No más mentiras

Política verdadera y la destructiva

21.09.18 | 09:56. Archivado en Sobre el autor

Política verdadera y la destructiva

La destructiva es la que soportamos los pueblos desde siempre y es el por qué en el planeta no se establece la verdadera, que yo definí hace ya muchos años como, “El arte de gobernar bien a los pueblos”; olvidándoseme el que igualmente hay que gobernar bien todos los entornos donde vive ese hombre que hay que gobernar. Y digo esto por cuanto hasta los animales tienen que gobernar y gobernarse bien, si es que quieren subsistir y prosperar en sus entornos naturales.
La política que se ha practicado y practica es simplemente de ladrones y bandidos; que bien “con unas armas o con otras”, esquilman las tierras y sus habitantes, empobreciéndolos hasta grados tan destructivos, que a la vista está el estado actual del planeta, incluidos sus océanos y mares; es por lo que, lo van dejando llegar hasta un punto en que ya veremos si puede haber retorno o no; las ambiciones y egoísmos más que animales, han permitido, esos estados límite en que ya están en algunos lugares de este desgraciado planeta; tristemente, aún muchos de esos ladrones y bandidos no han aprendido, que aquí estamos de paso y que aquí, al final “se queda todo” y que incluso “sus nombres y lo que fueron”, morirán igualmente, matados por el tiempo que al final lo “borra todo”.

Después del devastador siglo veinte y donde “la hormiga humana”, logra destrucciones no conocidas nunca, así como arsenales “nocivos” que aún guardan sus poseedores, seguro que para volver a emplearlos, “si los avarientos de siempre los necesitan”; manteniendo igualmente una ya degenerada sociedad de consumo, fuera del control necesario, para que no genere como sigue generando, las basuras que antes o después acabarán con la misma. Cultivando no la cultura verdadera y que de verdad enriquecería al ser humano, sino la destructiva actual y que lo que permite es, convertir al ser humano en una “simple máquina”, adaptable a todos los apetitos de esos “ladrones y bandidos”; ya que lo que en realidad quieren y han querido siempre, es que, “el ser humano nunca se sintiera libre para pensar y obrar según su intelecto le indique” y que es la máxima libertad que aquí existe; entendiendo siempre, que “libertad es estar atado a la obligación que conlleva la misma en cualquier situación”; por tanto no es “la libertad del tonto e idiota que la quiere como respaldo de cualquier control, ignorando que el verdadero control ha de partir del propio yo interior del individuo, que debe ser siempre el mejor juez del empleo de la libertad verdadera”.
Por ello, “esos ladrones y bandidos y como hicieran los emperadores romanos y no romanos”; siempre impulsaron la elevación de “los ídolos de barro”, para que las masas los adorasen y pagasen satisfaciendo así sus apetitos de emulación y obtención de riqueza; y antes se elevaban y enriquecía al conductor en las carreras de cuadrigas o al gladiador que más hombres había matado en las arenas del circo; y hoy se estimula la adoración del jugador el fútbol o al competidor de tenis y a “múltiples otros que entretienen a las masas con unos tipos de pelotas u otros, amén de carreras de vehículos a motor, o a competiciones ya infinitas y que no paran de aumentar, puesto que lo que interesa, es “echar más comida” a las masas para lo que ya digo más arriba”; o sea, para en definitiva, embotarles su inteligencia y que no piensen “en lo que no deben”.
Por todo ello “la verdadera escuela política nunca ha estado en ninguna academia especial”, la misma se encuentra en el estudio de la propia naturaleza y sus múltiples manifestaciones, puesto que LA NATURALEZA (adrede con mayúsculas) crea, recrea y fortalece, al propio tiempo que recicla todo, para que la misma siempre siga pujante; incluso si el hombre no existiéramos, ella sabría continuar creando, hasta que por lo que sea, apareciese “una nueva Humanidad”.
Por todo ello, en vez de estudiar a tantos y tantos políticos, fracasados todos, los que se atrevan a ejercer ese oficio, que debiera ser dignísimo, lo que deben es estudiar a la propia Naturaleza y aprender de ella, lo mucho que la misma enseña y que sería muy positivo para la creación de una sociedad, mucho más humana y con muchísimos menos problemas de los que tenemos, siempre por culpa de esos “ladrones y bandidos, que son los que siempre nos los crearon y nos los crean”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


Cambio de la constitución o entretener a los tontos e idiotas

20.09.18 | 10:58. Archivado en Sobre el autor

Cambio Constitución y 250.000 “aforados”

Cómo no saben ya que hacer, y “no quieren imitar al diablo matando moscas con el rabo”; no sabiendo o queriendo gobernar buscando las soluciones que necesita España y los españoles, se inventan “gamusinos políticos”, para entretener a los tontos e idiotas, que son muy abundantes en “Hispania” y de paso, llenar de incontenidos, esos cada vez más deleznables desinformativos, con los que quieren entretener y de paso justificar lo injustificable.
Así "el mago Pedro Sánchez”, el que astutamente ha sabido “subir y sentarse en el ansiado sillón de la Moncloa” y con ello asegurarse, para él y toda su familia, paga principesca y un montón de prebendas y sinecuras, que le pagaremos los españoles mientras él viva, a su viuda si él muere, y sus hijos menores si también les pilla la marcha del prócer”; para justificarse de su inutilidad como gobernante, “se saca del hipotético sombrero monclovil”, una enorme trola como la que nos vienen preconizando todos los medios serviles al que manda y desde que se le ocurrió la infeliz idea al tal”.

Idea que no es otra, que la de “quitar aforamientos a casi todos esos doscientos cincuenta mil prebendistas y aforados que mantenemos en esta España, siempre inundada de privilegiados, sojuzgados, mantenidos y siervos de un Estado, siempre injusto, como lo ha sido siempre España, puesto que lo de hoy no es nuevo.

Por si alguno lo ignora, creo que tenemos una Constitución que nos equipara a todos los españoles, “como iguales e iguales ante las leyes”; cosa que es mentira por cuanto si así, fuera, desde “el rey para abajo, todos tendríamos que responder ante el juez y las leyes igualitarias que nos dicen”; por tanto lo que vocea este “nuevo mago monclovil”, es una soberana mentira más, de las muchas que nos hacen padecer.
¿Por qué? Ya lo ha dicho él, “con la mayor cara dura del mundo”; puesto que para optar a esa reforma (que tampoco arreglaría totalmente el abuso de poder optar a tribunales especiales) tiene que contar, imprescindiblemente con los votos del denominado “Partido Popular o PP”; y como éste cuenta entre sus numerosísimos prebendistas actuales, “varios ejércitos de aforados” y también por machacar como es costumbre “en Iberia”, al enemigo o contrario en ideas, se los negará con seguridad, puesto que… “hacer lo que hizo Guzmán el Bueno… eso sólo lo hacen los guzmanes con un par de cojoness y de esos no hay gran cosa en la España de siempre”.
Pero es claro o está más claro que, “las mínimas pagas de millones de pensionistas españoles”; mientras, se producen entrevistas, declaraciones, posturas de circunstancias y sobre todo, entretenimiento de las masas de “pobrísimos españoles”, a los que se les sigue echando o mejor dicho, inundando”, de los ya más de “mil espectáculos deportivos, con medallas y trofeos ganados aquí o allí” y mientras, vengan días y vengan ollas, para que los ejércitos de vividores que mantenemos en España, vivan como la mejor clase hispana y como si produjeran algo más que los problemas que nos han creado, mantienen e incrementan, para que cada vez paguemos más.
¡¡Y viva España que es riquísima para mantener tanto parásito!!
Y como postre, abran y vean con suma atención el video que adjunto; para que vean, “esa españa oculta y que cada vez es más grande”.
***
CRUDA REALIDAD DICHA POR UN MÉDICO DE AMBULATORIO:

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


Festival del estruendo y “máquinas para matar”

04.09.18 | 07:31. Archivado en Sobre el autor

Festival del estruendo y “máquinas para matar”

Ocurre lo que cuento, a finales del mes de julio, en una pequeña bahía de la costa de Málaga (Torre del mar) donde tengo vivienda y donde paso períodos de descanso de sólo días, pero dónde me recupero siempre, recibiendo los efluvios del “padre mar”, el que me transmite siempre energías que me son necesarias.
El veintisiete del referido mes de este año, paseo por el muy grande y bonito paseo marítimo, acompañado siempre con mi fiel y querido Yorkshire (Aníbal); son algo más de las ocho de la mañana; hace una temperatura agradabilísima y corre una brisa marítima de igual calificación; nos acaricia un sol muy agradable y que gusta tomar a estas tempranas horas, ya que sus rayos son benéficos por demás. De pronto un ensordecedor estruendo “que viene del cielo”, lo que hace mostrarse inquieto a mi perro y otros que veo sueltos a mi alrededor, saltan y corren despavoridos, algunos, que ni atienden a sus amos y buscan defensa de ese “martirio”, que para los perros, significa ese horrible estruendo ya citado, puesto que sabido es la enorme amplitud del pabellón auditivo de los perros; que por ello sufren mucho cuando, “se les ataca con este tipo de martirio” que no tiene cabida en su vida de cánidos.

¿Pero qué es lo que del cielo nos viene con ese enorme escándalo? Sencillo, aquí se celebra desde unos años atrás, lo que se denomina “alegremente”, como un “festival del aire” (que además dura tres larguísimos días); y el estruendo lo producen tres aviones reactores del Ejército Español, del tipo “ala delta”; los que volando uno tras del otro, vienen a baja altura bordeando las playas de esta bahía; dónde ese estruendo, hace que “tiemblen hasta las baldosas del paseo”, me pongan “los pelos de punta” y yo creo que, “hasta los peces de este mar, se caguen en la leche que les dieron a los culpables de esta terrible alteración del medio ambiente y del bienestar de los que aquí vivimos o habitamos”.
Siguen las pasadas de estas “máquinas infernales”; y el estruendo me acompaña largo tiempo, hasta incluso cuando llego a desayunar en el interior de la población, dónde apenas si puedo hablar y entenderme con el camarero y algún interlocutor con los que hablo cada mañana; estos últimos opinan más o menos como yo cuando hablamos de esta invasión agresiva y dañina por demás.
Y he dicho y afirmo lo que dice mi titular de “máquinas para matar”; puesto que, ¿qué son los aviones de guerra sino eso mismo, puesto que para qué se usan? Lo estamos viendo hoy mismo en varios lugares del mundo; más cercanos a nosotros; en Siria y el Golfo Pérsico (Arabia y Emiratos); los que se dicen “gobiernos legales”, los usan inmisericordemente para masacrar a ingentes cantidades de seres humanos, “civiles y por tanto desarmados”, so pretexto de mentiras flagrantes y que justifican sin pudor alguno, con las ya huecas palabras de, “defensa, justicia, derechos y otras falacias que no nos creemos nadie que se decida a pensar y analizar los hechos verdaderos que se desprenden de la realidad de los mismos”.
Oyendo a estos “costosísimos aparatos del ruido y la guerra”, entiendo y me hago cargo de “las luchas”, que han mantenido y mantienen, todos los que viven cercanos a algún aeropuerto o base militar (en Madrid el pueblo de “Barajas”) ya que deben terminar locos o desquiciados, con los terribles ruidos que han de aguantar, muchas veces, las veinticuatro horas de cada día.
Tristemente “los ejércitos y tal como existen hoy”, no han desaparecido ni van a desaparecer en mucho tiempo; “el negocio de la guerra sigue siéndolo”; y como el mismo, mueve incalculables o ingentes cantidades de dinero, esos ejércitos seguirán siéndolo para garantizar ese enorme negocio; e igualmente, todas las fábricas de todo el armamento necesario y los complementos que necesitan seguirán produciéndolos; pues ya digo, el negocio es el negocio y por ello existieron y siguen existiendo las guerras, puesto que tras de cada guerra y por pequeña que sea, “existe un gran negocio”.
Sólo hay una nación en el mundo que supo a tiempo, “quitarse de encima esta gran carga”; es una nación de habla española, se denomina “Costa Rica” y por ley constitucional, abolieron el ejército hace muchos años (ver historia en Internet) y por ello allí, y de fuerzas armadas sólo existe, “una guardia civil” (copiada de la que tenemos en España) y unas fuerzas policiales; con ello controlan la delincuencia que siempre hay, pero “no se meten en follones internacionales”, sencillamente por cuanto también lo tienen prohibido por ley… ¿Cuándo irán haciendo lo mismo el resto?
Y no, yo no estoy en contra del ejército; pero ese ejército debiera ser de la forma en que ya lo desarrollé en mis artículos y que pueden leer en mi Web; donde está tratado con toda la amplitud de que me creo capaz… “Amén”.

NOTA: Marcho hoy a este lugar, para disfrutar de unos días de descanso; ya todos los escandalosos habrán marchado y espero descansar; a mi vuelta continuaré como de costumbre: Saludos: AGF

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


¿A QUIÉN LE IMPORTA FRANCO... HOY?

03.09.18 | 10:39. Archivado en Sobre el autor

¿A quién le importa Franco… hoy?

Primero recordaré una sentencia del sabio a sus discípulos… ¿A qué te preocupa el ayer, si éste ya pasó y no volverá… “A qué te preocupa el mañana… ¿sabes si lo vas a vivir? Preocúpate sólo del hoy, vívelo de forma que cuando te vayas a dormir, tu alma no te remuerda la conciencia, por algo que no debiste hacer, y no te preocupes de nada más, vive sin hacer mal a nadie y no necesitas más”. Con esto “está dicho todo, sobre Franco y su… tatarabuela”.
Entonces… ¿por qué éste continuo remover recuerdos que ya sólo son Historia y además nadie la cuenta como ésta fue y se desarrolló? Simplemente, los “removedores de estiércol de siempre”, lo que hacen es “aventar las escorias que les interesa”, simplemente para defender dos cosas… “su panza y su bolsillo”… no hay más; si bien se les puede añadir lo siguiente: lo emplean para seguir entreteniendo a la masa de “incultos” españoles, que no se preocupan de su propia historia. Es por lo que hoy les cuento (lo he hecho ya mil veces) un boceto de la verdadera historia del antes, durante y después de Franco: veamos.

Franco es a mi entender, “hijo legítimo de la fracasada II República Española”; ¿por qué? Por cuanto que si la república hubiese sabido gobernar bien, no hubiera habido las consecuencias que después surgieron, no habría habido “levantamiento militar”, y “hoy seguiríamos siendo republicanos como Francia”… y Franco hubiese muerto como lo que era, un general del ejército y nada más; por otra parte y sépase de una vez; Franco no es el que se rebela contra la república, el levantamiento lo inician otros generales, si bien Franco se une a ellos visto “los desmanes sangrientos”, que se están sufriendo en muchas partes de la España de entonces. Tampoco Franco dejó ni ni escrito ni dicho, el que fuese enterrado en el “Valle de los caídos”, allí lo enterraron “los franquistas”, más queriendo que siguiera el “franquismo”, que otra cosa más espiritual.
Hoy Franco, su entierro y todo lo relativo a ello, a la inmensa mayoría (por cuanto mi sondeo particular) de españoles, nos importa “dos cojoncios” o muchísimo menos. Todo ese período ya es HISTORIA y la que deben escribir historiadores “NO CONTAMINADOS”; y que se atengan a la verdad histórica, con todas sus consecuencias, pero sin omitir nada; y no como hoy hacen, “los de panza y bolsillo, incluso “los contaminados y que sus antepasados están enterrados donde no debieran”… mi padre entre ellos; y que nadie me hable de remover “sus huesos”; que por otra parte, nunca me los podrían entregar, ya que un cuerpo humano tiene casi doscientos cuarenta huesos y por ello mismo, es imposible reunirlos todos… “a ver si se enteran tanto los dolientes como los agitadores, muchos de estos últimos, es que hoy viven de “esa agitación” y les estamos pagando el resto de españoles, por remover “esos venenos que ya no sirven para nada”.
PUEBLO ESPAÑOL Y LO QUE DECIDIMOS: Lo hicimos tan pronto nos dejaron votar “opción política” (creo recordar que fue en 1976) cuando votamos, “mandamos a la mierda, a izquierdas, derechas, franquistas, fascistas, falangistas y demás”; votamos como algo nuevo, aquel “PUEDO PROMETER Y PROMETO”; de Adolfo Suárez, al que luego también “se cargaron”, los de siempre; y que fueron, los que como “termitas” invadieron el poder, “se adueñaron de todo” y nos llevaron a la ruina que hoy padecemos; y siguen, queriéndonos llevar aún “más lejos”, quizá a una situación (Dios no lo quiera) similar a la que al principio de mi artículo indico.
Veamos si ya y “de una puñetera vez”, surgen verdaderos políticos vocacionales, íntegros, españoles hasta el tuétano, y saben gobernar España como indudablemente merecemos todos los españoles; y ni escuchemos la sarta de mentiras, con que nos quieren agitar siempre “los de siempre”; y en beneficio de ellos, no olvidemos nunca este detalle. Amén.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XVIII y FINAL)

01.09.18 | 09:41. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XVIII y FINAL)

Creo haber dicho algo ya sobre el pan, pero reitero que en todo Marruecos hemos comido un excelente pan "amasado y cocido como Dios manda" y por ello mismo..."sabe a pan" (en mi tierra ya no sabemos, "ni de que rayos lo hacen y menos como lo "hacen" y por tanto su calidad es deplorable - en esto como en tantas cosas, "las técnicas modernas empeoran más que mejoran las cosas") igualmente es destacable "la dulcería marroquí", por su extensa gama y su buena preparación... "al César lo que es del César".
Hemos tardado mucho más de lo que esperábamos, en realizar esta comida, ello debido a la aglomeración de clientes que acudimos y para lo que este restaurante no estaba preparado; por ello tardan en servirnos y cuando terminamos, tenemos el tiempo justo para volver al lugar donde nos espera el autocar, así es que de "reposo o sobremesa, nada de nada"... nuevo contratiempo a anotar en los sufridos a lo largo de éste viaje.

Antes de dirigirnos al puerto, Carlos hace unas severas advertencias a todo el grupo y ello en relación a la droga conocida como "hachís" y que aquí en Marruecos se puede comprar con gran facilidad (y los nativos que quieren, la consumen con la normalidad que nosotros el tabaco y sin que el gobierno se inmiscuya en ello... "puesto que son costumbres de siglos").
¡Ojo! (nos dice y continúa) ¡Si alguien ha comprado hachís, pensando en su consumo, en la venta o "en lo que sea... que lo tire inmediatamente!... ¡No nos vaya a meter en un lío a todos los que vamos en el grupo!. Sigue aclarando, que ello está muy perseguido en la aduana española y que incluso existe la maldad de que el mismo que te lo vende... "luego denuncia al grupo que lo porta"... puesto que parece ser que incluso hay "recompensa"...?.
Aclarado todo esto "sobre las drogas", se da orden de partida y seguidamente marchamos hacia el puerto... Aquí empiezan las contrariedades e informalidades, puesto que no sale el barco a las 15.30 y que era su oficial hora de salida... a duras penas y tras larguísima espera de más de hora y media podremos embarcar. Me despido de Nordín, agradeciéndole todas sus explicaciones y respuestas, ya que sin ellas, este relato no hubiese sido posible... Incluso pretende regalarme una "kandora" que le he encargado me comprara (túnica de algodón y seda) y que aquí se adquieren a precio bastante económico... por descontado que no acepto ello y tras insistir varias veces, consigo pagarle y agradecerle ello, prometiéndole que cuando termine este relato, una de las primeras copias y aun cuando el mismo no se edite... yo le enviaré un ejemplar, para que tenga un recuerdo de este viaje y de su colaboración en la realización de "un libro". Cumplí ello y me consta que lo recibió.
Embarcamos sobre las 16 h. y ya embarcados, "ni se sabe a la hora en que saldremos", en esta nave, cuyo nombre es el de, "Boughaz" y está matriculada aquí en este mismo puerto en 1974; menos mal que este barco tiene muy buenas instalaciones y resulta cómodo el esperar en las mismas una nueva y larga espera, que "nos va a romper todas las previsiones que tenemos hechas, hasta llegar a nuestra casa". En la espera se habla, se pregunta y "nadie sabe nada de nada", se indica incluso la palabra "soborno", se dice que ... "hay una caravana de camiones holandeses a puntos de llegar y...", "que incluso algún autocar turístico ha tenido que pagar "propina" para embarcar"... "se comenta que en este país, estas irregularidades son lo normal ("la mordida mexicana, sale en la conversación") e incluso Carlos asegura que "ha tenido que pagarla hoy mismo", puesto que pretendían -según él- que el autocar siguiese en el próximo barco y nosotros (los viajeros) que esperásemos ese segundo embarque, en Algeciras... "algo demencial si en verdad ocurrió así", puesto que conviene decir, que en los viajes organizados, antes de ser realizados, ya se tienen las reservas de todo,todo, todo...?.
Incomprensible todo ello en un país que dice y quiere "aproximarse a Europa". En resumidas cuentas, que cuando el barco suelta amarras e inicia las maniobras de desatraque... son ya las 17,40 horas, o sea que salimos con dos horas y diez minutos de retraso y sin que nadie se haya molestado en darnos explicaciones de tan considerable retraso, ya que lo lógico hubiese sido ello, pero desafortunadamente... "aquí en ciertas cosas, no parece ser que existan responsables y responsabilidades a pagar"... y ello es una pena, pues... ¿este gobierno, piensa, por ejemplo... si algunos viajeros tienen que tomar un tren en Algeciras o un avión en el aeropuerto de Málaga o Jerez de la Frontera y les entretienen unas horas, en una... que suponemos debe ser... "línea regular de viajeros, todo lo que de perjuicios crea el incumplimiento de un simple horario?... No, creo que aquí no piensan que este es... "un puente entre dos continentes"...?
Felizmente llegamos al puerto de Algeciras a las 19.30 (hora marroquí) y como en España, "vamos dos horas por delante del Sol", aquí ya son las 21.30 de la noche. Hemos tenido muy buena travesía, mar tranquilo, e incluso hemos disfrutado de una muy bella puesta de Sol en el mar; pero las molestias no han terminado, ya que a las propias que ocasiona el desembarque y las que resultan sofocantes, puesto que la nave viene abarrotada de pasajeros y vehículos... tendremos que soportar lo que podríamos denominar caritativamente como... "un capricho español" (me explico).
Pasamos muy bien y rápidamente la aduana con el equipaje de mano, los "carabineros" de servicio no se preocupan en absoluto de lo que podamos llevar en ellos (tampoco registran a la gran cantidad de marroquíes (emigrantes) que pasan cargados "hasta los topes" de diversos bultos y maletas, algunos de gran tamaño) y pese a que en el barco -incluso- hemos podido comprar lo que hubiésemos deseado y dentro de las tiendas "de franquicia" que en el mismo existen; y en las que muchos, han comprado "bastante tabaco" (yo, incluso una caja de "habanos Davidoff") y otros artículos... Pero ya fuera de la aduana y esperando al autocar en el lugar que nos ha indicado Carlos, aparece éste y muy indignado nos dice que... "la jefe de aduanas (es una mujer) que está de servicio", quiere que saquemos todos los equipajes de "la panza del autocar" y que los subamos a la estación de embarque, para que lo revisen los carabineros... Insólito todo ello, puesto que, con nosotros -repito- han pasado cientos de marroquíes cargados con equipajes mucho más voluminosos que los que llevamos nosotros y no hemos visto retener a ninguno, para el clásico "muestreo"; y sin embargo, a los turistas españoles (vienen muchos más) pretenden ello, o sea, obligarnos a descargar y subir por unas empinadas escaleras, los más de diez metros de altura, que nos separan del puente o instalaciones de embarque y aduanas... Todos sorprendidos y bastante cabreados, decidimos ir a protestar ante esta señora "tan celosa de su trabajo". En la puerta nos encontramos un fornido "cabo primero" de la Guardia Civil, el que dice que "cumple órdenes" ("parece ser que es el que manda") y que... "maletas al suelo"... hay discusión con este gendarme, se cruzan "buenas y malas palabras", sale "la jefa" y reitera lo de.... "maletas al suelo"... le hablo yo ("ya le han hablado otros diez") y le digo y razono... "Señora, venimos hartos de viaje, le explico los retrasos abusivos en el puerto de Tánger, que queremos cenar en un lugar ya previsto, que somos "gentes de bien", que no traemos contrabando y menos drogas, que vienen muchas personas de edad avanzada (jubilados) que no podrán portar las maletas y equipajes, que -incluso- una parte del grupo viene con... "diarreas" (es verdad, algunos vienen sufriendo los grandes "retortijones" que les producen las diarreas, que al parecer, son frecuente el cogerlas en Marruecos)... A pesar de ello... "maletas al suelo" y allí, a pie de autocar (menos mal) realiza personalmente "la propia jefa", un rápido muestreo, para lo que elige no más de seis u ocho bultos al azar y los que han de ser abiertos ante ella (quizá mis palabras han servido para "algo" y al menos no hemos tenido que subir los equipajes) y... "nos deja partir sin más contratiempos". De cualquier forma en todo este trasiego, nos han entretenido más de una hora y nos han estropeado una "cena española", que pensábamos realizar en "La Carihuela" y ya en Torremolinos, donde pensábamos degustar ese famoso y exquisito "pescao frito malagueño"...?.
En fin, al final... "hasta los nuestros nos han molestado innecesariamente"... ¡Vaya un día de viaje!.
Y la verdad es que... tanto aquella "jefe de aduanas", como el citado cabo primero, decían que... "cumplían órdenes concretas y superiores"... y si ello es así... ¿Qué objeto tiene el molestar sólo a los españoles?... ¿Para que no salgamos al extranjero y por cuanto nuestra economía está en una preocupante crisis?... Todo esto nos ha resultado muy chocante, absurdo o "yo que sé".
Salimos de Algeciras -por fin- cabizbajos y bastante "cabreados" y en un silencio que... "se masca en el autocar" y... "ciscándonos en los dos gobiernos y en sus fieles servidores", ya que en ambas orillas del "estrecho", nos "han toreado y bien toreados".
Son más de las 11.30 cuando llegamos a la localidad malagueña de Estepona y allí se efectúa una parada de "circunstancias", para que cada cual cene donde y como pueda; y ello en sólo treinta minutos, que son los que se nos conceden.
Fácil es suponer "la cena de cada cual". Mi esposa y yo (por ejemplo) entramos en un modesto bar y casi por suerte, nos pueden preparar dos bocadillos (uno de queso y otro de jamón y los que compartimos) con los "dos únicos bollos de pan que les quedan a estas horas"; los que acompañamos con unos vasos de cerveza "al grifo" y... a la calle. Desde este bar (afortunadamente tiene instalado teléfono público) hemos podido llamar a casa, contando escuetamente lo que ocurre y que... "esperamos llegar sobre las 4,30 de la madrugada).
De regreso hacia el autocar, encontramos al paso "un puesto ambulante de helados" y compramos "lo que será el postre de tan memorable (y triste) cena"…?
Ya en el autocar… Emprendemos el regreso; y dormitando (o durmiendo ya profundamente) algunos; llegamos al área de servicios de la autovía, situada al paso por la ciudad granadina de Loja y donde se nos da un "respiro" para bajar al bar... de vuelta, aún me queda un poco de sano humor y ánimos... "y les improviso una parodia a mis compañeros de viaje, simulando ser uno de tantísimos vendedores ambulantes y tratando de venderles... unos platos de cobre que lleva mi esposa a la mano" (ni recuerdo a la hora en que se produce este absurdo hecho, en el que y en cierta medida... "desahogo la mala uva que traigo conmigo". Ni que decir ello, el que con "esta bufonada" (que realizo con toda la buena fe del mundo) se crea un cierto jolgorio; y el que sirve para "levantar nuestros muy decaídos ánimos viajeros", lo que nos saca -un poco- del "peso soportado durante todo este inolvidable día", en el que tantas cosas nos han ocurrido a lo largo de esos... "setecientos u ochocientos kilómetros, que vamos a recorrer por tierra y mar... y creo que también en el aire"...?.
Y... ¡¡Por fin!!... llegamos a nuestro destino, en el que afortunadamente se encuentra nuestra hija menor (Ana) la que nos "recoge" con su automóvil y nos ayuda en los equipajes... "en el mismo lugar desde donde partimos para este largo viaje".
Cuando "caigo en mi cama", son casi las cinco treinta de la mañana del día once de abril de 1993... ("Domingo de Resurrección")...?

F I N

Jaén, 28 Mayo 1993 (Fecha en que terminé de redactar este muy largo relato)

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 1 de Septiembre del 2018


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XVII)

31.08.18 | 07:57. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XVII)

Continuamos visitando la enorme “medina” (ciudad dentro de la ciudad).
Pasamos por la Universidad de Fez (se encuentra abierta -no sé si habrá clases o más bien será por diferentes actos religiosos) y la que nos asegura Nordín (que no cesa de explicarnos cosas)... "es la universidad más antigua de todo el mundo" y en la que vinieron a cursar estudios (entre otros muchos otros cerebros, destacados en aquellas épocas lejanas) "nuestros" Averroes y Maimónides (eran andaluces) y "Silvestre II" (el Papa, católico que vivió la conmemoración del primer milenio en Roma) (y lo que me deja perplejo, ya que es sorprendente que "un católico eminente" y que incluso llega al papado...viniese a tierras del Islam a "estudiar")...pero -se nos dice- que aquí se impartían enseñanzas (aparte de la religiosa-musulmana) de ciencias y otras materias de alto nivel intelectual y científico...?. Y es claro que los ávidos del saber, hubieron de venir a las entonces fuentes del conocimiento, que al parecer se encontraban en gran cantidad, en esta enigmática ciudad.

Seguimos visitando la medina y necesitaría "mucho papel" para contar "la mitad de lo que allí vi"... Puesto que, curiosamente y lo cuento como anécdota... "vi, hasta un gran retrato en fotografía "en blanco y negro", en el que se encuentra el "Generalísimo Franco", acompañado del entonces joven Príncipe Hassan (hoy rey)" y por lo que se deduce que el citado retrato ha de tener más de cuarenta años... el mismo se encuentra en una de las pequeñas tiendas de la medina y se ve perfectamente al pasar por la puerta de la misma.
Deduzco que el dueño de ella, o algún descendiente "muy directo", quizá perteneciera a la famosa "escolta mora" del caudillo hispano, o bien perteneciera igualmente a la denominada "mehala" (tropas formadas por nativos y al servicio de España, en épocas del "protectorado")... "vaya usted a saber el porqué de aquel retrato allí y colocado en lugar preferente"...lo que sería muy curioso de conocer.
Terminamos la "larga carrera" y llegamos casi "derrengados" al autocar. Son las seis de la tarde, cuando emprendemos el regreso hacia Mequinez, donde llegamos a las siete quince y ya anocheciendo, por lo que el corto recorrido que efectuamos por la misma, no nos permite ver gran cosa de ella, salvo el que se encuentra concurridísima y es "un hervidero de gentes". Hemos visto una parte de sus murallas y una panorámica (muy bella) desde un lugar de las afueras y desde donde se dominan, "docenas de minaretes ó alminares de las muchas mezquitas que existen" y poco más y... "nos vamos a cenar y dormir pues estamos cansadísimos" y ello es fácilmente comprensible, pues han tratado de que veamos en un día... "lo que necesitaríamos una semana para ver, medianamente bien visto"... pero... ¡Oh el turismo moderno!.
Y a propósito de ello (el turismo) en el regreso a Mequinez, me ha pedido Carlos, que de una opinión de lo que me ha parecido el viaje y que lo haga por el micrófono y debido a mi larga experiencia en viajes, hostelería y turismo... y precisamente por ello, me he visto obligado a improvisar una muy corta disertación... diciendo... "Que el turismo es en principio incomodidades, ya que todo viaje las lleva consigo y esto pese al dinero que cueste o al confort con que se realicen, es inevitable; pero que éstas deben atenuarse y por cuantos medios poseemos en la actualidad y que por lo sabidos, no digo"... Que hemos realizado un viaje interesantísimo y que el mismo lo considero positivo y pese a cuanto de negativo hayamos encontrado... que hemos disfrutado del posiblemente mejor guía (Nordín, el que puede tener escuela y ser profesor en este noble campo de "enseñar al que no sabe") que yo haya conocido, pues éstos caen en la rutina y monotonía y suelen convertirse en elementos incluso negativos para el desarrollo del turismo, que por otra parte, es hoy "un bien inmenso y al servicio de la humanidad", por lo que sería muy largo de explicar, pero que abarca, lo social, lo económico y lo cultural hasta grados insospechados... Pero que dicho todo ello, el turismo debiera ser "más sosegado" y emplear en todo lo posible y como máximo, unas horas para viajar y por la mañana cuando el cuerpo está descansado, procurando llegar al lugar de estancia y reposo, bien a la hora de comer o dos o tres más tarde y como máximo, para un necesario "tiempo libre y descanso" (salvo excepcionales traslados que lo impidan) y preparación para el día siguiente. Pero "por lo que sea", se ha establecido un turismo de excesivo recorrido y "donde se pasa, pero donde no se está" y lo curioso es que la gente lo acepta, si bien... "luego no saben, en gran medida, que es lo que vieron, donde estuvieron, ni incluso cuando... tal es la vorágine que impera hoy". Espero que lleguen tiempos donde el TURISMO y adrede lo escribo con mayúsculas, sea ese "bien mundial y humano", que como "puente inmenso"... conecte a los hombres y culturas en pro de una comprensión y paz que alguna vez -quizá-... "debiera encontrar toda la humanidad"...?
******
Y por fin, llega nuestro día de regreso, es el diez de abril ("sábado santo" -antes y cuando yo niño "era de gloria") y va a ser un día "largo, muy largo"... "estaré despierto 24 horas" y ya sabrán el porqué de ello.
Son las cinco treinta de la mañana, cuando me despiertan de nuevo "mis amigos los gorriones". No tengo pereza y me levanto, trato de darme un baño para "recuperarme" y después, tomar notas muy "concentradas" y que corresponden aún a días atrás, ya que con el "trajín" que llevamos, no tengo tiempo de escribir casi nada, ni aun haciendo ello improvisadamente y de prisa; y ello es comprensible... ¿no?
No puedo tomar el apetecido baño, "algo ha ocurrido al grifo" puesto que da muy poca agua, por tanto desisto y a duras penas logro darme una ducha... pero necesitaba mucho más un reconfortante y relajante baño de agua caliente y permanecer en él, no menos de quince minutos. Me afeito y termino de asearme y me pongo a escribir, cosa que hago intensamente y durante la próxima hora y media... luego reposo en la cama unos treinta minutos... "mi esposa no lo entiende aún... y pese a que llevamos ya casados casi treinta años"... "quizá yo... en el fondo... tampoco lo entienda o me lo explique a mí mismo"... ¿porque será?
Estamos dispuestos y ya en el autocar a las ocho y veinte minutos y tras el desayuno, subida de equipajes (esta vez, si nos los han traído a pie de autocar) y "el ya clásico asedio de los vendedores ambulantes ya descritos"... los que con su insistencia y "rebajas", logran siempre vender algo a quien sea y por otra parte es comprensible el que aprovechen estos días que son de afluencia masiva de turistas (principalmente españoles, si bien hemos visto muchos italianos, algunos de otros países europeos y menos, norteamericanos y japoneses, así como algunos otros).
Efectuadas las comprobaciones de rigor, emprendemos el viaje y salimos de "Meknes" en dirección a Tánger. Pasaremos por las ciudades de Sidi Kacem, Souk (en esta última "cerramos el circuito marroquí") Larache y otras poblaciones de menor importancia, hasta llegar al puerto de la citada ciudad (Tánger); distante unos trescientos kilómetros de Mequinez, por lo que también tendremos una larga etapa "mañanera". Sigo admirando el paisaje y veo una cosa insólita, pues existe un nido de cigüeñas y habitado por éstas, nada menos que en uno de los postes metálicos que sostienen la línea eléctrica que alimenta un ferrocarril "electrificado"... ¿"cómo demonios aguantaran estas aves, el paso y trepidación de los trenes? (me pregunto, pues el nido está prácticamente sobre los raíles del tendido ferroviario).
Nos detenemos en un par de ocasiones y a lo largo de esta mañana, una de ellas para que el que quiera "tome algo", otra, en un lugar donde existe abundantísima exposición y venta de cerámica marroquí. En la primera de ellas (donde también acuden vendedores ambulantes) he comprado dos mesitas portátiles y plegables, hechas artesanalmente y de una bonita madera (veteadas y barnizadas) y cuya forma me atrae (no es la típica marroquí, que conocemos) pues son redondas y de gran solidez y dureza. Las he comprado por todo ello y porque me han parecido francamente económicas al comprar las dos al mismo vendedor (el que por ello me las ofrece a "precio especial")... "serán un recuerdo de este viaje y las pondremos en mi casa de campo y en el piso de la playa, el que tenemos frente a estas costas". Poco más he comprado en este viaje, yo generalmente no viajo para comprar... "lo hago para nutrirme de ese algo que no sé qué es"... Mi esposa si... "va cargada, como casi siempre...lleva regalos para todos... familia y algunos amigos y conocidos"...?
Hemos pasado ya Larache y antes, por la que fuera "frontera de igual nombre" y en la que quedan aún hoy y aparte de las edificaciones propias para el servicio de aduanas ... "algunas casamatas o nidos de ametralladoras", que deduzco son de la época en que allí... "terminaba la zona del protectorado español"; y empezaba el no menos... "protectorado francés" (curiosos eufemismos para designar unas ocupaciones militares). Los edificios y arcos fronterizos que allí existen, son actualmente conservados por el gobierno marroquí, como unos "mudos testigos" de "lo que ocurrió y que no debe volver a ocurrir jamás" (dice con sonrisa enigmática, nuestro guía nativo y residente en Tánger (Nordín).
Llegamos sobre las 12,30 h. a la ciudad de Tánger y somos llevados al centro de la ciudad, bajando del autocar junto al edificio de correos. Se nos conceden dos horas para estar en la ciudad y hacer lo que nos apetezca libremente y se nos apremia para que regresemos al mismo lugar y como máximo a las 14.30, ya que a las 15.30 tiene marcada la salida el transbordador que nos llevará a la Península Ibérica y más concretamente al puerto de Algeciras ("luego comprobaremos que las cosas se complican y no se cumple en absoluto el horario oficial que tiene el barco") por tanto si queremos realizar alguna compra o efectuar una comida con cierta tranquilidad, no podemos perder "ni un sólo minuto".
Yo lo que quiero es comer bien y tranquilo y olvidarme por este corto espacio de tiempo, de este agotador viaje.
El que quiera que me siga... "y me siguen algunos"... otros no, pues dicen tener que comprar "cosas".
Con la recomendación de Nordín, nos dirigimos a un cercano restaurante, el que curiosamente lleva un nombre español ("Romero") al que en pocos minutos llegamos (luego llegarán otros compañeros del grupo y entre todos casi ocupamos la totalidad de las mesas con que cuenta) y...comemos bien pero bastante alto de precio y con arreglo al nivel de vida de éste país; esto ya nos importa poco, pero por un plato de marisco y otro de carne o pescado, vino, pan, postre y un café, nos han cobrado a casi cuatro mil pesetas cubierto, en este "bastante modesto restaurante" y ello es mucho dinero en Marruecos, quizá sea ello por ese dicho que afirma..."ave de paso, estacazo", pero -repito- se trata ya de "la última vez" y... que nos importe ello.

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 31 de Agosto del 2018


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XIV)

30.08.18 | 11:19. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XVI)

Estamos entrando en la importantísima y muy antigua ciudad de Fez.
Entramos por una de las modernas avenidas de esta grande y enigmática ciudad llena de contrastes y la que por otra parte, es la segunda en población, de todo el Reino de Marruecos.
Carlos ha puesto en el equipo de sonido, del autocar, una grabación de un "pasodoble español", cuyos compases nos resultan gratos... nos dice (Carlos) que ello es en "nuestro honor y como españoles", e igualmente de aquellos otros de las épocas de los reyes de la casa de "Austria", de la de la "Inquisición", e incluso de otras épocas anteriores y principalmente recordando a aquellos andaluces, muchos de ellos (incluso) procedentes de nuestra provincia (Jaén, Úbeda, Baeza, Andújar, etc.) y los que huyendo de persecuciones, vinieron a enriquecer con su presencia y bienes, a esta ciudad que vamos a visitar... "en fin, la eterna canción de que mi Dios es mejor que el tuyo"... si no hubiese en ello tanta tragedia es como para "mondarse de risa".

Llegamos a la ciudad cuando el Sol está muy alto (creo que en su cenit) y directamente nos llevan a un lugar cercano a sus murallas y desde donde se aprecia una magnífica panorámica de la "vieja ciudad", fundada entre los siglos VIII o IX, por "descendientes muy próximos a Mahoma"; es por tanto "una de las joyas del Islam en esta parte del mundo", igualmente ciudad santa, nudo de comunicaciones, centro comercial, "llave del Mogreb (o Magreb)" y centro de "saberes universales"; quizá por ello habría que valorarla como "alma de Marruecos" y cuya capitalidad ostentó en la historia de este extenso territorio, incluso compartiéndola con Marrakech.
Desde el lugar en que nos encontramos, apreciamos ese conjunto de viejísima ciudad y marchamos seguidamente hacia su parte más típicamente musulmana, deteniéndonos ante las "siete puertas" principales del Palacio Real, las que pasamos detenidamente a admirar, pues representan otras tantas obras de arte y realizadas, precisamente por otros tantos (7) talleres de la ciudad, los que así demuestran su capacidad en trabajar este metal (son de bronce y bellamente labradas) trabajo que se ha realizado muy recientemente... Nos hacemos algunas fotografías en la amplia plaza que existe ante dicha entrada y en ella pregunto a Nordín, sobre el citado palacio... me dice que es magnífico y que cuenta con una extensión de parques y jardines, de... ochenta y tres hectáreas...? Es claro que no podemos visitar nada de ello, pues las sedes reales no son visitables en este país... "en fin, en esta al menos... hemos podido tocar las puertas"... y por ello, observo y he podido apreciar en sus pórticos (que contienen "calados" realizados en filigranas de bronce) que en ellos ya anidan los gorriones, ensuciando con sus deyecciones dichas filigranas... ello me hace sonreír de nuevo, pues el mismo pensamiento me viene por segunda vez en el día... y es lo ya referido de Vicente Blasco Ibáñez... ("el hombre construye para...") se lo comento a Nordín y el también comprende y sonríe.
Vamos a entrar en el zoco de la medina, antes pasaremos por el "barrio judío, o Melaj (saladero) apreciando unas viviendas (casas) familiares, de arquitectura notable y bonita y que destacan por su simetría y en cuyos bajos, tienen sus habitantes los diferentes negocios o comercios que ejercen.
Es sorprendente entrar en este zoco y aunque ya hayamos estado en el de Marrakech; aquí el ambiente es singular y las "diez mil tiendas" que vamos encontrando a nuestro paso, nos hacen pensar en lejanas épocas y pese a la luz eléctrica y demás avances tecnológicos que aquí también se aprecian; pero los que "conviven" con útiles, usos y costumbres de hace más de un milenio. Curiosamente y al entrar aquí, en "estas apreturas", notamos que el airecillo que circula por ellas, es mucho más agradable y fresco, que el que atrás hemos dejado y que ya empezaba a ser ciertamente sofocante... "el milagro lo producen los continuos techos de simples cañas (partidas) que existen en inmensa mayoría de este intrincado y entramado de calles estrechísimas y el que tapa las mismas (formando una larguísima persiana horizontal) a la altura de los tejados, con lo que se logra esa "verdadera climatización natural" y la que aquí deben disfrutar desde hace siglos, al igual que una agradable luz natural, que se mantiene en una tenue penumbra y lo que hace más llevaderos los rigores de la luz y calor solar, en estas tórridas tierras.
El comercio aquí en el zoco, es mucho más serio (carácter propio de vieja ciudad de mercaderes y comerciantes) y por tanto estos comerciantes no nos atosigan con sus ofertas, las que guardan para cuando les visita el cliente, si bien mantienen a la vista (muchas veces en la propia calle) sus mercancías.
Hemos realizado un largo y agradable paseo por esta medina y desembocamos al término del mismo, en unos hermosísimos jardines y donde existen altísimas palmeras, entre una gran variedad de arbolado y donde igualmente existen zonas de espesas y gruesas cañas de bambú. Estos jardines son públicos y deben estar aquí, desde hace siglos y ello me lo parece por el tamaño y edad que supongo tiene mucho del arbolado, el que sin embargo se mantiene frondoso. Están muy bien conservados y curiosamente aquí "se respetan hasta las ranas de los estanques" (las que no huyen al acercarnos y se mantienen tomando el sol sobre las piedras que adornan los mismos). No se dar el nombre de estos jardines y en verdad que lo siento, pues es el único jardín público en que he estado en este viaje y que sea digno de denominarse como tal... ello lo siento, pero como vamos siempre tan aprisa, no me es posible anotar todo y preguntar "todo".
Lo que también me llama la atención y que observo a la salida de los citados jardines (también lo he observado en otros diferentes lugares de otros puntos de Marruecos) es que en ciertas paredes de nula importancia arquitectónica (vallados o paredes lisas de yeso) aparecen unos rectángulos en vertical, dibujados con trazo burdo y sin nada en su interior, son una especie de "recuadros" (de no más de 1 m. X 0,50) que en número de seis a ocho espacios iguales, están allí "para algo". Pregunto y me dice el guía, que son para cuando hay elecciones, para que los "partidos políticos", coloquen allí sus carteles o pasquines, para lo que "cada partido tiene reservado su hueco y a el deberá atenerse en todo momento y no invadir el de sus adversarios"... ya que no pueden hacerlo en otros lugares... supongo que después los limpiará "alguien", puesto que allí y cuando yo los he visto, no había nada en absoluto... es claro que me parece magnífica la idea, ya que sabido es, la gran suciedad que reporta a nuestras ciudades, las absurdas campañas electorales, con la profusión de cartelería que derrochan en ellas, amén de los millones de folletos que reparten; es por lo que considero ésta una muy buena idea y ello por lo simple y práctico de la misma.
Llega la hora de comer y lo haremos en la medina y en el denominado "Palacio Al Firdaus", el que ha sido convertido en restaurante para grupos turísticos y donde se nos ofrece un menú típicamente marroquí, compuesto de varios platos y en el que destacan los "pinchos morunos" y un pastel de carne, denominado "pastila", el que resulta excelente. La comida ha resultado la mejor y más abundante de todas cuantas hemos realizado en el largo recorrido que llevamos, puesto que ni ha faltado el vino, ni el té, ni abundante dulcería, aparte de que este "largo" menú, ha sido amenizado con música "andalusí" (considerada aquí, música clásica) y que ha interpretado un grupo compuesto por cuatro músicos, los que situados en un pequeño estrado en el salón principal o central del palacio, el que junto a otras dependencias anexas y de menor tamaño, sirven de comedores. También y al final de la comida, se realiza un simulacro de boda marroquí, para la que han elegido a una pareja de recién casados que viaja con nosotros formando parte del grupo (estamos aquí varios grupos y estimo que somos más de doscientas personas) para lo que han caracterizado a ambos cónyuges con los atuendos propios de estas ceremonias y en los que destacan los de la novia, a la que suben en unas "andas" y la pasean por el gran salón, portada por cuatro "sirvientes" femeninos; todo lo cual crea un ambiente simpático y muy agradable de vivir y lo que también ocasiona el clásico jolgorio y contento de todos cuantos allí nos encontramos. A continuación aparece y actúa... un original "danzarín", el que con una bandeja metálica sobre la cabeza y en la que se encuentran cuatro vasitos llenos de té y dos trozos de velas encendidas, realiza docenas de contorsiones y movimientos en diferentes posiciones (da vueltas, danza, se arrastra por el suelo, etc.) sin que en el considerable tiempo en que actúa, se derrame ni una sola gota de té, ni se le apaguen las velas, por lo que es enormemente aplaudido. Al final surge en escena una bella y "robusta" danzarina y nos obsequia con las voluptuosas danzas denominadas... "del vientre" y todo ello, igualmente acompañado por la citada música, que incansablemente interpreta la pequeña orquesta citada; y todo lo cual, llega a crear un peculiar ambiente cálido, en estas estancias palaciegas, las que decoradas al estilo más típico de este país, se encuentran en unas agradables penumbras, que proporcionan lámparas apropiadas y la luz natural del día, que "por alguna parte se filtra"; todo ello llega a crearnos una sensación francamente agradable y feliz, por lo que hay que felicitar efusivamente a quienes han conseguido, tan magnífico atractivo turístico en este encantador lugar, al que auguro "muy larga vida", si lo saben mantener y cuidar.
Por otra parte, la sobremesa, ha sido larga y agradable; hemos podido incluso fumar tranquilos y es claro que todos salimos muy satisfechos, por esta gratísima sorpresa y la que no podremos olvidar por muchos años que nos queden de vida, ya que el precio pagado (seis mil pesetas por persona) lo considero compensado con largueza y por cuanto hemos disfrutado.
Volvemos a recorrer la medina y "nos perdemos y mareamos" en este dédalo de callejuelas; subidas y bajadas por estas pendientes vías urbanas, que nos servirán para hacer una total digestión de tan copiosa comida como hemos disfrutado.
Nos llevan a conocer uno de los múltiples talleres de artesanía de los metales y en el que predomina el bronce en múltiples realizaciones; allí... "unos compran, otros no".
Después visitamos la entrada y patio de "abluciones" de la "medersa" (escuela coránica) de "Bounania" (ó Bu-Anania) y que data del año 1.350-55 de nuestra era y en cuyo interior existe una (igualmente famosa) mezquita (es viernes y coincide con nuestro "viernes santo", es igualmente día grande de oración, para el musulmán) en la que existe una gran afluencia de "creyentes" de todas las edades y de ambos sexos.
Pasamos también por la entrada de la denominada... "Gran Mezquita", en la que ocurre igual que en la anterior y tampoco nos es permitido entrar en ella, por lo que tenemos que conformarnos con apreciar tan grandiosa obra, desde fuera y sin que nadie nos moleste en absoluto. Seguimos recorriendo este "enorme mundo, formado por esta vieja medina", que en realidad es "una ciudad dentro de otra ciudad" y el que resulta muy complicado para nosotros, que procedemos de "un diferente mundo".

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 30 de Agosto del 2018


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XV)

29.08.18 | 07:52. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XV)

Amanece un nuevo día y a pesar de todo lo acaecido en el "largo día de ayer"... me despiertan de nuevo los "alborotadores gorriones", que cantan y chillan, en la zona ajardinada a que da el ventanal de mi habitación... son las cinco y treinta de esta mañana de Viernes Santo, en tierra de musulmanes (el viernes es en el Islán su día de fiesta o descanso), amanece y me "animo" y levanto de la cama (yo suelo recuperarme pronto, si al menos puedo dormir cuatro o cinco horas) tengo que tomar notas y ampliar las que llevo tomadas y "sobre la marcha del autocar"; y con las incomodidades que ello representa, puesto que si no... "Alguna de ese tipo de álgebra que por circunstancias tengo que emplear", luego no la entenderé, ni yo mismo; por ello escribo sentado en la mesa de escritorio que existe en la habitación y procurando no hacer ruido, si bien, mi esposa "duerme como un tronco" y no se entera de ello, hasta que no "nos llaman" a la hora en que tendremos que salir y que ya está prevista.
Cuando "entra de lleno el día", llevo hora y media escribiendo y al levantarme y mirar cómo se presenta, noto que existe niebla, lo que me produce gran sorpresa.
Nos llaman a las siete, nos aseamos y vestimos y subimos a desayunar, "un modesto desayuno y que tampoco guarda relación con este tipo de hoteles". Aquí “el lujo” es algo de lo que ni tienen la menor idea; es más, no la tienen ni de lo que representa la palabra “confortabilidad” y a tenor con lo que hemos pagado, puesto que ha sido un viaje, caro, muy caro o bastante caro; algunos, “han hecho “su agosto” con nuestro dinero.
A las ocho ya estamos subiendo a nuestro autocar (asediados por los vendedores ambulantes, los que madrugan "más que nosotros") y nos dirigimos hacia nuestra programada visita, primera del día y que debiera ser... "recorrido local y una panorámica de la ciudad"; la que no podemos realizar por causas obvias, ya que la niebla persiste y nos impide la visión necesaria; se nos promete que la realizaremos esta tarde a nuestro regreso, por tanto nos dirigimos a nuestra segunda visita y que será a las denominadas... "ruinas de Volúbilis", distantes unos treinta kilómetros de esta ciudad y a las que más adelante me referiré.
Estamos ya en carretera y en "campo abierto"; pronto nos luce de nuevo el Sol y abre el día, desapareciendo la niebla que había en la ciudad; al paso, vemos extensos cultivos y tierras fértiles, donde abundan los olivos (extensos olivares y bien cuidados) cereales, e incluso vides (de esta parte son los vinos que hemos bebido); me sorprenden "las lejanías que se aprecian desde las colinas por donde discurre esta carretera"; y esa sorpresa es precisamente por estas grandes extensiones de tierras que me parecen son ubérrimas, luego también encontraremos y a lo largo del día, algunas zonas en que se aprecia lo "ralo" y poco desarrollado del cereal, quizá porque estas tierras son malas o bien por que en algunas ha afectado la sequía, que también hemos padecido y padecemos en España...?.
Como suele ocurrir, surgen preguntas sobre "cosas de este país" y alguien pregunta, por los noviazgos y casamientos marroquíes, sobre todo preguntan por "la novia", si se casan libremente, si... "se compra a la novia" y en fin, se pide a Nordín que nos cuente ese para nosotros "misterio", del... "como, cuando y el porqué de todo ello y la leyenda que existe" sobre todo ello en nuestro país.
Nordín, complaciente y sabiendo que "hace un buen servicio a sus gentes y a su religión"... coge el micrófono y empieza a hablar diciéndonos, que "él" lo ha pasado hace sólo un par de años y por tanto lo ha vivido en toda su intensidad y precisamente dentro de la tradición, usos y costumbres propios de estas tierras de religión islámica y donde suele ocurrir como en tantas otras tierras... "donde del dicho al hecho, suele existir bastante trecho"... esto lo comprobaremos; y yo voy a tratar de sintetizar, concentrando todo cuanto este hombre nos fue relatando en su larga disertación, ya que la misma se extendió hasta que llegamos a las ya citadas ruinas y luego posteriormente continuó, ya camino de "Fes" (Fez, para nosotros)... veamos cómo puedo yo realizar esa síntesis, resumiendo tan largo e interesante relato, del que -para conseguirlo- sólo puedo emplear la memoria, ya que me fue imposible tomar notas "sobre el autocar" y por cuanto antes ya he dicho... por tanto lo hago hoy y transcurridos varios días de estos hechos.
Empieza diciéndonos Nordín... "Cuando nace un niño, se le suele imponer y en gran mayoría el nombre del profeta Mahoma", o sea el de Mohamed; si es niña y por similares motivos religiosos, el nombre que le será impuesto será el de Fátima y que corresponde al de la primera esposa de Mahoma (curiosamente nos enteramos que tanto Mahoma, como Fátima... eran comerciantes y ella bastante rica y propietaria de caravanas). Tanto al niño como a la niña, "lo bautiza" su padre en ceremonia especial y familiar, que se celebra a tal efecto y donde "sacrifican" y comen un cordero. El niño es circuncidado a la edad de tres años aproximadamente; generalmente la circuncisión se la efectúa el barbero del barrio, el que aparte de sus labores de pelado y afeitado, hace de "cirujano" y también y por esto último... "suele servir de coco para atemorizar a los niños" (sabido que nuestro "coco" es ese fantasma con el que se mete cierto miedo a los niños pequeños)...
Van creciendo Mohamed y Fátima. Antes de los veinte años, el padre de Mohamed (que poco va a "pintar" en lo sucesivo en este asunto de la boda del hijo, puesto que será la madre del mismo la que protagonizará y llevará a feliz término la concertación de la misma)... dirá al joven... hijo, debes casarte. El joven acepta por cuanto es la costumbre o tradición, o sea, casarse jóvenes (el con veinte años, ella con algunos menos). Al menos antes era así, ya que hoy (sigue diciendo Nordín) el casamiento y por imposición de la vida moderna, hay que retrasarlo y, ya se puede considerar o sentir feliz, el que lo logra antes de los treinta años el hombre y la mujer unos años antes (se mantiene la diferencia de edad, pero el plazo se ha alargado diez o más años).
Pero volvamos "al antes tradicional".
Cuando se le ha dicho lo del casamiento al Joven, ya los padres del mismo han hablado entre si y por indicación de la madre, le han preparado a "Fátima", que es una joven de la vecindad, conocida de la madre y que es guapa, sana, hacendosa, de buena familia, etc. etc.. El joven acepta en principio y por cuanto hemos dicho es la costumbre o tradición... y por otra parte él ha visto, que sus padres rigiéndose por la misma, así lo hicieron y fueron felices "por igual camino", que les ha sido suficiente en la vida y que en general les ha ido bien, al igual que a las familias que este joven conoce (el divorcio y el repudio, son cosas bastante aisladas y pese a lo que de "cuentos y relatos corran por Occidente"). Entonces se concierta la primera parte de la posible (casi segura) boda, o sea... "pedir la novia" (cosa que aún hoy, también se suele hacer en España). Se prepara este primer acto, el que será en forma de una fiesta familiar e íntima y a la que acuden a casa de la novia, el futuro marido, al que acompañan sus padres, hermanos y más cercanos familiares. En este acto se entregará a la novia un presente, el que generalmente es en dinero efectivo y el que quedará de propiedad de la joven y a su libre y entera disposición. A este acto ceremonial, también acuden invitados. "dos hombres" (notables del lugar, religiosos o notarios) que en un determinado momento de ese solemne acto, preguntarán a los futuros contrayentes si de verdad desean contraer matrimonio... si alguno de ellos dice "no"... no habrá boda; si aceptan, que es lo que suele ocurrir casi siempre; son inscritos en el "libro", que a tal efecto portan estos notarios y que existe precisamente para ello mismo, en el municipio y por tanto es un libro de registro oficial. Posteriormente y durante la fiesta (a la que acuden músicos contratados y hay profusión de convites, ya que es "un día grande" para las dos familias) se fijan las fechas en que serán celebradas las bodas (durarán las mismas siete días) y las que se suelen retrasar un tiempo que puede ser de alrededor de dos años, salvo que exista "dinero abundante" y entonces, el tiempo se acorta a tenor con ello, puesto que es el novio el que correrá con todos los gastos del nuevo hogar que se formará y ello será pesado, largo y costoso... no obstante y a partir de ese momento en que se han prestado mutuo consentimiento... "ya están casados y son marido y mujer", si bien ello, no podrán vivir juntos hasta después de las bodas, aunque si en el intervalo... "ocurriera algo y surgiera el embarazo"... no pasaría nada, pero ello es "muy mal visto" y estropearía los grandes fastos de las bodas, que o no se celebran o se reducen al mínimo y precisamente por la vergüenza que ello representa para las familias que sufren este incidente, no previsto.
Llegan por fin los días de las bodas que se suceden en siete jornadas y en un... "tirar la casa por la ventana"; y cada familia de novio (que es la que lleva el peso) gastará todo cuanto pueda en agasajos, invitaciones, fiestas, etc. (la novia lucirá cada uno de estos días, los más lujosos trajes y atuendos que pueda costear ella y su familia). Curiosamente las fiestas se inician sin que el novio participe en ellas ("salvo en pagar el gasto") ya que los dos primeros días, son de fiesta y que la novia dedicará a sus amigas el primero y el segundo a su familia y donde intervendrán músicos y manjares y en fin, todo lo que requiere una boda. Es al tercer día cuando en verdad el protagonismo lo realizan los dos "esposos" y a los que se suceden el cuarto, quinto, sexto y séptimo días "de bodas exóticas" (para nosotros) y en la que la mujer siempre será la principal protagonista (novia y madre del novio) y donde el resto de "progenitores" no parece ser que representen un papel principal, pues Nordín, ni los ha nombrado en tan largo relato, por lo que se deduce ello por sí mismo.
También se pregunta a Nordín y se habla sobre "la virginidad y otras cosas"... Nos responde este hombre y dice, que no hay ceremonia alguna de "prueba de la virginidad" (como por ejemplo -digo yo- existe en las bodas entre gitanos y aquí en España, precisamente) que... "ello quedará entre hombre y mujer" (asegura nuestro guía) y si bien el Islam autoriza al marido al repudio de la esposa si esta no es virgen, pero... "también el Islam es piadoso y da soluciones piadosas"... ("nos las dice y en verdad son humanas y bastante sabias"). También nos dice otros motivos de repudio que son curiosos para nosotros, ya que también los puede ejercer la mujer, a la que protege el Islam y a través de su libro sagrado (El Corán) mucho más de lo que cualquiera pueda imaginar y no es el caso de relatar todo lo oído por mí, pues... "me temo que aun así, este relato, más que ello... va a ser un librito, espero que bastante interesante"...?.
Se sigue hablando del Corán y de si se siguen aplicando los "terribles castigos"...?... "sonríe Nordín y nos dice, que no todo es tan riguroso"... que si por ejemplo... "hoy se cortasen las manos a los ladrones... pudiera ser que en muchos países, la mayoría de sus habitantes, fuesen ya mancos y ello, quizá también, por cuanto no se reparte ese dos y medio por ciento de las ganancias, que ordena el sagrado libro, precisamente para que no existan desamparados y menos... ladrones...?".
Se pregunta y habla de las cárceles y reconoce que en Marruecos "son duras" (muy duras) pero que... "el castigo es necesario para limitar la delincuencia y que esta no llegue a límites peligrosos", o sea más o menos, lo que aquí en España asegura ese viejo dicho que asevera que... "el miedo guarda la viña". Aquí en Marruecos, a los presos... "hasta les hacen trabajar y sus comodidades carcelarias, son mínimas"...?.
La verdad y si todo es como se nos ha dicho... yo por mi parte no veo mal este proceder, por aquello de que... "quien la haga que la pague" y que (como dice también nuestra religión)... "el pan deberá ser ganado con el sudor de la frente"... a lo que también el famosísimo San Pablo ("Padre de la Iglesia") le añadió aquello de que... "quien no trabaje, que no coma"... y a lo que sólo habríamos de decir el consabido... "amén" si es que de verdad... "también somos creyentes y cristianos"...?.
Y no, no entro en lo de "presos políticos" (si es que, como se dice, aquí existen) ya que eso sería una aberración. Y si como aquí se asegura... "existe la libertad de crítica y de expresión", por tanto mi referencia es solo y exclusivamente al delito común, al criminal y otros "similares" y que tanto están abundando ya en nuestro... "civilizado Occidente"...?
Decae la conversación, el sol luce espléndido y acompañados de su brillante luz, visitamos las famosas ruinas romanas ya mencionadas y a las que sin sentir, hemos llegado, puesto que la anterior disertación nos ha hecho el camino muy corto y entretenido por demás... se trata (como ya dije anteriormente) de las de la ciudad de... "Volúbilis", a la que hago una referencia tras consultar libros que hablan de ella... puesto que considero merece la pena ello.
Volúbilis, llevó y sus ruinas llevan hoy, el nombre de una planta "enredadera", que da unas flores en forma de campanitas y que crecen en esta zona donde se construyó la ciudad y en las que proliferan enormemente (las estamos viendo en flor, ahora mismo) e igualmente proliferan en Andalucía (también en nuestra provincia de Jaén) ya que son muy parecidas y son, a las que nosotros conocemos con el nombre de... "correhuela o corregüela" y cuyas campanitas silvestres, adornan nuestros campos en primavera y parte del verano, ya que son plantas "parásitas" y por tanto de una fortaleza digna de ser resaltada.
Pues bien, Volúbilis fue construida y se formó, en una colina situada a unos cuatrocientos metros de altitud y desde la que se dominan grandes extensiones de tierras muy fértiles. De esta población ya hablan Pomponio Mela y Tolomeo y en el itinerario de Antonino, también se la menciona; fue ciudad principal del interior de la "Mauritania Tingitana". Ciudad que ya en el siglo primero de "nuestra era", se reconocía como ciudad próspera, pero la que como tantas otras obras ("romanas o no") desaparecieron y hoy son cuasi devastadas ruinas... y al ver éstas que observo y la proliferación de la planta ya citada ("volúbilis") y otras muchas que parasitariamente nacen aquí e invaden lo que de "la obra del hombre queda", me acuerdo de la lapidaria frase, que en su libro... "La Vuelta al Mundo de Un Novelista", dice Vicente Blasco Ibáñez en "otras ruinas de Oriente", sobre las que dejó "caer" esta sentencia... "El hombre solo construye para las plantas parásitas, los cuervos y los reptiles... únicos herederos de sus obras a lo largo de los siglos"... (más o menos dijo esto, pues cito de memoria y por ello me refiero a la obra concreta en que consta, la que considero de gran interés su lectura) y al recordar ello y ver "estas piedras"... siento un estremecimiento.
En estas ruinas poco queda en pie hoy, si bien han sido excavadas concienzudamente y nada menos que en 1915, ya trabajaron aquí, prisioneros de guerra alemanes, a los que los franceses obligaron a ello. También anterior y posteriormente, los franceses se preocuparon mucho por el estudio y excavación de estas ruinas y es a ellos, a los que se debe la conservación de las mismas, pues hay que recordar que hasta más de mediados de este siglo, fueron los que rigieron estas tierras con "su protectorado"... y afortunadamente el gobierno actual de Marruecos, también está cuidando este importante vestigio histórico y cultural. Por ello podemos hoy apreciar las portadas y puertas y las columnas, foro, molino aceitero y otros importantes restos que se conservan, al igual que diferentes "aras" y lápidas de tumbas, de los que allí vivieron, nacieron o murieron. En la visita nos acompaña "un guía" o cuidador oficial que mantiene allí permanentemente el Gobierno Marroquí (cosa digna de ser resaltada y de emulación, para "tantas ruinas y monumentos" como en España están dejados de "la mano de Dios) y el que nos diserta en un deficiente español, lo que "él sabe" sobre esta ciudad y su historia, cosa que le reconocemos y agradecemos en lo que vale; pero el que a la salida del grupo... "pone la mano y va solicitando propina a los turistas"... "pese a que nuestros guías, le han dado "algo" o al menos ello nos ha parecido a algunos de los componentes del grupo"... por lo visto no gana lo suficiente...?
A la salida, observo en una de esas "aras", el nombre de un "tocayo" mío y me detengo para ver que dice sobre aquel desconocido Antonio, ciudadano de la imperial y omnipotente Roma, en la que se escribía mi nombre, con iguales caracteres o letras en que se hace hoy en "español"... ¿En realidad que significan "un par de milenios", en la obscura historia del bípedo que se autotitula dos veces sabio... "sapiens - sapiens"?... "sonrío y corro a coger el autocar, pues ya protestan mis compañeros de viaje, que no entienden el por qué me detengo a leer en “una piedra” de la salida"...?.
En estas ruinas y entre la multitud de plantas que libremente crecen en ellas, proliferan también las esparragueras silvestres y que dan... "el exquisito espárrago" (denominado de piedra, o sierra) y el que aquí no consumen estos nativos (me dice el guía) no explicándome el porqué de ello y más aún por lo bien que aquí se aprovecha todo y también... acordándome de lo exquisito de este vegetal en las diferentes preparaciones que preparamos en España ("revueltos, en tortilla, esparragados, añadidos al arroz y otros guisos, etc.") y también recordando que es un diurético natural y un alimento muy digestivo y de muy pocas calorías... "quizá por ello mismo no lo consumen, aunque repito... aquí se ve abundantísimo" y es un producto que se puede incluso conservar enlatándolo para venta al exterior.
Y... por fin llegamos a nuestro segundo y principal destino, que no es otro que la ciudad de "Fes" (Fez - para nosotros).

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 29 de Agosto del 2018


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XIV)

28.08.18 | 09:02. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XIV)

Hemos partido de "Merzouga" a las siete treinta de la mañana (aproximadamente) y hemos llegado a "Erfoud" en no más de cincuenta minutos.- Directamente nos dirigimos donde ayer dejamos el autocar (frente al hotel) subimos al mismo y continuamos nuestra ruta.- La carretera por la que circulamos es secundaria, asfaltada pero muy estrecha y así será hasta que tomemos la general, por ello en muchos momentos, el autocar tiene que invadir los "broncos" arcenes que existen entre el asfalto y la cuneta, cuando nos cruzamos con algún camión o autocar, los que son escasos por esta latitudes. Pretendo tomar una fotografía de uno de los cementerios beréberes ya descritos, me permiten ello, deteniendo unos minutos el vehículo, del que bajamos Nordín y yo, pues a mi ruego, él me toma dos fotografías teniendo como fondo uno de estos peculiares cementerios; este hecho ocurre sobre las 11.15 h. y en un lugar (cuyo nombre, que importa) situado entre Erfoud y "Er Rachidia"... "hace un calor horrible en el lugar donde se encuentra este campo santo", que como otros muchos, se encuentra al borde de la carretera y en el que no aprecio "ni la existencia de insectos", tal es su desolación... "me vuelvo a acordar del citado libro de la sabiduría y sus enseñanzas". Agradezco a mis compañeros de viaje esta deferencia al autorizar esta (puede que para muchos) absurda detención de no más de tres minutos... y continuamos el viaje hacia nuestro lejano destino, que será la ciudad de "Meknes" (Mequinez, para nosotros). Más adelante nos encontramos con un accidente automovilístico, el mismo ha ocurrido en una muy larga recta y donde dos vehículos (automóviles) han colisionado violentísimamente, hay heridos apartados del asfalto, están siendo atendidos por un grupo de personas, entre las que hay "sanitarios" (aprecio una camilla) que supongo habrán acudido desde una muy cercana población, que afortunadamente existe, del lugar donde se ha producido este desgraciado hecho... ¿algún muerto... sólo heridos?... no lo sabremos nunca, nadie nos ha solicitado ayuda ni indicado el que nos detengamos, por tanto proseguimos ya que "nada necesitan de nosotros".
Más adelante encontraremos al paso, otro gran embalse o pantano, el que se encuentra lleno como los anteriores y ello es fácilmente notable, en los límites de "sus colas"; este se denomina... "Dakhel" y el que supongo es surtido igualmente, por las aguas del "Atlas" y procedentes de sus deshielos.
Sigue rodando nuestro autocar y vamos atravesando las estribaciones finales de esta cordillera, situadas al E. de la misma, sigue el desierto, si bien ahora en forma de "montañas desérticas" y que son las que estamos atravesando, pero las que resultan bellas en su desolación. Seguimos viendo espaciadamente los ya descritos y fértiles oasis, algunos de ellos "pegados" a las angostas gargantas o desfiladeros de las montañas y por donde bajan los cauces de agua que porta "la vida del Atlas", en forma de más o menos grandes corrientes de este valiosísimo "líquido elemento".
La carretera transcurre ahora por una ladera de pronunciada pendiente y donde (sorprendentemente) encontramos un túnel burdamente excavado en la roca y digo burdo, por cuanto no está terminado en su enlucido o acabado; se me dice que data de los principios de este siglo y que el mismo fue de peaje, no me puedo enterar "del nombre de la obra ni de quien cobraba el peaje... que importa ello... "el hombre monta un negocio allí donde sabe, le puede ser rentable y si el negocio es de tipo "monopolio" mucho mejor... y ello es tan viejo como el hombre mismo"; y al pensar en esto último... "me recuerdo de las jaimas de anoche y de todo lo ocurrido en ese episodio de este viaje... y sonrío".
Se nos informa el que nos detendremos a comer en "Midelt", ciudad "a caballo" sobre esta carretera y que es de cierta importancia, encontrándose la misma, situada en una llanura que existe entre las dos cordilleras ("El Alto y El Medio Atlas")... "hasta esta ciudad nos persiguen los vendedores de piedras y fósiles, los que nos asedian a pie de autocar".
En esta gran llanura ya citada y situadas en estratégicas lomas, he visto algo que es digno de ser contado... se trata de unos enormes letreros o inmensos rótulos, los que formados con piedras acumuladas en franjas y que cubren gran parte de la ladera de la loma y las que se encuentran pintadas de color blanco (no se si en base a cal o con pintura de otro tipo) destacan y son legibles desde muchos kilómetros de distancia... es claro que estos escritos están realizados en caracteres árabes y que nos son traducidos por Nordín, al que hemos preguntado. Dicen así... "Dios, Patria y Rey". También existen otros en otras lomas con mensajes más extensos y en los que se "glorifican más cosas".
Estas enormes "llamadas", las califico como mensajes directos (muy directos) dirigidos al pueblo marroquí, para que nunca olviden al soberano, a la patria y a Dios... estos letreros (se nos dice) los construye y cuida el propio ejército marroquí...? Que duda cabe que son mensajes psicológicos y que pregonan... "donde está y de donde procede la fuerza que gobierna este extenso país, el que hoy cuenta con casi novecientos mil kilómetros cuadrados" (casi el doble que España, que dicho sea de paso es el tercer país en extensión, de los de Europa y tras Rusia y Francia; esta última solo un poco mayor que nuestra patria) y el que puede ocupar un brillante destino en "siglos venideros", si se van confirmando las lógicas ambiciones de quien hoy lo rige y gobierna... "según algunos, con mano dura"...?.
Hemos llegado a Midelt a las 12,10 h. y hemos efectuado la comida del medio día en el ya previsto restaurante, el que de mediana categoría nos ofrece varios platos a elegir, los que si bien no son destacables, pero nos permiten "salir de la monotonía" de los dos últimos días; comemos relativamente bien e incluso podemos acompañar la comida con vino del tipo ya referido (marroquí) igualmente tomamos café o té, e incluso podemos fumar tranquilamente y reposar suficientemente esta comida, lo que nos aliviará bastante de esta larguísima etapa de "no sé cuantos cientos de kilómetros" y por carreteras de "tercer orden".
A partir de Midelt, mejora notablemente la carretera, tanto en calidad de la misma como en amplitud. Pronto empezamos a cruzar la segunda cordillera, o sea la denominada... "Medio Atlas", el que es considerado como.. ."Castillo de aguas" (así nos lo afirma Nordín) por los marroquíes y debido a la abundancia de aguas que, "del cielo recibe" cada año y las que luego distribuye a gran parte del país.
En esta cordillera "menor", existen incluso estaciones deportivas de invierno y con abundantes pistas para practicar el deporte del esquí... se nos dice, que sin la existencia de esta cordillera, "el Marruecos fértil, no existiría" y ello ocurriría por cuanto el desierto invadiría todo el Norte de África, e incluso afectaría a gran parte de la Península Ibérica, la que aún sería mucho más desértica de lo que hoy "lo está" (en parte por el abandono de las repoblaciones y cuido de suelos, que son ya, no solo necesarios, si no imprescindibles). Así pues..."agradezcamos a la Providencia", la existencia de estas tres cadenas de montañas (Anti, Alto y Medio Atlas) y que conforman el nombre genérico del... "ATLAS" y las que en conjunto son algo así como... "la espina dorsal y el cuerpo de este país" y al propio tiempo... "la barrera enorme que resguarda al nuestro"... "que pequeño es el hombre... vuelvo a pensar hoy por segunda vez".
Efectivamente notamos con gran rapidez el cambio climático y paisajístico, en las primeras cotas de nivel que alcanzamos en esta cordillera... y a medida que subimos, vamos encontrando grandes bosques de cedros (algunos de gran tamaño o corpulencia) muchos de los cuales deben ser "viejísimos", puesto que incluso se ven con cierta profusión, sus "copas" secas; también encontraremos abundancia de encinas o alcornoques, igualmente grandes y frondosos; y otros tipos de arbolados propios de fértil montaña.
Encontraremos de nuevo (en el desierto, pocas hemos visto) grandes rebaños de ovejas, compuestos muchos de ellos por varios cientos de cabezas y los mismos pastando en grandes extensiones de tierras "calmas", en las que debe abundar ese pasto que precisa tanto ganado. Veremos diferentes y abundantes corrientes de aguas, que discurren por abundantes riachuelos; incluso veremos cerca de nosotros, grandes "manchas" de nieve y pese a la época, en que ya el deshielo debe estar bastante avanzado.
Igualmente veremos lagos, lagunas y ríos de alta montaña y de aguas limpísimas, en las que supongo habrá truchas u otros tipos de peces y lo que permitirá el deporte de la pesca con caña. Veo... "grandes y lustrosos cuervos", los que curiosamente picotean en el suelo y entre estos rebaños de ovejas... ¿qué picotean o de que se están alimentando, si éstos córvidos suelen ser carroñeros?
Igualmente veo volar algunas rapaces de no muy gran tamaño... y cigüeñas; éstas últimas también con cierta abundancia y posadas en el suelo y en los arroyos, charcas y lagunas pequeñas, donde indudablemente buscan los batracios de que se alimentan. Igualmente aprecio rebaños de vacas y de asnos y caballos (más de los bovinos que de los otros cuadrúpedos). También se aprecian grandes espacios en "soledades".
Seguimos viajando y sigue haciendo buen tiempo y soleado, también por estas montañas. Veo una escena que me atrae por curiosidad... se trata de un grupo formado por tres "creyentes", que arrodillados en una margen de la carretera y junto al automóvil en que viajan, se han detenido a efectuar sus oraciones, lo que hacen "mirando hacia La Meca". Miro el reloj y son las 16,10 h. y reparo de nuevo en esta escena y... "no recuerdo haber visto ninguna más, a lo largo de estos más de 2.500 km. que llevamos recorridos por este país...?".
Estamos ya cerca de "Ifrane", localidad y conjunto geográficos, que aquí denominan como... "la Suiza de Marruecos" y ello por el paisaje, las nieves, las estaciones de invierno e incluso la arquitectura (de tipo centro-europeo) que aquí se ha instituido, desde la época de la ocupación francesa ("protectorado") y que es desde cuando se empezó a explotar esta zona "a la europea" (hemos visto, igualmente y cercanas a la carretera, grandes "serrerías" y explotaciones madereras, suponiendo habrá muchas más, en otras zonas del interior). Todo esto sorprende por el enorme contraste que representa y en no mucha distancia de kilómetros, pues parece que efectivamente..."hemos llegado a otro continente".
Nos desviamos unos 25 km. por una carretera secundaria y bien cuidada, la que nos lleva a esta ciudad de montaña, la que confirma cuanto nos han dicho (y yo he escrito) y la que está cuidadísima, puesto que aparte de que es un atractivo para el turismo de cierto nivel, el rey (a quien le agrada practicar el esquí) tiene aquí un palacio y es claro que junto al rey, siempre va la corte y por tanto... "los cortesanos, igualmente tienen sus palacetes, villas o chalés, cerca del monarca", amén de los que existen de propiedad privada de otros estamentos o de extranjeros incluso, o bien para alquiler, puesto que se ven nuevas urbanizaciones en diferentes fases de obras.
Existen muy buenas zonas ajardinadas y se ve todo "bastante limpio" en contraste con el resto del país... "sí, indudablemente este es otro de los varios mundos con que cuenta Marruecos", que efectivamente, es un país de enormes y variadísimos contrastes. Aquí "ello" se nota nada más bajar del autocar.
Hemos llegado alrededor de las 17 h. y hemos permanecido una hora, tiempo suficiente para recorrer el centro de esta ciudad y ver lo apacible de la misma, e incluso disfrutar en ella... "un sol otoñal, en contraste con el ardiente y de hace solo unas horas, que hemos aguantado en el desierto que hemos dejado atrás"... curioso todo ello y digno de resaltase.
Cae la tarde, cuando emprendemos el último tramo de viaje y que comprenden los aproximadamente setenta kilómetros que nos separan aún de nuestro final de etapa y que es (como ya dije) la ciudad de "Meknes" (Mequinez para nosotros) y donde llegamos sobre las siete de la tarde (por fin) y muy cansados, como es fácil de imaginar.
Meknes es una populosa ciudad (tercera en población de este reino) y cuenta con casi un millón de habitantes, por tanto la circulación rodada es abundantísima y por ello y sin más dilación, el autocar se dirige al lugar donde tenemos reservadas habitaciones para dos días. Llegamos al mismo; se trata del "Hotel Zaki", el que instalado en las afueras de la ciudad y cerca de una base militar del ejército del aire... "por este y otros motivos, no va a ser lo confortable que esperábamos", ya que pese a la apariencia lujosa de su exterior y la que se confirma luego en sus instalaciones anexas a la recepción del mismo, tiene "y contiene" bastantes deficiencias, las que sería largo de enumerar, por lo que... "Marruecos, tiene que vigilar mucho más su red hotelera y el personal que la atiende, si de verdad quiere "ser algo" en el turismo internacional".
Estamos ya el grupo de turistas en el amplio hall del hotel y observamos a nuestros guías que hablan con los empleados de la recepción del mismo... tardan en llamarnos para la entrega de llaves... "hay problemas"... "por lo que nos dicen, han vendido más habitaciones de las que posee el hotel" (estamos en Semana Santa y hay mucho turismo en Marruecos)... nos obliga todo ello a esperar una enormidad de tiempo y pese a lo cansados “y sucios” que venimos.
En el intervalo, tenemos necesidad de entrar en los servicios y por causas obvias; el estado de los mismos es deplorable por su abandono y dejadez en todo lo que componen unos servicios de viajeros en un hospedaje, que se presume es "de lujo"... luego "nos atienden y se soluciona lo de la falta de plazas de alojamiento", colocando a los que viajan solos en habitaciones de tres o cuatro plazas; después nos obligan a rellenar las consabidas hojas policiales... no nos llevan el equipaje a las habitaciones, pese a que está incluido este servicio en lo concertado con el hotel, tenemos -por tanto- que portarlo nosotros, por largos corredores y varios tramos de escaleras ("menos mal que hacia abajo" -el hotel está instalado en este sentido, en una ladera) no comprendiendo en absoluto como en un hotel moderno, ni existen ascensores, ni aún "montacargas para equipajes", así las cosas, cuando llegamos a nuestra habitación (en la que no hay agua caliente, las toallas son insuficientes (solo hay un juego) y si por contra la suciedad se detecta a simple vista) tenemos el tiempo justo para ducharnos, cambiarnos de ropa y "subir de nuevo", a la planta superior y que es donde están todas las instalaciones y por tanto el comedor donde nos servirán la cena, la que es de una calidad aceptable y en la que nos ocurre un incidente curioso, puesto que pedimos una botella de vino y tenemos que insistir en que nos pongan copas para el mismo, ya que el camarero y por lo que apreciamos... "pretende que las mismas copas para el agua, que le hemos comprado (vino y agua los va vendiendo un camarero que porta un carrito y con el que se dedica a este solo menester) sirvan también para el vino"... cuando terminamos de cenar, pasamos a reposar un poco en el "lujoso hall" y luego, nos vamos a dormir... "son ya más de las once de la noche y nos han estropeado la primera tarde-noche en Meknes"...en fin paciencia... "el viaje suele ser casi siempre... un pasar fatigas frustraciones e incomodidades, que surgen cuando menos te lo esperas"... pero han sido muchas en las últimas veinticuatro horas y además pagando "muy bien" por ello... "Ya que Marruecos no tiene precios a tenor con lo que ofrece al turista... ni la agencia que nos trae, tampoco... ¿quién nos habrá engañado?... "puesto que puede ser posible que en algunas cosas... Marruecos no tenga la culpa".
Y por fin “caemos en la cama” derrengados y “muertos de cansancio”.

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 28 de Agosto del 2018


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XIII)

27.08.18 | 09:11. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XIII)

Así y en el centro de este campamento, han preparado un espacio al aire libre y debidamente alfombrado; dicho espacio es de forma cuadrada y a su alrededor han instalado las sillas ya descritas y en las cuales nos sentamos a charlar o fumar plácidamente y al propio tiempo, "mirar la luna y las estrellas, de este limpio cielo que se nos presenta en el desierto". Hace una temperatura muy agradable (de noche de verano). Nuestros guías (Carlos y Nordín) tratan de amenizarnos la velada, a la que se unen algunos de los nativos que "prestan sus servicios en estas instalaciones". Se invierte el tiempo en hacer juegos de cartas, cantar, contar chistes y chascarrillos, e incluso se baila, al son de unos timbales que tocan los ya referidos empleados, los que acompañan esta percusión con cantos "que solo ellos entenderán", nosotros también entonamos algunos en nuestro idioma, los que supongo tampoco entenderán ellos.
Para dar "más ambiente" a esta acampada, se nos ha encendido una hoguera, que se consume muy pronto y quedamos sin ese "amor" que produce el fuego de una hoguera en descampado y de noche. Con todo esto, "matamos el tiempo" y se van venciendo los clásicos recelos, ya que algunos, en realidad, no saben si irse a dormir o pasar la noche en vela, puesto que tienen ciertos reparos en dormir en el suelo y en las referidas condiciones, cosa comprensible por demás... se comenta que estas instalaciones debieran tener un mínimo de comodidades (que no tienen) y que es necesario contar con (al menos) duchas y por causas fáciles de comprender, ya que es imaginable el estado en que nos encontramos después de casi quinientos kilómetros de viaje, en un día de calor y sobre todo, las mujeres se encuentran en situación bastante crítica.
En esta larga velada, recapacito y recuerdo que en el programa turístico, se nos había ofrecido (y así consta en el escrito entregado a nosotros) el que esta noche la pasaríamos en Erfoud, con... "cena bufé, junto a la piscina del hotel ya referido ("categoría cuatro estrellas"), en el que tendríamos alojamiento y en el que deberíamos desayunar al regreso de esa visita para ver amanecer en el desierto"...? Sorprendentemente nadie ha protestado aún de ello y yo tampoco "tengo gana de hacerlo"... "el último día de viaje, surgirá la protesta y petición de compensación económica por este "fiasco o abuso de confianza"... protesta que iniciarán otros miembros de la expedición y a la que me uno, pero... ¿si no compensan... merecerá la pena un pleito?... "ya veremos que es lo que pasa y en que queda luego todo", yo por mi parte escribiré directamente a la agencia "mayorista" y que considero es la principal responsable (lo hice a mi regreso y sin resultado... "se pasaron la pelota de uno a otro" y no me abonaron nada... lo di por perdido, pues no quise denunciar (oficialmente y que resulta gratuito) el hecho y crear problemas a quien... dice ser mi amigo (Carlos)...?
Seguimos "aguantando" esta absurda velada y va pasando el tiempo y llega la hora en que "oficialmente empieza el nuevo día" y es por tanto pasada la media noche cuando...?.
Pese a todo... "algunos nos encaminamos a nuestras colchonetas" (yo soy de los primeros) ya que el cansancio nos domina y nos obliga a tendernos "donde sea". Es claro que nos acostamos vestidos y sólo... "nos aflojamos el cinto y nos quitamos los zapatos"... cubriéndonos con la burda manta que nos han colocado en cada una de las citadas colchonetas; yo me "he gestionado" una almohada y en forma de uno de los cojines que había en algunos divanes del comedor, puesto que en las colchonetas no hay almohadas. Pasamos un buen rato de "puro cachondeo español"... y con ese buen humor (de circunstancias) nos vamos quedando dormidos, pues que remedio nos queda y... ¡Qué caramba, hemos venido (o nos han traído) a tener una nueva experiencia!... ¡Y desde luego, ésta... será inolvidable!
Antes de quedarme dormido, siento frío; debe ser el clásico frío del desierto, el que siento por cuanto mi colchoneta es la primera y está en la vertical de la intemperie en parte de la misma y no hay protección vertical; me arrebujo y tapo con esta gruesa manta y me duermo... "mirando un claro cielo estrellado", mientras recuerdo de mi ya lejana época "de niño" y de aquellos veranos, en que íbamos la chiquillería a las eras, donde era llevada la mies para su posterior trilla y en la que nos acostábamos "panza arriba" (en las trilladas parvas también) y mirábamos éstas mismas estrellas que esta noche veo claramente y que... "mañana describiré"... ¡Qué pequeño es el hombre y el mundo en que ésta habita!... es mi último pensamiento antes de quedarme dormido... alrededor de la media noche.
Cuando despierto es aún de noche, miro al cielo y sigo viendo "encima de mi" la constelación del "Carro", nombre familiar y que dábamos los niños a estas "siete estrellas brillantes" y cuyo nombre científico es el de, "Osa Mayor". Es claro que ahora veo "al Carro" en posición más "avanzada", calculo y creo que en dirección noroeste. Enciendo mi encendedor y miro el reloj, pues están apagadas las luces que antes había... son las cinco y diez minutos... al poco rato, siento el canto de un pájaro, luego el de un madrugador gallo y que supongo canta en la próxima aldea, oigo "roncar o gruñir" a unos dromedarios y ello muy cerca de nosotros... "roncan (también) algunos de los componentes de nuestro grupo de turistas"... me levanto y me dirijo hacia una de las letrinas, quiero ser el primero, pues no quiero ni pensar, lo que pueda ser aquella placa turca... "cuando la hayan visitado tres docenas de personas", pues aunque algunos aguanten, pero en total somos más de cincuenta los que hemos dormido aquí. Cuando vuelvo, ya otros se han levantado (ya se ven las primeras "claras del día") y se va formando el murmullo clásico de personas que hablan en voz baja, aunque en el desierto... "se oye todo". El guía nos dice que vamos a ver "nacer" el Sol; mientras para ello se van preparando (yo ya lo estoy) analizo y estimo positiva esta extraña aventura, de una noche y un amanecer en el desierto, puesto que -repito- aquí empieza de verdad... "el desierto que vemos en las películas", ya que nada más salir de este campamento empieza la finísima arena y las características dunas.
Junto a las jaimas y en la parte de atrás, han dormido un grupo compuesto por unos veinte dromedarios y de ahí "esos ronquidos oídos por mi", también han dormido junto a ellos, algunos cuidadores de los mismos ("camelleros") y algunos jóvenes o chavales, que vienen a llevar debidamente sujetos a cada uno de estos animales, cuando en ellos subamos los que vamos a emplearlos como cabalgadura para adentrarnos en el desierto. Estos chavales también "vienen" a vendernos piedras y fósiles de las montañas y las que portan, bien colocadas en unas cajitas metálicas que les sirven de expositor. Esto ya no me extraña en absoluto, pues existe un verdadero "ejército" de vendedores de piedras y que se disemina, desde Marrakech hasta casi llegar a Meknes (Mekinez) y que cubre toda esta larguísima ruta "turística", de más de mil kilómetros de longitud, o sea que el que desee comprar piedras y fósiles, va a tener miles de ocasiones para poder hacerlo. Prosigo.
Está amaneciendo, cuando subo a uno de los dromedarios ("mi esposa, ni quiere oír hablar de ello y además, dice que se queda en el campamento") y con el joven "camellero" que lleva de la brida al animal, empezamos a caminar en dirección a "Levante" ("E").- Debo decir o aclarar, que el subir a un dromedario no es cosa fácil y pese a las advertencias del cuidador, puesto que incluso a nuestro guía (Carlos) que ha subido en ellos bastantes veces le ha ocurrido un accidente y ha sido lanzado por "la cabeza del animal", lo que le ha ocasionado un fuerte "costalazo" y ha quedado dolorido para una buena temporada y ello con suerte, pues igual pudo haberse "quedado allí", si la caída afecta a una parte vital del cráneo, columna vertebral u otra cualquier parte vital del organismo... ya que este animal al arrodillarse para que de el bajes, te puede tirar y de igual forma ocurre al levantarse una vez has subido a su cabalgadura y ello, debido a las bruscas sacudidas que realiza en ambas "fases", por lo que tienes que estar bien agarrado y ya te advierten bien de ello, si bien en estas rústicas "albardas o sillas", con las que estos ejemplares van aparejados, son rústicas por demás y tienen unas asideras que, "solo entienden los camelleros".
Felizmente, no vuelve a ocurrir nada más y... "la caravana se pone en marcha y en dirección a Argelia" (que dicen se encuentra a unos 50 km.)... Pero nosotros no vamos a recorrer "tan largo camino", ya que nos dirigimos a unas cercanas y enormes dunas, las que apreciamos recortadas en el horizonte de este amanecer y que distan no más de dos km. del campamento y las que en realidad son del tamaño de pequeños cerros o colinas, pero de finísima arena y las que se agigantan con el efecto de las luces y sombras del amanecer.
Recorremos este trecho y bajamos de los dromedarios, mientras, van llegando algunos componentes del grupo, que han preferido venir andando y todos nos repartimos y orientados por nuestros acompañantes nativos, vamos subiendo a diferentes dunas de las ya descritas, lo que para "los inexpertos", nos resulta incómodo y algo difícil, puesto que andar sobre estas arenas es algo peculiar y si bien tiene un cierto atractivo a esta hora tan temprana, pero con un poco de imaginación cualquiera puede imaginar lo que debe ser "este ejercicio" durante muchas horas y más aún si por circunstancias especiales... "te ves perdido en este mar de arenas"... es claro que se me llenan los zapatos de esta fina arena, si bien no me resulta molesto en esta corta experiencia, puesto que previsoramente he elegido la primera "gran duna" que encontramos en nuestro camino (otros se han trasladado un kilómetro más lejos) y donde otros (que opinarán igual que yo) se han detenido, ya que... "el Sol es tan grande, que, qué más da verlo nacer, desde un kilómetro más o menos distante de la lejanísima línea del horizonte, que se divisa desde donde me encuentro".
Efectivamente, han calculado bien el tiempo y no llevaremos allí más de quince minutos, cuando empieza a desarrollarse ese milagro diario, cual es "la salida del Sol" (sabido es que nunca sale el Sol, si no que es La Tierra... "la que se va dando la vuelta y es ella la que se presenta a su astro Rey para que la fertilice con su energía y calor... en esa eterna rotación de los astros a través del Universo y donde todo se mueve en una danza que no comprendemos")... Y efectivamente se va viendo en su clásica lentitud, la aparición del "disco solar" y sobre esa lejana línea del horizonte y la que es formada por lo que me parecen lejanísimas montañas... Y se produce ese bellísimo y espectacular hecho cotidiano, de la aparición del "Astro Rey" sobre lo que engañosamente parece una línea plana y horizontal; espectáculo -por otra parte- que es aquí igual o similar, al que se pueda producir en otra cualquier parte de La Tierra y ello tanto en el momento de "nacer", como en el de "morir" cuando ya se va el cotidiano día...Yo lo he visto en tantos lugares diferentes y tanto sobre la tierra como sobre las aguas del mar... que puedo atestiguar que en todas resulta un maravilloso y sereno espectáculo natural y que reconforta el alma y curiosamente -repito- es igual en la hora del "orto", que en la de la puesta o "muerte"... "En ambas, siento una paz enorme y un algo que parece susurrar que... nada muere... todo nace de nuevo".
Volvemos al campamento ("yo montado en mi dromedario") inmediatamente me dirijo al carro cuba y me lavo... "casi como los gatos"... antes me he descalzado y quitado los calcetines, sacudiendo la mucha arena que traigo del desierto; afortunadamente esta finísima arena se desprende totalmente y no deja rastro una vez sacudidas las prendas de calzar; un poco después nos es servido el frugal desayuno, el que se compone de pan (el que hay que decir es muy bueno en todo Marruecos) con mantequilla y mermelada ("a granel") café o té (a elegir) y de inmediato a ello... "vuelta a los vehículos todo terreno", mientras aguantamos las insistencias de estos vendedores y pedigüeños, ya que incluso nos piden "algo" por habernos acompañado "al desierto"... ¿Es que no les pagan nada y pese a haber dormido -quizá incluso guardando- y junto a los dromedarios?... no lo entiendo, puesto que es claro que les deben haber pagado por su trabajo y en tal caso esa insistencia en pedir es una "sinvergonzonería"; en fin, son cosas de este mísero mundo.
Ya estamos en "la infernal ruta" sufrida anoche (yo me tengo que embozar, colocándome un pañuelo como velo y que me cubra la nariz, ya que el polvo que desprende el vehículo al rodar, me molesta bastante) y a la luz del día boy observando el terreno por donde viajamos y el que curiosamente es diametralmente opuesto al que hemos dejado atrás hace solo unos minutos. Por el que rodamos es de color negruzco, llano o en suaves declives y cubierto con piedras de unos tamaños no muy grandes y por donde ruedan estos vehículos "de maravilla", si bien, con las sacudidas propias que producen los badenes, curvas y sorteo de algunos obstáculos naturales que existen y que son abundantes en estas, especie de "pistas", realizadas simplemente como "sendas" y al rodar continuamente sobre las mismas estos vehículos,
En este trayecto venimos hablando los siete ocupantes, sobre "la aventura" y lo que consideramos positivo ("pese al engaño -posible- en la misma") de todo ello.
Viene con nosotras el viejo funcionario al que ya me he referido (Sr. Prieto) y nos viene contando "cosas" del desierto, ya que estuvo allí y mucho más al sur y durante muchos años (recordemos que fue suboficial de las denominadas tropas nómadas, al servicio de España y que éstas estaban compuestas por nativos y dromedarios, salvo los jefes que eran oficiales del ejército regular de España). Este hombre nos cuenta y dice que... "los camelleros"(difícil resultaría decir "los dromedadieros" y que sería -pienso- lo correcto) cuando marchan en ruta o caravana de largo recorrido, llevan entre sus bagajes necesarios... dos odres de piel de cabra y en los que caben de diez a quince litros... uno lo llenan de agua y el otro de leche de camella; con ello, dátiles y poco más, pueden perfectamente aguantar en el desierto días o semanas. Nos dice que lo peor del desierto es el "Siroco o Simún" (viento) y que los dromedarios... "lo huelen" cuando en principio sopla suave y que llegado el momento, que sólo estos animales saben, se echan en las arenas y en lugares determinados por su instinto se colocan... de forma que la grupa quede en la dirección por donde sopla este terrible viento que viene "cargado de arena" y cuya tormenta puede durar varios días. Los camelleros "los dejan hacer" y tan pronto estos animales se han echado al suelo, se refugian junto a ellos y se colocan materialmente "pegados a los cuerpos de estos rumiantes", puesto que saben que junto a estos animales, encontrarán siempre el lugar más seguro (recordemos que estas tormentas cambian de lugar las arenas y de esta violenta forma trasladan las dunas, por lo que en su furor... "entierran y desentierran" constantemente... de ahí el proceder ya descrito de "bestias y hombres", pues son éstas las que mejor intuyen su seguridad).
También nos cuenta el señor Prieto, que..."las sillas o monturas de estos animales (que pueden ser de gran lujo) tienen "cuatro puntos de anclaje"; y es allí donde cuelgan los odres, otras vituallas, e incluso el fusil o "espingarda"; así logran quienes emplean este medio de viaje y transporte, una carga muy equilibrada y con ello obtienen mayor rendimiento de estos durísimos animales de carga y de los que aquí en esta parte de marruecos, se emplean bastante... "tan es así, que ya no quedan en estado salvaje y todos están controlados y domesticados"

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 27 de Agosto del 2018


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XII)

25.08.18 | 09:42. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XII)

Seguimos "la ruta", el Sol se hace notar y reverbera en el desierto, transmitiendo al paisaje, nuevos encantos.
Como el camino es largo y tedioso, surgen la preguntas de nuevo y un viajero pregunta al guía marroquí (Nordín) sobre "el problema del Sáhara español, el denominado Frente Polisario y la ocupación por Marruecos, de tan extenso territorio en aquella que se llamó, La Marcha Verde", la que tuviera lugar a primeros de noviembre de 1975 y en la que el actual y "astuto Rey Hassan", se escudó para apropiarse, recuperar, "o lo que sea" (y sin pegar un solo tiro) tan extenso y rico territorio, mientras el ya anciano "dictador español" (General Franco) agonizaba en una clínica de Madrid y moría "de muerte natural" (hecho muy bien aprovechado por este monarca ya citado) sólo unos días después de aquella marcha, que fue histórica para Marruecos y por ello está en su calendario de "fiestas nacionales" (esta se celebra, cada seis de noviembre)
.- Nordín responde muy seguro y dice... "Ese territorio del Sur, perteneció a Marruecos y lógico que vuelva a esta nación, la que desde que recuperó esta parte de su territorio, ha invertido en él, muchísimos recursos nacionales, en forma de obras públicas de todo tipo" y lo que unido a "los gastos militares", ha provocado que Marruecos, tenga hoy "menor nivel de renta", que antes de aquella ocupación"...
En cuanto al denominado "Frente Polisario" dice... y ello llama a reflexión: "Antes, cuando ese territorio lo ocupaba España, no hubo rebeliones de los saharauis... ¿Ahora y con el Rey Hassan... por qué?... ¿No eran también extranjeros, los españoles?... Intereses internacionales...?.
Se va extendiendo la charla sobre el tema y hay réplicas, pero podría ser cierto, ya que esos... "intereses internacionales", son tan misteriosos y quien sabe los hilos de los mismos, donde están, o... "quien los mueve y por que".
Curiosamente viene con nosotros un viejo funcionario español (el Sr. Prieto) y el que estuvo destacado, como brigada del ejército en el entonces "Sáhara Español" ("Río de Oro") y en las denominadas "tropas nómadas" y nos dice que aquellos nativos... "no aceptaban la soberanía del Sultán de Marruecos"... Si acaso le reconocían, "la autoridad religiosa" ("el, nos habla, de cuarenta años atrás")... yo me limito a recoger lo que he oído y no entro en el tema, pero me parece que en El Islam... "autoridad religiosa y política, son una misma cosa"... pero de "esto"... que hablen... "los ulemas"...?.
Cambia el tema de la conversación y se entra en el del denominado "integrismo islámico", y que como sabemos es un movimiento ("o varios") musulmán, que afecta a gran parte del Norte de África y antes ha afectado a otros lugares del Islam.
Nordín no elude el tema y dice... "Las noticias que facilitan las agencias internacionales", son siempre tendenciosas y defienden siempre los intereses "internacionales"... (Continúa)... "que donde apenas existe nada, se agigantan los casos"... (se refiera a lo que está ocurriendo en la "vecina" Argelia)... "que los argelinos, lo que ocurre en su país es... "que ya no tienen ni para comer" ("parecido a lo que ha ocurrido en la extinta "URSS") y que lo que quieren es un cambio "a mejor", simple y llanamente eso"... (Continúa)... "pero que él no cree que todo cuanto se ha montado en torno al denominado integrismo musulmán o islámico, sea cierto".
Yo desconozco el tema y solo se "lo que dice la prensa", la que indudablemente está dirigida por las agencias internacionales y estas obran movidas por "intereses soterrados" (de esto no me cabe la menor duda) pero en cuanto a "economía" (que es la base de estabilidad del individuo, la familia, o cualquier país, por rico y extenso que sea)... digo que en relación a economía, conozco el caso concreto de un fabricante de maquinaria agrícola, que antes "ha vendido mucho a Argelia" y ahora "no les vende ni una peseta"... ¿Será cierto que estas relaciones se han interrumpido por falta de recursos?... Puede ser, ya que este fabricante que cito, desea "y necesita" vender y curiosamente "los argelinos, necesitan comprar"... Sigue la charla y "no se agota el tema", el que sería largo y tedioso de relatar en una crónica de viaje, por ello nada más digo.
Hemos llegado a "Tinerhir" y desde donde tomamos una carretera, que nos aleja de la "general" que traemos y la que nos va a llevar a las cercanas... "Gargantas del río Toldrá"; desfiladero de unos veintisiete kilómetros de largo, en el que nace y por el que discurre el río de este nombre (podremos ver el lugar exacto de su nacimiento y como brota del suelo de estas majestuosas paredes rocosas) el que transcurre "encajado" por estas enormes paredes de roca, las que "cortadas a pico", llegan a medir hasta trescientos metros de "altura vertical". En estas paredes, encontramos "algunos escaladores", los que se están jugando "el pellejo", en este denominado "deporte", que la verdad, yo no entiendo... "ni se para que utilidad servirá", salvo para eso -para mí- tan absurdo de... "yo subí por aquí... o fui el primero"... en hacerlo...?.
Nos adentramos por ellas y llegamos hasta donde nace el río, para lo cual, hay que vadearlo aguas abajo y lo que hacemos por un vado, o paso que permite el que por el mismo pase el autocar y con todos sus pasajeros sobre el vehículo (algunos han preferido hacer los últimos cientos de metros, a pie).
Llegados al lugar y tras apreciar esas bellezas naturales, muy dignas de ser visitadas, recorrer un tramo de esa garganta angosta (en la que encontramos algunos nativos, sorprendiéndonos ver un grupo de tres mujeres, que vienen "de vete a saber donde" y con unas enormes cargas de algo que parece esparto y que traen sobre las espaldas y las que marchan en dirección al aún lejano pueblo de Tinerhir); nos hacernos las fotos de rigor y que "certifiquen, el que quien aparece en la foto, estuvo en cierto lugar"... llega la hora de comer y lo hacemos en uno de los dos modestos restaurantes que allí existen instalados, donde nos sirven el ya (para nosotros) "clásico tajín", similar al que comimos ayer y el que ha sido precedido por una ensalada de verduras y ultimado con un postre de fruta natural; y si bien este "menú" no nos agrada mucho, precisamente por "tanta repetición", pero "es lo que hay en este apartadísimo lugar y es lo que se come"... "esto son lentejas... como dice el dicho español ".
Reposamos un buen espacio de tiempo esta comida del medio día, lo que nos reconforta bastante, puesto que en estas gargantas, existe "un verdadero aire acondicionado" y su frescor y humedad, guardan un equilibrio magnífico, lo que se agradece por cuanto de calor e incomodidad tenemos en todo este viaje y en relación con todo ello, este lugar es una especie de paraíso donde estamos "divinamente" las dos horas que aquí hemos permanecido, ya que el tiempo que nos queda del viaje de hoy, nos impide el disfrutar más de este encantador lugar, en el que... "obviamente, me fumo un puro... y perdonen la insistencia" ("por lo de los cigarros puros") pero... "los hombres -las mujeres también- somos muchas veces, como niños... y ello... muy afortunadamente... pues si no... ¿Qué sería de nosotros... los pobres mortales?...?... "por ello que cada cual se fume "su puro" cuando le toque o pueda y que nadie se meta "en el puro" de nadie"... "allá cada cual con su puro, sea éste de lo que sea".
Volvemos a desandar el camino que nos ha llevado a estas grandiosas gargantas de sorprendente formación geológica y regresamos a la carretera general; hace un calor de "puro verano" a estas primeras horas de la tarde (son aproximadamente las 15,30) y nos disponemos ha realizar el último tramo (eso creemos) de la larga etapa de hoy.
Soñolientos y cansados y aproximadamente a las cinco de la tarde, llegamos a "Erfoud", pequeña ciudad y que supongo es algo así como... "la capital de esta zona de las puertas del desierto sahariano". Nos detenemos en la entrada del "Hotel Tafilalet" y donde en principio, teníamos el alojamiento y el que luego se nos ha "trocado" por el otro que más adelante describiré... en el citado hotel se nos ofrece un vasito de te con menta "en señal de bienvenida" y el que tomamos en pie y junto a la recepción de este establecimiento, allí empleamos una hora de "descanso y aseos" y mientras -se nos dice- nos preparan los vehículos todo terreno, que nos van a llevar al desierto.
Este traslado debiera haberse realizado y según lo previsto, a las cuatro de la madrugada de "mañana" y el mismo sólo sería para las personas que "hemos pagado" (3.000 ptas.)... "por ver amanecer en el desierto", pues en la expedición vienen otros turistas, que no les atrae "tan romántica experiencia", pero sorpresivamente, "nos suben a todos" en siete vehículos "Land Rover" y a las seis de la tarde y por "un infernal camino", que incluso lo es para simples peatones o incluso acémilas... nos trasladan (desviándose de la ruta) a la cercana localidad de, "Rissani", la que curiosamente es... "la cuna de la dinastía Alauita", que es la actual y reinante... y no, no se nos lleva allí, por cuanto sea un obsequio y ver (si es que existen) los vestigios de "aquel solar real"... se nos lleva -por contra- a "visitar una fábrica de alfombras", la que prometen es interesante... es claro que lo que pretenden es que compremos, ya que "habrá comisión" (lamentable ello)... Nos han "trocado" de nuevo "otra cosa" y nos han fastidiado otra hora de reposo (como mínimo)... Allí y ya un poco enfadado, me niego a bajar del automóvil y más aún a visitar esa fábrica (que no me interesa en absoluto) mi esposa tampoco baja... o mejor dicho, si que hemos bajado, pero debido a "la nube" de chiquillería que "se nos cae encima y pidiéndonos cualquier cosa" (cigarrillos, dinero, bolígrafos y "yo que se") y lo que llega a exasperarme, por la impotencia en que me llego a encontrar... volvemos (yo irritadísimo) a encerrarnos en el "todo terreno" y al que incluso hemos de cerrar los cristales de las ventanillas (pues incluso por estas, nos siguen molestando) y teniendo que aguantar allí el insoportable calor que hace, ya que a través de ellas, nos siguen acosando, estos insistentes "pedigüeños" y que repito, son principalmente chiquillos y jóvenes, los que no dudo el que obran de buena fe y por que ello forma parte de su "idiosincrasia", pero que llegan a ser insoportables para cualquier europeo, máxime el que como yo, desconocemos totalmente este idioma o dialecto y de ahí... "mi impotencia".
En mi auxilio viene Nordín, el que trata de "facilitarme la transición", se lo agradezco y comprendo su situación, le indico "que no pasa nada" y que espero, "ya que la mayoría si que ha optado por ir a las alfombras y a nosotros no nos queda otra solución, que someternos a esa elección mayoritaria"... A través de un empleado o mozo (supongo que de la citada fábrica) Nordín, nos envía dos vasitos de té con menta, el que aceptamos por cuanto comprendemos con la buena fe y voluntad con que se nos ha enviado y seguimos esperando, a que vengan "los compradores"... que al final son casi ninguno, puesto que apenas alguien ha comprado algo, por tanto... "fallida venta y fallidas comisiones"...?.
Y por fin, salimos de Rissani; cuando lo hacemos ya es de noche y estos vehículos, que son conducidos por conductores avezados... "o medio locos", nos llevan por unos caminos "infernales" y que la obscuridad de la noche acentúa, los que transcurren por el aún pre desierto, en lo que resulta "una carrera emocionante" (no se si prevista en el atractivo turístico o es casual, por alguna apuesta entre estos, "siete locos o avezados conductores", que nos llevan en otros tantos vehículos) y que se desarrolla a lo largo de unos cuarenta y cinco kilómetros, que son la distancia que se nos dice, dista "Merzouga" y que es hacia donde nos dirigimos y a la que llegamos felizmente, en un tiempo récord, con gran satisfacción de nuestro conductor, el que se muestra "satisfechísimo" por su "hazaña" (lo que demuestra que "hubo carrera") y al que -una vez llegados- perdonamos "los sustos que nos ha hecho sufrir en este recorrido", en el que sin embargo, se nos asegura, no existe peligro notable, pese a que hemos venido por diferentes "sendas" y muchas veces a campo a través y "dando saltos", pues curiosamente... "cada vehículo hizo un camino diferente y si bien algunos se entrecruzaban, no llegaron a obstaculizarse, ni molestarse en la enorme polvareda que levantan y la que es molestísima como más adelante diré".
Bueno, pues... por fin... hemos llegado a nuestro destino final de hoy y que repito es un lugar o aldea, cuyo nombre es el de "Merzouga", en la que -al parecer- existen algunas instalaciones militares o puesto de vigilancia (el que dejamos atrás) y la que está situada al borde mismo de las dunas de arena de este desierto.-
Donde hemos llegado es un lugar que se encuentra en las afueras de esta pequeña población. En el mismo encontramos una modesta edificación, que se parece a una casa "rural" (construidas de adobe) ó del árido desierto y de las que hemos venido viendo a lo largo del camino y "sin nada de vegetación"... tiene varias dependencias, que son modestísimas y carecen (casi) de mobiliario; se encuentra muy pobremente iluminada, por una mortecina luz eléctrica, la que (luego sabremos) procede de un generador pequeño y que funciona con gasolina, el que trepida muy cercano a lo que será "nuestro alojamiento" (que no es en este humilde edificio, el que como único "sanitario", solo tiene... "una placa turca" y la que debe servir para mujeres y hombres y "sin nada de agua corriente... horrible, en los tiempos que corren y "con tanta agua como hemos visto embalsada"... La cocina... podemos imaginarnos como será... y hemos de cenar aquí, irremisiblemente).
Hemos pasado por las citadas dependencias y desembocamos en un lugar abierto y en la "mismísima línea de las dunas del desierto" y en donde se encuentra nuestro albergue para esta noche... se trata de un recinto que forma un pequeño y suave declive, que se inicia por donde hemos entrado y el que está circuncindado (forma un cuadrado o rectángulo) por una "media docena" de "jaimas", de las que deben usar los modestos nómadas o habitantes de estos desiertos, pues desde luego... "en nada se parecen a las que disfrutamos en la cena, ya descrita y que tuvo lugar en Marrakech". Están alfombradas (eso si) muy modestamente, con apenas unas bombillas "desnudas" y que poca luz aportan a "lo que serán nuestros dormitorios", los que son "comunes", pues han extendido colchonetas bajo "las obscuras" lonas (o telas) de éstas jaimas y las mismas, se encuentran "unas pegadas a las otras", e incluso ni aún siquiera tienen almohada o cabezal alguno y allí, se nos dice que... "elijamos", o sea, que habremos de dormir "revueltos"... hombres y mujeres...?.
Es lógico que quedemos sorprendidos o estupefactos al ver "donde nos han metido"... Pues aún cuando "el ladino Carlos", nos ha hecho muy bien "la propaganda que le conviene" (a él como vendedor de los servicios o a "la mayorista" de que depende, vete tu a saber) y venimos preparados para encontrarnos con "ciertas sorpresas" y encontrarnos "cualquier cosa", pero... "esta cosa", es bastante menos de lo que esperábamos, ya que ni existe -repito- agua corriente, ni aseos... ("hay otra letrina -"portátil"- en el exterior y "un carro cuba" con agua y un enorme grifo, que será "nuestro aseo") ni tampoco existen unas mínimas comodidades y aún que estas sean "de campaña", dignas de denominarse así, pues lo que existe, es todo... "viejo y en desuso".
Me inclino a creer que estas son... "unas instalaciones furtivas y que nada tienen que ver con el turismo marroquí, oficial"; puesto que a la entrada y aunque es de noche ("y pensando, puede ser que hayan buscado esta hora, para que nada veamos, o veamos menos") he visto "unas instalaciones" cercanas, en las que se apreciaban una (o varias) "carpas" y más iluminación y cierta apariencia de lujo o confort... "quizá sean esas, las verdaderas instalaciones, para el turismo, que viene aquí a dormir y ver nacer el Sol" y a nosotros, nos han instalado... "en un verdadero campamento tuareg y sobre la marcha de una necesidad que desconocemos"..."o que está destinado a otro tipo de actividades, pseudoturísticas o vete tu a saber"...?.
Entre las jaimas ya descritas, existe una, que está preparada como comedor y la que se encuentra "un poco mejor iluminada" con varias de las descritas bombillas, si bien en las mesas (redondas) preparadas para la cena, han colocado alguna "vela de sebo", no sabemos si para que haya más luz, o para transmitir cierto "encanto" de la realidad del desierto. Las sillas donde nos sentaremos son del tipo plegable ("de playa") y por tanto muy débiles e incómodas. El mobiliario (mesas y sillas) son bastante "viejos".
Resignados o ya “atontados”. Nos sentamos a la mesa y cenamos... "una sopa y otro tajín acompañado". Tomamos todo esto con buen humor ("resignado") y después se nos sirve el clásico "te moruno"; y efectuado ello y "como la noche la esperamos larga y en bastante vela"... se nos ha preparado un improvisado entretenimiento.

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 25 de Agosto del 2018


V I A J E A M A R R U E C O S (ABRIL 1993) (XI)

24.08.18 | 09:15. Archivado en Sobre el autor

V I A J E A M A R R U E C O S
(ABRIL 1993)
(XI)

Día siete de abril ("miércoles santo, en La Cristiandad")... son las ocho de la mañana y ya estamos acomodados en nuestros asientos del autocar y rodamos en dirección a Erfoud y Merzouga... "nos esperan unos 400 km. de recorrido, puesto que la segunda de nuestras "metas", se encuentra ya en pleno desierto y casi en la frontera con Argelia. La ruta que seguiremos, es por tanto hacia el Este y bordeando las estribaciones del "Alto Atlas", o sea por lo que se denomina "pre desierto y hacia el total... o mar de dunas de arena", en cuyo borde dormiremos esta noche y nada menos que en "jaimas auténticas".
A unos diez kilómetros (aproximados) de Ouarzazate (ciudad desde donde hemos partido) divisamos desde la carretera, un enorme embalse de agua (pantano) y cuyo nombre es el de... "Ahmed Dahbi el Mansur" ("El Dorado", en nuestro idioma) y el que fuera rey de "estos reinos" hace ya unos cuantos siglos y cuya memoria se reafirma con esta construcción gigantesca que lleva su nombre.

Este embalse surte de agua potable, la ciudad de donde venimos, por tanto "he bebido de sus aguas" y confieso que las he encontrado muy buenas. También surte (este embalse) muchas otras localidades menores, amén de las extensas zonas que ha puesto y está poniendo, en riego, debido a su gran capacidad y como iremos observando a simple vista en nuestro viaje. Muy cerca nos vamos a encontrar con "alguno de los milagros" que produce este embalse, se trata ("nada más y nada menos, que") de un campo de golf, lo que indudablemente es sorprendente verlo en este desierto y lo que demuestra... "lo que puede realizar el hombre cuando trabaja con inteligencia y constancia". Es claro que junto a este campo, existen abundantes instalaciones hoteleras y turísticas, pues para el turismo internacional se ha previsto esta zona. Seguiremos viendo a través de nuestro largo trayecto, grandes extensiones de regadíos y en los que se nota una buena canalización para el máximo aprovechamiento de "este oro del desierto", cual es el agua potable. Observo al borde de la carretera, hasta un "vivero" de plantas para repoblaciones, de "no se que tipo de plantas o arbustos". Vivero que se encuentra instalado entre árboles mayores, los que plantados con esa idea, producen (supongo) ese "micro clima", que hace posible el que en este desierto y sin instalaciones costosísimas, se produzcan cantidad de esas plantas referidas, todo lo cual denota una planificación y un estudio concienzudo y paciente... "puesto que los árboles adultos y que sustentan el vivero, no han crecido aquí de la noche a la mañana", por tanto imagino que ello ha costado unos cuantos años de preparación, para que hoy exista aquí, nada menos que un vivero "industrial", el que para mi significa "otro milagro en el desierto". Más adelante observo alguna instalación de "paneles solares", los que producen energía y que captan del enorme potencial que aquí genera el Sol. Se aprecian tendidos eléctricos, "que se pierden en las lejanías de estas tierras estériles" y los que deben surtir de energía amplias y lejanas áreas de todo este territorio, la que indudablemente procede del pantano antes mentado y de algunos otros que yo desconozco.
Sigo notando, ya que se aprecia "casi palpablemente", la cantidad de obras públicas, que aquí se han hecho o se están realizando y en relación o encaminadas, hacia el máximo aprovechamiento del ya mentado "tesoro del agua". Se nota "el progreso", si bien "éste"... también está llenando el desierto de bolsas de plástico, envases y otros desechos de la "sociedad de consumo", los que por cuanto se observa, no saben eliminar "estas gentes" de las zonas por las que pasamos y ello es lamentable... "muy lamentable", ya que esa limpieza debiera ser más cuidada y "no ensuciar con basuras", estas bellezas naturales, las que al ser azotadas por grandes vendavales, que producen "las tormentas del desierto", esparcen esos detritus, los que resultan "asquerosos" y que repelen a la vista de cualquiera medianamente observador y mínimamente sensible, ante estas "bellas desolaciones" invadidas por estas "cosas" que también produce el hombre.
Alcazabas o kasbash, se suceden con gran profusión, ya que existen en cualquier pueblo o aldea, lo que nos dice bien a las claras, las continuas guerras de "unos contra otros"; fueren éstas entre jeques o reyezuelos más o menos poderosos, o simplemente entre "tribus vecinas" y que -quizá- "pudieran estarse odiando a muerte, desde vete tu a saber que siglo o que generación de gloriosos antepasados"... y lo que les obligaba a construirse "estos castillos", para mejor defensa... "del señor feudal", pues "la plebe... como en todo el mundo... simplemente cambiaría de dueño".
Por lo dicho, es fácilmente imaginable, que estas construcciones las hay de todos los tamaños y categorías que imaginemos... más pequeñas, más grandes, más fuertes, más débiles, mejor cuidadas, en ruinas, e incluso devastadas y reducidas casi al solar... "pues como alguien de la expedición apuntó con bastante inteligencia... son construcciones ecológicas y de la tierra nacen y a ella vuelven" (dijo) y ello es cierto, ya que en general fueron construidas de adobe y el adobe es... "tierra, paja, agua y sol".
No tenemos necesidad de detenernos o bajar del autocar, para apreciar ello, puesto que esta carretera (que sigue siendo asfaltada) discurre por lo que en tiempos debió ser, la ruta natural de... "uña de caballo o pata de camello" y es claro que a lo largo de la misma, se fueron construyendo toda esta enorme cantidad de fortalezas, las que también servirían para... "saquear al caminante, bien de grado, o a la fuerza"... "pues aquí como en tantos lugares del mundo, existiría de todo... como en la viña del Señor" (Alá, Jehová, Brahma, Manitú, etc. etc.... Dios, "en una genérica palabra").
Como ya he dicho, la carretera sigue siendo de asfalto, si bien en largos tramos es muy estrecha, lo que obliga al conductor a ir muy pendiente de la circulación y por lo que más adelante diré.
A "media mañana" llegamos a "Keláa des Mgouna", ciudad que aquí en Marruecos está considerada como... "la capital del Valle de las Rosas"... y donde nos detenemos para tomar un refrigerio. Este valle (u oasis de gran extensión) es fertilizado por un gran río (al menos me lo parece, por las aguas que trae) que como todos los de esta parte de Marruecos, procede del "Alto Atlas" y de sus deshielos y las que fertilizan todo este extenso territorio, situado entre montañas y colinas desérticas. En él existe la mayor producción del mundo de "agua de rosas" (así nos lo afirma Nordín) la que también desde aquí, es exportada a muchas partes de ese mundo; pero hay que hacer una aclaración curiosa e interesante por demás y que confirma, lo que antes he dicho de que "aquí se aprovecha todo" y que el agricultor musulmán, ha estudiado "todo", por pura necesidad de supervivencia.
El "rosal" no se cultiva aquí, ese agua de rosas, no se extrae del tipo de "rosal" que nosotros conocemos y que podemos ver en muchos de nuestros jardines (incluso públicos) no... ese agua, es extraída o destilada de un tipo de "rosal silvestre", el que aquí "cultivan" (si así se puede denominar este tipo de cultivo) de forma en que con el obtienen, "unas defensas necesarias"... Este tipo de rosal, me da la sensación, que es igual o muy parecido, al que en España conocemos (al menos en mi tierra se denomina así) como "escaramujo" y el que también en nuestra tierra andaluza, "se da en estado silvestre" y sirve incluso como soporte (mediante el oportuno injerto) para fortalecer al "rosal de jardín". Pues bien, este tipo de "escaramujo", lo emplean estos inteligentes agricultores, como un seto para delimitar y proteger sus cultivos, los que así protegidos (supongo) se defienden mucho mejor de los vientos abrasadores de estos desiertos, ya que este "escaramujo" crece muy denso y debe ser "durísimo" y precisamente por ello, existen enorme cantidad de estos setos de rosales silvestres y de cuyas flores, es extraída ese agua antes mencionada, la que por su valor, aporta un gran "monto" a la economía de toda esta zona y mientras al propio tiempo, con estos setos compuestos de rosales silvestres... protegen las tierras fértiles (como antes indiqué) y de las que obtienen el sustento, que -seguro- es... "anterior y mucho más preciso que, todo el agua de rosas, del mundo".
Destaco igualmente, que en todo el viaje he "encontrado" (y seguiré encontrando) gran cantidad de olivos, los que proliferan bien entre las palmeras de estos oasis ("curiosamente he visto y comprobado, que donde existen palmeras, pueden existir (y quizá protegidos por ellas) los olivos"). Son olivos grandes, muchas veces mal cuidados (así me lo parecen) y "destartalados" por una carencia de la poda necesaria y que en muchas de las tierras del Sur de España, se les aplica cada año; esto último lo afirman y confirman personas entendidas que vienen en el autocar y que son propietarios de grandes plantaciones de olivos en tierras de Jaén ("miles de árboles") y destaco lo referente al olivo, ya que procedo y soy nativo de una tierra que está considerada como "la de mayor producción de aceite de oliva del mundo" (la provincia de Jaén, cuenta entre 45/50 millones de olivos adultos y en plena producción aceitera, siendo la principal y "vital" riqueza de esta provincia, que cuenta con casi 14.000 km2 y casi 700.000 h.) y "destaco lo de los olivos", por cuanto estas "estampas de ellos en el desierto africano", me confirman la gran dureza del "árbol de Minerva", pues aquí... "aguantan y producen junto al ardiente desierto y en mi tierra lo hacen, incluso rozando las nieves de las montañas"...?. Y además "viven cientos de años".
Llegados a un punto del camino... "suena el himno a Jaén", el que sorprendidos oímos a través de los altavoces del autocar y lo que nos causa cierta emoción por lo inesperado del hecho, máxime al encontrarnos en estos lugares.-Se trata de "un detalle" de Carlos, el que con ello nos recuerda a la capital de nuestra provincia y a algunos... "el lugar donde vimos la luz por primera vez", es claro que nos agrada ello y así se lo decimos y confirmamos. El nos dice sonriendo que... "lo ha hecho sonar en el punto más lejano de este "Sur" donde hemos llegado... puesto que desde aquí, ya será camino de regreso hacia nuestros hogares".
Cruzamos por uno de tantos lugares habitados, por los que estamos pasando y donde al borde de la misma carretera y en lugares "totalmente estériles"... existen los pequeños cementerios de estas poblaciones beréberes y los que me parecen "sobrecogedores", precisamente por su simpleza y sencillez, lo que denota, al menos para mí... "una enorme grandeza humana" y la que trataré de explicar o describir.
Se trata de recintos (generalmente cuadrados o rectangulares) protegidos por unas tapias de baja altura (1,50 m. aproximados) y construidos de "tapial" (son de tierra apisonada). En estos lugares entierran a sus muertos estas gentes y de la siguiente forma... "es lavado el cadáver, para que regrese limpio a la tierra, puesto que así vino cuando nació"; desnudo y envuelto en un lienzo o sábana blanca, es depositado en esta tierra y cubierto con esta aridísima tierra desértica, en posición en que su cabeza quede señalando la dirección de La Meca... le rezan las oraciones que prescribe su religión y que son de muy corta duración y después, simplemente colocan en un determinado lugar de esta humilde sepultura... "solo una piedra"... una piedra de pequeño tamaño y "un poco más grande" de las que allí proliferan y nada más... "no escriben nada, ni tampoco gravan nada en dicha piedra"...?. Ello me ha sorprendido y emocionado al saberlo, pues -repito- allí no existirá ninguna otra señal o marca, pues "has de fijarte mucho, para ver esas piedras encima de esas pequeñas protuberancias térreas, que cubren a los cadáveres"... por tanto deduzcamos que... "aquellos cuerpos volverán a la madre tierra y de la que en su día partieron... tan anónimos como cuando se produjo aquel hecho". "Veo en este proceder, algo hermoso, ya que es una lección a los que practican cualquier tipo de ostentosos entierros y dejan para la posteridad las ostentosas e inútiles tumbas o túmulos suntuarios, que sorprenden por su mayor o menor magnificencia". En el Norte de Marruecos, las tumbas suelen ser de yeso en el perímetro de las mismas (son parecidas a esas tumbas "humildes", que en tierra, se ven en "ciertos" cementerios de poblaciones pequeñas, en nuestra España) son también de ladrillo, pero sencillas y simplemente pintadas con cal; también suelen tener un "azulejo", el que sujeto a esta modesta obra, lleva inscrito el nombre del difunto, la fecha de su muerte y quizá "algo más"; pero -repito- todo ello escrito en un azulejo de unos 20/25 centímetro cuadrados; en resumen, sencillez muy destacable, que se aprecia, simplemente al pasar por estos "campos santos", como por ejemplo en la ciudad de Fez, donde casi, "forzosamente has de ver uno de ellos, puesto que está a caballo en el itinerario turístico" y como es de gran extensión... "has de verlo".
Pero volvamos al Sur y al desierto donde nos encontramos.
Estas gentes, también suelen edificar sus casas y dependencias para ganados, graneros, etc., en terrenos también estériles y al borde de las tierras cultivables de sus oasis; estimo que ello es precisamente para aprovechar esas tierras al máximo y obtener a las mismas el mayor rendimiento en alimentos... y al escribir esto, recuerdo de "algo" que dice el denominado... "Libro de la Sabiduría" y el que fuera escrito hace miles de años, por aquellos enigmáticos egipcios y el que orientando al que no sepa, dice..."no construyas tu casa en tierra cultivable y que mañana puedas necesitar"... más o menos así reza en dicho libro ("que no poseo en mi biblioteca") y desde luego pienso que es muy acertada esa recomendación, a la que también parece ser aplicaban a las tumbas, pues sabido es que aquellos egipcios enterraban a sus muertos en el desierto... "claro que en lo de los entierros, si que fueron bastante ostentosos, pues rindieron un excesivo culto a la muerte"... lo que demuestra unas contradicciones notables y que no son entendibles, si analizamos los dos extremos... "aunque quizá, también se explique, si ellos daban mucha mayor importancia y valor a la tierra que producía el alimento, que a los tesoros "estériles" que sepultaban junto a sus muertos"...? (quien sabe).

Antonio García Fuentes
www.jaen-ciudad.es (aquí muchos más temas)

Jaén: 24 de Agosto del 2018


Sábado, 22 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930