Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Nosotros los mayores, y la Poesía 37. MIRO MIS MANOS...

Permalink 30.01.15 @ 21:30:00. Archivado en Mayores, Espiritualidad, Psicología, Poesía

bblanco
ROSILLOsueorig2

Por las últimas páginas de nuestro Nido, nos han acompañado, en viaje de buena poesía, ocho sugerentes títulos de Eloy Sánchez Rosillo, seleccionados de su última etapa literaria, menos nostálgica, más celebrativa. A los tres importantes libros presentados, “La certeza (1996–2004), pulsar, “Oír la luz” (2005 a 2007), pulsar, y “Antes del nombre” (2009–2011), pulsar, añadiremos referencias a otro meritorio trabajo “Sueño del origen” (2007–2009), del cual conoceremos hoy dos emocionados poemas: “Meditación sobre unas manos” y “Certidumbre que quema”.
bblanco
SUEÑO DEL ORIGEN

Contemplamos la portada de la edición que hoy evocamos, con viñeta original de Ramón Gaya. ¿Por qué no imaginar que de las dos palmeras que presiden la cubierta, la más alta representa a su padre, fallecido cuando Eloy contaba solo siete años, y la pequeña acaso simbolizaría al propio autor que, por aquellos paraísos de inocencia, dejó el alma prendida de beatitud y dicha.

Del contenido editorial de la solapa entresacamos el siguiente párrafo que bien resume la fascinante semblanza del autor de “Sueño del origen”, y que encandila, no sabemos bien cómo, a lectores de ayer, de hoy, de siempre:

“Toda poesía auténtica contiene una revelación: los poemas en los que se evoca un paisaje, un momento del día o una emoción fugaz, manifiestan también la plenitud íntima del ser, una comunicación con lo más valioso y primigenio, una trascendencia que remite al origen.”

bblancodos-manos991
bblanco
bblancoMIRO MIS MANOS...
bblanco
bblancomemoria131
bblanco
El poeta descubre, como por casualidad, que en el dorso de sus manos vienen apareciendo caprichosas manchas que delatan su edad. En el juego de espejos, otras manos más jóvenes y perfectas adelantan su tiempo y su escritura. Rápidamente, la tarde cae y pronto sucederá la fría noche y su pronóstico de soledad y desconcierto. Os ruego me permitáis descolgar aquí, a modo de caricia, los cuatro versos del poema “El crepúsculo”: “En el atardecer suele decirnos / en voz muy baja la naturaleza / intimidades que a la luz del día / no quiso revelarnos.”
bblanco

MEDITACIÓN SOBRE UNAS MANOS

Miro mis manos. Veo cómo cierran
un libro, cómo abren
este cuaderno. Muestran en su piel
las manchas pardas propias de la edad
en la que de manera inevitable
al parecer voy poco a poco entrando.
En el silencio de la habitación
todo está más o menos
igual que suele y, fuera,
la tarde soleada, azul y fría
de un día más de enero
va transcurriendo plácida.

Al ver mis manos, al fijarme ahora
por puro azar en ellas,
las veo como son, y las comparo
con la imagen que tengo en la memoria
de cómo fueron hasta no hace mucho.
Las contemplé otras veces,
lo mismo que esta tarde,
sin inquietud ninguna: sólo eran
las confiadas manos
de un hombre joven que con ilusión
y voluntad de hacer se retiraba
a su cuarto a escribir en ocasiones.

Pero de pronto, hoy,
me han resultado ajenas, me parecen
las manos de otro: tantas manchas ocres
que inadvertidamente ha dibujado
el tiempo en su estragada superficie
como triste archipiélago,
estas venas azules que resaltan
en el cansancio de la piel, el hueso
que aquí y allá comienza a deformarse.
No tienen la apariencia de mis manos,
las manos de aquel hombre que yo era
y que en la calma de su casa, a solas,
intentaba escribir.

bblancoPienso en mi vida,
en la vida que pasa.
bblancoAl otro lado
del cristal del balcón, rápida, empieza
a apagarse la tarde.
La tarde de este día que no ha sido,
bien al contrario de lo que supuse,
un día más de enero,
y en la que al ver mis manos
-manos ajenas y que desconozco-
he escrito estas palabras
con desconcierto y con melancolía.

bblanco
bblancoramofloramarar2
bblanco
bblancoBUSCAR LA BELLEZA EN SÍ MISMO, EN EL MUNDO...
bblanco
bblancohombremedita811
bblanco
El poeta murciano escribe con minúsculas sus palabras mayores. Aquí su arquetipo sagrado es “belleza”, tan próxima a la “verdad” (“cegadora luz”, “verdad que salva”) y a la “bondad” (“surge en el propio centro de tu vida”, “transformará del todo tu existir”). ¿Y dónde encontraremos esta “belleza” que nos salve? Abriendo bien los ojos y el corazón a la belleza exterior. Y cerrando los ojos y abriendo el alma a la hermosura interior.
bblanco

CERTIDUMBRE QUE QUEMA

Hasta el más miserable y más sin nada
conoce la belleza,
sabe qué es
y sabe dónde puede ir a buscarla:
en sí mismo; en el mundo.
No es posible vivir ni un solo día
sin intuir su rostro ni soñarlo,
sin que lo divisemos a lo lejos
o sin que caigan en las cercanías
de nuestra adversidad
unas pocas migajas de su gracia.

Pero hay un grado más de la hermosura,
un más allá de ella,
belleza viva que es verdad que salva.
Nada o poco supimos
de que existiera ni de que pudiera
ser nuestra alguna vez.
Y acaso ahora, justo en este instante,
surge en el propio centro de tu vida.
Arrasará de golpe
lo que hayas sido: el indigente aquel
que hasta aquí la ignoraba.

Sólo con respirarla en ocasiones,
aunque no se te entregue plenamente
desde un principio o nunca,
transformará del todo tu existir.
La hermosura que digo
es cegadora luz,
certidumbre que quema.
Quien la vio aun de soslayo o la padece
por ella vive.

bblanco

com0101
TEXTOS DE MUJERES FAMOSAS

En Presentación PPS, galería de pensamientos de mujeres famosas excelentemente seleccionados y presentados. Algunos nombres: Madre Teresa, Marie Curie, Isadora Duncan, Audrey Hepburn, Hellen Keller, Gabriela Mistral, Indira Gandhi, Joan Baez, Jeanne Moreau, etc. Pulsar aquí.

bblanco
bblancomanosab2
bblanco

NOSOTROS LOS MAYORES,
y la Poesía
bblanco3
enlaces8

36. Regresar a ese limpio manantial

EL MANANTIAL, de Eloy Sánchez Rosillo
LA ESCONDIDA FUENTE, de Eloy Sánchez Rosillo
EL VIAJE, de Eloy Sánchez Rosillo
ÍNDICE DEL 25 al 36

37. Miro mis manos...

MEDITACIÓN SOBRE UNAS MANOS, de Eloy S. Rosillo
CERTIDUMBRE QUE QUEMA, de Eloy Sánchez Rosillo

38. El efecto mariposa

LA REPERCUSIÓN, de Leopoldo de Luis
VISITA AL MERCADO, de Leopoldo de Luis

39. Agnosticismo, viejo perro...

SANTOS RECINTOS, de Leopoldo de Luis
LOS AMANTES, de Leopoldo de Luis
POEMA DE AMOR LEYENDO A MACHADO, de L. de Luis

40. ¡Cómo amaba la vida!

ATARDECER EN BARAÑÁIN, de Jesús Mauleón
PISA ESTE PARQUE, de Jesús Mauleón
NUEVO EPITAFIO, de Jesús Mauleón

41. Con esta dicha de sentirme vivo

GRACIAS, GRACIAS, de Jesús Mauleón
PLAZA DE LOS CASTAÑOS, de Jesús Mauleón
YO PONDRÉ SOL, de Jesús Mauleón

42. Pero ésta no es mi casa

PERO ÉSTA NO ES MI CASA, de Jesús Mauleón
ESPERO, de Jesús Mauleón
ESTE POEMA NO FUE NUNCA ESCRITO, de Jesús Mauleón

43. Cuando mueren los otros

ESA MUERTE PEQUEÑA, de José María Fernández Nieto
RUDA FAENA, de Daniel de la Vega

44. Vendrás de noche o de mañana

CIRIOS, de José Emilio Pacheco
SÉ QUE VENDRÁS, de Joaquín Antonio Peñalosa
A VOCES, de Joaquín Benito de Lucas

45. Avísame, Señor

HERIDO VER, de Ramón de Garciasol
ENFERMO, de Luis Álvarez Lencero
CONVALECENCIA, de Juan Ramón Jiménez

