No más mentiras

El político siempre al asalto no le importa nada el resto

01.05.18 | 10:38. Archivado en Sobre el autor

El político siempre al asalto no le importa nada el resto

Lo hemos visto por enésima vez, antes por el robo (“o hurto”) de los dos tarros de crema de la ya ex presidenta de la Comunidad de Madrid, y los que “la pobre” (sí adrede, puesto que se necesita ser pobre en todos los sentidos) se quiso llevar de un autoservicio, sin pagar su importe; pero “la vieron” la filmaron con la cámara del establecimiento y hubo de pagarlos. Lo canallesco es que, “alguna o algunas almas caritativas guardaron el documento para mejor ocasión”; y cuando esta ha llegado, lo han usado sin escrúpulo alguno, para obligar a que dimita esta política “ladrona”; la que se ha jugado su muy rentable carrera, por dos tarros de brebaje cutáneo, para presentar ante sus adoradores o pelotilleros, “una faz mucho menos dura que la que ha presentado cuando le han descubierto los hechos”; el hecho es de risa, al menos así me lo parece y lo digo llanamente. Ya veremos quién es el beneficiario de tan ridículo “desliz”.
LA MANADA Y SUS CONSECUENCIAS(2) Este es otro hecho “muy a lo español o puerturraqueño”; puesto que cinco hombres (“u lo que sean”: dos de ellos militares según se dice) que se unan para, acorralar, forzar o convencer (los jueces tienen sus dudas) para fornicar todos ellos en un portal de Pamplona, con una adulta veinteañera, graben la estrambótica y animal escena y la consuman, dando lugar a todo el tinglado delicuencial que ha tenido lugar, hasta lo que en general se considera, como una condena muy benigna ante los hechos y que ha ocasionado, la serie de “levantamientos” que generalmente provocan en España, ciertos hechos del “fornicio”. Todo ello ha dado lugar a que los “apostados a cualquier evento”, calienten a las masas y pidan estas “la cabeza de jueces y fiscales, incluido el jefe de gobierno y algunos otros que de paso, puedan dejar el puesto para que lo ocupen los apostados”, a los que en general “lo del fornicio”, les puede importar lo que a mí hoy, me puede importar el resultado de la batalla de “las Termópilas”.

Puesto que ahora hablando en serio, ¿cómo adoptar posturas tan ajustadas sin haber presenciado y conocido los hechos, todos los hechos, tal y como se fraguaron y terminaron por realizarse, puesto que hasta puede darse el caso aquel en que el juez y queriendo salvar al reo de homosexualidad, preguntó al acusante… ¿Pero usted empleó una guita para ver si el pene estaba dentro o fuera del ojete? Yo la verdad, y ante las preguntas que algunos me han hecho, he respondido con sinceridad… “Yo me abstengo de opinar de ninguna forma, puesto que para ello, tendría que conocer todos esos antecedentes y ver y oír el vídeo o vídeos que estos especímenes hicieron a la mujer y de paso examinar con suma atención, el rostro de la misma, para apreciar el contento o descontento sobre los cinco fornicios, que según se dice, le hicieran; todo lo demás se presta a lo que en realidad ha ocurrido… río revuelto y pescadores dispuestos a pescar.
Y no me vengan con cuentos, que si que entonces les cuento, lo que ocurriera en Roma, con Mesalina (La mujer de Claudio) y la famosa puta de Roma, con la que compitió ésta según pudimos ver en la obra “Yo Claudio”, serie histórica en TVE. (1)
********
(1) Mesalina dio rienda suelta a su ninfomanía. Según narra el poeta Juvenal, llegó a prostituirse en el barrio de Subura bajo el apodo griego de Lycisca (mujer-loba).

Orgullosa de su legendaria lascivia, lanzó un reto al gremio de las prostitutas de Roma: las instaba a participar en una competición, que ella organizaría en palacio, aprovechando la ausencia de Claudio, quien estaba en Britania.

Dicho desafío consistía en saber quién podía atender a más hombres en una noche. El certamen daría inicio al anochecer, y a él asistirían muchos hombres importantes de la corte, además de otras damas a las cuales Mesalina había convencido de participar. Las prostitutas aceptaron el reto y enviaron a una representante, la prostituta más famosa de Roma, una siciliana llamada Escila (el mismo nombre del monstruo femenino citado por Homero en La Odisea, el cual se tragaba enteros a los hombres que tripulaban los barcos que pasaban por el estrecho de Mesina, Italia, siendo el apodo obviamente una clara alusión a la capacidad sexual de la prostituta).

Aquella noche, después de haber sido poseída por 25 hombres, Escila se rindió y Mesalina salió victoriosa, pues superó la cifra al llegar al amanecer y seguir compitiendo. Según se dice, aun después de haber atendido a 70 hombres no se sentía satisfecha, llegando hasta la cifra increíble de 200 hombres. Cuando Mesalina pidió a Escila que regresara, esta se retiró diciendo: «Esta infeliz tiene las entrañas de acero»

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (Aquí más)


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 23 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031