Diario nihilista de un antropólogo

Una mujer sabia

El trajín de estos días se mete en todos los rincones gateando como un gazapo, deshilacha y estruja el tiempo, insonoriza eternos bronces y despierta el sonido de otros recientes, convierte perdidas en ganancias y ganancias en pérdidas. La simpleza de la simple verdad es que no existe guarida contra el paso del tiempo ni más vida que la vida donde la vida mora y que lo que es no es más que la fuerza de una flor. La vida, campos luminosos y calmos o tenebrosa y profunda densidad, se hace oír, con confusas voces y difusos ecos, unas veces, y, otras, con voces henchidas de ternura. Y aquella mujer sabia, su madre, “guardaba todas estas cosas en su corazón”.


Esta noche

La hermosa hermosura de esta noche es la poquedad de los seres humildes caminando por lodosos caminos de mendigos, tal vez cumpliendo eternos designios sin reloj. Ni la espada ni el fuego de la guerra, tiempos feroces, ni las brillantes ideas han derribado aquellos seres de nada que han llegado hasta esta noche nuestra como la lengua de las flores y de las cosas mudas. Esta noche acabó y empezó el tiempo porque el tiempo entró en las entrañas de Dios.


Una cosa es una cosa y...

22.12.18 | 21:30. Archivado en Antropología política, Antropología social

Dialogar es buscar juntos un punto de acuerdo que, seguramente, no será el de partida de ninguna de las partes sino algo nuevo, resultado de ceder ambas partes parte de sus pretensiones originales. Los nacionalistas no pueden ceder nada a no ser que desnaturalicen su causa, la independencia, y el Gobierno tampoco, mantener la unidad de España. Hablar, lo único que puede lograr, y tal vez sea mucho, es retrasar el desenlace y, puede que también, agravar la situación. Una cosa es admitir buena voluntad y otra estar de acuerdo. Los independentistas hacen lo que pueden por lograr lo suyo y el Gobierno seguramente, con buena voluntad, hace lo que cree conveniente para normalizar la situación. Creo que la estrategia de los nacionalistas deja en evidencia la del Gobierno. Una cosa es una cosa y otra cosa otra cosa


22.12.18 | 21:29. Archivado en Antropología política, Antropología social

Dialogar es buscar juntos un punto de acuerdo que, seguramente, no será el de partida de ninguna de las partes sino algo nuevo, resultado de ceder ambas partes parte de sus pretensiones originales. Los nacionalistas no pueden ceder nada a no ser que desnaturalicen su causa, la independencia, y el Gobierno tampoco, mantener la unidad de España. Hablar, lo único que puede lograr, y tal vez sea mucho, es retrasar el desenlace y, puede que también, agravar la situación. Una cosa es admitir buena voluntad y otra estar de acuerdo. Los independentistas hacen lo que pueden por lograr lo suyo y el Gobierno seguramente, con buena voluntad, hace lo que cree conveniente para normalizar la situación. Creo que la estrategia de los nacionalistas deja en evidencia la del Gobierno. Una cosa es una cosa y otra cosa otra cosa


Como un dios

21.12.18 | 22:06. Archivado en Antropología social, Mitologización

Me voy y vuelvo y siempre está ahí. Desde el valle, desde más allá de la última montaña, sobre un bosque de pinos y robles, con el caudal del tiempo incrustado en su eterna juventud, se yergue orgulloso, y pende sobre el valle de Fontercada, como una gigantesca fortaleza, como un dios, A Aguioncha. Cuando la niebla cubre el valle, reluce como cresta de gallo y cuando el valle está claro, se corona de niebla; en sus arrugas y surcos trasparenta historias tristes y alegres, de generosidad y de odio y ha contemplado asesinatos y actos de amor. Los que hemos nacido y crecido a tu sombra, Aguioncha, toda cumbre es solo esbozo de tu cumbre


Único y mudo comentario

20.12.18 | 22:13. Archivado en Antropología social, Meditación

Desde el Cebreiro he visto, hundido en la penumbra, el valle abovedado por las nubes densas de este atardecer otoñal. Las luces, como estrellas de una fabulosa constelación que se arrastraba por el valle, eran el único y mudo comentario a aquel vasto espectáculo capaz de arrastrar al olvido los recuerdos de las miserias propias y ajenas que la garra del tiempo, “sangriento tirano de pies alados”, imprime en la memoria, azanca de dicha pero también de dolor. Cuando descendía, el armazón del oscuro campanario me trajo la nostalgia de las campanas, viejas y familiares como la voz de la abuela, que antaño subían hasta la cima que yo iba dejando a mi espalda y hoy calladas por falta de manos que acaricien su melena.