46. El rostro que conjura ver al final

EL ROSTRO QUE CONJURA, de José Agustín de Goytisolo
ANNE MARIE, de Ricardo Paseyro
VER LLEGAR LOS INVIERNOS..., de Fernando Fortún

47. Descifrando sentidos a la muerte

SERÁN CENIZA, de José Ángel Valente
MUERTE VENIDERA, de Joaquín León

48. Amaré y amaré hasta el final

APRESURA, SEÑOR, TIENDE TU MANO, de T. Luca de Tena
ENAMORADO, de Roberto Cabral
LA MUERTE COMO EL AMOR, de Victor Manuel Arbeloa

bblanco

bblancomanosab2


Bookmark and Share

Comentarios:
(sigue)
la miseria,
manos que se juntan y golpean
para decir el asombro, la gratitud,
la pasión del entusiasmo;
manos que encienden la alegría
o ahondan la pena al pulsar un guitarra,
o al tejer sobre el piano la intensa melodía;
manos que se cierran en un puño de ira,
que amenazan con el odio y la violencia;
manos que se estrechan como anuncio
de un encuentro, o mensajes
de un amor que continúa...
Manos que se cruzan en manojo
como rosas ajadas, sobre el muerto.
Francisco Tostón de la Calle
Enlace permanente Comentario por Francisco Tostón de la Calle 19.02.15 @ 15:38
Hola, amigos. Permítanme que comente el poema de las manos, tan sentido, con otro poema mío sobre el mismo tema.
MANOS
Es mi turno para decir
lo que siempre ha albergado mi cabeza:
par de flores y frutos vivos
para encarnar el esquivo pensamiento.
Muñeca, palma y dedos gemelos
en armónica unidad, para empuñar,
apretar, crear, asir y soltar
la vida, las cosas, los dones;
haz y envés, anverso y torso,
orografía en acción y miniatura,
para que actúe el cerebro silencioso,
para dar forma a los sueños
que nos atormentaron en la noche,
la inquietud tejida sobre la gleba
en los surcos, para el pan y la alegría;
la paz del alfarero al ver entre sus manos
la figura imaginada en su desvelo.

Manos para el amor y la caricia,
manos para el consuelo y la ternura;
manos que realzan la palabra,
manos que recaban bendiciones,
manos que se alargan para abreviar...
Enlace permanente Comentario por Francisco Tostón de la Calle 19.02.15 @ 15:32

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Ni inmunes, ni impune el crimen

Ángel Sáez García

Opinión

Opinión

Misa por el genial José Luís Mari Solera "Licho"

Opinión

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Testimonio de un secularizado

Josemari Lorenzo Amelibia

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

DIOS ES EL AMOR CON MAYÚSCULAS

Francisco Baena Calvo

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

A veces nos lo merecemos por incultos (1).

Asoc. Humanismo sin Credos

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Tenemos una oportunidad. No la desaprovechemos

Vicente A. C. M.

Fratría

Fratría

Identidad política (y Vivencias y convivencias 29)

Andrés Ortíz-Osés

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 214

Antonio García Fuentes

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset. Evolución del Cristianismo

Francisco Margallo

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

17.2.19. Bienaventuranzas, una marcha de paz

Xabier Pikaza Ibarrondo

Contemplaciones del Evangelio

Contemplaciones del Evangelio

La palabra que les falta al Padre nuestro y a las bienaventuranzas (6 C 2019)

Diego Fares sj

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Acuarelas de Pilar Martínez

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

VI Domingo del Tiempo Ordinario

Angel Moreno

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

De pie ante la Virgen

Jose Gallardo Alberni

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Zé Vicente: “la música muestra la relación con el Misterio profundo de Dios que nos mueve con su soplo cada día”

Luis Miguel Modino

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Destellos dominicanos

Miguel Ángel Violán

dios, en minúscula

dios, en minúscula

dios, su otra historia

Beto Vargas

Corrupción global

Corrupción global

2248 Cuatro hitos del pensamiento económico, por orden cronológico, desde el siglo XVIII al siglo XXI

Luis Llopis Herbas

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La izquierda y el separatismo

Javier Orrico

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

Elecciones generales para el 28 de abril o la astucia de Pedro Sánchez

Carlos Ruiz Miguel

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital