No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 225

11.05.19 | 08:18. Archivado en Sobre el autor

Pensamientos y reflexiones 225

Los políticos y sus miedos a las elecciones:
Es lo que veo, es lo que denoto, “la casta” tiene miedo; no tiene ni la más somera idea de qué es lo que va a salir de las urnas el 28 de abril. Se prepararon ilusoriamente y mucho antes de “lo que autoriza la ley”, empezaron a “propagandearse” creyendo que así ganarían más y conseguirían más adeptos; pero “la tropa, el votante y en definitiva la mayoría o masa indefensa”, ya no cree en nadie, y toma la postura de reírse del que sea, diga lo que sea y prometa lo que sea; ya no cree en nadie (reitero) y me incluyo “en la masa”; luego entonces nos da lo mismo votar que no votar, elegir a uno que a otro, puesto que ya sabemos de antemano que como “profetizó Lampedusa”, aquí intentarán “cambiar algo para que no cambie nada”; puesto que la realidad es que los que gobiernan, gobernaron y gobernarán, no son los que nos hacen creer que lo hacen; tras de ellos, hay otras fuerzas que son las que marcan la política a seguir; y como estamos viendo hace ya mucho años, la política que han decidido es empobrecer a las masas mucho más explotándolas como lo que somos, súbditos indefensos; puesto que si cada vez “hay más ricos es porque cada vez hay más pobres; y estos últimos en masas ya incontables” y que desorientados no saben que hacer.
¿Cómo nos van a justificar que siendo los avances técnicos cada vez mayores y que con menos hombres consiguen mucho más, los cada vez más hombres que expulsan las máquinas y la alta tecnología, viven cada vez peor, con menos seguridad en el futuro y por tanto mucho más destrozados, cuando con todo lo que digo debiera ser al contrario? Y no, no estoy insinuando ninguna revolución, sí UNA VERDADERA REEVOLUCIÓN (con dos ee); y la que debe llegar y aportar una muchísima mejor distribución de la riqueza o bienes obtenidos y que facilita, esa tan alta tecnología, que lo único que hace es… “construir cada vez más y mayor cantidad de ricos riquísimos y los que con su dinero pueden comprarlo todo… hasta la política”. (De mi artículo de igual titular 09-04-2019)

JUSTICIA Y PODER: ¿La justicia? ¡Ah sí! Esa es una ilusión de la que se viene hablando mucho antes de Cristo y seguro que antes incluso del “Maestro Pitágoras”; pero esa es una ilusión vieja como el tiempo, ya que lo que impera no es el consejo cristiano de, “ganar el pan con el sudor de tu frente”, sino muy al contrario… “ganar ese pan especial y acompañado de todos los deleites del mundo, pero con el sudor del de enfrente; y eso tiene aún mucho tiempo por delante para llegar a unos niveles que agraden y conformen a todos; por tanto sigue habiendo un campo inmenso a conquistar y para ello tienen amplitud, los demagogos de siempre y que conquistan sin arriesgar nada; para ello siguen contando con “masas inmensas de carne de cañón y que son los que pagando los tributos que sean, justificarán, el poder que los seguirá dominando; y eso sí, con las vistosidad de los desfiles, que en realidad lo que contienen, son armas para matar y para eso seguirán sirviendo, nos digan lo que nos digan y lo hagan como quieran, puesto que nunca se someterán a debates sobre estos temas que son tabú, como siempre lo fueron”. (Octubre de 2018)

PENSIONES: Para el que trabaja y para el parásito:
Todo son justificaciones a lo injustificable, puesto que si no hay pensiones decentes para el que trabaja (“otra cosa muy diferente es el trato al parásito), en un país que fue y sigue siendo rico pero muy mal administrado; es porque los fondos públicos nunca se emplearon como debieran serlo para crear riqueza y prosperidad para todos; siempre fueron más o menos robados y malgastados; y esa es la verdad “histórica” y de la que nadie habla, puesto que los que tanto cacarean de “la falta de recursos” (los políticos y el gran capital); son los culpables de esos desaciertos, que ahora y siempre, los cargan a los más débiles y los que apenas ya sólo les queda el recurso del pataleo, mientras esas minorías se siguen forrando sin escrúpulo alguno; por tanto, “los discursos para idiotas” hay que rechazarlos y decirles “las verdades del barquero”, puesto que “cornudos y apaleados”, ya está bien; y llega el momento de hablar claro y conciso, para que al menos sepan que no somos idiotas. (De mi artículo de igual titular – Oct. 2018)

EN CORREO A UNA AMIGA: “Que le amarga uno de mis artículos”: Lo siento... "pero la vida es la vida y dura por demás", cerrar los ojos y los oídos a como nos tratan la plaga de canallas, ladrones y "otras yerbas", es querer vivir en sueños o en una nube y la vida no es eso... de acuerdo que se sufre, pero cuando se llega a momentos de gozo, los que sabemos gozar, gozamos infinitamente más que "esa plaga de brutos"; la chusma o la masa y eso... es algo muy bueno... ¡buenísimo! Un abrazo 11-11-18

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)


Martes, 18 de junio

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca