Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Julio Maruri 1. LAS AVES Y LOS NIÑOS

Permalink 05.09.17 @ 12:15:00. Archivado en Espiritualidad, Psicología, Poesía

bblanco
juliomaruri339Iniciamos la presentación, comentario y ambientación gráfica de versos del santanderino poeta-pintor Julio Maruri (1920), enmarcándole, generación de posguerra, en la entrañable familia proeliana (José Hierro, José Luis Hidalgo, Manuel Arce…) conocida pedagógicamente como “Quinta del 42”. Comparten todos ellos la inquietud existencial y búsqueda de caminos humanizadores en un tiempo agítadísimo de violencia y conmoción personal y comunitaria. Es muy notable la habilidad del poeta del norte para concentrar hondos pensamientos, brillantes metáforas, sugerentes símbolos, en el escaso cauce de versos bien medidos y generoso caudal.
bblanco
bblanco
maruri_antpoetica18"ANTOLOGÍA POÉTICA"

Recientemente, a sus 94 años, nos sorprendió Julio Maruri con la entrega de su última “Antología poética” (Visor, 2014). Nos ofrece la contraportada un interesante pantallazo de la obra lírica del veterano autor:

“Podemos concluir –leemos– que la creatividad de Julio Maruri (el poeta-pintor), su concienzudo y concienciado tejer espacio y tiempo mediante palabras, trazos y colores, responde, como dice el mismo poeta, a un corazón maltrecho. Su trayectoria literaria, artística y vital es, sin lugar a dudas, atípica y compleja. No ha de dejar indiferente a nadie.”
bblanco

lasavesyninos128“LAS AVES Y LOS NIÑOS”, SU PRIMER POEMARIO

Con 25 años, edita en “Proel” Julio Maruri su inicial poemario “Las aves y los niños” (1945). Es curioso: a tan tierno, tan luminoso título le dibuja a continuación la palabra aguafiestas ("ELEGÍA"). Bien lo explica Carlos Alcorta cuando escribe: Se trata de un canto por la infancia perdida, sin dramatismos ni excesos retóricos, con una poesía desnuda que economiza verbalmente el lenguaje hasta extraer el significado puro de la palabra.”

Esta magnífica entrega de versos viene avalada por un poeta amigo, que será un día reconocido Nobel de Literatura: Vicente Aleixandre, que acaba de conocer en visitas furtivas de joven soldado que cumple servicio militar. A su maestro Aleixandre, a su amigo Vicente, dedicará la cuidada edición de “Las aves y los niños”. (Si os interesa el relato biográfico de Maruri sobre su primera entrevista con Vicente en otoño de 1943, pulsar aquí.) Nos detendremos hoy, muy esquemáticamente, en dos importantes poemas del libro: “A mi madre” y “Yo soy un árbol”.
bblanco

Julio_Maruri_1949_18LA ENCARNACIÓN DE JULIO MARURI

En su libro de relatos autobiográficos “Los encuentros” dedica Vicente Aleixandre uno muy hermoso al poeta montañés: “La encarnación de Julio Maruri”. Se lo imaginará como un pájaro. Así lo describe: “Había nacido en Santander; y no fue, como alguien se lo pensaría, en lo sumo de un árbol, dentro de un nido, bajo la clemencia de las solas hojas verdes, mientras durasen”. Y más adelante: “Pero a la vista, su ala estaba entera, y además no era un gorrión, porque tenía voz” Y llegamos al suceso. Así nos lo refiere:

Llegó un día que acabó el retrasado servicio militar, y del uniforme salió aquella criatura frágil y disculpante, y sonrió con alegría comunicativa. Durante algún tiempo vivió casi como sus pájaros. Estaba recién aparecido su libro “Las aves y los niños”, y como los pájaros vivía… casi del cielo. Pero no dormía en una ramita benigna, bajo una cúpula de verdor, sino en una habitación sombría de una sórdida pensión donde no había ni una ventanita para el ala y donde el día y la noche no se notaban, si no se echaba a la calle para saberlo. Pero el trino seguía sonando, el verso encendido y dorado, la voz transida, de un volumen casi imposible en aquella garganta insignificante.”

bblanco

bblancoYA NO SOY NIÑO, TÚ LO SABES
bblanco
bblancomadreabrazahijo1
bblanco
Poema cargado de corazón en permanente juego de miradas de ternura y de duelo. Miradas a la madre: “Oh qué tristeza verte, madre; / madre sin niño, madre sola." “Me has de ver niño hasta la muerte.” Miradas al niño: “Niño que llora. Yo aquel niño”, “He ido creciendo con los días”. En los versos finales se acaricia el misterio, se integran los contrarios en pascual aleluya: “Pero yo canto. Yo no niego / esta niñez que me diste. / Pájaro soy, y vuelo, y trino. / Pueblo tu tarde, y vuelo, y canto.” Todo es posible en la barca del tiempo: “Me tienes niño… todavía. / Hombre me tienes…”
bblanco

A MI MADRE

Me tienes niño todavía.
Me has de ver niño hasta tu muerte.
Hasta que ya cansada marches
hacia ese cielo de las madres.

Ya no soy niño, tú lo sabes.
Aunque tus ojos bajes, como
cuando era niño y los posabas
sobre las yerbas, por mirarme.

He ido creciendo con los días.
Ahora soy hombre, y tú lo lloras.
Me diste al mundo, en tu inocencia
-oh, limpia madre-, y a los pájaros.

Pero los pájaros van altos.
El mundo es duro, marcha ciego,
va sin miradas hacia el niño
que tú has perdido para siempre.

Niño que llora. Yo aquel niño.
Mi mano ausente de tu mano.
Oh, qué tristeza verte, madre;
madre sin niño, madre sola.

Pero yo canto. Yo no niego
esa niñez que me diste.
Pájaro soy, y vuelo, y trino.
Pueblo tu tarde, y vuelo, y canto.

Me tienes niño... todavía.
Hombre me tienes. Voy rozando
la transparencia de tu cuerpo,
niño en la tierra cuando canto.

bblanco
bblancodandocuerda18
bblancoYO SOY EL ÁRBOL, EL ALIVIO...
bblanco
bblanconeneyave12
bblanco
Desde el dolor vivido en la guerra española y la conflagración europea, toma conciencia Maruri de la brevedad de la vida y la proximidad de la muerte, y evoca felices tiempos de niño querido y libre. Observa pájaros y niños, en movimiento como el aire que “viene, llega y pasa / lleno de alas”. Y se siente solidario y dichoso (“Yo sonrío”). Le gustaría ser árbol, un árbol que arrope pájaros y proteja niños. “Viviente y redimido” vuela con ellos…
bblanco

YO SOY UN ÁRBOL

Yo no pregunto nunca. Veo
volar un pájaro, ir un niño.
Alzo mi frente al aire puro
y no pregunto nunca, y miro.

Mi alma en el aire, despertada,
sabe que es bueno el ir del niño,
siente que es grato amar al aire,
y amar al pájaro continuo.

Pájaro y niño van y vienen.
Nunca preguntan su destino.
El aire viene, llega y pasa
lleno de alas. Yo sonrío.

Todo me dice su respuesta.
Yo soy el árbol, el alivio
del largo vuelo de las aves,
del juego triste de los niños.

Mis brazos altos, tiernas ramas,
y mis cabellos afligidos
son, coronados de alto vuelo,
árbol viviente y redimido.

bblanco
bblanconenasopla1
bblanco

JULIO MARURI

misteriosa inocencia
bblanco3
enlaces8

1. Las aves y los niños

A MI MADRE
YO SOY UN ÁRBOL

2. Celeste infancia que me llora

LOS PÁJAROS
CANCIÓN TRISTE
A CARLOS BOUSOÑO

3. Los años

PERO LA FLOR CONTAGIA
NUBES
LOS AÑOS NO CAYERON...

4. Poemas del tránsito

HOMENAJE A "GUALTERIO"
LOS RUISEÑORES 2
EN LA MUERTE DE JOSÉ LUIS HIDALGO

5. Lo nuevo que nacer quiere

OTRA VEZ
EL DESEO
EL HOMBRE NUEVO

6. Pájaro de la noche

PÁJARO DE LA NOCHE
QUE SE HA PERDIDO EL AMOR
EL DERECHO A LA FUGA

bblanconenasopla1


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Asomado a la ventana

Asomado a la ventana

San Antón, un hospital de campaña

José Luis Ferrando

La Iglesia se hace diálogo

La Iglesia se hace diálogo

¿Habrá un juicio final? (26.11.17)

Jesús Espeja

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

“Mantenemos nuestra vocación sacerdotal”.

Josemari Lorenzo Amelibia

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Black Friday, Viernes negro: mercado de esclavos (esclavos del mercado)

Xabier Pikaza Ibarrondo

No más mentiras

No más mentiras

Las grandes ciudades y sus infiernos II

Antonio García Fuentes

Humor gráfico religioso

Humor gráfico religioso

Francisco y la buena gente

Agustín De La Torre

Atrévete a orar

Atrévete a orar

MI PAPÁ ES UN CURA CÉLIBE

Rufo González Pérez

Religión Digital

Religión Digital

Iglesia hacia el 31-33

Religión Digital

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El difícil retorno a la legalidad (28)

Vicente A. C. M.

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

El Mito de la Globalización Neoliberal

Francisco Margallo

Mi vocación

Mi vocación

La venida del Hijo del Hombre, pastor, rey y juez del universo

Sor Gemma Morató

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

El Rezongón. Dios, el hombre, la política y los valores morales (III)

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Bellos sonidos del piano

Jose Gallardo Alberni

Hermosillo

Hermosillo

Aprueba PRI convocatoria para elegir candidato presidencial

Efrén Mayorga

Terra Boa

Terra Boa

Tendiendo puentes entre la verdad y el amor: ¿Homosexuales cristianos? (José L. Caravias SJ)

José Ramón F. de la Cigoña

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

Cómo se derrota al Gobierno de Nicolás por @Angelmonagas Caiga Quién Caiga

Angel Monagas

Blog del Padre Fortea

Blog del Padre Fortea

Porque en este blog también hay lugar para las cosas serias

Padre Fortea

Poemas

Poemas

Comunicado

José Pómez

Diario nihilista de un antropólogo

Diario nihilista de un antropólogo

¿Qué fiestas?

Manuel Mandianes

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Hasta el infinito de Rajoy

Chris Gonzalez -Mora

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital