completamente cierto el análisis de Alejo Vidal-Quadras -"Podemos fue una creación del PP para dividir al PSOE", dijo en elplural.com-, las palabras del ex vicepresidente del Parlamento Europeo y alto cargo del Partido Popular sorprenden cada vez menos cuando recuerda que "Pablo Iglesias está ahí porque el PP lo ha creado", una vez que "el PP le ha hecho crecer en los medios de comunicación para debilitar al PSOE y garantizarse el poder".
A diferencia del PSOE, Podemos no es una amenaza para el PP ni lo será nunca, salvo que desaparezca la clase media, lo cual parece improbable: España no es Venezuela. Y menos aún, tras relegar a Iñigo Errejón. A día de hoy, las cosas están mucho más claras y el PSOE tiene todo a su favor para iniciar la remontada. De la mano de Pedro Sánchez se convierte en el primer gran partido donde se produce la brecha generacional, bajo un nuevo esquema organizativo: un líder de militantes, simpatizantes y votantes. Nada muy distinto de los exitosos modelos de Bill Clinton en las filas demócratas o de Tony Blair en el laborismo. Su objetivo es alcanzar la inmensa mayoría de los votos que, en el eje del 0 (izquierda) al 10 (derecha), están entre el 3 y el 7.
Pedro Sánchez -máxime si, como parece, se deja asesorar por Josep Borrell- tiene todas las de ganar en un país donde, una vez recuperado el nivel del PIB previo a la crisis, alguien tendrá que saber repartirlo mejor, para que España sea menos desigual, tenga menos precariedad y, en definitiva, la clase media recupere masa crítica. Al tiempo.


Más que palabras - Cuestión de piel

27.05.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Francisco, el Papa, es un hijo de inmigrantes italianos que se crió en el barrio porteño de Flores y se ordenó como sacerdote a la mística edad de 33 años. Del arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, decían sus amigos, que nunca pretendió ser Papa pero lo ha sido y su pontificado esta imprimiendo carácter, y no solo porque está rompiendo moldes protocolarios, sino porque se erige en defensor de los pobres, en un mundo donde la pobreza y la miseria se esta cebando con muchos.
Es un jesuita austero muy disciplinado y un hombre cercano y sencillo, de solvencia académica, hincha del San Lorenzo y amante del tango, de la música clásica y de los clásicos de la literatura (Dostoievsky, Dante, Jorge Luis Borges...). A los 17 años descubrió su fe durante una confesión. Se lo advirtió a Amalia, su novia de juventud, en una carta que ella rememoraba estos días: "Si no nos casamos, me hago cura", le escribió y, en efecto, a los 21 años entró en el seminario de los jesuitas. Por las mismas fechas tuvo una grave pulmonía que lo debatió entre la vida y la muerte y se ordenó como sacerdote, tardíamente a los de 33 años. Desde entonces ejerció como docente en varios colegios y sólo comenzó a destacarse entre la Curia a los 55 años, cuando fue nombrado obispo auxiliar de Buenos Aires. Eso sí, después su carrera fue fulminante: en 1998, arzobispo de Buenos Aires; en 2001, cardenal. Encabezó la Compañía de Jesús argentina y presidió el Episcopado en dos ocasiones. Hasta que llegó a un papado no exento de críticas pero cuya figura está acercando a la Iglesia a muchos ciudadanos que jamás acercarían a ella. A mí este Papa, como he dicho en otras ocasiones me gusta mucho. No porque esté rompiendo esquemas, que lo está haciendo, o porque sea un auténtico revolucionario, que lo es en la verdadera acepción de la palabra, o porque esté cambiando los viejos tópicos de la Iglesia, cosa que está ocurriendo. Me gusta porque es un hombre valiente que, casi siempre nos sorprende en los momentos clave.
Uno de esos momentos se produjo el otro día con la visita de Donald Trump al Vaticano donde el histriónico personaje lucio una amplia sonrisa, mientras Francisco en las sesiones fotográficas aparecía serio y contrariado. Era un cara a cara entre el representante del país más poderoso de la tierra y la máxima autoridad moral del planeta y, delante de las cámaras, Francisco no quiso hacer concesiones a la galería. Hay temas como el aborto, la eutanasia y el matrimonio entre homosexuales donde ambos pueden tener alguna coincidencia pero Trump es un "bon vivant", con una ambición empresarial sin freno, "lanzando su apellido como una marca que presta y vende al mejor postor" (Ary Waldir Ramos) y Bergoglio es un Papa austero que en su apartamento de Buenos Aires se hacía la comida y, cuando fue elegido, prefirió vivir en una modesta residencia y no en las habitaciones papales, prescindiendo de coches más o menos lujosos y ocupando primero un modesto Ford Focus y, ahora, un sencillo coche eléctrico Nissan Leaf, que acentúa su deseo de ejemplaridad en materia de protección del medio ambiente.
El otro día así lo recordaba en un artículo muy interesante Rafael Navarro Valls titulado "La tregua de Dios" donde se pretendía buscar coincidencias o mejor dicho treguas temporales y hablaba de "desencuentros sustanciales entre Francisco y Trump en otras áreas, como el cambio climático, la inmigración y la justicia de las acciones bélicas". "El Papa Francisco, es alguien preocupado por el medio ambiente, hasta el punto de haber dedicado una encíclica (Laudato si) sobre la cuestión. Trump es un escéptico del calentamiento global y de las medidas excesivas en la protección del medio ambiente. Para Francisco, cerrar las fronteras o levantar muros para detener a los inmigrantes es un crimen de lesa majestad. Para Trump, un medio de defensa frente elementos potencialmente hostiles. En fin, utilizar "la madre de todas las bombas" lanzándola sobre escondrijos de la yihad ha enfurecido al Papa, no solamente por la utilización de un arma terrible, sino también por la propia definición de "madre", que contrasta con la finalidad destructiva de las bombas", decía el catedrático y yo lo comparto.
Claro que siempre puede de haber algún punto de confluencia entre Francisco y Donald Trump si buscas bien, como por ejemplo que ambos son descendientes cercanos de emigrantes. "Francisco de italianos asentados en Argentina y Trump de madre escocesa y padre alemán, arraigados en EE.UU. o que son cercanos al pueblo y lejanos del establishment curial vaticano (Francisco) y del aparato del Grand Old Party (Trump). O también que "los dos se encuentran más cómodos en el contacto directo con los ciudadanos y los fieles, que en las reuniones con los líderes políticos", insiste Navarro Valls, pero más allá de estas pequeñas cosas a ellos les separa un abismo. Su concepción de la vida, la ética y la moral es diametralmente opuesta y como para gustos los colores a mi el Papa me encanta y el poderoso americano me pone de los nervios. ¡Es una cuestión de piel!.


Fermín Bocos - Mal ejemplo

27.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Confirmando una sentencia de la Audiencia de Barcelona, el Tribunal Supremo condena a 21 meses de prisión a Lionel Messi. El Supremo considera que el jugador del FC Barcelona es autor de tres delitos fiscales. En origen por defraudar 4,1 millones de euros al Fisco al no haber tributado en España los ingresos de algo más de 10 millones percibidos en concepto de derechos de imagen. El astro argentino no está solo en tan infamante conducta.
Le acompaña Cristiano Ronaldo, el as del Real Madrid a quien la Agencia Tributaria acusa de haber defraudado -según un primer informe-, ocho millones. Cantidad que un segundo peritaje eleva a 15. Los técnicos de Hacienda estiman que la pena de prisión podría ser superior a los quince meses. En el caso del jugador portugués todo se mueve aún en el terreno de la denuncia. Habrá pues que esperar a conocer el resultado de las actuaciones iniciadas por la Agencia Tributaria.
Messi y Ronaldo son dos ciudadanos que por su relevancia social están doblemente sometidos al escrutinio público. Siendo como son ídolos para una legión de aficionados al fútbol, su comportamiento debería ser ejemplar. No pagar los impuestos debidos, amén de un delito, es una conducta insolidaria. Quien no cumple con sus obligaciones fiscales, está robando a la comunidad. De lo que recauda Hacienda salen los recursos para que funcionen todos los servicios del Estado. Quienes más ganan, más obligados están a pagar los correspondientes impuestos. En el caso que nos ocupa, la actuación de la directiva del CF Barcelona, arropando sin el menor reproche al señor Lionel Messi, un defraudador condenado ya en sentencia firme, por escandaloso, roza lo indecente.
En este registro, la dirección del Real Madrid ha sido más discreta. No se ha pronunciado por entender que la situación que afecta a Cristiano Ronaldo es un asunto privado. Asuntos privados son en ambos casos pero que dada la relevancia social de los mencionados futbolistas trascienden del ámbito deportivo. Nadie discute sus virtudes como futbolistas, no puede decirse lo mismo al respecto de su comportamiento como ciudadanos. Mal ejemplo.


Fernando Jáuregui - Sí hay corrupción en España (pero no política)

27.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Debo reconocer que me equivoqué cuando, recientemente, afirmé en un programa de televisión que en España ha habido mucha corrupción, que es algo que a la vista está. Pero que, hoy por hoy, entre los casos que han servido como ejemplo y escarmiento en cabeza ajena y el incremento de la vigilancia, podíamos afirmar que España es uno de los países menos corruptos de Europa; lo que ahora estamos averiguando y juzgando corresponde al pasado, data de varios años atrás. Ahora, insistía yo, todos esos "affaires" tan escandalosos, que van desde la Banca catalana de Pujol al elefante de Bostwana, pasando por Bárcenas, Lezo y los ERE, ya no serían posibles.
Recibí multitud de mensajes, y hasta insultos, a través de las redes sociales: estaba equivocado, me decían los más benévolos. Otros agregaban cosas peores. Y sí, ahora lo reconozco: estaba equivocado al pensar que la corrupción estaba erradicada en España. En parte, claro, porque hacerlo del todo no es posible: iría en contra de la naturaleza humana, en la que algo de corrupción, me temo, siempre anida.
No me doy golpes de pecho porque hayan enviado a la cárcel a un ex presidente de la Comunidad de Madrid, a un empresario o dos relacionados con tramas políticas o porque investiguen a ciertos comisarios jubilados; todo eso ya estaba descontado, son cuestiones bien conocidas del pasado que afloran ahora, quizá porque los responsables de impedir esas irregularidades y abusos se empeñaron en mirar hacia otro lado. Lo que ahora me parece que tiene escandalizada a la opinión pública, porque es algo que demuestra la insensibilidad social ante la corrupción, es algo diferente: por ejemplo, que haya centenares de personas que se manifiestan a favor de un futbolista que, como Messi -entre otros--, ha sido abiertamente acusado de defraudar a Hacienda y condenado por ello. El hecho de que el excelente jugador argentino milite en las filas del Barça ha facilitado que los fans le perdonen el latrocinio -con perdón; es lo que es--, quizá atribuyendo la persecución fiscal contra el argentino a nuevas maniobras "de Madrid". Que ya se sabe que el Barça es más que un club. Y tanto: que se lo digan, si no, al ex presidente Rosell.
Que alguien con autoridad diga que puede que la mitad de los partidos de fútbol de las categorías inferiores podría estar amañada, para lucrarse con las casas de apuestas, me parece desazonador. Sobre todo, porque nadie ha salido a desmentirlo indignadamente. Y más: que proliferen algunas prácticas corruptas en cuanto a competencia entre ciertas marcas tampoco contribuye, le digo a usted la verdad, a afianzar mi fe en el género humano. ¿Y si resulta que ahora la política es el ejercicio más sano de una actividad en favor de la ciudadanía? Ya, ya lo sé; no se puede ir tan lejos. Quedan vicios, tics, de aquello que ha dado en llamarse Vieja Política (que no está, ay, tan desactualizada), que yo considero paralelos a la corrupción económica, o aún peor que eso: la falta de transparencia, el desprecio hacia los medios y hacia los propios afiliados y votantes, mantener las inercias de siempre aun sabiendo que son perjudiciales para el país, las vendettas con los propios y las trampas hacia los ajenos... En fin, que sí, que tenían sin duda razón mis detractores: andaba yo errado pensando que todo el mundo es bueno. Me había metido a mí mismo un gol, y perdón por señalar.


Luis del Val - Monarquías electivas

26.05.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

Por muchas primarias, por mucho debate interno, por mucha y muy abundante transparencia que haya en el seno de los partidos políticos, una vez elegido el rey, es decir, el secretario general o el presidente, el partido funciona como una monarquía electiva , y en las monarquías, sean electivas o hereditarias, ya sabemos que el peso de los nobles es relativo, y depende de su división o de si su poder territorial es contundente.
El anuncio por parte del nuevo monarca del PSOE de que no habrá barones territoriales en la nueva ejecutiva, es una coherencia de manual sobre el funcionamiento de las monarquías. A partir de ahora, la nobleza, o sea, los barones, pueden intentar formar un frente común, contra el monarca, que raramente ha tenido éxito, o bien aceptar el sometimiento, guardando las formas para evitar el ridículo.
Por si fuera poco, el monarca siempre tiene a su disposición numerosos resortes con los que desactivar al noble poderoso. Recordemos, cómo la habilidad de Zapatero, logró desactivar a su antiguo contrincante, José Bono, nombrándole ministro de Defensa. Al poco de abandonar el territorio y el poder de Bono se fue diluyendo poco a poco.
Pedro Sánchez no ha ganado la Secretaría General para perder el Congreso del PSOE. Al contrario, el margen de victoria sobre quien se le enfrente será mucho mayor, porque el instinto de conservación del político le indica hacia donde deben ir su voto y sus halagos. De cualquier manera, a la Ejecutiva se le llamará consensuada, pactada, de la unidad, de la concordia, y todos los términos que se les ocurran a los diferentes portavoces para no confesar que, pasadas las primarias, como sucede en todos los partidos, hay luchas internas, y resistencias, y sectores más o menos afines, pero la organización funciona como han funcionado siempre las monarquías. Electivas, pero monarquías.


Charo Zarzalejos - Esperando a Pedro

26.05.17 | 08:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

Tras su contundente triunfo en las primarias socialistas, todos están a la espera de Pedro Sánchez. Lo está la izquierda multicolor, sabedora toda ella que sin el PSOE ningún paso destinado a expulsar a Rajoy de La Moncloa tendría el más mínimo éxito. Aún así, está por ver que si el PSOE se lanzara a ella el saldo sería exitoso.
Prueba de la espera es la petición de Compromís para que Pablo Iglesias reflexione y retire la moción de censura que, en teoría, se debe debatir el martes, día 13. Cree Baldoví que es necesario esperar al PSOE y testar cual va a ser su estrategia de Oposición. A tenor del discurso que le ha permitido ganar las primarias Pedro Sánchez está impelido a la máxima dureza contra el Gobierno de Rajoy "pero los tiempos los decidimos nosotros". Y es que, de momento, el nuevo PSOE no ha descartado presentar su propia moción de censura pero sí rechazar la de Pablo Iglesias.
Esperan a Pedro Sánchez, los suyos propios. Saben que el PSOE que han conocido ya no va a volver. Será otra cosa, otra forma de entender el propio partido y, desde luego, su estrategia. Y puestos a esperar, espera el grupo parlamentario en donde están contenidas, pero vivas, las discrepancias, los agravios, las memorias más recientes. En principio, estará al frente del mismo, el valenciano Abalos que ha barrido a Ximo Puig que ha asumido esta responsabilidad de manera provisional. Ya se sabe que en España, en general, lo provisional se suele convertir en definitivo.
Rajoy se ha vestido de Rajoy y dice que nada ha cambiado, que si con el PSOE se puede llegar a acuerdos, se llegará y si no... pues nada. Pero tanto Rajoy, como el PP, como todos los grupos de izquierda creen que si Pedro Sánchez es coherente con su discurso -protagonismo a las bases y dimisión de Rajoy- la legislatura, necesariamente, va a tomar un rumbo bien distinto al conocido. Desde el equipo de Sánchez se asegura que no pretenden "romper la legislatura", pero sin dar batalla, desgastar hasta la extenuación al Ejecutivo y, por supuesto, realizar los esfuerzos necesarios para que se visualice con claridad que es el PSOE el partido que lidera la izquierda. Una cosa es que el discurso de Sánchez se acerque más a las posiciones de Pablo Iglesias que el de Susana Díaz y otra bien distinta es que se vaya a permitir a Pablo Iglesias aparecer como el personaje capaz de "torearnos".
La moción de censura de Pablo Iglesias se decidió en un pequeño círculo de "notables" y aunque se le hinche el pecho hablando de moción "ciudadana", esa moción no existe en el reglamento parlamentario. Cuando se escriben estas líneas, Iglesias no ha respondido a la petición más que razonable de Compromís, pero casi , casi da igual. En términos políticos, si la retira supondría para el líder de Podemos un gesto de humildad que cuesta imaginar, una derrota por adelantado. Si mantiene su iniciativa y se apela a la ciudadanía que es lo que les gusta, se da por seguro que la inmensa mayoría de españoles si algo no quieren es ver a Iglesias en La Moncloa. Desde su propio grupo parlamentario hay más de una voz que cree que Iglesias se ha lanzado demasiado pronto. La moción de censura -dicen- debería haber sido el colofón de una estrategia clara de oposición, de desgaste y como traca final, la moción. Iglesias ha querido empezar la casa por el tejado y esa noche y la anterior Rajoy dormirá a pierna suelta.
PD: El Presidente del Gobierno ha sido rápido en su respuesta a la carta de Puigdemont: de referéndum, nada de nada. Sin sorpresa para nadie y sobre todo para Puigdemont que conocía la respuesta de antemano.


El Abanico - Manchester: superar el miedo al miedo

26.05.17 | 08:16. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

Las preguntas que hoy nos hacemos muchos ciudadanos de a pie son: ¿Cómo superar el miedo a los atentados? ¿Debemos seguir haciendo nuestra vida normal pese a lo ocurrido en Manchester o por el contrario debemos de huir de las aglomeraciones?. La respuesta no es fácil, es más tiene que ver con la sensación de inseguridad que vivimos los europeos desde hace años, desde la famosa foto de las Azores, cuyas consecuencias se dejaron sentir en Madrid un 14M en la Estación de Atocha, en el atentado terrorista más salvaje que se recuerda en nuestro país. Luego se repitió en el metro de Londres, en la sala de fiestas Bataclan de París, en Niza, o hace apenas unas horas en Manchester, donde habían acudido cientos de jóvenes de todas las edades y condición social a escuchar a su cantante favorita, Ariana Grande, y a los que la muerte sorprendió sin previo aviso. ¿Quién puede pensar en su sano juicio que algo así puede ocurrir en una ciudad que lo tiene todo para que sus conciudadanos puedan convivir en paz y armonía?. Nadie, pero es que los autores de estos atentados son imprevisibles, tienen el corazón lleno de odio, de resentimiento, razón por la cuál son capaces de matar sin remordimiento alguno, convencidos como están de que hacen lo que deben o lo que les obligan a hacer quienes han decidido sembrar el terror en el mundo, cueste lo que cueste.
Me siento incapaz de buscar explicación a tanto desatino, a tanta crueldad, porque pienso que solo los autores de los atentados podrían decir cómo se puede llegar a ese grado de locura, de sinrazón. Lo que está ocurriendo en Europa en los últimos años no tiene lógica, o si la tiene no entra en nuestra cabeza, o al menos en la mía, dicho lo cual el problema es cómo combatirles, cómo aniquilarles, ya que por más policías que saquemos a las calles a proteger a nuestros jóvenes o mayores, es imposible predecir en qué momento un loco es capaz de sacar su coche del garaje para a toda velocidad arremeter contra los cientos de viandantes que pasean tranquilamente por cualquiera de nuestras ciudades o simplemente ser el protagonista de un atentado suicida.
Volviendo a la pregunta inicial ¿debemos o no seguir haciendo nuestra vida habitual, acudiendo a los conciertos de nuestros cantantes favoritos?. Sinceramente creo que sí. Una respuesta que he meditado mucho porque sé que si hay algo difícil es combatir el miedo, la impotencia, la inseguridad. No sé cómo pero estamos obligados a hacerlo, tomando precauciones, estando atentos a cualquier movimiento o individuo sospechoso.
La explicación más lógica me la dio esta mañana una amiga: nada hay peor que el miedo al miedo. Si cancelamos nuestra cita con nuestros ídolos, a algunos de los cuales quizá no volvamos a escuchar en mucho tiempo, habrán ganado los terroristas. Quizá por eso Ariana Grande, la cantante a la que tantos adolescentes fueron a escuchar en Manchester sin saber que allí les estaba aguardando la tragedia, se está pensando en reanudar los conciertos que tenía programados para las próximas semanas. Pese al trauma vivido haría bien en volver a reencontrarse con su público, ahora más que nunca. No solo ella también todos aquellos cantantes o grupos que tanto representan en nuestras vidas. Abandonar es un poco morir, y eso es algo que no podemos permitirnos, ni por esta ni por cualquier otra razón que intente inocularnos el virus del miedo en nuestras vidas.


Fernando Jáuregui - Moción sin emoción

26.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

A falta de cosa mejor, el entretenimiento político, una vez que los Presupuestos parecen asegurados gracias al disputado voto del diputado Quevedo, se centra ahora en la próxima -martes y trece- moción de censura de Podemos contra Mariano Rajoy. Con Pablo Iglesias de candidato a la Presidencia del Gobierno del Reino de España, que es algo que parece que ni el molt honorable president de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ve posible ni conveniente; así que el grupo catalán en el Congreso votará en contra de las pretensiones de Iglesias o se abstendrá, y lo mismo harán el PNV y los socialistas, si es que estos últimos consiguen poner de acuerdo a los integrantes de su grupo, que hoy por hoy es un gallinero.
Así que la moción, a la que parece que ni siquiera será Rajoy quien responda en nombre del PP, va a quedar en una frustración algo penosa, con el secretario general de Podemos y candidato a pisar la moqueta de Moncloa auxiliado apenas -quizá- con los votos no tan disputados de los señores Rufián, Tardá y los integrantes de Bildu. Para ese viaje no hacían falta alforjas ni manifestaciones en la Puerta del Sol, la verdad. Otro descalabro político para el "ocurrente" líder morado.
Me preocupa poco, obviamente, que el señor Iglesias no logre salir investido presidente del Gobierno de nuestro país, desplazando al Ejecutivo que encabeza Rajoy. Lo que sí me preocupa son las voces que escucho en círculos podemitas afirmando que la moción, que no se ganará en el Parlamento, sí se ha ganado ya "en la calle". Como si las seis mil -bien, pongamos diez mil, si usted quiere, aunque la policía municipal no concedía tanta aglomeración- personas que acompañaron a Iglesias en su mitin del pasado sábado fuesen las llamadas a decidir el futuro de la nación, más que sus legítimos representantes. Temo que el señor Iglesias tiene poco actualizadas sus lecturas gramscianas, y piensa que el poder Legislativo se puede trasladar a la calle, y que los parlamentarios pueden ser reemplazados por manifestantes. Entonces, utiliza el Parlamento como una prolongación del mitin, y de ahí una moción de censura que será circense y en la que no parece haber calculado que va a salir vapuleado y dialécticamente vencido, por muchos casos de corrupción que atenacen -que atenazan- al PP.
Y ese vapuleo se va a reflejar, me parece, en su pugna con el PSOE por hacerse con la hegemonía de la oposición de izquierda. Hacer el ridículo en una pugna contra quien sustituya a Rajoy en el atril -quizá el portavoz Rafael Hernando, que no es persona de sutilezas ni meandros dialécticos- le aleja del pretendido "sorpasso", por muy cuarteado que haya salido el PSOE de sus elecciones internas. De veras lo lamento, porque siempre pensé que una formación emergente, aunque personalmente muchos no comulgásemos con sus postulados, era necesaria para limpiar los nubarrones políticos y los establos hediondos de este país nuestro. Pero no creo que, a estas alturas, el Podemos surgido de Vistalegre 2 sea capaz de ocupar ese hueco. Ni de ofrecer soluciones a los muchos problemas que tiene planteados España, comenzando por el independentismo de una parte de los catalanes. Y ya se ve que ni Puigdemont, ni menos aún el flamante secretario y ex secretario general del PSOE confían en la "alternativa Iglesias". Quo vadis, Paulo?


Escaño Cero - De libros

26.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

Junto a San Jordi en Cataluña, sobre todo en Barcelona, la Feria del Libro de Madrid es una de las citas con los libros más importantes de nuestro país.
Precisamente este fin de semana comienza la Feria del Libro de Madrid y contará con la presencia de los Reyes.
Hay que reconocer que don Felipe está haciendo de su interés y promoción de la cultura una de las señas de identidad de su incipiente reinado.
Son numerosas las ocasiones en que don Felipe aparece como impulsor de actividades culturales como en esta ocasión será su presencia en la Feria del Libro de Madrid. Por cierto su madre doña Sofía, era habitual en la Feria a la que asistía no solo para inagurarla sino para comprar libros. Doña Sofía ha mostrado siempre su especial sensibilidad hacia la cultura.
Llevo unos cuantos años asistiendo a la Feria para firmar libros y les aseguro que la presencia de políticos es escasa. A ningún presidente de Gobierno se le ha ocurrido ir a la Feria solo o con su familia a comprar libros. Tampoco los lideres de la oposición han prodigado su presencia. Creo que fue hace un año o dos que Marta Rivera de la Cruz (la única diputada junto a Toni Canto que de verdad es la voz de la cultura en el Parlamento) se lo sugirió a Albert Rivera y éste fue a la Feria, e inmediatamente Pedro Sánchez para no ser menos también fue, eso sí, avisando previamente a los medios de comunicación. En realidad no fueron a comprar libros sino a hacerse la foto.
Pero ya digo que hasta ahora no ha sido habitual ver a políticos sin cámaras detrás paseando tranquilamente, mezclándose con la gente y comprando libros.
En realidad a la mayoría de los políticos la cultura se la trae al fresco. Tan difícil es verles comprando libros como asistiendo al cine o al teatro o al concierto. Solo lo hacen cuando hay un "estreno" y tienen asegurado el minuto de "telediario", pero así como a los Reyes es habitual encontrárselos en el cine, en el teatro o en conciertos con nuestra clase política eso es misión imposible.
Y la prueba de su desinterés por la cultura es que han sido incapaces de legislar para acabar con la piratería. Angeles González Sinde hizo una ley contra la piratería que le costó un enorme desgaste sacar adelante amen de que entre su proyecto inicial y lo que finalmente aprobó el Parlamento hubo diferencias sustanciales, por aquello de que Rodríguez Zapatero que iba de modernísimo no quería molestar a los "piratas".
Nuestros políticos no encuentran tiempo y mucho menos tienen interés en legislar para proteger la propiedad intelectual. Y ya puestos persiguen con saña a los escritores a los que intentan que a la edad de jubilación no vuelvan a publicar si es que quieren cobrar la pensión.
En fin, no voy a seguir para no agriarme el humor. Disfrutemos de la primavera que no solo trae flores sino libros ya que por estas fechas hay ferias del libro por toda España y la de Madrid es sin duda una Feria extraordinaria.


Victoria Lafora - No valen trampas

25.05.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

Comencemos por decir que lo verdaderamente grave, el mayor expolio de las arcas públicas, son los casos Gürtel, Lezo, Púnica y todos los relacionados con el Partido Popular. Pero, contratar un asistente y no pagarle la Seguridad Social, como ha hecho el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique es un fraude de ley se mire como se mire.
Ha recurrido la sanción, muy elevada por cierto. Dice tener dinero para pagarla pero alega que así protege de una injusticia a los "millones de familias que participan de la economía sumergida". Y ahí es donde está lo peor de esta historia; en el relato exculpatorio que se ha construido, diciendo de entrada que creía que el hombre que le ayudaba a levantarse, vestirse o ducharse era autónomo y lo compara con un fisioterapeuta. ¿De verdad cree Echenique que el nivel salarial es el mismo y que un asistente a domicilio gana lo suficiente como para pagarse las cuotas? ¿No sabe que a las asistentas que ayudan a las personas mayores en sus casas hay que pagarles la Seguridad Social? ¿Durante los dos años que trabajó en su casa no le preguntó, en plan colega, si estaba al día con las cuotas? Es verdad que Mariano Rajoy todavía no ha comparecido, ni siquiera en rueda de prensa, a explicar los casos de corrupción que enfangan a su partido. Que pretende declarar como testigo en el caso Gürtel por videoconferencia desde Moncloa. Que a la izquierda se les mira con lupa y el nivel de tolerancia es menor.
Todo lo anterior es cierto, pero Podemos vino para regenerar la vida pública, para acabar con la casta, para defender a los desfavorecidos de la crisis. Y, posiblemente, el asistente de Echenique era uno de ellos. Por eso es grave que las declaraciones de principios y las frases grandilocuentes no se compadezcan con la realidad. Que, cuando se tiene cerca a uno de los perdedores, se haga trampas para no pagar la Seguridad Social que es su pensión del día de mañana.
A Echenique, como a cualquier político pillado en una infracción, le es exigible que se disculpe, que diga sencillamente que se equivocó, que obró mal, y no castigue a la opinión pública con un relato de más de un folio amparándose en esa "masa sin posibles que, por falta de alternativas, vive en la economía sumergida". No es su caso.
También es verdad que la Ley de Dependencia, sin partida presupuestaria, es una estafa para las familias que tienen derecho a una prestación. Seguramente es cierto que con este asistente intentaba paliar el esfuerzo familiar por atenderle. Pero en su situación están la inmensa mayoría de los dependientes de este país y con muchos menos ingresos. Si todos hicieran lo mismo se crearía un subempleo sin derechos, sin prestaciones, el punto más bajo de la escala laboral.
Resulta incoherente cantar la Internacional, al grito de "arriba parias de la tierra", y no pagar la Seguridad Social a alguien que está peor que tu.


Rafael Torres - Matar al anciano que cruza

25.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

El anciano asesinado en Torrejón de Ardoz por el conductor del vehículo que estuvo a punto de atropellarle cuando cruzaba por un paso de cebra, se dirigía a casa, donde su mujer, víctima del Alzheimer, es probable que no le reconociera al volver. Sin embargo, ahora, en los breves, fugaces, instantes de lucidez, pregunta por él.
El anciano de 81 años al que un cretino de 18 propinó un puñetazo mortal al recriminarle que casi le atropella cuando cruzaba la calle por el paso de cebra, rendía el mismo cotidiano viaje de tantos abuelos: del ambulatorio a la farmacia, y de ésta a la casa, atravesando la jungla urbana donde no hay piedad para los viejos, que caminan despacio. Este, Ramón, se andaba recuperando del ictus que había sufrido recientemente, pero se andaba recuperando no porque pudiera recuperar nada a su edad y con sus achaques, sino porque su mujer, estabulada por el Alzheimer en una existencia sin identidad, sin memoria, le necesitaba. Cuidaba de ella, pero su ángel de la guarda, tan viejo como él, no vio al necio que, al volante de un automóvil, iba primero a intentar arrebatarle la vida con él, y después, pie a tierra, a arrebatársela de un puñetazo en la cara.
El joven homicida huyó del lugar dejando a Ramón inerte, tirado en el asfalto, aferrada una de sus manos a la bolsa de las medicinas. O la sombra de Caín se le espesó demasiado, o temió que algún testigo hubiera apuntado la matrícula de su coche, o alguien con un poco de juicio le dijo algo, el caso es que cinco horas después del crimen, se entregó a la policía. Quizá parezca poca cosa éste diorama, tan corriente, tan de todos los días, al lado de la carnicería de las adolescentes que estrenaban bolso y zapatos antes de ser despedazadas en Manchester, o de las matanzas, tan de todos los días también, de niños en Siria, pero es la misma cosa y viene de lo mismo, de la maldad y de la estupidez humanas.
El hijo del anciano asesinado en Torrejón ha dicho que su padre tenía que morir de viejo, no así.


Francisco Muro de Iscar - "Ahora va a cambiar". Ni lo sueñen

25.05.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

Más de un votante o dirigente del PP, algunos socialistas y otros de fuera piensan que, ahora, Pedro Sánchez va a cambiar. Imaginan que la experiencia vivida en estos meses, la victoria en las primarias, la fuerte división interna en el Partido Socialista y la necesidad de ganar tiempo y fortalecerse antes de acudir a unas elecciones generales "a por todo", le harán más moderado, menos radical. Por ejemplo en el "No es NO" a Rajoy o al Partido Popular y a posibles acuerdos parlamentarios. Y también en su estrategia con Podemos. Quienes le conocen y han trabajado con él, responden sin dudar: "ni lo sueñen. Sánchez sale fortalecido internamente y los barones del partido más débiles. No hay pacto posible ni transición. Se cobrará las deudas. Se va a ver en el próximo Congreso, en las decisiones sobre el grupo parlamentario y en sus primeras acciones".
La victoria de Sánchez en las primarias, que no garantiza que el PSOE mejore sus resultados si hay elecciones -está muy reciente el ejemplo francés- abre posibilidades al PP y, sobre todo, a Ciudadanos de ganar espacio por el centro pero anuncia una fuerte inestabilidad parlamentaria, entre otras cosas porque Sánchez no estará en el Congreso y en el grupo parlamentario socialista, con mayoría de Susana Díaz, habrá una "paz vigilada". Ni Sánchez va a enterrar el hacha de guerra contra ella ni Susana rendirá pleitesía al ganador. Una cosa son los gestos y otra los hechos. Sánchez ha introducido una estrategia peligrosa, no sólo por su no absoluto a Rajoy sino por el enfrentamiento entre "militantes" y "representantes" y entre "izquierda" y "derecha" dentro de su propio partido. Nadie sabe lo que va a pasar en el PSOE, pero apuesten porque Sánchez no cambiará. Otra consecuencia inmediata es que la actual legislatura no servirá para nada, salvo para tratar de desestabilizar día a día al Partido Popular. Ni pactos por la educación o la justicia ni reforma de las pensiones, fiscal o laboral... No va a prosperar nada porque no es posible el acuerdo entre Sánchez y Rajoy y los pactos con Ciudadanos y PNV, cuando se produzcan, no son suficientes para sacar adelante ninguna de las reformas urgentes que necesita España. Y eso sin contar con que Ciudadanos, de vez en cuando, votará también contra el PP para que no le identifiquen permanentemente con la derecha. Ni siquiera es posible una moción de censura -otra vez le ha ganado la batalla Iglesias a Sánchez ofreciéndole retirar "su" moción si los socialistas presentan la suya- ni un gobierno de izquierdas porque sería el fin del PSOE tal como lo conocemos.
Entramos en un callejón sin salida. El PP espera aprobar los presupuestos de 2017 y, si no hay posibilidad de acuerdos, prorrogarlos en 2018. Tirar para adelante esperando que se consolide la recuperación económica y se acabe el tsunami de la corrupción. Eso, o nuevas elecciones. El PSOE intentará ser visto como la izquierda "real" aunque la realidad demuestra que la socialdemocracia europea no tiene recetas. Podemos intentará poner piedras en el camino de todos y sostener el virus del populismo. Y Ciudadanos seguirá buscando su sitio. Legislatura perdida y la casa sin barrer.


Antonio Casado - Iglesias for president

25.05.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

Nada es inocente en política, cuya regla de oro es el principio de oportunidad. En eso pensó Pablo Manuel Iglesias al ofrecerse al Parlamento como presidente del Gobierno para salvar la democracia. Y puede que en eso se haya inspirado la presidenta del Congreso, Ana Pastor, militante del PP y fiel seguidora de Mariano Rajoy, al poner fecha a la consabida moción de censura presentada por Podemos.
Si Podemos banaliza el uso de una herramienta política tan importante como la moción de censura, a nadie puede sorprender que el PP haga lo mismo, orientando el evento hacia un martes y trece. De momento, un motivo de chanza que el presidente del Gobierno aprovechó en el Senado, cuando aludió al sentido del humor de la presidenta de la Cámara durante un vivo cruce verbal con el dirigente de Podemos, Ramón Espinar (hijo).
Aún así, no son banales los motivos del retraso. Al menos los motivos técnicos o reglamentarios. Olvidemos en este punto los de carácter político, siempre debidos a razones de oportunidad por una y otra parte, como queda dicho. De entrada, se ha consultado la decisión con los jefes de fila de las fuerzas representadas en el Congreso. Y han entendido mayoritariamente que la moción no es prioritaria si compite en la agenda con los Presupuestos Generales del año en curso. Eso sí es prioritario, pues se trata de una de las tres funciones centrales asignadas al Parlamento: aprobar las cuentas del Estado.
Además de hacer leyes, la otra función es controlar al Ejecutivo. Función ordinaria que cursa mediante mociones, proposiciones no de ley, preguntas por escrito, sesiones de control oral de los miércoles, etc. Pero la moción de censura, como reprobación al Gobierno, es una forma de control especial o no ordinaria, cuya regulación no impone a la Presidencia de la Cámara un plazo tasado de celebración.
En su aireado ataque de contrariedad por la demora, Podemos apela a razones de urgencia. De prisa por desalojar del poder a "un partido corrupto que está parasitando las instituciones", dicen. Pero es un diagnóstico de parte. Solo para Podemos era exigible celebrar cuanto antes la sesión. Los demás, excepto Bildu (2 diputados), parece que ERC (9 diputados) y quizás el PdeCat (8 diputados), prefieren seguir el paso de los PGE por el Senado, y que espere la moción hasta el13 de junio.
Al fin y al cabo, hasta las piedras saben que el ofrecimiento de Iglesias a enderezar desde Moncloa lo que Rajoy ha torcido es un brindis al sol que solo pretende poner en apuros al PSOE, con la extravagante pretensión de colocar a los socialistas junto a los corruptos si no apoyan al jefe de Podemos. O de darle el abrazo del oso si apoyan a Pablo Manuel como presidente del Gobierno llamado a salvar la democracia. Qué cosas.


Fernando Jáuregui - "Hasta rato a los franceses nos iban a hacer lo que a vosotros"

25.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

"Hasta rato a los franceses nos iban a hacer cosas como las que os hacen a vosotros, que lo aguantáis todo". Es una frase que a veces me repite una familiar, casada con un francés y que, no sé muy bien por qué, ha dado ya en considerarse más ciudadana del país vecino que española. Hace un día me llamó para preguntarme, o más bien increparme: "pero ¿cómo toleráis que un señor que ha ganado en unas primarias tan importantes como las del PSOE lleve cuarenta y ocho horas sin dar una rueda de prensa para explicar qué es lo que va a hacer, si se va a acercar a Podemos, si va a seguir con el "no y no" o qué?". Sonaba indignada; más hispana que gala, me pareció. Más o menos como cuando me telefonea para inquirir "cómo es posible que Rajoy vaya a declarar por plasma por lo de la Gürtel y no dé la cara, y allí todos calladitos". Y no digamos ya nada de sus telefonazos -que a veces son como bombazos- cuando acierta a escuchar, o ver, vía Internet, alguna tertulia con mis colegas: "¿qué clase de periodistas sois vosotros? Tendrías que ver cómo son los debates aquí, en Francia".
Le he explicado muchas veces que sí, que sigo también los debates periodísticos y las entrevistas políticas en las televisiones francesas, y que soy consciente de que no es lo mismo Macron que Rajoy (ni que Rivera, aunque se parezcan algo más), aunque añado que la situación entre los socialistas franceses tiene no pocas concomitancias con la del PSOE. "Y, además", añado para desconcertar a mi querida interlocutora, "allí tenéis a Le Pen por un lado y a Melenchon por el otro; nosotros no tenemos más ultras que las dos docenas que se manifiestan con banderas de Falange en Cibeles cuando va a dar una conferencia Puigdemont y, desde luego, no irás a compararme al triste de Melenchon con Pablo Iglesias, que es un tipo que nos causa mucha diversión y jolgorio". Y ahí ya no puede replicarme.
Lo que sí nos tomamos muy en serio mi interlocutora parisina y yo es lo de las diferencias mediáticas. Le reconozco que aquí es posible que unas señores que quieren independizarse de España preparen en secreto una "ley de desconexión", que lleva implícita una censura pura y dura a los periodistas "disidentes", y no pase nada. Nadie protesta, chitón. Como cuando hacen ruedas de prensa sin preguntas, suprema contradicción. Y admito que el ganador de las mentadas primarias tiene tal enfrentamiento con los medios que hasta se resiste a empezar su nueva/vieja carrera reuniéndose con ellos, mientras ella, entonces, me dice que "ese señor parece, por lo tanto, Trump con el New York Times; pues que sepa que será el Times el que logre el impeachment de Trump".
Hace un par de días, con voz muy seria, me soltó una parrafada: "lo que tenéis que imponer es que os tomen en serio, que no os toreen como hacen los de Podemos con quienes se dejan, o los del PP con todos, o Pedro Sánchez con casi todos; y, de paso, tenéis que tomaros en serio a vosotros mismos, que hay que ver la de espectáculos que estáis dando".
Una vez más, le di la razón silenciosamente. Y seguí, en secreto, envidiando un poco -un poco-- a Francia. Y nuestro Macron, ¿cuándo llegará?

Libre de virus. www.avg.com


Escaño Cero - Sánchez cabalga de nuevo

25.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

Pedro Sánchez cabalga de nuevo después de haber ganado con rotundidad las "primarias" de su partido. Y su triunfo tiene mucho que ver con las teorías sobre la importancia del "relato" y la "posverdad". Y efectivamente Pedro Sánchez supo construir un "relato" en torno a su dimisión como secretario general el 1 de octubre del 2016.
Para la historia ha quedado que a Sánchez le descabalgaron los "barones" de su partido pero la verdad es que fue él quién lanzó un órdago a su partido para hacerse con "todo" el poder y perdió la votación y eso le llevo a presentar su dimisión. Así que Sánchez a cuenta de ese "relato" o sea de la "posverdad" se ha alzado de nuevo con el santo y seña del PSOE.
Como ya he escrito en alguna ocasión yo estuve entre quienes en su día creyeron que Sánchez podía ser la solución del PSOE. Pero los políticos son como los barcos, hasta que no se les echa al agua, es decir hasta que no comienzan a mandar, no se sabe si de verdad son de buena madera" o no. Y Pedro Sánchez no solo llevó al PSOE a dos derrotas electorales, si no que demostró no tener criterio en casi nada, amen de que su inseguridad le llevó a gobernar el PSOE con mano de hierro deshaciéndose sin temblar de quienes no se mostraban afines sin reparos.
Pero Sánchez, hay que reconocérselo, ha sabido surfear sobre la realidad, y como ahora el populismo campa por doquier, ha construido un nuevo relato, el de los populistas, que defienden que el líder se entienda directamente con las "bases" sin ningún control ni contrapoder. Es decir de un plumazo ha cambiado el "modelo" de partido que venía siendo el PSOE basado en la democracia representativa.
Una mirada detallada a los resultados de las "primarias" dejan entrever que el PSOE es un partido dividido. En estos momentos hay dos PSOE y la cuestión es si van a implosionar o por el contrario lograran un acuerdo.
Por aquello de la "condición humana" no me cabe la menor duda de que muchos de los que estaban contra Sánchez ahora se le pondrán en primer tiempo de saludo. Habría sucedido lo mismo con muchos "sanchistas" si hubiera ganado Susana Díaz. Pero como el que ha ganado es Sánchez ya digo que muchos de quienes no creen él harán como que es que andaban despistados.
Aún así el problema de fondo no es solo que Pedro Sánchez haya vuelto a hacerse con la secretaria general del PSOE, es si este centenario partido tiene futuro con él o va a pasar a la irrelevancia como les sucede a otros partidos socialdemócratas europeos que se creen que "cabalgando" el populismo van a resultar más simpáticos a los votantes perdidos.
Veremos en que queda la "cabalgada" de Sánchez.


Fermín Bocos - En martes y trece

25.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

La ironía suele ser heraldo de la inteligencia pero en ocasiones, cuando roza lo extemporáneo, delata cierta prepotencia. Lo dicho viene a cuento de la fecha elegida por la presidenta del Congreso para celebrar el Pleno en el que será debatida la moción de censura presentada por Podemos. Será el martes 13 de junio. Sabido que desde tiempos remotos semejante conjunción de día y fecha es sinónimo de mal fario quizá al optar por fijar la sesión en tan señalado día la señora Pastor no cayó en la cuenta de que la mala suerte que albarda semejante coincidencia en el calendario puede ser de ida y vuelta. Quiero decir que aunque Podemos carece de apoyos suficientes como para lograr que la Cámara censure la gestión de Mariano Rajoy en el complejo momento político por el que atraviesa la vida política española una moción de esta naturaleza cuanto antes se ventile, mejor.
Mejor porque la idea tan "rajoyesca" de procrastinar todo aquello que le incomoda o supone un mal trago en este caso podría no ser una buena idea. Sabido que Mariano Rajoy no tiene intención de participar en el debate de la moción dando réplica a Pablo Iglesias -"Yo no le replico a nadie" ha dicho-, ¿por qué retrasar tanto la fecha? En esta ocasión es probable que haya sido la respuesta ante un temor difuso. El temor a que con la vuelta de Pedro Sánchez a la secretaria general del PSOE el diputado canario Pedro Quevedo que en anteriores elecciones legislativas se presentó bajo las siglas del Partido Socialista y en la noche del pasado domingo felicitó al resucitado animándole a "construir las bases del cambio político en España", reconsiderara su disposición a apoyar los Presupuestos. No parece que vaya a suceder, pero en el Gobierno están con la mosca detrás de la oreja y pensado que "por si acaso" cuanto antes se ventilen los Presupuestos, mejor. La moción de censura puede esperar y de paso dar pie para unas risas por aquello del "martes y trece" decidido por la presidenta del Congreso. Quizá no sea el momento procesal más adecuado para tomar a guasa estas cosas porque, la presente Agamenón o su porquero, una moción de censura es una cosas muy seria.
FB


Isaías Lafuente - El olvido

25.05.17 | 08:16. Archivado en Isaías Lafuente


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

El olvido no siempre es prueba de dejadez o indiferencia, es un mecanismo de defensa que nos ha permitido sobrevivir como especie, como también lo es el miedo. No podríamos vivir el presente enterrándolo a diario bajo recuerdos acumulados. No podríamos ser felices hoy si no fuéramos capaces de olvidar nuestras experiencias negativas una vez pasado el duelo. ETA dejó de matar hace siete años. Y el tiempo transcurrido ha alimentado un olvido que se percibe cuando sufrimos de nuevo, aunque sea a distancia, el zarpazo del terrorismo. La reacción ante la matanza de Manchester es una buena prueba de ello.
Hemos olvidado que no hace tanto tiempo los verdugos y las víctimas de un terrorismo feroz habitaban entre nosotros, eran nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros familiares. Nos sucede lo mismo con las guerras, con los refugiados, con los emigrantes... Así que sorprenden los repetidos análisis sobre la nacionalidad del asesino identificado del Manchester Arena. Había nacido, había crecido, se había educado aquí, se dice con cara de incredulidad. Como si los terroristas de ETA hubiesen nacido en Noruega o en Ucrania. También sorprende la sorpresa sobre la creciente maldad de los asesinos yihadistas dispuestos a hacerse estallar en una concentración masiva de adolescentes. Hemos olvidado Hipercor, el cuartel de Zaragoza, a Irene Villa... Y es preocupante la criminalización de una religión por el mero hecho de ser la misma en nombre de la que matan estos criminales. Olvidamos de nuevo que algo parecido también sucedió aquí con lo vasco y con el independentismo, identificados malévolamente por determinados sectores con lo criminal.
Así que, aunque el olvido no siempre es malo, hay ocasiones en que es necesario recordar. Para saber que nos enfrentamos a un fenómeno que no se desvanecerá por sí mismo ni será fácil de vencer a medio plazo. Porque es muy difícil dar respuesta a un fenómeno global y difuso que sólo nos indigna localmente. Nadie se ha manifestado en Damasco ni en Kabul por las víctimas de Manchester, como no nos hemos manifestado en Europa por los cientos de víctimas que el terrorismo ha sembrado en 2017. Porque según desde donde se mire, aunque el terrorismo es el mismo, parece problema de otros.


El rincón del soneto - ARADILLAS

24.05.17 | 12:15. Archivado en Salvador Freixedo


ARADILLAS

Al ilustre don Antonio Aradillas
no le gusta la curia episcopal,
y en sus artículos la trata mal
y con ellos les busca las cosquillas.

Tiene con ellos algunas rencillas
y aquí mismo en Religión Digital
les ha escrito una carta pastoral
aconsejándoles algunas cosillas.

Él les dice que sean más modernos
y que ya no hablen de infiernos eternos.
Pero Aradillas, en vano se queja

malhiriendo injustamente sus egos:
Francisco quiere que huelan a oveja
y él los ve ya como medio borregos.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


El rincón del soneto - PABLENÍN HABLA DE “OBLIGACIÓN ÉTICA”

24.05.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


PABLENÍN HABLA DE “OBLIGACIÓN ÉTICA”

PabLenín habla de “obligación ética”,
y todo el mundo sabe que es un cuento.
El tío tiene cara de cemento
y escuchárselo es broma patética.

En su boca es una verdad profética
porque piensa aplicar ciento por ciento,
aquel monstruoso y criminal tormento
que practicaron en la Unión Soviética.

¿De qué nos habla este gran iletrado
de cultura general raquítica,
de ignorancia cum laude doctorado,

y cuya manera de hacer política
es muy cavernaria y troglodítica
como tantas veces ha demostrado?

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Más que palabras - ¡Son niños joder!

24.05.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


"A las 22:33 hora local, hasta 21.000 espectadores apuraban los últimos minutos del concierto de Ariana Grande en el céntrico Manchester Arena. "¡Bang, bang!", una explosión hizo saltar a los vecinos de sus camas por un ruido que no parecía parte del espectáculo. Dentro, Lauren y sus amigas miran a su alrededor. Una de sus amigas, con una herida en la pierna, empieza a sangrar. Comienza la estampida, ni siquiera los guardias de seguridad se atreven a controlar la situación y las jóvenes de 18 años se ven obligadas a correr y empujar para alcanzar la salida.
Tan sólo cinco minutos después, las primeras sirenas empiezan a inundar la ciudad. Una, y otra, y otra... El sonido de las ambulancias, la policía y un helicóptero se convierten en el telón de fondo de la noche en que Mánchester se convirtió en el último blanco del terrorismo. Nada más llegar a las proximidades del centro la escena cobra forma: dos adolescentes con los tacones en la mano sirven de apoyo a una joven que se aleja del lugar con un vendaje en el muslo. Un padre, con su hija de no más de diez años, se sienta en un banco sin soltar la mano de la pequeña ni casi pestañear.
"Poco a poco los oficiales acordonan el centro, establecen un amplio perímetro y la situación parece estar controlada. Empiezan a aparecer, como salidos de la nada, jóvenes aún con los globos rosas del concierto en la mano -relata el corresponsal Alberto Muñoz-. Otras cuatro niñas se reagrupan nerviosas con el rímel corrido por las lágrimas mientras siguen a la mayor, de unos 14 años, en su intento por contactar con sus padres.
"El pasillo estaba lleno, olía a quemado, había mucho humo", comentaba a la cadena Sky News Isabel Hodgings. "Sentí como fuego en el cuello, había cuerpos por todos lados", relató. Cheryl McDonald, que fue al concierto con su hija de sólo 9 años, contó que nunca había sentido tanto miedo. "Nunca había estado tan asustada en toda mi vida. Mi hija está muy conmocionada". Andy, un testigo contactado por la BBC describió la escena en el estadio como "una película de terror". "Cuando consigo levantarme hay cuerpos por todas partes, cuento al menos 20 o 30. No sé si estaban muertos pero parecían muertos". Emma Johnson, que fue a recoger a sus dos hijas, de 15 y 17 años, tras el concierto, también fue testigo de la explosión. "Estábamos al inicio de las escaleras y los vidrios explotaron. Yo estaba cerca de donde estaban vendiendo los recuerdos. Todo el edificio se sacudió", señaló. "Era definitivamente una bomba. Todo el edificio tembló. Afortunadamente nuestras hijas están bien".
Hasta aquí el relato del horror, que ayer recogían los medios de comunicación, aún conmocionados por un acto brutal de terrorismo salvaje que ha golpeado de nuevo. ¡Eran niños, joder, solo niños, niños pequeños y los han masacrado! Oíamos lamentar a algunos padres en estado de shock y de nuevo vuelven las mismas preguntas sin respuesta cuando la barbarie se ceba con los más vulnerables.
A medida que avance la investigación tendremos algunas respuestas a nuestras preguntas, habrá identificación y reivindicaciones absurdas, pero lo cierto -como he comentado en otras ocasiones y no me canso de repetir- es que estamos en una guerra cruenta muy difícil de batallar porque no tiene fronteras, ni ejércitos, porque todos somos enemigos de unos asesinos que se regocijan matando en nombre de un Dios inexistente y despiadado que es en realidad una excusa para la sumisión y el adoctrinamiento de gente pusilánime, para llevar a un grado máximo la maldad humana.
Lo de Manchester se suma a lo vivido en Berlín, Niza, París, Londres, Madrid y otros otros muchos lugares convertidos en escenarios dantescos que pretenden, una vez más, el amedrentamiento, sembrar el miedo y que ese miedo nos paralice. No es casual que el objetivo tenga que ver con la el ocio de nuestros hijos, con el concierto de una cantante que habla del empoderamiento de las niñas y las mujer o con la Navidad... porque el objetivo es Europa, occidente y todo lo que nuestra cultura representa en términos de democracia y libertad. Son asesinos, fanaticos que han vuelto a provocar una carnicería. Nadie está a salvo y por eso aunque nos tiemblen las piernas y se nos rompa el corazón por lo vivido y sufrido, no podemos hacer dejacion en la defensa de nuestros valores de libertad, igualdad y solidaridad, esos que hemos sabido construir a lo largo de la historia y debemos defender cueste lo que cueste. Si unos caen otros cogeremos el testigo porque ni nos arrodillamos, ni van a derrotarnos.
Cuando termino de escribir estas líneas se confirma que el Estado Islámico ha reivindicado, como era de esperar elatentado, y horas antes varios vídeos de simpatizantes del IS aprovechaban para asegurar que el "ataque no es más que el principio" y que se trata de una venganza por "las bombas británicas sobre los niños de Mosul y Raqua". ¡Son tan miserables, tan cobardes, que sobran más comentarios!


Julia Navarro - Escaño cero: El golpe

24.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID(OTR/PRESS)

El mismo día en que el Presidente de la Generalitat era recibido nada menos que en el Ayuntamiento de Madrid, el diario El País desvelaba una "Ley de ruptura" de Cataluña con el resto de España. Y esa Ley de Ruptura que quieren poner en marcha los independentistas catalanes no es otra cosa que un "golpe de Estado"; sí, un golpe contra la legalidad y la democracia.
Porque decretar por las bravas la independencia supone subvertir la legalidad.
Leer la llamada "Ley de ruptura" produce escalofríos porque sus autores pretenden construir un "estado" donde desde la Generalitat nombraran los jueces y fiscales, amén de decidir que se van a sobreseer los procesos penales en los que están inmersos esa pandilla de corruptos que han saqueado Cataluña en los últimos años o que se han saltado a la torera la actual legislación.
Y ya puestos todos los que quieran seguir trabajando en Cataluña tendrán que pedir la nacionalidad catalana.
En fin, que lo que se está preparando desde la Generalitat con el apoyo de todos los grupos independentistas es una ruptura por las bravas con el resto de España y por tanto un "golpe de mano" contra la legalidad.
Ahora queda por ver si ante este desafío, este intento de "golpe" contra la democracia, el gobierno de Mariano Rajoy sabrá estar a la altura. Sinceramente tengo mis dudas. De la misma manera que tengo dudas sobre cual será la posición del PSOE con Pedro Sánchez como secretario general.
El órdago de los independentistas llega en el peor momento precisamente porque al frente del PSOE esta un líder, que como Pedro Sánchez, no tiene una idea clara de nada y mucho menos de un asunto tan espinoso y trascendente como es la respuesta que se debe de dar a un intento de secesión como la que preparan desde Cataluña.
Es evidente que el Gobierno no puede dar ningún paso preventivo, es decir no puede hacer nada hasta que los actuales gobernantes de Cataluña declaren unilateralmente la ruptura con el resto de España. Tampoco entrar en una vorágine de declaraciones y contra declaraciones llevaría a ninguna parte, pero si que es necesario que el Presidente de Gobierno deje las cosas claras, es decir que a ningún ciudadano le quepan dudas de que utilizará todos los resortes de la ley, todos, absolutamente todos, para impedir el "golpe" que se prepara desde la Generlitat y sobre todo debe de hacer política, es en ese terreno do de debe de mover ficha inmediatamente.
Me pregunto a qué espera.


Fermín Bocos - Antes de que sea tarde

24.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, (OTR/PRESS)

El proceso de sedición y ruptura de la unidad de España que alienta el gobierno de la "Generalitat" de Cataluña se está acelerando. No son conjeturas. Son hechos. Hemos conocido el texto de la denominada "ley de desconexión" elaborada en secreto y a espaldas del ordenamiento jurídico basado en la Constitución y el Estatuto de autonomía y, por si alguien tenía dudas acerca del rumbo que están tomando los acontecimientos, hemos podido escuchar a Carles Puigdemont, presidente de la comunidad autónoma, proclamar en conferencia pública que con o sin la anuencia del Gobierno central tiene decido convocar un referéndum (acto que sería ilegal con arreglo a las sentencias del Tribunal Constitucional) en el que a los ciudadanos se les preguntará si quieren que Cataluña se independice de España.
Ya digo que todo ésta gavilla de iniciativas que puestas una al lado de la otra marcan una senda trazada para desembocar en una proclamación unilateral de independencia están sucediéndose a la vista de todos. Y, por mismo, ante los ojos del Gobierno que preside Mariano Rajoy. ¿Qué sabemos de los planes del Ejecutivo para salir al paso de la hoja de ruta de los separatistas? La verdad es que muy poco. Algunas declaraciones del propio Presidente, tibias declaraciones, recordando a quienes se sabe aquejados de sordera crónica que las leyes están para cumplirlas y que el "Parlament" no puede derogar unilateralmente las leyes que nos rigen a todos porque aquellas cuestiones que afectan a la soberanía nacional han de ser consultadas al conjunto de los españoles. Y poco más y todo dicho como con desgana. Sin energía.
Es verdad que el Fiscal General del Estado tiene dicho que intervendrá así que las intenciones se transformen en hechos, pero tengo para mí que frente a un desafío como el que pone en riesgo nada menos que la integridad de España se echa de menos una voz capaz de poner las cosas en su sitio antes de que sea demasiado tarde y una mañana nos despertemos con la Plaza de Cataluña de Barcelona convertida en otra Maidán como la de Kiev en Ucrania.


Carmen Tomás - En posición de saludo

24.05.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

El Partido Socialista tuvo sus primarias y Pedro Sánchez se alzó con el triunfo. Un éxito rotundo que de momento parece que ha puesto a sus oponentes en posición de saludo. Al menos algunos de los barones derrotados así lo han expresado. Ahora vienen los congresillos para elegir compromisarios al Congreso, la elaboración de las ponencias y después la formación de los órganos del partido. Ya parece decidido que Sánchez contará con Borrell para los asuntos económicos y que por supuesto prescinde de José Carlos Díez, el gurú de Zapatero y Díaz y que parece ser más gafe que otra cosa.
La cuestión es que la arrolladora victoria de Sánchez no sabemos aún cómo le vendrá al PSOE. Cierto que algunos le llaman ya Pedro Hamon, en alusión al dirigente socialista francés que ha terminado de certificar la defunción del partido. De hecho, parece que hasta le van a cambiar el nombre. Eso lo veremos. Lo que ya se puede asegurar, a tenor de las declaraciones de intenciones que ha venido haciendo Sánchez, es que al país este secretario general le viene muy mal. Seguramente, cuando ya se haya celebrado el Congreso y tenga formados los equipos, quiera dar un golpe de autoridad en el Congreso y presentar una moción de censura. Su idea será copiar lo que hizo Felipe González en tiempos de Suárez, aunque las circunstancias no tengan nada que ver. Y saldrá adelante o no, pero el daño a la imagen de España y a la recuperación puede ser importante.
Hay que tener en cuenta que en alianza con Podemos y otros, se puede dar marcha atrás en la reforma laboral e incluso en lo hecho hasta ahora con el sistema de pensiones. Olvídense de llegar a ningún pacto sobre la Educación y ya veremos qué ocurre cuando los soberanistas catalanes nos planteen más pronto que tarde el golpe de estado que diseñan. Es cierto que los Presupuestos ya están. Incluso que en 2018 no habría problema al poder prorrogar los que se aprueben ahora para 2017, pero es obvio que se van a hacer pocas reformas y que la legislatura, a pesar de que el gobierno ha encontrado apoyos en los nacionalistas para sacar adelante los presupuestos y la liberalización de la estiba, puede no llegar a su fin. Ha dicho Rajoy que no piensa convocar elecciones. De momento, añado yo. La consolidación de la recuperación necesita reformas y a largo plazo para que no sea flor de unos años, sino sólida y duradera. Con Sánchez, olvídese señor Rajoy.


Pedro Calvo Hernando - Y el PSOE no se evapora

24.05.17 | 08:16. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, (OTR/PRESS)

Les decía en mi anterior columna, a raíz del gran debate de los tres, que el PSOE no estaba por la labor de evaporarse. Celebradas ya las primarias, con el absoluto triunfo de Pedro Sánchez, ese vaticinio creo que se confirma de largo. El resultado ha sorprendido a todo el mundo, aunque siempre haya quienes se pasan de listos y dicen que ya dijeron ellos lo que no dijeron. Quizá sea el gran triunfador quien menos se haya sorprendido, porque durante todo el proceso de las primarias socialistas es el que se movía con más seguridad y más arrojo. Patxi López estuvo dando un ejemplo permanente de seriedad y de sensatez política. Susana Díaz lo dio de vacío ideológico y de intrascendencia futurista. Y es Sánchez el que se mostró más seguro de sí mismo y más convencido de que iba a triunfar, como así sucedió. Patxi recibió el resultado con la naturalidad de quien ya sabía lo que le iba a pasar. Susana lo recibió descompuesta y despavorida, dando la impresión de que ni siquiera se le había ocurrido pensar que su desastre pudiera producirse de esa forma. Y Pedro lo recibió con la naturalidad de quien se esperaba algo parecido a lo que las urnas cantaron, es decir, Pedro parece que se esperaba el triunfo, aunque no fuese de la forma arrolladora en que tuvo lugar.
Susana y sus mentores, el aparato y el exaparato del partido, así como muy poderosos medios informativos, se han quedado como viendo visiones y transidos de incredulidad y de dolor. Y la verdad es que daba pena ver la transformación de Susana tras conocerse los resultados de la elección, hasta el punto de que daba la impresión de ser un personaje que no se parecía nada a ella. Le faltó poco para llorar y no supo evitar la tontería de no citar al ganador por su nombre ni de felicitarlo. Llevamos unas horas y unos días dándole mil vueltas a lo ocurrido y contemplando más grandeza en los vencedores y más zozobra en los derrotados y, sobre todo, posiciones mucho más claras y generosas en los primeros. Y lo más interesante es que renace la posibilidad de entendimiento entre los dos grandes partidos de la izquierda, eso que se hizo imposible meses atrás por la mentecatez de los unos y de los otros. Ahora el destino pone delante de PSOE y Podemos la nueva oportunidad para el entendimiento, y en eso estamos, a pesar de que no pocas idioteces ya hemos visto repetidas, aunque sin la grandiosa imbecilidad de hace meses y de hace un año. La poshistoria no ha hecho nada más que comenzar. Vamos con ello.


Conferencia de Miguel Cancio sobre Fiestas de las Hogueras de San Juan de La Coruña 2017

23.05.17 | 22:51. Archivado en Miguel Cancio

CONFERENCIA-COLOQUIO DE MIGUEL CANCIO, EN R.R.I. ARTESANOS DE LA CORUÑA, SOBRE LAS FIESTAS DE LAS HOGUERAS DE SAN JUAN DE LA CORUÑA, EL JUEVES 25 DE MAYO 2017 A LAS 20 HORAS

Conferencia-coloquio, dentro del Ciclo “Páginas coruñesas”, que organizan la Comisión Promotora y Asociación de Meigas de las Fiestas de las Hogueras de San Juan de la Coruña, en el marco de la Fiesta de las Hogueras 2017.

Se trata de la conferencia titulada: "Fiestas Meigas, Trobeiranas, Jaruleiras de las Hogueras de San Juan de La Coruña: Fiestas de I+D+I, de CdL, C.E, CdI, dJL y por la mejor riqueza”.

Esta conferencia tendrá lugar, en la Entidad cultural Reunión Recreativa e Instructiva de Artesanos “R.R.I. Artesanos” de La Coruña (Dirección: Calle San Andrés 36, B, 15003 La Coruña), el próximo jueves, 25 de mayo 2017, a las 20 horas.

Fdo. Miguel Cancio (Vegadeo-Asturias-España), Economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Tfo.: 610-971117; Dirección: Miguel Cancio, C/ Atenas 3-I, 1º C, 15.707 Santiago de Compostela (Galicia-España); CE: miguelcancio.usc@gmail.com; Página web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com (a continuación se puede ver un Currículum Vitae del que suscribe, Miguel Cancio)

Currículum Vitae de Miguel Angel Cancio Álvarez Mon González (Vegadeo-Asturias-España):

- Economista (Universidad de Santiago de Compostela/USC) y Sociólogo (Universidad Paris VIII-Vincennes; Ecole Pratique de Hautes Etudes/Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales; Collège de France: centros universitarios e investigación de Paris-Francia. En París asistí, entre otros, a los cursos de: Raymond Aron; Roland Barthes; Pierre Bourdieu y su equipo; Michel Debeauvais; Michel Foucault; Paul de Gaudemar; George Lapassade; Michael Löwy; Jean Claude Passeron; Nicos Poulantzas; Alain Touraine; etc.).

>> Sigue...


No te va a gustar - Un interrogatorio a Pedro Sánchez

23.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Lo reconozco: yo fui uno de los que en algún momento pensaron que Pedro Sánchez era un cadáver político o poco menos. También pensé que sería imposible una victoria de Trump, o la salida de Gran Bretaña de la UE, y ya ve usted. Uno tiende a instalarse en la creencia de que la banca, o el sistema, o el estatu quo, siempre ganan. Y en estos tiempos se está produciendo, tal vez como nunca, la rebelión de las bases... para luego comprobar que hay que volver a las antiguas costumbres, porque lo nuevo, sin testar, produce muchos dolores de cabeza.
Claro que no estoy comparando a Sánchez con Trump, o su victoria frente a Susana Díaz con el Brexit. Pero hay una similitud: el votante medio está enfadado con la manera como hasta ahora se han gestionado las cosas, llámelo usted Casa Blanca o palacio de San Telmo. Susana Díaz representó lo que el ciudadano de la calle, por tanto el militante socialista de base, entiende como el "establishment". Ahora falta que el nuevo (bueno, no tan nuevo, porque ya pasó por el puesto, con desastrosas consecuencias) secretario general de los socialistas responda bien a varias interrogantes:

-¿Cómo va a gestionar, él que no es parlamentario, el grupo socialista en el Congreso (y en el Senado), teniendo en cuenta que los hasta ahora dirigentes de ambos grupos son hostiles a Sánchez y se enfrentaron a sus posiciones?

-¿Cómo piensa relacionarse con el Gobierno del PP en general y con Mariano Rajoy en particular? ¿Apenas con el "no, no y no"

-¿Seguro que está descartada una alianza de gobierno con Podemos?. Y si no es así, ¿en qué términos planteará esa alianza?

-¿Planea presentar proyectos novedosos para un programa de gobierno ya en el inminente congreso federal del PSOE?

-¿Cómo hacer frente a la renovación tan prometida del partido?¿Caerán cabezas?

-¿Alentará el mantenimiento en sus puestos de los presidentes autonómicos socialistas aliados con Podemos?

-En cuanto a talantes, ¿piensa abrir una nueva etapa, criticando algunas actitudes que mantuvo en el pasado inmediato? ¿Modificará sus comportamientos con los medios de comunicación?

-¿Tiene algún proyecto verdaderamente operativo para tratar de solucionar el tema del secesionismo catalán?

Solamente cuando Pedro Sánchez haya dado a la opinión pública respuestas verdaderamente satisfactorias y creíbles a estas y otras muchas preguntas que todos nos/le planteamos, empezaré a variar mi opinión, hoy altamente crítica para con el nuevo/viejo líder del que aún sigue siendo el segundo partido en importancia, cualitativa y cuantitativa, de España... ¿por cuánto tiempo?


Luis del Val - La reconfortante venganza

23.05.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

"Tiene menos porvenir que Antonio Hernando con el PSOE de Pedro Sánchez". La frase la escuché ayer, salida de un grupo de personas que tomaban una cerveza en un sitio no lujoso, pero tampoco populachero. Antonio Hernando ya presentó la dimisión, porque obligarse a llevar a cabo otra torsión, como la que hizo cuando echaron a Pedro Sánchez y se puso a las órdenes de la gestora, no podía volver a repetirla, aunque se apellidara Fouché en lugar de Hernando.
La venganza, tiene escasos partidarios públicos, pero son pocas las personas que, en privado, dejan de ejercerla cuando pueden. "Cuando pueden", porque la venganza sólo se puede ejercer desde el poder. De momento, los que ayer decía que Pedro Sánchez era un cadáver o un vivo que cambiaba de opinión, o un peligro para el socialismo español ya se han apresurado a mostrar su disposición de colaborar, mientras los más renuentes hablan de unidad, que es como la recomendación del cojo cuando salió el toro: "No corráis, que es peor". ¿Cuántos de los caciques socialistas repetirán como secretarios regionales o serán candidatos a la presidencia de gobiernos autonómicos? ¿La mitad? ¿El diez por ciento? ¿Ninguno? Pedro Sánchez tiene tiempo para llevar a cabo su reconversión interna. Desde luego, de puertas afuera todo el mundo hablará de unidad, del ejemplo de democracia interna y otros platos preparados para consumo de las relaciones públicas, pero en cuanto se cierren las puertas los viejos cuchillos que estaban tiritando bajo el polvo saldrán a relucir. Lo más refinado en la venganza es aplazar su ejecución, amagar y no dar, simular que se reflexiona, esos gestos que desconciertan y el interesado nunca sabe si serán para bien o para mal. Y que no espere ayuda. El fracaso es huérfano. Eso lo sabe muy bien Pedro Sánchez, cuando hace unas horas le creyeron muerto. Y no hay nada que reconforte más que la venganza.


Cayetano González - La militancia habló

23.05.17 | 08:16. Archivado en Cayetano González


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Y lo hizo de manera contundente, no dejando margen para la duda. El denominado por sí mismo "candidato de la militancia", Pedro Sánchez, obtuvo el respaldo mayoritario de esta (50,21%), sacando más de diez puntos de diferencia a la candidata "oficial", Susana Díaz, que se quedó en un 39,94%. En tercer lugar, tal y como todos esperaban, el vasco Patxi López con el 9,85% de los votos, que aunque puedan parecer pocos, pueden ser suficientes para hacerlos valer ante el candidato ganador, si éste, que sería lo lógico, buscara integrar en su equipo a la gente del ex-lehendakari. Que 149.000 militantes de los 188.000 que declara tener el PSOE hayan participado en este proceso de primarias me parece en sí una noticia muy relevante. No sólo indica un gran nivel de movilización entre la militancia socialista ante la trascendencia de la elección, sino que también refuerza la legitimidad del triunfo de Sánchez, sólo siete meses después de que fuera descabalgado de la secretaría general en aquel tormentoso y bochornoso Comité Federal celebrado el 1 de octubre del pasado año en la sede de la calle Ferraz de Madrid. En los últimos días de la campaña de las primarias, los tres candidatos apelaron a la necesidad de trabajar por la unidad a partir del día después. Habrá que ver si todos mantienen esas promesas. Por lo visto y oído en la noche del pasado domingo, dio toda la impresión que Susana Díaz había asimilado muy mal su derrota, algo que se puede entender, porque efectivamente ha sido un batacazo en todo regla el que se ha pegado la lideresa andaluza. Patxi López lo tiene más claro y sabrá adaptarse mejor a los nuevos tiempos que se avecinan en el PSOE con Sánchez de vuelta en la secretaría general. Y el vencedor de esta batalla, si actúa inteligentemente, buscará la complicidad con López al que ya tuvo en su anterior ejecutiva, lo que le bastaría para controlar todas las federaciones socialistas, salvo la andaluza. El triunfo de Sánchez abre un nuevo tiempo, no sólo en el PSOE, sino en el tablero político nacional. El candidato triunfador no ha ocultado nunca su objetivo prioritario: unir a la izquierda para echar a la derecha del poder. Y para lograrlo, tendrá que buscar el entendimiento con Podemos y con los partidos independentistas catalanes. Pero antes deberá hace un gran esfuerzo para coser en la medida que sea posible el PSOE, porque en las próximas elecciones generales no puede permitirse tener un resultado tan malo como el que obtuvo en diciembre de 2015 (90 diputados) o en junio del pasado año (85 diputados). Mientras tanto, ya puede espabilar Rajoy y el PP, porque entre la corrupción y la más que probable alianza de las izquierdas, su permanencia en el poder puede tener ya fecha de caducidad.


Rafael Torres - Agrupémonos, ¿todos?

23.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

A Pedro Sánchez se le dan mejor las elecciones internas que las externas, pero ya habrá ocasión en el futuro de comprobar si sufre alguna variación esa tendencia. Sea como fuere, los militantes del PSOE, las bases, vivieron el domingo, o cuando menos la mitad de ellos, un día jubilar de reparación y de gloria.
Si en las anteriores primarias, las de 2014, a Pedro Sánchez le auparon los que en octubre pasado le defenestraron inicua y momentáneamente, en estas de ahora le han vuelto a aupar los mismos. Ideas de gran calado, aciertos políticos o éxitos electorales no atesora muchos el ex-alero del Estudiantes, de modo que su victoria no puede atribuirse sino a la inanidad, a los errores y a las pifias de Susana Díaz, esa su contrincante que aglutinaba a todos sus adversarios.
Daba cosa ver al secretario general redivivo levantar tímidamente el puño y balbucir La Internacional, que no se sabe, en los instantes siguientes a la confirmación de su triunfo, rodeado de "la militancia". Era ésta, preterida y ninguneada desde hace décadas, la que le había llevado físicamente hasta allí, a colocarle el laurel en la misma instancia donde hace ocho meses se le dio a beber la cicuta, pero ahora Pedro Sánchez tiene que averiguar qué hace con ella, pues sólo de militancia no vive un partido que aspira a ganar elecciones mediante los votos de una masa ideológicamente imprecisa que ni se sabe La Internacional, como Pedro, ni tiene la menor intención de aprendérsela.
Por lo demás, saber ganar es, contra lo que se supone, tan difícil como saber perder. O más. Susana Díaz ya ha demostrado que perder no sabe, pues todas sus tablas no le alcanzaron para amagar en público una felicitación nominal al vencedor ni una sonrisa en la violenta foto con sus adversarios tras conocerse el resultado, pero ahora le toca a Pedro saber ganar, mayormente para infundir entre su "militancia" la esperanza de que pueda ganar algo de verdad algún día.


Antonio Casado - Y ganó Pedro...

23.05.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

En sus últimos actos de cierre de campaña los dos principales aspirantes al trono de Ferraz se ofrecieron a unir el partido si resultaban ganadores. Sánchez prometió que sumaría a Susana y a Patxi López con un anuncio inequívoco: "Habrá unidad y los afiliados se reconocerán en el nuevo PSOE". Por su parte, Susana Díaz dijo "Quiero que nos unamos, quiero ser la secretaria general de un partido unido que sea alternativa de Gobierno".
La carga de la prueba recae ahora sobre Sánchez, al haber ganado en la votación del domingo por 10 puntos de diferencia a la candidata andaluza. Una victoria del pedrismo clara, contundente, inequívoca. Por eso, a él le toca predicar con hechos lo que hasta ahora prometió con palabras. La candidata andaluza también ha de pasar de las palabras a los hechos. No está en su mano gestionar la unidad, pero sí abstenerse de impedir los esfuerzos del nuevo secretario general en ese sentido.
El tiempo dirá hasta qué punto han sido sinceros los aspirantes en su declarada vocación de costureros por evitar que la división interna se cronifique haciendo verosímil el peligro de escisión. Veremos, por ejemplo, como se las arregla Pedro Sánchez, si no es con las purgas propias de un ajuste de cuentas, para poner en práctica su curiosa concepción de partido invertebrado entre militantes y líder.
En contra de lo que algunos pensábamos -erróneamente, como se acaba de demostrar-, se premia un discurso dictado por la frustración mal curada de Sánchez a raíz de su caída en octubre de 2016. Nos equivocamos quienes creíamos que la militancia rechazaba el pertinaz relato de un PSOE rendido al PP y culpable de la continuidad de Rajoy en la Moncloa. Ese discurso debería caducar con la democrática aceptación del resultado por parte de todos, mientras se materializa la prometida integración de los perdedores.
En este sentido, la dimisión del portavoz parlamentario, Antonio Hernando, no es buena señal respecto a los relevos que se avecinan. Era un fiel cumplidor de los mandatos del comité federal y las decisiones de la comisión gestora. Pero el triunfo de Sánchez rompe esa línea de oposición útil al servicio del ciudadano. Por cierto, cotizaba al alza en los sondeos. Que se revise va a ser motivo de preocupación dentro y fuera del PSOE, pues no solo el partido se jugaba y aún se juega su existencia. Con mayor o menor fundamento en los análisis de lo ocurrido el domingo, también está afectado el futuro de la Legislatura y la estabilidad política del país.
Al haber ganado Sánchez, nadie descarta una moción de censura a Rajoy o una política orientada a crear las condiciones de una convocatoria electoral anticipada. Sería la forma de acelerar su retorno al Congreso, a cuyo escaño renunció después de su destronamiento.


Escaño cero - Valientes

23.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Hay lugares en el mundo donde ejercer el periodismo con independencia es asunto de valientes. Méjico sin ir mas lejos, donde hay que tener mucho coraje para atreverse a contar la verdad si esa verdad tiene que ver con "los narcos" y con las cloacas del Poder.
La última víctima ha sido Javier Valdez. A ustedes su nombre no les dice nada pero para quienes nos dedicamos a este apasionante oficio de contar lo que sucede, el nombre de Javier Valdez era sinónimo de periodismo serio, riguroso, de alguien que solo se casaba con la verdad, y precisamente por contar la verdad ha perdido la vida bajo el fuego de unos sicarios.
Sí, hay que ser muy valiente y tener un amor absoluto hacia este viejo oficio de contar cosas, para jugarse la vida como Javier Valdez y tantos otros periodistas mejicanos que han sido asesinados en una calle cualquiera de cualquier Estado mejicano.
Periodistas como Valdez son los que engrandecen el periodismo, los que consiguen que pensemos que nada esta perdido.
Viajo con cierta frecuencia a Méjico y admiro a tantos y tantos compañeros que están en primera línea jugándose la vida por contar lo que sucede sin importarles enfrentarse a los "carteles" o a los poderosos que arropan a estos "cárteles".
Las cifras de periodistas perseguidos y asesinados crecen año a año. Ya sea en manos de los talibanes, de los "carteles", en los conflictos bélicos, o víctimas de las "largas manos negras" de los poderosos, por ejemplo Venezuela, Turquía etc, lo cierto es que ser periodista en algunos lugares del mundo es tener asegurada una bala. Y quizá Méjico es hoy uno de los lugares más peligrosos para ejercer el oficio de contar.
Javier Valdez lo sabía, y aún así no renuncio nunca a dejar de investigar los "cárteles", a señalar a los narcos. Al hacerlo se jugaba la vida pero aún sabiéndolo creía que merecía la pena porque era la manera de apostar porque algún día su país fuera capaz de librarse de semejante lacra.
Les confieso que me sobrecoge el valor de muchos de mis compañeros periodistas mejicanos.
Cuando miro a mi alrededor contemplo que aquí los que ejercemos el periodismo lo más que podemos perder es el puesto de trabajo y con ello "la muerte civil" pero no la vida. Porque en realidad los periodistas no les terminan de gustar a los poderosos que nos ven unos como un mal irremediable, otros asumen el periodismo critico con resignación.
Javier Valdez uno de los mejores periodistas ha sido asesinado porque era un hombre comprometido con la verdad, y para eso en Méjico y en tantos otros lugares, hay que ser muy pero que muy valiente.
En realidad es tan viejo como el mundo lo de matar al mensajero.


Fermín Bocos - La revancha

23.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

En la política como en la guerra, nada puede reemplazar a la victoria. Pedro Sánchez se ha hecho de nuevo con el poder en el PSOE pero esta vez tras vencer a los notables del partido que le habían defenestrado. Ha sido una victoria en la que pocos confiaban. Un triunfo en el que ha tenido un papel capital el afán de revancha. El despecho como carburante de altísimo octanaje.
En términos políticos Sánchez desarrolló un relato que consolaba a las bases: el aparato, los notables del partido, le habían destituido para abrir el camino a la abstención que perpetuaba en el Gobierno a Mariano Rajoy, el presidente corrupto.
No le habían cortado la cabeza por haber perdido en dos ocasiones las elecciones llevando al PSOE a la menor representación parlamentaria de los últimos cuarenta años. No. Era un mensaje simple y fácil de comprar. Una nueva versión de la traición de los fuertes: los barones, los ex presidentes, algunos medios de comunicación, incluso el Ibex 35. Frente a tal acumulación de poder y de poderosos, a la manera de los héroes clásicos -desde Teseo a Robin de Loxley- el joven que inicia a pie el camino de la gloria fue reclutando apoyos entre los humildes del partido; gentes de izquierdas a quienes les resultaba insoportable ver cómo cada día aparecía un nuevo escándalo de corrupción que señalaba al PP, el partido al que el PSOE había devuelto al Gobierno al abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Le han apoyado aquellos militantes socialistas que observan con impotencia que Podemos quiere arrebatarles el liderazgo de la izquierda. Ahora, tras la victoria, habrá que observar qué quiere hacer Pedro Sánchez con el PSOE. Remodelar el poder en el Grupo Parlamentario; esperar al congreso de junio para pasar factura a los barones que apoyaron a Susana Díaz y disputar la primacía parlamentaria a Podemos, o, por el contrario entrar en tratos con las diferentes izquierdas para, en algún punto del recorrido, armar su propia moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy.
Sánchez no es parlamentario, pero en el trance de una moción de censura, con la Constitución en la mano, nada impediría a su partido presentarle como candidato a la Presidencia del Gobierno. Ante tanta incertidumbre no es descartable que Rajoy esté barruntando convocar nuevas elecciones.


La semana política que empieza - Ya no vale con el "no, no y no"

23.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 22 May. (OTR/PRESS)

"El PSOE no necesita a ningún Podemos para que venga a romperlo: ya se encarga él solito de hacerlo". Javier Maroto, vicesecretario general del Partido Popular, lanzaba este diagnóstico, bastante facilón, desde una tribuna provincial del PP en Teruel. Refleja este despectivo comentario un clima bastante generalizado, en el que el partido fundado por Pablo Iglesias (Posse) en 1879 es claramente menospreciado a derecha e izquierda y, desde luego, social e institucionalmente. Puede que se lo haya ganado con una serie de errores que abarcan desde la mala gestión económica -no en otros terrenos, a mi juicio_ de Zapatero hasta los disparates orgánicos de Pedro Sánchez, sin duda pasando por ciertas maniobras orquestales en la oscuridad de Alfredo Pérez Rubalcaba. Es muy prolijo el análisis de por qué el histórico PSOE se ha colocado al borde casi de la extinción. Pero ha habido grandeza en este último tramo. Una grandeza y una dignidad que aconsejan proteger a este partido como si fuese una especie en extinción. Lo va a necesitar, porque la victoria de Pedro Sánchez hará más difícil una "homologación" del principal partido de la oposición* por ahora.
Digo, sí, grandeza, porque el PSOE, contra lo que han hecho otras formaciones a su derecha, y también a su izquierda, ha sabido ser bastante transparente en su proceso de ruptura -veremos a ver si ahora consiguen pararlo--. No creo que ni Pedro Sánchez ni Susana Díaz -sí Patxi López_hayan sido excesivamente solícitos con los medios: Sánchez los odia, temo que la lideresa andaluza los haya despreciado, pensando que lo que importaba era convencer a los militantes que debían votarla, no a los ciudadanos que, en este caso, han tenido muy poco que decir. Pero lo cierto es que las tan denigradas elecciones primarias se han llevado a cabo con bastante -ha habido excepciones, ojo. E irán saliendo_limpieza, independientemente de que todos hayan salido tocados de la catarsis.
Desde mi punto de vista, el error del hasta ahora presidente de la gestora, Javier Fernández, ha sido no haber ampliado las primarias a una fórmula "a la francesa", modificando, porque creo que podría haberlo hecho, los estatutos: es decir, que hubiesen podido votar no solamente los afiliados al PSOE, sino también quienes simpatizan con los principios que, al menos hasta ahora, han caracterizado a este partido. De esta manera, se hubiese escuchado, con todas las interferencias que usted quiera, la opinión de los millones de españoles que han ido votando al PSOE en las distintas convocatorias de elecciones. No sé si eso hubiese o no modificado el resultado; hubiese, en todo caso, sido más democrático. Y si, en este fracaso admirable, el partido fundado por Iglesias hace ciento treinta y ocho años hubiese tenido que perecer, o refundarse, pues qué le íbamos a hacer: todo cambia, nada permanece para siempre. En cualquier caso, esa refundación es inevitable, de la mano de Pedro Sánchez.
Y sí, claro que ahora va a haber cambios. En el poder territorial que aún mantiene el PSOE: los "barones" ni se hablan con Pedro Sánchez. En la propia estructura del partido. En sus relaciones con otras fuerzas políticas. Confiemos en que también cambien sus relaciones con los medios de comunicación y su presencia en el panorama europeo, donde la socialdemocracia anda tan depauperada. Al PSOE hay que atribuirle, es la verdad, el mérito de haber sabido evolucionar históricamente. Con aquel congreso de Suresnes, allá por 1974, imperante todavía el franquismo y con una cierta clandestinidad, el partido socialista se modernizó de golpe. Como también lo hizo cuando Felipe González, en un arranque de valor, renunció al marxismo, antes de su gran victoria electoral en 1982. Aquello eran debates programáticos, no meras luchas por el principal despacho en Ferraz. Pero claro: Sánchez no es González. Ni Díaz, ni López, ni Pérez (Rubalcaba). En realidad, no sabemos bien quièn es.
Muchas cosas han ocurrido en el PSOE en los cuarenta años ahora transcurridos desde que, junio de 1977, se celebraron unas elecciones que fueron constituyentes y consolidaron la galopada hacia las grandes reformas democráticas impulsadas por Adolfo Suárez. El partido no ha salido incólume de la corrupción, que floreció sobre todo en la última Legislatura de Felipe González; pero creo que ahora esa lacra ya no existe, por mucho que, desde la derecha, para defenderse de sus propios casos de irregularidades económicas, se haya tratado de extender el fraude de los ERE andaluces al funcionamiento de todo el partido. Creo, sinceramente, que el PSOE es hoy un partido que puede esconder muy pocas cosas, entre otras razones porque se ha quedado sin ramaje y sin hojarasca, casi desnudo.
Mucho dependerá ahora de lo que el partido logre armar en su congreso, que se celebra el mes próximo con la sombría amenaza de la ruptura interna. El PSOE tiene que decidir su política de alianzas y no, no creo, que haya aproximación al zigzagueante Pablo Iglesias, ni a su pintoresca moción de censura, teóricamente dirigida contra Rajoy, pero en la práctica mirando hacia el "sorpasso" al PSOE. Tiene también el partido más veterano de España que definir un plan de actuación concreto, una respuesta contundente a los principales problemas del país, comenzando por el secesionismo catalán. Tiene que elaborar unas pautas de actuación parlamentaria, sin duda sin su actual portavoz, Antonio Hernando. Un programa de Gobierno, en suma.
Porque al PSOE ya no le vale con el "no, no y no", y esperemos que Sánchez lo entienda. El PSOE necesita empezar a pensar en gobernar España algún día, mucho más que en lamerse las heridas y ver cómo remienda los descosidos. Y eso implica volar alto. Mucho más alto de lo que los tres candidatos, ganadores y perdedores, y la propia militancia, y los mismísimos veteranos y "barones", lo han hecho hasta ahora. Acabó ya la interinidad suicida que ha durado siete meses, desde aquel 1 de octubre loco* y tres años, desde que Sánchez asumió la secretaría general, con el partido ya en franca descomposición. Pero, a partir de hoy, y pese a todo, yo creo que el PSOE tiene futuro. Tiene que tener futuro, no hay otro remedio. Sánchez ¿lo oyes?


La semana política que empieza - Romper una lanza por el PSOE, pese a todo

22.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

"El PSOE no necesita a ningún Podemos para que venga a romperlo: ya se encarga él solito de hacerlo". Javier Maroto, vicesecretario general del Partido Popular, lanzaba este diagnóstico, bastante facilón, desde una tribuna provincial del PP en Teruel. Refleja este despectivo comentario un clima bastante generalizado, en el que el partido fundado por Pablo Iglesias (Posse) en 1879 es claramente menospreciado a derecha e izquierda y, desde luego, social e institucionalmente. Puede que se lo haya ganado con una serie de errores que abarcan desde la mala gestión económica -no en otros terrenos, a mi juicio_ de Zapatero hasta los disparates orgánicos de Pedro Sánchez, sin duda pasando por ciertas maniobras orquestales en la oscuridad de Alfredo Pérez Rubalcaba. Es muy prolijo el análisis de por qué el histórico PSOE se ha colocado al borde casi de la extinción. Pero ha habido grandeza en este último tramo. Una grandeza y una dignidad que aconsejan proteger a este partido como si fuese una especie en extinción.
Digo, sí, grandeza, porque el PSOE, contra lo que han hecho otras formaciones a su derecha, y también a su izquierda, ha sabido ser bastante transparente en su proceso de ruptura -veremos a ver si ahora consiguen pararlo-. No creo que ni Pedro Sánchez ni Susana Díaz -sí Patxi López_ hayan sido excesivamente solícitos con los medios: Sánchez los odia, temo que la lideresa andaluza los haya despreciado, pensando que lo que importaba era convencer a los militantes que debían votarla, no a los ciudadanos que, en este caso, han tenido muy poco que decir. Pero lo cierto es que las tan denigradas elecciones primarias se han llevado a cabo con bastante -ha habido excepciones, ojo. E irán saliendo_ limpieza, independientemente de que todos hayan salido tocados de la catarsis.
Desde mi punto de vista, el error del hasta ahora presidente de la gestora, Javier Fernández, ha sido no haber ampliado las primarias a una fórmula "a la francesa", modificando, porque creo que podría haberlo hecho, los estatutos: es decir, que hubiesen podido votar no solamente los afiliados al PSOE, sino también quienes simpatizan con los principios que, al menos hasta ahora, han caracterizado a este partido. De esta manera, se hubiese escuchado, con todas las interferencias que usted quiera, la opinión de los millones de españoles que han ido votando al PSOE en las distintas convocatorias de elecciones. No sé si eso hubiese o no modificado el resultado; hubiese, en todo caso, sido más democrático. Y si, en este fracaso admirable, el partido fundado por Iglesias hace ciento treinta y ocho años hubiese tenido que perecer, o refundarse, pues qué le íbamos a hacer: todo cambia, nada permanece para siempre.
Y sí, claro que ahora va a haber cambios. En el poder territorial que aún mantiene el PSOE. En la propia estructura del partido. En sus relaciones con otras fuerzas políticas. Confiemos en que también cambien sus relaciones con los medios de comunicación y su presencia en el panorama europeo, donde la socialdemocracia anda tan depauperada. Al PSOE hay que atribuirle, es la verdad, el mérito de haber sabido evolucionar históricamente. Con aquel congreso de Suresnes, allá por 1974, imperante todavía el franquismo y con una cierta clandestinidad, el partido socialista se modernizó de golpe. Como también lo hizo cuando Felipe González, en un arranque de valor, renunció al marxismo, antes de su gran victoria electoral en 1982. Aquello eran debates programáticos, no meras luchas por el principal despacho en Ferraz.
Muchas cosas han ocurrido en el PSOE en los cuarenta años ahora transcurridos desde que, junio de 1977, se celebraron unas elecciones que fueron constituyentes y consolidaron la galopada hacia las grandes reformas democráticas impulsadas por Adolfo Suárez. El partido no ha salido incólume de la corrupción, que floreció sobre todo en la última Legislatura de Felipe González; pero creo que ahora esa lacra ya no existe, por mucho que, desde la derecha, para defenderse de sus propios casos de irregularidades económicas, se haya tratado de extender el fraude de los ERE andaluces al funcionamiento de todo el partido. Creo, sinceramente, que el PSOE es hoy un partido que puede esconder muy pocas cosas, entre otras razones porque se ha quedado sin ramaje y sin hojarasca, casi desnudo.
Mucho dependerá ahora de lo que el partido logre armar en su congreso, que se celebra el mes próximo con la sombría amenaza de la ruptura interna. El PSOE tiene que decidir su política de alianzas y no, no creo, que haya aproximación al zigzagueante Pablo Iglesias, ni a su pintoresca moción de censura, teóricamente dirigida contra Rajoy, pero en la práctica mirando hacia el "sorpasso" al PSOE. Tiene también el partido más veterano de España que definir un plan de actuación concreto, una respuesta contundente a los principales problemas del país, comenzando por el secesionismo catalán. Un programa de Gobierno, en suma.
Porque al PSOE ya no le vale con el "no, no y no". El PSOE necesita empezar a pensar en gobernar España algún día, mucho más que en lamerse las heridas y ver cómo remienda los descosidos. Y eso implica volar alto. Mucho más alto de lo que los tres candidatos, ganadores y perdedores, y la propia militancia, y los mismísimos veteranos y "barones", lo han hecho hasta ahora. Acabó ya la interinidad suicida que ha durado siete meses, desde aquel 1 de octubre loco... y tres años, desde que Sánchez asumió la secretaría general, con el partido ya en franca descomposición. Pero, a partir de hoy, y pese a todo, yo creo que el PSOE tiene futuro. Tiene que tener futuro, no hay otro remedio.


Francisco Muro de Iscar - La supervivencia de la democracia

22.05.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) "Las élites han fracasado al no entender lo que les ha pasado a las clases medias. España es una sociedad contradictoria, una de las economías más importantes del mundo, con una sociedad masculina, demasiado gerontocrática y poco meritocrática. Le falta modernidad y globalidad". Un excelente diagnóstico de Manuel Muñiz, decano de la Escuela de Relaciones Internacionales del Instituto de Empresa. Las élites están fracasando en la forma de afrontar un cambio social que no entienden o no quieren entender y el país sigue sin emprender las reformas que son imprescindibles. Y, a pesar de todo, avanzamos. No se sabe bien si es que los demás están todavía peor que nosotros -Estados Unidos con Trump, Francia intentando salir de la atonía y de los graves riesgos, Italia en la indefinición, Gran Bretaña con el Brexit...
A la espera de la innecesaria, oportunista e inútil moción de censura presentada por Podemos y con el PSOE digiriendo el cambio, la inestabilidad política sigue instalada en la política española y no será fácil llevar a la práctica ese cambio hacia la modernidad que necesita este país. Y sin embargo, éste debería ser tiempo de estadistas, de políticos que sepan poner los intereses generales por delante de los personales o de los de sus partidos. Lo que está pasando en España -descubrimiento diario de casos de corrupción, luchas fratricidas en los partidos, retos independentistas, aparcamiento de los problemas y de las reformas ante la imposibilidad de acuerdos-, impide que se afronten los cambios indispensables y consensuados: una reforma de la Justicia que garantice de una vez su independencia; una reforma educativa que acabe con el fracaso escolar y con el permanente deterioro de su calidad, por culpa de leyes que premian la mediocridad; una nueva financiación del Estado y de las comunidades autónomas, con un nuevo sistema fiscal y una política de pensiones sostenible; un nuevo modelo económico basada en la modernización tecnológica, en el impulso sostenido de la I+D+i; y una política social coherente, posible, que ponga fin al incremento de la creciente desigualdad que se está instalando en España.
Y, además de todo eso, una clara regeneración de la política, de las instituciones y de los partidos. Y eso lo tienen que hacer, poniendo fin a la arrogancia, a la corrupción y abriendo las ventanas a la transparencia, las mismas élites que han fracasado en la comprensión de las nuevas demandas de los ciudadanos. ¿Serán capaces? No es fácil responder, pero sí parece claro que si no lo hacen desde la responsabilidad, la solidaridad y la generosidad, lo que estará en riesgo es la supervivencia de la propia democracia.


Las checas de Venezuela. ¿Cuándo piensa Rajoy pronunciarse?

21.05.17 | 12:50. Archivado en Magdalena del Amo


No hace falta haber estado en Venezuela o tener amigos venezolanos para sentir una pena inmensa, a la vez que impotencia, por los crímenes que el gobierno de Nicolás Maduro perpetra contra los ciudadanos, muchos de ellos estudiantes y menores, que se oponen a la injusticia y a la violación de los derechos humanos. Hace tiempo que los desmanes del gobierno de Maduro ocupan un lugar destacado en la prensa internacional; quizá por eso –el efecto saturación cuenta mucho— la ciudadanía del mundo se ha ido acostumbrando hasta hacerse prácticamente insensible, cosa que no dice nada bueno de nuestra condición humana.
La extorsión, la tortura y la violación del derecho internacional son las consignas de la Venezuela de los últimos años. Empezaron con Chávez, pero con Maduro, este espécimen del bigote con cara de loco –porque no hay que ser muy especialista en “siang mien” y en lenguaje corporal, para detectarlo a la mínima—, el abuso y la represión contra los ciudadanos ha traspasado todos los límites imaginables.

Las últimas sentencias del Tribunal Supremo contra el Parlamento y la oposición, conocidas como el “Madurazo” y calificadas por la Unidad Democrática como un autogolpe, encendieron aún más los ánimos de los disidentes y ha puesto la situación al rojo. Venezuela se ha convertido en un campo de batalla, en el que luchan los David, sin armas, integrados por los estudiantes y el pueblo, que piden nuevas elecciones para poner fin al canallesco y totalitario régimen, y los Goliat, formados por los militares y la policía al servicio del gobierno, dotados de armas legales, con las que asesinan a bocajarro a los manifestantes, y por jueces que dictan sentencias disparatadas, a la medida del régimen, aunque después rectifiquen.

Hace unos días nos llegaban las noticias –con imágenes escalofriantes—de los estudiantes asesinados a tiros en la cárcel de Puente Ayala, por los propios guardianes de la prisión. Eran jóvenes disidentes que fueron detenidos por la Guardia Nacional Bolivariana cuando participaban en la manifestación de Cumaná, en el estado de Sucre. Las imágenes muestran un espectáculo dantesco y los muertos pasan de cien. Esta noticia, que se ha pretendido ocultar, vio la luz gracias al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa. La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, que ya se había manifestado contraria a la sentencia según la cual quedaba roto el orden constitucional, al asumir el Supremo las funciones del Parlamento, muy crítica también con la represión violenta del gobierno –y así se lo comunicó a Nicolás Maduro en su visita a Miraflores—, volvió a pronunciarse contra la masacre de Puente Ayala. No nos extrañaría su dimisión.

Amnistía Internacional, tan poco equitativa siempre a la hora de defender los crímenes de la izquierda –recordemos que defendió a los asesinos etarras, porque cumplían condena muy lejos de sus familias, ¡pobres!— en su informe “Silencio a la fuerza. Detenciones arbitrarias por motivos políticos en Venezuela”, denuncia “detenciones sin órdenes judiciales y procesamientos por delitos contra la patria, de terrorismo o incluso imputación de delitos de carácter militar contra civiles”. Destaca también las vejaciones y las torturas infligidas a presos políticos, y denuncia la falta de independencia de los funcionarios de justicia, es decir, jueces y fiscales. Como que esto nos suena.

Al ejecutivo de Rajoy, tan juguetón y frívolo con las mociones de censura y los chascarrillos del día a día, intentando sacar partido de la corrupción –los corruptos son otros, y el que la hace la paga—, lo que es el colmo, los venezolanos le importan un bledo y el respeto por el derecho internacional, también. ¿Cuándo pensarán condenar los crímenes de Estado de Maduro y su ejército de matones? ¿Cuándo piensa el gobierno de España ponerse de parte de la legalidad y el derecho internacional? No basta enviar un tuiter con obviedades, y ya, como hizo el presidente Rajoy. ¿Cuándo piensan hacerlo el resto de países de la Unión Europea? Es cierto que existe una cierta presión internacional, pero demasiado “light”, en vista del alcance de los hechos. ¿Cómo es posible que hayamos guardado silencio ante las torturas de “la tumba”, unas mazmorras en pleno centro de Caracas, donde se tortura a jóvenes disidentes para hacerles firmar declaraciones falsas e implicar a terceras personas? Estas ergástulas se encuentran ubicadas cinco pisos bajo tierra, en una suerte de inframundo, sin luz, sin sonido, donde todo atisbo de vida es imposible. Son las checas de Caracas, que a la casta política internacional parecen importarle poco. Como tampoco le preocupa el paradero de Leopoldo López, del que no se sabe nada desde hace un mes y sobre el que corre información contradictoria.

Decía al principio que no hace falta haber estado en Venezuela para sentir empatía y cariño por nuestros hermanos de ultramar. Pero cuando se conoce y se han pasado allí momentos entrañables –tal es mi caso— y se han pateado sus calles y compartido con amigos yendo a comer las arepas en Doña Jacinta –las mejores de Caracas— o se han visto las brumas del Ávila al amanecer desde mi terraza de Las Taparitas, la pena es aún mayor. Un abrazo para todos los venezolanos de bien.

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
Directora de Ourense siglo XXI
periodista@magdalenadelamo.com
Suscripción gratuita
.


El rincón del soneto - QUÉ PECADO HABÉIS HECHO

21.05.17 | 12:44. Archivado en Salvador Freixedo


QUÉ PECADO HABÉIS HECHO

¿Qué pecado habéis hecho, españoles cuitados,
para que unos mangantes sin alma y sin conciencia,
abusen de vosotros, maten vuestra paciencia,
os muelan con impuestos y os tengan arruinaos?

Veo las largas filas de los tristes parados,
de los jóvenes idos, se nota ya la ausencia,
y del gobierno chungo, se ve la incompetencia,
porque más que ministros, son tipos enchufados.

Sobre nuestros problemas, no saben, no contestan,
solo les interesan las luchas de partidos,
que ahora son solo cloacas y están todos podridos

y sus robos legales a todos nos apestan.
Españolitos tontos, os roban y os molestan
pues les dáis vuestro voto y estáis todos dormidos.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Carmen Tomás - Los apoyos a Podemos, prueba de fuego

21.05.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

El Partido Socialista tendrá esta noche secretario general. Otra cosa bien distinta es que el socialismo cierre una etapa terrible de desunión, de fracasos electorales y de falta de modelo. Puede que en algunos de los problemas acuciantes de España, como es el desafío del independentismo catalán, no de igual qué candidato gane las primarias. Todo el mundo parece coincidir en que Susana Díaz sí tiene claro que la soberanía reside en el pueblo español y que nuestra Constitución no permite la celebración de un referéndum unilateral para romper España. Y también que Pedro Sánchez podría ser un aliado ideal de los independentistas y radicales, si su apoyo al referéndum le lleva después a promover una moción de censura para tumbar a Rajoy y llevarle a La Moncloa y después como candidato a presidente por el PSOE su apoyo para gobernar el país. Estas son las cuentas y los cuentos que se ha hecho Sánchez, al que está claro que sólo le importa Sánchez y nada lo que les ocurra a los españoles, primero, y a los socialistas, después.
También parece tener claro mucha gente que con Susana Díaz al frente del PSOE al menos se podría llegar a algún pacto de Estado en materias en las que el concurso de los dos grandes partidos es indispensable. Y hablamos de Educación o Pensiones. Sin embargo, en materia económica si tenemos que fiarnos de lo que ambos candidatos han comprometido en su campaña de primaras, las diferencias no son tantas. A pesar de que España necesita repensar en serio su Sistema de Pensiones, darle una nueva vuelta a la reforma laboral, Nuevos cambios para terminar de modernizar España y que la recuperación se consolide y se acabe con el paro, en esto ni Susana ni Pedro ayudarían mucho. Ambos han dejado claro que se comprometen a derogar la reforma laboral y el mecanismo de revalorización de las pensiones. Los dos hablan de subir los impuestos y Díaz de regalar dinero como mecanismo de acceso a los jóvenes a una mayor formación o al inicio de un negocio. Medidas todas ellas que nos harían retrasar si no paralizar las inversiones, la creación de puestos de trabajo y la reducción del déficit.
Está todo abierto y muy pocos apuestan por que las primarias cierren las heridas y del PSOE salga un programa coherente y moderno que ofrecer a los españoles. El miedo a Podemos parece más fuerte que la vuelta a la esencia de un socialismo responsable con la gobernabilidad de España y el bienestar de los españoles. Porque, si gana Díaz, ¿acabará con los pactos municipales y autonómicos que tiene con los podemitas? ¿Terminará con la persecución que los mal llamados alcaldes del cambio tienen sometida a la inversión privada y a la creación de empleo?


A vueltas con España - Una democracia coja

21.05.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, (OTR/PRESS)

Si la corrupción y el desgaste por sus políticas no se llevan por delante al PP es, evidentemente, porque no hay alternativa. La alternancia no está garantizada a día de hoy en España, a expensas de lo que haga el PSOE a partir de sus primarias. Ni el PSOE actual es una alternativa consistente ni las dos fuerzas emergentes, Podemos y Ciudadanos, lo son. De serlo, tendrían que arrasar o, cuando menos, haber hecho algo similar a Macron en Francia.
El PP se salva de ese modo de ir a la Oposición, lo cual dificulta y demora su propia renovación. El día que tenga que abandonar el Gobierno comenzará a nacer el PP del futuro, ya sin todos sus implicados en la corrupción, que son cada día más.
Este escenario es novedoso en España, donde siempre funcionó la alternancia, primero entre la UCD y el PSOE y después entre el PSOE y el PP. El 15-M y la crisis trajeron consigo a dos nuevos partidos, uno en la izquierda del PSOE y otro en la izquierda del PP, pero a estas alturas parece confirmarse que ninguno de ellos está en condiciones de ser primera fuerza política. Dejando incluso al lado su moción de censura táctica, Podemos perdió su oportunidad al escorarse tanto a la izquierda y apartar a su sector más moderado, mientras que Ciudadanos carece de dimensión suficiente. No tiene masa crítica ni el catalán Rivera es el francés Macron.
Como el espacio vacío tiende a ser ocupado -ley física (y política) de obligado cumplimiento- la derecha y la izquierda tienen por delante el reto de renovarse y actualizarse. El PP soporta el lastre de la corrupción pero, en el fondo, no tiene problemas ideológicos: su política de centroderecha es la misma de siempre y la extrema derecha, parte de la cual anida en el propio PP, no constituye ninguna amenaza para el partido de Rajoy. Más difícil lo tiene el PSOE, que debe empezar por volver a unirse y renovar su mensaje socialdemócrata, seguramente en la misma clave que otros partidos similares en Europa.
Ante este estado de cosas, la democracia española cojea, pero sigue andando. Tal vez cuando veamos todo esto con más perspectiva nos parezca incluso normal dentro de la anormalidad de un país en crisis, que es capaz de recuperar sus niveles de producción pero no de igualdad. Puede parecer sorprendente a día de hoy, pero en realidad no sería descabellado pensar que la crisis política no es más que una crisis económica y social. La espuma contaminada de todo lo demás que está debajo.


Siete días trepidantes - Las dos orillas el río eran la misma orilla

21.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Uno anduvo buena parte de la asfixiante tarde sevillana del viernes andando de un mitin a otro: poco más de un kilómetro, del pabellón de Guatemala al puente de Triana, misma orilla del río Guadalquivir, y dos mítines en los que, para los poco avisados, como un francés que me preguntó por "aquellos dos PSOE", Susana Díaz y Pedro Sánchez venían a decir las mismas cosas. Ninguna relacionada, por cierto, con la actualidad de un país, España, que vive de susto en susto, entre informes de la UCO y de la UDEF que parecen estar trabajando para el periodismo de investigación y que cada día arrojan a los tiburones algún nombre conocido nuevo: aquel ex ministro, tal marido de ministra... Ni siquiera escuché hablar a este lado del río -no se podía atender simultáneamente a los dos mítines, claro_ de las ofertas y contraofertas con las que Puigdemont entretiene al Gobierno central, fascinado por su inminente irrupción nada menos que en un foro municipal de Madrid para explicarnos, desde este lado de la frontera, qué pretende hacer con su famoso e imposible referéndum secesionista. Seguro que en Madrid prestarán más atención al molt honorable, aunque sea para ponerlo de chupa dómine, que en Harvard.
Escuché, eso sí, hablar mucho de Podemos. A una, con respecto a las relaciones futuras con ellos, de manera más tajante que al otro: ahora mismo, uno no podría asegurar que Pedro Sánchez no se uniese, si triunfase, a los planes de los morados. Porque la moción de censura de Pablo Iglesias, estratégicamente oficializada, con manifestación incluida, en vísperas de la trascendental elección interna para la secretaría general del PSOE, sitúa a la formación de Pablo Iglesias (Turrión) en el otro lado. El de enfrente. La otra orilla, la del enemigo. Se lo expliqué al turista francés, que miraba perplejo el espectáculo montado en el Muelle de la Sal, donde Pedro Sánchez abrazaba a la alcaldesa de París, la "gaditana" Anne Hidalgo: es la concepción de "aquél" Pablo Iglesias (Posse) frente al homónimo contemporáneo. Un mismo nombre, siglo y medio de diferencia, mucha más distancia de orilla a orilla que los dos mítines socialistas alineados, tan iguales, que no distintos, pero tan distantes. Y tan cerca. Creo que el francés no entendía nada, ni siquiera la veneración que los "sanchistas" mostraban por la señora Hidalgo. Uno tampoco entendía todo aquello muy bien, si he de ser sincero.
Veremos en qué para todo esto, hacia dónde se encamina esa dialéctica de una izquierda que, tal como está, se incapacita para plantar cara a la corrupción del PP. Una corrupción, dicen, pasada; sí, pero aún confusa y donde todavía parecen quedar muchos nombres por aparecer en los "reportajes" de la UCO y de la UDEF, compitiendo, ya digo, por el Pulitzer de la investigación periodística. Otros nombres que se airean parecen estar injustamente en el candelero, y pienso en la presidenta madrileña Cristina Cifuentes, así que es urgente una clarificación. Luz, taquígrafos, comisiones de investigación, jueces eficaces y discretos y guardias civiles menos entusiastas de la literatura jurídica, es lo que me parece que nos hace falta. Pero, claro, la oposición pasa por todo esto mirando hacia otro lado; concretamente, hacia su ombligo.
O, ya que estamos, tampoco cuenta para nada esta izquierda en litigio a la hora de buscar soluciones para el galopante independentismo catalán, que al parecer, me cuentan, ha estancado sus conversaciones con el Gobierno central. Y es que andan distraídos: convierten el Guadalquivir en un patio de colegio y los pasillos del Congreso en el campo de juego y lucimiento de doña Irene Montero, pongamos por caso. Y, mientras, la casa, y los establos de Augias, sin barrer: claro, a saber dónde está nuestro Heracles, alguien capaz de limpiar tanta boñiga.
Comprendo que el turista francés, calor sevillano ya veraniego, se largase, con su mujer, a tomar cañas por el barrio de Santa Cruz, según me anunció. Aquello ni lo entendía ni le interesaba. Lo mismo les ocurría, comprobé, a la mayor parte de los sevillanos, mucho más atentos a los chiringuitos de la orilla que a los mítines de los dos psoes, de las dos Españas, congregadas, eso sí, en el mismo lado del Guadalquivir, el río español por excelencia, una de cuyas dos orillas ha de helarte el corazón.


Victoria Lafora - ¿Moción, de qué?

21.05.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, (OTR/PRESS)

Podemos ha presentado, después de marear mucho la perdiz, la moción de censura, justo antes de las primarias del PSOE. Los partidarios del "no es no" a la abstención al Gobierno de Rajoy tendrán una razón más para votar a Pedro Sánchez y lograr así la alianza de izquierdas. No se sabe si estarán muy de acuerdo con el liderazgo de Pablo Iglesias, ni si querrán sumarse a los votos de ERC y el PDCat, pero solo uniendo fuerzas la moción de censura lograría su objetivo.
A mediados de junio, la bancada socialista, con un nuevo dirigente en Ferraz, puede mirar de forma muy diferente el programa de Gobierno de Pablo Iglesias dependiendo del resultado de la votación de la militancia. Entre otras cosas puede que su portavoz siga siendo Antonio Hernando, impecable en su función en estos últimos meses, o Margarita Robles (por poner un ejemplo).
Qué duda cabe de que Podemos prefiere a Sánchez, con quien es más factible un acuerdo, o al que pueden ganar fácilmente en las urnas si el partido bajo su mando sigue cosechando los malos resultados conseguidos hasta ahora. Porque el,objetivo, no hay que llamarse a engaño, es fagocitar al PSOE como han hecho con IU. No hay el menor interés en lograr un acuerdo de la izquierda para derrotar a un Partido Popular comido por la corrupción y que necesita, urgentemente, una larga travesía del desierto que limpie las siglas y les devuelva la honorabilidad de la que ahora carecen.
No, Pablo Iglesias quiere el poder, en exclusiva, para mandar, controlar, manejar, dominar las instituciones. Los socialistas tienen que escapar del abrazo del oso. Caminar solos y, si en el camino se pierden, más vale desaparecer con honra que ser absorbidos sin darse cuenta.
Para acabar de cerrar el círculo de la presión y la injerencia, Podemos ha convocado manifestaciones de apoyo justo este fin de semana de vísperas. Lo de menos es la moción ¿de qué?, lo importante es hacerse con el liderazgo de la oposición y, a fe, que lo están consiguiendo sin despeinarse.
Nunca la socialdemocracia europea, esa que instauró el sistema de bienestar y de derechos básicos de la ciudadanía, ha vivido horas más bajas. La crisis y sus terribles secuelas han dañado las expectativas de unas clases medias empobrecidas y ninguneadas, dispuestas a echarse en brazos de populismos, a izquierda y derecha, hartas de austeridad.
Podemos ha superado "manu militari" sus discrepancias internas. Los que apostaban por el acuerdo han sido marginados. La posibilidad de acuerdo, ahora, no es posible. Se exige la supeditación. La militancia socialista debe tener muy en cuenta todos estos factores cuando hoy, domingo, deposite su voto en la urna. Dirimen no un problema interno, no una pugna de liderazgo, no la venganza por viejas afrenta o traiciones, sino la supervivencia de unas viejas siglas que, hoy todavía, siguen siendo imprescindibles en la democracia española.


Antonio Casado - La moción de Iglesias

20.05.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

Uno de los dirigentes de Unidos Podemos que apadrinaron este viernes el registro de la moción de censura contra Mariano Rajoy dijo que se trata de "salvar la democracia". Toquemos madera. Si de verdad la salvación de la democracia dependiera de Pablo Manuel Iglesias, candidato oficial al relevo de Rajoy en Moncloa, habría colas en los aeropuertos.
No es el caso. Solo fue un fogonazo verbal. Como lo de motivar la iniciativa en una exigencia ética. O sostener que responde a un clamor de los españoles. Y así unos cuentos fogonazos más, como el hecho mismo de plantear una moción de censura sin venir a cuento. Solo por hacerse notar. Lo cual no quiere decir que no sea democrática. Claro que lo es. Al menos desde el punto de vista formal. Así está prevista en la Constitución. Y Podemos está en su derecho de presentarla, yendo sobrado como va en número de diputados requeridos para registrarla y celebrarla, una vez fijado el nombre del candidato alternativo.
Otra cosa es el contenido, no la forma. Muy democrática no es una iniciativa respaldada apenas por el 18% de los militantes de UP. Son quienes se han molestado en pronunciarse en la consulta convocada al efecto. Es decir, que más el 80% de los seguidores de Iglesias no están tan motivados ni participan del supuesto clamor social que pide a gritos el destronamiento de Rajoy. Así que mejor no hablar del estado de opinión de militantes y votantes del resto de partidos respecto a la necesidad o la conveniencia de plantear aquí y ahora el derribo de un presidente y un Gobierno constituido hace apenas seis meses.
No es ilógico, pues, que todas las fuerzas políticas, excepto los nacionalistas más radicales y tal vez los 8 ex convergentes catalanes, se hayan desmarcado de la iniciativa de Podemos y anuncien que no piensan apoyarla. En definitiva, 90 diputados como mucho (aún sumando a los ex convergentes) contra 260 ¿A dónde va la izquierda mochilera? Está claro: a dejarse ver, a hacerse visibles, a intentar salir de la irrelevancia en la que se encuentran y, según su cálculo, a poner en evidencia al PSOE. "Así sabremos quien está con los corruptos y quien contra los corruptos", decía este viernes Irene Montero, su portavoz parlamentario.
Lo que sí llama la atención es la pintoresca asociación que en boca de Montero, relaciona la lucha contra la corrupción con el reconocimiento de la plurinacionalidad de España. Según sus palabras, que tomo de la referencia informativa de Europa Press, "Basta ya de corrupción y de no entendimiento de la realidad plurinacional del país".
O sea, que para ganarse el apoyo de los separatistas de ERC, de Bildu y de PdeCat, sostiene que el fin de la corrupción pasa por el derrocamiento de Rajoy y eso solo está en manos de rojos y separatistas. Toma ya.


Más que palabras - Macron y el mestizaje

20.05.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

El presidente de Francia Emmanuel Macron no ha hecho exactamente un gobierno de coalición pero se le parece. Ha conseguido un equilibrio, casi imposible, dentro de un amplio arco parlamentario integrando desde conservadores a moderados pasando por socialistas, liberales o ecologistas. Ha apostado por hacer casi un gobierno paritario no sólo entre hombres y mujeres sino entre políticos de carrera y profesionales sin experiencia política, lo cual es meritorio.
Se ha dicho y es verdad que este tipo de operación no forma parte de la cultura política francesa, que se parece mucho más al estilo de las grandes coaliciones de gobierno alemanas y eso no deja de ser un handicap.
Pero ahí está el nuevo gobierno y cuando ha estado a punto de hacerse con el poder alguien con un perfil de extrema derecha como Le Pen, está perfectamente permitido que alguien rompa las reglas de juego si de lo que se trata es de inaugurar una nueva etapa política y económica que rescate a Francia y también a Europa de su abatimiento y su agujero negro.
"Su iniciativa de nombrar un Gobierno en el que están representados políticos socialistas, centristas y conservadores -además de profesionales ajenos a la política- es arriesgada, pero seguramente necesaria" editorializaba El País poniendo en valor que, aunque Macron no dispone de un partido con veteranía suficiente como para asegurarse una mayoría parlamentaria que respalde sus políticas, la configuración de su gabinete puede garantizarle la estabilidad que necesita para su acción de gobierno, "presidido, por cierto, por un conservador moderado alineado con Alain Juppé, el hombre al que las primarias de Los Republicanos arrebataron su augurada victoria para ocupar el Elíseo", insistía.
Hay que recordar que el nuevo presidente durante su campaña se mostró partidario de romper la tradicional frontera entre izquierda y derecha y ahora quiere poner en práctica a lo prometido. ¿Cuál será el resultado del invento? Pues aún es pronto para saber que ocurrirá, pero desde luego lo que está claro es que las viejas fórmulas ideológicas están fracasando y hay que buscar nuevos caminos.
La aparición de populismos de izquierda o de derecha en Europa y en el Mundo con unos mensajes facilones, pero de gran impacto mediático y de efectos rápidos, debe hacer replantearse los partidos tradicionales su forma de estar y de ser en política. Yo no creo que estemos asistiendo, como dicen algunos, al fin de las ideologías, pero sí al modo en que éstas se presentan a los electores y sobre todo estamos, y eso es más grave, ante la falta de soluciones a los enormes problemas de los ciudadanos.
Siempre se ha dicho que se debería tener cuidado con los inventos con gaseosa, pero tal como está el patio hay que tener mucho más cuidado con el inmovilismo sobre todo mientras los extremistas no paran de moverse e inventar.
Si la extrema derecha y la extrema izquierda pueden polarizar su voto, y ofrecer fórmulas que en algunos aspectos se aproximan ¿por qué no pueden los partidos tradicionales mezclar sus mensajes y aunar fuerzas si es necesario?

No sé si la fórmula del presidente francés será exportable o no a otros países y sinceramente tal como están las cosas en España -tan envenenadas por repugnante y apestosa mancha de la corrupción- no creo que hubiera alguien ni a corto ni a medio plazo en nuestro país con la audacia y la valentía suficiente para incluir en su gobierno una mezcla de personas de primer nivel aunque ideológicamente no tuvieran la misma posición.
Macron no ha pactado con los grandes partidos, pero ha fichado a los políticos del ala más moderada de uno y otro lado ensanchando enormemente su centro político. Así consigue no solo erosionar a los grandes partidos, sino marginar a los extremos de la izquierda alternativa de Jean-Luc Mélenchon y la ultraderecha de Marine Le Pen y poner en valor la capacidad y el mérito. Claro que el gobierno es provisional, que su futuro depende de que las legislativas de junio den la mayoría suficiente a Macron y sus aliados pero él tiene cinco años por delante para demostrar si haber hecho de la necesidad virtud tiene premio. Si es así tal vez otros aprendan que el mestizaje ideológico en ocasiones es la única salida.


Fermín Bocos - La baza de Sánchez

20.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

Visto el debate entre los aspirantes a dirigir el PSOE y pese a que los tres han ido añadiendo palabras para dizque, recomponer la fraternidad rota entre la militancia, no es difícil avizorar que dada la fuerte componente de rechazo personal que enfrenta a Pedro Sánchez con Susana Díaz (sentimiento recíproco), si cualquiera de los dos resulta vencedor, el PSOE seguirá dividido. Solo una victoria de Patxi López (descartada por el grueso de los analistas), podría reconciliar a los militantes y dirigentes actuales del partido dado que es el único que viene insistiendo en que la clave de este proceso no reside tanto en la personalidad del futuro líder del PSOE como en lograr la pacificación interna y definir un programa capaz de restablecer la posición política del partido como primer referente de la izquierda a la manera como la tuvo a lo largo de los años del liderazgo de Felipe González.
Sánchez mantiene la idea de pactar con Podemos en lo que denomina el "ámbito federal" (es decir el Estado), en línea con los barones o alcaldes socialistas que han formado mayorías de gobierno con el partido morado en sus respectivas circunscripciones. Susana Díaz tiene dicho que con Podemos, ni a beber agua. Patxi López, en principio, tampoco querría depender de los populistas de Iglesias.
Cuando Sánchez mandaba en Ferraz, destituía a compañeros que habían sido elegidos en primarias (Tomás Gómez en Madrid). Si gana, volverá con afán de revancha. Susana Díaz, a juzgar por el programa que ha presentado, tiene en la cabeza mantener el rumbo tradicional del PSOE. Quienes han cambiado son los militantes. Una parte, a semejanza de las bases de Podemos, se han radicalizado. La crisis económica que tanto sufrimiento nos deja en forma de paro, puestos de trabajo precarios y salarios jibarizados se refleja en el nuevo perfil sociológico de la militancia socialista. Hay un voto de rechazo contra el aparato del partido (que identifican con Susana Díaz) que es al tiempo expresión de la rabia acumulada contra las políticas de ajuste del Gobierno del PP. Un Gobierno, por lo demás, acorralado por los casos de corrupción. De ahí la espina de la abstención. Esa es la baza de Sánchez. Falta saber cuántos militantes le apoyan. El domingo salimos de dudas. Mi pronostico es que el PSOE tardará en superar esta crisis.


El Abanico - Cristina Cifuentes en el centro de la polémica

19.05.17 | 08:16. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

El informe de la UCO, remitido al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco el 1 de marzo pasado, y que se ha dado a conocer hace apenas 48 horas cuando se ha levantado el secreto del sumario de la Púnica, ha generado una enorme polémica tanto en el ámbito político como en el judicial al atribuirle a la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes supuestas "valoraciones arbitrarias" basadas en presunta "prevaricación y cohecho" durante su etapa como vicepresidenta de la Asamblea de Madrid. Cifuentes compatibilizó ese puesto con el del patronato de la fundación Fundescam.
Reza en los dos informes elaborados por la UCO que la fundación del PP Madrileño habría recibido de Arturo Fernández -el expresidente de la CEIM imputado por aportar fondos a la caja B de los populares-, 160.000 euros que utilizaron para financiar presuntamente la campaña electoral de las autonómicas del 2007. Hasta aquí lo aportado por la Guardia Civil que Cifuentes no ha dudado en calificar de "juicio de valor sin fundamento político alguno".
Una valoración sorprendente teniendo en cuenta el alto grado de credibilidad que tienen los trabajos llevados a cabo por los agentes de la Unidad Central Operativa, cuando estos se han referido a personajes tan conocidos como Ignacio González, Rato, López Viejo, Granados, Bárcenas, y tantos y tantos otros como desfilan a diario por los juzgados madrileños.
No tengo por qué dudar de la inocencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, sin embargo si me llama la atención que cuestione de forma tan airada una investigación que, independientemente de lo que pueda afectarle en un futuro inmediato, tan buenos frutos está dando. Prueba de ello es que el mismo día que Cifuentes defendía su honor a capa y espada ante los medios de comunicación, su viceconsejero de Medio Ambiente tenía que dimitir a toda prisa porque le había imputado el mismo juez instructor de la Púnica que se niega a investigar si de lo que se acusa a la Presidenta es cierto o no.
Que todo este embrollo coincida en tiempo y hora con la noticia de que el juez Eloy Velasco abandona el juzgado número 6 para formar parte de la Sala de Apelaciones de la Audiencia de Madrid, es lo que ha encendido no ya las redes sociales también a los representantes de los partidos de la oposición, lo que hace dudar de si no se estará aplicando cierto trato de favor a Cristina Cifuentes que no se les ha dado a otros compañeros suyos hoy en prisión o a punto de entrar. Somos todos conscientes de que vivimos tiempos convulsos, prueba de ello es que por primera vez una gran mayoría de los diputados del Congreso, han reprobado a todo un ministro de Justicia, pidiendo además la destitución del Fiscal General del Estado Jose Manuel Maza, así como la de Manuel Moix, Fiscal Anticorrupción. Un espectáculo muy poco gratificante que pone en tela de juicio no solo la imparcialidad de la justicia, sino también del Ejecutivo, si, como parece, Rafael Catalá habría maniobrado para poner al frente de la Fiscalía General del Estado y de Anticorrupción a personas de su total confianza, en vez de basarse en el prestigio y la independencia de quienes están ahí para hacer que se cumpla la ley, sin favoritismos ideológicos ni de cualquier otro tipo. No hacerlo es un mal ejemplo, con el que se consigue aumentar la falta de empatía de los ciudadanos con los políticos y la percepción de muchos de ellos de que la ley no es igual para todos.


Charo Zarzalejos - ¿Gobierno por conveniencia?

19.05.17 | 08:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

La perplejidad, enfado y desencanto de los ciudadanos ante el rosario de casos de corrupción, de papeles que ponen bajo a sospecha a quien el juez no ha visto culpabilidad alguna, está más que justificada. Resulta imposible digerir con indiferencia lo que poco a poco se va conociendo del PP de Madrid y por extensión a las propias siglas del partido en el Gobierno.
Ante esta situación es más que normal que la Oposición ejerza su responsabilidad de control, pero, ¿saben?, no deja de llamar la atención que todos se rasguen las vestiduras. ¿No sabía el PSOE, con su abstención, que eso permitía gobernar a "un Gobierno corrupto" presidido por un hombre, Mariano Rajoy, a quien su sms a Bárcenas le iba a perseguir siempre, como recuerda el portavoz socialista?.
Mas llamativa resulta la posición de Ciudadanos en Madrid. ¿Se enteran ahora de que Cristina Cifuentes lleva 30 años en el PP?. Lo pregunto porque es el argumento con el que Ignacio Aguado, portavoz en la Asamblea de Madrid, que se ha venido arriba y se encuentra encantado con su papel de látigo de Cifuentes, se ve todos los días en televisión pese a que, hay que insistir, el juez no ha visto indicio alguno de culpabilidad. Rivera apuntala la jugada asegurando que Cifuentes "forma parte del lodo" y todo ello acompañado de criticas al Gobierno de Mariano Rajoy.
Escuchando los discursos de unos y otros es más que lógica la pregunta: si todo es tan horrible, si el Gobierno está formado por cuasi-delincuentes, si el PP es una cueva de ladrones, si el lodo está en el poder. ¿Cómo es posible que consientan que los españoles estemos gobernados por semejante partido?. Cuanto más, unos y otros, exacerban su discurso menos comprensible es el apoyo, por activa o por pasiva, a los gobiernos de España y de la Comunidad de Madrid.
Controlar, pedir explicaciones, solicitar cuentas es una obligación irrenunciable de la Oposición, pero, ojo, si Rajoy está al frente del Gobierno de España es porque, entre unos y otros, le han dejado. Los que tenemos algunos acontecimientos vividos, se nos viene a la memoria el ex dirigente del PP del País Vasco, Alfonso Basagoiti que rompió el pacto cuando cayó en la cuenta de que Patxi López, que fue lehendakari con el apoyo del PP, optó por hacer campaña subido a la grupa del PP. Algo de eso está ocurriendo, más allá de los deseos de transparencia. Aguado lo tiene claro: no apoyaran -de momento- la moción de censura porque lo importante es convencer a los ciudadanos que en las próximas elecciones a quien hay que votar es a ellos. Al margen de las formas, Podemos en este punto es coherente: el PP parasita las instituciones y lo que hay que hacer es echarles.
Con la corrupción, tolerancia cero. Justicia justa y rápida. Apoyo a la UCO aunque esto no significa que no se pueda opinar sobre sus escritos, de la misma manera que se opina sobre las sentencias judiciales, las decisiones políticas o resultados electorales. En un país libre, institucionalizado y en el que la libertad de expresión está en el frontispicio de todos los derechos, es chocante que para algunos ahora la UCO sea intocable.
Es probable que me equivoque pero tengo bastante claro que llegados a este punto, en el que nadie quiere elecciones, el Gobierno de Rajoy y ahora el de Cifuentes, pese a todas sus corrupciones o quizás por ellas, se ha convertido en un gobierno de conveniencia. Cuanta más corrupción, y ya hay demasiada, mejor. Todos necesitan tiempo antes de ir a las urnas, pero debe ser una gozada tener el argumentarío electoral tan a mano.
Me lo vuelvo a preguntar. ¿Nos merecemos los españoles un Gobierno que escandaliza día tras día a aquellos que le han permitido gobernar y que si quisieran le podrían echar?. ¿Nos lo merecemos?. Que me lo expliquen.


Luis del Val - Demostrar la inocencia

19.05.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Una de las bases que sustenta a las sociedades democráticas es la presunción de inocencia. No basta con que determinadas circunstancias, testimonios o declaraciones, conformen la sospecha sobre una persona, sino que es necesario un juicio con garantías que demuestre la culpabilidad o no de ese ciudadano. Pues bien, el bochornoso escenario de la corrupción, protagonizada por personajes políticos, ha alimentado un ambiente enrarecido, donde Podemos y Ciudadanos han aprovechado esa circunstancia para cargarse el principio democrático de presunción de inocencia... aplicado a los políticos. Pero cuando un cimiento falla en una parte, se extiende al todo, y ya en este momento, cualquier empresario, vecino, entrenador de fútbol, tendero o transportista que aparezca con algún viso de sospecha, en cuando los medios de comunicación se hacen eco de ello pasan a ser convictos y condenados, sin que se haya celebrado juicio, sin que se hayan aportado pruebas evidentes, y no esos "indicios racionales", que nos llevarían a clasificar como infiel a cualquier mujer casada a la que se sorprendiera tomando una copa con una persona que no fuera ni su marido, ni conocido de él. Estamos a punto de convertir la murmuración en una prueba irrefragable de culpabilidad, y la sospecha en un veredicto. Dentro de poco, el santo y seña de esta sociedad será el bestial e injusto refrán de "cuando el río suena, agua lleva".
Los partidos políticos que se aprovechan de esta situación creen que eso les beneficia, pero llegará un momento en que les afectará a ellos y, sobre todo -y eso es lo que a mí me preocupa- les afectará a los lectores de periódico y a sus articulistas.
Dentro de poco, hacerse, eco de que la vecina del tercero es una puta y su marido es un cabrón se habrá convertido en un fallo jurídico, y la inocente mujer y el inocente marido, tendrán que trabajar para demostrar su inocencia, porque los acusadores ya están exentos de tener nada que demostrar. La calumnia está ya admitida como prueba.


Fernando Jáuregui - Pues, a mí, Francia, la verdad, me da envidia

19.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Sin demasiadas alharacas, Macron, que ha sido como un bálsamo para los males políticos de Francia, ha elaborado una especie de Gobierno de gran coalición que solamente deja fuera a los enemigos comunes, los lepenistas en desbandada. Cierto que ese proceso se ha llevado por delante al Partido Socialista, probablemente por culpa del propio PSF, y a otras fuerzas sedicentemente de la izquierda sin programas atractivos. Tengo familiares en el país vecino, me precio de conocer bastante bien la política francesa, cuyo proceso de evolución sigo desde años, y qué quiere que le diga: en muchos aspectos, Francia me da envidia, la verdad.
Lo primero de todo, he de advertir que no figuro entre quienes creen que España es un país desalentador. Todo lo contrario. Habitamos un gran país, y basta con salir a pasear un poco fuera de nuestras fronteras para estar, al poco, anhelándolo. Por eso mismo, soy un regeneracionista convencido. No puede ser que corrupciones que han cumplido trienios varios, ambiciones políticas que reniegan de una verdadera democracia e inoperancias seculares en cargos que deberían estar dedicados al servicio público, arruinen esperanzas y hagan del español un ser tradicionalmente desconfiado respecto de su clase política, con un mínimo sentido del Estado y a veces avergonzado de su nación.
¿Por qué, me he preguntado siempre, hemos decidido que en España no se podría dar una gran coalición para impulsar coyunturalmente un programa fuertemente reformista? ¿Por qué, a la vista del resultado que están dando las elecciones primarias en el Partido Socialista, decidimos que lo mejor sería suprimirlas, en lugar de, como en Francia, ampliarlas a simpatizante y votantes?, ¿Cómo es posible que se mantenga durante años una ceguera cómplice ante los patentemente corruptos y luego se intente lapidar a quien, como Cristina Cifuentes, tiene como principal pecado el haber derrochado valor para denunciar la corrupción en su propio partido? ¿Qué desgracia nacional nos aflige para que el resentimiento tuitero se cargue un gran proyecto cultural impulsado por un español universal como Antonio Banderas? Etcétera.
Si Mariano Rajoy no quiere o no puede hacerlo, entonces necesitaremos un Macron que limpie los establos hispanos. Si no tenemos un claro líder de la oposición, habrá que inventarlo, más allá de que las primarias coloquen en Ferraz a una persona más o menos dañina para la consolidación de un Partido Socialista que tiene enormes boquetes bajo el casco. E incluso más allá de que millones de votantes se echen aún en brazos de personajes de opereta que como valor principal cuentan apenas el encarnar el hartazgo de muchos ciudadanos ante lo que ha sido la política tradicional. ¿Por qué caer en las manos de Pablo Iglesias, o de Pedro Sánchez, que carecen patentemente de soluciones para la mayor parte de los males de la patria -como el secesionismo en Cataluña, que tampoco encuentra remedio en los planes de Rajoy--, cuando podría ensayarse la regeneración por la vía de una concentración de remedios e ideas diferentes y complementarias? Ya he dicho en alguna ocasión que nuestro Macron debería ser una coalición de partidos, no un solo personaje.
Francia ha demostrado que los partidos tradicionales, las fórmulas de siempre, la vieja política, no sirven. De pronto, un tipo con una peculiar biografía personal, que no lideraba una gran formación, que carecía de sedes en las provincias, sin fanfarrias ni proclamas altisonantes, se alza con la presidencia de la República, engloba en su Gobierno a las figuras más prestigiosas -que aceptan su liderazgo- y pone en marcha el renacimiento de la esperanza en que aún se puede uno fiar de eso que se llama política, que es el arte de mejorar la vida de unos ciudadanos que les votan y les pagan. Cierto, para que llegase Macron fue preciso que existiese Le Pen, como para que los Estados Unidos se den cuenta de su error será necesario que Trump se ponga al borde del impeachment e incluso, ojala, caiga en él.
El mundo camina por derroteros nuevos, creo (y espero) porque empieza a superar contradicciones que hicieron que los ciudadanos confiasen en soluciones que se presentaban como nuevas y eran, en realidad, soluciones locas. Y me parece que Francia es un buen ejemplo de lo que digo. Una vez más, se nos han adelantado.


Escaño cero - El político de moda

19.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Es el político de moda, ahora mismo disfruta del "estado de gracia" seguramente mucho más fuera de Francia que en la propia Francia, pero no hay duda de que al menos durante un tiempo será el referente de la política europea y occidental.
Todo en Macron resulta novedoso e insólito. Su juventud, su trayectoria profesional, su desembarco en la política a la sombra de François Holland, su intuición a la hora de estar y hacer política, su valentía para dar pasos que otros no habrían osado a dar, y sobre todo la convicción con que defiende sus ideas. Incluso su trayectoria personal es distinta a la de los candidatos al uso.
El fenómeno Macron me recuerda al de Felipe González durante los días de la Transición, al de Tony Blair, o al del mismísimo Barack Obama. Líderes con una personalidad singular que se convierten en un foco de irradiación.
Por lo pronto está sorprendiendo a propios y extraños con la formación de un gobierno en el que se sientan tanto políticos de la derecha moderada como del socialismo oficial. Macron ha mezclado lo que parece imposible, agua y aceite, y no porque haya hecho un gobierno de coalición, sino porque ha decidido que ya no hay fronteras claras entre derecha e izquierda y que lo importante es el proyecto que se ponga en marcha. Veremos como le sale el experimento.
Ahora queda por ver si también el ímpetu de Macron va a ser suficiente para remover las estructuras no solo de la política francesa sino de la europea.
Emmanuek Macron lo dijo claro en Berlín en la que ha sido su primera visita oficial :o desde la UE se impulsan políticas que tengan en cuenta el bienestar de las personas y en las que la austeridad no sea el único fin o de lo contrario seguirá aumentando el desafecto hacia la Unión Europea.
El de Macron es un diagnostico certero ahora queda que Angela Merkel lo entienda así. Porque es evidente que el auge de los partidos populistas, sean de derechas o de izquierdas, tiene que ver con que la crisis junto a los efectos de la globalización ha dejado a miles de personas en la cuneta sin recibir respuestas eficaces por parte de los responsables políticos. Regiones que antes eran prosperas ahora se han empobrecido y allí donde había trabajo ahora hay paro y desolación lo que lleva a los ciudadanos a buscar otras opciones políticas que les prometen que todo volverá a ser como era.
Macron ha comprendido que o se dan respuestas urgentes a estos sectores de la población o de lo contrario aumentara el populismo y la idea de la Unión Europea se irá al traste.
Esperemos que Alemania mueva ficha, es decir comprenda que las políticas de austeridad extremas han sido un caldo de cultivo para el populismo.
En mi opinión la UE necesita una nueva puesta a punto acorde con la realidad de los ciudadanos. Macron ya ha dado el primer paso pero está por ver como es capaz de gestionar Francia y sobre todo si sus ideas políticas son un éxito o un fracaso...


Rafael Torres - La lata de Ciudadanos

19.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


((Este artículo sustituye a otro enviado ayer miércoles, del mismo autor, por una error de transcripción en el títular))

MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Ciudadanos podrá sumarse al resto de los partidos en la reprobación del ministro de Justicia, del Fiscal General y del Fiscal Anticorrupción, pero a Rajoy sólo le parecerá que, con ello, Rivera y los suyos dan un poco "la lata", como, en efecto, les comunicó literalmente en la última sesión de control al gobierno.
Lamentablemente, Rajoy tiene razón: Ciudadanos, del que dependería que la dicha reprobación no quedara en agua de borrajas como ha quedado, se limita a dar un poco la lata.
Rivera, sostenedor del gobierno y, en consecuencia, algo cómplice de los enjuagues de éste para limitar o endulzar las investigaciones de sus numerosos y gravísimos casos de corrupción, amaga pero no da. Sin su apoyo, o con un apoyo más exigente, no sólo se irían a casa el ministro y los fiscales reprobados, sino el propio Rajoy con su gobierno en pleno, pero dando la lata, limitándose a dar la lata, refuerza al Ejecutivo, que, por cierto, no parece sino que se halla en posesión de la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.
En efecto; oyendo a Zoido, a Soraya Sáenz de Santamaría o al propio Rajoy en las últimas sesiones parlamentarias, tan retadores y tan sobrados, diríase que disponen de esa mayoría absoluta que en España equivale, según parece, a hacer lo que a uno le da la gana. Lo aterrador es que técnicamente disponen de ella, pues los eventuales efectos de no tenerla en realidad se desvanecen merced, también, a los carminativos del reglamento. ¿Cómo se entiende que la apabullante mayoría parlamentaria que exige la destitución más que justificada de Catalá, Maza y Moix no sirva para que la sociedad española se desembarace de sus respectivas gestiones públicas, que tanto deplora?

Es cierto que Podemos da un poco de yuyu, que los nacionalistas van a su bola, y que el PSOE no está, ni se le espera, para muchos dibujos, pero también lo es que Ciudadanos, que tanto pisto se da (como Cifuentes) como azote de la corrupción, podía hacer algo más, mucho más, que dar la lata.


Rafael Torres - La lata de los ciudadanos

18.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Ciudadanos podrá sumarse al resto de los partidos en la reprobación del ministro de Justicia, del Fiscal General y del Fiscal Anticorrupción, pero a Rajoy sólo le parecerá que, con ello, Rivera y los suyos dan un poco "la lata", como, en efecto, les comunicó literalmente en la última sesión de control al gobierno. Lamentablemente, Rajoy tiene razón: Ciudadanos, del que dependería que la dicha reprobación no quedara en agua de borrajas como ha quedado, se limita a dar un poco la lata.
Rivera, sostenedor del gobierno y, en consecuencia, algo cómplice de los enjuagues de éste para limitar o endulzar las investigaciones de sus numerosos y gravísimos casos de corrupción, amaga pero no da. Sin su apoyo, o con un apoyo más exigente, no sólo se irían a casa el ministro y los fiscales reprobados, sino el propio Rajoy con su gobierno en pleno, pero dando la lata, limitándose a dar la lata, refuerza al Ejecutivo, que, por cierto, no parece sino que se halla en posesión de la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.
En efecto; oyendo a Zoido, a Soraya Sáenz de Santamaría o al propio Rajoy en las últimas sesiones parlamentarias, tan retadores y tan sobrados, diríase que disponen de esa mayoría absoluta que en España equivale, según parece, a hacer lo que a uno le da la gana. Lo aterrador es que técnicamente disponen de ella, pues los eventuales efectos de no tenerla en realidad se desvanecen merced, también, a los carminativos del reglamento. ¿Cómo se entiende que la apabullante mayoría parlamentaria que exige la destitución más que justificada de Catalá, Maza y Moix no sirva para que la sociedad española se desembarace de sus respectivas gestiones públicas, que tanto deplora?

Es cierto que Podemos da un poco de yuyu, que los nacionalistas van a su bola, y que el PSOE no está, ni se le espera, para muchos dibujos, pero también lo es que Ciudadanos, que tanto pisto se da (como Cifuentes) como azote de la corrupción, podía hacer algo más, mucho más, que dar la lata.


Francisco Muro de Iscar - Ejemplos que matan

18.05.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Albert Einstein decía que "dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única". Dudo mucho que tuviera razón y que el ejemplo, el buen ejemplo, se transmita "de generación en generación" y de frutos, pero lo que no cabe duda es que si damos buen ejemplo es porque actuamos bien, con honestidad, con honradez, don generosidad, con solidaridad, con comprensión... y eso siempre es mejor que predicar y no dar trigo. Seguramente el ejemplo no basta para que nuestros hijos sean unos ciudadanos ejemplares, pero lo que no cabe duda es que el mal ejemplo acaba contagiando a todos con mucha más facilidad que el bueno. Y así nos va. Adela Cortina decía recientemente que entre las palabras de Europa ante la crisis de los refugiados y la realidad de los hechos hay un abismo.
Nuestros políticos -y en eso da igual que sean de derechas, de izquierdas o de Macron- se hartan de decirnos lo que hay que hacer, pero luego hacen todo lo contrario. El PP no deja de decir que ha legislado como ningún otro partido contra la corrupción, pero cada día surge un nuevo escándalo que les deja peor de lo que estaban. Y miren que es difícil. Si hasta Cristina Cifuentes acaba envuelta en la madeja, en el lío, apaga y vámonos. No parece haber ningún político popular que podamos subir al altar de los ciudadanos ejemplares. Y eso es muy malo para el PP, pero también para España.
Pero es que en la izquierda sucede lo mismo. Los aspirantes socialistas a la secretaría general no sólo parecen militar en partidos diferentes y antagónicos sino que transmiten sin pudor su desprecio al contrario, por no decir su imposible capacidad real de caminar juntos en el presente y en el futuro. Son más los que creen que el partido acabará rompiéndose, gane quien gane, que los que vislumbran un futuro mejor que el presente, y mira que el presente es malo. Y también eso es malo para España.
Fuera de los dos grandes, grandes de momento, con mucha historia pero no se sabe si con algún futuro, pasa algo parecido. Lo de Convergencia, ahora PDCAT, con Pujol y Más como apóstoles de la coherencia y de la honradez, es para escribir un libro. Si alguna vez se escribe en serio la historia de esta etapa, los politólogos, incluso los favorables a las tesis de la independencia, tendrán serias dificultades para explicar a sus lectores, una de las mayores tramas de corrupción y de hipocresía de la historia de Cataluña que, de momento, es también la historia de España. Un mal ejemplo que dificulta mucho llegar a algún acuerdo porque algunos saben que sólo se puede conseguir con la expulsión de la política de los golfos.
Y en otro lado, lo de Podemos no merece muchas explicaciones. Podemos, con la utilización fraudulenta de las instituciones, es a la política lo que las tertulias de la televisión a la información. El mal ejemplo se impone y se copia. "Todo está perdido, decía un filósofo griego, Donato de Abdera, si los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa". O si no sabemos si hay buenos.


Escaño cero - El devenir de Sánchez

18.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Que el PSOE está partido en dos mitades es innegable y que gane quién gane será difícil que ambas mitades se suelden en una sola también. Y esto hay que achacárselo a Pedro Sánchez, a su ambición desmesurada.
Y tanta es su ambición que en el entorno de Sánchez cuentan que son tantos los socialistas que le apoyan que si pierde las "primarias" no les puede dejar huérfanos y algo tendrá que hacer. O sea que si pierde que se prepare el ganador. Quizá por eso apenas es aún un susurro que apunta que algunos de sus "fieles" le aconsejan que si pierde el próximo domingo no descarte intentar una "operación Macrón", es decir marcharse del PSOE y organizar un "movimiento" en torno a él con el que competir en las próximas elecciones. No lo haría inmediatamente claro, pero iría asentando las bases para dar ese salto.
Madrid es así, se habla de todo, se rumorea de todo y se inventa de casi todo. Pero lo cierto es que Pedro Sánchez viene demostrando que el no se para en barras y que la política es su gran pasión. Y sobre todo tiene tanto rencor, tanta ira, tantos deseos de venganza y tanta vanidad que bien podría intentar jugar a Macron.
Lo que es evidente es que hay muchos a los que interesa que gane Sánchez y no por amor precisamente al PSOE sino todo lo contrario. Desde la irrupción de Podemos ha quedado claro que la gran aspiración, legitima aspiración desde luego, de Pablo Iglesias es convertir Podemos en el gran partido de la izquierda desplazando al PSOE. Y hay que reconocer que Iglesias viene jugando con inteligencia sus cartas. Ha logrado ni más menos ni menos que "podemizar" a una parte del PSOE, que haya militantes y votantes socialistas que de repente no se sienten bien en la "piel" del PSOE y añoran situarse en posiciones políticas seudocomunistas porque les parece que eso es volver a las verdaderas esencias de la izquierda.
Y Pedro Sánchez se ha puesto a la cabeza de la manifestación. El, que formaba parte del sector más "liberal" del PSOE, que nunca se había destacado por su "izquierdismo" sino todo lo contrario, ahora se lo monta de izquierdista.
Un PSOE "podemizado" es precisamente lo que necesita Iglesias para dar la puntilla al viejo partido centenario. Si Sánchez gana no será él quién determine las relaciones con Podemos sino Podemos quién marque el paso al PSOE.
En realidad tanto para el PP como para Podemos no hay mejor candidato a dirigir el PSOE que Pedro Sánchez. Para los populares porque el "radicalismo" podemita de Sánchez supondrá que muchos votantes abandonen al PSOE. Para Podemos porque saben que le marcarán el paso y que a la postre si Sánchez no les sigue siempre le podrán acusar de no estar a la altura de la verdadera izquierda. Además en un hipotético pacto PSOE-PODEMOS el gran beneficiario sería Podemos. Para empezar Iglesias y los suyos son mucho más listos que Sánchez y la mayoría de quienes le acompañan.
Así que el domingo los militantes socialistas decidirán no solo quién va a ser su líder sino el futuro del PSOE y sí, también el de la política española por tanto el futuro de nuestra sociedad.
Esperemos que acierten.


Fernando Jáuregui - Que Patxi, el grande, se retire

18.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Confieso que, si fuese militante del PSOE y tuviese que votar, casi estoy seguro de saber a quién votaría. Y a quién, desde luego, no. Lamento decir que Patxi López, a quien algunos, sin conocerle, o aun conociéndolo, consideran un personaje menor, me parecería una solución razonable a la angustiosa situación de crisis que vive el PSOE, un partido que debería seguir siendo la alternativa al Gobierno del PP.
No creo que el ex lehendakari y efímero ex presidente del Congreso, militante de toda la vida e hijo de militante de toda la vida, sea un personaje de menor talla que Susana Díaz o Pedro Sánchez: simplemente, no ha remado a favor de corriente o lleva demasiado tiempo remando en aguas turbulentas, a juicio de la levantisca afiliación socialista. Ahora, con dolor, este comentarista debe unirse al coro de los que piden que, llegados a estas alturas, Patxi López dimita en favor de Díaz, que es el mal menor, creo, frente al huracán Sánchez, que amenaza con llevarse por delante al partido más histórico de España.
Sé que esta reflexión llega tarde y cae en terreno baldío. Otros, antes que yo y desde luego con mucho mayor peso que quien suscribe, han pedido a López que dé un paso a un lado, que se retire y pida a sus seguidores que se decanten por Díaz. Es, me consta, el mayor temor de Sánchez en estas horas ya casi de víspera a la votación interna que elegirá al nuevo secretario general del PSOE. Pero también me consta que López va probablemente a cometer el error de su vida, manteniendo su candidatura frente a la de la lideresa andaluza y a la del ex secretario general y aspirante a lo mismo: si pierde Díaz, que me parece lo menos probable, pero no imposible -qué error cometí escribiendo, y diciendo, que Sánchez "está muerto y es el único que no lo sabe": acaso me dejé llevar por los deseos--, no faltará quien culpe de ello a Patxi. Y algo de culpa tendrá, porque no es hora de dividir el voto de la militancia, sino de adoptar soluciones heroicas, de urgencia, que clarifiquen en lugar de contribuir al marasmo.
No pueden todavía descartarse movimientos de calado en el mundillo del PSOE en las horas previas a que quizá más de cien mil de los casi ciento ochenta mil afiliados a este partido acudan el domingo a votar en sus agrupaciones. Pero a estas alturas ya dudo mucho de que uno de estos movimientos sea la retirada de López, que facilitaría el triunfo de la presidenta andaluza y, de paso, una cierta recuperación de la unidad en esta formación, una vez que Sánchez la hubiese abandonado, que posiblemente sería lo que hiciese si perdiese el domingo. El derrotado siempre se marcha solo, mientras los suyos abandonan el barco. Pero López parece empecinado en que su deber es mantenerse, sin considerar quizá los riesgos de hacerlo.
Este comentarista se siente, a estas alturas, incapaz de ir más allá en cualquier pronóstico: hemos llegado a un punto en el que casi cualquier cosa podría ocurrir de aquí al próximo lunes. Todos los ojos fijos en un partido a punto de irse a pique. Y, mientras, escándalo tras escándalo en la fiscalía, reprobación parlamentaria del ministro de Justicia, extraña filtración de un informe de la UCO diciendo que se investiga a la presidenta madrileña (¿?) mientras el juez dice que ahí no hay caso, preparativos para la concentración de Podemos el sábado en favor de la moción de censura contra Rajoy... Y, claro, Puigdemont, que el lunes viene a Madrid para, desde la atalaya del Ayuntamiento capitalino, fijar para el 1 de octubre la jornada de celebración del referéndum independentista.
Surrealismo puro todo ello: ni habrá probablemente sustituciones a corto plazo en el mundo fiscal, ni imputación contra Cifuentes, ni moción de censura, ni referéndum independentista. Lo urgente ahora parece ser crear confusión desde no pocos centros de gravedad.
Yo diría que, por todo ello, es urgente que un partido con la trayectoria y el peso social del PSOE se recomponga. Que contribuya a dar seriedad a la juerguista vida política española. Quedan ya pocas horas. Patxi, alguien tiene que hacer algo y me temo que esta vez te va tocando. Pocas veces tanto habrá dependido de solo uno.


Fermín Bocos - Dar la cara

18.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Vaya por delante que nunca me pareció bien aprovechar las ruedas de prensa que daban los presidentes del Gobierno cuando se encontraban fuera de España en viaje oficial para preguntar acerca de asuntos propios de la crónica nacional. A mi modo de ver, salvo excepciones muy contadas, ése tipo de agenda solo ceñida a las cuitas españolas suele delatar una concepción un tanto aldeana del periodismo. El mundo es ancho y de regreso a España siempre hay ocasión y tiempo para preguntar al presidente de turno por aquellos asuntos de la vida nacional que pueden incomodar pero que son de interés público.
Viene este apunte a colación de las preguntas de algunos colegas a Mariano Rajoy en el transcurso de su viaje oficial a China sobre el supuesto chantaje que habría sufrido en relación con determinada cinta que contendría revelaciones sobre la financiación irregular del PP hoy en proceso de investigación por la Audiencia Nacional.
A juzgar por la respuesta elusiva que dio se aprecia que Mariano Rajoy acumula muchos trienios y como esperaba la pregunta tenía estudiada la respuesta. Que consistió en remitirse a lo dicho por Méndez de Vigo, Portavoz del Gobierno -"No, no, no y no"-. Al contestar de esta guisa no ha dejado constancia en su propia voz de nada que en el futuro le pudiera comprometer. Mucha mili. Fue una salida inteligente para salir del paso en Pekín a dónde le había llevado el fantástico proyecto chino que pretende reeditar a lo grande nada menos que la Ruta de la Seda.
De vuelta a Madrid, Rajoy ya no puede seguir poniéndose de perfil. Ni en las sesión de control al Gobierno en el Congreso ni en la próxima rueda de prensa. Una vez en casa tiene la obligación de dar explicaciones. Máxime cuando en el sumario ahora público del "caso Púnica" queda establecido que el PP recibió más de 600.000 euros en dinero B con los que presuntamente habría financiado parte de la campaña de los comicios del 2008. A los políticos, en democracia, dar la cara les entra en el sueldo.


Carmen Tomás - Astracanadas podemitas

17.05.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Antonio Banderas acaba de abandonar un gran proyecto cultural en Málaga. Dice el actor que está harto de las críticas, el acoso y hasta los insultos que está recibiendo de los de Podemos. Esto es lo último que hemos conocido, pero casos semejantes hay a montones en otros ayuntamientos, donde gobiernen o no, están imponiendo su ley, que no es otra que la de rechazar inversiones que en su opinión no comulgan con su ideario. Creen los de Podemos que hoteles, espacios de ocio, apartamentos turísticos, fondos de inversión inmobiliarios y un largo etcétera son fruto del capitalismo opresor, de la casta, de la trama, de qué se yo cuantos males bíblicos que sólo quieren enriquecerse y empobrecer a la población. De nada vale que se les ponga blanco sobre negro que lo que ellos predican sobre la empresa, el ahorro y la inversión beneficia a todos y más a los que no tiene trabajo. No importa que la experiencia nos diga que no hay ningún lugar en el mundo donde hayan triunfado sus tesis de recortar el libre mercado. Es igual. Su magma, donde ellos se desenvuelven y desarrollan es donde las cosas van mal, la gente lo pasa fatal, hay pobres y cuantos más mejor. Ellos serán los salvadores, aunque la realidad no sea así. Eso sí, sus élites se enriquecen, se ponen sueldazos, se colocan. Si nos fijamos en las encuestas parece que en España aún mucha gente sigue comprando la patraña. Veremos cuando realmente haya que ir a votar tanto en las municipales y autonómicas como en las generales. Donde han podido han colocado a los amigos, han regado de dinero a sus plataformas y organizaciones, han protegido a los que ocupan viviendas sobre los propietarios, da igual si son bancos o trabajadores, y por supuesto han subido los impuestos y han evitado inversiones creadoras de empleo y bienestar.
Tan es así que ayer, por ejemplo, en el Congreso de los Diputados, el imputado diputado de Podemos, Diego Cañamero, defendió una proposición de ley para que trabajadores del campo de Extremadura y Andalucía cobren el PER, una subvención, sin trabajar ni un solo día. Por supuesto la excusa son los malvados empresarios que explotan a los jornaleros. Subsidios y más subsidios. Para qué buscar soluciones para que estos mismos trabajadores puedan cobrar más siendo más productivos y generan más riqueza para el conjunto de la economía. Es el mismo planteamiento que se tiene con los estibadores. Quieren seguir siendo un coto para que no entre ni un trabajador más al sector, si no es de la familia claro, y seguir ganando una pasta. Si los puertos se paralizan y el negocio se va a otros países y se pierden miles de millones de euros, qué importa, ellos quieren su puesto de trabajo y sus condiciones de por vida y que se les respeten por ley. Veremos mañana jueves qué ocurre en el Congreso con el nuevo decreto de liberalización aprobado por el Gobierno. Estamos a punto de una multa millonaria y parece que a pocos les importa. Esperemos que mañana alguno vuelva a la política.


No te va a gustar - La Europa de las cuatro "M": Macron, Merkel, May y...¿Mariano?

17.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Lo confieso: no seguí el debate entre los tres candidatos en las elecciones primarias del PSOE. He leído muchos comentarios al respecto, y he visto algunos vídeos que me resumen la insoportable levedad del ser, parafraseando a Kundera. No entraré en terreno que no he podido pisar presencialmente, contra lo que me gusta practicar en el periodismo. Me abstendré, por tanto, de comentar lo que no vi, más allá de constatar que ninguno de los tres "tenores" socialistas tiene una "M" en su apellido. O en su nombre de pila. Ya sé que esto no es gran cosa: solo que se da la circunstancia de que ahora, en Europa, el debate dominante empieza por "M": Macron, Merkel, May... ¿Mariano (Rajoy, claro)? Y eso, ¿qué significa? Nada más allá de una casualidad quizá anecdótica... o una señal del destino, al que las coincidencias siempre han gustado mucho.
No crea que esto que digo es solamente una frivolidad en busca de un titular novedoso. Lo que quiero decir, de una manera quizá algo alambicada y figurada, y aprovechando la simultaneidad de unas iniciales, es que las soluciones para el futuro de Europa no pasan ni por Corbyn, ni por Hamon ni, probablemente, por Schultz -que, al menos, se llama Martin, lo que ya parece una garantía de poder llegar a ser el futuro vicecanciller en un Gobierno germano de coalición liderado por Merkel, si es que tal cosa llega a darse este otoño--.
Escribo desde una gira europea -y eso me impidió seguir el debate entre los candidatos socialistas-- en busca de material para un libro sobre el debate de la izquierda y la derecha en los principales países de la UE. En todos ellos, la socialdemocracia se encuentra en serio riesgo de quiebra definitiva frente a formaciones emergentes que en algunos casos pueden representar una solución para la izquierda, pero, en los más, me parece que significan un auténtico peligro para el sistema. En España, las cosas no parece que vayan a caminar, a corto plazo al menos, en un sentido muy diferente. Ignoro quién ganará las primarias del PSOE el domingo, pero el augurio unánime es que, en cualquier caso, el histórico Partido Socialista Obrero Español saldrá mal parado del lance. El futuro secretario/a general del partido fundado por Pablo Iglesias (Posse) está aún lejos de La Moncloa.
Lo cual será, sin duda, una inyección de moral para un Rajoy que se mueve como pez en el agua, por ejemplo en China. Y más aún en la UE, en estrecha sintonía con Macron y Merkel, frente a May y otros "desviacionismos" de la ortodoxia en el seno de la Unión. Merkel y Macron saben, y lo dicen, que en España cuentan con "Mariano", que es palabra que en francés, en alemán y hasta en inglés se pronuncia más fácilmente que "Rajoy". Y la diplomacia española, muy curtida en los pasillos de la eurocracia en Bruselas, sabe que esta es su, nuestra, oportunidad para, al fin, influir en lo que hace y deshace la Unión.
No crean que mi entusiasmo patriótico me lleva a comparar la talla política de Rajoy con las de Merkel o Macron: la canciller alemana es la auténtica "lideresa" -lo digo ahora que el palabro se cita mucho en España- de Europa, y Macron es la estrella ascendente que a todos ha dejado boquiabiertos. En cambio, la señora May me parece que deja bastante que desear en su aventura rupturista con la Unión. En medio de todos ellos, Rajoy puede que no sea estadista, que no lo es, pero representa al menos una buena dosis de sentido común que no se aprecia en la mayoría de sus rivales políticos internos: está sabiendo -eso sí, disparando con pólvora del Rey- hacer aprobar sus Presupuestos, le escuchan en las "cumbres" europeas, tiene a su partido férreamente unido pese a corrupciones y resbalones y, sobre todo, no tiene a nadie capaz de disputarle el cetro del poder ni a su derecha ni a su izquierda. Ni, por el momento, en el centro. Tiene la coyuntura política de su parte, y hay que reconocer que está sabiendo aprovecharla, en lo que cabe y con su desesperante estilo.
Por eso, Mariano quizá podría ser la cuarta "M" de la baraja europea. La "M" de "menos mal que, al menos, tenemos ahí a esos meritorios, que puede que sean mediocres, pero, May mediante, no son tan malos". Hay que saber conformarse cuando lo demás es, para definirlo con una sola letra, algo parecido a una auténtica m...


Escaño Cero - ¿"Y si gana Patxi"?

17.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Si, ya sé que es dificilísimo, pero después de ver el debate entre Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez, en mi opinión el ganador fue Patxi López y por tanto nadie debería descartar que la militancia socialista decida apostar por él.
López ofrece un proyecto de futuro, un proyecto nítidamente socialista, y a lo largo del debate se negó a entrar en el bucle en el que anda metido Pedro Sánchez sobre los porqués de su destitución. Porque lo cierto es que Pedro Sánchez no tiene más discurso que él mismo, destila resentimiento en cada palabra, en cada gesto. El dimitir como secretario general le ha provocado un trauma que le lleva a creer que es el ombligo del mundo y por tanto las bases del partido, o a su entender, los buenos socialistas, los de izquierdas de verdad, le van a restaurar en el puesto perdido.
Pedro Sánchez salió al ruedo dispuesto a comerse a sus adversarios y no le importó el juego sucio, me refiero a echar mano de hemeroteca tergiversando lo dicho por los otros. Precisamente él que cambia de opinión todas las semanas según las circunstancias y que dice una cosa distinta en cada sitio.
En cuanto a Susana Díaz era quién más tenía que perder y entró en los "trapos" que le ponía Pedro Sánchez sobre la abstención sobre lo sucedido en aquel comité federal en que el solito dimitió. O sobre la abstención del PSOE en la investidura de Rajoy. Así como Patxi López se negó a entrar en las "neuras" de Sánchez, y por eso le ganó por goleada, sin embargo Susana Díaz puso todo su empeño en demostrar algo que es obvio: el problema de Pedro Sánchez es Pedro Sánchez. Pero perdió demasiado tiempo en demostrarlo.
Y si, el problema de Pedro Sánchez no es Susana Díaz sino el mismo. El problema de Pedro Sánchez es que quiso dar su propio "golpe de mano" en el PSOE proponiendo un congreso a celebrar en pocos días y con él como candidato (en ese momento no hacía la "pelota" a la militancia) y como perdió la votación dimitió el solito ¡qué menos!. Pero además el problema de Pedro Sánchez es que no supo ser el secretario general de todos los socialistas sino que gestionó el PSOE con un sectarismo apabullante. El problema de Pedro Sánchez es que perdió dos elecciones generales y estaba dispuesto a perder unas terceras con tal de seguir el mandando en el PSOE. El problema de Pedro Sánchez es efectivamente Pedro Sánchez.
Les aseguro que siento decirlo porque en su día yo estuve entre quienes creyeron de manera entusiasta que Pedro Sánchez podía llevar a cabo una "puesta a punto" del proyecto socialista y que tenía cualidades para ser el líder del PSOE. Me equivoqué de medio a medio.
Susana Díaz hizo durante el debate un ejercicio de contención, intentó mostrarse como una dirigente política fiable, sin trampa ni cartón salio airosa de la prueba. Pero... pero en mi opinión el debate lo ganó Patxi López.
Eso sí los "seguidores" de Sánchez tan diligentes en las redes se volcaron en proclamarle campeón. Aunque la realidad es que de Sánchez lo único que quedó claro es su rencor. Por eso me pregunto: ¿y si ganara Patxi López?


Más que palabras - Puños sin rosas

17.05.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

"No me gusta ninguno y no creo que tengan la altura necesaria para representar lo que es, de verdad, nuestro partido. Han sacado los puños violentamente y no había rosas. El espectáculo fue penoso". De esta forma tan rotunda, casi con lágrimas en los ojos, sin dejar ni un resquicio a la interpretación, resumía una conocida socialista -con la que almorcé, nada más terminar el debate a tres- lo que había ocurrido en el mismo. No fue un debate de ideas, un duelo entre líderes para confrontar programas, sino un desahogo personal, a navajazo limpio, entre extraños, que no se comportaron ni una vez como compañeros, sino como adversarios políticos. Salvo Patxi López que intentó poner algo de bálsamo al desenfreno, lo ocurrido el lunes fue una orgía indecente de desencuentros y agravios que, dudosamente, podrá tener un final feliz. El PSOE no es que vaya al suicidio, es que está retransmitiendo en directo su propia eutanasia, en la que muchos no quieren implicarse para no ser cómplices de una vergüenza para los propios y del regocijo de los ajenos. Dicen las malas lenguas que a esa hora en Podemos se oyó el tintineo brindis de los botellines y no es para menos.
Hubo quinielas, porque siempre las hay, pero aquí nadie ganó, todos perdieron porque da la sensación de que en ese partido, en esta partida crucial para la supervivencia del PSOE están ganando los odios, los rencores personales, y el planteamiento es más visceral que ideológico. No hubo vencedores sino perdedores, y el único que se salvó un poco de la quema fue Patxi López, qué partió como el más débil de la partida y terminó como el más sensato.
Todo el debate se podría resumir en tres frases, las que han destacado prácticamente todos los medios de comunicación: "Si tu problema fuese yo, habría acabado hace mucho tiempo. Tu problema no soy yo, eres tú, y cuando la gente no se fía de ti, deberías hacértelo ver". "Podrás convenir conmigo, Susana, en que la abstención al PP fue el peor de los errores que hemos cometido. Al PSOE no hay que rescatarle de los militantes. Hay que rescatarle del PP". "Vamos a ver, Pedro, ¿tú sabes lo que es una nación?". Son sólo tres frases de un combate duro, bronco, difícil de asimilar para la manoseada militancia socialista que está absolutamente desconcertada y menos digerible aún para un electorado huérfano del partido que puso a España en el mapa de la modernidad.
No fue un debate ideológico, ni estratégico, no hubo ideas ni hubo aportaciones para el rearme ideológico de la socialdemocracia. Hubo un combate a cara de perro entre compañeros que se odian, hubo descalificaciones personales porque el enfrentamiento es de hígado, de vísceras y supera con mucho el raciocinio. Pedro no miró a los ojos a sus adversarios para dejar claro que hay un profundo desprecio a lo que representan, Susana lanzó su "Pedro no mientas cariño" como un dardo verbal que sin decirlo lo dice todo y Patxi se presenta como el último mohicano de la unidad del partido que se ha volatilizado. "No me gusta ninguno y me estoy pensando muy seriamente si ir al congreso de Junio" me decía, con lamento, mi compañera de mesa y mantel y añadía una retahíla de errores que se han ido cometiendo desde la etapa de Zapatero, que se agrandaron con Alfredo Pérez Rubalcaba y han tenido su momento cumbre con Pedro Sánchez y el "golpe" que acabó en gestora.
Dicen ahora los politólogos que Patxi López "fue quien mejor supo rentabilizar su posición y el que consiguió zafarse del peligro de sándwich entre sus dos principales contendientes. Afirman que Susana Díaz era la candidata que partía con las expectativas más bajas y que sin embargo fue capaz de colocar con "eficacia" algunos de los mensajes más demoledores que se escucharon en la sala Ramón Rubial de Ferraz. Y critican que Pedro Sánchez que era el aspirante que consiguió grabar a fuego la traumática abstención al PP en la mente y el corazón de la militancia socialista, luego en el combate a tres pareció desconcertado, algo hierático, nervioso y sin suficiente "punch". Pienso que si alguien no tiene un gesto de grandeza todo lo que hay en el partido del puño y la rosa es tóxico y contaminante. Creo firmemente y así lo he dicho en varias ocasiones que en la política española de los últimos tiempos sobra testosterona individual y partidista y no solo porque se pretenda una polarización -que eso podría ser una cuestión superable- sino porque todos se creen los "reyes del mambo" y al final no se ven como lo que son: el rey desnudo. Lo que le está ocurriendo al Psoe es el resultado de muchas cosas de las que no son ajenas el resto de los partidos que padecen una miopía centrada en el "pan para hoy el y el hambre para mañana". La ultrasimplificación de las cosas llevada a conceptos ideológicos pueden meter a los partidos en una especie de bucle melancólico para el que no habrá salida o si la hay será mala. El Psoe está en un laberinto oscuro plagado de minas de racimo, colocadas por ellos mismos que pueden provocar una implosión que les puede borrar del mapa político. Al final son muchos los que piensan como mi interlocutora que "ninguno está a la altura, hay demasiados puños y pocas rosas".


Fermín Bocos - Patxi Vincit

17.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Analizado el debate entre los tres aspirantes a la Secretaría General del PSOE la primera conclusión es que ganó aquél por el que nadie apostaba: Patxi López, ex "lehendakari" y fugaz presidente del Congreso de los Diputados. Demostró que cuando uno habla de lo que sabe y lo hace con convicción y sin alardes, se acaba llevando el gato al agua. Se presentó ante los militantes socialistas como uno más, como quien -fueron su palabras-- le había dedicado media vida al partido y en ese registro pensaba seguir ganara quien ganara las primarias. Mientras sus dos compañeros consumían turnos despachando denuestos, Patxi se presentó como quien no está dispuesto a enterrar a la socialdemocracia que otros ya dan por muerta.
Susana Díaz aguantó bien las estocadas que lanzaba contra ella un Pedro Sánchez a quien el resentimiento privó de la altura y "fair play" que se supone debe asistir a quien se presenta para liderar una organización que ante la opinión pública comparece fracturada. Recordó hasta una docena de veces el congreso en el que fue defenestrado acusando a su rival de haber sido la mano que meció la cuna y decidió la abstención del PSOE en la investidura de Rajoy.
Susana Díaz respondió con la contundencia de un obús: "Pedro, tu problema no soy yo, tu problema eres tú porque ya nadie se fía de ti. No se fía Zapatero; engañaste a Felipe". Difícil encajar semejante andanada sin perder el buen talante. Y Sánchez lo perdió al echar mano de olvidadas noticias y algún que otro infundio contenido en ajados recortes de prensa. Ropa vieja. Mala como equipaje de quien se presenta para reconciliar a las diferentes sensibilidades de la tripulación y marcar el rumbo de todos.
El PSOE no puede seguir en guerra contra sí mismo porque ni sirve al partido ni sirve a España. Por eso creo que fue Patxi López quien dio con la tecla. Demoledor cuando le preguntó a Sánchez sí sabía lo que es una nación. Frente a otros pronósticos la opción que representa Patxi López quizá sea la más dotada para pacificar al partido enfrentado como está por tantos excesos como los registrados en este prolongado juego de tronos.


Pedro Calvo Hernando - El PSOE no quiere evaporarse

17.05.17 | 08:16. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

¿Qué es lo que ha llevado al PSOE a la situación calamitosa en que se encuentra? En el gran debate de los tres candidatos en Ferraz, Susana culpó a Pedro por haber sacado 85 escuálidos escaños en las elecciones parlamentarias. Y Pedro culpó a Susana por haberse colocado junto al aparato provisional en la abstención que llevó a Rajoy a proclamarse presidente del Gobierno. Es posible que ambos tuvieran razón. Y es posible que no la tuviera ninguno de los dos. Es Patxi López quien dio en el clavo una y otra vez, incluso cuando interrogó a Pedro Sánchez si sabía qué es una nación, refiriéndose a su creencia de que España es una nación de naciones culturales. Tengo la impresión de que no lo sabía ninguno de los contendientes. Y Sánchez no explicó aquel pacto con Ciudadanos, como le pedía Díaz, ni esta supo qué decir cuando aquel le acusó de no haber presentado todavía su programa. Creo que ha sido este debate la ocasión para comenzar a salir del atolladero, pues los tres se arremangaron y comenzaron a salir del impasse de muchos meses, y fueron conscientes de que Patxi tenía razón cuando clamaba que por esos caminos se llegaría a la desaparición del PSOE.
La otra faceta es el enorme interés que el debate ha suscitado en la opinión pública y en los medios, lo que puede interpretarse como un reconocimiento de la importancia que tendría que el viejo partido de Pablo Iglesias, el Pablo del siglo XIX, se recuperase pronto de su crisis. Amigos y adversarios parecen reconocer que el papel del viejo PSOE sigue siendo muy importante, como lo ve el propio Podemos. Evidente: la izquierda sin unidad no será nada relevante y la izquierda esencialmente son PSOE y Podemos, con sus diez millones de votantes largos. Todavía no hay una explicación convincente de que esa evidencia no haya sido claramente reconocida por ninguno de ambos partidos o lo ha sido a veces de forma confusa, titubeante y sin valentía política, dada la sarta de estupideces que hemos podido escuchar de ellos cuando se metían en ese terreno. Pero debo aclarar que tras el debate el PSOE algo se ha movido respecto a la situación del día anterior, que habría pasado de calamitosa a ligeramente esperanzadora y que, en cualquier caso, ese partido acaba de demostrar que no está por la labor de evaporarse.


Antonio Casado - Crece Patxi, cae Pedro

16.05.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 15 May. (OTR/PRESS)

Las costuras de los tres epígrafes previstos para encajar el debate de los pretendientes al trono de Ferraz saltaron por los aires desde el primer momento. La posición ideológica, los temas económico-sociales y el modelo de partido sucumbieron a la bronca interna que hace del PSOE un partido roto y desorientado.
Solo el tercero en discordia, Patxi López, con la bandera de olvidemos el pasado y volvamos al amor, estuvo en condiciones de sobrevolar esa bronca. Y no perdió la ocasión de aprovecharlo. Hasta el punto de aparecer como ganador del debate de los tres aspirantes en las elecciones primarias, cuya jornada de votación se celebrará el domingo que viene.
Aunque López quiso mostrarse equidistante, fue evidente su alejamiento de Sánchez. Es verdad que a Susana Díaz le recordó que el PSOE necesita un líder a tiempo completo. Pero esa apelación fue pellizco de monja si la comparamos con la dureza de su réplica a Sánchez, cuando éste le reclamó como aliado. "Tus ideas son las mías", le había dicho el ex secretario general. Pero López no permitió que el malentendido quedase entre ellos: "Me parece bien que si no tienes ideas tomes las mías".
Fue una prueba más de que Patxi López estuvo inesperadamente vivo, motivado y convincente en los llamamientos a la unidad. Pasa por olvidar lo ocurrido el 1 de octubre del año tonto de 2016. Cuando Sánchez fue destronado, según él. Cuando Sánchez fue derrotado, según Susana Díaz. Y mientras el debate se polarizaba entre ambos respecto al relato de lo ocurrido aquel aciago día, pista para el artista. El artista era Patxi López, al que Susana y Pedro le regalaron la capacidad de propuesta sin reproches para nadie y mirando al futuro. Así creció el ex lendakari, mientras Sánchez y Díaz se intercambiaban dardos envenenados con forro de celofán.
Sánchez se mantuvo en sus trece. Resentimiento por destronamiento. O sea, frustración mal curada. A eso se reduce su discurso. Perdía credibilidad a chorros a medida que llenaba su relato de futuro sin romper amarras con el pasado. Sus alusiones a la abstención de los diputados socialistas en la investidura de Rajoy, como prueba de sumisión al PP, fueron reiteradas obsesivamente, como si esa fuera la caja negra del problema de un PSOE que, según él, ha sido llevado por la gestora a "tierra de nadie".
"El problema eres tú", replicó Susana Díaz, en referencia a que la pobre y decreciente facturación electoral del entonces secretario general no daban para formar gobierno y echar al PP del poder. Añadió la candidata andaluza que por eso, por no haber afrontado las causas que llevaron a la posición abstencionista en la investidura de Rajoy, ahora "el partido está malito". Es verdad que el PSOE corre peligro de acabar en la irrelevancia y la dispersión. Pero también está afectado el futuro de la Legislatura y, por tanto, la estabilidad del país. Según quien gane las primarias, claro.


Cayetano González - Ejercicio de democracia

16.05.17 | 08:16. Archivado en Cayetano González


MADRID, (OTR/PRESS)

Habrá que aceptar, sea uno votante, simpatizante o militante del PSOE, o no sea ninguna de las tres cosas, que hoy por hoy es el partido que tiene mayor grado de democracia interna. El que los militantes puedan elegir el próximo domingo -ya lo hicieron hace tres años- al secretario o secretaria general con la fórmula de "un militante un voto", es decir que el voto de Felipe González valga lo mismo que el del último afiliado al PSOE en el rincón más pequeño de España, es una muestra de ello. No es la única fórmula para garantizar esa democracia interna, pero sí parece que es la que más asegura la participación directa de la militancia en la toma de decisiones relevantes como es la elección del máximo responsable de la organización.
El debate celebrado este lunes en la sede central del PSOE entre los tres candidatos a la secretaría general ha sido también otra muestra de democracia interna. Durante más de hora y media, Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López han confrontado sus ideas y sus proyectos para liderar el PSOE. Y lo han hecho en un debate nada encorsetado, con posibilidad de interrumpirse, sin atenerse estrictamente a los turnos de palabra algo nada habitual si lo comparamos con otros debates electorales que hemos visto en España en los últimos años. Un debate muy bien moderado por una periodista con oficio, Carmen del Riego, que lo mejor que se puede decir de su papel en el mismo, es que no ha sido nada protagonista.
Sobre quien ha ganado o perdido el debate, habrá muy diferentes opiniones. En la mía, Patxi López, que era quien más fácil lo tenía por ser el candidato que a priori tiene menos posibilidades de ganar el próximo domingo, ha sabido jugar muy bien su papel y ha hecho un discurso, en el fondo y en la forma, que seguro ha gustado bastante al militante y votante socialista. En cuanto a los otros dos candidatos, sus dos argumentos fuerza los han reiterado hasta la saciedad. Pedro Sánchez echando en cara a Susana Díaz la abstención del PSOE en la investidura de Rajoy y la lideresa andaluza recordándole a su oponente haber sido el secretario general del partido que ha cosechado los dos peores resultados electorales en las elecciones de diciembre de 2015 y junio del pasado año.
Ahora es el momento de los militantes del PSOE. Son los que tendrán que decidir el próximo domingo a quien de los tres candidatos eligen para liderar el partido. El problema es que la delicadísima situación del PSOE no se arreglará sólo con la elección de un nuevo secretario general. Hay una fractura interna de tal grado que será muy difícil reconstruirla gane quien gane, porque las cosas han ido demasiado lejos. Y eso por no hablar de la imperiosa necesidad que tienen los socialistas de refundar su proyecto ideológico para ser el principal referente en la izquierda, y volver a ser un partido con posibilidades reales de llegar de nuevo al poder.


Rafael Torres - Patxi gana

16.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, (OTR/PRESS)

Tan cierto es que lo peor que pudo hacer el PSOE fue entregarle el gobierno al PP con su abstención en la investidura de Rajoy, como que probablemente no le quedaba otro remedio dadas las circunstancias, las del país y las del PSOE. Tal vez convenga recordar aquella contradicción, aquél envenenado dilema, cuando, como se ha visto en el debate entre los candidatos, los discursos de Susana Díaz y de Pedro Sánchez se apalancan en los extremos de aquél suceso, amenazando con proyectarse, si gana las primarias cualquiera de los dos, al futuro. La política es otra cosa, y el PSOE debería encargarle a alguien que le recuerde qué es y le instruya sobre el particular.
Ese alguien que podría recordar al Partido Socialista qué es la política (el arte de la convivencia, no una bicoca para el medro personal) e instruirle sobre sus arcanos, estaba en el debate, bien que emparedado entre dos sujetos que no hacían otra cosa, por carecer de sentido político precisamente, que tirarse a la yugular. Ese alguien, Patxi López, era el único que podía acreditar una trayectoria, una reputación política, un conocimiento del socialismo democrático (deudor del republicanismo español de izquierda), y una verdadera adscripción personal, por lo tanto, a dicha ideología.
Pero Patxi López no sólo dio en el debate una lección política, sino también una de bonhomía entre dos furias que se atizaban como si se debieran dinero. Es cierto que en España hay un cierto gusto por los frikis (¿de qué, si no, llevar a Manel Navarro a Eurovisión?) y por el energumenismo, pero también lo es que, por eso mismo, necesita voces serenas y testas que piensen, no que embistan, y que inviten a pensar.
Designado de antemano como perdedor, lo que le honra, Patxi López resiste entre esos púgiles, Susana y Pedro, que se echan arena en los ojos y se prodigan en golpes bajos, Susana sobre todo. No ganará Patxi por eso, por sus cualidades y por haber ganado de largo el debate, pero el PSOE, en ese caso, perderá.


Escaño cero - Periodismo y poder

16.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


Madrid (OTR /PRESS)

A los políticos no les suelen gustar los periodistas. En realidad confunden el periodismo con propaganda. Creen que los periodistas debemos alabarles y hacerles la ola y si no es así te empiezan a mirar como enemigo.
La mayoría de los políticos suelen disimular su incomodidad con los periodistas pero otros no disimulan que los periodistas les sobran cuando no se a vienen a ser sus propagandistas.
Donald Trump es un ejemplo claro de lo que digo. El presidente de Estados Unidos ha declarado su animadversión profunda a los medios de comunicación hasta el punto que parece dispuesto a suprimir incluso las conferencias de prensa en la Casa Blanca.
Pero no solo Trump, si no que son muchos los políticos a los que les cuesta encajar las críticas y sobre todo creen que si las cosas les van mal es por culpa de los periodistas a los que suelen acusar de no informar como deben, es decir que no se dedican a ser sus propagandistas.
Y precisamente en nuestro país el último político en manifestar su malestar con los medios de comunicación ha sido Pedro Sánchez.
Hace unos días, durante la presentación en Madrid de su programa, se negó a responder preguntas de los periodistas que cubrían el acto, no solo los esquivó sino que incluso se mostró despectivo al negarse siquiera a pararse. En mi opinión, Pedro Sánchez no solo cometió un error inesperado, si no que ese error le retrata.
Pedro Sánchez lleva meses esquivando encuentros con la prensa. El que acusaba a Mariano Rajoy de escaquearse de los medios, resulta que hace exactamente lo mismo.
Sí, es público y notorio que Rajoy no se siente cómodo con los periodistas, pero Sánchez tampoco.
Y es que ya digo que hay políticos que se sienten "incomprendidos" y "maltratados" por la prensa y a lo que parece Sánchez forma parte de ese club.
A nadie le gusta que le critiquen o que se desmenuce cuanto hace y dice, y a ese escrutinio de los medios de comunicación están sometidos permanente los políticos. Solo que dedicarse a la política es algo voluntario por tanto el que lo hace sabe que está sometido al escrutinio constante de la opinión pública.
Y eso sí, creo que los periodistas deberíamos de dejar de cubrir actos donde los políticos se niegan a responder preguntas. Si no quieren responder preguntas entonces que manden un comunicado de lo que quieren decir pero que no utilicen a los periodistas de comparsas.
No hay democracia sin periódismo libre y por tanto crítico. Qué tiempos estos en que hay que recordar lo obvio.


Fermín Bocos - Entierro prematuro

16.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, (OTR/PRESS)

No todo es arqueología en el ideario socialdemócrata aunque así lo proclamen los analistas post liberales. Es cierto que los partidos socialistas están en retroceso en los países importantes de la UE .Al descalabro del PSF en Francia ( Benoît Hamon) parece que se sumara el de los laboristas británicos ( Jeremy Corbyn) y a juzgar por el resultado de las elecciones regionales celebradas en Alemania Martin Schultz no parece que vaya a desbancar a la canciller Merkel. Por no hablar de lo sucedido en España donde el PSOE, primero con Pérez Rubalcaba y después con Pedro Sánchez de mascarón de proa fue derrotado en sucesivas ocasiones por el PP de Mariano Rajoy.
Son hechos, pero aunque los datos son inamovibles, sobre los hechos también se puede opinar . El error que han cometido los dirigentes socialistas cuando estaban gobernando (el primero Tony Blair en el Reino Unido, después Zapatero en España, más tarde Hollande en Francia y por último los socialistas holandeses) fue hacer suyas las recetas para salir de la crisis dictadas por el neoliberalismo. Por decirlo en dos palabras: asumieron el trabajo sucio. Reformas laborales draconianas; ajustes presupuestarios de caballo; salarios demediados y una precariedad laboral asumida como filosofía de fondo que acabó laminando a las clases medias, el granero tradicional de la socialdemocracia.
Fue una crisis de inequívoco origen financiero pero que merced al control y al patético momento de precariedad existencial por el que atraviesan los medios de comunicación fue vendida "urbi et orbi" como resultado de "haber vivido por encima de nuestras posibilidades" .
Era mentira. Pero una vez aceptada permitía encajar el puzle. Hasta el punto de que algunos dirigentes socialistas -el último Manuel Valls, ex primer ministro de Francia- ha llegado a decir que el socialismo (en su caso el PSF) estaba muerto. Es un entierro prematuro. La socialdemocracia europea -pilar junto a la democracia cristina- de la Europa unida que nos ha ofrecido cincuenta años sin guerra, con cobertura sanitaria universal y con educación obligatoria y gratuita tendría que levantar bandera. Nunca rendirse. Y menos dejarse reclutar por las prédicas de ciertos profetas mediáticos a los, que parece mentira, obedecen algunos de los actuales dirigentes de la izquierda española.


Fernando Jáuregui - Los tenores socialistas y los "gallos" en su debate

15.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID (OTR/PRESS)

¿Quién queremos los periodistas que gane la batalla del PSOE? No falte quienes aseguren que "hay muchos informadores en Madrid que le tienen manía a Pedro Sánchez, algo que ocurre menos fuera de la capital". No lo sé, la verdad. Personalmente, habiendo creído a Sánchez en un principio como posible fuerza del cambio, me he ido decepcionando con la trayectoria del exsecretario general. Sin sentir, al tiempo, un entusiasmo indescriptible por los otros dos candidatos a hacerse con el poder en el aún principal partido de la oposición en unos momentos verdaderamente apasionantes de la vida política nacional, europea y mundial.
Por eso, porque vivimos momentos apasionantes, me interesa tanto lo que pueda ocurrir en el debate entre Susana Díaz, Sánchez y Patxi López este mediodía del lunes. No he encontrado todavía auténticas soluciones en los programas de cada uno de ellos -la lideresa andaluza anunció que presentará su programa... esta semana, tras el debate-; ni siquiera han podido pronunciarse ante acontecimientos como esa guerra cibernética que ha sido resuelta por un joven anónimo de 22 años, ridiculizando a tanto servicio de inteligencia y a tanto hacker contratado por empresas multinacionales. A los socialistas les han pillado a contrapié la elección de Trump, el Brexit y la posición cambiante del correligionario Corbyn al respecto, la victoria de Macron y el anuncio de la moción de censura de Podemos. Lo único que se le ha ocurrido ante tanta convulsión al tornadizo portavoz parlamentario socialista ha sido pedir que saquen -que sí, hombre, que lo saquen, pero ¿es lo urgente ahora?- a Franco del Valle de los Caídos. En otros tiempos, precisamente en los del dictador, era Gibraltar el espantajo que se sacaba a relucir para distraer la opinión de la ciudadanía sobre otras cuestiones.
Yo diría que tenemos varias fechas por delante que, como se ha sugerido, son susceptibles de cambiar el panorama político español. Este lunes, los candidatos del PSOE se lanzan a ese debate entre ellos, que no es tan interno como lo será la votación del próximo domingo, y que puede condicionar la política más o menos reformista del Gobierno de España en los próximos meses, quizá años. El sábado, víspera de que los militantes socialistas acudan a las urnas, Podemos tiene convocada una manifestación en Madrid teóricamente dedicada a apoyar la imposible moción de censura contra Rajoy decretada por Pablo Iglesias, pero con un ojo puesto en la en cambio sí posible victoria de Sánchez: este es el preferido de los votantes de Podemos, en busca de una alianza, como Susana Díaz es la preferida de los votantes del PP, cosa que los de Sánchez esgrimen bajo cuerda, presentando a la andaluza como una emanación "del sistema". Pero ¿quién será el preferido/a de los votantes del PSOE? Eso es ahora, claro, lo que importa e interesa.
Y el lunes, el molt honorable Puigdemont lanzará el misil del referéndum secesionista catalán, y lo hará precisamente desde el propio Ayuntamiento madrileño, que le ha alquilado la sala, seguramente pagada con fondos de la Generalitat, aunque esto sea, a estas alturas, quizá lo menos importante. El caso es que las soluciones a buscar para impedir el "procés" independentista catalán también han sumido a los socialistas en una apariencia de marasmo: se ha pasado del "Cataluña es una nación de naciones" al "federalismo imperfecto". Pura palabrería que esconde carencia de remedios.
Todavía, y escribo cuando faltan horas para el debate entre los tres, habría tiempo de aportar ideas conjuntas para los grandes problemas que tiene la nación. Para pensar en qué le ocurre a la socialdemocracia europea, tan postrada como la propia socialdemocracia española; ahí tenemos a Merkel, enfrentada con ventaja a la socialdemocracia alemana en sus propias elecciones de otoño, consagrando la locomotora de la UE en su inminente encuentro con Macron, que abandonó hace tiempo las filas del socialismo francés. O, sin ir más lejos, ahí tenemos a Rajoy, a quien Sánchez prometió enviar a la oposición, encontrándose con los dirigentes de China, la tierra prometida, para abrir espacios comerciales allí para las empresas españolas. Ellos, Merkel, Macron, Rajoy, gobiernan, mejor o peor, según los diferentes criterios, mientras la izquierda se revuelve en una pugna hecha de encuestas, de "y tú más" (o de "y tú menos de izquierdas que yo") y de a ver quién tira la piedra más lejos.
Están nuestros tres tenores socialistas aún a tiempo, digo, de evitar soltar gallos en sus discursos que les dejarían peor parados ante sus perplejos votantes que al pobre representante español en Eurovisión. El país necesita un Partido Socialista que avive los ánimos poco reformistas de Rajoy, que embride los entusiasmos a veces pueriles de Pablo Iglesias (Turrión), que aliente al pacto regeneracionista con Ciudadanos y con los nacionalismos moderados, que tenga ideas y no ocurrencias, que hable a los españoles en voz pausada y no meramente con gritos y eslóganes pidiendo "unidad" y "un partido fuerte". En suma, España precisa un partido que sea una alternativa ilusionante a lo que tenemos, y no un gallinero -valga la redundancia con los gallos-. Pero eso exige un mínimo de acuerdo entre esos tres tenores que debatirán a lo largo de toda una semana en la que cada uno de ellos se juega su futuro. Y quizá el nuestro. Y usted ¿a cuál de los tres prefiere?


Francisco Muro de Iscar - Sánchez no es Macron (ni se le parece)

15.05.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID (OTR/PRESS)

Emmanuel Macron ya es presidente de Francia y ha optado por dos objetivos: devolver la esperanza a los franceses y unirlos de nuevo. No lo va a tener fácil porque carece de un aparato de partido, no se basa en una ideología que aglutine y tiene que construir una maquinaria que sea capaz de ganar, o al menos, no perder, las próximas legislativas, para poder emprender las reformas urgentes e imprescindibles que necesita Francia y que no se han hecho en las últimas décadas. Francia es un país viejo en sus estructuras, caduco en sus leyes y desesperanzado en sus gentes. Macron se ha cargado a los partidos tradicionales pero todavía no ha hecho nada y no sabemos si le van a dejar hacerlo.
Su proyecto es muy parecido al de Adolfo Suárez en los años de la transición. Un líder que formó artificialmente un partido aglutinando diversas ideas, pero, sobre todo, buscando a los mejores y manteniendo la unidad gracias a la argamasa del poder y a la generosidad de muchos. La UCD fue capaz de impulsar las reformas que España necesitaba, pero se diluyó como un azucarillo cuando eso estaba hecho y cada parte buscaba su propio interés. Y desapareció con más pena que gloria fagocitando a su líder que no se resistió a morir y que solo ha sido reconocido muchos años después y no como se merecía. Macron lo tiene casi tan difícil como Suárez y está construyendo un movimiento que no es de derechas ni de izquierdas, con políticos que abandonan las filas de los republicanos y de los socialistas porque saben que unos y otros se han suicidado por su propia incompetencia. La deriva de los partidos conservador y socialista no es una buena noticia para Francia porque deja sobre la mesa a un recién llegado sin seguridad sobre su futuro y a dos partidos extremistas con gran capacidad de crecimiento si Macron falla.
En España, las primarias del Partido Socialista no solo no están contribuyendo a su unidad y a su fortaleza sino que pueden acabar con él. Si Sánchez gana, y claro que puede ganar, el panorama político nacional puede dar un vuelco importante y llevar al PSOE a la ruptura y al país al desgobierno. Sánchez no es Macron, no va a tratar de unir a todos, ni siquiera a los socialistas, ni va a devolver la esperanza a los españoles. Sánchez viene con espíritu de venganza contra el aparato y hará lo imposible por alcanzar el poder... con quien sea... y contra Rajoy. Y una buena parte de la izquierda, sobre todo la más extrema, comparte ese mensaje que abomina de todo lo que representa la derecha y que no está por el diálogo sino por la imposición. Ni Sánchez ni los otros candidatos socialistas tienen una respuesta nueva, original, seria para la nueva sociedad que se está construyendo a enorme velocidad. El PSOE carece de una agenda, de un programa, de un proyecto. Y esta guerra fratricida que están sosteniendo puede llevar a su disolución, lo que sería muy grave para el conjunto del país porque daría todo el poder a la izquierda más radical y más simple... A España no le vendría mal un Macron y alguno hay en las filas del PP. En las del PSOE, no lo veo. Lamentablemente para los socialistas lo que se ve no anima a la esperanza.


Victoria Lafora - Cuerpo a cuerpo

14.05.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID (OTR/PRESS)

La guerra intestina socialista, que tantos bríos ha recuperado tras la sorpresa de los avales, se juega ahora en el cuerpo a cuerpo. Se ha pasado de las definiciones a los insultos a medida que las fuerzas se ven más igualadas. Mientras, en el aparato, crece la preocupación por la ruptura de unas siglas centenarias. También entre la militancia se teme lo peor: que las heridas sean tan profundas que no haya congreso que las restañe.
En caso de ganar Susana Díaz, no es muy creíble que al día siguiente, como ha dicho, vaya a llamar a los dos otros candidatos para recuperar la fraternidad. Puede que llame a Patxi López, pero demasiados insultos la separan de Sánchez. Y, además, nada de lo que pueda ofrecerle le compensará de su aspiración de poder. Sin contar con que la idea de partido no puede ser más antagónica entre ambos.
La presidenta andaluza creía que su camino iba a ser más fácil y que su principal escollo estaba en el PSC, que la considera demasiado centralista para el gusto catalán. Pero Sánchez ha encontrado aliados combativos, incluso en Andalucía, y su mensaje de un partido por y para la militancia ha calado en las bases. No deja de ser una absoluta demagogia la descripción de un partido de la gente y no de los cuadros de poder, pero tiene gancho. Era su único asidero y lo está utilizando a fondo.
Ayer, decía el presidente extremeño Fernández Vara que cuando la militancia y los votantes de una formación se distancian, el resultado electoral suele ser catastrófico y, seguramente, los votantes socialistas no se sientan concernidos por las apelaciones de Sánchez.
No parece, sin embargo, que las continuas ofertas de recuperar el poder que vende Susana Díaz le garanticen un triunfo que parecía incontestable hace tan solo unos meses. Y eso que la actual degradación política provocada por la corrupción que embarra al PP está creando un escenario donde un PSOE fuerte y con propuestas volvería a ser alternativa. Si, incluso, ha subido mínimamente en la encuesta del CIS, a pesar de la bronca interna.
Pese a que Pedro Sánchez ha cambiado el ideario esta última semana y del "estado plurinacional" ha pasado al concepto cultural del término nación. También la posible confluencia de la izquierda con Podemos ha quedado descartada, de momento, sus expectativas de voto fuera de las siglas son tan pobres como todas las veces anteriores en las que encabezó las listas del PSOE.
No resulta extraño que Albert Rivera este poniendo velas para que gane Sánchez, con la esperanza puesta en recoger a los votantes socialdemócratas que no se fían de que incumpla sus promesas y vuelva a intentar un gobierno con el Podemos salido de Vistalegre.
Como también es lógico que Pablo Iglesias desee ardientemente que Susana Díaz se haga con el poder socialista para presentarse como la verdadera fuerza de la izquierda y la única alternativa para los desfavorecidos de la recuperación económica. Nunca la batalla interna de una formación política había creado tanto interés como el cuerpo a cuerpo que enfrenta ahora a Sánchez y Díaz. Y nunca el PSOE había corrido tanto riesgo de desaparecer del panorama político español. Sería un escalón más en el declinar de la socialdemocracia europea. Esperemos que España siga siendo diferente.


A vueltas con España - ¿Qué hará el PSOE?

14.05.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, 13 May. (OTR/PRESS)

A diferencia de cuando eligieron a Josep Borrell, esta larga campaña de primarias socialistas no abrillanta la imagen del PSOE, sino que pone más bien en evidencia las limitaciones de los tres candidatos -Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López- y sus discursos endogámicos. Mariano Rajoy, el líder del PP, está bajo mínimos pero enfrente apenas hay nada. Esta vez Felipe González se ha equivocado: se deshizo de un chico -para él- díscolo, Pedro Sánchez, pero no buscó a una chica capaz de deslumbrar; brillante como Borrell. Parece mentira que un partido como el PSOE y un líder como González, que tuvieron en sus filas a Maravall, Solana, Barón, Solchaga, Boyer, Guerra, Tierno, Maragall, Raventós, Manolo Marín, Laxe, Areces, Paco Vázquez, Benegas, Rubalcaba, Bono, Ibarra, Jordi Sevilla, Méndez Romeu, Xerardo Estévez y tantos otros, hoy no tengan a casi nadie, salvo tal vez al superviviente Abel Caballero. Desde fuera no se entiende. Tampoco se comprende que personas preparadas como el profesor Gonzalo Caballero o el abogado Pablo Arangüena, que podrían darle unas cuantas vueltas a los actuales aspirantes, no salgan a flote. Algo va mal en el PSOE.
En el Partido Socialista faltan líderes y sus ideas no están ordenadas. "Tenemos muchas ideas, pero tenemos que identificar primero cuáles son los principales retos que tiene el país para después poner rostro a los dirigentes que tienen que llevar al PSOE de nuevo a recuperar la confianza de la mayoría. Es una cuestión de ordenar prioridades y luego poner cara y ojos a nuestros dirigentes", dice el diputado Ignacio Urquizu, que pasa por ser el actual ideólogo de su partido.
El PSOE está bajo mínimos en las clases urbanas, entre los profesionales liberales, que no se ven representados. También tiene un problema entre los jóvenes, sobre todo urbanos, que no vivieron su contribución a la modernización de España y ahora no se sienten identificados. El gran partido de la clase media y de muchos trabajadores españoles se ha venido abajo, del mismo modo que un parte de España, la que ahora vive en la exclusión social y la pobreza, y anda en busca de su salvavidas.
Reducir todo eso a un giro a la derecha o a la izquierda es una simplificación. Un partido socialdemócrata que fue garante de la igualdad y de una cierta prosperidad si algo tiene que hacer es contribuir a recuperar el modelo de sociedad que puso en pie en los años 80, lo que pasa por producir más y mejor y, obviamente, por repartir las rentas en busca de la igualdad. El PP está contribuyendo a hacer la primera parte y alguien tendrá que gestionar la segunda, sin echar nada abajo, a riesgo de repartir pobreza.
En esta campaña de primarias se sigue hablando mucho del partido y de las viejas glorias del PSOE pero se habla poco de cómo conseguir que la gente trabaje, cobre un sueldo decente y pueda tener su casa y confianza en el futuro.


Carmen Tomás - Demasiadas incertidumbres a la vista

14.05.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID (OTR/PRESS)

La intensidad de la semana ha sido de tal calibre que apenas hace una semana que se celebró la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia y parece que ha pasado un siglo. Los mercados cierto que se dieron el atracón y estos días han hecho caja. Una vez más se cumplió la máxima de "comprar con el rumor y vender con la noticia". En todo caso, había mucha incertidumbre y veremos si se consigue calmar hasta junio, cuando se celebren las elecciones legislativas. A menor escala, en España ya queda menos para la celebración de las primarias en el PSOE. Mañana es el debate a tres y nadie se atreve a poner la mano en el fuego ni por Susana ni por Pedro. Y es muy importante el resultado, porque lo que ocurra será vital para los socialistas y su futuro, pero también para la gobernabilidad de España.
Así que, aunque para el presidente Rajoy se han despejado algunas dudas en el camino hacia la recuperación total de la economía, aún quedan algunas y muy importantes por resolver. Cierto que la Unión Europea se ha sumado a otros organismo públicos y privados a la ola de revisión de previsiones de crecimiento de España. Bruselas cree que el PIB tendrá un alza a final de año del 2,8 por ciento en lugar del 2,3 por ciento. Crecerá muy por encima de la media y recuperará su nivel más alto antes de la crisis.
Pero, como les decía, no todos los caminos están despejados y aunque los cimientos de la economía son ahora más sólidos y no se apoyan especialmente en el ladrillo, sino que tiran otros sectores y de forma significativa la exportación, sigue siendo vulnerable. Por ejemplo, problemas en Francia para gobernar, líos para acometer las reformas, imposibilidad en España de sacar adelante leyes que continúen con la modernización, huelgas en la estiba que cuestan millones de euros. El Gobierno ha aprobado de nuevo el decreto de liberalización de este sector, pero no está claro ni que se apruebe en el Congreso ni que evite movilizaciones. En fin, que lo que queda de mayo y junio se presentan complicados y de lo que ocurra, sobre todo en España, va a depender que siga viniendo la inversión y se mantenga o se supere el espectacular ritmo de creación de empleo.


Siete días trepidantes - ¡Es la (ciber)guerra, estúpido!

14.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID (OTR/PRESS)

Decir que el mundo se ha vuelto loco es acaso la peor manera de simplificar, dejándolos de lado, los problemas que nos agobian. Que el mundo sea colocado al bordo de un ataque de pánico por unos malhechores no se sabe bien a sueldo de quién y al servicio de qué, porque ellos dominan un terreno en el que muchos nos movemos con torpeza, es altamente inquietante. Pero es lo que sucedió cuando, a mediodía del viernes 12 de mayo, los ordenadores de medio mundo, y también, claro está, de España, comenzaron a infectarse desde lugar remoto, ofreciendo un paso más a esa visión quizá algo apocalíptica, pero no creo que demasiado exagerada, del Papa Francisco: "estamos en una tercera guerra mundial virtual". Pero, me temo, muy real.
Yo diría que la semana política concluyó con un grito de alarma impotente. Lo demostraron algunas grandes empresas, que fallaron en comunicación y en su designación de algunos hackers como responsables de su seguridad interna y externa. Lo evidenciaron más de medio centenar de Estados, cuyos servicios de inteligencia se mostraron aparentemente impotentes para frenar el caos en servicios de comunicaciones y hasta en hospitales. Quedó patente en las balbuceantes explicaciones sobre malawares, ransomwares y virus maléficos de todo tipo, ensayadas por presuntos expertos consultados por las televisiones.
Nos lo había avisado Wikileaks, ese espía mundial capitaneado, desde su forzosa reclusión en la embajada ecuatoriana en Londres, por Julian Assange, creo que temerariamente considerado un enemigo universal por los Estados Unidos: algo estaba fallando en Windows. Nadie le hizo caso, al menos que se sepa. Como nadie quiso tomarse en serio las advertencias de Francisco. O las de Obama o las de Angela Merkel, hartos sin duda de detectar hackeos desde China. O desde Rusia. O hartos de espiarse mutuamente, porque esta tercera guerra mundial en las ondas es la de los controles telefónicos, el espionaje informático en asuntos económicos y políticos y la del intervencionismo ilegal en las campañas electorales. Y ya verán, ya, las revelaciones que sin duda vienen sobre cómo se las gastan determinadas agencias de inteligencia...
Y lo peor es que el común de los mortales entiende muy poco de lo que está pasando. Cuando dirigía un grupo de periódicos en Internet, sufrimos, hace años, un ataque malicioso que los expertos de la Policía y la Guardia Civil dijeron que provenía, al parecer, "de un país del Este de Europa". Nos dejó cinco días fuera de la circulación, lo cual es enormemente grave para un medio de comunicación, y aún seguimos sin tener una explicación oficial: ni siquiera los magníficos especialistas del Ministerio del Interior y del CNI se pusieron, ni se ponen, de acuerdo plenamente sobre lo que está ocurriendo. Los "malos" parecen más expertos en hacer daño que los "buenos" en repararlo. Y ni siquiera cuando los segundos contratan a los primeros son capaces de vencer un crimen global que merecería la atención de una conferencia especializada de las Naciones Unidas. Pero ya se sabe que la ONU está a otras cosas. O a ninguna...
No deja de producir una cierta aprensión el hecho de que esta jornada ciberbélica, que ha hecho perder cientos de millones a empresas, que ha provocado terror en las bolsas, que a punto ha estado de costar vidas de pacientes en hospitales británicos, haya pasado casi en la penuria de reacciones oficiales. Como si fuese, de verdad ---es lo que nos han pretendido hacer creer los criminales--, un acto de mera delincuencia común, tan solo, y ya sería bastante, en busca de rescates económicos. Como si no fuese la advertencia de que sigue la escalada. Como si a Bergoglio, que es personaje de talla máxima, hubiese que confinarle en Fátima, con los pastorcitos. O como si a Obama, y a esa extraña campaña electoral americana que nos colocó a Trump en la Casa Blanca, hubiese que olvidarlos. O como si Angela Merkel, otro de los personajes mejor informados del mundo, estuviese presa de un ataque de celos contra Putin. Lo urgente, en estos momentos, parece ser esperar a nuevos y dañinos acontecimientos, y que no pare la fiesta.
Y aquí, por estos pagos, más de lo mismo. Rajoy andaba con frases parabólicas, sin decidirse a hablar claro, en el reino --¿?-- de Puigdemont; los del PSOE, en su campaña que ha de helarles, a cada uno de los tres psoes, el corazón; los de Podemos, con su inútil moción de censura; los de acá, que si con el Valle de los Caídos; los de allá, con que si todo va bien, así que para qué cambiarlo...
Quizá no se den cuenta, y perdón por parafrasear de nuevo la manida frase del asesor de Clinton, de que ¡ha estallado la ciberguerra, estúpido! Y que este no es un problema que, como otros muchos que ha sorteado Rajoy, como otros tantos que se soslayan mirando hacia otro lado por fuerzas de la oposición, como los que sistemáticamente ignora la Organización de las Naciones Unidas, vaya a pudrirse. Quizá tardemos aún algunos, pocos, años en darnos cuenta. Para entonces nuestros propios avances nos habrán devorado.


Antonio Casado - Pedro se acerca a Susana

13.05.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Un poco errático es el personaje, y eso no me lo negarán ustedes. Como decía cierto cronista deportivo, al que le parecía poco el giro de 180 grados en la oposición de cierto jerarca federativo, Pedro Sánchez ha dado un giro de 360 grados.
Me explico:

Cuando era secretario general del PSOE calificaba de populista a Podemos. Poco después de su caída, en noviembre ("Salvados", Jordi Evole) confesó haberse equivocado al calificar de ese modo a los seguidores de Iglesias, mientras apostaba por una "unidad de acción" con otras fuerzas progresistas, en inequívoca referencia a Podemos. Y ahora reprueba la moción de censura de Pablo Manuel Iglesias contra Rajoy y vuelve a abominar de la izquierda mochilera porque, viene a decir, el PSOE perdería autonomía si se acercase a ellos.
O sea, vuelta al ruedo para llegar a donde estaba cuando ocupaba el trono de Ferraz. Giro de 360 grados y retorno a la posición inicial. En el vigente contexto de pugna por la secretaría general del partido, mire usted por donde, significa acercamiento a las tesis de Susana Díaz, que nunca dejó de expresar su aversión a Podemos y a su intención depredadora del PSOE, a fin de quedarse con su legado.
Este golpe de timón desmiente, o rectifica, la condición de "rojo", aireada hasta la saciedad por sus seguidores durante estas últimas semanas. Ya no habla de trabajar "codo con codo" con Podemos. En este sentido vuelve a ser tan centrado como cuando selló un pacto con Ciudadanos ante su malograda investidura como presidente del Gobierno.
Pero también desmiente la condición de "plurinacional" que pregonaba hasta hace cinco minutos, para volver a ser el jacobino que envolvía sus mítines en una enorme bandera nacional. Ahora resulta que sus recientes alusiones a la "nación de naciones" que es España solo tenían un alcance cultural. Nada de nación como fuente de soberanía. Y olvídense de que hace apenas quince días Sánchez se declaraba partidario de que la Constitución reconozca el "carácter plurinacional de España".
Ya solo falta que resuelva su duda sobre las verdaderas causas de que Mariano Rajoy siga en el poder. A veces, la culpa la tiene Podemos porque gracias a ellos "el amigo de Bárcenas sigue en Moncloa". Y a veces, bastantes veces, demasiadas veces, sigue diciendo con evidente mala fe que la culpa fue de los diputados socialistas que, por orden de la comisión gestora -olvida que fue una votación en el comité federal-, se abstuvieron en la sesión de investidura.


Más que palabras - Memoria y democracia

13.05.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

El Valle de los Caídos es un sitio espantoso, lúgubre y oscuro, por lo que es y por lo que representa. Yo solamente he ido una vez en mi vida porque cuando era pequeña las monjas de mi colegio no llevaban de excursión y no he querido volver los sitios que me dan malas vibraciones, no me gusta frecuentarlos. Ahora el Congreso ha aprobado con 198 votos a favor frente a 140 abstenciones -del PP y de ERC- la iniciativa presentada por el PSOE en la que se reclama al Gobierno la puesta en marcha de los trámites oportunos para proceder a la exhumación y retirada de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.
La petición de la Cámara quedará, sin embargo, aparcada a la espera, según fuentes de Presidencia, de un estudio legal exhaustivo. El Ejecutivo, en cualquier caso, no tiene obligación jurídica de dar cumplimiento a las proposiciones no de ley, pero mucho me temo que el tema seguirá levantando ampollas y será una causa recurrente de enfrentamiento entre esta España roja y azul que algunos se empeñan en seguir escribiendo.
La oposición, como es lógico, intenta desgastar la imagen del gobierno por tierra, mar y aire pero resulta burdo y demagógico pretender, a estas alturas de la película, querer presentar al PP como un partido franquista, el heredero ideológico de esa dictadura que sumió a España en la penumbra durante 40 años.
Que, PSOE, Podemos y Ciudadanos hayan aprobado con sus votos una proposición no de ley para que los restos de Franco y Primo de Rivera sean exhumados y movidos de su ubicación actual no es óbice para manchar por elevación las siglas un partido plenamente democrático. Yo estoy de acuerdo con que los restos fundador de Falange Española se trasladen a un lugar "no preeminente" de la Basílica que se levanta en el Valle de los Caídos y que los del dictador queden fuera del recinto que él mismo ordenó levantar, utilizando a prisioneros de guerra como mano de obra esclava.
Hace tiempo leí y escribí sobre el artículo de un catedrático de economía emergente, Alfredo Pastor, titulado "Elogio de la memoria". Sostenía el catedrático que la elección entre el cultivo de la memoria y el del razonamiento siempre nos plantea un dilema falso y afirmaba que en el imaginario popular contrasta un pobre niño sentado en un pupitre roñoso condenado aprender de memoria la lista de los Reyes godos con otro en un aula luminosa descubriendo el teorema de Pitágoras con ayuda de unos bloques de madera de colores. El primero está sometido a una tortura embrutecedora y el segundo da sus primeros pasos por la hermosa avenida del conocimiento. Comparto desde luego que la lista de los Reyes godos es de dudosa utilidad pero la memoria no puede estar entre las víctimas del progreso.
El artículo me impresionó porque yo siempre he tenido mala memoria y admirado a quienes la tienen porque lo considero un don que hay que ejercitar cada día más.
Claro que la memoria en la época de los ordenadores y el Google se ha hecho menos necesaria, pero si se pierde la memoria se pierde mucho de lo vivido, de lo aprendido y de lo admirado. Vivo en carne propia, y por cuestiones familiares el drama que supone perder la memoria, no recordar nada, olvidar quien has sido y quien eres. Tal vez por eso cada día me esfuerzo más, no en aprender de memoria los Reyes Godos ¡cosa que ya no podría hacer!, pero sí en retener aquellos recuerdos gratificantes, esos pequeños instantes que merece la pena guardar como un tesoro y no olvidar las lecciones aprendidas de la experiencia.
En ese mismo artículo se comentaba que el neurólogo Oliver Sachs contaba que uno de sus pacientes músico, experto en Bach, persona culta, articulada y funcional había perdido por completo la memoria inmediata y si salías y volvías a entrar en la habitación donde estaba te recibía cordialmente como si no lo hubiera visto nunca. Si la memoria individual es importante no lo es menos la colectiva y por eso no conviene, en épocas tan complicadas como ésta donde suenan tambores de guerra por todos lados y los adversarios políticos vuelven a ser enemigos, perder la memoria de la historia y olvidar lo que nos ha costado llegar a este punto donde los derechos y las libertades deben ser nuestra razón de ser. Los tiempos convulsos suelen ser aprovechados por los más miserables para inocular recetas populistas que, a la larga, tienen resultados nefastos. Por eso hay que estar alerta, repasar la historia y no bajar la guardia. La memoria y el razonamiento en estos casos deben ir de la mano y no hay dicotomía que valga.
Es fundamental no perder la memoria de lo que ha sido la historia del siglo XX español, y el sufrimiento que causó la guerra fraticida a ambos lados, pero sobre todo para no volver a cometer los mismos errores que llevaron a aquella catástrofe. Han pasado más de 78 años desde el fin de la guerra civil, española y casi 42 desde la muerte del dictador que impuso un régimen totalitario y seguir reabriendo heridas es un camino hacia ninguna parte.
Ningún demócrata que lo sea de verdad se puede negar a que las familias de las victimas tengan derecho a saber que fue de sus muertos pero la utilización de clichés políticos felizmente superados solo provoca enfrentamientos y no tiene nada tienen que ver con la realidad social de la España del 2017. Solo desde la miopía política el populismo barato o el revanchismo se puede poner en cuestión el logro que supuso la Transición y el esfuerzo que hicieron varias generaciones de españoles obligados a olvidar su dolor, por el bien común y la instauración de la democracia.


Charo Zarzalejos - El diagnostico de Patxi

13.05.17 | 08:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Sabe que no va a ganar. De tres competidores, él quedará en tercer lugar. Patxi López sabe que no va a ganar pero aspira a influir en el día después. Ese día en el que, gane quien gane, el PSOE se tendrá que mirar al espejo y decidir qué quiere hacer con su vida.
A medida que ha ido avanzando la campaña de las primarias, el que fuera un breve presidente del Congreso, ha ido perfilando su discurso para centrarlo en permanentes llamadas de alerta sobre la suerte futura de su partido. "Alguien se tiene que quedar para recoger a los heridos", afirman desde su equipo, avanzando así el papel que López quiere jugar el día después. Intuye el político vasco que el PSOE, gane quien gane las primarias, es un partido destrozado, laminado por las inquinas internas que sólo podrá resurgir si se hace un inmenso esfuerzo de integración. Y es aquí, en el espacio del esfuerzo por unir, en el que Patxi López se está colocando y quiere seguir trabajando a partir del día 21.
Su diagnóstico de la situación del PSOE es realmente pesimista. Destila preocupación y ha sido él quien ha puesto voz a un sentimiento cada vez más generalizado en el socialismo español que asiste perplejo al desarrollo de los acontecimientos.
Aunque estamos todos muy ocupados con los escandalosos episodios de corrupción, la polémica sobre los fiscales y demás avatares que están proporcionando al PP y al Gobierno días "horribilis", nada más importante para la democracia española, para la suerte de la legislatura, que la propia suerte del PSOE. Un PSOE desnortado y alocado sería una pésima noticia para el sistema. Si esto ocurriera, los que están a su izquierda -Podemos- harían el negocio del siglo y hay riesgos que de ninguna manera debe correr nuestro sistema democrático.
A escasas fechas del debate y a tenor de lo declarado por los equipos de los tres aspirantes, será un debate de guante blanco. Saben los tres que una sobreactuación, un fallo en las formas, una beligerancia desmedida hacia el adversario, será penalizado por unas bases extraordinariamente movilizadas pero deseosas de que "esta pesadilla acabe".
Y es que estas primarias tienen mucho de pesadilla en la medida que las mismas han desbordado las previsiones. Esta siendo una campaña más dura de lo imaginado, la recogida de avales ha dejado de ser un trámite para convertirse en un pugilato, y quienes salían -Susana y su equipo- convencidos de que su poderío lograría un impacto entre la militancia favorable a sus tesis, se han encontrado con lo que no esperaban: un Pedro Sánchez resurgido de sus propias cenizas que retomando su famoso "no es no" ha encandilado a una importantísima parte de la militancia que no se ha dejado impactar por el poderío de su adversaria Susana Díaz que ha hecho del triunfo electoral el nudo central de su discurso.
Las espadas va a estar en alto hasta el último segundo y el nerviosismos se ha instalado en las filas socialistas. Probablemente y si cumplen su propio compromiso, el debate del lunes, será, con toda probabilidad, el único espacio de un cierto sosiego que no está reñido con el debate y la diferencia de ideas. El que rompa la baraja de un mínimo buen estilo se habrá dado un tiro en el pié y en ese error el único que está libre de caer es Patxi López cuyo discurso adquirirá relieve ese temido y esperado día después.


Fermín Bocos - En qué manos estábamos

13.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Recuerdo bien el día (28 de abril de 1996) en el que rodeados de una abigarrada tropa de curiosos que pugnaba por rebasar el cordón policial llegaban al barcelonés hotel "Majestic" los protagonistas del episodio cumbre del momento: el pacto político que convertiría poco después a José María Aznar en Presidente del Gobierno de España. Oficiaba de anfitrión Jordi Pujol, a la sazón presidente de la "Generalitat" .
Al futuro presidente de España le acompañaba Rodrigo Rato, el artífice del pacto llamado a ser vicepresidente y todopoderoso ministro de Economía durante los siguientes ocho años.
De aquél pacto el PP obtuvo la palanca para asentar su poder en el territorio nacional y Pujol para poner en marcha la Ley de Política Lingüística (1998), un instrumento de ingeniería política ideado para asentar la hegemonía del catalán sobre el castellano. En aquella ley la incubadora del separatismo encontró condiciones óptimas de temperatura y difusión. En cierto modo aquél pacto fue un artefacto cuyos efectos retardados estaban destinados a cambiar el futuro político de nuestro país.
El PP en el Gobierno obtuvo réditos políticos suficientes como para conseguir la mayoría absoluta cuatro años después aunque al final de su mandato, en la cumbre de su ceguera de poder, Aznar arruinó todo aquél capital político metiendo a España en la guerra de Iraq lo que llevó a su partido a perder las elecciones. Por su parte, Pujol, adquirió la definitiva condición de intocable que permitió a su núcleo familiar plena impunidad en sus negocios dudosos y a su partido (CDC), consolidar la mordida del 3%. Hoy, con el andar del tiempo, Rodrigo Rato y Jordi Pujol, dos de los grandes protagonistas de aquel pacto que cambió España viven rodeados de oprobio.
El primero está condenado a cuatro años y seis meses de prisión por un delito continuado de apropiación indebida (tarjetas "black") y está en vísperas de sentarse de nuevo en el banquillo imputado por delitos de falsedad en las cuentas y fraude a los inversores en la salida a Bolsa de Bankia. Y Jordi Pujol, defraudador al Fisco durante más de veinte años, está siendo investigado como integrante de una presunta "organización criminal" que según el informe que obra en poder de la Fiscalía "se coordinó para repartirse desde 1990 y de forma continuada diversas cantidades de dinero de dudosa procedencia".
Recordar en qué manos hemos estado, conduce a la melancolía.


Fernando Jáuregui - ¿Merece el PSOE ser la alternativa en España?

13.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Estamos ya al borde del debate televisado entre los candidatos a la secretaría general del PSOE: solo un debate -no estoy seguro de que a ninguno de los tres les guste demasiado esta modalidad--, en el que hay que confiar que conozcamos por fin cuál es la alternativa, o alternativas, de gobierno que presentan frente al Ejecutivo de Mariano Rajoy. Porque lo que se juegan los tres aspirantes al principal despacho de Ferraz y, en su día, al de La Moncloa, es que los ciudadanos les consideren una alternativa real de poder, una solución a los problemas que tiene planteados el país. Y, hoy por hoy, la verdad es que no parece -a mí, al menos, no me lo parece- que la controversia se centre en programas, sino en expectativas de sillón, y bien que lamento tener que decirlo de forma tan tajante.
El hecho de que uno de los dos principales aspirantes, el ex secretario general Pedro Sánchez, haya rectificado en alguno de los puntos fundamentales en los que basaba su candidatura -la posibilidad de un acuerdo futuro con Podemos- me parece un hecho relevante, porque lo ha hecho al percibir que ese mensaje, el de un "Gobierno de progreso" con Pablo Iglesias, no calaba entre los militantes socialistas, que son los que en definitiva deben votarle el domingo 21. Escasa consistencia tiene, por tanto, el mensaje de Sánchez y eso es algo que ya imaginábamos. ¿Cómo, con quién, más allá del "no, no y no", pretende gobernar Pedro Sánchez? A los periodistas nos ha dejado muy pocas oportunidades de preguntárselo a fondo: se siente maltratado por los medios, y viceversa. Mal asunto.
Pero, si he de decir la verdad, tampoco en el lado de Susana Díaz encontramos muchas ideas de mayor profundidad al margen de las palabras "unidad" y similares, que son más bien eslóganes que programas de actuación. Ni, hay que reconocerlo, la lideresa andaluza, que encabeza la intención de voto en los peculiares sondeos internos, ha mostrado mucha mayor transparencia y disponibilidad hacia los medios que su principal contrincante. No es el caso de Patxi López, mucho más accesible -suele ocurrirles a los que tienen escasas expectativas de victoria- y, en mi opinión, dotado de un programa algo más articulado que los otros dos, aunque de ninguna manera en grado suficientemente satisfactorio, pienso.
No puede ser que el que es el segundo partido de España -al menos, hasta ahora--, el que ha de configurar una alternativa desde un mayor progresismo y receptividad al cambio, desde planteamientos de honradez y rigor, carezca ahora mismo de respuestas concluyentes a los problemas de España: desde el secesionismo catalán hasta la desigualdad social, pasando por la Justicia, la Educación o la Sanidad, este PSOE "provisional", al que la gestora bastante ha hecho con mantener en pie, ha fallado en las recetas. Pienso que el ciudadano no sabe ahora mismo si, para el PSOE, España es "una nación de naciones", un país en busca de autor o si hay dos Españas que han de helarnos el corazón. Simplemente, no hay proyecto, más allá de sacar al dictador del Valle de los Caídos, y me gustaría comprobar que me equivoco cuando, el lunes, los tres candidatos debatan entre sí, se supone que buscando ilusionar a su electorado "particular". Y digo "particular" porque pienso que los estatutos podrían haberse forzado para que en las primarias participasen también los votantes y simpatizantes de este partido, no solamente los militantes.
Pero la verdad es que, sintiendo el respeto y afecto histórico que tanto tiempo he sentido por el PSOE, hoy no estoy seguro del futuro que aguarda a este partido, el más histórico de las formaciones políticas españolas, el que mejor había sabido, hasta el pasado año, sobrevivir a los embates históricos de la difícil coyuntura que hemos vivido a lo largo del último siglo. No quiero decantarme por ninguno de los tres candidatos: no es el papel del periodista, aunque sí lo sea advertir que unos presentan mayores riesgos de estallido que otros. Pero sí me van a permitir los lectores apostar por que puede que el teórico perdedor acabe siendo, al menos, el ganador moral en la rebatiña, pese a algunos de los que se cambiaron de bando para colaborar en la aventura del vasco. Hace falta un pacto, casi cualquier pacto que evite que el PSOE caiga en las manos menos adecuadas: usted sabrá, sin duda, a quién me refiero. Ellos sabrán, espero, qué tipo de pacto es el que deben alcanzar.


El Abanico - ¿Quién se acuerda de los votantes en el PSOE?

12.05.17 | 08:16. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Son muchos los ciudadanos que se preguntan, viendo la batalla fraticida que se libra en el PSOE, si queda alguien sensato en ese partido capaz de poner orden entre los aspirantes a la Secretaría General. Si además de luchar encarnizadamente por conseguir los votos de la militancia, se han preguntado, aunque sea por un segundo, lo que deben estar pensando los votantes, después de ver el triste espectáculo que están protagonizando y que al paso que van les conduce directamente al suicidio colectivo.
Los votantes son esas personas que, sin ser militantes, ni pertenecer al PSOE, le han dado la victoria elección tras elección acudiendo fielmente a su cita con las urnas con la ilusión de que su partido, el de Rubial, el que defendieron sus padres o sus abuelos, el de Felipe González que llevó al triunfo sin paliativos en el 82 o el de Zapatero en el 2004, volviera a ganar los próximos comicios. Ese PSOE que hizo posible que la democracia fuera una realidad y no una ensoñación, el que modernizó este país aprobando leyes tan avanzadas como la del aborto o la del matrimonio entre personas del mismo sexo, que el PP rechazaba machaconamente porque así se lo exigía una parte de su electorado, pero que después fueron los primeros en hacer uso de esas leyes porque, claro, todos sabemos que una cosa es predicar y otra dar trigo. Una cosa es calentar los mítines, enardecer a los bases, y otra muy distinta no aprovecharse de lo que las Cortes Generales y la mayoría del pueblo español habían ratificado.
Mucho se habla de la decepción de los militantes socialistas, de lo enfadados que están por lo que ocurrió en Madrid en el mes de octubre y que obligó al ex-secretario General Pedro Sánchez a presentar su dimisión, cuestionado como estaba por la mayoría del Comité Federal debido a la pérdida de votos desde su llegada a la Secretaría General. También de la decepción de quienes estaban en contra de su decisión de concurrir a unas terceras elecciones que de haberse celebrado hubieran dejado al PSOE en las raspas, muy por detrás de Podemos.
Algo que no parecía importarle demasiado si con ello conseguía mantenerse unos meses más en el trono de la fama. Prueba de que esa era su intención lo demuestra la entrevista que concedió a Jordi Evole, en la que en vez de reconocer sus errores, solo alguno, se dedicó a expandir dudas contra todos los que no estaban a su favor. Una postura que convirtió en el mantra y que después han utilizado algunos de sus más cercanos colaboradores. No voy a reproducir las groseras imitaciones que delante de mí hizo un conocido alcalde socialista castellano de la presidenta de Andalucía el día que nos conocimos. Las burlas sobre su acento andaluz, sobre algunas frases que dicen que pronunció la presidenta andaluza delante de la de Baleares en el fragor de alguna batalla, y que repiten los sanchistas a través de twitter, o en los mítines, con el fin de enardecer a sus seguidores, convertidos hoy en un ejército afín a Sánchez, entre los que encuentras mucha gente de buena fe, pero otros resentidos por no haber conseguido alzarse con el poder en alguno de los feudos donde gobiernan los socialistas.
Es indudable que Susana Díaz se equivocó dejando pasar un tiempo precioso, que Pedro aprovechó inteligentemente, y que lo que ocurrió en aquel desdichado Comité Federal, no debió pasar nunca. Pero dicho esto, una cosa es la protesta y otra muy diferente alimentar el odio y el resentimiento entre los votantes, solo porque las cosas no salieron como Sánchez tenía previsto.
Que la situación es grave e irreversible es algo que nadie o casi nadie pone en duda. Gane quien gane, no veo visos de una posible reconciliación entre Susana y Pedro, y mucho menos entre los afines a este último, después de que haya dicho que si gana como si no, intentará hacer tabla rasa en aquellos feudos donde ha perdido, donde Susana o Patxi han sacado más votos. Y lo hará, claro que lo hará, como lo hizo en Madrid laminando a Tomás Gómez, votado por la mayoría de las bases, solo porque necesitaba dominar una de las federaciones más potentes del socialismo para llevar a cabo su política de "yo soy yo y mis circunstancias", que transformaría en el "no es no", sin importarle el futuro del país. O, ¿alguien piensa que de haber concurrido a unas terceras elecciones Pedro habría ganado?. Dejo la pregunta para que la contesten aquellos que un día votaron socialista y están desencantados.


Escaño Cero - El buen socialista

12.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Siento un rechazo instintivo por quienes quieren imponer el pensamiento único. Lo malo es que últimamente en la política española hay algunos políticos que van repartiendo carnes de "buenos" y "malos" entre los militantes de sus partidos y entre los ciudadanos en general.
Y pondré nombres, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se han especializado en ese reparto de carnes de "buenos" y "malos".
Es curioso que Sánchez imite lo peor de Iglesias, pero lo cierto es que Pedro Sánchez empieza a ser una mala caricatura de Pablo Iglesias. Al menos Pablo Iglesias es el original.
No sé que pensarán los militantes socialistas que han avalado a Patxi López y a Susana Díaz y a los que Pedro Sánchez viene insultando con más o menos sutileza. Buenos socialistas, viene a decir Sánchez, son los que le apoyan a él, malos socialistas son los que apoyan a Susana Díaz y a Patxi López, sobre todo a Susana Díaz y a la que tiene el descaro de hacer responsable de que hoy gobierne Mariano Rajoy. Pero no solo eso, sino que Sánchez se autoproclama líder de los buenos militantes a los que él personalmente les va a dar la "voz" que supuestamente no tienen. Los otros militantes, es decir los que apoyan a Susana Díaz y a Patxi López son "malos militantes", y como además entre estos hay dirigentes pues todavía peor que peor.
Si yo fuera militante del PSOE me revelaría ante tamaño maniqueísmo y sobre todo ante ese argumento tan fácil como tramposo dirigido a remover las emociones de los descontentos.
En éste tiempo de campaña para llegar a la sala de mando del PSOE el único argumento que esgrime Sánchez es que el representa a los buenos militantes y que si él es secretario general los buenos militantes podrán opinar sobre todo.
Me pregunto que piensa hacer con quienes no le apoyan ¿les expulsará? ¿les ninguneará? ¿les ignorará? ¿les hará pagar de alguna manera que no le hayan hecho la ola? .
La verdad es que vivimos una época en que las emociones priman sobre la razón y los agitadores de emociones y del descontento tienen fácil llevar al agua a su molino.
Vengo escribiendo que el 21 de mayo puede pasar cualquier cosa, es decir, que puede ganar cualquiera de los tres candidatos aunque parece que el juego se dilucida entre Sánchez y Díaz.
Durante estos días de "campaña" Susana Díaz ha evitado el "cuerpo a cuerpo" con Sánchez y López, y el propio Patxi López tampoco ha dicho ni una palabra contra Susana Díaz o Pedro Sánchez. Es decir han actuado con elegancia y "fair play" mientras que Pedro Sánchez ha despreciado a quienes no están con él y ha lanzado dardos llenos de rencor y resentimiento tanto contra Díaz como contra López.
Por eso me pregunto qué pensarán, qué sentirán esos tantos y tantos socialistas que se ven señalados por Sánchez como malos socialistas simplemente porque no están con él.
A mi me parece que alguien que lleva en la mano el germen de la división no está capacitado para gestionar un proyecto de futuro. Pero claro, es solo una opinión.


Luis del Val - Dinero público

12.05.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Una de las enfermedades crónicas de la democracia española es la falta de consciencia de los ciudadanos de que el dinero público, antes de estar en las manos de la Administración, estaba en su cartera, la cartera del contribuyente, claro.
El contribuyente español, cuando acude a la reunión de la comunidad de propietarios, sabe que todos los gastos que se generen los tienen que pagar entre todos los vecinos. Y, cuando alguien propone alguna mejora -cambiar el ascensor, pintar la escalera, comprar alfombras nuevas para el portal- siempre hay alguna resistencia, porque eso supone aflojar el bolsillo y, si el gasto es de bastante entidad, una derrama adicional a lo que ya se paga normalmente. Bueno, pues este sentido común de saber que los gastos los pagamos entre todos, y que conviene ser prudentes, se pierde por completo cuando se trata los gastos del país que mantenemos con nuestros impuestos. Debido a un despiste, una falta de conocimiento, a una inconsciencia generalizada, o a cualquier otro factor, cuando se trata de aumentar los gastos que pagamos entre todos a Hacienda, a todo el mundo le parece de perlas.
Por ejemplo, la comunidad autónoma peor administrada de España, y la más endeudada, que es Cataluña, ha aprobado en su parlamento entregar un sueldo de algo más de quinientos euros a todo aquel que lleve dos años viviendo en Cataluña y sólo posea el piso en el que vive. Está muy bien. Puedes vivir en un piso céntrico, valorado en 400 o 600.000 euros, y en lugar de venderlo para cumplir tus compromisos, la Generalitat te ayudará con más de quinientos euros mensuales. ¿Y esto corre a cuenta de Puigdmont? ¿Se lo van a quitar del sueldo los de la CUP? ¿Lo pagará Donald Trump? ¿El Corte Inglés? ¿Mercadona? No, lo pagarán los contribuyentes lo mismo que pagan el cambio de ascensor de su comunidad. Y parecen todos muy contentos de pagar más.
Demostrando que ignoran que ese dinero es tan suyo, como los cerca de 200.000 euros que se gastó Puigdemont en su conferencia en Bruselas. Pero si están contentos, me alegro. La felicidad y la inconsciencia suelen emparejarse muchas veces.


Julia Navarro - El futuro del socialismo

11.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Manuel Valls ha certificado la defunción del Partido Socialista Francés. Lo ha hecho sin inmutarse, como si certificara una obviedad de la que el resto del mundo no se había percatado.
Quizá Valls se ha precipitado y su hasta ahora partido está moribundo pero aún con un soplo de vida.
Al tiempo que Manuel Valls hacía esta afirmación, otro socialista, Jeremy Corbyns anunciaba, también sin inmutarse, que tanto le dan los resultados que su partido pueda obtener en las elecciones que se celebraran en el Reino Unido dentro de un mes, puesto que él piensa seguir adelante y no piensa dejar la sala de mando del laborismo británico.
La afirmación de Corbyn es una respuesta a los sondeos que auguran el hundimiento del Partido Laborista en esos próximos comicios.
O sea que si la realidad no está de acuerdo con él, peor para la realidad.
A esto también hay que añadir que hace unos días los socialdemócratas alemanes perdían las elecciones en uno de los lander donde venían gobernando, el de Schleswig-Holstein, derrotados por el partido de Angela Merkell. Lo mismo sucedió en febrero en el lander de Sarre donde los socialdemócratas sufrieron otra derrota.
Faltan cinco meses para las elecciones generales en Alemania y por lo que parece Martín Schultz no va a poder frenar el desencuentro de la socialdemocracia con sus electores.
La elección de Schultz despertó muchas esperanzas para sacar de la crisis al Partido Socialdemócrata alemán, sin embargo hasta ahora no se cumplen ninguna de las expectativas previstas.
Y ya puestos, no olvidemos el reciente fracaso de los socialdemócratas holandeses en las urnas. Por no hablar del fracaso del PSOE en España en las dos últimas citas electorales con Pedro Sánchez entonces al frente del partido.
La cuestión de fondo es que la socialdemocracia está atravesando una crisis de credibilidad que afecta a su propia subsistencia. Cuando un partido deja de ser percibido como útil por los ciudadanos estos lo desechan.
Es verdad que los partidos conservadores tradicionales también están sintiendo el desafecto de sus votantes pero desde luego en menor medida que lo que les sucede a los socialdemócratas.
Así las cosas la socialdemocracia europea tiene que reinventarse y no tiene otro camino que analizar con rigor lo que sucede en la sociedad, lo que demandan los ciudadanos y buscar respuestas.
La crisis económica, la crisis provocada por una globalización sin reglas, la crisis de los refugiados, la crisis de la pérdida de valores, etc, etc, etc, son parte de las respuestas urgentes que demanda la ciudadanía.
Ni caben viejas fórmulas ni tampoco soluciones populistas fuera de la realidad.
La Europa del bienestar está cimentada sobre la socialdemocracia que fue capaz de tener las respuestas adecuadas en el siglo XX. Ahora se trata de buscar otras respuestas para los desafíos del siglo XXI. El problema es que o dan con las respuestas o los ciudadanos les mandarán al rincón de la Historia.


Rafael Torres - La difícil supervivencia del PSOE

11.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

El marasmo en el que se hallan los partidos socialistas europeos no contribuye gran cosa al optimismo del PSOE en relación a su futuro. Los de Italia, Grecia, Francia o Alemania, otrora tan potentes y decisivos, o bien han sido borrados del mapa por quienes tienen la potestad de borrar esas cosas, los electores, o bien sobreviven tan difuminados que ni ellos mismos alcanzan a precisar sus contornos. Sin embargo, y pues se ve que también en esto España es diferente, el último CIS le ha tomado la temperatura al PSOE, y parece que podría salir de ésta, aunque si en vez de la temperatura le hubiera tomado la tensión, que la tiene por las nubes, el pronóstico sería mucho más desalentador.
El PSOE, que es un partido analógico y no digital como Podemos, pertenece al mundo, muy siglo XX también, de la derecha y la izquierda, y, siendo ésta su naturaleza, lo peor que le podía pasar, le ha pasado: que no sabe si es de izquierdas o de derechas. O, bueno, sí hay algo peor que le podía pasar, y también le está pasando: que no sabe si en adelante quiere ser una cosa o la otra. Pedro Sánchez y Susana Díaz, que no saben por dónde se andan por mucho que uno tire de la cuerda hacia un lado y la otra hacia el otro (si dejan de tirar, se caen los dos), representan muy bien ese dilema que, por no haberlo sabido resolver los partidos europeos hermanos, se los ha llevado por delante.
Pedro Sánchez propone que el PSOE sea Podemos, pero ya existe Podemos, y Susana Díaz, que lo quiere como el PP, no se percata de que ya hay un PP, y, al parecer, dotado de una enorme capacidad de adaptación y de supervivencia, particularmente a los vapores mefíticos de su propia corrupción. Podemos y PP, por diferentes y por no tan diferentes razones, no necesitan ser de izquierdas o de derechas, pero el PSOE sí necesita lo primero, por lo menos un poco, o más bien sólo un poco, como tradicionalmente. Y aquí es donde Patxi López podría traer, si no la solución, que lo mismo no la hay, sí algo de lo que los otros carecen, una percepción más lúcida, no distorsionada por el narcisismo, de la realidad histórica, no modificable, del PSOE.
Lo que no es tradición es plagio, decía Eugenio D*Ors, y, ciertamente, Podemos y PP ya hay.


Isaías Lafuente - ¿Algún padre prior?

11.05.17 | 08:16. Archivado en Isaías Lafuente


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

La investigación sobre el inmenso y presuntamente ilícito enriquecimiento de la familia Pujol continúa lenta pero imparable. Que los siete hijos, la esposa y el propio exhonorable estén imputados y con el primogénito en prisión es una estampa insoportable para todos los catalanes dignos. La cuantificación que la UDEF ha hecho del presunto latrocinio, 70 millones de euros, supongo que levantará sarpullidos en una ciudadanía a la que se le decía que España les estaba robando cuando el que en realidad robaba era el que acusaba o alguien de su familia sin que él se enterase, cosa difícil de creer.
La irritación social y la vergüenza ajena han tenido esta semana otro momento cumbre con las revelaciones sobre la "madre superiora". Esos mensajes en clave con los que Marta Ferrusola se dirigía en clave a su banquero andorrano pidiéndole, como superiora de la congregación, que le transfiriese dos misales. Vamos, que le pasase un par de millones. Si no fuera todo tan sórdido, lo que nos hubiéramos reído con Gila: "¿Es el padre prior? Aquí la madre superiora, que me mande dos misales*"

Los tribunales dictarán en su día si se confirma lo presunto. Pero mientras eso sucede, la inquietud ciudadana contrasta con el silencio institucional en Cataluña. El día en que ingresó en prisión Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito de la familia, Artur Mas despachó el asunto con un "hoy no toca". Y preguntado por el escándalo en una entrevista al diario ARA, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dijo en febrero que "en el ámbito de los reproches lo que le tenga que decir a Pujol se lo dirá personalmente".
No son los primeros ni serán los últimos políticos en ofrecer el silencio por respuesta cuando vienen mal dadas, pero se confunden igual que los otros. Porque a los ciudadanos no nos interesan los reproches personales sino la reacción pública del actual presidente Puigdemont y de Artur Mas, sucesor y heredero político de Pujol, frente a la grave hipótesis de que la familia del expresident se enriqueciese a base de robar a los catalanes. Ya sabemos que la madre superiora nada dirá de todo esto. Pero es legítimo preguntarse por qué en Cataluña ningún padre prior tiene a bien poner voz a una indignación extendida.


Fermín Bocos - Un debate de riesgo

11.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

A juzgar por la deriva cainita que está tomando el proceso el PSOE no va conseguir nada bueno de las primarias. En este registro, el episodio protagonizado por el alcalde de Calasparra (José Vélez), llamando despectivamente "faraona" a Susana Díaz presidenta de Andalucía y acusando a la Gestora de prácticas mafiosas y de haber dado un "golpe de Estado político", sería un síntoma de la aguda e irracional división en la que están instalados quienes voluntariamente pertenecen a un partido en el que las relaciones entre sus miembros deberían estar enmarcadas en la cordialidad y el respeto.
Es verdad que la propia historia de esta organización demuestra que no es la primera vez que entre sus partidarios se decreta un estado de guerra civil. Y no hace falta remontarse a Largo Caballero en su batalla con Indalecio Prieto. Más cerca nos pilla aquél otro confuso episodio de cuando los "renovadores de la mierda". Lo que tiene de peculiar el enfrentamiento de nuestros días es que está siendo televisado en directo. Y ya se sabe que cuando se enciende el piloto rojo la gente se viene arriba.
Por eso no me ha sorprendido que el alcalde (socialista) de Calasparra, el mencionado señor Vélez, haya dicho que tal vez erró en la forma de decirlo pero que no va a pedir perdón por decir la verdad. Llamar "mafiosos" a sus compañeros de partido y acusarles de dar "golpes de Estado políticos" ¿es una verdad o una calumnia? Si entre ellos se las gastan así, ¿cómo tratarán a sus adversarios? Miedo da pensarlo.
Por eso creo que si el PSOE quiere sobrevivir sin escisiones a esta crisis, el próximo lunes, fecha acordada para el primer y único debate entre los tres aspirantes a la secretaria general, los militantes, pero también los votantes del partido, deberían exigir que la intención de los aspirantes no fuera buscar un trampolín para sus ambiciones a costa de un "caiga quien caiga" -que sería letal para la continuidad de la organización-. Lo que de ése debate debería quedar en la retina y en la memoria de los partidarios del PSOE y también del resto de los españoles es que gane quien gane las primarias este partido vuelve a ser una organización fiable, digna de confianza política. No una secta detrás de un dirigente fanatizado. Es muy alto el riesgo que corre el PSOE en ese debate. Lo que está en juego es el futuro del partido y puede que también la estabilidad del modelo político nacido y asentado en la vigente Constitución. A eso me refiero al decir que es un debate de riesgo.


Victoria Lafora - Rajoy en su laberinto

11.05.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

La primera comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso, tras la detención de Ignacio González, la dimisión de Esperanza Aguirre y, sobre todo, la terrible sospecha de que la Fiscalía y el ministerio del Interior han ayudado y filtrado información a una organización criminal, ha sido demoledora.
Ni una explicación, ni una disculpa a los ciudadanos. Incluso se ha permitido apoyar la gestión del fiscal anticorrupción Manuel Moix, cuestionado por todos los fiscales y que incluso mintió en su maniobra para apartar a los fiscales del caso Lezo. Para Rajoy la única solución a todos los problemas es aprobar los presupuestos y "así se acabara con la corrupción".
En iguales términos, pero con un cierto toque de chulería, ha contestado desde el escaño el ministro Catalá. No sabemos si en aquella conversación entre Zaplana e Ignacio González, en la que éste último relataba su falta de empacho en decirle "a Rafa" que nombrara a Moix que era "un tipo serio y bueno", se estaba refiriendo a Rafael Catalá, el mismísimo ministro, el único con poder de nombramientos en la fiscalía.
Cada día que pasa, el teléfono pinchado del ex presidente de la Comunidad de Madrid vomita más datos comprometedores para el ministerio de Justicia y la Fiscalía. Cada vez hay más fiscales valientes que se atreven a denunciar las advertencias que hicieran a sus superiores sobre los lazos de afinidad entre los ahora detenidos y la Fiscalía Anticorrupción. Que lo hicieron antes del nombramiento de Moix, que presentaron pruebas y pese a ello el fiscal general les mintió y, además, siguió adelante con el nombramiento.
¿Por cuánto tiempo cree Rajoy que va a poder sostener este escándalo sin que le explote? ¿Va a esperar a que la oposición presente la semana próxima en el Congreso la petición de reprobación de Rafael Catalá o le va a pedir personalmente que dimita y que se lleve a toda la cúpula fiscal? ¿No siente vergüenza el ex magistrado Juan Antonio Zoido, hoy ministro del Interior, de que su subordinado, el Secretario de Estado José Antonio Nieto, haya enviado una carta a la fiscalía exigiendo que le informen de si se le considera el responsable de la filtración a los hermanos González? ¿Pensará el jurista Zoido que esa actuación se enmarca dentro de un estado de Derecho? Son demasiadas preguntas a las que el Gobierno, de momento, se niega a contestar.
Pero a Mariano Rajoy ya no le vale amenazar con una nueva convocatoria electoral. El CIS ha demostrado que su valoración y la de su partido van cuesta abajo. Puede que renueve mandato pero con mayor precariedad y falta de apoyos.
A lo mejor ha llegado la hora de empezar a limpiar en el Gobierno lo que no ha podido o no ha querido hacer en su partido.


Francisco Muro de Iscar - Tiempo de fragilidad

11.05.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Vivimos instalados en la fragilidad. Partidos, líderes, memoria, negocios, finanzas frágiles. Hasta la corrupción empieza a ser frágil cuando actúa la justicia, aunque sea tarde y de forma insuficiente porque no se repara el daño ni se devuelve lo robado. Somos una sociedad tan frágil como global, amenazada por muchos frentes, que vive instalada en la inmediatez y que no tiene proyectos de futuro. Nos conformamos con vivir el día a día, nos refugiamos en la apariencia, en lo que pretendemos ser, pero lo aparente se desnuda con facilidad y descubrimos que detrás sólo hay vacío. No es sólo la postverdad, es decir, el imperio de las mentiras empujado desde tribunas y espacios incontrolados, es la inconsistencia.
La política es la mayor prueba de fragilidad. Europa tiembla y tiene que inventarse un líder nuevo, frágil, Macron, que todavía no ha demostrado casi nada y que va a tener que enfrentarse con un país que no ha hecho, en décadas, ninguna de las reformas que exige una sociedad moderna. Su contrincante era alguien que apelaba a los sentimientos y no a la razón ni a la autoridad moral. Muy pocos líderes actuales la tienen y muy pocos respetan lo que son. Manuel Valls, hasta hace poco la esperanza del socialismo francés, acaba de abandonar sus filas con premeditación y alevosía y ha dado el penúltimo empujón al Partido Socialista para que se disuelva. Antes había tenido muchas ayudas por la incompetencia de los líderes del PS y su incapacidad -compartida por todo el socialismo europeo- de encontrar respuestas nuevas a tiempos nuevos. Si en España Sánchez gana a Díaz, y puede ganar, se acabó también el viejo PSOE y la política quedará sin un contrapeso fundamental, inclinándose hacia el extremo más pernicioso, menos moderno, más sectario. Pero si el socialismo sobrevive y no presenta ideas nuevas, dará igual Sánchez que Díaz.
Se ha perdido la "auctoritas" esa que, durante la transición elevó al poder a los que sabían y a los que querían y buscaban el consenso para alcanzar un proyecto compartido. Ahora gestiona el que manda, no el que sabe. La mayor parte de los políticos españoles se ha curtido en la escuela del partido y en la política de la obediencia al líder, no en la lucha de la empresa o de la sociedad. Sube el que obedece y es más servil, no el que lo merece. Los partidos dan con demasiada frecuencia el poder a personas incompetentes.
Jordi Pujol o Trump son ejemplos de los líderes que hemos creado o que toleramos. Nadie en Cataluña ha pedido disculpas por los desmanes revelados del jefe de todo ni ha propuesto quitarle al patrón del clan de los golfos apandadores el título de "molt honorable". Tampoco se ha puesto en marcha una comisión de investigación sobre sus desmanes y los de su mujer. Su historia no es una tragedia griega sino un vodevil o un autosacramental ateo. Lo de Trump será mucho peor que lo que es ahora. No puede ir a bien lo que se basa en la testosterona. Decía Omar Khayyam que "entre la fe y la incredulidad, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo" -la fragilidad- pero añadía que "la vida misma está en ese soplo que pasa.


Carmen Tomás - El paro preocupa, pero un poco menos

10.05.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

El CIS hizo público el lunes su barómetro de abril. En la lista de problemas que más acucian a los españoles el paro sigue siendo uno de los que más preocupan. De hecho, prácticamente el 70 por ciento de los encuestados declara que es su principal asunto de preocupación. Sin embargo, hay que decir que el desempleo se ha situado en el nivel más bajo de la tabla desde noviembre desde 2008 y por debajo del 70 por ciento. Parece que se va reflejando en el ánimo de los españoles, la clara mejoría que se va constatando mes a mes en los datos de empleo publicados tanto por el INE como por el Ministerio de Empleo. Por ejemplo, los últimos conocidos y que corresponden al mes de abril con una bajada espectacular e histórica tanto del número de parados como de afiliaciones a la Seguridad Social.
Es obvio que el camino aún no ha concluido. Más de tres millones de personas siguen en las listas y hay que continuar con el camino de las reformas y de mejoras en la calidad del empleo. Ya parece que algunas grandes sectores productivos empiezan a ganar suficiente dinero como para afrontar aumentos de las plantillas y subidas de salarios. Es el caso de las grandes superficies que han anunciado alzas salariales de hasta el 2,5 por ciento. La crisis ha hecho estragos en los salarios, aunque según datos del INE, los salarios medios han subido en estos años.
Hay que dejar claro que a pesar de que la mayoría de los empleos se han creado en el sector turístico y la construcción, ya se empiezan a poder contar por miles los empleos que crea el sector de las nuevas tecnologías. De hecho, hay según los expertos miles de puestos de trabajo que ni siquiera aún se han creado. Pero, para cubrirlos habrá que estar preparados. Miles de jóvenes dejaron los estudios en los años de la burbuja para dedicarse a ganar buenos sueldos en la construcción. Eso ya no va a volver y la formación debe ser el horizonte de nuestros jóvenes. Acabar con el abandono escolar que se ha reducido, pero aún tiene que ser mucho menor y sobre todo buena formación y adecuada a los nuevos puestos de trabajo que se están creando y para los que se van a crear en el futuro. Es una buena noticia que la preocupación por el paro empiece a remitir, aunque sea suavemente. Después de tantos años, 10, de crisis, los españoles necesitan encauzar sus vidas muchas truncadas por la crisis, la falta de empleo y la incapacidad de hacer frente a sus gastos vitales.


Fermín Bocos - Errores de conveniencia

10.05.17 | 08:42. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

No había misterio. En Cataluña todos estaban al tanto de los negocios ilícitos de la familia Pujol aunque la clase política y algunos periódicos hacían como que no se enteraban. Es lo que tiene la corrupción que cuando está incrustada en el sistema es como el ruido de los aparatos de aire acondicionado, al principio se nota pero llega un momento en el que uno se acostumbra. Máxime si, como es el caso, a través del extendido procedimiento del pago de comisiones por parte de las constructoras para obtener contratas de obra pública -el famoso 3%- eran muchos los que se benefician del sistema.
Sabiendo como sabemos hasta dónde ha llegado la cosa lo que cabe preguntarse es por la razón del larguísimo período de impunidad del que se han beneficiado la familia Pujol y sus allegados políticos, los dirigentes y gestores de Convergencia Democrática, partido travestido en el PdeCat cuyas sedes siguen embargadas por decisión judicial.
La razón no es otra que la protección política. En este caso por cuenta de sucesivos gobiernos de España (primero con Felipe González, después con José María Aznar) que pactaron superar sus precariedades parlamentarias negociando el apoyo de los diputados entonces catalanistas, hoy independentistas. Cerraron los ojos a sabiendas de la trama organizada por Jordi Pujol, un ciudadano que presumía de honorabilidad al tiempo que según tardía confesión (julio de 2014) llevaba una veintena de años defraudando al Fisco al que ocultó una partida de más 800 millones de pesetas de dudosa procedencia.
En 1984 ("caso Banca Catalana") los fiscales Mena y Villarejo habían reunido pruebas abrumadoras acerca de la responsabilidad de Pujol (a la sazón presidente de la "Generalitat") en el saqueo de esta entidad bancaria hoy desaparecida. Fueron apartados del caso y Pujol siguió dando lecciones de moralidad muy en su estilo de predicador artero. Si en aquellos días se hubiese dejado actuar a la Justicia es probable que hoy España no tendría que enfrentarse al desafío separatista. Tampoco fue buena idea aquello de "hablar catalán en la intimidad" (Pacto del Majestic PP-CDC, que permitió a José María Aznar formar su primer Gobierno aún estando en minoría en el Congreso. Aquellos errores políticos de conveniencia los pagaremos durante mucho.


No te va a gustar - El Presidente anda perdido

10.05.17 | 08:42. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Dicen que más importante que saber llegar es saber marcharse. Y no molestar con el recuerdo de lo que hiciste. Lo digo en el día en el que el Congreso de los Diputados, cuando el planeta tanto está cambiando hacia un futuro incierto, pide al Gobierno que saque a Franco y a José Antonio Primo de Rivera del Valle de los Caídos. No me parece lo más urgente del mundo, la verdad, aunque reconozco que el recuerdo de quien fue llamado Generalísimo y era un dictador culpable de muchos crímenes de guerra y posguerra me pone los pelos de punta.
Hace años que recorro las universidades y no he constatado que los jóvenes españoles, acostumbrados a vivir en democracia, sientan angustia por la presencia de aquel caudillo enterrado en un paraje de España, aunque sea en el faraónico Valle: simplemente, lo ignoran. He concluido una encuesta entre doce mil estudiantes entre dieciséis y diecinueve años y les hemos preguntado quiénes son sus modelos a imitar, del presente o del pasado. Ninguno ha respondido que Franco, o José Antonio, sean, desde luego, sus mitos, ni para bien ni para mal. Claro que entre tales mitos no figura ningún político, vivo o muerto. Más bien, nuestros jóvenes quisieran ser Amancio Ortega, o Bill Gates, o Emma Watson; tal como se lo cuento a usted.
Lo peor de abandonar un cargo es que, al poco, nadie te recuerde. O, como en frase genial dijo Felipe González, que luego no ha tenido un comportamiento demasiado edificante como ex, te conviertas en un jarrón chino, que nadie se atreve a tirar a la basura, pero que tampoco nadie sabe dónde colocarlo: no hay rincón en la casa para el jarrón chino. Sobre todo, cuando insiste en dar lecciones que nadie le pide, acogerse a puertas más o menos giratorias o influir en sus sucesores: hay muy pocas excepciones que desmientan el conflicto entre sucesor y sucedido.
La memoria de Franco, lo digo sin ánimo de comparar, por supuesto, con otros ejemplos democráticos que cito, es un incordio, un jarrón chino: nadie sabe dónde ponerle. Personalmente, no creo recordar que jamás, ni por curiosidad, yo acudiese a visitar la losa. Por mí, que se quede ahí, acumulando telarañas: olvidemos a quien fue pesadilla para tantos. Sí creo, en cambio, que los personajes públicos a los que votamos -no fue, obviamente, el caso de Franco-- deberían dejar testimonio, con luces y sombras, de su paso por el poder. No edulcorando su personal historia, desde luego. Las memorias hagiográficas y olvidadizas de tantos políticos, no solamente españoles, carecen de valor: no nos aportan nada nuevo. Entre otras cosas, porque no tienen el humor suficiente para reírse de sí mismos ni el coraje bastante para revelarnos qué hicieron mal, amparados en los recovecos de la oscuridad que permite el poder.
Hay, quizá, una excepción de la que deberíamos aprender. Me refiero a ese Bill Clinton, que ha decidido unirse al novelista James Patterson para juntos escribir una obra de relativa ficción: The President is missing, que podría traducirse como "el presidente ha desaparecido" y también, y a mí me gusta más, "el presidente anda perdido". Bueno, al menos un poco de imaginación alumbrando la política, cuando, de todas formas, la realidad supera a lo inventado: mire usted, por ejemplo, la biografía de Macron. O la de Trump, que, es obvio, nada tiene que ver con la del nuevo y respetable presidente de la República francesa, si no es la diferencia de edad con su pareja. O los manejos en la oscuridad de Putin. O lo de los misales de la ex cónyuge del ex molt honorable.
Porque a veces quien anda perdido es, más que el ex presidente de turno, que ya veremos si en su alianza con Patterson recuerda algún pasaje sobre becarias, el propio presidente en ejercicio. Y todos, todos, deberíamos tener cuidado con lo que hacemos con nuestras vidas, no vaya a ser que un día algunos, incluso con toga, nos exijan que escribamos nuestras memorias. Y no en plan novela, precisamente. No nos perdamos en el hoy, porque alguien puede que nos encuentre mañana, recordándonos con espanto.


Escaño cero - "¡Cuidado!"

10.05.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

El sentimiento de euforia que recorre Europa por el triunfo de Emmanuel Macron puede hacer que los árboles no nos dejen ver el bosque.
Y es que primero fue Alexander Van der Bellen en Austria, luego Mark Rutter en Holanda, ahora Emmanuel Macron en Francia quienes han puesto freno al auge del populismo. Sí, podría parecer que es así y que por tanto no tenemos nada que temer. Pero lo cierto es que hace unos meses Austria, y por tanto el resto de Europa, contuvo la respiración ante el duelo entre el candidato progresista a la presidencia del país Van der Bellen frente al candidato populista Norbert Hofer. Y lo mismo ha sucedido recientemente en Holanda donde el conservador Mark Rutter venció al xenófobo Geer Wilders. Y el domingo Emmanuel Macron se hacía con la presidencia de la Republica frente a Marine Le Pen.
Pero a pesar de que por ahora los partidos populistas y xenófobos no logren ganar elecciones lo cierto es que están ahí, y que su fuerza es cada vez mayor. En Grecia Amanecer Dorado se ha convertido en una fuerza con peso parlamentario. En Alemania Alternativa para Alemania, de cariz xenófobo, cada vez toma más fuerza y representación en los lander. Y ahora Marine Le Pen que, aunque derrotada, cuenta con once millones de votos, o sea el treinta y cinco por ciento del electorado francés.
De manera que vamos ganando batallas pero aún no hemos ganado la definitiva que es volver a desterrar de Europa la xenofobia y los populismos engañosos que pueden devolvernos a las épocas más oscuras de la Historia europea.
Por eso es más necesario que nunca que los dirigentes políticos que comparten los valores que han hecho posible la Europa que conocemos, la Europa de la libertad, de la democracia, del bienestar, de las oportunidades, vuelvan a pisar el suelo, a escuchar a los ciudadanos que viven angustiados no solo por las consecuencias de la crisis económica que hemos padecido sino por algunas de las consecuencias de la globalización.
Los dirigentes de los partidos que hicieron posible nuestra Europa, la que ha dado lugar a la Unión Europea, tienen que volver a palpar la realidad y a ofrecer respuestas a los problemas de los ciudadanos. Si no lo hacen, si simplemente se conforman con haber ganado una batalla a las fuerzas populistas, puede que entonces la siguiente la pierdan, es decir nos la hagan perder.
Bruxelas no puede seguir siendo la madrastra que impone planes de austeridad que castigan a los países más pobres y tienen consecuencias devastadoras para sus ciudadanos.
El proyecto de Europa no puede ser otro que el que la economía esté al servicio de los ciudadanos y no los ciudadanos al servicio de los poderes económicos. Ese es el reto.


Pedro Calvo Hernando - El momento es fascinante

10.05.17 | 08:42. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Sin que esto sea descubrir América, los días que estamos viviendo pueden ser decisivos para el futuro de España y de Europa, con motivo de las primarias del PSOE y de la elección de Macron como presidente de la República francesa. Me encanta, no lo puede evitar, vincular de esta manera a España con Francia, a Francia con España. Lo vamos a ver en el corto espacio de tiempo que viene con la elección de uno de los tres candidatos a la secretaría general del PSOE y con las elecciones legislativas en el país vecino. Ambos acontecimientos van a marcar aquel futuro y la etapa que ahora viene traerá las claves de lo que vamos a vivir y el descubrimiento de los hilos que relacionen de alguna manera los dos acontecimientos. Desde ahora mismo puede afirmarse que tales hilos existen y que el primero es la estrecha relación de ambos con la definitiva transformación y superación del mapa político-ideológico de Europa, por mucho que sea cierto que esa superación no afecte a Alemania, donde los dos grandes partidos de la derecha y de la izquierda siguen siendo los que eran.

Quizá porque ambos han sabido mantener el nivel que otros no supieron o no quisieron mantener.
Lo de Francia es un ensayo para descubrir qué les depara a nuestros vecinos la caída del gaullismo+socialismo como ejes de la vida política durante tantas décadas. El gran país de las grandes lecciones políticas desde el siglo XVIII tendrá ahora que demostrar si continúa a la cabeza del creacionismo ideológico o si se alinea con el vulgo de las naciones normalitas. Bastante dependerá de su acierto en el nombramiento de primer ministr@. Lo va a tener difícil, con un presidente sin gran experiencia ni bagaje político-ideológico, aunque con la frescura de su juventud y su modernidad. Y por delante lleva el título de haber dejado en la cuneta a la líder del neofascismo. Y en España la encrucijada del PSOE es muy difícil y la izquierda reza por Pedro, la derecha por Susana, y nadie sabe ni quiere andarse con muchos disimulos. Y ni siquiera tenemos la compensación de un más alto grado de imparcialidad en el panorama de los medios, o por lo menos de equilibrio. En cualquier caso, el momento es fascinante, la pugna Susana-Pedro es enloquecedora y los españoles se juegan todo o casi todo, en política, a una carta. Dios nos ampare.


Más que palabras - Sor Ferrusola en su convento

10.05.17 | 08:42. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Un documento bancario extraído del sumario del caso Pujol, revela un código en clave que utilizaba la familia con el objetivo de ocultar su dinero en Andorra. El documento, recogido estos días en todos los medios de comunicación, contiene un mensaje manuscrito que habría escrito de su puño y letra la esposa del expresident, Marta Ferrusola.
Ferrusola que se dirige a su gestor bancario en el Principado como "reverendo mosén" y se presenta como la "madre superiora de la Congregación". Pero es que además, para pedir un traspaso de su cuenta a la de su hijo, Jordi Pujol Júnior, solicita el traspaso de "dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia". El mensaje termina con una última orden: "El ya le dirá donde debe colocarse".
La nota manuscrita se incluye en un extracto de solicitud de operación bancaria de la Banca Reig (posteriormente AndBank), donde se recoge la cantidad de 2 millones de pesetas -que corresponde a los "dos misales" indicados-. El manuscrito está fechado el 14 de diciembre de 1995, es decir hace casi 22 años, por lo que habrá que ver si estás operaciones mafiosas terminan por ser un capítulo oscuro de esta familia sin escrúpulos pero sin consecuencias judiciales y penales.
Hace poco en una columna yo me refería a la madre de los Pujol como la "jefa del clan" pero esto de convertirse en "madre superiora" como ella misma se definía, retrata todavía mejor a un personaje nefasto, maquiavélico cuya influencia en el clan manejando a su antojo el dinero, moviéndolo en paraísos fiscales y abroncando a su marido y sus hijos como si fueran marionetas ya es innegable, como lo es que la familia amasó una fortuna de miles de millones de euros.
El otro día Ricardo Colmenero escribía una columna estupenda haciendo un paralelismo muy certero de este mensaje encriptado de la matriarca: "Los últimos documentos, con una madre superiora, un reverendo, un capellán y misales bailando de biblioteca en biblioteca exigiría quitarle la instrucción a la Policía Judicial y directamente a fray Guillermo de Baskerville y su pupilo Adso de Melk, protagonistas de El nombre de la rosa. Quizá sólo así podríamos orientarnos en la laberíntica biblioteca de los Pujol, encontrar a los políticos que degustaron su literatura con la lengua y un dedo manchados de negro, y hasta puede que el libro perdido de Poética de Aristóteles, que va sobre la risa. Con ellos habríamos sabido antes del papel de Marta Ferrusola en la abadía de Andorra, y además con unos escritos de acusación bellísimos: "Encuentro difícil convencerme a mí mismo de que Dios introdujera a un ser tan malo en la creación sin dotarlo de algunas virtudes" se decía en el artículo. ¡Que gran verdad!

La madre superiora no quería nadie que relatará lo que ocurría en su convento, por eso nos odiaba a los periodistas que osábamos criticar su forma de actuar ni siquiera nos "tragaba" en el momento de mayor carisma y popularidad de su esposo, cuando algunos la miraban como quien pudo haber sido y no fue como una Evita Perón catalana a las que todos rendían pleitesía. Ella nos ponía a todos bajo sospecha: a los más próximos ideológicamente al partido de su marido les criticaba porque no eran lo suficientemente radicales y a los demás o les veía una tibieza patriótica insufrible para su convento o les enviaba a la Inquisicion nacionalista por su abyecta sumisión a los intereses de "Madrid". "Váyase usted a la mierda", le dijo a un periodista que esperaban a la puerta de su casa para preguntarle por las noticias que aparecía sobre la corrupción de este clan mafioso. Pero no solo humilalba a los periodistas se mofó en sede parlamentaria de las preguntas de sus señorías y humillaba a cualquiera que se le pusiera por delante e intentara atacar a su familia corrupta. Sor Ferrusola ha repartido estopa a todo el mundo para poder seguir robando a manos llenas. Su fuerte carácter atestigua la impronta que ha dejado en el clan. Todavía hoy, en su pueblo natal, Queralbs, incrustado en pleno Pirineo, en las faldas de la estación de Núria, su marido, Jordi Pujol, no es Jordi Pujol.
Ni es el ex President. Es el marit de la Marta (el marido de la Marta) y así ha sido siempre. Ya se sabe lo que dice el dicho popular que ella ha hecho cierto y aplicado en primera persona: "para lo que me queda en el convento."


Douce Francia, vota por Macron, con musha Firicutancia

08.05.17 | 22:29. Archivado en Miguel Cancio

DOUCE FRANCIA, VOTA POR MACRON, CON MUSHA FIRICUTANCIA

Para pedir poética, jondamente el voto por Macron por el bien de Francia, Europa y el mundo, por el reformista Liberalismo Humanista (cristiano; creyente, no creyente) de Juego Limpio, responsable, abierto, crítico positivo y universal, por la Dignidad Ciudadana y Social, y que hay que aplicar, en la realidad-practica real, a escala local, regional, nacional e internacional-global, damos cuenta de las coplas “Douce Francia, vota por Macron, con musha Firicutancia”, que nos han enviado los Trobeiros-Jaruleiros, combatientes del “Camino Francés” del “Camino de Santiago”, por el buen amor y la buena amistad, la buena alegría e ironía, la felicidad, la justicia, el bien, la belleza, lo sublime, la verdad…; que nos han enviado los Trobeiros-Jaruleiros afrancesados y aflamencados Agustín “El Zamorano Jupiterino”, Galín Galineiro, Licho Licheiro y Lariko Larikeiro, que han lanzado a la fama al famoso cuarteto de repercusión universal llamado “Le Bon Chemin/ O Bo Camiño/ El Buen Camino/ Ele, la Graçia”; y que nos han enviado sus coplas a partir de los grandes cantantes, siempre presentes en nuestros corazones, Charles Trenet, Charles Aznavour, Dalida y Leo Ferré, y de los Siempre Vivos, Pucho Boedo, Antonio El Pescadilla con Lola Flores y Bambino de Utrera.

Y dicen así las coplas “Douce Francia, vota por Macron, con musha Firicutancia”:

“Dulce Francia/ el país que nos acogió/ y nos brindó/ su arte, dérision y buen paisaje/ su buena cultura, enseñanza y sabrosura/ Dulce Francia/ por favor, no te equivoques/ ¡por Dios!/ no votes por las demagogias, por los viejos y nuevos piratas, extremismos, populismos, nacionalismos, comunismos y dogmatismos/ por los viejos y nuevos narcisismos, fanatismos, fundamentalismos/ Dulce Francia/ no votes por el miedo, el odio, el pesimismo, la negatividad, la exclusión, el racismo, la xenofobia, la cerrazón, el proteccionismo, la descalificación, la deslegitimación, el ninguneo y linchamiento de los competidores, adversarios y críticos, convertidos en los peores enemigos, en los enemigos y chivos expiatorios perfectos/

Dulce Francia/ no votes por la mentira, el engaño, el fraude, por el/los que dan gato por liebre, por los prepotentes, arrogantes y soberbios, por la inadmisible intolerancia…/

Dulce Francia que nos diste el Camino Francés/ O Bo Camiño/ Le Bon Chemin/ El Buen Camino/ A Santiago voy/ de Santiago vengo/ La Mejor BuenAndancia/ Dulce Francia/ vota para acabar con la vagancia, los todovale, los caraduras, la mangancia, los vende-cobraHumos-Fumes con cargo a lo público, a lo que sea menester, y que nos arruinan material, inmaterial, espiritual y moralmente, nos vienen llevando a la perdición/ Dulce Francia/ vota por acabar con la oligarcancia y la nomenklaturrancia/

Dulce Francia/ para acabar con el Declive, con el muy negativo estatalismo, con la gran deuda y el muy grande malgasto publico, con el déficit, con el paro, con la corrupción y que vuelvan los buenos tiempos como los “Treinta Prodigiosos”/ Dulce Francia/ hay que arremangarse, trabajar y competir bien y dejarse de subvencionismos, asistencialismos, de continuos y excesivos privilegios por arriba, en medio y abajo, dejarse de victimismos, del nacional-plañiderismo/

Dulce Francia/ vota bien/ vota porque continúe el buen glamour, tu buena moda, el buen vino y la buena pitanza/ pero ¡Mon Dieu! con templaza/

Dulce Francia/ vota por Macron/ Mais, con Macron y-o sin Macron/ vota siempre por la necesaria lucha por el juego limpio, por la libertad, el trabajo, critica y justicia deontológicos, honrados, humildes, responsables, respetuosos, justos y rentables económica y socialmente/ por la liberación de las energías creativas y positivas/ de las inteligencias múltiples/ por la buena, necesaria ética estética esperanza/ por la buena filosofía, ironía y alegría/ por el buen cante y baile/ Que reste-t-il des nos beaux jours/ la buena fragancia/ por le bon amour, humour, la buena elegancia/

Douce France, je t’aime pour toujour/ con agradecimiento/ avec beaucoup d’abundancia/ con constancia, con mucha prestancia, con equimaxisuperponderancia/ con mucha e boa risancia/ pero, por favor, vota bien/ Douce France/ Notre France/ vota por mucho menos estatalismo/ intervencionismo/ mucho mas emprendimiento, creatividad/ con imaginación, con gracia, con seguridad, con temperamento/ con firmeza democrática contra la inseguridad, el terrorismo y contra los que les hacen el juego/ sin contaminaciones ni manipulaciones, sin corrupciones, ni juegos sucios/

Dulce Francia/ con buenas razones, buenas emociones, buenos jamones, buenas representaciones/ con buenos imaginarios, relatos, discursos y acciones/ con fina guasa, con mucha sustancia/

Dulce Francia/ Que Viva la Flamenca France Fantastique-FFF/ une joyeuse chanson du printemps/ Si cantan eres tu quien cantas/ Amada Mía/ canciones, palos, pases de Doré, Merimée, Gautier, Chateaubriand de Cadiz/ de Chaquetón, La Macarrona, El Beni y Pericón de la Françe/ Que Viva Notre Zidane d’Almeríe! ¡Mon arme-Mi arma! ¡Hala Madrid!/ Patrimonio de la Humanidad/ Que Viva el TTT-Tiri Ti Trán/ Quelle Grandeur¡/

Dulce Francia/ vota por Macron/ con mucha Aseverancia, con mucha Alabançia, con musha Firicutancia…”

Fdo. Miguel Cancio de Vegadeo (Mamá, hoy en el Día de la madre, te quiero mucho y siempre me acuerdo de ti y también de papá. Vivan siempre los buenos padres y que siempre hay que apoyar con justicia justa), Economista (Universidad de Santiago de Compostela), sociólogo (Universidad Paris VIII-Vincennes; École des Hautes Études en Sciences Sociales; Collègue de France; Paris-Francia), profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Tfo.: 610-971117; CE: miguelcancio.usc@gmail.com; Pagina web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; domingo 07-05-17


Douce Francia, vota por Macron, con musha Firicutancia

08.05.17 | 22:29. Archivado en Miguel Cancio

DOUCE FRANCIA, VOTA POR MACRON, CON MUSHA FIRICUTANCIA

Para pedir poética, jondamente el voto por Macron por el bien de Francia, Europa y el mundo, por el reformista Liberalismo Humanista (cristiano; creyente, no creyente) de Juego Limpio, responsable, abierto, crítico positivo y universal, por la Dignidad Ciudadana y Social, y que hay que aplicar, en la realidad-practica real, a escala local, regional, nacional e internacional-global, damos cuenta de las coplas “Douce Francia, vota por Macron, con musha Firicutancia”, que nos han enviado los Trobeiros-Jaruleiros, combatientes del “Camino Francés” del “Camino de Santiago”, por el buen amor y la buena amistad, la buena alegría e ironía, la felicidad, la justicia, el bien, la belleza, lo sublime, la verdad…; que nos han enviado los Trobeiros-Jaruleiros afrancesados y aflamencados Agustín “El Zamorano Jupiterino”, Galín Galineiro, Licho Licheiro y Lariko Larikeiro, que han lanzado a la fama al famoso cuarteto de repercusión universal llamado “Le Bon Chemin/ O Bo Camiño/ El Buen Camino/ Ele, la Graçia”; y que nos han enviado sus coplas a partir de los grandes cantantes, siempre presentes en nuestros corazones, Charles Trenet, Charles Aznavour, Dalida y Leo Ferré, y de los Siempre Vivos, Pucho Boedo, Antonio El Pescadilla con Lola Flores y Bambino de Utrera.

Y dicen así las coplas “Douce Francia, vota por Macron, con musha Firicutancia”:

“Dulce Francia/ el país que nos acogió/ y nos brindó/ su arte, dérision y buen paisaje/ su buena cultura, enseñanza y sabrosura/ Dulce Francia/ por favor, no te equivoques/ ¡por Dios!/ no votes por las demagogias, por los viejos y nuevos piratas, extremismos, populismos, nacionalismos, comunismos y dogmatismos/ por los viejos y nuevos narcisismos, fanatismos, fundamentalismos/ Dulce Francia/ no votes por el miedo, el odio, el pesimismo, la negatividad, la exclusión, el racismo, la xenofobia, la cerrazón, el proteccionismo, la descalificación, la deslegitimación, el ninguneo y linchamiento de los competidores, adversarios y críticos, convertidos en los peores enemigos, en los enemigos y chivos expiatorios perfectos/

Dulce Francia/ no votes por la mentira, el engaño, el fraude, por el/los que dan gato por liebre, por los prepotentes, arrogantes y soberbios, por la inadmisible intolerancia…/

Dulce Francia que nos diste el Camino Francés/ O Bo Camiño/ Le Bon Chemin/ El Buen Camino/ A Santiago voy/ de Santiago vengo/ La Mejor BuenAndancia/ Dulce Francia/ vota para acabar con la vagancia, los todovale, los caraduras, la mangancia, los vende-cobraHumos-Fumes con cargo a lo público, a lo que sea menester, y que nos arruinan material, inmaterial, espiritual y moralmente, nos vienen llevando a la perdición/ Dulce Francia/ vota por acabar con la oligarcancia y la nomenklaturrancia/

Dulce Francia/ para acabar con el Declive, con el muy negativo estatalismo, con la gran deuda y el muy grande malgasto publico, con el déficit, con el paro, con la corrupción y que vuelvan los buenos tiempos como los “Treinta Prodigiosos”/ Dulce Francia/ hay que arremangarse, trabajar y competir bien y dejarse de subvencionismos, asistencialismos, de continuos y excesivos privilegios por arriba, en medio y abajo, dejarse de victimismos, del nacional-plañiderismo/

Dulce Francia/ vota bien/ vota porque continúe el buen glamour, tu buena moda, el buen vino y la buena pitanza/ pero ¡Mon Dieu! con templaza/

Dulce Francia/ vota por Macron/ Mais, con Macron y-o sin Macron/ vota siempre por la necesaria lucha por el juego limpio, por la libertad, el trabajo, critica y justicia deontológicos, honrados, humildes, responsables, respetuosos, justos y rentables económica y socialmente/ por la liberación de las energías creativas y positivas/ de las inteligencias múltiples/ por la buena, necesaria ética estética esperanza/ por la buena filosofía, ironía y alegría/ por el buen cante y baile/ Que reste-t-il des nos beaux jours/ la buena fragancia/ por le bon amour, humour, la buena elegancia/

Douce France, je t’aime pour toujour/ con agradecimiento/ avec beaucoup d’abundancia/ con constancia, con mucha prestancia, con equimaxisuperponderancia/ con mucha e boa risancia/ pero, por favor, vota bien/ Douce France/ Notre France/ vota por mucho menos estatalismo/ intervencionismo/ mucho mas emprendimiento, creatividad/ con imaginación, con gracia, con seguridad, con temperamento/ con firmeza democrática contra la inseguridad, el terrorismo y contra los que les hacen el juego/ sin contaminaciones ni manipulaciones, sin corrupciones, ni juegos sucios/

Dulce Francia/ con buenas razones, buenas emociones, buenos jamones, buenas representaciones/ con buenos imaginarios, relatos, discursos y acciones/ con fina guasa, con mucha sustancia/

Dulce Francia/ Que Viva la Flamenca France Fantastique-FFF/ une joyeuse chanson du printemps/ Si cantan eres tu quien cantas/ Amada Mía/ canciones, palos, pases de Doré, Merimée, Gautier, Chateaubriand de Cadiz/ de Chaquetón, La Macarrona, El Beni y Pericón de la Françe/ Que Viva Notre Zidane d’Almeríe! ¡Mon arme-Mi arma! ¡Hala Madrid!/ Patrimonio de la Humanidad/ Que Viva el TTT-Tiri Ti Trán/ Quelle Grandeur¡/

Dulce Francia/ vota por Macron/ con mucha Aseverancia, con mucha Alabançia, con musha Firicutancia…”

Fdo. Miguel Cancio de Vegadeo (Mamá, hoy en el Día de la madre, te quiero mucho y siempre me acuerdo de ti y también de papá. Vivan siempre los buenos padres y que siempre hay que apoyar con justicia justa), Economista (Universidad de Santiago de Compostela), sociólogo (Universidad Paris VIII-Vincennes; École des Hautes Études en Sciences Sociales; Collègue de France; Paris-Francia), profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Tfo.: 610-971117; CE: miguelcancio.usc@gmail.com; Pagina web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; domingo 07-05-17


La semana política que empieza - Tres semanas que todo van a cambiarlo ¿O no?

08.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

La conjunción de fuerzas planetarias, la falta de planificación de los humanos (así como la perversión de algunos) y la vida, que es así, provocan a veces catástrofes, fenómenos naturales de muy diversa índole y, claro, agobios políticos. Como el de este mes de mayo, cuando, iniciado por la gran "final" de las elecciones francesas, todo se va a acelerar. Hablo, claro, de Macron, pero también de Rajoy, de Susana Díaz, de Pedro Sánchez, de Pablo Iglesias, de Puigdemont y hasta del disputado voto del diputado Pedro Quevedo. Ah, y, claro, de Vladimir Putin. Menudo coctel. Uno, con todos los apuntes debidamente (des)ordenados, tiende a pensar que mucho, pero mucho, puede cambiar en este mes de mayo del que aún nos quedan tres semanas. Tres semanas que conmocionarán no sé si al mundo, pero sí a España... O no, que diría el flemático Mariano Rajoy, que más parece un espectador de lo que ocurre que el necesario protagonista de estos veintiún próximos días que serán de infarto.
Bueno, ya hemos resuelto el dilema, que no lo era tanto, acerca de quién gobernará en el país vecino y un poco también en Europa, con permiso de Angela Merkel: suspiro de alivio, creo. Ahora tenemos que resolver la inquietante cuestión doméstica de quién gobernará en la sede socialista de la calle Ferraz, con todo lo que ello supone. Hombre, no es tan importante como librarse de Le Pen, por ejemplo, situando en El Elíseo a alguien que se proclama centrista puro, pero la cosa no deja de tener su trascendencia.
Ignoro quién ganará el sin duda bronco debate preelectoral entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, con Patxi López como tercero en concordia, ahora que se inicia oficialmente una carrera electoral interna que, en realidad, lleva meses desarrollándose. Esperemos que, al menos en estas primarias internas, los hackers considerados vinculados a Vladimir Putin permanezcan al margen, te comentan con humor unos socialistas catalanes, por cierto partidarios de Sánchez, con los que almuerzas en Barcelona. Serían, sigue la sorna, las únicas elecciones del mundo en las que no intervenga la "diplomacia de las redes" dicen que animada desde algún lugar oficioso de Moscú.
Creo, en todo caso, que los apoyos institucionales y mediáticos que está recibiendo Susana Díaz podrían no bastar para contrarrestar la furia, no sé si algo suicida, de una parte importante de la militancia socialista, harta de González, de Zapatero, de Rubalcaba, del Ibex y puede que de muchos de nosotros, periodistas que nos hemos aplicado a fondo hablando de los peligros que supondría una victoria del ex secretario general del PSOE frente a la tampoco muy convincente "lideresa" andaluza. Primer punto: si gana ella, tendrá que acercarse al PP para, juntos, contrarrestar el peligro separatista catalán, que algún paso decisivo, como convocar oficialmente el referéndum secesionista, podría dar este mes de mayo, aprovechando que Rajoy estará enfrascado en sus viajes y en su Presupuesto y que los socialistas están en lo que están, que bastante tienen. Segundo punto: si gana él, Pedro Sánchez...
Si gana Sánchez, el panorama podría cambiar de veras. No solamente porque Mariano Rajoy podría así encontrar un pretexto para anticipar unas elecciones que concluyan, de paso, con las "cesiones territoriales", esta vez a Euskadi y a Canarias, para ver aprobadas sus cuentas del Estado, unas cesiones que tanto enfado están provocando en otras autonomías. Es también que, si gana Sánchez, la aproximación a Podemos, que espera con ansia conocer el resultado de las primarias socialistas, se considera inevitable. Es decir, que el PSOE, ya dividido de antemano, tendrá que optar con una alianza a la derecha o a la izquierda. Una izquierda, la de Podemos, que ya ha convocado manifestaciones (la víspera de la jornada electoral en el PSOE, mire usted que casualidad) en apoyo a su moción de censura, que oficializará también por esos días: quieren ser la alternativa a Rajoy, dejando al PSOE en segundo plano. Y está a punto, creen muchos, de ocurrir.
Es en este momento cuando debe aparecer de veras la figura de Rajoy. De él depende dar un puñetazo en la mesa para empezar a arreglar el desastre que se está propiciando en Cataluña. Y, si usted me apura, hasta para dejar de propiciar el caos en el que se ha sumido el aún segundo partido del país, el que tiene tras de sí más historia, el que puede dejar huérfanos a muchos ciudadanos que, sintiéndose de izquierda, buscan ahora su Macron para alejarse de Benoit Hamon y, claro, de Melenchon. Sí, creo que desde el PP algunos propiciaron en su día, quizá algo irresponsablemente, el ascenso de Podemos para debilitar al entonces aún fortalecido PSOE; ahora tiene Rajoy la ocasión de enmendar algunos errores del pasado, como el que comento, y otros, incluyendo aquel recurso contra el Estatut catalán. ¿Lo hará?

Quién puede estar seguro de las reacciones de Rajoy: dar puñetazos en la mesa no es lo suyo. No es Fillon, desde luego, y menos Le Pen, pero tampoco Macron. Representa un mínimo de sentido común en el país descabellado, pero también representa el mínimo posible del hombre de Estado. Va a Tenerife, se supone que en un guiño a los de Nueva Canaria, y solo se le ocurre decir que "huiré de la bronca". Hay ya marianólogos como antes había kremlinólogos, que de la opacidad sacaban indicios que permitían ver hacia dónde podrían dirigirse los tiros políticos, pero incluso los marianólogos más acendrados permanecen en el desconcierto.
He escuchado a un interlocutor importante del presidente, que le animaba a poner en marcha políticas para ganar a ese siete por ciento de catalanes que quieren reformas nacionalistas, pero que temen al independentismo puro y duro, que Rajoy le respondió algo así como "sí, pero yo tengo que ganar en Soria". Ya lo he dicho muchas veces: no se puede estar simultáneamente en Soria y en Siria. NI sujetando La Moncloa y la plaza de Sant Jaume al mismo tiempo.
O sea: que Rajoy va a tener que abandonar su vieja tesis de que todos los problemas se pudren, su galleguismo perfeccionado hasta el extremo, para definirse. Tiene que cabalgar este mes de mayo si no quiere correr (y que corramos) el riesgo de que los caballos del Apocalipsis, o poco menos, le (nos) pase por encima. Y no, no me estoy poniendo apocalíptico. Es, simplemente, que no me gustan las tormentas perfectas, esas que se desencadenan cuando los elementos se alinean en nuestra contra. Al timón.


Francisco Muro de Iscar - Marquen las dos X en el IRPF

08.05.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) Estamos en plena campaña de la Declaración de la Renta, uno de los momentos más importantes de la responsabilidad social de los ciudadanos. Aquí también se esconde mucha corrupción, porque el fraude fiscal es uno de los delitos más graves ya que quita recursos indispensables para sostener el entramado del estado del Bienestar. Aquí hay una doble vara de medir. Si defraudan los políticos o los ricos, es un delito muy grave. Si lo hacemos los demás, no pasa nada. La corrupción de los cargos públicos supone, con razón, su absoluto desprestigio y debería apartarles de las responsabilidades políticas. Pero si lo hacemos los ciudadanos de a pie, ¿no pasa nada? Conciencia social, se llama.
En el IRPF, además, los ciudadanos tenemos una oportunidad que no se nos da en casi nada más. Podemos elegir destinar el 0,7 por ciento de nuestro IRPF a la Iglesia Católica y otro 0,7 por ciento a Actividades de Interés Social. Ni se paga más ni se devuelve menos. Nueve millones de personas, aproximadamente marcan la casilla de la Iglesia y, de ellas, el 60 por ciento marca también la casilla de Actividades Sociales. Hay todavía un 30 por ciento de contribuyentes, casi seis millones, que no marcan ninguna casilla y que dejan en manos del Gobierno de turno decidir a qué se dedica ese dinero. Como somos uno de los países europeos con menor gasto social, no decidir nosotros y dejar eso en manos del Gobierno de turno es, cuando menos un grave riesgo.
Los que marcan la casilla de la Iglesia son casi un millón más que hace diez años, seguramente porque saben que el dinero que va a la Iglesia Católica se va a emplear bien, en actividades de atención a los más desfavorecidos, a los privados de libertad, a los migrantes, a los que viven solos, a la actividad pastoral y social de la Iglesia. Este dinero, como el que va a las ONG no es una subvención, sino un dinero que los ciudadanos deciden con absoluta libertad. No hay privilegios. Muchas asociaciones, también los partidos o los sindicatos, reciben dinero público... pero no por decisión de los ciudadanos sino de los que gobiernan... La Iglesia Católica rinde cuentas al Ministerio de Justicia, se somete voluntariamente a una auditoría externa que es pública y su Portal de Transparencia es uno de los más completos de todas las instituciones. Paga sus impuestos, IBI incluido y el IVA sin derecho ninguno a repercutirlo, como todas las entidades o instituciones no lucrativas, las tasas municipales y la Seguridad Social produciendo importantes ingresos al Estado. Un reciente estudio de KPMG cifra en 22.600 millones de euros la aportación al PIB de los bienes de Interés Cultural de la Iglesia, con más de 160.000 empleos directos. Muchas ONG están también en esa línea.
Esos son argumentos económicos, pero los importantes son los sociales. Aunque me gustaría que un día la Iglesia Católica se autofinanciara, es decir que los fieles aportáramos nuestro dinero directamente a la Iglesia, mientras, este sistema es transparente y democrático. Al parecer, Justicia estudia extenderlo a todas las confesiones religiosas. Sería positivo. Marquen las dos casillas en el IRPF. Pueden ayudar a cambiar la vida de muchas personas, a darles esperanza. No se quejen de lo que se deja de hacer. Ayuden a que se haga.


Siete días trepidantes - Y nuestro Macron, ¿dónde estará?

07.05.17 | 08:42. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID (OTR/PRESS)

De acuerdo: un tal Emmanuel Macron, un personaje por el que nadie hubiese apostado hace ocho meses, llegará, con bastante probabilidad, a la Presidencia de la República Francesa. Es verdad que porque la otra opción es peor, pero ¿acaso no ocupamos los sitios que ocupamos porque se han quedado libres? Pues eso: que sin partido "consolidado", sin sedes por el territorio, sin contar con más apoyos conocidos que los de algunos financieros y muchos medios de comunicación, además, claro, de los votantes, Macron se ha alzado con el máximo poder -y es mucho poder- en la que posiblemente sea ya la tercera potencia económica y política del mundo. Y, cuando las barbas del vecino veas pelar, pon la gran pregunta a remojar: y nuestro Macron, ¿dónde estará?

Con indudable habilidad, porque sabe bastante de política, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha proclamado par de figuras internacionales tan atractivas ahora como Macron o el canadiense Trudeau. Aunque, por supuesto, hay sus diferencias... La Moncloa, con su característica prudencia, tan excesiva a veces, no ha querido inmiscuirse en el proceso galo, lleno de peripecias y de grandezas democráticas: sí, porque esas primarias, abiertas a los votantes y no solo a la militancia, son un signo democrático avanzado que por estos pagos nadie, tampoco el PSOE acobardado ante sus propias muestras de pureza democrática interna, se ha atrevido a dar. Quizá en algún momento Rajoy hubiese apostado por Fillon, que pronto quedó desprestigiado por sus conocidos desmanes "familiares". Y, desde luego, los socialistas, embebidos en su propia pugna por llegar al principal sillón de la calle Ferraz, no están para comparaciones con el vecino del norte, ni para preguntarse por qué diablos los franceses han dado tan claramente la espalda al candidato del PSF, Benoit Hamon.
O sea, que posiblemente el Macron español aún está por llegar y seguramente no será ninguno de los tres que, avales en mano, luchan por hacerse con la Secretaría General del partido más veterano, con mayor y mejor historia, de España. Ni, por supuesto, Macron va a ser un Mariano Rajoy que busca perpetuar, soltando dinero de norte a sur para que le aprueben unos Presupuestos necesarios, la que sin duda será su última Legislatura. ¿Rivera entonces? ¿Algún líder regional que no ha dado el salto, como Núñez Feijóo? ¿Algún otro aspirante a hacerse con el liderazgo del centro derecha con alguna adherencia o pegatina progresista, como Soraya Sáenz de Santamaría si le saliese bien su aventura catalana?

La incógnita no está en cómo será el rostro que suceda a Rajoy tras un proceso político que, comenzando por todo lo que vaya a ocurrir en este mes de mayo, será apasionante. La gran incógnita, más allá de nominalismos y simplificaciones, debería ser con qué fórmulas se llegaría a la Presidencia del Gobierno del Reino de España. He leído muchas de las entrevistas -magnífica una del "Nouvel Observateur"- que le han hecho a Macron a lo largo de su fulminante carrera desde que se le empezó a ver como posible solución frente al avance del peligro lepenista: propone cosas concretas para problemas concretos, habla al ciudadano, no a correligionarios de los que, por el momento, carece.
España, afortunadamente, no tiene otro peligro populista que el que proviene ocasionalmente de las salidas de tono de Pablo Iglesias, aunque es verdad que una victoria de Pedro Sánchez en las primarias podría reportarle -no he escuchado a Sánchez negarlo con la claridad debida- un aliado, o un factor de moderación, quién sabe, de las intemperancias del secretario general de Podemos. Y, por otro lado, sigo pensando que, antes de diciembre y para solucionar el incordio de los independentistas catalanes, habría de formarse un Gobierno "negociador" de coalición, en el que entrase Ciudadanos junto al PP, que ya habrá pasado por el calvario de su propia depuración anticorrupción. Y al que habría de incorporarse un PSOE "racionalizado" por Susana Díaz en alianza con las demás tendencias. O eso, o el "gobierno de progreso" que quiere Iglesias... o una nueva mayoría absoluta para el PP; elijan ustedes.
Quiero decir que posiblemente no haya un Macron español. No uno, al menos: el hispanoMacron sería, como mejor opción a mi entender, una conjunción de fuerzas que designase a un equipo negociador más o menos apartidista para, con el inequívoco respaldo de la Jefatura del Estado, frenar el secesionismo catalán. Al fin y al cabo, lo que hay que hacer, con una política generosa -se ha empleado con Euskadi, se empleará con Canarias, para sacar adelante los Presupuestos- e imaginativa, es conquistar el corazón, el bolsillo y la voluntad de ese siete por ciento de catalanes que exigen pasos adelante y que, si se pasan decididamente al bando no independentista, dejaría al secesionismo con un 42 por ciento de partidarios. Y entonces, adiós independencia, adiós. Animo, porque no es tan difícil como parece, aunque fácil no vaya a ser. Ya ve usted: ni Macron pensaba, hace no muchos meses, que iba a sentarse en El Elíseo, y ahí le tiene.


Victoria Lafora - Esto no ha hecho más que empezar

07.05.17 | 08:42. Archivado en Victoria Lafora


MADRID (OTR/PRESS)

El debate presupuestario y los buenos datos del empleo en abril han permitido a Mariano Rajoy recuperar su papel de "estadista impasible". No hay declaraciones, ni disculpas, ni propósito de enmienda sobre la corrupción y el lodazal en el que se ha instalado su partido, ni sobre las maniobras para obstaculizar las investigaciones judiciales. Ahora lo que toca es hablar de "éxito económico". Incluso se permite ironizar sobre la anunciada moción de censura de Podemos.
Pero la superación de las enmiendas a la totalidad, esta semana, no significa que el camino parlamentario de los presupuestos esté expedito o vaya a ser fácil. A partir de ahora se necesitarán 176 votos para que la desunida oposición no tumbe partidas que se consideran fundamentales de las cuentas públicas. La hábil negociación planteada por el PNV, que tantos réditos va a reportar a Euskadi, es irrepetible. El anhelado voto del diputado Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ya está tasado en casi quinientos millones. Los apoyos se le han vuelto demasiado onerosos al Gobierno.
De ahí la preocupación por la campaña de las primarias del PSOE. Los datos sobre los avales de los tres candidatos no solo han hecho cundir el nerviosismo entre los partidarios de Susana Díaz, sino también entre los miembros del Ejecutivo. A nadie se le oculta que un triunfo de Pedro Sánchez cerraría la puerta a cualquier negociación y alentaría la moción de censura de Podemos. De hecho, los asesores de Pablo Iglesias le instan a retrasar la presentación de la misma hasta conocer quién liderará el PSOE.
De ganar Sánchez, posibilidad que hace una semana se veía como improbable y ahora como factible, Iglesias podría ofrecerle ser el candidato y volveríamos a la casilla de salida. Seguro que recuerdan la famosa rueda de prensa en la que el líder de Podemos se postuló como vicepresidente de un gobierno de Sánchez, asumiendo también el control del CNI y de Televisión Española.
Así, mientras en la Comisión de Economía del Congreso comienza el arduo debate de las enmiendas a los presupuestos, los ojos de Podemos y el PP están fijos en el debate interno de los socialistas. Nunca, ni en su etapa de lehendakari, ni en su efímera presidencia del Congreso, había sentido Patxi López tantos ojos observándole. Es el que menos opciones tiene pero su triunfo evitaría que el PSOE se rompa en dos.
Como ha sucedido en Francia o en Estados Unidos, las primarias en tiempos de indignación social son una bomba de relojería. Pueden llevar a la Casa Blanca a un peligro público como Trump o dejar al socialismo francés al borde de la extinción. La militancia y los votantes no suelen coincidir en el diagnóstico de la situación política.
Con estos mimbres ni Rajoy tiene asegurada la legislatura, ni los socialistas la supervivencia de sus siglas. Esto no ha hecho más que empezar.


Carmen Tomás - Presupuestos: primer trámite superado

07.05.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID (OTR/PRESS)

Los Presupuestos Generales del Estado para 2017 consiguieron esta semana pasar el primer trámite al superar la votación de las enmiendas de devolución. El Gobierno logró convencer a los 5 diputados del PNV a cambio de desbloquear el cupo. Un asunto este que llevaba un retraso de 10 años.
El debate en el Congreso fue bastante bronco. El ministro Montoro sacó toda su artillería numérica, aunque la oposición no estaba por debatir las cuentas públicas sino por hablar de los últimos casos de corrupción que acechan al PP. Todos los intentos de hablar de gasto, ingresos, impuestos fue bastante estéril. Resultó bastante vergonzoso que el debate sobre la ley más importante del año no fuera tal. A nadie de la oposición le interesó hablar de cuánto va a gastar el Gobierno y en qué. Era de esperar que sobre todo el Partido Socialista y Podemos irían a degüello contra el ministro, que salvó la situación y como digo logró pasar el trámite.
Hay que tener en cuenta, al menos yo lo veo así, que el momento económico es bueno. Las cifras de empleo del mes de abril han sido espectaculares. Tanto el descenso del número de parados como el de afiliaciones a la Seguridad Social han marcado récords históricos. Además, la Bolsa está en niveles no vistos hace tiempo, la prima de riesgo se ha vuelto a relejar, también el tipo de interés de la deuda a 10 años, la confianza de los consumidores y otra serie de indicadores que avalan que la salida de la crisis es ya un hecho, aunque aún el número de parados, sobre todo jóvenes, sea alto y los salarios (no medios que han subido) bajos.
Podría decirse que el discurso de la ruina, la pobreza, la desolación, el catastrofismo y todas las plagas ya no se sostiene. Y, sobre todo, se nota en Podemos. Sus argumentos internos de que a ellos les va bien el cuanto peor, mejor, se les han caído y de ahí los numeritos de circo de cuarta. Y los socialistas bastante tienen con sus líos internos, más si no puede descartarse después del recuento de avales que Pedro Sánchez alcance de nuevo la secretaría general. Uno de los factores junto a la victoria de Le Pen que podrían torcer el rumbo de la economía española.


José Luis Gómez - Primarias para salir del paso

07.05.17 | 08:42. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, 6 May. (OTR/PRESS)

Las elecciones primarias en los partidos políticos no están reguladas en España, de modo que no existe ningún corsé, ni para bien ni para mal. En la práctica, solo hay cierta cultura de primarias en el PSOE, sujetas a normas que van cambiando con los tempos, sin que falte la controversia e incluso los recelos entre unos y otros candidatos. Salvo en la denominación, poco tienen que ver las primarias españolas con las de EE UU, donde se eligen por esa vía los candidatos a la presidencia pero también los aspirantes a senadores, representantes, alcaldes y gobernadores, fruto de una cultura política nacida en las filas progresistas pero a día de hoy generalizada a todas las fuerzas, entre ellas la familia republicana.
Nadie discute el resultado de las primarias en EE UU -gane quien gane, incluido el controvertido Donald Trump- pero no así en España, donde ni están generalizadas ni parece probado -visto lo visto- que aporten buenos resultados. Sí parece más positivo el interés de los votantes, a los que suele gustarles que les dejen elegir. Un ejemplo claro son los militantes del PSOE, que están en plena faena.
La primera conclusión sería, por tanto, que las primarias funcionan cuando son asumidas por las cúpulas y las bases, según unas normas ampliamente consensuadas que propicien la participación. En el PSOE se dan algunos ingredientes de ese tipo pero no todos. Al no ser abiertas, con opción a inscribirse los simpatizantes y votantes, deciden solo los militantes, cuyos criterios, gustos e intereses no siempre coinciden con los de todos sus electores, mucho más numerosos.
Tampoco está muy claro en el caso español que las primarias sean solo primarias para elegir líderes. El PSOE, por ejemplo, no está eligiendo solo al mejor referente del partido, sino al líder con la ideología más cercana a las bases en este momento. En ese sentido, da la impresión de que los socialistas votarán en clave de izquierda y derecha, sin apenas opciones para el centro, lo que acentúa su división interna. Tampoco parece aconsejable que el aparato del partido esté tan decantado, porque hay riesgos de favoritismos pero también de desatar un efecto boomerang.
Tal vez queda un largo trecho para normalizar y aprovechar los aspectos positivos de las primarias en España, pero lo que toca ahora es salir del paso en el PSOE. Tanto por el bien del Partido Socialista como de la propia democracia española, donde el PSOE ha tenido un papel estelar, especialmente en la etapa posterior a la dictadura franquista.


Más que palabras - Justicia y violación

06.05.17 | 09:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

El Ministerio Fiscal ha solicitado un total de 22 años y 10 meses de prisión para cada uno de los cinco acusados por la presunta Violación grupal de una joven madrileña durante los pasados Sanfermines. Los hechos, que en su día provocaron una fuerte reacción social, se produjeron de manera brutal: dos de los acusados agarraron a la chica por los brazos y la metieron en el portal, "tapándole la boca y diciéndole que se callara y no gritara", y en un espacio de reducidas dimensiones, la rodearon entre los cinco, le bajaron la ropa interior y le obligaron a realizar diferentes actos sexuales con cada uno de ellos, "valiéndose de su superioridad física y numérica" y de la "imposibilidad" de la joven de "ejercer la más mínima resistencia".
En concreto, le obligaron al menos a realizar felaciones a los cinco, mientras que también dos de ellos la penetraron vaginalmente, y otro anal y vaginalmente, sin que ninguno usara preservativo, en algunos casos de forma simultánea, "animándose en ocasiones y reclamando su turno", relata el fiscal.
Mientras todo esto ocurría, dos de los acusados, "de común acuerdo con el resto "hicieron vídeos y fotografías con sus teléfonos móviles, "con la intención de vulnerar la intimidad de la víctima y posteriormente mostrarlos, enviarlos y difundirlos a su grupo de amigos", algo que no llegaron a hacer pero sí anunciaron en un chat denominado "La Manada".
Hace unos meses el abogado de uno de los imputados -con quien coincidí casualmente en un programa de televisión- se lamentaba del daño que los periodistas le estábamos causando a su defendido, que en su opinión había tenido "relaciones consentidas" con la chica, y me instó a que investigara la conducta de la víctima. Se me revolvió el estómago y le repliqué que debía ser muy complicado un trabajo consistente en defender lo indefendible con argumentos que apestaban a machismo rancio y barato además de constituir ¡claro está! gravísimos delitos, y escribí un artículo sobre el tema en el que hoy, viendo lo argumentado por el fiscal, me reafirmo por completo.
Esta manada de fieras no solo quería atacar a la victima, sino alardear de ello. De hecho uno de ellos envió mensajes de WhatsApp al grupo de sus amigos para relatarles lo que habían hecho. "Follándonos a una entre los cinco. Todo lo que cuente es poco. Puta pasada de viaje", decía textualmente.
Desgraciadamente, la violación en grupo no es algo excepcional y, de hecho, cada día sabemos de nuevos casos en distintos países, como si se tratara de una moda macabra y repugnante. Muchos de estos delitos se quedan sin castigo, especialmente en países donde se vulneran sistemáticamente los derechos de las mujeres, pero algo está cambiando. Ayer mismo, en la India, el Tribunal Supremo ratificó la pena de muerte para cuatro de los acusados que participaron en la violación en 2012 de la joven Jyoti Singh, en un caso que conmocionó al país y llevó a endurecer la legislación. La joven víctima, una estudiante de fisioterapia de 23 años, regresaba a casa el 16 de diciembre de 2012 con un amigo tras ver una película en un cine de Nueva Delhi, cuando la pareja subió al autobús en el que ella fue violada y torturada por los seis hombres. La chica murió 13 días después a consecuencia de las graves heridas sufridas.
No hace mucho nos conmocionó a todos el caso de una niña de 17 años, víctima de una violación múltiple en Brasil que fue grabada en video y colgada en las redes, donde el delito hizo viral. La joven, que fue agredida por más de 30 hombres afirmó que no le dolía el útero sino el alma "porque existan personas tan crueles que son impunes". El delito se descubrió cuando uno de los sospechosos publicó en Twitter un video de la chica desnuda y semiinconsciente, rodeada de varios hombres que la insultaban a cara descubierta mientras uno de esos malnacidos relataba que ya la habían violando más de 30.
Estos cobardes no sólo violan y abusan sino que además necesitan que otros, tan cobardes y miserables como ellos, vean el acto y así poder exhibir su trofeo. La cosa es de tal gravedad que se ha elaborado el concepto de "cultura de la violación" para definir un fenómeno vergonzante en una sociedad avanzada. Ahí están los sucesos de nochevieja en Colonia o aquel caso también en Brasil de una joven turista estadounidense que fue secuestrada junto a su novio y violada durante horas por tres hombres, delante de su chico esposado. Fue una noche de terror en que los atracadores abusaron al menos ocho veces de la joven. "Ellos se reían con sarcasmo todo el tiempo, principalmente cuando hacían sexo y la pegaban", relató horrorizado el novio a la Policía.
Estos casos son sólo una mínima muestra de las muchas violaciones que se producen todos los días en distintos lugares del mundo y son solo la punta del iceberg, un aspecto más de la violencia machista que, según todos los expertos, sólo tiene un antídoto eficaz: la educación.
El problema es que aunque las leyes se endurezcan, y se está haciendo, parte de la sociedad o mira hacia otro lado o busca excusas. Es habitual que en los juicios por violación se intente siempre culpabilizar a las víctimas por salir a altas horas de la noche, beber demasiado, llevar la falda demasiado corta o el escote demasiado grande, como si por eso estuvieran pidiendo ser violadas. Así la justicia que debe ampararles temía por dejarles también sin dignidad.


Fermín Bocos - La guerra socialista

06.05.17 | 09:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

La delicada situación por la que atraviesa el PSOE evoca el recuerdo de las guerras civiles de cuando Roma. Un escenario avocado a la destrucción del contrario. Aunque son tres los aspirantes a hacerse con la secretaría general, visto el resultado de la cosecha de avales de cada uno, se ve que la cosa va a quedar en un cara a cara entre Susana Díaz y Pedro Sánchez. Por el camino podría darse una alianza táctica entre éste último y Patxi López, el tercero en esta guerra fratricida a la que nunca debería haber llegado el Partido Socialista.
Un partido centenario que, gane quien gane, corre un serio peligro de división. Porque a la vista de la dureza de los alegatos de Sánchez contra el "aparato" -la estructura que cohesiona territorialmente al partido- no son creíbles sus promesas de reconciliación así que se haya resuelto el trámite de las primarias. Sí la ganadora es Susana Díaz, su previsible llamada para recomponer la unidad y "coser las heridas" caerá en saco roto. El partido está dividido, rotos los afectos, enfrentados los amigos. El resultado de la recogida de avales dibuja un mapa Sur-Norte que por federaciones parece inclinarse a favor de Sánchez, con Cataluña y Valencia en cabeza, aunque Díaz es hegemónica en Andalucía y Madrid. El riesgo de escisión es alto. Si Sánchez vence: "Vae victis ". Hay precedentes (caso Tomás Gómez en Madrid), de su forma de resolver las diferencias con sus antagonistas. El resultado de las primarias del PSOE trasciende de la vida interna de un partido para irradiar consecuencias hacia la política nacional.
Si se impone Susana Díaz, el Grupo Parlamentario Socialista seguirá en la línea que viene actuando desde que gracias a la polémica abstención de los socialistas Mariano Rajoy consiguió la investidura. Oposición dura pero sin ruptura y mirando de reojo a Podemos. Si gana Pedro Sánchez se abrirá un período de inestabilidad en el que no siendo Sánchez parlamentario se crearía un escenario político inédito. Inestabilidad que Mariano Rajoy (no se olvide que el PP gobierna en minoría) podría intentar conjurar disolviendo las Cámaras y convocando de nuevo elecciones. Oscuro e incierto se presenta el panorama.


Antonio Casado - Los PGE y la estabilidad

06.05.17 | 09:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Podría haber ocurrido pero no ocurrió. Me refiero a la posibilidad de que el absentismo laboral, no recuperable por la vía telemática, hubiera hecho travesuras de última hora. El extravío de un solo voto, por las razones que fueran, hubiera quebrado el frágil equilibrio matemático que finalmente ha hecho posible la tramitación ordinaria de los Presupuestos Generales para el año en curso.
No hubo sorpresa. La triple votación de las siete enmiendas a la totalidad, votadas como una sola, mantuvo el empate entre los 175 diputados que querían devolver el proyecto enviado por el Gobierno y los 175 que no querían. Pero mire usted por dónde, uno de los diputados partidarios de tumbar el proyecto está en vías de cambiarse de bando si Moncloa es tan generosa con él y con su partido, Nueva Canarias, como lo ha sido con el PNV, a fin de que se haga el milagro de que los 175 diputados conseguidos por Rajoy para asegurarse la tramitación se conviertan en los 176 que necesita para la aprobación.
Ese milagro lo va a hacer Pedro Quevedo, como único diputado del partido Nueva Canarias, según las quinielas de todos los analistas. Y va camino de ocurrir antes de que el próximo 29 de mayo se empiece a votar cada una de las secciones del proyecto de ley. Entonces el PP necesitará 176 diputados.
Si una sola de las secciones no alcanzase ese umbral, el de la mayoría absoluta de la Cámara, todo el proyecto sería rechazado. Y entonces volvería a planear el fantasma de la inestabilidad del país y se reactivaría el quinielismo sobre una muerte prematura de la Legislatura.
Es el fondo del asunto: el riesgo, o la posibilidad, de que volvamos a las andadas cuando aún está tan fresco el recuerdo del año tonto. Y si aquel estado de prolongada interinidad encontró su desenlace positivo en una apuesta del PSOE por la normalización institucional (la controvertida abstención de sus diputados en la investidura de Rajoy), no hay razones para suponer que ahora sí quieren romper la baraja los socialistas de Javier Fernández, presidente de la comisión gestora.
Por mucho que esté obligado a aparentar lo contrario, en el ejercicio de su papel como alternativa de Gobierno y principal partido de la oposición, el PSOE está deseando que los Presupuestos para 2017 salgan adelante, aunque con su voto en contra. Eso sí, con el voto a favor del diputado de Nueva Canarias, que al fin y al cabo no deja de ser un socio electoral del PSOE.
Todo ello en nombre de la estabilidad, divino tesoro, que también los socialistas necesitan para culminar en positivo su actual proyecto de renovación interna (primarias en mayo, congreso federal en junio). El precio es el de crear las condiciones para que Mariano Rajoy se atornille al sillón de la Moncloa rebasando al menos el ecuador de la Legislatura.


Votar Macron por el bien de Francia, Europa y el mundo, frente a extremismos, por el Liberalismo Humanista de Juego Limpio, prodignidad ciudadana y social

05.05.17 | 11:36. Archivado en Miguel Cancio

VOTAR MACRON POR EL BIEN DE FRANCIA, EUROPA Y EL MUNDO, FRENTE A EXTREMISMOS, POR EL LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, PRODIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL

Población francesa: 66.990.826. Censo electoral para las elecciones a la presidencia de Francia 2017: 47.581.118 de ciudadanos franceses. Votantes en primera vuelta: 37.003.546. Votos validos: 36.058.813. Votos en blanco: 659.302. Votos Nulos: 285.432.

Francia, una importante y gran potencia de Europa y del mundo, la nación Nº 7 del mundo en Producto Interior Bruto (España la Nº 16) y la Nº 20 en PIB per capita (renta per capita) de 193 naciones (España la Nº 29), con unos recursos naturales, humanos, históricos y una situación geoestratégica privilegiados, al ser incapaz, durante años y años, por la mala gestión, visión e inmovilismo de sus dirigentes, por ser incapaz de hacer las muy necesarias reformas que necesita, ha perdido mucha competitividad, presencia, repercusión e influencia internacional.

Francia tiene un paro del 10%, una deuda publica del 96% del Producto Interior Bruto (PIB), un 3,4% PIB de déficit público, un gasto público del 56,5% del PIB, una corrupción estructural, un grave problema de inseguridad ante el terrorismo, un importante rechazo de la emigración, los extranjeros, etc.

Francia, la gran nación francesa, ha seguido pensando, entre otras cosas, en sus “30 años prodigiosos” de gran desarrollo, presencia e influencia internacional de 1945 a 1975, pero se ha dormido completamente en sus laureles, bloqueada, paralizada por una “Grandeur” mal entendida, por un modelo muy estatalista, intervencionista, super-elitista excluyente, funcionarial, corporativista, politiquero, partidista, malgastador, oligárquico, corruptor-corrupto, nepótico, clientelar, amiguista, etc., muy poco adaptado, flexible, competitivo, creativo, emprendedor, etc., ante la nueva y fuerte competencia, situación mundial, internacional.

Los extremistas de derecha e izquierda de Francia, los inmovilistas, conformistas, inertes, aletargados, etc., franceses, dominados por las fuerzas de la inercia, de que cualquier tiempo pasado fue mejor, petrificados y paralizados mirando al pasado mitificado , en plan infantilista, absolutamente irresponsable, non han querido, no quieren ver los graves problemas estructurales que tiene la nación francesa para hacer frente a la gran competencia internacional y que es mucho mayor, infinitamente mayor que la que tuvo que hacer frente la nación francesa durante los “30 años prodigiosos”; no quieren ver, asumir sus propias responsabilidades sobre los graves problemas estructurales que tiene la gran nación francesa y que sigue gozando de un, inmenso gran potencial para conseguir el mejor desarrollo francés, europeo, internacional etc.; dicen que ellos no son responsables de nada y culpan de todos su males, a los otros, el auténtico Imperio del Mal, a Alemania, Merkel, la Unión Europea, el euro, el dólar, Estados Unidos liberal, los judíos, la banca internacional, el capitalismo internacional, a la economía abierta, la sociedad abierta, los emigrantes, los extranjeros, el liberalismo, el neoliberalismo, la competencia internacional, la globalización, la mundialización, etc.

En Francia, el domingo 23 abril 2017, se celebró la primera vuelta de las elecciones presidenciales, con una participación mucho mayor de la esperada el 77,77% (2,6% menos que las anteriores elecciones presidenciales del 2012), y con los siguientes resultados:

MACRON, LAS EXCELENTES EXPECTATIVAS DEL SOCIAL-LIBERALISMO EUROPEISTA, DEL REFORMISTA LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, POR LA DIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL

- 1º) El social-liberal Emmanuel Macron, ex ministro de “Economía, Recuperación Productiva y Asuntos Digitales” del Gobierno socialista francés del primer ministro Manuel Valls bajo el Presidente de la República Francesa, de François Hollande por el Partido Socialista Francés(PSF) y que, anteriormente, lo había nombrado asesor económico; Macron quedo primero con 8,65 millones de votos, el 24,01% y con su movimiento social trasversal, el partido político “En Marcha”-“Asociación para la Renovación de la Vida Publica”.

“En Marcha”-“Asociación para la Renovación de la Vida Pública” (lo que es muy importante, fundamental y necesario en Francia, España, la Unión Europea, “Par Tout”, Por Doquier), es un partido político que ha sido presentado, públicamente, el 06 de abril 2016 y que el 15 enero 2017 informó que tenía 141.000 personas afiliadas. Al comenzar las elecciones presidenciales francesas, en abril 2017, tenía 200.000 afiliados en un nuevo tipo de fuerza política, socio-liberal, reformista, europeísta, abierta, horizontal, transversal, comprometida y movilizada en el terreno, dinamizadora socialmente, con gentes procedentes de diferentes sensibilidades, tendencias políticas, participativa, centrada en la discusión y resolución de los problemas sociales franceses, europeos y mundiales con justicia, libertad, responsabilidad, rigor, competencia, emprendiendo, eficiencia, creatividad, participación social, rentabilidad económica y social, etc., teniendo muy en cuenta a los que mas sufren, a los que tienen mas carencias, pero con justicia, honradez, rigor, control y eficiencia, y al margen de ideologicismos, doctrinarismos, tecnocratismos, etiquetas, etc. Se pueden ver sus principios, propuestas, iniciativas, formas de organizarse, movilizarse, etc. en Internet en la Página Web: en-marche.fr.

A Macron, a su alianza electoral social-liberal, y para apoyarlo, se ha sumado, al poco de constituirse, el conocido político francés François Bayrou, que fue presidente de la fuerza política de centro-derecha “Unión por la Democracia Francesa” (UDF), que es presidente del grupo centrista “Movimiento Demócrata” y que fue candidato a la presidencia de Francia en las elecciones de los años 2007 y 2012. Bayrou es también uno de los fundadores del “Partido Demócrata Europeo”, centrista, federalista y europeísta, y copresidente del mismo junto al político italiano Francesco Rutelli.

Para Macron han pedido el voto la gran líder alemana, europea y mundial de centro-derecha Ángela Dorothea Merkel y otros grandes líderes europeos y occidentales de centro-derecha y centro-izquierda como el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y el expresidente de los Estados Unidos Barack Hussein Obama.

El diario católico “La Croix” (La Cruz) pidió el voto para Macron. Uno de los matemáticos mas prestigioso del mundo, el francés Cédric Villani, pidió el voto para Macron; al igual que el premio Nóbel de literatura el francés Jean-Marie Le Clézio y el gran campeón mundial francés de fútbol y actual entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane (casado con una española de Almería). Entre otras muchas personalidades francesas e internacionales del máximo nivel y que han pedido el voto para Macron.

Macron le ha ganado claramente en su debate televisivo a Marina Le Pen y que se comportó como la extremista que es, aunque quisiese ocultarlo y, en la segunda vuelta, por el rechazo que genera su partido, ha dicho que ella no se presentaba por el extremista, racista, ultra-nacionalista, proteccionista, negacionista del Holocausto, etc. “Frente Nacional” (que llaman también “Frente Familiar”, pues, toda su familia, padre, hermana, sobrina, marido, etc., forman parte del mismo y con posiciones muy extremistas y que vienen de lejos), sino, en plan extremista populista y nacionalista, que se presentaba por el “pueblo francés”, que ella representaba al “pueblo francés”, a la “nación de Juana de Arco…”.

LE PEN, EL MUY PELIGROSO EXTREMISMO DE DERECHAS

2º) La representante de la extrema-derecha del “Frente Nacional”, Marina Le Pen (implicada en un grave caso de corrupción por la Unión Europea y como europarlamentaria, por un fraude de del orden de seis millones de euros), líder del “Frente Nacional”-“Elijo Francia” (alianza del “Frente Nacional” y otras fuerzas de extrema-derecha); Marina Le Pen (como su padre Jean-Marie Le Pen, sobrina Marion Maréchal-Le Pen, etc.) y la alianza de extrema-derecha, estatalista, ultra-nacionalista, proteccionista, antiUnión Europea, racista, antijudía, antimusulmana, etc., que ella preside, quedo segunda con 7,67 millones votos, el 21,30%.

La extremista de derecha, Marina Le Pen, es la candidata del miedo, del odio, la exclusión, cerrazón, la división, los graves enfrentamientos, la negatividad, el pesimismo, la negación de Francia para competir al mayor nivel…

Marina Le Pen, con su Frente Nacional y alianza electoral, ha sido apoyada, en plena campaña electoral, por los presidente de los Estados Unidos y Rusia, los extremistas populistas, nacionalistas, racistas, etc., Donald Trump y Vladimir Putin. El presidente Putin, incluso, la recibió, en Moscú, en marzo 2017. El banco ruso “First Cezch-Russian Bank” le concedió al Frente Nacional de Marine Le Pen, en 2014, un préstamo de nueve millones de euros. Otros líderes extremistas populistas, nacionalistas, racistas, etc. europeos y de otras naciones, han apoyado también a Marina Le Pen.

Marina Le Pen y su Frente Nacional, para la primera vuelta de las elecciones presidenciales en las que saco el 21,30%, tenían unas expectativas electorales mucho mejores, ser la primera y sacar por encima del 25% e, incluso, del 30%, después del Brexit, de la salida de Inglaterra de la Unión Europea, el triunfo de Trump con las continuas injerencias de la Rusia putinista a su favor, después de los muy graves y crueles atentados terroristas islamistas en Francia. Incluso, uno de estos atentados terroristas islamistas, que mató a un policía francés e hirió a otros dos en los Campos Elíseos de Paris, tuvo lugar tres días antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. En las elecciones regionales de diciembre 2015, Marina Le Pen saco, en la primera vuelta, el 27,73% y en la segunda vuelta el 27,1% (18,74% de escaños), quedando por detrás del centro-derecha (primera vuelta 31,72%; segunda vuelta 40,24%; 42,83% escaños), que ganó dichas elecciones, y del centro-izquierda/izquierda que quedaron segundos (primera vuelta 35,97%; segunda vuelta 32,12%; escaños 35,45%).

FILLON, EL CATOLICISMO, LAS PRIMARIAS Y LA FACTURA DE LA CORRUPCION

3º) El representante del centro-derecha, François Fillon, por el partido “Los Republicanos” (partido integrado por diferentes fuerzas del centro-derecha francés), quedó tercero con 7,21 millones de votos, el 20,01%.

Los principales líderes del centro-derecha Nicolas Sarkozy y Alain Juppé, al saber los resultados de Fillon y como este, pidieron el voto en la segunda vuelta para Macron.

Recordemos que Fillon le había ganado, en elecciones primarias y para ser candidato a la presidencia de la República francesa, a Sarkozy y Juppé. Y recordemos también que el candidato del Partido Socialista Francés (PSF), Benoît Hamon, le había ganado, en primarias para elegir al candidato a presidente por el PSF, al exprimer ministro del Gobierno socialista Manuel Valls y otros candidatos del PSF.

Sin embargo, Macron y Le Pen, que no se presentaron a elecciones primarias, fueron los ganadores en la primera vuelta de las elecciones a la presidencia de Francia. Lo que pone de manifiesto que los partidos, en este caso los que han venido gobernando Francia y de forma mayoritaria desde finales de los años 40 hasta la actualidad 2017, el de centro-derecha “Los Republicanos” y el del centro-izquierda el “Partido Socialista Francés” (PSF); como decíamos, estos partidos no han elegido bien a sus candidatos, no han hecho las cosas bien, pues, “Los Republicanos” y el PSF se han visto derrotados en la primera vuelta. Es decir, los militantes de estos partidos que han votado en las elecciones primarias a la presidencia de Francia, han pensado mucho más en sus intereses partidistas que en los intereses de Francia, de los votantes franceses que la representan y que votaron en un 77,77% del censo electoral, es decir, 37.003.546 de franceses han votado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el domingo 23 de abril 2017

Fillon, poco antes de las elecciones presidenciales francesas fue procesado judicialmente, él y su esposa, por un grave caso de corrupción descubierto por el periódico satírico francés “Le Canard Enchainé”, y que lo implico a él, su esposa y dos de sus hijos, que no acabaron la carrera de derecho, y a los que Fillon contrató, como a su esposa, con importantes cantidades mensuales de euros y con cargo a lo público.

Fillon, al que las encuestas daban claramente como ganador de las elecciones presidenciales, sin embargo, al conocerse este caso de corrupción familiar, se vino abajo en los sondeos. El católico practicante Fillon, mientras que proponía en su programa electoral, para Francia, un plan de ajuste, muy duro y necesario, de reducción del gasto público francés, de los empleados-funcionarios públicos, sin embargo, él, hacia todo lo contrario y se beneficiaba, beneficiaba a su esposa e hijos, del dinero público y de forma muy injusta, arbitraria. El catolicismo, la iglesia católica han tenido y siguen teniendo un grave problema con la corrupción, con la lucha contra la corrupción por parte de los católicos, dentro y fuera de la iglesia católica, y que es un grave pecado contra la doctrina católica, la ley de la iglesia católica, de los católicos.

Fillon y el centro derecha francés, como se ve en las elecciones regionales y departamentales que tuvieron lugar en Francia, en 2015, tenían unas expectativas electorales, una base electoral de votos, muy favorables, que ratificaron todas las encuestas y que lo dieron ganador de las presidenciales francesas. Sin embargo, los casos de corrupción de Fillon y su familia (esposa e hijos), que destapó “Le Canard Enchainé”, lo hundieron en las encuestas y que se vieron confirmadas con los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 23 de abril 2017.

MÉLENCHON, EL MUY PELIGROSO EXTREMISMO DE IZQUIERDAS, NEOCOMUNISTA, CASTROCHAVISTA…

4º) El representante de la extrema-izquierda neocomunista, Jean-Luc Mélenchon, de “La Francia Insumisa”-“Partido de Izquierda” (el “Podemos” francés que aglutinó, en su alianza electoral, a fuerzas de extrema izquierda, entre las cuales figura el Partido Comunista Francés. El líder de la fuerza neocomunista española “Podemos”, Pablo Iglesias, acudió a Francia a hacer campaña para pedir el voto para Mélenchon); alianza de extrema-izquierda, neocomunista, ultra-estatalista, super-intervencionista, castrochavista, nacionalista, proteccionista, anti Unión Europea, anti OTAN, etc.; la candidatura de Jean-Luc Mélenchon, miembro del Partido Socialista Francés y ex ministro socialista de Formación Profesional en el gobierno del socialista Lionel Jospin, quedo cuarta con 7,06 millones votos, el 19,58%.

