Diario nihilista de un antropólogo

¡La fragoneta, mama; la fragoneta!

Una cosa es que la vida gitana, como la de los payos, haya sufrido transformaciones y otra que los gitanos hayan abandonado su cultura nómada que es estructuralmente diferente de la cultura sedentaria. La integración gitana no puede consistir en un piso ni en obligar a que lleven a sus hijos a la misma escuela durante todo el año. Hay colonias de gitanos que viven en pisos pero los hijos faltan a la escuela con frecuencia porque acompañan a sus padres a vender a los mercados. El chalaneo de animales lo han cambiado por la venta de ropa, el carro mato por na “fragoneta” pero siguen siendo ambulantes. Mientras no se elimine la vida nómada de los gitanos o se creen estructuras apropiadas para ello, todo lo que se haga por evitar el ausentismo y el fracaso escolar gitano será un brindis al sol.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 24 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930