Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Julio Maruri 3. LOS AÑOS

Permalink 08.09.17 @ 20:15:00. Archivado en Espiritualidad, Pareja, Sexualidad, Poesía

bblanco
bblancolosanosmaruri1
bblanco
Nos hemos asomado, en dos anteriores entregas, al inicial poemario de Julio Maruri, “Las aves y los niños” (Proel, 1945). Dos años después premiado con accésit, da a conocer “Los años” (Adonáis, 1947), donde el autor “insiste en la herida de la temporalidad, con armónicos más existencialistas y poniendo el foco, ahora más claramente, en la pérdida amorosa.” Se trata de un libro de versos con 51 poemas de amor y desamor, que constituyen como un único extenso poema otoñal (en un autor de 27 años).
bblanco
Me parece interesante reproducir la respuesta del poeta montañés a un crítico que le preguntaba en 2009 por su experiencia personal de autor enamorado. Habla Maruri:

“El segundo libro, Los años, es ya una cosa muy de amor, de amor auténtico. Dije de amor auténtico; bueno, yo he llegado a aceptar esa palabra que dice que el amor no existe, que existen pruebas de amor. Si la poesía amorosa puede ser una prueba de amor, entonces se puede decir así. Y hay realmente en el poemario una experiencia grande de amor, y casi como algo imposible, inaccesible. Eso es lo que se lee a través de Los años.

Siempre, siempre me ha chocado que una mujer cante una copla de hombre y que un hombre cante una copla de mujer, y Los años puede leerlo una mujer, como mujer que ama, y puede leerlo un hombre, como hombre que ama. ¡Pero tampoco era como un método! Fue así, como dejando abierto el campo… También hay elementos estéticos: lo que podríamos llamar el dandi, de belleza y eso…”
bblanco
bblancodosfloresazu1
bblanco
algoquecanta18ALGO QUE CANTA SIN MÍ

En 1993, la Universidad Popular San Sebastián de los Reyes publicó una magnífica edición de la Poesía Completa hasta aquel año, de la obra lírica de Julio Maruri, con brillante epílogo de Carlos Bousoño. El poeta-pintor realizó hermosas ilustraciones para la portada y presentación de cada uno de los poemarios incluidos en la edición.

El dibujo de la pareja que preside la página de hoy ilustra los versos de “LOS AÑOS”. Un psicoanalista podría describir con sabiduría la riqueza interior del dibujante enamorado…
bblanco
bblanco
ME ENCUENTRO CON UN NIÑO

Iniciamos la presentación de hoy con la lectura de dos poemitas breves pero sugeridores sobre el tiempo como facilitador de memorias y de olvidos:

A la puerta de otoño / me encuentro con un niño. / Él camina ligero. /
Yo tropiezo, perdido. / Él se va, con la tarde, / sin temor al olvido. / Mi recuerdo se pierde / por todo lo vivido. / A la puerta de otoño / me he quedado dormido.

Éste es el mar. Aún me recuerda / aquella juvenil mañana. / Soy el de ayer. Aún me reciben / sus caracolas y sus flautas. / Éste es el mar que me contempla. / Soy junto al mar su sombra amarga. / Aún en la playa están mis huellas, / las diminutas y lejanas.
bblanco
bblancodosfloresazu1bblanco

rosa-en-mano18PERO LA FLOR CONTAGIA
DE PERFUME LA MANO

Breve meditación sobre el amor, que contrapone la seducción física del cuerpo (“el cuerpo nos ofrece / su contorno dorado”) y la espiritualidad del ser humano que no se satisface con el placer del cuerpo (“Pedimos más: el alma; / pedimos, suplicamos”).

Cuerpo y alma, alma y cuerpo, dos supuestas realidades en lucha para algunos, en abrazo integrativo para otros muchos.
bblanco

PERO LA FLOR CONTAGIA

Pero la flor contagia
de perfume la mano.

Sólo el alma no entrega
su aroma en el abrazo.

Bajo la noche espesa,
tendido a nuestro lado,

el cuerpo nos ofrece
su contorno dorado.

Pedimos más: el alma;
pedimos, suplicamos.

Y la noche nos tiñe
de tristeza los labios:

… porque el alma no entrega
su aroma en el abrazo.

bblanco
bblanco12-rosas-azules-tl_118
bblancoPERO NO LLEVO POR EL AIRE LA PROMESA BELLA DEL AGUA
bblanco
bblanconubeviajera18
bblanco
La necesidad comunicativa de Julio Maruri le invita a hablar a las nubes, que pasan por los días como él (¿hacia dónde?). Examinando su dolorida conciencia compara el útil vuelo de las nubes con su estéril vida: al tiempo que aquellas cruzan arrebatadas “para poblar de luz los campos”, el poeta se confiesa culpable de la muerte de su alma, que se pierde “por otros cielos”. Sorprende el ritmo aleteante de los versos, como volar de aves, que expresan con eneasílabos acentuados en cuarta sílaba, el seguro paso de las nubes, firme y preñado de generosas bendiciones.
bblanco

NUBES

Y si pasáis, también yo paso;
también un vago afán me arrastra,

pero no llevo por el aire
la promesa bella del agua.

Yo no paso, como vosotras,
para dar brotes a otras ramas.

Yo me pierdo estéril; conmigo
cruza la muerte de mi alma.

Yo me pierdo por otros cielos,
mientras cruzáis arrebatadas,

para poblar de luz los campos
en su retorno a la mañana.

bblanco
bblanco12-rosas-azules-tl_118
bblanco
bblancoAUNQUE LA MANO GUARDE SU CONTORNO DORADO
bblanco
bblancomanoarde18
bblanco
Los últimos versos de hoy, “Los años no cayeron, / se fueron marchitando…”, casualmente, son los que cierran el poemario “Los años”, donde el poeta, desengañado, retorna a la realidad: resultó el amor como un sueño imposible. Recordamos la respuesta que dio Maruri a quien le preguntaba por su experiencia amorosa en “Las horas”: “Y hay realmente en el poemario una experiencia grande, y casi como algo imposible, inaccesible…”

Se presentan, de nuevo, emparejados los versos; con generoso blanco de silencio alrededor. El enamorado poeta recoge sensaciones y revive emociones, descorriendo, un poco, para nosotros misteriosas cortinas de intimidad.

Dos observaciones finales del texto que comentamos... “Perseguimos el sueño…”: de nuevo, la lucha cuerpo/alma: “El alma pide, quiere; / pero el cuerpo apagado / ya no escucha los sones / de los perdidos años…” Segunda observación: a pesar de todo, guarda la mano todavía su contorno dorado…; no perdió el cuerpo la vieja memoria del amor y sus caricias…
bblanco

LOS AÑOS NO CAYERON…

Los años no cayeron,
se fueron marchitando.

Aún la mano conserva
su contorno de mano.

Soñábamos vivir
frente al mar del verano,

y el impalpable sueño
perseguimos nostálgicos,

pues la playa es la playa
y la fronda del árbol

se irisa, como siempre,
de rumor desmayado.

Perseguimos el sueño.
Aún quisiéramos darnos,

tender la vida joven,
gozar el joven pasmo.

El alma pide, quiere;
pero el cuerpo apagado

ya no escucha los sones
de los perdidos años,

… aunque la mano guarde
su contorno dorado.

bblanco
bblanconenasopla1
bblanco

JULIO MARURI

misteriosa inocencia
bblanco3
enlaces8

1. Las aves y los niños

A MI MADRE
YO SOY UN ÁRBOL

2. Celeste infancia que me llora

LOS PÁJAROS
CANCIÓN TRISTE
A CARLOS BOUSOÑO

3. Los años

PERO LA FLOR CONTAGIA
NUBES
LOS AÑOS NO CAYERON...

4. Poemas del tránsito

HOMENAJE A "GUALTERIO"
LOS RUISEÑORES 2
EN LA MUERTE DE JOSÉ LUIS HIDALGO

5. Lo nuevo que nacer quiere

OTRA VEZ
EL DESEO
EL HOMBRE NUEVO

6. Pájaro de la noche

PÁJARO DE LA NOCHE
QUE SE HA PERDIDO EL AMOR
EL DERECHO A LA FUGA

bblanconenasopla1


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Cuatro piezas por el precio de una

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Sufriste pasión. Puntos de meditación 26-9-17

Josemari Lorenzo Amelibia

Hermosillo

Hermosillo

Los brigadistas inventaron a Frida Sofia: SEP

Efrén Mayorga

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Trapero or Trapote? That is the Catalonia question.

Chris Gonzalez -Mora

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela La Guillotina que es Caracas Caiga Quien Caiga por @angelmonagas

Angel Monagas

Poemas

Poemas

No, no es muy agraciado y su rostro que es de piedra,

José Pómez

Por un mundo mejor

Por un mundo mejor

Prefiero encender una vela, a maldecir las tinieblas

Mundo Mejor

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Cristianismo y Teología

Francisco Margallo

Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

Una oportunidad para educar de verdad y en la verdad

Vicente Luis García

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

La gran estafa del nacionalismo

Antonio Pérez Henares

En la frontera

En la frontera

La renuncia

Joaquín Iglesias

Tras mi vidriera

Tras mi vidriera

Ha muerto Tuto Méndez, un gestor bueno

Luis Espina

Fratría

Fratría

La palabra (y Claves de la vida 61)

Andrés Ortíz-Osés

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Els segadors, escuela de odio

Manuel Molares do Val

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Redimir a los cautivos. Opresión social y opresión nacional

Xabier Pikaza Ibarrondo

Teología sin censura

Teología sin censura

Odio las fronteras

José Mª Castillo

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

LA VERDAD NO SE DICE, SE HACE

Tomas Muro Ugalde

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Las exportaciones israelíes superan los 100.000 millones de dólares ...

Shimshon Zamir

Punto de vista

Punto de vista

Hoy, día del héroe catalufo

Vicente Torres

cl@sicodigit@l

cl@sicodigit@l

María Dueñas, vigor, talento y juventud

Paulino Toribio

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital