Israel, más allá de las noticias...

Neguev: El desierto productivo de Israel...

26.11.18 | 16:00. Archivado en identidad

Néguev: el desierto productivo de Israel es el titulo de un articulo que estoy orgulloso de presentar...porque...personalmente...vivo en el Neguev...y veo en el el futuro...(sobre el que hay que trabajar y esforzarse...)
Se trata de la mitad sur de Israel —más de un 55% de la superficie del país—, y la menos poblada, al tratarse de un área desértica y semidesértica. Sin embargo, cuenta con uno de los mayores potenciales de desarrollo económico y tecnológico, que ya comienza a aprovecharse...

www.youtube.com/watch?time_continue=108&v=AVQviws3xMk

La palabra “Néguev” proviene de la raíz hebrea “seco”. Es un territorio que comienza al sur del Mar Muerto y llega hasta la punta septentrional del país sobre el Golfo de Aqaba, en el Mar Rojo. Administrativamente, el Néguev coincide casi en su totalidad con el Distrito Sur de Israel.

El Néguev fue uno de los tantos territorios del Medio Oriente habitados durante milenios por pueblos nómadas. Existen restos arqueológicos de las culturas canaanita, amalequita, amorita, nabatea y edomita desde hace más de 4.000 años, aunque hay evidencias de actividad humana mucho más antiguas. Los egipcios conquistaron el área en varias oportunidades, y desarrollaron allí la minería del cobre.

Durante la época bíblica, el área norte del Néguev correspondió en parte a las tribus israelitas de Yehudá y Simón, luego al Reino de Salomón, y posteriormente al Reino de Judea. Los nabateos —la misma cultura que construyó las monumentales estructuras de Petra en la actual Jordania— desarrollaron una red de acueductos en la zona, y también hubo actividad agrícola durante los períodos bizantino e islámico. Sin embargo, en la era otomana (siglos XVI a principios del XX) el área estuvo poblada casi exclusivamente por beduinos nómadas.

A finales de la década de 1930, cuando el Mandato Británico comenzó a considerar la posibilidad de dividir el oeste de Palestina entre judíos y árabes, se planteó dejar el Néguev en manos de estos últimos. Al igual que en las otras zonas de Éretz Israel, el movimiento sionista optó entonces por definir las fronteras y la defensa del eventual Estado judío con asentamientos de “torre y empalizada” en el Néguev, comprando terrenos que se adentraran lo más posible en el desierto; el primer kibutz del Néguev, Negba, se fundó en 1939. Este proceso de asentamiento organizado continuó durante y después de la Segunda Guerra Mundial; para el momento de la declaración de independencia, ya había 21 poblaciones judías en el Néguev.

El Plan de Partición aprobado por la ONU en 1947 otorgaba al Estado judío las áreas de más difícil desarrollo, incluyendo el Néguev, aunque dejaba fuera la ciudad de Beersheva y la punta sur en el Mar Rojo, lo cual habría resultado insostenible. Tras el ataque árabe al nuevo país, durante la Guerra de la Independencia tanto Beersheva como Umm al-Rashrash (actual Eilat) quedaron en manos de Israel.

El patriarca de la creación del Estado de Israel y su primer mandatario, David Ben Gurión, abogó siempre por la emigración hacia el Néguev en contraste con la concentración demográfica en el centro del país; muchos de los inmigrantes provenientes de países árabes fueron asentados en los nuevos poblados de la región, convirtiéndose en sus pioneros. Tras retirarse de la política, Ben Gurión se radicó en el kibutz Sde Boker del Néguev, donde está sepultado.

EL NÉGUEV EN DATOS

Límites
Norte: Distrito Central de Israel y Cisjordania
Sur: Golfo de Aqaba en el Mar Rojo
Este: Jordania
Oeste: Mar Mediterráneo, Franja de Gaza y Desierto del Sinaí (Egipto)

Superficie: aproximadamente 13.000 kilómetros cuadrados, un 55% del territorio de Israel.

Características: desierto rocoso con numerosas elevaciones, flujos de agua estacionales, cañones y varios cráteres de origen tectónico. La parte norte, colindante con el Mediterráneo, es la que recibe mayores precipitaciones (hasta 300 mm de lluvia al año) y tiene suelos relativamente fértiles. La franja al Este, llamada Aravá, es la más árida. Durante el invierno puede haber ocasionales nevadas.

Mayor altitud: altiplanicie de Ramat Hanéguev, hasta 520 metros sobre el nivel del mar.

Población: aproximadamente 700.000 habitantes, un 8% del total del país. Cerca del 75% son judíos, y el resto en su mayoría beduinos de religión musulmana.

Ciudades principales: Beersheva (210.000 habitantes), Rahat (68.000), Eilat (51.000), Netivot (35.000), Dimona (34.000), Ofakim (28.000), Arad (26.000), Sderot (25.000), Existen numerosos kibutzim, centros de investigación científica, bases militares y centros turísticos.

El “granero seco” de Israel
El Néguev comenzó a hacerse habitable, en un principio, gracias a numerosos pozos y embalses construidos por el Keren Kayemet LeIsrael. En 1964 se concluyó la obra de infraestructura más importante de aquella época en el país, el Acueducto Nacional, que lleva agua del Mar de Galilea hacia el sur. Primero aparecieron manchas azules, los embalses; luego manchas verdes de vegetación, cuidadosamente plantada siguiendo la topografía para que sirviera de barrera contra el desierto. Gracias a ello, y más recientemente a la desalinización, la agricultura y las nuevas ciudades del Néguev han florecido con asombrosa rapidez.

