Israel, más allá de las noticias...

La nueva yihad: más amenazante que nunca

18.02.19 | 16:00. Archivado en identidad

"La nueva yihad: más amenazante que nunca' es un articulo escrito por Guy Millière y publicado el 6 de Enero de 2019

"Tras la casi segura aniquilación del Estado Islámico, la conciencia del peligro que representa el islam radical se ha desvanecido en Europa. Los ataques con cuchillos y los asesinatos de transeúntes en Francia o el Reino Unido no reciben más atención mediática que los accidentes de tráfico.

Cuando tuvo lugar el ataque terrorista en Barcelona el 17 de agosto de 2017, a pesar de lo horroroso que fue (13 muertos, 130 heridos), los yihadistas no lo consideraron un éxito. Tenían un proyecto más letal. Querían empotrar furgonetas cargadas de explosivos contra la basílica de la Sagrada Familia y otras dos zonas turísticas de la ciudad. Sin embargo, ese fue el último gran atentado yihadista en un país occidental, despues del atentado de Mánchester, producido dos meses antes, el 22 de mayo de 2017; el atentado en Niza (Francia) tuvo lugar el 14 de julio de 2016 y el atentado en Orlando (Florida), el 12 de junio de 2016.

La destrucción del Estado Islámico, con el presidente Donald J. Trump, no sólo ha privado a los yihadistas de lo que se había convertido en un santuario y campo de entrenamiento; también les privó de la idea de que podrían derrotar rápidamente a Occidente.

Enseguida, la conciencia del peligro que encarna el islam radical se desvaneció en Estados Unidos y se borró en gran parte en Europa. Los ataques con cuchillo y el asesinato de los transeúntes en Francia o Gran Bretaña no recibieron mayor relevancia en los principales medios que los accidentes de tráfico. Los asesinos yihadistas solían ser definidos inmediatamente por las autoridades como trastornados mentales. En Europa, el nombre de los asesinos se ocultaba a menudo para evitar la posibilidad de desencadenar los "prejuicios" contra los Musulmanes.

Lo que ocurre en otras partes del mundo rara vez llega a los titulares y se suele tratar como un problema local sin importancia global. Apuñalar a los israelíes y lanzar cohetes y cometas y globos incendiarios desde Gaza a Israel se considera estrictamente parte del "conflicto en Oriente Medio". Los ataques contra los cristianos coptos en Egipto son definidos como un problema egipcio. Más de 1.800 cristianos masacrados en Nigeria apenas se mencionan en las noticias. La sentencia a muerte por blasfemia en países como Pakistán no se mencionan en absoluto.

El islam radical puede estar a la defensiva, pero su ofensiva no ha cesado. Las principales organizaciones islamistas parecen estar esperando el momento para atacar otra vez. Al Qaeda fue recientemente descrita en un informe de la ONU de enero de 2018 como "fuerte", "influyente" y "resistente". El Estado Islámico puede haber perdido territorios en los que antes gobernó en Siria e Irak, pero, según el informe de la ONU, "la organización sigue transformándose en una organización terrorista con una jerarquía plana, con células y afiliados que actúan cada vez con mayor autonomía".

Los grupos de yihadistas islamistas siguen activos en Libia, donde controlan las actividades de tráfico de personas e infiltran a sus operativos entre los inmigrantes que tratan de cruzar el Mediterráneo hacia Europa. La policía sigue incautándose de componentes utilizados para fabricar dispositivos explosivos y ha desbaratado intentos de atentado en suelo europeo, pero siguen circulando vídeos con instrucciones.

