Miradas cristianas

Carta a Don Mariano Rajoy

22.09.17 | 11:31. Archivado en Política

Le escribo desde un desacuerdo con la actitud del Govern de la Generalitat, (que me parece antidemocrática y poco ética), y desde una preocupación grande por todo el mal trato que están sufriendo y soportando en estos momentos los catalanes no independentistas. Creo importante decir esto de entrada para que sepa que es desde aquí, y no desde un sentimiento nacionalista, desde donde me siento obligado a decirle que es Usted el responsable último de todas estas tragedias. No es buena norma de convivencia atender sólo a la falta de razón del otro, para dispensarse de examinar la propia falta de razón.

Y a Usted creo que le falta razón, por mil razones como éstas:

- Por su negativa a abordar un problema político que realmente existe, procurando que se lo resolvieran los jueces, dando al tribunal constitucional unas atribuciones penales que superan su carácter de arbitraje y creando esa increíble y sucia “policía patriótica”.

- También por esa conocida máxima suya de que muchas veces “lo mejor es no actuar”, que ha llevado a que lo que antaño pudo ser sólo un tumor incierto se haya convertido hoy en un cáncer. Hace tiempo le escribí una carta (que no creo leyera) diciéndole que el proverbio ese chino de “sentarse a la puerta hasta que veas pasar el cadáver de tu enemigo”, no funciona siempre: a usted le ha funcionado cuando su enemigo eran unas izquierdas tantas veces divididas por haber llegado a confundir izquierdismo con egoísmo. Debo reconocerle que, a veces, admiré su astucia en este punto. Pero no siempre vale ese proverbio; y puede llegar un momento en que, en vez del cadáver, llega a tu puerta el tigre que lo ha devorado…

- También por haber tolerado que una ministra de su gobierno (de defensa para más inri) dijera hace poco aquí en Barcelona que “la bravuconería separatista bajará los brazos dentro de poco”, dejando clara la pretensión de resolver el problema humillando a muchos catalanes e ignorando la fácil paráfrasis de una frase del escritor Tertuliano que seguramente conocerá Ud (“la sangre de mártires es semilla de nuevos cristianos”), y que ahora puede sonar así: la humillación de catalanes es semilla de nuevos independentistas. ¿Cómo puede un político ser tan ciego como para no entender esto?

- También porque, aunque ahora diga Usted: “no me hagan llegar hasta donde no quiero llegar”, ha sido Usted el primero que se embarcó en esa ruta que lleva a donde ahora no quisiera llegar. Usted que, siendo el gobernante que más desigualdades ha creado entre los españoles, apelaba precisamente a que “no puedo tolerar desigualdades entre los españoles”, para no afrontar el problema catalán…

No quiero entrar ahora en si las últimas actuaciones de la guardia civil y demás son criticables o no. Pero sí quiero decirle que era obligación primariamente suya el que no hubiera que llegar hasta ellas.

Comprendo que, por todos esos y otros factores más, se encuentra Usted ahora en una difícil situación de inferioridad: porque no sé yo qué pasará el 1 de octubre: si habrá referéndum, o no, declaración de independencia o no; lo que creo percibir es que, ahora, el interés de la Generalitat es que ese 1 de octubre haya más policía, más represiones, más detenciones, más porrazos si es posible… Y que todo eso sea visto en el mundo entero.

Con lo cual se encuentra Usted en el peor de los dilemas: si no actúo, mal; si actúo, quizá peor… Sé también que, aunque no hubiera nada el 1 de octubre, no por eso se habrá resuelto nada: sólo se habrá agrandado un problema que es ya demasiado grande. E intento comprender también que se encuentra Usted preso en la vieja contradicción de su partido, que ha pretendido unir una derecha que quiere ser civilizada, con una extrema derecha franquista y agresiva sin la cual no podría Usted en modo alguno ganar ningunas elecciones. Me temo que esa unión un poco contra natura se ha roto ahora y los escombros le caen encima a Usted.

Desde este deseo de comprender, le pido perdón si he sido duro. No tengo nada contra Usted, e intento vivir una espiritualidad centrada en aquella máxima: “todo hombre es mi hermano”; y mi enemigo es también mi hermano; y los que me abofetearán por un lado y por el otro, por haber escrito esto, son también mis hermanos y quiero amarlos “para ser hijo del Padre de todos que está en los cielos y que hace llover y salir el sol sobre catalanes y españoles y sobre independentistas y constitucionalistas” (cf. Mt 5,44-45).

Desde el afán de vivir así (y aun sintiéndome lejos de esa meta) es desde donde me atrevo a decirle que haría Usted un gran favor al país si tuviera el coraje de presentar su dimisión por haber dejado que las cosas llegaran a una situación a la que nunca debieron llegar.

Quizá, puestos a soñar, sería mejor que dialogara Usted con el señor Puigdemont para llegar a un acuerdo más o menos como éste: se suprime el pseudoreferéndum del día 1 (digo “pseudo” porque muchos de los que dicen que irán a votar, le niegan sin embargo el carácter de referéndum, y lo califican sólo como una movilización).

Bien: llámesele como se quiera, se desconvoca lo del día 1 de octubre y, a cambio, tanto Usted como Puigdemont (representantes además de los dos partidos más corruptos de España), dimiten y convocan unas elecciones, generales y autonómicas, en las que ni Usted ni él se presentarán como candidatos. Sería un diálogo mucho más auténtico que ese de “sólo voy a dialogar cuándo retira Usted el referéndum”; o “sólo voy a dialogar la fecha y la pregunta del referéndum”…. Frases ambas dignas de figurar en aquel viejo “Celtiberia show” del señor Carandell.

No soy tan ingenuo como para esperar que esto ocurra. Pero sí creo que, si algo así sucediera, sería un gran beneficio para todos los ciudadanos y un buen ejemplo para todo el mundo.

Un saludo cordial desde alguien que no quiere dejar de ser hermano suyo (ni de nadie), por más que me sienta obligado a criticarle.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Pascual 05.10.17 | 16:50

    Parece que el jesuita Bergoglio no opina como Gonzalez Faus:
    "Bergoglio habría manifestado al embajador la postura de la Santa Sede, contraria a toda autodeterminación que no esté justificada por un proceso de descolonización, y manifestó el rechazo de la Iglesia a toda actitud que no esté basada en el respeto a la legalidad constituida."

  • Comentario por Lázaro 04.10.17 | 12:50

    Un tema enormemente difícil en el que la gente se posiciona visceralmente por razones identitarias, Me sorprende ver por ejemplo como intelectuales de izquierdas, siendo todos de izquierdas, se posicionan en un sentido o en otro según sean castellanos o gallegos. Hay tal tensión entre la identidad catalana y la identidad española-castellana-andaluza, tantos resentimientos por motivos inconfesables, que podríamos temer que la convivencia armónica sea ya imposible.

    Muy bien tu comentario hermano José Ignacio. Recemos porque independientemente de lo que pase en lo político u orgánico, el odio retroceda y reine la fraternidad.

  • Comentario por Manolo 28.09.17 | 10:08

    ¿Ya te contestó Netanyahu y ahora le escribes a Rajoy? ¿Piensas que están tan ociosos como tú? Seguro que se te dan mejor otras tareas que esta de juntar letras, hermano. Inténtalo...

  • Comentario por EL PEQUEÑO 26.09.17 | 19:48

    DE ACUERO CON ESE ANALISIS TAN CONDUNDENTE Y RAZONABLE .PERO DEL TODO EL MUNDO NO PODEMOS SER HRMANOS ....... ¿ Y ?

  • Comentario por Tere Cordon sola 25.09.17 | 00:47

    Me duele mucho como maltrara Vd a mi presidente del gobierno, su condicion de religioso no le autoriza a vd y ademas tenga presenre q es el mas votado y repetidamente por la MAYORIA de kos españoles incluidos los catalanes

  • Comentario por Tere Cordon sola 24.09.17 | 23:20

    Estic contra AQUEST referendum.soc catalana i no independentista.soc espanyola. Soc europea.aquesta es la meva desposta al seu article.salutacuons afectuoses

  • Comentario por anuncia 24.09.17 | 19:00

    Estoy viviendo esta situación con gran dolor y preocupación. Comparto con usted la mayor parte de su exposición y, por supuesto, hago la misma petición: que dimitan los dos irresponsables líderes.

  • Comentario por Pascual 23.09.17 | 09:03

    Yo comparto, señor Faus, su espiritualidad aunque mi compromiso no llegue a las suelas de los zapatos del suyo.
    Intenta ser ecuánime pero no lo consigue. Responsabiliza a Rajoy de la situación, y se olvida de otros como Pujol, Mas o el mismo Puigdemont.
    Hace una identificación entre catalanes independentistas y todos los catalanes que es falsa y se olvida de los derechos de todos los españoles como si no tuvieran nada que decir.
    A mí me parece que su artículo es más propio de un monje de Montserrat que de un jesuita racional.

  • Comentario por Moisés 22.09.17 | 16:39

    ¿Y cuando se despertó...?

Lunes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

  • José Ignacio González Faus José Ignacio González Faus

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031