Diario nihilista de un antropólogo

Ánimo, Tito

Había que hacer una cola de 2 horas. El calor, la espera y la incertidumbre de si abróia o no billete provocaban situaciones de risa, de tensión y hasta dramáticas. “Hay que esperar tanto porque ha despedido a muchos trabajadores”. Su interlocutor comentó: “En este país lo único que no suprimen es puestos políticos”. “Es el único negocio que nunca da pérdidas”. “De vez en cuando cogen a alguno con las manos en la masa pero ninguno devuelve el dinero”. En este punto llegó mi turno. ¡Ánimo, Tito!


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 20 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031