La agricultura del Néguev ha sido uno de los grandes éxitos de Israel. De hecho, mientras en el mundo se lucha contra la desertificación, el Néguev es el único desierto que se está reduciendo en extensión. A pesar de su aridez, suelos arenosos y escasez de minerales, el Néguev está brindando frutos que llegan a la mesa de los israelíes y también se exportan.

Entre sus principales productos agrícolas se cuentan los famosos tomates cherry —inventados en Israel y cultivados por primera vez en el Néguev—, que además son más dulces que los cultivados en el resto del mundo; las cosechas de este fruto por área de superficie son tres o cuatro veces más abundantes que en otras partes.

También se producen cereales, pimentones, pimienta, aceitunas, melones y flores, entre otros. En todos los casos, la cercana relación de los agricultores con las universidades y centros de investigación permite que siembren las plantas y variedades que mejor se adaptan a las condiciones del clima y el suelo. Buena parte de la agricultura del Néguev se realiza en invernaderos altamente tecnificados, con el uso del riego por goteo o microaspersión, aunque también se lleva a cabo al aire libre. Como otra prueba de eficiencia, los embalses se aprovechan para cultivar peces.

Uno de los hechos más asombrosos del Néguev es que allí se ubica el mayor bosque plantado de Israel: el Yatir, de frondosas 3.000 hectáreas.

Israel ha compartido estas tecnologías con el resto del mundo desde la década de 1950, prestando asistencia y capacitación a los países más pobres de África, Asia Central y América Latina; además, numerosos estudiantes y especialistas visitan el país para tomar cursos y estudiar los sistemas que se emplean en el Néguev.

La próspera capital del desierto
Beersheva es uno de los pocos centros urbanos del mundo que han estado habitados continuamente durante quizá 6.000 años; aparece mencionada en el A. Testamento, pues según el libro del Génesis (Bereshit) el patriarca Abraham cavó allí un pozo, y llegó a un acuerdo con el rey Abimélej para poseerlo a cambio de siete ovejas; de allí proviene el nombre de Beer-Sheva (Pacto de Siete).

La ciudad fue destruida y reconstruida varias veces a lo largo de los milenios; para 1948 era una pobre aldea beduina de menos de 3.000 habitantes, pero tras la creación del Estado de Israel se convirtió en centro administrativo y de comunicaciones para la multitud de los nuevos centros urbanos, kibutzim y áreas agrícolas que comenzaron a desarrollarse en lo profundo del Néguev. Así, en estos 70 años la población de Beersheva se ha multiplicado por 70, y hoy es la octava ciudad de Israel además de la segunda en extensión después de Jerusalén (su zona urbana mide 117 kilómetros cuadrados). Se caracteriza por una arquitectura de vanguardia, combinada con el gran valor que se otorga a sus restos arqueológicos.

Desde 1969, Beersheva es sede de la Universidad Ben Gurión del Néguev (20.000 estudiantes), una de las instituciones académicas de excelencia de Israel, que además es referencia mundial en las investigaciones sobre el desarrollo y cuidado ambiental de los desiertos.

La mayor ciudad beduina
Rahat, ubicada a corta distancia de Beersheva, es muestra exitosa de un gran experimento social: la sedentarización de los beduinos. Fue fundada en 1972, e incorporada formalmente como ciudad en 1994. De hecho, se la considera la primera ciudad beduina del mundo.

Rahat tiene características únicas: de sus 33 barrios, 32 corresponden a clanes que no se mezclan con los demás. El proceso ha resultado complejo, dadas las tradiciones nómadas y tribales de los beduinos. Debido a la alta tasa de natalidad, su población es muy joven: más de la mitad tiene menos de 18 años.

Los niveles de ingreso y educación son bajos comparados con los del resto de Israel, pero durante los últimos años el gobierno nacional ha venido desarrollando las infraestructuras de servicios y trasporte, así como programas de entrenamiento y emprendimiento que han mejorado las oportunidades y nivel de vida de su población. Numerosos jóvenes de Rahat estudian ahora en la Universidad Ben Gurión en Beersheva, y otros en el Centro Académico Sapir de Sderot. Muchos trabajan también en el comercio y la industria de Beersheva.

Notablemente, la reciente creación del Parque Industrial Idán Hanéguev redujo el desempleo de los habitantes de Rahat de 34% en 2014 a tan solo 14% en 2017. Próximamente la universidad estadounidense de Harvard establecerá un campus en ese parque industrial, que será supervisado por la Universidad Ben Gurión.

Numerosos turistas —tanto de Israel como de otros países— visitan Rahat, sobre todo durante la festividad musulmana del Ramadán, atraídos por la gastronomía típica beduina.

La ciudad vacacional de Israel
Eilat se ubica en el extremo sur de Israel, en las costas del Mar Rojo. Su puerto es muy importante, pues a través de él Israel tiene acceso a los océanos Índico y Pacífico. Además se trata de un atractivo centro turístico, cercano a un aeropuerto internacional y dotado de grandes y modernos hoteles. Aunque no se permiten los juegos de azar, la ciudad presenta un aspecto que la asemeja a la estadounidense Las Vegas, sobre todo durante la noche, con sus brillantes luces de colores y su vida nocturna.

Desde Eilat existe conexión hacia la cercana ciudad de Aqaba en Jordania (paso fronterizo Itzjak Rabin), y a pocos kilómetros con Egipto (paso de Taba). En los días claros pueden divisarse incluso las costas de Arabia Saudita.

El futuro ya comenzó
El crecimiento demográfico del Néguev no es solo posible, sino que resulta necesario: de continuar las actuales tendencias de incremento vegetativo y aliá, para 2048 —cuando celebre un siglo de su restauración— la población del Estado de Israel pasará de los casi 9 millones de habitantes actuales a unos 16 millones; resultaría insostenible que este incremento se concentrase en la región central. Por ello se están planificando nuevas ciudades, la ampliación de las actuales, proyectos agrícolas adicionales y, sobre todo, desarrollos de carácter tecnológico.

El gobierno israelí está adelantando el proyecto CyberSpark (nombre que combina el concepto de “parque cibernético” con “chispa”), para crear un nuevo “Silicon Wadi” en las inmediaciones de Beersheva. De hecho, la idea es trasladar allí las unidades de ciberseguridad militares que ahora se localizan en Tel Aviv, como una forma de impulsar el desarrollo tecnológico en el área.

De esta forma, durante las próximas décadas el llamado de Ben Gurión para “poblar el sur” se hará realidad. Gracias a un prodigio del trabajo humano, un antiguo desierto rejuvenece.


El repentino 'apoyo" de la Autoridad Palestina a A. Saudita

19.11.18 | 16:00. Archivado en identidad

Uno de los aspectos mas dificiles de cambiar en la percepcion Israeli sobre los Palestinos es la conviccion que "no se puede confiar en ellos...".
Lo ocurrido alrededor de los Acuerdos de "Oslo" ("guerra de Oslo" para otros) parece justificar dicha percepcion.

En el articulo de esta semana analiza su autor, nuestro "conocido" Khaled Abu Toameh (Palestino) el repentino 'Apoyo' Palestino para Arabia Saudita a la luz de lo ocurrido con el periodista Saudita en Estambul.
El articulo fue publicado el 23 de octubre de 2018.

"Mientras Mahmoud Abbas estaba ocupado elogiando a los Saudítas por su "justicia, valores y principios", el Grupo de Acción para Palestinos de Siria, con sede en Londres, emitió una declaración en la que acusaba a las autoridades Saudítas de impedir que los refugiados Palestinos ingresaran al reino.

Muchos Arabes y Musulmanes difícilmente pueden permitirse alienar a un país tan rico como Arabia Saudita. Este es un buen ejemplo de "conversaciones de dinero". Sin embargo, esto no significa que el dinero Saudíta cambie los corazones y las mentes de los Palestinos, especialmente con respecto a un acuerdo de paz con Israel.

El maltrato a los Palestinos en manos de sus hermanos Arabes nunca ha sido motivo de preocupación para Abbas y su liderazgo. Guardan silencio cuando matan y expulsan a los Palestinos de sus hogares en Siria. Guardan silencio cuando los Palestinos enfrentan discriminación y leyes de apartheid en el Líbano.

El gobierno Saudíta dice que les han dado a los Palestinos 6.000 millones de dólares en ayuda desde el año 2000. Entonces, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, tiene buenas razones para declarar públicamente su apoyo a Arabia Saudita en la disputa con el resto del mundo por el asunto Jamal Khashoggi.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, no esperó a que Arabia Saudita admitiera que el columnista del Washington Post Jamal Khashoggi fue asesinado en su consulado en Turquía. Días antes del anuncio Saudíta, Abbas decidió que él y los Palestinos tienen "absoluta confianza" en el rey Salman bin Abdel Aziz y en su hijo, el príncipe heredero Mohammed bin Salman.

Mientras Abbas estaba ocupado elogiando a los Saudítas por su "justicia, valores y principios", el Grupo de Acción para Palestinos de Siria, con sede en Londres, emitió una declaración en la que acusaba a las autoridades saudíes de impedir que los refugiados palestinos ingresaran al reino.

"A los refugiados Palestinos que huyen de la devastada Siria se les ha negado el acceso a los territorios Saudítas", dijo el grupo. Señaló que la prohibición Saudita excluía a los Palestinos que se dirigían al reino para realizar el hajj islámico, o peregrinación. El grupo también señaló que los Palestinos que huyeron de Siria a Arabia Saudita "han sido despojados de su derecho a los visados, la educación y la atención médica, entre otros servicios vitales". Arabia Saudita, agregó el grupo, "continúa optando por una política de inmigración a puerta cerrada con respecto a los refugiados Palestinos que buscan asilo en sus territorios".

Este es solo un ejemplo de la discriminación Saudita contra los palestinos. El anuncio del grupo se publicó el mismo día en que Abbas estaba alabando a los líderes Saudítas.

En una declaración emitida por su oficina el 14 de octubre, Abbas, quien se describió a sí mismo como el "Presidente del Estado de Palestina", dijo que "apreciaba las posiciones de Arabia Saudita, un país que siempre ha estado en pie, y continua haciéndolo del lado de nuestra justa causa y los derechos de nuestra gente ". La declaración citó a Abbas que expresó "confianza absoluta" en el monarca Saudíta y su hijo y dijo que "Palestina siempre ha estado al lado de Arabia Saudita, y continuará haciéndolo".

Este anuncio de apoyo ciego para el rey y el príncipe heredero de Arabia Saudita se produjo cuando la comunidad internacional seguía exigiendo respuestas del gobierno de Arabia Saudita sobre la desaparición de Khashoggi.

Nadie sabe por qué motivo Abbas decidió expresar, en nombre de todos los Palestinos, la "confianza absoluta" en los líderes Saudítas en un momento en que los Saudítas seguían negando la responsabilidad por la desaparición y el asesinato del columnista.

El apoyo de Abbas a Arabia Saudita podría dirigirse en realidad contra Qatar, que cree que está respaldando a sus rivales de Hamas en la Franja de Gaza.

Las relaciones entre la Autoridad Palestina de Abbas y Qatar se han tensado después de que el Emirato decidió comprar combustible Israelí para la central eléctrica en la Franja de Gaza gobernada por Hamas como parte de un esfuerzo por resolver la escasez de energía allí. Los asesores de Abbas han acusado a Qatar de "entrometerse en los asuntos internos de los Palestinos" ayudando a los residentes de la Franja de Gaza y Hamas.

El año pasado, Arabia Saudita y varios países Arabes cortaron relaciones diplomáticas con Qatar por el presunto apoyo del Emirato al terrorismo, especialmente a la Hermandad Musulmana y Hamas.

El mismo día en que los Saudítas finalmente admitieron que Khashoggi había sido asesinado en su consulado, Abbas emitió otra declaración en la que nuevamente expresó su pleno apoyo a Arabia Saudita. Esta vez, Abbas fue un paso más allá al publicar la declaración en nombre del "Estado de Palestina".

Esto es lo que dice la declaración, que fue publicada en Ramallah, sobre el asunto Khashoggi y la admisión Saudíta de que el columnista fue asesinado durante una "pelea" dentro de la misión diplomática en Turquía:

"El Estado de Palestina afirmó que Arabia Saudita, bajo el liderazgo del rey Salman bin Abdel Aziz y el príncipe heredero Mohammed bin Salman, seguirá siendo el país de la justicia, los valores y los principios. El Estado de Palestina ha elogiado las decisiones tomadas por el Custodio de los Lugares Santos (Rey Salman) para implementar justicia, justicia, verdad y ley".

Primero, vale la pena señalar que Abbas y los Palestinos no fueron los únicos Arabes y Musulmanes que, públicamente. abrazaron a los líderes Saudítas a raíz de la controversia que rodea el asunto Khashoggi. Varios países Arabes e Islámicos, entre ellos Egipto, Yemen, Jordania, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Omán, Kuwait, Djibouti y Mauritania también han emitido declaraciones similares expresando apoyo total para el rey Salman bin Abdel Aziz y su hijo.

La Liga Árabe también se ha manifestado en apoyo del liderazgo Saudíta. Una declaración emitida por la Liga Árabe elogió a Arabia Saudita por sus "medidas para lograr la justicia y responsabilizar" a los responsables del asesinato de Khashoggi. No es difícil imaginar por qué tantos países Arabes e Islámicos se apresuraron a aplaudir a Arabia Saudita incluso antes de que los detalles completos del caso de Khashoggi estén claros.

Algunos Palestinos han sospechado de las intenciones del príncipe heredero Mohammed bin Salman. A principios de este año, los Palestinos de todo el espectro político lanzaron un ataque mordaz contra el príncipe heredero después de que se les dijo que había dicho a los líderes judíos de Nueva York que los Palestinos deberían aceptar el próximo plan de paz del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en el Medio Oriente. "

Abbas no se diferencia del resto de sus hermanos Arabes y Musulmanes. Sus declaraciones de apoyo a los líderes Saudítas están en el contexto de su deseo de que los Saudítas den ayuda financiera a la Autoridad Palestina. Abbas, por lo tanto, tiene buenas razones para declarar públicamente su apoyo a Arabia Saudita en el enfrentamiento con el resto del mundo por el asunto Khashoggi.
Los 6.000 millones de dólares que los Palestinos recibieron en los últimos 18 años de los saudíes son suficientes para que Abbas y otros líderes Palestinos declaren su apoyo al rey y su hijo, incluso si cometen un crimen tan grave como demoler la Mezquita de Al-Aqsa. El dinero Saudíta también explica por qué Abbas y sus principales asesores han guardado silencio sobre la forma en que Arabia Saudita trata a los Palestinos.

Este no es el tipo de comportamiento que enorgullece al liderazgo Palestino. Sin embargo, cuando un país rico como Arabia Saudita humilla a su gente, no es una buena idea quejarse demasiado fuerte.
El mes pasado, se informó que Arabia Saudita ha prohibido que los Palestinos con pasaportes Jordanos temporales ingresen al país. La medida, según los informes, afecta básicamente a más de 600,000 Palestinos, que no podrán realizar el hajj en las ciudades santas de La Meca y Medina.

Otro informe dijo que Arabia Saudita ha emitido nuevas directivas que prohíben que hasta 300,000 Palestinos en el Líbano realicen la peregrinación. Quizás estos informes sobre la discriminación Saudíta contra los Palestinos no hayan llegado a los oídos de Abbas. O tal vez lo hayan hecho, pero ¿por qué deberían él o cualquier otro líder Palestino preocuparse por la difícil situación de su propio pueblo si los perpetradores son tan ricos e influyentes?

P.D. La forma de comportarse de los lideres Palestinos permite suponer que TAMBIEN alrededor de las relaciones con Israel utilizaron-utilizan- utilizaran un "doble significado" para sus acciones.
Como lo que esta en juego, en el caso Israeli-Palestino es nada menos que "LA PAZ"...Israel debe cuidarse mucho en su forma de ver el tema...


El funesto costo de la Guerra de Oslo

12.11.18 | 16:00. Archivado en identidad

El funesto coste de la Guerra de Oslo es el nombre de un articulo publicado por GATESTONE el 27 de Septiembre de 2018 y escrito por Guy Millière.

13 de septiembre de 1993. Isaac Rabín y Yaser Arafat se dan la mano en los jardines de la Casa Blanca. Acaban de firmar el documento que se suponía iba a dar inicio a la paz: el Acuerdo de Oslo. Los engranajes de la máquina se pusieron en marcha.

De la noche a la mañana, Yaser Arafat ya no era el líder de una organización terrorista derrotada. Se había convertido en el presidente de un cuasi Estado. Y su Organización para la Liberación de Palestina (OLP) se había transformado en la "Autoridad Palestina".

Durante esta "Paz", los ataques terroristas contra los Israelíes se volvieron cada vez más sangrientos y profusos, y pronto empezaron a perpetrarse a un ritmo frenético. Algunos fueron dirigidos deliberadamente contra niños y jóvenes, como la masacre de la discoteca Dolphinarium y el atentado suicida en la pizzería Sbarro. Arafat no condenó ninguno de ellos.

En septiembre de 2000, la Autoridad Palestina lanzó una guerra de guerrillas a gran escala que duró cuatro años y mató a más de mil Israelíes.

Enseguida se hizo evidente que Arafat no iba a renunciar a ser un asesino múltiple. Su sucesor, Mahmud Abás, no ha sido mejor. Los asesinatos de judíos no cesaron. Israel decidió finalmente construir una barrera de seguridad. Los líderes Palestinos siguieron planteando demandas que ningún país podría satisfacer sin suicidarse. Entre ellas estaba la de la retirada Israeli a las indefendibles líneas de armisticio de 1949 y permitir la entrada a Israel de millones de personas comprometidas con la aniquilación de los judíos:

Si bien es cierto que Hamás es una experta en conseguir que se mate a Palestinos inocentes, con sus dichos y sus hechos ha dejado muy claro que prefiere matar Judíos. Las siguientes palabras, que hielan la sangre, son de su carta fundacional: "El Movimiento de Resistencia Islámica aspira a cumplir la promesa de Alá, no importa cuánto tiempo lleve. El Profeta, Alá lo bendiga y le conceda la salvación, ha dicho: 'El día del juicio no llegará hasta que los musulmanes combatan a los judíos (matando a los judíos), cuando los judíos se escondan bajo las piedras y los árboles. Las piedras y los árboles dirán: 'Oh, musulmanes, oh, Abdulá, hay un judío detrás de mí, venid a matarlo'".

Esto es una llamada directa y abierta al genocidio, inserta en uno de los documentos más exhaustivamente antisemitas que puedan leerse desde la publicación de los 'Protocolos de los Sabios de Sion'. Parece que no hay mucha gente que sepa que el documento fundacional de Hamás es genocida.

A todo esto, se exhortó constantemente a Israel para que negociara e hiciera cada vez más concesiones.

Y las hizo. En 2005, Israel evacuó por la fuerza y de manera incondicional hasta el último judío de toda Gaza, medida que condujo a que Hamás se hiciera rápidamente con el control de la Franja. Además, ofreció, en un plan propuesto por el primer ministro Ehud Olmert en 2008, abandonar la mitad oriental de Jerusalén y retirarse casi por completo de la Margen Occidental y el valle del Jordán, lo que condujo a la ruptura de las negociaciones por parte de los Palestinos. Aun así, en la arena internacional se siguió culpando a Israel.

Aunque la Autoridad Palestina nunca ocultó que seguía siendo la misma OLP genocida, no dejó de obtener reconocimiento: numerosos países de África, Asia y América Latina, incluso la Santa Sede, reconocen un "Estado Palestino" que simplemente no existe. Palestina logró un asiento en la Unesco, y se le otorgó la condición de observador permanente en Naciones Unidas.

A pesar de que una gran parte fueron utilizadas para recompensar el terrorismo y financiar la incitación al odio contra los judíos, las subvenciones extranjeras a la Autoridad Palestina no dejaron de aumentar.

La propaganda Palestina ganó terreno en el ámbito internacional, incluso en Israel. Un creciente número de israelíes Arabes se han radicalizado; algunos han perpetrado atentados.

Las organizaciones extremistas que se han establecido en Israel pero son financiadas desde el extranjero en nombre de la "paz" han mostrado su verdadera faz, su abierta hostilidad a la existencia de Israel. La reciente aprobación de una ley que define a Israel como el Estado-nación del pueblo judío, y que estipula lo que ha sido evidente desde la fundación de Israel en 1948 (la Declaración de Independencia no excluye a nadie y habla del "desarrollo del país en beneficio de todos sus habitantes"; también habla explícitamente del "derecho natural del pueblo Judío a ser, como todas las demás naciones, dueño de su destino en su propio Estado soberano"), llevó a algunas de ellas a intentar provocar la ira antiisraelí entre la minoría drusa y a organizar protestas en Tel Aviv.

Veinticinco años después de Oslo, el balance es más bien lo que en 2003 el historiador Efraim Karsh, al hablar del apretón de manos entre Rabín y Arafat, denominó el comienzo de la "guerra de Oslo". En ella, escribió, Israel concedió desde el principio una importante victoria a sus peores enemigos al darles una respetabilidad que no merecen, colocándose por tanto en una posición perdedora de la que nunca se recuperó del todo. En un exhaustivo estudio publicado en 2016, reafirmó su análisis y dijo que el apretón de manos de 1993 y el documento suscrito entonces fueron "el más tremendo error estratégico de la historia de Israel".

En enero de 2017, el historiador Daniel Pipes, fundador y presidente del Middle East Forum, explicó en detalle la necesidad urgente de un profundo cambio en la manera de proceder de Israel, antes de que sea demasiado tarde. La población Palestina, recalcó, está imbuida de "una obsesión genocida hacia Israel"; e hizo hincapié en que al contrario de lo que dice el eslogan de Rabín, uno no hace la paz con enemigos muy desagradables, sino con ex- enemigos muy desagradables. Es decir, enemigos que han sido derrotados. (...)

(...) Como muestran los registros históricos, las guerras no acaban por obra de la buena voluntad, sino de la derrota de una de las partes. El que no gana, pierde. Las guerras suelen acabar cuando los fracasos hacen que una parte se desespere; cuando esa parte ha abandonado sus objetivos y acepta la derrota; cuando esa derrota ha agotado la voluntad de luchar de esa parte. En cambio, si los contendientes sigan confiando en alcanzar sus objetivos, la lucha continúa, y/o puede reanudarse en un futuro.

En 2003, Joel Fishman, investigador del Jerusalem Center of Public Affairs, escribió que, antes de emprender ninguna acción más relativa a la cuestión Palestina, el Gobierno israelí debería dejar de tratar a la Autoridad Palestina (AP) como lo que no es y empezar a tratarla como lo que es y nunca ha dejado de ser: una organización terrorista. Los Gobiernos de EEUU e Israel están yendo ahora en esa dirección. El pasado 6 de marzo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que Abás debía "dejar de pagar a los terroristas por asesinar Judíos". Esas palabras no sólo equivalían a designar a Abás como líder terrorista; también recordaban a la opinión pública que el dinero incentiva el crimen. Hace unas semanas, el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, señaló que Abás "paga 100 millones de shékels [unos 27 millones de dólares] en salarios a terroristas y asesinos" y añadió "un claro mensaje: basta".

Los que apoyan a la AP están apoyando el terrorismo. Uno sólo puede llegar a la conclusión de que, al hacerlo, demuestran ser enemigos de Israel. Decir esto de algunos Gobiernos puede ser impopular, pero también se puede decir de algunas organizaciones no gubernamentales (ONG). NGO Monitor se fundó en 2002 para hacer frente a las organizaciones que, se capa de la "defensa de los derechos humanos", apoyan objetivos a menudo nocivos. En julio de 2016, la Knéset aprobó una ley que exige que las ONG que reciban más de la mitad de sus fondos de manos extranjeras lo indiquen en sus informes financieros y lo expongan en sus comunicaciones publicitarias y a la hora de hacer lobby. ¿Le gustaría que más de la mitad de la financiación para la conformación de las políticas de su país procediesen veladamente de países abiertamente hostiles?

Otra labor urgente es la de exponer, refutar y rechazar las falsificaciones de la historia que propagan la AP y sus defensores. La decisión del Gobierno Israelí de retirarse de la Unesco tras una votación en la que se negaba falsamente el vínculo Judío con el Monte del Templo de Jerusalén y el Muro Occidental era algo que se tenía que haber hecho hace mucho tiempo. Cuando el primer ministro Netanyahu se refiere a la Margen Occidental, habla de Judea y Samaria, y afirma que Judea se llama así precisamente por la presencia milenaria de los judíos en el lugar, y explica que a la expulsión de los Judíos de Judea y Samaria habría que llamarla por su nombre: limpieza étnica.

En una entrevista en marzo de 1977 en el periódico holandés Trouw, el líder de la OLP Zuheir Mohsen declaró:

El pueblo Palestino no existe. La creación de un Estado Palestino es sólo un medio para continuar nuestra lucha contra el Estado de Israel en pro de nuestra unidad Arabe. En realidad, hoy no hay diferencias entre los Jordanos, los Palestinos, los Sirios y los Libaneses. Sólo por motivos políticos y tácticos hablamos hoy de la existencia de un pueblo Palestino, ya que los intereses nacionales Arabes exigen que planteemos un pueblo Palestino diferenciado en oposición al sionismo.

Sirva como reconfirmación un vídeo publicado por Memri: un ministro del Interior de Hamás declara en 2012 que los Palestinos son "simplemente saudíes y egipcios".

Durante ocho años, la Administración Obama adoptó determinadas posiciones para socavar a Israel. Esas políticas culminaron el 23 de diciembre de 2016 con la decisión de no vetar una resolución de la ONU que exigía el retorno de Israel a las "fronteras de 1967", que en realidad no son fronteras sino líneas de armisticio. Además, se hablaba de "Jerusalén Este" y de la Ciudad Vieja como "territorio Palestino ocupado". En cambio, el presidente Trump ha reconocido a Jerusalén como la capital de Israel y trasladado la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén (14 de mayo), sacando así a la ciudad de la mesa de negociaciones. Guatemala siguió sus pasos y también trasladó su embajada a Jerusalén. Cuando el presidente Trump pidió a los líderes Palestinos que dejaran de pagar estipendios a los terroristas encarcelados en Israel y a las familias de los terroristas muertos, los Palestinos se negaron, así que él ordenó un recorte más de 200 millones de dólares en las ayudas a la Autoridad Palestina.

