Medio Ambiente

El viento, principal fuente de energía

26.11.07 | 10:28. Archivado en Calentamiento, Energías renovables
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

(PD/Agencias).- El Gobierno ha considerado que la energía eólica tiene que ser la primera fuente de generación de energía eléctrica de cara al 2030. Así se establece en la Prospectiva de generación eléctrica que presentará el Ministerio de Industria en las próximas semanas.

Desde una perspectiva empresarial, supone inversiones superiores a 45.000 millones, ya que se aumentará en un plazo de 23 años la potencia instalada de 81.000 MW a 107.845 MW.

La primera consecuencia de esta decisión es un cambio en nuestro paisaje, puesto que habrá aerogeneradores en lugares hasta ahora insospechados como la costa. La nueva apuesta exige triplicar la capacidad de la energía eólica para reducir las emisiones de gases contaminantes y la dependencia energética del exterior.

Sólo hay una fuente de energía capaz de cubrir las limitaciones del viento, que se para cuando más calor o más frío hace. Se trata del gas, que se pone prácticamente en funcionamiento en cuestión de minutos. Esto explica que el gas siga siendo el puntal de la producción, aunque se intenta que permanezca en un segundo plano como un colchón de seguridad.

La tercera fuente de energía será el agua, a través de las centrales hidroeléctricas y las centrales de bombeo. Actualmente tienen capacidad para producir el 17% (16.670 MW) y aumentarán ligeramente hasta el 20,5% (18.385 MW).

Sin embargo, para que este esquema funcione es necesario contar con una fuente de energía base que funcione de forma ininterrumpida. Se trata de la energía nuclear, que mantendrá su potencia instalada en 7.729 MW. Aunque dado el crecimiento relativo de otras fuentes de energía, y a pesar de las inversiones que se harán en alargar la vida de las centrales, pasará de representar el 9,5% de la fuerza eléctrica instalada al 7,1%.

Las centrales térmicas de carbón, que representan el 14,6% de la potencia instalada, irán desapareciendo hasta un mero 0,5%. No obstante, el desarrollo de nuevas tecnologías de combustión de carbón limpio podría cambiar esta tendencia. Algo parecido podría suceder con la energía nuclear y el desarrollo de las tecnologías de fusión, que no producen residuos.

El plan prevé un gran desarrollo de otras energías renovables como la energía obtenida del tratamiento de residuos y el resto de alternativas, incluida la solar. En conjunto, las renovables pasarán de representar el 27% al 48% de la potencia instalada, de 22.200 MW hasta 52.000 MW, en buena medida por el desarrollo de la eólica.

En cuanto al crecimiento del consumo de electricidad, se calcula en torno al 2%, la mitad del consumo medio actual, y una cifra muy inferior al potencial de crecimiento de la economía española, que se sitúa en torno al 3,5%.

Esta disminución se explica por la introducción de sistemas de ahorro energético y mejora de la eficiencia en el consumo para aprovechar mejor la energía producida, que se ha convertido en una de las claves del plan gubernamental, que define los escenarios del sistema energético español hasta el 2030.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 25 de julio

    BUSCAR

    Los mejores videos

    Síguenos

    Hemeroteca

    Julio 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031   

    Sindicación