Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

Halina Birenbaum superviviente del Holocausto en Vitoria-Gasteiz

27.04.18 | 17:59. Archivado en Autor

Halina Birenbaum, superviviente del Holocausto: “la gente no aprende de la Historia, solo aprende Historia.”


Halina Birenbaum nació en septiembre de 1929 en Polonia. Siendo muy niña vivió el horror del gueto de su Varsovia natal. El coraje y valentía de su madre logró demorar hasta el límite su deportación y posterior peregrinar por los campos de concentración nazis. Desde los trece a los quince años pasó por los Campos de Majdanek, Auschwitz, Ravensbrück y Neustadt-Glewe, de donde fue liberada en la primavera de 1945.

En 1947 emigró a Israel donde rehízo su vida, se casó y tuvo dos hijos. En 1964 comenzó a escribir sus recuerdos que salieron publicados tres años más tarde bajo el título “La esperanza es la última en morir”. Después se han sucedido otras publicaciones de prosa y poesía, y artículos varios.
Un hecho importante en su vida ocurrió en el verano de 1986, cuando, tras cuarenta años de ausencia, regresó a Polonia y visitó los Campos de Concentración. Fue una dura prueba en la que vivió el ejercicio de conciliar pasado y presente, recuerdos y realidad. Halina define en su primera obra los campos de Concentración como “un símbolo de la victoria de Satán”.
En el 2001 el Consejo Polaco de Cristianos y Judíos le otorgó el título de “Persona de la Conciliación 2001” y la pasada semana su ciudad natal la reconoció como “Hija Predilecta de Varsovia”.

Desde hace años se dedica a ofrecer su testimonio especialmente a los jóvenes, y de forma reiterada en Alemania, Polonia e Israel. La Asociación vasca de profesores de religión en la escuela pública, GARENOK, con la colaboración de la Asociación Havtajá, ha organizado en Vitoria-Gasteiz la visita de Halina Birenbaum a España, en la que los principales actos han sido un concierto por la Paz a cargo de dos coros juveniles, el Iradier Gazte y el Doinuz Blai, bajo la batuta de la directora Leire Betolaza, y dos conferencias en el Palacio de Congresos Europa, en las que intervino también Marta Simó, experta en el tema del Holocausto, doctoranda en la Universidad Autónoma de Barcelona con la Tesis: “La población española y su encuentro con el Holocausto”. Además Halina tuvo varios encuentros con jóvenes en centros escolares de la capital alavesa.


Entrevista

Los hombres le dieron motivos sobrados para no creer en Dios, o al menos para repudiarlo. Pero, después ¿Le ha dado Dios motivos para creer en Él?
No. Mi experiencia fue tan dura que no quiero pensar en la existencia de un Dios. Cuanto vivimos en el gueto, cuando fuimos trasladados en los trenes, sufrimos tanto … Mi familia era religiosa y cumplidora. Y así me educaron. Pero cuando llegué a los campos de concentración y vi y viví todo aquel horror no pude creer en Dios. Creo en las personas, pero no soy creyente.

>> Sigue...


Monseñor Garaygordobil muere a los 102 años

25.04.18 | 00:22. Archivado en Autor

Ha fallecido monseñor Víctor Garaygordobil a los 102 años.
Las delegaciones de Misiones Diocesanas Vascas de las tres diócesis vascas comunicaban a última hora de ayer martes 24 de abril el fallecimiento de On Bittor, como era conocido en los círculos más cercanos. El texto publicado en la web de Misiones Diocesanas Vascas (MMDDVV) dice así:
“Nuestro querido Bittor Garaigordobil, ha fallecido esta tarde, en Bilbao, a la edad de 102 años. Su funeral presidido por el obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta tendrá lugar este jueves, 26 de abril, en Urkiola, a la 1 del mediodía. Previamente se instalará su capilla ardiente en la Abade-Etxea donde él ha residido durante muchos años hasta su traslado a finales del pasado año a la residencia sacerdotal de Begoña, en la que ha pasado sus últimos meses. Tras el funeral recibirá sepultura en el cementerio del santuario.”
Por su valor histórico rescato la entrevista que pude realizarle en 1998 con motivo del 50 Aniversario de las MMDDVV

Mons. Victor: "el camino no es solo evangelizar, es establecer la Iglesia nativa"

El obispo emérito de Los Ríos participó en Medellín, cuna de la Teología de la Liberación.
Mons. Victor Garaygordobil es uno de los ocho primeros misioneros que partieron en el año 1948 desde el Seminario de Vitoria hacia la misión de Los Ríos. Su último cargo antes de abandonar Euskadi había sido el de director de la Casa de Ejercicios de su tierra natal en San Sebastián. Nombrado Administrador Apostólico en el 57, obispo en el 64, presidió las labores misioneras del Grupo Vasco hasta que en 1982 presentaría su renuncia para regresar al País Vasco. Desde entonces reside junto a otros compañeros misioneros en el Santuario de Urkiola. Con su intervención titulada: "Así nació la Misión de Los Ríos. Las Misiones en el Concilio y repercusiones postconciliares", abría el ciclo de charlas del 50 aniversario de las Misiones Diocesanas.

¿Qué fue lo más destacado de los orígenes de las Misiones Diocesanas Vascas?
- El haber conseguido algo que se había estado persiguiendo desde hace años. Vimos la posibilidad de encauzar las vocaciones misioneras de la diócesis por un camino que no existía hasta entonces. Hasta entonces todos los misioneros vascos habían marchado a través de órdenes religiosas o institutos misioneros; ahora se podía ser misionero sin dejar de ser diocesano, eso era realmente lo novedoso.

En el año 48, solo el viaje en barco, era ya toda una aventura ¿Marcharon con la intención o la sensación de no volver?
- Nosotros íbamos en nombre de la diócesis porque nuestra vocación no era individual sino colectiva. Incluso la obligación que entonces se decía de "ir de por vida" lo aplicábamos más bien a la diócesis que a cada individuo, aunque es cierto que íbamos por un tiempo indefinido e incluso dispuestos a morir allí.

¿Cuál fue la primera impresión al llegar a Los Ríos?
- La poca información sobre Ecuador de que dispusimos antes de marchar resultó además ser inexacta. Ni resultó ser un pueblo abandonado religiosamente ni el clima y las condiciones eran tan extremas como las habían descrito. Por eso la primera impresión fue de sorpresa.

¿Qué fue lo que encontraron entonces?
- Había, sí escasez de clero, pero la zona a la que fuimos estaba muy bien atendida por los misioneros norteamericanos de Maryknoll cuya integración social se había manifestado hasta en el deporte ya que uno de ellos era el entrenador nacional del equipo de basket. Uno de los motivos de que ocupásemos su misión fue el talante liberal que tenían, esto no era del agrado del arzobispo de Quito. El pueblo los apreciaba y nosotros nos vimos desbordados por esa situación al principio.

¿Les frustró la idea de no encontrarse un pueblo pagano al que cristianizar?
- Bueno no era tierra de infieles, pero el cristianismo tampoco estaba arraigado en las costumbres y la cultura del pueblo. Recuerdo que la asistencia a los actos religiosos en la primera Navidad nos desbordó, algunos pidiendo bautismo, confesión e incluso matrimonio, algo que resultaba raro en aquellas tierras.

Usted que pasó tantos años ¿Cómo se vivía la llegada de nuevos misioneros?
- La llegada de los primeros misioneros seglares fue muy especial, fue al año de estar allí, un año en el que habíamos pasado muchas dificultades. Estos misioneros seglares se hicieron cargo del servicio doméstico y de otras tareas, creo que todavía no se les ha hecho justicia al no valorar un servicio que después hemos echado de menos. El tener en casa una persona de la tierra, de confianza, que preparaba comidas parecidas a las nuestras, que además ayudaban en los servicios litúrgicos y en la pastoral ... con ellos cambió mucho la vida de los misioneros y los proyectos de permanencia.

- ¿Su nombramiento como obispo de la Prelatura de Los Ríos fue un respaldo de Roma a los misioneros vascos?
- En nuestro tiempo creíamos que sí, hoy no sé si creería lo mismo. No obstante mi nombramiento de obispo vino dado por el respaldo de los obispos Ecuatorianos ya que desde la muerte de Mons. Astudillo en 1957 yo había sido nombrado Administrador Apostólico pasando a ejercer las funciones de obispo pero sin serlo. Por ello, y ante la inminencia del Concilio les pareció injusto que en esa situación no pudiese acudir a Roma como lo podían hacer los obispos. Además cuando me propusieron ser obispo en el Grupo Vasco pensábamos que todavía no era oportuno que fuese un nacional.

- ¿Eso no es paternalismo?
- Sí, quizá por eso hoy no hubiese opinado lo mismo. De hecho cuando se hizo la consulta para elegir al nuevo obispo parecía que la idea que existía entre nosotros era que fuese un nativo, porque ese es el camino, no es solo evangelizar, es establecer la Iglesia nativa, y esta no se establece sin clero nativo ni obispo nativo.

- ¿Qué le dice: Medellín del 68?
- En Medellín tuvo lugar la reunión de obispos latinoamericanos que marcó profundamente la pastoral en Latinoamérica. Fue un encuentro muy polémico hasta el punto de que Roma quiso controlar los temas y los ponentes. Al final los temas fueron respetados, y con respecto a los ponentes desde Roma se designó otro ponente sobre el mismo tema que pudiese equilibrar la balanza ideológica. En las conclusiones surgieron propuestas como la de ordenar sacerdotes a hombres casados.

- ¿Se puede afirmar que la Teología de la Liberación nace en Medellín?
- Yo creo que sí. Nosotros no aceptábamos el marxismo, aceptábamos una herramienta de trabajo, que sea "made in Roma" o made in Rusia" si nos sirve. No la aceptamos con su contenido ideológico sino más bien con su contenido experimental. Lo que Medellín aportó fundamentalmente fue esa opción preferencial por los pobres.

¿Cuál sería la principal denuncia que se hace desde la Teología de la Liberación?
- Los mártires producidos no por los comunistas ni por los paganos sino por los llamados católicos que detentan el poder político y económico.


Non solum sed etiam

Con la muerte de On Bittor se cierra un capítulo de la Historia no solo de las Misiones Diocesanas Vascas sino de la Iglesia Universal, porque Víctor Garaygordobil era el último de aquel primer grupo de ocho misioneros que partieron para Ecuador marcando un hito en el mundo de las misiones. La Diócesis de Vitoria, cuando en ella se reunían los tres Territorios Históricos, abrió el camino para que las Diócesis particulares pudieran hacerse cargo de una tarea que hasta entonces solo asumían congregaciones y la Santa Sede a través de Propaganda Fidei.
El espíritu misionero que ha caracterizado durante décadas a estas tierras del Norte, y especialmente a los Territorios de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra, queda representado en esa hazaña eclesiástica, en el testimonio de aquellos pioneros y, hoy también en los frutos que de toda esa gran labor se empiezan a sentir, en tierras de Latinoamérica y de África.
On Bittor se va a la Casa del Padre, pero la semilla que muere da fruto, y nuevos brotes están surgiendo gracias a los cursos de formación Aldatus y Norte Sur.
Si bien es cierto que estas tierras vascas son desde hace tiempo tierras de misión, también siguen siendo tierra de misioneros y misioneras, como On Bittor.


Halina Birenbaum: “Mi vida empezó con la muerte”

23.04.18 | 16:06. Archivado en Autor

Más de doscientas cincuenta personas asistieron al Concierto por la Paz y de homenaje a Halina Birenbaum, superviviente del Holocausto, que se celebró en la iglesia de San Miguel, basílica de la patrona de Vitoria, la Virgen Blanca.

Una selección de canciones que enlazaban con las palabras paz y esperanza fueron interpretadas por los coros Doinuz Blai e Iradier Gazte bajo la batuta de Leire Betolaza. Especial impacto tuvieron en Halina y en su nieta Yael, que la acompaña desde hace años en sus viajes, los temas “Si tienes fe” de la película El Príncipe de Egipto, el tema de F. Chopin Zyczenie, que fue interpretado en polaco y el canto final del Shalom.

Emotivo fue también el Txoria Txori que sirvió de homenaje también a su autor, Joxe Anton Arze, fallecido este año.

Y del agrado del público fue ese “The Beatles in reveu” que se interpretó en la segunda parte del concierto.

Además de los representantes de Garenok y Havtajá, en el concierto estuvo presente el pope de la iglesia ortodoxa rumana, Radu, quien acudió con su esposa y uno de sus hijos, y el obispo de Vitoria, monseñor Elizalde, que posteriormente presidiría la tradicional eucaristía para jóvenes en San Miguel.

Al final, y como señaló Jon Gotzon Laburu, presentador del acto, el momento más esperado fue la intervención de Halina, quien dirigió unas palabras en polaco que fueron traducidas por el sacerdote natural de Polonia, Marius, que se encuentra incardinado en esta Diócesis de Vitoria.
Halina comenzó diciendo “mi vida empezó al revés, empezó con la muerte. Pero luego he visto nacer la vida y todos los valores que supone, el amor, la felicidad, la libertad, …cosas a las que todos estamos llamados a vivir.”

>> Sigue...


Halina, superviviente de Auschwitz, la prueba viva de que “La esperanza es lo último en morir”

18.04.18 | 10:43. Archivado en Autor


Nuevamente el Holocausto será recordado en primera persona. Cada vez son menos los testigos y víctimas directas del nacismo que quedan con vida y con ganas de compartir con el mundo sus vivencias y su testimonio. Entre los días 21 a 24 de abril estará en la capital alavesa Halina Birenbaum, superviviente de los campos de concentración de Majdanek, Auschwitz, Ravensbrück y Neustadt-Glewe.

Halina, que en septiembre cumplirá 89 años viene por iniciativa de la asociación de profesores de religión de la escuela pública GARENOK, que ha contado con la colaboración de la Asociación Vasco-Israelí Havtajá.

Halina Birembaum nació un 15 de septiembre de 1929 en Varsovia, Polonia. Pertenecía a una de las muchas familias judías afincadas en Polonia. Actualmente vive en Israel, donde se afincó a los pocos años de ser liberada de los campos de concentración, allí se casó tuvo dos hijos y ha escrito libros de poesía y también varios libros autobiográficos, todo ello en polaco. Su principal obra autobiográfica, Nadzieja umiera ostatnia (La esperanza es la última en morir) ha sido traducida a varios idiomas, entre ellos al español en edición del Museo de Auschwitz. Desde hace años, acompañada de una nieta, viaja regularmente a Alemania y Polonia para reunirse con grupos de jóvenes escolares y trasladarles su particular experiencia. Llegará a Vitoria-Gasteiz procedente de su Varsovia natal donde esta semana le han otorgado el título de hija predilecta.

En el programa, previsto durante su estancia en la capital de Euskadi, el sábado presentará su obra en la librería Elkar a las 19:00 horas. El domingo tendrá lugar un concierto, por la paz y en su honor, en la basílica de San Miguel que dará comienzo a las 17:45 y en el que bajo la batuta de Leire Betolaza actuarán los coros Iradier Gazte y Doinuz Blai. Los días 23 y 24 en el Palacio de Congresos Europa desde las 16 horas intervendrán Marta Simó, experta en el tema del Holocausto, doctoranda en la Universidad Autónoma de Barcelona con la Tesis: “La población española y su encuentro con el Holocausto”, y Halina Birenbaum. Por la mañana, y durante los dos días, se encontrará con casi 1.500 escolares de diferentes centros educativos de Vitoria-Gasteiz.

Programa de actos públicos.
Sábado 21
19:00 Presentación del libro y firma por parte de Halina en la librería ELKAR. (entrada libre)
Domingo 22
17:45 Concierto por la Paz en San Miguel con los coros juveniles Iradier Gazte y Doinuz Blai (entrada libre)
Lunes 23
16:00 Primer encuentro para Universitarios y público en general de Marta Simó en el Palacio Europa.
18:00 Primer encuentro público de Halina en el Palacio Europa.
Martes 24
16:00 Segundo encuentro para Universitarios y público en general de Marta Simó en el Palacio Europa.
18:00 Segundo encuentro público de Halina en el Palacio Europa.
* La asistencia a los actos en el Palacio Europa precisan inscripción previa en www.garenok.org

Non solum sed etiam

No estaba programado que en el mismo año, y con pocos meses de diferencia, la Iglesia en Vitoria se movilizara para ofertar a la ciudadanía, y especialmente a los jóvenes, el testimonio directo y en primera persona de aquellos que vivieron el horror del Holocausto y las deportaciones en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Historias que estremecen y que por desgracia se siguen repitiendo en varios puntos de esta casa común que es el Planeta Tierra.
Ojala muchas personas aprovechen esta oportunidad de escuchar de primera mano el testimonio y la prueba viva de que la esperanza es lo último en morir.


David Martínez de Aguirre: “El Sínodo Panamazónico bendecirá con sus efectos a la Iglesia universal”

13.04.18 | 12:15. Archivado en Autor

Los días 12 y 13 de abril eran las fechas previstas para la reunión de la comisión preparatoria del Sínodo Panamazónico al que asisten tres obispos españoles, entre ellos el vitoriano Martínez de Aguirre.

El obispo de Puerto Maldonado, el alavés David Martínez de Aguirre, hizo escala de camino a Roma en su ciudad natal para sumarse a dos celebraciones, el cumpleaños de su padre y los 50 años de sacerdocio de Fray Mitxel, quien fuera su párroco primero y posteriormente hermano en la orden dominicana. Tras una ajetreada agenda familiar partió con destino al Vaticano para participar en las reuniones que sentarán las bases del próximo Sínodo de la Amazonía. Este encuentro eclesial al más alto nivel puede acabar provocando, cual efecto mariposa, vientos de cambio en toda la Iglesia Universal.

Este Sínodo tuvo su preámbulo en la pasada visita del Papa Francisco a la Amazonía, en sus encuentros con la comunidad indígena y en sus discursos. Una visita que ya parece haber dejado un antes y un después.

“Increíble. Todavía lo estamos valorando, pero creo que se puede afirmar sin duda que hay un antes y un después de la visita del Papa en la gente de Puerto Maldonado. La visita ha sido, … ¡vamos a dejarnos de papolatrías! Ha sido una muestra de que a la Iglesia le importan estos rincones de la tierra donde se ceban todas las miradas de la avaricia. ¿Por qué la Amazonía sufre la avaricia del resto del Planeta y caen las goteras del sistema, y nos caen sobre el ojo? La avaricia del oro está arrasando con todo, con tierras, pueblos, familias, hasta con el Estado. Y eso no es un problema del Perú. Es un problema de todos, de todos los que sostenemos este sistema que excluye, que explota los recursos hasta las últimas consecuencias. Y que el Papa haya puesto su mirada allí, … yo antes de la visita solía decir que solo con el hecho de que el Papa nos haya citado, haya pensado en nosotros, aunque luego no hubiese podido venir, ya era mucho. Y por otro lado piensa que en Puerto Maldonado hicimos una convocatoria a todos los pueblos indígenas del Perú, y respondieron a esa llamada, la mayor llamada posiblemente de pueblos indígenas en muchos años, 3000 miembros de las diferentes comunidades, gentes de las bases, no digo dirigentes, que también acudieron, y miembros de la clase política que los representan, pero sobre todo de las bases, y ese encuentro lo ha hecho posible la Iglesia. El Sínodo Panamazónico comenzó aquellos días. Recuerdo que el Papa cuando me despidió en el aeropuerto me dijo: “y ahora tienes una reunión. No me faltéis.”

¿Entonces están claros los objetivos de este Sínodo?

El Papa lo tiene muy claro. Él ha ido allá para escuchar, para alimentarse y después proyectarse. Este no es un Sínodo “para” la Amazonía, sino “desde” la Amazonía “para” la Iglesia Universal. Estoy convencido de que el Sínodo Panamazónico bendecirá con sus efectos a la Iglesia universal. Es un sínodo de la Iglesia Universal sobre la Amazonía porque la Iglesia quiere ser también amazónica. Esto lo dijo ya el cardenal Baldisseri, el secretario general de este sínodo.

¿Cuáles podrían ser algunas de esas posibles consecuencias que del Sínodo afectasen a la Iglesia Universal?

Sinceramente, a fecha de hoy, no lo sé. Solo estoy convencido de que las habrá. Mira cuando Antón de Montesinos, y luego Bartolomé de las Casas, aquel grupo de dominicos, viajaron a las américas con su concepción occidental del mundo, de la fe y de Dios, salieron para América para evangelizar, hijos de una doctrina y una teología europea, no imaginaban lo que iba a pasar. Después de llegar y empaparse de la realidad de los pueblos con los que convivieron regresaron para evangelizar Europa. Aquel encuentro les modificó muchas cuestiones doctrinales, jurídicas, teológicas, … el Derecho Internacional se gestionó en aquel encuentro y en el trabajo de hombres como Francisco de Vitoria.

¿Estamos ante un encuentro histórico como fueron Puebla, Medellín, o Aparecida?

Es muy probable, en el sentido de que va a obligarnos a descentrarnos. Desde una Iglesia que quiere poner su centro en las periferias, en las heridas del mundo, se pretende elaborar un mensaje para toda la Iglesia y para toda la humanidad. Va a ser algo del Espíritu. Francisco ha ido soltando frases que si las reúnes tienes el nuevo discurso de la Iglesia: “prefiero una Iglesia accidentada antes que enferma”, “que se parezca más a un hospital de campaña que a una aduana”, “capaz de pedir perdón”, “que haga lío”, … ha logrado remover sentimientos que ya estaban latentes en la Iglesia.

Aunque el objetivo principal del Sínodo ya lo ha expuesto, si se ha hablado de algunos temas concretos que podrían debatirse en este sínodo como la ordenación de “viri provati”.

Sí, es cierto, pero el centro o el fin del sínodo no es, ni sería la cuestión de la ordenación de los “viri provati”, o de hombres casados, o el tema que está en estudio de recuperación de la figura de las diaconisas en la Iglesia. Todo esto podrían ser consecuencias, pero no objetivos. Lo central es la Iglesia amazónica.

Pero la Iglesia tiene un problema real para llegar a todas las comunidades indígenas.

Sí, es cierto. Mira, hasta hace poco las comunidades tradicionalmente han sido asistidas por misioneros de órdenes religiosas, pero eso se ha visto afectado por la falta de vocaciones por un lado. Y por otro a los pueblos de la Amazonía les falta dar un paso, apropiarse de la Iglesia. Todavía para ellos somos esa institución amiga, que les consigue cosas, que habla bonito que nos ayuda a establecer alianzas que permiten potenciar y sobrevivir a las diferentes comunidades. Pero la Iglesia es una entidad de fuera. Al menos así lo percibo en el Perú. Otros pueblos andinos como los aimaras, el pueblo kechua, o los mayas, indígenas de Mexico tienen asumido el cristianismo como propio y lo defienden frente a un cura, un obispo o quien haga falta; no es así con el pueblo de la Amazonía. Les falta ese paso de integración. No se han adueñado de la Iglesia y esa será la clave de este Sínodo.

¿Y cómo llegar a dar ese paso?

A ver si consigo explicarlo con esta anécdota. Cuando estaba de misionero en la misión de Kirigueti hacía falta poner en marcha un comité de electrificación. Y lo ideal es que lo hiciesen ellos, pero no se atrevían a dar el paso. ¡Venga! Yo les hago los estatutos y se lo dejo todo listo para ponerlo en marcha. Empleo un tiempo en redactar los estatutos, se los paso y … van ellos y los destrozan. Y yo les digo – pero esto no era, yo les había marcado otras pautas, …- el caso es que empezó a funcionar y funcionó. Con sus criterios, con sus parámetros, hacía falta que destrozasen lo que yo les había dado y se adueñasen del proyecto, haciéndolo verdaderamente suyo. El problema es que la Iglesia que se acerca a ellos es una Iglesia con muchos siglos a sus espaldas y poco moldeable. Tenemos que dejarnos moldear un poco por estos pueblos. En cierto modo quizá si tenemos que dejar que destrocen un poco las ideas con las que hemos ido hacia ellos y dejarnos moldear también en sus manos. Ganaremos todos. Y ahí es donde pueden surgir consecuencias como lo de los viri provati o el resto de cosas que hemos hablado antes. Yo suelo pensar que si en nuestro entorno europeo han surgido grandes reflexiones teológicas y pastorales, ¿por qué no puede suceder lo mismo allí?

¿Quizá entonces la imagen del sínodo sería la que ya se dio en la visita del Papa acompañado de los representantes de las comunidades indígenas?

Sí, esa podría ser la imagen. Recuerdo que alguien me señaló esa imagen y dijo algo parecido, “esto es el Sínodo”, cuando el Papa se reunió con los ancianos de aquellas comunidades, llegados de los rincones más perdidos de la selva.

Siempre que puede, como en esta ocasión busca la oportunidad de hacer escala en su tierra, y, además de a su familia, procura compartir un rato con su comunidad parroquial. Una comunidad que sigue vinculada a usted y que además ya le ha planteado su deseo de colaborar con su misión pastoral. ¿Qué se puede hacer desde Vitoria para colaborar con su misión como pastor en tierras de la Amazonía?

Hay cosas que me gustaría suscitar. La pastoral indígena supone el 10%, el 90 % es una población de paso, que viene a la Amazonía a dar el pelotazo y marchar, al final esa vida itinerante, de hacer dinero rápido, conforma una sociedad muy difícil y con muchos problemas. Y yo creo que es un mundo donde el evangelio tiene y puede decir mucho. Ten en cuenta que andamos en unos índices de un crimen por día. Quiero una Iglesia preocupada y transformadora. Quiero empezar por los niños y jóvenes pero mi problema es encontrar adultos formados y que hayan experimentado una ilusión que puedan transmitir a los niños y jóvenes. Porque cuando se prende una llama ya no puede apagarse, y yo lo he vivido en mi parroquia de Vitoria. Por eso pienso en estos grupos juveniles de Scauts, Tiempo Libre, … yo sé que eso se ha transmitido de padres a hijos. Así por ejemplo yo necesito un grupo que me despierte esa llama allí. He pensado en la posibilidad de organizar un campamento en Puerto Maldonado y que monitores jóvenes de aquí vayan allí.

Non solum sed etiam

La Iglesia en Latinoamérica se prepara para hacer historia, para ser profeta y denuncia, para clamar con la “Laudato Si” un grito de alerta al mundo entero. Uno de cada cinco vasos de agua está en la Amazonía, una de cada cuatro inspiraciones que nos aporta oxígeno al cuerpo, se la debemos a la Amazonía. Visto así, a lo mejor estamos más atentos al próximo Sínodo panamazónico.


Fray Mitxel, un referente de comunión y comunidad

08.04.18 | 17:48. Archivado en Autor

Miguel Ángel Gutierrez Sánchez, Fray Mitxel, es un dominico nacido en tierras leonesas y que ha pasado más de la mitad de su vida ligado a la parroquia de Los Ángeles de Vitoria-Gasteiz, donde se incorporó en 1974 a la labor pastoral que los dominicos venían desempeñando desde hacía diez años antes. Al cumplirse sus bodas de oro sacerdotales la comunidad de la parroquia de Los Ángeles ha querido mostrar su agradecimiento por los años de servicio prestados hasta la fecha. Un homenaje que se concentró en la misa de una del domingo 8 de abril de 2018.

La comunidad de Los Ángeles se reunió en su tradicional misa dominical de la una, pero en esta ocasión había algo diferente, y se notaba. Fray Carlos aprovechó la monición de entrada para homenajear a su hermano de la orden en sus bodas de oro sacerdotales, y lo hizo, no glosando los méritos de Mitxel, cosa que le hubiese molestado, sino ensalzando la vocación del sacerdocio.
En la homilía Fray Mitxel dirigió sus primeras palabras a sus preferidos los niños, de los que una nutrida representación se había hecho presente en la celebración. Volvería a dirigirse a ellos cuando recordó que allí donde ellos estaban sentados hace unos años lo hacían dos amigos que hoy le acompañaban en el altar, Oscar, diácono permanente, y David, obispo de Puerto Maldonado en la Selva amazónica. Uno de los más pequeños del grupo, con tan solo cuatro años, ya le había confesado que quería ser como Mitxel. El resto de la homilía vino a sintetizar el sentimiento que este dominico ha vivido a lo largo de sus más de veinte años de servicio en esta parroquia: “sobre todo he aprendido aquí a compartir la fe”. Recordó como cuando vino a Vitoria, su segundo destino tras ser ordenado sacerdote, venía con esa sensación de inseguridad ante lo nuevo y lo desconocido. “Hasta que no llegué a esta comunidad no descubrí de verdad que nuestra fe es una fe del encuentro.” Termino dando gracias a todos por todos estos años.

El ofertorio se convirtió en un desfile de ofrendas a Dios y a Mitxel, cargadas de simbolismos, el cartel de los Scauts donde se le pedía que siguiese al frente de la máquina, el bonsái, la llave o la makila de los grupos parroquiales, o la caja de “gamusinos” del otrora grupo juvenil Icaro de la parroquia rememorando aquellos campamentos.
Un templo abarrotado celebró toda una misa pascual de acción de gracias en la que cada intervención suscitaba un aplauso de refrendo.
Ha este homenaje se suman en este artículo varias personas que de alguna manera han estado ligadas a Mitxel en su servicio pastoral y humano en Vitoria.

Manu Sagastume pertenece a la comunidad parroquial de los Ángeles desde sus comienzos.
Yo llevo en la Parroquia de Los Ángeles desde su creación, en 1960; únicamente estuve parcialmente ausente durante mis estudios en Madrid, pero sin perder el contacto. Lógicamente, viví sus primeros años con sacerdotes seculares y fui testigo de la llegada de los PP. Dominicos. Estaba, pues, allí cuando Fray Mitxel se incorporó al equipo sacerdotal. Han sido, como es natural, muchos años en los que he participado en diversas funciones; y han sido muchos años de alegrías y también de problemas.
Sin embargo, si tengo que señalar algo de la trayectoria de Fray Mitxel, a mí me parece necesario fijarme en dos aspectos que creo fundamentales:
1. Su permanente actitud para vivir y expresar una liturgia encarnada, significativa y comprensible para el hombre actual; siempre ha sido más importante el significado que el frío ritual significante.
2. Su profundo interés por la formación teológica del laicado, de cuantos hemos participado en las funciones parroquiales, un interés que se ha mantenido por encima de los resultados concretos.
El que fuera alcalde de esta ciudad, José Ángel Cuerda, es parroquiano de Los Ángeles: “En cuanto a Michel, el Padre Michel, lo que yo puedo subrayar es el gran cariño y admiración que sentimos por él mi esposa y yo. Desde hace tantos años que nos conocemos, sentimos su afecto y generosidad constantemente ejercida desde la parroquia. Nos sentimos amigos sin reservas, y para él será siempre nuestro gran abrazo. No nos cansaremos de decirle una vez más: gracias querido amigo Michel”.
Y también se suman sus hermanas de la Orden de predicadores, las Dominicas del Convento de Santa Cruz ubicado en el Casco Viejo de la ciudad.
“Se podría escribir mucho sobre Fray Mitxel Gutiérrez Sánchez OP, pero nos vamos a centrar en la relación con nuestra comunidad de monjas dominicas del convento de santa Cruz, en el Cantón de Santa María en el Centro Histórico de la ciudad:
Es el dominico que más años lleva en Vitoria, casi toda su vida sacerdotal. Es, por ello, quien más ha venido por nuestro convento: ha impartido distintos cursos… todos los años las cartas pastorales de los obispos de las tres diócesis vascas las hemos estudiado con él; hemos celebrado y orado la Lectio Divina muchísimas veces -una vez por semana- y reconocemos que tiene para ello un don muy especial. ¡te “mete” en la Palabra de Dios hasta lo más profundo! y ¡qué bien y qué acertadamente lo hace!
Desde hace unos meses son nuestros frailes los capellanes del convento y estamos encantadas: son nuestros hermanos. Él viene como cada uno de ellos algunos días a celebrar la Eucaristía de la 7,30 de la tarde”.


Y por último aquellos que de niños se sentaban en la zona de la capilla y hoy compartieron altar con Mitxel. Oscar y David.

>> Sigue...


“Love” con final feliz

04.04.18 | 13:09. Archivado en Autor

Documental de Misiones Salesianas sobre un proyecto educativo que rescata niñas de la prostitución en Sierra Leona

Hoy se estrena en Madrid y el viernes en Vitoria-Gasteiz. “Love” un documental producido por Misiones Salesianas que llega a la capital alavesa de la mano de la ONG Jóvenes y Desarrollo, a través de su delegación en el País Vasco, y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Un único pase que está programado para el día 6 de abril a las 19:00 en el Salón de Actos del Centro Cívico Aldabe.
Cada año Misiones Salesianas realiza un documental con una problemática del mundo con la que trabaja en los más de 130 países en los que están los Salesianos y la respuesta que dan, que siempre es a través de la educación. El año pasado fue sobre “los menores soldado en Colombia” y este año sobre las chicas menores de edad en situación de prostitución en Sierra Leona, aunque la lacra es aplicable casi a cualquier país del mundo.

El estreno en Vitoria-Gasteiz contará con la presencia del misionero salesiano que está al frente de ese proyecto en Freetown, el argentino Jorge Crisafulli.

Después de Vitoria, y a partir el 8 de abril, hasta el 30 serán las ciudades de Ginebra, Bruselas, Roma, Viena, Bonn, Badajoz, Salamanca, Zaragoza, Valencia, Barcelona, Vigo, Coruña, Sevilla, Santander y Pamplona.... las que acogerán la proyección de este documental que pretende sensibilizar a la población de un gran problema, el de la prostitución infantil y juvenil. Y también destacar la posibilidad de erradicar esa situación posibilitando la formación y la educación de esos menores. Alberto López Herrero, responsable de comunicación de Misiones Salesianas explica cómo esto es posible: “Misiones Salesianas lo está logrando en lugares como Sierra Leona. Sierra Leona es uno de los países más pobres del mundo. El 52,3% de la población vive con menos de 1,90$ al día. Se encuentra situado en la zona occidental de África, tiene una población que supera los 7 millones de habitantes, con una esperanza de vida que apenas alcanza los 50 años y en el que la población menor de 15 años representa el 41,2%”.

Las consecuencias de la guerra civil de 11 años de duración que sufrió el país hasta 2002, y que dejó más de 120.000 muertos, junto a las de la epidemia de ébola que, entre 2014 y 2016 causó la muerte de más de 4.000 personas, sitúan a Sierra Leona en la cola de todos los indicadores económicos, sociales, educativos y sanitarios a nivel mundial. La familia salesiana ha compartido con la población todas estas situaciones. Pero su presencia en el país es anterior como explica Alberto: “Los Salesianos llegamos al país en 1986 para trabajar en favor de los menores y jóvenes más vulnerables, fundando en 1998 la ONG Don Bosco Fambul (que significa “familia” en la lengua local). Esta labor de Don Bosco, como se conoce allí a los misioneros, es muy reconocida por todas las instituciones locales e internacionales”.

La ONG salesiana trabaja en Freetown con la infancia más vulnerable: comenzaron su intervención con los niños soldado y en la actualidad trabajan con los niños de la calle, niñas abusadas, huérfanos y huérfanas del ébola, niños y jóvenes encarcelados y, desde finales de 2016, también para rescatar de la calle a las menores en situación de prostitución. Este es un campo en el que están empleando grandes esfuerzos y sobre el que gira el documental de este año. “Se calcula que existen 26.000 chicas ejerciendo la prostitución en Sierra Leona, decenas de ellas son niñas y adolescentes de entre 9 y 17 años que trabajan en la actualidad en las calles de Freetown ofreciendo sus frágiles cuerpos en mercados, burdeles y clubes nocturnos, principalmente por la pobreza de sus familias o las dificultades para pagar los estudios. Muchas son traficadas desde los pueblos del interior, engañadas con falsas oportunidades de trabajo hasta acabar en la prostitución, otras explotadas por su entorno cercano, pero ninguna es consciente de los riesgos de esta actividad, ya que la mayoría sufre enfermedades de trasmisión sexual (hepatitis, sífilis, gonorrea…) e, incluso, sida aunque lo desconocen por no haber ido nunca a un médico” explica López Herrero.

“El programa ‘Girls OS +’ (OS en lengua local Krio significa refugio) pretende la reinserción social de las chicas menores de edad abocadas a ejercer la prostitución para sobrevivir. Gracias a la educación y al trabajo multidisciplinar de médicos, trabajadores sociales, educadores y psicólogos, logran reintegrarse en la sociedad y al mundo del trabajo”.

>> Sigue...


Miércoles, 20 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30