Diario nihilista de un antropólogo

Ansiedad y normas

Tuve la ocasión de compartir con un matrimonio y su hijo. El niño hizo en todo momento lo que le dio la gana. "No hay quien haga bueno de él", se disculpaban los padres. "Lo dejamos hacer lo que quiere y nunca está satisfecho". Aquí está la raíz del mal. El niño, como todo ser humano necesita reglas, normas y este niño no tiene ninguna. La falta de límites le crean una sansiedad insaciable que quiere remediar haciendo lo que le viene en ganas sin jamás sentir ni atisbo de haber sido irresponsable ni de culpabilidad. En su casa no tiene referentes para saber lo que está bien ni lo que está mal.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 21 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031