RESTAURANTES

LaVERÓNICA, nuevo CHEF, NUEVA carta, espíritu VANGUARDISTA

 

El castizo Barrio de Las Letras no sería el mismo sin LaVERÓNICA, un restaurante que, además, es un lugar de encuentro en el que las tertulias sobre cine, música, pintura, teatro o cualquier otra disciplina artística entre las que por supuesto se incluye la gastronomía, vienen acompañadas de deliciosos desayunos, sabrosas comidas y sugerentes cenas.

Mariana Gyalui, propietaria y alma mater de LaVERÓNICA, en su afán innovador e inquieto incorpora a su local un nuevo chef, Sergio García: un cocinero apasionado de su oficio que desarrolla una cocina muy personal con cierto aire canalla y ese punto de transgresión fiel reflejo de la filosofía de esta casa, siempre a lavanguardia y amante del arte y el diseño en todas sus expresiones.

La nueva carta de LaVERÓNICA está repleta de recetas elaboradas con imaginación y sentimiento, basadas en la cocina tradicional, pero fusionadas y tocadas por el carácter cosmopolita que Sergio traslada de su bagaje por el mundo.

 

 

Nuevas y deliciosas propuestas como las patatas mixtas (una apetecible versión personal de las clásicas bravas); alcachofas confitadas con huevo de codorniz, sal de jamón y corn flakes de ajo; Breguas (empanadillas marroquíes) de setas y gambas con salsa americana; croquetas caseras de pringá y de puerros; ensaladilla rusa con huevo frito; ceviche de corvina; guiso de rabo con base de apionabo, cebollita francesa, cacahuete y palomitas, o el risotto con pato, setas y trigueros.

Y aunque sigue en carta el plato clásico de la casa desde hace más de 30 años -la pasta fresca con carabinero-, sus seguidores más fieles y también los que están por llegar,  tenemos en su nueva receta de arroz negro con gamba roja un delicioso motivo para sonreír.

 

 

LaVERÓNICA es un restaurante singular, en el que se respira arte en cada rincón y en el que la inspiración creativa se palpa en el ambiente; el color blanco del local hace destacar varias obras de reconocidas artistas contemporáneos y que son ya sus señas de identidad, como la imponente Esteradeesteras, en forma de espiral cerrada sobre sí misma y trenzada durante todo un verano por un maestro andaluz, que evoca el moño de la actriz Kim Novak en la película de Hitchcock “Vértigo” y que ha inspirado el logo del restaurante con un significado que es toda una declaración de intenciones: expansión y renovación pero siempre volviendo al origen.

 

Acceder a la web de LaVerónica

 

“Una de las mejores cosas de la vida es que debemos interrumpir regularmente cualquier labor y concentrarnos en la comida” - Luciano Pavarotti -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*