Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Febrero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Teodoro Rubio 2. TU MANO TODO EL DÍA

Permalink 15.10.17 @ 22:15:00. Archivado en Espiritualidad, Iglesia, Poesía

bblanco
Teodoro-Rubio-Martin4Cuatro años después de dar a conocer “Fría desnudez del calendario”, recibe Teodoro Rubio el Prestigioso Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, en su 25 edición, que apareció en 2006 bajo el sugerente título “Tu mano todo el día”. Me parece obligado reproducir algún párrafo del entrañable elogio del Presidente de la Fundación D. Jesús Fernández Hernández en el acto de entrega del Premio:

“Mi felicitación afectuosa, en nombre de todos, a quien ha merecido el galardón del Premio, D. Teodoro Rubio, con su obra “Tu mano todo el día”. Es una poesía de júbilo en la que la mano divina, llena de vida, de nombre, de creación, de sabiduría, de gozo, es la que puede dar toda esta riqueza celeste a la mano del poeta, a la mano del hombre. El poeta, en su sencillez y su carencia, se hace digno de tener en su mano el corazón y las manos de Dios. Este es el oficio que debe tener el poeta místico: dar a Dios a manos llenas. Por eso llega a afirmar Teodoro Rubio: “Cuando escribe, hijo, tu alma adolescente, / yo soy tu corazón y tú mis manos...”
bblanco

tumanoteo29TU MANO TODO EL DÍA

El poemario “Tu mano todo el día” está organizado en tres partes: Presencia de Dios en la vida del poeta, en la difícil aventura del buscador, Ausencia de Dios (mostrando cómo en medio del dolor hay que buscar a Dios entre la niebla), y Reencuentro de la duda y la fe, del hombre y Dios. En entrevista de la agencia Zenit, el premiado autor de “Tu mano todo el díaresponde a la pregunta de cómo surgió este tema como hilo conductor:

“A lo largo de muchos años he descubierto que Dios es la fuente de mi vida y de mi inspiración poética. Las experiencias negativas que me han dejado huella: la muerte de un hermano en accidente de circulación, la muerte de mi madre tras un periodo largo de enfermedad (cáncer), el dolor, sobre todo psicológico y moral, acentuado por estos acontecimientos, y los grandes interrogantes sin respuesta, me han hecho experimentar la noche oscura.

Pero, en medio de esa noche, como poeta creyente, he reflexionado sobre la evidencia, porque en los momentos de oscuridad no puedo negar los momentos en los que he visto la luz, que me ha guiado; y enseguida he vislumbrado un rayo en el amanecer próximo.

Este es el hilo conductor del libro "Tu mano todo el día": presencia de Dios, aparente ausencia ante el dolor y la muerte, encuentro definitivo con el Amado y fusión en Él. Estos poemas son oraciones, soliloquios o monodiálogos con Dios, que me moldea con su misericordia. En este poemario, pues, hay un diálogo de tú a tú, de corazón a corazón. El Padre constantemente me dice al oído: "Hijo".

bblanco
bblancoESCUCHO UNA CAMPANA
bblanco
bblancomujer_enferma78
bblanco
Hace años conocí estos versos con el título “Oración de un moribundo” (pulsar). El enfermo agoniza. El oído, también el corazón, han escuchado una voz de campana que el doliente sospecha señal de ultravida. Confidencia el poeta a Dios en la oración de estos versos: “Y pienso que tu voz es la que suena / en este corazón desalentado”. Le convoca de nuevo la campana, nueva cita de Dios. Le acaricia una brisa, respiración de Dios. Ya no está solo el náufrago: una secreta música arrulla su nombre, como un beso, como una nana. Le convoca al amor, a la ternura: “¡Hijo, es hora de abrazarte!”.
bblanco

PORQUE ESTA ENFERMEDAD CORRE SIN PAUSA

Porque esta enfermedad corre sin pausa
al ritmo acelerado de las olas
del mar. Y con su estruendo
va inundando mi playa de tristeza.
Acudo a ti, Señor, tan desvalido,
con sed de ti, desierto y sin oasis.
Yo te llamo, Señor, y me respondes
con rotundo silencio, y hasta a veces
el silencio es callado y se desgarra
la ilusión de sanarme. ¡Tanta lucha!
Escucho una campana que a lo lejos
ensombrece esta noche, y como estrellas
titilan en mis pulsos los perfiles
del júbilo, poblando con sus luces
mi destierro de fiebre. La campana
suena con un dolor tan insistente
que me olvido de mí, por un instante.
Y pienso que tu voz es la que suena
en este corazón desalentado.
Que esta brisa que azota mi crepúsculo
sea tu aliento, Dios. Que tengo frío;
frío, como esos pájaros que vuelan
en bandadas, reptando el firmamento,
sin dejar huella, diminutos: manchas
grises en la amplitud de tu horizonte.
Que la brisa y el bronce que requiebra
este sosiego sea suave bálsamo
en las fatigas últimas que vienen
como náufragos, Dios, a la deriva.

Sí, suena la campana nuevamente
y oigo que tu voz me está llamando
por mi nombre: "¡Hijo, es hora de abrazarte!".

bblanco
bblancopraying6
bblanco
bblancoPORQUE TÚ SABES BIEN LO QUE TE QUISE
bblanco
bblancodiospresente18
bblanco
Lamenta el poeta, a lo Jorge Manrique, la transitoriedad del tiempo: “un suspiro, quizás, sea la vida”. No puedo tachar errores del pasado porque sí. “Yo no puedo escribir otras estrofas / en este libro antiguo de la vida / si llevas en tu rostro la tristeza.” ¿Entonces? Observa el mar y el río, que “siempre están cantando su alegría”. Hasta aquí, un sentencioso poeta reflexiona sobre la vida y sus tristezas.

De pronto, emerge el Teodoro Rubio piadoso y franco. Se dirige a Dios a tumba abierta confesando su alma, rasgando la tela del corazón, y se le entrega: “Porque tú sabes bien lo que te quise / en esta plenitud de las pasiones; / sí, sí, tú sabes lo que te quiero / aunque sea el silencio la respuesta…” Todavía todo, todo es posible, “mientras tengan / los días en su sombra la alborada / y el amor se renueve en el crepúsculo…” La sentencia de Jesús hacia María Magdalena levita secretamente sobre estas reflexiones: “sus pecados le son perdonados, porque amó mucho (Lucas 7,47). Obrando así, “se multiplique nuestra dicha”.
bblanco

UN SUSPIRO, QUIZÁS SEA LA VIDA

Un suspiro, quizás sea la vida,
porque pasan los años tan veloces
que no se oyen sus ondas, ni su estela
reviste los espacios transitorios.
No puedo comenzar otro argumento
del poema, sin antes acabarlo.
No puedo regresar en mi memoria
al principio. Borrar estos errores
que tiene nuestro libro es imposible.
Aún están los orgullos en el suelo.
No puedo detener tantos olvidos,
ni construir perdones que pasaron
con esa vibración del arco iris
cuando cesa la lluvia en la mañana.
Yo no puedo escribir otras estrofas
en este libro antiguo de la vida
si llevas en tu rostro la tristeza.
Sé feliz como el mar o como el río
que siempre están cantando su alegría,
y empieza un calendario en el que, Dios,
seas principio y fin de nuestra historia.
Porque tú sabes bien lo que te quise
en esta plenitud de las pasiones;
sí, tú sabes, Señor, lo que te quiero
aunque sea el silencio la respuesta
a las muchas preguntas que discurren
entre aurora y ocaso, en los otoños.
La longitud del día sobrevive
por el peso de amor sobre su cumbre,
la longitud de amor sobre su rostro
pervive por el peso de inocencia.
Todo aún es posible mientras siga
la semilla muriendo y dando fruto.
Todo, todo es posible, mientras tengan
los días, en su sombra, la alborada
y el amor se renueve en el crepúsculo.
Que así se multiplique nuestra dicha.

bblancodosfloresazu1

ADENDA. Se publicó en 2014, en español y árabe, una edición bilingüe, de 172 páginas, de “TU MANO TODO EL DÍA, y detrás de la tarde, la palabra”, en la editorial “Los libros de Umsaloua”, con traducción al árabe de Abdessalam Kharraz. Autor de los versos: Teodoro Rubio.

bblanco
bblancodividers73

TEODORO RUBIO
bblancoluminosa andadura
bblanco3
enlaces8

1. Fría desnudez del calendario

ENTREGA
CLARIDADES

2. Tu mano todo el día

PORQUE ESTA ENFERMEDAD CORRE SIN PAUSA
UN SUSPIRO QUIZÁS SEA LA VIDA

3. La memoria se cuelga en los balcones

MI MADRE SE PARECE A AQUELLA ENCINA
QUIERO VIVIR A ORILLAS DE LA VIDA

bblancodividers731


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Humor gráfico religioso

Humor gráfico religioso

P.Casaldáliga

Agustín De La Torre

Acción-formación social y ética

Acción-formación social y ética

Teología de la economía y Justicia como experiencia de Cuaresma

Agustín Ortega

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

El derecho a usar nuestra lengua común

Antonio Pérez Henares

Libros

Libros

'Alicia lo sabe', de María Campos

Vicente Torres

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Cristianismo y Secularidad

Francisco Margallo

CaféDiálogo

CaféDiálogo

¿Somos seres aislados?

José Luis Vázquez Borau

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Miedo de qué..?

Chris Gonzalez -Mora

Punto de vista

Punto de vista

Nueva tontería de Vidal-Folch

Vicente Torres

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Conozca Ud. a la futura capital Palestina: ABU DIS

Shimshon Zamir

El blog de Carlos Blanco

El blog de Carlos Blanco

La educación y la esperanza de la humanidad

Carlos Blanco

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Separatistas y yihadistas

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

10 consejos para optimizar el espacio y el rendimiento de los frigoríficos

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

El culpable es Donald Trump

Ángel Sáez García

Protestantes

Protestantes

La IEE pone la Biblia en el ‘altar’ del orgullo gay

Pedro Tarquis

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Josemari Lorenzo Amelibia

Pedro Miguel Lamet

Pedro Miguel Lamet

Porque atardece

Pedro Miguel Lamet

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El PSOE de Pedro Sánchez avergüenza.

Vicente A. C. M.

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

« Este es mi Hijo amado; escuchadlo »

Pedro Langa

Asomado a la ventana

Asomado a la ventana

Ni la demonización, ni la canonización de las redes sociales

José Luis Ferrando

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Domingo 2º Cuaresma B 2ª lect. (25.02.2018): “Nada nos puede separar del Amor” (Rm 8, 39)

Rufo González Pérez

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital