Diario nihilista de un antropólogo

Puede que el Papa no tuviera razón pero…

17.11.10 | 18:24. Archivado en Antropología social
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Benedicto XVI no vino a Santiago ni a Barcelona a llenar los hoteles ni las calles sino para hablar de Dios, del Evangelio. Y esto lo ha logrado. Puede que pocas veces en la historia de Occidente se haya hablado tanto de Dios como ahora mismo. La reacción de algunos articulistas que volvieron a repetir tópicos sobre la Iglesia, sobre los curas, sobre la maldad del catolicismo dan la razón a los discursos del papa que, en principio podían haber sido una equivocación, fruto de falta de información sobre el estado actual de las cosas.

“El Vaticano sigue siendo una especie de Arabia Saudí pero decorada por Miguel Ángel” como escribió algún afamado filósofo es una prueba irrefutable de ello. Me parece un exabrupto simplista indigno de una pluma que se precie.

Que el papa defienda la familia y condene al aborto es lo normal, como que el filósofo defienda la libertad de pensamiento. Esta visión de las cosas es maniquea, dualista y cátara. Eso es ver el mundo en blanco y negro, como la mayoría de las películas españolas sobre la guerra civil española hechas desde la transición a nuestros días.

A lo mejor, muchos de los furibundos críticos de Benedicto XVI no han leído el libro a cuatro manos de Ratzinger y Habermas. Una cosa es no estar de acuerdo en parte o en nada con la Iglesia y otra cosa dejarse llevar del anticlericalismo más rancio; una cosa es ser crítico y otra simplista.

Puede que el papa no tuviera razón ni motivos para decir alguna de las cosas que dijo pero la reacción de unos cuantos se la ha dado toda.

Yo estaba en Hamburgo en una reunión de profesores el día de la elección de Ratzinger a la cúpula de la Iglesia católica. Todos los alemanes presentes, creyentes y no creyentes, estuvieron de acuerdo en que los cardenales habían elegido a una de las cabezas mejor amueblada de Alemania.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Luisito 27.11.10 | 00:50

    La frase:

    "Puede que el papa no tuviera razón ni motivos para decir alguna de las cosas que dijo pero la reacción de unos cuantos se la ha dado toda."

    indica que su artífice tiene una cabeza poco amueblada.

    Argumentar que algo tiene razón en función de las reacciones sociales que provoca es una majadería y hay que decirlo así de claro: una MA-JA-DE-RÍ- A. En ese caso los islamistas tendrían razón al considerar Roma como la ciudad a conquistar y exterminar por ser el foco y origen de los ataques contra Alá y el Islám, por ejemplo.

  • Comentario por dalilaangelagia 22.11.10 | 02:49

    Pienso que si la iglesia quiere tener seguidores debe dejar de ser un estado y volver a sus antiguos orígenes de austeridad.Es evidente la labor que hacen los misioneros, sacerdotes y todas las ordenes religiosas de cara a la humanidad, pero hay que cuidar la apariencia externa. La jerarquización heredada de los romanos conlleva un aparato excesivo. También el Papa ,aunque sea un gran intelectual, habla para el pueblo llano, los intelectuales son una minoría.

  • Comentario por Pepe D' Eliseta 19.11.10 | 18:02

    La Iglesia, jose angel, es Jesucristo, nosotros sólo somos miembros, Jesucristo es la cabeza, el Espíritu la informa y la misión la misma de Jesucristo. Esto no lo digo yo, esto lo dice la Sagrada Escritura, san Pablo en sus cartas por doquier, y los Hechos de los Apostoles por doquier, no pongo citas porque como conoces bien la Sagrada Escritura, seguro que lo encontrarás con facilidad. Entonces si decimos que la Iglesia dice, dice la Iglesia, Jesucristo y si mucho me aprietas la Biblia y la Tradición, porque la Iglesia no añade verdades, descubre, desvela, propone para la fe, así la Iglesia crece en intensidad (estatura) y en sabiduría y en gracia delante de Dios y de los hombres, aunque éstos no quieran verlo. Está muy bien dicho: la Iglesia dice, porque no es muda, tiene la Palabra, y claro que dice. Lo que no quieren los otros es que diga. ¿Una Iglesia muda? No sería la Iglesia, acuérdate de Hechos: hemos de obedecer a Dios antes que a los hombres. Y tanto.

  • Comentario por jose angel 18.11.10 | 19:09

    El error de estos papas, que la iglesia dice, en vez de decir que Jesucristo dice, la iglesia somos todos nosotros y la cabeza es Jesucristo. La verdad esta en la biblia que es la voz de Dios y de Nuestro Señor Jesucristo y que dice, arrepentios de vuestros pecados y si pecais! Yo estare a tu lado para perdonarte otra y otra vez, pero cuidado un dia llegara tu fin y moriras sin arrepentirte de tus malas acciones, porque Yo entrege mi vida por vosotros y que al tercer dia resucite, para que nadie pierda el alma y este conmigo en el paraiso crees en esto,bien lo haces y si no crees Yo estare siempre a tu lado, en el ultimo momento de tu vida

  • Comentario por El Valle de los Caidos 18.11.10 | 14:23

    Claro que tiene razón el Papa.
    Ahí tenéis; una cuadrilla de Talibanes pidiendo que se VUELE la cruz de los caídos.
    ¿Será verdad que no nos vamos a librar de otra contienda por esta cuadrilla de descerebrados?
    ¿No habría que hacer como con los NAZIS denunciarlos y perseguirlos?
    Son un peligro para la sociedad.

  • Comentario por Marco 18.11.10 | 14:06

    Algunos tambien son megalomanos y totalmente irresponsables, incluso sin llegar a la cumbre de una institución. Es bastante irresponsable adjudicar a alguien una determinada actitud e intencionalidad (como haces tu ahora con los Obispos alemanes y con el Papa), y demuestra tambien ser muy megalomano aquel que se erige como juez de la realidad y de las intenciones y actitudes ajena.
    Qué se te puede decir Franz, que no hayas dejado dicho ya tú solito.

  • Comentario por AA 18.11.10 | 07:08

    Franz, no sólo en ambiente católico se habla de la inteligencia del Papa. Que entenderás tu por expresiones poco felices, la ignorancia es atrevida

  • Comentario por franz 18.11.10 | 00:28

    Comprensible que todos los obispos alemanes estuvieron de acuerdo en el momento de la elección de un alemán para el trono de Pedro, ya por ser alemán. Pero también para demonstrar unidad en la Iglesia.
    Habría que preguntarles ahora. Es conocido el fenómeno de los cambios de personalidad de las personas al llegar a la cumbre de una institución. Megalomanía y miedo ante la responsabilidad se mezclan para unas expresiones y actitudes poco felices, como vimos en este Papa.

Jueves, 17 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Sindicación