No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 220

30.03.19 | 08:31. Archivado en Sobre el autor

Pensamientos y reflexiones 220

USA: Emplea presos para incendios forestales
No entro en lo justo o injusto de lo que a continuación copio sobre este hecho, que por otra parte, parece ser que en, “los civilizados Estados Unidos de Norteamérica”; donde la mano de obra carcelaria, parece ser que la emplean con profusión, es, “lo más normal del mundo”; pero sí que mantengo mi postura sobre de que si “una persona normal y que no ha delinquido, ha de trabajar para buscarse su vida y ganarse su pan, los presos condenados por lo que sea, tendrían que hacerlo con mucho más motivo, que lo hace el que no ha delinquido; y el que con sus impuestos, tiene que mantener a la población carcelaria y a los enormes gastos que ello conlleva y sobre la base de una lógica que considero indiscutible”… ¿Cómo se hace ello? Eso quien tiene que legislarlo, no somos “los contribuyentes, sino los que dicen gobernarnos”, puesto que para ello los elegimos, no para que “gasten y malgasten el dinero público en tantas y tantas cosas, que para qué comentarlas… no habría espacio en mil folios y ello no es publicable por lo mismo”.
Vean, lean y opinen, si así lo estiman: Amy Goodman y Denis Moynihan https://www.democracynow.org/es/2018/9/14/no_hay_justicia_para_los_presidiarios
(De mi artículo de igual titular: Oct. 2018)

BANCOS Y CAJAS: FRANCO LO LLEVÓ MEJOR: En principio no nos dimos cuenta… ocurrieron tantas cosas… y nosotros salíamos “analfabetos en política, en finanzas y en distinguir a un tipo de sinvergüenzas de otros tipos aún peores”; pero la realidad, el tiempo, lo que nos ha ido cayendo encima hasta llegar a la calamitosa situación actual, nos hace ver mucho más claro y es por lo que hay que rememorar y ver como actuaron “los nuevos piratas”; puesto que como tales fueron al saqueo y apropiación de todos los bienes nacionales. Veamos. (Y dejemos aparte los latrocinios que “unos y otros hicieron en la guerra civil, antes y después de la misma, que eso hoy es, “asquerosa demagogia”; de quienes sólo la usan en beneficio propio y cuentan solo lo que a ellos interesa”)
Franco y sus gobiernos, supieron mantener a raya a la banca privada y a las cajas de ahorros; obligándoles a invertir ciertos porcentajes de los coeficientes de caja, en proyectos sociales y económicos y de ahí, la facilidad que hubo y durante tantos años, para que cada español pudiese tener su vivienda propia, su pequeño (o no tan pequeño) negocio, su granja, modernización de explotaciones agrícolas, ganaderas y de todo tipo; amén de todos los avances sociales y de todo tipo que fueron logrados.
Todo ello se consiguió sabiendo controlar los flujos de dinero y sabiéndolos encauzar mediante hipotecas o avales, para que no se perdiera nada… o apenas nada.
Funcionaron los bancos oficiales: Bancos Hipotecario de España, del Crédito Agrícola, del Crédito Industrial, de la Exportación, del Crédito Local, Banco Exterior de España, Caja Postal (la mejor y más extendida de todas las cajas de ahorros); Nacieron las Cajas Rurales Provinciales, etc.; y en lo privado, sólo había los que se denominaban “los tres grandes”: Banco Español de Crédito (“Banesto”), Central, e Hispano Americano. El Santander, Bilbao, Vizcaya, Popular y otros… eran bancos de segunda, tercera, o cuarta “división” y entre todos, no representaban “un peligro”, para la marcha de las finanzas nacionales… resalto… “nacionales”. ¿Qué ocurrió de inmediato a que llegó la nueva época?
Pues ya lo vimos; fueron desmontados todos esos grandes bancos y por arte de “birlibirloque”, pasaron a manos privadas, como igualmente pasaron a manos privadas, todo el poderío estatal en otras muchas empresas, tales como Telefónica, CAMPSA, las Eléctricas o redes nacionales de electricidad, la Tabacalera… ¿y cuántas más? Esto fue sencillamente un expolio al pueblo español, puesto que Estado es igual a pueblo y aquellas y muchas más, fueron empresas estatales o controladas por el Estado. (De mi artículo de igual titular – agosto 2018)
Tristemente… “todo seguirá igual o peor”: Es lo que “me dice” mi intuición; y viendo, “el discurrir del mundo a lo largo de mi ya larga vida”. “Lo reflejó Lampedusa en “El gatopardo”, en su lampedusiana afirmación”… “Cambiemos algo para que no cambie nada”; y acertó plenamente.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es (Aquí más)


Sábado, 25 de mayo

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Marzo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031