Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Octubre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



J. L. Hidalgo. Los Muertos 6. MIRO MIS MANOS, TRASTORNADO

Permalink 25.04.13 @ 07:00:00. Archivado en Origen de la vida, Espiritualidad, Poesía

bblanco
JoseLuisHidalgo_2013

Nuestra modesta cala en la religiosidad del poemario "Los muertos", de José Luis Hidalgo, se cierra hoy. Pensamos que Manuel Mantero, en su documentado estudio "Poetas españoles de posguerra", sitúa con perspicacia el quid de la espiritualidad de Hidalgo y el desconcierto que provocan en los lectores sus dudas y certezas, blasfemias y arrebatos místicos... Así nos lo aclara Mantero: “El libro parece contradictorio a primera vista. En algunos poemas afirma la existencia de Dios, en otros la niega y en otros más la pone en evidencia. ¿Cómo es posible este triple foco en un libro? Hidalgo es poeta existencial, muy subjetivo, y la verdad de cada emoción es su verdad. No ha de buscarse objetividad en Hidalgo, cuyos estados de ánimo, variados y apasionados, forman un perfil de zozobra. Triple foco -creer, no creer, dudar- de luz: luz blanca, negra y sombría. Pero luz lanzada al espacio desde su alma.”

Conozcamos otro interesante testimonio de lectura inteligente y clarificadora. Es ahora Román García-Camino quien reflexiona sobre la expresión existencial del poeta montañés: “No se trata de un Dios concebido desde la religiosidad cristiana y devota, sino que es un Dios creado por Hidalgo para establecer un diálogo y mostrarle todas sus preocupaciones existenciales, la indignación causada por la inexorable muerte, las ansias de eternidad.”

bblanco
bblanco15ramocement33
bblanco
bblanco
JOSÉ LUIS HIDALGO Y UNAMUNO

No es laborioso descubrir ciertas semejanzas entre la poesía religiosa de Unamuno y las expresiones hidalguianas de amor y duda hacia el Ser Supremo, de búsqueda y desaliento, de queja y grito por la sentencia de muerte para todos.
Cemente273
Veamos un ejemplo de paralelismo teológico entre el vasco y el montañés. En su extenso poema "En un cementerio de lugar castellano", describe Unamuno un humilde camposanto. Hacia el final, refiere cómo desciende el Señor a contar las ovejas de su "corral de muertos": "¡Y desde el cielo de la noche, Cristo, / el Pastor Soberano, / con infinitos ojos centelleantes, / recuenta las ovejas del rebaño!" Inspirado, imagino, en esta tremenda metáfora del divino Pastor que controla su rebaño de muertos, compone Hidalgo su personal escena:

HAS BAJADO

Has bajado a la tierra, cuando nadie te oía,
y has mirado a los vivos y contado tus muertos.
Señor, duerme sereno; ya cumpliste tu día.
Puedes cerrar los ojos que tenías abiertos.

bblanco
tumbaperro2
bblanco2
JUEGA, JUEGA, SEÑOR...

Rabioso con el problema de la mortalidad, acusa Hidalgo a Dios con tremendas palabras que alguien resumiría como "torturador" ("los golpeas / con el tiempo implacable de los años": la vejez), "sádico" ("los desintegras de la tierra oscura": la nada final), "asesino" ("por matarnos..."). Noche oscura del alma. Resignación. Acaso, en sueños, un ángel le anuncie que Dios es Vida, es Camino, es Amor.
bblanco

RESIGNACIÓN

¡Qué piedad por los muertos vas a tener, Señor,
si ya tu voluntad los ha matado,
si ya los has hundido, para siempre,
en un silencio eterno y sin descanso!

Sangran los muertos, sangran. Los golpeas
con el tiempo implacable de los años;
los desintegras de la tierra oscura,
los pudres a furiosos latigazos.

Te comprendo, Señor; veo tu juego,
tu total e infinito solitario.
Juega, juega, Señor, pero perdónanos
la carne que nos diste, por matarnos.

bblanco
bblanco15ramocement33

bblanco15MIS MANOS SE LEVANTAN SOBRE TODA LA TIERRA

bblanco15lunanoch42
bblanco
El poema se desenvuelve de noche, tiempo escogido por Hidalgo para acercarse a Dios. Lo busca. Lo busca desesperadamente. Como un ciego, va tanteando la oscuridad por si tropieza con Él. Sus manos son pájaros que baten alas en ascensión a las estrellas. Pero no es posible el vuelo. La pregunta final que se hace el místico buscador es estremecedora: ¿te conoceré, Señor, por fin, cuando me muera, y atraviese el umbral de tu luminosa Morada?

MANOS QUE TE BUSCAN

Como dos ciegos pájaros
que no te conocieran,
mis manos se levantan
sobre toda la tierra
y en lo oscuro te buscan
creciendo a las estrellas.

Toda la noche está
cerrándome la puerta.
Toda la noche, toda
como una duda, alerta,
pesándome en las alas
con una sombra negra.

¿He de morir, Señor,
para encontrar la brecha
por dónde derramarme
en tu luz verdadera?

bblanco
bblanco15ramocement33
bblanco

bblanco15¿QUÉ ES LO QUE ANOCHE SENTÍ ARDER?

bblanco15manoiluminada12
bblanco
"Silencio", el primer poema de "Los muertos", y "Belleza", el último, tienen en común que el texto de ambos viene, por excepción, tipografiado en cursiva. Se abre el poemario con dramáticos versos de aplastamiento y silencio: pesa sobre los muertos un cielo caído. Aunque no todo está perdido: "Hay almas, pero callan. Sobre los cuerpos vuelan..." El poeta observa y describe, sin implicarse.

El último título del libro, "Belleza", es un poema personal, sorprendente, de gran impacto emocional. De noche, la hora bruja de los ensueños y, ¿por qué no decirlo?, de los sueños sobre la almohada, se entreabre el corazón al misterio de la Belleza, que arde en el silencio, silencio de Presencia. Más tarde, "el Dios oculto que nos vela" irá refrescando su fuego, desvaneciendo su huella. ¿Y qué siente el poeta después de la experiencia? "Miro mis manos, trastornado, / y no lo puedo comprender..." ¿Habrá metido la mano, como Tomás, en el costado abierto del Señor?
bblanco

LA BELLEZA

Arde, en la noche, la belleza
de las cosas que no se ven,
y la ceniza se derrama
sobre el silencio de su ser.

El Dios oculto que nos vela,
en ella pisa con su pie;
su huella efímera se apaga
cuando brota el amanecer.

Soy el poeta. Me pregunto:
¿Qué es lo que anoche sentí arder?
Miro mis manos, trastornado,
y no lo puedo comprender.

bblanco

bblanco15cenefasesp
bblanco
bblanco15hidalgsardin9
bblanco
ENLACES A PÁGINAS DE INTERNET

Para profundizar en el poemario “LOS MUERTOS”, de José Luis Hidalgo, podrían ser útiles las siguientes direcciones:

SUS POEMAS. Pulsar primero aquí, y volver a pulsar, al entrar en la página, a la izquierda, en Los muertos. Se nos facilita el poemario completo. Otra entrada más directa: pulsar aquí.

SUS POEMAS.
Cervantes Virtual. Antología poética. Pulsar aquí.

SUS POEMAS. 22 poemas que no están incluidos en “Los muertos”, pulsando aquí.

CRÍTICA. José Luis Hidalgo, por Ángel Raimundo Fernández y Francisco Susinos Ruiz. Excelente trabajo, en pdf, de 92 páginas (pero está deshabilitado el Copiar). Pulsar aquí.

CRÍTICA. Cervantes Virtual. Diversos artículos, pulsando aquí. Y pulsar de nuevo -ya en la página- "www" con fondo azul, para acceder a los trabajos.

CRÍTICA. J. L. Hidalgo, poeta de los muertos, de Gonzalo Sobejano. Pulsar aquí.

CRÏTICA. J. L. Hidalgo, poeta de Los Muertos, por Román García-Camino Mateos. 15 páginas en pdf. Pedirlo en Texto completo. Pulsar aquí.

cenefasesp

bblanco
bblanco15hrtbar11
bblanco

JOSÉ LUIS HIDALGO

Poeta y pintor, autor de "LOS MUERTOS"
bblanco3
enlaces8

1. Vencer a la muerte engendrando hijos

LOS HIJOS

2. Yo no sé dónde estás, pero te busco

SILENCIO
TE BUSCO

3. Luz incesante que de Él brotas

AMANECER
MANO DE DIOS
ESTA NOCHE

4. Yo quiero ser el árbol

VIVIR DOLOROSO
YO QUIERO SER EL ÁRBOL
AHORA QUE YA ESTOY SOLO

5. Hoguera de amor

YO SOY EL CENTRO
ALGO MÁS
HOGUERA DE AMOR

6. Miro mis manos, trastornado

HAS BAJADO
RESIGNACIÓN
MANOS QUE TE BUSCAN
LA BELLEZA

bblanco
bblanco15hrtbar11


Bookmark and Share

Comentarios:
Como bien dices, poesía existencial, desgarrada, presa de las propias contradicciones del ser humano cuando se enfrenta a la muerte, increpando tal vez lo efímero, dudando posiblemente de esa otra vida que nunca acaba.

Una vez más, gracias por rescatar a poetas y traerlos al blog.
Enlace permanente Comentario por Carmen Bellver [Blogger] 25.04.13 @ 23:28

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Punto de vista

Punto de vista

Con mi patria no te metas Rajoy, Venezuela se respeta ¿oyó?

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Divagaciones Rajoy

Manuel Molares do Val

Piérdete y disfruta

Piérdete y disfruta

El otoño invita a "Pecar" en el Hotel Ritz de Madrid

Pilar Carrizosa

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Barricas de cine en CVNE

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¡Cómo/cuánto devora el olvido!

Ángel Sáez García

Bokabulario de Fernández Barbadillo

Bokabulario de Fernández Barbadillo

El País de Octubre

Pedro Fernández Barbadillo

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Comparto sus deseos, Majestad.

Vicente A. C. M.

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Petróleo en Canarias..?

Chris Gonzalez -Mora

Opinión

Opinión

Andrés Aberasturi - Y ahora elecciones plebiscitarias.

Opinión

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

La Iglesia interpretó que, después de apacentados, los corderos estaban mejor asados.

Asoc. Humanismo sin Credos

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Una sonata para la Virgen

Jose Gallardo Alberni

Atrévete a orar

Atrévete a orar

La doctrina de la Iglesia y la ley del celibato (6). Comentarios libres

Rufo González Pérez

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

CUANDO UNO LEE SOBRE EL DOLOR

Josemari Lorenzo Amelibia

Fratría

Fratría

Aforistica 50

Andrés Ortíz-Osés

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Constitución Gaudium et Spes

Francisco Margallo

Gastronomía Navarra

Gastronomía Navarra

Berenjenas rellenas al eneldo

Mª Rosario Aldaz Donamaría

In itinere

In itinere

ECLESIASTICOLOGÍAS (3)

Antonio Aradillas

La 'locura' del vivir compartiendo

La 'locura' del vivir compartiendo

Karl Marx, la Biblia y los Padres de la Iglesia (3/4)

Mario Bruzzone

No más mentiras

No más mentiras

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 60

Antonio García Fuentes

Espacio para el espíritu

Espacio para el espíritu

Dios sí, ¿y el prójimo?

Juan Jáuregui Castelo

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital