Movimiento rural cristiano

Los chicos de pueblo se fueron “de veraneo”

15.07.14 | 18:59. Archivado en Pequeñas Experiencias

En el desafío pastoral que tenemos las parroquias rurales en relación a los adolescentes y jóvenes, prima la advertencia del papa: “Una de las tentaciones más serias que ahogan el fervor y la audacia es la conciencia de derrota que nos convierte en pesimistas quejosos y desencantados con cara de vinagre.”(EG.85). Pues sí, aparte de que son pocos ya los jóvenes que se quedan en nuestros pueblos, la respuesta pastoral “tal como estábamos acostumbrados a desarrollarla, ha sufrido el embate de los cambios sociales. Los jóvenes, en las estructuras habituales, no suelen encontrar respuestas a sus inquietudes, necesidades, problemáticas y heridas.”(EG.105). Es por ello que en esta zona de Miajadas (Cáceres), “aunque no siempre es fácil abordar a los jóvenes, se creció en dos aspectos: la conciencia de que toda la comunidad los evangeliza y educa, y la urgencia de que ellos tengan un protagonismo mayor.”(EG.106)

La rendija de la educación en el Tiempo Libre nos abrió un boquete: un equipo de personas, jóvenes y adultos, formadas en las claves del MRC, están embarcadas en el servicio evangelizador a los adolescentes y jóvenes de nuestro pueblo. Durante el curso, con la Escuela Parroquial de Tiempo Libre y en verano con los Campamentos.

Un año más, en las estribaciones de Gredos, las instalaciones de nuestra diócesis de Plasencia nos facilitó el espacio idóneo para que 90 chicos/as de nuestro pueblo estuvieran “de veraneo”, como decimos en el mundo rural. Un “veraneo” para los que no tienen la oportunidad de salir, y sí disfrutar de un clima de auténtica convivencia, en medio de una naturaleza desbordante: verdor, agua, sierra, y alguna tormenta que otra. Un tiempo libre educativo y no consumista.

Lo sorprendente de esta acción evangelizadora son los jóvenes que, durante el curso se reúnen y van formándose como educadores de otros niños, y el propio equipo de monitores y cocineras. De la vivencia de estos días con estos chicos y chicas y de la experiencia con ellos en los procesos de grupos, en su desarrollo y formación, me doy cuenta que son un colectivo más -“los débiles”- dentro de las debilidades del mundo rural, unido a la dificultad que nos señala el papa: “a los adultos nos cuesta escucharlos con paciencia, comprender sus inquietudes o sus reclamos, y aprender a hablarles en el lenguaje que ellos comprenden. Por esa misma razón, las propuestas educativas no producen los frutos esperados”. (EG.105).

En contacto con ellos estos días, me interrogaba: ¿quién se preocupa y ocupa de los adolescentes? ¿Quién les mira con pedagogía de crecimiento integral? ¿Quién trata de pagar la factura de la edad del gran incordio? ¿Les queremos y se sienten queridos?

El grupo de monitores, 12 en total, adultos y jóvenes, casadas y solteros, nos ha ido educando también a nosotros, en unas convicciones:

-que la acogida que prestamos a estos chicos/as es como un ensayo de la vida: que se sientan personas al ser tratados como tal y ser valorados por lo que son; la disciplina como pedagogía del esfuerzo frente a los caprichos inalcanzables.

-que la soledad en ellos es el gran coco del que tratan de huir, buscando tanta compañía en móviles, botellones, consumo…y que, en definitiva oculta el sentimiento de aburrimiento que no logran sacudirse de encima. La experiencia de estos días, con el olvido de todos los chismes electrónicos, es la respuesta a dos afirmaciones que intuimos en ellos: “necesito sentir que alguien cuente conmigo” y “quiero ser necesario para los otros”. Y de hecho, en este espacio privilegiado, a cualquier iniciativa que les invitábamos, trabajos, preocupación por los más pequeños…han sido generosos porque se han sentido generosos.

-vienen ya heridos por una “cultura de la satisfacción” que no les ha puesto en el disparadero de descubrir lo que valen y lo que pueden, haciendo caso a un sabio educador que dice: “lo más habitual entre las actuales promociones juveniles es que no sepan lo que quieren porque no saben lo que pueden”. Precisamente, cabe señalar en la experiencia vivida estos días, creer en la fuerza de la pedagogía de la acción, en las responsabilidades asumidas por ellos y luego revisadas para descubrir lo que dan de sí, “lo que valen y lo que pueden”.

-cada mañana y cada tarde, dedicábamos un buen rato a estar serenos, escuchando el evangelio o contar a los demás, sobre todo los adolescentes premonitores, lo bien que les iba ayudando y estando en la escuela parroquial de tiempo libre para servirles mejor, o lo que la persona de Jesús era en la vida de alguna monitora. Era el Dios de Jesús presente en cada vida y en la vida de esos días. No son una “manada descreída” sino personas que encarnan valores, todavía en proceso, pero apuntando a los que pueden llegar a ser.

El “veraneo” con los chicos/as de nuestro pueblo bien mereció “el viaje”.

Enrique Gómez.
Miajadas.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Maria del Mar 19.07.14 | 12:19

    Me encanta leer esta experiencia. Nos ayuda a tratar a los adoilescentes. maria del Mar. badajoz

  • Comentario por Pedro 15.07.14 | 20:15

    ¡Qué fotos tan estupendas! ¿Y así es Extremadura? No me lo puedo creer. ¿se puede ir a ese lugar de la diocesis?. Agradecido por la experiencia. Pedro. Almería.

  • Comentario por Fran 15.07.14 | 20:12

    ¡Qué envidia me dais! Me encanta el sentido educativo de vuestra experiencia. ¡Qué pena, que no nos demos cuenta de la importancia de acompañar a los jóvenes en los pueblos!. Mi aplauso y ánimo. Fran. Palencia

Viernes, 20 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031