Diario nihilista de un antropólogo

A cada uno, sus razones

01.10.14 | 09:19. Archivado en Antropología del cuerpo, Antropología social

Mientras atendían a mi amigo en la Clínica del dolor (Hospital de Ourense), un señor de unos 85 años que estaba esperando me decía (más o menos): “Lo que menos conocemos y a lo que menos atención prestamos, porque siempre tenemos muchas cosas que hacer, es aquello que tenemos más cerca, lo nuestro, lo que nos es más precioso. Nadie puede comprender el miedo ni el dolor del otro porque nadie puede medir la fuerza que los produce".

Y añadía: "En el fondo no hay ninguna certeza de nada; sólo la de la muerte y no sabemos ni cuando ni donde va a ocurrir. En realidad, el ser humano solo cree en el pasado que le ha pasado a él. La perdida de la infancia corre paralela al sentimiento de la perdida de apoyos inamovibles y seguros porque ocurre al mismo tiempo que la toma de conciencia de lo lentas, variables e imprevisibles que son las circunstancias que van configurando la vida”.

Mi amigo concluyó: “A parte lo que me han hecho, la sola compañía de las personas que me han atendido, ya me ha aliviado el dolor. No entiendo la gente que ale de aquí echando pestes”.

Después recordé otra cosa que me había dicho aquel hombre: “Cada uno tiene sus razones para vivir, para hacer esto o aquello; yo las tengo para soportar el dolor y para pensar que tal vez haya algo más allá de todo esto por mil cosas que me han pasado y he visto que le han pasado a otros, y sobre todo por la vida de algunas personas como esos dos hombres que han ido a buscar la muerte a África por dar vida a otros a quienes no debían nada. Aún esto cada uno lo interpretará a su manera”.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 22 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930