No más mentiras

Socialistas, Comunistas, “Peperos y otras yerbas”

26.05.17 | 09:45. Archivado en Sobre el autor

Socialistas, Comunistas, “Peperos y otras yerbas”

Aquí en España, el domingo pasado, se dirimió el enfrentamiento de las tres “fracciones o facciones” de lo que aquí se autodenominan “socialistas” o “socialistos” (así los denominaron algunos hace ya bastante tiempo). Conjunto o partido político, que en franca decadencia, camina hacia su desaparición, como terminaron los italianos y ahora recientemente, los franceses, donde incluso un alto cargo en el gobierno (Sr. Valls) ha declarado que el partido “está muerto”.
La decadencia política en la actualidad afecta a la inmensidad de partidos de todo el mundo;
se ha llegado (por lo que sea que no lo saben o quieren decir) a un estado de anquilosamiento, parálisis, o fase final, que no saben cómo enmendar. Yo creo que en gran medida, ello procede de “una invasión del progreso cibernético u ordenadores y robótica”, que habiéndosenos dicho que venía a ayudar al hombre, en realidad lo está destruyendo, puesto que al eliminar infinidad de seres humanos de sus trabajos habituales y el producto dinerario que esa invasión, ha producido, yendo a pocas manos (el gran capital domina todo o casi todo)”: masas enormes de “pobres humanos”, languidecen, vegetan o van llegando a estados o situaciones desesperadas o ya insostenibles, incluso temiendo cada vez más, el que no hay futuro “para las manos del hombre” y que este será cada vez más esclavo de un sistema, que curiosamente ha creado ese hombre, pero cuyos beneficios no son repartidos con una equidad mínimamente equitativa y ese es para mí, el gran problema y el que los políticos (todos los políticos) eluden el tratar de ir buscando soluciones y obran como el avestruz.
España ha sido arruinada por todos los políticos y partidos que la han mangoneado en los más de cuarenta años en que van ya, después de la desaparición de la dictadura de Franco; y en vez de administrar bien “la gran herencia económica que esta dejó”, la han dilapidado, malversado o robado y el resultado hoy es, unas multinacionales impensables entonces y una cantidad de ricos o ricos-ricos, que son los que se han apropiado de todo; creando al propio tiempo, unas “argollas gubernativas traducidas a impuestos y obligaciones, ya insoportables y que nos han transformado en una nueva situación de esclavitud o servidumbre (siervos mejor dicho) de la que no podemos liberarnos; lo que ha ido creando una situación de repulsión, al político en general y a los gobiernos en particular; en los que se incluyen, el estatal, el autonómico y el municipal; convertidos todos en una plaga de sanguijuelas, que se lo llevan todo y no crean apenas nada de la riqueza que se llevan, y que es la principal misión del gobierno que sea y con los impuestos que inmisericordemente saca a sus sojuzgados contribuyentes.
Se ha creado una burrocracia (con b de burro) insoportable y parásita, la que habría que reducir en grado superlativo, puesto que para ello cuentan con ordenadores que ya nos tienen medido, hasta el diámetro del “ojete” (ano) y ya apenas nos va quedando el que nos coloquen en las vías respiratorias, un contador de oxígeno para cobrarnos impuestos también por este imprescindible consumo que nos ofrece gratuitamente la Naturaleza del propio planeta que habitamos.
Por todo ello y muchas más cosas que ya he comentado hace muchos años, a los españoles de hoy, nos importan “dos cojones”, los políticos en general y sus partidos; puesto que todos van “a la trinca” y por tanto a aprovecharse del dinero público, en continuos saqueos, puesto que en general y sálvese el que pueda (a la enorme corrupción descubierta me remito y lo que nos da pie para imaginar la mucha aún por descubrir) todos son de panza y bolsillo; “únicos móviles o ideales que les impulsan a obrar” y como la mayoría, “no han hecho nada en esta vida salvo vivir y medrar en la política”, se demuestra una vez más la veracidad, del consejo del sabio Confucio… “Que nadie que no sepa gobernar su hacienda y su familia, entre en política para gobernar a los hombres” (cito de memoria). Por ello los nuevos comunistas-capitalistas chinos, han dado orden que en todo el inmenso país, vuelvan a impartirse en todos sus centros de enseñanza, las que impartiera Confucio y algunos otros sabios chinos, de hace dos milenios y medio y otros de épocas pretéritas pero de muchos siglos atrás; ya que por lo visto, también el “nuevo capitalismo chino” ha visto ya que el camino que llevan no es el conveniente; quizá también por cuanto “su gran capital imperial”, es hoy de las más contaminadas e insalubres de todo el mundo. Amén.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


Domingo, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031