Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Vicente Aleixandre 4. UN CORAZÓN QUE LATE EN TODA EDAD

Permalink 26.01.17 @ 07:00:00. Archivado en Mayores, Espiritualidad, Psicología, Poesía

bblanco
latecor8El tema del tiempo recorre toda la poesía de Aleixandre. En “Historia del corazón” se poetizan momentos de conciencia relacionados con “las edades del hombre(de la infancia a la senectud). Se recorre la historia del corazón y su crecimiento desde la infancia, pasando por el encuentro amoroso del tú, del nosotros y del vosotros, hasta alcanzar la vejez (sección V. Los términos). Una visión completa del acontecer humano a través del amor, que se detiene, con aceptación, en la definitiva edad de la senectud, y clausura así el ciclo de la vida asumiendo con serenidad el destino inexorable de la muerte.
bblanco

bblancosolexplota2
bblanco
bblancoY AQUÍ ESTAMOS, EN LO ALTO DE LA MONTAÑA
bblanco
bblancocontemplando-paisaje266
bblanco
En el poema “Ten esperanza” contemplábamos al protagonista escuchando sentado una voz casi bíblica, “levántate”, que le animaba a caminar. “Sigue subiendo, falta poco…” No está solo el personaje del relato, a su lado se sugiere un revuelo de túnica y la presencia de cierto misterioso viajero que ofrece ayuda al caminante, “cógete a ese brazo blanco. A ese que apenas conoces, pero que reconoces…” No parece difícil imaginar que se trataría de una compañía trascendente, acaso religiosa(pulsar aquí).

En “Ascensión del vivir”, título final de “Los términos”, también se eleva el poeta, esta vez no solo, sino acompañado de su amante. Como si de un acontecimiento celebratorio de tratase, dialoga afectuosamente con su compañera. “Y todo ha sido subir…, casi sin darnos cuenta…” Todo es serenidad en la cumbre. Relajada y festiva meditación de la existencia contemplada desde la veteranía de sus cabellos “blancos y puros como la nieve.” Verso final referido al resplandeciente paisaje desplegado: “Todo él iluminado por el permanente sol que aún alumbra nuestras cabezas.”
bblanco

ASCENSIÓN DEL VIVIR

Aquí tú, aquí yo: aquí nosotros. Hemos subido
bblancodespacio esa montaña.
¿Cansada estás, fatigada estás? "¡Oh, no!", y me
bblancosonríes. Y casi con dulzura.
Estoy oyendo tu agitada respiración y miro tus ojos.
Tú estás mirando el larguísimo paisaje allá al fondo.
Todo él lo hemos recorrido. Oh, sí, no te asombres.
Era por la mañana cuando salimos. No nos despedía
bblanconadie. Salíamos furtivamente,
y hacía un hermoso sol allí por el valle.
El mediodía soleado, la fuente, la vasta llanura,
bblancolos alcores, los médanos;
aquel barranco, como aquella espesura; las
bblancoalambradas, los espinos,
las altas águilas vigorosas.
Y luego aquel puerto, la cañada suavísima, la siesta en
bblancoel frescor sedeño.
¿Te acuerdas? Un día largo, larguísimo; a instantes
bblancodulces: a fatigosos pasos; con pie muy herido:
casi con alas.
Y ahora de pronto, estamos. ¿Dónde? En lo alto de
bblancouna montaña.
Todo ha sido ascender, hasta las quebradas, hasta los
bblancodescensos, hasta aquel instante en que yo dudé y
bblancorodé y quedé
con mis ojos abiertos, cara a un cielo que mis pupilas
bblancode vidrio no reflejaban.

Y todo ha sido subir, lentamente ascender,
bblancolentísimamente alcanzar,
casi sin darnos cuenta.
Y aquí estamos en lo alto de la montaña, con cabellos
bblancoblancos y puros como la nieve.
Todo es serenidad en la cumbre. Sopla un viento
bblancosensible, desnudo de olor, transparente.
Y la silenciosa nieve que nos rodea
augustamente nos sostiene, mientras estrechamente
bblancoabrazados
miramos el vasto paisaje desplegado, todo él ante
bblanconuestra vista.
Todo él iluminado por el permanente sol que aún
bblanco alumbra nuestras cabezas.

bblancopalomavuela721
bblanco
bblanco"POR SIEMPRE", "NUNCA", PALABRAS QUE LOS AMANTES DECIMOS
bblanco
bblancoamantes-mirandose30
bblanco
Poema de amor, entrañable diálogo de amante con amada, mirándose tiernamente a los ojos, sobre la vida y la muerte. Sobre la vida: “Queremos vivir cada día… Tú siempre serás hermosa… Por sobre todo lo que te vaya ocultando… yo te reconoceré siempre.” El paso del tiempo no destruye la historia del corazón de cada uno, más bien enriquece las vidas de los amantes, porque “los años son tú, son tu amor. ¡Existimos!” Sobre la vida y sobre la muerte: fecunda metáfora final la de la rama que se dobla por el peso del fruto.

Alude Aleixandre a la agricultura de la muerte: que la tierra recoja en su seno el cuerpo (o alma) del difunto y lo reintegre al proceso natural de descomposición y generación de nueva vida… Pero aquí se sugiere algo más: que el amor y sus frutos se prolonguen. Mi tímida pregunta: ¿estará sugiriendo, estará soñando el lírico humanista un lento doblarse de la rama con fruto “hasta que otra Mano que sea, que será, la recoja / más todavía que como la tierra, como Amor, como Beso”?

No queremos cerrar esta introducción al poema “No queremos morir” sin referirnos a los ultimísimos versos de “Historia del corazón” titulados “Mirada final (muerte y reconocimiento)”, donde el poeta sevillano visualiza su muerte como una caída súbita al fondo de un terraplén, al lado de un montón de tierra que ha sido su cuerpo (o su alma). Mira a lo alto y nos informa de un cielo azul apagado “que parece lejanamente contemplarle”. En el último verso reconoce, de nuevo, que observa “en el fin el cielo piadosamente brillar”. Para conocer completo este importante poema pulsar aquí.
bblanco

NO QUEREMOS MORIR

Los amantes no tienen vocación de morir.
bblanco"¿Moriremos?"
Tú me lo dices, mirándome absorta con ojos grandes:
bblanco"¡Por siempre!"
"Por siempre'', "nunca": palabras
que los amantes decimos, no por su vano sentido que
bblancofluye y pasa,
sino por su retención al oído, por su brusco tañir y su
bblancovibración prolongada,
que acaba ahora, que va cesando..., que dulcemente
bblancose apaga como una extinción en el sueño.

No queremos morir, ¿verdad, amor mío? Queremos
bblancovivir cada día.
Hacemos proyectos vagos para cuando la vejez venga.
bblancoY decimos:
"Tú siempre serás hermosa, y tus ojos los mismos;
ah, el alma allí coloreada, en la diminuta pupila,
quizá en la voz ... Por sobre la acumulación de la vida,
por sobre todo lo que te vaya ocultando
–si es que eso sea ocultarte, que no lo será, que no
bblancopuede serlo–, yo te reconoceré siempre".
Allí saldrás, por el hilo delgado de la voz, por el brillo
bblanconunca del todo extinto de tu diminuto verdor
bblancoen los ojos,
por el calor de la mano reconocible, por los besos
bblancocallados.
Por el largo silencio de los dos cuerpos mudos, que
bblancose tientan, conocen.
Por el lento continuo emblanquecimiento de los
bblancocabellos, que uno a uno haré míos.
Lento minuto diario que hecho gota nos une,
nos ata. Gota que cae y nos moja; la sentimos: es una.

Los dos nos hemos mirado lentamente.
¡Cuántas veces me dices: "No me recuerdes los años"!
Pero también me dices, en las horas del recogimiento
bblancoy murmullo:
"Sí, los años son tú, son tu amor. ¡Existimos!"
Ahora que nada cambia, que nada puede cambiar,
bblancocomo la vida misma, como yo, como juntos...
Lento crecer de la rama, lento curvarse, lento
bblancoextenderse; lento,
al fin, allá lejos, lento doblarse. Y densa rama con
bblancofruto, tan cargada, tan rica
–tan continuadamente juntos: como un don, como
bblancoestarse–,
hasta que otra mano que sea, que será, la recoja,
más todavía que como la tierra, como amor,
bblancocomo beso.

bblanco
bblanco
bblancoSOLrayos1
bblanco

bblancoVICENTE ALEIXANDRE
bblancoNobel de Literatura 1977
bblanco3
enlaces8

1. ¿Qué poemas conoces del Nobel español?

MANO ENTREGADA
TEN ESPERANZA

2. En la plaza

EN LA PLAZA
EL VIEJO Y EL SOL

3. Anhelan enlazar sus almas

EL ALMA
TENDIDOS, DE NOCHE
AL COLEGIO

4. Un corazón que late en toda edad

ASCENSIÓN DEL VIVIR
NO QUEREMOS MORIR

5. Sombra del paraíso

NO BASTA

6. El niño de Vallecas

NIÑO DE VALLECAS
PIE PARA EL NIÑO DE VALLE. DE VELAZQUEZ, de L. Felipe

7. El pueblo está en la ladera

EL ÁLAMO
LA MADRE JOVEN

bblancoSOLrayos1
bblanco


Bookmark and Share

Comentarios:
Sustrato de nuestro vivir, el tiempo.
Sentido de nuestro vivir, amar. Los dos juntos. Y el des-amor, a des-tiempo. Pero siempre ahí. No son sólo conceptos, no: son existir en y para.
Mira lo que salió en mi reflexión, Nicolás. Un abrazotemporal. Lo acuñamos como homenaje al Aleixandre inmortal en su palabra.
Enlace permanente Comentario por José 26.01.17 @ 09:29

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Ministras

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Hermosa la vi

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Habitar en tu casa. Puntos de meditación 20-10-18

Josemari Lorenzo Amelibia

Contemplaciones del Evangelio

Contemplaciones del Evangelio

No hay que dejar que nuestro sueño ?de ofrecerle al Señor una entrega más bella cada día? (GE 163) se devalúe por los delirios de los necios con poder (29 B 2018)

Diego Fares sj

Poemas

Poemas

El superego bebe de la frasca

José Pómez

Pedro Miguel Lamet

Pedro Miguel Lamet

San Pablo VI: la cruz y el diálogo

Pedro Miguel Lamet

Corrupción global

Corrupción global

2201 La pesadilla sin límite: el Presupuesto chapuza Sánchez $ Podemos & Separatismo.Consecuencias.

Luis Llopis Herbas

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

El Factor D la maldad

Manuel Molares do Val

Nido de poesía

Nido de poesía

POEMAS A LA MADRE MUERTA 3. En las manos de Dios

Nicolás de la Carrera

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Desfachatez y prevaricación.

Vicente A. C. M.

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Virtudes públicas en J. Ortega y Gasset

Francisco Margallo

Miradas cristianas

Miradas cristianas

UNa vieja parábola sociopolítica

José Ignacio González Faus

Punto de vista

Punto de vista

Ana Mato, de nuevo en el candelero

Vicente Torres

Convivencia de religiones

Convivencia de religiones

Acompañar dignamente el buen morir

Juan Masiá Clavel

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Pablo VI y Francisco (y 3). Superando su propia tentación

Xabier Pikaza Ibarrondo

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Con Joe&Seph llega a España la revolución de los palomitas gourmet

Juan Luis Recio

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Paz del corazón que desborda la experiencia de los hombres

Alejandro Córdoba

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Quien no logra la ira atar

Ángel Sáez García

Blog del Padre Fortea

Blog del Padre Fortea

Un cariñoso consejo al cardenal Burke

Padre Fortea

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Adiós a todo aquello - 2

Asoc. Humanismo sin Credos

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital