GASTRO-ESCAPADAS

LA CASA DEL PRESIDENTE, EL REFUGIO DE ADOLFO SUÁREZ

Al ladito de Madrid, en una ciudad histórica única como es Ávila, el que fuera Primer Presidente de la Democracia Española encontró su lugar perfecto de veraneo, refugio y retiro, alejado del ruido mediático de la época y del asfalto de la capital. Un entorno de calma y buen gusto, un acierto seguro del Grupo Hotelero Fontecruz.

Todos tenemos en mente las fotos de Alfonso Suárez y su familia, y nos los podemos imaginar disfrutando de esta casa de verano convertida ahora en un hotel-boutique de cinco estrellas en el corazón de Ávila, el único hotel con piscina dentro de la muralla.

LA CASA DEL PRESIDENTE conserva la estructura del edificio original construido en los años 70 y el despacho de Adolfo Suárez casi intacto, es fácil sentirse parte de la historia de España visitando cada rincón de la casa, en los que siempre hay detalles que nos trasladan al pasado.

Decorada con buen gusto por la elegancia sin ostentación, LA CASA DEL PRESIDENTE cuenta con tres plantas y diez  habitaciones muy exclusivas. En la planta baja, además del zaguán de bienvenida que se conserva intacto, la cocina hoy reconvertida en comedor y los salones sociales con tres chimeneas y muebles franceses, está la recepción del hotel en el que fuera el despacho del Presidente Suárez: un lugar en el que se sentaron las bases de nuestra Constitución presidido por una gran librería de la época que esconde una pequeña puerta secreta para facilitar su huída en caso de emergencia.

Tres suites, cinco junior suites y tres habitaciones delux con nombres tan evocadores como Alegría, Libertad, Paz, Coraje, Diálogo… representan los valores que este hombre, tan respetado y querido en nuestra país, llevaba por bandera. Todas cuentan con bañera y ducha de aromaterapia, amenities de Chopard y cama kingsize. No querrás irte de este lugar, te lo aseguro.

La propia muralla de Ávila delimita un coqueto jardín con cierto aire a villa italiana y diferentes espacios, salpicado de una cuidada vegetación que acoge una elegante piscina de verano para evadirte de la rutina.

Déjate mimar por los desayunos presidenciales a base de zumos naturales, café recién hecho, mermeladas artesanales, embutidos locales, quesos de la Sierra de Gredos y el Valle del Tiétar, yogures naturales de vacas abulenses y deliciosos panes artesanos de la Tahona del Sotillo (un obrador con más de 100 años donde se trabaja siempre con masas madre que se molturan en molino de piedra).

LA CASA DEL PRESIDENTE también ofrece servicio de cenas. A los fogones, el chef  Darío del Monte, nacido en Cebreros y formado en Ávila, nos propone una carta sencilla en la que prima el producto y algunas concesiones al recetario local (patatas revolconas con torreznos o lomo de olla con pimientos de cristal).

Una interesante bodega con vinos de la zona (Cebreros, El Tiemblo y El Barraco), referencias nacionales con algunas curiosidades (como los monovarietales y coupages de pinot noir de la bodega vallisoletana Alta Pavina) e internacionales (Alemania, Francia, Italia y California) completa la propuesta gastronómica LA CASA DEL PRESIDENTE.

 Acceder a la web de La Casa del Presidente

 

“Una de las mejores cosas de la vida es que debemos interrumpir regularmente cualquier labor y concentrarnos en la comida” - Luciano Pavarotti -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*