No más mentiras

Pedro, Pablo, sus ambiciones, España y los españoles

29.05.17 | 09:10. Archivado en Sobre el autor

Pedro, Pablo, sus ambiciones, España y los españoles

Salvo los que esperan trincar algo interesante “si gana el partido que votan y defienden”; el resto de españoles intuyo que nos son indiferentes ya, cuando no indeseables y reprobables en extremo, todos los partidos y los que los componen: ¿por qué? Sencillo; porque sus comportamientos así “se lo dicen” al más tonto de los mortales que no quiera cerrar su mínima inteligencia deductiva, de lo que es en realidad la política. Tras mentirnos hasta hastiarnos, solo se preocupan de sus intereses más directos, no se preocupan ni de España y menos de los españoles en general; a la vista está que cada vez vamos peor y si algo va cambiando no es por la acción de buena política, sino por cuanto “el individuo”, para salvarse asimismo como siempre ha sido en la España que he conocido, de paso al ir creando riqueza y pese a todas las cargas que le impone “el inútil político que dice gobernarlo”, esa riqueza crea una parte de la que se beneficia el que puede acceder a un empleo que la misma crea, puesto que la inicial empresa pequeña y que va creciendo, así lo propicia; o sea y aclarando mucho más, que el secreto para que una economía marche con la suficiente prosperidad, es cargarla con los mínimos impuestos, engorros y atranques, dejando con ello una más amplia holgura para ese individuo dotado de esas aptitudes creativas (que son pocos), para que cada vez cree más, se haga más rico e ilusionado para seguir creando; lo contrario a la vista está en esta “desastrosa España”, llena a rebosar de parásitos e inútiles que lo que cada vez nos produce, son más cargas y gravámenes, aparte de destruir todo tipo de ilusiones; lo que termina en la pobreza y esterilidad que padece la nación, desde hace ya demasiado tiempo. Y de ello ningún político hace bandera, por lo que arriba digo y mucho más que se puede decir y que dejo a mis lectores lo deduzcan por sí mismos. “Nos han robado ya hasta la ilusión”.
Por todo ello las ambiciones de estos “dos nuevos apóstoles de no sabemos qué nueva religión” (hoy los denomino así por los dos apóstoles cristianos y primeros apóstoles de la religión de Cristo, que llevaron iguales nombres) puesto que “la religión de Pedro y Pablo”, se traduce a lo que yo sintetizo cuando digo “panza y bolsillo”; o sea convencer cada vez más y con su ridícula y absurda demagogia, a cada vez más españoles, de los grupos más “desesperados y desilusionados”, de los que y tristemente abundan cada vez más en este desgraciado país; convencerlos para que les aporten “las mayorías” que ambos necesitan, para llegar a “la Moncloa”; y ya sentados en la poltrona, han llegado al sumun de lo que puede lograr un político en España, o sea, la “paga principesca y de por vida, amén de las muchas regalías que conlleva todo ello”, gracias al sinvergüenza de Felipe González Márquez, que “se la impuso a sí mismo” abusando de la mayoría absoluta que tenía en aquel momento y que al ser instituido el gran regalo (“a pagar por las costillas de los españoles que trabajamos”) lo han heredado el resto de presidentes, incluido el indeseable Rodríguez Zapatero y que cobrará igualmente el no menos inútil Mariano Rajoy (“son los dos presidentes que han acumulado la enorme deuda pública que nos tiene asfixiados) cuando lo echen del sillón monclovita, que es el afán primero que quieren lograr los mentados “Pedro y Pablo”; y para lo que son capaces (según sus intenciones) de aliarse hasta con “el moro Muza”, e incluso devorarse “el uno al otro” si se presenta la ocasión que lo propicie.
Por todo lo dicho y mucho más que se pude añadir; la situación para la mayoría de españoles, es peor aún que la que nos imponen las circunstancias actuales; nada podemos esperar de unas organizaciones políticas, dirigidas en general, por políticos que “no han dado un palo al agua en toda su vida”, que han vivido y viven como profesionales de la política o a lo sumo de altos cargos en la administración pública y que caso de cese, volverán a ella incluso presumiendo de algo que no fue, puesto que presumirán de realizaciones inversas a las que ellos protagonizaron, si es que protagonizaron algo en su vida política, puesto que la mayoría sólo fueron apoyos a sus jefes para que al escalar el jefe, agarrado al mismo “escala el nepote”; con el resultado de habernos creado una administración pública ya imposible de mantener, salvo que nos quieran arruinar a la mayor parte de españoles, y de la que como estamos viendo, solo se salvan “la casta o las castas de privilegiados por leyes y concesiones públicas que mejor no detallarlas”. Y que no nos engañen, ya no hay “derechas, izquierdas y centros, ya todos son de panza y bolsillo” y España al servicio de ellos, mientras “aguante”; nosotros la inmensa mayoría, sólo les servimos para pagar “la ruina y sus excesivos gastos”; el resto que nos digan, es mentira.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


Martes, 12 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031