No más mentiras

Soledad, descanso, multitud, hormiguero

01.02.19 | 09:09. Archivado en Sobre el autor

Soledad, descanso, multitud, hormiguero

Vivimos en una época loca y donde y por lo que sea, parece ser que el individuo renuncia a su valiosa individualidad y se sumerge en gentíos, cuando no en multitudes e incluso en “hormigueros humanos”; puede ser que en ello trate no de encontrarse a sí mismo, sino más bien de “perderse sumergiéndose en esa especie de mares o mareas humanas, dónde inexplicablemente para mí, se encuentra arropado en su real soledad, puesto que “no olvidemos que se nace sólo y se muere sólo, ya que en ambos actos se viene y se va, con miedos, dolores y llantos”.
Sobre ello he seleccionado unas lecciones de uno de los considerados sabios de nuestra civilización, “u lo que esto sea ya”;
y el que en su época, dispuso de todo y sin embargo supo aislarse de “ese todo” y dejarnos lecciones para todos los tiempos, puesto que vivió hace casi dos milenios y fue nada menos que emperador en la entonces máxima potencia mundial, cual lo fue la inmortal Roma.
Dice así… “Para descansar se buscan las apacibles soledades del campo, las orillas del mar las serenas montañas. Tú también deseas esto ardientemente y con frecuencia. Y, sin embargo, todo esto no es sino prueba de vulgaridad de espíritu, ya que en cualquier momento que elijamos podemos buscar un retiro incomparable dentro de nosotros mismos. En ninguna parte, en efecto, puede hallar el hombre un retiro tan apacible y tranquilo como en la intimidad de su alma; sobre todo si posee esos dones preciosos que por sí solos constituyen la libertad del alma, y entendiendo por libertad del alma el estado de un alma en que todo está perfectamente ordenado. Goza, sin cesar de esta soledad y recobra en ella nuevas fuerzas. También encontrarás pensamientos breves y fundamentales que cuando se presenten a tu memoria disiparán enseguida tus inquietudes y te darán ánimos para soportar sin indignación y contrarrestar todo lo que te salga al paso. En consecuencia, ¿de qué te indignas? ¿De la maldad de los hombres, acaso? Tranquilízate, pues, y ten presente que todos los seres racionales han sido creados para soportarse y convivir unos con otros, que esta paciencia forma parte de la justicia y que sus faltas son involuntarias. Recuerda también que los que pasaron su vida en enemistades, sospechas, odios y querellas, hoy ya están en la tumba reducidos a cenizas. Esto te ayudará a adquirir la necesaria calma.
Pero ¿es que quizá, te hayas descontento con la parte que te haya correspondido en la repartición de los destinos? Si es así, ten en cuenta que el mundo es o la obra de una providencia o una reunión fortuita de átomos y en esta alternativa se te ha indicado claramente que es como una verdadera ciudad”. (Del libro de Pensamientos de Marco Aurelio: Libro IV- Del libro “LOS ESTOICOS” de Editorial http://www.editorial-na.com un libro de inagotable lectura y para tener siempre a mano.
El citado libro que sólo tiene 270 páginas, contiene una selección de pensamientos y máximas, de tres sabios estoicos, cuales son Epicteto, Séneca y Marco Aurelio y el que continuamente lo tengo a mano, puesto que se puede abrir por cualquiera de sus páginas y empezar a leer; seguro que nunca se agota; y si te cansa por lo concentrado de algunas de sus enseñanzas, simplemente lo dejas y vuelves a él cuándo tu alma te lo pida; puesto que no olvides nunca que un libro es:

Un libro abierto, es un cerebro que habla.
Cerrado, un amigo que espera.
Olvidado, un alma que perdona.
Destruido, un corazón que llora.
(Proverbio Hindú)

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


Jueves, 18 de abril

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728