Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

Semana santa Vitoria 2018

21.03.18 | 12:43. Archivado en Autor

Iñaki Ruiz de Azua, presidente de la Vera Cruz: “Buscamos “valientes” que quieran dar testimonio del amor de Jesús y mantener la tradición de las procesiones”

El próximo jueves con el Pregón dará inicio oficialmente la Semana Santa en Vitoria. Unas fiestas que recuerdan la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret, un hombre que cambió la Historia de la Humanidad, para unos un loco, para otros un profeta y para una tercera parte de la población mundial El Hijo de Dios.

En el mundo católico la Semana Santa está cargada de simbolismos, España es un referente por la trascendencia de la imaginería religiosa que cobra protagonismo en sus procesiones; y Vitoria-Gasteiz remonta a 1538 su tradición procesional, en esa línea de austeridad más propia de las culturas del Norte, pero con una imaginería digna de mención.
El mayor enemigo de las procesiones es la climatología adversa, pero, desde siempre, otro asunto ha preocupado a los organizadores de las procesiones, “que venga más gente a participar en la procesión”.

Iñaki Ruiz de Azua es el presidente de una de las Cofradías más veteranas, la de Nuestra Señora en la Soledad de la Vera Cruz.

–Este año la cofradía de la Vera-cruz ha sido más activa en Facebook y redes sociales, invitando a mantener la tradición de la Semana Santa vitoriana. ¿Por qué?

–Es cierto. Es una forma de comunicación que iniciamos el año pasado. Lo bueno de Facebook y Twitter es que son canales muy ágiles. Visto el “éxito” de nuestra primera experiencia, decidimos repetir e incluso aumentar la intensidad de nuestra llamada en las redes sociales. El resultado está siendo muy positivo. Hasta la fecha, 25 personas nos han escrito para ofrecer su colaboración. Para nosotros, esto es increíble. Me gustaría extender esta solicitud de colaboración a vuestros lectores. Buscamos “valientes” que quieran dar testimonio del amor de Jesús y mantener la tradición de las procesiones de Semana Santa en Vitoria-Gasteiz. Y les digo: ¿Te animas? Visita www.cofradiadelaveracruz.com

–Lo de la crisis de la Semana Santa en Vitoria-Gasteiz es algo que siempre se ha hablado.

–Seguro… y para muestra, un botón. En 1943, en una de sus habituales columnas en El Pensamiento Alavés, don Venancio del Val se preguntaba por qué no había en Vitoria una procesión en Jueves Santo como antiguamente sucedía. Don Venancio reconocía que eran otros tiempos y aprovechaba este artículo para recordar la historia de las procesiones en Vitoria y motivar así el resurgir del ambiente cofrade en nuestra ciudad. Han pasado 75 años y la sensación de crisis en las cofradías penitenciales continúa. Algo estaremos haciendo mal.

–¿Cómo son las tradiciones de la Semana Santa en Vitoria?

–Solemos definirlas como sobrias, austeras, con el carácter propio de los alaveses. Pero también tienen un gran componente de autenticidad. El hecho de que aquí tengamos más dificultades para contar con colaboradores también identifica en carácter genuino de los cofrades que se involucran y y una perseverancia a prueba de bombas. Y no sólo las procesiones, en Semana Santa muchos vitorianos profundizan en los misterios de la fe y sienten la necesidad de acompañar a Jesucristo en su Pasión. Y por supuesto, con la esperanza y la fuerza de un relato que, como sabemos, concluye con la esperanza, la alegría y la victoria de Cristo resucitado.

–¿Cuál puede ser el atractivo de formar parte de estas procesiones austeras?

–Personalmente, encuentro muchas satisfacciones. Semana Santa actualmente es sinónimo de vacaciones… a muchas personas les cuesta dar el paso y comprometerse con algo en estas fechas de Jueves Santo y Viernes Santo pero si vives la fe y sientes las tradiciones, seguro que merece la pena. Uno de nuestros proyectos a corto plazo es editar un libro sobre las Cofradías Penitenciales de Vitoria, que ponga en valor nuestra historia y la riqueza de las tallas procesionales. Dar testimonio de fe siempre es una necesidad. Saber que la vida siempre tiene sentido, la esperanza de la Buena Noticia, la dignidad de saber que Jesús dio su vida por todos y cada uno de nosotros, sentirnos amados… todo esto hay que compartirlo. Hay que manifestarlo en la vida pero también en las calles, como cuando democráticamente salimos a defender nuestros derechos o a celebrar la alegría de un triunfo deportivo.

–¿Cuántos cofrades integran hoy la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad en la Vera-Cruz?

–No llegábamos a 200 por poco pero ahora ya superamos esa cifra ampliamente. Este año llevamos ya 25 nuevas incorporaciones. Es algo que tiene que animarnos para seguir con más voluntad y plantear cada año mejor las cosas. Cuantos más seamos, más ambiciosos pueden ser nuestros proyectos para realzar esta tradición vitoriana.

–Dicen que las procesiones son un culto a la muerte pero hay quienes defienden que son un culto a la vida. ¿Qué idea tienes al respecto? ¿Cómo explicar esto a los profanos?

–En la parafernalia de las procesiones de Semana Santa conviven muchos elementos que se relacionan directamente con la muerte: el Santo Sepulcro, el Santo Entierro, la Cruz, la Flagelación, las marchas fúnebres, los tambores con sabor a tinieblas, las caras tapadas al estilo de los verdugos o de los cortejos fúnebres, etc. Esto es así, obviamente. Algunos de estos elementos son imprescindibles para el mostrar el relato evangélico y otros son fruto de la tradición, de unos siglos más oscuros, de una forma de afrontar la vida diferente. Sin embargo, este culto a la muerte y estas sensaciones anacrónicas de la trama no pueden ocultar el desenlace de la historia que queremos comunicar. No te olvides que representamos la victoria de la vida sobre la muerte. La Unesco, cuando se refiere a estas manifestaciones, habla de patrimonio inmaterial de los pueblos. Son expresiones culturales que se reproducen año tras año, de generación en generación, y así durante siglos. Esto es la vida, lo que hacemos de manera recurrente, lo que sucede mientras hacemos otros planes. ¿Un culto a la vida? Claramente, para los cristianos no puede ser de otra forma. En las procesiones participamos en algo que sucedía antes de mi nacimiento y que a buen seguro permanecerá cuando ya no esté. Una procesión es un viaje, como la vida misma. Todos juntos, en comunidad, aunando esfuerzos, salvando dificultades y empujando hombro con hombro para avanzar. Como la vida misma. Con fe.

PROGRAMA DE SEMANA SANTA

Non solum sed etiam

Estamos viviendo momentos en los que la manifestación es el modelo por excelencia de la expresión de la opinión del pueblo: manifestaciones feministas, manifestaciones de jubilados, manifestaciones de profesores, manifestaciones de todo un barrio, … y llega la Semana Santa y con ella otras manifestaciones. Manifestaciones que según algunos debieran gozar de menos derechos que el resto y circunscribirse al ámbito privado. Sí es cierto que la escenografía se diferencia un poco del resto pero tampoco tanto. Podríamos jugar a ver paralelismos. Pero quizá el error de estas manifestaciones se encuentre en la claridad del mensaje. Mientras en las otras resulta diáfano el objetivo de reclamar una igualdad de derechos efectiva entre hombres y mujeres, o una subida digna de las pensiones, o unas mejoras laborales, o el rechazo a que una familia conflictiva sea alojada por decreto y gratuitamente en un barrio concreto, … en las manifestaciones/ procesiones de Semana Santa ¿qué se pide? ¿qué se reivindica? Nos hace falta una pancarta de cabecera, y no será por falta frases: para el Corpus propongo una pancarta que encabece la procesión y que diga “Este es mi Hijo muy Amado”.
Así pareceríamos más una manifa al uso de los tiempos de hoy, los detractores perderían argumentos para no reconocer el mismo derecho universal de manifa, y lo más importante, empezaríamos a dejar más claro el mensaje, que eso es lo que nos ha faltado muchas veces, tenemos que procesionar como discípulos del Maestro, no como borregos, que sucede en muchas manifestaciones.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 27 de abril

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Abril 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30