Diario nihilista de un antropólogo

Hasta el amanecer

Hace días saltó a la calle la residencia de lujo de un obispo alemán, de unos 30 millones de euros. Los periodistas destacan el detalle increíble, por estúpido, de la bañera de 15.000 euros. Sin saber nada de psiquiatría, ¡es raro siendo argentino!, no me cabe en la cabeza que un obispo, en su sano juicio, puede hacer semejante estupidez. Hoy, un Magazine español dice: “El Papa Francisco es un nuevo Kennedy”. Vivo preocupado por las minorías, como él, quiero llevar a cabo cambios pero no sé hasta donde podré llegar porque , según me informan, van apareciendo, aquí y acullá, resistencias por parte de sectores de la Iglesia que, tal vez, toman por evangélicas tradiciones y prácticas que no son más que costumbre o que temen perder privilegios con el cambio de situación. A mi la muerte siendo joven, uno de los elementos de la mitificación de los héroes, ya no me va a coger como lo cogió a él. ¿Quién era yo, hace unos meses, para los millones de católicos que ahora mismo tienen su mirada puesta en mí? Para un creyente no hay azar sino Providencia. Quédate con nosotros, Señor, hasta el amanecer.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 17 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930