Tanto las candidaturas extremistas de izquierda y derecha de Mélenchon como la de Le Pen, si se aplicasen, no solo arruinarían a Francia, sino que supondrían una muy grave hipoteca para la Unión Europea, gran referencia para el mundo del mejor desarrollo democrático, del respeto de los derechos humanos y las libertades democráticas, y, por tanto, para el mundo.

Mélenchon, el día de la elección presidencial, de la primera vuelta, fue el que peor se comportó, cuando al salir ante los medios de comunicación, entre otras cosas y con una actitud de gran cabreo, pues, esperaba sacar muchos mas votos y pasar a la segunda vuelta; Melenchon, en la televisión, ante los medios de comunicación, no admitió los resultados electorales que había clavado la estimación realizada por la cadena televisiva pública francesa (programa que seguí en directo desde las 19 horas y hasta el final), los puso en cuestión y, así, hizo el ridículo y mostró un muy mal perder.

Mélenchon, en su comparecencia pública, además de cabrearse mucho, de mostrar muy malos modos, no pidió el voto para Macron, lo que sí hicieron, claramente, el candidato de Centro-derecha Fillon y el de Centro-izquierda, Hamon.

Mélenchon ha venido defendiendo el neocomunista castrochavista, el llamado “Socialismo bolivariano del Siglo XXI”, teorizado y aplicado por el Foro comunista de Sao Paolo-Brasil, 1990. Foro convocado por los partidos comunistas, de extrema izquierda de América del centro y sur, y donde participó también Izquierda Unida-Partido Comunista de España; Foro convocado en Sao Paolo, una vez que se hundieron el Muro de Berlín, la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas/URSS, el comunismo del este, entre 1989 y 1991.

La fuerza de extrema-izquierda, neocomunista, castrochavista, etc., “Francia Insumisa” de Melenchon, hizo una consulta pública por Internet, en la que participaron 243.128 miembros de esta fuerza política, para decidir el comportamiento electoral de la misma en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el domingo 07 de mayo 2017. Los resultados de esta consulta han sido los siguientes: el 36,12% se pronunciaron por el voto blanco o nulo, el 34,83% por Macron y el 29,05% por la abstención.

Frente a esta encuesta, el secretario general del Partido comunista Francés (PCF), una de las principales fuerzas que integran “Francia Insumisa” liderada por Mélenchon, pidió el voto para Macron y para impedir que Le Pen llegue al poder.

El líder de la extrema izquierda griega, Yanis Varufakis, y miembro de la izquierda radical europea, también pidió el voto para Macron.

EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA APOYAN AL REGIMEN NEOCOMUNISTA VENEZOLANO QUE VIOLA MUY GRAVEMENTE LOS DERECHOS HUMANOS Y LAS LIBERTADES DEMOCRATICAS CON SEGURIDAD Y GARANTIAS

El jueves 27 abril 2017, el Parlamento europeo, después de que el Tribunal Supremo venezolano decretó la suspensión de la Asamblea Nacional-parlamento venezolano, votó Instar a dicho Tribunal y al Gobierno venezolano, en el marco del cumplimiento de la vigente Constitución venezolana, a retirar dicha resolución, liberar a los presos políticos venezolanos y poner fin a la represión y violencia contra la oposición democrática venezolana, elegida democráticamente.

Esta resolución del Parlamento europeo fue votada positivamente por 450 europarlamentarios (el 77%), votaron en contra 35 europarlamentarios (el 6%) y se abstuvieron 100 europarlamentarios (el 17%).

Votaron en contra parlamentarios de extrema-derecha: del partido griego “Amanecer dorado”; los extremistas nacionalistas de la “Lega Nord” de Italia y del partido alemán “nacional-democrático” “Voigt”.

También votaron en contra parlamentarios de extrema-izquierda del “Grupo Izquierda Unitaria Europea” y, entre ellos, los parlamentarios de Izquierda Unida y afines, de España (Marina Albiol, Javier Couso, Paloma López Bermejo Y Lidia Senra. En esta fuerza “Izquierda Unida y afines” están integrados el Partido Comunista de España y fuerzas de extrema-izquierda que han formado las llamadas “Mareas”, etc.), parlamentarios del Partido Comunista Griego, del Partido Comunista Portugués, de la coalición de extrema-izquierda griega Syriza y de la coalición de extrema-izquierda “Front de Gauche”/”Frente de Izquierda”, de Mélenchon, etc. De este último grupo de extrema-izquierda, se abstuvieron 16 miembros y, entre ellos, los cuatro eurodiputados de la fuerza de extrema-izquierda neocomunista española “Podemos”.

HAMON, UNO DE LOS PEORES RESULTADOS DE LA HISTORIA DEL PSF

5º) El representante de izquierda-centro/izquierda Benoît Hamon del Partido Socialista Francés (PSF), en representación de esta fuerza y otras fuerzas aliadas de centro-izquierda en la coalición “Bella Alianza Popular”, quedo quinto con 2,29 millones votos, el 6,36%.

Se trata de uno de los peores resultados de la historia del PSF y que son coherentes con la popularidad de presidente socialista François Hollande, de las mas bajas de la historia de todos los presidentes de Francia, el 11%, por lo cual y entre otras cosas, no se presentó a la reelección. Recordemos que, nada mas saberse los resultados de la primera vuelta, el PSF, Hamon, Hollande, Vals, etc. llamaron a votar por Macron.

SEGUNDA VUELTA: PEDIMOS EL VOTO PARA MACRON POR EL LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, PRODIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL, POR EL BIEN DE FRANCIA, EUROPA Y EL MUNDO, Y FRENTE A LOS EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA, FRENTE A LOS NACIONALISMOS, DERROTISMOS, INMOVILISMOS, CONFORMISMOS…

El domingo 07 de mayo 2017 tendrá lugar la segunda vuelta de las elecciones entre Macron y Le Pen, una vez que fueron eliminados en la primera vuelta, Fillon, Melénchon, Hamon y otros seis candidatos minoritarios que sacaron el resto de los votos, el 8,7%.

Para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas del domingo 07 de mayo 2017, han sido eliminados los representantes del centro-derecha y centro-izquierda/izquierda, en este caso, Fillon y Hamon; fuerzas políticas han venido rigiendo los destinos y la política de Francia, de forma mayoritaria (mas el centro-derecha/derecha), tras la segunda guerra mundial, desde finales de los años 40 del siglo XX hasta la actualidad, mayo 2017. En este espacio de tiempo, de 1947 al 2017, hubo 7 presidentes de Francia del centro-derecha/derecha, a saber: René Coty 1954-1959; Charles De Gaulle 1959-1969; Georges Pompidou 1969-1974; Alain Poher 1969 y 1974; Valéry Giscarg d’Estaing 1974-1981; y Nicolas Sarkozy 2007-2012; y tres presidentes del centro izquierda/izquierda, a saber: Vincent Auriol 1947-1954; François Miterrand 1981-1995; y François Hollande 2012-2017.

DOS EXPERTOS FRANCESES OPINAN EN “LE MONDE” SOBRE LAS ELECCIONES FRANCESAS PRESIDENCIALES

En el prestigioso diario francés “Le Monde” (que leo con asiduidad, sobre todo, desde que fui a ampliar estudios de Sociología, a París, a partir del curso 1975-1976. Lo leo, he traducido en numerosas ocasiones, facilitado artículos de Le Monde a mis alumnos y los he incluido, vengo incluyendo en mi Página Web y Blog, en los trabajos que vengo publicando; hago dossiers, sobre todo, con Le Monde de los libros, Le Monde de la economía), de tendencia centro-izquierda, se han publicado, el domingo 16-lunes 17 abril 2017, dos excelentes artículos sobre lo que representan Le Pen y Mélenchon, el grave peligro que significan, para Francia, Europa, etc., la extrema-derecha nacionalista de Le Pen y la extrema-izquierda neocomunista de Mélenchon, y que se potencian entre sí como en los años treinta y siguientes.

Dos excelentes artículos de dos reconocidos expertos, a saber: Jean-Louis Margolin (historiador, profesor-“Maître de conferences” de la Universidad francesa de Aix-Marsella; investigador del Centro Nacional de Investigación Científica/CNRS de Francia; autor de una importante obra; colaborador en el famoso libro, traducido a numerosos idiomas “El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión”, 1997, editado por el científico social Stéphane Courtois): “Le marxismo para bebés, como decía George Orwell, del líder de Francia insumisa”, “Para el historiador Margolin el talento de tribuno, de mitinero de Mélenchon, hace pasar a un segundo plano un programa irrealista y peligroso: la salida de Europa, del euro y la OTAN”; y Thierry Wolton (ensayista, periodista y profesor; autor de una veintena de libros como la obra “Historia mundial del comunismo. Los verdugos, Tomo 1. Las Victimas, Tomo II): “Los dos extremos nos amenazan”, “Los demócratas no deben fiarse del populismo ‘rojo-pardo’ de la candidata frentista y del líder de ‘Francia insumisa’. La diabolización Le Pen sirve para santificar, potenciar a Mélenchon”.

El historiador Margolin dice en su artículo que: Mélenchon se alinea claramente con la Rusia putinista y su muy peligrosos estrategia imperialista invasora y militarista, con Irán, Siria y Libano de Hezbollah; rechaza el carácter islamista del terrorismo, muy grave amenaza que ha golpeado de forma muy especial y dura a Francia, y lo rechaza con un viejo y panfletario discurso marxista-leninista, absolutamente irreal. Incluso, Margolin dice en su articulo que la palabra “islamista” no figura en el programa de Mélenchon y que, siguiendo la vieja política izquierdista, marxista-leninista, comunista, arremete contra la religión y, de forma especial, contra el cristianismo, la religión, al igual que los cristianos, que vienen sufriendo gravisimos ataques por parte del terrorismo islamista. Mélenchon, además de rechazar Europa, el euro y La OTAN, dice que Francia debe vincularse con el Mediterráneo, la África francófona y con los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Africa del Sur). Margolin termina su artículo de la siguiente manera “En el fondo, el discurso de Mélenchon es lo que George Orwell denominaba un “marxismo para bebés”.

Por su parte Wolton, dice que la extrema-derecha y la extrema izquierda de Le Pen y Mélenchon, recuerda el pacto “Rojo-Pardo”, de Stalin y Hitler de los años 30 y que fue nefasto para Europa y el mundo; dice que ambos extremismos se retroalimentan y que con su extremismo populista ponen en grave peligro la democracia representativa. Wolton termina su articulo deseando que los ciudadanos sean conscientes y no se dejen embaucar de nuevo por extremismos de izquierda y derecha, nacionalcomunista y nacionalsocialista/nazi/fascista, como los que llevaron, en el siglo pasado, a Europa y el mundo, a las peores guerras, la primera y segunda guerra mundial.

LA SUBIDA DE LOS EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA EN FRANCIA Y OTRAS PARTES, LA PETICION DEL VOTO PARA MACRON POR EL BIEN DE FRANCIA, ESPAÑA Y EL MUNDO, POR LA DEFENSA, APLICACIÓN Y PROMOCION DEL REFORMISTA LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO

En Francia, han subido mucho la extrema derecha y extrema izquierda, generadoras de odio, el extremismo populista, nacionalista, racista, proteccionista, aislacionista, izquierdista, fundamentalista, etc., como en otras naciones de la Unión Europea (entre ellas España, nuestra nación española), de Europa, de Occidente y el resto del mundo, debido a que las fuerzas democráticas moderadas (de democracia representativa, integradora y de alternancia, y de economía social de mercado, ambas de juego limpio, con seguridad y garantías debidamente medidas, pues, lo que se puede medir, de forma deontológica, honrada, humilde, continua y con el máximo rigor, es lo que, mas y mejor, se puede mejorar); debido a que las fuerzas “moderadas” de centro-derecha y centro-izquierda, han llevado a cabo, han sido, son responsables, como en Grecia, Portugal, España, Italia, Francia, Estados Unidos, etc., etc., de muy malas gestiones políticas y que, junto a otras variables que también se deberían controlar mucho mejor, vienen dando lugar a crisis económicas y financieras muy graves, como, por ejemplo, las que han tenido lugar a partir de 1929 y de 2007-2008 y de la que aún estamos sufriendo las consecuencias; vienen dando lugar a muy graves y continuas injusticias sociales, a muy graves y continuos casos de malgasto, despilfarro, malservación, corrupción y juego sucio; a muy graves y continuos atentados terroristas; etc.

Fíjense, como lo extremismos de izquierda y derecha se dispararon muy gravemente, con consecuencias muy negativas para todo el mundo, a partir de dichas crisis de 1929 y 2007-2008, y entre otras crisis económicas menos graves que estas pero también muy negativas socio-económicamente, en términos de paro, precariedad, exclusión social, pobreza, racismo, xenofobia, etc.

Los gobiernos, fuerzas políticas, sindicales, patronales, funcionariales, económicas, profesionales, mediáticas, judiciales y de seguridad, educativas-universitarias-de investigación, cientifico-técnicas, culturales, artísticas, deportivas, eclesiales y sociales; los gobiernos, diferentes fuerzas sociales han dado lugar en Francia, España y otras naciones:

- A un grave empobrecimiento democrático, de la democracia representativa y la economía social de mercado, con seguridad y garantías; a un grave, muy grave y continuo problema de corrupción estructural, endémica, a todos los niveles, de muy injustos privilegios para diferentes agentes, grupos, medios, sectores sociales y a costa de la inmensa mayoría social; a un grave, muy grave y continuo problema de malgasto, despilfarro, derroche, elitismo, nomenklaturismo, burocratismo, subvencionismo, asistencialismo, multiculturalismo, comunitarismo, dogmatismo, fanatismo, fundamentalismo, malversación, politiquería, partidismo, sectarismo, corporativismo, nepotismo, clientelismo, amiguismo, enchufismo, todo vale para sacar las mejores tajadas (materiales, inmateriales, sexuales, etc.), de comisionismo, corrupción y juego sucio con/por medio de agentes, líderes, grupos, instancias, fondos, medios, recursos, servicios, infraestructuras, redes, etc., públicos, políticos, privados, eclesiales, creyentes y no creyentes, interiores y exteriores, locales, comarcales, provinciales, regionales-autonómicos-federales, nacionales, europeos, internacionales-globales, etc.

- A un grave, muy grave empobrecimiento de las clases medias y trabajadoras, a un injusto e importante aumento de las desigualdades sociales, de inadmisibles injusticias sociales, de la dureza, la violencia, el estrés negativo en las condiciones de vida, familia, educación, trabajo, jubilación y relaciones sociales, al aumento del paro (general, juvenil, femenino, de mayores de 40 años, etc.); al aumento de los que no estudian ni trabajan ni quieren estudiar ni trabajar y buscan como instalarse en esta condición; al aumento de diferentes formas de maltrato, abuso, narcisismo, vedettismo, apariencias, de infantilismo-juvenilismo, etc. ultraconsetidos (padres, Estados, etc. permisivos, consentidores, pasotas, irresponsables, etc.; niños, jóvenes y menos jóvenes completamente irresponsables y que se convierten en maltratadotes, abusadores, dictadores, tiranos, etc.); al aumento de diferentes formas de explotación, y que, en algunos, bastantes casos, llevan, vienen llevando a nuevas formas de esclavitud, servilismo y tiranía, al aumento de la precariedad, inestabilidad e inseguridad laboral y familiar, de la economía sumergida y la marginación, al aumento de la soledad no querida y que, de continuar, se trasforma en depresión, fobias, en diferentes enfermedades, etc. A importantes porcentajes de sectores de la población que se instalan en el subvencionsimo, asistencialismo, en vivir del Estado, de la familia, de quien sea menester y se tercie. Lo cual también se debe a regímenes, partidos, sindicatos, grupos, diferentes instancias, asociaciones, medios, iglesias, etc. que vienen sacando tajada de las ideologías, doctrinas, teorías, de la gestión, mantenimiento, producción, reproducción de los pobres, excluidos, discriminados, necesitados, explotados, oprimidos, dependientes, periféricos, marginados, subvencionados, socorridos y a socorrer, asistidos, subsidiados, auxiliados, etc.

- Al muy grave aumento de la inseguridad y, sobre todo, del terrorismo; al aumento de la exclusión, racismo, xenofobia, odio al extranjero, etc.

Es decir, a un grave, muy grave empobrecimiento, bloqueo, retroceso de la democracia representativa y de alternancia, con “Check and Balances”-con los debidos, justos, necesarios y eficientes controles democráticos, de la economía social e integradora-inclusiva de mercado, del desarrollo democrático inclusivo, solidario-humanitario, deontológico, honrado, humilde, responsable, respetuoso, competente, riguroso, creativo, que, a todos los niveles, seleccione, promocione y controle, con critica y justicia justas, de la mejor manera, de las mas justa y eficiente, a los mejores-honrados humildes (rigurosos, competentes, profesionales, responsables, con buenos principios, etc.), que libere las energías mas positivas y creativas, las inteligencias múltiples, que sea rentable económica, medioambiental y socialmente, y que, a escala local, regional, nacional e internacional-global, se preocupe, con deontología, justicia y eficiencia, de los que mas sufren, de los que tienen graves carencias, de dar y exigir a cada persona, individual, grupal y jurídica, lo que le corresponde en libertad, comportamiento, trabajo, critica, justicia, etc. deontológicos, responsables, justos.

Todo esto, y mas que podríamos añadir, es la defensa, aplicación y promoción, en la realidad-practica real, de lo que llamamos el reformista Liberalismo Humanista (cristiano; creyente y no creyente) de Juego Limpio, responsable, critico positivo, abierto, emprendedor, creativo y universal, por la dignidad ciudadana y social.

La fuerzas de centro derecha y centro izquierda, en Francia, España y otras naciones, han sido, son responsables de malos, muy malos gobiernos, gestiones políticas en los diferentes campos sociales, entre otros, de la política interior y exterior, en la seguridad interior y exterior, gravemente puesta en cuestión por una mala y muy mala política de integración social y del control democrático de los extremismos y fundamentalismos, por extremismos varios, por el fundamentalismo y terrorismo islamista, por la Rusia putinista y otras naciones, por regímenes gravemente antidemocráticos, donde se violan muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas; regímenes gravemente antidemocráticos que se ven, se sienten amenazados por las demandas de democracia representativa, integradora y de alternancia, de calidad, con critica positiva, rigurosa y en permanente mejora, competitiva, cooperativa, etc., con seguridad y garantías debidamente medidas, evaluadas y controladas. Y, por ello, para mantenerse y reproducirse en el poder, ayer y hoy, dichas naciones, regímenes gravemente antidemocráticos, como se viene viendo y descubriendo, vienen apoyando y promoviendo, interior, exteriormente y por todo tipo de medios viejos y nuevos, todo lo peor, las peores guerras, los peores terrorismos, las peores contaminaciones, manipulaciones, el invento de enemigos perfectos, de chivos expiatorios, interiores y exteriores, a los que culpar de los peores males, pasados, presentes y futuros, y con los que desviar la opinión de sus ciudadanos, evitar la exigencia por parte de estos ciudadanos del cumplimiento de los derechos humanos y las libertades democráticas, de la calidad democrática y de vida que ven en otras naciones, que siguen por los medios de comunicación (viejos y nuevos), y que tienen el mejor desarrollo democrático, la mejor calidad democrática y de vida, las mejores políticas solidarias-humanitarias, etc., y que, al verlo, seguirlo, etc., se preguntan porque ellos no pueden tener acceso a esa calidad democrática, de vida, trabajo, a esa dignidad ciudadana y social, y que debe estar en permanente mejora por una critica honrada, humilde (que siempre debe aprender de sus propios errores, etc.), positiva, fundada, rigurosa, etc.

Por ello, y en la defensa, aplicación y promoción del reformista Liberalismo Humanista de Juego Limpio, y teniendo en cuenta que Macron con “En Marcha-Asociación para la Renovación de la Vida Publica”, se definen como “social-liberales”, pedimos el voto en la segunda vuelta de las elecciones francesas del domingo 07 de mayo 2017; pedimos el voto para Macron, para que defienda, aplique y promueva, en la realidad-practica real, el reformista Liberalismo Humanista de Juego Limpio…, que ha proclamado Macron en su programa electoral y en sus intervenciones en la campaña electoral a las elecciones presidenciales francesas de abril-mayo 2017.

Y también pedimos el voto para Macron y frente el muy grave peligro, amenaza que suponen los graves extremismos de derecha e izquierda, como los de Le Pen, Mélenchon y otros, y que se retroalimentan entre ellos, que amenazan a Francia, Europa, otras naciones y el mundo, pero también frente a la grave inercia, inmovilismo, conformismo, malas políticas, malgasto público, malversación, corrupción, juego sucio, oligarquización, etc., que, durante años y años, viene sufriendo gravemente Francia (y otras naciones como la nuestra España) y que vienen impidiendo, bloqueando el muy necesario reformismo Liberal Humanista de Juego Limpio, que necesita aplicar Francia (y otras naciones) para salir de su negativo y excesivo estatalismo, intervencionismo, burocratismo, inmovilismo y todo tipo de rigideces, de bloqueos de las muy necesarias reformas, de su ensimismamiento y fijación, negativa, contaminada y manipulada, en su glorioso pasado, de su cerrazón, bloqueo, retroceso, grave perdida de competitividad, influencia y repercusión internacional, de su política que mantiene y reproduce la contaminación, manipulación, propaganda intoxicadora, la corrupción y juego limpio, continuos y graves casos de contaminación, manipulación, corrupción y juego sucio de muy arriba, arriba, en medio y abajo, muy abajo. Lo que da paso a los peores extremismos de uno y otro color, y, además, favorece a los regímenes mas antidemocráticos, que violan continua y muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías.

MACRON Y GALICIA

Macron, que tiene un importante currículo académico y profesional, hizo filosofía en la universidad de Paris-Nanterre (con “Maìtrisse” y “DEA”), continuó sus estudios graduándose en el Instituto de Estudios Políticos de Paris y termino sus estudios, su formación como diplomado de la Escuela Nacional de Administración (ENA) de Estrasburgo. A partir de lo cual se integra como Inspector de Hacienda (“Inspecteur des finances”) en el Cuerpo de Inspectores de Hacienda de Francia y, posteriormente, inicia una importante carrera en el sector bancario, financiero.

El filósofo Macron, indirectamente, tiene algo que ver con Galicia, con Santiago de Compostela, pues ha sido ayudante de investigación del prestigioso, gran filósofo francés Paul Ricoeur, el cual, le agradece (a Macron) su colaboración en su pretigioso libro (de Ricouer), traducido al español en 2003, “La Memoria, la historia y el olvido” (2000).

El catedrático de filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Carlos Baliña y su discípulo, el también catedrático de filosofía de la USC Marcelino Agis, invitaron a Santiago de Compostela, al prestigioso filósofo francés a que desarrollase un seminario sobre su importante obra en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España). Además, y como homenaje, le dedicaron el libro: “Hermenéutica y Responsabilidad. Homenaje a Paul Ricoeur”, que fue editado por Marcelino Agís, Carlos Baliñas, Fernanda Henriques y Jesús Ríos, y publicado en 2005 por el Servicio de Publicaciones de la USC.

Miguel Cancio (Vegadeo-Asturias/España), Economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Página Web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; Santiago de Compostela 05 mayo 2017

Currículum Vitae de Miguel Angel Cancio Álvarez Mon González (Vegadeo-Asturias-España):

- Economista (Universidad de Santiago de Compostela/USC) y Sociólogo (Universidad Paris VIII-Vincennes; Ecole Pratique de Hautes Etudes/Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales; Collège de France: centros universitarios e investigación de Paris-Francia. En París asistí, entre otros, a los cursos de: Raymond Aron; Roland Barthes; Pierre Bourdieu y su equipo; Michel Debeauvais; Michel Foucault; Paul de Gaudemar; George Lapassade; Michael Löwy; Jean Claude Passeron; Nicos Poulantzas; Alain Touraine; etc.).
- Profesor jubilado (40 años de profesor) en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela (Galicia) y en la Facultad de Administración y Dirección de Empresas (ADE) de Lugo (Galicia), ambos centros de la Universidad de Santiago de Compostela/USC (Galicia-España); profesor de las asignaturas “Sociología”, “Sociología de la empresa”, “Sociología económica” y “Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales”. Esta ultima asignatura, la creé, en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, a partir de lo que se hacía en centros universitarios y de investigación de gran prestigio internacional, y buscando hacer posible, con la mejor formación, educación, investigación, profesionalidad (deontología profesional, ciudadana, etc.), basadas en el trabajo duro, la cultura del esfuerzo y sacrificio constante para mejorar desde la honradez, humildad, competencia, el máximo rigor y creatividad, y no tirando nunca la toalla ante los errores y fracasos propios y ajenos, y de los que se puede y debe aprender mucho; buscando hacer posible el mejor desarrollo, el desarrollo democrático deontológico, honrado-de juego limpio (la deontología, el cumplimiento honrado y riguroso del deber, la honradez/juego limpio, junto a la fuerza de voluntad, son las normas, exigencias, condiciones esenciales, conditio sine qua non para luchar permanentemente, pues, el bien, la verdad, la felicidad, etc. no se alcanzan todas, ni nunca y no batirse por ello conduce a lo peor; para hacer posible la vida y el mundo con libertad honrada, responsable y respetuosa, con dignidad, trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes y rentables-enriquecedores humana, económica, social y medio-ambientalmente, el bien individual, familiar, grupal y social, en lo político, público, privado, eclesial, creyente y no creyente, etc.); buscando hacer posible el desarrollo deontológico, honrado, de, por y para el juego limpio, responsable-respetuoso-sostenible, el desarrollo con derechos e ineludibles deberes (dar y exigir a cada uno, persona individual y jurídica, lo que le corresponde en justicia justa, todo ello bien medido, evaluado, supervisado, inspeccionado, controlado de forma permanente, pues, lo que se puede medir, con honradez, humildad, continuidad y el máximo rigor, es lo que, mas y mejor, se puede mejorar por la justicia justa, el bien, la belleza, la verdad…), desde la rectitud, humildad, positividad, fuerza de voluntad, buen trabajo y rigor, con seguridad, garantías y buenos principios (bien definidos, controlados, evaluados, inspeccionados, supervisados, medidos), es decir y como hemos dicho, buscando hacer posible el desarrollo enriquecedor deontológico-honrado-de juego limpio (desarrollo bien definido, controlado, evaluado, inspeccionado, supervisado y medido, a escala individual, familiar, grupal, social local, regional, nacional e internacional-global, para poder pedir y rendir cuentas a los agentes, grupos, instancias, medios, etc. varios, a las villas, ciudades, regiones, naciones, instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales, etc.); buscando hacer posible, como estábamos diciendo, el desarrollo democrático enriquecedor socioeconómica, socioempresarial, profesional, laboral, medioambiental, crítica, cultural, artística, deportiva, humana, espiritual, ética, estética, moral y trascendentemente.
- Autor-responsable individual de 15 libros y de 35 libros colectivos de varios autores; autor de 50 artículos científicos y de 50 ponencias.
- Investigador en proyectos de investigación que han contribuido a la financiación de Universidades españolas y que han dado lugar a libros, ponencias, artículos científicos, etc.
- Evaluador de proyectos de investigación nacionales e internacionales, por medio de una Agencia Nacional española de Evaluación.
- Creador y coordinador del primer Foro de la USC y organizador, en el marco de las asignaturas que impartí en la USC, de un Ciclo anual universitario, interdisciplinario de Conferencias-coloquio, Ponencias y Debates, abierto al público en general, en el que intervinieron, como invitados, mas de 250 importantes expertos, investigadores, científicos, empresarios, profesionales, pensadores, artistas, deportistas, creadores, dinamizadores, responsables públicos, privados y eclesiales de Galicia, España y otras naciones, y también los asistentes a dichos ciclos de conferencias y que se presentaron y me hicieron propuestas de trabajos, conferencias, etc., y los alumnos que, en el curso anterior, defendieron, ante la clase, el profesor y presentaron en plazo, forma y fondo, los mejores trabajos universitarios de critica de las preguntas, hipótesis existentes y de creación, elaboración de otras nuevas, etc., con el fin de generar el mejor valor añadido de juego limpio, una formación-enseñanza superior digna de tal nombre, deontológica, competitiva al mayor nivel, creativa, etc.
- Creador y presentador del programa de radio, “Superestructuras, lutte symbolique, hiperrealismo e boa salsa da boa, ay namá, ei carballeira e veña lume, egurra, e veña Swing”; programa de una hora de duración, de música y comentarios filo-psico-socioeconómicos, teórico-prácticos, sobre la realidad próxima y lejana, la búsqueda, crítica y positiva, de la alegría, la ironía, el buen trabajo, el bien, la amistad, el amor, la belleza, la verdad y la lucha contra el mal, los malos y los que le hacen el juego; programa de radio creado en la frecuencia modulada, cuando esta empezó a emitirse, temporada 1979-1980, en Radio Galicia-Cadena SER (Sociedad Española de Radiodifusión) de Santiago de Compostela (Galicia-España).
- Asesor y colaborador del programa “Tiempo de Universidad” de Radio 3 de Radio Nacional de España (RNE), dirigido y creado por Fernando Segundo, en el que colaboraron profesionales, periodistas que, posteriormente, destacaron, llegaron a ocupar importantes puestos en Radio Nacional de España, etc.
- Creador, con el médico, doctor, catedrático, músico, poeta y artista, el gran amigo José Luís Mari Solera “Licho”, y gracias a la periodista Susana López Carbia de Correo TV y al director de este medio Luís Pérez; creador del programa semanal, de una hora de duración en Correo TV del grupo mediático de Santiago de Compostela El Correo Gallego-Grupo Correo Gallego; creador, junto a Licho, del programa de televisión “Trobeiros de Faladoiro-Trobeiros de Compostela”, de una hora de duración y que estuvo nueve años seguidos en antena, de 2007 a 2016, con gran éxito y repercusión social. Antes, Licho y el que suscribe, habíamos estado, también y con gran éxito, en la cadena de televisión “Localia” (Santiago de Compostela), pero dejamos de hacerlo por censura política de su director y a pesar de que los profesionales, con el que hacíamos nuestro programa filo-psico-socioeconómico/Behavioral Socioeconomic, poético, irónico, positivo, alegre, musical, cantarín, humanista, etc., sobre la actualidad próxima y lejana, el mas acá y más allá, estaban muy contentos por el éxito e impacto social del mismo.
- Promotor, miembro, colaborador de instancias y publicaciones científicas, profesionales, mediáticas, culturales y sociales.
- Colaborador en medios de comunicación (prensa, radio, televisión, agencias, Internet, documentales, etc.) de Galicia, otras partes de la nación española, de España (medios de tirada, audiencia nacional) y de otras naciones; colaborador en medios, cadenas locales, provinciales, autonómicas, nacionales e internacionales, públicos y privados.
- Conferenciante, participante en congresos, simposios, cursos, jornadas, coloquios, debates, ONGs, Fundaciones, Foros, ateneos, etc.
- Participante muy activo, a escala rural y urbana, en el mar, la costa y la montaña, las instituciones y la calle, real, mediática y virtual, material e inmaterialmente, etc., en viejos y nuevos movimientos, redes sociales, en instancias de encarnación y socialización de actitudes, comportamientos, representaciones, valores, etc. en Galicia, España y otras naciones. Creador de instancias, medios, programas, etc. de comunicación, sociales, para tratar de defender, aplicar y promover, en la realidad-practica real y no solo de boquilla, para la galería, para las apariencias; de defender, aplicar y promover la deontología, el juego limpio, el buen trabajo, el saber saber, el saber ser, estar, hacer, tener…, en lo político, público, privado, eclesial, creyente, no creyente, la libertad honrada, humilde, responsable, respetuosa y creativa, la fuerza de voluntad, el trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes, rentables y enriquecedores, y para tratar de buscar el mejor desarrollo, el bien, la belleza, la verdad…
- Etc.
- Tfo.: 610-971117; Dirección: Miguel Cancio, C/ Atenas 3-I, 1º C, 15.707 Santiago de Compostela (Galicia-España); CE: miguelcancio.usc@gmail.com; Página web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com (este Currículum Vitae puede verse, mucho mas ampliado, en mi página web, blog, el programa de mis asignaturas, en las bibliotecas universitarias donde fui profesor, en Internet, etc.).


Votar Macron por el bien de Francia, Europa y el mundo, frente a extremismos, por el Liberalismo Humanista de Juego Limpio, prodignidad ciudadana y social

05.05.17 | 11:36. Archivado en Miguel Cancio

VOTAR MACRON POR EL BIEN DE FRANCIA, EUROPA Y EL MUNDO, FRENTE A EXTREMISMOS, POR EL LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, PRODIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL

Población francesa: 66.990.826. Censo electoral para las elecciones a la presidencia de Francia 2017: 47.581.118 de ciudadanos franceses. Votantes en primera vuelta: 37.003.546. Votos validos: 36.058.813. Votos en blanco: 659.302. Votos Nulos: 285.432.

Francia, una importante y gran potencia de Europa y del mundo, la nación Nº 7 del mundo en Producto Interior Bruto (España la Nº 16) y la Nº 20 en PIB per capita (renta per capita) de 193 naciones (España la Nº 29), con unos recursos naturales, humanos, históricos y una situación geoestratégica privilegiados, al ser incapaz, durante años y años, por la mala gestión, visión e inmovilismo de sus dirigentes, por ser incapaz de hacer las muy necesarias reformas que necesita, ha perdido mucha competitividad, presencia, repercusión e influencia internacional.

Francia tiene un paro del 10%, una deuda publica del 96% del Producto Interior Bruto (PIB), un 3,4% PIB de déficit público, un gasto público del 56,5% del PIB, una corrupción estructural, un grave problema de inseguridad ante el terrorismo, un importante rechazo de la emigración, los extranjeros, etc.

Francia, la gran nación francesa, ha seguido pensando, entre otras cosas, en sus “30 años prodigiosos” de gran desarrollo, presencia e influencia internacional de 1945 a 1975, pero se ha dormido completamente en sus laureles, bloqueada, paralizada por una “Grandeur” mal entendida, por un modelo muy estatalista, intervencionista, super-elitista excluyente, funcionarial, corporativista, politiquero, partidista, malgastador, oligárquico, corruptor-corrupto, nepótico, clientelar, amiguista, etc., muy poco adaptado, flexible, competitivo, creativo, emprendedor, etc., ante la nueva y fuerte competencia, situación mundial, internacional.

Los extremistas de derecha e izquierda de Francia, los inmovilistas, conformistas, inertes, aletargados, etc., franceses, dominados por las fuerzas de la inercia, de que cualquier tiempo pasado fue mejor, petrificados y paralizados mirando al pasado mitificado , en plan infantilista, absolutamente irresponsable, non han querido, no quieren ver los graves problemas estructurales que tiene la nación francesa para hacer frente a la gran competencia internacional y que es mucho mayor, infinitamente mayor que la que tuvo que hacer frente la nación francesa durante los “30 años prodigiosos”; no quieren ver, asumir sus propias responsabilidades sobre los graves problemas estructurales que tiene la gran nación francesa y que sigue gozando de un, inmenso gran potencial para conseguir el mejor desarrollo francés, europeo, internacional etc.; dicen que ellos no son responsables de nada y culpan de todos su males, a los otros, el auténtico Imperio del Mal, a Alemania, Merkel, la Unión Europea, el euro, el dólar, Estados Unidos liberal, los judíos, la banca internacional, el capitalismo internacional, a la economía abierta, la sociedad abierta, los emigrantes, los extranjeros, el liberalismo, el neoliberalismo, la competencia internacional, la globalización, la mundialización, etc.

En Francia, el domingo 23 abril 2017, se celebró la primera vuelta de las elecciones presidenciales, con una participación mucho mayor de la esperada el 77,77% (2,6% menos que las anteriores elecciones presidenciales del 2012), y con los siguientes resultados:

MACRON, LAS EXCELENTES EXPECTATIVAS DEL SOCIAL-LIBERALISMO EUROPEISTA, DEL REFORMISTA LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, POR LA DIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL

- 1º) El social-liberal Emmanuel Macron, ex ministro de “Economía, Recuperación Productiva y Asuntos Digitales” del Gobierno socialista francés del primer ministro Manuel Valls bajo el Presidente de la República Francesa, de François Hollande por el Partido Socialista Francés(PSF) y que, anteriormente, lo había nombrado asesor económico; Macron quedo primero con 8,65 millones de votos, el 24,01% y con su movimiento social trasversal, el partido político “En Marcha”-“Asociación para la Renovación de la Vida Publica”.

“En Marcha”-“Asociación para la Renovación de la Vida Pública” (lo que es muy importante, fundamental y necesario en Francia, España, la Unión Europea, “Par Tout”, Por Doquier), es un partido político que ha sido presentado, públicamente, el 06 de abril 2016 y que el 15 enero 2017 informó que tenía 141.000 personas afiliadas. Al comenzar las elecciones presidenciales francesas, en abril 2017, tenía 200.000 afiliados en un nuevo tipo de fuerza política, socio-liberal, reformista, europeísta, abierta, horizontal, transversal, comprometida y movilizada en el terreno, dinamizadora socialmente, con gentes procedentes de diferentes sensibilidades, tendencias políticas, participativa, centrada en la discusión y resolución de los problemas sociales franceses, europeos y mundiales con justicia, libertad, responsabilidad, rigor, competencia, emprendiendo, eficiencia, creatividad, participación social, rentabilidad económica y social, etc., teniendo muy en cuenta a los que mas sufren, a los que tienen mas carencias, pero con justicia, honradez, rigor, control y eficiencia, y al margen de ideologicismos, doctrinarismos, tecnocratismos, etiquetas, etc. Se pueden ver sus principios, propuestas, iniciativas, formas de organizarse, movilizarse, etc. en Internet en la Página Web: en-marche.fr.

A Macron, a su alianza electoral social-liberal, y para apoyarlo, se ha sumado, al poco de constituirse, el conocido político francés François Bayrou, que fue presidente de la fuerza política de centro-derecha “Unión por la Democracia Francesa” (UDF), que es presidente del grupo centrista “Movimiento Demócrata” y que fue candidato a la presidencia de Francia en las elecciones de los años 2007 y 2012. Bayrou es también uno de los fundadores del “Partido Demócrata Europeo”, centrista, federalista y europeísta, y copresidente del mismo junto al político italiano Francesco Rutelli.

Para Macron han pedido el voto la gran líder alemana, europea y mundial de centro-derecha Ángela Dorothea Merkel y otros grandes líderes europeos y occidentales de centro-derecha y centro-izquierda como el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y el expresidente de los Estados Unidos Barack Hussein Obama.

El diario católico “La Croix” (La Cruz) pidió el voto para Macron. Uno de los matemáticos mas prestigioso del mundo, el francés Cédric Villani, pidió el voto para Macron; al igual que el premio Nóbel de literatura el francés Jean-Marie Le Clézio y el gran campeón mundial francés de fútbol y actual entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane (casado con una española de Almería). Entre otras muchas personalidades francesas e internacionales del máximo nivel y que han pedido el voto para Macron.

Macron le ha ganado claramente en su debate televisivo a Marina Le Pen y que se comportó como la extremista que es, aunque quisiese ocultarlo y, en la segunda vuelta, por el rechazo que genera su partido, ha dicho que ella no se presentaba por el extremista, racista, ultra-nacionalista, proteccionista, negacionista del Holocausto, etc. “Frente Nacional” (que llaman también “Frente Familiar”, pues, toda su familia, padre, hermana, sobrina, marido, etc., forman parte del mismo y con posiciones muy extremistas y que vienen de lejos), sino, en plan extremista populista y nacionalista, que se presentaba por el “pueblo francés”, que ella representaba al “pueblo francés”, a la “nación de Juana de Arco…”.

LE PEN, EL MUY PELIGROSO EXTREMISMO DE DERECHAS

2º) La representante de la extrema-derecha del “Frente Nacional”, Marina Le Pen (implicada en un grave caso de corrupción por la Unión Europea y como europarlamentaria, por un fraude de del orden de seis millones de euros), líder del “Frente Nacional”-“Elijo Francia” (alianza del “Frente Nacional” y otras fuerzas de extrema-derecha); Marina Le Pen (como su padre Jean-Marie Le Pen, sobrina Marion Maréchal-Le Pen, etc.) y la alianza de extrema-derecha, estatalista, ultra-nacionalista, proteccionista, antiUnión Europea, racista, antijudía, antimusulmana, etc., que ella preside, quedo segunda con 7,67 millones votos, el 21,30%.

La extremista de derecha, Marina Le Pen, es la candidata del miedo, del odio, la exclusión, cerrazón, la división, los graves enfrentamientos, la negatividad, el pesimismo, la negación de Francia para competir al mayor nivel…

Marina Le Pen, con su Frente Nacional y alianza electoral, ha sido apoyada, en plena campaña electoral, por los presidente de los Estados Unidos y Rusia, los extremistas populistas, nacionalistas, racistas, etc., Donald Trump y Vladimir Putin. El presidente Putin, incluso, la recibió, en Moscú, en marzo 2017. El banco ruso “First Cezch-Russian Bank” le concedió al Frente Nacional de Marine Le Pen, en 2014, un préstamo de nueve millones de euros. Otros líderes extremistas populistas, nacionalistas, racistas, etc. europeos y de otras naciones, han apoyado también a Marina Le Pen.

Marina Le Pen y su Frente Nacional, para la primera vuelta de las elecciones presidenciales en las que saco el 21,30%, tenían unas expectativas electorales mucho mejores, ser la primera y sacar por encima del 25% e, incluso, del 30%, después del Brexit, de la salida de Inglaterra de la Unión Europea, el triunfo de Trump con las continuas injerencias de la Rusia putinista a su favor, después de los muy graves y crueles atentados terroristas islamistas en Francia. Incluso, uno de estos atentados terroristas islamistas, que mató a un policía francés e hirió a otros dos en los Campos Elíseos de Paris, tuvo lugar tres días antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. En las elecciones regionales de diciembre 2015, Marina Le Pen saco, en la primera vuelta, el 27,73% y en la segunda vuelta el 27,1% (18,74% de escaños), quedando por detrás del centro-derecha (primera vuelta 31,72%; segunda vuelta 40,24%; 42,83% escaños), que ganó dichas elecciones, y del centro-izquierda/izquierda que quedaron segundos (primera vuelta 35,97%; segunda vuelta 32,12%; escaños 35,45%).

FILLON, EL CATOLICISMO, LAS PRIMARIAS Y LA FACTURA DE LA CORRUPCION

3º) El representante del centro-derecha, François Fillon, por el partido “Los Republicanos” (partido integrado por diferentes fuerzas del centro-derecha francés), quedó tercero con 7,21 millones de votos, el 20,01%.

Los principales líderes del centro-derecha Nicolas Sarkozy y Alain Juppé, al saber los resultados de Fillon y como este, pidieron el voto en la segunda vuelta para Macron.

Recordemos que Fillon le había ganado, en elecciones primarias y para ser candidato a la presidencia de la República francesa, a Sarkozy y Juppé. Y recordemos también que el candidato del Partido Socialista Francés (PSF), Benoît Hamon, le había ganado, en primarias para elegir al candidato a presidente por el PSF, al exprimer ministro del Gobierno socialista Manuel Valls y otros candidatos del PSF.

Sin embargo, Macron y Le Pen, que no se presentaron a elecciones primarias, fueron los ganadores en la primera vuelta de las elecciones a la presidencia de Francia. Lo que pone de manifiesto que los partidos, en este caso los que han venido gobernando Francia y de forma mayoritaria desde finales de los años 40 hasta la actualidad 2017, el de centro-derecha “Los Republicanos” y el del centro-izquierda el “Partido Socialista Francés” (PSF); como decíamos, estos partidos no han elegido bien a sus candidatos, no han hecho las cosas bien, pues, “Los Republicanos” y el PSF se han visto derrotados en la primera vuelta. Es decir, los militantes de estos partidos que han votado en las elecciones primarias a la presidencia de Francia, han pensado mucho más en sus intereses partidistas que en los intereses de Francia, de los votantes franceses que la representan y que votaron en un 77,77% del censo electoral, es decir, 37.003.546 de franceses han votado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el domingo 23 de abril 2017

Fillon, poco antes de las elecciones presidenciales francesas fue procesado judicialmente, él y su esposa, por un grave caso de corrupción descubierto por el periódico satírico francés “Le Canard Enchainé”, y que lo implico a él, su esposa y dos de sus hijos, que no acabaron la carrera de derecho, y a los que Fillon contrató, como a su esposa, con importantes cantidades mensuales de euros y con cargo a lo público.

Fillon, al que las encuestas daban claramente como ganador de las elecciones presidenciales, sin embargo, al conocerse este caso de corrupción familiar, se vino abajo en los sondeos. El católico practicante Fillon, mientras que proponía en su programa electoral, para Francia, un plan de ajuste, muy duro y necesario, de reducción del gasto público francés, de los empleados-funcionarios públicos, sin embargo, él, hacia todo lo contrario y se beneficiaba, beneficiaba a su esposa e hijos, del dinero público y de forma muy injusta, arbitraria. El catolicismo, la iglesia católica han tenido y siguen teniendo un grave problema con la corrupción, con la lucha contra la corrupción por parte de los católicos, dentro y fuera de la iglesia católica, y que es un grave pecado contra la doctrina católica, la ley de la iglesia católica, de los católicos.

Fillon y el centro derecha francés, como se ve en las elecciones regionales y departamentales que tuvieron lugar en Francia, en 2015, tenían unas expectativas electorales, una base electoral de votos, muy favorables, que ratificaron todas las encuestas y que lo dieron ganador de las presidenciales francesas. Sin embargo, los casos de corrupción de Fillon y su familia (esposa e hijos), que destapó “Le Canard Enchainé”, lo hundieron en las encuestas y que se vieron confirmadas con los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 23 de abril 2017.

MÉLENCHON, EL MUY PELIGROSO EXTREMISMO DE IZQUIERDAS, NEOCOMUNISTA, CASTROCHAVISTA…

4º) El representante de la extrema-izquierda neocomunista, Jean-Luc Mélenchon, de “La Francia Insumisa”-“Partido de Izquierda” (el “Podemos” francés que aglutinó, en su alianza electoral, a fuerzas de extrema izquierda, entre las cuales figura el Partido Comunista Francés. El líder de la fuerza neocomunista española “Podemos”, Pablo Iglesias, acudió a Francia a hacer campaña para pedir el voto para Mélenchon); alianza de extrema-izquierda, neocomunista, ultra-estatalista, super-intervencionista, castrochavista, nacionalista, proteccionista, anti Unión Europea, anti OTAN, etc.; la candidatura de Jean-Luc Mélenchon, miembro del Partido Socialista Francés y ex ministro socialista de Formación Profesional en el gobierno del socialista Lionel Jospin, quedo cuarta con 7,06 millones votos, el 19,58%.

Tanto las candidaturas extremistas de izquierda y derecha de Mélenchon como la de Le Pen, si se aplicasen, no solo arruinarían a Francia, sino que supondrían una muy grave hipoteca para la Unión Europea, gran referencia para el mundo del mejor desarrollo democrático, del respeto de los derechos humanos y las libertades democráticas, y, por tanto, para el mundo.

Mélenchon, el día de la elección presidencial, de la primera vuelta, fue el que peor se comportó, cuando al salir ante los medios de comunicación, entre otras cosas y con una actitud de gran cabreo, pues, esperaba sacar muchos mas votos y pasar a la segunda vuelta; Melenchon, en la televisión, ante los medios de comunicación, no admitió los resultados electorales que había clavado la estimación realizada por la cadena televisiva pública francesa (programa que seguí en directo desde las 19 horas y hasta el final), los puso en cuestión y, así, hizo el ridículo y mostró un muy mal perder.

Mélenchon, en su comparecencia pública, además de cabrearse mucho, de mostrar muy malos modos, no pidió el voto para Macron, lo que sí hicieron, claramente, el candidato de Centro-derecha Fillon y el de Centro-izquierda, Hamon.

Mélenchon ha venido defendiendo el neocomunista castrochavista, el llamado “Socialismo bolivariano del Siglo XXI”, teorizado y aplicado por el Foro comunista de Sao Paolo-Brasil, 1990. Foro convocado por los partidos comunistas, de extrema izquierda de América del centro y sur, y donde participó también Izquierda Unida-Partido Comunista de España; Foro convocado en Sao Paolo, una vez que se hundieron el Muro de Berlín, la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas/URSS, el comunismo del este, entre 1989 y 1991.

La fuerza de extrema-izquierda, neocomunista, castrochavista, etc., “Francia Insumisa” de Melenchon, hizo una consulta pública por Internet, en la que participaron 243.128 miembros de esta fuerza política, para decidir el comportamiento electoral de la misma en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el domingo 07 de mayo 2017. Los resultados de esta consulta han sido los siguientes: el 36,12% se pronunciaron por el voto blanco o nulo, el 34,83% por Macron y el 29,05% por la abstención.

Frente a esta encuesta, el secretario general del Partido comunista Francés (PCF), una de las principales fuerzas que integran “Francia Insumisa” liderada por Mélenchon, pidió el voto para Macron y para impedir que Le Pen llegue al poder.

El líder de la extrema izquierda griega, Yanis Varufakis, y miembro de la izquierda radical europea, también pidió el voto para Macron.

EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA APOYAN AL REGIMEN NEOCOMUNISTA VENEZOLANO QUE VIOLA MUY GRAVEMENTE LOS DERECHOS HUMANOS Y LAS LIBERTADES DEMOCRATICAS CON SEGURIDAD Y GARANTIAS

El jueves 27 abril 2017, el Parlamento europeo, después de que el Tribunal Supremo venezolano decretó la suspensión de la Asamblea Nacional-parlamento venezolano, votó Instar a dicho Tribunal y al Gobierno venezolano, en el marco del cumplimiento de la vigente Constitución venezolana, a retirar dicha resolución, liberar a los presos políticos venezolanos y poner fin a la represión y violencia contra la oposición democrática venezolana, elegida democráticamente.

Esta resolución del Parlamento europeo fue votada positivamente por 450 europarlamentarios (el 77%), votaron en contra 35 europarlamentarios (el 6%) y se abstuvieron 100 europarlamentarios (el 17%).

Votaron en contra parlamentarios de extrema-derecha: del partido griego “Amanecer dorado”; los extremistas nacionalistas de la “Lega Nord” de Italia y del partido alemán “nacional-democrático” “Voigt”.

También votaron en contra parlamentarios de extrema-izquierda del “Grupo Izquierda Unitaria Europea” y, entre ellos, los parlamentarios de Izquierda Unida y afines, de España (Marina Albiol, Javier Couso, Paloma López Bermejo Y Lidia Senra. En esta fuerza “Izquierda Unida y afines” están integrados el Partido Comunista de España y fuerzas de extrema-izquierda que han formado las llamadas “Mareas”, etc.), parlamentarios del Partido Comunista Griego, del Partido Comunista Portugués, de la coalición de extrema-izquierda griega Syriza y de la coalición de extrema-izquierda “Front de Gauche”/”Frente de Izquierda”, de Mélenchon, etc. De este último grupo de extrema-izquierda, se abstuvieron 16 miembros y, entre ellos, los cuatro eurodiputados de la fuerza de extrema-izquierda neocomunista española “Podemos”.

HAMON, UNO DE LOS PEORES RESULTADOS DE LA HISTORIA DEL PSF

5º) El representante de izquierda-centro/izquierda Benoît Hamon del Partido Socialista Francés (PSF), en representación de esta fuerza y otras fuerzas aliadas de centro-izquierda en la coalición “Bella Alianza Popular”, quedo quinto con 2,29 millones votos, el 6,36%.

Se trata de uno de los peores resultados de la historia del PSF y que son coherentes con la popularidad de presidente socialista François Hollande, de las mas bajas de la historia de todos los presidentes de Francia, el 11%, por lo cual y entre otras cosas, no se presentó a la reelección. Recordemos que, nada mas saberse los resultados de la primera vuelta, el PSF, Hamon, Hollande, Vals, etc. llamaron a votar por Macron.

SEGUNDA VUELTA: PEDIMOS EL VOTO PARA MACRON POR EL LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, PRODIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL, POR EL BIEN DE FRANCIA, EUROPA Y EL MUNDO, Y FRENTE A LOS EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA, FRENTE A LOS NACIONALISMOS, DERROTISMOS, INMOVILISMOS, CONFORMISMOS…

El domingo 07 de mayo 2017 tendrá lugar la segunda vuelta de las elecciones entre Macron y Le Pen, una vez que fueron eliminados en la primera vuelta, Fillon, Melénchon, Hamon y otros seis candidatos minoritarios que sacaron el resto de los votos, el 8,7%.

Para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas del domingo 07 de mayo 2017, han sido eliminados los representantes del centro-derecha y centro-izquierda/izquierda, en este caso, Fillon y Hamon; fuerzas políticas han venido rigiendo los destinos y la política de Francia, de forma mayoritaria (mas el centro-derecha/derecha), tras la segunda guerra mundial, desde finales de los años 40 del siglo XX hasta la actualidad, mayo 2017. En este espacio de tiempo, de 1947 al 2017, hubo 7 presidentes de Francia del centro-derecha/derecha, a saber: René Coty 1954-1959; Charles De Gaulle 1959-1969; Georges Pompidou 1969-1974; Alain Poher 1969 y 1974; Valéry Giscarg d’Estaing 1974-1981; y Nicolas Sarkozy 2007-2012; y tres presidentes del centro izquierda/izquierda, a saber: Vincent Auriol 1947-1954; François Miterrand 1981-1995; y François Hollande 2012-2017.

DOS EXPERTOS FRANCESES OPINAN EN “LE MONDE” SOBRE LAS ELECCIONES FRANCESAS PRESIDENCIALES

En el prestigioso diario francés “Le Monde” (que leo con asiduidad, sobre todo, desde que fui a ampliar estudios de Sociología, a París, a partir del curso 1975-1976. Lo leo, he traducido en numerosas ocasiones, facilitado artículos de Le Monde a mis alumnos y los he incluido, vengo incluyendo en mi Página Web y Blog, en los trabajos que vengo publicando; hago dossiers, sobre todo, con Le Monde de los libros, Le Monde de la economía), de tendencia centro-izquierda, se han publicado, el domingo 16-lunes 17 abril 2017, dos excelentes artículos sobre lo que representan Le Pen y Mélenchon, el grave peligro que significan, para Francia, Europa, etc., la extrema-derecha nacionalista de Le Pen y la extrema-izquierda neocomunista de Mélenchon, y que se potencian entre sí como en los años treinta y siguientes.

Dos excelentes artículos de dos reconocidos expertos, a saber: Jean-Louis Margolin (historiador, profesor-“Maître de conferences” de la Universidad francesa de Aix-Marsella; investigador del Centro Nacional de Investigación Científica/CNRS de Francia; autor de una importante obra; colaborador en el famoso libro, traducido a numerosos idiomas “El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión”, 1997, editado por el científico social Stéphane Courtois): “Le marxismo para bebés, como decía George Orwell, del líder de Francia insumisa”, “Para el historiador Margolin el talento de tribuno, de mitinero de Mélenchon, hace pasar a un segundo plano un programa irrealista y peligroso: la salida de Europa, del euro y la OTAN”; y Thierry Wolton (ensayista, periodista y profesor; autor de una veintena de libros como la obra “Historia mundial del comunismo. Los verdugos, Tomo 1. Las Victimas, Tomo II): “Los dos extremos nos amenazan”, “Los demócratas no deben fiarse del populismo ‘rojo-pardo’ de la candidata frentista y del líder de ‘Francia insumisa’. La diabolización Le Pen sirve para santificar, potenciar a Mélenchon”.

El historiador Margolin dice en su artículo que: Mélenchon se alinea claramente con la Rusia putinista y su muy peligrosos estrategia imperialista invasora y militarista, con Irán, Siria y Libano de Hezbollah; rechaza el carácter islamista del terrorismo, muy grave amenaza que ha golpeado de forma muy especial y dura a Francia, y lo rechaza con un viejo y panfletario discurso marxista-leninista, absolutamente irreal. Incluso, Margolin dice en su articulo que la palabra “islamista” no figura en el programa de Mélenchon y que, siguiendo la vieja política izquierdista, marxista-leninista, comunista, arremete contra la religión y, de forma especial, contra el cristianismo, la religión, al igual que los cristianos, que vienen sufriendo gravisimos ataques por parte del terrorismo islamista. Mélenchon, además de rechazar Europa, el euro y La OTAN, dice que Francia debe vincularse con el Mediterráneo, la África francófona y con los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Africa del Sur). Margolin termina su artículo de la siguiente manera “En el fondo, el discurso de Mélenchon es lo que George Orwell denominaba un “marxismo para bebés”.

Por su parte Wolton, dice que la extrema-derecha y la extrema izquierda de Le Pen y Mélenchon, recuerda el pacto “Rojo-Pardo”, de Stalin y Hitler de los años 30 y que fue nefasto para Europa y el mundo; dice que ambos extremismos se retroalimentan y que con su extremismo populista ponen en grave peligro la democracia representativa. Wolton termina su articulo deseando que los ciudadanos sean conscientes y no se dejen embaucar de nuevo por extremismos de izquierda y derecha, nacionalcomunista y nacionalsocialista/nazi/fascista, como los que llevaron, en el siglo pasado, a Europa y el mundo, a las peores guerras, la primera y segunda guerra mundial.

LA SUBIDA DE LOS EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA EN FRANCIA Y OTRAS PARTES, LA PETICION DEL VOTO PARA MACRON POR EL BIEN DE FRANCIA, ESPAÑA Y EL MUNDO, POR LA DEFENSA, APLICACIÓN Y PROMOCION DEL REFORMISTA LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO

En Francia, han subido mucho la extrema derecha y extrema izquierda, generadoras de odio, el extremismo populista, nacionalista, racista, proteccionista, aislacionista, izquierdista, fundamentalista, etc., como en otras naciones de la Unión Europea (entre ellas España, nuestra nación española), de Europa, de Occidente y el resto del mundo, debido a que las fuerzas democráticas moderadas (de democracia representativa, integradora y de alternancia, y de economía social de mercado, ambas de juego limpio, con seguridad y garantías debidamente medidas, pues, lo que se puede medir, de forma deontológica, honrada, humilde, continua y con el máximo rigor, es lo que, mas y mejor, se puede mejorar); debido a que las fuerzas “moderadas” de centro-derecha y centro-izquierda, han llevado a cabo, han sido, son responsables, como en Grecia, Portugal, España, Italia, Francia, Estados Unidos, etc., etc., de muy malas gestiones políticas y que, junto a otras variables que también se deberían controlar mucho mejor, vienen dando lugar a crisis económicas y financieras muy graves, como, por ejemplo, las que han tenido lugar a partir de 1929 y de 2007-2008 y de la que aún estamos sufriendo las consecuencias; vienen dando lugar a muy graves y continuas injusticias sociales, a muy graves y continuos casos de malgasto, despilfarro, malservación, corrupción y juego sucio; a muy graves y continuos atentados terroristas; etc.

Fíjense, como lo extremismos de izquierda y derecha se dispararon muy gravemente, con consecuencias muy negativas para todo el mundo, a partir de dichas crisis de 1929 y 2007-2008, y entre otras crisis económicas menos graves que estas pero también muy negativas socio-económicamente, en términos de paro, precariedad, exclusión social, pobreza, racismo, xenofobia, etc.

Los gobiernos, fuerzas políticas, sindicales, patronales, funcionariales, económicas, profesionales, mediáticas, judiciales y de seguridad, educativas-universitarias-de investigación, cientifico-técnicas, culturales, artísticas, deportivas, eclesiales y sociales; los gobiernos, diferentes fuerzas sociales han dado lugar en Francia, España y otras naciones:

- A un grave empobrecimiento democrático, de la democracia representativa y la economía social de mercado, con seguridad y garantías; a un grave, muy grave y continuo problema de corrupción estructural, endémica, a todos los niveles, de muy injustos privilegios para diferentes agentes, grupos, medios, sectores sociales y a costa de la inmensa mayoría social; a un grave, muy grave y continuo problema de malgasto, despilfarro, derroche, elitismo, nomenklaturismo, burocratismo, subvencionismo, asistencialismo, multiculturalismo, comunitarismo, dogmatismo, fanatismo, fundamentalismo, malversación, politiquería, partidismo, sectarismo, corporativismo, nepotismo, clientelismo, amiguismo, enchufismo, todo vale para sacar las mejores tajadas (materiales, inmateriales, sexuales, etc.), de comisionismo, corrupción y juego sucio con/por medio de agentes, líderes, grupos, instancias, fondos, medios, recursos, servicios, infraestructuras, redes, etc., públicos, políticos, privados, eclesiales, creyentes y no creyentes, interiores y exteriores, locales, comarcales, provinciales, regionales-autonómicos-federales, nacionales, europeos, internacionales-globales, etc.

- A un grave, muy grave empobrecimiento de las clases medias y trabajadoras, a un injusto e importante aumento de las desigualdades sociales, de inadmisibles injusticias sociales, de la dureza, la violencia, el estrés negativo en las condiciones de vida, familia, educación, trabajo, jubilación y relaciones sociales, al aumento del paro (general, juvenil, femenino, de mayores de 40 años, etc.); al aumento de los que no estudian ni trabajan ni quieren estudiar ni trabajar y buscan como instalarse en esta condición; al aumento de diferentes formas de maltrato, abuso, narcisismo, vedettismo, apariencias, de infantilismo-juvenilismo, etc. ultraconsetidos (padres, Estados, etc. permisivos, consentidores, pasotas, irresponsables, etc.; niños, jóvenes y menos jóvenes completamente irresponsables y que se convierten en maltratadotes, abusadores, dictadores, tiranos, etc.); al aumento de diferentes formas de explotación, y que, en algunos, bastantes casos, llevan, vienen llevando a nuevas formas de esclavitud, servilismo y tiranía, al aumento de la precariedad, inestabilidad e inseguridad laboral y familiar, de la economía sumergida y la marginación, al aumento de la soledad no querida y que, de continuar, se trasforma en depresión, fobias, en diferentes enfermedades, etc. A importantes porcentajes de sectores de la población que se instalan en el subvencionsimo, asistencialismo, en vivir del Estado, de la familia, de quien sea menester y se tercie. Lo cual también se debe a regímenes, partidos, sindicatos, grupos, diferentes instancias, asociaciones, medios, iglesias, etc. que vienen sacando tajada de las ideologías, doctrinas, teorías, de la gestión, mantenimiento, producción, reproducción de los pobres, excluidos, discriminados, necesitados, explotados, oprimidos, dependientes, periféricos, marginados, subvencionados, socorridos y a socorrer, asistidos, subsidiados, auxiliados, etc.

- Al muy grave aumento de la inseguridad y, sobre todo, del terrorismo; al aumento de la exclusión, racismo, xenofobia, odio al extranjero, etc.

Es decir, a un grave, muy grave empobrecimiento, bloqueo, retroceso de la democracia representativa y de alternancia, con “Check and Balances”-con los debidos, justos, necesarios y eficientes controles democráticos, de la economía social e integradora-inclusiva de mercado, del desarrollo democrático inclusivo, solidario-humanitario, deontológico, honrado, humilde, responsable, respetuoso, competente, riguroso, creativo, que, a todos los niveles, seleccione, promocione y controle, con critica y justicia justas, de la mejor manera, de las mas justa y eficiente, a los mejores-honrados humildes (rigurosos, competentes, profesionales, responsables, con buenos principios, etc.), que libere las energías mas positivas y creativas, las inteligencias múltiples, que sea rentable económica, medioambiental y socialmente, y que, a escala local, regional, nacional e internacional-global, se preocupe, con deontología, justicia y eficiencia, de los que mas sufren, de los que tienen graves carencias, de dar y exigir a cada persona, individual, grupal y jurídica, lo que le corresponde en libertad, comportamiento, trabajo, critica, justicia, etc. deontológicos, responsables, justos.

Todo esto, y mas que podríamos añadir, es la defensa, aplicación y promoción, en la realidad-practica real, de lo que llamamos el reformista Liberalismo Humanista (cristiano; creyente y no creyente) de Juego Limpio, responsable, critico positivo, abierto, emprendedor, creativo y universal, por la dignidad ciudadana y social.

La fuerzas de centro derecha y centro izquierda, en Francia, España y otras naciones, han sido, son responsables de malos, muy malos gobiernos, gestiones políticas en los diferentes campos sociales, entre otros, de la política interior y exterior, en la seguridad interior y exterior, gravemente puesta en cuestión por una mala y muy mala política de integración social y del control democrático de los extremismos y fundamentalismos, por extremismos varios, por el fundamentalismo y terrorismo islamista, por la Rusia putinista y otras naciones, por regímenes gravemente antidemocráticos, donde se violan muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas; regímenes gravemente antidemocráticos que se ven, se sienten amenazados por las demandas de democracia representativa, integradora y de alternancia, de calidad, con critica positiva, rigurosa y en permanente mejora, competitiva, cooperativa, etc., con seguridad y garantías debidamente medidas, evaluadas y controladas. Y, por ello, para mantenerse y reproducirse en el poder, ayer y hoy, dichas naciones, regímenes gravemente antidemocráticos, como se viene viendo y descubriendo, vienen apoyando y promoviendo, interior, exteriormente y por todo tipo de medios viejos y nuevos, todo lo peor, las peores guerras, los peores terrorismos, las peores contaminaciones, manipulaciones, el invento de enemigos perfectos, de chivos expiatorios, interiores y exteriores, a los que culpar de los peores males, pasados, presentes y futuros, y con los que desviar la opinión de sus ciudadanos, evitar la exigencia por parte de estos ciudadanos del cumplimiento de los derechos humanos y las libertades democráticas, de la calidad democrática y de vida que ven en otras naciones, que siguen por los medios de comunicación (viejos y nuevos), y que tienen el mejor desarrollo democrático, la mejor calidad democrática y de vida, las mejores políticas solidarias-humanitarias, etc., y que, al verlo, seguirlo, etc., se preguntan porque ellos no pueden tener acceso a esa calidad democrática, de vida, trabajo, a esa dignidad ciudadana y social, y que debe estar en permanente mejora por una critica honrada, humilde (que siempre debe aprender de sus propios errores, etc.), positiva, fundada, rigurosa, etc.

Por ello, y en la defensa, aplicación y promoción del reformista Liberalismo Humanista de Juego Limpio, y teniendo en cuenta que Macron con “En Marcha-Asociación para la Renovación de la Vida Publica”, se definen como “social-liberales”, pedimos el voto en la segunda vuelta de las elecciones francesas del domingo 07 de mayo 2017; pedimos el voto para Macron, para que defienda, aplique y promueva, en la realidad-practica real, el reformista Liberalismo Humanista de Juego Limpio…, que ha proclamado Macron en su programa electoral y en sus intervenciones en la campaña electoral a las elecciones presidenciales francesas de abril-mayo 2017.

Y también pedimos el voto para Macron y frente el muy grave peligro, amenaza que suponen los graves extremismos de derecha e izquierda, como los de Le Pen, Mélenchon y otros, y que se retroalimentan entre ellos, que amenazan a Francia, Europa, otras naciones y el mundo, pero también frente a la grave inercia, inmovilismo, conformismo, malas políticas, malgasto público, malversación, corrupción, juego sucio, oligarquización, etc., que, durante años y años, viene sufriendo gravemente Francia (y otras naciones como la nuestra España) y que vienen impidiendo, bloqueando el muy necesario reformismo Liberal Humanista de Juego Limpio, que necesita aplicar Francia (y otras naciones) para salir de su negativo y excesivo estatalismo, intervencionismo, burocratismo, inmovilismo y todo tipo de rigideces, de bloqueos de las muy necesarias reformas, de su ensimismamiento y fijación, negativa, contaminada y manipulada, en su glorioso pasado, de su cerrazón, bloqueo, retroceso, grave perdida de competitividad, influencia y repercusión internacional, de su política que mantiene y reproduce la contaminación, manipulación, propaganda intoxicadora, la corrupción y juego limpio, continuos y graves casos de contaminación, manipulación, corrupción y juego sucio de muy arriba, arriba, en medio y abajo, muy abajo. Lo que da paso a los peores extremismos de uno y otro color, y, además, favorece a los regímenes mas antidemocráticos, que violan continua y muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías.

MACRON Y GALICIA

Macron, que tiene un importante currículo académico y profesional, hizo filosofía en la universidad de Paris-Nanterre (con “Maìtrisse” y “DEA”), continuó sus estudios graduándose en el Instituto de Estudios Políticos de Paris y termino sus estudios, su formación como diplomado de la Escuela Nacional de Administración (ENA) de Estrasburgo. A partir de lo cual se integra como Inspector de Hacienda (“Inspecteur des finances”) en el Cuerpo de Inspectores de Hacienda de Francia y, posteriormente, inicia una importante carrera en el sector bancario, financiero.

El filósofo Macron, indirectamente, tiene algo que ver con Galicia, con Santiago de Compostela, pues ha sido ayudante de investigación del prestigioso, gran filósofo francés Paul Ricoeur, el cual, le agradece (a Macron) su colaboración en su pretigioso libro (de Ricouer), traducido al español en 2003, “La Memoria, la historia y el olvido” (2000).

El catedrático de filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Carlos Baliña y su discípulo, el también catedrático de filosofía de la USC Marcelino Agis, invitaron a Santiago de Compostela, al prestigioso filósofo francés a que desarrollase un seminario sobre su importante obra en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España). Además, y como homenaje, le dedicaron el libro: “Hermenéutica y Responsabilidad. Homenaje a Paul Ricoeur”, que fue editado por Marcelino Agís, Carlos Baliñas, Fernanda Henriques y Jesús Ríos, y publicado en 2005 por el Servicio de Publicaciones de la USC.

Miguel Cancio (Vegadeo-Asturias/España), Economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Página Web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; Santiago de Compostela 05 mayo 2017

Currículum Vitae de Miguel Angel Cancio Álvarez Mon González (Vegadeo-Asturias-España):

- Economista (Universidad de Santiago de Compostela/USC) y Sociólogo (Universidad Paris VIII-Vincennes; Ecole Pratique de Hautes Etudes/Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales; Collège de France: centros universitarios e investigación de Paris-Francia. En París asistí, entre otros, a los cursos de: Raymond Aron; Roland Barthes; Pierre Bourdieu y su equipo; Michel Debeauvais; Michel Foucault; Paul de Gaudemar; George Lapassade; Michael Löwy; Jean Claude Passeron; Nicos Poulantzas; Alain Touraine; etc.).
- Profesor jubilado (40 años de profesor) en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela (Galicia) y en la Facultad de Administración y Dirección de Empresas (ADE) de Lugo (Galicia), ambos centros de la Universidad de Santiago de Compostela/USC (Galicia-España); profesor de las asignaturas “Sociología”, “Sociología de la empresa”, “Sociología económica” y “Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales”. Esta ultima asignatura, la creé, en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, a partir de lo que se hacía en centros universitarios y de investigación de gran prestigio internacional, y buscando hacer posible, con la mejor formación, educación, investigación, profesionalidad (deontología profesional, ciudadana, etc.), basadas en el trabajo duro, la cultura del esfuerzo y sacrificio constante para mejorar desde la honradez, humildad, competencia, el máximo rigor y creatividad, y no tirando nunca la toalla ante los errores y fracasos propios y ajenos, y de los que se puede y debe aprender mucho; buscando hacer posible el mejor desarrollo, el desarrollo democrático deontológico, honrado-de juego limpio (la deontología, el cumplimiento honrado y riguroso del deber, la honradez/juego limpio, junto a la fuerza de voluntad, son las normas, exigencias, condiciones esenciales, conditio sine qua non para luchar permanentemente, pues, el bien, la verdad, la felicidad, etc. no se alcanzan todas, ni nunca y no batirse por ello conduce a lo peor; para hacer posible la vida y el mundo con libertad honrada, responsable y respetuosa, con dignidad, trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes y rentables-enriquecedores humana, económica, social y medio-ambientalmente, el bien individual, familiar, grupal y social, en lo político, público, privado, eclesial, creyente y no creyente, etc.); buscando hacer posible el desarrollo deontológico, honrado, de, por y para el juego limpio, responsable-respetuoso-sostenible, el desarrollo con derechos e ineludibles deberes (dar y exigir a cada uno, persona individual y jurídica, lo que le corresponde en justicia justa, todo ello bien medido, evaluado, supervisado, inspeccionado, controlado de forma permanente, pues, lo que se puede medir, con honradez, humildad, continuidad y el máximo rigor, es lo que, mas y mejor, se puede mejorar por la justicia justa, el bien, la belleza, la verdad…), desde la rectitud, humildad, positividad, fuerza de voluntad, buen trabajo y rigor, con seguridad, garantías y buenos principios (bien definidos, controlados, evaluados, inspeccionados, supervisados, medidos), es decir y como hemos dicho, buscando hacer posible el desarrollo enriquecedor deontológico-honrado-de juego limpio (desarrollo bien definido, controlado, evaluado, inspeccionado, supervisado y medido, a escala individual, familiar, grupal, social local, regional, nacional e internacional-global, para poder pedir y rendir cuentas a los agentes, grupos, instancias, medios, etc. varios, a las villas, ciudades, regiones, naciones, instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales, etc.); buscando hacer posible, como estábamos diciendo, el desarrollo democrático enriquecedor socioeconómica, socioempresarial, profesional, laboral, medioambiental, crítica, cultural, artística, deportiva, humana, espiritual, ética, estética, moral y trascendentemente.
- Autor-responsable individual de 15 libros y de 35 libros colectivos de varios autores; autor de 50 artículos científicos y de 50 ponencias.
- Investigador en proyectos de investigación que han contribuido a la financiación de Universidades españolas y que han dado lugar a libros, ponencias, artículos científicos, etc.
- Evaluador de proyectos de investigación nacionales e internacionales, por medio de una Agencia Nacional española de Evaluación.
- Creador y coordinador del primer Foro de la USC y organizador, en el marco de las asignaturas que impartí en la USC, de un Ciclo anual universitario, interdisciplinario de Conferencias-coloquio, Ponencias y Debates, abierto al público en general, en el que intervinieron, como invitados, mas de 250 importantes expertos, investigadores, científicos, empresarios, profesionales, pensadores, artistas, deportistas, creadores, dinamizadores, responsables públicos, privados y eclesiales de Galicia, España y otras naciones, y también los asistentes a dichos ciclos de conferencias y que se presentaron y me hicieron propuestas de trabajos, conferencias, etc., y los alumnos que, en el curso anterior, defendieron, ante la clase, el profesor y presentaron en plazo, forma y fondo, los mejores trabajos universitarios de critica de las preguntas, hipótesis existentes y de creación, elaboración de otras nuevas, etc., con el fin de generar el mejor valor añadido de juego limpio, una formación-enseñanza superior digna de tal nombre, deontológica, competitiva al mayor nivel, creativa, etc.
- Creador y presentador del programa de radio, “Superestructuras, lutte symbolique, hiperrealismo e boa salsa da boa, ay namá, ei carballeira e veña lume, egurra, e veña Swing”; programa de una hora de duración, de música y comentarios filo-psico-socioeconómicos, teórico-prácticos, sobre la realidad próxima y lejana, la búsqueda, crítica y positiva, de la alegría, la ironía, el buen trabajo, el bien, la amistad, el amor, la belleza, la verdad y la lucha contra el mal, los malos y los que le hacen el juego; programa de radio creado en la frecuencia modulada, cuando esta empezó a emitirse, temporada 1979-1980, en Radio Galicia-Cadena SER (Sociedad Española de Radiodifusión) de Santiago de Compostela (Galicia-España).
- Asesor y colaborador del programa “Tiempo de Universidad” de Radio 3 de Radio Nacional de España (RNE), dirigido y creado por Fernando Segundo, en el que colaboraron profesionales, periodistas que, posteriormente, destacaron, llegaron a ocupar importantes puestos en Radio Nacional de España, etc.
- Creador, con el médico, doctor, catedrático, músico, poeta y artista, el gran amigo José Luís Mari Solera “Licho”, y gracias a la periodista Susana López Carbia de Correo TV y al director de este medio Luís Pérez; creador del programa semanal, de una hora de duración en Correo TV del grupo mediático de Santiago de Compostela El Correo Gallego-Grupo Correo Gallego; creador, junto a Licho, del programa de televisión “Trobeiros de Faladoiro-Trobeiros de Compostela”, de una hora de duración y que estuvo nueve años seguidos en antena, de 2007 a 2016, con gran éxito y repercusión social. Antes, Licho y el que suscribe, habíamos estado, también y con gran éxito, en la cadena de televisión “Localia” (Santiago de Compostela), pero dejamos de hacerlo por censura política de su director y a pesar de que los profesionales, con el que hacíamos nuestro programa filo-psico-socioeconómico/Behavioral Socioeconomic, poético, irónico, positivo, alegre, musical, cantarín, humanista, etc., sobre la actualidad próxima y lejana, el mas acá y más allá, estaban muy contentos por el éxito e impacto social del mismo.
- Promotor, miembro, colaborador de instancias y publicaciones científicas, profesionales, mediáticas, culturales y sociales.
- Colaborador en medios de comunicación (prensa, radio, televisión, agencias, Internet, documentales, etc.) de Galicia, otras partes de la nación española, de España (medios de tirada, audiencia nacional) y de otras naciones; colaborador en medios, cadenas locales, provinciales, autonómicas, nacionales e internacionales, públicos y privados.
- Conferenciante, participante en congresos, simposios, cursos, jornadas, coloquios, debates, ONGs, Fundaciones, Foros, ateneos, etc.
- Participante muy activo, a escala rural y urbana, en el mar, la costa y la montaña, las instituciones y la calle, real, mediática y virtual, material e inmaterialmente, etc., en viejos y nuevos movimientos, redes sociales, en instancias de encarnación y socialización de actitudes, comportamientos, representaciones, valores, etc. en Galicia, España y otras naciones. Creador de instancias, medios, programas, etc. de comunicación, sociales, para tratar de defender, aplicar y promover, en la realidad-practica real y no solo de boquilla, para la galería, para las apariencias; de defender, aplicar y promover la deontología, el juego limpio, el buen trabajo, el saber saber, el saber ser, estar, hacer, tener…, en lo político, público, privado, eclesial, creyente, no creyente, la libertad honrada, humilde, responsable, respetuosa y creativa, la fuerza de voluntad, el trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes, rentables y enriquecedores, y para tratar de buscar el mejor desarrollo, el bien, la belleza, la verdad…
- Etc.
- Tfo.: 610-971117; Dirección: Miguel Cancio, C/ Atenas 3-I, 1º C, 15.707 Santiago de Compostela (Galicia-España); CE: miguelcancio.usc@gmail.com; Página web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com (este Currículum Vitae puede verse, mucho mas ampliado, en mi página web, blog, el programa de mis asignaturas, en las bibliotecas universitarias donde fui profesor, en Internet, etc.).


Votar Macron por el bien de Francia, Europa y el mundo, frente a extremismos, por el Liberalismo Humanista de Juego Limpio, prodignidad ciudadana y social

05.05.17 | 11:35. Archivado en Miguel Cancio

VOTAR MACRON POR EL BIEN DE FRANCIA, EUROPA Y EL MUNDO, FRENTE A EXTREMISMOS, POR EL LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, PRODIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL

Población francesa: 66.990.826. Censo electoral para las elecciones a la presidencia de Francia 2017: 47.581.118 de ciudadanos franceses. Votantes en primera vuelta: 37.003.546. Votos validos: 36.058.813. Votos en blanco: 659.302. Votos Nulos: 285.432.

Francia, una importante y gran potencia de Europa y del mundo, la nación Nº 7 del mundo en Producto Interior Bruto (España la Nº 16) y la Nº 20 en PIB per capita (renta per capita) de 193 naciones (España la Nº 29), con unos recursos naturales, humanos, históricos y una situación geoestratégica privilegiados, al ser incapaz, durante años y años, por la mala gestión, visión e inmovilismo de sus dirigentes, por ser incapaz de hacer las muy necesarias reformas que necesita, ha perdido mucha competitividad, presencia, repercusión e influencia internacional.

Francia tiene un paro del 10%, una deuda publica del 96% del Producto Interior Bruto (PIB), un 3,4% PIB de déficit público, un gasto público del 56,5% del PIB, una corrupción estructural, un grave problema de inseguridad ante el terrorismo, un importante rechazo de la emigración, los extranjeros, etc.

Francia, la gran nación francesa, ha seguido pensando, entre otras cosas, en sus “30 años prodigiosos” de gran desarrollo, presencia e influencia internacional de 1945 a 1975, pero se ha dormido completamente en sus laureles, bloqueada, paralizada por una “Grandeur” mal entendida, por un modelo muy estatalista, intervencionista, super-elitista excluyente, funcionarial, corporativista, politiquero, partidista, malgastador, oligárquico, corruptor-corrupto, nepótico, clientelar, amiguista, etc., muy poco adaptado, flexible, competitivo, creativo, emprendedor, etc., ante la nueva y fuerte competencia, situación mundial, internacional.

Los extremistas de derecha e izquierda de Francia, los inmovilistas, conformistas, inertes, aletargados, etc., franceses, dominados por las fuerzas de la inercia, de que cualquier tiempo pasado fue mejor, petrificados y paralizados mirando al pasado mitificado , en plan infantilista, absolutamente irresponsable, non han querido, no quieren ver los graves problemas estructurales que tiene la nación francesa para hacer frente a la gran competencia internacional y que es mucho mayor, infinitamente mayor que la que tuvo que hacer frente la nación francesa durante los “30 años prodigiosos”; no quieren ver, asumir sus propias responsabilidades sobre los graves problemas estructurales que tiene la gran nación francesa y que sigue gozando de un, inmenso gran potencial para conseguir el mejor desarrollo francés, europeo, internacional etc.; dicen que ellos no son responsables de nada y culpan de todos su males, a los otros, el auténtico Imperio del Mal, a Alemania, Merkel, la Unión Europea, el euro, el dólar, Estados Unidos liberal, los judíos, la banca internacional, el capitalismo internacional, a la economía abierta, la sociedad abierta, los emigrantes, los extranjeros, el liberalismo, el neoliberalismo, la competencia internacional, la globalización, la mundialización, etc.

En Francia, el domingo 23 abril 2017, se celebró la primera vuelta de las elecciones presidenciales, con una participación mucho mayor de la esperada el 77,77% (2,6% menos que las anteriores elecciones presidenciales del 2012), y con los siguientes resultados:

MACRON, LAS EXCELENTES EXPECTATIVAS DEL SOCIAL-LIBERALISMO EUROPEISTA, DEL REFORMISTA LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, POR LA DIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL

- 1º) El social-liberal Emmanuel Macron, ex ministro de “Economía, Recuperación Productiva y Asuntos Digitales” del Gobierno socialista francés del primer ministro Manuel Valls bajo el Presidente de la República Francesa, de François Hollande por el Partido Socialista Francés(PSF) y que, anteriormente, lo había nombrado asesor económico; Macron quedo primero con 8,65 millones de votos, el 24,01% y con su movimiento social trasversal, el partido político “En Marcha”-“Asociación para la Renovación de la Vida Publica”.

“En Marcha”-“Asociación para la Renovación de la Vida Pública” (lo que es muy importante, fundamental y necesario en Francia, España, la Unión Europea, “Par Tout”, Por Doquier), es un partido político que ha sido presentado, públicamente, el 06 de abril 2016 y que el 15 enero 2017 informó que tenía 141.000 personas afiliadas. Al comenzar las elecciones presidenciales francesas, en abril 2017, tenía 200.000 afiliados en un nuevo tipo de fuerza política, socio-liberal, reformista, europeísta, abierta, horizontal, transversal, comprometida y movilizada en el terreno, dinamizadora socialmente, con gentes procedentes de diferentes sensibilidades, tendencias políticas, participativa, centrada en la discusión y resolución de los problemas sociales franceses, europeos y mundiales con justicia, libertad, responsabilidad, rigor, competencia, emprendiendo, eficiencia, creatividad, participación social, rentabilidad económica y social, etc., teniendo muy en cuenta a los que mas sufren, a los que tienen mas carencias, pero con justicia, honradez, rigor, control y eficiencia, y al margen de ideologicismos, doctrinarismos, tecnocratismos, etiquetas, etc. Se pueden ver sus principios, propuestas, iniciativas, formas de organizarse, movilizarse, etc. en Internet en la Página Web: en-marche.fr.

A Macron, a su alianza electoral social-liberal, y para apoyarlo, se ha sumado, al poco de constituirse, el conocido político francés François Bayrou, que fue presidente de la fuerza política de centro-derecha “Unión por la Democracia Francesa” (UDF), que es presidente del grupo centrista “Movimiento Demócrata” y que fue candidato a la presidencia de Francia en las elecciones de los años 2007 y 2012. Bayrou es también uno de los fundadores del “Partido Demócrata Europeo”, centrista, federalista y europeísta, y copresidente del mismo junto al político italiano Francesco Rutelli.

Para Macron han pedido el voto la gran líder alemana, europea y mundial de centro-derecha Ángela Dorothea Merkel y otros grandes líderes europeos y occidentales de centro-derecha y centro-izquierda como el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y el expresidente de los Estados Unidos Barack Hussein Obama.

El diario católico “La Croix” (La Cruz) pidió el voto para Macron. Uno de los matemáticos mas prestigioso del mundo, el francés Cédric Villani, pidió el voto para Macron; al igual que el premio Nóbel de literatura el francés Jean-Marie Le Clézio y el gran campeón mundial francés de fútbol y actual entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane (casado con una española de Almería). Entre otras muchas personalidades francesas e internacionales del máximo nivel y que han pedido el voto para Macron.

Macron le ha ganado claramente en su debate televisivo a Marina Le Pen y que se comportó como la extremista que es, aunque quisiese ocultarlo y, en la segunda vuelta, por el rechazo que genera su partido, ha dicho que ella no se presentaba por el extremista, racista, ultra-nacionalista, proteccionista, negacionista del Holocausto, etc. “Frente Nacional” (que llaman también “Frente Familiar”, pues, toda su familia, padre, hermana, sobrina, marido, etc., forman parte del mismo y con posiciones muy extremistas y que vienen de lejos), sino, en plan extremista populista y nacionalista, que se presentaba por el “pueblo francés”, que ella representaba al “pueblo francés”, a la “nación de Juana de Arco…”.

LE PEN, EL MUY PELIGROSO EXTREMISMO DE DERECHAS

2º) La representante de la extrema-derecha del “Frente Nacional”, Marina Le Pen (implicada en un grave caso de corrupción por la Unión Europea y como europarlamentaria, por un fraude de del orden de seis millones de euros), líder del “Frente Nacional”-“Elijo Francia” (alianza del “Frente Nacional” y otras fuerzas de extrema-derecha); Marina Le Pen (como su padre Jean-Marie Le Pen, sobrina Marion Maréchal-Le Pen, etc.) y la alianza de extrema-derecha, estatalista, ultra-nacionalista, proteccionista, antiUnión Europea, racista, antijudía, antimusulmana, etc., que ella preside, quedo segunda con 7,67 millones votos, el 21,30%.

La extremista de derecha, Marina Le Pen, es la candidata del miedo, del odio, la exclusión, cerrazón, la división, los graves enfrentamientos, la negatividad, el pesimismo, la negación de Francia para competir al mayor nivel…

Marina Le Pen, con su Frente Nacional y alianza electoral, ha sido apoyada, en plena campaña electoral, por los presidente de los Estados Unidos y Rusia, los extremistas populistas, nacionalistas, racistas, etc., Donald Trump y Vladimir Putin. El presidente Putin, incluso, la recibió, en Moscú, en marzo 2017. El banco ruso “First Cezch-Russian Bank” le concedió al Frente Nacional de Marine Le Pen, en 2014, un préstamo de nueve millones de euros. Otros líderes extremistas populistas, nacionalistas, racistas, etc. europeos y de otras naciones, han apoyado también a Marina Le Pen.

Marina Le Pen y su Frente Nacional, para la primera vuelta de las elecciones presidenciales en las que saco el 21,30%, tenían unas expectativas electorales mucho mejores, ser la primera y sacar por encima del 25% e, incluso, del 30%, después del Brexit, de la salida de Inglaterra de la Unión Europea, el triunfo de Trump con las continuas injerencias de la Rusia putinista a su favor, después de los muy graves y crueles atentados terroristas islamistas en Francia. Incluso, uno de estos atentados terroristas islamistas, que mató a un policía francés e hirió a otros dos en los Campos Elíseos de Paris, tuvo lugar tres días antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. En las elecciones regionales de diciembre 2015, Marina Le Pen saco, en la primera vuelta, el 27,73% y en la segunda vuelta el 27,1% (18,74% de escaños), quedando por detrás del centro-derecha (primera vuelta 31,72%; segunda vuelta 40,24%; 42,83% escaños), que ganó dichas elecciones, y del centro-izquierda/izquierda que quedaron segundos (primera vuelta 35,97%; segunda vuelta 32,12%; escaños 35,45%).

FILLON, EL CATOLICISMO, LAS PRIMARIAS Y LA FACTURA DE LA CORRUPCION

3º) El representante del centro-derecha, François Fillon, por el partido “Los Republicanos” (partido integrado por diferentes fuerzas del centro-derecha francés), quedó tercero con 7,21 millones de votos, el 20,01%.

Los principales líderes del centro-derecha Nicolas Sarkozy y Alain Juppé, al saber los resultados de Fillon y como este, pidieron el voto en la segunda vuelta para Macron.

Recordemos que Fillon le había ganado, en elecciones primarias y para ser candidato a la presidencia de la República francesa, a Sarkozy y Juppé. Y recordemos también que el candidato del Partido Socialista Francés (PSF), Benoît Hamon, le había ganado, en primarias para elegir al candidato a presidente por el PSF, al exprimer ministro del Gobierno socialista Manuel Valls y otros candidatos del PSF.

Sin embargo, Macron y Le Pen, que no se presentaron a elecciones primarias, fueron los ganadores en la primera vuelta de las elecciones a la presidencia de Francia. Lo que pone de manifiesto que los partidos, en este caso los que han venido gobernando Francia y de forma mayoritaria desde finales de los años 40 hasta la actualidad 2017, el de centro-derecha “Los Republicanos” y el del centro-izquierda el “Partido Socialista Francés” (PSF); como decíamos, estos partidos no han elegido bien a sus candidatos, no han hecho las cosas bien, pues, “Los Republicanos” y el PSF se han visto derrotados en la primera vuelta. Es decir, los militantes de estos partidos que han votado en las elecciones primarias a la presidencia de Francia, han pensado mucho más en sus intereses partidistas que en los intereses de Francia, de los votantes franceses que la representan y que votaron en un 77,77% del censo electoral, es decir, 37.003.546 de franceses han votado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el domingo 23 de abril 2017

Fillon, poco antes de las elecciones presidenciales francesas fue procesado judicialmente, él y su esposa, por un grave caso de corrupción descubierto por el periódico satírico francés “Le Canard Enchainé”, y que lo implico a él, su esposa y dos de sus hijos, que no acabaron la carrera de derecho, y a los que Fillon contrató, como a su esposa, con importantes cantidades mensuales de euros y con cargo a lo público.

Fillon, al que las encuestas daban claramente como ganador de las elecciones presidenciales, sin embargo, al conocerse este caso de corrupción familiar, se vino abajo en los sondeos. El católico practicante Fillon, mientras que proponía en su programa electoral, para Francia, un plan de ajuste, muy duro y necesario, de reducción del gasto público francés, de los empleados-funcionarios públicos, sin embargo, él, hacia todo lo contrario y se beneficiaba, beneficiaba a su esposa e hijos, del dinero público y de forma muy injusta, arbitraria. El catolicismo, la iglesia católica han tenido y siguen teniendo un grave problema con la corrupción, con la lucha contra la corrupción por parte de los católicos, dentro y fuera de la iglesia católica, y que es un grave pecado contra la doctrina católica, la ley de la iglesia católica, de los católicos.

Fillon y el centro derecha francés, como se ve en las elecciones regionales y departamentales que tuvieron lugar en Francia, en 2015, tenían unas expectativas electorales, una base electoral de votos, muy favorables, que ratificaron todas las encuestas y que lo dieron ganador de las presidenciales francesas. Sin embargo, los casos de corrupción de Fillon y su familia (esposa e hijos), que destapó “Le Canard Enchainé”, lo hundieron en las encuestas y que se vieron confirmadas con los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 23 de abril 2017.

MÉLENCHON, EL MUY PELIGROSO EXTREMISMO DE IZQUIERDAS, NEOCOMUNISTA, CASTROCHAVISTA…

4º) El representante de la extrema-izquierda neocomunista, Jean-Luc Mélenchon, de “La Francia Insumisa”-“Partido de Izquierda” (el “Podemos” francés que aglutinó, en su alianza electoral, a fuerzas de extrema izquierda, entre las cuales figura el Partido Comunista Francés. El líder de la fuerza neocomunista española “Podemos”, Pablo Iglesias, acudió a Francia a hacer campaña para pedir el voto para Mélenchon); alianza de extrema-izquierda, neocomunista, ultra-estatalista, super-intervencionista, castrochavista, nacionalista, proteccionista, anti Unión Europea, anti OTAN, etc.; la candidatura de Jean-Luc Mélenchon, miembro del Partido Socialista Francés y ex ministro socialista de Formación Profesional en el gobierno del socialista Lionel Jospin, quedo cuarta con 7,06 millones votos, el 19,58%.

Tanto las candidaturas extremistas de izquierda y derecha de Mélenchon como la de Le Pen, si se aplicasen, no solo arruinarían a Francia, sino que supondrían una muy grave hipoteca para la Unión Europea, gran referencia para el mundo del mejor desarrollo democrático, del respeto de los derechos humanos y las libertades democráticas, y, por tanto, para el mundo.

Mélenchon, el día de la elección presidencial, de la primera vuelta, fue el que peor se comportó, cuando al salir ante los medios de comunicación, entre otras cosas y con una actitud de gran cabreo, pues, esperaba sacar muchos mas votos y pasar a la segunda vuelta; Melenchon, en la televisión, ante los medios de comunicación, no admitió los resultados electorales que había clavado la estimación realizada por la cadena televisiva pública francesa (programa que seguí en directo desde las 19 horas y hasta el final), los puso en cuestión y, así, hizo el ridículo y mostró un muy mal perder.

Mélenchon, en su comparecencia pública, además de cabrearse mucho, de mostrar muy malos modos, no pidió el voto para Macron, lo que sí hicieron, claramente, el candidato de Centro-derecha Fillon y el de Centro-izquierda, Hamon.

Mélenchon ha venido defendiendo el neocomunista castrochavista, el llamado “Socialismo bolivariano del Siglo XXI”, teorizado y aplicado por el Foro comunista de Sao Paolo-Brasil, 1990. Foro convocado por los partidos comunistas, de extrema izquierda de América del centro y sur, y donde participó también Izquierda Unida-Partido Comunista de España; Foro convocado en Sao Paolo, una vez que se hundieron el Muro de Berlín, la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas/URSS, el comunismo del este, entre 1989 y 1991.

La fuerza de extrema-izquierda, neocomunista, castrochavista, etc., “Francia Insumisa” de Melenchon, hizo una consulta pública por Internet, en la que participaron 243.128 miembros de esta fuerza política, para decidir el comportamiento electoral de la misma en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el domingo 07 de mayo 2017. Los resultados de esta consulta han sido los siguientes: el 36,12% se pronunciaron por el voto blanco o nulo, el 34,83% por Macron y el 29,05% por la abstención.

Frente a esta encuesta, el secretario general del Partido comunista Francés (PCF), una de las principales fuerzas que integran “Francia Insumisa” liderada por Mélenchon, pidió el voto para Macron y para impedir que Le Pen llegue al poder.

El líder de la extrema izquierda griega, Yanis Varufakis, y miembro de la izquierda radical europea, también pidió el voto para Macron.

EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA APOYAN AL REGIMEN NEOCOMUNISTA VENEZOLANO QUE VIOLA MUY GRAVEMENTE LOS DERECHOS HUMANOS Y LAS LIBERTADES DEMOCRATICAS CON SEGURIDAD Y GARANTIAS

El jueves 27 abril 2017, el Parlamento europeo, después de que el Tribunal Supremo venezolano decretó la suspensión de la Asamblea Nacional-parlamento venezolano, votó Instar a dicho Tribunal y al Gobierno venezolano, en el marco del cumplimiento de la vigente Constitución venezolana, a retirar dicha resolución, liberar a los presos políticos venezolanos y poner fin a la represión y violencia contra la oposición democrática venezolana, elegida democráticamente.

Esta resolución del Parlamento europeo fue votada positivamente por 450 europarlamentarios (el 77%), votaron en contra 35 europarlamentarios (el 6%) y se abstuvieron 100 europarlamentarios (el 17%).

Votaron en contra parlamentarios de extrema-derecha: del partido griego “Amanecer dorado”; los extremistas nacionalistas de la “Lega Nord” de Italia y del partido alemán “nacional-democrático” “Voigt”.

También votaron en contra parlamentarios de extrema-izquierda del “Grupo Izquierda Unitaria Europea” y, entre ellos, los parlamentarios de Izquierda Unida y afines, de España (Marina Albiol, Javier Couso, Paloma López Bermejo Y Lidia Senra. En esta fuerza “Izquierda Unida y afines” están integrados el Partido Comunista de España y fuerzas de extrema-izquierda que han formado las llamadas “Mareas”, etc.), parlamentarios del Partido Comunista Griego, del Partido Comunista Portugués, de la coalición de extrema-izquierda griega Syriza y de la coalición de extrema-izquierda “Front de Gauche”/”Frente de Izquierda”, de Mélenchon, etc. De este último grupo de extrema-izquierda, se abstuvieron 16 miembros y, entre ellos, los cuatro eurodiputados de la fuerza de extrema-izquierda neocomunista española “Podemos”.

HAMON, UNO DE LOS PEORES RESULTADOS DE LA HISTORIA DEL PSF

5º) El representante de izquierda-centro/izquierda Benoît Hamon del Partido Socialista Francés (PSF), en representación de esta fuerza y otras fuerzas aliadas de centro-izquierda en la coalición “Bella Alianza Popular”, quedo quinto con 2,29 millones votos, el 6,36%.

Se trata de uno de los peores resultados de la historia del PSF y que son coherentes con la popularidad de presidente socialista François Hollande, de las mas bajas de la historia de todos los presidentes de Francia, el 11%, por lo cual y entre otras cosas, no se presentó a la reelección. Recordemos que, nada mas saberse los resultados de la primera vuelta, el PSF, Hamon, Hollande, Vals, etc. llamaron a votar por Macron.

SEGUNDA VUELTA: PEDIMOS EL VOTO PARA MACRON POR EL LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO, PRODIGNIDAD CIUDADANA Y SOCIAL, POR EL BIEN DE FRANCIA, EUROPA Y EL MUNDO, Y FRENTE A LOS EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA, FRENTE A LOS NACIONALISMOS, DERROTISMOS, INMOVILISMOS, CONFORMISMOS…

El domingo 07 de mayo 2017 tendrá lugar la segunda vuelta de las elecciones entre Macron y Le Pen, una vez que fueron eliminados en la primera vuelta, Fillon, Melénchon, Hamon y otros seis candidatos minoritarios que sacaron el resto de los votos, el 8,7%.

Para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas del domingo 07 de mayo 2017, han sido eliminados los representantes del centro-derecha y centro-izquierda/izquierda, en este caso, Fillon y Hamon; fuerzas políticas han venido rigiendo los destinos y la política de Francia, de forma mayoritaria (mas el centro-derecha/derecha), tras la segunda guerra mundial, desde finales de los años 40 del siglo XX hasta la actualidad, mayo 2017. En este espacio de tiempo, de 1947 al 2017, hubo 7 presidentes de Francia del centro-derecha/derecha, a saber: René Coty 1954-1959; Charles De Gaulle 1959-1969; Georges Pompidou 1969-1974; Alain Poher 1969 y 1974; Valéry Giscarg d’Estaing 1974-1981; y Nicolas Sarkozy 2007-2012; y tres presidentes del centro izquierda/izquierda, a saber: Vincent Auriol 1947-1954; François Miterrand 1981-1995; y François Hollande 2012-2017.

DOS EXPERTOS FRANCESES OPINAN EN “LE MONDE” SOBRE LAS ELECCIONES FRANCESAS PRESIDENCIALES

En el prestigioso diario francés “Le Monde” (que leo con asiduidad, sobre todo, desde que fui a ampliar estudios de Sociología, a París, a partir del curso 1975-1976. Lo leo, he traducido en numerosas ocasiones, facilitado artículos de Le Monde a mis alumnos y los he incluido, vengo incluyendo en mi Página Web y Blog, en los trabajos que vengo publicando; hago dossiers, sobre todo, con Le Monde de los libros, Le Monde de la economía), de tendencia centro-izquierda, se han publicado, el domingo 16-lunes 17 abril 2017, dos excelentes artículos sobre lo que representan Le Pen y Mélenchon, el grave peligro que significan, para Francia, Europa, etc., la extrema-derecha nacionalista de Le Pen y la extrema-izquierda neocomunista de Mélenchon, y que se potencian entre sí como en los años treinta y siguientes.

Dos excelentes artículos de dos reconocidos expertos, a saber: Jean-Louis Margolin (historiador, profesor-“Maître de conferences” de la Universidad francesa de Aix-Marsella; investigador del Centro Nacional de Investigación Científica/CNRS de Francia; autor de una importante obra; colaborador en el famoso libro, traducido a numerosos idiomas “El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión”, 1997, editado por el científico social Stéphane Courtois): “Le marxismo para bebés, como decía George Orwell, del líder de Francia insumisa”, “Para el historiador Margolin el talento de tribuno, de mitinero de Mélenchon, hace pasar a un segundo plano un programa irrealista y peligroso: la salida de Europa, del euro y la OTAN”; y Thierry Wolton (ensayista, periodista y profesor; autor de una veintena de libros como la obra “Historia mundial del comunismo. Los verdugos, Tomo 1. Las Victimas, Tomo II): “Los dos extremos nos amenazan”, “Los demócratas no deben fiarse del populismo ‘rojo-pardo’ de la candidata frentista y del líder de ‘Francia insumisa’. La diabolización Le Pen sirve para santificar, potenciar a Mélenchon”.

El historiador Margolin dice en su artículo que: Mélenchon se alinea claramente con la Rusia putinista y su muy peligrosos estrategia imperialista invasora y militarista, con Irán, Siria y Libano de Hezbollah; rechaza el carácter islamista del terrorismo, muy grave amenaza que ha golpeado de forma muy especial y dura a Francia, y lo rechaza con un viejo y panfletario discurso marxista-leninista, absolutamente irreal. Incluso, Margolin dice en su articulo que la palabra “islamista” no figura en el programa de Mélenchon y que, siguiendo la vieja política izquierdista, marxista-leninista, comunista, arremete contra la religión y, de forma especial, contra el cristianismo, la religión, al igual que los cristianos, que vienen sufriendo gravisimos ataques por parte del terrorismo islamista. Mélenchon, además de rechazar Europa, el euro y La OTAN, dice que Francia debe vincularse con el Mediterráneo, la África francófona y con los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Africa del Sur). Margolin termina su artículo de la siguiente manera “En el fondo, el discurso de Mélenchon es lo que George Orwell denominaba un “marxismo para bebés”.

Por su parte Wolton, dice que la extrema-derecha y la extrema izquierda de Le Pen y Mélenchon, recuerda el pacto “Rojo-Pardo”, de Stalin y Hitler de los años 30 y que fue nefasto para Europa y el mundo; dice que ambos extremismos se retroalimentan y que con su extremismo populista ponen en grave peligro la democracia representativa. Wolton termina su articulo deseando que los ciudadanos sean conscientes y no se dejen embaucar de nuevo por extremismos de izquierda y derecha, nacionalcomunista y nacionalsocialista/nazi/fascista, como los que llevaron, en el siglo pasado, a Europa y el mundo, a las peores guerras, la primera y segunda guerra mundial.

LA SUBIDA DE LOS EXTREMISMOS DE DERECHA E IZQUIERDA EN FRANCIA Y OTRAS PARTES, LA PETICION DEL VOTO PARA MACRON POR EL BIEN DE FRANCIA, ESPAÑA Y EL MUNDO, POR LA DEFENSA, APLICACIÓN Y PROMOCION DEL REFORMISTA LIBERALISMO HUMANISTA DE JUEGO LIMPIO

En Francia, han subido mucho la extrema derecha y extrema izquierda, generadoras de odio, el extremismo populista, nacionalista, racista, proteccionista, aislacionista, izquierdista, fundamentalista, etc., como en otras naciones de la Unión Europea (entre ellas España, nuestra nación española), de Europa, de Occidente y el resto del mundo, debido a que las fuerzas democráticas moderadas (de democracia representativa, integradora y de alternancia, y de economía social de mercado, ambas de juego limpio, con seguridad y garantías debidamente medidas, pues, lo que se puede medir, de forma deontológica, honrada, humilde, continua y con el máximo rigor, es lo que, mas y mejor, se puede mejorar); debido a que las fuerzas “moderadas” de centro-derecha y centro-izquierda, han llevado a cabo, han sido, son responsables, como en Grecia, Portugal, España, Italia, Francia, Estados Unidos, etc., etc., de muy malas gestiones políticas y que, junto a otras variables que también se deberían controlar mucho mejor, vienen dando lugar a crisis económicas y financieras muy graves, como, por ejemplo, las que han tenido lugar a partir de 1929 y de 2007-2008 y de la que aún estamos sufriendo las consecuencias; vienen dando lugar a muy graves y continuas injusticias sociales, a muy graves y continuos casos de malgasto, despilfarro, malservación, corrupción y juego sucio; a muy graves y continuos atentados terroristas; etc.

Fíjense, como lo extremismos de izquierda y derecha se dispararon muy gravemente, con consecuencias muy negativas para todo el mundo, a partir de dichas crisis de 1929 y 2007-2008, y entre otras crisis económicas menos graves que estas pero también muy negativas socio-económicamente, en términos de paro, precariedad, exclusión social, pobreza, racismo, xenofobia, etc.

Los gobiernos, fuerzas políticas, sindicales, patronales, funcionariales, económicas, profesionales, mediáticas, judiciales y de seguridad, educativas-universitarias-de investigación, cientifico-técnicas, culturales, artísticas, deportivas, eclesiales y sociales; los gobiernos, diferentes fuerzas sociales han dado lugar en Francia, España y otras naciones:

- A un grave empobrecimiento democrático, de la democracia representativa y la economía social de mercado, con seguridad y garantías; a un grave, muy grave y continuo problema de corrupción estructural, endémica, a todos los niveles, de muy injustos privilegios para diferentes agentes, grupos, medios, sectores sociales y a costa de la inmensa mayoría social; a un grave, muy grave y continuo problema de malgasto, despilfarro, derroche, elitismo, nomenklaturismo, burocratismo, subvencionismo, asistencialismo, multiculturalismo, comunitarismo, dogmatismo, fanatismo, fundamentalismo, malversación, politiquería, partidismo, sectarismo, corporativismo, nepotismo, clientelismo, amiguismo, enchufismo, todo vale para sacar las mejores tajadas (materiales, inmateriales, sexuales, etc.), de comisionismo, corrupción y juego sucio con/por medio de agentes, líderes, grupos, instancias, fondos, medios, recursos, servicios, infraestructuras, redes, etc., públicos, políticos, privados, eclesiales, creyentes y no creyentes, interiores y exteriores, locales, comarcales, provinciales, regionales-autonómicos-federales, nacionales, europeos, internacionales-globales, etc.

- A un grave, muy grave empobrecimiento de las clases medias y trabajadoras, a un injusto e importante aumento de las desigualdades sociales, de inadmisibles injusticias sociales, de la dureza, la violencia, el estrés negativo en las condiciones de vida, familia, educación, trabajo, jubilación y relaciones sociales, al aumento del paro (general, juvenil, femenino, de mayores de 40 años, etc.); al aumento de los que no estudian ni trabajan ni quieren estudiar ni trabajar y buscan como instalarse en esta condición; al aumento de diferentes formas de maltrato, abuso, narcisismo, vedettismo, apariencias, de infantilismo-juvenilismo, etc. ultraconsetidos (padres, Estados, etc. permisivos, consentidores, pasotas, irresponsables, etc.; niños, jóvenes y menos jóvenes completamente irresponsables y que se convierten en maltratadotes, abusadores, dictadores, tiranos, etc.); al aumento de diferentes formas de explotación, y que, en algunos, bastantes casos, llevan, vienen llevando a nuevas formas de esclavitud, servilismo y tiranía, al aumento de la precariedad, inestabilidad e inseguridad laboral y familiar, de la economía sumergida y la marginación, al aumento de la soledad no querida y que, de continuar, se trasforma en depresión, fobias, en diferentes enfermedades, etc. A importantes porcentajes de sectores de la población que se instalan en el subvencionsimo, asistencialismo, en vivir del Estado, de la familia, de quien sea menester y se tercie. Lo cual también se debe a regímenes, partidos, sindicatos, grupos, diferentes instancias, asociaciones, medios, iglesias, etc. que vienen sacando tajada de las ideologías, doctrinas, teorías, de la gestión, mantenimiento, producción, reproducción de los pobres, excluidos, discriminados, necesitados, explotados, oprimidos, dependientes, periféricos, marginados, subvencionados, socorridos y a socorrer, asistidos, subsidiados, auxiliados, etc.

- Al muy grave aumento de la inseguridad y, sobre todo, del terrorismo; al aumento de la exclusión, racismo, xenofobia, odio al extranjero, etc.

Es decir, a un grave, muy grave empobrecimiento, bloqueo, retroceso de la democracia representativa y de alternancia, con “Check and Balances”-con los debidos, justos, necesarios y eficientes controles democráticos, de la economía social e integradora-inclusiva de mercado, del desarrollo democrático inclusivo, solidario-humanitario, deontológico, honrado, humilde, responsable, respetuoso, competente, riguroso, creativo, que, a todos los niveles, seleccione, promocione y controle, con critica y justicia justas, de la mejor manera, de las mas justa y eficiente, a los mejores-honrados humildes (rigurosos, competentes, profesionales, responsables, con buenos principios, etc.), que libere las energías mas positivas y creativas, las inteligencias múltiples, que sea rentable económica, medioambiental y socialmente, y que, a escala local, regional, nacional e internacional-global, se preocupe, con deontología, justicia y eficiencia, de los que mas sufren, de los que tienen graves carencias, de dar y exigir a cada persona, individual, grupal y jurídica, lo que le corresponde en libertad, comportamiento, trabajo, critica, justicia, etc. deontológicos, responsables, justos.

Todo esto, y mas que podríamos añadir, es la defensa, aplicación y promoción, en la realidad-practica real, de lo que llamamos el reformista Liberalismo Humanista (cristiano; creyente y no creyente) de Juego Limpio, responsable, critico positivo, abierto, emprendedor, creativo y universal, por la dignidad ciudadana y social.

La fuerzas de centro derecha y centro izquierda, en Francia, España y otras naciones, han sido, son responsables de malos, muy malos gobiernos, gestiones políticas en los diferentes campos sociales, entre otros, de la política interior y exterior, en la seguridad interior y exterior, gravemente puesta en cuestión por una mala y muy mala política de integración social y del control democrático de los extremismos y fundamentalismos, por extremismos varios, por el fundamentalismo y terrorismo islamista, por la Rusia putinista y otras naciones, por regímenes gravemente antidemocráticos, donde se violan muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas; regímenes gravemente antidemocráticos que se ven, se sienten amenazados por las demandas de democracia representativa, integradora y de alternancia, de calidad, con critica positiva, rigurosa y en permanente mejora, competitiva, cooperativa, etc., con seguridad y garantías debidamente medidas, evaluadas y controladas. Y, por ello, para mantenerse y reproducirse en el poder, ayer y hoy, dichas naciones, regímenes gravemente antidemocráticos, como se viene viendo y descubriendo, vienen apoyando y promoviendo, interior, exteriormente y por todo tipo de medios viejos y nuevos, todo lo peor, las peores guerras, los peores terrorismos, las peores contaminaciones, manipulaciones, el invento de enemigos perfectos, de chivos expiatorios, interiores y exteriores, a los que culpar de los peores males, pasados, presentes y futuros, y con los que desviar la opinión de sus ciudadanos, evitar la exigencia por parte de estos ciudadanos del cumplimiento de los derechos humanos y las libertades democráticas, de la calidad democrática y de vida que ven en otras naciones, que siguen por los medios de comunicación (viejos y nuevos), y que tienen el mejor desarrollo democrático, la mejor calidad democrática y de vida, las mejores políticas solidarias-humanitarias, etc., y que, al verlo, seguirlo, etc., se preguntan porque ellos no pueden tener acceso a esa calidad democrática, de vida, trabajo, a esa dignidad ciudadana y social, y que debe estar en permanente mejora por una critica honrada, humilde (que siempre debe aprender de sus propios errores, etc.), positiva, fundada, rigurosa, etc.

Por ello, y en la defensa, aplicación y promoción del reformista Liberalismo Humanista de Juego Limpio, y teniendo en cuenta que Macron con “En Marcha-Asociación para la Renovación de la Vida Publica”, se definen como “social-liberales”, pedimos el voto en la segunda vuelta de las elecciones francesas del domingo 07 de mayo 2017; pedimos el voto para Macron, para que defienda, aplique y promueva, en la realidad-practica real, el reformista Liberalismo Humanista de Juego Limpio…, que ha proclamado Macron en su programa electoral y en sus intervenciones en la campaña electoral a las elecciones presidenciales francesas de abril-mayo 2017.

Y también pedimos el voto para Macron y frente el muy grave peligro, amenaza que suponen los graves extremismos de derecha e izquierda, como los de Le Pen, Mélenchon y otros, y que se retroalimentan entre ellos, que amenazan a Francia, Europa, otras naciones y el mundo, pero también frente a la grave inercia, inmovilismo, conformismo, malas políticas, malgasto público, malversación, corrupción, juego sucio, oligarquización, etc., que, durante años y años, viene sufriendo gravemente Francia (y otras naciones como la nuestra España) y que vienen impidiendo, bloqueando el muy necesario reformismo Liberal Humanista de Juego Limpio, que necesita aplicar Francia (y otras naciones) para salir de su negativo y excesivo estatalismo, intervencionismo, burocratismo, inmovilismo y todo tipo de rigideces, de bloqueos de las muy necesarias reformas, de su ensimismamiento y fijación, negativa, contaminada y manipulada, en su glorioso pasado, de su cerrazón, bloqueo, retroceso, grave perdida de competitividad, influencia y repercusión internacional, de su política que mantiene y reproduce la contaminación, manipulación, propaganda intoxicadora, la corrupción y juego limpio, continuos y graves casos de contaminación, manipulación, corrupción y juego sucio de muy arriba, arriba, en medio y abajo, muy abajo. Lo que da paso a los peores extremismos de uno y otro color, y, además, favorece a los regímenes mas antidemocráticos, que violan continua y muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías.

MACRON Y GALICIA

Macron, que tiene un importante currículo académico y profesional, hizo filosofía en la universidad de Paris-Nanterre (con “Maìtrisse” y “DEA”), continuó sus estudios graduándose en el Instituto de Estudios Políticos de Paris y termino sus estudios, su formación como diplomado de la Escuela Nacional de Administración (ENA) de Estrasburgo. A partir de lo cual se integra como Inspector de Hacienda (“Inspecteur des finances”) en el Cuerpo de Inspectores de Hacienda de Francia y, posteriormente, inicia una importante carrera en el sector bancario, financiero.

El filósofo Macron, indirectamente, tiene algo que ver con Galicia, con Santiago de Compostela, pues ha sido ayudante de investigación del prestigioso, gran filósofo francés Paul Ricoeur, el cual, le agradece (a Macron) su colaboración en su pretigioso libro (de Ricouer), traducido al español en 2003, “La Memoria, la historia y el olvido” (2000).

El catedrático de filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Carlos Baliña y su discípulo, el también catedrático de filosofía de la USC Marcelino Agis, invitaron a Santiago de Compostela, al prestigioso filósofo francés a que desarrollase un seminario sobre su importante obra en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España). Además, y como homenaje, le dedicaron el libro: “Hermenéutica y Responsabilidad. Homenaje a Paul Ricoeur”, que fue editado por Marcelino Agís, Carlos Baliñas, Fernanda Henriques y Jesús Ríos, y publicado en 2005 por el Servicio de Publicaciones de la USC.

Miguel Cancio (Vegadeo-Asturias/España), Economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Página Web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; Santiago de Compostela 05 mayo 2017

Currículum Vitae de Miguel Angel Cancio Álvarez Mon González (Vegadeo-Asturias-España):

- Economista (Universidad de Santiago de Compostela/USC) y Sociólogo (Universidad Paris VIII-Vincennes; Ecole Pratique de Hautes Etudes/Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales; Collège de France: centros universitarios e investigación de Paris-Francia. En París asistí, entre otros, a los cursos de: Raymond Aron; Roland Barthes; Pierre Bourdieu y su equipo; Michel Debeauvais; Michel Foucault; Paul de Gaudemar; George Lapassade; Michael Löwy; Jean Claude Passeron; Nicos Poulantzas; Alain Touraine; etc.).
- Profesor jubilado (40 años de profesor) en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela (Galicia) y en la Facultad de Administración y Dirección de Empresas (ADE) de Lugo (Galicia), ambos centros de la Universidad de Santiago de Compostela/USC (Galicia-España); profesor de las asignaturas “Sociología”, “Sociología de la empresa”, “Sociología económica” y “Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales”. Esta ultima asignatura, la creé, en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, a partir de lo que se hacía en centros universitarios y de investigación de gran prestigio internacional, y buscando hacer posible, con la mejor formación, educación, investigación, profesionalidad (deontología profesional, ciudadana, etc.), basadas en el trabajo duro, la cultura del esfuerzo y sacrificio constante para mejorar desde la honradez, humildad, competencia, el máximo rigor y creatividad, y no tirando nunca la toalla ante los errores y fracasos propios y ajenos, y de los que se puede y debe aprender mucho; buscando hacer posible el mejor desarrollo, el desarrollo democrático deontológico, honrado-de juego limpio (la deontología, el cumplimiento honrado y riguroso del deber, la honradez/juego limpio, junto a la fuerza de voluntad, son las normas, exigencias, condiciones esenciales, conditio sine qua non para luchar permanentemente, pues, el bien, la verdad, la felicidad, etc. no se alcanzan todas, ni nunca y no batirse por ello conduce a lo peor; para hacer posible la vida y el mundo con libertad honrada, responsable y respetuosa, con dignidad, trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes y rentables-enriquecedores humana, económica, social y medio-ambientalmente, el bien individual, familiar, grupal y social, en lo político, público, privado, eclesial, creyente y no creyente, etc.); buscando hacer posible el desarrollo deontológico, honrado, de, por y para el juego limpio, responsable-respetuoso-sostenible, el desarrollo con derechos e ineludibles deberes (dar y exigir a cada uno, persona individual y jurídica, lo que le corresponde en justicia justa, todo ello bien medido, evaluado, supervisado, inspeccionado, controlado de forma permanente, pues, lo que se puede medir, con honradez, humildad, continuidad y el máximo rigor, es lo que, mas y mejor, se puede mejorar por la justicia justa, el bien, la belleza, la verdad…), desde la rectitud, humildad, positividad, fuerza de voluntad, buen trabajo y rigor, con seguridad, garantías y buenos principios (bien definidos, controlados, evaluados, inspeccionados, supervisados, medidos), es decir y como hemos dicho, buscando hacer posible el desarrollo enriquecedor deontológico-honrado-de juego limpio (desarrollo bien definido, controlado, evaluado, inspeccionado, supervisado y medido, a escala individual, familiar, grupal, social local, regional, nacional e internacional-global, para poder pedir y rendir cuentas a los agentes, grupos, instancias, medios, etc. varios, a las villas, ciudades, regiones, naciones, instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales, etc.); buscando hacer posible, como estábamos diciendo, el desarrollo democrático enriquecedor socioeconómica, socioempresarial, profesional, laboral, medioambiental, crítica, cultural, artística, deportiva, humana, espiritual, ética, estética, moral y trascendentemente.
- Autor-responsable individual de 15 libros y de 35 libros colectivos de varios autores; autor de 50 artículos científicos y de 50 ponencias.
- Investigador en proyectos de investigación que han contribuido a la financiación de Universidades españolas y que han dado lugar a libros, ponencias, artículos científicos, etc.
- Evaluador de proyectos de investigación nacionales e internacionales, por medio de una Agencia Nacional española de Evaluación.
- Creador y coordinador del primer Foro de la USC y organizador, en el marco de las asignaturas que impartí en la USC, de un Ciclo anual universitario, interdisciplinario de Conferencias-coloquio, Ponencias y Debates, abierto al público en general, en el que intervinieron, como invitados, mas de 250 importantes expertos, investigadores, científicos, empresarios, profesionales, pensadores, artistas, deportistas, creadores, dinamizadores, responsables públicos, privados y eclesiales de Galicia, España y otras naciones, y también los asistentes a dichos ciclos de conferencias y que se presentaron y me hicieron propuestas de trabajos, conferencias, etc., y los alumnos que, en el curso anterior, defendieron, ante la clase, el profesor y presentaron en plazo, forma y fondo, los mejores trabajos universitarios de critica de las preguntas, hipótesis existentes y de creación, elaboración de otras nuevas, etc., con el fin de generar el mejor valor añadido de juego limpio, una formación-enseñanza superior digna de tal nombre, deontológica, competitiva al mayor nivel, creativa, etc.
- Creador y presentador del programa de radio, “Superestructuras, lutte symbolique, hiperrealismo e boa salsa da boa, ay namá, ei carballeira e veña lume, egurra, e veña Swing”; programa de una hora de duración, de música y comentarios filo-psico-socioeconómicos, teórico-prácticos, sobre la realidad próxima y lejana, la búsqueda, crítica y positiva, de la alegría, la ironía, el buen trabajo, el bien, la amistad, el amor, la belleza, la verdad y la lucha contra el mal, los malos y los que le hacen el juego; programa de radio creado en la frecuencia modulada, cuando esta empezó a emitirse, temporada 1979-1980, en Radio Galicia-Cadena SER (Sociedad Española de Radiodifusión) de Santiago de Compostela (Galicia-España).
- Asesor y colaborador del programa “Tiempo de Universidad” de Radio 3 de Radio Nacional de España (RNE), dirigido y creado por Fernando Segundo, en el que colaboraron profesionales, periodistas que, posteriormente, destacaron, llegaron a ocupar importantes puestos en Radio Nacional de España, etc.
- Creador, con el médico, doctor, catedrático, músico, poeta y artista, el gran amigo José Luís Mari Solera “Licho”, y gracias a la periodista Susana López Carbia de Correo TV y al director de este medio Luís Pérez; creador del programa semanal, de una hora de duración en Correo TV del grupo mediático de Santiago de Compostela El Correo Gallego-Grupo Correo Gallego; creador, junto a Licho, del programa de televisión “Trobeiros de Faladoiro-Trobeiros de Compostela”, de una hora de duración y que estuvo nueve años seguidos en antena, de 2007 a 2016, con gran éxito y repercusión social. Antes, Licho y el que suscribe, habíamos estado, también y con gran éxito, en la cadena de televisión “Localia” (Santiago de Compostela), pero dejamos de hacerlo por censura política de su director y a pesar de que los profesionales, con el que hacíamos nuestro programa filo-psico-socioeconómico/Behavioral Socioeconomic, poético, irónico, positivo, alegre, musical, cantarín, humanista, etc., sobre la actualidad próxima y lejana, el mas acá y más allá, estaban muy contentos por el éxito e impacto social del mismo.
- Promotor, miembro, colaborador de instancias y publicaciones científicas, profesionales, mediáticas, culturales y sociales.
- Colaborador en medios de comunicación (prensa, radio, televisión, agencias, Internet, documentales, etc.) de Galicia, otras partes de la nación española, de España (medios de tirada, audiencia nacional) y de otras naciones; colaborador en medios, cadenas locales, provinciales, autonómicas, nacionales e internacionales, públicos y privados.
- Conferenciante, participante en congresos, simposios, cursos, jornadas, coloquios, debates, ONGs, Fundaciones, Foros, ateneos, etc.
- Participante muy activo, a escala rural y urbana, en el mar, la costa y la montaña, las instituciones y la calle, real, mediática y virtual, material e inmaterialmente, etc., en viejos y nuevos movimientos, redes sociales, en instancias de encarnación y socialización de actitudes, comportamientos, representaciones, valores, etc. en Galicia, España y otras naciones. Creador de instancias, medios, programas, etc. de comunicación, sociales, para tratar de defender, aplicar y promover, en la realidad-practica real y no solo de boquilla, para la galería, para las apariencias; de defender, aplicar y promover la deontología, el juego limpio, el buen trabajo, el saber saber, el saber ser, estar, hacer, tener…, en lo político, público, privado, eclesial, creyente, no creyente, la libertad honrada, humilde, responsable, respetuosa y creativa, la fuerza de voluntad, el trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes, rentables y enriquecedores, y para tratar de buscar el mejor desarrollo, el bien, la belleza, la verdad…
- Etc.
- Tfo.: 610-971117; Dirección: Miguel Cancio, C/ Atenas 3-I, 1º C, 15.707 Santiago de Compostela (Galicia-España); CE: miguelcancio.usc@gmail.com; Página web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com (este Currículum Vitae puede verse, mucho mas ampliado, en mi página web, blog, el programa de mis asignaturas, en las bibliotecas universitarias donde fui profesor, en Internet, etc.).


Luis del Val - Políticamente incorrecto

05.05.17 | 09:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

Un buen amigo me ha hecho llegar la grabación del debate de la chica y el chico de moda en Francia, que pasado mañana reciben el dictamen de sus compatriotas que tanto les votan. No lo he visto completo, lo confieso, pero me ha dado tiempo de fijarme en la abrumadora cantidad de ocasiones en que Marie Le Pen interrumpe el parlamento de Emanuel Macron.
Yo creía que esto les pasaba con mayor intensidad a las chicas españolas, pero parece que también les sucede a las francesas. Y ahora viene lo políticamente incorrecto, que me valdrá el baldón de asqueroso machista: hay chicos que tampoco saben polemizar, y cometen la grosería de interrumpir al contrario, y la descortesía de comentar sus opiniones sin que las termine, y demuestran una falta de paciencia tan abundante como escasa elegancia para polemizar, pero es abrumador el porcentaje entre las chicas.
De la misma manera que los chicos somos incapaces de atender dos cosas a la vez, no digamos tres, a los mejor es que en la naturaleza femenina hay un impedimento que se manifiesta en las polémicas. Contemplas las continuas interrupciones de Marie Le Pen, esa falta de aguante para esperar a que concluya el oponente, y te parece que estás en una tertulia política televisada española.
A lo mejor estoy equivocado y no es una cuestión de género, y se trata de una casualidad unida a un machismo subconsciente que me ha hecho perder el juicio. Lo admito. Pero la experiencia que tengo como espectador, moderador y participante en debates, es que, si alguien interrumpe al que está en el uso de la palabra, existen cinco posibilidades contra una de que la interrupción sea de una mujer. A lo mejor es algo endocrino. A los chicos la próstata nos influye negativamente. Quién sabe si la progesterona está reñida con el arte de la polémica. Lo ignoro. Pero Marie Le Pen se comportó bajo el guión de esta observación que alguno/as calificarán de prejuicio.


Charo Zarzalejos - El precio de las no elecciones

05.05.17 | 09:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

El acuerdo PP-PNV trasciende con mucho a los Presupuestos cuyas enmiendas a la totalidad fueron rechazadas ayer por el pleno del Congreso. No hay que realizar un especial esfuerzo de memoria para saber que no es la primera vez que los nacionalistas vascos acuerdan con los populares. Siempre, antes y ahora, han sido criticados por los que no han sido protagonistas de los mismos, pero como ya todos nos vamos haciendo mayores es difícil imaginar a un Gobierno en minoría, del signo que sea, rechace para su supervivencia un acuerdo por "caro" que sea.
Ayer mismo, el ministro Montoro dijo que las cifras del coste del acuerdo con el PNV que se viene manejando no se ajusta a la realidad, que todavía queda camino para fijar la cifra definitiva y que, en todo caso, se ha desbloqueado un asunto pendiente desde hace más de siete años. Los nacionalistas, por su parte, han encontrado el momento y las circunstancias propicias para poner encima de la mesa la renegociación del cupo que, por otra parte ha sido una reivindicación permanente desde hace más de un quinquenio.
A la espera de las cifras definitivas que en ningún caso debe desatender u obviar el principio de solidaridad, el acuerdo PP-PNV es el acuerdo que ha permitido no acudir de nuevo a las urnas que es algo más que salvar unos presupuestos. Dadas las circunstancias si los presupuestos ya en el Congreso y que aun esta pendientes de complejas negociaciones sectoriales, no salieran adelante, la alternativa, la única alternativa hubiera sido un adelanto electoral.
El acuerdo PP-PNV, en su vertiente estrictamente política, en el fondo, ha salvado los muebles a todos porque a nadie, tampoco al PP, le convienen unos comicios a la vuelta del verano. Es al PNV, probablemente, al único partido que una cita con las urnas no le resulte agobiante, con el añadido que este acuerdo con el PP no va a tener para el partido de Urkullu el más mínimo coste político o electoral. Mas riesgos asume Ciudadanos que es un partido, que como reconocen muchos de sus dirigentes, necesita adquirir "poso" de cara a unos nuevos comicios. Para ello, Rivera y su equipo necesitan tiempo.
Sus señorías no se movieron de su escaños y no pocos estaban interesados por saber "como van las cosa por Ferraz". Mientras ellos votaban, en la sede central del PSOE se contaban con lupa los avales presentados por los candidatos a primarias. No ha habido sorpresas en lo que a Susana Díaz y Patxi López se refiere, pero pocos contaban con que Pedro Sánchez lograra casi 58.000 avales. En el PSOE, a diferencia del Congreso de Diputados, se mueven todos.


Fermín Bocos - Tajada y Cupo

05.05.17 | 09:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

En el Gobierno Vasco no se cortan un pelo al reconocer que el PNV apoyará los Presupuestos del Gobierno Rajoy porque han conseguido sacar tajada. Y de las gordas ¡nada menos que 1.400 millones de euros! que vienen a redondear las ventajas del Cupo. La "paz fiscal" para quince años en palabras de Josu Erkoreka y con la alta velocidad llegando a Bilbao en el 2025. El PNV bajo la batuta del tándem Urkullu-Ortuzar barre para casa y hay que reconocer que lo hacen bien.
Mientras el Cupo tenga, el respaldo constitucional que tiene habrá que respetarlo.
Cosa diferente es subrayar lo que supone de desventaja para el resto de comunidades del Reino de España con excepción de Navarra que también disfruta de su Régimen Foral.
Por lo demás, en sus políticas sociales y de apoyo a la industria, el Gobierno Vasco acredita más aciertos que otros porque Euskadi es la región española con menor índice de desempleo y con niveles de bienestar superiores a los de la media nacional. Al PNV no le va a suponer quebranto político alguno apoyar a un Gobierno acorralado por los casos de corrupción. Este partido tiene una larga trayectoria en la que el pragmatismo ha sido una de sus constantes. Los veteranos del lugar todavía recuerdan que Xavier Arzalluz pese a su fama de ogro nacionalista apoyó a José María Aznar aportándole el aval (junto a Jordi Pujol, por cierto) que permitió al adusto líder popular salvar la precariedad parlamentaria de su primer mandato para posteriormente, en 2000, lograr mayoría absoluta.
En paralelo, así que llegaba el Domingo de Resurrección, en cada Aberri Eguna, seguían despotricando contra Madrid y reclamando la independencia. Que no sepa tu mano izquierda lo que firma la derecha. A su manera, no entran en contradicción alguna.
Bien diferente es el caso de Ciudadanos, el principal apoyo con el que cuenta Mariano Rajoy para sacar adelante los Presupuestos, un partido que por boca de su líder Albert Rivera ha repetido una y otra vez que el Cupo vasco es un privilegio que a corto plazo había que acotar y a medio plazo -vía normativa europea- tocaba suprimir. Sabido el precio a pagar por el apoyo del PNV a los Presupuestos ,¿qué dirá el ciudadano Rivera? ¿Retirará el apoyo al Gobierno o se apuntará también al pragmatismo? Creo que no habrá sorpresa.


El Abanico - Stop a la mujer florero

05.05.17 | 09:16. Archivado en Rosa Villacastín


De un tiempo a esta parte se suceden las protestas de colectivos feministas y partidos políticos por los trajes que algunos organismos deportivos exigen a las azafatas contratadas para que hagan entrega de ramos de flores a los vencedores de pruebas de todo tipo, coches, motos, bicis...
Un tema polémico que ha enfrentado a las cuatro formaciones políticas del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, desde el minuto uno en que la concejal de Ganemos Jerez Kika González se lamentaba públicamente de la utilización que se hace de la mujer en este tipo de competiciones y que contribuye a la difusión de una "imagen hiper sexualizada" de la misma.
Protesta a la que se han sumado las representantes de PSOE e IU, mientras que las de PP y Ciudadanos se han abstenido. La primera, por considerar que aun estando de acuerdo en que en pleno siglo XXI no se puede permitir la utilización del hombre o de la mujer como un objeto, no la han apoyado por considerar que no ha llegado al pleno del ayuntamiento con el aval previo del Consejo Local de la Mujer, máximo órgano de participación en materia de igualdad, al que según han dicho, se ha tratado de ningunear. Mucho más contundente ha sido el portavoz de la formación naranja, al manifestar que está en contra de las imposiciones de las minorías.
Un rifirrafe que pone de manifiesto una vez más la disparidad de criterios en un asunto tan sensible como este, en el que todos deberían de estar de acuerdo, ya que de lo que se trata es de evitar que se siga utilizando el cuerpo de la mujer como reclamo, cuyo fin es captar la atención de un público ávido de emociones fuertes.
No acaban aquí las protestas. La última, la de Raquel Muñoz, de 23 años y estudiante de periodismo, una de las ocho azafatas que contrató Schweppes para trabajar como paragüera durante la celebración del Torneo de Tenis Conde de Godó que se celebró la pasada semana en Barcelona y en el que participó Rafa Nadal.
Alega Raquel en la denuncia que ha puesto contra la citada empresa, que el frío que pasaron ella y sus otras compañeras, debido al descenso de las temperaturas, era tan intenso que intentaron ponerse una chaqueta deportiva que les cubriera el uniforme que lucían: un vestidito amarillo, que simulaba una camiseta de polo y una falda corta. Prendas de muy poco abrigo, cuando la temperatura llegó a bajar hasta los 4 grados.
Siendo como son estas son practicas tan habituales, sería exigible que los organizadores de estos eventos dejaran de ver a la mujer como un reclamo publicitario. Razón por la cual creo sinceramente que ha llegado el momento de evitar que estos lamentables sucesos sigan teniendo lugar en una sociedad avanzada como la nuestra.
Una sociedad en la que la mujer ha dejado de ser ciudadana de segunda para convertirse en ciudadana de pleno derecho y a quienes hay que respetar desde las instituciones públicas y privadas, pero también cuando se habla en nombre de partidos políticos que gobiernan o aspiran a gobernar en un futuro.


Plantas prohibidas que hacen milagros

04.05.17 | 12:30. Archivado en Magdalena del Amo


La Naturaleza, tan poco democrática en muchos aspectos, se comporta como una buena madre al ofrecernos sus mejores joyas: esas plantas griálicas capaces de mantener la salud y recuperarla cuando se ha perdido. Nuestros hermanos menores, los animales, saben mucho de eso. Ellos eligen sus hierbas para aliviar sus dolencias, sin haber leído ningún prospecto. Lo saben por su, digamos, “tradición genética”, como los humanos conocemos por nuestros primitivos ancestros, ciertas propiedades olvidadas no solo de las plantas y minerales, sino de lugares telúricos e incluso de algunas estructuras, como las telas de araña. De esto hablaremos en otro momento. En este artículo voy a ocuparme de la stevia, una planta que podría marcar un antes y un después en el tratamiento y prevención de muchas de nuestras enfermedades y síndromes de la era moderna: diabetes, hipertensión, o incluso el cáncer.

No podemos hablar de la “Stevia Rebaudiana” sin hacerlo de Josep Pamiés, un catalán luchador al que están crucificando a cámara lenta, por difundir las bondades de estos regalos del Creador. Pues no solo difunde la stevia, sino otras maravillas como la “Kalanchoe”, muy útil en el tratamiento del cáncer, la “Artemisa Annua”, y la “Cannabis Sativa”, ¡la marihuana!, posiblemente la planta más desprestigiada y calumniada de la flora planetaria, eficacísima en el tratamiento de varias enfermedades, según un buen número de estudios serios realizados desde que el doctor Rafael Mechoulam aislara los cannabinoides THC y CBD en la década de 1960, entre ellos los del doctor Manuel Guzmán, catedrático de biología molecular de la Universidad Complutense de Madrid. La marihuana merece un artículo aparte, no solo por sus muchas propiedades terapéuticas, sino por la campaña de manipulación subliminal a la que todos hemos sido sometidos desde que tenemos uso de razón, hasta conseguir que la bella hoja palmeada nos produzca un profundo rechazo. El 25 de mayo se celebrará el juicio contra Pamiés, por cultivar marihuana con fines terapéuticos. Se pide para él dos años de cárcel y 18.000 euros de multa. Volvemos a los tiempos de los “malditos” Tesla, Pauling, Gerson, Burzynsky y tantos otros mártires modernos.

En el 2008 la Organización Mundial de la Salud autorizó la stevia como planta segura y beneficiosa para la salud humana y la FAO la registró como Steviol glucósido. A pesar de ello, y de ser legal en Estados Unidos y muchos países de Hispanoamérica, la planta siguió sin estar autorizada en Europa hasta el 2011. Había que dar tiempo a los grandes fabricantes del cancerígeno aspartamo para que se subieran al carro y algunos registraran sus patentes. De hecho, Roche ya ha patentado el extracto de stevia. Como casi todo en el emporio de la Sanidad, se trata de un tema económico, en beneficio de las multinacionales avasalladoras. Los japoneses han ido delante y hace ya treinta años que, por ley, han eliminado el aspartamo de sus refrescos y han incorporado la stevia. La Coca-Cola tiene prohibido allí utilizar aspartamo en las bebidas “ligh” y “zero”.

De pronto, en un plazo muy corto de tiempo, el marketing ha puesto la stevia de moda en España y es fácil encontrarla, como edulcorante, en los anaqueles de los principales supermercados haciéndole la competencia a los peligrosos espartamos y sacarinas varias. Sin embargo, esto es un engaño doble. Primero, porque lo que se nos vende como stevia es un químico más, un endulzante más, y el usuario cree que está consumiendo stevia; segundo, lo que hace de la stevia una planta milagrosa no es el edulcorante en sí, sino la totalidad de los componentes, una especie de fórmula magistral de la naturaleza, capaz de realizar una transmutación alquímica en el cuerpo humano cuando se toma en su forma de hojas verdes o secas, bien en infusión, formando parte de alguna receta culinaria o, simplemente, masticando las hojas. A esto hay que sumar un tercer efecto: que si bien se favorece al diabético con este edulcorante, se le está privando de mejorar e incluso de curar su diabetes, pues es una de las enfermedades que reaccionan muy positivamente a la ingesta de stevia. El Departamento de Endocrinología y Metabolismo del Hospital Universitario, Aarthus, de Dinamarca determinó que “la stevia actúa sobre las células beta del páncreas estimulando la producción de insulina de forma natural”. Se ha comprobado que en los diabéticos disminuye el nivel de PSA, el colesterol y los triglicéridos; mejora la circulación capilar de piernas y cabeza, las ulceraciones de los dedos de los pies y detiene el avance de las retinopatías mejorando la visión. Es hipotensora y cardiotónica, según un estudio de la División de Medicina Cardiovascular de la Universidad Médica de Teipe, Taiwan; es cicatrizante y bactericida, mejora la resistencia frente a gripes y resfriados, es un poderoso antioxidante y parece que actúa contra las células cancerosas. A pesar de todo esto –o precisamente por ello—si queremos hojas de stevia hay que recurrir a internet, con el consiguiente riesgo de que nos vendan gato por liebre, pues en España está prohibida su venta.

Llegados a este punto, es lógico que el lector bienintencionado –y creyente en el sistema— se pregunte por los motivos que pueden mover a que la planta no solo no se legalice, sino que esté criminalizada y prohibida. Y, como siempre, hay que poner el punto de mira en los que dominan la industria alimentaria y la sanidad. La stevia es un peligro para la industria porque mejora y cura unas cuantas enfermedades que son un azote en la actualidad. Curar no es rentable. Es duro decirlo, pero a las empresas farmacéuticas les interesa la cronificación de la enfermedad para tener al paciente enganchado a la teta de manera vitalicia. Claro está, esto no lo conseguirían sin funcionarios y políticos corruptos y corruptibles. Al final, hablemos de lo que hablemos, siempre desembocamos en el sistema, amparado y sostenido por los políticos y funcionarios de turno, que son, en definitiva, las marionetas de los Monsantos, Bayer –que acaban de unirse en santo matrimonio—, Syngenta, Roche y demás servidores del mal.

En el próximo artículo os hablaré de otra planta milagrosa, la kalanchoe, que ha librado del cáncer a muchas personas. Porque el cáncer se cura, pero al sistema no le interesa que pongamos los medios para hacerlo. Por eso prohíbe las plantas griálicas y los métodos no convencionales. En estas situaciones no queda más remedio que hacerse objetor.

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
Directora de Ourense siglo XXI
periodista@magdalenadelamo.com
Suscripción gratuita
.


Isaías Lafuente - ¿Quién pagará la hibernación del Castor?

04.05.17 | 08:16. Archivado en Isaías Lafuente


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

El gobierno ha aprovechado el día del gran debate sobre los Presupuestos del Estado para presentar el esperado informe que ha elaborado el Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) sobre el almacén de gas Castor. El estudio, el tercero que se ha realizado, da por sentado que el proceso de inyección de gas en el subsuelo fue el causante de los cientos de pequeños seísmos que se produjeron en las costas de Castellón y Tarragona y que provocaran que el gobierno hibernara la plataforma en 2013. El Ministerio de Energía esperaba este informe para valorar la posibilidad de desmantelamiento de la plataforma y conforme a sus datos la conclusión es inquietante, porque existe tanto riesgo si se inyecta gas como si se extrae el ya almacenado.
Es decir, de momento la plataforma gasista seguirá allí, paralizada. Así que al monumental fiasco que supuso su construcción, a la indemnización de 1.700 millones que hubo que pagar a la concesionaria propiedad de ACS cuando el gobierno decretó la paralización de su actividad, a la previsible factura de 200 millones que costará, si alguna vez es posible, su desmantelamiento, habrá que seguir sumando otros 15 millones anuales que es lo que cuesta mantener el fantasma sobre el mar. Y rezando para que ningún fenómeno natural remueva esta bomba de relojería.
A estas alturas, preguntar quién pagará el fiasco es un juego retórico: lo harán en su factura los siete millones de clientes de Gas Natural, a razón de 80 millones anuales durante tres décadas. Pero sí que sería deseable que el procedimiento penal abierto en el juzgado de Vinaroz desde hace varios años y que ha pasado ya por las manos de cinco jueces se acelere a partir de este informe, se concluya en un plazo razonable y señale a los responsables. Al menos para que los paganos tengan de quién acordarse cada vez que les llegue la factura del gas.


Fermín Bocos - Acabar con la corrupción

04.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Valiente y arriesgado el compromiso asumido por Cristina Cifuentes para acabar con la corrupción detectada en el ámbito del que procede y en el que ahora ejerce una jefatura importante como presidenta de la Comunidad de Madrid. Ese ámbito no es otro que el PP, partido que tiene procesados a una decena larga de antiguos dirigentes acusados de diversos delitos todos ellos relacionados con casos de enriquecimientos ilícitos. Dos de esos dirigentes, Ignacio González y Francisco Granados, están en prisión y el primero de ellos, precedió a Cifuentes en la presidencia de Madrid. No queda ahí la cosa.
Cabe recordar que el PP nacional está también en juicios ("caso Gürtel", "caso Bárcenas") vinculados con la presunta financiación ilegal del partido. En este último procedimiento está citado a declarar el propio Mariano Rajoy en su condición de presidente de la organización.
Así las cosas, se entenderá que el compromiso de Cristina Cifuentes para acabar con la corrupción haya que tomarlo con cierto grado de escepticismo. No por ella. No poniendo en duda su determinación -la demostró al poner en conocimiento de la Fiscalía la trama corrupta que llevaba años saqueando el Canal de Isabel II- sino porque el empeño se revela hercúleo. El factor humano, es por naturaleza imprevisible. ¿Quién iba a pensar que al tiempo que lanzaba proclamas de regeneración democrática Ignacio González mantenía una cuenta cifrada en Suiza? Y a ese factor hay que añadir la servidumbre de partido. Denunciar al corrupto cuando ocupa cargo y es un compañero de partido supone poner en la picota al grupo dando de paso ventaja a los adversarios políticos.
Si quiere cumplir con su promesa la presidenta Cifuentes tendrá que luchar contra el "patriotismo de partido", equivocado sentido de la lealtad entre correligionarios. Ese "patriotismo" es el que explica el silencio con el que tropezó Jesús Gómez (diputado regional del PP) cuando puso en conocimiento tanto de Esperanza Aguirre como de Carlos Floriano que Ignacio González tenía una cuenta en Suiza. No le creyeron ni dieron cuenta a la Fiscalía para que investigara. Quisieron evitar el escándalo y sus consecuencias políticas y, ahora, como dejó dicho a otros efectos Winston Churchill, tienen el escándalo y están pagando las consecuencias. No se puede acabar con la corrupción por decreto. Encomiable pero difícil tarea la que ha comprometido la presidenta Cifuentes.


Rafael Torres - La encuesta tonta de los listos

04.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Hay que ser muy tonto para creerse muy listo. O bien que a base de creerse uno muy listo, se vaya uno volviendo tonto. Algo de eso, en cualquiera de las dos modalidades, parece ocurrirles a los dirigentes del movimiento secesionista catalán, particularmente a aquellos que desde el gobierno de la Generalitat manejan dinero público y pueden darse el gusto de fundírselo en cosas que les parecen, por nacidas de sus caletres, el colmo de la originalidad, de la perspicacia y del atrevimiento político. Por ejemplo, en esa encuesta que quieren hacer para saber si a los catalanes les pone cumplir las leyes o irse a pegar tiros en el Ejército, bien que sin precisar en cual.
Nadie que no se crea muy listo ni sea muy tonto sería capaz no sólo de preguntar tales cosas a sus semejantes, sino tampoco de averiguar qué necesidad hay de molestar al prójimo con unas preguntas tan obtusas e ininteligibles. Es más; nadie en su sano juicio correría el riesgo lesionarlo intentando analizar el sentido o el propósito de las mismas. Parece un asunto de la burbuja soberanista, una variación más del monotema con que se flagela a las criaturas que viven en Cataluña y que, por ello, diríase que están obligadas a purgar, y de manera harto kafkiana, algún misterioso delito.
Cabría inferir, a tenor de la menesterosidad intelectual que rezuma esa encuesta, que los iluminados del independentismo catalán no saben qué hacer de su cuerpo, ni de su mente, pero también es probable que lo que no sepan es cómo salir airosos del jardín en que se han metido y pretendan pasarles el marrón a la gente, que, independentista o no, bastante tiene con sus afanes y sus penurias en los delicados tiempos que nos ha tocado vivir. Más parecen éstos Puigdemont y Junqueras unos Capitanes Araña que, como presumen, unos epígonos medio decentes de Maciá o de Companys.
Se creen muy listos, pero basta echar un vistazo a esa encuesta que han urdido, y que quieren disparar con pólvora del rey, para pasmarse ante los dislates de la auto-percepción humana.


Escaño Cero - El duelo

04.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Se les debería de caer la cara de vergüenza pero no es así. Me refiero a los partidarios de Jean Luc Mélenchon y a él mismo dispuestos a coronar a Marine Le Pen como presidenta de Francia con el apoyo de su abstención o voto en blanco.
Resulta que la izquierda de la izquierda no tiene escrúpulos a la hora de votar. Así pues este próximo domingo Emmanuel Macron se medirá con Marine Le Pen en las urnas. Y no será un duelo entre los dos, sino que será el duelo entre Europa y una manera de entender el mundo frente a un proyecto populista y xenófobo.
De manera que lo que voten los franceses el día 7 dependerá el destino de Europa.
La Unión Europa sin el Reino Unido puede sobrevivir sin problemas, pero no sin Francia. De manera que el resto de los europeos contendremos la respiración mientras los franceses van a las urnas.
El candidato Macron ha dejado dicho en una de sus últimas entrevistas que la UE se tiene que reformar y tiene razón. La cuestión es en que dirección. Si en una Unión más social, más pegada a los problemas reales de los ciudadanos. Porque ese es precisamente uno de los déficits de la Unión Europea, que en demasiadas ocasiones los ciudadanos se sienten ajenos a las decisiones que se adoptan en Bruxelas.
En estos años de crisis los gobiernos han adoptado medidas durísimas de austeridad bajo el escudo de Bruxelas y eso ha provocado desafectos en la idea de la UE.
De manera que el desafío de los lideres europeos es precisamente que los ciudadanos no se sientan desamparados precisamente cuando las condiciones socioeconómicas son peores.
La dureza mostrada por Alemania imponiendo una austeridad de tal dureza que ha provocado que seguramente la macroeconomía de algunos países se hayan salvado pero a costa del sufrimiento de los ciudadanos.
No hay mejor idea para el futuro que el de la Unión Europea a pesar de sus fallos y carencias. De ahí la importancia del triunfo de Emmanuel Macron.
En realidad Macron es una incógnita, un hombre sin partido, que ha creado una movimiento de apoyo a su alrededor, sin embargo su apuesta es clara por la Unión Europea y eso en si mismo es un valor. Por eso está recabando y obteniendo el apoyo de socialistas y republicanos. Y por eso resulta imperdonable que los militantes y simpatizantes de "Francia insumisa" el grupo de Mélenchon hayan optado por la abstención o el voto en blanco. Lo que está en juego este 7 de mayo no es solo el futuro de Francia sino el de Europa.


Fernando Jáuregui - El no tan caro reequilibrio del Estado

04.05.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Solamente desde un pacto a fondo, generoso, imaginativo, entre el Gobierno central, esté quien esté al frente, y los gobiernos autonómicos lograremos el reequilibrio del Estado, perdido tras años de abusos centrípetos y centrífugos. Hablo hoy, desde luego, del pacto presupuestario con el Partido Nacionalista Vasco, que, a base de un trato fiscal y económico que quizá otros podrían calificar de injusto, y otros llamaríamos poco transparente, permite sacar adelante, si nada imprevisto ocurre, las cuentas del Estado para este año.
Escucho algunos comentarios que dicen que el acuerdo con los vascos y, quizá, después con los canarios (para lograr el disputado voto del diputado Quevedo, de Nueva Canarias) "nos va a salir muy caro al conjunto de los españoles". Puede que sí: las "cesiones" sobre el pago del cupo van a ser ciertamente onerosas, parece -porque no nos dan datos demasiado concretos--. Puede que también un pacto fiscal con la Generalitat catalana, al que sin duda habrá que llegar algún día, redunde en detrimento de las finanzas andaluzas, extremeñas o cántabras -el pugnaz presidente Revilla amenaza ahora con demandar al Estado por los débitos con esta Comunidad--. Puede que así sea. Incluso puede que probablemente sea así: habrá que hacer muchos números. Pero me da la impresión de que la inestabilidad permanente, la falta de una contabilidad exacta de los dineros territoriales, los indudables abusos autonómicos y locales, habrán de costarnos, a medio y largo plazo, mucho más que los arreglos fiscales y económicos bilaterales a los que el Gobierno central tendrá que llegar para reequilibrar de una vez un Estado cada vez más desequilibrado.
¿Ejemplos? Hay muchos. No, no puede ser que el vicepresidente de un Gobierno autonómico que ha establecido decenas de "embajadas" por el mundo se lance por su cuenta y riesgo a recorrer, con el trompeterío mediático que suele, los Estados Unidos en busca de inversiones para "su" terruño. Y, por cierto, hablando de ese ridículo trompeterío: quien suscribe también visitó un día -pagándoselo de su bolsillo, claro-- al alcalde de Miami, don Tomás Pedro Regalado, gracias a la intercesión de unos amigos del "Miami Diario". Y obtuve lo mismo que Junqueras (y que todos los que visitan ese despacho municipal y a su inquilino): un papel declarándome "ciudadano honorario" de Miami. Nada de apoyos a reivindicaciones separatistas, como Junqueras ha pretendido hacer creer, tal vez para justificar el dispendio de su viaje inútil, siendo rápidamente desmentido por Regalado.
Pues eso: que basta ya de fraccionar el Estado en múltiples mini-estados que pretenden su propia política fiscal, exterior, de seguridad y, si les dejan, de Defensa, bordeando en ocasiones el ridículo y rayando en la guerra de taifas.
La Generalitat catalana, como lo ha hecho Ajuria Enea, tendrá que entender que una negociación bilateral, refrendada luego por otra multilateral en la Conferencia de Presidentes autonómicos y finalmente contando con el beneplácito de Europa, va a proporcionar muchos más beneficios a los catalanes que la pervivencia de esta estéril ficción que supone el "procés". Y el resto de los españoles tendremos que entender también, por fin, que los perjuicios de la guerra autonómica serán siempre mucho mayores que esos gastos derivados de un pacto. Yo, como periodista y como ciudadano, solo pido, a estas alturas, que esa negociación se haga con rigor contable y, por supuesto, con mayor transparencia que hasta ahora.


El rincón del soneto - CHICA SUPERPROGRE

03.05.17 | 12:05. Archivado en Salvador Freixedo


CHICA SUPERPROGRE

Fue una concursante de Gran Hermano,
saltó mucho de colchón en colchón,
es maestra de mala educación,
y ahora se encuentra mano sobre mano.

Nunca se va a la cama temprano
pues le gusta  la nocturna reunión
que termina con un buen revolcón
con el amigo fulano o zutano.

Como es “ni-ni” profesional, se aburre,
mas le encanta la vida de relajo;
lo de tener hijos ni se le ocurre

porque eso es tremendísimo trabajo.
Si alguien se casa con este esperpento
lo acompañamos en el sentimiento.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Al puzle de la corrupción le faltan muchas piezas.

03.05.17 | 12:00. Archivado en Magdalena del Amo


Al puzle de la corrupción le faltan muchas piezas y algo que, en mi opinión, es importante: saber quién tiene el dominio de la caja, para quitar o añadir piezas según convenga e incluso cerrarla y guardarla en el armario. Nunca fui amiga de los puzles, sobre todo los de tamaño gigante, y siempre he detestado los de barcos en alta mar, porque tenían demasiadas piezas de color azul, lo que hacía imposible saber cuál pertenecía al cielo y cuál al mar.

La corrupción lleva tiempo permeando en la sociedad de manera silenciosa, como lo hacen los isótopos radiactivos de los escapes y lluvias ácidas o como el humo obligado que inhalaban los fumadores pasivos en otro tiempo. El veneno invisible entra inadvertido y solo manifiesta sus efectos cuando ya no hay remedio. A nuestra sociedad le ha ocurrido eso. De pronto ha descubierto que está envenenada y que necesita cirugía, quimioterapia y un cambio radical.

En materia de corrupción estamos asistiendo a un espectáculo de sesión continua que hubiera sido impensable hace unos años. El que la hace la paga, dice Rajoy, excepto él, que parece nadar en el mar de la inmunidad y controlarlo todo desde su fortín inexpugnable. Hasta ahora le han salido bien las cosas, demasiado bien. Sus estrategias de manipulación le permiten tener tan controlado el rebaño de votantes que incluso se permite el lujo de ejercer de cínico y de mentiroso.

Las detenciones de los últimos tiempos, aparte de causarnos una inmensa pena, nos arrebata el respeto y la confianza natural y necesaria que el ciudadano debe tener en las instituciones. Un rey, un fiscal, un juez o un cargo electo deben tener perfiles éticamente intachables, deben ser personas de fiar. Todo lo contrario a lo que estamos viendo. Pensar que tanta gente a la que hemos considerado decente estaba amasando capitales en cuentas opacas de paraísos fiscales da mucho asco y hace que nos sintamos tontainas por haber creído en sus talantes, palabras y promesas. Rato, Blesa, Fabra, González, Soria, Barberá, el otro, el de más allá ¡y lo que te rondaré morena! son solo piezas de un mismo rompecabezas. Es que así es el sistema y así son las cosas. Lo que ocurre es que esto se sospechaba que ocurría, pero los gobiernos centrales, autonómicos o de grandes ciudades tenían tal simbiosis con los empresarios, las cajas de ahorros –eran los mismos, y así las dejaron— o incluso la justicia, que el pacto de silencio en el entramado era total e infranqueable, y las pruebas físicas, por tanto, difíciles de aportar. Los miembros de los partidos también lo sabían, porque eso se aprende ya en las “nuevas generaciones” del PP y en las “juventudes socialistas” del PSOE.

Las prevaricaciones y los cohechos, que se sustancian en cobro de sobresueldos, creación de chiringuitos, comisiones, recalificaciones en beneficio propio, privatizaciones, “maquinación para alterar el precio de las cosas”, creación de plazas de funcionarios ad hoc, oposiciones amañadas, y otro tipo de asaltos a las instituciones, forman parte de este sistema nuestro que acaba de chocar con el iceberg. Pero Mariano Rajoy y su equipo de fieles siguen, al son de la orquesta, diciendo insulseces ante los medios y echándose incienso los fines de semana, mientras el barco se hunde. No sé cómo tienen cara de seguir con sus discursos cansinos, dando lecciones de moral y de saber hacer. No olvidemos que, según los papeles de marras, Rajoy cobró sobresueldos, Soraya ídem… Luego, todos y todas –perdón, pero por si las dudas— deberán irse a sus casas. Pero no para que ocupen sus sillas los corruptos de Podemos, los de Susana o los oportunistas del río revuelto.
De las llamadas muertes del Gurtel nadie habla, y creo que son cinco o seis. Hay una especie de “omertá” en los medios, y el tema del sicariato –que está funcionando en nuestro país—ni se toca. El caso de López Madrid, el “compi yogui” de Leticia Ortiz, causa espanto. Ahí el sicario no era colombiano ni venezolano de ida y vuelta para matar, sino del submundo de la policía, que también tiene en sus filas elementos comparables al “negro Durazo”, el jefe de la policía de México en tiempo de López Portillo, capaces de lo que sea.

Parece que al “sistema”, que lo sabe todo, aún no le interesa poner al descubierto esa carta. Por eso decía que al puzle le faltaban piezas. Llama la atención que todo pase tan deprisa. Pero ¿por qué ahora, quién mueve los hilos para que esto ocurra? Es cierto que los partidos están formados por pequeños taifas o grupúsculos, que suelen matarse entre ellos y enviar los trapos sucios a la prensa, según convenga. Pero siento que en todo este juego falta algo: falta conocer la identidad del dueño o dueños de la caja del puzle. Es cierto que la facción poderosa-mafiosa del PP está lanzando a los miembros incómodos al despeñadero. Es la dinámica de siempre, pero hasta ahora estaba más presente la discreción y no era tan a las claras. Los negritos, más de diez ya, han ido cayendo, pero el terreno aún no está lo suficientemente despejado y hay que seguir aniquilando. En su optimismo enfermizo, Rajoy espera a que pase la tormenta, y así lo dijo en Uruguay. Para él, el hundimiento de su partido es solo eso, un simple problema meteorológico. Sabe por experiencia que tras la borrasca viene la calma. Él está esperando a que escampe y mientras tanto habla de economía, como si con dinero se pagara la inmoralidad, se construyeran los valores o se compraran indulgencias como antaño. No creo que esto se desmorone por la ambición de unos políticos ruines, ávidos de dinero y poder. Ciertamente, sin ellos no sería posible este caos tan bien organizado. Pero hay alguien más detrás de todo esto. El suprapoder que mueve los hilos, que maneja los tiempos y que pone las banderillas para que los toros embistan está en un periodo de actividad máxima. Su prioridad es crear caos, para después aparecer como salvador contra tanta corrupción y desorden.

Hay que decir que si esto ocurre con los políticos del PP, los socialistas son muchísimo peores y tienen más corrupción sobre sus cabezas que ningún otro partido. Desde siempre. Ahora tenemos el tema de los ERES y demás chanchullos andaluces, que es lo que más suena, pero echemos un vistazo a la hemeroteca, si nos falla la memoria, y refresquemos los casos de Roldán, Aida, Vera, Mister X… Y si hablamos de los Podemos y demás jauría, estos son ya corruptos de nacimiento y psicópatas no recuperables. Apunto como dato que su líder, el hidrófobo Pablo Iglesias, que siempre critica a las rentas altas, en el último año tuvo unos ingresos de 119.426 euros. Estos aún no han tenido ocasión de recibir comisiones de empresarios, pero las reciben de regímenes asesinos y totalitarios que matan de hambre a sus pueblos. No solo de hambre física, sino de hambre cultural y espiritual. Entre la corrupción del PP y el salvajismo de serie de estos politicastros de nuevo cuño, me quedo con la corrupción.

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
Directora de Ourense siglo XXI
periodista@magdalenadelamo.com
Suscripción gratuita
.


Más que palabras - El machismo mata y remata

03.05.17 | 08:42. Archivado en Esther Esteban


MADRID, (OTR/PRESS)

Una mujer de 44 años, y su hijo de 12, fueron ayer asesinados en Alcobendas en un nuevo caso de brutal violencia machista, con lo que ya son 26 las víctimas desde enero y 2017 va camino de convertirse en un año negro. ¿Cómo reaccionaría la sociedad si en vez de mujeres y niños las víctimas fuera jueces, periodistas o políticos? ¿Qué diríamos si al año se asesinará a setenta profesionales cualificados de cualquier sector o colectivo influyente? ¿La alarma social sería inmensa y aunque es cierto que nos hemos dotado de leyes para combatir este terrorismo doméstico algo falla cuando, lejos de disminuir, las víctimas siguen aumentando y cada vez son más jóvenes.
Les voy a proponer un ejercicio de agudeza. Lean atentamente estos dos textos. Texto número uno: Las mujeres siguen muriendo día día por la violencia machista. Otras siguen sufriendo en su vida y en la de sus hijos e hijas agresiones físicas y psicológicas y siguen viviendo demasiadas veces en silencio un infierno del que es difícil escapar. Desde este parlamento no olvidamos esta tragedia y gritamos que el machismo mata. En este momento el grito debe ser mayor para que la violencia de género no caiga en el olvido. Después del asesinato de tres mujeres en 24 horas, por ellas y por toda la mujeres asesinadas reafirmamos nuestro compromiso en el derecho de las mujeres a vivir sin violencia.
Texto número dos: Hay mujeres que siguen muriendo por violencia de género. Otras siguen sufriendo en su vida y en la de sus hijos e hijas agresiones físicas y psicológicas y viven demasiadas veces en silencio un infierno del que muy difícil escapar. Desde el congreso de los Diputados no olvidamos esta tragedia y denunciamos esta situación para que no quede en el olvido, cuando las últimas 48 horas se han producido tres víctimas mortales. Por ellas y por toda las víctimas anteriores, reafirmamos nuestro compromiso con el derecho de las mujeres a vivir sin violencia y manifestamos nuestra solidaridad y apoyo con sus familias.
Aunque los textos puedan parecen iguales resulta muy curioso observar las diferencias entre ambos. Primero hay que aclarar el primero de los textos fue elaborado por el PSOE y el segundo por el PP, en el Congreso de los Diputados, para denunciar que las últimas horas varias mujeres han muerto a manos de sus parejas. Si se lee con atención en el primero se habla de "las mujeres" mientras en el segundo se dice "hay mujeres". Además y en el mismo orden se señala en uno "hay que gritar que machismo mata", mientras en el otro, se afirma que "hay que denunciar esta situación para que no quede en el olvido". El texto socialista habla del "mujeres asesinadas" y en el del PP lo cambia por las "víctimas anteriores", y ademas este último tiene un recuerdo para las familias y el primero no. Aunque las diferencias pueden parecer imperceptibles, soy de las que pienso que cuando se trata de denunciar la violencia machista no se puede ser tibio. El machismo es machismo y el machismo mata y además hay demasiadas mujeres asesinadas en España y no hay que buscar sutilezas para explicar la cruda realidad.
Las mujeres llevamos años levantando la bandera del lenguaje no sexista y luego resulta que, a la hora de la verdad , nuestros/as diputados/as se enredan precisamente en el lenguaje que es como llevar el enfrentamiento partidista hasta las ultimas consecuencias. Digo yo, que si de lo que se trata es de condenar estos terribles asesinatos, lo mínimo que podrían hacer los dos partidos mayoritarios es entenderse también en la forma de hacerlo, pero el asunto es una prueba más de que, en este país, todo atufa a partidismo y enfrentamiento barato. Me pregunto qué hubiera pasado si ambos textos se hubieran intercambiado y presentado como propios a cada uno de los partidos. Seguro que sus señorías del PP o del PSOE lo hubieran dado el visto bueno sin rechistar y ese es el drama, que aquí la vara de medir es diferente sólo si proviene del adversario político. Si son los propios todo es "amén", pero si se trata de los ajenos la negativa esta servida.
Es posible que a ustedes todo este artículo les parezca que refleja un sucedido de última actualidad pero no es así, es solo un reflejo de un hecho que pasó hace casi dos años, pero he querido ponerlo hoy en valor porque todo se ha quedado en palabrería hueca y desde entonces ni se ha hecho nada ni se ha cambiado nada ni se ha movido nada nuevo desde el Parlamento y ahí nos duele. Mientras los partidos políticos se entretienen tirandose los trastos a la cabeza enfangados, en los últimos tiempos, en la ciénaga de la corrupción en este país siguen pasando otras cosas terribles y muriendo mujeres y niños porque el machismo sigue matando y rematando y nadie hace nada.


Julia Navarro - La moción de Iglesias

03.05.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID(OTR/PRESS)

En 1980 el PSOE era el principal partido de la oposición y presentó una moción de censura contra Adolfo Suárez. La moción fue rechazada pero en aquel debate quedó patente que el PSOE era un partido de gobierno, con un proyecto y con un líder de Felipe González políticamente consistente. Es decir tanto González como el PSOE sacaron réditos de aquella moción de censura.
En 1987 el PP a través de Antonio Hernández Mancha presentó una moción de censura contra Felipe González, entonces ya presidente de Gobierno, moción que perdió pero eso no fue lo importante. Lo más destacado de aquella moción es que Antonio Hernández Mancha demostró no tener ninguna consistencia política ni un proyecto para el conjunto de los españoles.
En el 2017 Pablo Iglesias ha anunciado una moción de censura contra Mariano Rajoy que naturalmente no saldrá adelante porque ni el PSOE, ni Ciudadanos ni el PNV, van a coronar a Iglesias como líder de la oposición. Así que Pablo Iglesias contará con el apoyo de sus confluencias y con algún grupo independentista pero nada más.
Pero la cuestión de fondo no es que la moción de censura pueda salir adelante, que es evidente que no y el propio Iglesias lo sabe.
Lo que Pablo Iglesias y Podemos se juegan con esa moción de censura es su liderazgo no solo en la izquierda sino en la oposición.
Es más, yo diría que se juega más el propio Iglesias que Mariano Rajoy.
Las mociones de censura como es obvio se televisan en directo de manera que los ciudadanos podemos asistir minuto a minuto a cuanto sucede y se dice en el Parlamento. Si Pablo Iglesias se sube a la tribuna como candidato a la presidencia del Gobierno los ciudadanos tendrán la oportunidad de evaluar sus condiciones no ya como líder de Podemos, que eso esta fuera de cuestión, sino como posible presidente, en el futuro, del Gobierno de España.
La carrera política de Pablo Iglesias puede estrellarse con la moción de censura o por el contrario puede convencer a los ciudadanos de que se puede confiar en él.
Si Iglesias convierte la moción de censura en un espectáculo de los que nos tiene acostumbrados Podemos, fracasará. Pero si es capaz de hilvanar un discurso serio y sobre todo capaz de llegar a todos los ciudadanos, sin exclusiones y sin dividir a la sociedad en buenos y malos, entonces la jugada le saldrá bien.
Depende de él.


Fermín Bocos - Odio sectario

03.05.17 | 08:42. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, (OTR/PRESS)

En Francia, a pocos días de la segunda y definitiva vuelta de las elecciones presidenciales, el debate político está subiendo de tono . Sobre todo en el ámbito de la izquierda. La ambigüedad de Jean Luc Melanchon, líder de la extrema izquierda neo comunista que no ha querido comprometer su apoyo a Emmanuel Macron, el ex ministro socialista que se enfrenta a la neofascista Marine Le Pen, está haciendo correr ríos de tinta.
En Francia la política apasiona. Los franceses despotrican contra los políticos pero llevan la política en la sangre. Las encuestas pronostican la victoria de Macron pero Le Pen está aprovechando el descontento de los desahuciados por la crisis -que es transversal-para predicar en feudos de voto comunista. Los extremos se tocan. Mientras otros políticos de la izquierda como el presidente Hollande o el ex primer ministro Manuel Valls han anunciado que votaran a Macron, la renuencia de Melanchon (se refugia en qué quiere consultar a las bases), suena a hipocresía. A reverberación del odio ancestral de los comunistas hacia los socialistas. Una pulsión tóxica que hunde sus raíces en las disputas de antaño por el liderazgo político de la clase obrera y que remite a episodios históricos siniestros. Al ningunear el voto al candidato que mejor representa los valores republicanos democráticos y europeístas frente a la candidata del Frente Nacional, una organización de extrema derecha que pretende sacar a Francia del euro y de la Unión Europea, los comunistas priman sus intereses de partido frente a los intereses generales del país.
Si Marine Le Pen llegará a ocupar el sillón presidencial del Elíseo, los comunistas se presentarían como la vanguardia en la lucha contra el neofascismo del Frente Nacional. Pero no lo hacen cuando pueden evitarlo.
Es la vieja consigna leninista que apuesta por el "cuanto peor, mejor". Pablo Iglesias hizo campaña por Melanchon participando en uno de sus mítines en París. También aquí, como se recordará, en ocasión de la investidura fallida de Pedro Sánchez, Podemos (Iglesias) negó su apoyo al candidato del Partido Socialista. Cambian los nombres y las circunstancias pero el odio sectario permanece.


Pedro Calvo Hernando - Metroscopia para rato

03.05.17 | 08:42. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, (OTR/PRESS)

Los resultados de la encuesta de Metroscopia en la Comunidad de Madrid pueden considerarse como la primera gran reacción ciudadana contra el huracán de corrupción que aqueja al partido gobernante. No quiero decir que hasta ahora los electores se hubiesen mantenido impertérritos, no, pero ahora es cuando dan ese gran paso que se esperaba y se exigía. Y ha sucedido en Madrid, que es el espejo de todo lo que ocurre en España. De manera que se imagina uno a Mariano Rajoy mesándose la ropa vacilando sobre la conveniencia o no de proseguir en su tradicional pasada por encima de todo y en su indiferencia aparente ante las grandes adversidades. Sin ánimo de exagerar, diría yo que Rajoy ahora sí tendrá que plantearse la necesidad de corregir sustancialmente su rumbo y atender a las claras demandas del electorado. O lo hace o ya puede darse por derrotado del todo en cualquier cita electoral o propuesta parlamentaria. Hubo un tiempo en meses anteriores en que confiaba en que Ciudadanos siguiera perdiendo posiciones, pero ahora parece que los de Rivera vuelven a morderle en su tradicional electorado. Y a lo mejor no habrá más vaivenes.
El otro gran derrotado en la encuesta es el PSOE, que pasa al último lugar de Madrid, cediendo un chorro de electores a Podemos, que pasa al segundo lugar, pisándole los talones al PP y convirtiéndose en gran triunfador junto a Ciudadanos, Y en un momento en que Pablo Iglesias es duramente criticado por los otros partidos por su plan de moción de censura contra Rajoy. Críticas que no parecen compartir los electores, a juzgar por los datos de Metroscopia, que no es una empresa de rojos revolucionarios. Ahora lo que Podemos esperará es un pasito más que lleve a que la suma Podemos-Psoe supere a la suma PP-Ciudadanos en Madrid, que todavía resulta ligeramente por encima. Y a nivel municipal madrileño, partiendo de la situación actual, no hay duda de que la izquierda conservará y aumentará su predominio. Y si los de Podemos de pronto abandonan esa manía por las peleítas, pues mucho más. Y a la derecha solo le faltaría que a Cifuentes alguien la quitara de en medio, cuando se ha convertido en su tabla de salvación, lo mismo que pasa con Gabilondo en el PSOE madrileño. Así que mucho ojo con lo que hacemos, muchachitos...


No te va a gustar - El "botón nuclear" que Rajoy no utilizará... por ahora

03.05.17 | 08:42. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

A partir de este miércoles, 3 de mayo, los plazos legales autorizan a Mariano Rajoy a disolver las Cortes y convocar elecciones. Ya ha pasado un año -¡y qué año!_ desde la última disolución, que dio lugar a las elecciones del 26 de junio. Rajoy tiene el "botón nuclear", que afortunadamente es solo electoral, listo para ser apretado. Pero, también afortunadamente, creo que no lo hará. No ahora, al menos, aunque algunas encuestas le sugieran que la corrupción pasada, que se ha hecho presente, afectaría, sin duda, a los resultados electorales; pero él, Rajoy, al frente del PP, libre ya de los Ignacio González y las Esperanza Aguirre, de los Zaplana y los Ruiz-Gallardón, volvería, con todo, a ganar unos comicios. Y, además, está convencido de que sacará adelante los Presupuestos, al menos estos Presupuestos para 2017, ahora que comienza el debate parlamentario sobre el tema.
Claro, el PSOE anda como anda, rebuscando federación por federación a ver si logra la victoria de Susana Díaz en las primarias -lo que es probable para La Moncloa, donde piensan que Pedro Sánchez puede ser la peor pesadilla, pero no seguro-. De Podemos creo que en los ámbitos del PP se piensa que al enemigo, cuando se equivoca, conviene no distraerle. Y en Podemos se registran errores sin cuento, incluyendo esa "oferta" de una moción de censura, un guante que nadie más ha recogido, para derrocar al Gobierno actual.
A Rajoy, por lo que ha hablado en sus encuentros "reservados" con periodistas que le acompañaron a Brasil y Uruguay, no parece preocuparle ni el afloramiento de los casos "pretéritos" --como siempre repiten desde el PP-- de corrupción en ámbitos muy señalados del partido; ni le angustia la "guerra de fiscales" que precisamente este miércoles se sustanciará en el Consejo Fiscal; ni cree en una debacle en Francia. El solo habla, o eso pretende, de "economía, economía, economía", como Julio Anguita solo quería hablar de "Programa, programa, programa". Al final, Anguita, hoy parece que asesor áulico de Pablo Iglesias, tuvo que aparcar su "programa" y Rajoy tendrá que afrontar otras cosas además de la buena marcha económica del país, que siempre es un buen consuelo, sin duda.
Porque el presidente, muy volcado ahora también en política exterior, tendrá que comparecer con presencias incómodas ante el Parlamento para referirse a la corrupción de su partido. Pero aún no hay fechas concretas para eso y, en todo caso, no parece fácil que ocurra antes del verano. Y, para entonces, habrá tenido que tejer un nuevo acuerdo político de cara al debate de los Presupuestos para 2018, que comenzará en otoño.
Y si, en esos momentos, el peor panorama se cumpliese -pero tiene, claro, que cumplirse-, es decir, si Sánchez hubiese ganado las primarias socialistas, si los nacionalistas vascos no renovasen su acuerdo presupuestario, si Ciudadanos no le renueva el contrato, si resultase que la instrucción judicial sobre el "caso Lezo", o el juicio Gürtel, arrojan nuevos nombres muy ligados a la historia del PP... entonces quizá el presidente acaricie su particular botón nuclear y se deje vencer por la tentación de apretarlo. Sabiendo que todavía podría ganar, que es algo que, lógicamente, como a cualquier político, como a todo quisque, le encanta. Pero eso, claro, no parece que vaya a ocurrir, si es que ocurre, antes del otoño y entonces, según la acreditada filosofía presidencial... entonces ya veremos.


Escaño cero - Mucho por reivindicar

02.05.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID(OTR/PRESS)

Más allá de la afluencia que pueda haber a las manifestaciones del 1 de mayo, lo cierto es que este es uno de esos años en los que hay mucho que revindicar.
Solo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor para ver como la crisis ha dejado en la cuneta a miles y miles de personas. Como quienes han cumplido los cincuenta y se han quedado sin trabajo previsiblemente no volverán a trabajar jamás. Vemos a tantas y tantas empresas que aún sin tener perdidas aprovecharon la excusa de la crisis para adelgazar sus plantillas, es decir para echar a algunos de sus trabajadores a la calle.
Todavía continua en el "exilio económico" muchos de nuestros jóvenes. Sí, jóvenes que una vez finalizados sus estudios se encontraron que en España no tenían ningún porvenir.
Por no hablar del estado de nuestra sanidad donde los recortes han sido cuantiosos afectando al personal sanitario y a los medios para curar. ¿Y las becas? ¡Cuántos estudiantes se han quedado en el camino estos años! Por no recordar que la Ley de Dependencia es solo papel mojado.
Y si, se empieza a crear empleo, pero empleo barato, es decir mal pagado. Lo peor es que acceder a un empleo se ha convertido poco menos en que a uno le toque la lotería por lo que nadie se atreve a reclamar mejores condiciones laborales y un salario digno.
El empobrecimiento de las clases medias es una realidad incontestable. Así que por si fuera en medio de todo esto venimos asistiendo al espectáculo maldito de la corrupción. A contemplar como unos cuantos políticos sin escrúpulos se enriquecían mientras la inmensa mayoría de los ciudadanos luchaba para llegar a fin de mes o se sumía en la desesperación por perder el trabajo.
De manera que si, que este año el 1 de mayo no puede ser solo una fiesta sino un grito para revindicar el Estado del bienestar, en definitiva un modelo de país donde no haya excluidos. Pues eso.


Rafael Torres - Otra moción es posible

02.05.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, (OTR/PRESS)

No sé si otro mundo es posible, pero otra moción de censura a Rajoy distinta a la de Podemos, sí. Posible y necesaria. Cuando la metástasis de la corrupción en el Partido Popular ha llegado a los extremos que ha llegado, a infectar la Administración de Justicia cual sospechan los investigadores y el juez que llevan el caso Lezo, no se entiende que la oposición, por muy timorata o complaciente con el PP que sea, como Ciudadanos, o por muy hecha unos zorros que esté, como el PSOE, no se coordine para presentar esa otra moción de censura que, entre otras cosas, desvelaría las verdaderas intenciones del partido de Montero e Iglesias al presentar la suya.
Que la endemizada, o, como se dice ahora, sistémica corrupción en/del Partido Popular le inhabilita moral y politicamente para gobernar en éstos momentos España, no ofrece dudas, a menos que el sectarismo más recalcitrante o la ciega querencia a unas siglas de sus incondicionales las ofrezcan, bien que en abierta contradicción con la lógica y con el interés general de la nación. Lo que sí ofrece dudas, sin embargo, es esa moción de censura de Unidos Podemos, planteada de aquella manera, sin el menor rigor ni contenido, sólo como una copa de cicuta que se ofrece al PSOE para intentar rematarlo.
¿Qué apoyos podría suscitar una iniciativa que parte de una organización que se dedica a insultar, despreciar y execrar a todo el mundo? Ninguno, como se ha visto, salvo el de aquellos que han venido al Congreso para dar la murga todo el rato con la cantinela de que se quieren ir. Rajoy puede estar contento y tranquilo con éste nuevo favor que le hace Pablo Iglesias, el de hacer inviable, siquiera a corto plazo, su finiquito como presidente del gobierno, cargo y función incompatibles, como se sabe, con la de dirigir un partido anegado por las aguas fecales de la corrupción.
No sé si otro mundo es posible, pero sí que una moción de censura al gobierno del Partido Popular construida desde un propósito coaligado de regeneración política y de zafarrancho general de limpieza, y no desde un maquiavelismo pueril, sí lo es. O sí debería serlo.


Fermín Bocos - El juego de Iglesias

02.05.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, (OTR/PRESS)

En la cúpula del PP estaban sin pulso político. Las revelaciones judiciales sobre el saqueo del Canal de Isabel II y la publicación de la cuenta de Ignacio González en Suiza les había colocado contra las cuerdas. Con Mariano Rajoy en América y sin explicaciones plausibles ante tantos y tan acumulados indicios de corrupción estaban acorralados. Y fue en ese momento cuando, inopinadamente, irrumpió Pablo Iglesias y trasladó los focos a otro lugar .
El recurso para recuperar el protagonismo mediático y político para el que parece vivir fue echar mano del instrumento más poderoso con el que cuenta un partido en un Estado que respete las normas y usos de la democracia: la moción de censura. PabloIglesias anuncia una moción de censura a sabiendas de que nuestro ordenamiento constitucional prevé que debe ser constructiva y que semejante imperativo obliga a presentar un programa de Gobierno y un candidato a la Presidencia. Requisitos sobre los que hasta la fecha Pablo Iglesias no ha revelado dato alguno, de lo cual se deduce que su objetivo al anunciar la moción no es tanto el que compromete esta previsión constitucional como crear un estado de expectación alrededor de de su persona. Iglesias en el centro de la vida política española.
El culto a la personalidad es una vieja tradición entre los líderes de los movimientos populistas. Desde el comunismo al fascismo pasando por el más cercano peronismo. La propuesta de Iglesias, condenada a la nada, puesto que no cuenta con el respaldo de ninguna de las fuerzas con las que podría conformarse un mayoría parlamentaria suficiente sirve a otros propósitos: interferir en las primarias del PSOE sembrando cizaña ; convertir a Pablo Iglesias en el eje de la crónica política española y, por último -cuestión nada menor-, desviar la atención de los medios de los episodios de corrupción que afectan al PP y dejan en la nada el discurso de la pretendida regeneración que proclama Mariano Rajoy. Entiendo que haya quien empiece a dudar del impulso político último que mueve a Pablo Iglesias. Son demasiadas las coincidencias.


Cayetano González - Atmósfera muy cargada

02.05.17 | 08:16. Archivado en Cayetano González


MADRID, (OTR/PRESS)

Lo que estamos viviendo en los últimos tiempos con los continuos casos de corrupción que en su mayoría afectan, aunque no solo, al PP, recuerda mucho al escenario que se dio a mitad de la década de los 90. En aquellos años sucedió lo mismo pero en ese caso con el PSOE y tuvo como corolario el desalojo del poder de Felipe González y los suyos en las elecciones de 1996, que fueron ganadas por el PP de Aznar con la regeneración democrática como gran bandera electoral.
Por lo tanto, parece pertinente plantearse la siguiente pregunta: ¿y lo de ahora puede acabar con Mariano Rajoy y el PP fuera de la Moncloa? La respuesta no es fácil, aunque vamos a intentar apuntar algunos datos que ayuden a formularla. Por un lado, el PP ha tenido la "suerte" de no tener enfrente una sólida oposición. El PSOE está inmerso, al menos desde que perdió el poder en el 2011, en una profunda crisis ideológica y de liderazgo, que nadie garantiza a día de hoy que vaya a ser superada tras las primarias para elegir secretario general que tendrán lugar el próximo día 21. En cuanto a Podemos, a ojos de muchos, su actuación política desde que llegó al Parlamento deja mucho que desear. Han optado por el espectáculo en la calle -el tramabus, las caceroladas delante de la sede del PP- y el casi nulo trabajo en las Instituciones. Su última "ocurrencia" de anunciar una moción de censura que no cuenta con ningún apoyo parlamentario importante -el PSOE y Ciudadanos ya han anunciado que no la secundarán- abundan en esa idea de la política espectáculo.
En ese contexto, Rajoy va sorteando como puede los diversos obstáculos que le surgen en el camino. Está a punto de cerrar un acuerdo con el PNV para aprobar los presupuestos de este año, lo que le daría bastante oxígeno para alargar la actual legislatura todo lo que quiera. En cuanto a los casos de corrupción que afectan a su partido, su discurso no se mueve de las coordenadas de que con su gobierno la justicia está actuando de manera independiente y que "el que la hace la paga".
El problema no es que Rajoy pueda salir vivo de esta cascada continua de casos de corrupción que afectan al PP. La cuestión es que el clima y la atmósfera se está volviendo cada vez más irrespirable y el hartazgo ciudadano hacia la clase política, no solamente no disminuye sino que va en aumento. Cosa distinta es que el castigo electoral a los partidos acosados por la corrupción, e insisto que no es sólo el PP, no sea el que seguramente se merecerían y en ello, habrá que decirlo claramente, algo de culpa tendrán los ciudadanos que siguen votando a esas siglas pase lo que pase. Eso no obsta para recalcar que la corrupción tiene su origen en las personas y que su erradicación tiene mucho que ver con el comportamiento moral y ético de las mismas, estén o no en la vida pública.


Luis del Val - Predicar y dar trigo

02.05.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, (OTR/PRESS)

De la paz, como del fútbol, habla todo el mundo. La diferencia es que hablar de la paz es incluso menos complicado que hablar de fútbol, porque pedir la paz te evita meterte en sistemas tácticos, alineaciones y otros compromisos. Pide la paz el Papa Francisco y el concejal de Podemos, aunque el Papa ha tenido la posibilidad de decírselo a una especie de Iman papal, y en su tierra, lo que indica más valor y relevancia, por muy relevante que sea para la Peña ser concejal de Podemos.
El problema estriba en que la predicación es muy descansada, pero luego hay que poner manos a la obra para que esa paz sea duradera y universal. ¿Es más eficaz dejar que el obeso tirano de Corea del Norte haga las pruebas nucleares que le vengan en gana o sería más eficaz acudir al lenguaje que entienden los matones? ¿Queremos un Ejército Europeo -"si vis pacem para bellum"- que preserve nuestras libertades y nuestro sosiego para no depender de Estados Unidos, o dejamos que el soberbio autoritario haga lo que le dé la gana y bombardee a nuestros vecinos, cuando le salga de la punta de su inacabable soberbia?

Desear la paz es sencillo y, además, tiene buena prensa, como desear que los ideales ecológicos se cumplan. Lo que sucede es que esos universitarios, que se ofenden mucho porque los agricultores matan con insecticidas a los pobres escarabajos que se comen las patatas, hacen una fiesta en la "facu" y dejan el recinto como si un ejército de guarros hubieran asolado el campus.
Es curioso que se conmuevan tanto por la suerte del buitre leonado y, a la vez se permitan convertir un espacio común en un muladar repugnante. Al fin y al cabo, el hombre es lo que hace, y como decía Sartre, responsable de sus actos. Y se le juzgará antes por el trigo que conceda que por los anuncios que haga.


Antonio Casado - Socialistas en capilla

02.05.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, (OTR/PRESS)

Preguntado el otro día en la tele el diputado socialista por Teruel, Ignacio Urquizu, sin dejar de reprobar al Partido Popular por los numerosos casos de corrupción que cursan pegados a las siglas del partido en el poder, puso en valor el sano funcionamiento del Estado de Derecho como resorte básico para depurar las responsabilidades judiciales y políticas que se derivan de los escándalos que están estos días en la mente de todos.
Preciso es recordar que el sociólogo Urquizu, una de las jóvenes figuras con más futuro en la nomenclatura del PSOE, es un firme defensor de la candidatura de la presidenta andaluza, Susana Díaz, a la secretaria agente real del partido. Dicho sea para tomarlo como referencia frente a las posiciones que los seguidores de Pedro Sánchez, otro de los pretendientes al trono de Ferraz.
Los defensores de la causa sanchista se están despachando a gusto estos días, por enésima vez, contra la posición abstencionista de los diputados del partido en la investidura de Rajoy. Ahora el pretexto se lo dan los casos de corrupción que salpican al Gobierno y al PP. El propio Sánchez marca tendencia. En sus mítines de los últimos días no pierde ocasión de lanzar la simpleza de que la dirección provisional del PSOE tuvo la ocasión de haber dejado fuera de juego a un partido corrupto y a un presidente que lo consentía.
Dale que te pego. Véase como el discurso del ex secretario general, que quiere volver a serlo de "rojo" y "plurinacional", sigue recostándose en el desquite, el resquemor y la idea falaz de que si todos los diputados socialistas se hubiera mantenido en el "no es no" a Rajoy, ahora tendríamos un PSOE más fuerte y en Moncloa a un presidente distinto de Rajoy. Pero si los socialistas hubieran obstaculizado la investidura de Rajoy las nuevas elecciones hubieran sido inevitables y ahora tendríamos un PP más fuerte y un PSOE más débil. Hasta las piedras saben eso.
"La confrontación orgánica nos mata" suele decir el ex secretario general, Pérez Rubalcaba, en implícito llamamiento a que la campaña de las primarias, sea "un debate civilizado donde predomine el diálogo entre nosotros". Me parece que no se le ha hecho demasiado caso.
Otro dirigente histórico como Nicolás Redondo Terreros, ex líder del socialismo vasco, ha acusado directamente a Pedro Sánchez de estar más motivado por ajustar cuentas pendientes (no para de remitirse a la forma en la que fue desalojado) que por una vocación real de reconstruir el partido. Lástima.


Fernando Jáuregui - No crea que "libertad de prensa" solo afecta a periodistas...

01.05.17 | 08:42. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

La verdad es que procuro siempre huir de comentarios sobre la celebración de esas "jornadas mundiales" que suelen ser inventos comerciales o de las Naciones Unidas para justificar su gris y tantas veces anodina existencia, en la que los conflictos del planeta se observan, pero nunca se resuelven. Esta vez, porque creo que los lectores tienen derecho a saber algunas cosas, haré una excepción y voy a referirme a esa jornada mundial de la libertad de Prensa, que la Asamblea de la ONU decidió, hace casi un cuarto de siglo, que se celebrase el 3 de mayo. Y es que me temo que nunca ha habido en España, y si usted quiere en el mundo, más medios de comunicación y, sin embargo, menos comunicación entre los representantes y sus representados. Nunca, o casi nunca en los tiempos democráticos, he apreciado menos transparencia entre los poderes y los encargados de transmitir a la opinión pública lo que ocurre, es decir, los medios: prensa, radio, televisión, redes sociales...
Decidí escribir esta columna el pasado sábado, en la surrealista -a él le hubiera encantado, sin duda_ ceremonia de cremación de mi amigo, un gran periodista llamado Miguel Angel Bastenier, que, como yo mismo, desdeñaba estas conmemoraciones "mundiales" que, decía él, no sirven para nada. Sé cuánto le indignaban algunas actitudes de partidos "emergentes" que insisten en no hablar sino con aquellos periodistas a los que creen que pueden convencer de sus postulados: ¿es eso libertad de expresión? ¿Lo es la circulación de "tramabuses" que todo lo mezclan, en medio del jolgorio mediático? Sé también cuánto le molestaban los tejemanejes en los palacios de gobierno -y de oposición-, donde se trata de prescindir de informadores molestos; no solamente en las grabaciones de Ignacio González con sus compinches se insulta con los peores adjetivos a los periodistas que cumplen con su obligación de no dejarse convencer, así, sin más, por las apariencias y por las protestas de honradez.
Quiero decir que en España, aunque con mayores cautelas y mucho más civilizadamente, y limitándose a los ámbitos privados, se comparten esas opiniones descalificatorias hacia los medios que tan grosera e impúdicamente exhibe ese recién llegado a los poderes que es Donald Trump, un tipo que, sin duda, dará grandes jornadas de gloria a los titulares de prensa, que siempre se acaban tomando la revancha. O esa Marine Le Pen, furiosa cuando el entrevistador no es tan dócil como ella, que afortunadamente creo que nunca llegará a la presidencia de Francia, país cuna de la libertad de pensamiento, hubiese deseado.
Sí, he escuchado en labios oficiosos (y oficiales) opiniones sobre algunos de mis compañeros que he tenido que frenar en seco ante mi interlocutor, aunque quizá otras críticas, sobre personajes muy determinados a los que me resisto a incluir en mi gremio, no pueda evitar compartirlas. Pero "ellos", algunos de ellos, a los diversos poderes me refiero, no quieren que cumplamos nuestra función crítica: quieren utilizarnos para difundir sus mensajes, para airear -y lo consiguen, vaya que sí_sus proezas "autobusísticas", la sal gorda dirigida al correligionario contra el que se compite. Quieren borrar esa definición sagrada de la noticia: "noticia es todo qquello que alguien no quiere que se publique"; lo demás se llama publicidad o peloteo. O algo peor.
Y ¡ay de ti! si no muestras el entusiasmo debido por el candidato, o por el candidato al que tu interlocutor impulsa desde la sombra: entonces llegarán, como le ocurrió a quien suscribe en el mentado crematorio con alguien que estuvo a punto de ascender a la cumbre, casi a negarte el saludo. ¿Es eso libertad de prensa, libertad de expresión? ¿Es una sociedad sanamente crítica a fuer de democrática?

No, no crea usted que eso de "libertad de prensa", que los periodistas celebramos, cada cual a nuestro aire, el próximo miércoles -a mí me han invitado, mis colegas cántabros, a participar en un acto público, en el que, desde luego, diré algunas de las cosas que hoy escribo aquí-, es algo que solamente afecta a los informadores. Porque la información es, debe ser, uno de los grandes valores para el ser humano. Sin información, nada somos. Y no crea, porque cada día ofrezcamos algún nuevo detalle del caso Lezo", por ejemplo, que este, el de los pactos subterráneos, el de las legislaturas ficticias, el de los comisarios -innombrables- maniobreros, el de los nombramientos cambalacheados, el de las maniobras fiscales y orquestales en la oscuridad, no crea, digo, que este es un país con una opinión pública informada. Hombre, aquí no matan a los periodistas como en México, ni los encarcelan como en Turquía, faltaría más. No, no nos matan. Pero a veces nos morimos, algunos, de asco.


Francisco Muro de Iscar - Un país para defender

01.05.17 | 08:42. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) Soplan vientos tan negativos en la política que parece que España es un desastre. Y seguramente a ello contribuimos los que escribimos en los periódicos o hablan en la radio, aunque esta voz sea mucho más moderada que los que intervienen en las tertulias de televisión, donde casi siempre importa sólo el espectáculo y donde los extremos juegan un papel de estrellas invitadas y preferentes.
Pero España es mucho más que la corrupción y las disputas partidistas, incluso que el desempleo mayúsculo que soportamos. España es el país cuya economía crece más en Europa y más que otros países mucho más potentes, incluido Estados Unidos, o economías emergentes como Brasil. Nuestra sanidad es un lujo por la calidad de las instalaciones y de los profesionales que la prestan. La educación tiene mucho que mejorar, pero llega a todos y las oportunidades de acceder a la Universidad son infinitamente mayores que en la mayor parte de los países con los que nos comparamos. Tenemos unas autovías y unas comunicaciones por AVE mucho mejores que las de los países de nuestro entorno. Nuestro sistema democrático tiene infinitas cosas que mejorar, al margen de acabar con la corrupción, pero nos ha dado los mejores cuarenta años de nuestra historia en los dos últimos siglos y una libertad y una estabilidad que nos han permitido ser ciudadanos y no súbditos. Las familias han sido el gran colchón de la crisis y siguen siendo un elemento sustancial de la sociedad. Los españoles son solidarios, tolerantes, respetuosos con la diferencia, integradores, creativos. Cuando hemos trabajado juntos, con el apoyo de la ley, pero sobre todo de la decidida voluntad general, hemos sido capaces de acabar con el peor de los terrorismos, el de los asesinos de ETA. Con la ley y con la unidad. Tenemos grandes científicos, a pesar de la falta de inversión, grandes artistas, grandes escritores, fantásticos deportistas. Muy por encima de nuestro tamaño y hasta de nuestra inversión. Y aquí, al menos todavía, no han surgido los movimientos extremistas que amenazan a media Europa ni hay barrios enteros marginales y marginados, al lado de las grandes ciudades. Formamos parte de Europa, circulamos libremente por todas sus naciones, con una moneda única y unas reglas de juego que dan seguridad y estabilidad. Incluso con sus muchos defectos.

Somos un país moderno y aunque algunos políticos y casi todos los partidos políticos no den la talla, podríamos tener un presidente como Trump, con sus cien días de ineptitud y de amenazas, o una candidata a la presidencia como Marine Le Pen y todo lo que supone. Sufrir el terrorismo como lo sufren países como Egipto, donde el Papa Francisco acaba de dejar claro que no es la religión la culpable de la violencia, sino el fanatismo permitido. Tener el lamentable record de ser el país con más ejecuciones del mundo, como Irán. O tener 17.000 sindicatos como en Brasil, un país rico donde la miseria convive con el despilfarro. O la India, donde se sigue permitiendo la existencia de las castas, aquí sí. Podíamos ser la Rusia de Putin, donde el comunismo ha sido sustituido por otro poder absoluto. Más vale que trabajemos juntos para mantener lo que somos y lo que tenemos, lo que hemos construido entre todos, para preservar la libertad y el sistema que nos ha hecho un gran país.


Viernes, 20 de octubre

BUSCAR

Síguenos