Opinión

Todos som Cataluña, somos España.

12.10.13 | 12:20. Archivado en Miguel Cancio


Hoy, 12 de octubre 2013, es el Día Nacional de España y de la Hispanidad-de nuestras muy queridas naciones hermanas hispanas (España debe potenciar mucho mas, con el mayor rigor, fuerza, competencia y creatividad, y como viene haciendo Francia con la Francofonía, la Hispanidad, la Hispanofonía, junto a las muy queridas naciones hermanas de Hispanoamérica, de todas las naciones, zonas donde se habla español, que es la lengua con mayor desarrollo del mundo y que, según informes muy rigurosos, en el año 2050 superará al inglés), de la Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil, Patrona de Zaragoza, etc.

El 12 de octubre 2013, todos los catalanes de bien, que quieren lo mejor para Cataluña, deben de manifestarse pacifica, alegre, integradora, convivencial, participativa y festivamente, en Barcelona, en la Plaza de Cataluña, en la defensa de la unidad de la nación española, de que Cataluña ha sido y es España, de sumar y no de restar, de integrar y no desintegrar, de hermandad y unidad, y no de separatismos, insultos, mentiras, engaños, odios, corrupciones y enfrentamientos, del Imperio de la ley, del Estado de derecho, de la Constitución española de 1978 y no de su violación con el ilegal derecho a decidir, el ilegal derecho de autodeterminación, pues, como establece la vigente Constitución española de 1978 (que los representantes catalanes juraron cumplir y hacer cumplir) en su artículo 1: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. La Constitución española en su articulo 2, y al igual que la vigente Constitución de Francia, dice que: España es indivisible e indisoluble.

En Cataluña, que, desde hace siglos, forma parte de la nación española; en Cataluña, de forma ilegal, los nacionalistas antiespañoles y anticonstitucionales, con el apoyo, absolutamente irresponsable y neoleninista, de la izquierda y otros sectores antiespañoles, vienen tratando de promover, con todo tipo de manipulaciones y juegos sucios, la negación, la deslegitimación, desprestigio, desestabilización y liquidación de la nación española (una de las mas antiguas del mundo y que tiene la tercera constitución mas antigua del mundo tras la americana y la francesa), de su lengua, cultura y principales símbolos y tradiciones españoles, del Imperio de la ley-Estado de derecho-de su vigente Constitución democrática de 1978 (aprobada ampliamente en la Comunidad autónoma española catalana) y la liquidación de la soberanía del pueblo español (del que han emanado, del que emanan todos los poderes de España, del Estado español), la ruptura de su unidad y la generación de odio, crispación y todo tipo de enfrentamientos entre las gentes, pueblos y culturas que integran y definen la plural, enriquecedora y diversa nación española.

A parir de Aristóteles: La nación española se dice, honrada, democrática, responsable, unitaria, integradora, solidaria y creativamente, de formas múltiples y diversas. La política noble, que debe buscar el bien común, debe basarse siempre en la ejemplaridad, en la ética pública y privada, en la virtud cívica, en la deontología ciudadana, política, profesional, empresarial, etc., es decir, en la cultura, moral del juego limpio, de deber individual y social con principios frente a la cultura, moral de la politiquería, del partidismo, del tajadismo, del juego sucio, del todo vale para ganar-no perder, de los intereses a cualquier precio.

>> Sigue...


El rincón del soneto - MUJERES Y HOMBRES Y VIVEVERSA.

12.10.13 | 12:20. Archivado en Salvador Freixedo


MUJERES Y HOMBRES Y VIVEVERSA

El “Mujeres y hombres y viceversa”
es otra defecación de los Vasiles
de las que parece que tienen miles
a cual más degenerada y perversa.

Son programas cultos, pero a la inversa,
en los que abundan los zascandiles
con tipas extrañas algo cerriles
que nos horrorizan con su conversa.

En ponerse en cueros son superiores
y en decir burradas son aún mejores
Como Pablo Vasile no hay ninguno

en arremeter contra la cultura
pues es indiscutible número uno
poniendo en las ondas telebasura.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«LA EXPAÑA DE Z»
salvador.freixedo@hotmail.com
Suscripción gratuita


Más que palabras - Feminismo y Femen

12.10.13 | 12:20. Archivado en Esther Esteban


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

A mi desde luego me importa un bledo que una mujer enseñe sus pechos o su cuerpo desnudo si le da la gana. Ni me escandaliza ni le presto mayor atención, salvo cuando el cuerpo femenino se representa como una obra de arte a la que admirar. Sí me molesta, profundamente, que se presente como un objeto de deseo sexual y llevo toda la vida luchando contra esos estereotipos que tanto daño nos siguen haciendo.
Me he mostrado siempre a favor y al lado de los movimientos feministas cuando han denunciado esas campañas publicitarias en el que se utiliza a las mujeres como un reclamo, como un objeto más a consumir, y ¡claro he tenido algún que otro disgusto profesional por la forma en que algunos compañeros afrontan el tema de la igualdad de género!.
De lo que vimos el otro día en el Congreso y de la forma en que el grupo Femen se dio a conocer en España se pueden hacer varias consideraciones. Desde luego hay que reconocer que si lo que buscaban era un gran impacto mediático en España, lo han conseguido con creces. No sólo fue la portada de los grandes periódicos sino que, seguramente, ha sido una de las imágenes más repetidas en televisión y más comentadas en la radio de los últimos tiempos. Que las activistas aparecieran en el pleno, mostrando sus pechos a modo de pancarta para mostrarse a favor del aborto, cuando estaba en el uso de la palabra el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardon, evidentemente desconcertó a sus señorías y especialmente al presidente preocupado por si ocurría una desgracia y se caían de la barandilla.
Por su puesto que se puede compartir o no la reivindicación de Femen pero el interés no se ha centrado en el fondo de la cuestión, en sí el aborto -como ellas escribían en su pecho- es sagrado, sino en su desnudo parlamentario. Alguien ha dicho estos días que la gran contradicción de este movimiento es que so pretexto de denunciar el sexismo y la utilización del cuerpo femenino, son ella misma las que enseñan el suyo para buscar una foto que alimenta el morbo que dicen combatir.

Es verdad que esta forma de protesta choca, frontalmente, con los postulados que han defendido tradicionalmente los movimientos feministas quienes han combatido los desnudos femeninos como reclamo publicitario y exigen que la mujer sea considerada por sí misma y no como un objeto sexual. He leído que el gurú del movimiento FEMEN, un ucraniano llamado Víctor Sviatski -ya apartado del mismo- insultaba a las activistas llamándolas "perras" o "zorras" y ellas lo aceptaban con normalidad porque "Ucrania -según han dicho- es un país brutal donde eso no es anormal. Tal vez sea eso, que este movimiento nació en un país brutal y ellas aceptaban sumisamente ser insultadas, pero España no lo es y aquí muchas llevamos mucho tiempo levantando la bandera de la igualdad.
No sé si tiene razón el tal Sviatskin cuando dice haber acuñado un nuevo feminismo "el viejo es el de las mujeres de suéter gris y vello en las axilas, queriendo ser como los hombres. El nuevo es el que entiende que la mujer es hermosa y sus pechos el símbolo de feminidad, por eso las acciones son en top less". Señala, desde su óptica particular. No puedo estar más en desacuerdo porque aceptar eso es simplemente aceptar que toda nuestra lucha de años es sólo una cuestión de estética, puro maquillaje. Que las mujeres seamos hermosas y estemos orgullosas de nuestra feminidad, no tiene nada que ver con nuestras reivindicaciones de igualdad. Y si no que se lo pregunten a tantas y tantas que por su condición de mujer ganan menos a igual trabajo que sus compañeros varones. Por muy llamativa que sea la protesta si sólo se queda en exhibir cuerpos esculturales y pechos turgentes, como ha ocurrido en este caso, el esfuerzo es inútil y desesperante, la verdad. ¡Que decepción!


Fernando Jáuregui - La juez Alaya, los sindicalistas y lo impresentable de todo esto

12.10.13 | 12:20. Archivado en Fernando Jáuregui


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Acabo de regresar de un corto viaje por Andalucía. Reconozco que, de cerca, la cosa impresiona más: impresentable todo, si le digo la verdad. Obsesionados como andamos todos con otros problemas territoriales, principalmente el catalán, parece que lo que está ocurriendo en Andalucía tiene una importancia secundaria. Y no es así. No solo porque estamos hablando de la Comunidad Autónoma más grande y populosa de España, sino porque lo que ocurra en Andalucía tiene enorme trascendencia ante cualquier elección política. Y, desde luego, es una comunidad clave por sus peculiaridades, por ser una de las dos de España gobernadas por el Partido Socialista y por ser reflejo y ejemplo de no pocas cosas.
Un mal ejemplo, por cierto, en algunos aspectos. Andalucía ha tenido la mala suerte de haber sido sacudida por un vendaval de escándalos que afectaron a dependencias de la Junta en lo referente a los ERE y, al tiempo, por el mal uso de las subvenciones a los sindicatos, especialmente a la UGT andaluza. Corrupción rampante cuyos últimos responsables aún están por dilucidar, pero que ni ha sido suficientemente explicada ni, desde luego, vigilada por los máximos representantes de la Administración ni de los sindicatos. Impresentable: que pague quien tenga que pagar, y cuanto antes.
Pero hay más: si tengo que decir la verdad, me produce cierta conmoción la instrucción que de toda esta trama corrupta está realizando la juez Alaya. Las redadas practicadas esta semana entre sindicalistas, con gran estrépito y publicidad de los detenidos ante las cámaras de televisión, me han parecido simplemente escandalosas. Especialmente, cuando los encarcelados con tanta alharaca fueron puestos en libertad (con cargos) transcurridas no muchas horas. ¿De verdad era necesario semejante alboroto? Dice Leonardo Sciascia que los jueces tendrían que pasar tres días en la cárcel antes de enviar a prisión a un detenido. En este caso, lamento decirlo, ni había especial peligrosidad por parte de los sindicalistas, ni se corría riesgo de fuga o destrucción de pruebas, y menos aún de repetición de un delito que ni siquiera está probado. La prisión preventiva, simplemente, carecía de justificación.
Espero que el amable lector me comprenda: no disculpo la inaceptable actuación de los responsables de UGT en Andalucía; me indignan sus mariscadas disfrazadas de otra cosa, sus regalos justificados bajo epígrafes menos evidentes. Pero meter en la cárcel a alguien es algo, la juez debería saberlo, muy serio. Claro que, incluso si hubiese sentido alguna simpatía por estos golfantes, me habría desaparecido al ver cómo sus seguidores se agolpaban a las puertas del Juzgado en Sevilla para vociferar insultos del carácter más zafio contra alguien que, sea como fuere, representa al poder judicial y mantiene una actitud de dignidad, aunque uno pueda -y yo lo hago- discrepar de sus métodos.

Lo dicho, en fin: un espectáculo verdaderamente impresentable, y nada me extraña el bochorno generalizado que embarga a la generalidad de los andaluces. De pena; confío en que la nueva presidenta andaluza, que parece estar animada a ello, se esfuerce en cortar de raíz tanta sordidez, que poco contribuye a la "marca Andalucía".


Andrés Aberasturi - El descrédito sindical

12.10.13 | 12:20. Archivado en Andrés Aberasturi


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Respeto -pese a mi total escepticismo- los beneficios que se pueden obtener en un curso de risoterapia. Lo que ya me cuesta más es respetar que un sindicato, en un país con seis millones de parados, dedique una parte de las subvenciones que recibe graciosamente de todos nosotros a impartir estos cursos a los trabajadores.

La verdad es que suena a cachondeo. Ya sé -y lo he escrito- que sólo será una parte mínima, una anécdota, pero no tengo nada claro que la clase trabajadora demande con urgencia cursillos de risoterapia.

Pues en estos cursillos y en unos más serios y en otros igual de absurdos, se han gastado los sindicatos parte de la subvenciones que recibían. Luego llegaron los asaltos a los supermercados y más tarde el escándalo -que aun siguen negando- de su presunta participación en los EREs y de su no menos presunta falsificación de facturas y desvíos de fondos.

Y lo mejor que se les ocurre para defenderse de estas bochornosas acusaciones, con pruebas contundentes y publicadas, es comparar las detenciones ordenadas por Alaya con la negra brigada político-social del franquismo.

Y a la juez, caña por un puñado de valientes que la esperaban a la entrada del juzgado: "fea, inquisidora, Alaya, pepera, metete en la lechera".

Una imagen bochornosa y que deja al descubierto cuál es la actitud y el talante de estos personajes. Y así les va.

A la misma hora que en rueda de prensa afirmaban que, según su investigación, todo cuadra y solo admiten posibles y puntuales errores, la presidenta de Andalucía informaba que ya se habían devuelto más de 25 mil euros cobrados indebidamente por la UGT; y aun queda.

No es fácil caer tan bajo, acumular tanto descrédito, derrochar tanto cinismo pidiendo cuentas a los demás pero negándose a ellos a ser transparentes.

Durante la transición -y naturalmente en el final del franquismo- los sindicatos jugaron un papel fundamental demostrando una responsabilidad ejemplar. Después llegó un tiempo de evolución porque la "famélica legión" de las masas trabajadoras se había convertido en una clase media libre ya en democracia y con legítimas aspiraciones de ir subiendo más y más.

Fueron los años en los que los sindicatos pactaban fácilmente con la patronal y ampliaron su apoyo a los trabajadores promoviendo, por ejemplo cooperativas de viviendas como la tristemente célebre PSV de la UGT sobre la que alguna vez se tendría que escribir la verdad y quienes contribuyeron a su fracaso. De vez en cuando una huelga general y poco más.

El sistema funcionaba y en los dos grandes sindicatos, que tenían el monopolio de la representación de todos nosotros, fluía el dinero con la misma facilidad que lo hacía en los partidos e incluso mejor porque los sindicatos están a salvo de cualquier control institucional, son, de alguna forma, intocables y oficialmente opacos.

Pero llegó la crisis y aparecieron los brotes negros -estos de verdad- de la corrupción de todos y hoy, lamentablemente, la UGT y CCOO ocupan las portadas de periódicos e informativos.

No va a ser fácil -y menos aun negándose a la autocrítica- recuperar el prestigio que empezaron a perder hace mucho tiempo con tanta subvención, tanta risoterapia y tanto liberado. Pero así están las cosas y disimular los agujeros negros implicando nada menos que a Aznar, tampoco parece una gran estrategia.

Ahora el Gobierno de la Comunidad de Madrid les ha quitado el 90% de las subvenciones para formación y habrá que oírles.

Pero también habrá que oír a las bases de la UGT de Andalucía "hartos de defender a golfos". Pues eso.


Antonio Casado - La educación nos divide

12.10.13 | 12:20. Archivado en Antonio Casado


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Según la doctrina del principal partido de la oposición, el PSOE, la reforma educativa pilotada por el ministro Wert, ya en el Senado para una segunda lectura, alumbra un modelo dual: una educación para hijos de familias con dinero y otra para hijos de familias con pocos recursos económicos. En esto coincide con los otros partidos de izquierda que el pasado jueves votaron contra el proyecto (LOMCE) aprobado sólo con los votos del PP, que suponen la mayoría absoluta de la Cámara. También alegan los discrepantes que segrega a los alumnos demasiado pronto (a los 14 años) para colocares en dos túneles paralelos y sin salidas laterales como son el Bachillerato y la Formación Profesional (desde los 16 años). Y en el caso de los nacionalistas (vascos, catalanes y canarios), para acabar de rematar la faena, el conflicto se plantea en los repartos competenciales.
Sin embargo, ya es irrelevante discutir si la ley acierta o no acierta en el planteamiento de todas esas cuestiones. Tampoco compensa detenerse en el debate ideológico clásico, con las pedradas de siempre entre la derecha y la izquierda. El problema es el de una legislación básica que nace con fecha de caducidad. Digámoslo de otro modo: a menos que sea modificada en el Senado, algo muy improbable, esta ley nace con muy poco futuro. No puede haberlo cuando divide de este modo a los españoles, si nos atenemos a la matemática parlamentaria.
Por un lado están los 10,8 millones votantes del PP, cuyos diputados apoyan la ley. Por otro, los 12,3 millones representados en las fuerzas políticas que este jueves votaron en contra de la misma. Es algo más que un sofisma aritmético. Es la metáfora del fracaso anunciado de una ley que, en virtud de la mayoría absoluta del partido en el poder, ha superado en la calle una huelga general de la enseñanza y, en el Congreso, las once enmiendas de totalidad que pidieron su retirada y ahora se comprometen a derogarla en cuanto la mayoría parlamentaria cambie de signo.
Por tanto, está claro que estamos ante un nuevo intento de arreglar unilateralmente esta asignatura pendiente de la democracia española. De acuerdo con que es necesario revisar el modelo fallido que dejaron los socialistas (en eso tiene razón Wert), pero con vocación de durabilidad. Y eso solo se consigue si se asienta sobre los dos pilares centrales del espectro político, el derecho y el izquierdo. Querer estar en posesión de la verdad, tanto a un lado como al otro de esa barricada ideológica, es incompatible con la aspiración nacional de contar con un modelo educativo duradero y estable.
Es muy mala noticia el alumbramiento de un sistema educativo rechazado por todas las organizaciones defensoras de la enseñanza pública (padres, alumnos y profesores) y reprobado por doce de las trece fuerzas políticas de base parlamentaria.


Fermín Bocos - Vivir con 300 euros

12.10.13 | 12:20. Archivado en Fermín Bocos


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Según el último informe de Caritas, en España ,tres millones de personas viven con menos de 307 euros al mes. Malvivir, sería la palabra más adecuada para describir una situación de precariedad que delata que la situación social va camino de ser insostenible. Esos tres millones de personas sufren lo que los sociólogos denominan "pobreza severa".

