Diario nihilista de un antropólogo

¿Es importante el fútbol?

Estábamos tres amigos tomando tranquilamente un café hablando de política. Cerca de nosotros había más gente. Dos de ellos se levantaron gritándose. No llegaron a las manos pero les faltó poco. Uno de nosotros comentó: “Estos buenos hombres se pelean por algo que, a simple vista, no les reporta ningún beneficio, el fútbol”. Otro de nosotros añadió: “Algo debe de reportarles puesto que, normalmente, nadie se pelea por algo que le es indiferente”. Añadió otro. “Seguramente les cuesta dinero pero tal vez sea lo más importante de su vida, algo a lo que agarrarse: un sentido”.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por José Antonio Izquierdo 23.07.13 | 12:01

    La tribu, señor Mandianes, la tribu. Mejor dicho, las tribus. Necesitamos la pelea, el desahogo, el griterio y el insulto grueso. Contra quien sea. Y cuanto más duras sean las condiciones de nuestra vida, más gordos se han de proferir los insultos. Si uno en el trabajo no desahoga; si Hacienda persigue y ahoga; si el equilibrio emocional de tu vida pendulea y, si además, te oprime "la parienta" y te agobia...¿Qué te queda? Ir al fútbol con licencia para gritar a voz en cuello; para enmendarle la partida de bautismo al árbitro; para "matar", aunque sólo sea simbólicamente, a ese defensa que arrea coces cual mula burrera o al delantero mañoso que metió el balón hasta el fondo de la red. Y, si no vas al estadio, te quedas en el bar y, con la conversa del fútbol, pierdes los papeles de la música y desentonas hasta el berrido. ¿Qué diferencia hay entre esto y "el pan y circo" de los romanos. ¿Y si ya sólo te va quedando el circo porque casi no hay pan? Es la tribu, amigo,es la tribu.

Jueves, 23 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930