Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

Mons Sleiman desde Bagadag

26.12.16 | 23:48. Archivado en Autor

Estas Navidades he recibido entre las muchas felicitaciones la de monseñor Sleiman, arzobispo de Bagdag, a quien tuve la oportunidad de conocer y entrevistar en Vitoria. A la felicitación la acompañaba un texto suyo, palabras pronunciadas el pasado 7 de diciembre. Por el valor de su testimonio, y con el permiso de monseñor Sleiman, las comparto para que puedan escuchar la voz de quienes están, y viven en primera línea la situación de muchas comunidades cristianas.

Traducción del original en italiano.

Queridos amigos:
En estos días del Adviento, me inspiro en el profeta Isaías que, describiendo proféticamente la venida del Mesías, dice: "El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros y hará desaparecer de todo el país el oprobio de su pueblo, porque el Señor ha hablado" (Is 25,8).
Y el deseo, que formulo en mi oración, para los pueblos de Oriente Medio, frustrados interiormente y manipulados internacionalmente, de modo particular para Irak. Mi oración alcanza también a Italia, a la que debo mucho espiritual y culturalmente, y que tiene necesidad de esperanza en estos tiempos oscuros.
Paradójicamente, las cosas se ponen en conjunto mejor pero, por desgracia, los peligros que se derivan de esta evolución positiva son muchos.
Ciertamente las derrotas que el Estado islámico está sufriendo permiten ser optimistas. Pero el temor de nuevos conflictos internos, vinculados siempre a intereses internacionales, que explotarán tras la derrota de los extremistas, es muy grande.
El problema será la división de los territorios liberados, especialmente los disputados por los Kurdos y Árabes, Musulmanes sunitas y chiítas, sin olvidar las reivindicaciones de las minorías de regresar a sus hogares. Los protagonistas internacionales apoyan a uno u otro grupo, jugando en este terreno tan minado. Todo esto pesa de modo particular sobre la Comunidad cristiana, ya debilitada, y sobre otras minorías golpeadas por el Estado islámico.
Sin embargo, los viejos problemas de Irak vuelven a estar presentes. El problema de la mujer irakí continúa, a pesar de la votación de ciertas leyes por la igualdad. Por ejemplo, en el Parlamento existe una cuota rosa. Pero el impacto de las tradiciones y de las estructuras sociales, de las religiones y de la cultura, domina la dinámica de cambio. Hace unos meses, se intentó votar en el Parlamento una ley para fijar la edad de matrimonio de las niñas en los 9 años. Por suerte no salió adelante, pero revela el peso de la regresión en la cultura general. Hace unas semanas fue introducido furtivamente en la ley de Presupuestos un artículo que prohíbe la producción, venta y consumo de alcohol. O sea que podemos decir que la cultura del Estado islámico se ha propagado en la sociedad. Los milicianos pueden ser vencidos, pero la cultura que dejan a su paso, arraigada también en las tradiciones y en algunas jurisprudencias, seguirá a expensas de los grupos más abiertos, como los Cristianos, que huyen exiliándose.
En el corazón de esta tormenta, es preciso mencionar la fuerte crisis económica, debida a los conflictos, a la corrupción generalizada, a los mercados negros, pero principalmente al colapso del precio del petróleo. Los irakíes en general, y los Cristianos en particular, pagan el precio de todo ello. El trabajo se convierte en un problema. Alquilar una casa se convierte en un rompecabezas. Pero para los Cristianos, como para todos, el Señor viene. Así que les deseo su Santo Nacimiento y un feliz año nuevo, y agradezco de corazón a tantos que han seguido sosteniendo a nuestras iglesias.

Non solum sed etiam

Resulta difícil imaginar desde el salón de casa la situación que otros seres humanos están viviendo no tan lejos de nosotros. Conozco periodistas de mi ciudad que no hace mucho han estado allí, en primera línea. Y estas Navidades compartían con su familia las fiestas y reuniones de estos días señalados en rojo en el calendario. Quizá por eso me resulta más imperioso el compartir las palabras de alguien que vive allí, no ocasionalmente, sino que hoy es su tierra. Necesitamos que nos hablen de primera mano. Mi labor ser puente para esas voces.
Quizá este sea el último artículo de 2016. Por ello a quien lo lea mis mejores deseos de PAZ y Felicidad y que el 2017 podamos llenarlo de Buenas Noticias.

Texto original en italiano de Monseñor Sleiman

Bagdad, il 7 dicembre, 2016
Cari Amici,
In questi giorni dell’Avvento, prendo spunto dal profeta Isaia che, descrivendo profeticamente la venuta del Messia, dice: “il Signore Dio asciugherà le lacrime su ogni volto;farà scomparire da tutto il paese la condizione disonorevole del suo popolo, poiché il Signore ha parlato”.
E l’augurio, che formulo nella mia preghiera, per i popoli del Medio Oriente, frustrati interiormente e manipolati internazionalmente, in modo particolare per l’Iraq. La mia preghiera copre anche l’Italia alla quale devo molto spiritualmente e culturalmente e che ha bisogno di speranza in questi tempi bui.
Paradossalmente, le cose vanno complessivamente meglio ma, purtroppo, i pericoli, nascenti proprio da questa evoluzione positiva. sono molti.
Certo, le sconfitte che lo Stato islamico sta subendo, permettono di essere ottimisti. Ma il timore di nuovi conflitti interni, innescati sempre su interessi internazionali, che esploderanno alla sconfitta degli estremisti, è molto grande. Il problema sarà la spartizione dei territori liberati, specie quelli disputati da Kurdi e Arabi, Musulmani sunniti e shiiti, senza dimenticare le rivendicazioni delle minoranze di ritornare nelle loro case. I protagonisti internazionali sostengono questo gruppo o quell’altro, giocando su questo terreno ben minato. Tutto ciò pesa in modo particolare sulla comunità cristiana, già indebolita, come su altre minoranze colpite dallo Stato Islamico.
Comunque, i vecchi problemi dell’Iraq si fanno presenti. Il problema della donna irachena rimane intero, malgrado la votazione di certe leggi per la parità. Per esempio, nel parlamento esiste una quota rosa. Ma l’impatto delle tradizioni e delle strutture sociali, delle religioni e della cultura, domina la dinamica di cambiamento. Qualche mese fa, è stato fatto un tentativo di far votare al parlamento una legge fissando l’età del matrimonio a nove anni per le bambine. Meno male, non è andato in porto ma rivela il peso della regressione nella cultura generale. Qualche settimana fa, è stato introdotto furtivamente nella legge del bilancio un articolo che proibisce la produzione, la vendita e il consumo degli alccolici. Ossia possiamo dire che la cultura dello Stato islamico si è propagata nella società. I miliziani possono essere vinti ma la cultura che lasciano dietro, radicata pure nelle tradizioni e in certe giurisprudenze, continuerà a scapito dei ceti più liberali, come i Cristiani, che fuggono esiliandosi.
Nel cuore di questa tormenta, bisogna menzionare la forte crisi economica, dovuta ai conflitti, alla corruzione generalizzata, ai mercati neri ma principalmente al collasso del prezzo del petrolio. Gli iracheni in genere ma i Cristiani in particolare ne pagano il prezzo. Il lavoro diventa un problema. Affittare una casa si avvera come un rompicapo. Ma per i Cristiani come per tutti, il Signore viene. Pertanto faccio gli auguri per il suo santo Natale e per un felice Anno nuovo, ringrazio di cuore quanti hanno continuato a sostenere le nostre chiese.

† Jean Sleiman, ocd
Arcivescovo di Bagdad dei Latini


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 19 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Enero 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031     

    Sindicación