La cifra es tan reveladora que, como si de una radiografía se tratara, nos muestra el hueso de la crisis. En seis años, desde que se inició la senda de la recesión y el número de desempleados empezó a dispararse, se ha duplicado la cifra de excluidos sociales atendidos por esta organización católica.

Los datos de Cáritas describen el verdadero rostro de la crisis, aquél del que apenas se habla en el relato oficial. Ancianos, niños, parados de larga duración y emigrantes a la deriva, son los rostros tristes que vemos en los comedores sociales. Es la cara sin esperanza que sólo de vez en cuando retratan los telediarios.

Lo peor de esta situación es que empezamos a acostumbrarnos. Acostumbrarnos a que el FMI o los informes del Banco de España pronostiquen que la cifra de parados seguirá dónde está: por encima del 26 %, más de cinco millones de personas.

Muchas de ellas, condenadas a no volver a encontrar un empleo; condenadas a malvivir a base de chapuzas o de las ayudas de la familia o compartiendo la cada vez más asediada pensión de los abuelos.

Dice Cáritas en su informe que lo peor de esta situación de pobreza y exclusión es que se ha hecho crónica, que de cada tres personas atendidas una ya lleva así más de tres años.

A medida que determinadas decisiones políticas van debilitando el Estado de bienestar (se han endurecido las condiciones para acceder a la sanidad, la dependencia o algunos servicios sociales), crecen las colas ante las puertas de Cáritas.

Comida, vivienda y ropa. Cada vez es mayor el número de ciudadanos que carecen de los bienes materiales imprescindibles para vivir.

Es motivo de vergüenza que tanta gente lo esté pasando tan mal cuando. en paralelo, vemos el derroche de dinero en acciones que persiguen quimeras políticas o en despliegues de asesores y coches oficiales destinados a perpetuar el culto a la personalidad de personajes y personajillos que en algunos casos son auténticos vividores de la política.

Por fortuna, no todo es descaro y olvido de los humildes.

Habla bien de Amancio Ortega, el patrón de Zara, que el hombre más rico de España no se haya olvidado de quienes poco o nada tienen y haya donado 20 millones de euros a Caritas.

Estamos esperando que sus colegas del Ibex se den por aludidos.


Al margen - Elpidio, Alaya y la Fiscalía

12.10.13 | 12:20. Archivado en Rafael Torres


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Hay jueces estrella y jueces estrellados, siendo corriente en España, al parecer, el tránsito desde el firmamento de la popularidad al lodo de la depuración. Sin embargo, ni todos los jueces estrella acaban mordiendo el polvo, ni todos los arrojados a él rinden ese tránsito a la misma velocidad, aunque existen un par de modalidades infalibles para que a un juez, estrella o no, le arruinen la carrera en un pis pas, estrellándole contra la dura realidad del país: investigar los crímenes del franquismo y meter a un banquero en la cárcel.
El juez José Elpidio Silva, titular del juzgado nº 9 de Madrid, se sentará el próximo miércoles en el banquillo acusado de prevaricar en el llamado Caso Blesa de su jurisdicción, aunque la gente, que es muy bien pensada cuando se pone, está convencida de que si no hubiera ordenado prisión contra el ex-presidente de Caja Madrid, ni se sentaría en banquillo alguno ni a ningún fiscal se le ocurriría denunciarle por nada. De Blesa se acuerdan todos los días, y en términos irreproducibles en ésta columna, los cientos de miles de ciudadanos españoles estafados con los productos tóxicos de falso ahorro que la dirección de la Caja hoy integrada en Bankia decidió endosarles mediante ardides y engaños, cual acreditan las cada vez más abundantes y nítidas pruebas reunidas por el Juez Andreu de la Audiencia Nacional que lleva ese asunto con el disgusto también, cómo no, de la Fiscalía. Dichas víctimas de la mayor estafa institucional de la historia, esperaban la acción de la Fiscalía en defensa de la legalidad ante el monumental ilícito, pero lo que han obtenido es la acción de la misma en favor de quien ostentaba la máxima responsabilidad en la entidad que engañó masivamente a sus mejores clientes y en contra del juez que, bien que por otra causa aledaña, pretendió ser simplemente un juez y hacer lo que de un juez se espera, justicia.
Ay, la Fiscalía. Qué mansa, paciente y contemporizadora con, por ejemplo, Mercedes Alaya, juez estrella de otro color y con otro fulgor, y qué implacable con Elpidio. Y qué desentendida del gigantesco delito de las Preferentes porque dice no verlo. ¿Pero lo ha mirado?


Miércoles, 23 de abril

BUSCAR

Los mejores videos

Síguenos

Sindicación