Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Vicente Aleixandre 6. EL NIÑO DE VALLECAS

Permalink 21.02.17 @ 07:00:00. Archivado en Espiritualidad, Psicología, Poesía

bblanco
aleixandre-pcompletasAlejandro Duque, en prólogo a las “Poesías completas” de Aleixandre (Visor), nos ofrece la siguiente descripción del visionario poeta de “Sombra del paraíso”: “El de la primera época es un ser sobrehumano, puro, auténtico, por su lengua habla la naturaleza. Es el amante. Un ángel mortal que viene de un mundo platónico. En ocasiones recibe, como elogio máximo, el nombre de “poeta”, y está lleno de una sabiduría que no le pertenece: una fuerza incognoscible, un espíritu habla por su boca."

Señala, a continuación, cualidades del lírico de “Historia del corazón” y sucesivos poemarios, que revelan al “poeta de la época de realidad” que “no puede ser ya una criatura elemental, gigantesca o angélica, como lo fuera antes, sino que es el poeta terrenal de carne y hueso, el poeta de la conciencia sin desfallecimiento…”

Así resume Alejandro Duque las dos vertientes, la cósmica y la histórica, la doble misión del poeta: “Como en un fulgurante y nuevo Pentecostés, las fuerzas incognoscibles de la tierra han hablado en la obra de Vicente Aleixandre, y por boca del poeta también los hombres han cantado y se han expresado y reconocido…”
bblanco

EN UN VASTO DOMINIO
enunvastodominio5
A los ocho años de aparecer “Historia del corazón” presentaría Vicente Aleixandre una amplia colección de 62 poemas, “En un vasto dominio” (1962), que enriquecería notablemente su producción realista con inolvidables títulos. De sus seis capítulos, nos asomaremos tímidamente a dos de ellos, “El pueblo está en la ladera” y “Retratos anónimos”, de los que seleccionamos a continuación el poema “Niño de Vallecas”, inspirado en un óleo velazqueño.

bblancopaletamov
bblanco
bblancoPIDE SER VISTO. Y MÁS: MIRADO, SALVO
bblanco
bblanco Diego_Velazquez_0422
bblanco
La figura representada en este velazqueño retrato que suele fecharse hacia 1636, podría ser Francisco Lezcano, apodado “El Niño de Vallecas”, un enano de la corte madrileña de Felipe IV. Eran los bufones unos personajes de cierta importancia que entretenían a la realeza y séquito haciendo gracias o tonterías, contando chistes, representando historias… Ni Diego Velázquez ni Vicente Aleixandre se ríen del personaje. Lo retratan, acariciando el pincel o la pluma, con realismo y compasión, con delicadeza y amor.

Nos saluda, de entrada, el poeta con el siguiente verso: “A veces ser humano es difícil. Se nació casi al borde.” Seguidamente nos anuncia: “Helo aquí, y casi mira… Pues está y os contempla, o más, pide ser visto, y más: mirado, salvo.” Ya no podemos quedarnos indiferentes: el misterioso enano nos mira y acongoja, y reclama nuestra mirada. Está, está aquí con nosotros, y nos suplica atención y respeto. Como escribirá el sevillano en los versos finales: “pidiendo, suplicando sin voz: pide ser salvo. / Miradle, sí, salvadle. Él fía en el hombre.”

Lo primero que llama la atención del lírico es la cabeza, su pelo, su frente, “piedra en espacios que nació sin vida”. Pero el artista, muy despaciosamente, iluminó “la frente muerta” que “dulcemente brilla”. Se describen los ojos, “vítreos, sin lágrima”, la boca entreabierta, mientras “los bracitos cortos juegan, ríen…”

La clave última, la revelación del secreto: “Si le miráis, le veréis hoy ardiendo / como en húmeda luz. Todo él envuelto / en verdad, que es amor…” No olvidemos la sabia iluminación que nos confió Aleixandre: “Velázquez más que caras retrataba el alma.”
bblanco

“NIÑO DE VALLECAS"

A veces ser humano es difícil. Se nació casi al borde.
Helo aquí, y casi mira. Desde su estar inmóvil rompe
bblancoel aire
y asoma súbito a este frente: aquí es asombro.
Pues está y os contempla, o más, pide ser visto, y más:
bblancomirado, salvo.
Tiene su pelo mixto, cubriendo desigual la enorme
bblancomasa,
y luego, más despacio, la mano de quien aquí lo puso
bblancotrazó lenta la frente,
la inerte frente que sería y no fuese,
no era. La hizo despacio como quien traza un mundo
a oscuras, sin iluminación posible,
piedra en espacios que nació sin vida
para rodar externamente yerta.
Pero esa mano sabia, humana, más despacio lo hizo,
aquí lo puso como materia, y dándole
su calidad con tanto amor que más verdad sería:
sería más luces, y luz daba esa piedra.
La frente muerta dulcemente brilla,
casi riela en la penumbra, y vive.
Y enorme vela sobre unos ojos mudos,
horriblemente dulces, al fondo de su estar, vítreos,
bblancosin lágrima.
La pesada cabeza, derribada hacia atrás, mira,
bblancono mira,
pues nada ve. La boca está entreabierta;
solo por ella alienta, y los bracitos cortos juegan, ríen,
mientras la cara grande muerta, ofrécese.

La mano aquí lo pintó, lo acarició
y más: lo respetó, existiendo.
Pues era. Y la mano apenas lo resumió exaltando
su dimensión veraz. Más templó el aire,
lo hizo más verdadero en su oquedad posible
para el ser, como una onda que límites se impone
y dobla suavemente en sus orillas.

Si le miráis le veréis hoy ardiendo
como en húmeda luz, todo él envuelto
en verdad, que es amor, y ahí adelantado, aducido,
pidiendo, suplicando sin voz: pide ser salvo.
Miradle, sí; salvadle. Él fía en el hombre.

bblancoplumave69
leon-felipe-fdr135DE AQUÍ NO SE VA NADIE...

También el poeta León Felipe quedó herido de compasión ante el lienzo de “El Niño de Vallecas”. Su mensaje, como el de Aleixandre, nos alienta a mirar al cuadro, a nuestro alrededor y a nosotros mismos. Porque “de aquí no se va nadie”. En “Ganarás la luz” (Cátedra), el lírico zamorano acompaña su poema con el adelanto de este texto:

“Y he aquí que de repente puedo decir otra vez quién soy. Este Niño de Vallecas, pintado por Velázquez, que está en la página que sigue, soy yo. Y tú también. Y todos los españoles del mundo. Los que se quedaron en casa y los que salieron de aventura. Y para que no lo olvide nadie ni se escape ninguno, ni se duerma ninguno detrás de la puerta, le puse hace tiempo este pie":
bblanco

PIE PARA EL NIÑO DE VALLECAS DE VELAZQUEZ

bblancoBacía, yelmo, halo,
bblancoeste es el orden, Sancho.

De aquí no se va nadie.
Mientras esta cabeza rota
del Niño de Vallecas exista,
de aquí no se va nadie. Nadie.
Ni el místico ni el suicida.
Antes hay que deshacer este entuerto,
antes hay que resolver este enigma.
Y hay que resolverlo entre todos,
y hay que resolverlo sin cobardía.
Sin huir
con unas alas de percalina
o haciendo un agujero en la tarima.

De aquí no se va nadie. Nadie.
Ni el místico ni el suicida.

Y es inútil, inútil toda huida,
(ni por abajo ni por arriba).
Se vuelve siempre. Siempre. Hasta que un día,
¡un buen día!, el yelmo de Mambrino
-halo ya, no yelmo ni bacía–
se acomode a las sienes de Sancho
y a las tuyas y a las mías
como pintiparado,
como hecho a la medida.
Entonces nos iremos todos
por las bambalinas:

y yo
y Sancho,
y el niño de Vallecas,
y el místico
y el suicida.

bblanco
bblancoSOLrayos1
bblanco

bblancoVICENTE ALEIXANDRE
bblancoNobel de Literatura 1977
bblanco3
enlaces8

1. ¿Qué poemas conoces del Nobel español?

MANO ENTREGADA
TEN ESPERANZA

2. En la plaza

EN LA PLAZA
EL VIEJO Y EL SOL

3. Anhelan enlazar sus almas

EL ALMA
TENDIDOS, DE NOCHE
AL COLEGIO

4. Un corazón que late en toda edad

ASCENSIÓN DEL VIVIR
NO QUEREMOS MORIR

5. Sombra del paraíso

NO BASTA

6. El niño de Vallecas

NIÑO DE VALLECAS
PIE PARA EL NIÑO DE VALLE. DE VELAZQUEZ, de L. Felipe

7. El pueblo está en la ladera

EL ÁLAMO
LA MADRE JOVEN

bblancoSOLrayos1
bblanco


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

Cargar con la cruz

Pedro Langa

Sor Consuelo te ayuda

Sor Consuelo te ayuda

Caminos

Manuel del Pino

Religión Digital

Religión Digital

Una Iglesia sinodal está mejor preparada para salir a evangelizar

Religión Digital

Punto de vista

Punto de vista

Rajoy y el Día de las Víctimas del Terrorismo

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Gloria Fuertes: fabricando un icono gay para niñas

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El Venenómetro de WWF suspende a las CC.AA. en la lucha contra el veneno

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Aunque una impar belleza eres por fuera

Ángel Sáez García

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

LA MIRADA FRATERNA

Francisco Baena Calvo

Corrupción global

Corrupción global

1956 Sistema Informático Microemp: 9 módulos y 100 programas ejecutables

Luis Llopis Herbas

Isabel Gómez Acebo

Isabel Gómez Acebo

Consejo femenino en el Dicasterio para la Cultura

Isabel Gómez Acebo

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

La religiosidad petrificada, patrimonio de los templos.

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

HONRARSE, AMARSE, PERDONARSE

Josemari Lorenzo Amelibia

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Cristianismo y Secularidad

Francisco Margallo

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

En Venezuela Constituyente acabará con Gobierno de Maduro por @angelmonagas

Angel Monagas

No más mentiras

No más mentiras

Orgullo homosexual o gay

Antonio García Fuentes

Opinión

Opinión

Fermín Bocos - La guasa del "Brexit"

Opinión

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

¿“Qué credibilidad histórica tiene el relato de Hechos de los apóstoles 15, donde se narra el llamado ‘Concilio de Jerusalén’”?. “Compartir. Preguntas y respuestas” (251)

Antonio Piñero

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Memoria familiar. 9. El frío y los juegos

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Lo progre y lo carca

Enrique Arias Vega

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Canción de San Juan

Jose Gallardo Alberni

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital