Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Carlos Murciano 6. ESTE CLARO SILENCIO

Permalink 09.04.17 @ 11:30:00. Archivado en Espiritualidad, Psicología, Poesía

bblanco
CARLOS-MURCIANO809Presentaremos hoy el importante libro de Murciano “Este claro silencio”, publicado en 1970 con destacado galardón de Premio Nacional de Literatura. Se aproxima el poeta andaluz a la cuarentena de la madurez y lo demuestra en la notable calidad del celebrado poemario. Viene presidido el primer título por cuatro versos de Juan Ramón: “Creímos que todo estaba / roto, perdido, manchado… / –Pero, dentro, sonreía / lo verdadero, esperando–.” Vacila el lirico arcense entre la parálisis literaria y la escritura. Pero, al fin, se decide el corazón, que le sonríe, y escribe confiado desde la libertad y la maduración (versos finales): “La palabra no brota / de los labios. Asombro. / Una mirada –¿rota?– / dice lo que no nombro. / Empiezo. Lento, vuelvo / la página. Y escribo. / Y en la tinta me absuelvo / y me condeno. Y vivo.
bblanco
bblanco
pozo49ACÉRCATE AL BROCAL, BEBE SIN MIEDO

Entre los 29 títulos de la publicación encontramos un soneto, “Este claro silencio”, que así se expresa en tercetos que desarrollan la interioridad como pozo del que beber: Acércate al brocal, bebe sin miedo / y camina después hacia ese ruedo / sin barreras, sin toro y sin testigos. / Yo te bendigo, te bendigo. Anda. / Echa ya a andar, que la esperanza manda / y sangra la amapola entre los trigos.

Entre la rica variedad de poemas del presente libro, hemos seleccionado, casi aleatoriamente, tres de gran humanidad y exquisito estilo literario, según acostumbra Carlos Murciano: La nube”, “El regresado” y “La visita”. Ambientamos inicialmente cada uno de ellos.

bblanco
bblanconubesol19
bblancoY HA MOVIDO LA MANO EN UN GESTO DE ADIÓS
bblanco
bblanconenanube49
bblanco
El primer poema, “La nube”, está protagonizado por una niña de tres años y una nube, que dialogan. También, al final, conversa con la nube el poeta niño, para quien el personaje celeste es visto, al igual que la pequeña, como “humo de Dios” que le trae “la paz, la sombra buena, la caricia / de lo infinito…”; humo, nube, tiempo… “soplo de eternidad…”

No es infrecuente encontrarse, en la obra de Murciano, fascinantes historias líricas para pequeños (fue galardonado en 1982 con el “Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil”, por la novela para adolescentes “El mar sigue esperando”). De momento, disfrutamos los versos de “La nube”, el ingenuo saludo “Hola, humo”, de la pequeña que se sube al cristal de la ventana, y la experimentada desilusión, la “memoria cansada”, del juglar mayor que canta el paso del tiempo, que lamenta el veloz devenir de la vida hacia las últimas palabras…
bblanco

LA NUBE

Mi hija –tres años cortos–, hoy
que empieza mayo y atardece,
ha venido a mi cuarto,
a mi silencio laborioso,
ha empujado una silla hasta la gran ventana
y luego de alcanzar difícilmente
–tropezando, trepando– la estatura precisa,
ha apoyado su frente en el cristal,
ha puesto en el azul sus –más que celestes, mágicos–
ojos en donde habita la sorpresa
y ha dicho en voz muy baja, casi
confidencial, de vieja amiga: “Hola,
humo.”
bblancoY ha movido la mano en un gesto de adiós,
de bienvenida acaso.
Cruza, lenta, la nube, mansa. Dice
“adiós” o bien “por un instante
me quedaré contigo”. Luego sigue
yéndose, derramándose, siendo nada,
es decir, todo.
bblanco“Hola,
humo de Dios, forma del tiempo, soplo
de eternidad, nube que traes –llevas–
la paz, la sombra buena, la caricia
de lo infinito, a las pupilas claras
de una niña que ignora –que tanto sabe–, a
la memoria cansada de un hombre que comprende
que a medida que pasas, humo, nube, tiempo,
menos te alcanza, menos te conoce,
más te vas de sus manos que un día te tuvieran.”

bblanco
bblancoEscudo_de_arcos_de_la_frontera19
bblanco
bblancoY EN LA MANERA DE PARTIR EL PAN, ME CONOCISTE, MADRE
bblanco
bblancopartepan29
bblanco
Hermoso poema muy en sintonía con el bíblico relato de “El hijo pródigo”, que regresa al hogar con cierta reticencia de algún familiar. Quizá faciliten pistas los versos de “31 de julio”, poema de “Un día más o menos”, cuando el juglar de Arcos regresa en agosto, de vacaciones, al pueblo de su niñez, y se siente acogido por el alma de la villa: he vuelto “cuando todo me esperaba”. Dicen así los versos finales: “Nadie, nunca, / sabrá que, al comprender que me sería / fácil recuperar lo que perdiera / niño, he roto a llorar, hombre, de gozo / y pena y soledad y compañía.”

En “El regresado” de hoy, la alegría por el retorno se centra, más que en el paisaje urbano, en el calor familiar (padre, madre, hermanos). Y es muy tierna y bíblica la noticia del reconocimiento por el sencillo y peculiar gesto de partir el pan.
bblanco

EL REGRESADO

Y cuando hubo pasado mucho tiempo,
mucha distancia,
mucho dolor de no estar juntos,
regresé, madre. Había cedido el sol,
se había entregado el pueblo al silencio más hondo
como al amor la moza en los pinares,
y el jilguero callaba junto al pozo encalado.
Hallé el portón abierto, dispuesto el comedor,
la loza preparada.
bblancoTú estabas donde siempre;
padre, serio, en su sitio; en torno los hermanos.
¿Y este que irrumpe así –os preguntábais–,
que ahora acerca la silla, desdobla
la servilleta, ocupa ese lugar
tal si de siempre le perteneciera,
quién es?
bblancoOs leía en los ojos la pregunta,
la duda, la inquietud
de compartir conmigo
mesa, mantel, ternura y compañía.
Tomé la hogaza candeal con mano
que no temblaba
y en la manera de partir el pan
me conociste, madre.

bblancocor1061
bblanco
bblancoARDE LA LEÑA Y, CON LA LEÑA, ARDO
bblanco
bblancohombreyfuego19
bblanco
Quizás ayuden a descubrir la maravilla del diálogo interior, los siguientes pensamientos del propio Carlos Murciano, que así escribió en sus “Notas para una poética: “La poesía tiene su honda vena misteriosa, indescifrable: su cangilón secreto. Y el agua que éste encierra y vierte, si clara, no deja ver con nitidez el fondo. Por fortuna. Poesía, clarísimo misterio.” Decía Teresa de Ávila a sus monjas: "No estamos huecas por dentro, hijas".
bblanco

LA VISITA

bblanco“Alguien que soy yo mismo me visita”
bblancoH. E. PEDEMONTE

Hoy he venido a verme y he salido.
No estoy. (No está. No estás.) Aquí me aguardo.
Aquí me siento. Y punto. ¡Cuánto tardo!
Definitivamente, me he perdido.

No sé volver. El fuego está encendido.
Arde la leña y, con la leña, ardo.
Pero estoy fuera, en el umbral del cardo,
clavándome sus púas, y aterido.

No me paré a pensar que me esperaban
ni que yo mismo me visitaría.
(No está. No estás.) No hay nadie aquí. Me voy.

Desde otras soledades me llamaban.
Salí. No he vuelto. Volveré. Otro día
volveré a visitarme, por si estoy.

bblanco
bblancoarcos-de-la-frontera199

bblancoCARLOS MURCIANO
bblancoMisterio y luz en la poesía de Carlos Murciano
bblanco3
enlaces8

1. Amatorio

DONDE EL POETA EXPLICA CÓMO Y POR QUÉ COMPARTE
bblancoCON LA AMADA UN VASO DE VINO
DONDE EL POETA DICE DE UNOS SENOS DE MUCHACHA
DE LO QUE OCURRIÓ EN LA PLAYA DE EL PUERTO
bblancoDE SANTA MARÍA

2. Amatorio 2

HABLA EL POETA A LA AMADA, POR VEZ PRIMERA, DE SUS
bblancoDOS HIJAS
OYE EL POETA A LA AMADA CANTAR A SUS DOS HIJAS
OYE EL POETA A LA AMADA CANTAR ENTRE PUCHEROS

3. Un día más o menos

8 DE DICIEMBRE
18 DE NOVIEMBRE
18 DE MARZO

4. Desde la carne al alma

HABLANDO CLARO
RÉQUIEM POR UN HOMBRE
DIOS ENCONTRADO

5. Los años y las sombras

JAULA VACÍA
EL ARCÓN
LA AZOTEA

6. Este claro silencio

LA NUBE
EL REGRESADO
LA VISITA

7. Abuelo Dios

ABUELO DIOS
PERRO DIOS
A UNA NOVICIA QUE EL POETA VIO EN LA GALERÍA DEL
bblancoCONVENTO QUE VISITABA

8. Epitafio y bromas

DONDE EL POETA COMPARTE SU LECHO POR VEZ PRIMERA
EPITAFIO PARA UNA MONJA ANCIANA
DE UN LUGAR SECRETO QUE TENÍA LA AMADA

bblanco
bblancoarcos-de-la-frontera199


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Un país a la deriva

Un país a la deriva

Mossa no, mosso legionario.

Vicente A. C. M.

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

“Uno de nuestros objetivos” por Henrique Cymerman

Doctor Shelanu

Diálogo sin fronteras

Diálogo sin fronteras

"Que tu Misericordia, Señor,venga sobre nosotros como lo esperamos de ti"

Carmen Bellver

Corrupción global

Corrupción global

2008 Las altas tasas de paro juvenil son culpables principales de que cantidad de jovenes se afilien en células y estén con la obsesión de asesinar en masa.

Luis Llopis Herbas

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

La receta del desastre

Guillermo Gazanini Espinoza

Punto de vista

Punto de vista

Islam y nacionalismo

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

6 curiosidades del vino que (quizá) aún se desconocen

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Duele lo de Venezuela

Ángel Sáez García

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Niccolò, mi joven amigo toscano

Chris Gonzalez -Mora

Jesús Arameo

Jesús Arameo

¿Y qué pasa con el rostro de Jesús?

Vicente Haya

Speculum

Speculum

Islam sí, pero no todo…

Alfredo Sepúlveda

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Obispos. Leguleyos

Josemari Lorenzo Amelibia

El barón rampante

El barón rampante

La “Pietá” del asesino

Jesús Bastante

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Misa de la tierra sin males (P. Casaldáliga)

Francisco Margallo

Opinión

Opinión

A vueltas con España - Demasiadas dudas ante el ISIS

Opinión

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

“Los amigos de Jesús. Juan hijo de Zebedeo. ¿Quién era realmente este personaje?”. Los discípulos de Jesús (X) (896)

Antonio Piñero

Imágenes de la buena noticia

Imágenes de la buena noticia

Vegetación

Maximino Cerezo Barredo

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Los odiadores censuran (II)

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Bach, preludio y fuga BWV 545

Jose Gallardo Alberni

Poemas

Poemas

Finos hilos sedales empatados.

José Pómez

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital