Editado por

Nicolás de la CarreraNicolás de la Carrera

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Abril 2015
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



Un albañil poeta escribe versos desde el andamio

Permalink 25.04.07 @ 22:15:00. Archivado en Política, Poesía

Hace una semana un diario nacional titulaba: "Tres accidentes mortales en la construcción en sólo doce horas". Y ampliaba la noticia: "En menos de 24 horas tres trabajadores, todos ellos del sector de la construcción, han perdido la vida en su puesto laboral. Esta «jornada negra» se produce apenas un día después de que la Generalitat anunciara un paquete de medidas para combatir la siniestralidad en el trabajo, muchas de ellas centradas en el sector de la construcción. Los siniestros se registraron en Mataró (Barcelona), Ulldecona (Tarragona) y Figueres (Girona). El primer accidente ocurrió el martes en la citada localidad barcelonesa cuando un empleado se precipitó desde un andamio..."

Otro diario, esta vez en Madrid, explicaba, hace pocos días, cómo los extranjeros sin papeles consiguen a veces trabajos clandestinos en la construcción, pero con alto riesgo de su vida:

"García ha visto cómo les hacen subirse a los andamios sin arneses "y sin ninguna preparación". Veterano sindicalista "a pie de obra", dice que los accidentes que atañen a los trabajadores sin papeles "se encubren". Incluso, denuncia que se "han hecho desaparecer cuerpos tras un accidente mortal..."

Os voy a copiar un hermoso poema de un albañil hispano:


EL ANDAMIO

Para Justo Carrasca y Pedro Martínez, compañeros de trabajo.

El aire distribuye, igual que siempre,
sobre la tierra su piedad y su música;
a las tres de la tarde,
la plomada pregunta, los niveles nivelan
y al compás del trabajo piensa el hombre:
«Es mejor, compañero,
dejarse ya de guerras y políticas
–los Estados Unidos y los rusos–¬
y acordarnos en cambio del abuelo
sentado, bajo un chopo o una higuera,
con cara de barbecho, silencioso.
Ayúdame a amarrar las cruces de este andamio,
ten precaución, sujeta fuerte, no sea
que por mirar un pájaro pararse
o una muchacha hermosa en su ventana,
no queden bien seguros estos postes.
Ata fuerte las sogas por los nudos,
los amarillos puños del esparto,
que a lo peor, cuando estemos arriba,
perdemos pie de pronto trabajando
y no sirve la fuerza y nos caemos.»

No era aquel el momento
de censurar los tiempos tan difíciles,
sino de levantar aquel andamio
mientras el sol mandaba por las calles.

«Compañero,
es mejor ver el trigo allá en los campos
que ver fundir el oro,
es mejor ir al puerto de los barcos de vela
que al de los submarinos,
pero agarra,
vamos a ver si atamos este andamio
mucho mejor que aquel del accidente,
cuando murió el compadre de las barbas
–en paz, amigo mío–¬
que fue bueno y de Dios, que era creyente
para no ser tan pobre como era.
Ata fuerte la soga por los nudos,
los amarillos puños del esparto...»

Allí no se trataba
de pasarse de listos ni de tontos,
sino de atar mejor aquel andamio
y comprender que el más sabio es el tiempo.

He dejado para el final la autoría de estos versos: fueron escritos por Eladio Cabañero. Hace cincuenta exactos años recibió este escritor de Tomelloso el premio Adonais, en la categoría de accesit, por su poemario "Una señal de amor", desde donde escanciamos el vino amargo de estos versos. Y en la solapa la noticia de que fue albañil durante doce años.

En estos momentos, España es el país europeo que más alocadamente ha disparado la población inmigrante (con casi un millón de ilegales). Pero no deberíamos olvidar que nosotros también lo fuimos (emigrantes pero con papeles). Nuestra memoria histórica ha de refrescarse de vez en cuando para empatizar, desde nuestro confort, con el sufrimiento de los que buscan entre nosotros un trabajo digno. Jesús Mauleón, capellán de emigrantes en Alemania, fecha en 1962 este emocionado soneto:

SIN PENA NI GLORIA

A Antonio Prieto, muerto en Alemania
en accidente de trabajo.

España es grande, ¡oh muerto desterrado!
España es grande, y en su tierra cabe
el último español. Hoy nadie sabe
dónde das con tu cuerpo destrozado;

mas tienes allí un hueco reservado
junto a la golondrina y junto al ave
rapaz. No es tierra de dormir, ni es suave
allí el descanso. Hoy te nos has marchado

sin otra pena, Antonio, ni otra gloria
que ser un español pobre y sufrido.
(Tu corazón se pudre entre tu gente).

Por lo demás, aquí acaba tu historia.
Tú que viviste siempre en el olvido,
descansa en el olvido eternamente.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Diálogo sin fronteras

Diálogo sin fronteras

"Asi como nosotros perdonamos a los que nos ofenden"

Carmen Bellver

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Monedero y su país de cabreros.

Vicente A. C. M.

El barón rampante

El barón rampante

Una guía imprescindible para el comunicador en la Iglesia

Jesús Bastante

Pedro Miguel Lamet

Pedro Miguel Lamet

Mansedumbre y cortesía

Pedro Miguel Lamet

Reflexiones en frontera

Reflexiones en frontera

Santo Toribio de Mogrovejo

Guillermo Ortiz

Blog del País Vasco

Blog del País Vasco

Varapalo judicial al Gobierno de Urkullu

Raúl González Zorrilla

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Profanación de cementerio cristiano en Francia

Doctor Shelanu

Punto de vista

Punto de vista

Para qué ha servido Varoufakis

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Subastas de diputados

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Los españoles y los Gin&Tonic

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Que jamás estén de más

Ángel Sáez García

Universidad Pontificia Comillas

Universidad Pontificia Comillas

“El comportamiento y la constitución de los seres humanos y del resto de los animales es convergente”

Universidad Pontificia Comillas

Opinión

Opinión

El rincón del soneto - ARCADI Y EL SÍNDROME DE DOWN

Opinión

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

El punto de inflexión y el crac de la fe.

Asoc. Humanismo sin Credos

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Podemos en picado

Antonio Pérez Henares

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Obispos. Si yo fuera obispo...

Josemari Lorenzo Amelibia

Isabel Gómez Acebo

Isabel Gómez Acebo

No se enojen, señoras

Isabel Gómez Acebo

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Bondad y autenticidad

Javier Velasco y Quique Fernández

A ras del suelo

A ras del suelo

"Paris vaut bien une messe". Se levanta el telón

Juan Rubio Fernández

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

La cigüeña sobre el campanario

Francisco Margallo

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital