No más mentiras

“Salto a... la yugular del gobierno”

14.02.12 | 08:47. Archivado en Sobre el autor
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Lo predije y está en mis artículos escrito... “de inmediato a que haya reformas más o menos duras”, los sindicatos y sus amigos “mas sostenedores”, se lanzarán a la yugular del gobierno, no para otra cosa que para destruirlo cuanto antes... eso de “colaboración real y económica social en bien de la nación”; eso son palabras que como casi todas en la política, son mentiras y por lo que nadie se obliga con ellas.

Estoy escribiendo este artículo, al día siguiente de que el gobierno lanzara las “reducidas”, medidas laborales que han acordado en consejo de ministros y que al parecer no agradan mucho a muchos... pero es que a los sindicatos obreros y al fracasado Rubalcaba y su reconquistado e igualmente fracasado partido que... “ni es socialista, ni es obrero, ni es español” (a la vista está lo que hicieron con España, con el socialismo y no digamos con los obreros)... “les ha encendido los ánimos y se muestran ya predispuestos a ir organizando todo para lo que indico metafóricamente en mi titular”. Y digo reducidas por cuanto, lo mismo que el trabajador dice hoy que se va y no paga nada al empresario; la reciprocidad debiera ser los mismo... “ningún empresario despide a un empleado por gusto o capricho, puesto que si despide a uno que “medio le vale”, ha de sustituirlo por otro que tendrá que enseñarlo y eso cuesta dinero”.

Es de verdadera pena el oír como acabo de hacerlo, hablar al fracasado Rubalcaba y a los no menos fracasados dirigentes de UGT y CCOO; los que hablan con una seguridad y aplomo, como si de verdad... “ellos mismos se creyeran lo que están diciendo”... o quizá más pensando... “en que hay que mover a las masas, para que sigamos viviendo como hasta aquí lo hemos hecho”. Cosa esta que mueve a risa o a lástima, si es que llegado el momento... “esas masas” se mueven como los agitadores pretenden y quieren... “o se van a ver tan solos como se han visto recientemente en otros asomos de movilizaciones”; donde ni los denominados “liberados” (parásitos que también tenemos que seguir manteniendo con nuestros impuestos) fueron, siquiera a justificar el buen salario que reciben; lo que ya demuestra... “la fidelidad y afán reformista y beneficioso para el que dicen representar”... o sea, al obrero español.

Obreros que ya a millones, andan desorientados, desencantados, sin esperanzas de obtener un empleo en ni se sabe cuanto tiempo; y muchos de ellos es que ya mendigan “una comida caliente” o una bolsa de alimentos, que de limosna, les facilitan asociaciones laicas o religiosas y de lo que estamos viendo muestras fehacientes, casi cada día en los informativos de televisión y prensa; y de los que igualmente se hacen eco la mayoría de emisoras de radio.

El pacto empresa trabajador siempre ha sido y será difícil, puesto que el segundo siempre querrá trabajar menos y cobrar más (“no hablemos del absentismo, que es una plaga en España”): y por la misma razón la empresa querrá pagar menos y recibir más tiempo de trabajo; por todo ello llegar al equilibrio es el quid de la cuestión y eso si se llega, es en pacto directo del trabajador y su empresa; no se puede obligar a una empresa a mantener obligaciones fuera del ámbito de la misma; sencillamente por que lo mismo que no hay dos hombres iguales, tampoco habrá dos empresas iguales... y los costos de mantenimiento, son diferentes en cualquier lugar geográfico y por razones múltiples... y esto lo quieren ignorar los sindicatos.

Por otra parte, lo mismo que de lógica se desprende el que un trabajador gane lo suficiente para vivir dignamente; una empresa para ser viable tiene que ingresar lo suficiente como para que. 1) Se mantengan sus costos de explotación con un cierto desahogo. 2) Que la misma genere reservas para la renovación de material de todo tipo y que la mantenga actualizada. 3) Que el capital invertido en la misma tenga una rentabilidad superior a si el mismo es depositado en un banco a plazo fijo y sin riesgo alguno genera unos intereses. Y 4) Lo dicho es simplemente una marcha rutinaria y de anodino mantenimiento; por tanto si tiene que generar ampliaciones y nueva creación de empleos, tiene que generar por sí misma, los recursos necesarios; el endeudamiento siempre es un riesgo que puede salir bien o no; lo más seguro es la tesorería propia y emplearla con inteligencia para asegurar larga vida a la empresa.

¿Qué saben de esto los sindicatos obreros, los políticos y muchos que se auto titulan empresarios? A la vista del desmoronamiento general, está claro que muy poco o nada. Pero como aún hay que discutir todo en el parlamento y antes de ello habrá nuevas reuniones... “a tres bandas”; ya veremos en qué quedan todas esas “ferias” y si de verdad en ellas, se va a tratar de fortalecer a la empresa, para que esta genere seguridad para sus trabajadores y con ello se generen nuevos puestos de trabajo y no como lo pretenden “crear”, en lo que se dice en el vídeo que abajo les dejo.

Vean una muestra de “cómo se crea empleo” en la corrompida política española y en esa corrupción política, entran los sindicatos obreros y empresariales, puesto que ambos estamentos ya son o quieren seguir siéndolo, meros partidos políticos y por intereses “copulares”, puesto que las cúpulas son las que se dan la vida padre y no por las cuotas voluntarias que les paguen sus afiliados, si no por lo que nos sacan mediante presión, al contribuyente general y por tanto del dinero público que vienen recibiendo; ya que sin el mismo hubiesen desaparecido hace ya décadas.
http://www.youtube.com/watch?v=08cJiM9QRAI (Parlamento Vasco I.U.)

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí más)


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 1 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Los mejores videos

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Septiembre 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930     

    Sindicación