Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

La parroquia de Los Ángeles acoge la expo #Asfixia

29.01.19 | 11:45. Archivado en Autor

Desde el pasado 26 de enero y hasta el 7 de febrero la parroquia de los Ángeles de Vitoria acoge una exposición de dibujos realizados por jóvenes de la Amazonía, en la que plasman sus ilusiones y frustraciones. El dominico Mitxel Gutierrez, muestra con orgullo este trabajo de la organización Selvas Amazónicas , entidad de la Orden de los Predicadores que fue creada en 1966 para apoyar la labor evangelizadora, social y humana.

A lo largo de estos años han puesto en marcha 3 hospitales, 3 dispensarios, más de 100 escuelas, 12 internados, 2 oficinas de Derechos Humanos, 4 emisoras de radio y 3 centros para el estudio de la teología, entre otros logros.
La exposición forma parte de la campaña #Asfixia con la que los dominicos pretenden mostrar las repercusiones que nuestro consumo desaforado está provocando en las comunidades indígenas del Amazonas. Para ello han pedido a niños y jóvenes que se expresen a través del dibujo y que expliquen luego el mismo.

En la exposición se ofrece también la posibilidad de sumarse a la denuncia de este consumo abusivo mediante la firma de un manifiesto.

Non solum sed etiam

Desde que leí que se ha encontrado polvo de las arenas saharianas en los bosques del Amazonas me pareció el ejemplo más visual de cómo lo que pasa a este lado del charco acaba dejando su huella en el otro lado.
A veces siento que la sociedad ha decidido emprender una carrera hacia su autodestrucción. El egoísmo humano a la enésima potencia.


La CECA ejerce su misión profética

24.01.19 | 12:57. Archivado en Autor

Monseñor Ruiz Molina comparte las denuncias que el episcopado de Centroáfrica ha reflejado en su carta pastoral y que ha trasladado al presidente del país y a los organismos internacionales que están presentes en el país africano.
Como ya adelanté en una información anterior, el inicio del año para la Iglesia en Centroáfrica fue “intenso”, y de la mano de monseñor Jesús Ruiz íbamos a conocer más detalles de los tres encuentros que marcaron la agenda en las dos primeras semanas de 2019.
Diez días duró el encuentro de la CECA (Conferencia Episcopal Centroafricana) en los que se abordaron una larga lista de asuntos. salud, CARITAS, emigrantes, seminarios, liturgia, vocaciones, familias... y de esa reunión salió el texto que cada año marca la opinión de la Iglesia respecto de la situación política, social y religiosa en el país. Así lo cuenta monseñor Ruiz: “Cada año escribimos en esta ocasión el Mensaje al pueblo de Dios donde se hace un análisis de la situación del país en clave cristiana... Ese texto, que este año salía bajo el título de “La justicia y la paz se abrazan” se lo leímos íntegramente el sábado día 12 al presidente de la Republica, y pudo escuchar la crítica muy fuerte de su actuación o mejor dicho ausencia gubernamental en todo el país de la que nos hacemos eco.”

El documento

Las siete páginas, de la carta pastoral que los obispos de Centroáfrica dirigen a su pueblo, comenzaba con un recuerdo a los mártires: “invitamos también a honrar la memoria de los sacerdotes y los que dieron su vida para la justicia y la paz desde el principio de esta crisis que nos ha sido impuesta. Pueda al Señor concederles el descanso eterno y la sangre de su martirio fecundar todas las iniciativas que pretendan restaurar la justicia y la paz en la República Centroafricana.”

Tras reconocer los esfuerzos que el Gobierno, organismos internacionales y la MINUSCA estén pudiendo hacer por buscar una estabilidad para el país, los obispos denunciaban la otra cara de la acción internacional: “. No obstante, lamentamos la duplicidad de ciertos contingentes que dejan pudrir la situación bajo sus ojos como si sacasen provecho de eso, particularmente los marroquíes al este, los paquistaníes en Batangafo y los mauritanos en Alindao. Tal actitud hace sólo agravar la situación crítica del país.”

El texto se articula en seis apartados, el primero de los cuales se encabeza con la frase “¡Nuestro país está en peligro!” y en el que se dicen frases como: “Es triste comprobar que aparte de la capital y algunas ciudades, el Estado no está presente. Los funcionarios civiles y militares (FSI), no tienen los medios necesarios para actuar; su número es simbólico. El estribillo " el Estado no tiene dinero " suena a cinismo en las situaciones donde las infraestructuras de carretera, escolares, administrativas y sanitarias, faltan o son del tiempo del Emperador Bokassa.”

Las denuncias que hacen son explícitas y concretas: “En las zonas ocupadas, los grupos armados se entregan a los actos repetitivos de violencias inhumanas y de violaciones graves de los derechos humanos: chantajes, trabas a la libre circulación de los bienes y de las personas, los impuestos de diferentes tipos, impuestos de capitación, incendio de sitios de las trasladadas, las detenciones arbitrariedades, secuestración, torturas, ejecuciones sumarias o extrajudiciales, conquista de nuevas localidades.”

Las fronteras del país están desprotegidas y bajo una anarquía que favorece la trashumancia ilegal y el robo de ganado por una parte y el tráfico ilegal de armas por otra. El país se está enfrentando a un futuro de desaparición o de partición en dos.

>> Sigue...


Un joven de Vitoria elegido para portar la Cruz de la JMJ en Panamá.

24.01.19 | 11:22. Archivado en Autor


Mikel Sevilla ha sido uno de los 10 jóvenes de todo el mundo elegidos para portar la Cruz Peregrina en la Ceremonia de Acogida de los jóvenes al Papa. “Zorionak Mikel, ya no eres sólo Vitoria, ahora eres España, con tus brazos todo un país carga la cruz y peregrina contigo a cada paso” le escribían en las redes sociales desde la Delegación Diocesana de Pastoral con jóvenes. El mismo Mikel daba la noticia escribiendo: “estoy aquí esperando en la tarima de la JMJ porque me han elegido entre los 20 jóvenes que van portar el icono y la cruz de la jornada mundial de la juventud. Entonces para mí es un privilegio poder representar a tantos jóvenes como yo y tanta gente que tengo en mi mente”.

No es la primera JMJ para Mikel, este joven vinculado al colegio de San Viator de Vitoria, participó en la JMJ de Madrid en 2011 y en Polonia a la que acudió con el grupo de la Diócesis encabezado por el obispo monseñor Elizalde.
Mikel desde niño ha ido creciendo en la fe dentro de su familia y acompañado también por la comunidad de San Viator, primero en la catequesis y luego dentro del grupo Crisol con el que sigue vinculado.
Cuando llegó la cruz a Vitoria, previa a la JMJ de Madrid, el fue uno de los alumnos voluntarios para llevar la cruz por las calles de Vitoria.
Participó activamente junto con el grupo Crisol San Viator con la Delegación diocesana de Pastoral con jóvenes de Vitoria en acogida a los peregrinos de la JMJ en Vitoria en el año 2011. De hecho se ha encontrado en Panamá con algunos peregrinos mexicanos que vinieron a Vitoria. Desde pequeño, ha vivido la experiencia del encuentro, primero en Silos con Cristianos sin Fronteras (CSF), ha participando en marchas, Tren misionero, Canción Misionera... Con el grupo Crisol San Viator cada verano participa en el campamento de Carrion (encuentro intercongregacional)... el año pasado tomó parte en la Javierada. El es auxiliar de enfermería, y en el trabajo no ha dudado en pedir sus vacaciones en estas fechas para poder asistir a este encuentro mundial.

Non solum sed etiam

Vitoria y las JMJ

La Diócesis de Vitoria ha estado presente en las JMJ desde su génesis en aquel Domingo de Ramos de 1985 en la Plaza de San Pedro del Vaticano. En el año 1985, la ONU proclamó un Año Internacional de la Juventud. El Papa, deseando manifestar la atención de la Iglesia hacia las nuevas generaciones, convocó a los jóvenes a Roma para el Domingo de Ramos. La respuesta fue grande: 300.000 jóvenes se repartieron entre las iglesias de la ciudad para los diferentes momentos de oración y catequesis, reuniéndose después en la plaza de San Pedro para participar en la celebración con el Papa.
Tras aquel encuentro, los jóvenes de Vitoria volvieron a encontrarse con el Papa en la que sería la IV JMJ que se celebró en Santiago de Compostela en 1989; En el año 1991, la VI JMJ de Częstochowa (Polonia) vivió el primer gran encuentro entre los jóvenes del Este y Oeste de Europa después de la caída del muro de Berlín, y allí también hubo representación alavesa; En 1997, la XII JMJ se celebró en París, y allí también se acudió para asistir en el Hipódromo de Longchamps a los actos con un Karol Wojtyla ya muy mayor y bajo un sol de justicia; En el 2000, año del Gran Jubileo, la XV JMJ se celebró en Roma, donde Juan Pablo II, a pesar del avanzado estado de su enfermedad, compartió con alegría este momento extraordinario de gracia con dos millones de jóvenes, a los que llamó a ser “centinelas de la mañana”; En 2005, poco después de la muerte de Juan Pablo II, Benedicto XVI presidió la XX JMJ de Colonia, en su Alemania natal, y allí hubo alaveses acompañando al nuevo Papa; La siguiente cita, con una nueva generación de jóvenes alaveses que se sumaron a acudir a la llamada del sucesor de Pedro fue en el año 2011 en la XXVI JMJ celebrada en Madrid; Y la última cita a la que un grupo de jóvenes de la Diócesis de Vitoria participaron en la JMJ, y esta vez con el aliciente de ir encabezados y acompañados en todo el viaje por su obispo, fue la XXXI JMJ celebrada en Polonia, en la que se reunieron en torno a tres millones y medio de jóvenes.
Ahora, en la XXXIVª Edición de los encuentros del Papa con la juventud se mantiene la fidelidad de la Diócesis con la presencia de un joven que ha viajado con la delegación española hasta Panamá, con la suerte de haber sido elegido para tener un papel protagonista entre los jóvenes del mundo.
La XXXVIIª Edición se celebrará en Portugal, la cercanía de este país será un aliciente que garantizará una buena representación de la juventud alavesa en el encuentro con el Papa en el 2022.


“TU DIOS BAILARA POR TI.”

21.01.19 | 11:13. Archivado en Autor

El Diario de Jesús Ruiz (I)

Monseñor Jesús Ruiz Molina nació en La Cueva de Roa, provincia de Burgos, en 1959. Entró en el Seminario de Burgos a los once años y después se fue con los Combonianos porque quería ser misionero. Fue a Granada para el postulantado, luego Moncada (Valencia), luego, tras ser ordenado de diácono, a París. Su ordenación sacerdotal fue en Miranda de Ebro en 1987. Después 30 años en África Jesús pensaba ya en un retiro tranquilo en su patria, pero Dios le tenía guardada una sorpresa, el día de su 30 Aniversario de ordenación sacerdotal se le comunicaba la decisión del Papa Francisco de nombrarle obispo auxiliar de Bangassou. Y Ahí, comenzó una nueva etapa de su vida.
“Diez días después de mi consagración episcopal, me pongo a escribir este diario consciente de comenzar una nueva etapa en mi vida que quiero compartir con vosotros familia y amigos, que acompañáis de diferentes maneras mi caminar.”

He tenido el privilegio de poder acceder al diario que desde que fue ordenado obispo ha comenzado a escribir monseñor Ruiz Molina con la idea de compartir con sus seres queridos una parte de lo que él está viviendo a kilómetros de distancia.

Con el permiso del autor voy a a ir entresacando algunos párrafos que ayudarán a conocer la realidad que está viviendo la Rep. De Centroáfrica casi en riguroso directo.
Monseñor Ruiz decidió poner por escrito lo que está viviendo en esta nueva etapa de su vida. Cuando ya estaba pensando en retirarse y regresar a su tierra, Dios, a través del Papa Francisco, decide ligarle de por vida a su querida África.

Las primeras hojas las dedica a los preparativos de su ordenación, “En broma, comentaba que esto era como preparar una boda… pero sin novia”, y a la llegada de amigos y seres queridos, a quienes ofreció un rápido y completo recorrido por la realidad africana: “Después del primer encuentro, el lunes por la tarde, con la Conferencia episcopal centroafricana reunida en la Nunciatura, me quedé libre para viajar con mi familia y amigos a Mongoumba para enseñares algo de lo que es la misión en el día a día, algo de la belleza de África. Acostumbrado como estoy no fui muy consciente de la dureza de esta África indómita para unos neófitos ilusionados; el viaje de seis horas saltando agujeros, junto con las diarreas, vómitos y malestares físicos nos dieron buenos sustos y me preocupó, pero poco a poco, con una dieta de arroz blanco, los cuerpos fueron aclimatándose.”

El viaje con los suyos dio mucho de sí pero antes retomo el día de su ordenación para reproducir parte de sus palabras en la misma:

“Mi consagración episcopal no es para mí motivo de orgullo; no la concibo como una promoción personal. En esta consagración episcopal siento el orgullo por vosotros, pueblo Centroafricano; vosotros sois el pueblo elegido y amado del Señor. Él me envía en medio de vosotros. Esta consagración es un guiño de ojo de Dios que nos dice: “YO AMO AL PUEBLO CENTROAFRICANO”

He concebido mi escudo y mi lema en esta óptica del Amor de Dios: “ME AMO Y SE ENTREGO POR MI”, que dirá san Pablo (Gal 2,20)

Yo confieso ante vosotros ser un gran pecador, pero he gustado la misericordia de Dios y me ha confiado la misión de la Apóstoles. Os confieso mi pequeñez y mi fragilidad, pero la fuerza de Dios me habita, y es en el nombre del Señor que yo asumo su misión.

Creo en ese DIOS AMOR; creo en ese Dios que ama Centroáfrica y cada uno de sus hijas e hijos, y es por ello que también siento fuerte el DOLOR de ese Dios-Amor cuando ve el sufrimiento del pueblo centroafricano…

Sí, mis hermanas y hermanos, el corazón de Dios está desgarrado viendo el sufrimiento del pueblo centroafricano; su corazón de Padre está triste viendo a sus hijos matándose entre ellos;
Dios llora como una madre; sí, Dios llora viendo sus hijos asesinados por bandas de criminales;
Dios sangra en Centroáfrica; sí Dios sangra en tantos centroafricanos heridos, perseguidos, matados como se mata a los animales…

Y ese Dios nos grita, ‘ese no es mi proyecto de Amor para los centroafricanos’.
Mi proyecto de amor es la PAZ cimentada en una verdadera JUSTICIA…,
Mi proyecto de amor pasa por la escuela y un futuro para esta juventud,
Mi proyecto de amor es vida digna donde se respeten los derechos humanos,
Mi proyecto de amor es un pueblo que pueda saciar su hambre cada día,
Mi proyecto de amor es un pueblo con asistencia sanitaria, un pueblo que cante a la vida…

Queridas hermanas y hermanos, si Dios me otorga el ministerio de los Apóstoles es para deciros su AMOR y denunciar todo lo que está matando a sus hijos. En su nombre, yo te digo Centroáfrica, ‘El hará renacer en ti su amor… y TU DIOS BAILARA POR TI’. No serás tú quien baile por el Señor, será tu Dios que bailará por ti, Centroáfrica; Sí, TU DIOS BAILARA POR TI.

Rezad por mí que soy un pobre pecador. Rezad por mí…; y
Centroáfrica, levanta los ojos pues tu DIOS BAILARA POR TI.”

No privó a sus amigos de nada en el viaje que les llevó a conocer África en estado puro: “Mi familia y amigos alucinando a colores con todo lo que veían y sentían… Esto es muy fuerte, repetían una y otra vez: el calor húmedo tan fuerte, las comidas peculiares, la pobreza de la gente, la multitud avasalladora de los niños, las muestras de simpatía de la población, el difícil control de las multitudes, la dificultad para repartir los regalos, la sonrisa de la gente, la juventud… La vida que corre a raudales.
Visitamos las escuelas católicas de Mongoumba, Ndobo, Bassin y Molabaye repartiendo piruletas, gorras y balones… Estuvimos con la comunidad de Bassin jugando al balón y poniendo en su capilla la colección de imágenes bíblicas y también en Batalimo… Fui a echar una mano a la capilla sin terminar de Bossaramba… Toda una tarde jugando y regalando osos de peluche a los niños operados de la ‘Da ti ndoyé’… Visitas inesperadas a las capillas de Ikoumba-1 y Gouga; paso fronterizo al Congo Brazzaville… Comidas y cenas bajo la baranda de la casa. El plato fuerte lo dejamos para el sábado, domingo y lunes. El paso en la gran piragua fue ya una odisea para los míos. No me podía hacer a la idea que una cosa tan rutinaria que hacemos todos los días se convirtiera en un acontecimiento insólito para poder contar en España.”

En una frase monseñor Ruiz define su África: “Así es África, generosa, abundante, desmedida.”

Monseñor Ruiz lleva muchos años en África (31) y le ha tocado bregar con los líderes políticos en muchas ocasiones. Durante la visita con los suyos tuvo un encuentro que pone de manifiesto dónde ha estado siempre monseñor Ruiz: “Misa de acción de gracias en Mongoumba. La multitud llenó la explanada de la iglesia y mucha gente tuvo que quedarse fuera. Cada comunidad envió su delegación; la capilla de Mongo –que fue la niña de mis ojos- tenía más de 60 representantes; los refugiados de Boyabo en el Congo enviaron trece personas; representación de todas las parroquias de la diócesis; la coral con guitarras eléctricas prestadas para la ocasión. Una carta de bendición y agradecimiento de los musulmanes que están refugiados en el Congo me llegó al corazón. La alegría y el orgullo de la gente era muy manifiesta, la mía también. Al rato de comenzar la Misa apareció Monsieur Opalagna, ministro, con otros dos delegados de otros ministerios. Con Opalagna no nos veíamos desde que le negué la Eucaristía de acción de gracias en 2011 después de las elecciones de Diputados, pues le dije que habían robado las elecciones y no quería mezclar a Dios con sus fraudes políticos… Nos volvemos a ver; él Ministro de Touadera, y yo Ministro de Dios.”

Otro momento para destacar: “Eucaristía en el campamento pigmeo. Llegamos a pie con una solera fuerte. El recibimiento fue muy caluroso con flores de las jóvenes pigmeas y cantos. Muchos cristianos y otros mirones se dieron cita en Mossopo. La población pigmea de unos dos cientos habitantes se cuadriplicó para la ocasión, pues un obispo en medio de la selva no se ve todos los días. La cena y las danzas nocturnas amenizaron la tarde. Regresando en la noche la selva nos ofreció su encanto. Cansados pero con el corazón ensanchado y contentos.”

La ordenación episcopal le mantuvo un poco desconectado de la vida que seguía sucediéndose en su destino, Bangassou. Reproduzco toda la crónica de su regreso por el valor de sus datos y el testimonio que tanto monseñor Juan José Aguirre como Jesús Ruiz Molina están dando en aquellas tierras:

>> Sigue...


Se recupera la figura del P. Otano, asesinado por los nacionales en 1936

18.01.19 | 08:59. Archivado en Autor

Este jueves 17 de enero ha tenido lugar la presentación del libro “Vida y Muerte de José Otano Miquéliz” misionero claretiano asesinado en Hernani en 1936. El claretiano Josu M. Alday es el autor de esta obra que recupera la figura de otro religioso, de los muchos, que durante la Guerra Civil española se vieron atrapados en el conflicto y siendo víctimas inocentes y ajenas a la lucha fratricida de aquellos años. La presentación contó con la participación del catedrático de Historia Contemporánea de la UPV el profesor Santiago de Pablo, quien ha prologado el libro, y que ayudó a entender el contexto histórico en el que se desarrolló la obra y la muerte del P. Otano. El acto se celebró en la Sala Carlos Abaitua en la calle Vicente Goikoetxea, nº 5, junto al Obispado.

El religioso navarro, nacido en la localidad de Lerga, dedicó su vida pastoral a la predicación y a la música, dejando un legado en el que destacan algunas obras en euskera. El libro es también un homenaje a otros sacerdotes y religiosos que fueron asesinados por los nacionales durante la Guerra Civil y que recibieron el merecido homenaje el 30 de junio de 2009 en una ceremonia presidida conjuntamente por los tres obispos de las diócesis vascas en la Catedral de María Inmaculada de Vitoria.


El Autor, tras un repaso de los capítulos que componen el libro, y detenerse en la detención y fusilamiento del P. Otano se preguntaba “¿cuál pudo ser el motivo que realmente le llevó al paredón al P. Otano?” Porque no había indicios ni en su vida ni en quienes han hablado de ella de ser un sacerdote con ideas nacionalistas. O como señalaría Santiago de Pablo “nada en su comportamiento parece que pudiera transgredir el ordenamiento vigente”. El P. Otano aprendió euskera y entendió que la lengua vernácula era el mejor medio de evangelización en algunas zonas del País Vasco, por eso se afanó en trabajar en un elenco de obras musicales en euskera para la liturgia.

>> Sigue...


África se desangra y nadie parece hacer nada.

17.01.19 | 09:23. Archivado en Autor

Algún día la madre naturaleza y la Historia pasarán la factura por el abuso que llevamos haciendo desde hace siglos con África y con América y sus respectivos habitantes y dueños de esas tierras que siguen siendo esquilmadas y regadas con sangre inocente.

Hoy me acerco a la Rep. De Centroáfrica, un país que desde su independencia en la década de los 60 no ha conocido prácticamente la paz, su historia está plagada de golpes de Estado y de cientos de enfrentamientos fratricidas. El año 2013 puede ser la referencia más aceptada para poner un comienzo al conflicto que hoy sigue sumiendo a este país en el corazón de África en la más absoluta de las pobrezas y donde la vida no vale nada.

Como siempre la Iglesia católica permanece al lado de los que más sufren, sufriendo con ellos. Entre las congregaciones que destacan por su trabajo en este país están los Combonianos. Y de la mano de uno de ellos, Jesús Ruiz Molina, obispo auxiliar de Baangassou, vamos a acercarnos a la situación actual de este país, que como muchos otros del continente negro, se desangra y parece que a nadie le importa.

El segundo fin de semana de enero fueron días intensos para los obispos de Centroáfrica. Lo comenzaron con la Asamblea Plenaria de su Conferencia Episcopal, de la que salió un documento en el que se lamentan de la ineficacia de la ONU, de las consecuencias del embargo de armas y, por otro lado, el creciente tráfico de armas y llegada de mercenarios que han sumergido a la nación en una "anarquía". Tras la reunión de los obispos pudieron encontrarse con representantes de la MINUSCA, respecto de los cuales señalan en el documento citado: "Rendimos homenaje a los contingentes de la MINUSCA que con profesionalidad garantizan la protección de los civiles. Sin embargo, deploramos la duplicidad de algunos contingentes, que permiten que la situación se deteriore ante sus propios ojos como si se beneficiaran de ello, en particular los marroquíes en el este, los pakistaníes en Batangafo y los mauritanos en Alindao. Ese comportamiento no hace más que exacerbar la situación, ya de por sí crítica, en el país". Y por último los obispos se reunieron con el presidente del país Faustin-Archange Touadéra al que presentaron el documento de siete páginas. El presidente les recibió con buenas palabras pero con pocas esperanzas de futuro. El presidente dijo que los Selekas eran como un monstruo “que tenían atado y controlado, y ahora está suelto destrozando y devorándolo todo.”

El pasado año la comunidad cristiana en Centroáfrica perdió por ataques armados a cientos de miembros de su feligresía. De los 5 sacerdotes asesinados, dos eran Vicarios Generales de sus respectivas diócesis, pero además han quemado muchos presbiterios, iglesias... y los bienes de la Iglesia, que es la única que permanece cuando todos se van. “Somos conscientes que estamos en el ojo del huracán”, reconoce monseñor Jesús Ruiz Molina.

En los próximos días conoceremos de primera mano más detalles de esa Asamblea de los obispos y de sus encuentros con la MINUSCA y el Gobierno.

Non solum sed etiam

Hace pocos días, una religiosa que ha vivido muchos años en África, Teo Corral, me invitaba a recoger la voz de los africanos. De momento, aunque sea la voz de un europeo, sus más de 30 años en África (llegó al Chad en 1987), sin cambiarle la piel creo que lo hacen uno de ellos, me refiero a D. Jesús Ruiz Molina, con quien he contactado, con las dificultades que la tecnología tiene en “su querida África”, y de quien recibiré información de la situación en aquel país. Emprendo un nuevo “viaje a África” desde la comodidad de mi computadora, sí, pero sabedor de que me pierdo los sonidos, olores, sabores y texturas de una tierra que engancha a todo el que la pisa.


Para Teo Corral África tiene que dar voz a la mujer

12.01.19 | 22:45. Archivado en Autor

Y la Iglesia en África especialmente

Una cosa es escuchar noticias de África, otra muy diferente haber compartido esas historias con el pueblo africano. Esa es la diferencia que marca a muchos europeos con respecto al continente negro.
Teo Corral, es una religiosa nacida en Vitoria y perteneciente a la Congregación de Carmelitas de la Caridad de Vedruna. Gran parte de su vida la ha pasado en África. Desde hace un año ha decidido estar más cerca de su familia, pero sin renunciar a su vocación. Por eso esa distancia mínima la ha situado en Ceuta, donde junto con otras hermanas lleva un programa de acogida de emigrantes de la asociación Elin.
Pinceladas de una entrevista que se puede ver completa en https://youtu.be/dJIMdZ0hpx0

¿Pero dónde descubrió Teo su vocación?

De joven estaba estudiando trabajo social y me tocó hacer prácticas en lo que llamaban el psiquiátrico de las Nieves. El contacto con aquellas personas que estaban apartadas de la sociedad, que no me gusta llamarlas pobres porque es un término muy reduccionista. Una persona no solo es pobre, no solo necesitada, es mucho más. Entonces por un lado el contacto con estas personas y por otro la experiencia de Dios fueron las claves.

Teo se ha pasado más de la mitad de su vida en África, concretamente en varios países del cinturón del Continente africano (Gabón, Togo, Guinea, Chad y Rep. De Centroáfrica). Cuéntanos algo de esa África que tú has conocido.

Sería mucho mejor que lo contasen ellos. Porque no son disminuidos. No me gusta tampoco esa idea buenista de dar voz a los sin voz. No, tienen que ser ellos quienes tomen la palabra por iniciativa propia. Pero bueno, a falta de africanos hoy te cuento algo de la África que conozco. Lo que se vive allí es impactante y enriquecedor. Se aprende a vivir, a escuchar. Te cambia esa idea general de que somos los blancos los que vamos a ayudar. Resulta un tópico hablar de la neocolonización, pero es que es cierto. Colonización en lo económico, lo político y lo religioso.

¿Cómo se pueden entender los conflictos que salpican el Continente africano?

La mayoría de las guerras son por cuestiones económicas. Si miras el mapa de África pero haciendo una lectura de las riquezas de su suelo encontrarás el por qué de las guerras. Y luego a las luchas económicas se asocian las luchas políticas, de poder, étnicas, y también religiosas.

¿Cuál es el papel de la Iglesia en ese marco de luchas y enfrentamientos?

>> Sigue...


Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031