Asimismo, la Administración Trump considera injustificable extender el estatus de refugiado a los descendientes de los aproximadamente 500.000 refugiados Arabes originales. Según un documento clasificado del Departamento de Estado, ya sólo quedan 30.000 refugiados originales. Así que el presidente cortó toda la financiación pendiente, unos 300 millones de dólares, a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), añadiendo que ésta había sido vulnerable a "la apropiación indebida y la corrupción", y que había agravado el problema en vez de contribuir a resolverlo. El pasado día 9 decidió congelar 25 millones de dólares en la financiación de hospitales Palestinos en Jerusalén por negarse a participar en los esfuerzos de paz, y el día 10 decidió cerrar la oficina de la delegación Palestina en Washington.

Los regímenes Arabes suníes saben que Israel podría ser su mayor aliado contra la amenaza Iraní en la región. El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed ben Salman, dijo en Nueva York en abril que los Palestinos tendrán que "aceptar las propuestas de la Administración Trump o callarse". El 12 de agosto, Walid Sadi, ex-diplomático Jordano, escribió en el Jordan Times (periódico que depende directamente del Gobierno del reino) que la AP debía "resignarse a una solución imperfecta". Esas palabras deberían llevar a uno a reflexionar sobre cuál sería, a ojos de la AP, una solución perfecta.

Israel se las tiene que ver siempre con la implacable hostilidad de la Unión Europea, Francia y Alemania, que hoy están entre los más ardientes defensores de la corrompida "causa Palestina". El Gobierno israelí sabe que no puede esperar nada bueno de ellos. En julio de 2016, Mahmud Abás fue ovacionado tras hacer unos comentarios abiertamente antisemitas en el Parlamento Europeo. En julio de 2017 Emmanuel Macron besó a Abás y, totalmente serio, le agradeció su "incansable trabajo en pro de la no violencia". El pasado abril, el líder de Hamás Ismaíl Haniyeh apareció en la portada de una de las principales revistas francesas, Paris Match, que dedicó varias páginas a la hagiografía de un hombre que sólo puede ser descrito como un antisemita asesino. En abril de 2017, durante un viaje diplomático a Israel, el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, se reunió con organizaciones que difaman a los soldados Israelíes llamándolos "criminales de guerra". Según parece, la Unión Europea, Francia y Alemania no van a dejar de financiar a la AP y a decenas de organizaciones radicales antiisraelíes, y están haciendo todo lo que pueden para salvar el acuerdo nuclear Iraní y al régimen de los mulás.

El número de Israelíes que piensan que un acuerdo de paz es posible se está reduciendo. El número de israelíes que piensan que no tendrían que hacer más concesiones está creciendo. El número de árabes Palestinos que apoyan los ataques terroristas, también.

En un reciente estudio que puntúa a los países en función de sus alianzas, su influencia y su liderazgo, Israel, a pesar de su pequeño tamaño, figuraba en la octava posición.

Hamás, entidad terrorista en ruinas, intenta convertir a la brutalmente gobernada población de Gaza en una horda de fanáticos sedientos de sangre. La AP es una autocracia comida por la corrupción que sobrevive sólo gracias a las enormes ayudas que recibe, en su mayoría del crédulo Occidente; un soborno que no sólo no ha funcionado, sino que, como sucede con la mayoría de las extorsiones, sólo ha dado lugar a más demandas de dinero, sin ningún cambio visible de conducta en los extorsionadores.

Es realmente trágico que los habitantes de Gaza y la Margen Occidental hayan sido tomados como rehenes durante tanto tiempo por los líderes Palestinos, que les atiborran de falsas ilusiones, obstaculizan a su progreso y los llevan a la incitación contra Israel.

En febrero de 2017, el embajador estadounidense John Bolton, ahora consejero de Seguridad Nacional del presidente Trump, dijo que no veía ninguna institución viable en el lado Palestino y añadió que pensaba que la mejor opción sería una "solución de tres Estados", por la que Gaza se uniría a Egipto y parte de la Margen Occidental se uniría a Jordania. El Gobierno israelí no discrepó.


Algunos-apuntes-sobre-las-sanciones-contra-Iran

05.11.18 | 16:00. Archivado en identidad

El articulo de esta semana es muy "actual". En el dia de su aparicion (5.11) EEUU "endurece" su embargo contra Iran...y la "respuesta" Irani es imprevisible...

El articulo en si fue escrito por Bryan Acuña. La fuente es "Aurora" y fue publicado el 25 de Octubre.

El Banco de Kunlun, principal canal oficial para el flujo de dinero entre China e Irán, ha informado verbalmente a los clientes que dejarán de aceptar pagos iraníes en yuanes hacia China a partir del 1 de noviembre. Según han transmitido fuentes cercanas, esto incluiría agentes de préstamos externos y funcionarios que comercian con IIraníes. Aun no queda claro si esta medida afectará los flujos de compra de materia prima como el petróleo, pero sin duda podría darse un recorte momentáneo a este tipo de negocios.

Pese a que un enorme embarque de petróleo Iraní se dirige hacia China en estos momentos, y que evitará un disparador próximo en los precios del crudo a nivel global en estos días, para el mes de noviembre las sanciones que pesan sobre Teherán podrían estar siendo el detonante para que los Chinos no hayan programado un nuevo envío de producto.

Por lo anterior, es importante destacar que por esta vez el pedido que llegará a los puertos será varias veces más de lo que originalmente se compra, lo que podría estar siendo una estrategia del gobierno de Xi Jinping para evitar un desabastecimiento del recurso. Regularmente, el puerto de Dalian –en el extremo sur de China- recibe hasta 3 millones mensuales de crudo iraní, y la compra de esta oportunidad colocará 22 millones de barriles en un solo mes. Esto podría ser una estrategia de no depender de lo que pueda ocurrir en los próximos meses con los embargos contra Teherán, y al mismo tiempo contemplando que la necesidad inmediata que tiene el mercado Iraní del comercio con China, y no al revés.

Los Chinos son uno de los mayores compradores de petróleo en el mundo y el principal socio en la materia de Irán. Ante la guerra arancelaria que Estados Unidos emprende contra el gobierno de Pekín, estos últimos han optado por realizar adelantos en sus compras mientras se resuelven los “nublados del día”. El comercio de hidrocarburos desde Irán hacia China ha tenido una disminución, mientras en el año 2016 la venta de petróleo alcanzó casi los US$8.400 millones en el año 2014. Por ejemplo, el intercambio significó casi US$19.000 millones en un solo año.

El otro gran comprador de hidrocarburos al régimen Iraní es la India, que comercializa un porcentaje significativamente bajo de esta materia prima, cubriendo en el 2016 casi 30% menos de lo que China comercializó en ese período y hasta 54% menos durante el 2014, que fue el año en el último cuatrienio tomado en cuenta en el análisis. Y sobre India, el diario Times of India mencionó el 23 de octubre que el gobierno Indio podría seguir sin necesidad de importar petróleo Iraní, lo que sin duda generará un impacto en la economía de Teherán. No es nada despreciable la mención a la India, ya que después de China y Estados Unidos, es uno de los más grandes consumidores de este recurso a nivel global y la presión que debe ejercer Washington sobre Nueva Delhi podrá estar inclinando la balanza para la decisión política en India.

El complejo panorama con respecto a las sanciones contra Irán en el tema de hidrocarburos es sin duda el elemento del abastecimiento. Los mercados internacionales no podrían concentrarse en comprarlo a los demás productores y que den abasto para el consumo regular, lo que podría generar una tendencia alcista en los precios de los hidrocarburos en el mundo, como lo ha pronosticado casi de manera alarmista y apocalíptica Turki Aldakhil de la televisión saudita Al Arabiya. Según éste, se generaría un alza hasta los $200 por barril, lo que eventualmente podría generar una desaceleración económica generalizada, por lo que una intervención internacional a las sanciones contra Irán será indispensable.

Sin necesidad de entrar en un análisis belicista, las nuevas sanciones contra Teherán generan especulaciones en los mercados con las nuevas tendencias que esto generará, y también se plantea el rol que puede tener el gobierno de Rusia contemplando los mecanismos con los que se pueda burlar las sanciones: “blanqueando” comercio a través de Moscú, o metiendo presión a través de los foros internacionales donde participan los diferentes países. Por ejemplo, la Organización para la Cooperación de Shanghái, o las alianzas formadas en las regiones de Asia Central.

Uno de los temores manifiestos del gobierno norteamericano es esta eventual intervención Rusa, pero en el marco actual de dispersión de los centros del poder, es un ejercicio común y habitual cambiar la brújula de sentido cuando un destino genera más trabas de lo normal. Esto ha roto con las formas de generar presión en las últimas décadas y es una tendencia más habitual de lo que se puede imaginar".

P.D. Hasta aqui el articulo de Acuña...y en adelante "mis" pensamientos...
Hay muchos "interesados" en que el precio del petroleo sea elevado...(pero no demasiado...) Rusia cuya moneda cayo muy fuertemente por las sanciones contra ella, los Paises Arabes productores cuyas arcas necesitan todo dinero posible mientras piensan como enfrentarse con la 'epoca post-petroleo" en el futuro, EEUU cuyo petroleo "no fosil" ha crecido hasta convertirla en exportadora (a condicion que los precios sean "elevados"...).
Tambien existen quienes estan 'interesados" en que el precio del petroleo este bajo...en primer termino, la EU que teme caer en una crisis economica de envergadura...Turquia, cuya moneda esta en baja ya hace varios meses, y la economia se tambalea...Japon que depende del petroleo...(pero que puede recibir la cantidad necesaria en Acuerdos por debajo del precio oficial enviados desde el Golfo Arabe).

Consciente de la posibilidad "no simpatica'de que las sanciones Estadounidenses provoquen una crisis economica Mundial (que afecte a fin de cuentas tambien a EEUU...) los Americanos han "abierto un poquito la puerta' permitiendo que ciertos Paises hagan compras "limitadas" de petroleo Irani...con la intencion de presionar a Iran con la "amenaza tacita" que todavia la situacion puede ser peor...e impulsarla a sentarse a la mesa de negociaciones con la intencion de cambiar los parametros alrededor del tema Atomico (y los misiles de largo alcance...) ...en lugar del Acuerdo anterior que firmaron con la Administracion Obama en el 2015.

Sin ninguna duda...los resultados de las elecciones de 'media cadencia" en EEUU esta semana, y lo que signifiquen para el prestigio del Presidente Trump, fortificaran o debilitaran la posibilidad de este ultimo de presionar a Iran en el tema del Acuerdo Atomico.


Martes, 21 de mayo

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930