Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Carlos Murciano 4. DESDE LA CARNE AL ALMA

Permalink 01.04.17 @ 15:00:00. Archivado en Espiritualidad, Psicología, Poesía

bblanco
CARLOS-MURCIANO769Nos asomamos, en esta entrega, a versos casi contemporáneos de “Un día más o menos” (pulsar aquí), intenso manantío de poesía existencial de arriesgado y emocionante compromiso personal con la aventura de vivir. “Desde la carne al alma” se titula el poemario que hoy memoramos y que, en convicción de Francisco Arias Solís, “contiene los poemas decisivos y últimos de esta búsqueda”. Búsqueda y encuentro son, acaso, los dos términos que mejor sintetizan el proceso radical de la experiencia de Carlos Murciano por la noche de las preguntas, y su deslumbramiento por los mediodías de la fe.

BÚSQUEDA Y ENCUENTRO

Dos ejemplos de oscuridad y reto podrían ser “La prueba” y “Así como nosotros”. En el soneto “La prueba”, se identifica el poeta de Arcos con el crucificado de la duda y de la sangre; y, en conmovedor juego de roles, le pide a Dios. “Y tú, ya arrepentido y vacilante, / déjate ser Tomás y hunde tu dedo, / Señor mío y Dios mío, en mi costado.”
bblanco
El siguiente poema es “Así como nosotros”. Reconoce Carlos Murciano al Señor: “te lo debemos todo”, y a continuación le increpa: “Dios mío, reconócelo, estás / en deuda con nosotros…” Y, dando la vuelta al Padre Nuestro, así cierra el poema: “olvida todo el daño, todo el mal que te hicimos / y perdónanos luego interminablemente. / Así como nosotros, Señor, te perdonamos.”

Se presentan a continuación dos poemas de queja y desconsuelo, “Hablando claro” y “Réquiem por un hombre”, y unos exquisitos versos, “Dios encontrado”, de experiencia de fe y misteriosa Presencia…

bblanco
bblancoSOLO UN MUÑECO QUE SE MUEVE EN LA PALMA DE TU MANO
bblanco
bblancoEn-las-manos-de-Dios19
bblanco
Impresionante soneto increpando a Dios por su misteriosa voluntad creadora y conservadora del mundo y del hombre, por su moral (”Palabra que no sé por lo que peco”). Y, ya en los versos finales, por su incomprensible, su arbitraria providencia sobre la aventura existencial de cada ser. En crisis de fe y certezas, como Unamuno o Blas de Otero, demanda Carlos Murciano razones para creer y obrar con rectitud y convicción.
bblanco

HABLANDO CLARO

Las cosas claras, Dios, las cosas claras.
¿Acaso te pedí que me nacieras,
que de dos voluntades verdaderas,
de barro y llanto, Dios, me levantaras?

¿Acaso te pedí que me dejaras
en mitad de la calle -en las aceras
se apiñaba la vida- y que te fueras:
y que con tu desdén me atropellaras?

Palabra que no sé por lo que peco.
Palabra que procuro, mas en vano,
llenar tu hueco, rellenar mi hueco.

Pero soy nada más Carlos murciano.
Ni hombre ni nada, Dios, solo un muñeco
que se mueve en la palma de tu mano.

bblancoplumaypapel1
bblanco
bblancoQUE NO SE BORRE ANDRÉS DE TU MEMORIA
bblanco
bblancotumbadenene19
bblanco
Carlos Murciano interpela al Señor de la Vida, preguntándole por un niño, “carne de días”, que acaba de fallecer, acaso su propio hijo. ¿Le conocías, Señor? "No dices nada..." Repite el poeta por tres veces el nombre del niño, Andrés. Y suplica personalmente –plegaria que nace de su fe en un Dios Poderoso– “que no se borre Andrés de tu memoria”. Parece que ha llegado a la familia una nueva criatura que sustituirá al fallecido (“porque alguien está donde él estuvo...”). ¡Pero no es lo mismo! El que se fue se llamaba Andrés (“Réquiem por un hombre”); se cerró con la muerte el ciclo de su breve historia entre nosotros. Descanse para siempre, Dios mío, Dios nuestro, acunado en tus brazos de Padre...
bblanco

REQUIEM POR UN HOMBRE

Hoy se ha acabado Andrés. Vivía. Era
un hombre más. Señor, ¿le conocías?
Te lo presentaré: carne de días
encerrada en un alma verdadera.

O al revés. Ya no importa. Lo que fuera.
Un hombre, un nombre: Andrés. Señor, decías?
No dices nada. En fin: sus alegrías
estrenan hoy un traje de madera.

¿Sus alegrías? Bueno, si las tuvo.
Tristezas, más. Me consta y lo comprendo.
Menos o más, cerraron una historia.

Porque alguien está ya donde él estuvo,
Carlos, un hombre más, te está pidiendo
que no se borre Andrés de tu memoria.

bblancoplumaypapel1
bblanco
bblancoDIOS ESTÁ AQUÍ, SOBRE ESTA MESA MÍA
bblanco
bblancomanopluma313
bblanco
“Poesía, clarísimo misterio”, escribió barrocamente Carlos Murciano. Angustiado por el latido del tiempo y su inexorable y brusca aniquilación en cada ser vivo, se deja traspasar, en un segundo movimiento de descubrimientos, por el gozoso regalo de una luz repentina, que echa a rodar por dentro ideas y palabras.” Notable joya literaria y espiritual.
bblanco

DIOS ENCONTRADO

Dios está aquí, sobre esta mesa mía
tan revuelta de sueños y papeles;
en esta vieja, azul fotografía
de Grindelwald cuajada de claveles.

Dios está aquí. O allí: sobre la alfombra,
en el hueco sencillo de la almohada;
y lo grande es que apenas si me asombra
mirarlo compartir mi madrugada.

Doy a la luz y Dios se enciende; toco
la silla y toco a Dios; mi diccionario
se abre de golpe en "Dios"; si callo un poco
oigo jugar a Dios en el armario.

Abro la puerta y entra Dios –¡si estaba
ya dentro...!–; cierro, y sale, mas se queda;
voy a lavar mi cara y Dios se lava
también y el agua vuélvese de seda.

Dios está aquí: lo palpo en mi bolsillo,
lo siento en mi reloj y, aunque me empeño,
ni me sorprendo ni me maravillo
de verlo tan enorme y tan pequeño.

Me lo dobla el cristal, me lo devuelve
hecho yo mismo –Dios, perdón– su frío
y no acierto a explicarme por qué envuelve
su cuerpo en este pobre traje mío.

Hoy he encontrado a Dios en esta estancia
alta y antigua en donde vivo. Hacía
por salvar, escribiendo, la distancia
y se me desbordó en lo que escribía.

Y aquí sigue: tan cerca que me quemo,
que me mojo las manos con su espuma;
tan cerca, que termino, porque temo
estarle haciendo daño con la pluma.

bblanco
bblancoarcos-de-la-frontera199

bblancoCARLOS MURCIANO
bblancoMisterio y luz en la poesía de Carlos Murciano
bblanco3
enlaces8

1. Amatorio

DONDE EL POETA EXPLICA CÓMO Y POR QUÉ COMPARTE
bblancoCON LA AMADA UN VASO DE VINO
DONDE EL POETA DICE DE UNOS SENOS DE MUCHACHA
DE LO QUE OCURRIÓ EN LA PLAYA DE EL PUERTO
bblancoDE SANTA MARÍA

2. Amatorio 2

HABLA EL POETA A LA AMADA, POR VEZ PRIMERA, DE SUS
bblancoDOS HIJAS
OYE EL POETA A LA AMADA CANTAR A SUS DOS HIJAS
OYE EL POETA A LA AMADA CANTAR ENTRE PUCHEROS

3. Un día más o menos

8 DE DICIEMBRE
18 DE NOVIEMBRE
18 DE MARZO

4. Desde la carne al alma

HABLANDO CLARO
RÉQUIEM POR UN HOMBRE
DIOS ENCONTRADO

5. Los años y las sombras

JAULA VACÍA
EL ARCÓN
LA AZOTEA

6. Este claro silencio

LA NUBE
EL REGRESADO
LA VISITA

7. Abuelo Dios

ABUELO DIOS
PERRO DIOS
A UNA NOVICIA QUE EL POETA VIO EN LA GALERÍA DEL
bblancoCONVENTO QUE VISITABA

8. Epitafio y bromas

DONDE EL POETA COMPARTE SU LECHO POR VEZ PRIMERA
EPITAFIO PARA UNA MONJA ANCIANA
DE UN LUGAR SECRETO QUE TENÍA LA AMADA

bblanco
bblancoarcos-de-la-frontera199


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Miradas cristianas

Miradas cristianas

Todos somos...

José Ignacio González Faus

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Alegría y esperanza ante el anuncio del Sínodo Amazónico

César Luis Caro

Religión Digital

Religión Digital

Un lema para todos: "Sé valiente, la misión te espera"

Religión Digital

Punto de vista

Punto de vista

Dos pelmas y un destino

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El valor gastronómico de las plantas silvestres centrará el Simposio que organiza Basque Culinary Center

Juan Luis Recio

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Luces y sombras en torno al hambre en el mundo

Alejandro Córdoba

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

La partida de ajedrez (Rajoy vs Puigdemont)

Antonio Cabrera

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Valientes cobardes y viceversa

Manuel Molares do Val

Entre dos luces

Entre dos luces

Feminismo en mujeres de carne y hueso.

Santiago Panizo

Opinión

Opinión

Conspiraciones contra la humanidad. La agenda de los amos del mundo.

Opinión

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Como el padre Ángel y otros

Josemari Lorenzo Amelibia

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

A Dios lo que es de Dios

Javier Velasco y Quique Fernández

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

Creer en Dios o creer en Jesús. Aldo Conti y las memorias secretas del cardenal Martinetti (II) (924)

Antonio Piñero

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

¿Adónde vas Europa? [2] por Eduard Yitzhak

Doctor Shelanu

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Cristianismo y Secularidad

Francisco Margallo

No más mentiras

No más mentiras

Lola Flores, los Botín y “otros botines” (Recordando tiempos pasados)

Antonio García Fuentes

Plano picado y contrapicado

Plano picado y contrapicado

Marketing poco serio

Pedro Rizo

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

¿Por qué arde Galicia? Un largo, largo incendio

Xabier Pikaza Ibarrondo

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Tía Leo y su "chup-chup" Gallina Blanca, criando generaciones de españolitos con buen sabor

Chris Gonzalez -Mora

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El hundimiento de España (16)

Vicente A. C. M.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital