Opinión

Fermín Bocos - Sánchez como Sansón

31.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Las metáforas acuáticas suelen ser de mal agüero. Pedro Sánchez escogió la de la piscina con agua para ilustrar su voluntad de zambullirse en el torbellino de las primarias del PSOE. Elecciones para escoger un líder en las que, como se sabe, este partido centenario se juega bastante más que la elección de un nuevo secretario general. A la manera de Sansón, Sánchez comparece encadenado a las columnas del Templo de los filisteos. Sería indecoroso negar a los militantes socialistas que ya una vez le eligieron para el cargo que pudieran revalidarlo visto que posteriormente fue defenestrado por la conjura de los notables del partido. Sánchez tiene derecho a reivindicarse pero tengo para mí que debería ponderar el riesgo de fractura del partido que va implícito en su candidatura. Contra Patxi López, antiguo partidario suyo, Sánchez tiene todas las de ganar.
La candidatura de López, en su papel de alfil de los barones para favorecer las opciones de Susana Díaz, se ha quedado obsoleta. Al anunciar que está decidido a presentar batalla en las primarias Pedro Sánchez emplaza a la presidenta andaluza a decidirse y dejar de amagar. Sánchez la ha retado en su propio feudo escogiendo Andalucía para dar más sonoridad al gong del inicio del combate. Aunque la señora Díaz hace ver que todavía "no toca" anunciar si va a presentar batalla para hacerse con el liderazgo del partido, su decisión reviste gran importancia para el futuro del PSOE porque está muy dividido y una parte de la militancia parece haber sido reclutada para la furia. Nunca antes el PSOE había padecido una crisis de este calado y de ahí se deriva la incertidumbre acerca de cómo puede concluir el proceso de las primarias y si, conocido el resultado, remitirá el actual estado de crispación entre los militantes.
Por otra parte, a nadie se le escapa que el resultado de las primarias también traerá consecuencias para la gobernación de España. Si Sánchez triunfa, Mariano Rajoy no podría contar para nada con el concurso de los socialistas y tendría que poner en práctica el plan "B".
Fue diseñado al inicio de esta compleja legislatura en la que el PP no cuenta con mayoría parlamentaria absoluta y en esencia consiste en aguantar hasta mayo o junio y convocar nuevas elecciones. Por volver a Sansón: hoy por hoy, nadie está en condiciones de proclamar la verdadera fortaleza de las columnas del Templo.


Cayetano González - Vuelve Sánchez

31.01.17 | 08:16. Archivado en Cayetano González


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Dicen sus afines que lo que le movió definitivamente a presentar su candidatura para aspirar a liderar de nuevo el PSOE, fue el paso dado en la misma dirección por Patxi López, que todos interpretaron en su momento como un golpe letal a las aspiraciones que pudiera tener Pedro Sánchez. Pues bien, el hecho es que el defenestrado secretario general del PSOE en el convulso Comité Federal celebrado el pasado uno de octubre ha anunciado este pasado sábado, nada más y nada menos que en tierras andaluzas, que él está de vuelta y que si, que se presenta como el candidato de la militancia.
El "no es no" a Rajoy que acuño con tanto éxito hace un año por estas fechas caló y de qué manera en la militancia socialista. Hasta el punto que este va a ser su banderín de enganche en la lucha interna que se va a plantear de aquí a mayo en el seno del PSOE por hacerse con el liderazgo del partido. Susana Díaz, que todavía no ha anunciado oficialmente su candidatura, cuenta con el apoyo de gran parte del aparato orgánico del partido y de eso que se podría denominar otros "poderes fácticos" tanto internos como externos. ¿Será suficiente para ganar al candidato de la militancia? Porque lo que parece claro es que con el anuncio de Sánchez, quien ha recibido un golpe letal para sus aspiraciones es Patxi López.
Sin descartar que pudiera haber algún otro candidato "sorpresa" de última hora y sin descartar tampoco que Susana Díaz en su largo proceso de deshojar la margarita, opte al final por no presentarte -a ella lo que le hubiese gustado es la elección por aclamación- es evidente que el anuncio de Sánchez puede poner patas arriba, no sólo el tablero político del PSOE, sino el de la propia política nacional. Porque en el citado anuncio, Sánchez no escondió sus intenciones: quiere liderar de nuevo al PSOE para unir luego a la izquierda y de esa manera desalojar a la derecha del poder. Es decir, lo que el aspirante socialista está señalando es que su estrategia política y electoral pasa por un entendimiento con Podemos, con lo que quede de IU y con los partidos soberanistas de Cataluña. Dicho de otra manera: lo que ya intentó, sobre todo a partir de las elecciones de junio del pasado año y no consiguió.
Por lo tanto, en manos de los cerca de 180.000 militantes del PSOE está el futuro del partido. Algunos pueden pensar que eso es un riesgo, porque un militante no tiene por qué tener un nivel de información tal que le permita evaluar los pros y los contras de una u otra candidatura. Pero el hecho es que las primarias para elegir secretario general, que en sí es un acto de democracia interna muy fuerte, permiten eso: que sean los militantes quienes decidan y no los aparatos. Y en esa tesitura, siempre será mejor apostar por una mayor democracia interna de los partidos.


No te va a gustar - Aquí está pasando algo muy raro...

31.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Vaya por delante que ni quito ni pongo en lo referente a las informaciones que a continuación voy a comentar. Carezco de datos de total fiabilidad en torno a ellos y apenas, como periodista, puedo moverme en un entorno de hipótesis, rumores acaso interesados y conjeturas que solo me llevan a una conclusión: no puede ser simplemente casual que, de pronto, aparezcan noticias de distinta índole, desde luego todas negativas, relacionadas con un mismo personaje. Y ese personaje no es otro que el Rey emérito, Juan Carlos I, hombre al que la opinión pública adoraba hace apenas cinco años y a quien ahora se ha convertido en blanco de muchos disparos dialécticos y de no pocas operaciones que pudieran considerarse casi difamatorias.
Ya digo que no escribo esta columna ni para contrarrestar informaciones cuyo origen desconozco o no conozco suficientemente, ni para defender al ex jefe del Estado, que, a mi juicio, con sus claros y sus evidentes oscuros, ejerció muy satisfactoriamente su función durante casi cuatro décadas. Aludo a los pasajes oscuros, inicialmente nunca revelados, ahora no sé si magnificados o, simplemente, equivocados. Resucitar un antiguo y ya entonces divulgado caso relacionado con una famosa que ya ni siquiera ha dejado recuerdo me parece, cuando menos, sorprendente. Como lo es sugerir, desde ámbitos de investigación policial (o parapolicial) más que cuestionables, una vinculación del emérito con los turbios asuntos de la familia Pujol. O dejar caer que, en la actualidad, el jubilado Monarca -si es que un Monarca se jubila...-- se da la gran vida, siempre protegido en su "intimidad" por los servicios de inteligencia.
Porque, por cierto, los servicios de inteligencia, que a mi juicio dirige acertadamente el general Sanz Roldán, aparecen siempre por medio de todos los enredos: que si robaron un vídeo en casa de una actriz, que si chantajearon a un ex president de la Generalitat, que si ocultan algunos pasos y casos del que fuera jefe del Estado... Me pregunto si en el origen de todo esto hay una operación destinada contra quien fue Rey, contra la Monarquía -ahora que se avecina la sentencia contra el yerno y la hija de Juan Carlos I--... o contra la propia dirección del Centro Nacional de Inteligencia, cuya cúpula ha sido una vez más renovada por la vicepresidenta del Gobierno, con quien Sanz Roldán mantiene una muy buena sintonía. ¿Hay ambiciones y rivalidades relacionadas con los servicios de Seguridad que pudieran tener algo que ver en todo esto?

En todo caso, lo que no queda claro es invariablemente oscuro. Y no me queda sino presumir oscuras intenciones, no desde luego en quienes publican -podría ser yo mismo, si determinadas informaciones cayesen en mis manos: soy periodista, al fin, y es mi obligación--, sino en quienes difunden y filtran, por ejemplo, algunos informes policiales que llegan a las manos de algunos jueces que, entonces, ponen en marcha determinados procesos no siempre sujetos al ámbito estricto de los tribunales. Seguro que usted, querido lector, me entiende perfectamente, aunque ni usted ni yo entendamos muy bien qué se proponen algunos con todo esto, que no forma parte del negocio estricto de informar con imparcialidad, caiga quien caiga, que es en lo que se supone que estamos.


Escaño Cero - Desleales y cobardes

31.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Analizando el comportamiento de los líderes independentistas catalanes llego a una triste conclusión: su comportamiento es tan desleal como cobarde.
Desleal porque actúan de manera torticera para quebrar el sistema constitucional y cobarde porque niegan lo que hacen. Es más que evidente que el lenguaraz ex senador Santiago Vidal ha venido diciendo, si no toda la verdad, casi toda la verdad, al asegurar que la Generalitat se está preparando para el minuto de la independencia y para eso ya tiene prevista la lista con los datos fiscales de los catalanes o los jueces afines. El propio responsable de la Hacienda catalana ha admitido que efectivamente tienen una lista con los datos de los contribuyentes.
O sea que vienen conculcando las leyes pero luego lloriquean y se colocan el traje de victimas cuando como en el caso de Francesc Homs, se le llama ante los tribunales precisamente por saltarse la ley a la torera, en su caso organizando aquella fallida consulta sobre la independencia.
Siempre me ha parecido que la política del "apaciguamiento" es más contraproducente que eficaz, pero en cualquier caso lo que nadie podrá negar es que si de algo vienen pecando los gobiernos en España es de evitar cualquier confrontación con el nacionalismo independentista catalán aún a costa de que no cumplan las leyes.
Por más que Ezquerra se haya apresurado a hacer un apaño invitando a Santiago Vidal a presentar su renuncia al escaño del Senado, y por más que haya habido desmentidos con la boca pequeña, la verdad se va abriendo paso. Y es que no hace siquiera falta atenerse a las palabras del ex senador Vidal, solo repasando lo que arteramente se viene haciendo desde la Generalitat, es más que evidente esa deslealtad.
Sí, ya sé que hay palabras que son muy fuertes, pero hay hechos políticos que no tienen otro calificativo. Desde el independentismo catalán se tira la piedra y se esconde la mano y yo a esto le llamo lisa y llanamente cobardía amen de deslealtad. Las cosas como son.


Rafael Torres - La deriva del juez Vidal

31.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Parece mentira que el juez Santiago Vidal, que tanto ha defendido públicamente una porción de causas justas, se haya metido en una historia, la del secesionismo de Cataluña por las bravas, que necesariamente bastardea la esencia de su oficio, que no es otra que la salvaguarda, para bien de todos, de la ley. Suspendido de empleo durante tres años por redactar una Constitución para el estado catalán que los independentistas pretenden imponer en minoría al resto de los catalanes y al conjunto de los españoles, contrarios a la amputación, el juez Vidal ha matado el tiempo, al parecer, dando conferencias a los amiguetes trufadas de revelaciones que se ciscan en la Ley, en el Derecho, en la seguridad jurídica de los ciudadanos y, principalmente, en el sentido común.
Decía Azaña que en Madrid, a las 8 de la tarde, o dabas una conferencia o te la daban. Hoy en Cataluña, a cualquier hora del día, los llamados soberanistas te propinan alguna sin piedad, bien que con los medios actuales, particularmente las televisiones que controlan. Este juez Vidal, que tanto se ha significado en su carrera como demócrata en el sentido más admirable, como servidor del pueblo y defensor de sus derechos, en mala hora devino en padre de una Constitución que nada constituye y en conferenciante compulsivo e imprudente. Sus revelaciones de que la Generalitat roba los datos fiscales de los ciudadanos, de que a los Mossos les adiestra secretamente una potencia extranjera, o de que sabe cuántos y qué jueces están en la pomada secesionista, no es que no tengan desperdicio, sino que revelan el desperdicio de su inteligencia.
También es verdad, no obstante, que sería hipócrita llevarse las manos a la cabeza ante semejantes revelaciones: ¿Alguien duda de que el secesionismo iluminado, que controla casi todos los resortes del poder en Cataluña, idea constantemente y urde combinaciones de todo tipo para salirse con la suya? Lo que ha dejado claro Vidal es otra cosa: que en ésta burla a la soberanía nacional, a la integridad de España, se está llegando por caminos errados demasiado lejos.


Antonio Casado - Vuelve Sánchez

31.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Motivado por la urgencia de echar a Rajoy de la Moncloa y dar la voz a los militantes, vuelve Pedro Sánchez a la arena política. La que pisan sus propios compañeros, convocados a las elecciones primarias y el posterior congreso federal que acaben con la provisionalidad de la comisión gestora.
Visto así, el retorno de Pedro Sánchez reaviva las causas que provocaron la creación de esa gestora y la entrada en un periodo de interinidad. Se resumen en dos palabras: división interna. Un PSOE roto que, más de tres meses después, convierte la palabra "unidad" en leit motiv de los dos aspirantes al cargo de secretario general. El ya declarado, Patxi López, y la que se declarará a su debido tiempo, Susana Díaz. No es el caso del tercero en liza, Sánchez, cuyo acto de lanzamiento, en Dos Hermanas (Sevilla), no incluyó ningún llamamiento a la unidad del partido. Se limitó a justificar su decisión porque "es momento de comprometerse y dar lo mejor de nosotros mismos".
Mala señal. Nos presenta al dirigente de un sector que espera ahogar sus males en las aguas interiores, en detrimento de sus obligaciones respecto a los ciudadanos y, en especial, a sus votantes. Parafraseando a Felipe González, cuando recomendaba "ser socialista antes que marxista", a los seguidores de Sánchez les cuadraría la recomendación de ser socialistas antes de pedristas. Deberían aplicarse el cuento los cargos "intermedios" que han impulsado la candidatura. A saber: el valenciano Avalos, el andaluz Toscano y la asturiana Lastra.
Pedro Sánchez, que se erige en exclusivo representante de la militancia socialista, cayó en octubre pasado cuando el Comité Federal rechazó su apresurada intención de convocar las primarias y el congreso que le habilitaran para entenderse con populistas y separatistas. Según él, por evitar la continuidad de Rajoy en la Moncloa, haciendo valer su obstinado "no" a la investidura del candidato del PP.
Lo malo es que, en su reaparición, él y sus seguidores no parecen haber pasado página. Es como si el retorno de Pedro Sánchez nos llevara de nuevo al indeseable escenario de aquel comité federal que avergonzó a sus propios miembros. De hecho, hace unos días, Susana Díaz fue abucheada por partidarios de Pedro Sánchez a los gritos de "no es no" y "primarias, ya", inspirados en el reproche por "haber entregado el Gobierno a un partido corrupto".
Eso dicen los valedores de Sánchez, que ven a la presidenta andaluza, y no les falta razón, inequívocamente alineada con la comisión gestora del PSOE.
El propio Sánchez sigue interpretando la abstención socialista en la investidura de Rajoy, apadrinada por la gestora, como una claudicación ante la derecha.


El rincón del soneto - LA REVISTA EL JUEVES

30.01.17 | 11:30. Archivado en Salvador Freixedo


LA REVISTA EL JUEVES

Los fascistas de la revista El Jueves
en sus dibujos y en sus burdos cuentos,
no usan palabras, usan excrementos,
y por eso asomarte allí, no debes.

Mas si te gusta la peste y te atreves
a leer sus porquerías e inventos,
prepárate a ver chistes purulentos
con embustes fanáticos y aleves.

La revista es toda pura morralla,
y en cada página mal pus supura,
es un atraco a la sana cultura

y fruto de una mente muy canalla.
En cuanto a ideología es puro arsénico,
pero sirve para papel higiénico.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Francisco Muro de Iscar - El problema es la desigualdad

30.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) España va bien. No se alarmen. No ha vuelto Aznar -Dios no lo permita- pero España va mejor. Las grandes cifras macroeconómicas mejoran. El paro está por debajo del 19 por ciento, cifras que no veíamos desde hace casi diez años, al comienzo de esa gran crisis que Zapatero negó tres veces, hasta que cantó el gallo europeo y le obligaron a tomar medidas de austeridad. Las exportaciones siguen una buena marcha, la venta de coches también, el mercado inmobiliario empieza a respirar después del hundimiento, se reanima el consumo de las familias y basta darse una vuelta por las calles de cualquier ciudad española o por las carreteras cualquier fin de semana, para ver que hay otra alegría.
El problema es que sigue habiendo demasiados millones de parados que, aunque esto vaya bien, tardarán al menos ocho o diez años en tener una posibilidad real de empleo. Algunos, no todos, porque el propio mercado está expulsando simultáneamente a los jóvenes, sin oportunidades reales, a los parados de larga duración y a los mayores de 55 años. No hay políticas activas de empleo que se preocupen de estos colectivos que representan un importante porcentaje de la población y que, un año detrás de otro, ven cómo disminuyen sus posibilidades de encontrar un empleo. Ese es el gran problema, el crecimiento de la desigualdad. El 1 por ciento de los más acaudalados de España acumula el 20 por ciento de la riqueza., tres puntos más que antes de la crisis. Mientras la renta media de los hogares cayó un 18 por ciento -más de 5.000 euros- durante la peor crisis de los últimos setenta años, el 10 por ciento de los más ricos vieron cómo su patrimonio no sólo no sufría durante esos años, sino que se incrementaba un 15 por ciento.
Lo que ha crecido en estos años es la desigualdad que, en parte es hija de la precariedad del trabajo y de la imposibilidad de los jóvenes por construir una vida medianamente digna. Ellos han perdido mucho más en estos últimos ocho o diez años, pero sobre todo han perdido la esperanza, el futuro. Sin los padres o abuelos, la gran mayoría de los jóvenes españoles y aquellos que se han atrevido a formar una familia habrían entrado en la pobreza. El descenso de sus ingresos y de sus expectativas ha sido brutal.
En ese caldo de cultivo real, los populismos -de derechas, marxistas o socialistas, da lo mismo- encuentran naturalmente, un espacio perfecto donde desarrollarse. Y si los Gobiernos no actúan con rigor, prontitud y medidas urgentes, lo que se puede poner en peligro es el propio sistema. Acaba de decir Emilio Lledó que "vivimos en una sociedad de consumo en la que el consumidor ha sido devorado. Vivimos en exceso de las cosas inútiles". Y, simultáneamente, tratamos de ignorar, de tapar esa desigualdad creciente, insultante, que en algunos casos es extrema. O los Gobiernos atienden ese problema o la sociedad se partirá aún más. Si no fuera por la lucha fratricida por el poder y nada más que por el poder, que, en estos momentos vive la izquierda, desatendiendo principios y proyectos, la rebelión social podría volver a estallar. Hay que reducir urgentemente la desigualdad.


Carlos Carnicero - Sánchez, en éxtasis populista con los militantes

30.01.17 | 08:16. Archivado en Carlos Carnicero


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

Hay populismos con distintas etiquetas, pero tienen un mínimo común denominador: un caudillo que exige poderes sin control, una relación mística con la gente, el pueblo, las bases o los militantes, para devolverles el poder, que él regentará sin controles, y el monopolio de la verdad.
El populismo exige simplicidad como norma de conducta y como propuesta. Soluciones sencillas para problemas complejos. Ideal la época de Twitter, porque en 140 caracteres puede caber un buen eslogan, pero no una propuesta compleja y razonada.
El eslogan de Pedro Sánchez, en donde radica sintetizada toda su propuesta no puede ser más sencillo. "no es no". Ad infinitum.
Conviene analizar esa propuesta.
Significa negar legitimidad al Partido Popular para gobernar. Demonizarlo y pretende que cualquier acuerdo con él es maligno. Aunque el acuerdo contenga términos razonables.
¿Por qué no se puede negociar, pactar o abstenerse ante el PP?

Muy sencillo: porque se desarticula el proyecto de Pedro Sánchez. El "no es no" es categórico, cerrado, indiscutible.
La única forma, ahora mismo, de impedir un gobierno del PP es ganar las elecciones. Y eso Pedro Sánchez no solo no lo presenta como un objetivo, sino además sabe que es imposible.
¿Cómo se puede impedir gobernar al PP? Con un gobierno alternativo que solo tendría mayoría o la hubiera tenido, con Podemos y los nacionalistas catalanes.
Podemos le negó el apoyo y un acuerdo con los nacionalistas catalanes estaba detrás de la línea roja trazada por el Comité Federal del PSOE.
¿Qué ocurre?

En la línea inherente al populismo, Pedro Sánchez les pide a las bases, al pueblo, a la gente, a la militancia un poder absoluto. Si le quita el poder al establishment, a los barones y se lo da al pueblo, a la militancia y desaparecen los órganos de representación democráticos del partido, la relación con los militantes solo puede ser un éxtasis y una comunión que solo tiene forma de establecerse a través de referéndum. Los dictadores lo saben y los convocan, porque saben que es muy fácil manipular con respuestas simples a problemas complejos.
Empiecen a meditar que Donald Trump también quiere quitarle el poder al establishment para dárselo al pueblo.
Si puede, Pedro Sánchez va a dejar pequeño el populismo de Podemos.


La semana política que empieza - ¡Oh, Dios mío!: ¿más elecciones?

30.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

¿Elecciones a la vista, en Cataluña y también, quizá, en el resto de España? Han vuelto a sonar, ay, los tambores de guerra. Al fantasma de unas elecciones europeas que se complican en Francia, Alemania y Holanda, que quién sabe por dónde van a salir, se viene a unir ahora el de otra marcha a las urnas en nuestro país. Con lo que 2017, que prometía ser el año del remanso de paz y la reforma política al menos aquí en casa, puede ser otro año de inestabilidad.
Dice el socialista Miquel Iceta, que es probablemente el político catalán más profesional y que más sabe, junto con Oriol Junqueras, por dónde soplan los vientos, que probablemente este año 2017 habrá elecciones autonómicas en Cataluña. O sea, unas más: ya casi se repiten cada quince, veinte, meses. La aprobación por la CUP de los Presupuestos de Puigdemont ha sido el pistoletazo de salida hacia ese referéndum independentista previsto para septiembre, que, como será ilegal, no servirá más que para enturbiar las aguas ya pútridas y, por tanto, no dejar otra opción al molt honorable president saliente, Puigdemont, que convocar elecciones "plebiscitarias" (pero autonómicas, al fin) para el otoño.
Bueno, la apuesta de Iceta es verosímil, aunque pueden pasar muchas otras cosas, entre ellas que los no secesionistas catalanes se decidan a levantar la voz. O que, Dios mediante, se llegue a un acuerdo entre el Gobierno central de la negociadora Soraya Sáenz de Santamaría y la no tan irredenta Esquerra del mentado Junqueras, que sabe que no puede estar en manos de los minoritarios montaraces de la CUP, ni tampoco sacar adelante la independencia contra la voluntad del Estado.
En todo caso, ahí está el fantasma de las elecciones autonómicas catalanas. Y, por cierto, el de unas eventuales elecciones generales, ahora algo más creíbles tras los sucesos lamentables de este fin de semana. Claro que lo que quien suscribe califica como sucesos lamentables gira --insisto, según mi criterio--, sobre el anuncio del ex secretario general socialista Pedro Sánchez de que se presentará a las primarias para regresar al cargo. Un millar largo de simpatizantes en Dos Hermanas acogió el sábado este anuncio, que destroza cualquier intento de reconstrucción de un partido, el Socialista, imprescindible para el equilibrio político de España, desde luego Cataluña incluida. El ansia de derribar el templo con los enemigos dentro, aunque las columnas le aplasten, como a Sansón en su pugna con los filisteos, ha movido esta decisión de Sáchez, azuzada por la "traición" de Patxi López anunciando que él también se presentará a las primarias socialistas de mayo.
Con Sánchez, vuelve la amenaza del "no y no" a cualquier cosa que venga del Gobierno del PP; solo que ahora sería peor, porque una hipotética -y creo que virtualmente imposible- victoria del ex secretario general en las primarias rompería al menos en dos partes el histórico partido de Pablo Iglesias. Pero, entretanto, el rechazo al apoyo de los socialistas a los Presupuestos del PP se consolidaría, haciendo no descartable que Rajoy hubiese de convocar elecciones cuando puede hacerlo, en mayo -menudo mes de acontecimientos_ si no consigue sacar adelante las cuentas del Estado y para clarificar el nuevamente enrarecido panorama político español.
Claro que Rajoy es persona de pocas especulaciones, y forzarle titulares y avances es cosa imposible en estos tiempos de máximas cautelas: pues ¿no se han reunido los líderes del sur de Europa y no han logrado salir en las primeras páginas ni de los periódicos de Portugal, donde se celebró la "cumbre" y desde donde escribo? Nada, que ni el griego Tsipras, ni el "pato cojo" Hollande, son capaces de posicionar a Europa frente a la amenaza cierta de Trump. Y menos aún lo iba a hacer Angela Merkel, que ayer mantuvo una dicen que sosegada charla telefónica con el presidente norteamericano.
Así que si ni siquiera ante las realidades presentes, incluyendo el inminente congreso del PP, se puede hacer que Rajoy se decante, figúrese usted lo que sucede ante hipótesis de futuro, como en qué condiciones podría el inquilino de La Moncloa forzar un adelanto de las elecciones generales o si prefiere eso a mantener unos meses más los actuales Presupuestos en caso de no lograr los suficientes apoyos para unos nuevos. Personalmente, no creo en tal adelanto, pero tampoco creía en que Sánchez cometiese la locura de concurrir a sus primarias, o que los franceses eligiesen a "estos" candidatos, a derecha e izquierda, para combatir la amenaza de Le Pen. O, ya que estamos, cómo sospechar con antelación la amenaza que puede llegar del otro lado del Atlántico. O, por fin, cíteme usted a un solo comentarista que hubiese sido capaz de anticipar lo que ocurrió en España entre septiembre de 2015 y noviembre de 2016. Nada, que esta está siendo la era del fracaso de futurólogos, cronistas políticos y expertos en sondeos.
Lo increíble, en estos tiempos de locura, es lo más creíble, así que puede que no sea tan mala táctica la de Mariano Rajoy, el hombre que está demostrando ser quien mejor sabe, en toda la vieja Europa, callar, esperar, y no actuar, exceptuando en el "ranking" a su ya antigua amiga Angela Merkel, naturalmente. A esperar tocan, por tanto, que parece que nos llegan semanas de agitación sin paliativos.


El rincón del soneto - ESTOS DÍAS LAS UNIVERSIDADES

29.01.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


ESTOS DÍAS LAS UNIVERSIDADES

Estos días las universidades
ya no son las que imparten las lecciones;
las que enseñan son las televisiones,
y enseñan borreguismo y vanidades.

Se acabaron las sabias facultades
con catedráticos serios y empollones,
hoy dan clase en los platós los bribones
maestros de incultura y vaciedades.

Por eso con tales catedráticos
que son tan solo maestros de pega,
incultos, malhablados y antipáticos,

tenemos una sociedad borrega,
ayuna de buenas formas, y lega
en todos los valores democráticos.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


A vueltas con España - Pedro Sánchez juega fuerte

29.01.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, (OTR/PRESS)

Pedro Sánchez ha movido ficha. Se presenta. "Seré vuestro candidato a la secretaría general del PSOE", dijo en la tierra de Susana Díaz, su gran adversaria interna, ante un auditorio -más numeroso de lo previsto- que esperaba ansioso el anuncio. Sánchez estuvo arropado por Francisco Toscano, el alcalde de Dos Hermanas -feudo de los socialistas desde hace décadas-; el diputado nacional Odón Elorza; el que fuera candidato a la Secretaría General del PSOE José Antonio Pérez Tapias, ahora a su lado, y la diputada asturiana Adriana Lastra. Cada acompañante significaba un mensaje: Toscano, un andaluz frente a Susana Díaz; Elorza, un vasco alternativo al otro candidato, Patxi López; Pérez Tapias, un socialista andaluz situado a la izquierda, y Lastra, una socialista de la tierra del presidente de la gestora, Javier Fernández.
El aparato de la gestora del PSOE se guarda la carta de Susana Díaz. Alguien echó por delante a Patxi López, con la intención de que éste erosionase la influencia de Pedro Sánchez, para disuadirle de ser candidato o, en el peor de los casos, para dificultarle su crecimiento hacia la centralidad del PSOE. De ese modo, alguien creyó que podría ningunear a Sánchez para, más adelante, lanzar mensajes de unidad que Patxi López debería saber entender para mayor gloria de Susana Díaz. Un esquema clásico de la vieja política que está por verse si funciona en la nueva política. De entrada, Pedro Sánchez juega fuerte y ya veremos cómo acaba.
Tal vez el principal problema que se le viene encima al PSOE es de unidad, tanto en el discurso como en su liderazgo. Entre Susana Díaz y Pedro Sánchez existen a día de hoy profundas diferencias ideológicas, de nivel similar al de sus diferencias personales, que también pesan lo suyo. Pero Susana Díaz tiene la ventaja de representar al único socialismo que tiene muchos votos en España: el andaluz. Es verdad que cada vez menos, pero más que cualquier otro barón. Lo que le falta a Susana Díaz en la mitad norte de España lo tiene en alguna medida Patxi López, de ahí que alguien pensase en él para la jugada de frenar a Pedro Sánchez.
El PSOE triunfó y supo conducirse cuando el socialismo andaluz y el catalán fueron de la mano. No es el caso de ahora, en el que el socialismo andaluz reniega del catalanismo, lo cual le ofrece una ventaja a Pedro Sánchez. Pero a día de hoy el PSC no pesa lo suficiente como para ser una alternativa al socialismo andaluz dentro del PSOE. Lo normal en estos casos en los que nadie controla la situación es pactar las diferencias: construir un nuevo relato y tal vez incluso una nueva cultura política dentro del PSOE. Los tiempos del andaluz Felipe González y el catalán Narcis Serra quedan ya muy atrás, incluso la era de Zapatero y Maragall ha quedado superada por los acontecimientos. Es preciso que el PSOE encuentre un nuevo modelo, sin mirar atrás.


Siete días trepidantes - Los personajes (no ministros, claro) clave

29.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Acaso demasiados años de observación desde la barrera de los acontecimientos políticos me han convencido de un hecho que considero irrefutable: las personas son lo más importante, mucho más que las propias organizaciones y, desde luego, que las regulaciones, para el desarrollo de las instituciones y, en definitiva, para el buen gobierno de los ciudadanos. No es lo mismo un Rey, aunque reine pero no gobierne, que otro, ni un presidente del Ejecutivo que otro, ni un ministro/a de Defensa que otro/a, por ejemplo. Pero, al margen de los nombres y rostros más conocidos, el arquitrabe del Estado se compone de muchas figuras que, de alguna manera, nos representan, rigen sobre la sociedad civil y hacen, en definitiva, que las cosas sean de una manera o de otra. Y no quiero ya, ay, hablar de ciertas figuras del panorama internacional, que llenan de aprensión a las cancillerías de medio mundo y a los periódicos de todo el planeta; dejémoslo por hoy, pero claro que no es lo mismo, por muchos contrapoderes que usted quiera colocar, un presidente del país más potente del mundo que otro. Temo que lo hemos de ver.
Y, entonces, refugiándonos apenas en el panorama nacional, destaca que figuras de la endeblez de un ya ex senador de Esquerra y ex juez sectario hacen incluso tambalearse la Generalitat catalana, sometida a su propia máquina de la verdad (o de la mentira); o el proyecto de designar presidente del Tribunal Constitucional, nada menos, a alguien a mi juicio claramente inadecuado para (volver a) prestigiar tan importante institución ha provocado un revuelo político-jurídico que no ha tenido el suficiente eco, a mi entender, porque, como casi todo lo relevante en este país nuestro, se ha mantenido en las alcantarillas de la semioscuridad. O ya ve usted en qué deparó el creo que afortunadamente breve mandato en uno de los dos principales partidos nacionales de un personaje que sigue recorriendo las Españas sin recapacitar en la verdad de aquello de "non bis in idem". Y, siguiendo con los ejemplos sin nombre ¿acaso cree usted que es baladí la pugna entre dos personalidades que se dicen tan amigas, pero tan encontradas, en una formación emergente que anhelaba corregir la plana a la Vieja Política?

Pues claro que no. Que no solamente de reyes, presidentes y ministros (y alcaldes y alcaldesas) dependen el bienestar, la confianza y la seguridad jurídica de la ciudadanía. ¿Cómo va a ser lo mismo un delegado del Gobierno en Cataluña que otro, un molt honorable president que otro, una viceresidenta del Gobierno central que otra, una secretaria general de un partido en el poder que otra/o? Pues eso es lo que yo digo: que, por ejemplo, los servicios secretos no funcionaron siempre igual (de bien, quiero creer) bajo un mandato que otro, ni los medios públicos de comunicación, ni el Instituto Cervantes, ahora tan bien encauzado, por poner ejemplos de toda guisa.
Y esa ha sido, y me inclino a pensar que ya no lo es tanto, aunque siga siéndolo, una de las tragedias de nuestra España: que no siempre ha estado, ni está, "the right man in the right place", como reza el aforismo que tan bien ha sentado a las instituciones norteamericanas (hasta ahora, digo). El dedo designador, tantas veces acuciado por enchufes, cuñadismos, tráficos de influencias o corruptelas, se equivoca, sin duda, mucho más que los electores, aunque ya veamos lo que está pasando en Estados Unidos, o en esa Francia escandalizada por los "desvíos" de su candidato presidencial de la derecha o los extremismos del de la izquierda. "Las personas, amigo, son las personas lo que cuenta", le atribuían algunos, espero no equivocar esta única "negrita" de la crónica, a Jefferson. Y ahora, en estos momentos, en este país, el nuestro, estamos pendientes de relevos, designaciones y elecciones internas verdaderamente clave. Porque no son iguales unos que otros. Ni muchísimo menos.


Carmen Tomás - Otros muros menos visibles

29.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

Se está hablando mucho estos días de muros, de muros que separan naciones. Trump quiere aumentar en tamaño y número de efectivos que vigilan el que ya existe entre Estados Unidos y México. El país centroamericano se queja, pero se olvida del que les separa de Guatemala. Los que más chillan en España no hablan de los que en nuestro país tenemos instalados en Ceuta y Melilla. Todos son visibles y su objetivo es controlar la llegada de indocumentados. Pero, hay otros muros de los que muchos de los que han levantado su voz no hablan. Y están en nuestro país. Son muros vergonzosos que se han levantado con normas y legislación entre los propios territorios de España. Por ejemplo, con el castellano en Cataluña. O con la sanidad en muchos lugares.
Estos días se ha sabido que la Junta de Andalucía ha pedido al Ministerio de Hacienda y Administración Pública que dirige Cristóbal Montoro que todas las comunidades autónomas se pongan de acuerdo a la hora de fijar los tiempos de convocar la oferta pública de empleo para Sanidad y Educación. La Junta de Andalucía cree que de esta forma se frenaría el efecto llamada, es decir se impediría que los interesados acudieran indistintamente a las oposiciones de cualquier comunidad autónoma. Son miles de plazas que la Junta quiere que se las queden andaluces y que no vengan gallegos, madrileños o extremeños a cubrirlas.
Precisamente, la presidenta de Andalucía fue la que más se quejó en la reciente Conferencia de Presidentes de las políticas de la Comunidad de Madrid, sobre todo en materia de impuestos. Díaz llegó a decir que Madrid era un paraíso fiscal y que hacía dumping fiscal. Negaba así a una comunidad a asumir responsabilidad -en este caso fiscal- en la toma de decisiones. Cifuentes no puede decidir, porque gestiona de forma más eficaz el gasto, bajar los impuestos. Sin embargo, Díaz sí puede, sí quiere, impedir que un madrileño se presente a unas oposiciones en Andalucía. Supongo que tampoco los andaluces podrían presentarse a oposiciones fuera de su tierra. En fin, aparte de que el ministro Montoro lo permita o no o al final lo tumben los tribunales de justicia, lo que queda clara es la incoherencia y la endogamia que se gasta la aspirante a liderar el PSOE, a la que más le valdría analizar en serio por qué Andalucía, que tiene los impuestos más altos, está peor en empleo, en atracción de empresas e inversiones, en educación y sanidad, en lugar de pretender muros que impidan la movilidad, en este caso laboral, entre españoles.


Victoria Lafora - Fulminado por lenguaraz

29.01.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, (OTR/PRESS)

ERC no se anda con miramientos y ha "invitado", de manera fulminante, al senador Santiago Vidal a renunciar a su acta en la Cámara Alta, apartándole de la dirección de la formación republicana.
Resulta chocante que la gente de Oriol Junqueras no tuviera noticia de que, desde hace tres meses, este juez, suspendido de sus funciones en la magistratura por redactar el texto constitucional de la independencia de Cataluña, iba diciendo verdaderas barbaridades en sus conferencias.
En su relato sobre las actividades del Ejecutivo de Puigdemont, socio de ERC en la Generalitat, describía flagrantes irregularidades que han llevado a la Fiscalía a abrir una investigación.
Es bastante inverosímil que ningún militante de base de ERC, asistente a las charlas, hiciera llegar a la dirección la descripción de cómo Junts pel Si se ha hecho con los datos fiscales de los ciudadanos catalanes para su nueva Hacienda independiente, o como han elaborado un listado con los jueces afines al "proces" y los que se tendrán que marchar de Cataluña.
No deben tener todavía en funcionamiento un centro de inteligencia, porque se han enterado de la noticia por El País.... Parece ser que el más preocupado es él responsables de "Exteriores" de la Generalitat, Raúl Romeva. Según contaba el lenguaraz ex senador Vidal, había ya pactado con la Alianza Atlántica, esa que Trump pretende abandonar a su suerte, la permanencia de Cataluña pese a la independencia. No precisó si el pacto incluía la aportación de fuerzas armadas a las operaciones internacionales.
Pese a lo chusco del relato, la Generalitat no se lo ha tomado a broma y avisa que realizará una auditoría para demostrar, sobre todo, que no cuenta con datos fiscales de los contribuyentes catalanes, lo que sería un delito. Algunos vecinos de Barcelona han acudido a la Plaza de San Jaume a pedir explicaciones.
Dicen en ERC que el ex senador ha pecado de afán de notoriedad, pero la desconfianza surge por su participación en la elaboración de la Carta Magna de la independencia. No se elabora un proyecto de Constitución sin tener amplios saberes sobre el funcionamiento del futuro Estado. Y una de las primeras leyes de la desconexión, que el Parlament ha intentado desarrollar, es la de la Hacienda Pública catalana. Puede, por tanto, que no todo lo dicho por el ex senador sea verdad, pero algo de cierto debe haber.
Por la celeridad del cese, pese a que Vidal se jugó su puesto en la magistratura para ayudar al "proces", se percibe la preocupación en las filas republicanas. Cuando Puigdemont ha anunciado que se va dentro de un año y el panorama electoral no es muy halagüeño para Junts pel Si, la sustitución del President podría llevar a Oriol Junqueras, por fin, a dirigir la Generalitat.
El relato de las maniobras bajo cuerda del juez Santiago Vidal resta épica a la lucha por la independencia. Si a eso se suma el fiasco de Puigdemont, recibido con displicencia en su conquista de la Unión Europea, los augurios no parecen demasiado favorables en esa batalla por la imagen en la que tanto han invertido los independentistas catalanes.


Fermín Bocos - La lluvia de Rajoy

28.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

Por obra de las inclemencias meteorológicas (frío, nieve, viento, etc.), en los últimos días se ha incrementado mucho el consumo de energía eléctrica. En paralelo -¡qué casualidad¡- el precio de la luz alcanzaba cuotas nunca antes vistas. A determinadas horas de día, hasta cien euros por megavatio. Triste récord que describe un abuso por parte de las compañías suministradoras que a lo que se ve actúan sin complejos. Los ministros cambian. Las eléctricas, no.
Soria intentó enterarse de lo que hacían y poner algo de orden pero fracasó. Su sustituto, Nadal, a juzgar por lo que dijo en su comparecencia en el Congreso confía en que la solución venga de la mano de una mayor utilización de las centrales de ciclo combinado que emplean gas para generar electricidad. Pero se quedó ahí: "confiando", que como la propia naturaleza del gerundio señala es una acción que no está definida ni por el tiempo, ni el modo, ni la persona. Es decir que seguiremos pagando la luz al precio que quieran ponerla.
El ministro se queda el gerundio pero quien nos ha dado la medida de los desvelos del Gobierno para acotar el problema del abusivo precio de la luz ha sido el propio Mariano Rajoy. Preguntado por el asunto, su respuesta ha sido para enmarcarla. "Va a llover. Han anunciado que va a llover y eso dará lugar a una bajada". Como remate de tamaña displicencia nuestro primer ministro se cobijó bajo un mantra que se quedó sin réplica: "No todo en esta vida depende del Gobierno". Todo no, la cuota de impuestos que gravan las tarifas eléctricas: sí. Sí porque depende del Ejecutivo y de otras instancias administrativas. Hay un viejo aforismo que asegura que pensamos como vivimos y en el caso de Mariano Rajoy es evidente que jamás en ninguna circunstancia tuvo que preocuparse por el recibo de la luz.
Pero eso no le exime de la exigible empatía que todo gobernante debiera profesar hacia sus conciudadanos. Sobre todo con los más desfavorecidos. Junto al incremento de los desahucios, otro de los escenarios traídos por la crisis es la llamada "pobreza energética". Eufemismo que cobija una realidad muy dura: miles de personas no tienen recursos para calentar sus casas y hacer frente a las consecuencias de la ola de frío. Decirles a ellos y al resto de los españoles que como remedio ante unas tarifas eléctricas a todas luces abusivas, lo único que procede es mirar al cielo y esperar a que llueva es peor que una displicencia. La palabra es otra. Se la dejó al lector.


Andrés Aberasturi - El 17 de junio toca golpe de estado

28.01.17 | 08:16. Archivado en Andrés Aberasturi


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

¿Se ha vuelto loco el ex juez y hasta ahora senador de ERC Santi Vidal? No se sabe pero hasta ahora todos los datos apuntan que mantiene el juicio pese a unas declaraciones que parece que han sorprendido a muchos, declaraciones, además, realizadas en conferencias de tono coloquial (según el señor Silva) y organizadas por la propia ERC y en las que, para resumir, deja claro que: el Govern tiene de forma "ilegal" los datos fiscales de los catalanes, que dispone de una partida camuflada de 400 millones de euros para construir estructuras del Estado, que investiga a los jueces establecidos en Cataluña, que un gobierno extranjero no europeo está formando a los Mossos en materia de contraespionaje, que el consejero de Exteriores, Raül Romeva, tiene un "preacuerdo" para que una Cataluña independiente, sin fuerzas armadas, participe en la OTAN, y que 11 estados de la UE apoyarán una declaración de independencia. Puesto así, todo seguido, no es de extrañar que hayan saltado todas las alarmas no sólo sobre la verdad o mentira de lo dicho por el ex juez sino sobre su "extravagante" forma de comportarse. Nunca se sabe, pero el hasta ahora senador Vidal ha dejado de serlo inmediatamente y nadie le saluda ya cuando hace sólo unos meses era la estrella que había participado en la redacción de la futura "Constitución" de la república catalana. Y lo mejor de todo es que estoy convencido de que el ex juez contaba estos secretillos en sus coloquiales conferencias -insisto: organizadas por la propia ERC- no como una acusación sino para explicar a los mortales cómo se hace el proceso hacia la independencia, asunto que ya había bordado el periodista Vicent Partal, no sé si miembro o simpatizante de la ANC -ver vídeo en youtube-.
El golpe -según Partal- será el 17 de Junio de este año: "Todo estará preparado: dónde se imprimen los pasaportes, cómo se ponen los Mossos en la frontera con Andorra, cómo hacemos circular los trenes fuera de la autoridad española, cómo obligar a los bancos a pagar al gobierno legítimo del país..." y así un largo etcétera de despropósitos la mayoría absolutamente disparatados que culminan con una pregunta que se hace y se contesta el propio Partal: "¿Cómo se hará todo esto? Pues muy sencillo, el gobierno de Cataluña dirá a todos los bancos: escuche (sic) la cuenta corriente donde nos debe ingresar es esta. ¿Y si no obedecen? Pues el ministerio de Economía tendrá la facultad de retirar la cédula bancaria de aquel banco y que no pueda operar en Cataluña y verás tú que rápido se cuadran". No es fácil imaginarse ni a La Caixa ni a los grandes bancos "cuadrándose" ante el temor de no poder operar en Cataluña pese a que la mayoría de su negocio está fuera de allí; pero en fin, todo es posible.
Por eso digo que ya no se disparatan estos personajes o se limitan a ser portavoces de los disparates de algunos iluminados: Cataluña en la OTAN, 11 estados de la UE recociendo la independencia... Pero no debería ser una sorpresa. Ya se filtró en su momento como la ANC tenía preparado como debería ser el ejército de Cataluña y fue tan escandaloso que retiraron oficialmente la comisión encargada del asunto aunque sigue viva bajo otras siglas: la "Sociedad de Estudios Militares (SEM)" para no comprometer al conjunto de la ANC. Es todo tan absolutamente onírico que ya no sé si realmente el sueño de la independencia en lugar de producir sentimientos produce monstruos.


Fernando Jáuregui - El automovilista solitario

28.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

Estamos ante una nueva aparición de Pedro Sánchez, ahora en una localidad sevillana cuyos militantes socialistas dicen que son esencialmente hostiles al liderazgo de Susana Díaz, que andará a esas mismas horas de "gira preelectoral interna" (uufff*) por la provincia de Cádiz. Pocos kilómetros de distancia física y muchos de diferencia no ideológica, sino estratégica. Los medios vamos a ocuparnos bastante de ambos, de lo que digan, de sus proclamas acerca de la necesaria unidad en medio de la ruptura... y el caso es que aún ignoramos si uno y otra van a presentarse o no a unas elecciones primarias en el PSOE que ya tienen fecha, mayo. Pero no otro candidato oficializado aún que Patxi López, que ha saltado el primero al ruedo y contra el que ya se han lanzado algunos miuras caseros y varios vitorinos del lado contrario: todo son lanzadas contra el ex lehendakari y ex presidente, efímero, del Congreso de los Diputados.
O sea, que el PSOE, que sigue siendo el segundo partido de España, el que, aunque sea con ayuda de otros, gobierna en autonomías como Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, Comunidad Valenciana, Asturias y Baleares, es un gigante con pies de barro y cabeza a pájaros. Y la presencia, dicen que irritada y vengativa, de un Pedro Sánchez que es como un niño enrabietado con una caja de bombas, recorriendo distintas agrupaciones al volante de su automóvil, no contribuye precisamente a aquietar las aguas en el partido que fundó, hace ciento treinta y ocho años, Pablo Iglesias (Posse, no confundir con otros).
Me aseguran quienes han hablado a fondo y cara a cara recientemente con él -pocos periodistas pueden acceder ahora a su entorno- que Sánchez se ha irritado tanto con ese lanzamiento al ruedo de su ex seguidor Patxi López, a quien por lo visto llama "traidor" sin ambages, que habría vencido sus últimas dudas y ahora se decanta(ría) por presentarse a esas primarias frente al vasco y quién sabe si también frente a la andaluza. Perdería yo así varias apuestas; me resultaba, y me resulta, difícil creer que Sánchez se meta en una confrontación que perderá con seguridad y en la que el oleaje interno en el PSOE se va a encrespar mucho más.
Porque lo cierto es que el ex secretario general del partido hasta el pasado 1 de octubre ni se habla con muchos, ni muchos, en la histórica formación, le hablan. Las relaciones entre él y personajes como el presidente de la gestora, Javier Fernández, o los presidentes automómicos Lambán, García-Page, Fernández Vara o, claro, Susana Díaz, están rotas, como lo están con Alfonso Guerra, Felipe González, Pérez Rubalcaba, Ramón Jáuregui o la mayoría de los "históricos" a los que tanto marginó cuando mandaba.
Y algo de razón tienen sus detractores, porque la verdad es que, en sus menos de treinta meses al frente de la secretaría general, Sánchez ha contribuido a dejar el partido hecho unos zorros, y no hablemos ya del parón que sufrió la política española durante un año gracias a su "no, no y no" a cualquier entendimiento con el Partido Popular, que se empeñaba, qué le vamos a hacer, en ganar las elecciones, aunque fuese de manera insuficiente. Cierto: la cobardía inicial de muchos "barones", que no se atrevieron a chistar ante la catástrofe que venía -cuántas veces algunos escribieron/escribimos que Sánchez iba hacia el evidente suicidio--, también ha sido muy culpable de lo ocurrido. Si, en lugar del "no" tajante y a veces descortés a Rajoy, los socialistas hubiesen accedido a formar una "gran coalición", Pedro Sánchez ahora sería vicepresidente del Gobierno y ministro de Exteriores (es lo que le ofrecieron desde La Moncoa) en un Gobierno desde cuyo interior se impulsaría el escaso ímpetu reformista de su presidente, que sería, como ahora lo es, en parte reforzado por los errores de Sánchez, no otro que Mariano Rajoy.
Y la única persona que desde el comienzo de su trayectoria, aunque contribuyese inicialmente a auparlo, se posicionó contra Sánchez, un Sánchez empeñado en equivocarse en tantas cosas desde los primeros pasos, fue Susana Díaz. Que no traspasa, dicen, la "barrera del sonido" cuando acude a la militancia no andaluza. Como Patxi López no traspasa la barrera andaluza. Así que a ambos no les va a quedar, en el fondo, otro remedio, suponiendo que ella se decida a concurrir en las primarias, que llegar a un nuevo "pacto del Betis" -o "pacto del Nervión", en versión vasca--; es decir, aquel acuerdo al que los socialistas de Felipe González/"Isidoro" y los vascos de Nicolás Redondo y Ramón Rubial llegaron en 1974 para hacerse con las riendas del PSOE frente a los "históricos" en el exilio liderados por Rodolfo Llopis. Casi cuarenta y tres años han pasado desde aquel congreso de Suresnes: ahora es necesaria una nueva refundación de un partido imprescindible.
Pero todo eso, en estas horas, en las que los focos están colocados en los congresos que celebrarán el PP, Ciudadanos y Podemos, se encuentra apenas en sus inicios: el proceso se acelerará a partir de mediados de febrero. Lo tangible hoy es el automovilista clamando su venganza por esos caminos de Dios. Cuando este proceso se compara con el ejemplar de las primarias socialistas galas, que este domingo lanzan presumiblemente al izquierdista Benoit Hamon a la candidatura frente a la derecha por la presidencia de la República Francesa, no queda otra que considerarlo simplemente patético. Sánchez, por su propio bien, ha de retirarse de esta carrera que va a acabar en trágico accidente. Sobre todo, para él.


Más que palabras - Poder absoluto en un tuit

28.01.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

En el mundo de las astracanadas y los excesos todo vale. Hasta los temas más importantes que pueden poner en riesgo el frágil equilibrio de las potencias mundiales se solventan con un tuit. Este es uno de los últimos episodios de la era Trump, que no para de soltar coces en 140 caracteres.
"Si México no quiere pagar por el muro que se necesita seriamente, sería mejor cancelar la próxima reunión", escribió Trump en Twitter, refiriéndose a un encuentro previsto con Peña Nieto, que resultaba de gran interés político en los tiempos que corren. Poco después, el presidente mexicano le contestaba, también a través de Twitter, que no asistirá a la reunión programada. Y añadió intentando diplomáticamente templar gaitas y utilizando el mismo canal que "México reitera su voluntad de trabajar con los Estados Unidos para lograr acuerdos en favor de ambas naciones".
Trump tiene una hiperactividad de adolescente histérico en esto de las redes y no para de colgar tuit, todos de "gran intensidad" que deben ser poca cosa para este señor que nos va a traer de cabeza. Este es otro ejemplo: "Estados Unidos tiene un déficit comercial con México de 60.000 millones de dólares". Además en un medio tan apropiado, tan serio como el del "pajarito" ha dicho cosas como que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que forman parte México y EEUU junto con Canadá, ha sido "unilateral" desde el principio, con el resultado de "números masivos de empleos y compañías perdidas".
Claro que está locuacidad en las redes sociales se la quiere reservar solo para él. El gobierno recién llegado ha prohibido a agencias y organismos federales dirigirse directamente al público, ya sea por la prensa o a través de las redes sociales. Es el caso de la EPA, la Agencia de Protección estatal de Estados Unidos que es la organización encargada de aprobar y mantener leyes que regulan, por ejemplo, las emisiones de dióxido de carbono, principal responsable del cambio climático. Con la llegada de la nueva administración ha visto como se congelaban sus presupuestos y subvenciones y ahora sus empleados tienen prohibido hablar de ello con la prensa o en las redes sociales, según ha informado The Guardian.
Esto ya era ocurrió en el USDA, el Departamento de Agricultura estadounidense. A sus empleados se les instruyó a no revelar documentos públicos como "comunicados de prensa, fotos, hojas informativas, noticias y contenido de medios sociales" hasta "nuevo aviso". En resumidas cuentas que el hombre más poderoso, que no más grande de la tierra, quiere transparencia solo para sus bravuconadas y que estás tengan un evidente sesgo ideológico.
Esto es lo que hay y los bienpensantes que creyeron que no se atrevería a poner en marcha las cosas excéntricas con las que amenazaba en su campaña se equivocaron de parte a parte. La primera semana de su mandato está siendo agotadora, nefasta en términos políticos y absolutamente inquietante, populista y radical en términos ideológicos.
Eso por no entrar en la consideración, que tiene por los periodistas contra quienes no pierde ocasión de mostrar su más absoluto desprecio, como le suele ocurrir a los "tiranos" de todos los tiempos. Antonio Lucas escribía el otro día, con gran elocuencia, que "Trump parece ser de los que consideran a los periodistas unos muertos de hambre, farfolla dinamitera, petimetres balanceándose en una moral incapaz de derrumbar fácilmente al señor de los huevos de oro. Nada detiene a un hortera alegre en lo alto del cielo. Este sucedáneo de político se apoderó de la llave del mercado y sólo le faltaba ponerse al timón de un país para rematar su trayectoria, cambiando el veneno de los negocios por el puñal de las órdenes ejecutivas".
Le copio al colega la reflexión y lo suscribo letra a letra. La pregunta es ¿qué hemos hecho para merecer esto?. Pero vamos... mientras todo parece hundirse, y el horizonte pinta plagado de incertidumbres Wall Street va como un tiro ¡gran paradoja!. Total el mundo del nuevo presidente americano se concentra en 140 caracteres y así están las cosas.


El Abanico - Carolina de Mónaco: el arte de saber envejecer

27.01.17 | 08:16. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Dicen los expertos que, gracias a la ciencia, le estamos ganando años a la vida. Me explico: si hace unas décadas a las mujeres que habían pasado la barrera de los sesenta se les consideraba que habían entrado en la ancianidad, hoy, si se han cuidado, si han hecho ejercicio, y no han cometido locuras estéticas, puede parecer que en vez de 60 tengan 45 o 50. Ejemplos hay a montones, pero quizá el más llamativo sea el de Carolina de Mónaco. En mi opinión una de las mujeres más bellas y elegantes del panorama internacional.
Es posible que su belleza se deba a los genes familiares, no solo por parte de madre, siendo como era Grace Kelly una belleza, fría, distante, enigmática, pero belleza al fin y al cabo, también porque de su familia paterna ha heredado esa parte racial, rebelde, pasional que le diferencia del resto de princesas europeas. Todas tan políticamente correctas, el lado opuesto de Carolina, para quien las normas estaban para esquivarlas e incluso para saltárselas a la torera.
Basta con mirar su extensa biografía amorosa para darnos cuenta de que se trata de una mujer muy especial. Una mujer que vivía por y para el amor teniendo en cuenta que ser princesa de Mónaco no le obligaba a grandes sacrificios, siendo como es el Principado un lugar para el esparcimiento, la diversión, los deportes acuáticos y, cómo no, el juego.
Han sido muchos los hombres que han pasado por la vida de Carolina, no todos importantes, ni del gusto de sus progenitores, pero a los que ella se entregó con verdadera pasión. El mejor ejemplo fue Philippe Junot, con el que contrajo matrimonio, cegada por la pasión y la aventura que suponía unir su vida a un hombre con mucha experiencia amatoria. Un enlace que fracasó porque según ella misma ha confesado, ya en plena luna de miel se dio cuenta de que se había equivocado y que Junot de príncipe azul tenía poco.
Suerte que pronto apareció en su vida Stefano Casiraghi, un italiano rico, divertido, guapo, del que se enamoró perdidamente y con el que tuvo tres hijos antes de que un trágico accidente acuático pusiera punto final a una historia que le marcó tanto que la sumió en una fuerte depresión.
No tuvo suerte tampoco con el Príncipe Ernesto de Hannover, emparentado con lo más selecto de la realeza europea, pero a quien el interés mediático de la mayor de los Grimaldi le sacaba de quicio, tanto que protagonizó desencuentros con los paparazzis que pasarán a la historia de la prensa del corazón.
Con él tuvo a su cuarta hija y un cierto protagonismo en ambientes aristocráticos que le habían negado sus bendiciones porque no consideraban que los Grimaldi estuvieran a su altura del resto de las monarquías europeas. Separada de Hannover, Carolina vive hoy una espléndida madurez. Afincada en el Principado de Mónaco y ejerciendo de primera dama, ha conseguido aceptarse como es, con sus luces y sus sombras, con sus arrugas, pero siempre rodeada de sus hijos, de sus nietos, de sus sobrinos y hermanos. Una madurez dorada que es la envidia de muchas de sus contemporáneas, precisamente porque ha huido de la agresividad de la cirugía estética, lo que no la ha impedido seguir siendo a sus 60 años una de las mujeres más admiradas y querida de la realeza.


Luis del Val - Jueces y policías

27.01.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Todos somos iguales ante la Ley, incluidos los policías, pero no todos somos iguales ante el peligro, porque en la lucha antiterrorista, aunque cualquiera podemos ser víctimas, incluidos los jueces, son los policías quienes coquetean con el riesgo vital, en esos sinuosos caminos de confidentes e infiltración.
En la lucha contra ETA hubo casos excepcionales de policías que se convirtieron en topos, actuando de agentes dobles, y gracias a su información se dieron pasos impensables en el acorralamiento de la organización terrorista, pero pocos ciudadanos normales han reflexionado sobre la angustia cotidiana de convivir con el enemigo, y el miedo a que cualquier desliz, cualquier fallo, pueda encaminarte, no ya hacia la muerte a secas, sino hacia la muerto con preludio de tortura. Bien es verdad que, en ocasiones, ese camino sinuoso se traspasa groseramente, y se llega a la perversión -hablamos de los Gal-, pero no es sencillo, en el trabajo cotidiano, aplicar fríamente el reglamento, como si el policía trabajara conduciendo un camión o a cargo de un asador de pollos.
La guerra contra el terrorismo islamista es muy seria. De su eficacia depende nuestra tranquilidad e incluso nuestra vida, y no acabo de entender que en una operación, donde el confidente parece que no tuviera una conducta ortodoxa, se cargue contra los policías de la operación. Es cierto que si nos relajamos, caeríamos en la aberración de la tortura, pero esta aparente inflexibilidad sobre los funcionarios policiales puede incentivar el desánimo, y la seducción de atenerse al frío cumplimiento del deber, donde, por cierto, no es obligatorio buscar confidentes y mezclarse en ambientes seriamente peligrosos. Cuidado con el rigor judicial, no sea que ahoguemos la profesionalidad de unos funcionarios que se juegan su vida para salvar la nuestra.


Charo Zarzalejos - ¡¡¡La eficacia de la tortura!!!

27.01.17 | 08:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Que Trump, elegido por mas de sesenta millones de ciudadanos americanos, nos inquieta a todos es una obviedad y ya podemos dar por seguro que nos va a dar, lamentablemente, muchas tardes de gloria. Que hable del muro con Méjico no me parece lo más grave. Es grave, es verdad, pero tan verdad es que ese muro ya existe pero no sólo en Estados Unidos.
De todo lo que ha venido diciendo que es mucho y asusta, reconozco que su enorme frialdad al hablar de la tortura ha sido la gota que ha colmado el vaso. Si de algo se ha preciado EE.UU. es que en suelo americano no se tortura a nadie. Lo han dicho todos los presidentes que lo han sido y todos ellos, sin exclusión alguna, han sabido que en nombre de ese gran país se ha torturado, en ocasiones hasta la muerte. Eso sí, se las han arreglado para que se practicaran en prisiones clandestinas situadas fuera de sus fronteras, algunas de ellas, --no sabemos sin todas- ya cerradas. Guantánamo es el ejemplo más emblemático pero no el único y nadie puede tener la seguridad que la propia Policía Federal, la CIA y vaya usted a saber cuantas agencias sin nombre, la practican allí mismo, en suelo americano.
Lo espantoso, lo tremendo es que Trump diga sin mover una ceja que si la tortura es eficaz, adelante con ella. No nos debemos caer de guindo y pensar que la tortura no se practica en otros países. Lo tremendo, lo que asusta, lo que pone los pelos, además de la tortura en sí misma, es que el hombre más poderoso del mundo la de por buena si es eficaz. Esto significa no poner límites, o mejor dicho, romper cualquier límite si es que este ha existido alguna vez. Creo que quien es capaz de torturar a un semejante, por perverso y criminal que sea, es capaz de todo. El torturador tiene que ser -supongo- un ser no menos perverso que el perverso al que trata de arrancar una confesión. ¿Qué se tiene que sentir ante un hombre atado a una silla sometido a electrodos, vejaciones, golpes, cortes, heridas y palizas?. ¿Qué se tiene que sentir ante el sufrimiento en vivo y en directo de otra persona por criminal que este sea?. Trump se ha propuesto ser "eficaz" aunque con ello se lleve por delante principios y valores que dan dignidad a una sociedad.
Tengo que pensar que los millones de ciudadanos americanos que le han votado han comenzado a reflexionar porque realmente hay posicionamientos políticos absolutamente inadmisibles y el que ha manifestado Trump es más que vergonzoso. Es nauseabundo e inmoral, profundamente inmoral y cruel, impropio de la una democracia seria.
Puestos a asombros, no deja de sorprender aunque ya no me sorprenda es que el llamado "mundo del dinero" no parece estar disgustado y ese lenguaje, el del dinero, la productividad, la eficacia es el único lenguaje que parece entender el nuevo inquilino de a Casa Blanca. Un Presidente serio no deja el asunto de las torturas a lo que digan los encargados de garantizar el orden y la seguridad de su país. Un Presidente serio marca posición y prohíbe taxativamente la práctica de la tortura. Lo dice alto y claro.
Todo lo que sale de Trump es más que inquietante pero no lo es menos que se haya llegado a esto. ¿Qué está ocurriendo para Trump se convierta en el sucesor de Obama, para que en Francia, Le Pen pueda ser la primera fuerza, para que Gran Bretaña se vaya de Europa. Que esta ocurriendo para que incluso en los países del norte de Europa afloren con fuerza colectivos y partidos que se alejan, y mucho, de las premisas democráticas?. El gran reto es este: reflexionar con el acierto suficiente que de respuesta a la pregunta que muchos nos hacemos: ¿cómo hemos llegado a esto?.


Fernando Jáuregui - Ya lo decía Ortega: Hay que conllevarse

27.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Convengamos, por ejemplo, que en el único sitio en el que se ha hablado de la comparecencia de Puigdemont en el Parlamento Europeo ha sido en Cataluña y, más aún todavía, en el resto de España. Una escandalera notable, olvidando varias cosas, entre ellas que el hecho de ocupar una sala del europarlamento para dirigirse a una serie de convocados, por invitación de un eurodiputado, es bastante sencillo: sin ir más lejos, quien suscribe tuvo la oportunidad de hacerlo, algunos años atrás, por invitación del presidente del Partido Popular Europeo, "Tono" López Istúriz. Y la repercusión internacional de aquella comparecencia, que versó en torno al mundo educativo y laboral, fue, lógicamente, nula. Eso sí, no disponía yo de fondos públicos para anunciar mi comparecencia en diarios como Le Monde o Le Soir , ni tenía relevancia alguna como para que los medios nacionales se hiciesen eco de mi presencia en Bruselas.
Quiero con ello decir que resulta algo provinciano creer que el hecho de ocupar un estrado en el Parlamento Europeo, que es algo al alcance de casi cualquiera, resulta un hito en la diplomacia catalana: ocurre simplemente que la Generalitat dedica abundantes recursos a establecer representaciones ("embajadas" dice el conseller de "asuntos extranjeros", Romeva) en el exterior, y no pocos euros a publicitarse, como ha sido el caso de esta comparecencia de Puigdemont en Bruselas. Lo demás lo hacemos nosotros, discutiendo si son galgos o podencos, o poniendo a caldo a un ministro que se atrevió a decir que el president de la Generalitat estaba en su perfecto derecho (y lo está) de hablar de lo que le dé la gana en el foro que quiera. Y me parece que es un derecho, a esa libertad de expresión, que hay que preservar sobre todas las cosas, lo que no se siempre se hace en este país cainita.
Cuestión diferente es cómo se enfoque ese derecho, a veces abusivo, que ejerce un sector de los catalanes. Y digo un sector porque ciertamente no todos están de acuerdo en las tesis independentistas, aunque la mayoría sí lo estén en que hay que celebrar algún tipo de consulta. Y muchas veces las reacciones que se producen en el resto de España ante esos abusos que llegan desde ciertas autoridades catalanes son excesivas en su belicosidad o en su intransigencia: ni se debe judicializar la vida política en lo relativo a las relaciones Cataluña-resto de España ni hay que desenterrar constantemente el hacha de guerra legal, porque hay muchas maneras de aplicar la ley y muchas circunstancias en las que el abuso de la aplicación de la misma conduce al legado romano de "summa lex, summa iniuria". Creo que el Ejecutivo de Rajoy ha comprendido, al fin, esta innegable realidad.
Mucho más productivo me parece ir preparando el futuro. Sobre todo, el poselectoral catalán, suponiendo que esta Comunidad Autónoma esté abocada a celebrar pronto unas elecciones si el diálogo instaurado, y bien instaurado, desde la vicepresidencia del Gobierno central acaba por no dar frutos.
La situación ahora es la siguiente: el principal interlocutor de la Generalitat, que no es el saliente Puigdemont, sino el creciente Oriol Junqueras, sabe que simplemente no podrá llevarse a cabo, de manera que produzca efectos, un referéndum en los términos independencia sí-independencia no. Ni España, ni esa Europa tan anhelada por el actual ocupante de la Generalitat, ni al menos la mitad de los catalanes, que no quieren alterar su actual estatus, lo podrían permitir. Y el Gobierno central, a su vez, con Soraya Sáenz de Santamaría a la cabeza, es consciente, como lo son hasta los más intransigentes, de que algún tipo de consulta habrá que realizar a los catalanes, tratando siempre, desde luego, de ajustarse a la Constitución.
Y claro que la Constitución, y la propia normativa del referéndum, permiten esas consultas autonómicas, en torno a un nuevo Estatuto de autonomía (art 152.2), que dice que los Estatutos (de autonomía) "solo podrán ser modificados mediante los procedimientos en ellos establecidos y con referéndum entre los electores inscritos en los censos correspondientes". Reformemos, pues, el Estatut, mejorándolo en pro de los catalanes, y sometámoslo a continuación a referéndum* incluyendo en ello las modificaciones constitucionales pertinentes, que se hayan ido pactando con alguien con un sentido tan pragmático de la vida como quien es ya, de hecho, el personaje con mayor poder en la vida oficial catalana, es decir, el líder de Esquerra.
Ya sabemos que esta "solución" no será el arreglo final y definitivo, sino un capítulo más de aquella "conllevanza" que Ortega y Gasset recomendaba en las relaciones del Estado con Cataluña. Pero, al fin y al cabo, ¿no ha sido sino una mal llevada conllevanza por ambas partes lo que ha incrementado el porcentaje de independentistas? Eso, claro, y los silencios: resulta difícil de entender que, en la pasada "cumbre" de presidentes autonómicos, el "tema catalán", que estaba en todas las mentes, se tratase como un asunto de rutina, casi de pasada. Y más difícil me resulta aún comprender que los principales partidos nacionales, que se afanan preparando sus respectivos congresos para estos días, orillen en sus documentos de debate el principal de los problemas políticos que tiene el país., es decir, esa tentación secesionista de una parte de los catalanes.
Ese toro algún día, y más bien pronto que a medio plazo, habrá que agarrarlo por los cuernos, ver hasta dónde están ambas partes dispuestas a transar y eso, conllevarse. Que, todo bien mirado, tan, tan mal no nos ha ido desde que, en 1977, se inició la primera transición, y Tarradellas y Adolfo Suárez decidieron, sí, conllevarse, que nos conlleváramos. Y es lo que hemos venido haciendo hasta que las mutuas torpezas nos han llevado hasta donde estamos.


Escaño Cero - Fraternidad congelada

27.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Una de las cosas que más me llaman la atención es la ira con la que se manejan muchos de los partidarios de Pedro Sánchez. Ira y actitudes antidemocráticas como las de insultar, denostar y organizar "escarches" a quienes no comulgan con Sánchez.
Eso es lo que tuvo que sufrir Susana Díaz la pasada semana durante su visita a Castilla y León. O lo que le sucedió a Soraya Rodríguez. Por no hablar de los insultos iracundos que destilan a través de las redes sociales muchos de los seguidores de Sánchez. Por ejemplo a Patxi López le tildan de "traidor" y otras barbaridades por haber presentado su candidatura a secretario general.
A todo esto Sánchez no ha dicho no una palabra pidiendo respeto para los otros candidatos que quieren competir para hacerse con la secretaria general, algo a lo que tiene derecho cualquier militante, o simplemente respeto para quienes no están en sus mismas posiciones políticas.
Así que si los socialistas se portan de manera tan poco fraternal entre ellos cabe preguntarse que podemos esperar los demás.
Porque una cosa son las discrepancias, el tener modelos o proyectos distintos, la legítima ambición de ocupar un puesto al frente del partido, y otra esos comportamientos que producen temblor por la virulencia de los planteamientos, por la manera de descalificar al contrario, por el fundamentalismo con que se conducen. Porque una cosa es debatir con firmeza defendiendo unos planteamientos y otra comportarse de manera tan sectaria como vienen haciendo muchos de los seguidores de Sánchez.
Creo sinceramente que Pedro Sánchez debería de haber cortado desde el primer momento estas actitudes, debería de haber dicho alto y claro que repudia esos comportamientos poco democráticos, y también creo que todavía está a tiempo de hacerlo antes de seguir avivando la guerra civil en filas socialistas.
Mientras Patxi López y Susana Díaz llaman a la unidad, al debate sereno, e insisten en que en el PSOE caben todos, los seguidores de Sánchez dividen el partido en buenos y malos. Los buenos, puros y de izquierdas son ellos, los malvados y traidores todos los demás.
Da pena ver como a parte de la familia socialista se le ha helado en el alma aquello de la fraternidad.


Victoria Lafora - Ni olvido ni perdón

26.01.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, (OTR/PRESS)

La corrupción, la maldita corrupción, esa que los partidos políticos, con el PP de abanderado, pretenden que olvidemos, sigue ahí, no es cosa del pasado.
Mientras asistimos estupefactos a las declaraciones de Bárcenas en la Audiencia Nacional, exculpando a la dirección de su partido, inventándose nuevos verbos para justificar el saqueo de las arcas públicas, y satisfecho de "haber podido demostrar el origen" de su fortuna en Suiza; mientras su mujer, como antes Ana Mato o la infanta Cristina, asegura que tenían una vida familiar tan rica que no necesitaban hablar de dinero, la percepción internacional es que somos un país corrupto.
El organismo Trasparencia Internacional publicó ayer los datos de su informe sobre la percepción de la corrupción. Volvemos a obtener el segundo peor resultado histórico. Somos de los países más corruptos de la Unión Europea. Nuestra vergonzosa posición nos sitúa entre Costa Rica y Georgia. Es decir, estamos más cerca de Somalia y Sudán del Sur, los países más corruptos de la tierra, que de Dinamarca o Nueva Zelanda, los ejemplares.
Mientras, los miembros de la familia Pujol siguen, según la fiscalía, presuntamente blanqueando dinero y disfrutando de sus bienes. El último en declarar fue el pequeño, Oleguer, quien volvió a sacar a pasear la supuesta herencia del abuelo como origen de su ingente patrimonio. No se le dio crédito, pero se fue a su casa sin que el juez dictara medidas cautelares; el mismo juez, José de la Mata, que ha denegado la autorización a la policía judicial para realizar un nuevo registro en los domicilios familiares buscando pruebas de sus operaciones en Africa.
El expolio de los bienes públicos no es privativo de Madrid o Barcelona. No es que Madrid "robe a los catalanes" o viceversa. Aquí los que de verdad roban y a manos llenas son los dirigentes políticos con capacidad de otorgar obra pública. Es una lacra trasversal, asociada a países con escaso control, con instituciones sin prestigio, con una justicia en precario, lenta muy dependiente del poder, y una ciudadanía tolerante.
Afecta pues a todos los estamentos sociales y cada uno debe hacerse mirar la parte de responsabilidad que le toca en esta vergüenza colectiva. Una vergüenza que no solo desprestigia la imagen de un país, afecta negativamente a su comercio exterior y le hace irrelevante en las instituciones internacionales, sino que daña la esencia de la democracia. Esa que tantos años costó recuperar.
En tiempos de incertidumbre, con la extrema derecha asomando la patita en Europa y plenamente instalada en EEUU, solo unas instituciones fuertes, con capacidad fiscalizadora del poder, pueden evitar un retroceso social que nos lleve al mundo de los años treinta del siglo pasado.


Isaías Lafuente - Populistos

26.01.17 | 08:16. Archivado en Isaías Lafuente


MADRID, (OTR/PRESS)

Para determinar que España tiene un grave problema con la corrupción tampoco hace falta tener un doctorado en Harvard, con ver el Telediario todos los días uno tiene suficiente. La acumulación de casos que han llegado a los tribunales en los últimos años dibujan un lodazal irrespirable. Desde la política, tan aficionada a la posverdad, se ha articulado un discurso según el cual la larga lista de procedimientos judiciales es la prueba del funcionamiento del Estado de Derecho. Aunque como los ciudadanos no somos estúpidos, en esa negra nómina sólo encontramos el estrepitoso fracaso del Estado, incapaz de frenar al ladrón antes de ocupar un cargo público, de detectarlo antes de tocar nuestro dinero o de apartarlo en cuanto las sospechas sobre su comportamiento se acumulan.
Por eso, porque no nos creemos la primera versión, la corrupción sigue estando en el top de las preocupaciones ciudadanas cada vez que nos pregunta el CIS. Y por eso, hemos salido muy perjudicados en el último ranking mundial que Transparencia Internacional ha elaborado sobre el índice de percepción de la corrupción. Mantenemos la nota, pero como otros han mejorado, hemos caído en la clasificación a niveles desconocidos hasta hoy. Mejor que nosotros están, además de 16 países de la Unión Europea, estados como Botswana, Cabo Verde o los Emiratos Arabes Unidos. En resumen, Transparencia Internacional detecta un hartazgo ciudadano sumo: la sensación de que hay mucha corrupción, de que no se hace lo suficiente para que toda aflore, de que muchos casos quedan impunes y de que no se protege suficientemente a los denunciantes mientras aforamos por encima de nuestras posibilidades.
Si a todo esto añadimos que la crisis ha empobrecido aún más a los pobres mientras ha hecho más ricos a los ricos, está apartando a muchos jóvenes del circuito sin darles una sola posibilidad en su vida, está precarizando el trabajo hasta límites insospechados, y está dejando en la cuneta a cientos de miles de ciudadanos demasiado viejos para volver a empezar y demasiado jóvenes para cobrar una pensión, el panorama es desolador. Un estupendo caldo de cultivo para que prosperen temibles populistos. Sí, he escrito populistos.


Francisco Muro de Iscar - Demonizar Cataluña

26.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) Los datos son severos. Cataluña no cuenta con apoyos europeos y tiene problemas internos de difícil resolución, pero sus dirigentes siguen empeñados en la desconexión, saltándose la ley. Ni siquiera Gran Bretaña lo puede hacer y el Brexit deberá pasar por el Parlamento y ser aprobado allí. Es posible que el Gobierno de Theresa May logre la mayoría necesaria, pero tendrá que cumplir la ley y actuar desde el reseto a la legalidad. Ya veremos, no obstante, si el Parlamento, en un ataque de cordura, deshace el lío que montó Cameron, aunque las relaciones estén rotas y sea casi imposible reparar el daño.
Dicen que dos no hablan si uno no quiere, pero es que, aunque quieran los dos, no hay posible encuentro si no hay coincidencia en lo que se quiere tratar. Y, sobre todo, si la petición de diálogo se trufa con actos que desmienten esa pretendida voluntad. La presencia en Bruselas del presidente Puigdemont -presidente por poco tiempo y seguramente sin posibilidad de que ningún "convergente" repita- ha sido un fracaso político absoluto, porque ninguna autoridad europea ha accedido a recibirle ni ha acudido a la "masiva" conferencia dada por Puigdemont en el Parlamento europeo. Reunir a cerca de 500 personas en Bruselas no está mal, pero sólo había una docena de eurodiputados de a pie, lo que hace suponer que ni los independentistas de otras latitudes acudieron o que el independentismo goza de mala salud en Europa.
Simultáneamente, el conseller de Justicia de la Generalitat, acompañado del fiscal jefe de Cataluña y de un fiscal de apoyo, visitaba al fiscal general del Estado, a petición del primero, en puertas del juicio a Artur Más. Mundó le dijo a Maza que los juicios del 9-N son un error y Maza le respondió que su papel es defender la legalidad. A mí, lo he dicho, me parece imprescindible el diálogo, pero imaginen ustedes lo que hubiera pasado si hubiera sido el fiscal general el que hubiera citado al conseller para hablar del juicio. Hay que hablar con Cataluña en Catalluña y hay que hablar de Cataluña en el resto de España. Demonizar Cataluña es un grave error porque ni la mayoría de los catalanes quiere la independencia ni la mayoría de los españoles queremos que Cataluña se borre de España. Pero Cataluña tiene muchos problemas políticos, económicos, sanitarios, sociales que esta carrera hacia el abismo está ocultando: se acelera la fuga de empresas; la Generalitat es incapaz de financiarse y pagar a sus proveedores sin el dinero que recibe generosamente del Gobierno español; el caos sanitario y político cerca al Ayuntamiento de Barcelona, que saca adelante sus presupuestos para evitar unas nuevas elecciones; la vieja Convergencia será un partido testimonial en breve y Artur Más una reliquia del pasado. Los ciudadanos no tienen la culpa de lo que está pasando y el Gobierno de España está obligado a hacer algo más y a explicarse mejor. Y los catalanes, sobre todo los que no están de acuerdo, deben alzar su voz, aunque no les dejen.


Rafael Torres - El complot de la luz

26.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, (OTR/PRESS)

Diríase que las eléctricas y el gobierno pretenden regresarnos a los tiempos oscuros. Oscuros y fríos. Siglo y medio después de que la electricidad empezara a entrar en las casas, amenaza con salir porque no hay manera de pagarla. Cuanto nos hace civilizados en lo material de la vida ordinaria, la luz, el calor, la refrigeración, la higiene, los electrodomésticos, está pasando a ser de uso y disfrute exclusivo de unos pocos. Con la mierda de salarios de hoy, ¿quién puede pagar 150 o 200 euros mensuales en la factura de la luz?

Hay una cosa que se llama "precio político" que, aplicado a los bienes de primera necesidad, permite a todas las personas gozar de ellos al margen de su capacidad económica. Hay, o, mejor dicho, había, pues no se entiende que al bien que satisface necesidades tan básicas como cocinar, asearse, conservar los alimentos, lavar la ropa, calentarse, iluminar, no se le aplique de urgencia ese "precio político" de riguroso cumplimiento, en tanto se mete en vereda a la industria que ha maquinado éste complot, ésta extorsión inaceptable: O paga usted lo que a mí me de la gana, o se alumbra con velas y se muere de frío.
Entre impuestos, peajes, conceptos misteriosos y otras mangancias, da igual la electricidad que el usuario consuma, pues sólo un pequeño porcentaje de lo que se paga corresponde a la energía que utiliza. Con ello, se enriquecen las eléctricas y el Estado se lleva su gran mordida, por no hablar de la puertas giratorias, o, más bien, de las puertas francas entre aquellas y éste. Con ello, paralelamente, se empobrecen los ciudadanos, en lo material por el sablazo que les pegan, y en lo moral por la impotencia para remediarlo.
Cuando casi lo único que tenemos en España es sol y viento en cantidades industriales, se nos dice, para justificar la brutal exacción, que el precio de la luz se dispara porque está nublado y porque, en éstos días de tempestades, no sopla viento ninguno. No se han estrujado mucho los sesos, ciertamente, para urdir el complot.


Antonio Casado - La autarquía, que vuelve

26.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID,(OTR/PRESS)

Aprendimos en la Universidad que, muy a finales de los años cincuenta del siglo pasado, España empezó a abrirse al mundo. Gracias, entre otras cosas, al plan de estabilización y la apertura de mercados en un país que, bajo el régimen franquista, había estado veinte años política y económicamente ensimismado. Estudiamos aquel episodio de nuestra reciente historia bajo el epígrafe "El fin de la autarquía".
Bien, pues uno tiene la impresión a estas alturas de la película de que el nuevo presidente de los Estados Unidos está rescatando del trastero de la historia aquella figura: la autarquía. Según Donald Trump, como una forma de devolver el poder a los ciudadanos y redimir a los trabajadores. Norteamericanos, claro. A los demás, que les den tila.
Casa vez que este señor echa una hueva jornada de trabajo en su despacho de la Casa Blanca, nos tentamos la ropa quienes aprendimos que el libre comercio era un escalón en el progreso de la Humanidad. Por tanto, vemos el llamado proteccionismo como un paso atrás. Y nos dan los siete males de pensar que si todos los países hacen lo mismo, a la contra de la corriente globalizadota, estaremos resucitando los males de la autarquía, que tan bien explicada venía en los textos de Ramon Tamames.
Escrito está también en la memoria del pensamiento colectivo que el comercio sirvió en la antigüedad y ha seguido sirviendo en la modernidad para abrir caminos por los que no solo transitaron las mercancías.
Con las mercancías, el comercio abrió caminos en la difusión de las ideas, el acercamiento de las tribus, los pueblos, las personas, las naciones. Y ahora aparece Donald Trump levantando muros y cargándose de un plumazo, de la noche a la mañana, los tratados multilaterales que, según él, solo han servido para que otros países, otros ciudadanos, otros trabajadores, fueran a EE UU a aprovecharse de su potencial y a practicar la rapiña.
Lo malo es que esta sensación de que Trump frena la tendencia globalizadota y el dogma liberal del comercio libre no solo se queda en las mercancías. No, señor. Alcanza también a los valores. Y por eso, cada vez que abre la boca o toma una decisión, nos deja la incómoda sensación de que estamos reculando también en la tarea de mejorar la condición humana.
En la calle, al menos en España, el país más hostil con Donald Trump, según una encuesta reciente, se carga su figura con palabras de amplia circulación. A saber: ignorante, racista, vengativo, zafio, prepotente, maleducado, xenófobo, matón, machista, embustero y hortera de bolera.
Siempre inspirado, eso sí, en el grito neonazi de Charles Lindberg ("América first", abril 1941). Y no podemos menos que asociarlo a su talante personal.


Escaño cero - La utilidad de Podemos

26.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID(OTR/PRESS)

Llevo días leyendo atentamente las propuestas de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón para el futuro de Podemos. De la misma manera que no me pierdo ninguna de las declaraciones de ambos líderes "podemitas" amen de las de sus seguidores.
La primera conclusión es que Podemos sufre de los mismos problemas que el resto de las formaciones políticas. Quizá se habían sobrevalorado a ellos mismos y también los demás les habíamos sobrevalorado, pensando que realmente eran diferentes.
Pero al final la política es como es y es difícil que en los partidos no surjan diferencias y liderazgos contrapuestos.
Lo que es más que evidente es que el modelo de estructura partidista y de proyecto político de Pablo Iglesias difiere, y mucho, del de Iñigo Errejón. La cuestión es si ambos van a ser capaces de llegar a un acuerdo. Sin duda lo intentarán porque es mucho lo que esta en juego pero desde luego no será fácil porque los asuntos que les separan no son menores.
Mientras Iñigo Errejón parece convencido de que para cambiar las cosas hay que jugar con las reglas de juego existentes dentro de las instituciones, Pablo Iglesias no le termina de coger el punto a hacer política dentro de las instituciones.
Toda estas diferencias ha llevado a Podemos a perder la magia con la que conquistaron tantos votos en las pasadas elecciones. Están gastando tiempo y energía en sus debates internos mientras su acción política resulta irrelevante. Porque no basta con hacer grandes proclamas y hacer discursos incendiarios sino que hacer política significa llevar a cabo acciones concretas que mejore la vida de los ciudadanos.
Ya no cuela el discurso de que los demás son todos muy malos y unos "vendidos" al gran capital y que PSOE y PP son lo mismo. No es que ese discurso fuera convincente pero lo cierto es que ha sido superado por la realidad. Y la realidad no es otra de que el PP no está teniendo más remedio que cambiar alguna de sus políticas por exigencia del PSOE. El último "gol" socialista ha sido conseguir que el Gobierno apruebe un decreto ley, enmendado y pactado con el PSOE, claramente favorable a los intereses de todos los estafados por las "cláusulas suelo" en vez de decantarse por los intereses de los bancos. Además los socialistas han conseguido pactar la renovación del Tribunal Constitucional alejando a Andres Ollero de la posibilidad de convertirse en presidente del Alto Tribunal. Por otra parte el PSOE ha firmado un acuerdo con los sindicatos para defender ante el Congreso una renta mínima de la que dispongan todos los ciudadanos que no tienen ingresos. Y suma y sigue.
El caso es que Podemos está fuera del juego político y que más allá de manifestaciones, proclamas y gestos su peso político no se hace notar.
No sé si Podemos tiene dos almas que habitan en un mismo cuerpo. Puede ser que si y entonces de lo que se trata es de saber si pueden o no seguir habitando juntas o si por el contrario al final resultara dos formaciones políticas diferentes.
Podemos creció gracias a los errores del PSOE, a su falta de liderazgo (el liderazgo de Pedro Sánchez fue reiteradamente rechazado en las urnas por los ciudadanos) y sobre todo a su incapacidad de ofrecer un proyecto político claro en asuntos tan espinosos como la cuestión territorial.
A poco que el PSOE se recupere y que continúe teniendo una acción parlamentaria eficaz como la que ha puesto en marcha, Podemos lo tendrá más difícil. Por eso es importante lo que suceda en su gran conclave de Vista Alegre y sobre todo sobre quién va a recaer el liderazgo de la formación porque es evidente que no es lo mismo un Podemos made in Iglesias que made in Errejón.


Fermín Bocos - Juego de Tronos

26.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, (OTR/PRESS)

Enfrascados como están los dirigentes más conocidos de Podemos en disputas por controlar los resortes el poder en el seno de la organización han vuelto a perder la oportunidad de aplazar "el asalto a los cielos" para poder ocuparse de problemas terrenales. Están fuera de la iniciativa popular que reunió cerca de 700.000 firmas para dotar de una renta mínima no contributiva de 426 euros mensuales a todos aquellos desempleados que no perciben ninguna otra ayuda. Que son un millón ochocientos mil, según cálculos de CC.OO y UGT, los sindicatos que apoyan la medida. El PSOE ha hecho suya la iniciativa y la presentará en el primer pleno que celebre el Congreso . La propuesta tiene detractores. PP y Ciudadanos están en contra. Para desarmar a quienes se han manifestado contra semejante proyecto aduciendo que sería una carga excesiva para el Estado bastaría con emplazarles a qué hiciera la experiencia de sobrevivir con 426 euros , no ya un mes, una semana. Estoy seguro que cambiarían de idea.
Ya digo que Podemos no está entre los impulsores de la medida. En su caso según expresión de Iñigo Errejón (el más listo de la cúpula del partido o el más táctico de todos), la ausencia de Podemos se debe a que el PSOE no contó con ellos a la hora de hacer suya la propuesta de los sindicatos. Como no es la primera que pasa -sucedió lo mismo con el proyecto de Ley para incrementar el salario mínimo- suena a reconocimiento tardío del error. Error que al repetirse dejar de serlo para convertirse en tendencia. Pablo Iglesias que irrumpió en la política nacional con la fuerza de quien se hace preceder por un buen diagnóstico de las causas y los efectos devastadores de la crisis está demostrando que se está quedando en eso, en señalar las grietas del sistema, pero sin aportar soluciones. Ni siquiera aquellas -como esta de los 426 euros- que, por supuesto, no va a arreglar el problema del paro en España, pero que si sale adelante puede contribuir a mitigar situaciones límite de personas que viven en la penuria. Menos juegos de tronos y más ocuparse de los problemas reales de la gente.


No te va a gustar - Libertad de expresión, hasta para "él"

25.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Me han preocupado, lo admito, algunas reacciones ante el anuncio de que el president de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, iba a pronunciar un discurso en el Parlamento Europeo. Está perfectamente legitimado para ello, ha dicho, con razón, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, y se le han echado encima tuiteros y ciertos comentaristas, como le ha ocurrido a quien suscribe por expresar parecidas opiniones; y eso que estoy seguro de que el señor Dastis es tan favorable a la independencia de Cataluña como yo. O sea más bien tirando a nada. Pero también pienso, y me congratulo de ello, que el ministro, y me parece que el Gobierno en su totalidad, comparte la frase creo que de Voltaire, que dijo y no es textual: "yo, que aborrezco las ideas que usted expresa, daría mi vida para que usted pueda seguir proclamándolas libremente".
Y es que a veces me asusta la falta de tolerancia que con respecto a las opiniones ajenas se hace patente en alguna tertulia, en ciertos foros, en determinados cenáculos y mentideros, sobre todo de la Villa y Corte. ¿Que resulta que el señor Aznar discrepa de la trayectoria del Gobierno de su partido? Ya estamos intentando silenciarle, acusándole de "apuñalar" a quien él mismo colocó como su sucesor, es decir, Rajoy. Como si un ex presidente del Gobierno no tuviera el derecho, yo diría que el deber, de ir difundiendo sus libres opiniones, se supone que basadas en un conocimiento derivado de una experiencia única. España es un país demasiado inflexible en el que quien se mueve es apartado de la foto, quien discrepa se convierte en enemigo y donde el verdadero debate es algo que resulta prácticamente desconocido.
Por eso, porque no hay verdades únicas ni irrebatibles, me preocupan los vetos a la aparición "europea" de un Puigdemont al que parecemos no comprender que ya solo le quedan estas salidas, que son escapatorias. Por eso también me inquieta que se lancen dardos envenenados contra ella cuando alguien de la valía de Cristina Cifuentes propone algo tan lógico, tan sano, como la introducción de elecciones primarias en su partido. O lo de Aznar. O lo de Felipe González. O la lapidación vía tuits de cualquiera que se salga de lo políticamente correcto, aunque sea un concejal madrileño a quien, algo bobamente si usted quiere, se le ocurre exaltar ahora, de manera extemporánea, la revolución bolchevique de 1917. Cien años ha.
Un país sano es aquel en el que caben todas las ideas, luego tamizadas por el sentido común, que es el sentido menos extendido (y menos común, claro) en este secarral político. Creo que debemos acoger todo lo que alguien, dentro de la legislación, quiera expresar, aunque muchos pensemos que se trata de meras sandeces, de pasadas sin cuento o de faltas de educación y excesos de mal gusto. Y sí, estoy pensando también en "él", ese hombre que se ha convertido en el amo del mundo y que cada vez que abre la boca me estomaga, entre otras cosas porque se permite generalizar diciendo que todos los de mi gremio son (somos, supongo) los seres más deshonestos del mundo (¡y lo dice "él"!). También daría mi vida, suponiendo que él la valorase en algo, para que pueda seguir expresando libremente todo eso tan nocivo. Al fin y al cabo, la Historia siempre hace justicia a quien merece que sus palabras se las lleve el viento.


Fermín Bocos - La izquierda desnortada

25.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, (OTR/PRESS)

"Se puede morir de éxito". Aquella ironía de Felipe González está resultando profética. En España, en términos históricos, lleva camino de cumplirse en relación con el PSOE y fuera, también con la mayoría de los partidos socialdemócratas que durante tantos años han gobernado en los principales países de la Unión Europea.
El caso de Francia es revelador. Allí el Partido Socialista pese a que todavía gobierna en la República está desaparecido de la encuestas que anticipan lo que puede pasar en las elecciones presidenciales (23 de abril/ 7 de mayo). Nadie duda de que será la derecha conservadora (François Fillon) y la extrema derecha (Marine Le Pen) quienes disputarán en segunda vuelta por la llave del Elíseo. El socialismo francés atraviesa por una etapa de desconcierto. El repudio por parte de sus votantes tradicionales es la respuesta a las políticas económicas neoliberales impuestas durante el mandato presidencial de François Hollande y de quien fuera su primer ministro Manuel Valls.
Sabido que aunque con cierto retraso lo que pasa en Francia acaba pasando en España, tengo para mí que el desconcierto que aqueja al PSOE hunde sus raíces en el desencanto que provoca la socialdemocracia trufada de recetas neoliberales. Las medidas de austeridad impuestas por el PP han empobrecido a las clases medias españolas ,pero la gente tiene memoria y no olvida que los primeros recortes los llevó a cabo el Gobierno Zapatero.
La pérdida de confianza en los gobernantes socialistas y la apuesta de una parte importante de los votantes de izquierdas a favor de Podemos no es un hecho coyuntural. Obedece a causas más profundas. Por buscar una metáfora en el mundo de la arquitectura podríamos hablar de "fatiga del metal". La socialdemocracia que junto con la democracia cristiana formaron los pilares de la Europa de la postguerra cumplieron un ciclo. Pero mientras las derechas han sabido retener a su electorado, el socialismo democrático lo está perdiendo. Aquí, en Francia, en el Reino Unido y en Alemania.
Lo más desconcertante de este proceso de decadencia es que en el caso de España el desencanto de quienes antes votaban al PSOE les haya llevado a apostar por fórmulas de democracia populista. Lo que equivale a decir que encaran el siglo XXI con algunas de las ideas que arruinaron la primera mitad del siglo XX.


Pedro Calvo Hernando - ¿Esperamos el impeachment?

25.01.17 | 08:16. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, (OTR/PRESS)

Somos muchos los que, en el fondo de nuestra alma, nunca habíamos terminado de aceptar la posibilidad de que Donald Trump saliera elegido presidente, sustituyendo nada menos que a Barack Obama. El transcurso de las semanas desde el suceso ya amenazaba con la confirmación de los peores augurios. Pero los primeros días del ejercicio de ese poder, contando por supuesto con la parafernalia del mismo 20 de enero, han confirmado de manera definitiva lo que más se temía. Y ahora todos nos preguntamos cómo es posible que el mundo entero haya sido incapaz de evitar lo peor. Al menos queda el triste consuelo de comprobar que la reacción a lo que sucede está resultando demostrativa de que el mundo no estaba poblado de imbéciles sino de ciudadanos dormidos o anestesiados por no se sabe qué droga maldita. Bueno, sí se sabe, la droga de la incredulidad en torno a lo que podía acontecer y que ha terminado aconteciendo. Y han comenzado ya las especulaciones sobre un posible "impeachment" en medio mismo del mandato de cuatro años o sobre una reacción en cadena de las fuerzas vivas de USA que hagan inviable la continuidad de Trump en el poder.
El 8 de noviembre se produjo uno de los sucesos más graves que se recuerdan en la historia moderna, fuera del capítulo de las guerras, agravado más por el hecho de ganar unas elecciones con tres millones menos de votos que la contrincante, por mor de la absurda legislación electoral. Nadie nos lo tiene que explicar, lo estamos viendo y lo estamos sufriendo. Para este hombre no hay nada que merezca convertirse en barrera para un comportamiento inédito e inaudito o audito solo en momentos como los años que siguieron a la llegada de Adolfo Hitler al poder, también como consecuencia de una victoria electoral. El tamaño y el número de las barbaridades que va anotando en su lista no conoce tope. Solo faltaba esa afrenta a la comunidad mundial de habla hispana con la supresión de las webs en castellano que existían en la Casa Blanca. El número y el tamaño de las protestas internas y externas dan una idea del tamaño de la indignación de los pueblos y de las clases dirigentes. Esperemos y confiemos en que no se trate de unas reacciones pasajeras que se diluyan con el paso de los días y nada más.


Más que palabras - ¡Cobardes y miserables!

25.01.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, (OTR/PRESS)

Hemos visto estos días, en la televisión, la brutal paliza que le dieron a una joven de 19 años en la puerta de un pub de Murcia una decena de energúmenos cobardes y encapuchados, pertenecientes, presuntamente, a un grupo de extrema izquierda. Hemos sabido también de la muerte de Bimba Bosé a los 41 años que ha dejado consternado no solo al mundo de la cultura, sino a la mayoría de la gente de bien de la sociedad española. La modelo y cantante no pudo superar el cáncer de mama, con metástasis en los huesos que padecía desde hace algo más de un año, y esa desgracia que, debía conmover a cualquiera, ha servido para que unos cuantos energúmenos -cobardes y abyectos haya utilizado las redes sociales, amparándose en el anonimato, para difamar e insultar gravemente a la modelo y su familia.
Yo no hago una distinción ideológica entre los cobardes malnacidos que ejecutan actos de este tipo -como hacen algunos que utilizan sus ideas siempre como arma arrojadiza -y como es lógico me da igual que uno de los agresores de la chica al parecer sea militante de Izquierda Unida o que sea la ultra derecha xenófoba y fascista quien pueda estar detrás del ataque a la familia Bosé. Ambos hechos son repugnantes sin paliativos.
Algo muy malo está pasando en nuestra sociedad cuando hay sectores que, amparándose en la libertad de expresión, promueven el odio y la violencia como si fueran una forma de convivencia inevitable, cuando todos sabemos sobradamente y la historia nos lo recuerda constantemente, que el odio engendra más odio y la violencia más violencia.
La joven estaba sola fumando un cigarrillo en la puerta cuando fue asaltada por un grupo de hienas, tras recriminarla que llevaba puesta en su muñeca una pulsera con la bandera española. Los arrestados por la agresión tienen entre 18 y 39 años, son todos de nacionalidad española y la Policía pudo proceder a las detenciones gracias al vídeo que grabó y difundió uno de los testigos y al de las cámaras de seguridad del local, de cuya crudeza advirtieron todas las televisiónes.
Ver la furia de una manada de miserables que salieron a buscar una víctima, la primera que se cruzara en su camino, a la que pudieran atacar, asusta y repugna. Son tan rematadamente cobardes que necesitan camuflaste en el grupo para sentirse protegidos en su indignidad. Afortunadamente ya han sido detenidos y puestos a disposición de la justicia que ahora deberá dar su veredicto.
También la Justicia debería actuar de inmediato, contra esos indeseables que han intentado aumentar aún más el dolor de la familia Bosé por la pérdida de Bimba. Como ya ocurriera con el torero Víctor Barrio y el pequeño Adrián, hechos así no pueden pasar desapercibidos y es necesario desenmascarar y perseguir a quienes se ocultan tras el anonimato. No me puedo ni imaginar qué clase de mente retorcida puede reaccionar de esa manera brutal y despiadada al doliente mensaje que Miguel Bosé, tío de la modelo, escribió de despedida en la red social -"Buen viaje Bimba, mi cómplice, mi compañera, mi amor, mi hija".
El tema -como ya ocurrió con el joven torero muerto y el pequeño Adrián- ha abierto de nuevo el debate sobre si las redes lo aguantan todo o si es aceptable que sean el hilo conductor que muchos desaprensivos utilizan como desahogo, apelando a una falsa libertad de expresión. Al final la realidad y la pura verdad es que todo aquello que es delito fuera de internet lo es también si se utiliza este medio y por lo tanto hay que denunciarlo y la justicia debe perseguirlo. El delito de odio existe y debe denunciarse, perseguirse y juzgarse para desenmascarar de una vez por todas a estos desaprensivos. Lo dije entonces y me reafirmo ahora ¡Basta ya!


Escaño cero - Está sucediendo

25.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID(OTR/PRESS)

Lo que muchos creían que no iba a suceder está sucediendo y es que Donald Trump empieza a cumplir algunas de sus más controvertidas promesas electorales.
Su primera decisión ha sido poner en marcha las medidas proteccionistas de la economía norteamericana derogando el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica con once países del Pacífico.
Trump parece ser un hombre de obsesiones inamovibles y el proteccionismo económico al grito de "América Primero" es uno de ellos. Como lo es haber empezado también a desmontar la reforma sanitaria de Barack Obama o continuar con sus reiterados ataques a la prensa acusándola de mentir en todo lo que se refiere a él.
O sea que se está desvaneciendo a marchas forzadas la vana esperanza de que Trump cambiaría una vez que se sentara en el Despacho Oval. Sus primeras decisiones no dejan lugar a dudas, de manera que habrá que ponerse en lo peor porque algunas de sus promesas electorales pueden sacudir el marco de las relaciones internacionales.
Una de las obsesiones de Trump es China y este país no se va a dejar amedrentar por la nueva Administración norteamericana lo que puede dar lugar a una etapa de tensión que obligará al resto de los países a alinearse con uno u otro.
También puede provocar el caos en Oriente Medio si finalmente traslada la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén.
Es decir el mundo se tiene que preparar para un cambio brusco del "estatus quo" que imperaba hasta el momento en las relaciones comerciales y con más o menos altibajos también en las relaciones diplomáticas.
Donald Trump va a marcar la agenda política y económica y eso obligará al resto de los países a tener que dar una respuesta inmediata a esas decisiones.
Si la Unión Europea tuviera más consistencia que la que tiene podría aprovechar esta circunstancia para afianzarse como potencia a nivel mundial alentando una agenda política y económica propia.
El problema es que la UE sufre una crisis de identidad a raíz de los efectos devastadores de la crisis económica que ha llevado a muchos ciudadanos a ver la Unión como un problema en vez de como una solución a los problemas.
En cualquier caso la UE no puede permanecer de brazos cruzados ante las decisiones que va tomando Donald Trump y que pueden tener una repercusión política y económica más allá de las fronteras de Estados Unidos.
Y es que lo que podía suceder está sucediendo ya.


Carmen Tomás - Demagogia, el pan de cada día

25.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

La semana pasada abordábamos la demagogia y la falsa alarma social que se está creando a cuenta de la subida de la luz. Parece que algunos han acabado de entrar en razón y les están, por fin, contando a los ciudadanos la realidad de su recibo de la luz en función de su tarifa contratada y de los componentes de la factura, casi el 70 por ciento, que no es consumo y que por tanto no afectarán a su pago. La realidad y la verdad se han impuesto y ya más del 50 por ciento de los consumidores saben que tienen tarifa plana o bono social y que no se van a ver afectados. Por fin, ya muchos están en el verdadero debate que no es otro que tomar medidas si cabe sobre las causas que hacen de España uno de los países de la UE donde la energía es más cara y que son la cantidad de decisiones políticas que se pagan mediante el recibo de la luz.
Esta semana toca otro debate con más dosis de demagogia si cabe. Los sindicatos han logrado arrastrar al PSOE al debate de la renta básica. Parece que dadas las recomendaciones, el coste de la medida rondaría los 11.000 millones de euros. La propuesta que entrará en el Congreso nos cuenta que las personas que no tienen ningún tipo de ingreso o llevan mucho tiempo buscando trabajo se merecen que el Estado les de una subvención, subsidio o renta. No se cuenta que en España existe desde hace años la renta mínima de inserción. De hecho, en 2014 se gastaron en ella casi 1.200 millones. Las encargadas del control y abono son las Comunidades Autónomas. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, el año pasado la prestación fue de 400 euros por persona que se elevaba al máximo, el SMI, si hablamos de dos personas o más.
Hay que decir además que en ningún país del mundo, a pesar de que se han hecho experimentos y muchos estudios, está implantada la renta básica. De hecho, en Suiza no hace mucho fue rechazada en referéndum. Está empíricamente demostrado que es un incentivo perverso para la búsqueda de empleo y formación, aumenta la economía sumergida y desplaza a millones de personas a una vida subsidiada sin más esperanza que el cobro de un subsidio estatal. Parece que el PSOE sigue necesitando radicalizarse para demostrar que es muy de izquierdas, en lugar de tender a parecerse más a una socialdemocracia europea seria. Los problemas de paro y escasa formación de las personas para encontrar un empleo no se solucionan con subsidios. ¿Hay alguien en ese partido que les aconseje abandonar la demagogia y afrontar de forma rigurosa los problemas de España? De momento, no parece.


Los corruptos son psicópatas y enemigos del pueblo que los vota

24.01.17 | 12:10. Archivado en Magdalena del Amo

Cuando descubrimos que en las instituciones más serias, incluidas las políticas, encargadas de velar por la ética del sistema, la corrupción es la nota común entre los integrantes de las cúpulas civiles y judiciales de mayor rango, se nos cae el alma a los pies y entramos en una suerte de depresión moral-espiritual de la que parece que no vamos a ser capaces de salir. Este es el síndrome del que están aquejados muchos seres humanos pensantes y bienintencionados, que acarrean en la mochila de decepciones el haber defendido el brillo de algo que parecía oro y era tan solo latón del malo. Nuestras instituciones y quienes están al frente de ellas y nuestros políticos lucen ahora el cardenillo venenoso del material de impostura.

Esto es lo que nos ocurre a unos cuantos, que creíamos que la corrupción era cosa de otros tiempos, cuando las democracias inexistentes eran tan solo sueños futuribles; o de otros países, deteriorados por años de oligarquía y nepotismo, que tenían como gobernantes a lo peor de cada casa, y donde jueces y fiscales eran lacayos del poderoso de turno. Muchos nos debatimos en la resaca del desencanto, de la decepción menos esperada, y sentimos asco y pena, porque esta manera de actuar ya está instaurada en nuestro país, de apenas cuarenta años de democracia.

El espectro político de España es para llorar. Conocidas todas las componendas y arreglos, poco hay que comentar de fuste, como no sean los chascarrillos del día a día entre políticos y algún que otro periodista exuberante en “descalificativos”. Pero tanto escándalo de viene y va y tanta prepotencia por parte de quiénes sustentan el mando, está infundiendo en la ciudadanía una especie de cinismo defensivo, como terapia de insensibilización ante la corrupción generalizada y la ambición desmedida. Porque veamos el escenario: un Partido Popular en el gobierno, que se preocupa más de sus asuntos internos, de a quién pongo y a quién quito, a quién premio y a quién defenestro, a quien nombro o con quién me reúno para seguir vendiendo a España a cambio de unos cuantos años más en el poder. Y entre zancadilla va y zancadilla viene, en forma de dosier al descubierto y filtraciones mil, Rajoy sigue a sus cosas y a su ritmo, y solo le interesa la economía. Hay que cuadrar las cuentas y cumplir, sí, pero ni un amago de reducción del gasto en la Administración –cosa archiprometida en las primeras campañas contra ZP—y en esos órganos consultivos que no sirven para nada, salvo de retiro glorioso a la casta política. El Gobierno, una vez más, acude a lo fácil y sube los impuestos a la cautiva clase media. Y encima, el recibo de la luz, que no es broma. El tema de las eléctricas es un gravísimo asunto de corrupción, al que ninguno de nuestros representantes políticos osa hincarle el diente. Es vergonzoso que mes a mes sangren al usuario para pagar las subvenciones a las energías renovables –todo un fiasco— que los diferentes gobiernos han ido repartiendo a sus íntimos y próximos. Sabemos de algunos que han recibido una cuantiosa suma de dinero público para placas solares, y las han conectado solo para la inauguración. ¡Como se lo cuento! Querían las concesiones para forrarse, no con la energía, sino con la inyección de dinero público. En Alemania, sin embargo, el sector de renovables sí está funcionando y los ciudadanos, pagan un treinta por ciento menos que antes de implantarse. El PP y el PSOE tienen que dar muchas explicaciones. A ver cuándo implantamos el polígrafo en la política.

Los congresos del PP, el regional y el nacional, desentierran las viejas hachas de guerra. Y es que hay mucho que ganar y mucho que perder. A la ambiciosa Cifuentes, ideóloga del llamado NUEVO PP, la acusan sus compañeros regionales de darles poco tiempo para organizarse y depropiciar un congreso exprés y cerrado, en lugar de un cónclave abierto, que “vulnera los derechos democráticos de los afiliados por las fechas elegidas, y también incumple los reglamentos y el estatuto del partido”.

¿Pero qué es el NUEVO PP?¿El de Soraya, la mayor conspiradora del reino, que utiliza en beneficio propio la información del CNI, según algunas fuentes? ¿El de la citada Cifuentes, la progre oficial que envidia no atreverse a entrar en la capilla a zarandear al cura, como Rita Mestre y que va a meter en los colegios privados a los representantes de la LGTB para que adoctrine a los niños?

Y del PSOE, ¡qué vamos a decir! Unos cuantos aspirantes a liderar el partido, a cual peor. Del pobre Sánchez, mejor no hablar, pero hay que reconocer que los de alrededor no son mejores. Nos puede caer mejor o peor, o querer verlo lejos por sus más que coqueteos con Podemos, pero hay que reconocer que entre unos y otros, con el señor X a la cabeza, han pisoteado todos los principios democráticos. De Patxi López, mejor pasar de largo, y no por su historial académico, que ni tiene, sino por su alma negra, tan bien descrita en las palabras de Pilar Ruiz Albisu. Y de Susana Díaz, otra que tal baila, pero en andaluz, a golpe de ERE y otros asuntos que durante casi cuarenta años enraizaron y se los comieron las malas hierbas. La corrupción andaluza pesa sobre ella. Yo no la llamo ladrona, como Herrera, pero la corrupción de Andalucía pesa sobre ella.

>> Sigue...


Antonio Casado - El ombligo de la izquierda

24.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Desde la primera página de un diario nacional dice Pablo Manuel Iglesias que el problema de Podemos es mirarse el ombligo. Vaya descubrimiento, nada nuevo en la vieja izquierda, cuyos vicios ha heredado ese partido emergente que, por la "envidiable belleza de nuestro proyecto" (Iglesias dixit), iba a implantar la sonrisa obligatoria en nuestro país.
Pues no, oiga. Podemos vive los problemas propios de la lucha por el poder que no se tiene o por reconquistar el que se perdió. Y si la dinámica se desarrolla dentro de la propia casa, aparece el ensimismamiento. O eso que Iglesias llama mirare el ombligo. Que se lo digan a los socialistas. Muy profesoral en la descripción del problema, el exlíder, Pérez Rubalcaba, que enseña química en la Complutense, habla de "contaminación orgánica". También vale hablar de fractura interna, fuego amigo, lucha fraticida o quítate tú que me pongo yo. Lo de siempre. Lo que distrae a un partido de su deber de cumplir con los ciudadanos de su país antes que con los militantes de su partido.
Los dos partidos de la izquierda arrastran ese vicio. La presencia mediática de sus dirigentes se orienta mayoritariamente hacia los problemas internos. En el viejo partido, todo se reduce a una pugna por el poder entre un pretendiente declarado, Patxi López, y dos anunciados, Susana Díaz y Pedro Sánchez. En el llamado emergente, Iglesias defiende el poder que tiene y el presunto aspirante, Errejón, bracea por recortar el poder "monárquico" de aquel y una más justa distribución del mismo.
Más alcance tiene la "contaminación orgánica" en el viejo PSOE, porque ha sido y quiere seguir siendo el pilar izquierdo de la centralidad. Ese carácter de partido de gobierno hace especial el fuego amigo: ¿Primero España y luego el partido, según doctrina de la comisión gestora, o primero el partido (el líder recostado sobre la voluntad de los militantes) y luego España, que es la doctrina pedrista y, en general, la de quienes siguen reprobando la abstención en la investidura de Rajoy?

La pre-candidata al trono de Ferraz, Susana Díaz, consciente del mal de ensimismamiento que aqueja al PSOE, pregona la unidad al norte de Despeñaperros. Por tierras de Castilla y León, hizo continuos llamamientos a la "fraternidad" durante el pasado fin de semana. Y en las filas socialistas todos lo someten a la prueba del contraste con lo que depare la anunciada reaparición de Pedro Sánchez el próximo fin de semana en Dos Hermanas (Sevilla), feudo local del antisusanismo andaluz.
Veremos si ya se ha desprendido de la contaminación orgánica que marcó su reinado en Ferraz, especialmente en la etapa final, cuando impuso la razón de partido al confundir desbloqueo institucional con rendición al PP de Rajoy.


Rafael Torres - La política no se estudia

24.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Para hacer política, o tan solo para entenderla, hay que estudiar muchísimo, pero no exactamente política, sino de todo. De la Cultura sale la cultura política, pero no al revés, y tanto es así que hasta los dirigentes de Podemos, entre los que abundan los profesores y los estudiantes de Ciencias Políticas, empiezan a darse cuenta.
La política, como el periodismo, no se estudia; se aprende. Y se aprende practicándola, pero con un buen bagaje previo de conocimientos diversos, un poco o un mucho de todo, desde agricultura a numismática, desde música a economía, pasando por todo lo habido y por haber, geografía, idiomas, historia, cine, matemáticas, literatura, ganadería, comercio, arquitectura... pero, sobre todo, cuanto atañe y concierne a la condición humana. Podemos, el partido que patrimonializó e instrumentalizó el 15-M, aquél movimiento de repudió a un Sistema caduco y cleptocrático, ha creído que se podía hacer eternamente política de salón, de manual académico, pero ahora, en vísperas de su Vistalegre 2, se da cuenta de que del dicho al hecho va mucho trecho y de que una cosa es predicar, y otra, muy distinta, dar trigo.
De política, como de periodismo, sólo se puede estudiar la técnica, la mecánica, los rudimentos básicos del oficio, pues para saber de veras de ambas cosas sólo se puede aprender, sobre la marcha, a lomos de la vida. De la vocación, claro, y de la vida. Estos capitostes de Podemos, los Iglesias, Monedero, Errejón y compañía, han pretendido trasladar por las bravas, como buenos marxistas, todo el aparato teórico de la carrera y del ambiente universitario a la realidad que bulle más allá de sí mismos, y aunque siguen esmaltando su jerga con ello, que si el debate, que si las propuestas, que si el empoderamiento, que si la mayoría social, principian a sentir que a lo mejor la charlatanería no es lo mismo que el discurso, pues donde gobiernan, la gente, la sociedad que ellos llaman "gente", no es más feliz, ni más libre, ni más próspera, ni más benéfica.
La política no se estudia, se aprende, y Errejón, que es el más listo, se ha puesto a ello. Le falta, como a sus pares y a la mayoría de los políticos españoles, cultura, mucha cultura para hacerse con un poco de cultura política, pero se le ve interés en no quedarse en el yermo de la facultad de por vida.


Luis del Val - Puigdemont: una noche, dos días

24.01.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Bruselas, como destino turístico, no es de lo más apetecible, y los viajeros que se dan una vuelta por Europa no pernoctan más de una noche. Sin embargo, al señor Puigdemont parece que le gusta y, de vez en cuando, duerme una noche allí, antes o después de organizar una reunión a la que asisten un grupo de amigos. Lo hizo en mayo del año pasado, y lo repite en enero, que, por cierto, no es buen mes para viajar a Bruselas, porque las temperaturas oscilan entre los cinco grados bajo cero y los dos o tres sobre cero, amén de que, tal como hoy, parece que va a nevar.
El traslado lo suele organizar el señor Romeva, que es una especie de consejero de relaciones y agencia de viajes, aunque él, en los carteles de las reuniones, le gusta llamarse ministro de Asuntos Exteriores, cargo que no existe, porque la denominación oficial es la de consejero de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia. La transparencia debería comenzar con la denominación, pero debe ser que los viajes excitan mucho.
En el traslado turístico anterior se pidieron reuniones con con el presidente Juncker, con el del europarlamento Martin Schulz, con el comisario de Migración Avramopoulos, y ya, por si estaban menos ocupados, con los vicepresidentes Katainen y Dombrovskis, pero no hubo suerte, así que Romeva logró que se viera con el presidente de Flandes, o sea, el Puigdemont de Flandes, con quien seguramente analizó el futuro de la Unión Europea, la independencia de Cataluña y otros importantes asuntos que, si no pasan por el presidente de Flandes, es difícil que salgan adelante. Bueno, el viaje se repite. De vez en cuando, excursión a Bruselas, una noche dos días.


Julia Navarro - El regreso

24.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Susana Díaz está en campaña. Patxi López está en campaña. Pedro Sánchez también salta al ruedo y las cosas como son hay una gran expectación ante su regreso. Bueno, en realidad no se había ido. Es demasiado joven, le gusta demasiado la política y tiene demasiada ambición para renunciar al puesto de mando.
Desde luego yo no estoy entre quienes se han sorprendido por la decisión de Sánchez de recorrer España buscando el apoyo de los militantes. Como tampoco me ha sorprendido su manera artera de plantear su regreso al grito de que lo que quiere es dar voz a los militantes como si alguien les hubiera amordazado o estuvieran secuestrados. Por cierto que algunos de los seguidores de Sánchez tienen comportamientos poco democráticos insultando y demonizando a los posibles candidatos a las primarias. Los insultos y descalificaciones a Susana Diez y Patxi López o recientemente a Soraya Rodríguez, son lisa y llanamente intolerables. Y si Sánchez realmente tuviera madera de líder cortaría esas manifestaciones antidemocráticas de raíz.

Verán, yo creí en Pedro Sánchez. Me parecía que tenía condiciones para liderar el PSOE. Pero ya saben lo que dice el refrán "dale poder a un hombre y entonces le conocerás". Pues eso. El Sánchez que pujaba por convertirse en secretario general del PSOE se transformó en cuanto lo consiguió. O acaso es que muchos creímos que era lo que no era.
El caso es que su gestión al frente del PSOE ha sido nefasta. Para empezar no supo rodearse de los mejores sino de gente bastante mediocre, muchos de los cuales le han traicionado. Por si fuera poco ha dividido al PSOE y ha fracasado en todas las convocatorias electorales. Es decir los ciudadanos le han dicho reiteradamente "no".
Naturalmente que Pedro Sánchez tiene todo el derecho a volver a competir por ser secretario general pero eso no quita para que ese intento vaya a continuar haciendo daño a su partido.
También resulta asombroso que se presente como una víctima de un golpe palaciego cuando realmente si hoy no es secretario general del PSOE es porque perdió una votación y no tuvo más remedio que dimitir. Sí, dimitió el solito. Y cuando aduce que hay que dar voz a los militantes parece que se le olvida que ante la posibilidad de que Rajoy convocara de nuevo elecciones para que nadie le quitara su puesto de candidato quiso convocar unas primarias deprisa y corriendo para que sus posibles adversarios no tuvieran tiempo ni de presentarse ni mucho menos de competir en igualdad de condiciones.
Pero más allá de Pedro Sánchez el quid de la cuestión es si los militantes del PSOE quieren un partido endogámico o un partido que esté en sintonía con los ciudadanos. Porque Sánchez tiene apoyo entre parte de la militancia pero no la tiene en la sociedad. Sobre todo lo que tampoco tiene Pedro Sánchez es un proyecto político aunque ahora se vista de "rojísimo" y quiera estrechar lazos con Podemos.
Yo creo que el mejor favor que Pedro Sánchez podría hacer a su partido es dar un paso atrás. Aún es joven y puede tener recorrido en política pero lo que no debería de ser es de nuevo secretario general porque alguien que como él ha partido el PSOE en dos mitades está claro que no puede ser su líder. Aunque solo sea por una cuestión de supervivencia del propio PSOE.
Veremos lo que da de si la operación retorno.


Cayetano González - Nubarrones sobre el PSOE

24.01.17 | 08:16. Archivado en Cayetano González


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

El partido que ha gobernado España durante veintiuno de los cuarenta años que el próximo junio se cumplirán desde las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco, se encuentra inmerso en una profunda crisis tanto de proyecto ideológico como de liderazgo político. A cuatro meses de la celebración de las primarias para elegir nuevo secretario o secretaria general, los nubarrones en el horizonte socialista no acaban de despejarse, sino más bien todo lo contrario.
De momento, sólo el vasco Patxi López ha confirmado oficialmente su intención de presentarse a las citadas primarias. La andaluza Susana Díaz todavía no lo ha hecho, aunque todo parece indicar que al final, y tras muchos meses manteniendo la incertidumbre, dará el paso. Y queda por saber lo que hará el defenestrado secretario general, Pedro Sánchez, aunque también en este caso parece que su decisión final será concurrir a las primarias, sabedor que su "no es no" a la investidura de Rajoy fue algo que caló y mucho en la militancia, siendo ese su principal activo para volver a dar la batalla por el liderazgo de su partido.
La recuperación del PSOE es importante para el equilibrio político e institucional. No se trata de volver sin más al bipartidismo que durante tantos años ha funcionado en nuestro País, sino que un partido que ha sido clave en la gobernabilidad de España durante las últimas décadas recupere ese papel de referente y de supremacía en el electorado del centro izquierda que actualmente le disputa una formación mucho más radical y en algunos aspectos antisistema como es Podemos. Un PSOE fuerte, con una idea clara de España es mucho más útil y necesario que un Podemos complaciente con los nacionalismos, partidario del derecho a decidir y defensor de algo tan difuso y gaseoso como lo que ellos llaman la plurinacionalidad del Estado Español.
Por eso, las dudas sobre qué líder necesita el PSOE para afrontar esta nueva etapa se acumulan sobre el tablero socialista y es de suponer que también sobre los propios militantes que serán al final los que tengan que elegir. Parece claro que si al final Pedro Sánchez decide presentarse, su proyecto político será el entendimiento con las izquierdas, es decir con Podemos, para echar al PP del poder. Patxi López es percibido a día de hoy como alguien que está en tierra de nadie sin mucha sustancia política. Y en cuanto a Susana Díaz, esa aureola de representar las esencias tradicionales del socialismo se ha visto muy empañada por su papel determinante a la hora de provocar la caída de Sánchez en el tormentoso y bochornoso Comité Federal del uno de octubre. Dicho de otra manera, Díaz se ha dejado muchos pelos en la gatera y ese no es un buen punto de partida para asumir un liderazgo fuerte que intente unir y recuperar al PSOE.


Fermín Bocos - Trump amenaza

24.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Todo lo que se ha dicho y escrito sobre Donald Trump inclina a pensar que estamos ante un personaje escaso de tacto y largo en desmesura. La "hybris" que según el decir griego clásico empuja hacia el desastre. Pese a la naturaleza excepcional de su encomienda -nada menos que presidente de los EE.UU. de América- nada sugiere que vaya a cambiar de personalidad atemperando sus excesos verbales. El último ha sido anunciar que está embarcado en una guerra contra los medios. En su decir, los periodistas son "los seres humanos más deshonestos de la Tierra". Dicho que fue desde la sede de la CIA, la cosa no es para tomársela a broma.

Si ha empezado su guerra contra la Prensa como quien dice antes de saber dónde están los interruptores de la luz en la Casa Blanca es porque el instinto depredador del que tantas veces dio muestras en su exitosa carrera de empresario le dice que a lo largo de los próximos años los medios van a ser su gran enemigo.
Mucho más enemigo que el Partido Demócrata, desnortado como está de liderazgo tras la derrota de Hillary Clinton. Esa estrategia de elegir al contrincante y "pegar duro" le ha dado casi siempre buenos resultados en sus andanzas como empresario. Lo cuenta en un libro mitad biográfico, mitad de auto ayuda, titulado en España como "Nunca tires la toalla". Por otra parte, señalar y estigmatizar al "enemigo" es recurso habitual de los políticos populistas.
Ataca a los medios -en realidad los desprecia- porque mucho antes de que decidiera saltar al ruedo de la política era ya el blanco de las chanzas y críticas de los periodistas neoyorquinos que habían encontrado un filón en las excentricidades y delirios de grandeza del magnate que presumía de vivir rodeado de oro. Sobre todo desde que se hizo famoso presentando programas de televisión. Nadie se lo tomaba en serio pero, a lo que se ve, él si fue tomando nota de las críticas.

Habla de los periodistas con rencor represado. Presume de haber derrotado (en sus pronósticos y en los deseos de victoria de los demócratas), a la mayor parte de los grandes periódicos norteamericanos y canales de televisión. Los norteamericanos y los de medio mundo. Hay que reconocer que así fue: casi todos nos equivocamos al dar por hecho que Hillary Clinton ganaría las elecciones visto que pensábamos que la nación que tiene 40 de las mejores universidades del planeta no podía poner su destino en manos de un personaje tan desmesurado como atrabiliario. Ese fue nuestro error. Sobre todo, el de millones de norteamericanos que se confiaron y no fueron a votar. Pero ahí está y la amenaza es real.


EL TRUMPISMO HA INICIADO SU ANDADURA.

24.01.17 | 02:22. Archivado en Antonio José Parafita Fraga

Por Antonio José Parafita Fraga, escritor y comentarista de temas sociales y políticos.

Del Blog VERBO SUELTO del autor, cuyo enlace es verbosuelto.blogspot.com

Entre la leyenda y la historia se sitúa aquella empecinada manifestación de Galileo Galilei e pur si muove- y sin embargo se mueve-, frase que, según la tradición y algunos historiadores versados en la materia, habría pronunciado Galileo después de abjurar de la visión heliocéntrica del mundo ante el tribunal de la Santa Inquisición. Debe advertirse que la expresión y sin embargo se mueve no estuvo ni está exenta de controversia en cuanto a que fuese realmente pronunciada por el propio Galileo. Asimismo, conviene poner de relieve que desde su condición de astrónomo, matemático, físico y filósofo propició la revolución científica que tuvo lugar durante el Renacimiento, considerado históricamente como uno de sus grandes exponentes y, por ende, un personaje singular en el mundo de la ciencia renacentista de difícil parangón.

A pesar de ello, a este comentarista le parece oportuno traer a colación no sólo la citada frase sino también la egregia figura del hipotético autor de la misma, con la pretendida intencionalidad de establecer tan solo una cierta comparación entre la pertinaz actitud del citado científico y la de este sorprendente político norteamericano, ya que, no obstante los embates y fuertes campañas orquestadas para impedirlo, el trumpismo ha iniciado su andadura con la llegada a la Casa Blanca de Donald John Trump, por cierto un Presidente republicano tan desconcertante como rupturista y porfiado, capaz de alcanzar el poder contra todo pronóstico y los desfavorables vientos de muchos relevantes e influyentes medios de comunicación social norteamericanos y europeos. Es obligado destacar el hecho de que dicho objetivo lo consiguió enarbolando la bandera del populismo reinante en el escenario de la política internacional y también la de un acentuado nacionalismo de claro signo patriótico.

Y con respecto al tema, objeto de este artículo/comentario, el trumpismo, hay que reseñar con diafanidad que, desde el paroxismo progresista de la izquierda estadounidense, se pretendió evitar o al menos dificultar que Donald Trump tomase posesión como Presidente, utilizando las más diversas argucias políticas. Pero, en todo caso, esta cuestión no tuvo más recorrido mediático ni trascendencia social que la de ser una simple anécdota en la fulgurante carrera política de este personaje de temperamento recio y carácter enérgico, del que cabe afirmar sin ambages ni cortapisas que, como se está observado, a nadie deja indiferente.

Por lo demás, cabe registrar en su corta trayectoria política la coherencia entre lo anunciado en su discurso de toma de posesión como uno de sus objetivos prioritarios: luchar de manera implacable contra el terrorismo y la condena que hizo a través de su twitter, ya antes de ser Presidente, de los atentados perpetrados en Turquía, Suiza y Alemania por el terrorismo organizado. Además, lo ha hecho sin paliativos y con total firmeza. Salta a la vista que esa actitud produjo un gran impacto en la comunidad internacional y supuso un considerable aldabonazo en el inicio de la proeza política de este enigmático y fascinante nuevo inquilino de la Casa Blanca.

A nadie se le escapa, a estas alturas, que el trumpismo, con Donald Trump a la cabeza, representa una verdadera rebelión sociopolítica, el comienzo de una nueva era política y la conformación de un orden mundial, al menos, diferente al anterior. Las aparentes insolencias verbales de Donald Trump, no son sino una de las características distintivas de su perfil humano y político, así como un rasgo de su vigorosa personalidad. De todos modos, el autor de este artículo entiende que la comunidad internacional está muy expectante y confiada en que, con la llegada al poder de Donald Trump, se puedan reorientar al bienestar común de los ciudadanos y de los pueblos una serie de fenómenos sociales de escasa o nula consistencia, equívocos y vagos, como el del multiculturalismo y el de la globalización. Con todo, constituiría una auténtica torpeza pensar que Trump se vaya a dejar manipular fácilmente, habida cuenta, por otra parte, de que ni es tonto ni está loco, según afirman quienes le han tratado de cerca.

Puede decirse que el recientemente despedido 2016, fue el año en que Donald Trump venció al establishment y en el que grandes sectores sociales perseguidos por razón de sus creencias y motivos ideológico/políticos encontraron en este controvertido personaje político un esperanzador alivio, dadas las claras muestras de coraje y valentía, puestas de manifiesto al vencer la cobardía política y hacer frente a la insidiosa y persistente cristianofobia, verdadero azote para una gran parte de la comunidad cristiano/católica en distintos puntos del mundo occidental y también en el oriental. Por tal motivo, es de esperar que Donald Trump continúe sin desmayar la lucha contra los ataques sistemáticos al cristianismo y/o a cualquier otro grupo étnico que vea vulnerados sus derechos fundamentales.

La implicación y el compromiso del trumpismo de Donald Trump con la defensa de los derechos humanos en general y de los cristiano/católicos en particular, por el hostigamiento, la persecución, el ultrajante escarnio y las torturas que vienen padeciendo en diferentes zonas de la geografía mundial, constituye una encomiable actitud y una apreciada carta de presentación de este gran valedor del catolicismo perseguido y masacrado en muchos puntos del planeta con indescriptible crueldad. De suerte que para muchos seres humanos y, por supuesto, para estos creyentes maltratados el Presidente de los EEUU es ese líder fuerte, indiscutible y perseverante que tanto necesitan porque les inspira confianza y cuyo discurso tiene bastante analogía con el del Papa Francisco.

No cabe duda de que el trumpismo va a catapultar ese nuevo orden internacional del que tanto se viene hablando- ya lo está haciendo-. Sin embargo, es necesario proponerse erradicar los populismos, sean de izquierdas o de derechas, de la esfera política europea y mundial. Es innegable que el trumpismo puesto en marcha convulsiona y revoluciona las actuales estructuras políticas, sociales y económicos del sistema establecido, agita las conciencias y actúa de revulsivo de la opinión pública mundial. A mayor abundamiento y lamentablemente, hasta es probable que el trumpismo propicie y contribuya a que logren el poder en Francia, Alemania, Italia y Austria quienes son tildados de ser las alternativas ultraderechistas con trasfondo ideológico populista. En última instancia, el trumpismo que irrumpió en EEUU con la victoria del republicano Donald Trump, vino a convulsionar y a sacudir el espíritu crítico de la opinión pública mundial instalada en el rutinario devenir de los acontecimientos.

Como colofón de este apartado, el analista quiere advertir a sus lectores que está por ver lo que pueda dar de sí la gestión de Donald Trump, tanto desde el punto de vista económico como de la política exterior. No es de extrañar que, en breve, a los estadounidenses y al mundo entero, o lo que es lo mismo, a propios y extraños, les sorprenda la eficiente y determinante acción política de este Mandatario republicano de los EEUU, que puede resultar ser ese Presidente inesperado, desconcertante, luchador contumaz, fantasioso y rupturista que consiga el establecimiento en EEUU y el resto del mundo de un orden más justo y estable, tal y como se ha insinuado al comienzo de este Artículo sobre la nueva era política marcada por el trumpismo de Donald Trump. El tiempo lo dirá, así que tiempo al tiempo.

Por Antonio José Parafita Fraga, escritor y comentarista de temas sociales y políticos.

Del Blog VERBO SUELTO del autor, cuyo enlace o link es verbosuelto.blogspot.com


Carlos Carnicero - A propósito del populismo de Donald Trump

23.01.17 | 08:16. Archivado en Carlos Carnicero


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Hay muchas definiciones de Populismo. La más elemental es la que le atribuye la condición de dar soluciones simples a problemas complejos.
Su caldo de cultivo es el descontento social y la ensoñación de ser grandes. El eje izquierda/derecha es elástico. Movimientos populistas de los dos signos tienen elementos en común, como la pretensión de representar en exclusividad al pueblo, a la gente, despreciando a lo que consideran la élite o la casta.
Requieren un líder o caudillo, representación hegemónica del pueblo y autoritarismo en la forma de ejercer el poder.
Es curioso que un multimillonario se atreva a decir que va a devolver el poder, secuestrado por las elites, al pueblo. Su gobierno está formado por tecnócratas, militares de línea dura, ejecutivos de grandes compañías y técnicos que quieren quitar ayudas sociales, medicina y enseñanza pública para llevar a cabo privatizaciones de servicios. Quien quiere devolver el poder al pueblo, lo primero que ha hecho ha sido empezar a desmontar el sistema público de salud y quitar las exenciones fiscales a las hipotecas.
¿Por qué le creen aquellos a los que va a perjudicar?

Los populismos no son racionales. Predican lo que la gente quiere oír sin tener en cuenta las consecuencias de esos postulados.

"América primero", suena bien. También que el trabajo sea exclusivamente para los americanos. Y que se ponga límite a la fabricación en el exterior y a las importaciones.

¿Es posible volver a esas formas de autarquía desde el desarrollo que ha conseguido la globalización? ¿No tienen efectos secundarios contraproducentes para los americanos esas políticas?

El populismo vende ensoñación. ¿Cuanta gente no quiere que se rectifiquen los efectos negativos de la globalización? Naturalmente no se puede hacer por imposición y hegemonía porque el mundo ya no es hegemónico.
Va a ser apasionante ver cómo reacciona la parte de la sociedad americana que ha apostado por Trump cuando compruebe que muchas de sus promesas son imposibles de cumplir.
El mayor factor de riesgo de Trump es su falta de experiencia política, su carácter impulsivo y autoritario y la facilidad con la que cae en la tentación de utilizar Twitter para sus desahogos.
El estreno del ejercicio del poder puede romper muchos platos. Va a ser apasionante el seguimiento de sus primeros meses de gobierno.


Francisco Muro de Iscar - Donald Trump y España

23.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) Estados Unidos ya tiene el presidente que han elegido sus ciudadanos y Mariano Rajoy, se ha apresurado a decir que espera que las relaciones entre ambos países no sólo se mantengan sino que mejoren. Desde un punto de vista diplomático, ningún reparo a sus palabras. Estados Unidos es el principal socio comercial de España fuera de la Unión Europea, el sexto destino de las crecientes exportaciones de bienes de equipo españolas y nuestro quinto proveedor. El país de Trump es uno de los primeros inversores en España y el primer destino de la inversión española. Y si hablamos del capítulo de infraestructuras, España participa en proyectos de gran envergadura. Entre 2012 y 2016, las empresas españolas han conseguido contratos de servicios en Estados Unidos que se acercan a los 20.000 millones de dólares. Y eso, sin hablar de las importantes bases -para Estados Unidos, desde luego, pero también para la economía de esas zonas- de Rota y Morón. Así que el Gobierno se cubre las espaldas. Pero ese hecho, junto con el respeto a la voluntad del pueblo norteamericano no debe hacer que los gobernantes españoles, que son parte activa en la política de la Unión Europea, se pongan la venda y dejen de mirar las serias amenazas que se presentan con la llegada al poder de Trump y con sus primeras acciones y declaraciones. Recorte de derechos a los más débiles, amenazas a Europa y a China, chantaje a las empresas automovilísticas, ataques a México, promesas de muros y de expulsar a millones de personas del país de la libertad, "América para los americanos". El Papa Francisco lo ha visto claro: "el peligro es que en tiempos de crisis busquemos un salvador". No existen. Está en juego la economía y peligran los contratos de las empresas españolas en Estados Unidos. Un castigo a las importaciones de otros países puede convertirse en una tragedia para el comercio internacional y para nuestra economía, que depende, afortunadamente cada vez más, del crecimiento de las exportaciones. Pero ceder al chantaje populista -"americanos, comprad productos americanos"- puede ser aún peor.
Cuando el populismo, del signo que sea, llega al poder, incluso por la vía democrática, se pone en riesgo algo más que economía. Lo que peligran son los principios y los valores de la convivencia, la propia democracia. Ha costado tanto que la Declaración Universal de los Derechos Humanos vaya prendiendo en la sociedad mundial que derribarla de pronto desde el poder de la nación más poderosa del mundo debe ser contemplado por los Gobiernos occidentales y por los ciudadanos que defienden esos valores, en estados Unidos y en el mundo, como un grave e inminente riesgo. Y hay que oponerse con firmeza.
Está claro que todos los Gobiernos libres y democráticos miran hacia otro lado cuando se sientan a negociar con naciones poderosas, como China o Rusia, que no respetan los derechos humanos. El poder del dinero casi siempre vence a la fuerza de los principios. Pero ni Rusia ni China pueden ser consideradas como democracias en el sentido más ético de la palabra. ¿Y los Estados Unidos de Trump? El Gobierno de España debe negociar pero sin arrodillarse.


La semana política que empieza - Cuando votar cuesta un euro (o dos)

23.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Cuando escribo este comentario los tiempos periodísticos me impiden conocer el resultado de la votación entre los siete candidatos socialistas franceses que, este domingo, se enfrentaban en primarias para saber qué dos finalistas concurrirán el domingo próximo a las urnas "internas" y, así, elegir al vencedor que, en nombre del socialismo galo, estará en las elecciones presidenciales frente a Le Pen, Fillon, Macron... Imposible, por tanto, aventurar a esta hora un pronóstico acerca de quién será el hombre -solo una mujer, con escasas posibilidades, concurría_ que estará representando a una cierta izquierda intentando ser el presidente del país vecino. Pero, entretanto, habrán dado, como antes lo hizo la derecha, una lección de democracia, movilizando a millones de personas que, inscribiéndose en una lista previa -no hace falta ser militante_ y pagando un euro (o dos) por votar, sienten que han participado en el proceso político desde el comienzo.
Y entonces, claro, uno, que, desde hace mucho, piensa que la democracia española es perfectamente mejorable, siente una cierta envidia: con todos sus defectos, que no son pocos, y aberraciones, que algunas hay, Francia sigue estando bastante pasos por delante de unas formaciones políticas españolas que, de nuevo, dan el espectáculo de la pobreza dialéctica, de los egoísmos personalistas y, sobre todo, de una alarmante falta de transparencia en los procesos internos.
Claro que en el debate político español, en esos "road shows" tan peculiares en los que los/as candidatos/as a ser candidatos/as piden apenas "unidad" a un puñado de militantes congregados para escucharles, no parece haber calado aún la alarma ante lo que está pasando en el mundo y la necesidad de fortalecer doctrinas políticas sólidas en Europa. No puedo dejar de afligirme ante el espectáculo que veo en el país más poderoso de la tierra, tomado al asalto por alguien que, al son de "My Way" en el baile presidencial con su dicen que elegante esposa, rememora los tiempos de Sinatra, si no otros anteriores, en los que las damas negras habían de sentarse en la parte posterior de los autobuses. Y entonces todas mis esperanzas se centran, ay, en Europa, donde nos convulsionamos ante la evolución del Brexit interpretado por la señora May o con los "selfies" en los que la señora de la ultraderecha francesa se inmortaliza con el caballero de la ultraderecha holandesa, que, encima, podría ganar este año las elecciones en su país, toma ya.
Algunos hemos denunciado ya la alarmante falta de visión internacional de nuestra clase política, tan atareada en unos congresos nacionales que les sirvan para amarrar el poder de sus actuales dirigentes, de manera que pervivan también en el futuro. Quitando a alguno en Podemos, no he escuchado a nadie referirse a la amenaza de una alianza Trump-Putin: solamente se nos dice que habrá que esperar a ver en qué deviene el estrafalario nuevo amo del mundo, un tipo que ayer escupía a la CIA y hoy se inclinaba ante ella. Incluso el Papa, en su infinita prudencia, ha ido algo más allá, al referirse a los peligros de los liderazgos sobrevenidos en tiempos de crisis.
Aquí, en fin, andamos en el ombliguismo, mientras en Francia votan millones de ciudadanos en las primarias. Aquí andamos en que si hay enredos en la oscuridad de ex dirigentes socialistas para potenciar -o hundir-- a actuales aspirantes a dirigentes socialistas; o mareando perdices sobre si la presidenta andaluza concurrirá o no a unas hipotéticas primarias que ella quisiera ganar en solitario; o alarmándonos sobre si "el automovilista" que ejerció la secretaría general del PSOE acabará irrumpiendo en el "saloon" para participar en la balacera. Aquí nos desgañitamos, sobre todo los emergentes, acerca de cómo ha de votarse en sus congresos internos, o sobre si hay que mantener en el cargo partidario a una secretaria general que es, además, ministra nada menos que de Defensa. Menudo nivel.
Ya sé que en todas partes cuecen habas, desde luego. Y que uno no debería dejarse llevar por una excesiva admiración (o repudio) ante el espectáculo que vemos fuera de nuestras fronteras. Pero de veras pienso que, una vez que el viejo orden mundial parece haber saltado por los aires de la mano de un personaje imprevisible y de movimientos en las urnas que muestran el rechazo hacia un sistema endogámico, tenemos el derecho, y el deber, de proponer políticas nuevas. En las que los ciudadanos participen mucho más, en las que los medios de comunicación sean mejores, pero también más y mejor atendidos, en las que las instituciones no sean como vacas sagradas. A mí, esto de que la gente de la calle pueda votar a quien quiere que sea su candidato pagando un eurito, pues qué voy a decirle: la verdad es que me gusta. Al menos, me gusta más que lo que estoy contemplando en nuestros procesos congresuales. Y en el "procés", madre de todos los "procesos" que nos vienen, y que tampoco encara de frente nadie. Vive la France, hala.


Carmen Tomás - El recibo de la luz

22.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

Desde hace unos días, España entera está alarmada por la subida de la factura de la luz. El primero, el ministro del ramo que ha profetizado que este año pagaremos 100 euros más que el año pasado. Nadal se ha sumado a la alarma y se dispone a cambiar no sé cuantas cosas del sistema dando pábulo a cientos de informaciones que no se corresponden con la realidad. Para empezar, la mitad de los consumidores por el tipo de tarifa que tienen contratada no van a notar ninguna subida. Luego están los cientos de miles de consumidores que disponen del bono social. Y de los que tienen una tarifa susceptible de subir como mucho van a pagar entre 2 y 4 euros más, mientras duren, claro, las circunstancias actuales.
Cierto que en estos días de frío siberiano no hay viento, no ha llovido y el petróleo y el gas es más caro. Por tanto, ha entrado en el sistema la energía más cara que se produce con gas mediante centrales de ciclo combinado y esto va encarecer el recibo. Pero. además de lo que he explicado anteriormente sobre la variedad de tarifas, la parte del recibo que sube es la relativa al coste de producción, un tercio del total de nuestra factura. Luego están los impuestos y después una ristra de costes, ajenos a nuestro particular consumo, que son básicamente decisiones políticas que se han tomado y que pagamos los consumidores. Entre ellas, las millonarias subvenciones a las renovables, la amortización del déficit generado por no subir los precios teniendo en cuenta esos costes, así como otros gastos derivados de transporte y distribución y que suponen el 46 por ciento del total de la factura. Por ejemplo, en una factura con un importe total de 100 euros (en dos meses), el coste de lo que consumimos es redondeando de 31 euros, los impuestos 21 y los costes regulados 46. Es decir que la subida se aplicaría sobre los 31 para los que tengan tarifas variables y esto se traduce en 2, 3 o 4 euros en este mes o durante el tiempo en el que converjan todas las variables: falta de agua, viento y petróleo y gas más caros.
Es increíble que hasta la Fiscalía haya dicho que va a investigar por qué la factura de la luz de una cuarta parte como mucho de los consumidores va a subir 2, 3 o 4 euros este mes. Increíble que el gobierno entre al trapo de la izquierda, la que va de moderada y la radical, que ha pedido hasta la nacionalización de las eléctricas y que nadie haya sido capaz de poner un poco de cordura. Hubiera bastado con poner las cifras blanco sobre negro y no dejarse llevar por la corriente. Este, desgraciadamente, está siendo el pan nuestro de cada día. Todos a remolque de la alarma generada por unos cuantos con la clara intención de desgastar al gobierno, embarrar el campo y tener al país en vilo con un evidente discurso de confrontación y demagogia.


Siete días trepidantes - El (¿prudente?) silencio de nuestros políticos

22.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Jamás el mundo había asistido a un discurso como el de toma de posesión de Donald Trump. He leído muchos adjetivos y calificativos (y descalificaciones, por supuesto) sobre ese discurso, que nadie, nadie, excepto, claro, los que ya sabíamos, ha podido apoyar en Europa. Los medios de comunicación, con muy escasas salvedades, se han lanzado a despellejar ese nuevo "América, para los americanos", pronunciado de forma mucho más tamplona. Y una de las cosas más graciosas y acertadas que he leído en estas horas corresponde, desde luego, a un "cartoonist", que suelen ser los que más dan en el clavo: "Trump, encantado: es imposible que decepcione". Y, tras el discurso preocupante para lo que pueda venir, resuena el atronador silencio de los corderos, digo de los políticos, de la vieja Europa y, obviamente, de España: ¿exceso de prudencia o cautela recomendable?

Tengo por cierto que, si algunos miembros de eso que da en llamarse "clase política" española expresasen en público lo que algunos les hemos oído en privado, el estruendo hubiera sido ensordecedor: hay miedo. Pura, dura y simplemente. Miedo. Y no seré yo, desde luego, quien critique la posición oficial del Gobierno de Mariano Rajoy, aconsejando "esperar" a ver cómo se desarrollan los acontecimientos en los Estados Unidos. Lo que ocurre es que eso lo decían, el propio Rajoy y el nuevo ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, antes de escuchar la sarta de tópicos demagógicos, egocéntricos y simplistas, trufada con amenazas, que compendió el discurso "trumpista", que tan mal ha caído, al parecer, en las comedidas filas demócratas y en las de los republicanos levantiscos. América, la profunda y la del progreso, ha quedado (aún más) partida en dos. Y lo que en los últimos sesenta llamábamos en la Universidad "el Imperio", o sea nosotros, anda tan boquiabierto que no ha permitido, al parecer, que representante público alguno de cierta relevancia en la Vieja Europa haya logrado articular palabra.
Aquí, en la vieja España, andamos tan ensimismados con las luchas por el poder intestinas en los partidos, quizá excluyendo al que ocupa el poder, que bastante ocupado anda administrando los problemas que nos vienen, que los políticos no han encontrado tiempo para analizar de manera suficiente (bueno, de manera alguna) lo que está ocurriendo en este mundo occidental, para no hablar del oriental: una América archiproteccionista se alía con una Gran Bretaña aún más aislacionista y tienen enfrente a una China comunista que resulta que es liberal y todo ello se complementa con una Rusia que vuelve a la era grandiosa y despótica de los zares de la mano de Putin, cada día, parece, más poderoso e influyente: ha encontrado a un presidente de los Estados Unidos, nada menos, que ha caído fascinado en las garras del oso soviético, digo ruso, perdón.
No diré que ha llegado la hora de los "hackers" internacionales, porque ya estaban aquí: ahora los harán subsecretarios de Estado. El caso es que la Casa Blanca, esa que ahora confiamos apenas en que esté equilibrada por los "contrapoderes", enfila una nueva era que de verdad es una nueva era, de la mano del personaje más peculiar que ha llegado a la política desde Bokassa, Beppe Grillo, Berlusconi, Chavez o Coluche. Pero todos ellos o son caricatos o han tenido un poder mucho más limitado que ese individuo de pelo anaranjado que ha revolucionado la ética, la estética y hasta la metafísica de un sistema. Un sistema que, mal que bien, iba tirando, aunque parece que ha, hemos, abusado tanto de ese equilibrio complicado instaurado en Bretton Woods, lo hemos hecho tan injusto, que hemos acabado por traer al poder, de la mano de los votos, a eso, a auténticas caricaturas. Ni el más disparatado de los "cartoonists", ni el guionista cinematográfico que inventó a "mister Chance", ese personaje inolvidable, pero creíamos que imposible, de Peter Sellers, hubiesen imaginado esta broma que nos ha gastado el destino. Broma pesada, tan pesada como el increíble discurso de Trump.
Y, ya digo: aquí (y en los países tópicamente llamados de nuestro entorno), punto en boca. Que bastantes problemas tienen los "populares" pensando si mantener a la señora Cospedal en la secretaría general -aunque ya digo que entiendo la cautela del Gobierno del PP-, los socialistas cavilando en si Sánchez triunfará en la plaza de Sevilla, los morados leyendo los insulsos papeles de "pablistas" versus "errejonistas" y "bescansistas", y los anaranjados -hombre, como el pelo de Trump_ preparando su congreso "riverista". Y todos, mirando hacia Cataluña, que está en el lado geográficamente opuesto a los Estados Unidos. Y así, entre mirar al nordeste y a sus propios ombligos, ¿cómo diablos iban a encontrar tiempo para ilustrarnos a nosotros, el vulgo ignorante, acerca de lo que piensan del nuevo orden mundial que se nos ha echado ya encima de la mano de un marciano con corbata roja, que le llega hasta donde parece tener el cerebro?


Victoria Lafora - El fiscal y la chapuza eléctrica

22.01.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, (OTR/PRESS)

El ministro Alvaro Nadal ha visto como la opinión pública se le ponía en pie de guerra, ante las desmesuradas subidas del precio de la luz. Coincidiendo con la única ola de frío siberiano, el megavatio subía imparable cada hora, justo en los picos de mayor consumo eléctrico.
Como su propuesta de "incitar" a las gasísticas a bajar el precio no parecía una medida ni inmediata ni definitiva y el escándalo crecía, intervino ayer la fiscalía y abrió una investigación de oficio para averiguar la existencia de irregularidades en estas subidas. No deja de ser otra huida hacia adelante, teniendo en cuenta que la fiscalía depende orgánicamente del Gobierno y que cabe suponer una indicación desde el ministerio de Justicia.
Una vez más, la pretensión es trasmitir la imagen de que se actúa, pero no se abordan las reformas profundas que necesita el sector para que la factura de la luz que pagamos los españoles no sea una de las más caras de Europa.
Fue el hermano gemelo del ministro, Alberto Nadal, hoy Secretario de Estado en Hacienda, el que elaboró toda la estrategia energética del primer Gobierno de Mariano Rajoy, entre 2011 y 2016. Desmontó todos los planes de Zapatero para beneficiar a las renovables, acabó con el déficit de tarifa, eliminó las primas a las eólicas y fotovoltaicas y creo el "impuesto al sol".
Y todos esos conceptos se pasaron a la factura de la luz que pagamos cada mes. Porque el coste de la electricidad, la que consumimos, no alcanza al 37% de la misma. El resto son impuestos, prima a las renovables, bono social, amortización de red, etc.
Así pues, los dos hermanos Nadal, tendrían muy fácil reducir el coste de la electricidad a las familias con solo convencer al ministro Montoro de que redujera los impuestos a un bien de primera necesidad como es el consumo eléctrico. Causa de la pobreza energética y responsable de que un preocupante número de familias viva sin calefacción. De esta manera no tendrían que apelar a la fiscalía.
Porque no se trata de poner parches para pasar esta ola de frío. Hay que modificar el sistema que permite que sean las centrales de ciclo combinado, las que funcionan con gas, las únicas responsables del precio del megavatio en las subastas diarias. Hay que cuestionarse si son los consumidores los que deben pagar el precio de la subvención al carbón, o el bono social para las familias desprotegidas.
Es como si se hubiera querido colar en la factura de la luz toda una serie de partidas que corresponden a los presupuestos generales del Estado. Pero, en tiempos de recortes de gasto y de cumplir el objetivo del déficit con Bruselas, el consumidor siempre acaba siendo el chivo expiatorio.
Si el Gobierno no afronta una solución tendrá que ser la oposición la que, de forma conjunta, desmonte este injusto lío eléctrico.


A vueltas con España - Ante un chico mal criado

22.01.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, (OTR/PRESS)

Donald Trump fue un populista en campaña, lo cual le dio resultado -no ganó en votos pero sí en representantes y en estados, de ahí que sea presidente de la primera potencia del mundo-, y ha vuelto a ser un populista en su toma de posesión. Nada nuevo bajo el sol. ¿Le dará también resultado como presidente?

Es probable que su receta económica comience por dar buenos resultados a corto plazo en EE UU, pero no es tan seguro que suceda lo mismo a medio y largo plazo, por lo que no habría que descartar rectificaciones a riesgo de un efecto boomerang, ya que todo lo que va vuelve.
El discurso de Donald Trump, además de populista, es nacionalista. Su populismo ambiciona satisfacer los deseos más primitivos de una colectividad, sin reparar en sus consecuencias éticas o económicas. Su nacionalismo sin complejos es un factor de riesgo económico para el mundo; léase Europa y léase España.
Donald Trump también es demagógico en su afán populista de poner el pueblo contra las élites y a los Estados Unidos contra los demás países, salvo Rusia, Gran Bretaña y Taiwan. Lo ha retratado bien el escritor inglés John Carlin: es un hombre de 70 años con el desarrollo emocional de un chico malcriado. Vendría a ser como un niño sin el como.
Visto desde España, un país que comercia básicamente con Alemania y Francia, socio de la eurozona, la música de Trump suena mal. No solo por su populismo, su nacionalismo y su demagogia, sino por sus anuncios económicos, que de confirmarse no auguran nada bueno para Alemania ni para la Unión Europea; léase tampoco para España. En este caso no es especialmente relevante la relación bilateral -lo único que le preocuparía a Trump serían las bases de EE UU en territorio español y están a salvo-, sino el impacto de su política aislacionista en materia económica. Sorprende hablar así del jefe de Estado de un país que es un modelo de democracia, de diversidad y de apertura al mundo, pero -visto lo visto- nada es para siempre.
¿No hay nada positivo en Donald Trump? Puede que sí. Del mismo modo que es tan claro hablando -y tan bruto- se supone que será consciente de que otros también pueden serlo con él, en un mundo menos políticamente correcto. Y si eso es así, tal vez se vaya calmando, porque no solo él sabe ser así. Siguiendo la estela de Carlin, la vida nos enseña que hay chicos malcriados que terminan por serenarse y ser gente normal. Como debe ser. ¿O no?


Más que palabras - Nieve, luz y caos

21.01.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Nieve, frío, y subida de la Luz han sido, estos días, las palabras más utilizadas en todos los medios de comunicación y en todas las conversaciones familiares o de café. La ola de frío que ha padecido España, de norte a sur, ha venido acompañada de un subidón del precio de la electricidad que nos da dejado también helados. Esto ha supuesto un incremento en el consumo de gas próximo al 15% y según dicen los expertos ese es el motivo por el que se están tensionando aún más los precios de los mercados energéticos y el responsable en último término del encarecimiento del recibo eléctrico.
Yo, hace mucho tiempo que he desistido de interpretar el recibo de la luz y supongo que le pasa igual a casi todos. He cambiado el tipo de contrato, muchas veces, acudido a mi compañía para bajar la cantidad contratada, consumido menos, variado el tipo de tarifas desde de nocturno a diurna, medio pensionista, plana o como sea pero el resultado ha sido el mismo: no hay forma de bajar el maldito recibo y tengo siempre la desagradable sensación de que me engañan, que es lo peor. Las excusas que me dan son de todo tipo: que no se ha hecho la lectura real, que he consumido más en horas punta y otras tan kafkianas que no merece la pena ni comentar.
Da igual lo que digan las compañías porque aquí sus errores o los de políticos que apuestan por energías inviables, quienes los pagamos religiosamente somos los usuarios, es decir todos. No conozco a nadie que sepa exactamente cuánto consume de luz en cada momento, sobre todo porque con el sistema actual los precios fluctúan cada hora y claro a río revuelto.... ya se sabe . Lo que sé es que en cuatro semanas el precio de la Luz ha subido un 20 por ciento! ¡Un escándalo que tiene tintes de provocación en pleno invierno, cuando las temperaturas están bajo cero. . Dicen algunos puristas que la electricidad no ha subido mucho más que la gasolina sin embargo el revuelo político y social es muchos mayor.
¡Faltaría más cuando hablamos de algo que afecta al cien por cien de la población!.
El alza de los precios que ha rozado los cien euros por megavatio -marcando el máximo en tres años- ha obligado al Gobierno a intervenir aplicando medidas de urgencia.
El ministro de Energía, Alvaro Nadal, anunció que su departamento va a obligar a grandes compañías como Gas Natural o Endesa a ofertar parte de sus paquetes de gas al Mibgas, el mercado central creado en 2014 para tener una referencia de precios más transparente de este tipo de hidrocarburos. El objetivo, según dijo es dotar de más liquidez a este mercado y hacerlo más transparente, ya que en la actualidad sólo se negocia un 5% del gas que se consume en el país. Energía confía en que la caída del precio en el mercado del gas se traduzca a su vez en una bajada posterior del recibo ¡ya veremos! por que esa misma cantinela con unas u otras medidas, siempre tomadas en caliente cuando viene apretando el "lobo" de la opinión pública, se la he escuchado a sus antecesores tanto del PP como del PSOE y yo las bajadas nunca las noto porque son imperceptibles.
Por otro lado el temporal de nieve que ha afectado a todos pero especialmente al sureste de la península ha dejado un reguero de carreteras y vías del tren cortadas en Alicante, Albacete y Murcia y miles de automovilistas y pasajeros se quedarán todos en las noche aislados. Siempre pasa lo mismo, en España nieva y todo se paraliza, no sé qué ocurriría si el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha pedido disculpas a los ciudadanos afectados por las condiciones adversas del temporal y ha atribuido la situación a condiciones meteorológicas "excepcionales" e "históricas". "No se conocían fenómenos de estas características desde hace 30 años. Ha sido excepcional el volumen e intensidad de la nevada, que ha superado los 10 centímetros en las zonas cercanas al mar durante 48 horas", subrayó el ministro. Está muy bien eso de que un político pida perdón, adelantándose a que se lo exijan sus adversarios, pero para no tener que hacerlo hay una receta infalible: prevención, prevención y prevención. España cada vez que nieva es un caos ¿Qué sería de los países del norte de Europa si ocurriera esto?. ¡Qué pereza que se repita tanto "día de la marmota".


Andrés Aberasturi - Vaya panorama

21.01.17 | 08:16. Archivado en Andrés Aberasturi


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Me temo que esta vez el título de la columna debería ser el comienzo de la misma: vaya panorama. Y es que esto no da ya más de sí. Es que mires a donde mires el paisaje social resulta tan helador como el climático y otra ola de frío va helando -como decía el poeta- el corazón del españolito medio. El hispanista Stanley G. Pynes se mostraba "desilusionado" con los políticos españoles del Siglo XXI; pues imagínese cómo nos podemos sentir nosotros Mr. Pynes, aunque, para ser sinceros, tampoco es que los políticos ingleses de este mismo siglo estén siendo un espejo al que mirarse.
Pero es verdad. No es posible que en tan poco tiempo hayan pasado tantas cosas y se hayan truncado tantas ilusiones y nos encontremos hoy donde nos encontramos con un histórico PSOE destrozado y desangrándose por luchas intestinas que, tengan el final que tengan, no puede ser bueno. No es posible que sea cuando sea el dichoso Congreso, haya o no haya primarias, el socialismo pueda salir no ya reforzado sino ni siquiera unido en un proyecto común.
La menos histórica Izquierda Unida pero heredera del viejo Partido Comunista se ha diluido como un azucarillo en la copa triunfal que levantaban justos los profesores de Podemos. Pero el triunfo tiene su precio y como tantas veces se ha repetido, resulta demasiado fácil morir de éxito. Podemos, aquella ilusión que canalizó la hartura de tantos, se debate hoy entre personalismos y figuras porque ya son casta, les guste o no, y les ha llegado la hora de la vanidad y el deseo de poder que se disfraza de modelo de hacer política cuando ni siquiera en sus mejores épocas su modelo parecía ser viable.
Ciudadanos sigue sin encontrar su sitio y el papel de bueno de la peli no es nada agradecido: se lo van a comer por la derecha o por izquierda porque no se puede servir lo mismo para un roto que para un descosido y al final, ni unos ni otros van a fiarse de que funcione la bisagra.
Y queda el PP que parecía hermético pese a los escándalos y que seguirá ofreciendo esa imagen mientras la argamasa del poder les mantenga unidos. Pero Génova va siendo cada vez más un polvorín porque un partido político no puede insistir en su ceguera frente a la escandalosa corrupción que le rodea. No lo hicieron cuando lo debieron hacer y en cuanto las urnas no alcancen, alguien desde dentro tendrá que quemar tanto rastrojo. Y lo malo del PP es que no escarmienta.
Dejemos a los políticos y pasemos a la banca. Hay que mirar hacia otro lado porque lo que se va viendo es tan triste que uno no entiende cómo hemos podido vivir así. Van de escándalo en escándalo, de trampa en trampa, de usura en usura y sin ningún pudor, cuando han quedado demostradas y sentenciadas sus jugarretas -y aun no todas- a costa del pobre cliente medio, lo que hacen es endurecerlo todo y cargar sobre la ciudadanía lo que ellos no están dispuestos a pagar con sus enormes sueldos, con sus inmorales retiros y subvenciones.
¿Seguimos? ¿Hablamos los nacionalismos que ofenden con su ausencia al resto o mejor de los antisistemas metidos en el sistema? Tal vez convendría reflexionar qué pasa en una sociedad donde la policía -las policías- tienen que pedir públicamente respeto a los políticos que les mandan. ¿Y si nos damos una vuelta por los juzgados donde se eternizan las instrucciones, los juicios, las sentencias?

Lo dicho: no sé si es el frío, pero ¡vaya panorama!


Fermín Bocos - La vuelta de Sánchez

21.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

El anuncio de la vuelta de Pedro Sánchez a la carretera está generando mucha preocupación entre los responsables de la Gestora presidida por Javier Fernández que, como es sabido, lleva meses intentando reducir la crispación interna desatada tras la traumática defenestración del secretario general. La salida a escena de Patxi López venía siendo interpretada como una señal de recuperación de consenso interno entre la federación vasca y la andaluza, las dos familias históricas del socialismo español. Las que en su día, en el llamado "Pacto del Betis", construyeron el liderazgo de Felipe González frente al viejo PSOE del exilio encabezado por Rodolfo Llopis. Nicolás Redondo y Eduardo López Albizu ("Lalo"), el padre de Patxi, fueran personajes clave en aquel proceso. Como el pasado suele ser prólogo, se hacían conjeturas acerca de un pacto entre Susana Díaz y Patxi López para que el vasco liderara el partido en la dura travesía que supone una legislatura con Podemos en continuo reproche por los acuerdos parlamentarios de los socialistas con el PP y, llegado el día, que fuera la andaluza la candidata a La Moncloa.
Este pretendido reparto de papeles se queda en el telar sí, como parece, se confirma que Pedro Sánchez además de "escuchar a los militantes" tiene intención de concurrir a las primarias. Su sola presencia altera todos los cálculos acerca del resultado del proceso. Quien diga que sabe con qué apoyos cuenta Sánchez entre los militantes, lo único que proclama son sus deseos o una simple opinión. Nunca se había visto el PSOE en un trance como este y nadie sabe sí el ruido -y la furia con la que se manifiestas algunos partidarios del ex secretario general- se corresponde con un apoyo sustantivo entre la militancia. Todo, ya digo, son conjeturas. Lo único cierto es que si el retorno de Sánchez va en serio, los esfuerzos de la Gestora para apaciguar ánimos y restañar heridas habrán servido de poco. También desde el Gobierno siguen con preocupación el proceso, conscientes de que un hipotético triunfo de Sánchez liquidaría el frágil consenso parlamentario en el que se apoya esta legislatura. Atentos, pues, a la pantalla.


Fernando Jáuregui - Hoy sí que empieza, ay, una nueva era

21.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Mucho, pero mucho, nos gusta a los periodistas anunciar la llegada de nuevas eras. Llegan unas elecciones generales, llega un nuevo líder, la UE da un paso que creemos decisivo en busca de nuevos -o no tan nuevos-- horizontes, el hombre pisa la luna, tenemos dos papas... Yo qué sé. Pero, en cuarenta y tantos años de vida profesional me va usted a permitir, quien tenga paciencia de seguir leyendo, asegurarle que jamás, en mi vida, me he encontrado ante un momento tan presumiblemente rupturista en la Historia contemporánea. Ni cuando cayó el muro de Berlín, ni cuando un negro -de trayectoria admirable, aunque se me discuta-llegó a la Casa Blanca. Ya solo sé que la toma de posesión de un personaje como Donald Trump, su ascenso a la figura de personaje más poderoso del mundo, ha roto todos los esquemas de lo políticamente correcto, de lo convencional, de lo normalmente informativo, puede que incluso haya dinamitado, para mal, las bases del sistema.
Temo a Trump. Ya sé, ya sé que no estoy solo en mi terror. Soy, apenas, uno más de los que se espantan ante el personaje. Temo lo peor, porque no creo en su lenguaje almibarado: el tipo -no es falta de respeto: es todo un tipo- es como ha demostrado ser en muchos años, setenta años de purpurinas, novias glamurosas y mucho más jóvenes, de hacer la "cobra" a los impuestos, despreciar a mis compañeros periodistas, acosar al diferente, insultar a actrices eminentes, pedir la pena de muerte para gentes a las que luego se arrima. Y la alianza que viene con Putin y con quienes a mí, lo siento, me producen terror mucho más que curiosidad.

No quiero andar con medias tintas. Me disgusta profundamente culminar casi medio siglo de carrera teniendo que comentar la llegada al poder máximo de alguien como Donald Trump. Una cosa es segura: llegan malos tiempos para eso que, al menos para mí, es tan sagrado como la libertad de expresión. Me gustaría mucho, hoy, escribir sobre otra cosa: la transformación de la decaída socialdemocracia -algún compañero de tertulias, tan interesante como José María Fidalgo, me acusa de estar obsesionado por el tema--, el esperanzador diálogo en Cataluña, las primarias francesas, la subida de la luz, hasta el frío que hace, yo qué sé. Pero hoy me resulta imposible escapar de la amenaza Trump.
Solo me consuela pensar que siendo como es, acabará metiendo la pata, o la mano, quién sabe, esperemos que sin demasiadas consecuencias negativas para el planeta, y entonces el a veces admirable sistema norteamericano ponga en marcha el impeachment y DT salga de la Casa Blanca por la puerta de atrás, rodeado de la infamia que quizá llegue a merecer. Acaba de llegar y ya ve usted, para qué le voy a engañar: me niego a aceptar la doctrina oficial, irremediable, de nuestros representantes públicos que dicen, qué remedio, que hay que esperar a ver si los contrapoderes contraprograman al ciclón: yo, la verdad, ya estoy deseando que se marche. Ya sé que de nada vale decirlo, pero ¿y el derecho al pataleo? Eso vale, todo comprendido, por cuarenta y cinco años de ejercicio de una profesión, dieciséis mil crónicas. De las cuales ésta es una de las más alarmadas que jamás haya escrito. Y lo peor es que sé que esta vez no voy a equivocarme, aunque ojalá me equivocase.


Charo Zarzalejos - Sánchez vuelve a la carretera

20.01.17 | 08:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

No había desistido pero ,al igual que Susana Díaz, estaba midiendo tiempos, atento a los movimientos ajenos y organizando su propia estrategia. Parece que esto último ya lo tiene diseñado y ahora se trata de ver cuanta agua hay en la piscina. Sus próximos son cautos pero si tienen la certeza de que puede contar con mucha más gente que Patxi López cuya sorpresiva candidatura no ha generado -y así se afirma desde muchos sectores del partido- una especial ilusión. Ha sido demasiada la pirueta política de López para que, al menos, una gran parte de la militancia le conceda la credibilidad necesaria cuando de colocar al PSOE en la rampa de salida para un eventual triunfo electoral se trata. Son muchos los que no entienden que considerando un error abstenerse en la investidura de Rajoy, primero se abstuviera y luego apoyara, junto con su grupo parlamentario los acuerdos alcanzados con el PP. Buena parte de la militancia lo único que tiene claro es que se cargaron al secretario general "para dar el gobierno a la derecha". Todas las demás consideraciones son hilo fino

Con Patxi López ya en el escenario, la carrera a las primarias está ya en marcha y Sánchez ha optado por no quedarse en casa y para demostrar que además de perseverante es audaz, el primer acto será en Sevilla, feudo de Susana Díaz. "Va a ser un buen termómetro" dicen los de Sánchez sabiendo de antemano que asumen un cierto riesgo. Pero ahí está en contra de la impresión de muchos que de manera bien prematura le dieron por un muerto político y sólo en la guerra se muere una vez.
No cabe decir que la situación interna del PSOE hoy sea mucho mejor que la que había hace dos meses. La gestora ha logrado mantener y que se secunde en la oficialidad su estrategia, pero no parece que se hayan cosido heridas. Lo ocurrido a Soraya Rodríguez en Valladolid no deja de un síntoma del que hay que condenar con total contundencia las formas esgrimidas por quienes mostraban sus discrepancias con la posición oficial. Sánchez, al margen de su estrategia de fondo, cometió graves errores de formas, de la misma manera que los ha cometido Patxi López cuya biografía política, en buena medida, es inseparable del apoyo dado a su persona por el Partido Popular.
Con Sánchez en la carretera se puede intuir que el proceso de primarias no va a estar carente de tensiones y bueno sería para los propios socialistas que en el camino emprendido nadie de por muerto a nadie y que, sobre todo, cuiden las formas. Una discrepancia se puede salvar con el acuerdo pero las ofensas, siempre innecesarias, son más difíciles de sortear porque esas si que dejan heridas.
Quedan cuatro meses por delante hasta que sepamos quien va a ser el/la responsable del PSOE pero antes de que lleguemos a este punto veremos nuevos laberintos, nuevas tensiones y dependiendo de quien gane la suerte de la legislatura puede quedar en entredicho. Pese a que como ya hemos visto en política es posible una cosa y su contraria, resultaría por lo menos paradójico que si ganara López -el único que ha dado oficialmente el paso- las relaciones con el PP vayan a ser las mismas que las establecidas por la gestora. ¿Puede alguien alimentar, apoyar y persistir en lo que considera un error?.
Pese a los interrogante que se dibujan en el futuro, en el Gobierno la convicción más compartida es que la legislatura va a durar cuatro años. Ignoro, de verdad, de donde les viene tanta convicción. La prudencia quizás aconsejaría colocarse a la vuelta del verano de 2018.


Escaño Cero - Donde las dan las toman

20.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

No sé por qué durante el mandato de la Administración Obama que termina este jueves 20 de enero, una de las mayores obsesiones ha sido colocar a Rusia en la lista de sus principales enemigos. Supongo que la respuesta está en los intereses estratégicos y económicos de Estados Unidos.
Precisamente Joe Biden, el vicepresidente de Obama, se acaba de despedir en la cumbre de Davos alertando del "peligro" ruso con afirmaciones tan tajantes como que Valdimir Putin quiere destruir a la Unión Europea.
Es evidente que Vladimir Putin no es una hermanita de la caridad y que tampoco es precisamente dechado de virtudes democráticas. Pero tampoco hay que olvidar que Occidente, o sea Estados Unidos y la Unión Europea no pueden presumir de mantener y haber mantenido un comportamiento ejemplar respecto a Rusia.
Resulta cansino tener que recordar que Rusia permitió la "caída" del Muro de Berlín y que hubo un compromiso por parte de Occidente de que no tentaría a los antiguos países del Pacto de Varsovia a formar parte de la OTAN, amen de que tampoco intentarían llevar su influencia hasta las fronteras rusas.
Pero Occidente no cumplió y a los pocos meses ya estaba en negociaciones para llevar la OTAN hasta la frontera rusa admitiendo en su seno a algunos de los antiguos países satélites de la URRSS.
Por si fuera poco Occidente, léase Estados Unidos y la Unión Europea, decidieron apoyar por activa y pasiva el "golpe" contra el presidente de Ucrania Víctor Yanukovich porque éste se negaba a firmar un acuerdo con la Unión Europea y a "enfriar" las relaciones de su país con Rusia. Parlamentarios europeos y políticos norteamericanos se manifestaron en la plaza de Maidan tranquilamente junto a los opositores de Yanukovick. O sea lo nunca visto. Todo eso derivó en un enfrentamiento entre ucranianos y la decisión de Rusia de hacerse con Crimea, que por otra parte siempre había sido parte de Rusia.
El conflicto ucraniano le vino estupendamente a la industria armamentista occidental y sobre todo a los defensores de la OTAN porque ya tenían el argumento perfecto para defender su supervivencia habida cuenta que sin "guerra fría" algunos países se cuestionaban su continuidad.
O sea que bien se podría decir que donde las dan las toman y que Vladimir Putin desde entonces no ha dejado de hacer de las suyas y seguramente se ha empleado a fondo para fastidiar y desestabilizar la política estadounidense y la europea.
Pero lo cierto es que en este juego de alta política todos son igual de perversos. Así que no me extraña que Rusia haya podido intervenir en las elecciones norteamericanas lo mismo que Estados Unidos intervino en el conflicto de Ucrania. En fin que hay muchos intereses de por medio para que volvamos a una nueva versión de "la guerra fría". Joe Biden se ha despedido señalando que el enemigo es Rusia. Casi nada.


El Abanico - Ana Belén: el cine penaliza la experiencia

20.01.17 | 08:16. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

Cuando el próximo 4 de febrero las gentes del cine entreguen el Goya de Honor 2017 a Ana Belén, habrá quien piense que se lo deberían haber dado hace tiempo. No solo porque en su haber cuente con más de 50 títulos como actriz, también por sus grandes éxitos como cantante, pero muy especialmente por su defensa de la cultura española, de la libertad de expresión y en contra de todas aquellas medidas que afectan negativamente a la vida cotidiana de los españolitos de a pie. Una actitud valiente, comprometida, por la que le han llovido las críticas pero también el reconocimiento sincero de quienes piensan que los actores o actrices están en todo su derecho de expresar públicamente lo que piensan y sienten, guste o no a la clase dirigente, de igual manera que lo hacen los médicos, los arquitectos o los camareros.
Si hace unos días celebrábamos el discurso crítico de Meryl Streep con motivo de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, por qué callar ahora cuando Ana se queja del trato que se le ha dado a Fernando Trueba por unas palabras pronunciadas irónicamente al recibir el Premio Nacional de Cinematografía. Una campaña que ha penalizado el devenir de su última película "La Reina de España", en la que han trabajado grandes actores y actrices como Penélope Cruz, la propia Ana Belén, Antonio Resines, y muchos otros, algunos de los cuales afrontan hoy perdidas millonarias, ya que la película se financió con el dinero del director y de algunos de sus actores y actrices fetiches.
Otro de los temas que abordó Ana Belén en su comparecencia ante la prensa, es la falta de proyectos en los que puedan trabajar actrices maduras, de 50 años en adelante. Y que es posiblemente la razón por la que no le llegan papeles desde hace doce años, siendo como es una gran actriz que ha trabajado a las órdenes de directores de tanto prestigio como Pilar Miró, Gonzalo Suárez, Eloy de la Iglesia, Manuel Gutiérrez Aragón, Fernando Colomo o Vicente Aranda. Una queja que se suma a la de otras actrices españolas, francesas y estadounidenses, por ese afán de las sociedades modernas en penalizar la experiencia, en cualquier campo, lo que hace que gente con talento, con prestigio, esté en sus casas cruzados de brazos, sin poder devolver a esa sociedad lo mucho que esta invirtió en prepararles. Por no hablar de la campaña iniciada en Norteamérica de "a igual trabajo igual sueldo".
Es cierto que vivimos tiempos convulsos, difíciles, en todos los ámbitos de la vida, en el cultural, social, político y económico, quizá por eso ha llegado el momento de reivindicar una mayor visibilidad de las personas mayores, sean mujeres u hombres, del mundo del cine o de la ciencia. Resulta penoso que a lo largo de la historia de la Academia de Cine solo se haya premiado a cinco mujeres -Rafaela Aparicio, Imperio Argentina, Josefina Molina, Concha Velasco y ahora a Ana Belén-, habiendo como hay tantas y tan buenas profesionales. Un olvido que deberían solventar cuanto antes porque resulta a todas luces discriminatorio que en tantos años de funcionamiento de la Academia de Cine solo se acuerden de las grandes actrices o directoras en contadas ocasiones.


Luis del Val - El laberinto socialista

20.01.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

Se calcula que hay en España casi dos millones de votantes que, en alguna ocasión, siendo votantes habituales del PP han votado al PSOE, o al contrario. No son un amplio porcentaje pero son los que suelen inclinar las mayorías hacia un lado u otro. Si se les pregunta, la mayoría de los encuestados dicen que son de centro izquierda, porque en España cualquier conservador, si admite que su hijo se vaya a vivir con la novia sin pasar previamente por el juzgado o por el altar, ya se considera que es algo de izquierdas.
Hay ocasiones en que las militancias de los partidos suelen ser bastante coherentes con las ideas de sus votantes y, otras, en que, por las razones que fueren, se distancian. Y, sin ningún estudio empírico, sin ningún rigor, me atrevería a decir que el PSOE atraviesa por uno de esos estadios en que los votantes y los que tienen carnet no piensan lo mismo.
Repito que no he tenido acceso a los resultados de ninguna encuesta, pero almuerzo, ceno, hablo y paseo con muchas personas que se encuentran en la horquilla a la que me he referido al principio, y no parecen muy entusiasmados con algunos de los presuntos líderes.
El PSOE ha perdido millones de votos, y hay bastantes dirigentes que están convencidos de se los ha arrebatado Podemos, con lo que el silogismo es bastante sencillo: obremos como Podemos y los recuperaremos. Pero hay votantes del PP que han votado a Ciudadanos, votantes del PSOE que se han echado en manos de Albert Rivera, y ese otro puñado, al que aludía al principio, capaz de saltarse esa especie de sectarismo obligatorio que algunos quieren imponer y que, renuentes a las tesis de Pedro Sánchez, le echaron una mano al PP. El sudoku es difícil de resolver, pero lo tienen que resolver los socialistas.


El rincón del soneto - LA SENTENCIA DE OLEGUER

19.01.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


LA SENTENCIA DE OLEGUER

Esta noche no pude pegar ojo
pensando en la sentencia de Oleguer,
pues es algo que no se puede creer,
que un magistrado tenga tanto arrojo.

Si uno lo piensa le causa sonrojo,
jueces  que olviden tanto su deber,
y que no les importe nada el traer
la justicia cual puta por rastrojo.

Con unos políticos tan traidores,
más tantos chorizos tan insolentes,
y con jueces tan prevaricadores

a la orden de partidos malolientes,
creo que el vaticinio general
es que España está ya de funeral.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Francisco Muro de Iscar - Que nos traten como gente adulta

19.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Alguien escribía hace unos días, en vísperas de la amenazante llegada de Trump, que Obama tuvo la virtud de tratar a sus conciudadanos como "gente adulta". Puede parecer una obviedad o una simpleza, pero la realidad es que los políticos, en España y fuera de nuestras fronteras, tratan generalmente a sus conciudadanos como si fueran tontos, como si no tuvieran capacidad de pensar, como si no los necesitaran nada más que cada cuatro años. La mentira o la falsificación de la verdad, la corrupción, los comportamientos nada éticos, la incapacidad para dialogar, el manejo totalitario de la política por los aparatos de los partidos, han sido los principales instrumentos de la gobernanza aquí en España y, por lo que vemos, también en otros países.
Cameron, Hollande o Renzi, por sólo poner tres ejemplos y cercanos, han confundido sus intereses personales, incluso más que los de sus partidos, con los generales y han llevado a las naciones a situaciones de inestabilidad y de riesgo profundo. En España, el año 2016 se debería estudiar en las Facultades de Ciencias Políticas como el fracaso profundo de los líderes, de los partidos y de las instituciones. Y del derecho a dialogar, que debería ser el deber de dialogar. Las pequeñas rencillas internas, la ambición o la falta de peso y político nos han llevado a un año sin gobierno y sin proyecto. Y la salida final, la abstención del PSOE que ha permitido que tengamos un Gobierno y que prometía otro camino, otra forma de hacer política, un diálogo permanente, está resquebrajándose, tras unos primeros acuerdos interesantes, pero en temas menores, no para resolver los problemas de fondo que tiene España. Estamos perdiendo, me temo, la gran ocasión, tal vez única, de lograr pactos que permitan la estabilidad, la sostenibilidad del sistema, el crecimiento y la política rigurosa y bajo control.
Es cierto que la inestabilidad de todos los partidos menos el PP -el poder reduce la confrontación interna-- hace difícil ese diálogo serio, pausado, en el que todos están dispuestos a renunciar a algo para conseguir el bien de la mayoría, eso que alguna vez se llamó bien común. El PSOE busca líder en lugar de buscar proyecto. Podemos se ha convertido en casta y en campo de batalla antes incluso de ser un partido y ha cambiado las asambleas ciudadanas por el poder del líder absoluto. Ciudadanos está pensando qué puede hacer para no convertirse en residual, aunque esporádicamente pueda ser decisivo. Y como Cataluña y el País Vasco van a su bola, así no es posible construir nada sólido.
Decía Antonio Garrigues hace unos días que "el derecho a no dialogar es inaceptable desde todos los puntos de vista. Y que, al asumir la obligación de pactar acuerdos, la brecha de credibilidad y su mala imagen (la de los partidos) ante la opinión pública mejorarían de forma espectacular. Se puede convivir en el desacuerdo suavizando unos dogmatismos que, en su mayoría, se han quedado anticuados y estériles". Algunos hablan del desconcierto de las élites. Yo creo que el problema es que no quieren compartir el poder con los ciudadanos, no quieren tratarnos como personas adultas.


Isaías Lafuente - Perdón para la soldado Manning

19.01.17 | 08:16. Archivado en Isaías Lafuente


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

En sus últimas horas en la Casa Blanca, el aún presidente Barack Obama he decidido indultar a la soldado Chelsea Manning, exanalista militar protagonista de la mayor filtración de documentos secretos de la historia de EEUU, un escándalo que Wikileaks contribuyó a difundir a escala planetaria. Fueron 700.000 documentos entre los que impactó un vídeo en el que pilotos de un helicóptero Apache estadounidense mataron a nueve personas, entre ellas, un fotógrafo de la agencia Reuters y a su conductor iraquí. Si en aquel momento el soldado fue considerado héroe de la verdad por unos y mero traidor por otros, su indulto a la ahora señora Manning -ha decidido cambiar de sexo en su estancia en prisión- también suscita reacciones encontradas.
Puede discutirse si la condena de 35 años de cárcel, a mitad de camino entre los 60 que pidió la fiscalía militar y la libertad reclamada por su defensa, fue excesiva para el delito de divulgar unos documentos que habrían dejado de ser secretos en 25 años. También se podría valorar el arrepentimiento de la indultada o incluso comparar el daño hecho por la divulgación de aquellos documentos con el daño que denunciaba lo divulgado por el militar. Pero si aceptamos estos atenuantes, cabría preguntarse por qué Obama no ha concedido antes este indulto que el entonces soldado ya pidió en el momento de la condena, hace tres años, y si, en general, un perdón así no deja en evidencia a la justicia y minimiza la exigencia de quienes juraron custodiar los secretos de Estado y tienen el deber de hacerlo.
En todo caso, casi es preferible este indulto concedido por el saliente Barack Obama que la postura defendida por quien será jefe de la CIA con Donald Trump, Mike Pompeo, que en su día afirmó que Edward Snowden, exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), también responsable de filtrar documentos confidenciales del Gobierno estadounidense, debería ser condenado a muerte. Más lejos aún fue John Bolton, que figuró en las quinielas de Trump para la secretaría de Estado, que propuso como mejor salida que Snowden debería "ser colgado de un roble".


Escaño Cero - La incógnita

19.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Faltan pocas horas para que Donald Trump se tome posesión de la Presidencia de Estados Unidos. Es difícil prever lo que hará o no hará pero si de algo podemos estar seguros es que nada volverá a ser como era.
En realidad el auge de los populismos está cambiando la faz del mundo tal y como lo conocíamos. Y no cabe solo lamentarse si no que hay que analizar es que ha pasado para que los ciudadanos estén dando la espalda a los políticos tradicionales y depositen su confianza en líderes y opciones populistas se vistan de derechas o de izquierdas.
En mi opinión tiene que ver no solo con la crisis económica sino con la arrogancia de una clase política que se ha ido alejando del sentir de la gente, de los problemas reales de los ciudadanos. Una clase política que ha creído que la ciudadanía era terreno conquistado y que por tanto nada podía cambiar las estructuras políticas de los últimos cincuenta años.
Los populistas lo que hacen es pasar la mano por los hombros de la gente, decirles que tienen razón y fomentar las emociones y sentimientos más primarios. Se constituyen en los verdaderos interpretes del pueblo descalificando a las instituciones y denostando todo lo que se ha hecho anteriormente.
El problema es que ahora un "populista" como Trump va a estar al frente nada menos que de la principal potencia mundial lo que produce inquietud porque nadie sabe por donde puede salir ni que se le va a ocurrir.
Hay quienes confían en que una vez que Trump ocupe el Despacho Oval no tendrá más remedio que aceptar las reglas del juego que han imperado hasta ahora y que por tanto no podrá llevar a cabo muchos de sus compromisos electorales. También están los que afirman que los lobbys" económico-financieros, los "lobbys" del poder no le van a permitir hacer nada de lo que ponga en peligro o en cuestión sus intereses.
Lo cierto es que todo está por ver, que es difícil hacer previsiones precisamente porque Donal Tramp es imprevisible y ha demostrado que su discurso ha calado entre los norteamericanos. Por eso creo que, sea o no verdad que Rusia haya podido interferir en las elecciones norteamericanas filtrando los "e mails" de Hillary Clinton, Donald Trump habría ganado las elecciones igualmente porque lo que se ha producido en Estados Unidos es una rebelión de esa mayoría silenciosa que hace tiempo se siente dejada de la mano de los políticos de siempre.
Ahora la gran pregunta es como será el mundo con Donald Trump en la Casa Blanca y la única respuesta cierta es que ya nada será igual.


Antonio Casado - Cumbre territorial

19.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Oigo decir en la radio a la vicepresidenta, Sáenz de Santamaría, que, a diferencia de lo que ocurría antes en la Conferencia de Presidentes (órgano de cooperación del Gobierno central con las Comunidades Autónomas), ahora "se abren procesos", mientras que antes estas cumbres empezaban y terminaban con la foto de familia frente al Senado.
Está por ver, pues hay un problema de insuficiencia financiera para llevar a cabo el repertorio de las buenas intenciones pactadas en la reunión. El propio Mariano Rajoy lo puso sobre la mesa. El Estado recauda 20.000 millones de euros menos que al principio de la crisis. Sin embargo, todas as Comunidades esperan mejorar su respectiva financiación y disponer de más dinero público para prestar servicios al ciudadano.
El voluntarismo de la vicepresidenta, y de otros actores de la cumbre del martes, ha de pasar ahora la prueba del contraste con la realidad y remitirse a los resultados de las comisiones y grupos de trabajo decididos para ir materializando los pactos en materia de educación, empleo público, protección civil, financiación autonómica, tarjeta social, etc.
Aún así, me apunto al voluntarismo de la vicepresidenta. Ojalá tenga razón en lo de que esta vez la conferencia de presidentes no se quedará en la foto de familia ni en declaraciones genéricas y descomprometidas.
Parece mentira que en un Estado tan descentralizado como el nuestro, esa conferencia se reúna de guindas a brevas (cinco años han pasado desde la última vez).
También hay que valorar los intangibles. Me refiero a las dos ideas que han sobrevolado la reunión del martes. Una, general: las Comunidades Autónomas son tan Estado como el Gobierno de la Nación. Por supuesto. Es bueno insistir, aunque recordarlo sea una obviedad. Pero tiene un efecto colateral adverso, pues a quienes precisamente quieren desmarcarse se les da la ocasión de remarcar su pretensión de bilateralidad con su calculada ausencia. Les viene de perlas que se insista en que el Estado también son las Comunidades Autónomas para escenificar con su ausencia que ellos no forman parte del mismo.
La segunda de las ideas apuntadas sí me parece excelente y carece de efectos indeseados: el Gobierno de la Nación trabaja para los ciudadanos, hagan lo que hagan y digan lo que digan sus respectivos gobernantes autonómicos. Nacionalistas en ambos casos, el de Cataluña y el del País Vasco.
La cuestión es relevante en el caso de Cataluña, una Comunidad al borde de la ruina. El Govern se enreda en temas identitarios mientras sus ciudadanos pagan las consecuencias de la quiebra financiera. El reto independentista le lleva a descuidar el día a día de su gente. En ese sentido es potente la idea de que los catalanes no van a quedarse al margen de los avances pactados en materia de prestación de servicios públicos, aunque su presidente haga novillos cuando se tratan estas cosas.


Fermín Bocos - Lo que bien empieza

19.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Poco antes de iniciarse en el Senado la reunión de la Conferencia de Presidentes, una ráfaga de viento abatió las banderas de las comunidades autónomas izadas en la Plaza de la Marina Española de Madrid. Solo dos permanecieron en pie: la de Asturias y la de Castilla y León. De haberse celebrado semejante cónclave en tiempos de la Antigua Roma un hecho de esta naturaleza habría sido interpretado con una señal de mal augurio. No fue así. Pese a las ausencias de los presidentes de Cataluña y del País Vasco, la reunión, celebrada tras cinco años de barbecho, constituyó un hecho político positivo. Por lo que tiene de integrador más allá de las diferencias entre los dirigentes de las diferentes comunidades.
Cosa diferente es pensar que las muchas tareas acordadas culminaran todas en algo positivo. Experiencias anteriores empujan al escepticismo. Para culminar con éxito los objetivos propuestos es imprescindible que concurran dos factores: la lealtad institucional de todos los actores y el dinero, los recursos suficientes para poner en marcha cuando menos la nueva ley de Financiación Autonómica, la estrella del encuentro.

Recursos, también, para dotar la Ley de Dependencia; para asegurar la sostenibilidad de las pensiones (14 millones y medio de pensionistas); la calidad de la Sanidad y el resto de proyectos anunciados, entre otros, el Bono social.
Lealtad con arreglo al espíritu de la Constitución que prima la solidaridad frente al egoísmo localista que bajo el discurso de la singularidad o, peor aún, so pretexto de intangibles legados identitarios, cobija una de las más rancias manifestaciones de la política: la pretensión de trato preferente de unos ciudadanos sobre otros en función del territorio en el que residen. Comer solos o comer aparte, para comer más. En éste caso, las pretensiones insolidarias de los alfiles de la burguesía catalana no deberían empantanar el desarrollo armónico del resto de España.


Rafael Torres - Siberia

19.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Hay cosas que le dejan a uno frío, y cosas que le dejan a uno helado, pero una misma cosa puede dejar, dependiendo de a quién, frío y helado. La situación de los refugiados que sufren en campamentos improvisados, o al raso, las sucesivas olas glaciales que están azotando Europa, ayer la polar y hoy la siberiana, nos deja helado el corazón en nuestra impotencia para remediarla, pero más helado nos lo deja el que esa situación inhumana les deje fríos a nuestros gobiernos, indiferentes ante el drama que amenaza con diezmar, por congelación, enfermedades y desesperación, a la multitud que se ha estrellado contra nuestras fronteras.
Nuestro frío es otra cosa, salvo el que padecen, entre los nuestros, aquellos que se ha dado en llamar "pobres energéticos", que tanto se parece al de los refugiados, y más ahora, que las eléctricas y las gasísticas han aprovechado la ola siberiana para cobrar el calor de los radiadores a precio de oro. Salvo para ellos, unos cuantos cientos de miles de españoles, nuestro frío es otra cosa: materia para el sensacionalismo en los boletines meteorológicos de los noticiarios y para el trueque de instantáneas bellísimas en las redes sociales.
Nuestro frío, el frío de los que vamos abrigados y nos espera una casa caliente, es otra cosa, nada que ver, ni en el fondo ni en la forma, con Siberia, ni con el de los varados en las ralas fronteras de Bulgaria, de Hungría, de Serbia, ni con el de los ancianos que se arriman más de la cuenta, buscando un calor imposible, al brasero de la mesa camilla y salen ardiendo. Nuestro frío, éstos días, es mucho, pero es otra cosa. Es cierto que los diez grados bajo cero que registra el termómetro son los grados del termómetro, en tanto que los nuestros, menos veinte, son los de la sensación térmica, que son los reales, los que padecemos, pero también lo es que éste frío no es el mismo, sino muy inferior, calor casi, que el de los que nada tienen.
Se llama ola siberiana a lo que antes se llamaba invierno, y todo se puebla de bellas imágenes de playas nevadas o de catedrales difuminadas por la ventisca, pero la Siberia de verdad está en el alma de los que condenan a morir, de frío o de lo que sea, a sus semejantes.


El rincón del soneto - EL POLÍTICO ATASCO

18.01.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


EL POLÍTICO ATASCO

Al contemplar  el político atasco
que ya huele lo mismo que un establo,
me viene a la mente un solo vocablo:
y ese vocablo es la palabra ASCO.

No tengo derecho a llevarme un chasco
cuando veo que por allí anda Pablo,
con su gran pedigrí de pobre diablo
que hace aún más imposible el desatasco.

Mariano es el modelo de traidor,
y Pedro, Soraya, Susy y Rivera
ya nos están oliendo a cochiquera

y no aguantamos más su mal olor.
Nuestra política es apestosa y fea
en manos de esta sucia patulea.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


No te va a gustar - ¿Tiene esta España arreglo?

18.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

La convocatoria de una Conferencia de presidentes autonómicos, como la que se ha celebrado este martes en el Senado, está inspirada, no me cabe la menor duda, por las mejores intenciones: armonizar políticas fiscales, de atención al ciudadano en lo referente al estado de bienestar y, si se puede, ir un paso más allá en la coordinación de los territorios de España, eso que ha dado en llamarse Estado de los Autonomías.
Así que arreglar España en lo que más falla, la homogeneización del país, es nada menos lo que se pretendía y se pretende. No quiero certificar el fracaso, como fracasaron las "cumbres" anteriores, pronto interrumpidas y ahora reanudadas. Y menos aún cuando todos los asistentes -es decir, todos, menos los dos que se sabe, que es de los únicos de los que se habla, paradójicamente- quisieron hacer patente su esperanza en el éxito, tras desgranar, cada uno de ellos, sus reivindicaciones en cuanto a financiación y sus agravios comparativos con los demás. O sea, nada nuevo, me temo.
Me arriesgaré a decir algo que, dicho sobre todo en Madrid, siempre acaba dándote algún disgusto: hasta que no nos acostumbremos a vivir en una España heterogénea, esto va a tener difícil arreglo. Mientras el diálogo se pretenda multilateral y no, como ha de ser todo diálogo, bilateral, al menos en sus inicios, mal iremos. Pretender que todas las Comunidades Autónomas son iguales, que deben estar sometidas a un mismo trato desde el Gobierno central, nos aleja de las pretensiones federalistas "asimétricas" y nos introduce cada vez más en un centralismo indeseado e inconfeso, pero cierto y real: el coro de las lamentaciones de cada presidente autonómico cierra las posibilidades de un verdadero arreglo común. Creo que lo correcto sería, manteniendo estas Conferencias para lo que son, es decir, para hablar de alta política (reforma constitucional, qué hacer con el Senado*), que el Gobierno central negociase, una a una, con las autonomías, contemplando las necesidades y exigencias específicas de cada una, y tratando de armonizarlas a continuación en lo posible: nadie quedará del todo satisfecho, pero quizá nadie del todo insatisfecho. Y sabiendo siempre que Cantabria, mi querida Cantabria, nunca será igual que Cataluña, ni Galicia igual a Murcia, ni Andalucía semejante siquiera a Castilla y León, por no seguir poniendo ejemplos. Cada una merece un tratamiento particular; luego, ya llegará la puesta en común en las conferencias de presidentes.
De hecho, la España heterogénea ya está ahí, con el distinto trato que el País Vasco y Navarra reciben desde un punto de vista fiscal con respecto al resto de las autonomías. Incluso podríamos citar los casos peculiares de Canarias, Ceuta y Melilla. O el trato específico dado a diversos acuerdos interautonómicos. ¿Por qué, pues, hacer de Cataluña el gran problema para el avance en una integración territorial real, que respete peculiaridades y, en la medida de lo posible, trate de integrar en el concepto del Estado a nacionalismos que seguramente se muestran reticentes a hacerlo?

Siempre he dicho que, el día en el que los "halcones" de uno y otro lado -que hoy, lamentablemente, son mayoría los que prefieren el palo a la zanahoria, en Madrid y en Barcelona, en Zaragoza, en Sevilla o en Bilbao- depongan su actitud, habrá acabado el "problema catalán" y quizá el problema territorial español. Pero para eso, claro, es necesario dotar al diálogo a todas las bandas de una gran generosidad, de un gran realismo y de una buena dosis de sentido común, no siempre patente en las meras declaraciones de buenas intenciones que se hacen a la llegada de estas "cumbres" a un Senado que ya solo sirve apenas para albergar las banderas autonómicas que engalanan el fondo para las fotografías.
No quisiera, la verdad, decirlo de este modo, pero temo que este martes haya podido perderse una oportunidad, otra, de arreglar las cañerías profundas del país, esas cañerías que nadie sabe muy bien dónde se emplazan, pero que son las responsables de los malos olores y del levantamiento súbito de los cimientos. Cuánto me gustaría que el tiempo me quitase la razón.


Pedro Calvo Hernando - La pelota, más que nunca en el tejado

18.01.17 | 08:16. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

En el complejo panorama político español se perfila una cierta recuperación de la foto del bipartidismo, de momento solo como apunte. Eso parece desprenderse del último sondeo de Metroscopia. La consolidación del PP se debe en buena parte al error de la izquierda, que desaprovechó aquella ocasión de unir sus fuerzas tras las elecciones del 20-D. Y el PSOE parece comenzar a salir del foso en que había quedado tras la marcha de Pedro Sánchez, en buena medida por los buenos resultados de su estrategia de color favorable a la del PP, sobre todo de cara a los datos positivos para la economía y la gobernanza. Podemos pierde algo de su ventaja sobre el PSOE y Ciudadanos no arranca.
La decisión de Patxi López de presentarse a las primarias de mayo deja en la cuneta a Sánchez y problematiza las aspiraciones de Susana Díaz, lo que empieza a equilibrar el peso político de las corrientes socialistas que uno y otra corporeizan. La cuádruple solicitud de perdón de Cospedal por la vergüenza del Yak-42 regala un chorro de modernidad y sentido común a la agrietada y envejecida piel del partido de Mariano.
Y Patxi López da en el clavo cuando afirma sentirse con fuerzas "para reconstruir el partido y derrotar a la derecha". El presidente de la Gestora le echa un buen cable a Patxi cuando asegura que este conoce el partido y sabe gobernar, teniendo en cuenta que de Susana todavía no ha dicho nada parecido.
Y en la senda aparente de recuperación del bipartidismo -la guerra interna de Podemos no ayuda nada a una senda contraria- el PP se beneficia de la rectificación del horror de los trece años de la historia del Yak-42 y de la insensibilización nacional ante la interminable carrera de grandes corrupciones como la de Bárcenas, que ahora se juzga. Una solemne solicitud de perdón de Rajoy por la muerte de los 62 militares añadiría potencia a la máquina pepera. Pero ahora hay que esperar a que la temporada invierno-primavera, con las primarias y congresos de los grandes, eche la sal y pimienta que faltan en la cocina de la gobernaduría. Pero de momento creo que hay que decir que la pelota está más que nunca en el tejado, lo que ya es una buena señal.


Fermín Bocos - Desigualdad y populismo

18.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Desde que el mundo es mundo, siempre hubo pobres. Muchos más pobres que ricos. Lo llamativo que se desprende de los datos que retratan nuestro tiempo es la extraordinaria concentración de la riqueza en muy pocas manos. Si damos por buenos los datos que alumbra un estudio de la ONG Oxfam Intermón, resulta que entre ocho personas ¡Solo 8¡ acumulan la misma riqueza que la mitad de los habitantes del planeta. Hablamos de 3.600 millones de personas. Otro dato: el 1% más acaudalado atesora más riqueza que el 99% de los restantes habitantes de la Tierra.
En el caso de España, tres personas disponen de la misma riqueza que el 30% de la población (14,2 millones de personas). Conocidos los nombres de los españoles más pudientes (Amancio Ortega, su hija Sandra y Joan Roig), no hay reproche por el origen de sus respectivas fortunas. La de los Ortega se explica por el éxito mundial del Grupo Inditex (Zara) y en el caso del empresario valenciano por la red de supermercados Mercadona. Son negocios forjados desde abajo y tienen el mérito de haber creado miles de empleos. Nada pues que objetar desde la perspectiva del mercado libre.

Pero en términos morales los datos que aporta el informe ponen de relieve la brutal desigualdad que padecemos. En la UE, tras Chipre, España es el país en el que más ha crecido la desigualdad en los últimos años. Vivimos peor que antes de la entrada en el euro. La diferencia entre pobres y ricos se ha disparado. La crisis que hemos arrastrado es el marco al que remite tanta desigualdad. La crisis arrasó miles de puestos de trabajo y empujó hacia la exclusión a los desempleados que consumieron las últimas ayudas sociales. Para la clase media, la puntilla llegó de la mano de las reformas fiscales confiscatorias que venimos soportando. Según el mencionado estudio, un 84% de lo que recauda el Fisco recae sobre contribuyentes individuales mientras que las empresas solo aportan el 13%.
La pobreza y la desigualdad fermentan en términos de rencor de clase y la exigencia de justicia social abre las puertas a los populismos.

Se diría que no hemos aprendido las amargas lecciones del siglo XX.


Carmen Tomás - Condenados a entenderse

18.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Mariano Rajoy reunió ayer a los presidentes de las Comunidades Autónomas (con las excepciones ya sabidas y esperadas de País Vasco y Cataluña). La reforma del sistema de financiación que rige desde la etapa de Rodríguez Zapatero es el principal asunto encima de la mesa. Ya desde su entrada en vigor, al hacerse a mayor gloria de los nacionalistas catalanes, el sistema ha levantado críticas y su reforma ha sido desde entonces el mensaje más repetido por el resto de territorios. Nada se hizo en la anterior legislatura, a pesar de que el PP gozó de mayoría absoluta en el Congreso y gobernaba en la mayoría de comunidades y ayuntamientos. La crisis económica, según la versión oficial, lo hizo imposible. En su lugar, se pusieron en marcha mecanismos como el FLA o el pago a proveedores para ir solventando las necesidades de financiación para el pago de la sanidad, educación y asuntos sociales.
Ahora el PP está en minoría, la economía ha mejorado y aunque como dijo ayer Mariano Rajoy la recaudación fiscal es aún 20.000 millones inferior a la de 2007, lógicamente el sistema actual es insostenible. Es en lo que están todos de acuerdo, en la necesidad de reformarlo. El problema es cómo, porque los criterios e intereses de unos y otros no son precisamente los mismos. Y, aunque creo sinceramente que es una muy buena oportunidad para abordar este asunto con visión de futuro, veremos si son capaces. Es probable, no lo niego, que la idea de que están condenados a entenderse sea un tanto optimista, porque van a encontrar numerosos escollos. Pero también están en juego la financiación de los servicios básicos, asuntos prioritarios para los ciudadanos que los votan, así que es de esperar que hagan todo lo posible por llegar a un acuerdo.
Por cierto, también deberían comprometerse a revisar en serio las partidas de gasto o el entramado empresarial que han tejido para endeudarse más allá de lo razonable y al margen del control presupuestario y parlamentario. Esto sí que sería un paso de gigante: no apelar más a los bolsillos de los ciudadanos subiendo los impuestos sino ajustar los millonarios gastos prescindibles que año tras año van acumulando.


Escaño Cero - Sin escándalo

18.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

La verdad es que no comprendo que se pueda cuestionar la vestimenta de la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, durante su visita a RIAD formando parte de la delegación oficial que acompañaba al Rey.
Al parecer a las autoridades saudíes les incomodó que Poncela no se cubriera ni siquiera la cabeza y que la falda apenas la cubriera las rodillas.
En mi opinión de lo que hay que escandalizarse es de la actitud de los que se escandalizan.
Creo que las mujeres no podemos dar ni un paso atrás en lo que se refiere a nuestras libertades tan duramente conquistadas y entre esas libertades está el de vestirnos sin tener que ocultar nuestro cuerpo como si este fuera un ente pecaminoso.
En los países de religión musulmana a las mujeres se las conmina a vestirse de determinada manera, es decir a ocultar sus cuerpos y su cabello e incluso el rostro. Hay mujeres que alegan que lo hacen porque quieren pero en realidad lo hacen como fruto de unas costumbres atávicas, de la educación recibida e incluso para sentirse a salvo de las miradas masculinas que a lo que parece en esas partes del mundo son un tanto enfermizas cuando se trata de las mujeres.
Pero a lo que vamos, no es la primera vez que una política europea se niega a hacer concesiones en lo que respecta al vestuario en sus visitas a Arabia Saudita o a otros países de la zona. Incluso la mismísima Michelle Obama fue ninguneada por los saudíes cuando acompañó a su marido en visita oficial y se negó a cubrirse el cabello.
Hay concesiones que no se pueden ni se deben hacer. Una cosa es vestirse de determinada manera para visitar lugares religiosos y otra tener que envolverse en telas para una visita política.
Vistas las fotografías oficiales hay que convenir que la señora Poncela vestía adecuadamente y que a nadie, que no tenga una mirada enfermiza y misógina, le puede escandalizar su vestimenta.
Lo que a mi me escandaliza es que haya políticas o esposas de dirigentes occidentales que se disfrazan en esas visitas oficiales.
De la misma manera que en Occidente se respeta la manera de vestir de cada cual el respeto debe de ser mutuo. Si viniera una mujer ministra en una delegación saudí (algo imposible porque no hay ninguna) a nadie se le ocurriría exigirla que se ponga minifalda porque aquí no se usa eso de taparse hasta la mirada. Por tanto hay que exigir reciprocidad. Pero sobre todo insisto en que las mujeres en esta parte del mundo disponemos de una libertad que nadie nos ha regalado y por tanto no debemos de dar ni un solo paso atrás. Pues eso.


Más que palabras - Socialistas, ombliguismo y endogamia

18.01.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Tiene un discurso claro y exquisito en la formas donde se percibe que ha sido cocinero antes que fraile, o lo que es lo mismo casi todo lo que se puede ser tanto en política de partido -al que se afilió en 1977- como local, autonómica y nacional -desde secretario, general de los socialistas ascos a Lehendakari- antes de convertirse en la cara y la voz del Congreso de los Diputados, el presidente de la XI legislatura, la más corta de la democracia. Patxi López es un hombre curtido en la cosa pública y un socialista "pata negra" que sabe cómo hacer de la necesidad virtud y al que es difícil ver desencajado, salvo cuando se le nombra la división interna de su partido. "Me avergüenza el ruido interno y todo lo que estamos viviendo en el PSOE", me dijo poco después celebrarse aquel comité federal de la vergüenza donde le cortaron la cabeza a Sánchez. En aquel momento ya se rumoreaba que él podría dar el paso y presentarse a las primarias. "Me lo estoy pensando hay muchas cosas a valorar y mucho en juego", afirmó.
Ahora su candidatura ya es oficial y lo que cada día está más en el aire es si Pedro Sánchez entrará en el juego además de Susana Díaz para liderar el partido. El concepto de "Pedristas, sin Pedro" está ganando adeptos cada día y lo cierto es que la mayoría de los barones críticos con la gestora ahora dicen, abiertamente, que sería mejor para no dividir a la militancia que Sánchez se integrara en la candidatura de López, cosa que de momento el descarta. "Está muy cabreado con Patxi, cree que le ha traicionado y no quiere ni oír hablar de esa posibilidad", me comentaba una persona muy próxima al que fuera secretario general.
Sea como fuere las aguas en el PSOE están mucho más calmadas y no solo porque el tiempo lo cura casi todo sino gracias a la buena gestión que, en opinión de todos, está haciendo el presidente de la gestora Javier Fernández cuyo discurso en el comité federal del pasado fin de semana fue de una altura política indiscutible, de lo mejor que se ha escuchado en mucho tiempo en la calle Ferraz.
En el mismo el asturiano habló de que la cruda realidad para los socialistas, es que han perdido la "confianza" de la sociedad española, por culpa de sí mismos, por su "endogamia", por ese "ombliguismo", por ese "fuego interior" que les "bloquea" y "paraliza su acción exterior".
"Hace tiempo que la agenda del partido no camina de la mano de la agenda del país", lamentó Fernández, quien añadió que los ciudadanos ya no saben por qué "discuten" o "por qué se pelean" los socialistas, pero sí entienden que no tienen "nada que ver con ellos", y que sus preocupaciones "van por un lado" y la de los españoles, "por otro". Por eso el presidente de la dirección interina conminó a sus compañeros a reflexionar, para hacer que "la agenda del partido vuelva a caminar de la mano de la agenda de España" y discuta sobre temas que interesan a todos como el empleo, el reforzamiento del Estado social, la lucha contra la desigualdad, el modelo territorial o la construcción europea.
Si hacen caso al presidente de Asturias y la pelea de aquí a las primarias se convierte en eso, en un debate sobre el proyecto del partido y no sólo en torno a unas personas que miran y protegen, en exclusiva, su pequeñísimo ombligo partidista, el PSOE podrá levantar cabeza. Si no es así y la guerra fratricida continúa el espacio político de la izquierda lo ocuparán otros y el sorpasso finalmente será un hecho. Se lo juegan todo y lo saben. Otra cosa será como actúen y eso está por ver.


No te va a gustar - El principal problema que tenemos es éste

17.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Que el territorial es el principal problema al que se enfrenta una España por tantos motivos, pese a todo, tan envidiable, creo que es algo que a nadie se le escapa. Y no hablo solamente de Cataluña ni de Cataluña y Euskadi, que son los dos territorios dentro del territorio que no llevarán a sus máximos representantes a la Conferencia de presidentes autonómicos de este martes en el Senado, que para algo habría de servir el local. No: el gran problema territorial de España es la financiación autonómica, el coste de los servicios, tan diferente en cada una de las autonomías. Si ese "escollo" se hubiese salvado, tenga usted por seguro que el problema del separatismo catalán sería como el vasco: inexistente pese a las proclamas de los Aberri Eguna o del 11 de septiembre.
Pero, desgraciadamente, el Estado de las Autonomías se montó mal, hablando de naderías rimbombantes, como el café para todos o la tabla de quesos, y se dejó sin resolver el problema de la financiación, lo que, agravado con errores de fondo y forma cometidos por "Madrid" y por ciertos "currinches" nacionalistas sin cerebro ni escrúpulos, nos ha llevado a donde nos ha llevado: a reclamar un Estado homogéneo que no existe, porque España es, si algo es, heterogénea, y reclama soluciones diferentes para territorios que son diferentes, alguno de ellos aderezado por el nacionalismo, que es un estado de espíritu y, como tal, imposible de combatir con métodos de estricta racionalidad política.
Pues claro que estoy reclamando un trato diferente para Cataluña. Y para mi querida Cantabria, y para Galicia, Castilla, Murcia, Andalucía o Extremadura. O Canarias, que algo de diferenciación ya tiene. Lo que no puede mantenerse más es la ficción de que estamos en un Estado federal sin serlo, igualitario sin lograrlo. No hay soluciones generales, sino bilaterales, del Gobierno central en diálogo con cada una de las Comunidades Autónomas, las presida quien las presida.
Eso para nada quiere decir que estas conferencias de presidentes no sirvan de nada. Al contrario, no podemos permitirnos que fracasen, una vez que el Ejecutivo ha tomado la sabia decisión de reanudar estos cónclaves, que hay que reconocer que bien poco avanzaron en el pasado. Como no avanzaron tampoco los debates sobre el estado de las autonomías, que se celebraron en el Senado hasta hace algo más de una década y se abandonaron cuando se comprobó que para nada sumaban cien las cifras que cada presidente autonómico ofrecía en sus discursos.
Estimo que hay que refundar este Estado de las Autonomías, y que la Conferencia de este martes, aun con las ausencias de Puigdemont -que, al fin y al cabo, es un saliente- y Urkullu -que, al fin y al cabo, acabará siendo un aliado fiel--, debe ser un primer paso valiente, no limitando sus ambiciones en el sentido de avanzar en soluciones efectivas, no retóricas, que nos saquen de las aguas pantanosas en las que estamos varados. Tampoco cabe aplazar las medidas efectivas para nuevos encuentros: se puede, y se debe, llegar a compromisos de actuación que signifiquen, por ejemplo, una reforma constitucional del Senado, hoy tan inoperante. Y crear una comisión interparlamentaria que, en el plazo de un año, presente modificaciones creíbles para el Título VIII de la Constitución. Lo mismo que otra que encauce por sendas realistas la financiación autonómica.
¿Qué todo eso es difícil? Por supuesto que lo es. Pero no tanto como dar la vuelta al Estado completo como un calcetín, como hizo Adolfo Suárez en apenas once meses. Se puede hacer, se debe hacer. Y ya, hoy, empieza la era de las oportunidades.


Cayetano González - El candidato López

17.01.17 | 08:16. Archivado en Cayetano González


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Con el anuncio de su candidatura a la secretaria general del PSOE, Patxi López ha matado, como dice el refrán, "dos pájaros de un tiro". Por un lado, corta el paso a los difusos deseos de Pedro Sánchez de volver a intentarlo tras su defenestración el pasado mes de octubre. Por otro, obliga a la que ya empieza a ser eterna aspirante a liderar el PSOE, Susana Díaz, a definirse y dejar de marear la perdiz de si coge el AVE para venir a Madrid o no.
Todo parece indicar que al final habrá dos candidatos a la secretaría general de los socialistas: López y Susana Díaz. El resultado de ese duelo es incierto porque aunque es verdad que la lideresa andaluza cuenta con el apoyo de su propia federación, la más numerosa del partido, y de otros líderes territoriales importantes como el extremeño Fernández Vara, el valenciano Ximo Puig o el propio presidente de la gestora, el asturiano Javier Fernández, al final son los militantes los que decidirán con su voto. Y precedentes de sorpresa a la hora de elegir líder en el PSOE ya las ha habido. Si no que se lo pregunten a Almunia que perdió en unas primarias con Borrell o a José Bono que fue derrotado de forma sorpresiva por Zapatero en el Congreso del 2000.
Patxi López es un hombre de partido de toda la vida. Hijo de un histórico dirigente del socialismo vasco, "Lalo" López Albizu, pudo ver como desfilaban por su casa de Portugalete en los últimos estertores del franquismo y siendo él un niño, líderes del PSOE como Felipe González, Alfonso Guerra, Nicolás Redondo Urbieta o Ramón Rubial. Desde muy joven, sólo cursó un año de la carrera de Ingeniería, se dedicó a la política donde ha ocupado diversos cargos institucionales -el más renombrado el de lehendakari del Gobierno Vasco gracias al apoyo del PP- pero lo que realmente ha sido López es lo que en términos coloquiales se define como un "aparatero" del partido, primero en Vizcaya, luego en el PSE a nivel del País Vasco y por último, como integrante de la ejecutiva federal liderada por Pedro Sánchez.
El PSOE necesita una tarea de reconstrucción muy potente, que tiene que empezar con repensar el proyecto político del socialismo en un momento donde los populismos encuentran en muchos lugares un caldo de cultivo en las crisis de todo tipo que viven las sociedades occidentales. En el caso de España, los socialistas se equivocarán si pretenden competir con Podemos, porque en ese combate siempre ganarán los de Pablo Iglesias. El PSOE tiene que volver a ser un partido de gobierno, en el ámbito ideológico de la socialdemocracia, con una idea clara de España. Que lo lidere López o Díaz será a esos efectos bastante irrelevante. De momento, lo que han conseguido quienes mueven los hilos dentro del PSOE es apartar a quien sí podría "podemizar" el partido, es decir, a Pedro Sánchez.


Fermín Bocos - Momento crítico

17.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

En la pugna por el poder que se libra en el PSOE hay personajes que dicen querer tanto al partido que prefieren que haya dos. Continúa la división entre quienes añoran el pacto con Podemos y quienes estuvieron detrás de la defenestración de Pedro Sánchez y no parece que vaya a rebajarse ni tras el anuncio de la candidatura de Patxi López a la secretaria general ni tampoco cuando Susana Díaz termine de deshojar la margarita y opte, que ya veremos, al sillón principal de Ferraz o pacte con Patxi y uno se quede en el partido y la otra vaya como candidata a La Moncloa.
Falta saber sí Pedro Sánchez querrá intentarlo. Disminuido como está por la depresión que apareja constatar traiciones y deserciones (Luena, Oscar López, el propio Patxi), todo parece indicar que tirará la toalla. Pero no por eso disminuirá la tensión entre facciones que está minando la imagen del partido. La imagen y algo más trascendente: la confianza de muchos de sus electores clásicos, decepcionados como están a la vista del penoso espectáculo que ofrece la formación. Ensimismados en debatir sobre sí mismos y no sobre los problemas de la gente, el partido ha perdido apoyos entre los ciudadanos maltratados por la crisis y los excluidos ante la nula expectativa de encontrar un empleo digno. También falla la conexión con los jóvenes y con parte de las clases urbanas más dinámicas.
Es tal el daño que se han infligido a sí mismos que de seguir así el partido que fue pieza clave en la alternancia, que aplomó el rumbo de la España democrática corre a grandes zancadas hacia la pérdida del liderazgo de la izquierda. Lo que equivale a decir que en las próximas citas electorales podría ser superado por Podemos. Cada día que retrasen el proceso para intentar cerrar las heridas -objetivo táctico que persigue dar tiempo a Susana Díaz para dar el salto a la política nacional- es un día que gana Podemos en su objetivo de arrebatar al PSOE la bandera de la izquierda española. Pablo Iglesias -que ha leído a Gramsci y es actor principal en este drama entre lo viejo y lo nuevo- lo proclama abiertamente. Y las últimas encuestas le están dando la razón.


Antonio Casado - López, Díaz y Sánchez

17.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Dice Patxi López, tercero en discordia, que si los militantes no eligen a la persona que prefieren, el proceso volverá a cerrarse en falso, como ya ocurrió con Rubalcaba y Sánchez, los anteriores secretarios generales. Puede que tenga razón. Pero no por la más o menos participación de militantes en la elección, sino por la falta de carisma de los pretendientes.
El temor se extiende al ya iniciado tercer intento de acertar. La calidad y capacidad de arrastre de los nombres en danza (Díaz, López y Sánchez) deja mucho que desear.
La andaluza Susana Díaz es vista por gran parte de la militancia como la mano negra que jugó sucio contra Sánchez. Sánchez lleva el sambenito de haber fracturado el partido y dejarlo al borde de la bancarrota después de sucesivos fracasos electorales. Y Patxi López, en fin, es el hombre contradictorio que fue lehendakari con apoyo de la derecha, mientras que ahora levanta la bandera de la "izquierda exigente" y apuesta por un PSOE que no sea el analgésico de la derecha.
Aunque López presidió el Congreso como hombre de confianza de Pedro Sánchez, ahora le gana por la mano y, cinco minutos antes de que éste decida presentarse a las primarias, lo hace él encabezando el pedrismo sin Pedro e incluso contra Pedro. La resultante es evidente: su decisión divide al sector llamado sector crítico y, por tanto, pone las cosas mucho más fáciles a Susana Díaz.
Se pudo pensar en un principio que era una maniobra de los críticos, una especia de avanzadilla o movimiento de tanteo que al final despejaría el camino a Pedro Sánchez, pero este y su gente ya han dado muestras de su irritación contra la maniobra de López y dicen que no le prestarán su fuerza. López, por su parte, también ha dejado claro que no se prestará a ninguna maniobra de ese tipo, que va a por todas y que no piensa retirarse a última hora para ceder el paso a Sánchez.
En estas condiciones, quedamos a la espera de que Pedro Sánchez anuncie su candidatura a las primarias de mayo. E incluso que renuncie a presentarse, no solo porque López le ha achicado su espacio, sino también, y sobre todo, porque Javier Fernández, como presidente de la comisión gestora, le ha ganado la partida en la tarea de persuadir al militante socialista sobre el acierto de la abstención en la investidura de Rajoy, frente a la segura quiebra del partido en las urnas si, de haberse mantenido el "no es no" a Rajoy, se hubieran convocado nuevas elecciones.
El caso es que la lucidez, el verbo y el sentido común de Javier Fernández han cautivado a los votantes clásicos del PSOE, y su discurso ha sido bien acogido en medios políticos y periodísticos. Hasta el punto de que muchos se preguntan por qué se encuentra el PSOE tan angustiado a la busca de un líder cuando lo tiene ante sus ojos. Pero él no está por la labor.


Rafael Torres - La cuadrilla de Patxi

17.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Patxi López lleva, como vasco, incorporado a su ser el concepto de "cuadrilla", que es esa especie de familia elegida que, por serlo, conlleva unos vínculos y unas tolerancias aún más fuertes, a menudo, que los de la propia familia dada. Tal es, en consecuencia, su mayor activo para presentarse a las primarias mediante las cuales el PSOE debe, como hacen los ordenadores, reiniciarse. El PSOE es su cuadrilla.
Antes de volver a presentarse ante los ciudadanos, el Partido Socialista Obrero Español tiene que presentarse ante sí mismo, por mucho miedo que eso le de a la Gestora que hoy controla la criogenización en que se halla congelado. Lamentablemente, esa necesidad histórica, la de presentarse o representarse ante sí mismo en el proceso de primarias y en el posterior congreso, parecía reducirse a una exaltación porque sí de Susana Díaz, tan alejada del socialismo como del arte de la costura, y ello no sólo porque el golpe palaciego contra Pedro Sánchez llevara el sello y el aroma de esa exaltación, sino porque el propio Pedro Sánchez, tan limitado políticamente, la facilitaba a su pesar. Patxi López viene a infundir en ese guirigay, en esa behetría, en ese ejército de Pancho Villa que es hoy el PSOE, el concepto de cuadrilla, que no otra cosa es, en el fondo, un partido político.
Se sabe que Patxi fue Lehendakari, el primero y único no nacionalista en la historia de Euskadi, y presidente del Congreso de los Diputados más caótico, absurdo y disparatado de la historia reciente de España, pero quienes le hemos tratado personalmente, bien que uno desde las reservas que exige su oficio, sabemos algo más, aunque un algo más menos pomposo y más sencillo: es un tío agradable, amable, al que le gusta el trato con la gente porque, tal vez, no le desagrada el trato consigo mismo. Diríase que eso, ser una persona simpática y empática, no es mucho o no es suficiente en política, pero uno diría que para defender las ideas, y más si éstas son de igualdad y de libertad, es bastante.
Susana tiene una idea sectaria (ella misma) de la política; Patxi López, una idea de cuadrilla, y el PSOE es, como todos los partidos, una cuadrilla. A Susana le ha salido, quién iba a decirlo, un verdadero competidor, un antagonista.


Escaño Cero - El final del túnel

17.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Saben, me han impresionado algunas de las cosas que dijo Javier Fernández ante el comité federal del PSOE. Lo que más cuando afirmó que el país debe de estar por encima de los intereses personales y partidistas y que por eso apoyo la decisión de que los socialistas se abstuvieran en la investidura de Rajoy.
Fernández les recordó a sus compañeros que todos sabían que esa era la única solución pero que muchos temían que eso supusiera perder sus "congresos" y enfadar a los militantes de ahí que se dilatara una decisión que se debía de haber tomado al día siguiente de las elecciones.
Es una pena que Javier Fernández no vaya a concurrir a las "primarias" ni aspire a liderar el PSOE. Si algo necesita no solo la familia socialista sino los millones de votantes del PSOE es alguien del temple y de la solidez intelectual y moral de Javier Fernández.
En cualquier caso a lo largo de estos meses está consiguiendo algo importante que es sacar al PSOE del bucle en que le había metido Pedro Sánchez. Después de este último comité federal se empieza ver el final del túnel, el que el PSOE renazca y vuelva a ser la principal fuerza de la izquierda, una izquierda posibilista y creíble, una izquierda capaz de volver a parecerse a la mayoría de los españoles y por tanto representar y defender sus intereses. Y desde luego una izquierda sin complejos ante Podemos.
Durante demasiado tiempo los socialistas han estado enzarzados en peleas internas que les han alejado de sus votantes y lo que es peor se han mirado demasiado el ombligo acoquinados por Podemos, y eso les hizo olvidarse de sus votantes.
Ahora el PSOE, como bien apuntó Javier Fernández, tiene el reto de elaborar un proyecto político y sobre todo definir de una vez cual es su modelo de Estado. Las ambigüedades de algunos de sus dirigentes y sobre todos los vaivenes del socialismo catalán les han restado credibilidad.
Otra cuestión que deben de abordar son las relaciones con el PSC. Pero en esta cuestión yo diría que la pelota está en el tejado del PSC que tiene que decidir si va a actuar con lealtad al PSOE o si lo hará solo cuando lo crea conveniente. Lo que no es de recibo es que el socialismo catalán tenga voz y voto en los asuntos del PSOE, incluso en la elección de sus secretario general peor el PSOE no tenga la misma correspondencia en el PSC.
No obstante es evidente que ambas formaciones tienen más que ganar juntas que por separado y también es justo reconocer que en las últimas semanas Miquel Iceta está actuando con prudencia intentando restañar heridas. Lo que parecería lógico es que amabas formaciones encuentren un nuevo modelo de relación en que ninguna de las dos quede en inferioridad de condiciones como sucede ahora con el PSOE respecto al PSC.
Por último también me parece una buena noticia la decisión de Patxi López de dar un paso al frente para concurrir en las "primarias".
López tiene experiencia política de sobra pero además es un hombre de partido, que tiene cultura de partido y que conoce el PSOE como la palma de sus manos.
Además ha acertado lanzando ya su candidatura. El que da primero da dos veces. Ahora solo falta que no se equivoque con los compañeros que elija para hacer el camino. Si en algo se equivoco Pedro Sánchez fue precisamente en la elección de sus más íntimos colaboradores. En buena medida los que rodearon a Sánchez tienen su cuota parte de responsabilidad en los errores cometidos por este.
Pero por lo pronto la buena noticia es que el PSOE empieza a salir del túnel. Ahora solo falta que definitivamente, como ha dicho Javier Fernández, en la agenda política del PSOE esté en primer lugar España.


Francisco Muro de Iscar - ¿Quién protege a Nadia?

16.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, (OTR/PRESS) Los padres de Nadia, la niña que padece una enfermedad rara y que todo indica que se convirtió en un negocio para ellos, para lo que no dudaron en mentir, en engañar, en extorsionar y en convertir una enfermedad en un modo de vida, están ya condenados. No ha habido juicio, pero ya ha recaído sentencia popular sobre ellos. Sobre ese desprecio generalizado al mandato constitucional de la presunción de inocencia se ha escrito mucho, pero no sirve para nada. En este país se ha decretado la presunción de culpabilidad y no parece que haya solución, salvo que los medios y los jueces fueran capaces de encontrar juntos soluciones que permitan una información seria y responsable, una investigación seria de las filtraciones y un respeto a los derechos de los que no han sido juzgados. Unos y otros deberíamos hacer una profunda autocrítica para no convertir la justicia en espectáculo pero, sobre todo, para no dañar los derechos de una persona, sea la que sea, mientras no haya una sentencia sobre sus acciones. No sólo un acusado es inocente mientras un juez no le condene, sino que tiene derecho a que todos -no sólo los periodistas- le tratemos como inocente mientras no haya un fallo judicial condenatorio.
Como decía no hace mucho la periodista María Peral en un artículo publicado en la revista Abogacía Española, "la publicidad del proceso, nacida como una garantía para el justiciable, se ha vuelto en su contra. Y esto es una responsabilidad indiscutible de los medios, que obligamos a quienes están sometido a un proceso criminal a defenderse en el foro y fuera de él".
En el caso de los menores como Nadia, esta situación exige, en mi modesta opinión, una profunda reflexión. La reciente noticia sobre la supuesta existencia de unas fotografías pornográficas supuestamente tomadas por el padre o los padres de Nadia, filtrada, al parecer por los Mossos d"Esquadra de la Generalitat y luego reconocida de alguna manera por un auto del juez, ha provocado un aluvión de informaciones y de comentarios. Si son verdad, al margen de un nuevo delito, son una monstruosidad que a todos nos repugna. Pero, ¿y si esa investigación se queda en nada? El juez tiene que probarlo, pero la sociedad ya ha juzgado. No se sabe casi nada, sólo que existen fotos en un pendrive o en varios. La gente da valor, incluso, a la información porque les han incautado trece pendrives. "No es normal", dicen los que juzgan, como siempre sin saber nada.
Pero lo que más nos debería preocupar es el futuro de Nadia. Cuando esta niña vaya al colegio, cuando sea un poco mayor, adulta, cuando alguien la mire, cuando haga cualquier cosa, toda esa información, veraz o inveraz, todos esos comentarios con o sin fundamento, estará en lnternet, inundará las redes. Sus padres serán declarados culpables. O no... Pero el daño causado a Nadia es y será terrible. ¿Quién protege a Nadia, la víctima inocente, la más vulnerable? Deberíamos hacer todos un ejercicio de prudencia y pensar cómo nos sentiríamos si, en lugar de Nadia, fuera una hija nuestra la protagonista.


La semana política que empieza - Cuando todo se vuelve Trump

16.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Habitualmente, en estas crónicas, escritas de domingo para el lunes, uno trata de desentrañar las cosas que van a ocurrir en la semana que comienza. Muchas de ellas están en agenda, a la espera de ser comentadas: por ejemplo, esa conferencia de presidentes autonómicos de la que sospecho que va a salir mucho menos, por ausencias y por algunas presencias, de lo que sus inspiradores esperaban. O la continuidad del proceso de reconstrucción del PSOE, ahora con la certeza de que la "tercera vía", que tanto hemos anunciado, Patxi López, concurrirá a las elecciones primarias, seguramente frente a Susana Díaz, ya que es muy probable que no lleguen a hacer el "pacto del Betis" que tan bien funcionó en Suresnes. O los procesos precongresuales de los otros partidos... Pero me temo que en esta semana vamos a estar mucho más pendientes de las páginas de la sección de Internacional. Porque es la semana en la que Donald Trump toma posesión del cargo más poderoso e importante del mundo, la Presidencia de los Estados Unidos de América. Y ese acontecimiento, por lo inusual del personaje, por las consecuencias que sin duda nos traerá durante los próximos meses, años, deja en mantillas cualquier suceso interno. Todo se vuelve ahora del color durado-purpurina de la Tower Trump, cuyo inquilino va a irse a la Casa Blanca.
Uno, que ha visto desde lejos el desarrollo de muchas presidencias de los Estados Unidos, y, claro está, otras muchas cosas en más de cuarenta años de profesión, no puede dejar de sentir aprensión por lo que parece que viene. Quien se permite quitar la palabra a un periodista en una rueda de prensa seguida en directo por más de medio mundo, quien se permite llamar "lacaya" a una destacada actriz que se atrevió a criticarle, quien pidió -y pidió_ al ruso Putin que interviniese en la web de su rival Hillary Clinton, quien dijo que los resultados de la votación no los aceptaría si no le eran favorables, quien tiene el pasado que tiene como discriminador sexual y racial, no puede menos que provocar una cierta alarma entre quienes creemos que las formas, en política, son tan importantes como el fondo. Y quien lleva setenta años actuando del mismo modo difícilmente se va a moderar por el mero hecho de sentarse en el despacho oval: no se puede dar una pistola a un niño para que este se sienta omnipotente.
Perdone el lector que me pronuncie en términos tan tajantes acerca de alguien que ganó -bueno, obtuvo dos millones de votos menos que su rival, pero las reglas son las reglas- unas elecciones. Jamás criticaré a los votantes, sino el uso que el votado haga de los sufragios obtenidos. Y todo, el traspaso de poderes, los nombramientos de ancianos ultraderechistas para cargos clave, el acercamiento a alguien como Putin, me apesadumbra. Va a ser este un año sin duda agitado por vientos novedosos y sospecho que huracanados. Esto del "populismo" es una palabra suave para definir a alguien como Donald Trump. No es ninguna broma, pero dije en una radio que a los Reyes Magos yo este año les pediría un rápido "impeachment". No resulta descabellado pensar, con tanta antelación, que Sus Majestades de Oriente, quizá más pronto que tarde, harán caso a estas peticiones. Porque lo que me parece seguro es que, en algún momento, el hombre más poderoso del mundo meterá la pata. Más.


Carlos Carnicero - Patxi López cierra el camino a Pedro Sánchez

16.01.17 | 08:16. Archivado en Carlos Carnicero


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Patxi López fue investido lehendakari el 4 de mayo del 2009 con los veinticinco votos de su partido, el PSE, 13 votos del Partido Popular y un voto de UPyD. Siete años después se opuso hasta el último momento a la abstención del PSOE para evitar terceras elecciones y para no permitir un gobierno de Mariano Rajoy. ¿Por qué es un apestado el PP de ahora y no lo era el del año 2009? O por qué los votos del PP eran aceptables para que el PSE gobernara Euskadi y el PSOE se puede permitir bloquear un gobierno de Rajoy hoy. El PNV ganó las elecciones del 2009 sin mayoría absoluta. López le quito la presidencia gracias al PP.
Nada más anunciar su candidatura a la secretaría general del PSOE, Patxi López ha calificado de error la abstención socialista a Mariano Rajoy.
¿Cuál sería el escenario hoy, si la investidura de Rajoy hubiera resultado imposible?

El día 18 de diciembre se habrían celebrado unas nuevas elecciones. La participación habría descendido notablemente por el hartazgo de los ciudadanos al tener que acudir de nuevo a las urnas y en Navidad. Según todos los sondeos, el PP habría vuelto a ganar, pero con más escaños. Se habría producido el sorpasso de Podemos al PSOE, que habría sacado alrededor de setenta escaños. Seguiríamos sin gobierno, y se empezarían las negociaciones para formar una mayoría suficiente.

La cerrazón de Patxi López no tiene otra explicación que el paradigma de "no es no", como formulación de su voluntad de una izquierda exigente. ¿No es exigente una izquierda que ha conseguido desde la oposición la mayor subida de la historia del salario mínimo interprofesional, el cerrojazo a la LOMCE, la revisión de la Ley Mordaza y la garantía de que ninguna persona con bajos recursos podrá ser desconectada por impago del suministro eléctrico?

En tan solo unos meses de actividad parlamentaria, el PSOE ha ocupado el epicentro de una oposición constructiva y responsable en el Parlamento.
En espera de que Patxi López conozca si cuenta con el respaldo de Pedro Sánchez, no hay una sola idea que se conozca de su proyecto. Pero creo que puede ser clarificador cuando explique su modelo de partido, sus teorías sobre el estado federal asimétrico y sus proyectos para ejercer la oposición en el Parlamento.
El anuncio de la candidatura d López cierra la puerta a la de Pedro Sánchez y promete una interesante disputa por el liderazgo del PSOE entre él y Susana Díaz.
Todo parece indicar que la tentación de López es una confrontación entre las federaciones socialistas del nordeste, la vasca y el PSC, y las del sur. Será interesante contraponer las tesis de ese federalismo asimétrico, que solo puede estar basado en la diferencia a favor de los que ya la tienen -el cupo vasco es un régimen fiscal privilegiado, y las pretensiones catalanas van en esa dirección- y el resto de los españoles que se pronuncian por la igualdad de derechos y la solidaridad. Si Patxi López se decide por ese modelo de contraposición norte y sur, el debate promete ser esclarecedor.


Tiempo de espera en el PSOE - A vueltas con España

16.01.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, (OTR/PRESS)

En el recuerdo del PSOE queda la eterna lucha de los años 30 del siglo XX entre Indalecio Prieto, del ala moderada, y Largo Caballero, radical, apoyado por la UGT, que no condujo a ninguna parte. Ni Prieto -"socialista a fuer de liberal"- salvó la II República de fachada burguesa ni Largo Caballero sacó adelante las posiciones obreristas. Ambos murieron en el exilio, tras su derrota en la guerra civil y sus posteriores estancias en México, en el caso de Prieto, y en Francia y en Alemania, en el de Caballero, quien sufriría incluso la represión nazi. Terminaron haciéndose reproches por no haber evitado la contienda.
La España de hoy no es la de aquellos años 30 y sería poco riguroso comparar a Susana Díaz con Indalecio Prieto o a Pedro Sánchez con Largo Caballero -cualquiera sabe quién sería Patxi López-, pero la historia siempre depara enseñanzas a tener en cuenta: la primera, que la división no suma ni suele dar buenos resultados a medio plazo.
El PSOE se mueve entre la opción de ser un partido de centroizquierda, socialdemócrata, en un Estado autonómico que respeta la monarquía, y el coqueteo con la izquierda que recela de la Transición y abandera un Estado plurinacional y republicano. Tal vez siempre fue así. Lo que ha cambiado ahora es que Podemos no es el viejo PCE ni la edulcorada IU, sin siglas comunistas. Y Podemos, con un nuevo Pablo Iglesias, ha ocupado un gran espacio a la izquierda del PSOE, que tropieza a su derecha con el PP y, por si fuese poco, con Ciudadanos. El campo de juego, cada vez más achicado, se le queda pequeño a los socialistas.
Cuando el PSOE es capaz de liderar la izquierda, como sucede ahora en Valencia, o puede entenderse con Ciudadanos, como en Andalucía, la cosa se hace llevadera. El problema viene cuando el PSOE ni siquiera es la alternativa, como pasa en Galicia, pero sobre todo cuando no es alternativa en España o lo es casi en igualdad de condiciones con Podemos y éste le arrastra a lo que el profesor Roberto Blanco - Valdés llamaría un frente radical con la restante izquierda y el nacionalismo independentista.
En el PSOE creen estar esperando a que llegue alguien pero no viene nadie. Dice Patxi López que se siente con fuerzas para reconstruir el Partido Socialista. Veremos.


El rincón del soneto - EL CAOS QUE NOS AMENAZA

15.01.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


EL CAOS QUE NOS AMENAZA

Prueba del caos que nos amenaza
es que los “okupas” ya son legales,
y aunque se portan como irracionales
ya tienen el carné de mando en plaza.

El Orden Jurídico se desgüaza
con ciertas alcaldesas anormales
que a estos gamberros tan antisociales
quieren brindarles chocolate en taza.

Y los manteros, tan humildes antes,
más la tribu de los bárbaros “okupa”,
se han vuelto violentos y desafiantes,

pues la loca Carmena los aúpa:
Unos arruinan a los comerciantes
y otros al erario le hacen gran pupa.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Victoria Lafora - La incógnita de Cospedal

15.01.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, (OTR/PRESS)

Es verdad que María Dolores de Cospedal ha salido muy reforzada de la crisis del Yak 42. Que el dictamen del Consejo de Estado, sobre las causas del accidente más vergonzoso que han sufrido las Fuerzas Armadas en misiones en el exterior, dejó al Gobierno contra las cuerdas en su defensa a ultranza de Trillo. Pero, su continuidad al frente de la secretaria general del PP, sigue en el aire.
Puede ser este el único tema de debate precongresual de los populares antes de febrero. La batalla sobre su permanencia no afecta solo al partido, donde hay muchas voces que consideran que el Ministerio de Defensa es incompatible con ejercer el liderazgo de una formación política, sino a destacados miembros del Gobierno. Los mismos que están detrás de que un importante grupo de comunicación haya hecho bandera de la salida de Cospedal.
En Génova 13, los jóvenes vicesecretarios esperan su oportunidad y, en el ejecutivo, las malas relaciones entre la poderosa vicepresidenta, Sáenz de Santamaría, y la ministra de Defensa son harto conocidas. La última palabra, como en todo, la va a tener Rajoy, al que gustan muy poco los "líos". Por eso el apoyo, tarde pero contundente, a la actuación de Cospedal con las víctimas del accidente aéreo, se ha interpretado como la carta blanca de la ministra para seguir al frente del partido. Además, que José María Aznar considere que ambos cargos son incompatibles es un punto a favor de Cospedal, porque Rajoy, con tal de llevarle la contraria y más tras su abrupta salida de la presidencia del partido, la mantendría en el puesto. Esto último, es una broma que circula por la sede.
Hay quien da por hecho que Martínez Maillo va a ser ascendido y que será, in pectore, el nuevo secretario general. Que, en caso de quedarse, Cospedal ostentaría un mando más honorífico que real.
El poder que otorga la presidencia del Gobierno suaviza cualquier polémica interna y confiere al partido que lo ostenta una unanimidad inquebrantable con su líder. La petición de Cristina Cifuentes de celebrar unas primarias de verdad -un militante un voto- va a tener un corto recorrido ya que la seudo reforma de Maíllo es la que cuenta con más avales. Todo seguirá igual en el PP nacional y también en el de Madrid que celebra su congreso un mes después. La presidenta madrileña no podrá convertir el PP madrileño en punta de lanza de la modernidad, con unas primarias para elegir a su responsable máximo, porque del congreso nacional saldrá la fórmula de elección de dirigentes nacionales y regionales.
Mariano Rajoy, que hace un año se tambaleaba entre los suyos, va a ser el único dirigente político (no hay más que mirar al PSOE, Podemos o Ciudadanos) que convierta el congreso en un paseo militar.


Siete días trepidantes - El debate que debería ver el comité del PSOE

15.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Escribo desde París. Desde aquí sigo, no sin pasión, los debates que acompañan a las elecciones primarias; primero fueron las de la derecha, que ganó el muy conservador y tradicional Fillon, y se siguieron con pasión por los franceses, que, sobre todo, ansiaban ver caer a Sarkozy. Ahora son las primarias del Partido Socialista, que este viernes enfrentaron ante las cámaras de televisión a los siete contendientes del PS Francés. Un debate que deberían haber visto, sin la menor duda, los miembros del comité federal del PSOE que este sábado se reunieron para dilucidar qué hacer con el calendario futuro que saque al partido del marasmo en el que se encuentra.
Digo esto porque, con todos los vicios y defectos apreciables en el PSF, el debate entre los siete candidatos socialistas para enfrentarse a Fillon (y a la ultraderechista Marine Le Pen, no lo olvidemos), entre otros, tuvo, a mi entender, una altura considerable: los siete, del ex primer ministro Manuel Valls hasta su más directo oponente "interno" Arnaud Monteburg, desgranaron sus programas, unos más conservadores y "liberales", como el propio Valls, otros más radicales en la izquierda, como Benoit Hamon, o como la única mujer aspirante, Sylvia Pinel. Son diferentes, se atacan, pero se respetan y jamás darían el espectáculo que los españoles vimos en el PSOE en el comité federal del pasado 1 de octubre, que certificó la salida de Pedro Sánchez como secretario general... y que alguno de los asistentes tuvo que abandonar metido en el maletero de su coche para evitar las agresiones de los energúmenos enfurecidos que aguardaban a la salida de Ferraz.
Ignoro cuántos franceses acudirán a las urnas primarias a votar, dentro de una semana, quiénes serán los dos "finalistas" de entre los siete socialistas que se enfrentarán a finales de este mes para competir en mayo frente a Fillon, a Le Pen, al centro-izquierdista ex ministro de Economía Macron, que encabeza la formación "en marcha" y al izquierdista-ecologista-poscomunista Melenchon, que habla de la "Francia insumisa". Unos dicen que Valls será el favorito, otros que Montebourg, otros que Hamon... O puede darse la sorpresa; lo importante es que el proceso está siendo ejemplar, como lo fue en la derecha, y que en él participa todo aquel ciudadano que se sienta lo suficientemente interesado en inmiscuirse en el proceso político.
Así, tras la primera votación entre los siete, dentro de dos semanas conoceremos, en una segunda carrera en las urnas "internas", quién de los dos que lleguen a la "final" será el candidato del PSF a las presidenciales. Y se habrá movilizado a millones de personas en el proceso.
Nunca he entendido la fobia contra las primarias de algunas formaciones españolas, la verdad; y menos entendí la zapatiesta que se montó cuando una personalidad política como Cristina Cifuentes sugirió, de cara al congreso del PP, que el presidente del partido se atenga a una elección de "un hombre, un voto". Ni hablar, le dijeron: ¿es que acaso estaba la presidenta madrileña conspirando contra Rajoy?

Claro que, puestos a hablar de zapatiestas, tampoco acabo de entender la que tiene montada el PSOE, donde aún desconocemos si finalmente se presentarán Susana Díaz, Patxi López o el mismísimo autodefenestrado Sánchez (u otros) a sus propias primarias por la secretaría general, en mayo, y a encabezar por tanto el congreso federal del partido, que se celebrará en junio con año y medio de retraso estatutario. Por eso digo que todos aquellos que tanto gustan de enredarse dialécticamente en las interminables peticiones de palabra del comité federal deberían ver con qué contundencia, simplicidad y eficacia se resuelven las pugnas por el poder en los debates ante las primarias de las formaciones francesas. Y, ya puestos, quizá también les conviniese darse una vuelta por el modo de hacer partidos en Francia (ya digo, que sin duda también tiene su parte criticable) a las dos fracciones que, en Podemos, mantienen un muy interesante debate interno acerca de cómo insertarse en la sociedad... o cómo darle la espalda.
Porque lo que sigue fallando en las formaciones políticas españolas es esa transparencia que invita a los ciudadanos a participar desde el principio en el proceso de elección de quienes serán sus representantes. Así que menos artículos en los medios de quienes acaso serán (o no) candidatos, que utilizan un metalenguaje solo apto para ellos mismos y su reducido círculo, y que para nada piensan en el hombre de la calle, y más debates públicos entre gentes que declaran abiertamente que desean liderar sus partidos y dicen con claridad cuáles son sus programas de actuación. Y de eso, véanse, si no, los comités federales, o las juntas directivas nacionales, o las reuniones de los comités ejecutivos de las formaciones españolas, o los propios congresos que ya se avecinan, de eso, digo, nosotros no tenemos.


A vueltas con España - Contradicciones en la gestora del PSOE

15.01.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, (OTR/PRESS)

Son muchas -tal vez demasiadas para ser casuales- las contradicciones del presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández. De entrada, hace un reproche al sector que apoyó a Pedro Sánchez y después pide respeto y primarias limpias. Primera contradicción y primer error de principios de quien se supone que debe ser neutral. Después, apela a la unidad del PSOE pero en realidad pide adhesión a las tesis de Susana Díaz. Segunda contradicción evidente.
La tercera incoherencia denota, además, cierta desorientación política. Javier Fernández propone que la agenda del partido "vuelva a ser la de España" sin darse cuenta de que la agenda de España la marca el PP desde el Gobierno, como es lógico. ¿O acaso la agenda de Asturias, donde él es presidente, la marca el PP?

La cuarta contradicción del líder de la gestora del PSOE es de libro: atribuye la pérdida de credibilidad de su partido entre la ciudadanía a la "endogamia" y "ombliguismo", y al "fuego interno" que le "bloquea", palabras políticamente vacías -"fuego interno" suena a telenovela-, si no se acompañan de discurso político, que es lo que se supone que le corresponde hacer.
Su quinta incongruencia afecta incluso a un destacado aliado de la gestora y de Susana Díaz. Resulta que Javier Fernández se lamenta de que sigue escuchando hablar de "nación de naciones, plurinacionalidades y acuerdos con los nacionalistas", sin darse cuenta de que de "nación de naciones" empezó a hablar el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, artífice, por otra parte, de muchos acuerdos con los nacionalistas.
Por último, en su sexta contradicción Javier Fernández recuerda que el PSOE es la fuerza política con mayor poder territorial, escondiendo que eso se debe al apoyo recibido de partidos situados a izquierda del PSOE; es decir, de aquellos con los que quiso pactar el demonizado Pedro Sánchez.
Hay cosas que no pueden ser a un mismo tiempo falsas y verdaderas, de ahí que sean contradictorias. Como dicen las encuestas, no es de extrañar que Javier Fernández sea el candidato socialista preferido por los votantes del PP, pero no por los votantes socialistas. Como para hacérselo ver.


Carmen Tomás - Montoro y la recaudación

15.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

El jueves compareció ante la comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados el ministro del ramo. Montoro quería explicar los retos de su departamento que, por cierto, son muchos. El principal, cumplir con las exigencias de Bruselas en el cumplimiento del déficit público. El ministro reconoció que para llegar al objetivo faltan 16.000 millones de euros, aunque no dudó en fiar su logro a la recaudación por el aumento de la actividad económica y el empleo. Veremos cómo cierra 2016. Todas las fuentes apuntan a que por fin este año sí, las cuentas públicas se ajustarán a lo exigido por la Comisión Europea. Y se hará por los pelos, cuando la recaudación ha batido la marca de situarse ya en los niveles previos a la crisis. Muchos expertos dudan de que en 2017 pueda repetirse la jugada. Algunos de los vientos de cola que beneficiaron a la economía, como el precio del petróleo o los menores intereses pagados por la deuda pública no se van a repetir y las mejor recaudación del Impuesto de Sociedades no va a proporcionar cantidades suficientes para cubrir los 16.000 millones.
Montoro no aclaró mucho más sobre esto en su comparecencia, así que habrá que esperar a la elaboración y discusión de los Presupuestos Generales del Estado de este año para ver cómo espera cumplir con el objetivo de déficit, si como parece el gasto público no se va a reducir. No es pues aventurado pensar que venga otra racha, que se de otra vuelta de tuerca a algunos impuestos o reaparezca la propuesta de la ministra de sanidad de algún tipo de copago para jubilados con rentas altas u otras medidas que puedan estar saliendo de los cajones. Lo que está claro es que el Gobierno no está por la labor de elaborar un plan serio de reducción de gasto prescindible e innecesario u otro que se tome en más en serio gastar de forma más eficiente. Se lograrían muchos miles de millones de euros y no habría que recurrir de nuevo a los ya maltrechos bolsillos de trabajadores y empresas.
Saldremos de dudas en las próximas semanas, si se consiguen acuerdos para cerrar las cuentas públicas. Veremos lo que da de sí la Conferencia de Presidente del próximo martes y la próxima reunión de consejeros de Economía y Hacienda para abordar el nuevo plan de financiación autonómica. Dos reuniones fundamentales que afectarán a los gastos y a los ingresos y que permitirán que las Comunidades Autónomas que aún no han podido elaborar sus presupuestos puedan hacerlo.


Andrés Aberasturi - Homs en su bicicleta

14.01.17 | 08:16. Archivado en Andrés Aberasturi


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

El portavoz del PDeCAT en el Congreso y ex conseller catalán, Francesc Homs, aseguraba en su cuenta de tuiter que el Estado (español) se ha metido en un "callejón sin salida" y que cada día "tiene menos cultura democrática". Cada cual es muy dueño de opinar lo que quiera y hasta parece natural que al señor Homs, cabreado como debe estar por la petición de la Fiscalía del TS de inhabilitarle 9 años por prevaricar y desobedecer en aquel ya lejano 9-N, asegure también que le "daría asco" formar parte de un sistema en el que "un político que ha contribuido a poner las urnas le quieren inhabilitar penalmente, y en cambio otro que ha manipulado a la fiscalía y la policía le den un cargo". Todo correcto, incluso cuando asegura que no piensa apartarse y que seguirá haciendo política (aunque se supone que con asco).
No soy quién para juzgar los sentimientos del señor Homs ni para aconsejarle -ascos aparte- si debe o no seguir haciendo política. Incluso coincido con la indirecta/directa sobre el ex ministro Fernández Díaz. Pero las cosas son como son y, una vez más, habría que recordar que el cumplimiento de la Ley es básico en la democracia y que cuando alguien se salta esa Ley pues hay que atenerse a las consecuencias, ya sean de un multa de tráfico, ya de una inhabilitación. ¿Qué le vamos a hacer, señor Homs? Esto funciona así y ustedes lo saben, por ejemplo, con algo tan nimio como multar a los comercios que no rotulen en catalán: a mí me parece un disparate, pero ustedes hicieron esa Ley y obligan a cumplirla.
Pero lo que más me llama la atención de todo lo dicho por el señor Homs, es lo de callejón sin salida, "un carreró sense sortida". Y es que, claro, viendo como tienen las cosas el moderno PDaCAT, antigua Convergencia, lo del callejón sin salida lo tienen mucho más a la vista que el Estado: las encuestas no pueden ser más trágicas para su formación, el actual President Puigdemont ya ha anunciado su retirada, la alcaldesa de Barcelona va a formar su propio partido, los de Esquerra prácticamente ni cuentan con los viejos convergentes y las CUP les tiene cogidos por sus partes. Se van desmarcando todos del independentismo y el sueño de grandeza soberana que comenzó Artur Mas, es hoy una pesadilla. Y por si fuera poco, conviene recordar lo que dijo Xavier Domèneceh, portavoz de En Comú Podem: "En Cataluña son necesarias unas elecciones ya" y añadía: "Un referéndum unilateral no se diferenciaría del 9-N, que no tuvo efectos políticos o jurídicos vinculantes. Fue una movilización popular, pero repetir lo que ya se hizo no creemos que aporte nada de nuevo y no sería una solución". Piénselo señor Homs, repetir aquella puesta en escena, no parece una solución.
Así que ver callejones sin salida en otros y negarse a reflexionar sobre la situación de uno mismo, es quedarse muy corto cuando se está al borde del precipicio. Sinceramente, a mí me gustaría -le doy mi palabra- que no le condenasen, que no prosperara la petición del fiscal; pero hombre, no ponga usted las cosas más difíciles ni meta palos en las rueda de la bicicleta porque es justamente usted el que está dando pedales.


Más que palabras - Pegar ... una vez al año

14.01.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

Cuando leí la noticia pensé que era solo una broma de mal gusto, de esas que se convierten en vitales en las redes y son totalmente falsas. Pero resulta que es cierto, que en Rusia se están haciendo los trámites parlamentarios necesarios para despenalizar los malos tratos y se avala que pegar a una mujer una vez al año no debe tener consecuencias.
La propuesta -tal como se ha recogido en los periódicos- es ni más ni menos para que la violencia de género deje de juzgarse por el código penal y se considere sólo un "delito civil", que se pagaría con una multa de 500 euros, un arresto de 10 o 15 días o hasta 120 horas de trabajo social. De esta forma, los maridos que peguen a sus mujeres sólo irán a prisión si lo hacen "más de una vez al año".
También recibirán penas mayores si se considera que la agresión física en el seno de la familia ha sido un acto de "vandalismo". Si la medida es un retroceso sin paliativos en un asunto tan delicado como la violencia machista, lo más sorprendente de todo es que detrás de ella está precisamente una mujer, una conocida diputada, Elena Mizulina, que puso la ley encima de la mesa porque considera que no debe haber "personas encarceladas durante dos años y etiquetadas como criminales simplemente por dar una torta". Según su análisis kafquiano y retrógrado que un hombre vaya a la cárcel por haber agredido a su esposa durante una discusión es algo que "va contra la familia.
Siempre he pensado que una de las dificultades para combatir la violencia machista está en que el machismo no es sólo cosa de hombres, que está tan impregnado en la sociedad que hay todavía muchas mujeres machistas, para quiénes su conciencia de género significa defender que sigamos siendo seres inferiores y por lo tanto ven normal que seamos maltratadas y abusadas.
El caso de la diputada rusa es uno más de muchos solo que ella desde su puesto de responsabilidad es presidenta del Comité sobre Familia, Mujer y Asuntos infantiles e impulsora de la normativa que penaliza la "propaganda gay" puede conseguir que las cosas vayan cada vez peor. De entrada la primera votación de esa ley consiguió una mayoría aplastante: 368 votos a favor, un voto en contra y una abstención y aunque ahora debe someterse el texto a una segunda votación, de aprobarse, lo cual es muy posible, en ese país el derecho a pegar dentro de la familia: a la mujer, al marido y también a los hijos estará recogido en una ley ¡toma ya!.
Si a eso añadimos que Rusia es un país con un grave problema de violencia doméstica: el 40% de los crímenes violentos se producen dentro de la familia, la nueva ley es un arma letal para este asunto tan grave. Y para añadir más ingredientes a este cóctel explosivo, al parecer la Iglesia ortodoxa rusa, cada día con más influencia, apoya esta iniciativa y cree que es disculpable "el castigo corporal" si es "razonable y se hace con amor" porque "es un derecho esencial dado por Dios a los padres". No es nada nuevo pero sí muy inquietante que la iglesia, en este caso la ortodoxa, confunda el amor con los malos tratos. Si amas a alguien no le haces daño y todavía es menos tolerable meter a Dios en esto que refleja lo peor de la condición humana.
El caso es que como, casi todo lo malo, suele ser exportable, hay que estar alerta para que este tipo de leyes no sean, ni siquiera, tomadas en consideración en otros países porque, desgraciadamente corren malos tiempos. Estamos atrapados en una especie de involución ideológica, política, moral, religiosa y cultural de la que no puede salir nada bueno. Ni las mujeres ni nadie podemos bajar la guardia.


El Abanico - La mano izquierda de Cospedal

14.01.17 | 08:16. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

Cuando los familiares de los militares fallecidos en el Yak-42 traspasaron las puertas del ministerio de Defensa el pasado martes, no albergaban demasiadas esperanzas de que la nueva ministra María Dolores de Cospedal asumiera el informe emitido por el Consejo de Estado después de catorce años de litigios y desencuentros con la cúpula militar y política del Gobierno Aznar. Se ve que no la conocen lo suficiente, de ahí su sorpresa cuando después de escucharles atentamente les aseguró que asume la responsabilidad del Ministerio de Defensa por no haber velado que se cumplieran los requisitos de seguridad exigibles. Asegurándoles a su vez que investigara por tierra, mar y aire para que se conozca la verdad y nada más que la verdad de aquel desgraciado accidente en el que perdieron la vida 62 militares españoles, cuando regresaban de participar en una misión en Afganistán.
No creo que haya dolor más grande que la muerte de un hijo, de un hermano, de un padre, cuando estos se encuentran en la plenitud de la vida. Por eso resulta incomprensible la actitud de Federico Trillo durante estos catorce años al negarse, desde el minuto 0, a consolar y pedir perdón a los familiares de los muertos en el accidente. Y lo que es peor, que siga obstinado desde su poltrona como Embajador en Londres en negar lo mal que se hicieron las cosas. Una postura que pone sobre el tapete su falta de sensibilidad y empatía con las familias. Una actitud que contrasta con la comprensión mostrada por Cospedal en ese primer encuentro, al ponerse en el lugar de todas esas personas que siguen sin entender por qué quienes más deberían haberles apoyado les dieron la espalda una y otra vez. Les han humillado, haciéndoles pasar un verdadero calvario, cuando lo único que buscaban era una explicación lógica que les permitiera mitigar su pena, el sufrimiento que les ocasionó comprobar que los féretros que les entregaron no contenían la mayoría de ellos los cuerpos de sus seres queridos.

Hay quién dice que la prepotencia impidió a Trillo aceptar su responsabilidad. Es posible, no lo sé. Ocurre, eso sí, que cuando la política se ejerce sin tener en cuenta los sentimientos, las necesidades, el dolor de la gente, falla el sistema y falla la persona. En este caso fallaron todos los que aplaudieron al ministro y aceptaron sin rechistar sus ordenes de agilizar los trámites de la repatriación de los cadáveres, a sabiendas de que los fallos fueron determinantes aquel fatídico día. De ahí el contraste entre las palabras de consuelo de Cospedal y las de aquel Gobierno que tan mal gestionó la muerte de quienes no dudaron en acudir allí donde sus superiores les ordenaron ir.

Estoy convencida de que Cospedal cumplirá su palabra e investigará dónde fueron a parar los famosos contratos entre el Ministerio y la compañía aérea que debía transportarles a España. Y si es cierto o no que miles de euros se perdieron por el camino, tal y como han denunciado los familiares. Para que de una vez por todas conozcamos la letra pequeña de aquella tragedia y se les rinda el homenaje debido a los muertos, con el fin de que los suyos puedan cerrar este desgraciado episodio que cambió sus vidas para siempre. Se lo deben a ellos y también al resto de los ciudadanos que hemos seguido con estupor los desplantes del ex-ministro a esta pobre gente, si queremos que lo que tanto costó construir no se vaya por el sumidero de la indiferencia de quienes piensan más en su proyección política que en el bien general. Que Trillo debe pedir perdón por los errores cometidos, independiente del puesto que ocupa actualmente, es algo que nadie pone en duda, ni siquiera los miembros de su propio partido, como bien demostró la ministra en la reunión que mantuvo con los familiares del Yak-42, porque de no hacerlo le perseguirá de por vida una historia que costó la vida a 62 inocentes.


Fernando Jáuregui - Hacia un nuevo Pacto del Betis

14.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

Temo que muchos lectores más jóvenes que quien suscribe desconozcan ya el alcance que tuvo aquel "pacto del Betis" que, en 1974, significó la reconstrucción del PSOE, que salió destrozado y exiliado de la guerra civil, condenado casi a ser una "memoria histórica". En sustancia, se llama "pacto del Betis" al que suscribieron tácitamente los nuevos socialistas andaluces, encabezados por Felipe González, cuyo alias de guerra en la clandestinidad dio en llamarse "Isidoro", más Alfonso Guerra, con los socialistas vascos, que tenían en Ramón Rubial y Eduardo López Albizu -padre de Patxi López--, más al sindicalista Nicolás Redondo, sus figuras emblemáticas. Todos ellos se empeñaron en arrebatar el poder a los "históricos" del exilio en Toulouse, liderados por Rodolfo Llopis y un grupo de veteranos que mantenían al partido fundado por Pablo Iglesias en 1879 en una inoperancia inconveniente, cuando ya el dictador agonizaba y se anunciaban como inminentes nuevos tiempos políticos. Ahora, muchas décadas después, quizá los socialistas españoles, en circunstancias muy diferentes, habrían de repetir una operación similar para reconstruirse.
A aquel "pacto del Betis" se sumaron las escasas figuras cercanas al "nuevo" socialismo madrileño, como Pablo Castellanos, y, posteriormente, catalán, donde destacaba la figura de Joan Raventós, además de los ugetistas de la minería asturiana, entre otros. Y, en su crecimiento, el "nuevo" PSOE, que, impulsado por Mitterrand, Willy Brandt y Olof Palme, logró el reconocimiento internacional frente a Llopis, logró aglutinar, no sin esfuerzos, a los diversos socialismos cristianos de Convergencia, dispersos por el mosaico opositor al Régimen franquista, y al grupúsculo de Enrique Tierno Galván, el Partido Socialista Popular.
Así se construyó una alternativa de poder, no sin movimientos programáticos que se produjeron con graves traumatismos, como el abandono del marxismo por parte de Felipe González o la aprobación de la entrada de España en la OTAN. En 1982, esta "operación Suresnes" -la localidad francesas donde el PSOE "renovado" había celebrado su congreso "clandestino"en octubre de 1974--, con el apoyo pleno de la Internacional Socialista, lograba un triunfo electoral espectacular, derrotando a la UCD de Calvo-Sotelo (Suárez ya había dimitido un año antes), a la Alianza Popular de Fraga y al Partido Comunista de Carrillo, y obteniendo nada menos que 202 escaños en el Congreso. Casi nadie lo hubiera predicho tres años antes.
Ya sé, claro, que han pasado cuarenta y tres años desde aquel 1974 de reconstrucción, pero la Historia, ya se sabe, sirve para no repetir errores y, si posible fuere, para copiar los aciertos. Y el "pacto del Betis" fue un acierto indudable, que posibilitó trece años seguidos de poder para Felipe González y consolidar al PSOE como primera fuerza política nacional, mientras la derecha, de la mano de Manuel Fraga, primero, y de José María Aznar, después, se reconstruía y se olvidaba de tics franquistas.
Lo curioso es que la situación del partido que fundara Pablo Iglesias Posse tiene bastante que ver con la que atraviesa, casi siglo y medio después, la formación a la que los excesos de la última Legislatura de González, los errores de las dos legislaturas de Zapatero y el desmadre de los dos años de Pedro Sánchez como secretario general han conducido a una "clandestinidad virtual": el partido carece de programa, de un liderazgo reconocible, de organización y de moral. Y menos mal que un hombre sensato, de buen juicio y escaso carisma, como Javier Fernández, ha accedido, con enorme coste personal, a mantener en pie las ruinas, tratando de ser un equilibrio entre los sevillanos de Susana Díaz, los vascos y asimilados de Patxi López y todos los demás, que, en confusa barahúnda, mantienen (algunos) posiciones diversas, silencios ocultistas o voceríos sin contenido, mezclados con el innegable sentido común de otros.
En este panorama, Sánchez, que se resiste a firmar su propia acta de defunción política, se ha convertido en el Rodolfo Llopis al que se hace preciso poner en su verdadero lugar, porque está significando un auténtico riesgo para una pronta recuperación de un partido que resulta imprescindible en el arco político español. Porque en la izquierda, o es un PSOE realista -fíjese usted que no digo siquiera moderado- que algún día sea capaz de hacer ofertas programáticas y hasta orgánicas a lo más homologable que exista a su izquierda, y hasta a su derecha... O será un Podemos que ahora, en una pugna con cierto interesante fondo entre Iglesias y Errejón más los anticapitalistas, se debate entre el ser y no ser, o sobre qué es lo que quiere ser.
En ese marco, solamente un gran pacto que aglutine el "sur" (Díaz, más los principales "barones" territoriales con Javier Fernández como figura destacada) con el "norte" (es decir López más los muchos fugados, que no trásfugas de la locura "sanchista") podrá hacer que el próximo congreso del PSOE, cuya fecha se fijará en el comité federal de este sábado, signifique el comienzo de la recuperación, el renacimiento, de este partido. O sea, como decíamos, un nuevo "pacto del Betis", que sitúe al socialismo español en un posición de fuerza en el panorama interno y de guía de la muy despistada socialdemocracia europea, que no hace más que perder elecciones frente a la derecha y dejar huecos a formaciones a las que algunos llaman "populistas" y uno calificaría de "locuras anti-sistema".
Recordemos que aquel PSOE que ganó en 1982 se convirtió en un ejemplo tanto para las socialdemocracias sueca, alemana y francesa, para no hablar de sus semejantes latinoamericanas, como para el conjunto de la "progresía" española, a la que en buena parte absorbió, dejando residuos críticos, siempre necesarios, como Izquierda Unida, a su izquierda.
Locura sería ahora, en 2017, conformarse con menos. O pensar en pactos de gobierno imposibles con Podemos, como aquellos en los que, hace solamente un año, soñara Sánchez, y menos aún con unos nacionalistas que necesitan dialogar no con equilibrios inestables y oportunistas, sino con gobiernos fuertes, como el que, a comienzos de 2016, podía haber salido de una gran coalición "a la alemana", algo que, a estas alturas, parece ya lamentablemente imposible. Puede que sea la hora de que, de sus cenizas, resurja un PSOE al que el propio Rajoy reconoce como una pieza imprescindible para el equilibrio político, y territorial, de España. En las próximas horas, en un comité federal que debe servir para algo más que para fijar la fecha de un congreso, sabremos qué es lo que realmente podemos esperar de un partido que gobernó durante veintidós de los cuarenta años de la Historia de la democracia restablecida en España.


Fermín Bocos - Ni un caso más

14.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

Hay noticias tristes que se acompañan del aroma amargo de la desolación. La última ha sido el suicidio de una chica de trece años. Se llamaba Lucía. Su madre la encontró ahorcada en su habitación. Vivía en la pedanía de Aljucer, en la región de Murcia. No han concluido las averiguaciones policiales pero los datos que han trascendido hablan de una cría atormentada por algunos de sus compañeros. La llamaban "gorda y fea". La pobre, se sentía muy desgraciada. Había cambiado de centro escolar.
Hay que esperar a que concluya la investigación policial abierta sobre el caso, pero ya se puede anticipar que no podemos seguir manteniendo la ficción de que los acosadores -en éste y en tantos otros casos como por desgracia se dan en España- no son responsables de sus actos. Porque son menores. Ampararse en la actual Ley del Menor es apostar porque se perpetúen los episodios de "bullying". No es el primer caso de acoso que termina con el suicidio del acosado, pero es uno más de los que quedará impune.
El centro escolar suele disimular su responsabilidad;las autoridades escolares administrativas -así lo hemos podido ver en el caso de Murcia- se cubren hablando de "protocolos" y, lo que es más triste: la Fiscalía, si es que actúa, suele acabar lavándose las manos aduciendo que las tiene atadas por la mencionada Ley del Menor.
Tengo para mí que no podemos seguir así. Seguir, como es costumbre en estos casos, abandonando a las víctimas. En el colmo de la crueldad suelen ser los acosados quienes se ven obligados a cambiar de centro escolar. No los acosadores. Es un sarcasmo. Los profesores que vigilan los recreos no ven nada. Los directores de los centros echan balones fuera y la inspección siempre llega tarde. Los niños o los adolescentes acosados suelen encerrarse en sí mismos. Se encapsulan. Se sienten mal, solos, deprimidos. Tardan en decir lo que les pasa y cuando lo hacen y los padres acuden al colegio, la mayoría de las veces, la denuncia no encuentra eco. O ya es demasiado tarde. Como ha ocurrido en el caso de Murcia. No podemos seguir así. Ni un caso más.


Luis del Val - Asar la manteca

13.01.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

De vez en cuando, el gobierno del PP intenta asar la manteca, a ver si, una vez pasada por el horno, aumenta los impuestos, sin que el ciudadano lo note demasiado. En cuanto la manteca se convierte en líquido, se dice que era broma, que es que ellos son muy divertidos y que se les interpretó mal. Vamos, que no querían asar la manteca, sino sacarnos la poquísima manteca que nos queda, después de pagar impuestos.
El gasto sanitario y farmacéutico es un caballo tan desbocado como insaciable, y el copago va a ser inevitable, como ya ocurre en Alemania, Italia y otros países. Y este gobierno, como cualquier otro, se resiste a poner en marcha lo inevitable, porque sabe que es impopular y resta votos. Y, en lugar de explicar lo que sucede, y tratarnos como ciudadanos adultos, marean el asador y ponen en marcha lo de la barbaridad de llevar a cabo el copago, según la nómina. Es decir, que pretende que, además del IRPF, luego paguemos otro IRPF, a través del consumo, convirtiendo los impuestos indirectos, en directísimos y personales. Las rentas más altas ya pagan más, pero ahora se pretende que paguen también más al consumir, ahora aplicado al copago farmaceútico y mañana, quién sabe, a la gasolina.
Lo elemental es que a los pensionistas de más bajos ingresos les dejen exentos del copago, tanto en la farmacia como en el ambulatorio, pero lo otro es una doble imposición que no resiste el análisis económico más tosco, y que sólo es explicable en un socialdemócrata que se ha pasado con el Cariñena o con el Rioja.
La argumentación es demagógica. ¿Por qué va a pagar el litro de gasolina lo mismo el que tiene un sueldo mínimo que el que cobra mucho más? Pues porque el que cobra mucho más ya ha pagado mucho más conforme a sus ingresos, y lo otro es una injusticia o una estupidez; una persecución a las clases medias o el penúltimo intento de asar la manteca.


Charo Zarzalejos - Los líos del copago

13.01.17 | 08:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Quizás se deba a su juventud, a la inexperiencia, a un cierto afán de protagonismo o a una clara ausencia de equipo que oriente su acción, pero lo cierto es que la ministra de Sanidad, la catalana Dolors Monserrat, ha organizado un buen "lío" que diría Mariano Rajoy.
Después de unos días de no saber si va o viene, la ministra se ha estrenado con una polémica o globo sonda, que nunca se sabe, que ha dado en una diana especialmente sensible. En España y en los actuales momentos, mentar a los pensionistas es meterse por caminos bien abruptos. Meterse, además, sin tener claro el mensaje, sin tener tomada una decisión, sin tener la certeza de lo que se quiere hacer, es una autentica temeridad y la temeridad en política se convierte en una muy espesa tela de araña de la que es muy complicado salir sin picadura alguna.
Siendo verdad que es titular de un Ministerio cuyo grueso de competencias está en manos de las autonomías, la cartera de Dolors Montserrat es una cartera que tiene competencias sobre asuntos que afectan directamente a la calidad de vida de los ciudadanos. Son competencias con "piel" que hay que administrar con especial sensibilidad. Cuidando las palabras y los tiempos. En este caso no ha ocurrido ni una cosa ni otra. Con las palabras, la ministra se ha perdido y el tiempo no ha sido el más adecuado. Bastante frentes tiene el Gobierno delante de sí, como para introducir justo ahora el debate sobre el copago que, como bien se sabe, es un asunto que levanta ampollas.
Tanto en el asunto que nos ocupa, como en otros muchos que afectan de manera directa a la vida social, a amplios colectivos, bueno sería que los responsables políticos, tanto del Gobierno como de la Oposición, pero sobre todo del Gobierno tanto central como los de las comunidades autonómicas, acudieran, previamente a cualquier pronunciamiento, a expertos capaces de analizar las cuestiones que se quieren poner encima de la mesa con el rigor necesario para que ni unos se equivoquen a la hora de lanzar ideas ni otros a la hora de oponerse.
La repentización, las ocurrencias, solo sirven para frivolizar decisiones de largo recorrido y los políticos, como los periodistas, debemos admitir que no sabemos de todo, que no dominamos las claves ciertas, de ahí que se echen en falta esos debates previos de gentes que con acreditados conocimientos que ofrezcan a la sociedad y los responsables políticos criterios objetivos y profesionales y a partir de ahí, pero solo a partir de ahí, y en función de la ideología de cada cual, del momento político, de las estrategias de unos y otros, tomar las decisiones que se quieran, pero nunca de manera frívola. La banalización y la frivolidad deberían estar reñidas con la política.


Escaño cero - ¡Qué vergüenza!

13.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Hay cifras que estremecen como que el cuarenta por ciento de los españoles no leen. No diré que me sorprende pero sí que me escandaliza.
Y no me sorprende ya que, la lectura, ha dejado de ser parte fundamental de la educación de nuestros hijos. A nuestros políticos, los que hacen las leyes educativas, les suele preocupar más los metros cuadrados del aula o el número de ordenadores que fomentar la lectura.
Conozco profesores de bachillerato e incluso de la Universidad que cuentan como algunos de sus alumnos tienen problemas de comprensión lectora.
El problema de fondo es que la lectura prácticamente ha salido de las aulas. Eso de leer en el colegio todos los días al menos una hora lo consideran una antigualla. Así que no es extraño que a los jóvenes cada vez mas les cueste leer. Además los libros cuentan con la competencia de todos los artilugios electrónicos y hoy en día los críos andan con los teléfonos móviles en la mano de la mañana a la noche.
Hace un par de días que el gremio de editores hizo pública esa vergonzosa cifra de que el cuarenta por ciento de los españoles no lee. Y en las teles acompañaron la noticia saliendo a la calle a preguntar a la gente. Me sobrecogió ver y escuchar a muchos de los que les preguntaban que efectivamente ni leían, ni les gustaba hacerlo ni tenían la más mínima intención de coger un libro durante el resto de su vida.
Ingenua de mi pensé que seguramente la oposición pediría un pleno extraordinario para tratar el tema, o cuanto menos que se reunirían con urgencia las comisiones de educación y la de cultura. También imagine que los portavoces parlamentarios, ya saben Errejón, Antonio Hernando, Aitor Esteban, Juan Carlos Girauta se estarían reclamando información al Gobierno. Pero ni "mu", no han dicho esta boca es mía, como si no fuera con ellos esta catástrofe.
Eso sí desde el ministerio de Cultura anuncian un plan. Pero poco más. Claro que más que un plan se necesita un planazo para remediar la situación.
Un país en el que sus políticos no tienen entre sus prioridades la educación y la cultura, un país que no escandaliza ante un hecho tan grave como que el cuarenta por ciento de los españoles nunca coja un libro, es un país, siento decirlo, que está medio muerto.
Yo no sé ustedes, pero yo siento vergüenza.


Fernando Jáuregui - Carta de náufrago a quienes dicen querer salvarnos

12.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Hay ocasiones en las que a uno apenas le queda el recurso de la carta abierta, que es la antesala del pataleo, confiando en que, de alguna manera, la botella lanzada por uno, en adelante el náufrago, llegue a las playas doradas de quienes dicen que quieren salvarnos de la isla desierta en la que vivimos quienes no hemos encontrado ni puerto ni refugio en unas siglas. Y al náufrago, que apenas ha hecho otra cosa en la vida que mirar cómo pasaban, veloces, los buques en el horizonte, le da que los salvadores andan siempre oteando a otro lado, o a la cubierta de sus propias naves, o a sus propios galones de contramaestre, y no a quienes, o sea, los ciudadanos, piden auxilio, perdidos en alta mar. Envío esta carta a quienes, por lo visto, quieren salvarnos, consciente de que ellos tienen ante sí espléndidas oportunidades ahora, precisamente ahora, de mejorar nuestras vidas, la calidad de nuestra existencia.
Ahí tenemos, por ejemplo, acontecimientos previstos por quienes, por lo visto, dicen representarnos, como esa conferencia de presidentes autonómicos de la que se excluyen quienes quieren ser más autonómicos que los demás, tanto que no quieren ni siquiera ser. O los congresos de los principales partidos, posibilidad que solamente se repite digamos cada cuatro años para aprobar programas y líneas de actuación que redunden en bien de nosotros, los náufragos, y no solamente a favor de la oficialidad y quizá de los grumetes que se hallan a salvo a bordo, engrasando la sala de máquinas.
Increíble me parece, a este respecto, que el hecho de que alguien, llena de buena voluntad y deseo regeneracionista, una contraalmirante llamada Cristina Cifuentes, proponga una medida de regeneración básica, como las elecciones primarias en su partido, haya podido ser considerado por algunos tripulantes como una traición al almirante-capitán-armador del principal trasatlántico con que cuenta el país. Ello me hace pensar que ese principal traslatlántico, bautizado en los astilleros Partido Popular, tiene escaso deseo de rescatar a quienes, desde pateras diversas, buscan refugio y respuesta a sus anhelos: limitación de mandatos, candidaturas desbloqueadas, por supuesto introducción de primarias y, en general, una mayor transparencia en la designación de responsables, en la financiación -sí, todavía en eso-- y en las actuaciones partidarias.
Porque, convénzase usted, que seguro que se siente tan náufrago como quien suscribe, que la principal medida para regenerar este mar de los sargazos en el que hemos de movernos pasa por un cambio profundo en el funcionamiento de nuestros partidos, llámense Popular, Socialista o emergentes como Podemos e incluso Ciudadanos, que están copijando algunos vicios de sus mayores. Hasta que esas piezas esenciales para una democracia llamadas partidos políticos -tampoco olvidemos a los sindicatos_no cambien su modelo de funcionamiento, no podremos decir que hemos experimentado un avance en cualquiera de los terrenos en los que estamos varados, llámense territorial, reforma de la Administración o búsqueda de un sistema económico más equitativo. Y mientras el Tribunal Constitucional, que también tiene mucha reflexión interna que hacer -admirado estoy ante alguno de los nombres que se proponen para presidirlo: Dios nos coja confesados--, siga dictaminando que los militantes tienen limitada su capacidad de crítica a las estructuras de los "aparatos" de sus partidos, mal vamos. Muy mal.
Bueno, ahí va esta botella con carta, a la espera de que alguien se sienta un poco -un poco- movido por la petición de auxilio, una vez que se me han acabado las bengalas de la esperanza a la vista de cómo se están montando esos tan aplazados congresos de las principales formaciones partidarias de mi país. Un país que acaso alguna vez trató de ser tierra de refugio y asilo de navegantes perdidos y hoy se va convirtiendo el fortaleza en la que se encierran los ganapanes.


Antonio Casado - Memoria amarga del Yak

12.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

La memoria amarga del Yak 42 aflora después de la reunión de la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, con los familiares de las víctimas del yakolev 42 (62 militares muertos). Dicen éstos sentirse "aliviados" por la voluntad oficial de asumir el dictamen del Consejo de Estado que, sin entrar en el terreno judicial, hace responsable de lo ocurrido el 29 de mayo de 2003 al Ministerio cuyo titular era entonces Federico Trillo, actual embajador de España en Londres.
Quedamos a la espera de saber cómo se materializa el cambio de actitud del Gobierno, que asume el espíritu y la letra del dictamen, amen de prometer una revisión de cabos sueltos en el proceso indagatorio efectuado en su día. Ese cambio compromete al Gobierno para decir la verdad, reconocer que las cosas se hicieron mal, pedir perdón y dejar de mezclar el plano judicial con el político.
Recordemos que hace unos días, cuando Rajoy fue preguntado por el asunto, echó balones fuera apelando a que el asunto estaba judicialmente sustanciado. De las declaraciones de la ministra Cospedal se desprende que, a partir de ahora, el Ejecutivo se propone distinguir entre la absolución judicial de la absolución moral. La primera, efectivamente, se sustanció con la condena de tres militares de alta graduación, pero no apreció responsabilidad penal en los miembros del Gobierno. En cambio, su absolución moral nunca se produjo. Siempre fue una asignatura pendiente en estos trece años. Esta es la novedad, que ahora el Gobierno sí parece dispuesto a aceptarla, a juzgar por las declaraciones de la ministra Cospedal.
Falta hace porque los cabos sueltos hacen sentir vergüenza a la gente decente. Ha sido doloroso comprobar la soledad en la que han venido trabajando los familiares para sentirse moralmente arropados, al menos eso, mientras denunciaban la indignidad. Porque indigno es que nadie pagase políticamente por tratar a unos servidores de su país como si fueran reses en un transporte militar plagado de irregularidades.
En nuestra memoria amarga del hecho vive aún aquel bochornoso proceso identificador de los cadáveres, que tanto dolor produjo a sus familias y que se saldó con la condena judicial de tres militares (uno de ellos, fallecido) posteriormente indultados.
El delito fue "falsedad en documento", endosado a quienes se ahorraron el molesto trámite de identificar correctamente los restos de 30 de los fallecidos.
La memoria de unos seres queridos, abolida de un plumazo. Los sentimientos más íntimos, sacrificados a la prisa del gobernante por pasar página. Claro que las firmas de Aznar y Trillo no aparecían en el soporte documental de la identificación y traslado de féretros. Pero sí fueron ellos quienes decidieron la celebración del funeral televisado apenas cuarenta y ocho horas después del lamentable suceso.


Isaías Lafuente - ¿En forma de simulación?

12.01.17 | 08:16. Archivado en Isaías Lafuente


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Desde hace catorce años la mayoría de la población española se siente próxima a los familiares de los 62 militares muertos en la tragedia del Yak 42. Comprendimos su inmenso dolor por la pérdida de sus seres queridos y entendimos su desolación y su indignación ante el desprecio con que fueron tratadas las víctimas y los insultos recibidos por atreverse a denunciar aquel estrafalario proceso. Y como entonces compartimos aquel dolor, celebramos hoy sus "grandes esperanzas" expresadas tras la reunión con la nueva ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.
La ministra ha asumido el contenido del dictamen del Consejo de Estado que responsabiliza al departamento dirigido entonces por Federico Trillo del accidente y reconoce que ese avión nunca debió despegar. Un cambio de actitud que ellos mismos han calificado de "oro moral". La propia Cospedal ha reconocido en declaraciones a la COPE que ha cambiado la "línea tradicional" del Ministerio en lo relativo al accidente del Yak 42 porque "la responsabilidad objetiva de la Administración hay que reconocerla". Y ha remarcado: "Obviar que hay una relación entre cómo funcionó la Administración y el trágico suceso es algo que a todo el mundo le sorprendería".
No sabemos en qué se traducirá este cambio de rumbo en la línea tradicional que hasta ahora había mantenido Defensa. Pero de momento la ministra ha demostrado una sensibilidad que nunca mostró el exministro Federico Trillo y que tampoco demostró Rajoy cuando se desveló el informe del Consejo de Estado e intentó despachar el asunto diciendo que no lo había leído, que el accidente ocurrió hace muchísimos años y que ya estaba sustanciado judicialmente. Es verdad que la ministra Cospedal tenía el dictamen en su despacho desde el pasado mes de noviembre y sólo ha reaccionado cuando lo desveló El País. Confiamos en que la rectificación anunciada, aunque haya sido en diferido, no lo sea en forma de simulación. Aunque alguna cosa que convendría hacer, como destituir inmediatamente a Federico Trillo de una embajada que nunca mereció recibir como premio, no depende de ella.


Francisco Muro de Iscar - Fiscalizar las cuentas de la Iglesia

12.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

La política es una de las actividades más nobles, pero la sociedad desconfía de los políticos y les sitúa en entre sus primeros "problemas". No es por casualidad. Algunos políticos, no todos, dan cada día argumentos para que los ciudadanos piensen así. No es un problema de casta ni de nueva o vieja política. Hasta los que llegan vírgenes pierden la virginidad inmediatamente. Pasan de la bisoñez a la mediocridad amenazadora sin problemas de conciencia. Basta mirar a Podemos y sus luchas internas. Otro tanto podría decirse de la izquierda en su conjunto. Un filósofo de izquierdas, más libertario que otra cosa, Antonio Escohotado, dice que "el problema de la izquierda es que es polar, como los adjetivos, en vez de ser sustantiva, como los nombres". Y otro, Fernando Savater, asegura, con razón que "el populismo trabaja siempre contra la mitad de la población". O contra todos.
PSOE y Unidos Podemos acaban de presentar en el Congreso una propuesta para que el Tribunal de Cuentas fiscalice y elabore un informe sobre el sistema de asignación tributaria a la Iglesia Católica a través de la cuota voluntaria del 0,7 por ciento del IRPF. Quieren un informe anual para que todo esté "controlado y auditado". Seguro que la Iglesia no tiene problemas. Ni unos ni otros saben que esas cuentas están auditadas y que la Iglesia presenta sus cuentas cada año con una transparencia que para sí quisieran partidos y sindicatos. Y deben ignorar alevosamente también que esa cuota es voluntaria y que de pedir alguien la fiscalización deberíamos ser los que marcamos la X cada año.
Cuando los católicos nos oponemos, por ejemplo, al aborto libre y voluntario, incluso de menores de edad sin consentimiento paterno, los que están a favor dicen como argumento "de peso" que "nadie obliga a abortar". Pero no lo aplican en este caso en el que ellos no están de acuerdo. Bastaría, siguiendo su argumento con que no pongan ellos la X, aunque, estoy seguro, muchos militantes de Podemos y del PSOE marcan esa casilla libre y voluntariamente porque saben bien a qué dedica ese dinero la Iglesia Católica. A mí me gustaría que todos los contribuyentes pudiéramos decidir si con el dinero de nuestros impuestos se financia parcialmente, además de a la Iglesia Católica y a las ONGs, a otras confesiones religiosas, a los partidos y a los sindicatos. Eso sí que sería transparencia y participación ciudadana. Las cuotas que los ciudadanos dedican, con la misma libertad, a pagar su afiliación a partidos y sindicatos son desgravables en ese mismo impuesto. El PP declara más de 850.000 afiliados, 391.000 Podemos y 190.000 el PSOE. Sólo entre los tres casi 1,5 millones. Pero sólo 90.000 se desgravaron esas cuotas. Y también dos millones de sindicalistas, cifra que coincide bastante con los datos de afiliación actual de Comisiones y UGT. Es decir que o los militantes de los partidos son tontos o es falso lo que declaran los partidos o, lo que es peor, existen pero no pagan sus cuotas. Sería mejor que el PSOE, al menos, y Podemos aclararan sus cuentas y vivieran de los ingresos de sus militantes en lugar de vivir de la demagogia y de las subvenciones que se otorgan ellos mismos del dinero público.


Escaño Cero - Las intenciones de la ministra

12.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Les confieso que después de haber escuchado las declaraciones, contradeclaraciones, desmentidos y afirmaciones de la ministra Dolors Monserrat a propósito del copago de medicamentos no me he enterado de lo que realmente ha dicho.
Dolors Monserrat habla de manera rápida y atropellada y es difícil seguir sus argumentos porque dice lo mismo y lo contrario en cuestión de segundos.
La ministra de Sanidad parece que dijo que estaba estudiando que los pensionistas con mejor pensión paguen más por los medicamentos, y una vez que se organizo el lío y la oposición salió en tromba a decir que de eso nada, intentó rectificar sin rectificar diciendo que había dicho lo que no había dicho, y haciendo el lío aún mayor.
Así que ahora mismo no sabemos cuales son las verdaderas intenciones de la ministra. Mientras se aclara la señora Monserrat y nos lo aclara al resto de los mortales, les diré que yo me encuentro entre quienes están en contra de que los pensionistas con más pensión paguen más por los medicamentos.
Creo que si hay algo que nunca se debería de romper es el principio de la universalidad en las prestaciones del Estado del Bienestar, o de lo que nos queda del Estado del bienestar.
Con nuestros impuestos, con las deducciones del IRPF de acuerdo al dinero que se gana, vamos contribuyendo al mantenimiento de la sanidad pública y por tanto al acceso a los medicamentos de manera gratuita por parte de los pensionistas. Y así debe de seguir siendo. Es más, el PP ya introdujo el copago y hoy no son pocos los pensionistas que tienen de pagar un pequeña cantidad por los medicamentos que les son necesarios.
Como la ministra se ha metido en un jardín lo mejor es que la oposición la saque del jardín instándola a acabar con el copago. Y como el PP no tiene mayoría la oposición puede conseguirlo. Todo es ponerse.
Pero lo que resulta sorprendente son los dimes y diretes de Dolors Montserrat diciendo una cosa y la opuesta, contradiciéndose y volviéndose a contradecir.
Ya les digo que he puesto el máximo interés en escuchar sus declaraciones y contradeclaraciones y he llegado a la conclusión que explicarse no lo es suyo.


Fermín Bocos - Ganar tiempo

12.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Nada es solo lo que parece. De la reunión entre Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras queda una apariencia de ocasión fallida visto que la vicepresidenta, evocando el imperativo constitucional, reiteró la imposibilidad de realizar el referéndum que reclaman los independentistas mientras que el vicepresidente de la "Generalitat" mantiene la exigencia de la consulta. Es lo que queda si nos dejamos guiar por las apariencias. Pero hay más.En primer lugar el valor político del encuentro. Que se realizó a petición de Junqueras.

Nada que ver con el barbecho -de doble dirección- que caracterizó los cuatro años de la anterior legislatura cuando el PP gozaba de mayoría en el Parlamento y Mariano Rajoy optó por dejar que los separatistas pasaran de las palabras a los hechos antes de acudir a los tribunales.
El Constitucional le dio la razón. No está lejano el día en el que Artur Mas y algunos de sus colaboradores serán juzgados por la celebración el 9N del 2014 de una consulta ilegal. Hay cambio de estrategia por parte del Gobierno (diálogo directo, mano tendida para hablar de financiación e inversiones), con el objetivo de trasladar a la opinión pública que la intransigencia está en la otra parte.

Encerrados como están los separatistas en el círculo de su proyecto rupturísta llevan tres años dejando a un lado los problemas de la gente: carencias de la sanidad, el paro, deterioro de las infraestructuras, etc. Y ese déficit ha sido diagnosticado por los nuevos partidos emergentes: primero Podemos y ahora los Comunes de Ada Colau. Junqueras se ha dado cuenta del nuevo escenario y quiere jugar sus propia cartas aprovechando la fase de deconstrucción en la que se encuentra la antigua Convergencia hoy sin cabeza (Puigdemont no quiere ser candidato) y sobre Artur Mas pende la sombra de la inhabilitación. Junqueras busca el "sorpasso" respecto de los convergentes. Quiere convertir a ERC en el primera partido de Cataluña. Todo indica que entre unas elecciones legales (que podría ganar) y un referéndum ilegal, optará por lo seguro. La apuesta es ganar tiempo. Por ambos bandos, también por parte del Gobierno de España. Al hombre sabio les son más útiles sus enemigos que al necio sus amigos. La cita es de Gracián.


Rafael Torres - Cifuentes, ¿masona?

12.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Cristina Cifuentes gusta, y ella sabe que gusta, pero precisamente por eso, porque gusta y lo sabe, no gusta nada a quienes, en teoría, más debería gustar, a sus correligionarios del PP, o, cuando menos, a los del sector más rudimentario del partido, tan numerosos en Madrid.
O dicho de otro modo: la presidenta de la Comunidad de Madrid, estimulada por la certidumbre de haber sido ella la que sacó las castañas del fuego a un partido necrosado por la corrupción en el gobierno de la región capitalina e instalado en el escándalo permanente, ha debido suponer que ese aval, refrendado por su capacidad negociadora y por su imagen civilizada, es suficiente para irse proponiendo como sucesora de Rajoy. Y, en efecto, desde el cargo interno que ocupa, la presidencia de la gestora del PP de Madrid, ha intentado, si no tomar el cielo por asalto con su propuesta de primarias, sí, cuando menos, sondear a la tropa. El resultado del sondeo es que la tropa, su tropa, no la quiere, sino sólo los votos que cosecha.
Basta echar un vistazo a la hemeroteca, pues de memoria casi todo el mundo anda fatal, para recordar qué piensa el PP profundo de Cristina Cifuentes: atea, republicana, progre, animalista, masona... Ciertamente, la presidenta madrileña o no es ninguna de esas cosas, o si es alguna, lo es muy tenuemente, pero para el PP madrileño custodio de sus más rancias esencias, el PP de aquél concejal Matanzo, de Granados, de Romero de Tejada, de Aguirre, una mujer de su tempo como Cifuentes debe parecer, pese a su evidente conservadurismo, una roja.
Lamentablemente para ese Partido Popular valetudinario, nostálgico de los tiempos que la mayoría de los españoles quisiera no haber padecido u olvidar, Cistina Cifuentes gusta y saca votos de debajo de las piedras, razón por la cual debe aguantarla y fastidiarse. Pero, ¿primarias? ¿Y que las gane? Hasta ahí podía llegar, y hasta ahí ha llegado, aunque será el tiempo el que diga la última palabra. El problema es que todos, Cifuentes también, andamos mal de tiempo.


Victoria Lafora - Digo, me desdigo, y digo

12.01.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

La ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, ha montado un lío descomunal en uno de los sectores más frágiles de la sociedad y con un tema polémico como es el copago farmacéutico. No es una emisora de radio el sitio más adecuado para dejar caer la posibilidad de aumentar el coste de los medicamentos a los pensionistas con más ingresos, ni las redes sociales el vehículo de comunicación idóneo para desdecirse.
Lo peor es que, al día siguiente, ayer, insistió en el tema y reconoció que se está estudiando. La técnica del "globo sonda" es habitual en política. Se deja caer una reforma y, en función del rechazo social que suscite, se retira o se aplica. Pero incluso este engaño tiene su arte y su técnica. La responsable de Sanidad ha pecado de inexperiencia o, lo que aún puede ser peor, de falta de idoneidad para el cargo que ocupa.
La Sanidad Pública es uno de los pilares del maltrecho estado del bienestar, ha sufrido durísimos recortes durante la crisis. No se puede jugar al ratón y al gato con los derechos ciudadanos. La progresividad en el pago de los medicamentos, que es lo que pretende el Gobierno, y que resulta positiva y lógica en Hacienda, no se puede aplicar aquí, porque la gratuidad de los medicamentos de los jubilados es un derecho y los derechos no admiten progresividad alguna.
La atención sanitaria pública, gratuita y universal no es un regalo del gobierno benefactor. Se financia con los impuestos de todos los españoles y, al igual que la prestación económica por jubilación, se disfruta porque se ha cotizado toda la vida laboral.
Si la ministra pretende, o pretendía, o vuelve a pretender, que los jubilados que cobren por encima de treinta mil euros anuales paguen más, estará castigando a los que perciben el importe máximo, es decir, a aquellos que han trabajado hasta el último día que permite la ley. ¿Está incentivando la jubilación anticipada? ¿Cree de verdad la ministra que los pensionistas que han cargado sobre sus espaldas (muchos de ellos lo siguen haciendo) la economía familiar y el sustento de hijos y nietos se merecen este trato? ¿Esta era la promesa de no más recortes de la campaña electoral? Mariano Rajoy debería aleccionar a los miembros de su Ejecutivo sobre las limitaciones que la minoría parlamentaria impone. Antes de hablar, Dolors Monserrat, debería saber que sin el apoyo de la oposición su afán justiciero con los pensionistas no tendrá futuro. ¡Menos mal que se ha acabado el rodillo de la mayoría absoluta y los ministros no hacen y deshacen a su antojo!


Fermín Bocos - Ministra improvisada

11.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

¿Improvisación o globo sonda? Menudo alboroto el que ha organizado la señora Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, con su idea de "ajustar" la cantidad que pagan para acceder a los medicamentos los pensionistas que ingresan más de 18.000 euros. Aunque vía tuiter rectificó a las pocas horas de sus primeras declaraciones asegurando que no está en la agenda del Gobierno cambiar la fórmula actual de copago parece que la marcha atrás se debe a un toque de atención de La Moncloa tras constatar las alarmas que había encendido la propuesta.

Lo último que le conviene al Gobierno en estos primeros compases de una legislatura en la que no cuenta con mayoría parlamentaria es tener en pie de guerra a los millones de pensionistas que se sienten concernidos por la medida. Son cerca de dos millones y medio los jubilados que tienen ingresos por encima de los 18.000 euros. Los sociólogos del PP saben que un porcentaje elevado y muy fiel del voto popular reside precisamente en los ciudadanos mayores de 65 años. Con buen criterio alguien debe haber reflexionado que tras dejar atrás un año en el que la inflación (1,5%) ha demediado la mínima subida de las pensiones (0,25%), añadir otro motivo de preocupación a los pensionistas era innecesario. Podría incluso ser tomado como un agravio.
La señora ministra, que no es la primera vez que vuelve sobre sus palabras, habla de abrir un debate. Su propuesta era ajustar (al alza) la cantidad que pagan los jubilados para acceder a los medicamentos en función de las cuantía de sus ingresos. Los afectados por el nuevo copago serían los comprendidos en el tramo de renta entre los 18.000 y los 100.000 euros. Ya digo que tras el revuelo organizado la ministra asegura que el Gobierno no tiene intención de cambiar las cosas. Pero la confusión ya está sembrada. Y los pensionistas están con la mosca detrás de la oreja. El lío montado encuentra explicación en la bisoñez política de la señora Montserrat. Pensiones y votos son una mezcla explosiva. Quien tiene a su disposición el BOE no puede expresarse con la ligereza que se cultiva en algunas tertulias de televisión.


Pedro Calvo Hernando - Si yo fuese el PP, no me fiaría de Aznar

11.01.17 | 08:16. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Si yo fuese el PP, no me fiaría nada del ex presidente Aznar ni de la repetida tesis de que éste descarta la formación de otro partido, por supuesto bastante más a la derecha del que ahora sostiene al Gobierno. Lo cierto es que José María Aznar ha tardado muchísimo tiempo en hacer pública una declaración suavemente denegatoria, la de Valencia el otro día, con lo fácil que le hubiera sido hacerlo, y con mucha mayor firmeza, desde el instante en que comenzaron las especulaciones. La impresión es que lo de Valencia era para salir del paso, por la poca convicción que mostraba. No puede afirmarse que se lanzará a una aventura que costaría muy cara a la derecha española, que quedaría partida en dos. Es dudoso que Aznar quiera evitar una decisión que resultaría catastrófica para el conjunto del conservadurismo español. Pero nada nos garantiza que eso esté del todo fuera de sus intenciones, a la vista del capítulo de agravios que el ex atesora in crescendo desde hace ya varios años. Hay que preguntarse qué es lo que perseguiría, si no es dar ese golpe definitivo, al sostener y hacer crecer esa tremenda tensión entre las dos almas del Partido Popular.
Más bien me inclinaría a pensar que una decisión positiva es lo que está atesorando en su cabecita, más allá del evidente regusto que le apasiona y que le embriaga por retornar al pleno protagonismo que durante tantos años ejerció en exclusiva sobre la derecha española. Ahora mucho se habla, no sé si en exceso, sobre la situación caótica del PSOE. Pero si yo fuese el PP, no me consolaría pensando que tal situación es más grave que la propia, aunque por el momento en realidad lo sea. Porque en cuestión de horas podrían cambiarse las tornas si de pronto Aznar anunciase que va a protagonizar la fundación de un partido distinto, y por lo tanto adversario o enemigo, del que se domicilia en la calle de Génova. Está por ver, claro, cuál sería la distribución cuantitativa de las fuerzas conservadoras entre las dos partes de ese universo, pero de momento podría afirmarse que la catástrofe había comenzado. Y tendríamos que valorar enseguida también las reacciones de los partidos de la actual oposición, para hacernos una idea global de la trascendencia del suceso. Con todo, por ahora solo tenemos lo de Valencia.


Carmen Tomás - El nuevo copago que no fue

11.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

La ministra de Sanidad afirmó con bastante rotundidad el pasado lunes que el gobierno valoraba introducir un nuevo copago en los gastos farmacéuticos. Concretamente, Montserrat se refirió a las cantidades que deben abonar los pensionistas a la hora de comprar medicinas. En su opinión, deberían pagar más los que más ingresos tengan y puso ya encima de la mesa para el debate que la medida afectaría a los jubilados con rentas entre 18.000 y 100.000 euros. Por la noche del mismo lunes en un tweet, la ministra se desdijo y aseguraba en la red social que "no es cierto que se vaya a subir el copago farmacéutico a los pensionistas con ingresos de más de 18.000 euros. Ya ayer, los mensajes eran aún más contundentes. "No alarmemos a los pensionistas, no se va a subir el copago", "con los pensionistas no se juega, es injusto alarmarles". La verdad es que si alguien ha alarmado a los pensionistas ha sido la ministra.
Seguramente ha sido la falta de experiencia o fue un globo sonda típico para valorar cómo caería entre los pensionistas y partidos políticos una medida así. Y qué ocurrió, pues que se produjo la alarma y hubo que rectificar. No está bien echar balones fuera. Estaría bien que la ministra se repasase sus declaraciones matinales en una radio.
En todo caso, al margen de que fuera inexperiencia o globo sonda, el debate está ahí. El estado del bienestar que nos hemos ganado queremos seguir disfrutándolo, pero los ingresos son los que son. Cierto que se ha hecho bastante en el terreno del ahorro en medicinas y sin embargo el coste no baja en la misma proporción. Cada vez, gracias a dios y a la medicina, vivimos más años y cada vez somos más jubilados tirando de gastos médicos y farmacéuticos. La vaca de los impuestos y quizás también del copago ya no da más. La asfixia a los contribuyentes es excesiva. Por qué entonces no empezamos a pensar en serio en la eficacia en el gasto. Una medida muy útil en este sentido sería empezar a pensar en elaborar unos presupuestos base cero. Es decir, partiendo de cero y mirando partida por partida, ir recortando o suprimiendo, en su caso, todo lo que se pueda. Se ha hecho estos años con algunos gastos, como empresas, organismos, subvenciones y no ha pasado absolutamente nada. Pues así, pero con muchas más partidas que miradas una a una serían perfectamente suprimibles. El ahorro sería de miles de millones de euros y no estaríamos siempre pensando en subir los impuestos, tasas o copagos. Y, sobre todo, eficacia. Por ejemplo, podrían revisarse si todas las pruebas médicas que se hacen son necesarias. En definitiva, un análisis profundo del gasto público nos daría, no tengo la menor duda, agradables sorpresas.


Carlos Carnicero - ¿Qué quiere ser Aznar de mayor?

11.01.17 | 08:16. Archivado en Carlos Carnicero


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

La condición de expresidente de gobierno es compleja. Cuando se ha ocupado el mayor nivel de la representación política, es difícil imaginar donde se aparca la ambición que condujo a la cima y como se ocupa el tiempo. Sobre todo en España, en donde la transición impuso unas generaciones muy jóvenes que escalaron rápidamente hacia la cúspide del poder.
La tentación es seguir con la actividad política. Lo que en ocasiones produce fricciones o discrepancias con quienes ocupan después de ellos los puestos de responsabilidad en sus partidos.
José María Aznar no ha encontrado su lugar en la política española después de sus ocho años en la presidencia del gobierno de España.
Casi desde el primer momento después de abandonar La Moncloa, ha propiciado críticas y desencuentros con su sucesor. Las declaraciones que ha venido haciendo indican un cierto menosprecio hacia quien él mismo ungió como sucesor. En general lo ha calificado de blando, indeciso. Falto de firmeza. Lo que confirma que la política de confrontación que José María Aznar instauró y llevó a la división profunda de sus españoles es el modelo que esperaba que siguiera su sucesor.
Ahora, cuando Mariano Rajoy se ve obligado, lejos de la mayoría suficiente para tener independencia en el parlamento, a pactar, ceder y negociar para poder gobernar, el expresidente Aznar ha roto casi todos los lazos que le unían al partido al desdeñar la presidencia de honor que es un cargo creado solo para él.
No ha tardado en volver a ejercer la crítica contra las políticas del PP. Fundamentalmente en lo concerniente a Cataluña y a la fiscalidad. Parece como si pretendiera que Rajoy gobernara como si tuviera mayoría en el parlamento para no depender de otros partidos.
José María Aznar está oyendo cantos de sirena que le invitan a lanzar un nuevo partido. Algunas encuestas le pronostican medio centenar de escaños. El espacio que podría ocupar es a la derecha del PP y hay dudas de que tamaño podría llegar a tener.
A parte de sus actividades privadas de mediación y académicas, no tiene muchas obligaciones, excepto las derivadas de la fundación que preside.
No hay noticias ciertas de cuáles son sus intenciones. Quienes están más cerca de él aseguran que no tiene intención de fundar un partido, lo que descartaría la actividad política directa.
En el PP no se detecta preocupación por los proyectos de Aznar. Incluso existe una sensación de alivio, sobre todo al considerar que la mayor parte de los escándalos de corrupción provienen de la época en la que Aznar era presidente del partido y del gobierno.
Los expresidentes no han aprendido a mantener un papel institucional discreto y sienten la tentación del protagonismo político. No debe ser fácil encontrar espacio como expresidente de gobierno de España.


Escaño cero - No aprenden

11.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

¿Tanto les cuesta decir que lo sienten? ¿Tanto les cuesta reconocer que podían haber hecho las cosas mejor? ¿Tanto les cuesta admitir que cometieron errores?

Me atrevo a decir que es casi patológica la incapacidad de los dirigentes del PP de empatizar con los problemas de los ciudadanos. Y lo están volviendo a demostrar a cuenta del informe del Consejo de Estado sobre el Yak 42. Un informe que no deja lugar a dudas sobre la responsabilidad del Ministerio de Defensa.
Pero mire usted por donde el entonces ministro de Defensa Federico Trillo, haciendo un alarde de absoluta insensibilidad, ha sugerido que los familiares de los militares muertos en aquel vuelo fatídico, lo que buscan son indemnizaciones. Pretender rebajar el dolor de las víctimas a una cuestión pecuniaria es lisa y llanamente indigno por parte de quién lo pretende.
Pero que además el actual Presidente del Gobierno dijera hace unos días que no sabía de ese informe y que además es algo del pasado, es otra bofetada a los familiares de las víctimas.
Para empezar no es creíble que el señor Rajoy desconozca ese informe del Consejo de Estado, pero en segundo lugar querer quitar importancia al asunto diciendo que el accidente tuvo lugar hace tiempo, es otra muestra de insensibilidad.
¿Es que cree el señor presidente que el dolor por la perdida de un ser querido se atempera con el tiempo?.
Mariano Rajoy tiene aún la oportunidad de rectificar porque los familiares de los militares muertos en aquel avión que no reunía las condiciones exigidas para volar, lo único que quieren es que alguien diga "lo siento", que alguien reconozca que no se hicieron las cosas bien.
Solo Esperanza Aguirre ha dejado dicho que efectivamente el gobierno y su partido deben de pedir perdón. Pero Aguirre es un verso suelto.
Seguramente aquél escándalo no seguiría vivo hoy si en aquel entonces José María Aznar, que era el Presidente, y Federico Trillo, ministro de Defensa, hubieran reconocido que no se habían hecho las cosas bien y hubieran mostrado afecto, empatía incluso piedad por el dolor de los familiares. Pero no lo hicieron y siguen "erre que erre".
A mi me escandalizan las declaraciones de los populares sobre este asunto. Sus salidas de pata de banco, su frialdad, su falta de humanidad.

No diré que me sorprende, porque ya durante los años duros de la crisis ni Mariano Rajoy ni ninguno de sus ministros ni tampoco ninguno de los dirigentes del PP fue capaz de decir una palabra lamentando los estragos que la crisis estaba provocando en las familias. Ni una palabra de simpatía, ni una palabra de aliento, ni una palabra que los demás pudiéramos interpretar que sentían y se angustiaban por el dolor ajeno. Nada.
Por eso perdieron muchos miles de votos quedándose sin mayoría absoluta. Pero la política es como es y ahora gobiernan tan campantes y como gobiernan se deben de creer que es por sus propios méritos y no porque el resto de las fuerzas políticas ha sido incapaz de configurar una alternativa.
Saben, creo que los del PP, tanto derroche de soberbia, tanta dureza en el alma, se la debían de hacer mirar.


No te va a gustar - Lo que pudo ocurrir hace un año (y no)

11.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

El tiempo pasa a velocidad vertiginosa. Puigdemont, por ejemplo, que ya anuncia que se va, lleva apenas un año en el cargo. Y, cuando nos detenemos a repasar todo lo que ha ocurrido en los últimos doce meses, comprobamos que es preciso ya ir haciendo historia y un minucioso análisis: porque, por ejemplo, el pasado mes de enero estuvo a punto de cambiar, con un giro de ciento ochenta grados, el sesgo de la política española. Pudo ocurrir algo que, a juicio de este cronista, hubiera constituido un paso muy negativo en la marcha de la democracia española. Pero no ocurrió, y aquí y así estamos como estamos. Para bien o para mal. O para bien y para, en alguna cosa, mal.
El 22 de enero de 2016, va a hacer un año, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, salía de ver al Rey, dentro de las audiencias del jefe del Estado en relación con los intentos de llegar a una investidura para un presidente del Gobierno tras las elecciones del 20 de diciembre anterior. Los lectores recordarán que, a la salida, Iglesias, rodeado de sus más cercanos correligionarios, pidió para sí la vicepresidencia del Gobierno, la gestión de los servicios secretos, de los medios públicos de comunicación, Defensa y varios ministerios, entre ellos quizá el de Interior y uno de nueva creación, para tratar con las autonomías. El control del Estado, vamos. Al secretario general del PSOE, con quien en teoría formaría una coalición para consolidar un Gobierno, se le "dejaba" la Presidencia, que era, gracias a Iglesias, como si fuese una sonrisa del destino (el propio Iglesias, con su proverbial modestia, dixit).
Esta comparecencia extemporánea y prepotente, que no había sido comunicada al aún ni siquiera "socio formal" Sánchez, quebró, me parece, cualquier posibilidad de un "Gobierno de progreso", tantas veces pregonado por ambos, por Sánchez y por Iglesias, sin que jamás hubiesen llegado a ponerse de acuerdo acerca de una línea concreta de actuación conjunta: estaban brindando al sol. Pero ¿qué hubiese ocurrido si, en lugar de lanzarse al ruedo de la guisa como lo hizo, Iglesias hubiese ofrecido una colaboración humilde y sincera a Sánchez para formar Gobierno en los términos que el socialista, que al fin y al cabo tenía más escaños que Podemos, hubiese querido? ¿Y si las formaciones nacionalistas y separatistas se hubiesen unido a este pacto "de progreso" para permitir a Sánchez cumplir su ambición de llegar al sillón monclovita, como anunciaron que harían? O, en último caso, ¿qué hubiese sucedido si Podemos se hubiese abstenido en una votación de investidura de Sánchez apoyado por Ciudadanos?

En ambos casos, Pedro Sánchez, sin ganar las elecciones y quizá enfrentado a sus propios "barones" territoriales, se hubiese convertido en presidente del Gobierno. Apoyado por fuerzas dispares y, en ocasiones, contrapuestas: inestabilidad total. Todo ello pudo haber ocurrido en el año que vivimos mucho más peligrosamente de lo que ahora podemos o queremos recordar. Incluso yo diría que eso estuvo cercano a ocurrir en diversos momentos del proceloso 2016. Y, entonces, Pedro Sánchez hubiese sido presidente de un Ejecutivo estrechamente vigilado por Pablo Iglesias, el hombre que, en los dos últimos meses, se ha dedicado más bien a desestabilizar su propio partido, que él y unos cuantos más crearon, con tanto éxito, hace poco más de dos años y medio. Y, claro, los nacionalistas exigirían su cuota a cambio del apoyo a Sánchez. Quien, iluso, en un momento dado pensó, me dicen, lograr que los separatistas catalanes aplazasen "sine die" su referéndum sobre la secesión, a cambio de quién sabe qué, porque nadie jamás lo explicitó.
Aunque me muestro poco entusiasta de la forma de gobernar de Mariano Rajoy, virtualmente en solitario digan lo que digan, por su escasa receptividad al cambio y a los progresos democráticos, creo que la salida actual es infinitamente mejor de lo que podría haber sido "aquello" que hubiese surgido hace un año. Porque ni Sánchez ni, menos aún, Iglesias han mostrado estar (¿aún?) capacitados para gobernar un trasatlántico como España; de hecho, creo que no lo están, y en ambos casos hablo desde una cualificación estrictamente personal, y no partidista, ni para pilotar un barco de mediano cabotaje, y menos formando un tándem inestable. Dos gallos en un mismo gallinero, Dios mío...
En este tiempo, la situación política en Cataluña se degrada cada vez más, hay autonomías, como Euskadi y Galicia, que se fortalecen y un pacto, el del PP con Ciudadanos, que dio la permanencia en La Moncloa a Rajoy, que lamentablemente se desdibuja. Ahora tiene el presidente del Gobierno y del PP la opción de aprovechar el ya casi inminente congreso de su partido para profundizar en un impulso democratizador y regeneracionista partiendo del propio campo "popular". De la misma manera que Albert Rivera debe alzar su voz, ahora que llega también el congreso de Ciudadanos, para exigir que los acuerdos suscritos se cumplan ya, sin más dilaciones ni pretextos.
Y tanto el PSOE como Podemos tendrán que aguardar una nueva oportunidad. Depurando sus filas y sus programas, porque también ellos tienen la oportunidad de hacerlo, en el congreso de Vistalegre II el segundo, y en el próximo congreso federal, se supone que en primavera, los socialistas. Ambos deben aprender, estimo, de los tremendos errores cometidos a lo largo de este año, en el que, precisamente gracias a los desenfoques y equivocaciones de la izquierda, a Rajoy le ha bastado con mantenerse impasible para fortalecerse. No voy, ni mucho menos, a dar mi voto en blanco a Rajoy, aunque -o tal vez por eso-- creo que una prudencia gris guía sus pasos actuales. Pero no me queda otro remedio, a la vista de cuanto hemos visto, que congratularme por el hecho de que hace un año no ocurriese lo que pudo haber ocurrido. Y no, "laus Deo": no ocurrió.


Rafael Torres - La gripe

10.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Tan embebidos se hallan los partidos de la oposición y de la semi-oposición en sus trifulcas domésticas, que no reparan en un grave suceso sanitario que se está ensañando con la población, la gripe, que éste año se ha adelantado y que, por coincidir con las fiestas navideñas, cuajadas de reuniones familiares, celebraciones tumultuarias y aquelarres consumistas, ha devenido en epidémica en buena parte del territorio nacional.
¿Que qué tiene que ver la gripe con los partidos de la oposición y de la semi-oposición? Muy sencillo: que la respuesta sanitaria a la virulenta epidemia, así en los ambulatorios como en los hospitales, está siendo una porquería a consecuencia de los brutales recortes efectuados en la Sanidad Pública por el gobierno del PP en los últimos años. ¿No tienen nada que decir el PSOE, Ciudadanos, ERC, Bildu, Podemos o sus mareas esas sobre el particular? ¿No tienen nada que denunciar ni que proponer? ¿O es que sus líderes carismáticos han pillado también la gripe devastadora de éste año, están muy malitos en cama y no están para nada?

En torno a medio centenar de fallecimientos, centros de atención primaria saturados, cientos o miles de enfermos hacinados en los pasillos de las urgencias hospitalarias, otros tantos sin la atención domiciliaria que requieren por su estado de extrema postración, miles de pacientes, en fin, recibiendo un trato degradante, tercermundista, por la falta de previsión, de recursos y por el desbordamiento de la capacidad del personal sanitario, que haciendo lo que puede no alcanza a hacer cuanto se necesita. ¿No tienen nada que decir ni hacer los representantes políticos de los españoles sobre eso?

Los vemos preparando sus congresos y navajeándose a conciencia, abrazados a un leño que habla o amagando con escindirse si no se llevan el gato al agua, pero no proponiendo medidas de urgencia en el Congreso, que, por cierto, sigue de vacaciones, ni visitando airados y reivindicativos los hospitales, ni, al cabo, haciendo nada de aquello por lo que se les paga y para lo que se les ha comisionado.
Todos los inviernos viene la gripe, y éste, que viene particularmente mórbida, nos pilla con muchas menos armas para combatirla y paliar sus efectos. El gobierno de Rajoy las vendió, las armas, para complacer a los prestamistas internacionales, y la oposición y la semi-oposición las da, al parecer, por perdidas.


Antonio Casado - La reaparición de Aznar

10.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Aún sin conocer los mensajes de Aznar en su encuentro de este lunes con empresarios valencianos (escribo unas horas antes del almuerzo-coloquio), no me equivocaré si apuesto por un nuevo sartenazo al bajo vientre de Rajoy. No ha dejado de hacerlo el ex presidente desde la primavera de 2008 (congreso del PP, también en Valencia), tras la segunda derrota de su heredero en elecciones generales y el segundo triunfo electoral consecutivo del socialista Rodríguez Zapatero.
Estamos ante la reaparición del personaje tras su espantada prenavideña como presidente de honor del PP, que siguió a la desvinculación de FAES, un centro del pensamiento conservador, del que salieron criticas muy explicitas contra la política del Gobierno. Todas ellas basadas en la denuncias firmadas por el propio Aznar de que, por ejemplo, el PP "ha perdido parte de su ADN" y la reclamación de un golpe de timón "enérgico, creíble y suficiente". No se apea pero, eso sí, ahora ya solo habla como militante.
Militante, ojo, que no simpatizante, como se desprende de su historial de declaraciones públicas en los últimos años, en los que ha venido posicionándose en contra de la línea política marcada por Mariano Rajoy, a pesar de sus tres victorias electorales consecutivas (noviembre de 2011, diciembre de 2015 y junio de 2016). Es más, las discrepancias se fueron haciendo más agrias a medida que la figura del heredero crecía a nivel orgánico y a nivel institucional.
Y así hasta la coronación de Rajoy como el campeón europeo de la estabilidad política frente a las incertidumbres electorales de Francia y Alemania, la prolongada interinidad de Italia y el desmarque del Reino Unido.
En estas circunstancias el heredero de Aznar afronta un congreso nacional del PP como un paseo militar para sus planes. Así se entiende que este hombre de memoria resentida y frustración mal curada, el de la época dorada de Gürtel, el estrellato de su amigo Blesa al frente de Cajamadrid, la implicación en la guerra de Irak, la boda de El Escorial o la vergüenza del Yak-42, no quiera sumarse a la aclamación de Rajoy como líder indiscutible del PP. Por eso renunció a su cargo de presidente de honor. Para no sentirse cómplice de la reelección.
Y por eso deja que circule la especie no desmentida expresamente de que está preparando el lanzamiento de un partido alternativo al PP. No creo que llegue a tanto, pero el rumor ha dado pie a Rubén Amón para escribir que la reaparición del ex presidente le causa "más ternura que miedo". Otro lúcido comentarista de lo que ocurre en nuestro ruedo ibérico, Xavier Ybarra, escribía en su blog hace unos días que "José Maria Aznar tiene la vanidad pueril de Alcalá Zamora".
Amón e Ybarra, demoledores.


Luis del Val - Prisión preven... ¿qué?

10.01.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Hay choricillos del caso ERE, caza menor, que se encuentran o han estado en prisión preventiva por temor a que destruyeran pruebas. Es el criterio que se sigue con la caza mayor -Correa, Mario Conde- pero de la que parecen librarse ejemplares de la caza mayor del fraude, como Rodrigo Rato y el clan Pujol. El caso de los Pujol es incluso algo más irritante, porque parece que el investigado Jordi Pujol Ferrusola, el famoso junior, evadió cuatro millones y medio de euros, mientras estaba bajo teórica vigilancia, cantidad importante de dinero que ya es de imposible localización, con lo que lo que los contribuyentes, gracias a la inestimable colaboración necesaria de los jueces, hemos hecho de putas que, además de no cobrar, hemos tenido que pagar la cama.
Que los Pujol son cínicos era sabido. El patriarca, cuando el enorme pufo de Banca Catalana, ya dijo que iban contra Cataluña, no contra el estafador que nos costó un montó de dinero a los españoles. Ahora, el hijo, buen alumno, es capaz de seguir estafando, incluso estando sometido a una instrucción. No lo pueden resistir. La lujuria del dinero les impide detenerse. Debe ser un caso de dineropatía, cleptómanos del presupuesto público, de la comisión, la gula del fraude. Claro que para seguir ejerciendo su avilantez hay que contar con la colaboración, casual o involuntaria, de unos jueces tibios, distraídos, clementes, o que piensan que la prisión preventiva sólo es para unos pocos.
Y estoy convencido de que los jueces han seguido las líneas marcadas por el Derecho, pero la impresión que nos produce a la ciudadanía es que los Pujol son unos presuntos delincuentes tratados con una delicadeza, con una escrupulosidad a su favor de la que no han gozado otros presuntos delincuentes, por ejemplo, el ciudadano Correa, o el ciudadano Miguel Blesa, que han conocido la cárcel preventiva. Y no es nada bueno que las decisiones judiciales no las entienda la sociedad, y tengan que explicarse. Cuando esas decisiones requieren explicación, es porque el sentido común parece ajeno a las mismas. Y eso produce algo tan perverso como la desconfianza y la sospecha. Y también debe prevenirse.


Fermín Bocos - No solo Trillo

10.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

La vida nos enseña que los muertos mal enterrados vuelven para pedir justicia. O reparación moral. Lo hemos visto con el caso del Yak 42 tras el demoledor informe del Consejo de Estado. El caso quedó cerrado judicialmente -"sustanciao" como dice Mariano Rajoy- pero abierto en términos de reparación moral a los familiares de los 62 militares que perdieron la vida al estrellarse en Turquía el avión en el que regresaban desde Afganistán. También murieron los doce tripulantes de nacionalidad ucraniana y un ciudadano bielorruso. En términos de metáfora, los familiares de los militares españoles nos representan a todos los españoles porque sus deudos perdieron la vida en cumplimiento de las órdenes recibidas.

Revivido el caso, Federico Trillo, ministro de Defensa en aquél momento, ha centrado toda la polémica. A las críticas por haber hecho oídos sordos a las advertencias de los técnicos que llamaron la atención sobre la vetustez y deficiencias del Yak 42 se une la ominosa memoria del procedimiento seguido para enterrar los restos de los fallecidos sin la pertinente identificación de los cadáveres. Una chapuza doblada de delito. Un hecho ignominioso debido a la orden recibida para reducir los daños políticos colaterales.
Trillo no puede ser exonerado de las responsabilidades políticas y morales que se desprenden de aquél caso, pero tengo para mí que no deberías ser el único que debería pedir perdón a las familias de los militares que perdieron la vida en el accidente. Quien a la sazón estaba al frente del Gobierno no era Trillo, era José María Aznar. Un ciudadano sobrado de "hybris". Un político hinchado de soberbia al que jamás hemos visto pedir perdón por nada. Ni por los errores cometidos en relación con éste caso; ni por las manipulaciones informativas a raíz del terrible atentado del 11 de marzo de 2004; ni tampoco por las desinformaciones que emplearon desde el Gobierno que presidía para convencer a la opinión pública de que España debía participar junto a los EE.UU. y el Reino Unido en la guerra de Irak para acabar con la amenaza de las armas de destrucción masiva que poseía el dictador Sadam Hussein. Las armas que nunca aparecieron. Tony Blair admitió el error, Aznar no. En relación con el Yak 42, todavía está a tiempo.


Julia Navarro - Ni sí ni no

10.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

No diré que ha sido una sorpresa pero sí me ha llamado la atención la coincidencia de la mayoría de los analistas políticos, que en su resumen del 2016 coinciden en que tanto Ciudadanos como Podemos han envejecido prematuramente.
Y es una pena que hayan perdido "fuelle". Ambas formaciones lograron revitalizar la anquilosada política de nuestro país y parecía que realmente con ellos en escena se iba a producir un cierto cambio.
Lo cierto es que tanto Podemos como Ciudadanos, ya nos resultan "viejos".
Ciudadanos ha perdido frescura de tanto institucionalizarse, y Podemos está dando el espectáculo de la división interna en la que se sustancia no solo el modelo de partido que quiere ser sino el liderazgo. O sea que son como los demás aunque durante unos meses parecían distintos. Incluso yo diría que no están envejeciendo nada bien. Por ejemplo el PSOE tardó mucho tiempo en "desencantar" al personal, nada menos que después de unas cuantas mayorías absolutas y unas cuantas trapacerías de por medio. Pero Podemos está perdiendo a marchas forzadas ese encanto de los nuevo y de lo diferente con que se presentaron.
En mi opinión han perdido demasiado el tiempo en una política de "gestos" que a la hora de la verdad no sirve para nada, me refiero que no sirva para arreglar los verdaderos problemas de los ciudadanos.
La legislatura ya ha comenzado y los ciudadanos estamos atentos a ese nuevo Parlamento donde supone que sus señorías, con coleta o sin ella, con zapatillas deportivas o corbata, con "jeans" o con traje, tienen que tomar decisiones encaminadas a que nuestro país funcione mejor, sea más justo y nadie se quede en la cuneta.
En los últimos años las políticas del PP han recortado los medios en la sanidad y la educación públicas, en investigación y desarrollo, en pensiones, etc. Se crea trabajo sí, pero de una calidad más que cuestionable y nuestros jóvenes continúan emigrando. En fin que hay problemas realmente urgentes que necesitan respuestas urgentes y que muchos esperábamos que un partido como Podemos fuera capaz de poner la "agenda social" en el centro del debate en el Parlamento. Pero hasta ahora lo que se va consiguiendo en el terreno social lo consigue el PSOE presionando y negociando con el Gobierno. Y digo el PSOE porque el PP sibilinamente ha dejado a Ciudadanos fuera de juego y Podemos está siempre en la periferia de las cosas en vez de en el meollo.
En fin que Ciudadanos y Podemos se han quedado en un "ni sí ni no sino todo lo contrario". Esperábamos más de ellos.


No te va a gustar - La rebelión de los "jarrones chinos"

10.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Este país está tan hambriento de novedades, tan acostumbrado ya a la jarana inestable de la política que nos han dado durante décadas, que basta que el ex presidente José María Aznar se vaya a dar una conferencia ante un auditorio seleccionado para que los cenáculos y mentideros inventen -o no- una posible iniciativa "aznarista" para crear una formación nueva, a la derecha del Partido Popular. Personalmente, ni creo que en la mente de Aznar, y en la de su "creación" la FAES, anide tal proyecto, ni me parece que tendría espacio, por mucho que este lunes incluso se publicase algún sondeo que daría a un tal partido hasta ¡cincuenta y un escaños! Nada menos. Detraídos, claro está del PP que preside Mariano Rajoy, parece que auténtica "bestia negra" para Aznar.
Nada molesta más al sucedido que el hecho de que su sucesor, sea en el terreno que sea, tenga éxito y reconocimiento. Aznar hizo a Rajoy su sucesor quizá porque no había otro a mano -ni Rato, por vaya usted a saber qué motivos, luego corroborados, ni Mayor Oreja, porque le faltaban algunas características clave, como el sentimiento "killer", parecían idóneos--. Y Rajoy, hombre que había pasado por casi todos los ministerios clave, dejando el vacío de huella alguna, pero también ausencia de escándalos o meteduras de pata, y que había sido vicepresidente con Aznar, que no se ha bajado del coche oficial en un cuarto de siglo, llegó al fin a la presidencia tras dos legislaturas de espera, en parte porque la metedura de pata de Aznar el 11-m le frenó el ascenso inmediato a La Moncloa.
Sí, Aznar tuvo aciertos como presidente, sobre todo en su primer mandato, sin mayoría absoluta. Luego, en el "aznarato absoluto", le recordamos muchas prepotencias, algunas falsedades gordas en complicidad con el peor Bush, una boda faraónica y mucha antipatía. Y, como ex presidente, sus alianzas con poderes económicos han hecho enarcar muchas cejas, como le ocurre a Felipe González. Ahora parece haberse convertido en guardián de las esencias de la derecha más pura -quizá no la más dura: no puede convertirse a este hombre circunspecto, en un icono de la extrema derecha--, la que no ha sabido representar Vox. Ha devenido en vigilante de la playa de las esencias, como Felipe González lo es en el campo socialista: ambos ex presidentes hablan poco, pero tratan, como le pasa a Alfredo Pérez Rubalcaba en su campo, de influir mucho, sin dejar sus otras, más rentables, actividades. Y lo mismo, excluyendo lo de las actividades rentables, diría yo del otro "jarrón chino" que anda por ahí un poco como un verso suelto, José Luis Rodríguez Zapatero, empeñado en una campaña, y bienvenido sea, para frenar los ímpetus del "sanchismo" frente al "susanismo" en el caos en el que amenaza con convertirse el PSOE.
Para nada comparto la opinión de quienes dicen que los ex presidentes se deben quedar en su rincón, quizá en el cementerio de elefantes del Consejo de Estado, calladitos. Todo lo contrario: creo que todos debemos aprovechar su experiencia única, la sabiduría acumulada en el ejercicio de un cargo sin parangón, por muchas deficiencias con que lo hayan podido ejercer. Si alguna crítica se me ocurre -y se me ocurren varias- a los "jarrones chinos" es la de que participan, precisamente, demasiado poco en la cosa pública: no se les ve el pelo en los aniversarios de la Constitución, ni en otros actos institucionales. Escriben poco en tribunas públicas y van demasiado a bien remuneradas conferencias privadas, que no tienen mayor trascendencia.
Por eso, bienvenida sea la crítica de Aznar al PP, aunque personalmente la comparto poco: hay otras muchas cosas que decir de la gestión de los "populares". Y bienvenidos sean los "pescozones" de González y Zapatero a la trayectoria, pienso que nefasta, de Pedro Sánchez. Pero me gustaría que sus actuaciones, escasas y no siempre bien hilvanadas, estuvieran exentas de resquemores, revanchismos, rencores y mala baba. Y no estoy, siento mucho decirlo, seguro de que lo de Aznar en relación a Rajoy, que ahora preside de manera omnímoda el partido que Aznar refundara hace más de veinticinco años, no tenga una buena dosis de todo lo antedicho. Además, claro, de una limitada -pero limitada-- dosis de razón, faltaría más.


Francisco Muro de Iscar - Nos faltan objetivos y profundidad

09.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 8 (OTR/PRESS) Según el teólogo Paul Tillich, citado por otro gran teólogo español, José Antonio Pagola, la gran tragedia del hombre moderno es haber perdido la dimensión de profundidad. Ya no es capaz, escribe Pagola, de preguntar de dónde viene y adónde va, no sabe interrogarse por lo que hace y debe hacer de sí mismo en ese breve lapso de tiempo entre su nacimiento y su muerte, ni siquiera se plantea esas preguntas... "La generaciones actuales, termina Pagola, no tienen ya el coraje de plantearse estas cuestiones con la seriedad y la hondura con lo que lo han hecho las generaciones pasadas. Prefieren seguir caminando en tinieblas".
Eso que, sin duda, sucede hoy en la dimensión trascendental del hombre, se traslada también a la actividad inmediata, diaria, de las personas. No hacerse preguntas sobre lo que hacemos y lo que debemos hacer en las relaciones personales, en la política, en la actividad social o en la política, entendida en su sentido más amplio, la participación activa en las actividades públicas, está llevando a la sociedad a una falta de compromiso y una banalización de casi todo que tiene serias consecuencias en la familia, en la educación, en la solidaridad y en la política y que permite la pérdida de identidad y el crecimiento de los populismos. Nos faltan objetivos y certezas. Y no nos preocupa.
Lo acabamos de ver en la Navidad o en la festividad de los Reyes. Hemos eliminado -los propios católicos deberíamos hacer un especial y profundo ejercicio de autocrítica- la esencia, el significado y la profundidad de lo que supone verdaderamente esta conmemoración y hemos dejado que se sustituya por el consumo ilimitado, el gasto innecesario y un folclore, a veces intencionadamente -ni una mención, por ejemplo, en muchas cabalgatas a lo que representa la Navidad o que los Magos fueron a adorar al Niño Jesús- que borra la dimensión de profundidad de esa celebración.
Y está sucediendo lo mismo en la educación, en la política, en la acción social. Vivimos en la superficialidad. El marketing es más importante que lo que se hace o lo que se defiende. Lo que se pública importa más que lo que se pretende. Lo que se tuitea es más relevante que lo que es. Lo importante no es que algo sea verdad sino que parezca verosímil. No importan los valores sino los resultados. Vivimos sin pena ni gloria. Y lo que es más preocupante es que los jóvenes no parecen preocupados por esa falta de dimensión, de profundidad sino que están cómodamente instalados en ella. Aunque, seguramente, de eso somos más responsables nosotros que ellos. No podemos exigir a nadie altura de miras si nosotros seguimos mirando al suelo.


Fernando Jáuregui - Crónica de un período previo a la, ejem, "revolución"

09.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Acabó la tregua navideña y ahora empieza lo bueno. Que no digo yo que, desde que Mariano Rajoy ganó la investidura, no se hayan producido movimientos de noviembre hasta acá, vacaciones incluidas. Los ministros, como el de Fomento, o como la propia vicepresidenta, se retratan con el logo de la Generalitat catalana detrás, prometen inversiones y diálogo y aquí no pasa nada. Afortunadamente. Puigdemont da la campanada anunciando que se retira en un año, y las estructuras siguen impasibles, y por estructuras entiendo al flemático presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al no menos impasible líder indiscutible de Esquerra Republicana de Catalunya, Oriol Junqueras, a quien digo yo que habrá que prestar mucha atención -bueno, Soraya Sáenz de Santamaría yo lo está haciendo_ en los meses que vienen. Porque entre él, Ada Colau y el Gobierno central, con alguna ayuda de Iceta y de Albert Rivera, para lo que valgan, habrá de recomponerse el rompecabezas y rompecorazones catalán.
Así que la pelota está en el tejado de los mentados. Luego, de rebote, caerá un tiempo en el patio de los socialistas y puede que hasta en el de Podemos. Pero ambos han perdido, temporalmente, el derecho a gestionar la, ejem, "revolución" -póngale comillas, por favor. Muchas gracias_ que en tantos sentidos nos viene. Quizá algún día, hace exactamente un año ahora, podrían haberse hecho con el poder, mediante una difícil entente entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Pero ni uno ni otro tenían, ni tienen, y bien que lo han demostrado ambos, capacidad política para llevar sobre sus hombros una coalición que, a mi entender, hubiera resultado desastrosa para los intereses del país. Y mira que muchos llevamos tiempo abogando porque el PSOE entre en un Ejecutivo regeneracionista de gran coalición, presidido, porque es lo que toca según las urnas, por el tan mentado Rajoy.
El Partido Socialista es un elemento central en el equilibrio político, si no queremos ir caminando no hacia un sistema bipartidista, sino de monopartido. Lo que se ha hecho en el último año, desde el PSOE, desde Podemos y desde la extrema inestabilidad política catalana, ha sido fortalecer al Partido Popular, que ahora afronta su congreso con la única incertidumbre de si el dedo omnímodo rajoyano decidirá mantener o no a la secretaria general del partido, situada como está, dicen sus próximos, bajo el fuego graneado de maniobras orquestales en la oscuridad. Mira cómo tiemblo, pensará, sin duda, la esfinge: no tembló ni con Bárcenas, ni con los sobresueldos, ni con la Gürtel, y va a temblar ahora con una comisión parlamentaria sobre el Yak 42. O con que si le aprueban o no los Presupuestos. O con que si Cospedal sigue o no sigue. Vamos, anda...
Pero es que ocurre que ahora el PSOE se ha metido en un difícil proceso de reconstrucción y regeneración cuya culminación, mientras Pedro Sánchez, que es el gran culpable de todo, no se retire, va a ser extremadamente difícil. Y mira que el presidente de la gestora, Javier Fernández, hombre calmado y sufridor donde los haya, está aguantando el tipo, mantenido en pie desde Sevilla y otras baronías, por una vez de acuerdo en que el peligro es ese potro desbocado, con ambición de abismo, que es el dimitido, o defenestrado, ex secretario general. Aunque yo pienso, la verdad, que se trata ya de una anécdota, y una mayoría en el PSOE lo sabe: el único que no sabe que está políticamente muerto es el interesado.
En otro orden de cosas, lo de Vistalegre II y Podemos me parece que se contempla por la mayor parte de la ciudadanía como un juego ajeno de universitarios situados en la algarabía y en el ensimismamiento: Podemos podrá tener cinco millones de votantes, lo que es muy respetable y hasta admirable, pero no está sabiendo mantenerlos. Y todo el mundo ve que la formación morada así no puede seguir: haciendo y deshaciendo entre los tres o cuatro rostros que se repiten en los medios, uno de los cuales (rostros) dialoga con un leño, ya que no con su caballo. Uno se moriría de risa si no hubiese cinco millones de razones para morirse de pena.
Así se las ponían a Fernando VII, o a Felipe II, que versiones sobre el particular hay diversas, pensará Mariano Rajoy. Que ellos ladren, mientras nosotros, a lomos del PP, cabalgamos. Y, así, vemos que la esfinge monclovita sigue haciendo lo que le da la gana, sin cortapisas, aunque verdad es que quiere dar, y da, la sensación galileana de que "eppur si muove". Sí, sin embargo, se mueve, aunque poco. Porque miren cómo se demora la puesta en marcha de los imprescindibles pactos con Ciudadanos, que es un partido menor, pero me parece que no en declive. Y cuyo líder, Rivera, que esta noche de lunes se encuentra con Rajoy, mantiene un cierto prestigio, dada la racanería de las encuestas en cuanto a popularidad de los políticos: él debería alzar su voz -lo hará, ahora que C"s va a celebrar su congreso_para ocupar su lugar a la hora de la regeneración, tan necesaria en estos tiempos en los que ministros y presidente vuelven a sacar pecho para presentar a nuestro país como ejemplo de Occidente. Es que nunca aprendemos o qué.


FRACASO DE LA ENSOÑACIÓN PLURIPARTIDISTA. RETORNO AL BIPARTIDISMO. DONALD TRUMP Y EL TRUMPISMO.

09.01.17 | 00:13. Archivado en Antonio José Parafita Fraga

Por Antonio José Parafita Fraga, escritor y comentarista de temas sociales y políticos.
Del Blog VERBO SUELTO del autor, cuyo enlace es verbosuelto.blogspot.com

Al comienzo del nuevo año 2017, marcado por un relativismo de carácter subjetivista, la arbitrariedad y por el contexto de una realidad multicausal y poliédrica, viene a cuento el metafórico y retórico poema de Ramón de Campoamor: En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira. Así es por lo que el autor de este análisis/comentario de situación pretende presentar y ofrecer al lector algunos aspectos de la realidad circundante, uno de los cuales pudiera ser la vuelta al bipartidismo en España, después de la decepcionante frustración del proyecto multipartidista o lo que es mismo tras el fracaso de la ensoñación pluripartidista.

Tal aseveración se puso de manifiesto el día 21 de Diciembre de 2016 con el acuerdo al que han llegado PP y PSOE de dejar fuera del pacto de pobreza energética a la nueva política, concretamente a la representada por Podemos y sus marcas blancas en las distintas regiones o comunidades autónomas del Estado español. Los movimientos sociales y políticos surgidos del 15 Mayo de 2011, protagonizado por muchos ciudadanos descontentos e indignados, contribuyeron, sin lugar a dudas, al declive-casi derrumbe- del multisecular sistema político, social, económico y cultural español.

Por otra parte, el hundimiento de la socialdemocracia europea y española está siendo un hecho palpable, mientras, por el contrario, se produce el inquietante avance de los populismos de izquierdas y derechas, no sólo en prácticamente todos los países del continente europeo sino que esta corriente de pensamiento y opinión se ha mundializado. Esto es lo que ponen de manifiesto tanto los alambicados datos estadísticos como los sofisticados estudios sobre la realidad sociopolítica internacional.

El fracaso de la ensoñación del pluripartidismo y el malogro de las expectativas, creadas en torno a los planteamientos redentores de los partidos emergentes, resultan cada vez más patentes a la vista de los hechos, y, por ello, se evidencia en el escenario político el retorno a un bipartidismo de nuevo cuño, acomodado, eso sí, a la necesidad del diálogo permanente y la negociación flexible para alcanzar grandes acuerdos y pactos de Estado, debido a la dificultad que existe de conformar mayorías absolutas electorales. El contexto político actual plantea la exigencia de mayorías parlamentarias para poder legislar y gobernar con eficacia este país.

En línea con lo anterior, se resalta que las nuevas políticas propician y, aún más, determinan el retorno al bipartidismo en España y la conformación de un orden social, político, económico y cultural muy distinto del anterior. Es evidente, pues, que se está produciendo un cambio en los patrones conductuales de los ciudadanos a la hora de emitir su voto en los procesos electorales. Relevante es el hecho de que en este clima de reformas, innovaciones, cambios y evoluciones en los paradigmas, escala de valores, referencias y rangos, España crece más que la media europea y genera riqueza. Y esto, pese a que la actividad política y administrativa durante casi todo el pasado año 2016 estuvo condicionada por las constantes incertidumbres y sobresaltos de índole social, política y económica.

Con tal motivo, los dirigentes sindicales de UGT y CCOO dicen, al final de la frustrante movilización llevada a cabo el día 18 de Diciembre de 2016, que la riqueza debe compartirse. Incoherente actitud pues la de estas dos organizaciones sindicales de clase, que, ancladas en el pasado y sin haber hecho su particular transición a democracia participativa, están muy lejos de practicar una política sindical solidaria y de repartición efectiva. Además, los avispados lectores saben que la representatividad de estos dos sindicatos es más bien escasa, por lo que sólo su desmesurada ambición de dinero y poder de influencia ha generado en las mencionadas formaciones una actitud de prepotente arrogancia y presuntuosa exclusión en relación a otras formaciones sindicales españolas.

Ahora bien, mientras en España y Europa la política y los partidos políticos que la encarnan y representan, están experimentando importantes cambios, en la escena pública mundial se va perfilando poco a poco y proyectando de manera intensa el fenómeno del trumpismo, especie de nuevo movimiento actitudinal en la particular forma de hacer política de Donald Trump, Presidente electo de los EEUU, a quien se le atribuye la paternidad de la citada corriente.

Hay que aclarar que, en modo alguno, constituiría una vulgar frivolidad resaltar que, desde el paroxismo progresista de la izquierda estadounidense, se pretendió, utilizando las más diversas argucias, evitar o al menos dificultar que Donald Trump tomase posesión como Presidente. Pero, en todo caso, esta cuestión no tuvo más recorrido mediático ni trascendencia social que la de ser una simple anécdota en la fulgurante carrera política de este personaje de temperamento recio y carácter enérgico, del que cabe afirmar sin ambages ni cortapisas que a nadie deja indiferente.

Lo significativo y digno de ser reseñado en la biografía política de este ya histórico político, fue el hecho constatado de que el mismo día que consiguió los 270 votos en el Colegio Electoral, confirmándolo como Presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump recurrió a su cuenta de twitter para condenar sin paliativos y con firmeza los atentados perpetrados por aquellas fechas en Turquía, Suiza y Alemania por el terrorismo organizado. Esa actitud produjo un gran impacto en la comunidad internacional y supuso un buen aldabonazo en el inicio de la proeza política de este enigmático y fascinante aspirante a la Casa Blanca.

Y este gesto, constituyó, a juicio del autor, no sólo un esperanzador acicate sino también un estimulante punto de apoyo para aplacar y contener el avance del terrorismo en el mundo occidental, habida cuenta, por otra parte, de que su presunta buena relación con el Presidente ruso, Vladímir Putin, puede contribuir a que tanto su imagen pública de estadista como la figura política de líder mundial queden encumbradas y fortalecidas con respecto a poder plantar cara y hacer frente a los enemigos del orden, la paz, la tolerancia y la libertad.

A propósito de la empatía entre Putin y Trump, este último, en contestación a las críticas de Barack Obama, dice: sólo un tonto pensaría que es malo tener buena relación con Rusia. Las obvias diferencias ideológicas existentes entre ambos poderosos mandatarios y la lógica contraposición de sus posicionamientos políticos, no tienen por qué ser óbice para unir fuerza y esfuerzos en la lucha contra el terrorismo, en opinión de este analista de temas sociales y políticos.

En relación a los reiterados ataques terroristas, el Presidente electo estadounidense deja bien claro y sentado ante la opinión pública internacional, que el mundo civilizado y libre tiene que cambiar necesariamente de categorías mentales y formas de pensar, al tiempo que debe diseñar nuevas estrategias orientadas a proteger los derechos fundamentales de aquellos ciudadanos que viven oprimidos y vejados, entre ellos, y con prioridad absoluta, han de ser protegidos y defendidos los de la libertad y la vida.

A nadie se le escapa, a estas alturas, que el trumpismo, con Donald Trump a la cabeza, representa una verdadera rebelión sociopolítica contra el globalismo, la demagogia populista, los radicalismos de palpable signo totalitario e incluso contra el multiculturalismo. El autor de este comentario sociopolítico omite, de propio intento, realizar cualquier juicio de valor sobre el modo tan personal de hacer política del que, en breve, será el Presidente del país más poderoso de la tierra y de igual modo no entra a hacer un análisis pormenorizado de sus atrabiliarias maneras de expresar y exponer sus puntos de vista, referidos a temas de diversa índole y naturaleza. Las aparentes insolencias verbales de Donald Trump, no son sino una de las características distintivas de su perfil humano y político.

En todo caso, el autor de este artículo entiende que la comunidad internacional está muy expectante y confiada en que, con la llegada al poder de Donald Trump, se puedan reorientar al bienestar común de los ciudadanos y de los pueblos una serie de procesos ambiguos y fenómenos sociales inconsistentes, equívocos y vagos, como el del multiculturalismo y el de la globalización. En fechas recientes, diversos medios de comunicación publicaron algunos comentarios en los que se da por hecho que, con la llegada al poder de Donald Trump, tanto el multiculturalismo como la globalización quedaron o quedarán en entredicho.

Es obligado subrayar por deferencia al lector, que la Alt-right des-pertó y espoleó a Occidente. Por otra parte, debe tenerse en cuenta y tomarse en consideración que la victoria del republicano Trump sobre la demócrata Hillary Clinton y el controvertido grupo de choque ultraderechista que defendió y sigue defendiendo a Donald Trump, conocido como la Alt-right, son dos de los acontecimientos que pueden situarse en el amanecer del nuevo año 2017 y en la portada de su incipiente trayectoria política, que tendrán una importante y decisiva repercusión en la vida social, política y económica de los ciudadanos del mundo, especialmente en la de los norteamericanos. En última instancia, puede concluirse que los problemas a los que tiene que enfrentarse la UE y los EEUU en 2017, son o serán, entre otros, el Brexit, la inmigración, el terrorismo, el hackeo informático, el desempleo, la desigualdad social y la ya mencionada Alt-right.

Puede decirse que el recientemente despedido 2016, fue el año en que Donald Trump venció al establishment y en el que grandes sectores sociales perseguidos por razón de sus creencias y motivos ideológico/políticos encontraron en este controvertido político un esperanzador alivio, dadas las claras muestras de coraje y valentía demostradas al vencer la cobardía política y hacer frente a la insidiosa y persistente cristianofobia, que está siendo un auténtico azote para una gran parte de la comunidad cristiano/católica en distintos puntos del mundo occidental y también en el oriental.

Sobre este particular y espinoso asunto de la violación de derechos fundamentales, como el de la libertad religiosa y de culto, es de significar que el Presidente electo de los EEUU planta cara a los que llaman o invitan a decir Happy Holidays- felices vacaciones, en lugar de felices navidades o felices fiestas de Navidad- para no ofender los sentimientos ni herir la sensibilidad de quienes odian la Navidad por su indudable carácter religioso. Produce hondo pesar en las conciencias de las personas de bien y de los ciudadanos del mundo libre y civilizado la constatación de que, según el Papa, hay más mártires cristianos hoy que en los primeros siglos de la era cristiana. Cerca de 215 millones de cristianos sufren persecución. La ONG Puertas Abiertas destaca, en su último índice, un crecimiento de estas situaciones en la India y países del sureste asiático.

La implicación y el compromiso del trumpismo de Donald Trump con la defensa de los derechos de los cristiano/católicos y en contra del hostigamiento, la persecución, el ultrajante escarnio y las torturas que vienen padeciendo en diferentes zonas de la geografía mundial, constituye una encomiable actitud y una apreciada carta de presentación de este gran valedor del catolicismo perseguido en muchos puntos del planeta con indescriptible crueldad. De suerte que para estos creyentes en general y para los maltratados en particular el Presidente electo de los EEUU es ese líder fuerte e indiscutible que tanto necesitan porque les inspira confianza y cuyo discurso tiene bastante parangón con el del Papa Francisco.

No son pocos los que piensan y defienden que Donald Trump es o puede ser el mirlo blanco de la política internacional y la gran esperanza de la comunidad cristiano católica universal. Por otra parte, es de resaltar el profundo sentido patriótico del padre del trumpismo. Resulta un asunto muy enojoso oír cuestionar de forma prematura la valía de su personalidad política y capacidad de gestión, sobre todo, cuando se hace con poco rigor y sin argumentos sólidos. Al respecto, es necesario indicar que, quienes así se comportan, carecen de legitimidad para realizar esa crítica apriorística acerada y negativa, dado que no tienen visión o perspectiva de futuro y, por ello, son incapaces de sopesar que aún no empezó a ejercer realmente el poder otorgado por los electores. Además, no es creíble que los norteamericanos hayan elegido a un vulgar y fatuo ciudadano para Presidente.

En este orden de cosas, deben tomarse también en consideración las palabras del Subsecretario para las Relaciones de la Santa Sede con los Estados, Antoine Camilleri, por medio de las cuales ha expresado su preocupación por la creciente marginación de la religión, en concreto del cristianismo, en naciones que, sin embargo, ponen especial énfasis en la tolerancia. Asimismo, este alto cargo de la Iglesia católica, en una reunión de la OSCE- Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa-, celebrada en Viena el 14 de Diciembre del pasado año, denunció el temor que existe en Occidente a que el cristianismo pueda desempeñar su legítimo papel en el espacio público, lo que equivaldría a una percepción reduccionista de la libertad religiosa, circunscribiéndola sólo a la libertad de culto.

Por otra parte, el referido alto cargo eclesiástico pone de manifiesto que, debido a la corrección política, la fe y moral cristianas se eliminan de las intervenciones públicas por hostiles y ofensivas. Algunos dirigentes políticos abogan por poner sordina a la voz de la religión y por relegarla al ámbito de lo privado. El ejemplo más concreto y cercano en el tiempo es el de quienes se inclinan por evitar la celebración de la Navidad bajo la excusa o el pretexto de que puede molestar a las personas de otras creencias religiosas o a las no creyentes.
La cuestión es que se llegó a una situación en la que hablar y actuar públicamente como un cristiano en la vida profesional nunca fue tan arriesgado como de un tiempo a esta parte. Sorprende sobremanera que, en Occidente, determinados representantes públicos usen la corrección política para perseguir y hostigar a los cristianos, escondiendo vergonzosamente su cobardía moral.

No cabe duda de que el trumpismo va a catapultar un nuevo orden internacional- ya lo está haciendo-. Sin embargo, es necesario proponerse erradicar los populismos, sean de izquierdas o de derechas, de la esfera política europea y mundial. Es innegable que el trumpismo referenciado convulsiona y revoluciona el actual orden internacional, al tiempo que propugna y defiende otro nuevo y diferente.

Asimismo, agita las conciencias y revuelve la opinión pública mundial. A mayor abundamiento, hasta es probable que el trumpismo contribuya a que logren el poder en Francia, Alemania, Italia y Austria quienes son tildados de ultraderechistas con trasfondo ideológico populista. En última instancia, el trumpismo que irrumpió en EEUU con la victoria del republicano Donald Trump, vino a convulsionar y a sacudir el espíritu crítico de la opinión pública mundial.

Y como colofón de este apartado, el analista quiere advertir a sus lectores que está por ver lo que pueda dar de sí la gestión de Donald Trump, tanto desde el punto de vista económico como de la política exterior. No es de extrañar que, en breve, a los estadounidenses y al mundo entero, o lo que es lo mismo, a propios y ajenos o extraños, les sorprenda la eficiente y determinante acción política de este Presidente republicano de los EEUU. Tiempo al tiempo.

Cierto es que la democracia española ha sufrido un considerable grado de deterioro y degradación, similar al del resto de las actualmente existentes en el ámbito social y político occidental, bien sean de tradición e influencia anglosajona, germana, escandinava o latina. Por ello, a nadie se le escapa que es urgente y necesario reforzarla en sus pilares y estructuras básicas.

Determinadas irregularidades y conductas reprobables, no sólo desde el punto de vista moral y político sino también penal, llevadas a cabo por dirigentes y representantes de los algunas organizaciones públicas, y que a buen seguro están en la mente del lector como censurables, demuestran de manera fehaciente que el titular del presente artículo responde con bastante precisión a la realidad situacional del sistema democrático de este país, España.

Aparte de lo apuntado, se aporta el testimonio y punto de vista, sin duda poco autorizado, de un personaje de la vida pública europea, como el del diputado alemán, Bernhard von Grünberg, que tiene la osadía de denunciar ante la propia canciller Angela Merkel y el Bundestag la judicialización del proceso independentista catalán, afirmando este socialdemócrata germano que el Gobierno español es cada vez más antidemocrático y que menoscaba de forma sistemática la propia democracia en el caso del secesionismo catalán, al rechazar cualquier diálogo, aduciendo este personajillo los casos de Carme Forcadell y Santiago Vidal para formular semejante estolidez y majadería jurídico/política.

Disparatada apreciación la de este mediocre político alemán, que, de ninguna manera, puede compartir ni asumir el autor del presente análisis/comentario, entre otras razones, porque sus afirmaciones son tendenciosas y falsas. Pero, el colmo de las estúpidas desfachateces, desatinos y despropósitos del aludido diputado es que cuestiona la democracia española en el sentido europeo del término. Y llega también a poner en solfa la independencia del Tribunal Constitucional de España. ¡Y vaya delirantes e intolerables declaraciones las de este irresponsable tipejo, que suponen una manifiesta injerencia en temas internos de la Nación española!.

Sin embargo, es aconsejable quedarse con la parte positiva de tales sandeces y necedades, que consiste en recordar que no hay régimen democrático alguno que sea perfecto, incluido el alemán, y, en consecuencia, que no sea susceptible de ser perfeccionado, cuando se degrada o/y desfasa, sea por los comportamientos inadecuados de algunos ciudadanos o por el mero paso del tiempo.

Por Antonio José Parafita Fraga, escritor y comentarista de temas sociales y políticos.

Del Blog VERBO SUELTO del autor, cuyo enlace o link es verbosuelto.blogspot.com


A vueltas con España - ¿Un año de menor crecimiento?

08.01.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, 7 (OTR/PRESS)

¿Traerá 2017 más crecimiento y, de rebote, más empleo que 2016? No es lo más probable, según la mayoría de expertos, pero son tantas las incertidumbres, sobre todo en EE UU y en la Unión Europea, que parece aconsejable esperar un poco antes de ser categóricos. Además, son tantas las cifras y porcentajes que se barajan en materia de empleo y paro en España que a veces es fácil manipularlas o crear falsas sensaciones.
Habitualmente se consideran más rigurosos los datos de empleo de la Encuesta de Población Activa -trimestrales- y se le da menos valor a los del paro registrado, de periodicidad mensual. También tienen su importancia los datos de afiliación a la Seguridad Social. Con estas premisas hay algunas conclusiones que pueden darse por válidas: la primera sería que la mejora del empleo trae consigo más precariedad y la segunda que casi todos los sectores se han recuperado, con las excepciones de la construcción y sus industrias auxiliares, por un lado, y de la banca, por otro. En el polo del crecimiento destacan los datos de empleo en la hostelería y en el sector educativo. En resumidas cuentas: España está cada vez más cerca de igualar los datos de empleo de 2009 y le falta dar el paso para igualar las cifras de los ejercicios 2007/2008, los últimos años de la bonanza económica.
¿Podría dar España ese salto en 2017? No parece probable, ya que el crecimiento podría ralentizarse, tras un período en el que las compras del Banco Central Europeo mantuvieron los tipos de interés en niveles muy bajos, al tiempo que se depreció el euro -algo positivo para las exportaciones- y siguió estando bajo el precio del petróleo. La clave europea está ahora en conocer la dimensión del plan de inversiones públicas financiado con eurobonos, de posible impacto positivo en España.
Todo parece indicar que el Banco Central Europeo seguirá comprando deuda y que un euro débil favorecerá las exportaciones, suponiendo que haya a quien exportar, ya que ahora mismo no crecen ni la demanda europea ni el comercio mundial, una tendencia a la que no será ajena la nueva política económica de Donald Trump y la gestión de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. A la vista están, pues, muchos condicionantes que a España le vienen dados -incluido el repunte del precio del petróleo-, mientras de puertas adentro se habla de subir impuestos. Parece difícil confiar en la inversión pública y no cabe esperar milagros del sector privado, donde el cambio de modelo económico cuesta percibirlo. Al menos de momento se impone la cautela.


Fernando Jáuregui - ¿Qué le estaban transmitiendo a Rajoy por el teléfono móvil?

08.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Una de las virtudes/defectos de Mariano Rajoy es su aparente impasibilidad ante las cosas y acontecimientos que le rodean. Nada parece impresionarle y, menos aún, alterarle. Presume -yo no lo creo del todo- de no escuchar las tertulias radiofónicas o televisivas, y de no leer más periódicos que los deportivos: ya tiene al equipo de comunicación monclovita, que encabeza Carmen Martínez de Castro, para pasarle los resúmenes de las cosas más interesantes o disparatadas. Por eso sorprendió tanto la atención, imagen absolutamente inusual, que el presidente del Gobierno dedicó a lo que le contaba su teléfono móvil durante casi el acto oficial de la Pascua Militar y, según cuentan, durante buena parte de la recepción posterior ofrecida por el Rey al mundo castrense.
¿Qué le estaban transmitiendo a Rajoy a través del teléfono móvil? ¿Quién, quiénes, era/n su/s comunicantes/s? Nadie se atrevió a hacerle esta pregunta durante las dos horas que duraron el acto y sus apéndices; de estos últimos ha quedado excluida la prensa desde hace algunos años, cuando alguien decidió que los periodistas, con nuestro afán por el "cotilleo" (sic) deslucíamos la uniformada ceremonia de la recepción posterior a los discursos; claro, como no tenemos ni uniforme, ni galones, ni medallas... Curioso impenitente, traté de preguntar a uno o dos de los que sí asistieron qué se pensaba de esa atención obsesiva, que a mí siempre me ha parecido una descortesía hacia los demás y que tan rara es en el presidente Rajoy, por el Smartphone.
La verdad es que presumiría en vano de intuir qué acaparaba los afanes presidenciales. No es Rajoy persona que se deje enredar en conversaciones banales cuando lo que importa es otra cosa, máxime cuando se requiere rigurosa etiqueta de chaqué a los civiles y uniforme de gala a los militares. Pero alguien me comenta que Rajoy está, ahora sí, obsesionado, entre otras cosas, con Cataluña: ha comenzado a no entender nada de lo que en la política catalana está ocurriendo, y uno tiende, si somos sinceros, a compartir con él esa perplejidad. Ahora, Puigdemont, sin que nadie le urja hacia la puerta de salida, dice que él ya está descontando el tiempo para su retiro, que no repetirá en el cargo y que allá ellos, los suyos, a la hora de buscarle un sucesor; pero que, cuando tenga lugar la próxima Pascua Militar, él ya no estará en el palau de la Plaza de Sant Jaume. Ya ha comenzado el baile de candidatos al cargo de molt honorable, casi como si se tratase de la búsqueda de un/a nuevo/a secretario/a general del PSOE. O, ya que estamos, de Podemos, que la conversación amena de Pablo Iglesias con un tronco (de madera, un leño, vamos) ha inquietado a más de uno en la formación morada: ¿de verdad estamos en buenas manos?

No le faltan, desde luego, a Rajoy motivos para estar pendiente de las últimas nuevas. Porque todo lo anterior es, en el fondo, "peanuts" comparado con lo que nos viene con Trump, que parece ser palabra prohibida entre los políticos españoles, no se vayan a irritar allá, del otro lado del Atlántico, si alguien, en este confín del Imperio, se atreve a expresar en voz alta lo que piensa del histrión. Y el caso es que, me cuentan mis espías, del próximo presidente americano se habló, y no poco, en la recepción castrense, porque a la oficialidad española le inquieta lo que pueda pasar con la OTAN, con Rota, con la inteligencia conjunta, y eso que hablar de inteligencia y Trump es como mentar la bicha. También, me dicen, se habló bastante de las posibilidades del hasta recientemente ministro de Defensa, Pedro de Morenés y Alvarez de Eulate, de convertirse en el nuevo embajador español en Washington. Nada menos. Y, claro, se habló y no paró de esas publicaciones malvadas que afectan al esposo de la sucesora de Morenés. Y de otro ex del Departamento, Federico Trillo, que ya prepara las maletas para regresar, qué remedio, de Londres.
En fin, que temas de conversación que afectasen al mundo castrense, dicen los espías en el Palacio de Oriente el pasado viernes, no faltaban; es lo malo de excluir a los periodistas, que tanto deslucen, de los actos oficiales: que todo lo transmiten a través de las maldades o de las versiones incompletas de quienes les cuentan lo que pasó y lo que no pasó, de qué se hablaba, y en qué términos, y de qué no. Y, claro, se disparan las hipótesis sobre la anécdota, que en España supera siempre a la categoría: con la cantidad de cotilleos sabrosos que circulaban entre canapé y canapé, ¿qué diablos le estaban contando a Rajoy en el whatsApp de su teléfono móvil, algo tan interesante, o tan importante, que se perdió buena parte de los muy sabrosos chau-chaus de los corrillos?


Victoria Lafora - La gran incertidumbre

08.01.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, (OTR/PRESS)

Los arranques de año son una página abierta. Este, sin embargo, viene con las cartas marcadas y no precisamente de signos de optimismo. A poco más de diez días para que Donald Trump se mude a la Casa Blanca, crece la preocupación y la incertidumbre sobre la capacidad de las sólidas instituciones de la democracia americana para contrarrestar sus dislates.
Los Obama se despiden recordando la riqueza multicultural de Estado Unidos y Biden le pide que madure mientras crece la inmigración antes de que consiga construir el muro con México. Y todavía no tiene el mando en plaza...
Frente a esa imagen de cómic, del villano contra todos, aquí en España los hiper liderazgos están por los suelos. Los partidos que protagonizaron la Transición, e incluso los novísimos, van a vivir la "madre de todas las batallas" para dirimir quién y cómo se hace con el poder.
Incluso en el Partido Popular, donde la figura pétrea de Mariano Rajoy es incuestionable, las guerras intestinas se centran en la Secretaria General, Dolores de Cospedal. Profundamente dañada por el caso Barcenas, pretende asirse al cargo. Pero el fuego amigo llega desde el Gobierno y desde la sede de Génova 13. La versión de que son incompatibles ambos cargos y las filtraciones sobre los dineros de su marido salen de dentro.
En cualquier, caso una minucia, si se compara con el enconamiento del PSOE donde la falta de liderazgo no se va a resolver hasta el verano, a la espera de que el tiempo y el olvido borren las expectativas de Pedro Sanchez. Mientras, Iceta y el PSC juegan al ratón y al gato, declarándose autónomos en Cataluña pero queriendo presionar en los órganos de dirección en Madrid. Menos mal que el maltratado Antonio Hernando, en silencio y sin alharacas, está haciendo de la necesidad virtud y consiguiendo una eficaz labor de oposición en el hemiciclo.
¿Y qué decir de los nuevos? La incertidumbre les golpea de lleno casi antes de estrenarse como fuerzas transformadores de la realidad. Antes de cambiar España ya están teniendo problemas internos y, en el caso de Podemos, de gran alcance. Este año que comienza no sólo debe despejar la batalla por el liderazgo entre Iglesias y Errejón, sino la propia supervivencia de la formación morada. Poco cabe esperar en los próximos meses de su defensa de los oprimidos, desahuciados, etc. No van a poder ni acompañarles en las manifestaciones en la calle.
La PAC también perdió, tiempo atrás, a su cara más combativa: Ada Colau, dedicada ahora a la sucesión en él presidencia de la Generalitat, reclamando adelanto electoral y preparándose, este año que comienza, a competir con Oriol Junqueras, desgastado por su pacto con el defenestrado Artur Más.
Todo este relato se completaría con la incertidumbre europea donde Francia se debate entre la derecha dura y la extrema derecha y Alemania y el Brexit...
Qué pereza.


Carmen Tomás - Ahora, los gastos de hipotecarse

08.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

Los cientos de miles de clientes bancarios con hipoteca que incluía una cláusula suelo no han encontrado aún una fórmula para recuperar su dinero. El Gobierno intenta mediar con una especie de código de buenas prácticas para agilizar el proceso. Sin embargo, no es fácil. La falta de transparencia con la que se califica a la cláusula suelo, cree la banca implicada que no se da en todos los casos, así que algunas entidades no están dispuestas a hacer tabla rasa, tratar a todos los casos por igual, sino ir más despacio y caso a caso.
Estamos en éstas, cuando sale a la luz una nueva lucha que emprender contra los bancos. Ahora hablamos de los gastos en los que se incurren cuando se formaliza una hipoteca: notario, registro, impuestos o gestoría. El asunto es antiguo, ya que el Tribunal Supremo dijo en 2015 que quizás algunos gastos habría que compartirlos entre cliente y entidad. Después ha habido sentencias de distintos tribunales ordinarios con resultados diversos. Parece que sí hay algo más o menos claro, o al menos eso señala la letra del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y Transmisiones Patrimoniales, es que los gastos del impuesto corresponden íntegramente al cliente y esta parte es nada más y nada menos que el 80-90 por ciento del gasto total.
Me da la impresión de que se está montando de nuevo un caso contra las entidades financieras. Y no es que yo desconozca que algunas han tejido productos invendibles a la mayoría de los clientes e incluso empleados, con el silencio de las autoridades responsables. Pero esto no quita para que se observe un ensañamiento contra el colectivo en su conjunto, sin distinción de ningún tipo. Y no sólo desde algunos medios de comunicación sino también desde ámbitos de la judicatura. Está mal visto socialmente, incluso puedes ser acusado hasta de facha, si osas intentar explicar que cada uno es ciudadano libre para firmar lo que quiera y responsabilizarse después de lo pactado y firmado. Ya se extiende demasiado en el tiempo, la falta de información financiera como excusa para hacerse el sueco cuando vienen mal dadas. Vamos a ver cómo se acaba resolviendo el asunto de los gastos de formalización de una hipoteca, pero ya son demasiados casos, durante demasiados años. En algún momento, los españoles tendremos que aumentar nuestra cultura financiera y buscar asesoramiento previo si vamos a invertir nuestros ahorros o a realizar la mayor inversión de nuestra vida como es la compra de una casa. Hasta cuándo se va a invocar la ignorancia para que el Estado, es decir todos, acabemos pagando las inversiones de unos pocos si salen mal y algunos despachos forrándose, mientras esos pocos jamás dicen nada si las cosas van bien.


Proverbios, Donne, Camus-Payá, Unamuno, Gálatas, Cajal, Cervantes y Rosalía: Felices Reyes Magos y Feliz Año 2017 y muy combativo por el Bien

07.01.17 | 13:15. Archivado en Miguel Cancio

PROVERBIOS, DONNE, CAMUS-PAYÁ, UNAMUNO, GÁLATAS, CAJAL, CERVANTES Y ROSALIA: FELICES REYES MAGOS Y FELIZ AÑO 2017 Y MUY COMBATIVO POR EL BIEN

BOAS NAVIDADES, AÑO NUEVO Y REYES MAGOS: LIBERTAD HONRADA, RESPONSABLE Y EFICIENTE (LIBERTADES DEMOCRATICAS CON CONTROLES Y CONTRAPODERES DEMOCRATICOS, CON SEGURIDAD Y GARANTIAS DEBIDAMENTE ESTABLECIDAS Y MEDIDAS; LIBERTAD RELIGIOSA, DE LA MUJER, DE LOS CRISTIANOS, ETC., CON SEGURIDAD Y GARANTIAS) PARA CUBA, VENEZUELA, NICARAGUA, ECUADOR, LAS NACIONES DEL LLAMADO SOCIALISMO DEL SIGLO XXI, PARA COREA DEL NORTE, CHINA, VIETNAM, LAOS, IRAN, ARABIA SAUDITA, RD CONGO, SUDAFRICA, RUSIA Y OTRAS NACIONES ESTATALISTAS, TEOCRATICAS, CORRUPTORAS-CORRUPTAS, DE JUEGO SUCIO, SIN SEGURIDAD Y GARANTIAS DEMOCRÁTICAS, DONDE SE VIOLAN MUY GRAVEMENTE LOS DERECHOS HUMANOS Y LAS LIBERTADES DEMOCRATICAS; JUSTICIA JUSTA, BIEN Y VERDAD (NO MENTIRA, ENGAÑO, FALSEDAD… Y QUE, AHORA, LLAMAN POST-TRUTH-POST-VERDAD)

1. Proverbios, John Donne, Camus-Payá, Unamuno

“Proverbios”, libro de la Biblia en el Antiguo Testamento. Capítulo 2:

“Hijo mío, si recibes mis palabras y guardas contigo mis mandamientos, prestando oído a la sabiduría e inclinando tu corazón al entendimiento, si llamas a la inteligencia y elevas tu voz hacia el entendimiento, si la buscas como si fuera plata y la exploras como un tesoro, entonces encontrarás la Ciencia de Dios. Él reserva su auxilio para los hombres rectos, es un escudo para los que caminan con integridad; Él protege los senderos de la equidad. Entonces comprenderás la justicia y la equidad, la rectitud y todas las sendas del bien. Porque la sabiduría penetrará en tu corazón y la ciencia será la delicia de tu alma; la reflexión cuidará de ti y la inteligencia te protegerá, para librarte del mal camino, del hombre que habla con perversidad; de los que abandonan los senderos de la rectitud, para ir por caminos tenebrosos; de los que gozan haciendo el mal y se regocijan en las perversiones de la maldad; de los que van por caminos tortuosos y por senderos retorcidos. Así tú irás por el camino de los buenos y seguirás el sendero de los justos, porque los rectos habitarán la tierra y los hombres íntegros permanecerán en ella. Pero los malvados serán extirpados de la tierra y los traidores serán arrancados de ella”

John Donne (1572-1631), poeta metafísico inglés, autor de poesías amorosas, religiosas, epigramas, elegías, sermones, canciones…:

“Ningún hombre es una Isla/ cada hombre es un pedazo de Continente/ una parte de Tierra Firme/ Si un vasallo, siervo, esclavo/ es arrastrado por el mar/ Europa se empobrecería/ La muerte de cualquier hombre me empobrece/ Por eso no quiero saber nunca por quién doblan las campanas/ Queridos míos/ están doblando por ti, por nosotros…”

Albert Camus (1913-1960), gran escritor, filósofo, dramaturgo, ensayista, periodista francés, nacido en la Argelia francesa, Premio Nóbel de Literatura 1957:

- “Si el hombre fracasa en conciliar la libertad y la justicia, fracasa en todo”

- “La facilidad es lo mas peligroso que hay. La austeridad, en la que he vivido en mi infancia y adolescencia, me ha enseñado el valor de las cosas. Si usted es honrado, feliz y se le nota, esta perdido y muchos no se le perdonaran”. Jacqueline Lévi-Valensi, Dra., “Albert Camus et la mesonge”, Éditions de la Bibliothèque Publique d’Informatión/BPI du Cente Pompidou (coll “actes”), 2004. En estos coloquios que, sobre Camus tuvieron lugar el 29 y 30 de diciembre 2002, dirigidos Jacqueline Lévi-Valensi en la BPI del Centro Pompidou, la universitaria alemana Brigitte Sändig dio cuenta de que, leer a Camus en el mundo comunista, era un delito. En agosto 2011, el prestigioso diario italiano Corriere della Sera habló del asesinato de Albert Camus a manos de la KGB. El diario italiano citaba al eslavista Giovanni Catelli, este citaba una entrada de los diarios del checo Jan Zabrana, y de su encuentro con alguien próximo a la inteligencia soviética. Según esa versión, lo que fuera considerado, en 1960, un accidente mortal de tráfico de Albert Camus, había sido, en el fondo, un asesinato político. Camus pagaba de ese modo su condena de la invasión soviética a Hungría y el apoyo ofrecido al escritor Boris Pasternak para el Nóbel de literatura. Recordemos la muerte en “accidente” de coche en Cuba, del principal disidente y líder cubano de la oposición democrática al régimen comunista totalitario cubano, el ingeniero cubano Oswaldo Payá Sardiñas, fundador y líder, en Cuba, del grupo opositor al régimen comunista totalitario cubano, Movimiento Cristiano Liberación, promotor del Proyecto Varela para hacer un referéndum en Cuba, de acuerdo con la Constitución comunista cubana, a partir de firmas de cubanos y para que los cubanos, en referéndum, se pronunciasen si querían seguir con el régimen comunista o un régimen de libertades democráticas con seguridad y garantías. Oswaldo Payá recibió el Premio Sajarov a los Derechos Humanos, concedido por el parlamento europeo. Oswaldo Payá fue vicepresidente de honor de la Internacional Demócrata de Centro. Durante varios, años (2002, 2003, 2008, 2010), Payá fue candidato oficial al Premio Nóbel de la Paz. Oswaldo Paya y el cubano Harold Cepero del Movimiento Cristiano Liberación murieron en un “accidente” de coche en Cuba, el 22 de julio 2012, en el oriente cubano, cuando el auto iba conducido por el joven español Ángel Carromero, de la organización juvenil Nuevas Generaciones del Partido Popular (PP) español de centro-derecha. Carromero, que fue detenido y estuvo en la cárcel en Cuba comunista, a resultas de este “accidente”, al llegar a España declaró que este “accidente” fue una liquidación llevada a cabo por el régimen comunista cubano contra Payá y Cepero. La familia de Payá (su viuda Ofelia Acevedo y su hija Rosa Maria), como Carromero, etc., pidieron al Vaticano, a organismos internacionales y nacionales, encargados de velar por el cumplimiento de los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías debidamente medidas; pidieron que se constituyese una comisión independiente de investigación, que investigase este “accidente” con seguridad y garantías. La ONG Human Rights Foundation (Fundación Derechos Humanos), con sus sede central en Nueva York, dio a conocer, en julio 2015, el informe jurídico “El caso de Oswaldo Payá” al cumplirse el tercer aniversario de la muerte en extrañas circunstancias del opositor cubano Oswaldo Payá y su compañero del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) Harold Cepero. El consejero general de Human Rights Foundation, Javier El-Hage, y el asociado jurídico internacional Roberto González, coautor, presentaron el documento de 75 páginas en la Universidad Georgetown en Washington D.C. La presentación fue seguida por un debate en el que participaron el presidente de la Fundación Nacional para la Democracia de Estados Unidos, Carl Gershman, y la activista de Derechos Humanos e hija del fundador del MCL, Rosa María Payá. El informe de Human Rights Foundation es el primero en analizar a fondo la mejor evidencia disponible y los procedimientos judiciales que rodean el caso de Payá, así como las violaciones de derechos y normas internacionales cometidas alrededor del suceso. Papa Francisco, el Vaticano, Naciones Unidas, Unión Europea, Consejo de Europa, España, Estados Unidos y otras instancias internacionales y nacionales, encargadas de defender los derechos humanos y las libertades democráticas con seguridad y garantías, una justicia justa en todo el mundo, ante el informe de Human Rights Foundation sobre el Caso Payá-Cepero, deberían-deben pedir cuentas a Cuba comunista y exigir que, cuanto antes, se habrá una comisión de investigación independiente, con las debidas, garantías, sobre el “accidente” que mató a Paya y Cepero, lideres del Movimiento Cristiano Liberación, el principal grupo opositor al régimen comunista cubano, que había en Cuba comunista, bajo el liderazgo de Oswaldo Payá y por una Cuba Libre y Democrática, donde se cumplan los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías.

- Camus, en 1957, en su discurso de recogida del Premio Nóbel de Literatura: “El escritor es el enemigo de la mentira y de la servidumbre y que, allí donde reinan, promueven la peor y mas cruel de las soledades”. A finales del 2016 y 2017, se viene hablando mucho, en los medios de comunicación referenciales, de la Post-Verdad, es decir, del término “Post-Truth”. Término que el mercado anglosajón, anglo-americano, etc., dentro del mercado, de la permanente moda, competencia de las palabras, esloganes, lemas, tópicos, estereotipos, signos, discursos, argumentarios, conceptos, teorías, representaciones, imaginarios, relatos, etc., ha lanzado para hablar de la mentira. Anteriormente, se habló, se lanzaron términos como postmoderno, postmodernidad, postmodernismo, postcapitalismo, postmaterialismo, postromanticismo, post-gastronomía, postbelleza, post-post-after-super-hiper-mega-trans-ciber-tera cuento-trola-farsa-pajarotada… La muy prestigiosa revista liberal inglesa, fundada en 1843, el seminario The Economist publico en portada, el 10 de setiembre 2016, este titular “Art of the lie: Post-truth politics in the age of social media” (“El arte de la mentira: políticas ‘post-verdad’ en la era de las redes sociales”. Esta portada de The Economist incluye, como ilustración, una cara negra de la que sale una larga y roja lengua bífida de una serpiente venenosa, tóxica. &nbs p;
- Camus, hoy, 01 enero 2017, en un mundo golpeado por diversos agentes, líderes, grupos, medios, redes y regímenes terroristas y/o proterroristas, como dice muy bien el gran y brillante filosofo español de San Sebastián (Guipúzcoa-País Vasco/España), Fernando Savater, nos ayuda a distinguir entre los verdugos y las victimas.

Miguel de Unamuno y Jugo (1864-1936), gran filósofo y escritor español de la “Generación del 98”:

- “No des a nadie lo que te pida, sino lo que entiendas que necesita; y soporta luego la ingratitud”

- “Jamás desesperes, aun estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecundante”

- “Hay que buscar la verdad y no la justificación de las cosas. Y la verdad se busca con humildad”

2.- Boas Navidades, Año Viejo, Nuevo y Reyes Magos, desde la gran nación española y su Hispanofonía, desde los Caminos de Santiago y otros Caminos de Bien y por el Bien, desde la Península Ibérica (España y Portugal), desde las naciones Hispano-Ibero-Americanas, las naciones hispanas y lusas, y que juntas tienen un gran potencial de mas y mejor empleo, crecimiento y desarrollo, pero que hay que trabajar bien, con honradez y el máximo rigor

Desde nuestra querida y gran nación española, España, que llevó el cristianismo, su mensaje de libertad, amor, belleza, humanismo, humanitarismo-solidaridad, moral, etc. cristianos, base de la democracia representativa y economía social de mercado (Escuela de Salamanca: Francisco de Vitoria, etc.: Max Weber: “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”; “Estudios sobre sociología de la religión”; “El político y el científico”; “Economía y Sociedad”; etc.; Michael Novak: “El pensamiento social católico y las instituciones liberales”; “La ética católica y el espíritu del capitalismo”; etc.; Benjamín M. Friedman: “Las consecuencias morales del crecimiento económico” - este libro no se ha traducido del inglés al español -; Daron Acemoglu y James A. Robinson: “Por qué fracasan las naciones. Los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza” – este libro, una gran investigación, publicado en inglés en 2012 y traducido a numerosos idiomas, incluido el español y portugués, creo que es uno de los mejores libros del siglo XX en el campo de la ciencia política, economía, sociología, geoestrategia, del desarrollo…, y en el que se investiga, se demuestra porque han ido bien los sistemas, regímenes democráticos inclusivos, de juego limpio, deontológicos, etc., y que, siempre, hay que tratar de mejorar de forma honrada, humilde, rigurosa, competente y creativa; y porque han ido mal los sistemas extractivos, contaminadores, explotadores, dominadores, de juego sucio, etc., y que hay que tratar de combatir para convertirlos en unos sistemas, regimenes democráticos inclusivos, de juego limpio, deontológicos, eficientes, etc. -; Papa Wojtyla-San Juan Pablo II; Papa Ratzinger-Benedicto XVI; etc.); lo llevo a buena parte del mundo; España, que fue la primera potencia mundial en los siglos XVI y XVII, por eso, agentes, lideres, grupos, medios, fuerzas, naciones antiEspaña, pero también agentes, líderes, grupos, medios, fuerzas varias de dentro de España, lanzaron contra ella (lo que ha seguido, sigue sucediendo, especialmente desde dentro de España, en los siglo XIX, XX y XXI) la muy falsa, contaminadora y destructiva Leyenda Negra antiespañola (véase el excelente libro, que acaba de salir, sobre la “Leyenda Negra” de Elvira Roca Barea, Imperofobia y leyenda negra, Ed. Siruela, 2016; prólogo del prestigioso, combativo y riguroso periodista catálan-español Arcadi Espada).

España, que tiene grandes posibilidades con mas de 550 millones de personas que hablan español en el mundo, 250 millones que hablan gallego-portugués-brasileiro (recordemos las “Cantigas de Santa María” del rey español Alfonso X el Sabio y las “Cantigas de Amigo”, etc. de la lírica galaico-portuguesa) y con 507 millones de personas que tiene la Unión Europea, a la que, de pleno derecho, pertenecen las naciones España y Portugal, que forman la Península Ibérica. Lo que, con buen liderazgo, buen camino, buenos senderos, buenas acciones, buen trabajo, honrado, competente y creativo, y junto a las queridas naciones hermanas hispanas, las naciones hispano-ibérico-americanas (las dos terceras partes de los Estados Unidos, que en la actualidad, enero 2017, tiene 324 millones de habitantes, formaron parte de España; Filipinas, que, en la actualidad, tiene 102 millones de habitantes, formo parte de España hasta 1898; etc.), las naciones hispanas y lusas, suponen, crean un gran potencial de mas y mejor empleo, crecimiento y desarrollo, de buena presencia, influencia y repercusión internacional-global.

En este sentido, España, junto a las naciones hermanas hispanas, deben de poner en marcha, como ha hecho Francia y las naciones francófonas con la Francophonie y desde 1970, y lo mismo Inglaterra, Estados Unidos, las naciones anglosajonas, que potenciaron el inglés desde mucho antes y su aprendizaje, etc., se convirtieron en una gran fuente de riqueza socioeconómica, empresarial, cultural, etc.; España y las naciones hermanas hispanas, deben de poner en marcha la Hispanofonía, y junto a las naciones hermanas hispano-ibero-americanas, hispanas y lusas, deben de poner en funcionamiento, cuanto antes, una formación, educación bilingüe, en español y portugués-brasileiro, desde los primeros años y hasta los 16-18 años, pues, son dos lenguas muy similares que se aprenden muy fácilmente, y como tercera lengua, en la formación y educación, el inglés. Todo lo cual, significará un gran impulso para mas y mejor empleo, crecimiento y desarrollo, nacional e internacional, de la Península Ibérica, de las naciones hispano-ibero-americanas, de las naciones hispanas y lusas.

Como estaba diciendo, desde nuestra querida y gran nación española, desde España, desde la Península Ibérica, os deseo, a vosotros y vuestras familias, a todos los vuestros, a todos los ciudadanos de bien y por el bien, las mejores Navidades, Año viejo y nuevo, y Reyes Magos; os deseo lo mejor, en el marco de la necesaria, justa, honrada, humilde (debemos aprender siempre de nuestros propios errores, fallos, fracasos, etc.; y debemos saber que somos y sabemos muy poco, y que cuanto mas estudiamos, investigamos y trabajamos, mas debemos seguir estudiando, investigando y trabajando, con honradez, humildad, competencia, rigor y creatividad, para resolver unas preguntas, hipótesis, problemas y objetivos, y dar paso a otros...), permanente, rigurosa y creativa lucha por el Bien individual, familiar, grupal, social, local, regional, nacional e internacional-global, en lo político, público, privado, eclesial, creyente y no creyente, en los medios de comunicación viejos y nuevos, y en otras instancias sociales de encarnación y socialización de valores, principios.

Y os lo deseo teniendo en cuenta lo que nos vienen proponiendo los grandes Trobeiros, Jaruleiros, Licheiros, Larikeiros, Richeiros y Galineiros de Santiago de Compostela y sus Caminos por el Bien (Europa, el modelo occidental se hicieron, en el Camino de Santiago, por medio de la peregrinación y otras importantes aportaciones del cristianismo), a saber, Licho Licheiro, Lariko Larikeiro, Richo Richeiro y Su Serenisina El Principe Galín: si es posible, si cuadra/se cadra, en nuestras acciones, en nuestras luchas por la libertad honrada y responsable, por el trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes y enriquecedores de juego limpio, por el bien, el amor, la belleza, la verdad trascendente..., si es posible, si cuadra/cadra, nunca debemos de olvidarnos de la buena filosofía, poesía, alegría e ironía, y del buen humor, arte, cante, baile…

3. Los mejores deseos y acciones por la libertad honrada y responsable, el trabajo, critica, justicia, etc. justos, el desarrollo democrático deontológico, de juego limpio… Lo que debe aplicarse ya en Cuba, Venezuela y otras naciones, donde se violan muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías, debidamente medidas; y, de forma especial, en naciones musulmanas, islámicas y otras, donde se violan muy gravemente los derechos de las mujeres, de los cristianos, de otras minorías, de otras religiones, de los que no tienen religión, de otros colectivos, etnias…

Lariko Larikeiro de Lyeandrín del Monte de Escandón: “La libertad es siempre la libertad de los que piensan, son y actúan de otra manera, pero, siempre, unos y otros, con honradez, responsabilidad y respeto, dentro del Imperio de la ley, del Estado de derecho y deberes, democráticos, deontológicos, de, por y para el juego limpio, con seguridad y garantías, debidamente medidas”

Estas Fiestas de la Navidad, Año viejo y nuevo, y Reyes Magos, nos sirven para tener muy presentes a los que se han ido, a los que ya no están, a los que les debemos lo que somos y, por ello, con sus mejores enseñanzas y ejemplos, debemos de tratar de que se cumpla, en la realidad-practica real, el mensaje de la Navidad, el mensaje de libertad, paz, trabajo, critica y justicia justos, de desarrollo democrático y competitivo de juego limpio, de bien, amor, belleza, verdad trascendente…

Ello significa que naciones como Cuba comunista, Venezuela neocomunista y otras, en las que se violan, diaria, constante y muy gravemente, los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías debidamente medidas, de acuerdo con la Carta de Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros tratados, acuerdos, leyes como estas y que han firmado dichas naciones.

Ello significa, entre otras cosas, que estas naciones que acabamos de señalar (Cuba comunista, Venezuela neocomunista, etc.), deben permitir, deben autorizar la vuelta de todos los exiliados políticos, la liberación de todos los presos políticos, el reconocimiento y aplicación de las libertades democráticas, incluida, claro está, la libertad religiosa, y la celebración de elecciones libres, con seguridad y garantías, para que las personas, de estas y otras naciones similares, donde se violan, diaria, constante y muy gravemente, los derechos humanos y las libertades democráticas (incluida la libertad religiosa), dejen de estar sometidas por tiranías totalitarias, fundamentalistas, fanáticas y sectarias, por regímenes dictatoriales, autoritarios, despóticos, antidemocráticos, anticlericales (especialmente en el caso de los cristianos, pero no solo), machistas, racistas y xenófobos, gravemente corruptores-corruptos, de juego sucio y muy violentos (incluso, hasta el dopaje de Estado, contaminación, corrupción de Estado, terrorismo de Estado…), muy gravemente contaminadores, lavadores de cerebros, etc.; para que las personas dejen de ser súbditos, vasallos, siervos e, incluso, esclavos, y mucho más, en el caso de las mujeres (incluso, en base, a dañinas doctrinas, creencias, se les amputan los órganos genitales), los cristianos y otros colectivos, otras etnias, que, muy injusta, cruel, ensañadora y violentamente, por medio del peor terrorismo, se ven muy gravemente humillados, discriminados, excluidos, explotados (incluso, sexualmente), expulsados de sus tierras, maltratados, torturados, secuestrados y liquidados, linchados, asesinados, y sean ciudadanos libres, con todos los derechos, seguridades y garantías democráticas, que garantizan el Imperio de la Ley y el Estado de derecho y deberes, democráticos, tanto nacional como internacionalmente; que garantizan las leyes, como la Carta de Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y otras, que han firmado Cuba comunista, Venezuela neocomunista, y que no cumlen, violan flagrantemente y no le pasa absolutamente nada.

Como acabamos de señalar, la Carta de Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y otras leyes, se vienen incumpliendo, diaria, constante y muy gravemente, en Cuba comunista, Venezuela neocomunista y otras muchas naciones: China popular; Corea del Norte; Vietnam; Laos; Zimbabue; Rusia; Bielorrusia; Nicaragua; Bolivia; Ecuador; las naciones del llamado “Socialismos del Siglo XXI/Foro comunista de Sao Paolo”; Turquía; Arabia Saudita; Irán; Sudán; Afganistán; Pakistán; Siria; Libia; Yemen; Nigeria; RD Congo; Argelia; Angola; Nigeria; Indonesia; Filipinas; Myanmar; Tailandia; Bangladés; India (la que se define como la “mayor democracia del mundo”, tiene graves problemas con relación a la explotación y maltrato de las mujeres - niñas, menores, adultas, ancianas - y otros colectivos; con relación a las muy graves e injustas discriminaciones, exclusiones, etc. generadas por las castas, etc.); Nepal, Sri Lanka; África central; etc., etc., etc.

La lista de naciones que violan, diaria, constante y muy gravemente, lo derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías debidamente medidas, y de forma especial en el caso de las mujeres (niñas, menores, adultas, ancianas), de los cristianos y otros colectivos, otras religiones y los sin religión, de diversas etnias; la lista es muy amplia.

En la Venezuela neocomunista, desde que tomo el poder el totalitarismo comunista castrochavista, por medio del golpista militar Hugo Rafael Chavez Frías (Chavez siguió el modelo del sanguinario tirano comunista totalitario, el cubano, hijo de un gallego-español que emigró a Cuba y donde se hizo gran terrateniente cubano, Fidel Alejandro Castro Ruz “Fidel Castro”, y que también fue golpista con anterioridad al golpista Hugo Chavez), en 1999 y hasta hoy, enero 2017, por medio de la peor dominación, contaminación, lavado de cerebros, por medio de la envidia, el odio, resentimiento, frustración, violencia y terrorismo de Estado, debidamente encarnados, socializados, fomentados, promovidos por el poder neocomunista, junto a la corrupción y todo tipo de juegos sucios, y con el muy firme apoyo de Cuba comunista, el Foro comunista de Sao Paolo-1990, de la Rusia putinista, Irán fundamentalista, etc.

Como estábamos diciendo, el poder neocomunista totalitario castrochavista, en Venezuela, desde 1999 hasta hoy-enero/2017, ha causado mas de 250.000 personas muertas, de homicidios intencionados, y Venezuela, una de las naciones con grandes riquezas naturales, viene siendo destruida sistemáticamente por el castrochavismo, por el neocomunismo venezolano, tal y como sucedió anteriormente en la Cuba comunista por medio de la tiranía comunista totalitaria cubana y a las ordenes de los muy sanguinarios tiranos comunistas totalitarios los cubanos Fidel y Raúl Castro (de clase media alta, su padre, como hemos dicho, se hizo, en Cuba, un importante latifundista, terrateniente, gran propietario de tierras, etc.; formados en el colegio de los jesuitas de La Habana, que formaba a la elite cubana), y el argentino Ernesto Guevara de la Serna (que firmaba como Stalin II; de clase alta, su familia fue una de las mas ricas de Argentina y América del sur; formado en los colegios de Buenos Aires de las clases argentinas altas, aristocráticas. Su niñera fue la gallega Carmen Arias).

La Venezuela castrochavista, desde la llegada al poder del golpista Chavez en 1999, hasta hoy, enero 2017, que preside la nación el neocomunista, castrochavista, exconductor de autobuses y colombiano, Nicolás Maduro Moros; la Venezuela necomunista se ha convertido en la nación mas violenta del mundo, con el mayor número de asesinatos, de homicidios intencionados por cien mil habitantes, tal como ponen de manifiesto la ONG el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) y que, en 2015, arroja una tasa de 91,8 homicidios por 100.000 habitantes y cuando, antes de la llegada del castrochavismo al poder, ocupaba una posición bastante mejor en este indicador.

Estas dos naciones, Cuba y Venezuela, que antes del comunismo en 1959, en Cuba, y antes del neocomunismo, en 1999, en Venezuela; Cuba y Venezuela, junto a Estados Unidos y Argentina, eran las naciones del mundo que atraían mas emigrantes y buena parte de ellos españoles (una gran parte, gallegos), se han convertido en naciones que fuerzan a millones de cubanos y venezolanos a huir, abandonar sus queridas naciones. Miles y miles de cubanos, desde 1959, la llegada de los comunistas al poder y por las armas, han muerto, devorados por los tiburones, ahogados, liquidados por la policía política comunista cubana como en el caso del remolcador “13 de marzo”, etc., al huir por mar del “Paraíso Comunista Cubano”/PCC de los sanguinarios, corruptores-corruptos, destructivos tiranos comunistas totalitarios Fidel y Raúl Castro, y Ernesto Guevara “Stalin II”, de los sanguinarios comunistas totalitarios cubanos y de los que, dentro y fuera de Cuba comunista, les hacen el juego.

Tanto Cuba comunista como en la Venezuela neocomunista, castrochavista, tras la contaminación y destrucción comunista y neocomunista, tienen, respectivamente, mas de dos millones de cubanos y venezolanos que se han visto forzados a emigrar, a abandonar, huir de su nación, donde nacieron. Cuba comunista, que antes del comunismo, tuvo una de las rentas per capita del mundo, por lo que atrajo a tantos emigrantes; Cuba comunista, en el Siglo XXI, en enero 2017, tiene uno de los salarios y pensiones mas bajos del mundo, a saber, 20-40 dólares/euros de salario medio mensual y 10-20 dólares/euros de pensión media mensual.

Cuba, con el comunismo, dominada por la muy grave ineficiencia, burocracia, control-espionaje de todos contra todos, represión, corrupción y todo tipo de juegos sucios (los cubanos le llaman “Resolver”), lo que domina completamente todo lo que tiene que ver con la nación cubana, en el interior y exterior, en sus delegaciones, etc. (el que suscribe, lo ha podido comprobar, directamente, al viajar a Cuba, donde emigraron mis abuelos al principio del Siglo XX y donde nació mi madre, en 1918, y que retornaron de nuevo a España cuando esta cumplió tres años; al viajar a Cuba comunista, al recorrer diferentes puntos de la misma y al ser informado por comunistas cubanos que viven en Cuba y por empresarios que vienen negociando con Cuba comunista).

Cuba, que, antes de 1959, tenia un importante desarrollo, sin embargo, por el destructivo, contaminador comunismo cubano, se ha convertido en una nación, además de estar dominada, intoxicada por la mentira, engaño, fraude, estafa, la envidia, el odio, resentimiento, frustración, la constante crispación, represión, control-espionaje, corrupción comunistas totalitarios; Cuba comunista es absolutamente ineficiente desde el punto de vista productivo, totalmente dependiente y que vive de las grandes ayudas, primero, de la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas (URRS) y otras naciones comunistas, y que hicieron de Cuba comunista una base fundamental, un foco geoestratégico para extender el comunismo en El Caribe, América del centro, del sur y en el resto del mundo (Cuba comunista viene siendo una base fundamental de grupos terroristas y narcoterroristas marxista-leninistas, castrochavistas, islamistas, etc., como ETA, FARC, otros muchos y de todas las partes del mundo, incluida Europa. Recordemos que el líder terrorista comunista venezolano, Illich Ramírez “Carlos El Chacal”, formado en la URSS comunista, en la Universidad Patricio Lumumba, etc,, y en Cuba comunista; el líder terrorista marxista-leninista Carlos el Chacal dirigió, en varios atentados terroristas, a grupos terroristas islámicos marxista-leninistas y por lo que fue juzgado y esta en prisión, en Francia, condenado a cadena perpetua. Desde la cárcel francesa, el muy peligroso terrorista “El Chacal”, se carteó con Hugo Chavez, que le tenía gran simpatía, lo alabó como “verdadero revolucionario”, intentó que Francia lo liberase, etc.); y, después, Cuba comunista vino, viene recibiendo grandes ayudas de la Rusia putinista, China comunista, de Irak, Siria, Libia, etc. socialistas islámicos, del Irán fundamentalista de los Ayatolas, de la Venezuela neocomunista (que le llegó a regalar, entre otras cosas, mas de 50.000 barriles diarios de petróleo y que Cuba comunista, sin el menor escrúpulo, ha venido vendiendo para hacerse con divisas, etc.), de las naciones del llamado “Socialismo del Siglo XXI” (Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Argentina de los Kirchner, Brasil de Lula y Dilma Rouseff, etc.). Cuba comunista se ha convertido en un gran mercado de “carne fresca”, de prostitución muy barata (que incluye a menores) y de lo que también se beneficia el comunismo cubano, negociantes varios de/con Cuba comunista, de dentro y fuera de Cuba… Cuba comunista, a finales del año 2016, se ha hecho publico que ha entrado en recesión, debido a que la Venezuela neocomunista, contaminada, destruida y arrasada por el castrochavismo, por el neocomunismo, no puede darle las grandes, inmensas ayudas, que le venía dando y que llegaron a ser, entre otras cosas, de 100.000 barriles de petróleo diarios.

Con relación a las libertades democráticas, con seguridad y garantías, y dentro de las cuales la libertad religiosa es fundamental, en numerosas naciones de religión oficial musulmana, se viene discriminando diaria, constante y muy gravemente a los cristianos, se viene atentado y destruyendo sus iglesias y patrimonio monumental, artístico, etc. religioso; se viene expulsando de sus naciones, su tierra, donde nacieron, se viene persiguiendo, maltratando, torturando y matando, liquidando, en el acto, a muchos cristianos por el hecho de ser cristianos, de profesar esta religión y a lo que tienen, deben tener todo el derecho, seguridad y garantías para hacerlo como personas, ciudadanos libres.

Sin embargo, las principales autoridades, instancias, organizaciones musulmanas, islámicas, tanto políticas, religiosas, judiciales, económicas, empresariales, mediáticas, universitarias, culturales y sociales, y sus líderes, responsables, miembros, etc., no levantan su voz, no se movilizan a todos los niveles, interior y exteriormente, y no toman medidas, no llaman a las poblaciones musulmanas, islámicas, a manifestarse, movilizarse, luchar, denunciar, aislar, etc., contra el/al terrorismo islámico de destrucción masiva, indiscriminado, suicida, de alta, media y baja intensidad, a las diversas formas de violencia y terrorismo islámicos, musulmanes, y contra los que, dentro y fuera de las mezquitas, de las instituciones islámicas, les vienen haciendo descaradamente el juego por medio de múltiples y diversas formas y medios: financiación; armas; reclutamiento; bases; instrucción; preparación; entrenamientos; protección; ocultación; medios de comunicación viejos y nuevos (Internet; nuevas tecnologías; nuevas redes sociales; etc.), educación, universidad, cultura, arte (incluida la música y otras formas de cultura, arte, deporte, etc. tal y como hizo y hace el comunismo, neocomunismo en sus diversas formas, desde el soviético y del este, al asiático, africano y de Oceanía, desde el europeo al americano del norte, centro y sur, al comunismo cubano, al neocomismo venezolano y que juegan, en plan propaganda, encarnación, socialización, contaminación, intoxicación, manipulación, etc., con la música clásica, popular, las diversas formas de música, arte, cultura, deporte, etc.; con todo aquello con lo que se pueda sacar tajada y contaminar, manipular, desprestigiar, descalificar, ningunear, aislar, marginar, perseguir, cazar, linchar, liquidar a sus principales competidores, adversarios, críticos, etc., convertidos en los peores enemigos, enemigos perfectos, chivos expiatorios, etc., y contra los que vale lo peor de lo peor), fundaciones, ONGs y asociaciones varias, diferentes instancias de encarnación y socialización del terrorismo, la acción terrorista islámica, de captación y difusión, divulgación, múltiples y diversas redes viejas y nuevas, incluidas las cárceles, delincuentes varios, diversas formas de delincuencia, de la mas pequeña a la mas criminal y destructiva; diferentes formas, modos, maneras, discursos, argumentarios, idearios, imaginarios, representaciones, relatos, postverdades, etc., para jugar con la envidia, el odio, el resentimiento, la revancha, la frustración, la historia, la psicosociologia, la antropología, las etnias, la socioeconomía, las condiciones de vida, trabajo, etc., es decir, con lo que sea menester y se tercie para dominarlos, contaminarlos, manipularlos, sujetarlos, alienarnos, enajenarlos y transformarlos en el mejor caldo de cultivo para que agentes, delincuentes, grupos, familias, medios, instancias varias, encuentren motivos, premios, etc., individuales, familiares, sectarios, de grupo, debidamente encarnados y socializados; encuentren motivos para convertirse en terroristas individuales, lobos solitarios, de grupo…, debidamente formados, motivados, con los cerebros bien lavados, controlados, para que, desde todas las partes del mundo, pasen a la acción terrorista, la encarnen, socialicen, racionalicen, defiendan, justifiquen, legitiman, difundan, premien…

Véase en este sentido los muy importantes trabajos, aportaciones de Jean-Luc Marret, doctor en Ciencias Políticas, profesor de investigación (Maître de recherche) en la “Fondation pour la recherche stratégique” (Fundación para la investigación estratégica), un Think Tank-Tanque de Pensamiento francés especializado en asuntos de defensa y seguridad, autor del libro “Fabriques du jihad” (Fabricas de la yihad), Ed. PUF 2005.

Marret ha dirigido, en 2016, un programa piloto de prevención de la reincidencia yihadista en las cárceles en dos prisiones de la región parisina. En este sentido, el diario francés referencial, Le Monde, ha publicado, sobre este asunto de la prevención y combate de la reincidencia terrorista yihadista, una excelente y amplia entrevista, a toda página, con Jean-Luc Marret, dentro de la sección “Debats & Analices” (Debates y Análisis), con estos titulares: “El 70% de los detenidos radicalizados, que nosotros hemos tratado, se han distanciado del yihadismo” (Le Monde, samedi 24, dimanche 25, lundi 26 décembre 2016, pag, 21).

En esta entrevista de gran valor, Jean-Luc Marret da informaciones, datos, etc., hace análisis de gran valor y rigor sobre las formas de combatir el terrorismo fundamentalista islámico, yihadista (lo que puede aplicar a otros casos de terrorismo), tanto con el poder legítimo blando y duro, es decir, de forma preventiva como sancionadora, ejecutivamente, con la violencia legitima, por medio de la aplicación, con la mejor profesionalidad, de diversas ciencias y técnicas, datos cuantitativos y cualitativos, micro (lo innato y los adquirido; etc.), meso, macro, mega, trans, ciber, etc. psicosociológicos, antropológicos, étnicos, profesionales, laborales, delincuenciales, jurídicos, de seguridad, históricos, religiosos, ideológicos, doctrinales, económicos, casos de vida, análisis coste-beneficio en torno al terrorismo a escala personal, familiar y grupal, social, contextual, temporal, de los regímenes en juego, etc.

En esta línea, pero desde otra perspectiva, véase el excelente articulo de la escritora y traductora checa-española Monika Zgustová, ¿Los mismos demonios?, El Pais 31-12-2016, pag. 11, donde en la entradilla del mismo se dice: “Al describir el comportamiento de los nihilistas rusos, Dostoievki anticipó como sería el terrorismo del siglo XX. El islamismo radical no es tan antimoderno y antioccidental como parece, sus raíces se hunden en el pensamiento europeo”.

Zgustová se refiere a la “intelligentsia”, a los intelectuales del siglo XIX y XX, que desde el nihilismo, anarquismo, marxismo-leninismo, etc., defendieron y promovieron diversas formas de contaminación, lavados de cerebro, terrorismo, destrucción…

Dice Zgustová: “’Los demonios’ (la gran novela del gran escritor ruso Dostoievski) describe una ciudad amenazada por un grupo de radicales. Algunos se muestran ingenuos, confiados en un cambio social que traería la igualdad universal, ese eterno sueño ruso. Otros están poseídos por la sed de sangre y venganza; otros aún buscan una posición de poder y calculan las ventajas que su postura radical, que ansía descomponer todo lo establecido, les podría aportar. Dostoievski desenmascaró la fría crueldad, muy alejada de cualquier idealismo, con los cual actúan los cabecillas del grupo”.

Me parece un análisis magistral y que pone, da cuenta, con gran clarividencia, casi fotográfica, de muchas caras, con nombres y apellidos, de líderes, dirigentes, responsables, representantes, militantes, de liberados o que esperan liberarse, etc. políticos, sindicales, de movimientos sociales, universitarios, intelectuales, sociales, etc., que he visto, sigo viendo, ayer y hoy, en España, Portugal, Francia, etc., donde he militado, en la izquierda, en el campo político, sindical, universitario, de los movimientos sociales, contraculturales, alternativos, etc.

Desde hace tiempo y tras aprender de los errores, vengo defendiendo, junto a amigos y compañeros en Galicia, España y otras naciones, lo que denomino el reformista Liberalismo Humanista (cristiano, creyente, no creyente) de Juego Limpio, por la dignidad ciudadana y social a escala personal, familiar, grupal, social, local, regional, nacional, internacional-global, en lo político, público, privado, eclesial, creyente y no creyente, en los medios de comunicación viejos y nuevos, y otras instancias de encarnación y socialización de principios, valores…

Dice, muy bien, genialmente, Monika Zgustová: “Entre los padres ideológicos de los grupos fanáticos, entre ellos los yihadistas, se pueden rastrear algunos intelectuales europeos. Como Jean-Jacques Rousseau, ese indignado que denunció la sociedad comercial con su corrupción moral y su desigualdad y propagó el retorno a lo primitivo (“el buen salvaje”), y fue el faro de la Revolución Francesa. Isaiah Berlin (un gran liberal referencial) le describió como “uno de los mas siniestros y al mismo tiempo formidables enemigos de la libertad en toda la historia del pensamiento moderno. Entre los que le sucedieron hubo el inventor del socialismo utópico Charles Fourier y el teórico del anarquismo Mijail Bakunin” (lo que figura entre paréntesis sobre el artículo de Zgustová es del autor de este escrito).

Sobre los intelectuales como Rousseau, véase el excelente libro del historiador inglés por la Universidad de Oxford, periodista, Paul Jonson, “Los intelectuales”, publicado en inglés en 1988 y en español en 2008, donde se analiza la vida, además de Rousseau, de los progres, muy progres, izquierdistas, Chomsky, Shelley, Marx, Ibsen, Hemingway, Brecht, Rusell, Sartre, Wilson, Gollancz, Hellman, sus ideologías, doctrinas, etc. proclamadas y su realidad-practica real y que, en bastantes casos, es todo lo contrario de lo proclamado, de lo que proponía para salvar, liberar, etc. el mundo.

Véánse tambien los trabajos, los libros, investigaciones de Henry Laurens, catedrático de “Historia contemporánea del mundo árabe” del Collège de France y que, el año 2017, publicara el libro “Les Crises d’Orient” (Las Crisis de Oriente), Ed. Fayard.

Otros problemas muy graves que se dan en numerosas naciones del mundo, como las que hemos señalado anteriormente y otras que podríamos añadir, son los siguientes:

- La muy grave, diaria, permanente, estructural e ilegal, discriminación contra las mujeres, su explotación, maltrato familiar, laboral, sexual, infantil (la obligación de casarse que se impone a niñas, al igual que su venta, forzamiento a prostituirse, etc. También, hay naciones en África que a las niñas les amputan los órganos genitales), el de las viudas, a todos los niveles, incluidas las relaciones personales, familiares, grupales, de noviazgo, diversión, etc., su objetivo de trata, los implacables tráficos ilegales de mujeres, junto a los tráficos de drogas, armas, materias primas, niños, órganos, etc.; el machismo abusador, maltratador, torturador, violento, asesino y terrorista (existe también el hembrismo violento, llevado a cabo por mujeres y que abusa, maltrata, tortura, mata a hombres, pero en un porcentaje mucho menor que el machismo, mata un 80-90% menos. Hay también la violencia domestica, familiar contra bebes, menores, jóvenes, pero también de menores y jóvenes contra sus padres, abuelos, familiares. Hay también la violencia familiar contra ancianos, enfermos, dependientes, etc. Sobre el maltrato, el machismo, hembrismo, etc., sus diversas de maltrato, abuso, de violencia y terrorismo-aterrorizamiento, he publicado diferentes trabajos que se pueden ver en Internet, en mi bibliografía, etc.); el abuso, maltrato, ensañamiento, violencia y terrorismo, incluido el terrorismo suicida, contra las mujeres y a partir de las mismas y también de niñas; el abuso, maltrato, ensañamiento (con fuego, acido, etc.), violencia y terrorismo con/contra las mujeres, sus hijos, familias, y hasta su liquidación, asesinato.

Lo que, en España y los últimos años, es del orden de menos de 50-90 mujeres asesinadas por parte de sus maridos, exmaridos, novios, exnovios, amantes, escamantes, etc. (“la maté porque era mía”; mía o de nadie y, al no ser mía, debe morir, etc.); menos de 50-90 mujeres que, los últimos años, han muerto asesinadas matadas por hombres (maridos, novios, exmaridos, exnovios, amantes, clientes, etc.) en España (el año 2016 han muerto asesinadas por hombres, por violencia, terrorismo machista, 43 mujeres. El número menor de los últimos años. En 2008 murieron asesinadas por violencia, terrorismo machista 84 mujeres y, en 2010, 85 mujeres asesinadas), y, en el mundo, miles y miles de mujeres y también menores, niñas. Hay naciones en las hombres asesinan, de forma machista, a mas de mil mujeres por año: Naciones Unidas y otros organismos internacionales y nacionales, encargados de velar por los derechos humanos, especialmente de la mujer y empezando por su derecho a una vida digna y a no ser sometida y liquidada por el macho si no se somete, deben intervenir con firmeza frente a este tipo de violencia, de terrorismo.

El escritor y dramaturgo español, Enrique Jardiel Poncela de la otra “Otra Generación del 27”, tomo esta copla popular de una lavandera de Osma (Soria-España): “Si tu marido te pega/ no te debes engañar/ te pega porque te quiere/ porque te quiere pegar”.

- Lo mismo sucede, como hemos dicho, contra los cristianos y que sufren, ilegalmente, todo tipo de humillaciones, discriminaciones, abusos, maltratos, ensañamientos, torturas, violencias, asesinatos, atentados terroristas contra ellos y sus familias, sus iglesias, barrios, patrimonio personal, religioso, monumental, artístico, etc. Lo que les fuerza a abandonar, a huir de sus casas, de la tierra donde nacieron y por millones en todo el mundo. Esto mismo sucede con otros colectivos, etnias, religiones, etc.

4. Naciones Unidas, OCDE, UE, CdE, OEA y otros organismos, lideres, instancias, etc. internacionales y nacionales, encargados de velar por el cumplimiento, aplicación y control del los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías, debidamente medidas

Naciones Unidas, OCDE (que agrupa a las naciones mas ricas del mundo), Unión Europea UE), Consejo de Europa (CdE), Organización de Estados Americanos (OEA) y otros organismos internacionales (Banco Mundial/BM; Fondo Monetario Internacional/FMI; GRI/Iniciativa de Reporte Global; Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo/UNCTAD; Lucha contra la corrupción por parte de Naciones Unidas y otros organismos internacionales y nacionales; Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que fija 17 grandes Objetivos y 169 medidas, una parte importante de ellas contra la corrupción y el juego sucio; Pacto Mundial de Naciones Unidas que contiene 10 principios en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y anticorrupción, etc., etc.) y nacionales, encargados de velar por el cumplimiento de los derechos humanos y las libertades democráticas, con seguridad y garantías debidamente medidas, deben de tomar medidas, eficaces y necesarias, para que dichas naciones, que violan, diaria, constante y muy gravemente, los derechos humanos y las libertades democráticas (incluida la libertad religiosa), los cumplan cuanto antes y con las debidas seguridades y garantías, debidamente medidas, evaluadas, controladas...

Estos organismos internacionales y nacionales, que acabamos de citar, deben de dar debida cuenta, pública y periódicamente, con deontología y el máximo rigor, de cómo se cumplen, no se cumplen, dichos derechos humanos y libertades democráticas, con seguridad y garantías debidamente medidas.

El presidente Trump, como presidente de los Estados Unidos, la nación mas poderosa del mundo, debe de ejercer el liderazgo internacional que le corresponde y, frente a las muy graves claudicaciones del Presidente Obama, la demagogia populista y de permanente marketing progre, del “Fala Barato/Hablar Barato” con el “Yes, We Can-Nosotros Podemos” del Presidente Obama del Partido Demócrata americano, desde el principio de su presidencia y hasta su muy negativo, demagógico y provocativo juego sucio final en Naciones Unidas con el contencioso en torno a Israel (al que naciones, fuerzas musulmanas, islámicas, etc., amenazan con destruir, hacer desaparecer de la faz de la tierra…, y vienen llevando a cabo acciones en este sentido), frente a Rusia, diciendo que él le ganaría a Trump, etc., y con tal de dificultar la entrada del nuevo Presiente, Trump, que, con el partido republicano, ha ganado las elecciones presidenciales, y el Partido Republicano, tras las elecciones, tiene también la mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado de los Estados Unidos; la actuación del Presidente Obama ha sido un total fiasco y, sobre todo, teniendo en cuenta lo que el Presidente Obama y el Partido Demócrata habían prometido, su “Yes, We Can…”, sus muy estudiados discursos, intervenciones, Shows, representaciones y proclamaciones (junto a su esposa Michelle Obama, etc.), y que se han quedado en muy poco en la realidad-practica real, de acuerdo con lo proclamado, prometido.

Es muy fácil, muy demagógico, embaucador, engatusador, contaminador, quedar muy bien al ofrecer el mejor trigo, bienestar, bienser, etc., para todo el mundo y a lo grande, sin embargo, empero, es muchisimo más difícil, en la realidad-practica real, dar trigo, generar valor añadido, generar riqueza, dar y exigir a cada persona, individual, jurídica, social, lo que le/les corresponde en dignidad, en trabajo, critica, justicia, etc. justos.

Además del Presidente Obama, el Papa Francisco, como en el caso de Cuba comunista, Venezuela neocomunista, etc.; el Presidente Obama, Papa Francisco y otros líderes internacionales, sus naciones, deben aplicar, desde la Casa Blanca, las Naciones Unidas, el Vaticano y otras instancias internacionales y nacionales, Unión Europea, Consejo de Europa, Organización de Estados Americanos, etc., etc., con firmeza democrática y de acuerdo con el Imperio de la ley y el Estado de derecho y deberes vigentes, lo que acabamos de señalar; deben aplicar, seguir, con el máximo rigor, el control del cumplimiento de los derechos humanos y libertades democráticas, y frente a Cuba comunista, Venezuela neocomunista y el resto de naciones que acabamos de señalar, frente a las naciones que violan, diaria, constante y muy gravemente, los derechos humanos y las libertades democráticas (incluida la libertad religiosa), con seguridad y garantías, debidamente medidas.

Lo que se puede medir, evaluar, controlar, etc., de forma honrada, humilde, continua y con el máximo rigor, es lo que más y mejor se puede mejorar por la democracia de, por y para el juego limpio, el trabajo, critica y justicia justos, por el desarrollo democrático, el bien, el amor, la belleza, la verdad trascendente… Las personas, individuales, jurídicas, sociales, no solo tenemos derechos sino también deberes individuales y sociales, y debemos cumplirlos, llevarlos a cabo, aplicarlos en la lucha por la libertad, el juego limpio, la justicia justa, la paz, el bien, la verdad trascendente... Y, si no es así, se nos deben pedir cuentas por ello, se deben tomar medidas, legales y eficaces, para que se cumplan.

5. Gálatas, Cajal, Cervantes, Rosalía

Licho Licheiro y Lariko Larikeiro, Trobeiros, Jaruleiros del Camino de Santiago por y para la justicia justa, el bien, el amor, la belleza, la verdad trascendente…, y a partir de Pablo de Tarso, es decir, de San Pablo, de su “Epístola a los Gálatas”, libro de la Biblia en el Nuevo Testamento:

- “No debemos de cansarnos nunca de tratar de hacer el bien y, si no nos rendimos, recogeremos una buena cosecha. Siempre que podamos y debemos esforzarnos en ello, debemos de hacer el bien, debemos de ayudar a los demás y, de forma especial, a los que mas sufren. Empero, ¡Ojo al dato! no podemos dar gato por liebre, engañar, mentir, estafar, en nombre de la paz, la justicia, el bien, el amor, los pobres, los mas necesitados, los que mas sufren, de la revolución, la liberación, la salvación, etc. La peor contaminación es la del alimento y medios espirituales, inmateriales, intangibles, y que da lugar a las peores mentiras, engaños, estafas y fraudes, a las peores contaminaciones, dominaciones, manipulaciones, corrupciones, sujeciones, envilecimientos, enajenaciones, alienaciones, narcisismos individuales y de grupo, juegos sucios, extremismos, nacionalismos, populismos, demagogias, utopismos, fanatismos, fundamentalismos, abusos, maltratos, violencias, terrorismos, etc.. De ahí, la importancia estratégica de defender unos medios de comunicación, educativos, judiciales, de seguridad y otras instancias de encarnación y socialización de principios, de valores, que sean deontológicos, honrados, profesionales, controlables, medibles, responsables, positivos, competentes, rigurosos, eficientes, enriquecedores humanamente, estética y éticamente, de, por y para el juego limpio, para la dignidad ciudadana y social, por los derechos humanos y las libertades democráticas (incluida la religiosa), con seguridad y garantías, por la paz, la justicia justa, el bien, el amor, la belleza, la verdad trascendente…”

- “Hermanos, Dios os ha llamado a ser libres con la debida honradez, responsabilidad y respeto. Lo que implica que nunca debéis usar la libertad como pretexto para hacer daño, para hacer el mal. Al contrario, debéis de ayudaros por el necesario y justo amor de los unos a los otros. Porque toda la Ley de Dios se resume en un solo mandamiento: ‘Cada uno debe amar a su prójimo, como se ama a sí mismo’. 15 Os advierto que, si os peleáis y hacéis daño, si hacéis el mal y apoyáis a los malos, acabaréis por destruiros los unos a los otros, por destruir la vida, el mundo…”

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), navarro-aragonés, uno de los españoles mas ilustres de todos los tiempos; uno de los mejores científicos de su época y a escala mundial; médico investigador, doctor, catedrático, gran profesor, escritor, dibujante y fotógrafo; gran humanista, honrado, humilde y patriota; Premio Nóbel de Medicina 1906 (sus investigaciones sobre los tejidos, sobre las neuronas, los axones, las dendritas, etc., están de máxima actualidad):

- “Debemos caer como las hojas del árbol, arrancadas por los primeros cierzos otoñales. Si ellas pensaran, podrían decirse, llenas de noble orgullo, morimos satisfechas porque sabemos que, gracias a nuestra obra, el tronco del árbol, es decir, Nuestra Querida Patria, se ha robustecido, se ha elevado, con una capa más”

- “Las neuronas son células de formas delicadas y elegantes, las misteriosas mariposas del alma, cuyo batir de alas quién sabe si esclarecerá, algún día, el secreto de la vida mental”

- “Todo hombre puede ser, si se lo propone, el escultor de su propio cerebro”; “Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia; “Te quejas de las críticas de tus maestros, émulos y adversarios, cuando debieras agradecerlas. Sus golpes no te hieren; te esculpen”; “Nos desdeñamos u odiamos porque no nos comprendemos porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos”; “Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso! ¿Sugestionar? ¡Qué fácil, rápido y barato!”

- “Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia”; “Se ha dicho, hartas veces, que el problema de España es un problema de cultura. Urge, en efecto, si queremos incorporarnos a los pueblos mas desarrollados, cultivar intensamente lo inculto, lo infecundo de nuestra tierra y de nuestro cerebro, salvando para la prosperidad y enaltecimiento patrios todos los ríos (Ebro, etc.) que se pierden en el mar y todos los talentos que se pierden en la ignorancia”

- “He aquí una evidencia que es también una norma: los únicos reconstituyentes de la voluntad son la verdad y la justicia”

- “La vanidad, pedantería, inmodestia nos persigue hasta en el lecho de la muerte. La soportamos con entereza porque deseamos cautivar la admiración de los espectadores”

- “Mientras el cerebro sea un misterio, el universo continuará siendo un misterio”

Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), queremos, con este escrito, rendir un merecido recuerdo, al gran escritor español, inventor con “Don Quijote de la Mancha”, de la novela moderna; queremos rendirle un justo homenaje, con motivo de haberse celebrado en España y otras naciones, el año 2016, el IV Centenario de su muerte:

- “Non bene pro toto libertas vénditur auro-La libertad no se vende ni por todo el oro del mundo” (Fabulae Esópicae, 54, 25)

- “Un hombre (una persona) no es mas que otro, salvo si hace mas que otro” (con deontología, honradez, humildad, competencia, rigor, creatividad, con méritos objetivos, fundados, debidamente medidos, evaluados, demostrados)

Rosalía de Castro (1837-1885), gran poeta y escritora gallega, española y universal:

“Que feira, rapaces/ si cantades faremos/ Festiñas por fora/ Festiñas por dentro/ Co son da gaitiña/ co son do pandeiro/ vos pido que cantedes/ rapaces festeiros”

Creo que Cervantes, Cajal, Unamuno y Rosalía son cuatro excelentes referencias española para que España, la nación española, junto a las naciones hermanas hispano-ibero-américanas, hispanas y lusas, puedan apoyar, promover, hacer efectivas, concretas, reales, las inmensas posibilidades que tienen, todo su gran potencial que les une, y conseguir mas y mejor empleo, un excelente desarrollo deontológico, honrado, responsable-respetuoso-sostenible, de, por y para el juego limpio, democrático representativo, integrador, libre y abierto, un desarrollo competitivo, cooperativo, creativo, profundamente humano, solidario-humanitario y, si cuadra-se cadra, si se puede, sin olvidarse nunca de la buena filosofía, poesía, alegría e ironía, del buen arte, humor, cante, baile…

Fdo. Miguel Cancio, Economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Pagina web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; Santiago de Compostela (Galicia-España), 05 de enero 2016

Currículum Vitae de Miguel Angel Cancio Álvarez Mon González (Vegadeo-Asturias-España):

- Economista (Universidad de Santiago de Compostela/USC) y Sociólogo (Universidad Paris VIII-Vincennes; Ecole Pratique de Hautes Etudes/Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales; Collège de France: centros universitarios e investigación de Paris-Francia. En París asistí, entre otros, a los cursos de: Raymond Aron; Roland Barthes; Pierre Bourdieu y su equipo; Michel Debeauvais; Michel Foucault; Paul de Gaudemar; George Lapassade; Michael Löwy; Jean Claude Passeron; Nicos Poulantzas; Alain Touraine; etc.).
- Profesor jubilado (40 años de profesor) en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela (Galicia) y en la Facultad de Administración y Dirección de Empresas (ADE) de Lugo (Galicia), ambos centros de la Universidad de Santiago de Compostela/USC (Galicia-España); profesor de las asignaturas “Sociología”, “Sociología de la empresa”, “Sociología económica” y “Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales”. Esta ultima asignatura, la creé, en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, a partir de lo que se hacía en centros universitarios y de investigación de gran prestigio internacional, y buscando hacer posible, con la mejor formación, educación, investigación, profesionalidad (deontología profesional, ciudadana, etc.), basadas en el trabajo duro, la cultura del esfuerzo y sacrificio constante para mejorar desde la honradez, humildad, competencia, el máximo rigor y creatividad, y no tirando nunca la toalla ante los errores y fracasos propios y ajenos, y de los que se puede y debe aprender mucho; buscando hacer posible el mejor desarrollo, el desarrollo democrático deontológico, honrado-de juego limpio (la deontología, el cumplimiento honrado y riguroso del deber, la honradez/juego limpio, junto a la fuerza de voluntad, son las normas, exigencias, condiciones esenciales, conditio sine qua non para luchar permanentemente, pues, el bien, la verdad, la felicidad, etc. no se alcanzan todas, ni nunca y no batirse por ello conduce a lo peor; para hacer posible la vida y el mundo con libertad honrada, responsable y respetuosa, con dignidad, trabajo, critica y justicia justos, positivos, competentes, eficientes y rentables-enriquecedores humana, económica, social y medio-ambientalmente, el bien individual, familiar, grupal y social, en lo político, público, privado, eclesial, creyente y no creyente, etc.); buscando hacer posible el desarrollo deontológico, honrado, de, por y para el juego limpio, responsable-respetuoso-sostenible, el desarrollo con derechos e ineludibles deberes (dar y exigir a cada uno, persona individual y jurídica, lo que le corresponde en justicia justa, todo ello bien medido, evaluado, supervisado, inspeccionado, controlado de forma permanente, pues, lo que se puede medir, con honradez, humildad, continuidad y el máximo rigor, es lo que, mas y mejor, se puede mejorar por la justicia justa, el bien, la belleza, la verdad…), desde la rectitud, humildad, positividad, fuerza de voluntad, buen trabajo y rigor, con seguridad, garantías y buenos principios (bien definidos, controlados, evaluados, inspeccionados, supervisados, medidos), es decir y como hemos dicho, buscando hacer posible el desarrollo enriquecedor deontológico-honrado-de juego limpio (desarrollo bien definido, controlado, evaluado, inspeccionado, supervisado y medido, a escala individual, familiar, grupal, social local, regional, nacional e internacional-global, para poder pedir y rendir cuentas a los agentes, grupos, instancias, medios, etc. varios, a las villas, ciudades, regiones, naciones, instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales, etc.); buscando hacer posible, como estábamos diciendo, el desarrollo democrático enriquecedor socioeconómica, socioempresarial, profesional, laboral, medioambiental, crítica, cultural, artística, deportiva, humana, espiritual, ética, estética, moral y trascendentemente.
- Autor-responsable individual de 15 libros y de 35 libros colectivos de varios autores; autor de 50 artículos científicos y de 50 ponencias.
- Investigador en proyectos de investigación que han contribuido a la financiación de Universidades españolas y que han dado lugar a libros, ponencias, artículos científicos, etc.
- Evaluador de proyectos de investigación nacionales e internacionales, por medio de una Agencia Nacional española de Evaluación.
- Creador y coordinador del primer Foro de la USC y organizador, en el marco de las asignaturas que impartí en la USC, de un Ciclo anual universitario, interdisciplinario de Conferencias-coloquio, Ponencias y Debates, abierto al público en general, en el que intervinieron, como invitados, mas de 250 importantes expertos, investigadores, científicos, empresarios, profesionales, pensadores, artistas, deportistas, creadores, dinamizadores, responsables públicos, privados y eclesiales de Galicia, España y otras naciones, y también los asistentes a dichos ciclos de conferencias y que se presentaron y me hicieron propuestas de trabajos, conferencias, etc., y los alumnos que, en el curso anterior, defendieron, ante la clase, el profesor y presentaron en plazo, forma y fondo, los mejores trabajos universitarios de critica de las preguntas, hipótesis existentes y de creación, elaboración de otras nuevas, etc., con el fin de generar el mejor valor añadido de juego limpio, una formación-enseñanza superior digna de tal nombre, deontológica, competitiva al mayor nivel, creativa, etc.
- Creador y presentador del programa de radio, “Superestructuras, lutte symbolique, hiperrealismo e boa salsa da boa, ay namá, ei carballeira e veña lume, egurra, e veña Swing”; programa de una hora de duración, de música y comentarios filo-psico-socioeconómicos, teórico-prácticos, sobre la realidad próxima y lejana, la búsqueda, crítica y positiva, de la alegría, la ironía, el buen trabajo, el bien, la amistad, el amor, la belleza, la verdad y la lucha contra el mal, los malos y los que le hacen el juego; programa de radio creado en la frecuencia modulada, cuando esta empezó a emitirse, en Radio Galicia-Cadena SER (Sociedad Española de Radiodifusión) de Santiago de Compostela (Galicia-España).
- Asesor y colaborador del programa “Tiempo de Universidad” de Radio 3 de Radio Nacional de España (RNE), dirigido y creado por Fernando Segundo, en el que colaboraron profesionales, periodistas que, posteriormente, destacaron, llegaron a ocupar importantes puestos en Radio Nacional de España, etc.
- Creador, con el médico, doctor, catedrático, músico, poeta y artista, el gran amigo José Luís Mari Solera “Licho”, y gracias a la periodista Susana López Carbia de Correo TV y al director de este medio Luís Pérez; creador del programa semanal, de una hora de duración en Correo TV del grupo mediático de Santiago de Compostela El Correo Gallego-Grupo Correo Gallego; creador, junto a Licho, del programa de televisión “Trobeiros de Faladoiro-Trobeiros de Compostela”, de una hora de duración y que estuvo nueve años seguidos en antena, de 2007 a 2016, con gran éxito y repercusión social. Antes, Licho y el que suscribe, habíamos estado, también y con gran éxito, en la cadena de televisión “Localia” (Santiago de Compostela), pero dejamos de hacerlo por censura política de su director y a pesar de que los profesionales, con el que hacíamos nuestro programa filo-psico-socioeconómico/Behavioral Socioeconomic, poético, irónico, positivo, alegre, musical, cantarín, humanista, etc., sobre la actualidad próxima y lejana, el mas acá y más allá, estaban muy contentos por el éxito e impacto social del mismo.
- Promotor, miembro, colaborador de instancias y publicaciones científicas, profesionales, mediáticas, culturales y sociales.
- Colaborador en medios de comunicación (prensa, radio, televisión, agencias, Internet, documentales, etc.) de Galicia, otras partes de la nación española, de España (medios de tirada, audiencia nacional) y de otras naciones; colaborador en medios, cadenas locales, provinciales, autonómicas, nacionales e internacionales, públicos y privados.
- Conferenciante, participante en congresos, simposios, cursos, jornadas, coloquios, debates, ONGs, Fundaciones, Foros, ateneos, etc.
- Participante muy activo, a escala rural y urbana, en el mar, la costa y la montaña, las instituciones y la calle, real, mediática y virtual, material e inmaterialmente, etc., en viejos y nuevos movimientos, redes sociales, en instancias de encarnación y socialización de actitudes, comportamientos, representaciones, valores, etc. en Galicia


El rincón del soneto - LA PROGRE CRISTINA CIFUENTES

07.01.17 | 11:00. Archivado en Salvador Freixedo


LA PROGRE CRISTINA CIFUENTES

El gran contubernio LGTB,
que gusta practicar sexo sin freno,
desea inocularnos su veneno
y que el Gobierno permiso les dé.

La progre Cifuentes muy bien lo ve,
pues no percibe en ello nada obsceno,
porque es progresista y, por tanto, bueno,
y quiere ayudarles por su tupé.

Ella ve en el aborto algo sencillo.
Solo consiste en matar al chiquillo.
Para este y otros detalles pequeños

referentes a la sexualidad,
se muestra generosa en cantidad
con el dinero de los madrileños.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Andrés Aberasturi - La postrverdad de Domènech

07.01.17 | 08:16. Archivado en Andrés Aberasturi


MADRID, 6 (OTR/PRESS)

Empieza el año complicado, nada nuevo porque no es sino la continuidad del que termina y porque suenen las 12 campanadas en todos los relojes del país, las cosas no cambian. Pero si parece importante, aunque haya pasado un poco desapercibido, un cierto giro que parece se está dando dentro de las propias filas de la complicada política catalana. Pero entre lo que ocurre en el PSOE y las peleas en Podemos, poco hemos reparado en las declaraciones realmente trascendentes del historiador Xavier Domèneceh, portavoz de En Comú Podem, que apenas 11 días después de la*reunión unitaria en favor de la celebración de un referéndum ha dicho algo que ha caído como una bomba en los sectores independentistas: "En Cataluña son necesarias unas elecciones ya". La argumentación es doblemente realista: por la situación política de Cataluña, con el Gobierno central rechazando de plano la convocatoria de la consulta, y el catalán apostando por un referéndum unilateral que, para el líder de En Comú Podem, no dejaría de ser más que una repetición de los ocurrido el 9N: "Un referéndum unilateral no se diferenciaría del 9-N, que no tuvo efectos políticos o jurídicos vinculantes. Fue una movilización popular, pero repetir lo que ya se hizo no creemos que aporte nada de nuevo y no sería una solución". Y de paso da un palito del Gobierno de Puigdemont aseguran que unas nuevas elecciones serían la mejor receta para poner fin a los incumplimientos del programa de Gobierno catalán.
Es lo que ahora se ha dado en llamar la "postverdad" y, en eso, el historiador tiene más razón que un santo. Porque no entiendo cómo Puigdemont sigue empeñado en algo que no puede resultar pese a que lo reiterara solemnemente su mensaje institucional de fin de año: que en 2017 se celebrará un referéndum sobre el futuro político de Cataluña que será "legal y vinculante" precisando que la consulta se convocará "de acuerdo con el mandato" de las leyes. Pero eso tiene trampa porque ya sabe el "President" que la únicas leyes son las que emanan -hoy por hoy- de la Constitución y sus órganos reconocidos y nunca podrá ser "vinculante" aunque, como dijo, "el "Govern" y el Parlament deberán aplicar su resultado sin dilaciones ni excusas". El sabe que no es así. El sabe perfectamente que para que esa consulta sea legal es necesario que la reconociera el Gobierno Central y para que fuera "vinculante" tendría que contar la aceptación del resto del Estado. Así las cosas, Xavier Domènech ha dado en el clavo por muy mal que les haya sentado a los independentistas. El historiador líder de En Comú Podem habla instalado en la dichosa "postverdad" y ya puede anunciar el Presiden lo que anuncie y darle todo el boato legal y sentimental que quiera pero la realidad de ese futuro/posible referéndum no dejará de ser una "movilización popular" sin consecuencias. Es así y así seguirá siendo mientras las cosas continúen siendo como son. Comprendo la decepción personal del señor President, pero cada vez se le desmarcan más posibles aliados porque la realidad es terca como una mula. Pero en fin... allá él.


Antonio Casado - Ruido de facas

07.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, (OTR/PRESS)

En Podemos todos se ponen a partir y todos tienen razón. Es su drama. El ruido de facas. No hace falta buscar la carga de la prueba fuera de su perímetro político y organizativo, que es desde donde disparan (disparamos) los habitualmente críticos con el partido de Pablo Manuel Iglesias.
Empezamos por uno de sus padres fundadores. Hace unos días, Juan Carlos Monedero puso negro sobre blanco su preferencia por un régimen caudillista como base de funcionamiento. Ya me dirán ustedes, si no, cómo debe interpretarse la advertencia de que "Si cae Iglesias, cae Podemos". Equivale a reconocer que este partido no sobrevivirá si se somete al escrutinio democrático.
No todos piensan así puertas adentro. Menos mal. Le faltó tiempo al número dos, Iñigo Errejón, para declarar públicamente que en Podemos nadie es imprescindible. "Y cuando digo nadie, quiero decir nadie", dijo en un alarde originalidad expresiva.
Algunos comentaristas hemos admitido nuestra incapacidad de encontrar el meollo del debate interno después de aproximarnos al culebrón, mientras Iglesias y su camarilla negaban que fuese una lucha por el poder pura y dura. Hasta que desde dentro del partido nos han venido a dar la razón.
Miguel Urbán, que encabeza una de las tres corrientes de opinión en vísperas de Vistalegre II, declara: "Lo que me preocupa es que la disputa es por sillones y por el poder", añade: El problema es que la gente no entiende el debate porque no lo entendemos ni nosotros mismos"

Tampoco son voces extrañas las que acusan a la dirección oficial de Podemos en Baleares de tener actitudes y métodos "corruptos y gansteriles". Provienen de la propia organización y nos remiten al documentado chantaje que los máximos responsables de la comisión de garantías ejercían sobre los miembros del llamado sector crítico de la organización.
"Si eres buena niña, te buscaremos un trabajo". Frase registrada por un micrófono furtivo como prueba de los métodos empleados para frenar el atrevimiento de una dirigente regional, Carmen Azpilicueta, cuyo pecado consistió en querer ascender en la escala jerárquica como alternativa a la candidatura oficial.
Un episodio más en el drama-rap de Iglesias y Errejón, que bate records de taquilla en vísperas del conclave nacional del partido (10-11-12 febrero) y escandaliza a la abuela de Podemos, Teresa Torres. Hasta el punto de inspirar la carta del "volvamos al amor" que Iglesias le dirigió a Errejón. Aquel se mostró teatralmente avergonzado y pidió perdón a "los que confiasteis en nosotros, como Teresa, y pensasteis que éramos diferentes".
Craso error. Nada nuevo bajo el sol en una crisis de partido, donde es habitual el llamamiento a lavar los trapos sucios en casa y hacer propósito de la enmienda en nombre de la unidad. Mecanismos de respuesta habituales de la vieja política, de la que ya forma parte Podemos.


Fermín Bocos - La división de Podemos

07.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


Fermín Bocos/Firma sindicada/OTR-Europa Press

MADRID, (OTR/PRESS)

Siempre en lucha, nunca en paz. Ese parece ser el destino de la izquierda europea en general y de la española en particular. La división es la filoxera de los partidos que se reclaman comunistas o socialistas. Y también la de los socialdemócratas, así que pierden el poder. En nuestros días el fermento de guerra civil que se aprecia tanto en el PSOE como en Podemos nos devuelve a los tiempos de la Transición cuando la mayor parte de las siglas partidistas de lo que fue bautizado como la "sopa de letras" correspondía a grupos de la izquierda y la extrema izquierda.
El caso de Podemos es paradigmático. Para empezar se trata de un movimiento y como tal es el resultado la suma de fracciones: Mareas, En Comú Podem, Compromís etc. No es un partido aunque la potente personalidad de Pablo Iglesias, el más conocido de sus líderes, tiende a proyectar esa idea toda vez que actúa como si su mandato fuera vertical y abarcara a toda la organización. Ahora, en vísperas de su Asamblea Ciudadana (Vista Alegre II), han aflorado las diferencias de táctica y estrategia que subyacen en el discurso político del movimiento. Nacieron de la protesta social y puede que vayan a morir de éxito de no encontrar el punto de equilibrio y moderación que les permita convertir su aventura en edificio. Recordarle a Iglesias que vivimos en una democracia en la que el Parlamento es el cauce establecido para la política parece ser el empeño actual de Iñígo Errejón. Haber pasado de cinco actas de eurodiputado en Estrasburgo a conseguir setenta escaños en el Congreso de los Diputados es como para perder el sentido de la realidad. En ese estado de levitación parece seguir instalado Iglesias pese al revés electoral sufrido en junio tras el ruinoso acuerdo suscrito con Izquierda Unida que transmitió a los ciudadanos la idea de que estaban ante algo muy viejo: un partido neocomunista.
Joan Baldoví, diputado de Compromís, opina que "para cambiar las cosas tiene que haber mucha más gente de los cinco millones... tenemos que abrir el espacio para que más gente pueda confiar en nuestros proyectos". Es el mejor diagnóstico sobre el dilema que tendrán que afrontar en la mencionada asamblea las fracciones de Podemos enfrentadas. Al añadir que le parecen más razonables las posiciones de Errejón que las de Iglesias, ha devuelto el debate a la casilla de salida.Veremos qué es lo que pasa en Vista Alegre. FB


Fernando Jáuregui - La generala secretaria general

07.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, (OTR/PRESS)

Viendo a la elegante ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, pronunciar el tradicional discurso, previo al del Rey, en la Pascua Militar, mis pensamientos derivaron más hacia lo civil que hacia lo castrense, lo admito. Porque la señora Cospedal se ha convertido en acaso el único punto de incertidumbre en la política gubernamental, el único factor algo discordante en la calma chicha que caracteriza el paso de Rajoy por el doble poder presidencial que ostenta, en La Moncloa y en la sede "popular" de Génova.
Hube de limitarme a seguir la Pascua Militar a través de la televisión, porque las facilidades que se dan a los informadores para asistir a la posterior recepción se han recortado no poco en los últimos años. Y es una lástima, porque hubiera sido una espléndida oportunidad para pulsar la opinión de los representantes del mundo castrense -suelen pronunciarse con prudencia, sí, pero con firmeza_ acerca de la conveniencia, inconveniencia o indiferencia de contar a su mando con una generala -es la equiparación real del ministro de Defensa en cuanto a graduación_ que es, a su vez, la secretaria general de un partido político, aunque sea el partido que gobierna a los españoles.
Personalmente, pienso que el titular de Defensa debe estar lo más alejado posible de la actividad política partidista y centrarse más bien de manera exclusiva en las funciones relacionadas con cuanto tenga que ver con la gestión del sector militar, que tiene importantes responsabilidades en el exterior y aún potencialmente más importantes en el interior. Delicado punto este último en tiempos de secesionismo en grado de tentativa, que tanto el Rey como Cospedal eludieron, y creo que hicieron bien, tocar en sus respectivos discursos, intencionadamente poco "políticos", si así pudiera decirse. Pero, en mis conversaciones privadas con algunos destacados soldados españoles, he sacado la impresión de que ellos también comparten mi punto de vista: Rajoy debería considerar seriamente el relevo -que de él depende, y de nadie más; no nos engañemos, y que nadie nos engañe_ en la secretaría general del Partido Popular, para cuyo congreso nacional falta apenas un mes.
La señora Cospedal, en algunas de las varias entrevistas que ha concedido estos días, ha mostrado de manera inequívoca su deseo de simultanear ambos puestos, como antes simultaneó la secretaría general del principal partido de España con la presidencia de la Comunidad de Castilla-La Mancha. Tiene ambición de ocupar parcelas de poder, y bien que sintió la pérdida del control sobre los servicios secretos, que se mantienen en la Vicepresidencia ocupada por su poco amiga Sáenz de Santamaría.
La permanencia de Cospedal en esa secretaría general no ha sido siempre ni fácil ni pacífica: trata de que no estallen las hostilidades con los nuevos vicesecretarios, para que sus diferencias con ellos no sean un clamor como lo son las que mantiene con el vicesecretario "veterano", Javier Arenas, o, como decíamos, con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que fue la gran vencedora en la remodelación ministerial del pasado noviembre. Hoy, a SSdeS solamente le "queda" María Dolores de Cospedal como figura potencialmente hostil en el elenco del Ejecutivo, lo que no es pequeña cosa a la hora de pensar en futuras, que no inmediatas, sustituciones en la Presidencia del Gobierno.
A Cospedal últimamente las cañas se le vuelven lanzas: las recientes publicaciones sobre la actuación del entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, en el desgraciado asunto del Yak 42, que provocó 75 víctimas, han tenido repercusión indirecta en quien ahora ocupa la cabeza del Departamento. Ha sido, acusa menos que veladamente Trillo, una filtración "oportuna" de un dictamen del Consejo de Estado. Y no digamos ya la publicación de revelaciones que afectan directamente al marido de la ministra y secretaria general, Ignacio López del Hierro. Advirtiendo que quien suscribe, de haber tenido los documentos, los hubiese publicado sin atender a cuestiones de oportunidad o inoportunidad coyuntural, forzoso es reconocer que la aparición mediática de ambos episodios ayuda poco a la permanencia de la ministra-secretaria general en la duplicidad de sus funciones ante el congreso nacional del PP. Y no cabe sino reconocer que las "maniobras orquestales en la oscuridad" siguen siendo moneda frecuente en el partido gubernamental, que se entretiene en estos episodios florentinos mientras sus rivales políticos se navajean a la luz del día sin compasión en una lucha feroz por el poder.
Lo que resulta indudable es que el PP, al que le ha ido bien en los últimos tiempos, tiene necesidad de incorporar cambios a su funcionamiento, por más que sea la formación política con mayor número de militantes y, de lejos, con mayores dosis de fidelidad interna al liderazgo de quien es su presidente. El que no cambia algo, aunque sea para que todo siga básicamente igual, se estanca y ya se sabe que a camarón que no se mueve se lo lleva la corriente. Ya digo que la designación de cuatro vicesecretarios generales, de los cuales tres, Casado, Maroto y Maíllo, se han ganado indudable relevancia política, fuerza a pensar que uno de ellos debería, quizá, subir un peldaño. Y que la secretaria general se limite, porque sin duda lo hará bien, a su papel de generala. A menos, claro, que queramos seguir viendo cómo cae el sofisticado "fuego amigo" sobre el terreno que ella ocupa, que claramente es demasiado terreno.


Charo Zarzalejos - Las mujeres de Rajoy

06.01.17 | 08:16. Archivado en Charo Zarzalejos


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Hace ya unos cuantos años y en una magnifica entrevista que le hizo Pepa Bueno, Mariano Rajoy, por primera vez, confesó la confianza que le inspiraban las mujeres en su vida política. En el terreno personal, Rajoy tiene una única y estupenda mujer, llamada Viri y que con enorme discreción y supongo que con bastante paciencia "padece", aunque sea en diferido, la nada envidiable vida de su marido.
En el terreno político, que no está carente de afecto, Mariano Rajoy se ha rodeado de tres incondicionales: Carmen Martínez Castro, responsable de comunicación y confidente político, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta para todo y María Dolores de Cospedal, actual ministra de Defensa y secretaria general del PP. Las tres tienen vidas y circunstancias bien diferentes pero a las tres le une una extraordinaria discreción y una lealtad fuera de lo común.
Además, como ninguna de las tres tienen un pelo de tontas, saben perfectamente cual es su territorio, lo que deben callar y lo que deben decir. Esta inteligencia es la que ha hecho posible una convivencia pacífica no en el caso de Carmen Martinez Castro que lo suyo es el Presidente y sólo el Presidente. Cuestión distinta es lo concerniente a Sáenz de Santamaría y Cospedal.
La dos son discretas, trabajadoras pero no es descubrir secreto alguno que entre ellas ha habido situaciones que han generado alguna tensión. Pero ambas tienen una capacidad de contención digna de encomio. Por mucho que se repase la hemeroteca no encontrará nadie ni una sola palabra que objetivamente de pie a pensar en una convivencia especialmente fácil. Sin embargo, en ocasiones, las palabras no son necesarias. Basta con percibir el "ambientillo", la carencia absoluta del más mínimo piropo o reconocimiento mutuo para concluir que, en fin... respeto, si pero nada más.
Aquellas mujeres de hace unos cuantos años continúan a su lado. Y ahí tenemos a Soraya Sáenz de Santamaría como ministra de todo. De todo menos del Partido en el que, por otra parte, nunca ha mostrado especial interés por formar parte -en el sentido profundo del término- de él. En el otro lado -sí, en el otro lado- María Dolores de Cospedal que durante sus años de plena dedicación a Génova se ha tragado sapos que no están los escritos y que ella nunca contará. Ahora que es ministra de Defensa y desde su nueva responsabilidad, también marca territorio. Con su frenética actividad está diciendo que se siente ministra y además está dispuesta a ejercer y como los "sapos" le persiguen se ha encontrado de buenas a primeras con el espinoso y doloroso asunto del Yak 42. Una se va a visitar a las tropas a lugares lejanos y la otra a Barcelona o a Vitoria.
En estos momentos hay curiosidad por saber si Cospedal seguirá al frente de la secretaria general. Hablará largo y tendido con Rajoy y lo más probable es que Rajoy le diga algo así como "María Dolores, lo que tú quieras". Y se lo dirá de manera sincera porque el Presidente le aprecia y reconoce su labor y, sobre todo, los "sapos" tragados.
¿Y Soraya?. Lo de Soraya, en principio, hay que situarlo en el medio plazo. Me limito a reproducir palabras exactas de un alto, muy alto, dirigente del PP. "Ojo, porque si lo de Cataluña le sale bien, que nadie le descarte para la sucesión cuando ésta toque, que no es ahora mismo, pero que llegará. Ojito, ojito". En el caso de Soraya, ocurra lo que ocurra, parecerá siempre un accidente.


Escaño Cero - Ganas de fastidiar

06.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

No sé de quién ha sido la idea de abrir una nueva sede del PSOE a pocos metros de la oficial, pero en mi opinión sus promotores sobre todo lo que parecen tener ganas es de fastidiar a su propio partido.
Al parecer los promotores de la sede lo que persiguen es que la gente se afilie al PSOE para que participen en las primarias de donde saldrá el próximo secretario general. Y no se a ustedes pero a mi me parece un acto de deslealtad hacia su partido.
Si alguien se quiere afiliar al PSOE puede hacerlo como se venía haciendo hasta ahora, no hace falta que los "sanchistas" pongan en marcha sedes paralelas cuya legitimidad es más que cuestionable.
Sí, ya sé, me dirán que no ha sido Pedro Sánchez, que es que hay plataformas que representan a parte de la militancia enfadada y que ésta ha sido una iniciativa mas. No digo que no, pero también digo que Sánchez deja hacer al tiempo que mantiene a los suyos en ascuas sin decir si va a optar o no a la secretaria general.
La Gestora hasta el momento está actuando con moderación y neutralidad. Dentro de unos días se reunirá el Comité Federal y se pondrán en marcha los mecanismos de convocatoria del congreso.
Es decir que la Gestora está cumpliendo el calendario previsto sin prisas ni pausas.
Quizá los que andan enredando y ahondando en la división interna deberían de recordar que los ciudadanos suelen castigar en las urnas a los partidos desunidos. Y ya puestos deberían también de pensar en los votantes.
Un partido no es solo de sus militantes sino también de sus votantes y el problema del PSOE es que en los últimos años no ha sido capaz de conectar con los votantes entretenido como estaba en cuestiones internas y sobre todo en políticas minoritarias.
La única manera de que el PSOE salga del agujero negro es volver a palpar el sentir de la sociedad, es volver a ser el partido que más se parece a la inmensa mayoría de los ciudadanos.
Con Rodríguez Zapatero el PSOE empezó a deslizarse su atención a asuntos periféricos olvidándose de los problemas reales de los españoles y así ha seguido hasta hoy.
Sería deseable que las "plataformas sanchistas" dejaran de meter los dedos en los ojos de quienes forman parte de la Gestora y se dedicaran a pensar en propuestas a debatir en el próximo congreso. Vamos, digo yo.
¡Ah, y no puedo dejar de preguntarme por los prolijos medios económicos de que disponen estas plataformas sanchistas. Alquilar un local en la madrileña calle de Ferraz no es precisamente barato.


Luis del Val - Musulmanes cabreados

06.01.17 | 08:16. Archivado en Luis Del Val


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

El colectivo musulmán que reside en España se ha enfadado muchísimo con Esperanza Aguirre, porque en la conmemoración de la toma de Granada dijo algo tan políticamente incorrecto como que las españolas serían menos libres si aquí siguiera el Islam. Afirmación descortés, inoportuna, poco amable, y todo lo que ustedes quieran, pero no es una falacia, ni una mentira. Además de leer, uno tiene la manía, de vez en cuando, de viajar, y no he visto, ni he podido comprobar en ningún país musulmán que la mujer tuviera la libertad de la que goza y disfruta en España.
Recuerdo un viaje en avión donde, nada más despegar de un país musulmán de cuyo nombre no quiero acordarme, ante la puerta de los aseos se formó una fila de mujeres tapadas conforme a las reglas religiosas, a dos minutos del burka, y con abultados bolsos colgando del brazo. Y, cuando salían, como si tratara de un desfile de transformismo, lo hacían con indumentaria occidental, no digo con escandalosas minifaldas, pero con la ropa que suelen llevar las mujeres en Europa y América, sean católicas, anglicanas, protestantes o judías.
Las tres religiones monoteístas han sido machistas. Recuerdo, en mi infancia, acompañar a mi madre a misa, y, antes de entrar al templo, ponerse la obligatoria mantilla sobre la cabeza. Lo que ocurre es que el cristianismo rectificó muchos de los absurdos cánones y se modernizó racionalmente, mientras la mayoría de los pueblos musulmanes quedaron anclados en el pasado, creyendo que el cambio significa la pérdida de la fe. Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, ha permitido al cristianismo crecer dentro de sociedades laicas, mientras el Islam sigue en la teocracia.
El colectivo musulmán ha respondido a la descortés opinión de Esperanza Aguirre con citas de San Pablo que hace un par de siglos que no están vigentes. Me parece muy bien que se molesten, y están en su derecho, pero pretender que son los avanzados de la liberación de la mujer sobre el cristianismo, no es sólo una falacia evidente, sino ridículo. Sentir respeto por los musulmanes no significa aceptar todo lo que dicen y, mucho menos, cuando lo que dicen está bajo la influencia de un enfado.


Fernando Jáuregui - ¿Habrán traído los Magos un impeachment para Trump?

06.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Contemplo con cierto optimismo el año que comienza. Sobre todo, si lo comparamos con el pasado, tan lleno de desmanes. Lo digo exclusivamente en el ámbito nacional, tanto política como económicamente. Veremos si las previsiones de botella medio llena se cumplen. En cambio, debo decir que mi pesimismo sobre un empeoramiento del clima internacional se ve cada día que pasa cimentado en hechos concretos. Me pregunta mi jefe y amigo Carlos Herrera qué les he pedido a los Reyes Magos, que vienen, por cierto, de Oriente. Y le he respondido que mi mayor deseo sería que Melchor, Gaspar y, sobre todo, Baltasar, que siempre fue mi favorito, nos traigan a todos un rápido impechment que nos libre de Donald Trump. Cuya inminente asunción de la Presidencia del país más poderoso del mundo constituye una pesadilla para las cancillerías -menos en el Kremlin, claro, lo que ya es factor adicional de preocupación--, para las grandes y pequeñas empresas (dígaselo a la Ford, sin ir más lejos) y, en general, para cuantos creemos que el planeta debe regirse por los principios de libertad, igualdad y fraternidad.
A Trump, que no creo que base sus actuaciones en los tres principios antedichos, no me parece que le gusten mucho los Magos. Primero, porque vienen de Oriente, y eso es cosa que a él, xenófobo donde los haya, le ofrece sensación peligrosa: me da que no sabe distinguir entre Irak y el Líbano. Segundo, porque entre ellos hay un negro, y sabido es que la igualdad de razas no es algo que figure en el ideario del magnate devenido en presidente. Y tercero, porque a Belén llevaron oro, incienso y mirra, que son elementos que don Donald quisiera monopolizar: el primero, porque todo lo necesita para la concepción archihortera de sus towers; el segundo, porque le es preciso para su constante autoglorificación; el tercero, porque el ambiente, allá por donde pasa, ha de purificarse.
Estoy seguro de que los Magos estarían encantados de propiciar una patada en salva sea la parte a este peligro inminente para la estabilidad del orbe. Pero, aun con todo su mágico poder benéfico, dudo de que los tres fabricantes de las ilusiones de nuestros niños sean capaces de llevar adelante la única manera como nos podríamos deshacer del fantoche. El impeachment, ya digo. Declararlo indigno de ocupar el altísimo y poderosísimo puesto que va a desempeñar y desde el que va a despeñarnos.
Nunca reprocharé a los electores su voto, solo faltaría. Pero empieza a ser urgente enmendar el ya muy evidente error que fue elegir a este personaje: ese tipo nunca actuará con la prudencia y el sentido común que la responsabilidad de llevar el maletín nuclear impone. Es un caso perdido. Por eso pido el impeachment -que llegará, ya lo verán, y confío en que no sea demasiado tarde--, y no que SS.MM los Magos le traigan un poco -un mucho- de cordura. Porque ni siquiera ellos son capaces de lograr lo imposible y, en cambio, una declaración de indignidad --o de falta de idoneidad por motivos psíquicos, vaya usted a saber- se me antoja cada día que pasa, ante cada nueva metedura de pata trumpiana, más probable. Todavía no ha llegado y ya estamos deseando que se vaya, maaaadre mía...


El Abanico - Bill Maher propone la resistencia contra Donald Trump

06.01.17 | 08:16. Archivado en Rosa Villacastín


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

A Bill Maher, presentador de la televisión americana, actor, escritor, comentarista político, humorista, nacido en Nueva York en 1956, y uno de los comediantes mejor pagados del mundo, le han llamado de todo menos bonito, incluso algunos le han tachado de subversivo por la acidez de sus críticas a los republicanos, acrecentadas tras la victoria de Donald Trump y por su posicionamiento sin reservas a favor de Hillary Clinton pero especialmente a las reformas y el carisma de Obama.
Un gran profesional al que acostumbro seguir en Movistar + porque en España sería complicado que un programa de esas características se pudiera emitir por cualquiera de las cadenas generalistas. Muy en la línea de Wyoming, pero mucho más irrespetuoso y más cruel, Maher, que se pasea por teatros y salas de fiestas del país como si de una estrella de Hollywood se tratase, tiene una tertulia desde hace años en HBO, en la que intervienen destacados periodistas, políticos, escritores, intelectuales de todas las tendencias sin que eso le suponga ningún problema ni a él ni a los que comparten sus comentarios y sus sarcasmos, teniendo en cuenta el alto nivel intelectual de todos ellos.
Pues bien, ahora que faltan apenas dos semanas para que Trump tome posesión de su cargo, Bill ha emprendido una campaña que ha titulado "Todavía estamos aquí", con la que intenta desafiar el enorme poder acumulado por un político, que si por algo destaca, es por haber dividido el país con el grave riesgo que supone potenciar las pasiones más bajas de una clase social venida a menos.

Con esa iniciativa, el famoso periodista y showman intenta aglutinar el descontento de los más progresistas, pero también de esos otros millones de mejicanos, negros, orientales que están horrorizado por las políticas anunciadas por Trump durante la campaña electoral, pero también por las amenazas que suelta cada día a través de su cuenta de twitter. Un medio que domina mejor que ningún otro pero que una vez que se instale en la Casa Blanca, puede ocasionarle a él y al mundo graves problemas políticos y económicos, no solo a nivel internacional también a nivel interno.

Para conseguir que su iniciativa tenga éxito el periodista cuenta no solo con los espectadores que se cuentan por millones, también con los desencantados que a diario se manifiestan por todo el país, con los profesionales que han colaborado durante estos últimos ocho años con Obama, con prestigiosos medios de comunicación, todos los cuales han aprendido una importante lección: no basta con estar suficientemente preparados, ser mujer o negro, aprobar leyes que favorecen a los más necesitados como la sanidad para todos, o bajar el paro; ahora lo que mucha gente busca es la cercanía, palabras grandilocuentes, propuestas imposibles de cumplir salvo que estés loco o te hayas hecho famoso por participar en un reality. Un retrato bastante aproximado a lo que es y significa el multimillonario Donald Trump, difícil de aceptar pero al que tendrán que hacer frente con iniciativas diversas si no quieren que la brecha se agrande tanto que después resulte muy difícil coser las costuras de la sociedad americana.
Que los nombramientos de quienes van a desempeñar importantes cargos en la era Donald Trump hayan recaído en los militares o millonarios ultra conservadores no es más que el aperitivo de lo que les/nos espera durante los próximos cuatro años a todos aquellos que soñamos con un mundo mejor, más solidario, sin tantas desigualdades, con más derechos sociales, en el que no se rechace a nadie por su color de piel o su tendencia sexual, tal y como propone Bill Maher.


El rincón del soneto - CARMENA QUIERE CAPAR A BALTASAR

05.01.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


CARMENA QUIERE CAPAR A BALTASAR

La dudosa ley de la paridad
ha llegado al colmo de su idiotez,
con Karmena alcaldesa, y su memez
de exigencia de total igualdad.

Sus paridas son de gran calidad,
bastante indicativas de chochez,
porque ya tiene cerca la vejez,
y son cosas muy propias de la edad.

Ha transexualizado al rey Melchor,
le respetó su hombría al rey Gaspar,
pero quiere capar a Baltasar,

para que la paridad sea mejor.
Y ahora esperamos que a esta reina maga
Karmena la haga desfilar en braga.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


Fermín Bocos - Braguetones

05.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

Vivir para ver. En pleno siglo XXI volvió la censura de la mano de los eternos mojigatos. En este caso desde Facebook, un portal que se ha dejado arrastrar al ridículo al prohibir la reproducción de una imagen de la estatua dedicada a Neptuno que se yergue en la plaza de Bolonia que lleva el nombre del dios romano que cabalga sobre las olas. Lleva allí desde 1565 y ya en otra ocasión y a requerimiento de piadosas almas locales -piadosas o enfermas, según como se mire-, las autoridades municipales transigieron en ocultar los genitales del "Gigante" (que así es como le llaman los boloñeses), añadiéndole unos calzones de bronce.
También el David de Miguel Angel hubo de pasar por semejante trance. Cuenta Mujica Láinez, en su inmortal "Bomarzo", que en 1910 la municipalidad de Florencia juzgó apropiado vestirlo con una hoja de parra, lo que armó un gran revuelo. Apostillaba Mujica que los esfuerzos de los "braghettoni" desafían los siglos. Lo que no cabe en la cabeza es que hayan vuelto a las andadas estos a quienes en Italia llaman "braghettoni" en alusión al pintor Daniele da Volterra quien por orden del papa Pío V cubrió los genitales de algunos de los personajes del Juicio Final pintado por Miguel Angel en la Capilla Sixtina. Ahora, según denuncia la escritora Elisa Barbari, ha sido Facebook quien le había negado la publicación de una imagen de la estatua del Neptuno de Bolonia. Habían censurado la imagen porque según le informaron no cumplía las directrices del mencionado portal dado que "presenta un contenido sexual explícito que muestra excesivamente el cuerpo".
En efecto, Neptuno está representado por el cuerpo desnudo de un hombre en el esplendor de su vigor físico. Miles de personas han desfila bajo su fiera mirada desde que en 1565, el "Gigante" reina sobre la plaza que lleva su nombre y a la que antes de afrontar un examen acuden los estudiantes -que son la vida de la ciudad- para dar dos vueltas a la estatua convencidos de que les traerá suerte y aprobarán. Abrumados por el eco internacional que había alcanzado la noticia, Facebook anuncia que van a rectificar autorizando la publicación de la imagen. Mejor así, pero ya han enseñado la patita. Los "braghettoni" siguen desafiando los siglos.


Rafael Torres - El avión que se estrella cada día

05.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

En las casas familiares de las víctimas se estrella el Jak-42 todos los días. Trece años estrellándose todos los días. Así ha descrito el drama de esa gente Curra Ripollés, portavoz de la asociación que las agrupa, al conocer el informe del Consejo de Estado que establece la responsabilidad de la Administración en el accidente aéreo que costó la vida a 62 militares españoles que regresaban de Afganistán.
El accidente del Jak-42 no fue un accidente, sino una tragedia anunciada, y por eso, porque el Estado y sus instituciones no quisieron llamarlo por su nombre, ni, en consecuencia, dictar las responsabilidades y las reparaciones derivadas de ella, la vieja aeronave ucraniana tripulada por pilotos que llevaban 22 horas sin dormir, víctimas también de aquél vuelo nefasto, se ha venido estrellando cada día en los hogares de aquellos soldados, esparciendo sus restos entre sus hijos, sus padres, sus hermanos, sus esposas. No sabíamos muy bien para qué demonios servía el Consejo de Estado pese a su pomposo título de Máximo Organo Consultivo, pero súbitamente ha cobrado una utilidad, la de, al establecer la verdad de lo sucedido, impedir que aquél Yakolev desvencijado, subcontratado seis veces, que carecía del preceptivo seguro de viajeros, siga estrellándose todos los días.
La gente no sabía muy bien para qué demonios sirve el Consejo de Estado, pero Rajoy sí lo sabía en 2011, al poco de ganar las elecciones: para colocar en él, de presidente, a Federico Trillo, ministro de Defensa ("¡Viva Honduras!") cuando el Jak-42 se estrelló en Turquía y, sobre todo, cuando los forenses de su departamento recogieron e identificaron de cualquier manera los restos de las víctimas, a mogollón, confundiéndolas. Así quería premiar Rajoy a lo último la solvencia de Trillo ("¡Manda huevos!"), mas, como quiera que a éste no le seducía el cargo, lo mandó de embajador a Londres sin saber inglés, ya que éste sí era de su agrado. Hoy, y a pesar del informe del propio Consejo de Estado en el que quería colocarle, le sigue premiando al no decretar, como le pide todo el mundo y ese "sentido común" que tanto dice gustarle, su inmediata destitución.
La Justicia trasciende, y en ocasiones contradice, el ámbito de lo judicial, donde se sustanciaron las responsabilidades penales. Sin esa Justicia, que ahora ha venido a invocar tímidamente el Consejo de Estado, el Jak-42 no pudo sino seguir estrellándose, durante trece años, todos los días.


Francisco Muro de Iscar - Cargarse la reforma laboral

05.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

¿Nos cargamos la reforma laboral? Los sindicatos y el PSOE -por supuesto también Podemos- apuestan porque sea una "línea roja" en la negociación con el Gobierno. Es decir, que o Rajoy da marcha atrás voluntariamente o le forzarán a hacerlo, unos en el Parlamento y otros en la calle. Sin embargo, los últimos datos de creación de empleo de diciembre confirman que 2016 ha sido un buen año en la lucha contra el desempleo y basta ver el movimiento en los comercios, la venta de coches y otras cuantas cosas para darse cuenta de que la situación empieza a cambiar. Quienes quieren invertir la política de empleo deberían explicar qué quieren hacer y cuánto nos va a costar. Porque los hechos son rotundos: en diciembre de 2017 hay más de medio millón de nuevos afiliados a la Seguridad Social que hace un año, casi cuatrocientos mil parados menos y hemos bajado de los 3.800.000 desempleados, cuando no hace demasiado estábamos muy por encima de los cinco millones y no parecía posible parar esa terrible sangría. Es cierto que ha aumentado la precariedad y que han bajado sustancialmente los sueldos. Que ser mileurista hoy es casi un privilegio y que sigue habiendo demasiados contratos temporales, demasiados jóvenes sin empleo -la cifra del cincuenta por ciento es un insulto a la racionalidad-, demasiados parados de larga duración y demasiados trabajadores cuya esperanza real de encontrar un empleo, después de demasiados años en el paro, es inferior a cero. El desempleo es el problema capital de los españoles y un peso insoportable si queremos salir de verdad de la crisis. Pero lo que importa es qué vamos a hacer para crearlo. Frente al aumento del empleo público que demandan los sindicatos, que es pan para hoy y hambre para mañana para todos salvo para los que se colocan, la clave está en el modelo industrial que queremos para este país. Y sobre eso no hablan nada o casi nada los sindicatos. Fernández Toxo dice que la reforma laboral ha provocado "una brutal pérdida de calidad del empleo", y que hay que acabar con ella "del todo y rápido", pero oculta que con las políticas anteriores lo brutal fue la pérdida de millones de empleos. Y eso sí que deteriora el estado del bienestar. El PSOE ha conseguido llevar al PP a un aumento sustancial del salario mínimo y, ahora, unos y otros deberían sentarse en la mesa para que la mejora de la situación económica llegue a todos. Lo que no es posible es recuperar de golpe todo lo que se perdió por las políticas equivocadas, muchas impulsadas y defendidas por los sindicatos. No es de extrañar que éstos cada vez cuenten con menos militancia y con menos concurrencia a sus manifestaciones, como sucedió en la convocada hace unas semanas.
Hay que cambiar muchas cosas en España: el modelo industrial del que carecemos hoy; la educación, base de un empleo futuro de calidad; la inversión en investigación e innovación, la gran apuesta de futuro; las garantías del Estado del Bienestar, hoy con más amenazas que seguridades; incluso la legislación laboral, porque hoy tenemos más de 7.000 leyes de imposible cumplimiento y que son barreras y no oportunidades para crear empleo. Necesitamos políticas que incentiven el empleo de calidad y garanticen las prestaciones sociales. Y reformas laborales pactadas desde el sentido común y la imaginación. Apostar por derogar la reforma laboral es un brindis al sol y pura demagogia.


Escaño cero - El año de Europa

05.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

La Unión Europea es un gran invento que hay que preservar. La pregunta es si los actuales dirigentes políticos y los euroburócratas van a ser capaces de hacerlo. El problema es que el 2017 será clave para consolidar la Unión o para asistir a su declive.
Lo que no se puede negar es que hay un desapego por parte de muchos ciudadanos hacia la Unión porque en estos años de crisis no han encontrado en ella la respuesta a sus problemas sino que por el contrario, las políticas de austeridad extrema sentenciadas desde Bruxelas a instancia de Alemania han resultado devastadoras. A estos hay que añadir la crisis de los refugiados, que ningún gobierno europeo ha sabido gestionar adecuadamente y tampoco lo han sabido hacer los dirigentes de Bruxelas.
De manera que tenemos un problema, un problema de fondo que hay que abordar no instalándonos en el "deber ser" sino en la realidad.
Las elites políticas que han gobernado Europa en las últimas décadas se han alejado del sentir de los ciudadanos, sencillamente desconocen lo que pasa en las entrañas de la sociedad y por tanto son incapaces de hacer un diagnostico y dar una receta precisa para abordar y resolver esta crisis de credibilidad de la Unión Europea.
El auge de los populismos en toda Europa es el resultado de ese alejamiento entre las elites políticas y la gente común y precisamente en este 2017 hay elecciones en Alemania, Holanda, Francia, Chequía, donde los partidos populistas están ya marcando la agenda política y lo que es peor algunos tienen posibilidades de ganar las elecciones. Por si fuera poco también en este año desde el Reino Unido se van a dar los primeros pasos que culminen en el brexit.
Hay que combatir el populismo y es un combate urgente porque Europa se juega su alma en ese combate. Pero no basta con hacer discursos sino que se trata de hacer política.
Lo primero es acabar con esas políticas de austeridad que han provocado tantas desgracias y dolor en millones de familias abocandolas a dejar de creer en la UE. Hacen falta políticas sociales, restituir el "Estado del bienestar" mermado en muchos de los países de la UE. Políticas que invierta en tecnología, investigación y conocimiento, que creen empleo y sean un acicate para nuestros jóvenes.
Políticas que generen confianza en los ciudadanos de que la Unión Europea es un vehículo eficaz para resolver sus problemas. Y desde luego hace falta una política común de seguridad y un plan serio y riguroso que de respuesta al problema de los refugiados.
Este fin de año todas las capitales europeas aparecían "blindadas" ante el temor de un ataque terrorista que termino siendo perpetrado en Estambul. El problema es que muchos ciudadanos ven a los refugiados como un elemento desestabilizador y como una amenaza y eso no se resuelve con palabras sino con políticas activas para dar respuesta al problema de los refugiados. No se trata solo de acogerlos sino de disponer de medios que hagan posible su integración de lo contrario la xenofobia continuara aumentando.
No es una tarea fácil pero las elites políticas que nos han venido gobernando no tienen otra opción que escuchar el sentir de la ciudadanía y dar respuesta a sus inquietudes en vez de seguir gobernando desde la altura y de espaldas a la sociedad. Nos jugamos mucho, nada menos que el sueño de la Unión Europea. Un gran invento.


Fermín Bocos - Quo vadis PSOE?

04.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

¿A dónde va el PSOE? Es la pregunta del millón. El partido más antiguo España y el que más años gobernó nuestro país comparece desnortado. Falto de pulso político y sobrado de intrigas internas. La reiterada pérdida de apoyo electoral y el desplome en las encuestas -sobrepasado ya por Podemos-, abocan al partido a una situación muy delicada por no decir que dramática. No tiene una dirección reconocible aunque tiene una gestora sobre cuyo presidente (Javier Fernández) recae un peso de responsabilidad que a todas luces no se merece. A la espera de que se celebren elecciones primarias primero y el famoso y siempre aplazado congreso después, el partido se mueve en el territorio de la ambigüedad. Por un lado apoya al Gobierno y por otro anuncia que votará en contra de los Presupuestos.

El partido tiene una lideresa en la sombra (Susana Díaz), para la que todo son loas procedentes del ámbito de los medios conservadores. Y tiene en Pedro Sánchez a un posible aspirante a recuperar la secretaria general que anda escondido no se sabe si en brazos de la depresión o de la duda. Mientras tanto, a modo de rótula suelta y siempre a remolque, desde Cataluña el PSC juega a un juego diferente en el que el partido se juega el ser o no ser en relación con la unidad de España.
El resultado de todo esto es que la confusión interna se proyecta hacia el exterior como imagen de división y la división se paga con deserción en las urnas. Pese a que desde el Grupo Parlamentario intentan sacar pecho tras haber conducido al PP a pactar algunas medidas sociales interesantes, nadie sabe muy bien qué consecuencias puede acarrear la anunciada negativa a apoyar los Presupuestos visto que ante un posible o fingido bloqueo, a partir de mayo, Mariano Rajoy ya podría convocar nuevas elecciones. En ese hipotético escenario, tal como pronostican los sondeos, el PSOE correría el riesgo de hundirse a la manera de cómo se hundió el PASOK en Grecia. Felipe González creía que el PSOE era el partido que más se parecía a los españoles, visto como está hoy su partido dudo que pudiera decir lo mismo. ¿Alguien sabe a dónde va el PSOE?


Más que palabras - Podemos y el culebrón

04.01.17 | 08:16. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Uno de los últimos capítulos del culebrón de Podemos es que han quitado a Iñigo Errejón de un cartel de la formación donde aparece Pablo Iglesias con sus legales, todos amiguitos y sonrientes pidiendo a sus seguidores que se inscriban para participar en su congreso de Vistalegre. Antiguamente, en las épocas gloriosas del PSOE de Alfonso Guerra, se decía que quien se movía, es decir quien disentía de lo que pensaba el aparato, no salía en la foto y ahora directamente se elimina al disidente del cartel como en los viejos tiempos del estalinismo ¡Para que andar con tapujos! Los periódicos han publicado que en plena guerra fraticida por hacerse con el control del partido, Iglesias ha difundido en su perfil de Twitter un mensaje invitando a sus seguidores a inscribirse en Podemos para poder participar en la asamblea de Vistalegre II. En la imagen que ilustra el tuit, Pablo Iglesias aparece rodeado de sus más estrechos colaboradores: Irene Montero, Pablo Echenique, Carolina Bescansa, Rafa Mayoral, Juan Carlos Monedero y otros muchos de segundo nivel, pero ni rastro del número 2 del partido, Iñigo Errejón, quien se ha convertido en un apestado en la dirección.
Si nos atenemos a los hechos hay que reconocer que de momento quien le echa un pulso a Iglesias lo pierde y de hecho, aunque la formación es joven su líder ya ha dejado varios cadáveres políticos diseminados en los distintos territorios porque se han atrevido a cuestionar la forma en que se está pilotando la organización morada. Ahora van a toda máquina elaborando documentos de cara al congreso donde sin duda se plasmarán sus desavenencias pero, antes del mismo veremos nuevos episodios en los que seguramente Errejón no saldrá bien parado. Sin embargo ese "todos contra él" puede estar teniendo también un efecto boomerang contra quienes le atacan con saña y se equivocarán quienes piensen que van a conseguir acabar fácilmente con su carrera política. Es joven, está bien preparado, comunica muy bien y sobre todo tiene una imagen de izquierda moderada que no asusta al personal. Lo cual debería ser un valorar a preservar y no a perseguir.
Hace poco entrevisté a Rafa Mayoral -que se ha convertido en uno de los más leales a Iglesias- y al preguntarle por la figura de Errejón y su imagen menos radical que la de Pablo me dijo textualmente que "Lo que ocurre es que Pablo tiene un discurso que es capaz de conectar con determinados sectores "plebeyos" que nunca han participado de la política en este país, y eso a las élites, acostumbradas a mandar desde siempre, les da mucho miedo. Es verdad que Errejón tiene una buena sintonía con las capas medias, pero conecta con gente que nunca nos va a votar, y eso es una putada, porque recuerda a lo que decía Anguita: "quiero gustaros menos y que me votéis más".
Es posible que Mayoral tenga razón pero ¿dónde está escrito que una formación política del ámbito ideológico que sea, no tiene que aspirar a tener a un espectro ideológico de votantes cada vez más amplió?. Lo que ocurre es que no se trata de eso. Se trata de que clarísimamente aunque Podemos tenga varias almas hay dos gallos en el mismo corral que destacan con mucho, y los enfrentamientos son de liderazgo y sobre todo de poder.
En apenas 40 días, la formación morada tiene que decidir cuál es su nueva hoja de ruta política y refundar su modelo de organización en medio del más cruento enfrentamiento entre corrientes que ha vivido el partido en sus tres años de historia. No es que hayan descubierto la pólvora, ni resulta novedoso que en el mismo partido haya distintas corrientes, lo que ocurre es que ellos nacieron como revulsivo a lo que había, como un soplo de aire fresco a la hora de afrontar las cosas y ahora son más de lo mismo. Hablan de ellos, se miran a su pequeño ombligo partidista y no de los problemas de la gente. En tiempo récord se han mimetizado con el sistema y son ,digan lo que digan, la misma casta que criticaban. Ellos están arriba con sus sueldazos, sus vacaciones parlamentarias vergonzosas y su poder y los demás estamos al otro lado pasándolas canutas con esta maldita crisis que dicen que se va, pero sigue mordiéndonos donde más duele. La revolución que dijeron no ha llegado y la ilusión se pierde cada vez que borran a uno más de su cartel porque disiente. Ya se sabe, ocurre lo de siempre, aquello de ¡Al suelo, cuerpo a tierra que viene los nuestros!.


Escaño Cero - A cuenta de Granada

04.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Estaba escuchando un programa informativo en la radio que en ese momento daba cuenta de, al parecer una vieja polémica, sobre si se debe o no celebrar la conquista de Granada por parte de los Reyes Católicos, hecho que tuvo lugar hace 525 años.
Al principio creí que no estaba suficientemente atenta y no estaba enterándome de lo que contaban pero efectivamente este lunes 2 de enero hacía 525 años que Isabel y Fernando se hicieron con Granada lo que en el 2017 provoca un enfrentamiento entre los granadinos. Unos partidarios de la conmemoración otros de suprimirlo y de paso pedir perdón por aquel hecho.
Según contaban desde hace años hay enfrentamientos entre grupos de extrema derecha y grupos de extrema izquierda y asimilados a cuenta de la efemérides.
Presto atención y de nuevo doy un respingo al escuchar decir que la conmemoración de la Toma de Granada es nada menos que "una exaltación del racismo y la intolerancia".
Como no salgo de mi asombro busco en la RED información sobre este guirigay y me encuentro con que hay una plataforma de Refugiados que califica la celebración de "equivocación que dificulta la conciliación de culturas" y que hay un grupo antifascista que asegura que la toma de Granada fue nada menos que un "genocidio".
Desde luego, el nuestro es un país peculiar en el que se intenta en el presente darle la vuelta al pasado. Que a alguien no le gusta tal hecho histórico, pues nada, no hay problema, que se suprima.

No sé, pero creo que es de diván de psiquiatra.
No puedo dejar de pensar en tanta insensatez y me pregunto que dirán estos plataformas anti-Toma de Granada, de Tariq ben Ziyad. Doy por supuesto que saben quién es. Un guerrero, nada menos que el lugarteniente de Musa ben Nasayr, que es quién le encargó que cruzara el "estrecho" para ir haciéndose con las fértiles tierras de la Península Ibérica. Y desde luego Tariq ben Ziyad no llegó a la Península pidiendo por favor que le abrieran paso y que si no les importaba a los autóctonos pues se iba a quedar con cuantas tierras le apeteciera. Lo digo porque cruzó el "estrecho" con siete mil guerreros y no venían precisamente a fumar la pipa de la paz.
En esos momentos el rey Rodrigo se estaba peleando con Aguila por aquello de quién se hacía con el santo y seña del poder, pero don Rodrigo al ser avisado de que unas tropas habían desembarcado en el sur ni corto ni perezoso puso rumbo al encuentro de los invasores (¿tengo que pedir perdón por llamar invasores a aquellas tropas dirigidas por Tariq Ben Ziyad?) que le derrotaron en la batalla de Guadalete. Pero claro Tariq y los suyos no se conformaron con ganar en Guadalete y ya puestos comenzaron la conquista de la Península, que si Córdoba, Toledo Guadalajara, Zaragoza...

Me pregunto si a algunos de los que ahora denostan la Toma de Granada y hablan de racismo y xenofobia les preocupa lo más mínimo la suerte que pudieron correr los habitantes de aquellas ciudades y pueblos que Tariq ben Ziyad y sus tropas iban conquistando. Les impusieron unas costumbres distintas, una lengua distinta y una religión distinta por la fuerza de las armas. Eso sí, si alguno quería seguir con su religión le dejaban previo pago. Así que muchos decidieron que más les valía convertirse al Islám para no tener que pagar. Pero hoy, supongo que quienes protestan por la toma de Granada deben de pensar que en pro del multiculturalismo los autóctonos de entonces hicieron bien en doblar la cerviz y dejarse conquistar no fuera que en el futuro alguien les tachara de xenófobos.

En fin no sé si reírme o echarme a llorar ante tanto desatino.


Carmen Tomás - 2017, un año cargado de incertidumbres

04.01.17 | 08:16. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

La llegada de un año nuevo siempre es un buen momento para hacer balance del que acaba de terminar y examinar qué nos deparará el que acaba de empezar. Y la verdad es que en lo económico, el 2016 ha cerrado con algunas cifras dignas de reseñar y que hace apenas unos meses parecían imposibles. Hay que tener en cuenta que hemos vivido la mayor parte del año con un gobierno en funciones y aunque muchos pensaban que esto sería un desastre, ha resultado todo lo contrario. Por ejemplo, España ha registrado el mayor superávit exterior en medio siglo, más de 15.600 millones; la confianza del consumidor se ha situado en máximos anuales; la construcción de viviendas ha cerrado con el mejor dato en cinco años; las ventas de coches han subido este ejercicio más del 11 por ciento y se han vendido 1.150.000 vehículos, y el Euribor cerró en -0,08 por ciento. Estos son algunos datos llamativos, aunque podríamos hablar del crecimiento espectacular de la economía, la creación de empleo o las exportaciones. Durante el último año, en el que como decía no ha habido gobierno como tal, se ha hablado mucho de los vientos de cola de la economía española: precio del petróleo, tipos de interés bajos y compra masiva de deuda por parte del BCE. Ayudas exteriores de las que sin ninguna duda hemos sabido beneficiarnos y que veremos si van a continuar en los próximos meses. Y aquí es donde hay que situar las alertas para el nuevo año.
Cierto que el BCE ha anunciado que al menos hasta marzo poco o nada va a cambiar en su política. Sin embargo, el petróleo ha iniciado una escalada que está acercando el precio a los 60 dólares, prácticamente el doble que hace apenas un año, y los tipos de interés han empezado a subir en Estados Unidos, lentamente, pero han iniciado un camino que los expertos no dudan en que va a continuar y en que se puede trasladar a Europa, quizás no este año, pero sí el siguiente. Así que habrá que estar muy alertas, si los vientos que nos han beneficiado se ralentizan o directamente desaparecen. Además, este 2017 es un año lleno de elecciones en Europa y el populismo de derechas o de izquierdas acecha. También Italia se ha convertido en una incertidumbre. Estos días incluso se habla de su posible salida de la Unión Europea. Hay que ver también cómo acaba desarrollándose la salida del Reino Unido y qué consecuencias puede tener realmente en la economía europea.
En España, más directamente, todos pendientes de si el gobierno será capaz de sacar adelante los Presupuestos. De momento, ha conseguido que le aprueben el techo de gasto y algunas subidas de impuestos, pero obviamente el PSOE tiene que hacer guiños a su electorado perdido, aunque no parece que en las encuestas esté mejorando. Habrá que ver si se radicalizan, el país se hace ingobernable y no hay que convocar nuevas elecciones.


Pedro Calvo Hernando - Un futuro diverso y democrático

04.01.17 | 08:16. Archivado en Pedro Calvo Hernando


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

La última encuesta electoral que he leído es la de Sigma-Dos en "El Mundo" y la encuentro especialmente interesante y muy oportuna en estos días de principios de año, cuando acabamos de decir adiós al impresentable 2016 y saludamos al 2017 con un irresistible anhelo de que sea un año de cambios importantes tanto en lo referido a las noticias que nos depare como en el acercamiento a un necesario cambio psicológico que nos aleje del desastre de los anteriores doce meses. Se van a producir los congresos de los principales partidos y la expectación por el tema es enorme. Lo deseable sería que en tales congresos asistiéramos a una transformación de programas y actitudes que nos condujese a esa anhelada nueva era que consolide el fin del bipartidismo y su sustitución por un nuevo sistema de pluralismo político que conduzca a una real renovación de la senda marcada por la herencia de la Transición. Fueron unos años históricos, equivocadamente minusvalorados por Podemos durante un tiempo aunque después en el partido de Pablo Iglesias se ha ido imponiendo de modo muy visible la cordura en ese terreno.
En la encuesta que yo mencionaba se consolida la tendencia, apuntada en meses anteriores, de llegar a un esquema político que coloca al PP en cabeza del nuevo pluralismo y a Podemos en segunda posición, y que sitúa al PSOE en la pista de la recuperación y de la salida de su actual situación de desastre. El PSOE parece querer salir de ese destino desastroso al convertirse en una especie de árbitro o de eje en las decisiones que se van tomando, con firma del partido de Rajoy pero con el impulso de la formación provisionalmente dirigida por Javier Fernández. Y esto último a pesar de que, como el sondeo confirma, los socialistas pasan al tercer puesto, el PP se reafirma en el primero, Podemos se refuerza en el segundo y Ciudadanos se pierde en el cuarto lugar, sin conseguir dar un solo paso adelante. De cualquier forma, hay pista para lo que llaman tripartito pero también, todo depende de los congresos, para una reconversión de la izquierda en un futuro pacto con Podemos, que ayudaría a los de Iglesias y Fernández a alzarse con el liderazgo de conjunto. Como verán los lectores, el inmediato futuro se abre a diversas soluciones, todas ellas impecablemente democráticas.


Fermín Bocos - La decisión de Cospedal

03.01.17 | 08:16. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

En puertas de celebrar congreso, en el PP no se mueve una hoja sin mirar qué cara pone Mariano Rajoy. Las conjeturas se tejen alrededor de un eventual relevo en la secretaría general. Pero que nadie espere grandes titulares en la Prensa. La administración del poder que da el BOE tiene vacunado al partido de la derecha española frente a las tensiones cainitas que debilitan a sus rivales. Es tan plana la expectativa de debate que como único elemento discordante se habla, ya digo, de si María Dolores de Cospedal debería o no dejar la secretaría general del partido visto que es la nueva ministra de Defensa y mantiene la presidencia del PP castellanomanchego. Hay quien opina que dado el carácter marcadamente institucional de la encomienda ministerial no debería mezclarse con las tareas propias de la gestión de los asuntos del partido. Otros opinan que no pasaría nada porque las cosas siguieran como están, pero, en definitiva todos están a lo que diga Rajoy.
Es un caso único de liderazgo líquido. Más que imponer su criterio es hombre dado a dejar que las cosas se decanten por sí mismas. Siguiendo el consejo de Gracián deja que sea el tiempo quien resuelva. En este caso es probable, pero no es seguro, que esté esperando que sea la propia María Dolores de Cospedal quien decida. No parece que vaya a ser presionada por Mariano Rajoy, el único que podría hacerlo. Los comentarios proclives a la incompatibilidad de cargos proceden más de los medios que del propio partido. En el PP no hay "jóvenes turcos".
Los defensores de la incompatibilidad argumentan que no es posible estar un día volando en un Hércules en ruta hacia Iraq o el Líbano para visitar a los soldados que cumplen misiones internacionales y a la vuelta ocuparse de los problemas que puede tener el PP de Alicante o el de Cuenca. Ni van más allá, ni parece que hayan trascendido lo suficiente como para crear estado de opinión. Así las cosas, será la propia María Dolores de Cospedal quien deberá interpretar el pensamiento de Mariano Rajoy porque del Presidente -reconocida esfinge- nadie espera que dé su propia opinión sobre este asunto.


Rafael Torres - Se acabó la diversión

03.01.17 | 08:16. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Salvo para los diputados, que se han tomado como extra de las vacaciones de Navidad todo el mes de enero, se acabó la diversión. Llegó el comandante, esto es, la realidad, y mandó parar. ¿Y cómo no parar, detenerse en seco, ante un año en cuyo cartel se anuncian semejantes protagonistas principales: Trump, Putin, Erdogan? En caracteres algo más pequeños, pero no menos escalofriantes, los del resto del elenco: Al Assad, Duterte, Kim Jong Un, Al Bagdadi... ¡Oh, Dios!

Salvo para los diputados y para bastantes funcionarios de algunas comunidades autónomas, que como la de Andalucía extiende el día uno del año al día dos, el domingo al lunes, bien que para volver a descansar el viernes de Reyes, se acabó la diversión. El poco de diversión que se ha tenido, también es verdad. Porque entre el frío helador, los incendios domésticos y los asesinatos de mujeres, por no hablar de las matanzas de Alepo, Estambul o Bagdad, ni de los fugitivos del hambre que se estrellan contra las concertinas de nuestras vallas, ni de esos otros que a millares se ahogan en el mar siniestro, diversión, poca.
Tampoco han ayudado mucho a la diversión las cosas de poco momento, pero de inquietante fundamento, de la vida ordinaria en las fechas agónicas del año que murió y que santa gloria haya: las comidas de empresa (que ni siquiera paga la empresa), las cenas familiares, los petardos, el alcoholazo como único combustible para la alegría, las interminables vacaciones escolares de los niños, los langostinos de latex, los regalitos y la televisión. Ay, la televisión, que oliéndose lo que viene, ni siquiera programó en esas fechas, contraviniendo la tradición, "¡Qué bello es vivir!"

Se acabó la poca diversión que se daba. La Pedroche con su estrellado maillot de trapecista es de lo poco que ha suscitado alguna entre los que se complacen en debatir vehementemente sobre el particular. Para los demás, para aquellos a los que no les ponen exageradamente los debates, sean éstos pedrochescos o podemitas, diversión poca. Pero poca y todo, se acabó. Trump, Putin, Erdogan. Llegó el comandante, la realidad que se avecina, y mandó parar.


Escaño cero - Y sucedió

03.01.17 | 08:16. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Madrid, Berlín, París, Londres, Nueva York.... días antes de que el 2016 se despidiera casi todas las grandes capitales estaban en estado de alerta ante la posibilidad de un atentado terrorista o de alguna acción parecida a la del año pasado en Colonia y otras ciudades alemanas donde varias mujeres fueron atacadas y violentadas por algunos tipos que había llegado como refugiados.
Así que las policías de medio mundo estaban en situación de alerta sin saber donde se podía producir el golpe. Y lo que se temía sucedió en Estambul. Un local frecuentado por extranjeros y por las elites más modernas de la sociedad turca fue atacado por un desconocido que dejó un reguero de sangre, heridos y muertos. Una tragedia sin paliativos que se une a la veintena de atentados que ha sufrido Turquía durante el 2016 y que ha sido reivindicado por el ISIS.
Turquía vive tiempos convulsos bajo la batuta del islamista partido de la Justicia al frente del cual está Recep Tayyip Erdogan. Por eso resulta una paradoja que un país que se está islamizando a marchas forzadas sea acusado por el ISIS, en el comunicado en que revindica el atentado, de ser el "protector de la cruz" y de permitir que en un local nocturno "los cristianos celebren su festivo apóstata".
Cuando años atrás Erdogan ganó las elecciones en Turquía los más ingenuos dijeron que el Partido de la Justicia y Desarrollo era el equivalente a la democracia cristiana europea. Sin embargo el tiempo ha demostrado que el verdadero plan de Erdogan era islamizar a la secularizada sociedad turca. Tanto es así que según publican diversos medios periodísticos, entre ellos El País, las autoridades religiosas de este país habían lanzado la prohibición de que se celebrara el Año Nuevo ya que no es parte del calendario religioso musulmán.
El Presidente Erdogan por una parte hace proclamas contra el ISIS, y por otra mira hacia otro lado cuando se trata de algunos grupos islamistas que combaten para derrocar el régimen sirio.
A eso hay que añadir su actitud provocadora respecto a Occidente negándose a cumplir los mínimos exigibles en lo que se refiere al respeto a los derechos humanos y amenazando a la UE cada vez que quiere conseguir algo.
La Unión Europea por su parte le paga generosamente para que contenga a los refugiados sirios que huyen de la guerra y él contiene o permite el flujo de emigrados según su conveniencia.
Lo cierto es que Turquía se ha convertido en un país inestable donde la política de Erdogan se aleja de los cánones de la democracia occidental y por otra parte el país sufre también los envites del terrorismo.
El 2017 no ha podido empezar peor. Lo que se temía que pudiera suceder ha sucedido.


Antonio Casado - Que 2017 nos sea leve

03.01.17 | 08:16. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

A lo largo del año que acaba de comenzar hemos de buscar el minuto y resultado de la política nacional en dos de sus ejes. Uno, el futuro de la colaboración del Gobierno con el PSOE, por su impacto en los intereses generales y la posición de otros partidos en el escenario político nacional. Y dos, la evolución del desafío al Estado planteado por el nacionalismo catalán.
La complicidad del Gobierno Rajoy con los socialistas pilotados por Javier Fernández no es gobierno de coalición pero reimplanta el bipartidismo en la práctica, nos hace olvidar el reinado del PP por mayoría absoluta (2012-2015) y vuelve a meter en el partido a un PSOE que estaba al borde de la quiebra.
Visto así, es una sindicación de socorro mutuo. Un Rajoy en clara minoría se permite aparecer como paladín de la estabilidad (tesoro escondido en una Europa electoralmente incierta) y el PSOE recobra protagonismo como alternativa de poder.
Pero si lo vemos en función del interés general, nos encontramos con avances contantes y sonantes en materia de pactos de Estado muy de agradecer por la ciudadanía (educación, justicia, violencia de género) y medidas concretas de impacto social (subida del salario mínimo, lucha contra la pobreza energética, medidas contra el fraude fiscal) y la pronta supresión de indultos para los políticos corruptos.
Más difícil de comentar es lo que se refiere a la amenaza de la desconexión de Cataluña. Nunca se materializará pero nos seguirá causando los consabidos dolores de cabeza. La novedad es la incorporación de los "comunes" de Ada Colau -estirpe Podemos- al llamado Pacto Nacional por el Referéndum. Una forma de ensanchar la base de apoyo al frente independentista. Pero con estos matices: se reclama poner pausa al proceso y olvidarse de plazos, cuyo incumplimiento genera frustración, y se apuesta por el referéndum "legal" y "pactado".
Eso abre una dinámica con tendencia a sacar de terreno de juego a los radicales de la CUP, partidarios de la desobediencia civil y el referéndum ya, so pena de bloquear de los Presupuestos de la Generalitat para 2017. Lo cual puede crear las condiciones de una convocatoria electoral para que las urnas vuelvan a repartir cartas. Es mi apuesta personal: elecciones catalanas entes de que termine el año que acabamos de estrenar.
Eso no significa que los nacionalistas catalanes olviden su sueño independentista a la contra de la praxis democrática (perdieron claramente en el voto popular de las que ellos llamaron elecciones plebiscitarias), a la contra de la historia (Cataluña siempre fue parte de España antes y después de crearse el Estado a finales del siglo XV), a la contra de la legislación nacional (el separatismo carece de cobertura legal) a la contra del derecho internacional (la autodeterminación no afecta a los Estados "legítimamente constituidos", y a la contra del sentido común. Es absurdo que la parte decida el futuro del todo.


El rincón del soneto - COCINA DESESTRUCTURADA

02.01.17 | 12:00. Archivado en Salvador Freixedo


COCINA DESESTRUCTURADA

Esa cocina desestructurada
que un cocinero acaba de inventar,
y que ahora nos quieren hacer tragar,
es tan solo una exquisita chorrada.

Está muy bellamente presentada
y no tienes peligro de engordar,
ni jamás te podrás indigestar
porque lo que hay en el plato, no es nada.

Un fideo y media hoja de lechuga,
briznas de zanahoria y aguacate,
algo rarito con forma de oruga

y unos dibujitos de chocolate.
Cuando terminas, muy arrepentido,
echas mucho de menos un cocido.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita


La semana política que empieza - Menudo añito nos espera

02.01.17 | 08:16. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 1 (OTR/PRESS)

Los agoreros, o los optimistas informados -o sea, los pesimistas-, advertían, en sus pronósticos de Nochevieja, que 2017 puede ser peor que 2016. Y publicaban en los frontispicios de algunos medios fotografías de Trump -sí, eso no va a ir bien, temo-; de Rajoy -no falta echadora de cartas que diga que su trayectoria política va a ser breve: no acabo de compartir eso-; de Susana Díaz -sigue deshojando alguna margarita, o algún cardo_ y de Carles Puigdemont, que ese sí que nos va a dar titulares a los chicos de la prensa en los meses venideros. Y acaso no necesariamente para mal, porque algún tipo de acuerdo acabará habiendo con eso que en la Generalitat se quiere llamar "el Estado español", y que no es otra cosa que el Gobierno central, hoy por hoy encabezado, guste o no guste, por Mariano Rajoy.
O sea que, si se fía usted de la bola de cristal de un veterano y no siempre acertado observador de lo que pasa, el año puede que no sea tan, tan malo en el orden interno y tampoco tiene por qué serlo en el ámbito económico. Lo de la realidad político-económica internacional ya es harina de otro costal. Mire usted, sin ir más lejos, cómo se inició el año sangrientamente en Turquía, que es un foco de inestabilidad permanente. Y, claro, considere usted que esa potencial alianza entre el inminente presidente norteamericano, Donald Trump, y el zar de todas las Rusias posibles, Vladimir Putin, parece que provoca una enorme desazón, no abiertamente reconocida, en todas las cancillerías europeas, y desde luego en la española. ¿Puede esa alianza detener el terror fanático, cruel, absurdo, de los islamistas? ¿O puede exacerbar los atentados en ese campo de minas que es el territorio de la UE?

Son demasiadas las incertidumbres en el panorama internacional como para lanzarse así, sin casco y cuesta abajo, por la vía de las predicciones. Yo diría -desearía- que la normalidad política se mantendrá en Francia, en Italia y, sobre todo, en Alemania, donde Merkel tiene, espero, todas las bazas para ganar las elecciones generales y seguir donde está, que está muy bien, según mi criterio. Y, desde luego, creo que Rajoy, pese a las pitonisas de Año Viejo, tiene todas las bazas para discurrir a lo largo de esta Legislatura sin demasiados sobresaltos, mientras los demás se van recomponiendo de las heridas que ellos mismos se causaron. Ahí lo tiene usted: el presidente español modelo de estabilidad en Europa y faro de Occidente sin haber disparado una sola bala verbal. Quién lo iba a decir.

Solo el mentado Puigdemont puede alterar esa balanza de calma chicha en la que tanto le gusta pesarse al presidente: tiene que llegar a un acuerdo con la Generalitat, y no será sin sangre, sudor y alguna lágrima en los dos polos separados por seiscientos kilómetros. Que nadie piense que se puede ganar esa guerra intestina, tan española, sin ceder algo para ganar mucho. Es el gran reto de 2017, un reto que Rajoy tiene que compartir con todos los presidentes autonómicos, los que acudirán a la Conferencia de presidentes de las autonomías y los que, como el ya tan mentado Puigdemont o Urkullu, dicen, creo que equivocándose, que no irán. Ha llegado la hora en la que todos y no solamente Rajoy tendrán que mostrar su talla de estadistas. ¿Lo son?

Y un último apunte. Quizá el más importante. El Rey. Sabe que se tiene que ganar el trono cada día. Y en La Zarzuela saben que no fue una buena noticia la relativamente escasa audiencia cosechada en el mensaje navideño. Que no se escuden algunos en que si eran más que otros años las cadenas de televisión que ofrecían programas alternativos al discurso de Nochebuena; que no busquen otros pretextos. No: los mensajes reales tienen que tener otro contenido, más contenido concreto, y otros continentes, es decir, diferentes escenarios. Esto último no será posible en la locución del Monarca el viernes con motivo de la Pascua Militar. Pero sí lo primero: ha de decir algo tangible, no aferrarse a bondades etéreas. La territorial y la que afecta a la Jefatura del Estado son las operaciones políticas más trascendentes que los españoles tenemos pendientes, y pasan por la adopción de una serie de medidas de calado reformista que no sé si quienes tienen encomendado ponerlas en marcha serán plenamente capaces de hacerlo. Porque no, en 2017 no se puede seguir como si aún estuviésemos varados en el pantanoso 2016. En fin, que menudo añito nos espera.


Francisco Muro de Iscar - El año que nos espera

02.01.17 | 08:16. Archivado en Francisco Muro de Iscar


MADRID, 1 (OTR/PRESS)

El año terminó-comenzó con un nuevo y salvaje atentado, esta vez en Estambul, con 39 personas muertas y 69 heridos en una discoteca a manos de un falso Papa Noel, y con las grandes ciudades europeas tomadas por la policía para prevenir otros posibles atentados. Ni siquiera así los podremos frenar. Durante 2017 vamos a tener que seguir conviviendo con la incertidumbre, con el terrorismo y con los populismos. Si alguno demandaba, a nivel internacional o nacional, una mayor tranquilidad, vayan pensando en otra cosa. Estamos en vísperas de la llegada al poder de Donald Trump en Estados Unidos y nadie se atreve a pronosticar qué puede hacer y qué nos puede suceder a todos los demás. El mundo está tan globalizado que si Estados Unidos se constipa, todos tendremos la gripe. Un mundo fragmentado y violento, que necesita llamadas al diálogo real y a la colaboración positiva, pero que sólo escucha amenazas y falsas respuestas a los problemas. Y Europa anda posiblemente en el peor momento de su historia unida, tan carente de ideas como sobrada de problemas. Sumen a eso el imparable ascenso de Putin, el riesgo del Brexit y las elecciones en Alemania que podrían mandar a casa a Angela Merkel, la única dirigente mundial que parece capaz de actuar con sentido común y compromiso, y dan ganas de volverse a 2016. Y todo ello sin hablar de España, donde este Gobierno sigue prendido con los alfileres de los pactos para todo y de la crisis interna de adversarios, enemigos y compañeros de viaje. No se salva nadie.
Y, sin embargo, este puede ser un gran año, al menos en España. Dicen que este es el primer año desde 2013 en el que no habrá ninguna elección. No apostaría yo mucho por eso, por si acaso. Pero puede ser el año del crecimiento, del empleo, de los pactos, de la solidaridad con los más desfavorecidos, del compromiso con las víctimas de la injusticia, de cerrar la brecha de la desigualdad creciente, de la respuesta definitiva al problema de los refugiados... Si los ciudadanos empujamos en esa línea, los políticos no podrán hacer oídos sordos. Hay que convertir la indignación en presión, pero no al estilo podemita, que ya vemos por dónde va y dónde nos lleva, sino haciendo cada uno lo que debemos hacer y exigiendo a todos un comportamiento ético y un compromiso activo.
Entre todas las voces de estas horas, una destaca claramente, la del Papa Francisco. "La paz, ha dicho, es la línea única y verdadera del progreso humano (no las tensiones de los nacionalismos ambiciosos ni las conquistas violentas ni las represiones portadoras de un falso orden civil)". Francisco apela a "resolver las crisis con negociaciones fundadas en el derecho, la justicia, la equidad y no por las fuerzas espantosas y mortíferas". Francisco pide construir la paz mediante la no violencia activa, la única manera de hacer "una política por la paz". A ver si le escuchan los que mandan y le hacemos caso los que deberíamos obligar a los que mandan a cambiar el rumbo de las naciones. Sólo desde el compromiso individual y la exigencia permanente podremos cambiar este 2017 que viviremos peligrosamente. .


Carlos Carnicero - 2017, la doble amenaza, terrorismo y populismo

02.01.17 | 08:16. Archivado en Carlos Carnicero


MADRID, 1 (OTR/PRESS)

Había 17.000 policías movilizados en Estambul, por temor a un atentado terrorista en Nochevieja. Aunque no está confirmado, todo parece indicar que un solo hombre, armado con un fusil automático, asesinó a 39 personas y produjo más de sesenta heridos.
Todo parece indicar que en la medida que el llamado Estado Islámico pierde la guerra en su territorio se van a implementar los atentados terroristas. Nuevas formas que son difíciles de detectar y combatir. Lobos solitarios y utilización de camiones pesados para atropellar peatones en zonas de afluencia de ciudadanos en celebraciones especiales. Ya no es necesaria la existencia de células organizadas, disponer de explosivos o armas sofisticadas.
En Europa, la amenaza terrorista está complementada con el incremento de populismos que entienden que la laxitud en la política de acogida de refugiados es la causante del implemento de las amenazas terroristas.
Francia y Alemania entran en año electoral con la amenaza de que partidos populistas xenófobos puedan llegar a alcanzar la presidencia de estos dos países claves de la Unión Europea. Hay otros focos de populismos y de derivas derechistas en otros países de la antigua órbita soviética.
Con el terrorismo diarista y el populismo está ocurriendo lo que pasaba en España con ETA y el golpismo en los primeros años de la transición democrática. Cada vez que ETA llevaba a cabo un atentado se incrementaba el ruido de sables en la sala de banderas.
Hoy los atentados terroristas cargan el arma del Populismo, de tal manera que el yihadismo fortalece las expectativas de los partidos populistas y duplican el efecto del terrorismo.


A vueltas con España - ¿Es noticia el periodismo?

01.01.17 | 08:16. Archivado en José Luis Gómez


MADRID, 31 (OTR/PRESS)

Todos sabemos -o deberíamos saber- que el periodista no debe ser protagonista de la noticia. ¿Pero puede serlo el periodismo en la España de hoy? El maestro de periodistas Miguel Angel Bastenier constata en el diario El País que "nunca probablemente había reinado en el público un volumen parecido de crítica a los medios de comunicación", ya que "nunca tantos ciudadanos habían considerado a los periodistas, así en bloque, vendidos, la voz de su amo y siempre de un mal amo, tramposos, limosneros a costa de lo que ahora se llama "tráfico en las redes", para generar una publicidad que es hoy bien escasísimo".

Bastenier ha sido valiente al decirlo, sobre todo por escribirlo en El País, pero al mismo tiempo ha sido obvio, ya que lo que cuenta puede leerse con otras palabras en las redes sociales. La principal diferencia está en que Miguel Angel Bastenier lo escribe con un lenguaje culto y en las redes se dice a menudo de manera procaz, lo cual suele restar credibilidad a los mensajeros.
Tiene razón Bastenier: los periodistas, el periodismo, los medios, la prensa... cotizan -cotizamos- a la baja, del mismo modo que los políticos, los jueces y tantos otros profesionales y sectores, empezando por la banca. No se trata tan solo de una crisis sectorial, producto de una gran reconversión tecnológica, solapada a su vez con una crisis general de la economía y de la política. Es una crisis en toda regla, cuya superación empieza por reconocerla sin palabras edulcoradas.
El hecho de que El País haya publicado este artículo tan profundo y valiente de Miguel Angel Bastenier supone precisamente un halo de esperanza, que ojalá contribuya a una reflexión más amplia sobre una crisis, la del periodismo, que tal vez no es exagerado asociar a la crisis de la propia democracia, porque sin periodismo, sin buen periodismo, profesional e independiente, no hay democracia. Es más, como acuñó Ryszard Kapuscinski, "las malas personas no pueden ser buenos periodistas".
Dar una receta balsámica para un problema tan grave -no sólo para los periodistas, sino para toda la sociedad- supondría caer en una tremenda osadía, pero como primera aproximación no estaría mal introducir la denuncia pública de Miguel Angel Bastenier en la agenda de los grandes cambios pendientes: léase la reforma constitucional, la lucha contra la desigualdad y la pobreza, el combate del paro o el control de la corrupción y el fraude fiscal. Puede que haya gente que no lo asuma, pero la crisis del periodismo -mejor dicho, la ausencia de periodismo y la inflación de eso que algunos llaman comunicación, tirando de argumentario- amenaza la curación de una sociedad enferma. Hacen falta muchas Giannina Segnini. También muchos Bastenier. Y al menos unos cuantos Kapuscinski.


Victoria Lafora - Autocomplacencia

01.01.17 | 08:16. Archivado en Victoria Lafora


MADRID, 31 (OTR/PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, despide el año mostrándonos su visión idílica del país. España va bien, la economía mejora, los españoles han recuperado el ánimo y los pactos funcionan. No sabe si va a poder aprobar los presupuestos pero, tras constatar la deriva de los líderes de las fuerzas de la oposición, con su impenitente inmovilismo se siente capaz de vencer a los peores augurios confiando en el apoyo final a las cuentas públicas.
Ni siquiera el enrocamiento de los partidos por la independencia en Cataluña parece sacarle de su embeleso. Aferrado al mantra de que se puede hablar de todo menos de referéndum, quiere demostrar que en ese "todo" se esconde el arcano de la solución al mayor reto que tiene planteado el Estado el año próximo. De la pérdida del poder adquisitivo de las pensiones, de la precariedad laboral, del incremento de españoles por debajo del umbral de la pobreza, ni una palabra.
Casi a la misma hora, pero en otro sitio, Carles Puigdemont, el President de la Generalitat, se dirige a los catalanes dando por hecho que todos comparten como único objetivo en la vida la independencia. Les ratifica la celebración de un referéndum legal y vinculante en 2017. No dice que legalidad va a amparar la convocatoria, pero le da igual; presupone que así le volverán a votar una y otra vez, pese a que no mencione ningún otro problema de su gestión, ni se dedique a otra cosa que no sea la ruptura.
También la presidenta andaluza, más al sur, hace balance del año transcurrido. Ni una palabra de lo que todo el mundo, y no sólo los andaluces, tiene en mente. Ni mención de su traslado a Madrid para dirigir al PSOE y optar por dirigir España. Y es que no quiere abrir la veda y que surjan candidatos por doquier para competir con ella en primarias. Mientras, da cuenta de la preocupación por los malísimos datos del paro en Andalucía, de los pésimos resultados, reflejados por el informe Pisa, sobre la educación en su tierra, de los conflictos de la sanidad pública, como si no llevara cuatro años al frente de la Junta. Como si fuera una observadora ajena a estos asuntos.
Y con estos mimbres, y los que faltan por hablar, los españoles vamos a saltar a 2017. Nos podremos consolar pensando que peor están los británicos con el Brexit lastrando su economía, o Estados Unidos con Trump en la Casa Blanca. Pero es que 2016 ha sido un año para olvidar, y solo podemos desear que a partir de mañana todo vaya mejor.


Miércoles, 15 de agosto

BUSCAR

Síguenos

Hemeroteca