Diario nihilista de un antropólogo

¡Qué sorprendente paradoja!

Hoy (8-7-13) estuve en Lampedusa, la isla maldita como Molokai, para rendir un homenaje a esas gentes que han emprendido un viaje sin retorno y que la mayoría sólo llega a la tumba porque le Mediterráneo se está convirtiendo en la tumba de los desheredados, de los pobres de la tierra. Y resulta que una multitud incontable me rindió honores a mí. ¡Qué valor el de esa gente sin nombre que sale de su pueblo para ir a buscarse la vida sin saber a dónde! Oh Señor, qué sorprendente, paradójica y desconcertante es la vida que tu nos has dado.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 21 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031