Lo que es importante recalcar es que los islamistas radicales usan otros medios aparte del terrorismo para ganar terreno. Los Hermanos Musulmanes, la principal organización islamista suní, jamás ha rechazado la violencia, pero dice que prefiere la da'wa (proselitismo, infiltración e influencia) para alcanzar el poder en el mundo musulmán y más allá. Sayid Qutb, su líder en la década de 1950, dijo que el objetivo de los Hermanos Musulmanes era "establecer el régimen islámico" allá donde fuese posible, por "cualquier medio al alcance". Sus miembros pueden haber pensado que estaban logrando su objetivo durante la revuelta que los periodistas llamaron "Primavera árabe". Por desgracia para ellos, el intento del ex-presidente egipcio Mohamed Morsi de convertir Egipto en un Estado islámico totalitario, y la crisis económica que le siguió, dio lugar a una toma del Gobierno por parte del actual presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sisí, y a una represión que erradicó a la organización allí. Los Hermanos Musulmanes, sin embargo, no han desaparecido. Siguen teniendo el apoyo de Turquía y Qatar, y Hamás se fundó como la rama Palestina de los Hermanos Musulmanes.

Las informaciones señalan ahora que los miembros de los Hermanos Musulmanes pueden recurrir ahora a una red de afiliados en más de 70 países. Mantienen su esperanza de ganar en todo el mundo musulmán, pero su objetivo principal parece seguir siendo transformar Occidente.

Los líderes de los Hermanos Musulmanes parecen pensar que si Occidente cae, el resto del mundo caerá después. En EEUU, los Hermanos Musulmanes tienen ramas no oficiales que intentan ocultar lo que son en realidad, pero están muy activas; entre ellas se encuentran el Consejo para las Relaciones Islámicas Americanas (CAIR) y la Sociedad Islámica de Norteamérica (ISNA).

Los Hermanos Musulmanes tienen una fuerte implantación en la Europa occidental, donde controlan muchas organizaciones y asociaciones benéficas que hacen todo lo posible por ocultar lo que son. Éstas incluyen "La Comunidad Islámica de Alemania", la "Asociación Musulmana de Gran Bretaña" y "Los Musulmanes de Francia". Los Hermanos Musulmanes han creado, además, vastas redes de mezquitas y escuelas que reclutan, adoctrinan y afirman que el futuro de Europa occidental será pertenecer al islam y que los europeos seguirán sometiéndose.

Esta semana, los jueces no electos del Tribunal Europeo de Derechos Humanos se sometieron a las demandas de las leyes sobre blasfemia de la sharia y decidieron no permitir las críticas a Mahoma, no vaya a ser que se hieran los sentimientos de los Musulmanes. El Tribunal eligió en realidad herir los sentimientos relacionados con la libertad de expresión y la defensa de la verdad. Probablemente es hora de "deselegir" a estos jueces no electos.

Las organizaciones islamistas están presentes y creciendo. A menudo, aúnan fuerzas para promover campañas de intimidación y presionar a los gobiernos, los grandes medios y las universidades para prohibir toda crítica al islam e imponer una creciente islamización de la vida cotidiana. Los ejemplos incluyen los esfuerzos por cambiar los programas académicos para presentar la civilización musulmana con una luz más atractiva; los esfuerzos por tener hospitales que acepten que las mujeres musulmanas sean examinadas únicamente por doctoras, y que las agencias de servicios sociales deben respetar la poligamia. Muchas organizaciones recurren al apoyo de los "compañeros de viaje", principalmente occidentales que odian la civilización occidental y pueden ver el auge del islam como un medio para desestabilizarla. Quieren, y consiguen, resultados.

Los políticos occidentales europeos, de izquierda y derecha, confían cada vez más en el voto musulmán para salir elegidos: piensan que las tasas de natalidad (que ahora es inferior a los niveles de reemplazo) y los flujos migratorios crean un cambio de la población; calculan que ser demasiado hostiles con el islam podría conducir a su derrota política.

Aunque el escritor suizo islamista Tariq Ramadan sigue en prisión en Francia acusado de violación, sus libros siguen escalando en las listas de los más vendidos. Las librerías islámicas son cada vez más numerosas. Venden libros antisemitas y antioccidentales que incitan a la violencia. Las zonas de exclusión siguen proliferando en Francia, Gran Bretaña y ahora en Alemania. En su libro No Go Zones, Rahim Kasam muestra la mutilación genital femenina, las agresiones sexuales y a veces los asesinatos por honor que tienen lugar en estas zonas.

Unos pocos políticos –el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, el vice primer ministro y ministro del Interior italiano, Matteo Salvini y el canciller austriaco Sebastian Kurz– están intentando defender la civilización occidental. Son arrastrados al barro por Merkel, May, Macron y otros líderes europeos occidentales. La oportunidad de Orbán, Kurz y Salvini de ganar la lucha en el corto plazo se ve limitada por el rápido envejecimiento de las poblaciones de sus países.

Se sigue permitiendo escribir a los escritores que critican el islam en Europa occidental, pero, con algunas excepciones, como la de Éric Zemmour en Francia o Thilo Sarrazin en Alemania, son casi totalmente ignorados por los grandes medios. Todos ellos han sido hostigados por los islamistas y a veces mediante procesamientos. Cualquiera que haya abandonado el islam se arriesga a que lo maten. Algunos han optado por escapar a una parte más segura del mundo. Ayaan Hirsi Ali abandonó los Países Bajos en 2006 y ahora es ciudadana estadounidense. Otros que han permanecido en Europa tienen que vivir bajo la protección policial. Hamed Abdel-Samad, exmiembro de los Hermanos Musulmanes que ahora vive en Alemania, es el autor de Islamic Fascism. Abdel-Samad dice lo que los líderes europeos occidentales se niegan a ver: "El islam es una religión de guerra". En una entrevista reciente, añadió que cuando un país no musulmán es fuerte, "el islam puede acabar accediendo a convivir", pero cuando un país no musulmán es pasivo "vuelve la guerra" sobre el horizonte. Esta guerra, continuó, "puede ser violenta. Puede ser no violenta. Los países europeos occidentales muestran todos los síntomas de ser pasivos.

Estados Unidos es más fuerte. ¿Seguirá siendo un refugio seguro para los exmusulmanes y la libertad de expresión? Los islamistas están trabajando. Algunos en las mezquitas incitan a la violencia. Encuentran apoyo. Intimidan a las instituciones. En abril de 2018, M. Zuhdi Yaser, médico practicante y fundador y presidente del "American Islamic Forum for Democracy", que defiende la separación entre religión y Estado, fue invitado a hablar en la Universidad de Duke. Por la presión de los estudiantes islamistas, la invitación se canceló, después se reinstauró.

En 2014, cuando la Universidad de Brandéis quiso homenajear a Ayaan Hirsi Ali, escritora que abandonó el islam, las organizaciones islámicas y "progresistas" exigieron que Brandéis revocara la invitación. Fue "desinvitada" y no se le volvió a extender la invitación. Hirsi Ali dijo:

"Como conocedora de lo que es vivir sin libertad, observo atónita a los que se dicen liberales y progresistas –personas que afirman creer fervientemente en la libertad individual y los derechos de las minorías– hacer causa común con las fuerzas del mundo que representan de forma manifiesta las mayores amenazas a esa propia libertad y a esas mismas minorías. Tenemos que decirles a los musulmanes que viven en Occidente: si queréis vivir en nuestras sociedades, compartir sus beneficios materiales, entonces tenéis que aceptar que nuestras libertades no son opcionales".

P.D 1: Es interesante comparar la influencia que tienen los Musulmanes (que son una pequeña minoria) en general, y las corrientes Jihadistas en particular, en los Paises Occidentales, con lo que sucede en Israel, en la cual la poblacion Musulmana (que es un 20% de la poblacion) SABE perfectamente que no se le otorgara la posibilidad de "cambiar" la sociedad...y por ello...no solo que practicamente no lo intenta...sino que en muchos aspectos...trata de "emular" a los Judios...

PD2: DESDE EL 18.2 HASTA EL 3.3 NO RESPONDERE A LOS COMENTARIOS DE LOS LECTORES. MIL PERDONES. SHIMSHON


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Llanos de Alba 04.03.19 | 13:42

    Shimpson, deme tiempo a leer todo, digamos que estos últimos tiempos he tenido mi guerra particular, pero pase lo que pase, y aunque no entre en su blog...siempre tendrá un "terreno" (ya se que Uds. necesitan "espacio") en el ultimo rincón de mi memoria, apreciado amigo.

  • Comentario por Llanos de Alba 04.03.19 | 13:24

    Voy a leer todo, voy atrasada y no por mi gusto...Gracias

  • Comentario por Shimshon Zamir [Blogger] 04.03.19 | 12:13

    Srta Llanos de Alba: Le agrego algo interesante...
    https://es.gatestoneinstitute.org/13835/iran-persecucion-cristianos

  • Comentario por Shimshon Zamir [Blogger] 04.03.19 | 11:57

    Srta Llanos de Alba (2): ...y el Gobierno Israeli "no pondria el grito en el cielo"?
    Lo cierto es...que a mis ojos se despierta la sospecha que...en definitiva...a los Gobiernos Cristianos Occidentales no les importa demasiado lo que sucede con los "creyentes Cristianos Orientales"...no sea cosa que alguien proponga convertirlos en inmigrantes a esos paises Occidentales...
    Que piensa Ud. al respecto?
    Atte. Shimshon

  • Comentario por Shimshon Zamir [Blogger] 04.03.19 | 11:53

    Srta Llanos de Alba: Bienvenida al Blog!!
    (Cuanto tiempo!!) Mil gracias por sus elogios!!
    Mucha valentia de mi parte...pero cuantos leen el Blog? Lo que aqui se necesitan son "hechos" y no "palabras"...
    Se trata de un tema cuyo fin es conocido de antemano...la desaparicion paulatina pero constante de todos aquellos grupos que no creen en el Islam...como consecuencia de la presion terrorista ejercida por los grupos fundamentalistas y consentida por las Autoridades en cada lugar...
    Tambien en Paises que "combaten' a los fundamentalistas (como Egipto p.e.) lo hacen por su propio interes (permanecer gobernando) y no por el tema de la violencia anti-Cristiana (que en ese Pais es muy reiterada).
    Pero quienes "contribuyen" a esa politica son justamente los Paises que callan, y no presionan a esos Gobiernos (...y hay "como" presionarlos...) para cambiar su forma de actuar...
    Se imagina Ud. que Judios en algun Pais serian eliminados impunemente y el Gobierno ...

  • Comentario por Llanos de Alba 04.03.19 | 11:34

    Más de 1.800 cristianos masacrados en Nigeria apenas se mencionan en las noticias. La sentencia a muerte por blasfemia en países como Pakistán no se mencionan en absoluto.

    Gracias por tener la valentia que no tiene el gobierno español, amen de la UE...Un fuertisimo abrazo Zamir!!

  • Comentario por AntonioBF 18.02.19 | 21:37

    Que me perdonen los musulmanes que me estén leyendo, pero el Islam parece una secta. He leído a una musulmana convertida al cristianismo que "En Cristo hay tanto amor"
    Cuando leo artículos como estos, me pregunto que les ofrece el Islam a sus creyentes ¿guerra, odio? Seguramente también les ofrecerá amor. Pero los que han dejado el Islam se tienen que enfrentar a la intolerancia de sus propios familiares. Incluso a veces se juegan la vida.
    Y con esto llego a lo de la secta. Es sabido que muchas sectas tratan de evitar como sea que sus fieles se vayan a otras religiones. La violencia de todo tipo es el instrumento para que ni piensen en irse.

    En fin, puede que esa sea la gran fuerza del islam: una pena.

Miércoles, 20 de marzo

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Marzo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031