NOTICIAS

INARI, ARMONÍAS japonesas con Bodegas PALACIO 1894

 

INARI es ese restaurante japonés al que siempre vuelves, toda una referencia de la gastronomía nipona en Madrid. Recién cumplido su 12º aniversario en el Barrio Salamanca, cuenta con dos locales más en La Moraleja, destacando una cocina honesta en la que prima la calidad del producto y el mimo personalizado al cliente.

Nacho Fernández Picón, –propietario y fundador del Grupo Inari, todo un experto en gastronomía japonesa-, pone toda su pasión en sorprender a sus clientes con experiencias inolvidables. Recientemente su carácter inquieto e innovador le ha llevado a colaborar con Bodegas Palacio 1894, y así saber elegir los vinos que mejor maridan con su cocina de aromas, sabores y texturas.

Desde Grupo Bodegas Palacio 1894, precursores del vino de Rioja moderno, e impulsores del compromiso activo con el medioambiente,  nos proponen una colección de vinos con los que encontrar el equilibrio perfecto para disfrutar y potenciar este tipo de comida. Lo más importante es encontrar un vino que contraste lo suficiente con cada tipo de plato y potencie las sensaciones.

Para escoger un buen vino blanco que acompañe el menú especialmente diseñado por Nacho y  su equipo, hemos de tener en cuenta que debe ser fresco, afrutado, aromático y con alto índice de acidez. Por tanto, vinos monovarietales como el Verdejo, Godello, Albariño o Chardonnay, que son vinos secos y de destacada acidez, o intensamente aromáticos como Sauvignon Blanc o Riesling, son perfectos para combinarlos con este tipo de comida.

El Aeronauta (D.O. Valdeorras ) acompaña con éxito deliciosos bocados como las Gyozas de cerdo y verduras y las de langostinos (con su punto picante). La Poda Albariño 2017 (D.O. Rías Baixas)marida con los magníficos Tartares de atún con tobiko, y el de Toro Tower, irresistibles.

Caserío de Dueñas Verdejo Superior (D.O. Rueda) se ha elegido para los Makis (California especial y el maki soft shell crab), obligado pedirlos. La Poda Sauvignon Blanc (D.O. Rueda;) combina con las diferentes variedades de sushi, en este caso exquisitos Nigiris flambeados de pez mantequilla, de toro con foie y de salmón kimuchi. Ese toque de lima los hace realmente especiales.

Elegir un vino tinto para acompañar comida japonesa, quizá sea algo más complejo. La norma básica es escoger vinos tintos ligeros, de taninos delicados y que no haya pasado por barrica (es decir, un vino joven), hace que se muestre fresco y sea ideal para acompañar recetas japonesas, como La Poda Tempranillo (D.O. Ribera del Duero) que marida con los originales Nigiris flambeados de anguila braseada con foie y de corvina a la bilbaína, de intenso sabor picante.

 

El Secreto (D.O. Ribera del Duero) se complementa muy bien con los Gunkan, de Toro con crujiente, con su punto crunchy y salado, o de atún, troceado con salsa dulce y mayonesa de wasabi, una combinación dulce/picante muy característica y adictiva.

Los vinos rosados en general son magníficos para maridar con la gastronomía nipona, debido a que encontraremos todo lo necesario para un “Perfect Match“, son afrutados y con alta acidez.

Acceder a la web de Inari

 

 

“Una de las mejores cosas de la vida es que debemos interrumpir regularmente cualquier labor y concentrarnos en la comida” - Luciano Pavarotti -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*