No más mentiras

Desprecio al político y a su política

12.05.17 | 09:45. Archivado en Sobre el autor

Desprecio al político y a su política

Como “la política” ha sido un continuo abuso y saqueo de bienes públicos, amén de una creación de impuestos ya insoportables; lo que ha llegado a convertirse en una lacra más que en una soportable carga de mantenimiento y creación de bienes que enriquezcan las sociedades que trabajan y producen; los indefensos electores ya han detectado que no sirve de nada el votar a lo ya establecido y sea del color que sea, puesto que ya los colores se han mezclado tanto que lo que nos presentan es uno solo y que indefinido, se ha convertido en una dictadura que en connivencia con el dinero, han terminado por hacer la realidad que explicara “Lampedusa en su obra El Gatopardo” (“Cambiemos algo para que en realidad no cambie nada”).
Así las cosas las masas o no votan o votan a lo que nadie espera y los profesionales de la política (mercenarios en mayoría) andan locos, por tratar de mantener sistemas ya caducos o muertos del todo; como ha dicho un tal Manuel Valls, del partido socialista en el que militaba en las recientes elecciones francesas; “el partido está muerto”; y sin dignidad ninguna y habiendo llegado a primer ministro, se pasa al del nuevo ganador, que sorprendentemente es un presidente electo, que llega al máximo cargo de la república francesa, sin tener organizado su propio partido, que ahora ha de nutrir de componentes suficientes como para regir, al que se tiene como mejor o más avanzado país “democrático” (no olvidemos que fueron los que realizaron la mayor y más famosas de las repúblicas modernas, conocida como la “Revolución Francesa 1789”).
Debido a la situación que crean los franceses, para sí mismos, pero como un nuevo espejo para el resto del mundo, “ese tal Valls”, y con cara de cemento, se ha ofrecido al nuevo ganador para formar parte del equipo que dicen van a gobernar (esperemos no sea un mangoneo más) en Francia y “colonias”.
En España, y en un caldo ya muy espeso de corrupciones múltiples y que abarcan desde a la casa real, hasta la nueva y última, en la que se nombran a fiscales de la propia “fiscalía para la corrupción”; las encuestas (que como sabemos son mentiras “adobadas”) dicen que la situación es tan confusa o más que en Francia y que el personal, “estamos hasta los cojoncios de hunos y de hotros”, por lo que los que tienen el poder hoy, lo que tienen es un miedo enorme a tener que convocar elecciones, ya que “llegadas las urnas”, nadie sabe lo que pasaría tras el plebiscito y qué resultaría del escrutinio del mismo.
O sea, incertidumbre total y todo el mundo descontento, inseguro y dispuesto a “votar al moro Muza”, esperando un milagro imposible; todo lo demás que nos digan, son mentiras adobadas y que entendemos como un “sálvese el que pueda, puesto que milagros no existen y en política menos”.
Todo ello producido por la situación de endeudamiento máximo en que ya nos han situado los nefastos políticos, que han mangoneado los intereses estatales, después de la dictadura de Franco; lo que ha ocasionado una pobreza inesperada para la mayoría de españoles (“de la que únicamente se salvaron los saqueadores de todos los recursos hispanos de los que se han apropiado o dilapidado en una administración incontrolada”)
El resto de la población y el que la tiene, vive de pensiones la mayoría de cantidades de miseria; muchos que perdieron el trabajo fijo, no encontraron nuevos puestos y dudan si llegarán a cobrar una pensión aunque sea de “limosna”; la juventud (que se presume es la mejor formada de los dos últimos siglos) en mayoría tiene que emigrar a donde los admitan, a tratar de allí, situarse en un nivel de vida, que en esos lugares igualmente escasea y como en los peores tiempos de la dictadura franquista, tienen que dedicarse a trabajos que los nativos no quieren (friegaplatos por ejemplo).
El resto, entre las drogas, la falta de horizontes y el hastío de todo lo que ven e intuyen, entiendo ya es “una enfermedad incurable” y cuyos efectos destructivos se irán viendo con el tiempo; la sociedad en definitiva, es algo que ya no existe, al menos en ese grado mínimo de ilusión que toda sociedad necesita para vivir, mantenerse y pensar en un futuro que no lo hay ya nada más que para los pertenecientes a esa casta dominante, que no lo es por méritos, sino por haberse sabido “colocar” en ese estado vergonzoso o vergonzante de casta explotadora de todos los demás.
En general intuyo que estamos, como en un “pantano” que lleno ya hasta rebosar, no saben ni contener “las aguas que entran” ni dar salida a las que ya sobran en demasía… ¿Qué va a ocurrir antes o después? Lo vamos a ir viendo este mismo año, con las elecciones en Alemania, Inglaterra, Francia y otros; pues ya el problema no es de un solo país… “ni incluso de uno de los continentes”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes


Martes, 21 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031