No más mentiras

Visitamos una famosa ciudad balneario checa

24.08.17 | 09:57. Archivado en Sobre el autor

Visitamos una famosa ciudad balneario

Nuevo amanecer en Praga y tras igual rutina de ayer.- A las 9,15 rueda ya nuestro autocar hacia un nuevo destino (no previsto en programa) el que se nos han ofrecido mediante el consiguiente pago extra, pues el folleto recibido en nuestra ciudad "nos aseguraba" continuidad en Praga con itinerarios debidamente marcados y tiempo libre.
La ciudad se nos muestra con cielo bastante nublado, ha llovido ésta noche y aún llovizna cuando salimos; igualmente está "bastante congestionada" de circulación rodada, por lo que tenemos que soportar una muy lenta marcha producida por un denso embotellamiento de vehículos; nos explica la guía Magda (Máximo también viene) que: "En Chequia ya hay un automóvil por cada cinco habitantes y que el 50% de esos vehículos se encuentran -y ruedan- en Praga", por lo que es fácil deducir cuanto hoy "tenemos delante de nuestro autocar".- Según la guía los sueldos son bajos, pero añade: "no escasea el trabajo y con lo que aportan los miembros de la familia hay posibilidades incluso aun cuando sólo sea la pareja (marido y mujer) los que trabajen"; por otra parte (añade) los antiguos comunistas son hoy los primeros capitalistas y por cuanto se han apropiado de las principales empresas e industrias e incluso de las que antes fueron confiscadas o estatalizadas en favor del pueblo checo...?
Cuanto oigo me hace sonreír con tristeza, puesto que a mi mente vienen "en tropel" una gran cantidad de recuerdos, de éste enorme drama del siglo XX (el comunismo) y el que afecta (o afectó) a una enorme extensión del pequeño planeta que habitamos, el que tras bastantes décadas (Rusia más de setenta años) vuelve a recurrir al tan denostado capitalismo y por tanto y de alguna manera han vuelto a una especie de "volver a empezar"... a mi mente vienen más recuerdos que trato de eludir y reflexiono con cierta esperanza pensado que... "claro que hoy las masas no están tan hambrientas como entonces", hoy tienen cultura y preparación intelectual, una gran parte de las mismas... pero, ¿servirá ello para algo?; tengo dudas más que suficientes y la masa de automóviles que veo aquí me lo demuestra o confirma... "sigue imperando el querer tener más a... el querer ser más".
Nuestro lento rodar continua y tras los ya descritos incidentes, llegaremos a desembocar en un tramo de autovía donde circularemos un poco mejor gracias a su doble vía, pero nunca como se circula en éste tipo de carreteras puesto que existen varios tramos en obras y las dos vías se vuelven a convertir en una sola y se va produciendo el consiguiente "tapón" con una frecuencia que nos asombra, todo ello nos causará un enorme retraso hasta llegar a nuestro destino.
Nos dirigimos a la ciudad-balneario conocida con el nombre de "Karlovy Vary"; distante de Praga 110 km. y de la que luego relataré mis impresiones; nos empieza a llover abundantemente pese a la época avanzada en que ya nos encontramos, próxima al verano, si bien me sorprendo de nuevo cuando oigo decir a Magda que afirma que... "ahora es tiempo de Setas y las que muchos checos buscan con placer para comerlas" (en mi tierra el tiempo de setas es el de otoño).
Mientras el autocar rueda voy observando a su paso grandes extensiones de campos fertilísimos, la mayoría sembrados de cereales que aún no han madurado, pero de los que aquí (según nuestra guía) producen enormes cantidades, igualmente producen importantes cantidades de cierto tipo de fruta (manzana, pera, etc.) son -igualmente- grandes productores de lúpulo, cosa ésta "natural aquí", puesto que la mayor parte de la cerveza que bebemos en el mundo es la denominada, "tipo Pilsen" y Pilsen es una ciudad checa y la que da nombre a éste tipo de cerveza tan extendido, por tanto no me extraño nada cuando oigo decir a la guía que... "el lúpulo es en producto que les reporta grandes ingresos por la exportación del mismo y que fue (y de alguna manera sigue siéndolo) algo así como el oro verde que poseen los checos".
Como la circulación sigue a un ritmo no muy normal la guía nos sigue entreteniendo y no para de hablar y ahora lo hace sobre el territorio al que nos dirigimos y que motivó uno de los conflictos graves de los hechos bélicos provocados por Hitler.
Magda se refiere al territorio de "Los Sudetes" y del drama que se produjo en la población alemana que los habitaba desde largo tiempo atrás y los que fueron expulsados por los checos una vez acabada la II Guerra Mundial en 1.945; nos dice que fueron cuatro millones y a los que se obligó a salir prácticamente "con lo puesto" (treinta kilos de equipaje por individuo) confiscándoles el resto de bienes y propiedades, incluida la vivienda que tuvieron que dejar amueblada y abandonada; todo ello produjo tal despoblación en ésta gran parte del país, que luego costó lo indecible el repoblarla, puesto que se recurrió incluso a los gitanos (abundantísimos aquí, pero generalmente no aptos para su adaptación al obligado trabajo y menos al sedentarismo). Todo ello ha creado la clásica (y lógica) tensión entre aquellos alemanes, sus descendientes e incluso los actuales checos, todo lo que (seguro) traerá problemas cuando, "cualquier político" sepa remover "éstas (ya cenizas) hasta que brote de ellas el terrible fuego de la venganza... amén".
Sigue lloviendo hasta que llegamos a nuestro destino, donde afortunadamente deja de llover, pero han transcurrido tres horas desde que salimos de Praga, puesto que mi reloj marca las 12,15; ello da una idea de lo lento del viaje (algo más de 35 km. por hora de promedio).
Karlovy Vary: ésta ciudad checa, situada en Bohemia occidental, aparte de famosa ciudad-balneario, lo es igualmente por sus fábricas del no menos famoso "cristal de Bohemia" y por cuanto aquí desarrolló la afluencia de familias imperiales, reales y alta burguesía de gran parte de Europa ; por todo ello no es descabellado pensar el que muchos de los asuntos palaciegos, e incluso de "alto estado" y entre grandes familias poderosas de la aristocracia o el dinero, "se debieron cocer entre estos ya centenarios palacios, balnearios y frondas que los circundan, amén de las fiestas y entrevistas privadas o de incógnito que aquí debieron celebrarse muy abundantemente".
Nuestro autocar se detiene en la entrada de uno de los "modestos" balnearios (primero que encontramos al paso) puesto que ya nos encontramos "muy apretados" y tanto las damas como la mayoría de caballeros necesitamos ir a un servicio ya que en las tres horas de carretera... "ni nos han dejado bajar a tierra".
De allí partimos andando y vamos recorriendo ésta singular ciudad, de la que los guías nos van dando su versión de trecho en trecho; visitamos alguna fuente pública que suministran gratuitamente agua para tomar (es muy caliente y para tomarla hay que comprar unas pequeñas "pipas" de porcelana); igualmente visitamos "el géiser", que para admiración del visitante está en lugar público (si bien cubierto en amplísimo recinto acristalado) y proseguimos el largo paseo turístico hasta que se nos dice que "tenemos tiempo libre", para así aquel que quiera pueda visitar el numerosísimo comercio que aquí existe, o visitar algún establecimiento de café o bar los que igualmente abundan, si bien en éste día en que llegamos no se aprecia multitudinaria llegada de turistas, lo que no quiere decir el que no exista "ambiente".
A las 14 h. "nos recogen nuestros guías" en el lugar ya prefijado y nos dirigen al lugar donde efectuaremos la comida.
Comeremos en uno de tantos modestos (hoy el "gran turismo" es modesto, muchas veces muy modesto) restaurantes "para grupos" y en el que se nos atiende con frialdad manifiesta e incluso "mirándonos por encima del hombro"; la camarera que nos atiende es mujer entrada en años (45/50) "más seca que un palo" y al ver sus andares y modales, me viene a la mente "la figura de alguno de los peores sargentos de cualquier ejército"... los checos son bastante fríos en el trato con "los turistas". La comida no está mal y es bastante aceptable, al menos nos sirven rápido y pronto estamos en la calle, son algo más de las tres de la tarde.
Hemos cubierto la "vista y visita a éste lugar", al menos en lo que a la agencia y guías acompañantes se refiere; y aún tenemos tres horas para deambular por aquí, donde el día muy nublado, sumado a la gran humedad que aquí existe y alguna que otra llovizna que nos cae, no es precisamente el ambiente para estar paseando por la calle... "no hemos visitado el interior de ningún balneario, palacio, casino u otro cualquier lugar destacado", por tanto sólo podremos decir simplemente que... "hemos estado aquí" y perdido un día de turismo (que es muy costoso y al que hay que aumentar las 40 euros por persona que nos ha costado ésta excursión)... día de turismo (digo) que pudo ser aprovechado mucho mejor en Praga donde tanto hay que ver y visitar, pero... "vuelvo a pensar en el pirata y su pirateo".
Me lo tomo "con filosofía" y me decido a buscar un lugar que sea de mi agrado para allí, "tomar un café y fumarme tranquilamente un largo cigarro puro y el que procedente de Nueva York ha llegado hasta aquí, gracias a una caja de ellos que mi segundo yerno (mi hija menor casó el pasado Junio) me trajo como obsequio del viaje de bodas", pienso en todo ello mientras las mujeres van de compras. Mi amigo Paco marcha con ellas y pasado un buen espacio de tiempo vuelve y se une a mí para tomar una copa de coñac francés (que le apetece) y que luego va a repetir pues "la copa aquí es ridícula por el contenido"; charlamos amigablemente mientras admiramos "el paisaje y el paisanaje" de éste -al parecer- centro urbano, por el que deambulan o pasan gentes de muchos países y no sólo europeos, puesto que aún en minoría veremos negros africanos y americanos, árabes o musulmanes de piel blanca, japoneses y algún otro tipo de asiático, incluso podemos detectar "las prostitutas de lujo", que con su llamativo atuendo ("escasísimo de ropa") su teléfono portátil, e incluso "alguna con su chulo", se sientan en la misma terraza en que nos encontramos y la que está protegida por enormes paraguas o "quitasoles"; todo ello nos dice bien a las claras el que en éste lugar "corre el dinero" con cierta profusión y aunque ello sea gracias a algunas minorías.
Tarde feliz pero fría, pues aquí en éste muy húmedo valle y en ésta hora (son las 17 h. y está "chispeando") hace un extraño y húmedo frío que los meridionales no entendemos ni comprendemos cómo... un final de primavera y próximo el verano, puede hacer una temperatura que seguro no rebasará ahora mismo los 12/14º.
El camarero que atiende "empieza a recoger sillas" de las mesas de la terraza, discreta manera de decirnos que nos vayamos, por tanto pedimos la cuenta, cuenta que paga mi amigo Paco, ya que "ayer cumplió años" y me invita por ser su cumpleaños.
Paco se marcha primero a reunirse con su esposa; yo lo haré bastante después y de que termine "mi largo puro", no tengo ningún interés en deambular "y ver escaparates", por ello permanezco sentado (al final han acudido a la terraza algún que otro cliente) aguantando "las inclemencias del tiempo" y viendo el paso de las gentes, observando con ello que los judíos deben ser numerosos aquí (luego me entero que tienen hasta su propio cementerio y hospital) y "seguro que controlan gran parta del comercio e industria, como es normal".
A las 18,30 h. (media hora después de lo previsto) iniciamos el regreso "sin haber visto al Sol en todo el día" y a las 20,30 estamos entrando en el hotel de Praga, por lo que afortunadamente el regreso ha sido mucho más rápido y por tanto feliz.
Esta noche no saldremos y "tomaremos algo" en el hotel, donde descansaremos ampliamente, charlaremos y fumaremos con tranquilidad y sin prisas, "comentando el día".
No todo el grupo vino directamente al hotel y aproximadamente la mitad del mismo se quedó en el centro de Praga "por su cuenta y riesgo"; al regreso de algunos de éstos y en una estación del metropolitano, a uno de ellos le roban la cartera, la que según el propietario contenía, unos mil quinientos euros, la tarjeta de crédito ("dinero de plástico") y no sé qué más; lamentable incidente que todos sentimos y que confirma cuanto la guía nos dijo nada más llegar a Praga, previniéndonos contra los ladrones.- Después sabremos que a otro español de otro grupo ajeno al nuestro, también le robaron de forma parecida , toda precaución es poca en viaje.
Nos levantamos del reposo y nos disponemos a ir a la cama; mañana nos espera un largo viaje en autocar.

NOTAS:
Karlovy Vary, figura igualmente en los libros con la denominación de "Carlsbad ó Karlsbad", es -o fue hasta bien entrado éste siglo- una de las más famosas estaciones balnearias de toda Europa y de ello dan fe los suntuosos edificios que aún se mantienen aquí, si bien algunos bastante deteriorados, lo que no insta para que ahora con "el nuevo turismo", vuelva a recuperar si no "las grandezas pasadas", sí la preponderancia que le pueden otorgar sus casi cuarenta manantiales de aguas minero-medicinales e incluso termales, éstas últimas destacables por cuanto brotan del subsuelo, en algunos manantiales a más de 70º.
Aquí se edificó desde un palacio imperial (perteneció al Imperio Austro-Húngaro) pasando por teatro para ópera y conciertos, casino, palacios y casas señoriales, profusión de templos e iglesias para diferentes ritos (católico, anglicano, evangelista, ortodoxo ruso, sinagoga) y terminando con la abundancia de más o menos lujosos balnearios; lo que demuestra lo importante y cosmopolita que llegó a ser esta ciudad a lo largo de los siglos, pues la historia y leyenda se mezclan en los orígenes de "éstas termas", ya que se afirma que, nada menos que en 1.358 el emperador Carlos, levantó los primeros edificios y castillo y de ahí el nombre de la ciudad (Carlsbad); desde luego es un lugar delicioso o idílico, para quienes busquen la tranquilidad en contacto con una exuberante naturaleza, que abarrota de arboleda y vegetación éstos angostos valles y el principal de ellos, donde discurre el río "Telp", sobre cuyas márgenes serpentea esta no pequeña ciudad, que en épocas de esplendor debió de contar con, "varias decenas" de miles de habitantes, más la numerosísima población flotante que mantendría y no sólo de privilegiados visitantes, puesto que hay que pensar en el numeroso servicio de empleados, acompañantes, criados, etc.
2 El robo se efectuó a la entrada de una de las puertas de los vagones del "metro" (sabido es la rapidez en que se efectúa la llegada, entrada y salida); entonces el ladrón y su grupo se sitúan de forma conveniente y mientras uno empuja a la víctima hacia dentro, el ladrón le arrebata la cartera, que previamente ya saben dónde se encuentra (en éste caso e infelizmente la llevaba en el bolsillo trasero del pantalón) y en esos instantes de confusión el robado queda dentro del metro y éste, se pone en marcha y el ladrón "se pierde" en los andenes de la estación.

(1997)
Publicado el 24 de Agosto del 2017

Antonio García Fuentes
(Escritor)
www.jaen-ciudad.es


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 20 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930