Miradas cristianas

Alí Babá y los cuarenta mercados

13.01.11 | 09:31. Archivado en Economía

Uno sabe que es bastante lego e ignorante en estos asuntos. Precisamente por eso le cuesta más de entender cómo, hasta el día en que escribo esto, la ministra de Hacienda y el presidente del gobierno afirman con tanta seguridad e ingenuidad que España no corre peligro tras el batacazo irlandés: “España no es Irlanda y nuestra economía está bien asentada”. Concedo, que dirían los escolásticos. Pero quien argumenta así no parece darse cuenta de que no estamos luchando contra fenómenos naturales, como las sacudidas de la placas tectónicas, ante las cuales basta con tener edificios levantados contra terremotos. Estamos luchando contra ataques más o menos planificados de misiles y otras “armas de destrucción económica” ante las cuales poco importa si nuestros edificios están bien asentados.

Quizá no se den cuenta de eso porque creen en el significado de las palabras y no saben que la economía y la política viven de un doble lenguaje que urge desenmascarar. Oímos decir, por ejemplo, que “los mercados están agitados”, como si se tratara de meras fuerzas naturales como las que mueven el mar. Esto se dice cuando actúan los mercados. En cambio, cuando actúan los políticos se dice que ”los mercados son muy sensibles”: ahora como si se tratara de personas de finura extrema que pueden llevarse un gran disgusto o contraer una enfermedad grave si los poderes públicos intentan hacer algo de eso para lo cual existen: justicia para los más maltratados.

Total: que no sabemos si los mercados son fuerzas naturales o seres personales. Ni falta que nos hace: porque, en realidad no hay mercados agitados sino especuladores que agitan. Ni son sensibles los mercados sino manipulables, como fichas de ajedrez, por fuerzas escondidas que saben bien lo que quieren conseguir. Hasta ahora los economistas estudiaban muchas matemáticas. Quizá valdría más que comiencen a estudiar lingüística y semiótica.

Porque al menos, en este caso, no oiríamos decir a la ministra (a quien por otro lado quiero agradecer la serenidad, la educación y la razonabilidad con que habla y que tantos políticos de la oposición podrían aprender…), no la oiríamos decir que “estamos haciendo los deberes”. Encantadora ingenuidad la de esa expresión que evoca un colegio infantil, unos niñitos deseosos de aprender y unos educadores bondadosos. ¿Qué tal si dijéramos que la economía española no corre peligro “porque estamos mandando a la miseria a millones de españoles”? Ya sé que así tampoco saldríamos de la crisis económica, pero al menos sabríamos a qué atenernos y de qué ralea son ésos que nos imponen “los deberes”: cada vez que los políticos agreden a los más necesitados, respiran los mercados.

Y una vez que los conocemos será fácil comprender a qué aspiran con sus manipulaciones financieras y sus especulaciones secretas. A la larga, se trata de acabar con las clases medias: y ¿no puede ser éste un factor explicativo de la crisis del PSOE que representaba en realidad a la izquierda de las clases medias, más que al proletariado?. En cualquier caso, se trata de acabar con las clases medias y volver a la economía “de siempre”: a la economía del imperio romano y del feudalismo que tienen más de mil años de existencia en comparación con el sarampión socialdemócrata de la Modernidad. ¡Entonces no había tantos parados como ahora! Es cierto que había esclavos, pero ¿no es mejor eso? Los esclavos al menos comen, y no tienen que ir de Caritas en Caritas a ver qué recogen.

De este modo conseguirán los mercados su meta final: acabar sutilmente con nuestra democracia o, al menos, reducirla a la posibilidad de elegir sólo entre gobiernos de derecha y de extrema derecha, como pasa ya en Estados Unidos. Y negar vigencia política a todas las veleidades igualitarias y de justicia social que amenazan a la libertad individual. Porque vale: “todos los hombres son libres” pero… “unos más que otros”, como decía aquella famosa novela.

En este sentido, no me cabe demasiada duda de que, cuando el PP gane las próximas elecciones nuestra situación económica mejorará. Pero no porque la gestione de una manera mejor (pues tantos años en la oposición ya han servido para demostrar que no tiene ni una receta concreta que proponer, como no sea el cambio del inquilino de La Moncloa). Ni tampoco porque estén comenzando a fructificar algunas medidas del pasado sino porque, cuando cambie ese inquilino de La Moncloa, “los poderes fácticos” de la política (que ya no son la Iglesia y el ejército como tras la muerte de Franco, sino los mercados y los Bancos) ayudarán al nuevo gobierno y se moderarán un poco para que dé buena imagen y pueda pasar como salvador. Aunque eso (ya lo saben ellos) será por poco tiempo. “Recortar gastos y no dilapidar” es una receta que suena muy bien y muy razonable. Pero si entendemos correctamente lo que significa dilapidar, parece que debería referirse a recortar gastos militares, por ejemplo, o gastos faraónicos como los del alcalde de Madrid. Y he aquí que no: se trata más bien de recortar gastos sociales. Ésos sí que son unos dispendios suntuosos que sólo benefician a unos muertos de hambre. Y encima, extranjeros muchos de ellos.

En resumen: esos inocentemente llamados “mercados” lo tienen todo tan “atado y bien atado”, que hemos asistido a la imposibilidad de luchar contra ellos: huelgas, manifestaciones y algaradas en Grecia, Francia, Inglaterra, Irlanda o España resultan sacudidas tan pequeñas que no les hacen ni tambalearse: porque las reglas del juego las marcan ellos y no los políticos.

Pero, más allá de las especulaciones de la Banca norteamericana, lo que está pagando hoy Europa son también los pecados originales cometidos en el proceso de su construcción: pacto de estabilidad, reglas de la OMC, primacía del Banco Central Europeo, adopción de criterios del FMI, el timo de la llamada Constitución europea que, cuando se vio en peligro, fue retirada de las manos (o del voto) de los ciudadanos, para pasar a las manos de los parlamentos; ampliación irracional a los 27 por la obsesión de tener más mercados, cuando Europa no era todavía más que un feto de pocos meses que no podía soportar aquellas dimensiones…

Todo eso corriendo; pero otra medidas como “reestructura de la deuda pública, obligación de que cada banco posea una parte de la misma, control cambiario, gravar las rentas financieras por lo menos al mismo nivel que las rentas del trabajo, la imposición del capital y del patrimonio, la subordinación de los flujos comerciales a normas sociales y ecológicas, tasas globales” … y hasta nacionalización al menos temporal de la Banca, de todo eso ni hablar. Y de aquellos polvos se traga ahora Europa estos lodos. Dije en otra ocasión que, durante el siglo pasado, asistimos a un nuevo “rapto de Europa”, pero esta vez no por mano de Júpiter, como en el mito antiguo, sino por obra de los mercados mucho más temibles que aquel dios tonante. Creo que los grandes padres del sueño de Europa (Adenauer, Schumann y de Gasperi), maldecirían hoy lo que hemos hecho con su ideal .

Antaño se discutía si el capitalismo era intrínsecamente injusto (Helder Camara) o si, sin llegar a tanto, se encontraba “muy dañado y necesitado de una reforma seria” (Doctrina Social de la Iglesia), o si, más allá de esas dos opiniones, lo cierto es que el capitalismo es una “ocasión próxima de pecado”; y la moral enseña la obligación de evitar ese tipo de ocasiones. Y antaño se trataba de un capitalismo industrial de producción (el empresario podía cometer injusticia contra el trabajador no pagándole un salario justo para ahorrarse costes de producción etc.).

Hoy, en cambio, ya no se discute nada de aquello; y sin embargo ya no estamos en un capitalismo de producción sino pura y simplemente de especulación: un sistema en el que los inversores pueden mandar a la miseria a miles de ciudadanos, no para producir ningún tipo de riqueza sino para que su dinero les produzca más dinero. Y además de una manera anónima: porque nunca verán la cara ni conocerán la historia de sus víctimas; y la injusticia no la cometerán ellos inmediatamente, sino a través de sus esbirros que resultan ser los políticos.

No nos vamos a rendir a pesar de todo, porque nada da más sentido a la vida que el luchar contra lo que el Apocalipsis llama “la Bestia”. Y, escribiendo en una revista cristiana, hay que concluir con dos observaciones.

Primero una cita del nuevo testamento, muy repetida fuera de él en otros escritos del cristianismo primitivo: “la raíz de todos los males es la pasión por el dinero” (1 Tim 6,10). De todos. El nuevo testamento no es pansexualista sino -si se me permite la expresión- pandinerista. Bien es verdad que para eso ya tenemos respuesta, muy piadosa también: “no sólo de pan vive el hombre”; también vive de Messi, de Cristiano Ronaldo y su novia, o de Jorge Lorenzo, del 5 a 0 de anoche y demás dioses del Olimpo moderno.

Y en segundo lugar: leí antaño una novela de Bruce Marshall (no recuerdo su título, pero puede ser útil consignar que el autor es católico), la cual comenzaba con esta secuencia: una serie de atrocidades en una ciudad española: quemas de iglesias, atentados, secuestros…Y al día siguiente una nota del episcopado alertando de que… “no se puede entrar en la iglesia con manga corta, faldas por encima de la rodilla” y demás. La ironía de entonces vale desgraciadamente para hoy.

Una iglesia que presume de tanto magisterio moral ¿no sabe decirnos nada sobre la inmoralidad de la usura, tan afincada en su tradición moral? Es cierto que el sentido del préstamo a interés cambió cuando la economía no era de trueque sino de dinero, y éste podía ser una ocasión de producir riqueza que el prestamista perdía y por la que podía ser moderadamente compensado. Pero hoy ha vuelto a cambiar de sentido y el dinero ya no es visto como ocasión sino como causa de riqueza, como si fuera fecundo por sí mismo, abriendo así la puerta a intereses desorbitados que ya no son una compensación moderada sino una auténtica usura. Y el magisterio eclesiástico que tanto sabe de preservativos y demás ¡sin enterarse!. Como si los Padres de la Iglesia no hubiesen repetido sin eufemismos que “todo aquel que es muy rico es un ladrón o hijo de ladrón” (San Juan Crisóstomo).

“Ay Ignacio Ellacuría – digno de una emperatriz”: acuérdate de repetirnos aquello que tanto decías: que este mundo no tiene solución más que en una “civilización de la pobreza”. Entendiendo por pobreza no la necesidad auténtica sino la sobriedad compartida.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Francisco 08.03.11 | 08:46

    (SIGUE DE ABAJO)

    ... dice el sr. Bono ser "socialista católico" o "católico socialista", mientras que presume de hipódromo (¿alguien de clase media tiene eso?), de áticos o va a la Iglesia de Entrevías sólo para fastidiar a los ciudadanos que van a misas normales. ¿La Sinde del PSOE es de clase media, tolerando que la SGAE se lleve dineros de comercios por poner un hilo musical o de ONGs por utilizar obras de teatro para recaudar fondos para buenas causas? ¿Rubalcaba, del PSOE, es de clase media? Un tipejo que ha mentido cuando los GAL, cuando la negociación con ETA antes del atentado de la T4 y durante el chivatazo del "caso Faisán". Sr. Faus, a los ciudadanos de clases medias no nos gusta mentir como lo ha hecho Rubalcaba. ¿Y Zapatero del PSOE es de clase media, cuando fleta un avión oficial para irse a Harrods, Londres, de compras con su mujer y sus hijas (las satánicas)?

    Usted ha oído campanas, pero no sabe dónde. No tiene ni pajolera idea de economía.

  • Comentario por Francisco 08.03.11 | 08:40

    Sr. Faus: si dice usted que es lego e ignorante en estos asuntos, ¿por qué habla de ellos? Peor que la arrogancia es la falsa modestia.

    ¿Quién le dijo a usted que el PSOE era la izquierda de las clases medias?

    ¿Sabe usted quiénes son, en realidad, las clases medias? Yo se lo digo: los autónomos, los pequeños comerciantes, los dueños, socios y empleados de PYMES, aquellos que NO chupan del Estado con un sueldo de funcionario inmerecido. Y no sólo en lo económico: aquellos ciudadanos que tienen un código ético normal, no basado en "enseñanzas" raras de decirles a nuestros hijos qué preservativos son los mejores o cómo se hace una felación.

    Le diré lo que NO son las clases medias: la Leyre Pajín, del PSOE, bebedora compulsiva, impulsora de una ley antitabaco que hizo gastar a los bares y restaurantes (el turismo es nuestro buque insignia) una pasta en acondicionar locales para luego prohibir el tabaco. NO es clase media el sr. Bono, del PSOE, que por...

  • Comentario por Francisco 08.03.11 | 08:35

    Este es un comentario para el sr. Pagola (que, como es un cobarde, no ha permitido comentarios en su artículo, pero sí que viene a esta web a anunciar "su libro"):

    Sr. Pagola, le recuerdo, "superteologazo", que las únicas tentaciones que tuvo Jesucristo -y así se consideran en los Evangelios- fueron las que tuvo en el desierto durante su ayuno de 40 días.

    Es usted tan superficial y arrima tanto el ascua a su sardina que afirma en su artículo que Jesús sufría tentaciones cuando predicaba cosas contrarias a los sabios, doctores y sacerdotes de su época.

    En eso Jesús no tuvo ninguna tentación; es más, estaba tan seguro de que debía hacer eso como de expulsar a los mercaderes del templo.

    Y como es usted más simplón que un duro de madera, le diré que la tentación que Jesús sufrió en el desierto no fue la de suicidio, sino la de SOBERBIA. El diablo le ofrecía a Jesús todo a cambio de que se tirase por un precipicio. Tentación de soberbia, d...

  • Comentario por Hypatia 05.03.11 | 17:35

    ¿Cómo los "poderes de hecho" tratan de influir con los medios de que disponen para provocar la caída o la derrota en las urnas de los gobiernos que no son de su agrado?. Para derrotar a González abrieron el capó del estado, lo que me pareció bien, pero no hubieran dejado títere con cabeza. Allende, segunda república, ... ¿Qué van a hacer en países donde les ha dado a los más desfavorecidos por participar en los sufragios?

  • Comentario por Piporra 19.02.11 | 19:43

    EXCELENTE y VALIENTE exposición de este escabroso tema. Nunca había oido ni leído nada tan claro. Muchas gracias, Gzlez. Faus por estudiar, pensar y comunicar con tanta claridad y objetividad. esto lo pueden entender sin agresividas tanto los de derechas como los de izquierdas. Benjamín, mira que dices sandeces!!!

  • Comentario por Luis 25.01.11 | 22:15

    No se pueden decir más disparates en menor espacio...
    El mismo autor, no obstante, se pone la venda antes de la herida en la primera frase del artículo, reconociéndose lego e ignorante. Entonces... ¿para qué raja? Esto no es Cristianisme i Justícia, aquí hay que intentar ser serios

  • Comentario por Juan 17.01.11 | 12:21

    Descansa Ludovico. Las mentiras, como muy dice Chinto, no se convierten en verdades por mucho que se repitan. Si para tí el socialismo es eso y el aborto es un asesinato, no votes socialista ni abortes. Pero no intentes imponer tus ideas a los que no pensamos como tú. Recíclate y airéate. Te vendrá de perlas.

  • Comentario por Ludovico 17.01.11 | 09:45

    ¿Quién repite sin prueba? Por su propia esencia, por definición, el socialismo es estatalista. Sesde el siglo XIX. ¿No repiten hasta la saciedad los socialistas que no hay otra moral que la que dimana de las leyes que ellos aprueban por mayoría? ¿No niega el derecho natural? No sé quiénes son ni qué diran los psicoterapeutas de Palo Alto. Pero que el aborto libre es un asesinato eso no lo quita nadie. Porque suprimir la vida es asesinar. Y esa ley es asunto socialista. Por cierto, promueven ya la muerte ab origine. No falta mucho tiempo para que, además, aceleren el último día con la eutanasia. Y no faltan católicos que instan su voto o toman esos actos criminales --de acuerdo con el derecho natural-- como secundarios o no invalidantes para vpotarlosd. Votar socialismo, se quiera reconocer o no, es votar muerte.

  • Comentario por Chinto 17.01.11 | 07:50

    Ludovico: multiplica es repetir algo varias veces. También los errores se pueden multiplicar al repetirlos; lo que n souce es que se conviertan en verdades. Es, como se dice en la escuela de psicoterapia de Palo alto, (California) más de lo mismo. Ni el socialismo pone al estado por encima del individuo, ni el aborto es un asesinato . Renueva los contenidos de tu mollera.

  • Comentario por Ludovico 16.01.11 | 18:19

    Por definición, el sistema político conocido por socialismo es la doctrina que sostiene que el estado está por encima del individuo. En coherencia, la ley aprobada por la mayoría en el Parlamento se convierte en norma moral. No existe un derecho anterior. Y no aceptan, por ende, la objeción de conciencia. Establecer el aborto discrecional durante doce o catorce semanas es matar lisa y llanamente. Defender el aborto libre es,, por consiguiente, defender el asesinato. No defiendo que el mercado sea norma suprema denada. Por encima de todo está la persona. Si podemos lograr una justa distriibución de la riqueza manteniendo la dignidad de la persona y sus derechos (a la vida, a la educación, a la familia, etc.), ese será el sistema político que m´`as se ajuste al derecho natural. Y es manifiesto que muchos votantes del PP están por esa labor.

  • Comentario por Chinto 16.01.11 | 08:51

    Sr. Ludovico: Eso de que el psoe pone al estado por encima de la persona se lo saca Ud. de la manga. Una cosa es poner al estado al servicio de los individuos con adecuadas políticas sociales, (sanidad, educación, pensiones etc.) y otrea uy disitnta, la de los neoconservadores entre los que se encuentra el PP, es poner al estado al servicio del mercado, que es tanto como poner poner al individuo al servicio del dinero. Como muy afirma Pepe L. el PP no gobiermna para el 70% de los ciudadanos que carecen de medios económicos para pagarse la sanidad privada y educar a sus hijos en colegios del Opus.
    Afirmar que el el psoe defiende la exterminación de la vida "ab orígne", sólo de miestra que ers un gran manipulador y panfletero.

  • Comentario por Ludovico 15.01.11 | 09:09

    Es curioso: de la reflexión de Faus la mayoría deduce que no puede ver al PP y que vota al PSOE, o insta el voto para el mismo, pese a ser filósofo (aunque no iusnaturalista) y sacerdote (aunque no contrario al cuerpo de doctrina --socialista-- que defiende la extinción violenta y discrecional de la vida ab origine, arruina el sentido de familia y pone al estado por encima de la persona). Es curioso que un señor que posee --perdón, la Orden-- extensas propiedades en san Cugat, en el Instituto Químico de Sarriá, en ESADE, en la calle Caspe --es decir en lo más caro de Barcelona y aledaños--, se convierta en espada flamígera de quienes, a la manera del PP y Margaret Thatcher, buscan un capitalismo popular, que es una manera un tanto peculiar de hablar de la distribución de la riqueza. Pero Faus cuando se aparta de la Cristología disparata más que habla. No digamos cuando se pone científico: las placas tectónicas no experimentan sacudidas, sino que chocan en los puntos de subsidencia.

  • Comentario por Pepe L. 14.01.11 | 07:54

    Sr. Ruso: esta crisis originada por el capitalismo neoliberal, ha afectado sobretodo al 70 % de la población española económicamente menos pudiente. El 30% económicamente sobrado, no la ha sentido.
    Vivo en unqa comunidad dirigida por el PP, y me sobra información para asegurar que estos señores gobiernan muy bien para el 30% de ciudadanos pudientes. Para el 70% restante son un desastre. Mantengo la esperanza de que no regresarán a la Moncloa por mucho tiempo. Somos más los que no les votamos que los que les votan.

  • Comentario por Pepe L. 14.01.11 | 07:52

    Sr. Ruso: esta crisis originada por el capitalismo neoliberal, ha afectado sobretodo al 70 % de la población española económicamente menos pudiente. El 30% económicamente sobrado, no la ha sentido.
    Vivo en unqa comunidad dirigida por el PP, y me sobra información para asegurar que estos señores gobiernan muy bien para el 30% de ciudadanos pudientes. Para el 70% restante son un desastre. Mantengo la esperanza de que no regresarán a la Moncloa por mucho tiempo. Somos más los que no les votamos que los que les votan.

  • Comentario por Francisco 13.01.11 | 20:44

    En cuanto al tema de la usura, me temo que fueron otros (no precisamente los católicos) quienes la inventaron y la pusieron en práctica, hasta el extremo que tenemos hoy (especuladores bursátiles), pasando por las "operaciones" de la familia Rotshchild en la época napoleónica o en la I Guerra Mundial (Gran Guerra), en la que esta familia de usureros multimilonarios se ocupaban de vender armas y pertrechos a ambos bandos.

    Si estudia, analiza e investiga el tema Rothschild-Rockefeller, por ejemplo, comprenderá de dónde vienen estas fuerzas maléficas (sí, ma-lé-fi-cas) que hacen que el hombre sea un esclavo y deje de convertirse en un ser libre.

    Gracias.

  • Comentario por Francisco 13.01.11 | 20:40

    Sr. González Faus:

    Aunque básicamente estoy de acuerdo con muchas de las ideas de su artículo, le comentaré que desde hace unos cinco años, existe un movimiento (no organizado en ninguna asociación ni ONG concreta) de mucha gente de muchos países de todo el mundo que luchan contra lo que usted lucha en su artículo.

    Los nombres de esas personas que encabezan ese "movimiento" (lo pongo porque cada uno lucha desde su parcela, entorno, web, blog, profesión, etc.) ya los he puesto en algunas de mis intervenciones aquí anteriormente hasta cansarme. Lo que ocurre es que muchos de Vds., al menos en Religión Digital, están tan anclados en la "teología de la liberación" que no ven más allá. Los árboles les impiden ver el bosque.

    Y le diré que dentro de ese "movimiento", "tendencia" o como le queramos llamar, hay gente creyente y no creyente, de derechas o de izquierdas, apolíticos, de todas las profesiones, etc. luchando contra eso, contra la ESCLAVITUD hum...

  • Comentario por ruso 13.01.11 | 20:14

    ¡Si señor!, dan igual los derechos recortados, la reducción de las pensiones, el aumento de la edad de jubilación, la eliminación de las ayudas y la incompetencia manifiesta del actual gobierno, la catástrofe es que llege el PP a la Moncloa, ahora todo marcha estupendamente. Dese una vuelta por ahí Pepe L. y verá lo que ocurre de verdad.

  • Comentario por Chinto 13.01.11 | 19:35

    Benigno: ¿Sabes lo del perro del pastor del que habla Quevedo?. Sí, hombre aquel perro que tenía la mala costumbre de olisquear a las ovejas, bajo el rabo, donde estas pierden la lana y luego salía dando vbrincos y refunfuñando de disgusto. Un día el pastor le arreó un bastonazo y le dijo: si no te gusta, ¿por qué metes las narices?
    ¡Pues eso!

  • Comentario por miscato 13.01.11 | 16:46

    lo más penoso es cuando apostrofa a la Iglesia como si fuera de la ceja.Los cinco millones de empleados en época de la derecha de Aznar,no le abren los ojos.

  • Comentario por l.a. 13.01.11 | 16:10

    Este señor a pesar de ser jesuita, se ve que no va a misa los domingos, porque en casi todas las homilías, el sacerdote predica el exceso de dinero y la poca caridad que tenemos los fieles y nos insta a ser generosos y en unos de los últimos domingos nos aconsejó a vivir con austeridad y repartirlo entre los pobres, que no van a misa es un hecho este señor, porque en las preces siempre se pide por los pobre, los desvalidos, los emigrantes los deposeídos, los de Haití etc. Menos críticas y más acudir a misa
    por lo menos los domingos

  • Comentario por María Jesús / Jaime Escobar 13.01.11 | 14:42

    Gracias por este lúcido y cristiano comentario que también vale para Chile que está sumido, desde hace años, en esta marea neoliberal capitalista que parece consumirlo todo...
    Faltan Pastores y Profetas en nuestra Iglesia como Helder Camara, Leonidas Proaño, Luis Espinal, Angelelli, Siva Henríquez, Ellacuría o Romero... Para que sea más libre y creíble
    Difundiremos este beun trabajo del Hno. González Faus en www.reflexionyliberacion.cl

    Sus amigos desde Chile; En todo Amar y Servir!

  • Comentario por Alvar 13.01.11 | 13:33

    Benjamin: la economía no es intrincada; es como los vampiros, que odia la luz de la transparencia; y evitar esa transparencia es lo que la hace complicada para que se cumpla aquello de "a río revuelto, ganacias de pescadores". Pon luz para que se vea de donde sale el dinero y a donda va, y verás lo fácil que es la economía.

  • Comentario por ISABEL 13.01.11 | 13:07

    Este tipo de analisis son los que tenemos que plantearnos los españoles . Pues tal y como están las cosas es lo más acertado de todo lo que leemos o escuchamos
    Es un escrito con mucho fundamento y muy bién reflexionado
    gracias . Una admiradora

  • Comentario por benjamin 13.01.11 | 12:54

    Una pregunta hasta cierto punto ingenua: ¿cómo es posible que un señor que empieza reconociéndose lego en la materia (una materia, además, nada fácil, según reconoce todo el mundo), termine escribiendo un artículo de notable extensión en el que pontifica sin cesar sobre lo que reconoce ignorar, emite diatribas (también piropos: a la ministra de economía sobre cuya incompetencia reina general consenso), y avanza pronósticos de futuro? ¿Es que ser jesuita progre y teóricamente comprometido con los pobres otorga la célebre ciencia infusa que exime el estudio de las materias por intrincadas que estas sean?
    Siento de verdad que el buen teólogo que fue el P. G.Faus se haya convertido en un sociólogo de tres al cuarto que no se sonroja de pontificae a diario sobre cuanto él mismo reconoce ignorar. Está en caida libre. Luego se quejan los de su cuerda. Saludos.

  • Comentario por Pepe L. 13.01.11 | 11:55

    Sólo cave dcie "Amén". No se puede decir ni más alto ni mas claro. sólo espero que el P.González Faus, no acierte en lo del regreso del PP a la Moncloa. sería una catástrofe económica para ese 70% de ciudadanos que necesitamos de unos biuenos servicios publicos, ( sanidad, educación, pensiones, ayudas famliares etc).

  • Comentario por javier 13.01.11 | 10:25

    Una vez más, felicitar a Gonzalez Faus por el artículo.
    Es el análisis más acertado y lúcido que he leido sobre la crisis actual.
    Digno de utilizarse en muchos foros (incluidas las facultades de Ciencias Económicas).
    Gracias padre Gonzalez Faus.

Miércoles, 26 de septiembre

BUSCAR

Editado por

  • José Ignacio González Faus José Ignacio González Faus

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930