Gozo profundo

Desde Loureses, comparto con los creyentes y a los agnósticos y ateos les ruego quieren participar de mi gozo profundo por la celebración del Nacimiento de Jesús. Feliz Navidad y próspero año nuevo


Políticos de primera fila

24.09.18 | 21:38. Archivado en Antropología política, Antropología social

Algunos políticos son gente de pocas luces o toman a los ciudadanos por idiotas. No creo que piensen que los ciudadanos no vayan a enterarse de las tonterías que hacen o dicen. Por eso más bien creo que son gentes de pocas luces. Es normal que entre los políticos haya muchos mediocres y de pocas luces, como entre los demás grupos de ciudadanos. Lo malo es que el común denominador de los mortales no tiene las responsabilidades que tienen los políticos. De las tonterías que dice un diputado de tercera o segunda fila, los ciudadanos no se enteran porque los medios no

>> Sigue...


Abandonado de todo el mundo, se suicido

21.09.18 | 19:00. Archivado en Antropología social, Meditación

Lo primero que hizo fue irse a la ciudad, y cerrar un puticlub para él y sus amigos. “Nos contó que era lo que hacían los multimillonarios que no sabían que hacer con el dinero, los hombres que tenían el poder y hacían lo que les daba la gana”, me dijo uno de los invitados a aquella primera orgía. De allí se fue a un concesionario a comprar un coche de lujo para cada huna de las dos hijas. Luego compró un piso de lujo en la ciudad. En los años siguientes se divorció, compró maquinaria agrícola, sin tener mercado asegurado, y un coche para cada uno de los obreros que iba a andar con cada una

>> Sigue...


Manteros, mendigos y prostitutas

20.09.18 | 20:22. Archivado en Antropología política, Antropología social

Manteros, mendigos extranjeros y prostitutas, están en manos de las mafias. Los manteros venden productos falsos, fabricados, en buena parte, por las mafias para las mafias. Las mafias importan chicas engañándolas que, una vez aquí, obligan a prostituirse y, después de sacarles la documentación, les advierten: “Si trata de escaparse, sabemos en donde vive su familia”. Las mafias recogen mendigos en países pobres y los reparten por los países ricos. “El oficio de mendigar en países ricos es mucho más rentable en los países ricos que en los pobres”, me dijeron profesores de Belgrado y de Sofía cuando

>> Sigue...


Trece, exactamente

18.09.18 | 23:41. Archivado en Antropología social, Meditación

Trece personas, trece exactamente, a la una en punto del mediodía, murieron aquel día, atrapadas por la mina al derrumbarse. Al día siguiente, trece cajas, cada una con su muerto, llenaron de sombra el cementerio. Hace ahora sesenta y algunos años y aún, cuando el monte Cebreiro se tiñe de rojo, la gente del Valle de Fontercada dice: La sangre de los muertos de la Mina do Val ha subido hasta el cielo. Antonio, que hacía coplas a la vida y a la muerte, a la desgracia y

>> Sigue...


Ad personam

15.09.18 | 18:42. Archivado en Antropología política, Antropología social

Hay profesores que aceptan dirigir tesis sabiendo que no acompañarán al estudiante en su investigación por falta de tiempo o porque el tema no le interesa personalmente. Se dan casos en que se crean plazas ad personam y aunque se otorguen cumpliendo todos los requisitos legales, en muchos casos no se cumplen ni el ético ni el científico. Algunos tribunales de tesis y de oposiciones son constituidos por personas afines u obedientes a quien haya convocado la defensa de la tesis o las oposiciones para que defiendan lo que se ordene. Me retiré de un tribunal de

>> Sigue...


Sábado, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031