Movimiento rural cristiano

Ponte en marcha

07.11.14 | 18:24. Archivado en Pequeñas Experiencias

En la última reunión del grupo – lo formamos 10 personas, la mayoría agricultores y esposas, de tres pueblos distintos de la zona de Miajadas- pusimos sobre la mesa la llamada a “ponerse en marcha contra una comarcalización injusta” de las tierras de labranza, que insistentemente venía haciendo el sindicato campesino. La marcha era real: tres días caminando, en distintas etapas, desde Miajadas hasta Mérida, capital autonómica, reivindicando que las ayudas de la Unión Europea no se aminoren para esta zona, al desmarcarla injustamente de su comarca agrícola natural y unirla a otra comarca, valorada en otra categoría y recibir una cuantía en dinero, considerablemente menor.

Sabemos que Dios se nos cuela por cualquier rendija humana y, en la contemplación del hecho y la llamada, nos sentimos tocados “divinamente” a hacer nuestra la causa de los campesinos de la zona, al tropezar, rezando con los salmos, con afirmaciones de este tipo: “Dios se pone en pie para juzgar, para salvar a los humildes de la tierra”(Salm76,10; “yo sé que el Señor hace justicia al afligido y defiende el derecho del pobre” (Sal. 140,13); “levanta del polvo al desvalido, alza de la basura al pobre”(Salm.113,7).

Las últimas palabras del papa a los movimientos populares confirmaron nuestra decisión de estar presentes en la marcha, al decirnos: “porque hay una relación con la tierra que está poniendo a la comunidad rural y su peculiar modo de vida en notoria decadencia y hasta en riesgo de extinción”. Nos emplazamos al compromiso.

La marcha de tres días, por carreteras y pueblos, nos unió más, confraternizamos, nos dimos cuenta del poder organizativo en comidas, lugares para dormir, cuidados previstos, campesinos y familiares de distintos pueblos unidos y sobre todo lo que puede haber significado esta lucha, como dice el papa Francisco: “este sistema ya no se aguanta. Tenemos que cambiarlo, tenemos que volver a llevar la dignidad humana al centro y que sobre ese pilar se construyan las estructuras sociales alternativas que necesitamos” (Discurso.28-10-14).

Recordamos otra marcha, libro del Éxodo, en la que Dios comenzaba diciendo: “he decido bajar…” y termina ordenando: “así pues, ve…”. La manera que tiene Dios de liberar es impulsándonos para que los liberemos nosotros. Qué razón tenían los teólogos medievales que, con frase feliz, decían: “cuando Dios trabaja, el hombre suda”. De hecho, ya habíamos rezado esta situación, y nos habíamos preguntado: “A través de este hecho de vida, ¿qué quiere decirnos el Señor?”. Nos ayudó a todos a ser contemplativos: no es simplemente luchar por la justicia –eso lo hace cualquier persona bien nacida- sino hacer en esa lucha la experiencia de Dios: poner levadura en medio de decisiones injustas, ser sal en la sosera de tragar por todas, poner luz en medio del oscurecimiento arbitrario que Dios no quiere. De ello hemos sido testigos.

Es un dato más: militantes cristianos campesinos de nuestra Extremadura que no se resisten al “desmantelamiento” del campo y a las muchas crisis de su historia, haciendo suyas las palabras de la Iglesia: “Son necesarios cambios radicales y urgentes para volver a dar a la agricultura y a los hombres y mujeres del campo, el justo valor como base de una sana economía, en el conjunto del desarrollo de la comunidad social. Por tanto es menester proclamar y promover la dignidad del trabajo agrícola en el cual el agricultor “somete” la tierra recibida en don por parte de Dios y afirma su “dominio” en la creación.” (Laborem Exercens.Nº. 21)

Repasando la prensa, ojeé lo poco noticiable que son estos hechos a los ojos de los poderosos medios, es por ello que yo he tratado de glosar el “ponte en marcha” de estos días, copiando a un teólogo, muy admirado, concluyendo que “de Dios se supo a raíz de un conflicto laboral”.

Enrique Gómez


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Santiago Guerendiain Cilveti 07.04.15 | 21:38

    Me gusta vuestra actividad, por defender los valores de la vida y el esfuerzo de las personas del campo.
    Quisiera tener informacion, sobre si hay agrupaciones como vosotros, en cooperativas etc. en Cuba.
    Les saluda. Santiago.

  • Comentario por Maria del Mar 10.11.14 | 12:13

    ¡Menos mal que algunos asociados del MRC dicen algo! Porque si este es su blog...¡qué poco abren la boca! ¿O es que son indiferentes a los problemas del campo?. ¡Más espabilo, por favor!. Maria del Mar. Toledo.

  • Comentario por Francisco Y Sole 09.11.14 | 21:03

    Después de la experiencia vivida en estos dias, como sindicalistas y miembros del MRC, nuestros esfuerzos se ven
    recompensados al ver que no estamos solos y que Dios siempre está para darnos fortaleza y ánimo en la lucha por un Mundo Rural más Justo. Francisco y Sole.

  • Comentario por Pedro 09.11.14 | 18:44

    A ver si lo de la Iglesia en misión y las cofradías aprenden de estas procesiones. Cantemos "Perdona a nuestros gobernantes, Señor, perdonales, Señor!

  • Comentario por Ecosocialista 09.11.14 | 00:26

    Muchas gracias por la información y vuestro trabajo. Ahora más que nunca, con los efectos del peak oil y el cambio climático, necesitamos la agroecología, la reruralización y un mundo rural auténticamente vivo basado en la subsidiariedad, la solidaridad y la autogestión. Para ello son necesarias, entre otras cosas, las 3T de las que ha hablado el Papa Francisco: tierra, trabajo y techo.

  • Comentario por Fran 08.11.14 | 19:42

    Hace años conocí al MRC y veo que sigue vivo. ¡Qué alegría me da! que haya cristianos con tanta esperanza trabajando por la justicia en el sufrido campo. En estos tiempos de "echarse al surco" de la comodidad, el que haya gente así, me resucita. Fran. Palencia.

  • Comentario por Fefa Martínez 08.11.14 | 01:29

    ¡que alegría que sigais activos, entregados y con ganas de cambiar las injusticias de la realidad¡

Domingo, 23 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930